Skulduggery Pleasent. El regreso de Mevolent. by Luxami

Fanfics en EspañolEl sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

 Skulduggery Pleasent. El regreso de Mevolent. by Luxami
Summary:

Antes que nada decir, que esta historia esta basada en los libros de Skulduggery Pleasent, tras su segundo libro, "Jugando con fuego". Podría contener algunos spoiler de sus libros posteriores, aunque los evito a toda costa, pero por si acaso, si me sale alguno, lo lamento muchísimo. No solo eso. Excepto algunos personajes (2 para ser exactos), los personajes pertenecen a Derek Landy, creador de Skulduggery Pleasent. Pero la trama es mía.

 

Hepoer Buel, es un hechicero. Es un fanático de Mevolent y su afán por los Sin Rostro. Hepoer consigue aprender con magia negra, como revivir a los fallecidos, pero Mevolent es demasiado poderoso para revivirlo solo. Para eso revive primero a sus tres generales; Lord Vile, Nefarian Serpine y el barón Vengeus. Con una gota de sangre de cada uno y la magia negra revivirá a Mevolent, y con él, traerá de nuevo la guerra y a los Sin Rostro.

Pero no le será tan fácil en cuanto Skuldugger Pleasent se enteré. Ya que ese tipo de casos es su especialidad. Él y su compañera, Valquiria Caín, intentarán que no revivan a Mevolent, y si fracasan, acabarán con él... o lo intentarán...



Categories: LITERATURA, ORIGINALES Characters: Ninguno

Generos: Accion/Aventura, Fantasía, Humor/Parodia

Advertencias: Muerte de un personaje, Spoilers

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 4 Completed:Word count: 7295 Read: 148 Published: 30/07/2011 Updated: 01/08/2011
Summary:

Antes que nada decir, que esta historia esta basada en los libros de Skulduggery Pleasent, tras su segundo libro, "Jugando con fuego". Podría contener algunos spoiler de sus libros posteriores, aunque los evito a toda costa, pero por si acaso, si me sale alguno, lo lamento muchísimo. No solo eso. Excepto algunos personajes (2 para ser exactos), los personajes pertenecen a Derek Landy, creador de Skulduggery Pleasent. Pero la trama es mía.

 

Hepoer Buel, es un hechicero. Es un fanático de Mevolent y su afán por los Sin Rostro. Hepoer consigue aprender con magia negra, como revivir a los fallecidos, pero Mevolent es demasiado poderoso para revivirlo solo. Para eso revive primero a sus tres generales; Lord Vile, Nefarian Serpine y el barón Vengeus. Con una gota de sangre de cada uno y la magia negra revivirá a Mevolent, y con él, traerá de nuevo la guerra y a los Sin Rostro.

Pero no le será tan fácil en cuanto Skuldugger Pleasent se enteré. Ya que ese tipo de casos es su especialidad. Él y su compañera, Valquiria Caín, intentarán que no revivan a Mevolent, y si fracasan, acabarán con él... o lo intentarán...



Categories: LITERATURA, ORIGINALES Characters: Ninguno

Generos: Accion/Aventura, Fantasía, Humor/Parodia

Advertencias: Muerte de un personaje, Spoilers

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 4 Completed:Word count: 7295 Read: 148 Published: 30/07/2011 Updated: 01/08/2011
Story Notes:

Bueno. Lo repito. Esta historia esta basada en los libros de Skulduggery Pleasent, para ser más exactos el segundo, "Jugando con fuego". Excepto algunos personajes que son míos, los demás son propiedad de Derek Landy, su creador original. La historia es un poco corta, pero entretenida y con una pizca de estilo Landy.

Story Notes:

Bueno. Lo repito. Esta historia esta basada en los libros de Skulduggery Pleasent, para ser más exactos el segundo, "Jugando con fuego". Excepto algunos personajes que son míos, los demás son propiedad de Derek Landy, su creador original. La historia es un poco corta, pero entretenida y con una pizca de estilo Landy.

Capítulo 1 - Magia negra, y a un paso de la gloria by Luxami
Author's Notes:

Este es el primer capítulo de este corto fic. Espero que les guste y les resulte entretenido. Hice este fic con la ilusión de hacerlo sobre de estos fantásticos libros que recomiendo a todos los que lean este fic, aún sin haber leído los libros.

Author's Notes:

Este es el primer capítulo de este corto fic. Espero que les guste y les resulte entretenido. Hice este fic con la ilusión de hacerlo sobre de estos fantásticos libros que recomiendo a todos los que lean este fic, aún sin haber leído los libros.

En una de las viejas cuevas de las colinas, se hallaba, un hombre con una larga barba gris bien cuidada. En su pelo, también gris, tenía una capucha que cubría su frente, dejando ver sus ojos de un azul pálido. Vestía con una capa negra y vestía como un hechicero de más, con una túnica gris oscuro. Se encontraba frente a un remolino de oscuridad, que poco a poco, iba tomando forma humana. En cuanto tuvo su forma natural, una luz cegadora emergió, nublando la vista del hechicero unos segundos. Cuando la luz desvaneció se pudo ver a un humano moreno y de unos ojos marrones, en el suelo, tumbado. En cuando se sentó, el hechicero le arropo con su capa, para cubrirle. El hombre se miro las manos, comprobando si eso era un sueño o era real.

 

-Estoy vivo - murmuró mientras se giro lentamente a mirar al hechicero.

-Sí. Me alegro que haya vuelto al mundo de los vivos, Lord Vile - dijo el hechicero haciendo una reverencia.

-¿Cómo he vuelto a la vida? Y ¿Quién se supone que eres? - pregunto Lord Vile mientras se intentaba levantar.

-Soy un fiel servidor, mi nombre es Hepoer Buel. Le he devuelto a la vida con la magia negra. Y no vas a ser el único que vuelva a la vida, si le alegra la idea - dijo mientras le ayudaba a levantarse - Como verá, le he revivido en las cuevas donde murió ¿recuerda? Por lo que entenderá tendremos que revivir a los demás donde fallecieron.

-¿Dónde esta mi armadura? - le pregunto Lord Vile a Hepoer como si le hubiera ignorado.

 

Hepoer señalo con un dedo hacia una esquina de la cueva. Allí se encontraba una armadura negra mate impoluta que desprendía el Poder Nigromante.

 

-Me ha costado conseguirla, pero hay la tiene. Me encantaría decirle que esta tal y como usted la dejo, pero eso sería mentirle - dijo Hepoer mientras veía como Lord Vile caminaba hacia la armadura.

-¿Quién ha osado usar mi armadura? - gruño mirando al hechicero.

-El barón Vengeus, pero para poder terminar al Grotesco y abrir el portal para la vuelta de los Sin Rostro - dijo el hechicero intentando defender al barón.

-¡Pues debería estar muerto! - grito Lord Vile

-Es que lo esta, mi señor. Él es otro de los que debo devolver a la vida.

-¿A quienes más debes revivir? - pregunto mirando fijamente al hechicero.

-Al barón Vengeus y a Nefarian Serpine, mi señor. Y cuando ellos dos vuelvan a vivir, con una gota de la sangre de los tres y la magia negra, traeremos de nuevo a Mevolent.

-Mevolent... ¿cayó tras mi muerte?

-Me temo que sí. Mientras que los otros dos siguieron vivos, el barón en las mazmorras y Serpine en liberta manteniendo la tregua.

-¿Tregua? ¿Ese maldito canalla participo en una tregua sin luchar?

-Murió tras ha verla roto él mismo, mi señor.

-Pero nunca me cayó bien ese hombre. Se creía que al ser más jóven que el barón y yo, era más poderoso.

-Por eso, mi señor, le he revivido a usted con 23 años menos, y pienso quitarle el doble al barón. Serpine no tendrá nada que decir a eso.

-¿Al revivirnos más jóvenes perdemos nuestros poderes posteriores?

-Para nada, mi señor. De todas formas usted tiene la armadura y no necesita ningún poder.

-Lo que estás diciendo, me ha dado la sensación de que, esta vez, la guerra la ganaremos nosotros. ¡Mevolent revivirá y con él, vendrán los Sin Rostro!

 

***

Valquiria Caín pegó una patada en la cara, al asesino a sueldo, Julien Kiro.

 

-Eres una mocosa - rugió Julien mientras la agarraba del brazo.

 

Valquiria impulso el aire, lanzando a Julien por los aires, hasta que se golpeo con el cuerpo de Skulduggery. Valquiria miro sorprendida como el detective esqueleto se intentaba quitar de encima a Julien, quien se resistía, mientras gritaba que nunca le meterían en la cárcel. Julien chasqueo los dedos, provocando una bola de fuego en su mano, y antes de que se la lanzará a Skulduggery, Valquiria se lanzó sobre él, haciendo que su bola de fuego despareciese y cayera rodando por el camino del parque. Cuando Skulduggery se levanto, fue a observar a donde había ido a parar Julien. Al encontrarle, yacía inconciente en el suelo.

 

-Lo hiciste a posta ¿verdad? - le dijo Skulduggery a Valquiria.

-¿El qué? - pregunto esta confundida.

-Lo de antes, lo de tirarme al asesino encima. Yo ya estoy muerto Valquiria, no habría podido asesinarme, si eso es lo que esperabas que hiciera.

-Yo no quería que te asesinara. Cayó encima tuya sin querer, no se estaba quieto y no me pude concentrar en donde lo iba a soltar - dijo con aire inocente.

-Lo dices como si el fuera una paloma a la que vas a liberar.

-No ofendamos a la paloma.

 

Skulduggery le puso las esposas a Julien y jalaba de el cuello de su camisa, llevándolo a rastras hasta el Bentley, donde le puso tumbado en el asiento de atrás.

 

-Vamos a llevárnoslo al Santuario - dijo mientras se sentaba en el asiento del piloto.

 

Arrancó el Bentley y se dirigió al Museo de Cera. Durante el camino el silencio fue lo único que se diferenciaba dentro del coche. Giraron por la calle O' Connell y pasaron por delante del Spire y del Monumento Pearse. Cuando llegaron al Museo de Cera, aparcó el coche en la calle de enfrente y saco a Julien, que ya estaba despierto. Entraron por la puerta de atrás, y Skulduggery apretó el interruptor  y la puerta se abrió. Bajaron los escalones hasta llegar al pasillo principal, donde había unos cuantos magos en sus asuntos. De repente, la puerta por la que habían pasado segundos antes, estalló provocando una lluvia de polvo. Skulduggery soltó a Julien y ayudado a levantarse a Valquiria, que se había caído tras el impulso de la explosión. Cuando el polvo se fue disipando, se pudo ver una armadura Nigromante.

 

-¿El barón Vengeus? - pregunto sorprendida Valquiria.

-No - dijo Skulduggry - Es aún peor. Es Lord Vile.

 

Lord Vile fue con paso ligero, pero lento por el peso de la armadura, tras él se encontraba el hechicero Herpoer.

 

-¿Dónde está el Depósito? - pregunto Lord Vile a los magos que se encontraban allí.

-Lord Vile. Creía que estabas criando malvas en el infierno - dijo Skulduggery sacaba su revólver.

-Skulduggery Pleasent - dijo Lord Vile sonriendo amistosamente - No te veía desde hacia años.

-Seamos sinceros, no te he echado de menos - dijo Skulduggery mientras quitaba el seguro a su revólver - ¿A qué has venido?

-Solo vengo a ver un viejo amigo. No pienso robar nada, aunque voy a entrar en el Depósito no tocaré nada. Lo juro - dijo poniendo los brazos en alto.

-¿Quién es ese búho que tienes detrás?

-Mi nombre es Herpoer Buel y soy un hechicero, señor Pleasent - intervino el hechicero.

-Pues, Herpur o como sea, y Lord Vile. Lamento deciros que de aquí no pasáis - dijo Skulduggery.

 

Skulduggery disparo tres veces a la cara de Lord Vile, pero, como era de esperar, las sombras se comieron la bala y luego la devolvieron. Valquiria chasqueo los dedos y broto una bola de fuego, que lanzo al hechicero, pero este con un simple movimiento de cabeza esquivo el ataque. El hechicero empujo el aire y Valquiria salió volando hasta chocar contra la pared, y cuando se disponía a matarla con una bola de fuego, Lord Vile le grito:

 

-¡No! Déjales que vivan, para que vean el nuevo reinado de Mevolent.

-Mevolent esta muerto, y tú deberías estar como él - dijo Skulduggery mientras empujaba el aire.

 

Pero no surtió efecto y él siguió caminando como si nada hacia el Depósito. Los Hendedores de alrededor, no podían atacar, ya que las sombras de la armadura los levantaban de un lado a otro, dejándolos muertos antes de tocar el suelo. Tras Lord Vile venía el hechicero mirando con una sonrisa viendo el sufrimiento de los magos y Hendedores allí presentes. Cuando Lord Vile se quedo delante de la puerta del Depósito, la derribó con las sombras y luego se dio media vuelta a si mismo para defender el lugar mientras el hechicero se pondría a usar la magia negra para revivir a otro de sus compañeros difunto.

 

Skulduggery intento dar al hechicero, pero al estar tan cerca de Lord Vile, las balas se las seguían tragando las sombras y se las seguían devolviendo.

 

-¡Es imposible! - gruño Skulduggery.

-¿Por qué? Al barón Vengeus le ganemos con esa armadura - dijo Valquiria.

-Pero el barón Vengeus no la controlaba totalmente. Esta vez, la armadura esta con su dueño, Lord Vile. Además, aquella vez Tanith, Bliss y China nos ayudaron, esta vez, estamos solos.

 

Detrás de Lord Vile se pudo ver un remolino de oscuridad.

 

-¡¿Qué están haciendo?! - pregunto atónita Valquiria.

-Si lo supiera, habría dado mi vida para impedirlo. Pero esta claro, que no va a ser nada bueno.

 

El remolino se convirtió de repente en una luz cegadora. Valquiria se puso las manos en los ojos para evitar la luz, Skulduggery la imitó.

 

-¿Pero que hago? ¡Si yo ya no tengo ojos! - dijo Skulduggery apartando su mano.

 

La luz se despejo y en ese momento Lord Vile se estaba moviendo, por su lado izquierdo estaba el hechicero, y a su otro lado, alguien se estaba colocando. Tenía una mano roja, era moreno y sus ojos eran verdes esmeraldas. Valquiria lo reconoció por los ojos enseguida.

 

-¡Serpine! - grito boquiabierta.

 

End Notes:

¡Y aquí acaba el primer capítulo! Espero que les haya gustado y que les dejen las ganas de leer la continuación.

End Notes:

¡Y aquí acaba el primer capítulo! Espero que les haya gustado y que les dejen las ganas de leer la continuación.

Regresar al índiceCapítulo 2 - Los tres generales by Luxami
Author's Notes:

¡Buenas!

Aquí cuelgo el 2 capítulo de este corto fic. He estado pensando, en que tendrá 4 o 5 capítulos, dependiendo de como salga el 4. Gracias por leer. ^^

Author's Notes:

¡Buenas!

Aquí cuelgo el 2 capítulo de este corto fic. He estado pensando, en que tendrá 4 o 5 capítulos, dependiendo de como salga el 4. Gracias por leer. ^^

-Vaya. Que agradable coincidencia, ¿verdad Valquiria? - dijo sonriente Serpine.

 

Valquiria y Skulduggery miraban a Serpine asombrados.

 

-Otro más que debería irse a hacerle compañía a Mevolent en el infierno - dijo Skulduggery cargando el revólver.

-¡Pero si vengo de allí! - dijo entre risas.

-Pues ya puedes volverte, tú y Lord Vile. ¡Y llevaos a ese búho! - dijo Skulduggery quitándole el seguro al revólver.

-¿Sabes Skulduggery? Tiene gracia. Cuando te mate después de torturarte, reviviste siendo esqueleto, mientras que yo, después de que me hubieras matado, revivo igualito. ¡Tiene su gracia! ¿eh?

-Tú ya estabas muerto. Te convertiste a ti mismo en un muerto viviente.

-Nada, nada.

-¡Si me permitís que os interrumpa! - intervino Lord Vile - Tenemos prisa. Hay que ir al lugar donde murió el barón Vengeus.

 

Skulduggery disparó a Serpine, pero también se encontraba al lado de Lord Vile y las balas volvieron a ser embulladas y devueltas.

 

-Un día. Os mataré con esta pistola - dijo señalando el revólver.

-Esperaremos sentados - dijo el hechicero.

 

Lord Vile se dirigió hacia Skulduggery, y este empujo el aire intentando darle a Serpine y a Herpoer. Lo consiguió y ambos cayeron al suelo, pero Serpine se levanto rápidamente y apunto con su mano roja a Valquiria. Esta cayó al suelo dolorida y gimiendo de dolor.

 

-Déjanos irnos tranquilamente y ella no lo lamentará - dijo mientras sonreía.

 

Valquiria miro a Serpine y volvió a ver su cara de triunfante, la misma cara que puso cuando se miraron a los ojos y él empezó a convertirse en polvo mientras le hacía sufrir con su mano roja, 2 años atrás.

 

-Vale - dijo a regañadientes Skulduggery mientras dejaba en un espacio por donde iban a pasar.

 

Lord Vile y el hechicero le dieron la espalda, mientras Serpine le seguía mirando y controlando a Valquiria. En cuanto subió las escaleras, le guiño un ojo, dio media vuelta y siguió a los demás. Skulduggery se acerco a Valquiria y la ayudo a levantarse.

 

-¿Estás bien? - le pregunto.

-Estoy harta de que siempre me hagan sufrir a mí - dijo mientras intentaba mantener el equilibrio.

-Es que yo no tengo ni músculos, ni nervios, ni nada de eso.

-¡Pues búscate unos!

 

Mientras hablaban una voz sollozaba en uno de las esquinas. Skulduggery fue comprobar quien era, seguido de Valquiria. Cuando llegaron a la esquina se encontraron a Julien Kiro, con la mirada perdida e intentando evitar que le salieran las lágrimas.

 

-¿Y este es un asesino a sueldo? ¡Es peor que Scapegrace!- rugió Skulduggery.

-No creo que exista nadie peor - dijo Valquiria.

-Debemos avisar a Bliss y a Tanith para que nos ayuden. Van a revivir ahora al barón Vengeus, eso que no ha pasado ni un año desde que lo matamos.

-Ha ese es más fácil de matar.

-¿Te olvidaste de la escala?

-¿Qué escala?

-Cuando te dije que en la escala de maldad, Serpine tenía un 10, pero el barón tenía un 11.

-Bueno, al final se murió más fácilmente sin la armadura.

-Pero si lo mato el Grotesco.

-¿Y? Nosotros lo dejemos bastante dolorido.

 

Valquiria y Skulduggery se dirigieron al Bentley. Antes de entrar, Skulduggery llamo a Tanith y le informo sobre la situación. Luego llamo a Bliss y le dijo lo mismo que ha Tanith.

 

-¿Por qué crees que ese Herpur ha revivido a Lord Vile y a Serpine, e intenta revivir al barón Vengeus? - le pregunto Valquiria a Skulduggery  mientras se sentaba en el asiento de copiloto.

 

Skulduggery se sentó en el asiento de piloto y arrancó, en dirección al norte, a un hospital abandonado, donde había muerto el barón Vengeus, a manos de su creación, el Grotesco.

 

-¿No esta claro? Quiere traer de vuelta también a Mevolent, provocando la guerra y volviendo a traer a los Sin Rostro.

-Sigo sin saber porque los quieren traer de vuelta. Ellos quieren acabar con la Humanidad y si no me explicaste mal, se meten en los cuerpos de los humanos y magos. ¿Qué tiene de divertido si yo los traigo y me quitan el cuerpo? No lo entiendo.

-Ellos los tratan como Dioses. Porque eran Dioses antes de que los Antiguos los expulsarán.

-¡Entonces me tendrán como una amenaza!

-¿Por qué?

-La sangre de Antiguo corre por mis venas.

-Bueno, no creo que sea para tanto. Pero si te vas a quitar la sangre, haciéndote una raja en la mano, me gustaría que lo hicieras fuera del coche.

-¿Qué?

-Nada, era una broma.

 

***

-No es que no me agrade la idea de revivir al barón, pero es que tampoco me alegra - dijo Serpine mientras vagueaba en una silla que encontró.

-A mi tampoco me alegra haberte traído de nuevo a la vida, pero lo hago por Mevolent y el futuro de nuestra victoria - dijo Lord Vile.

 

Lord Vile hizo que la oscuridad emergiera de su armadura y le cortará, como una espada, las patas a la silla. Serpine cayó al suelo y luego se levanto molesto y se apoyo en la pared. Herpoer empezó a hacer el remolino de oscuridad, seguido después de la luz cegadora, Herpoer ya se había adaptado a la luz, y a Lord Vile le cubría la oscuridad de su armadura, pero Serpine, tuvo que ponerse las manos en los ojos, para evitar quedarse ciego. Y luego, allí estaba, el barón Vengeus, sin barba y con el pelo castaño amarillento.

 

-Que raro es verle sin la barba larga y gris que solía tener tan cuidada - dijo Serpine mirando detenidamente a Vengeus.

-Cállate de una vez, incordio - dijo Lord Vile acercando las sombras a la cara de Serpine.

 

Serpine miro la oscuridad, luego miro otra vez a Lord Vile esperando que las apartara, pero estaba claro que no lo iba a ser, hasta que se largarán de allí. Hepoer le explico todo al barón Vengeus, este asintió y luego de vestirse se unió a los otros dos. Los tres generales; el barón Vengeus, Lord Vile y Nefarian Serpine, estaban listos para revivir a Mevolent, y con él, la guerra y los Sin Rostro.

 

-Ahora debemos ir a donde Mevolent cayó, en las colinas de Retruen - dijo el hechicero mientras se dirigía a los tres generales.

-¡Un momento! Antes déjanos llevar aunque sea un cuchillo para cortarnos y así sacar la gota de sangre necesaria - dijo Serpine tocándose la muñeca.

-¿Para qué? - pregunto Lord Vile - Ya os corto con la oscuridad.

-No es por ofender Lord Vile, pero estoy de acuerdo con Serpine - dijo el barón Vengeus.

-Tú barón, eres el último al que pienso hacer caso - dijo Lord Vile encarándose a Vengeus.

-¿Perdón?

-Robaste y utilizaste mi armadura mientras yo no estaba.

-Estabas muerto.

-Igual que tú hace unos minutos.

-Ejem. No quiero fastidiar, pero Mevolent esta esperando a que le revivamos - intervino Serpine.

-Me sorprende que el que diga eso, seas tú Nefarian - dijo el barón Vengeus. Luego miro de nuevo a Lord Vile - Pero tienes razón. Dejemos nuestras disputas a un lado.

 

El hechicero suspiro y luego salio del hospital. Tras él, venían los tres generales.

 

End Notes:

¡Ya queda menos! ¿Volverá Mevolent o lo impedirán? Lamento decir que puede que esa duda no se resuelva en el próximo capitulo, o puede que sí... OwO

End Notes:

¡Ya queda menos! ¿Volverá Mevolent o lo impedirán? Lamento decir que puede que esa duda no se resuelva en el próximo capitulo, o puede que sí... OwO

Regresar al índiceCapítulo 3 - Mevolent by Luxami
Author's Notes:

¡Bueno! Ya queda menos. El próximo capítulo me ha quedado como una delicia de acción. Vamos, la muerte va primera en ellas.

Pero hablemos de este, que es el que deja las emociones. Espero que lo disfruten los que han llegado hasta aquí (Que veo que no es que sean muchos la verdad).

¡Disfrutar! *-*

Author's Notes:

¡Bueno! Ya queda menos. El próximo capítulo me ha quedado como una delicia de acción. Vamos, la muerte va primera en ellas.

Pero hablemos de este, que es el que deja las emociones. Espero que lo disfruten los que han llegado hasta aquí (Que veo que no es que sean muchos la verdad).

¡Disfrutar! *-*

Nada más salir del hospital abandonado, Serpine hizo sufrir a una pareja que paso delante de ellos con su mano roja, y luego el barón Vengeus les hizo explotar desde dentro con su mirada.

 

-Escoria humana - gruño Serpine mientras pateaba lo que parecía ser un intestino.

-Siendo más joven, los he matado antes de lo que pensaba - dijo el barón Vengeus mientras observaba los restos de la pareja.

-Esto me lo quedo como recuerdo de mí vuelta a la vida - dijo Lord Vile cogiendo un ojo de iris azul - ¿Será del chico o de la chica?

-¿Y que importa de quien sea? - dijo molesto Serpine.

-Oye Hepur, ¿vamos a ir caminando hasta Alemania? - pregunto el barón Vengeus al hechicero.

-Primero, mi señor, me llamo Herpoer. Y segundo, cogeremos un barco - arremetió el hechicero.

-¡Que inteligente! Un barco, así nos reconocerán todos los magos y nos divertiremos con una masacre - rió irónico Serpine.

-La última vez que baje de un barco, tuve que matar a un mago que me reconoció - dijo el barón Vengeus mirando al cielo.

-En esta ocasión, robaremos, un barco normal, de pesca o un yate, me da igual, e iremos a Alemania con él - dijo el hechicero.

-¡Wow! Siempre había querido ir en yate - animó Serpine.

-Pues entonces no iremos en yate - sugirió por molestar Lord Vile.

 

Serpine quiso reprimirle los ánimos a Lord Vile, pero sabía que hasta por eso, le clavaría sus agujas de oscuridad por todo su cuerpo.

 

-¿Cómo llegamos al puerto sin que nos vean? Porque dudo que la armadura pase desapercibida - pregunto el barón Vengeus.

-No seas arrogante. La mano roja de Serpine tampoco pasa desapercibida - replicó Lord Vile.

-Pues me compro un guante - gruño Serpine.

- Robaremos un barco que pase al lado de las orillas del acantilado - dijo el hechicero.

-Pero ¿crees que un barco pasaría tan cerca de la orilla? - pregunto Lord Vile.

-No. Por eso Serpine tendrá que usar su mano roja, para matar rápidamente al individuo, o individuos que se encuentren - dijo el hechicero.

-Vale ¿cómo llegaremos después al barco, eh?- pregunto sonriendo Serpine. Juguetes infantiles: Tienda Gormiti, Monster High, Trompos Cometa, BeyBlade, Bakugan Juguetes infantiles: Tienda Gormiti, Monster High, Trompos Cometa, BeyBlade, Bakugan y muchos más

-Tú nadarás y lo acercarás a la orilla.

-¿Por qué yo?

-¿No decías que eras más joven? Hazles un favor a los mayores.

-Decía que era más poderoso por mi juventud. Nada de eso - gruño Serpine.

-¡Hazlo! - grito Lord Vile.

 

Serpine asintió a regañadientes. Se dirigieron hacia el Sur, a las orillas del acantilado.

 

***

El Bentley aparcó delante del hospital abandonado, tras ellos, llegó la moto de Tanith. Los tres se bajaron.

 

-Vaya. Si que han pasado por aquí - dijo Tanith señalando trozos de cuerpos humanos.

-Esto podría haber sido provocado por Lord Vile, divirtiéndose, seguro - dijo Skulduggery estudiando los trozos de los cuerpos.

-Dudo que sea normal que un intestino tenga la marca de un zapato - dijo Valquiria señalando el intestino.

-¿Quién sería capaz de hacer semejante barbaridad? - pregunto Skulduggery.

-Serpine - dijeron los tres al unísono.

-Estaos preparados - dijo Skulduggery sacando su revólver.

 

Tanith desenfundó su espada y Valquiria solo tuvo que chasquear los dedos para sacar dos bolas de fuego preparadas en la mano. Entraron en el hospital abandonado, Skulduggery delante, Tanith detrás y Valquiria en medio.

 

-No están aquí - dijo Skulduggery mientras observaba la sala donde hacía unos meses murió el barón Vengeus.

-¿Aún no han llegado? - pregunto Valquiria observando los alrededores.

-No. Se han ido - dijo Skulduggery volviendo a enfundar su revólver.

-¿Cómo lo sabes? - pregunto Tanith con la espada preparada.

-Debo suponer, que esa silla de hay, tiene las patas rotas, porque las corto con el Poder Nigromante Lord Vile - dijo Skulduggery mientras señalaba la silla - ¿Por qué iba a romperla? Porque hay se habrá sentado Serpine justo en el momento en que le partió las patas.

-¿Es una suposición? - pregunto Valquiria confusa.

-No. Es lógica. Se llevan de pena. Especialmente Serpine y Lord Vile.

-Yo no sé que vio Mevolent en esos tres - dijo Tanith enfundando su espada.

-Fácil. A Lord Vile por su armadura con poder Nigromante; a el barón Vengeus por su inteligencia, uso de la magia y mirada "explosiva"; y a Serpine, su mano roja y su astucia, dudo que lo cogiera también por su arrogancia - dijo Skulduggery volviendo hacia la puerta.

-¿A dónde habrán ido ahora que están los tres? - pregunto Valquiria mientras miraba los alrededores donde se había enfrentado al Grotesco.

-Pues, a devolver a Mevolent, en donde murió, en las colinas de Retruen.

-Y eso está... - dijo Valquiria esperando que continuará la frase.

-En Alemania. ¡Habrá que dar un viajecito en barco! - dijo alegre Skulduggery.

-¿Alemania? ¿Barco? ¡Dime que es una broma! - dijo rogando Valquiria.

-¿Qué problema hay? - pregunto Tanith.

-¿Qué le digo a mis padres?

-Pero si para hacer de ti, tienes a tu reflejo - dijo Skulduggery a lo lejos.

-Es verdad - dijo yendo tras Skulduggery.

 

Salieron lentamente del hospital abandonado, pero en cuanto pensaron detenidamente en la gravedad de la situación, fuero muchísimo más rápido que antes. A Valquiria le costó seguir el ritmo, pero aún así siguió tras ello, saliendo del hospital. Skulduggery llego primero al Bentley y salto sobre el capó, abrió la puerta del piloto y subió encendiendo rápidamente el Bentley. Tanith salió disparada con la moto, habían quedado en el muelle. Valquiria llego tan deprisa como pudo y subió con prisas al coche. Skulduggery piso a fondo y el coche derrapo donde había aparcado y salieron casi como propulsados.

 

- No podemos dejar que revivan a Mevolent. Podría ser el fin. - dijo Skulduggery poniendo la vista fijamente en el volante y la carretera.

-Bueno, si no lo evitamos, tú podrás con él ¿verdad? - pregunto esperanzada Valquiria.

-Creo que podría.

-¿Crees?

-No es tan fácil, estamos hablando de un grandísimo mago.

-Pero creo que revivir no le va a sentar muy bien, creo...

-Pues yo vi bastante bien a Lord Vile.

-Y yo NOTÉ bastante genial a Serpine.

-Haremos lo que podamos.

 

***

Serpine salió de la lancha empapado viendo como los otros tres disimulaban una sonrisa.

 

-¡¡No ha tenido gracia!! - gruño Serpine.

-Entiéndenos, necesitábamos reírnos, y no de tus chistes. Haberte tirado mientras arrancábamos la lancha era muchísimo más divertido - dijo Lord Vile soltando una sonora carcajada.

-Ya estamos cerca. Es esa colina de allí - dijo el hechicero señalando las colinas que se alzaban frente a ellos.

 

Los cuatro subieron trotando la colina. Allí se hallaba unas viejas ruinas, de lo que se supone que era un pueblo. El hechicero se acercó con los ojos cerrados ha las ruinas de una casa que debía de ser enorme.

 

-¿Aquí se oculto durante su caída Mevolent? - pregunto el barón Vengeus rozando con la yema de los dedos las piedras derruidas de las ruinas.

 

El hechicero asintió y se interno en las ruinas, cuando los generales se dispusieron a pasar les paró poniendo la mano enfrente.

 

-La sangre - dijo sacando de su bolsillo un frasco.

 

Serpine saco un cuchillo que encontró en la lancha que le había robado a los pescadores y se dispuso a cortarse, pero Lord Vile, hizo que la oscuridad, le hiciera un profundo corte en la palma de su mano buena. Serpine gimió de dolor mientras miraba furioso a un orgulloso Lord Vile, antes de hacer nada, el hechicero le cogió del brazo y dejó caer una gota de sangre en el frasco. El barón Vengeus cerró los ojos y viró la cabeza, mientras Lord Vile le hacía un corte en la palma de su mano izquierda, él gruño, pero no de furia, sino dolorido. Vertió su gota de sangre en el frasco y luego se miro el corte, solo era superficial, cosa que enfado a Serpine. Lord Vile cogió el cuchillo que sujetaba Serpine y se hizo un corte débil en la mejilla izquierda, y luego el hechicero cogió de su sangre y sonrió.

 

-¡Ya está! - dijo mientras se internaba en las ruinas - Quedaos aquí.

 

Ellos obedecieron a regañadientes. Ellos querían ver a su señor renacer.

 

-Después de esto, creo que no nos harás falta - dijo Lord Vile mientras agarraba con oscuridad, de la cintura a Serpine.

-Pero ¡¡¿qué haces?!! - grito furioso el moreno.

-Hacer algo que debí hacer hace mucho tiempo - dijo mientras preparaba con oscuridad una lanza.

 

Antes de que hiciera nada, el barón Vengeus cogió el cuchillo del suelo y cortó el trozo de sombra que sujetaba a Serpine. Este cayó al suelo dándose en la espalda e hizo un grito ahogado.

 

-¡Todos vamos a ver, VIVOS a nuestro señor! - sentenció Vengeus.

-Me alegra oír eso - dijo una voz temblorosa a lo lejos.

 

Los tres generales se viraron sorprendidos y luego se arrodillaron.

 

-¡Mi señor Mevolent! - dijeron los tres al unísono.

 

End Notes:

¡Espero que les haya gustado! El próximo capítulo, y el final, será mañana. Espero que vivan la emoción como yo en esas batallas.

¡Chao!

End Notes:

¡Espero que les haya gustado! El próximo capítulo, y el final, será mañana. Espero que vivan la emoción como yo en esas batallas.

¡Chao!

Regresar al índiceCapítulo 4 - ¡La gran batalla! Y el final... by Luxami
Author's Notes:

Aquí el último capítulo. Pensaba decir... ¡con un poco de acción! Pero, no nos engañemos, es el que más acción de todos tiene, va a ser este. ¡Disfrutadlo!

Author's Notes:

Aquí el último capítulo. Pensaba decir... ¡con un poco de acción! Pero, no nos engañemos, es el que más acción de todos tiene, va a ser este. ¡Disfrutadlo!

Sabían que el mal había llegado hasta a Alemania. Skulduggery, Valquiria y Tanith estaban doloridos por fallar lo principal del caso, que Mevolent se siga quedando quietecito en el infierno, pero, desgraciadamente habían fallado. En Alemania les esperaba unos Hendedores que le habían asignado Bliss. Eran unos 8, suficientes problemas para ellos. Tenían una extraña idea de que se repartirían y que el hechicero no haría nada al ser el más débil, ya que su único truco era revivir y utilizar la magia clásica, que dudaban que supiera controlar de manera exacta.

 

-Yo me encargaré de Mevolent - dijo Skulduggery.

-Yo de ese tal Lord Vile - dijo Tanith.

-Yo de Serpine - dijo animada Valquiria.

-¿Seguro? Yo creo que sería mejor que lo hiciera yo, porque así no podría hacerme nada con su mano roja - replicó Skulduggery.

-Dudo que Serpine me mate directamente, le gustará verme sufrir - dijo Valquiria.

-¿Y que mejor manera que con su mano roja?

-Bueno, pues entonces al barón Vengeus. La última vez que lo vimos antes de que muriera dijo que era de un cobarde usar su mirada para acabar con sus enemigos. Será honorable luchando.

-Entonces Serpine se enfrentará a los Hendedores. La verdad, creó que eso es bueno, no es que Serpine pueda con todos ellos, solo tiene una mano roja, no puede hacer sufrir a 8 Hendedores a la vez - intervino Tanith.

-Pero si dejarlos inmóviles de uno en uno con su bola púrpura que sale de su mano roja - dijo Valquiria tristemente.

-¡Da igual! Acabemos de una vez, tengo ganas de acabar con esos malditos, antes de que empiecen otra guerra. Y peor ahora que no está el Gran Mago Meritourius. Ese canalla de Serpine lo estropeo todo hace dos años - dijo furioso Skulduggery.

 

Tanith y Valquiria asintieron y se prepararon para subir. Tanith desenfundo su espada y Valquiria chasqueo los dedos provocando otras dos bolas de fuego. Subieron lentamente la colina, con los Hendedores tras ellos, y se acercaron a las ruinas, caminaron sigilosamente mientras no veían nada.

 

-¡Por fin! Me aburría - exclamo Serpine en lo alto de una casa derruida a su derecha.

-¡Habéis traído más para matar! - exclamo sonriendo Lord Vile mientras salía de una casa observando a los Hendedores.

-Vaya. Creía que habíais muerto a manos del Grotesco - dijo el barón Vengeus apoyado en la pared de la casa donde se encontraba Lord Vile a su izquierda-

-¿Quién eres tú? - pregunto confusa Valquiria.

-Perdonadme. Aún no me habíais visto. ¡Soy vuestro querido barón Vengeus! Más joven y sin mi querida barba - dijo asqueando.

-Sklduggery Pleasent. No te veía desde hacia tiempo - dijo un hombre viejo y moreno saliendo de la casa de enfrente, detrás de él venía el hechicero.

-Mevolent. ¿Por qué has salido del infierno? Si estabas bastante bien allí. Pasabas inadvertido entre los demonios - respondió Skulduggery desenfundando su revólver - Permita, que yo me pida encargarme de ti.

 

Mevolent sonrió y asintió, como si él también quisiera y esperara esa batalla.

 

-Serpine, ocúpate de los Hendedores - ordenó Mevolent.

 

Serpine miro sorprendido a Mevolent y luego susurro algo difícil de entender.  

 

-¡Ya habéis oído! ¡Venid a por mí, bastardos! - exclamo Serpine mientras saltaba del edificio a la parte trasera de las ruinas, donde no se podía ver nada de la batalla que se iba a acontecer allí.

-¿Y los demás? - pregunto Mevolent como si se tratará de un torneo.

 

Tanith apunto con el filo de su espada a Lord Vile.

 

-¡Bravo! Tienes coraje - dijo Lord Vile mientras señalaba la parte izquierda del sitio de las ruinas, con la intención de que ella le siguiera.

 

Y es lo que hizo, Tanith siguió por donde le indicaba. Una batalla que no sé podía ver. Valquiria miraba al barón Vengeus, mientras él también la miraba a ella, con esa forma tan joven hasta a Valquiria le empezó a parecer guapo.

 

-Vaya. Espero que no haya sido en contra de tu voluntad - dijo el barón Vengeus mientras dejaba de apoyarse en la pared.

-Para nada - asintió Valquiria.

 

Vengeus se acercó a ella y luego le señalo a su espalda. Su campo de batalla se encontraba detrás de las ruinas. Valquiria le siguió, no sin antes echar un último a Skulduggery. Él le miraba asintiendo, hacia lo correcto.

 

-Parece que este será nuestro campo de batalla. Será de manera honesta, el hechicero no participará - dijo Mevolent mientras empujaba con la mirada a Herpoer.

 

(Las siguientes batallas serán representadas en cada una de ellas, sin intervenciones de los otros personajes en las batallas de sus compañeros. Aunque la ponga en orden, ten claro que todas suceden en el mismo momento.)

 

Tanith vs Lord Vile.

 

Tanith miraba desconfiada a Lord Vile. Él estaba quieto, esperando que ella atacara, y es lo que hizo. Levanto la espada hacia su izquierda y corrió hacia él, le fue a pegar en la armadura para comprobar su dureza, pero no llegó a tocarla, la oscuridad defendió el torso de la armadura y la espada rebotó con fuerza hacia atrás. La espada se la escapo de las manos y se quedo indefensa a unos centímetros de él, que no perdonó; lo hizo con sus propios puños, le pegó un puñetazo en la mandíbula y luego le pegó por su lado derecho otro puñetazo, aprovecho que caía para darle una patada en el estomago, Tanith voló unos metros por los aires y luego cayó al suelo de espaldas, tenía a su lado la espada, por un momento dudo, pero sabía que tenía que intentarlo. Volvió a intentar lo mismo de antes, con un fuerte dolor de muelas en esta ocasión, pero le pegó un puñetazo en la cara. La espada volvió a volar, pero esta vez se mantuvo agarrada a ella, y cayó de cuclillas. Lord Vile se paso la mano por la boca, y al ver la sangre en la armadura que cubría su dedo, sonrió, le había partido el labio.

 

Esta vez el que arremetió fue Lord Vile, que corrió hacia ella y se dispuso a lanzarle sus sombras cuando ella cogió tierra del suelo y se la lanzo a la cara. La tierra era algo que las sombras no podían espantar. Lord Vile cerró los ojos momentáneamente y estornudo de manera desesperada. Tanith no dudo y lanzo la espada hacia la armadura, por una zona más débil que el torso, la pierna derecha. La espada traspaso la armadura y Lord Vile chillo de rabia, y tiró oscuridad hacia Tanith, a quien no le dio tiempo de coger más tierra, pero consiguió esquivar 4 de las que lanzó, pero 2 le hicieron cortes, uno superficial en el brazo derecho y otro bastante profundo en la pierna izquierda. Ahora a Tanith solo le quedaba la opción de lanzar tierra, ya que Lord Vile, seguía con su espada clavada en la pierna. Gemía de dolor por el corte en la pierna y vio como la sangre salían sin control, deslizándose pierna abajo. Sabía que tenía que salir de ahí antes de que se desangrara, así que cogió más tierra y corrió hacia Lord Vile, le tiro la tierra en la cara, y aprovecho su falta de vista en ese momento para quitarle la espada de la pierna. Lord Vile chillo de dolor e intento ver algo pero no podía, su armadura tenía un gran agujero en la parte de la pierna, pero no solo la armadura, su pierna había sido totalmente perforada por la espada, y la sangre salía muchísimo más rápida que el corte de Tanith, y por si fuera poco, el hueso había recibido un ligero corte. Tanith aprovecho mientras Lord Vile miraba con rabia su pierna y se acerco a él, lo más rápida que podía, ahogando el dolor de su pierna, y le rajó la garganta.

 

Lord Vile cayó al suelo de rodillas, escupiendo sangre por la boca, sonrió y luego termino de caer a suelo, inerte...

 

Ocho Hendedores vs Serpine.

 

Dos de los Hendedores se abalanzaron sobre Serpine mientras este corría, cuando cayeron encima de él, se apartó y observo como sus espadas se clavaron en la tierra seca. Él sonrió y provocó con su mano roja una bola púrpura, y con la buena, chasqueo los dedos y provoco una bola de fuego, y tiró uno a cada una de los Hendedores. Uno quedo inmóvil mientras el otro ardía y se intentaba apagar el fuego, pero Serpine cogió la espada del otro Hendedor y se la clavó en el pecho. Él que seguía inmóvil sudaba, se le veía el miedo en sus ojos, Serpine se acerco a él sonriendo de manera burlona y con su propia espada, le cortó la cabeza.

 

-Vaya. Esto resulta aburrido - dijo bostezando.

 

Los seis Hendedores corrieron rápidamente a por él. Él cogió la otra espada y las puso apuntando a los que venían, cerró los ojos y corrió a los Hendedores, los Hendedores prepararon sus espadas, pero Serpine fue más rápido y paso corriendo de manera agachada, en medio de ellos. Los dos del centro cayeron con un corte en la cintura que casi hacia que se partieran por la mitad.

 

-Lo que yo decía, aburrido - dijo mientras observaba la sangre de las espadas - ¿Sabéis? Él último de vosotros que quedé en pie, será con el que me divertiré.

 

Los cuatro Hendedores restantes hicieron la misma táctica, pero esta vez, Serpine se guardo la espadas y chasqueo los dedos de su mano buena y lanzo la bola de fuego al que se encontraba en el extremo derecho.

 

-Uno menos.

 

Saltó justo cuando los Hendedores llegaron a su altura, pero ellos también saltaron y se dispusieron a hacerle pedacitos, pero sin darse cuenta, Serpine sacó las espadas que había colocado colgando de sus pantalones, y detuvo dos de las espadas con ellas,  y el restante lo esquivo agachando la cabeza.

 

-¡Wow!

 

Con una sonrisa se impulso hacia el suelo, y justo cuando los dos (a los que había detenido sus ataques) caían, él volvió a impulsarse hacia arriba con menos impulso. Inevitablemente los Hendedores recibieron un corte que los cortó en dos. Cuando cayó de nuevo al suelo, acabo pisando la cabeza de uno de ellos.

 

-Puaj - dijo repugnado. Luego vio como el otro Hendedor caía y tiro las espadas mientras le miraba fijamente - Contigo. Contigo me divertiré, algo haré algo muuy divertido, todo lo que pueda hacer junto...

 

El Hendedor se abalanzó sobre Serpine, pero el esquivo su ataqué y le puso la zancadilla. El Hendedor cayó al suelo, y cuando se levantó una bola de fuego le dio en el pecho, prendiéndose rápidamente. Seguido Serpine provocó la bola de color púrpura e inmovilizo al Hendedor, luego recogió las espadas y se dirigió caminando con tranquilidad al Hendedor que ardía. Le puso las espadas rodeando su cuello, y como si fuera una tijera y le corto la cabeza, salpicándole la sangre en su cara.

 

-La vida es así de triste...

 

Valquiria vs barón Vengeus.

 

-Aunque parezca mentira, me alegro de verte. Bueno, a ti, y a todo lo del mundo - dijo Vengeus mientras contenía unas falsas lágrimas.

-Déjate de sandeces y empieza - gruño Valquiria.

-Claro. Antes que nada, te juraré una cosa, en ningún momento de la batalla usaré mi mirada, ni aunque me encuentre al borde la muerte - dijo haciendo una reverencia - Pero, tampoco te mataré, como mínimo te dejaré inconciente. Así, con tu sangre de Antigua, podrás ver muchísimo más contenta el regreso de los Sin Rostro.

-Prefiero morir.

-Pues si es lo que quieres, te lo impediré.

 

Valquiria chasqueo los dedos de ambas manos y lanzo dos bolas de fuego hacia Vengeus, pero él las esquivo con un zigzag de la cabeza. Valquiria se había olvidado, de que Vengeus ahora era joven y que tendría más facilidad de movimiento, las cosas se le habían puesto difíciles. Vengeus corrió hacia ella, y antes de que pudiera esquivar el ataque, Vengeus la agarró del cuello y la elevó. Ella pataleó he intento quitárselo de encima, pero sabía que aunque gritará nadie vendría a ayudarla, además de que a su voz le costo emitir hasta un simple gemido desesperado. Pero se acordó del aire y lo empujo provocando que le soltara el cuello y volará unos metros más alejados de ella. Vengeus se reincorporó de inmediato y corrió hacia ella de nuevo, le intento pegar un puñetazo pero ella se agacho y arremetió con sus piernas, Vengeus cayó de espaldas y gruño enfadado, no le hacía mucha gracia que le tirarán al suelo, y mucho menos que lo hiciera una niña de 14 años. Ella levantó el puño y le pego de lleno en el estomago, Vengeus grito desesperado y con la rodilla se quito a Valquiria de encima, mientras que él se levantaba débilmente agarrándose el estomago,  empezó a soltar pequeñas gotas de sangre por la boca. Valquiria chasqueo los dedos y provocó una bola de fuego que no surtió efecto, porque lo esquivo de forma débil, pero hizo otra y esta le dio a Vengeus en la cara. Gritaba de dolor mientras caía de rodillas al suelo, por un momento Valquiria sintió pena por él, ya que no pensaba matarla, pero ella le estaba matando a él. Pero cuando decidió ayudarle y correr a socorrerle Vengeus cayó al suelo, y el fuego se apago, igual que su corazón dejo de latir.

 

Skulduggery Pleasent vs Mevolent.

 

-¿Hablaste bien de mí en el infierno?

-No solté ni una palabra.

-Claro. Me había olvidado que allí os cortan la lengua a los parlanchines como tú, lo siento, no me acordaba.

 

Mevolent sonrió.

 

-Tú y tus pullitas. ¿De verdad crees que haces daño?

-Bueno, no. Solo me funcionaron de vez en cuando, pero Serpine ha aprendido a ignorarlas.

-Dejémonos de charla. Tengo ganas de acabar contigo y de ver a mis Dioses. Por cierto, tengo una pregunta ¿dónde esta el Gran Mago Meritourius?

-Esta muerto. Tu mascota con nombre de serpiente lo hizo polvo con el cetro.

-¿Serpine? Nunca lo habría visto capaz. Pero bueno, empecemos. Te dejo el primer movimiento.

 

Skulduggery corrió hacia Mevolent y lo empujo con el aire, mandándolo contra la pared de las ruinas. Cuando el polvo se disipo, él ya no estaba ahí.

 

-Mierda - murmuró Skulduggery vigilando los alrededores.

 

Antes de poder defenderse, un puñetazo impacto en su cráneo, provocando que saliera despedido hacia las ruinas, donde chocó contra las piedras. Sin que pudiera defenderse, Mevolent, le agarró del hueso del cuello, aunque no pudiera morir ahogado, le incomodaba, y más si Mevolent contenía una bola de fuego en la otra mano. Le pego una patada a su mano donde tenía la bola de fuego, y esta se extinguió, Mevolent gruño mientras miraba su muñeca, Skulduggery, que había sido soltado tras la patada le pego un puñetazo en la mejilla izquierda y otro por el lado derecho, en la mandíbula. Mevolent grito furioso y empujo el aire haciendo volar a Skulduggery, esta vez consiguió caer de pie, y chasqueo los dedos, le tiro una bola de fuego a Mevolent, pero este lo esquivo. Cogió su revólver, y le disparo 3 veces, 2 salieron despedidas, pero la otra bala impacto en su brazo derecho. Esta vez el grito fue de dolor, y quiso chasquear los dedos de esa mano, pero había perdido movilidad con ellas. Y antes de que pudiera moverse, Skulduggery tenía su revólver pegado a su cabeza.

 

-Tus últimas palabras.

-Nos veremos en el infierno.

 

Skulduggery apretó el gatillo y la cabeza de Mevolent voló en pedazos. El hechicero, al ver la escena, salió corriendo de las ruinas, pero antes de poder alejarse, una bola de fuego le quemo por completo. Tanith y Valquiria corrieron hacia Skulduggery, que miraba como el hechicero ardía.

 

-¿Habéis sido vosotras? - pregunto Skulduggery señalando al hechicero.

 

Ambas negaron con la cabeza, mientras veían como el hechicero caía al suelo suficientemente muerto.

 

-¡Lo has logrado! - exclamo Valquiria.

-Creo que antes que nada deberíamos ir a recuperarnos, Tanith se podría desangrar - dijo Skulduggery observando la herida de la pierna.

-Pero antes vamos a comprobar si los Hendedores están bien - replicó ella.

 

Cuando llegaron, sus caras eran de tristeza, al ver la masacre.

 

-Los he contado. Son los ocho que nos asignaron. Y todos tienen heridas mortales de un solo ataque. Dudo que le hayan hecho hasta un rasguño a Serpine - dijo Skulduggery examinando los restos.

-¿Dónde esta entonces? - pregunto Valquiria evitando ver la masacre.

-Seguro que huyendo de aquí. Tarde o temprano le pillarán, y podrá comprobar las mazmorras tan bonita que le están esperando.

-Entonces, seguro que fue él el que quemo al hechicero. Pero ¿por qué? Le devolvió a la vida, hizo que Mevolent reviviera, además de que podían hacer volver a los Sin Rostro - dijo Tanith.

-Quizá se a arrepentido - intervino Valquiria.

-Eso lo menos improbable del mundo.  Aunque bueno, si es así, que llevé una vida normal hasta que le encuentren, pero dudo que pase desapercibido con su mano roja - dijo Skulduggery.

-Bueno. Ahora si que quiero irme. Me voy a desangrar - dijo Tanith.

 

Valquiria y Skulduggery asintieron y se dirigieron al Bentley.Metieron la moto de Tanith en su maletero gigante y le tendieron un pañuelo para que no manchara el coche con la sangre...

End Notes:

Espero que os haya gustado la historia. A los que habráis llegado aquí (Ni uno) seguro que lo habéis disfrutado

End Notes:

Espero que os haya gustado la historia. A los que habráis llegado aquí (Ni uno) seguro que lo habéis disfrutado

Regresar al índiceDisclaimer: All publicly recognizable characters and settings are the property of their respective owners. The original characters and plot are the property of the author. No money is being made from this work. No copyright infringement is intended.Esta historia archivada en https://www.fanfic.es/viewstory.php?sid=25890Skulduggery Pleasent. El regreso de Mevolent. by Luxami

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fanfic.es/viewstory.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20