Shikon Academy by fandenarutoshippuden

Fanfics en EspañolEl sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

 Shikon Academy by fandenarutoshippuden
Summary:

 

Shikon Academy es un instituto muy privilegiado, para monstruos, sacerdotisas o cualquier ser que tenga grandes dotes.

Y entre esas paredes se esconde la perla de Shikon, según los rumores la familia Higurashi la escondió ahí.

Muchos creen que solo son rumores, pero otros no lo creen así, una organización secreta esta infiltrada en la escuela, y va tras la perla… Pero, la guardiana de la perla de Shikon no les dejara obtenerla tan fácil.

Pero… Hay más problemas y líos aparte.                        

 

Y entre los alumnos… tela marinera;

Sango: esta enamorada de Miroku, pero, es tímida y no se atreve a decirle sus sentimientos. Y siempre esta celosa de todas las chicas a las que Miroku corteja…

 

Miroku: un pervertido y mujeriego. Nunca se enamoro de nadie, pero empezara a prestar atención a una sola chica ¿lograra no ser un mujeriego?

 

Rin: hiperactiva, divertida, insegura y patosa. Y mucho más cuando el esta cerca. Esta en el equipo de tennis, natación, béisbol, fútbol, badminton, baloncesto y judo. ¿Se nota que le gustan los deportes? Todas siempre se burlan, ya que dicen que es “marimacho” y poco afeminada… ¿conseguirá conquistar al chico que ama? ¿Aunque el chico que ama sea el mas popular del instituto?

 

Aome: Una chica insegura sobre asuntos del corazón, divertida, sociable y valiente. Conoce a un chico, el cual la molesta mucho y lo odia. Pero… ¿Cómo paso del odio al amor en menos de una semana?

 

Inuyasha: un chico arrogante, valiente, egocéntrico, testarudo, violento, grosero, pero en el fondo de muy buen corazón. El primer día de clases conoce a Aome, su aroma es lo primero que lo atrae a ella, pero lo saca de quicio y llegan a odiarse… pero, ¿y si empieza a enamorarse de ella? Pero, habrá una tercera persona…

 

Sesshomaru: un tipo serio, no muy hablador, sereno, frío… Pero adorado por todas las chicas del instituto… pero, solo se fijara en una chica. 

 

Shippo: Un pequeño zorrito, inteligente, algo cobarde, miedoso, divertido, gracioso e infantil.

Es como un hermano pequeño para Aome y cuando ve que se lleva bien con Inuyasha siempre interrumpe para separarlos, -como un hermano pequeño celoso-

 

Kagura: Ama mucho a Sesshomaru, y quitara a quien sea de en medio para conseguir su propósito.

 

Kikyo: Ama a Inuyasha, y vera que este esta mucho con Aome. ¿Qué hacer? Sus planes son fijos y determinados. Quitar a Aome de en medio como sea.

 

Koga: Un joven demonio lobo con forma humana, desde que ve a Aome siente que la ama y siempre es bueno con ella. Y siempre anda diciéndole “bestia” a Inuyasha quien le responde “Lobo sarnoso”. Siempre va acompañado de sus dos mejores amigos Ginta y Hakaku.

 

Ayame: al igual que Koga, es una demonio lobo en forma humana, y ama mucho a Koga. Ya que este le hizo una promesa años atrás… Pero Koga olvido la promesa, y Ayame tiene que ver como intenta conquistar a Aome cada día. ¿Qué hará para que Koga se fije en ella…?

 

Kohaku: lleva enamorado de Rin mucho tiempo, desde pequeños son amigos, ya que es amiga de su hermana mayor Sango. Pero vera que ella esta enamorada de Sesshomaru, como todas las chicas del instituto. Pero… no se rendirá con facilidad.

 

Los personajes de Inuyasha no me pertenecen, son de Rumiko Takahashi.

 

 



Categories: ANIME/MANGA, INUYASHA Characters: Kagome

Generos: General

Advertencias: Ninguno

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 30 Completed: No Word count: 64930 Read: 23837 Published: 26/12/2011 Updated: 20/06/2012
Summary:

 

Shikon Academy es un instituto muy privilegiado, para monstruos, sacerdotisas o cualquier ser que tenga grandes dotes.

Y entre esas paredes se esconde la perla de Shikon, según los rumores la familia Higurashi la escondió ahí.

Muchos creen que solo son rumores, pero otros no lo creen así, una organización secreta esta infiltrada en la escuela, y va tras la perla… Pero, la guardiana de la perla de Shikon no les dejara obtenerla tan fácil.

Pero… Hay más problemas y líos aparte.                        

 

Y entre los alumnos… tela marinera;

Sango: esta enamorada de Miroku, pero, es tímida y no se atreve a decirle sus sentimientos. Y siempre esta celosa de todas las chicas a las que Miroku corteja…

 

Miroku: un pervertido y mujeriego. Nunca se enamoro de nadie, pero empezara a prestar atención a una sola chica ¿lograra no ser un mujeriego?

 

Rin: hiperactiva, divertida, insegura y patosa. Y mucho más cuando el esta cerca. Esta en el equipo de tennis, natación, béisbol, fútbol, badminton, baloncesto y judo. ¿Se nota que le gustan los deportes? Todas siempre se burlan, ya que dicen que es “marimacho” y poco afeminada… ¿conseguirá conquistar al chico que ama? ¿Aunque el chico que ama sea el mas popular del instituto?

 

Aome: Una chica insegura sobre asuntos del corazón, divertida, sociable y valiente. Conoce a un chico, el cual la molesta mucho y lo odia. Pero… ¿Cómo paso del odio al amor en menos de una semana?

 

Inuyasha: un chico arrogante, valiente, egocéntrico, testarudo, violento, grosero, pero en el fondo de muy buen corazón. El primer día de clases conoce a Aome, su aroma es lo primero que lo atrae a ella, pero lo saca de quicio y llegan a odiarse… pero, ¿y si empieza a enamorarse de ella? Pero, habrá una tercera persona…

 

Sesshomaru: un tipo serio, no muy hablador, sereno, frío… Pero adorado por todas las chicas del instituto… pero, solo se fijara en una chica. 

 

Shippo: Un pequeño zorrito, inteligente, algo cobarde, miedoso, divertido, gracioso e infantil.

Es como un hermano pequeño para Aome y cuando ve que se lleva bien con Inuyasha siempre interrumpe para separarlos, -como un hermano pequeño celoso-

 

Kagura: Ama mucho a Sesshomaru, y quitara a quien sea de en medio para conseguir su propósito.

 

Kikyo: Ama a Inuyasha, y vera que este esta mucho con Aome. ¿Qué hacer? Sus planes son fijos y determinados. Quitar a Aome de en medio como sea.

 

Koga: Un joven demonio lobo con forma humana, desde que ve a Aome siente que la ama y siempre es bueno con ella. Y siempre anda diciéndole “bestia” a Inuyasha quien le responde “Lobo sarnoso”. Siempre va acompañado de sus dos mejores amigos Ginta y Hakaku.

 

Ayame: al igual que Koga, es una demonio lobo en forma humana, y ama mucho a Koga. Ya que este le hizo una promesa años atrás… Pero Koga olvido la promesa, y Ayame tiene que ver como intenta conquistar a Aome cada día. ¿Qué hará para que Koga se fije en ella…?

 

Kohaku: lleva enamorado de Rin mucho tiempo, desde pequeños son amigos, ya que es amiga de su hermana mayor Sango. Pero vera que ella esta enamorada de Sesshomaru, como todas las chicas del instituto. Pero… no se rendirá con facilidad.

 

Los personajes de Inuyasha no me pertenecen, son de Rumiko Takahashi.

 

 



Categories: ANIME/MANGA, INUYASHA Characters: Kagome

Generos: General

Advertencias: Ninguno

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 30 Completed: No Word count: 64930 Read: 23837 Published: 26/12/2011 Updated: 20/06/2012
Story Notes:

Espero que les guste este fic.

hace poco vi el anime Inuyasha, y de veras me encanto, en menos de una semana me lo vi entero =P 

u.u tal vez por eso voy un poco mal en estudios, siempre me dicen "menos internet y mas estudiar" u.u baya rollo...

pero en fin, no estoy para hablar de mi vida, jeje xD aunke me desvio mucho del tema. 

Bueno, solo espero que comenten y me digan, ya que es mi primer fic sobre inuyasha y algunas criticas o consejos me vendrian de perlas... xD

Story Notes:

Espero que les guste este fic.

hace poco vi el anime Inuyasha, y de veras me encanto, en menos de una semana me lo vi entero =P 

u.u tal vez por eso voy un poco mal en estudios, siempre me dicen "menos internet y mas estudiar" u.u baya rollo...

pero en fin, no estoy para hablar de mi vida, jeje xD aunke me desvio mucho del tema. 

Bueno, solo espero que comenten y me digan, ya que es mi primer fic sobre inuyasha y algunas criticas o consejos me vendrian de perlas... xD

Primera temporada. Primer día de Clases. by fandenarutoshippuden
Author's Notes:

Bueno, aqui va el primer cap xD espero que les guste y ke comenten, y espero algunas critikas o consejos... ^^ chauu bss 

Author's Notes:

Bueno, aqui va el primer cap xD espero que les guste y ke comenten, y espero algunas critikas o consejos... ^^ chauu bss 

 

Una limusina negra paro delante del instituto Shikon.

 

El instituto tenía un aire tétrico, de cuatro o cinco plantas de piedra, con ventanales y una gran puerta de madera abierta a todos los alumnos que llegaban. Y otro edificio al lado, de una piedra más clara que el otro edificio.

El segundo edificio era donde habían las clases, el primero, donde las habitaciones. Y en el patio trasero los campos de fútbol, béisbol…

Y todo aquello rodeado por un espeso y oscuro bosque al pie de las montañas del norte.

 

De la limusina salio una chica de cabello negro y largo, revuelto con reflejos azul marino, y un flequillo que legaba hasta sus ojos grandes y brillantes color chocolate. Su piel blanca.

Llevaba el uniforme del instituto; una chaqueta negra de botones dorados, y una falda corta negra, unos calcetines blancos hasta las rodillas y unos zapatos negros. Bajo la chaqueta una camiseta de manga corta blanca con el símbolo del instituto en el pecho derecho y una especie de pañuelo en el cuello de color dorado.

En su mano derecha llevaba su cartera de cuero y un mayordomo llevaba sus maletas. Después de ella, bajo un pequeño niño de unos cinco años, con una cola de zorro.

El pequeño zorrito llevaba también sus maletas y su cartera…

 

-          ¡Aome, Aome…! –grito alegre- ¡llegamos!

-          Si, por fin. –musito con una leve sonrisa y miro al mayordomo- Chals, lleva las maletas a mi habitación.

-          Si, señorita Higurashi. –dijo y cogio también las del zorrito-

-          Shippo. –dijo Aome- vamos, quiere ver a que clase vamos…

-          ¡hai! –grito y corrió tras ella-

 

Llegaron al tablón, donde ponían las clases…

 

-          ¡Vamos a la clase Estrella! –grito Shippo sonriente-

 

Hay varias clases; estrella, luna y sol.

Shippo iba a la misma que Aome, ya que es su Guardian. Todos los monstruos tienen un guardian, y a Aome tuvo hace cinco años a Shippo.

Algunos los tienen al nacer y otros al cabo de unos años, depende de su poder.

 

.

.

.

 

Otra gran limusina negra llegaba frente al instituto, de el, dos jóvenes muchachos de cabello plateado de ojos ámbar salían de el.

Ambos con sus uniformes ya puestos; chaqueta negra con botones dorados, pantalón negro largo y zapatos negros. Y bajo la chaqueta una camiseta blanca de manga corta con el símbolo del instituto en el pecho derecho.

Tras el mayor, Sesshomaru, que era mas alto que su hermano Inuyasha, de ojos mas finos y fríos, vacíos… De piel más blanca. Iba su guardian Jaken.

Y en el hombro de Inuyasha, que tenía los ojos más grandes y brillantes, y su piel más morena, iba una pulga, Myoga.

 

-          Baya lata… de nuevo aquí. –murmuro Inuyasha-

-          Jmp –contesto frío y cortante-

 

No servia de nada hablar con Sesshomaru, era como hablarle a una pared.

Inuyasha paso de el y fue a ver a que clase lo ponían en ese curso, justo cuando llego al tablón vio ahí a un chica de cabello negro con reflejos azul marino.

Pero justo al llegar a ella, tropezó con una piedra y cayo encima, tirandose encima de ella en el suelo…

 

-          ¡auch! –escucho quejarse a la chica-

 

Ambos se miraron unos segundos, quedaron embobados viendo sus ojos…

Aome vio los ojos ámbar de el, eran hechizantes y seductores.

Inuyasha se quedo viendo los ojos de ella color chocolate, eran profundos y brillantes. Inspiro el aroma de la chica, deliciosa, dulce… Se quedo embobado de ella.

 

-          ¿te quitas de encima o lo hago yo? –dijo Aome cuando por fin, pudo hablar-

-          Que grosera. –murmuro Inuyasha- tú estabas en medio.

-          ¿yo estaba en medio? ¡tú caíste encima de mí! –grito ella levantándose y quitándose el polvo-

-          ¡ja! –dijo y miro el tablón- clase estrella de nuevo… -pensó, bufo y volteo sin mirar a Aome, quien estaba que echaba chispas-

 

.

.

.

.

 

Sesshomaru caminaba en los pasillos del instituto, ignorando a las chicas que lo miraban y saludaban a los lados del pasillo. Muchas lo miraban con ojos deseosos, y murmuraban lo guapo y sexy que era… Siempre lo mismo.

Que molestas. Pensó.

Doblo una esquina yendo al patio trasero, donde iría a las pistas de fútbol. Se había cambiado al uniforme de fútbol, era el capitán del equipo Shikon.

Una camiseta blanca de manga corta con el símbolo en el pecho derecho, y atrás su nombre. Y unos pantalones blancos hasta las rodillas. Unos calcetines blancos hasta casi las rodillas, con dos rayas doradas casi donde acaba el calcetín. Y unas deportivas doradas.

 

.

.

.

.

 

Rin llevaba el casco de béisbol y el bate cogido con fuerza, miraba atenta como iban a lanzar la bola. Pero en ese momento su vista fue fijada en el chico de cabellos largos plateados, que iba a un paso lento y decidido, directo a las pistas de fútbol. Se quito su casco para verlo mejor y en ese momento…

 

-          ¡RIN CUIDA…! –grito Sango- do… -murmuro-

-          ¡auch! –grito al sentir la bolsa de béisbol chocar contra su ojo derecho-

 

Sintió como Sango le ponía una bolsa de hielo en todo el ojo.

 

-          Auu… -murmuro-

-          ¿pero como que fallaste? ¡tú nunca fallas! –dijo Sango- ¿haber que mirabas? –susurro con sonrisa picara-

-          ¡a nadie… nada! –grito confusa- ay… que dolor. –murmuro-

-          Eso te pasa ir viendo a chicos… -dijo Sango riendo- ¿Quién lo iba a decir…? Tu. Tu viendo a chicos y distrayéndote,… y baya ojo. –dijo viendo el ojo morado-

-          Auu… -se quejo de nuevo-

-          ¿y a quien mirabas…? –pregunto curiosa Sango-

-          Mm… a nadie, ya te dije. –musito-

-          ¡ja, ja!

-          Que mentirosa. –dijeron Ah-Un-

-          ¡cállense! –dijo Rin, al pequeño monstruo de dos cabezas, que era charlatán y algo malvado-

-          Jajaja –rieron a la vez- ¡Rin miraba a Sesshomaru! ¡Rin ama a Sesshomaru! –empezaron a canturrear-

-          ¿Sesshomaru? –dijo Sango sorprendida- ¿enserio…?

-          N-no… -murmuro- solo… me distraje… nada más.

-          ¡Jajaja! –rieron Ah-Un- ¡mentirosa!

-          Tu monstruito tiene razón. –dijo Sango- se nota que te gusta…

-          Pero… el jamás se fijaría en mi.

-          ¿y porque no?

-          Soy una “marimacho” poco afeminada, con un ojo morado y un monstruo de dos cabezas en el hombro… -dijo ella y suspiro-

-          ¡deja de hacerle caso a las chicas que te llaman así! –dijo Sango- no eres “marimacho”, que te gusten los deportes no significa que lo seas…

-          No llevo el uniforme de chica, si no, unos pantalones largos también. –dijo- y no me agrada ir de compras, o pintarme las uñas… ver a chicos…

-          ¬¬ ¿y como sucedió lo del moraton? Viendo a un chico… -dijo Sango- al menos, tú tienes más posibilidades que yo…

-          ¿Por qué? –pregunto Rin- que el idiota mujeriego no te haga caso no significa que tu no puedas llamarle la atención.

-          Si lo dices así… -murmuro y Kirara su gatita de dos colas salto a sus brazos. Sango empezó a acariciarla. Suspiro-

-          Venga sango, anímate. –dijo Rin- bueno… -se levanto- tengo que irme.

-          Adiós. –dijo Sango-

 

Rin se fue corriendo y llego a los vestidores a cambiarse, al salir de ahí iba muy metida en sus pensamientos y choco contra alguien sin darse cuenta. Ambos cayeron de culo y frente a frente.

 

-          Auch. –dijo Rin- baya día llevo. –murmuro- lo siento, no miraba por donde iba y… -se quedo callada al ver que era Sesshomaru con quien choco-

-          Jmp… -no dijo nada más y se levanto, entonces miro el ojo de la chica- ¿Qué te paso? –pregunto, mientras ella se levantaba lentamente-

-          Digamos que a la próxima que juegue al béisbol llevare algo en la cara. –murmuro- adiós. –dijo yéndose deprisa corriendo- “que vergüenza” –pensó-

 

Que inútil y patosa había parecido. Seguro ahora parecía una idiota… Tenía las mejillas sonrojadas y su cabeza estaba hecha un lío, si, definitivamente: estaba enamorada.

Y no se dio cuenta de que dejo caer su casco de béisbol justo cuando echo a correr, Sesshomaru se agacho y cogio el casco. Leyó el nombre de la chica que estaba puesto en el, en letra grande y azulada.

 

-          Rin.

 

.

.

.

.

.

 

Aome llego a su clase y se sentó en la primera fila al lado de la ventana.

Saco sus libros y apuntes, y espero a que llegara el profesor.

 

.

.

 

Inuyasha entro a la clase y decidido fue a su sitio. Entonces, la vio…

 

-          Ella. –dijo entre dientes. Llego a donde ella, mientras la pelinegra pasaba de el- ese es mi sitio. –dijo serio-

-          ¿eh? –ella volteo a el- ¿Qué haces aquí? –pregunto-

-          Es mi clase, y ese mi sitio. –dijo cortante-

-          No pone tu nombre por ninguna parte… -dijo ella-

-          Jmp… -gruño y apoyo sus manos en la mesa, y acerco su rostro al de ella. Aome se sonrojo levemente y echo su cabeza mas atrás, alejándose de el…- me da igual. Quítate.

-          ¡oye tú, aléjate de Aome! –grito shippo dándole una patada en la cara. Inuyasha lo cogio de la cola- ¡ah, ah, suéltame! –grito-

-          ¡oye, suéltalo! –grito Aome-

-          ¡el me dio la patada! –grito el-

 

Entonces Aome cogio un collar maldito de su cartera, y se lo puso a Inuyasha. Que se quedo sorprendido.

 

-          Pórtate bien conmigo y te lo quitare. –dijo ella-

-          ¿Qué…? ¿Qué es esto? –dijo y intento quitárselo, pero no podía- ¡que me pusiste bruja!

-          ¿bruja? –dijo ofendida- no, no… es un collar maldito. Y ahora… te pondré el hechizo de maldición. –dijo y se quedo pensativa. Vio las orejas de perro que tenia y sonrío- ¡abajo! –grito y el callo al suelo-

-          Argh… maldita ¿Qué me hiciste? –pregunto-

-          Lo dicho: pórtate bien y te lo quito. –repitió-

-          Jamás. –dijo-

 

Inuyasha se vio obligado a cambiar de sitio, pero entonces, llego su profesor.

 

-          Buen día alumnos, mi nombre es Tottosai… -dijo y miro la clase entera- les iré explicando como Irán las clases este año y al final, me hacen las preguntas ¿si?

 

Cogio una tiza y en la pizarra empezó a apuntar cuando serian los entrenamientos y partidos de los deportes. Como se podían inscribir en algún deporte.

Aome levanto la mano.

 

-          Si, señorita Higurashi. –al decir su apellido, toda la clase empezó a murmurar cosas. En cambio Inuyasha no sabía quien era aun así- ¿Qué quiere?

-          ¿las clases de tiro en arco…? –pregunto-

-          Ah si… Entrenamientos los lunes y miércoles, también los sábados y domingos por la mañana. –dijo- y campeonatos, no lo se aun.

-          Gracias. –dijo Aome-

 

Inuyasha aun no sabia quien era ella, Higurashi… ese apellido no le sonaba de nada. Shippo volteo a el y le saco la lengua. Este gruño.

A su lado, escucho la conversación de dos chicas.

 

-          ¿Higurashi? ¿Quién lo iba a decir, no? –dijo una-

-          Su familia fundo el instituto ¿no? –dijo la otra-

-          Si, si… y se dice que sus antepasados eran los poseedores y guardianes de la perla de Shikon. Por eso el instituto se llama “Shikon” –dijo la otra- se dice que la perla esta escondida aquí.

-          ¿enserio? ¿la perla que concede deseos y da mas poder?

-          Así es. Yo creo que solo son rumores… pero, oye. Estaría genial ¿no? –dijo la otra-

 

Inuyasha hasta ahí escucho la conversación.

¿Su familia eran los fundadores del instituto? ¿Los que una vez tuvieron la perla de Shikon?

¿Su familia? Aun no se lo creía… esa chica molesta y grosera… ¡ah! Jamás se lo creería.

 

.

.

.

.

.

 

 

A la hora del patio, Kagura junto su hermana menor Kanna se dirigieron al patio trasero, donde su señor las esperaba.

 

-          Por fin. –dijo con tono impaciente-

-          Lo sentimos señor Naraku. –dijo Kanna- Tuvimos que quedarnos más en clase.

-          Argh me da igual la excusa. –dijo- ¿ya saben donde esta?

-          No, no lo sabemos. –musito kagura- pero, ha vuelto.

-          ¿uh?

-          Aome Higurashi, es la heredera de su clan y familia. Ella sabrá donde esta la perla de shikon. –susurro-

-          Excelente. –susurro y rió estilo malvado-

 

.

.

.

 

 

Koga junto sus dos mejores amigos Ginta y Hakaku, iban tranquilamente por el patio de la escuela… En ese momento, sus ojos azul cielo se posaron en una chica. Se quedo viéndola unos instantes, que fueron los mas largos de su vida; su cabello largo azabache con reflejos azules caía perfectamente sobre sus hombros, su flequillo tapaba un poco sus ojos color chocolate, su piel blanca y perfecta hacia resaltar sus ojos.

Sintió una punzada en el corazón.

 

-          ¿Qué pasa Koga? –pregunto Ginta-

-          ¿Por qué te has parado? –pregunto Hakaku-

-          Ahora vuelvo. –susurro y se dirigió a la chica, pero en su camino se cruzo Ayame-

-          ¡hola Koga! Que pena que no nos tocara en la misma clase, este año me toco la clase Luna. Y a ti sol, ¿no? –dijo sonriente, pero este tenia sus ojos fijos en la chica de cabello azabache- ¿adivina quien esta en mi clase? Sesshomaru, -suspiro- genial, tendré que aguantar a todas las chicas diciendo lo genial que es. –cruzo sus brazos enfadada- ¿me escuchas, Koga?

-          Ahora no, Ayame. –dijo y se fue al lado de ella ignorándola-

-          ¿pero que demonios le pasa?

-          Hola Ayame. –dijo Ginta-

-          ¿Ginta, que le pasa a Koga? –pregunto Ayame-

-          Ni idea. –musito-

 

Koga llego a donde la bella señorita.

 

-          Buen día, -saludo- ¿eres nueva no?

-          Hola,… si soy nuevo. –dijo-

-          Mi nombre es Koga, ¿podría tener el honor de saber tu nombre?

-          Pues… Aome Higurashi. –musito-

-          Aome, que lindo nombre tienes. –dijo cogiendo sus manos-

-          ¡Koga! –grito Ayame celosa yendo a el y lo cogio de la oreja, se lo llevo a rastras de allí-

-          ¡ya nos veremos, Aome! –grito Koga mientras era arrastrado por Ayame-

-          ¬¬u ¿y esos? –susurro shippo llegando con unos jugos, y le entrego uno a Aome-

-          Ni idea. –musito-

 

.

.

.

 

Rin suspiraba en un banco al lado de Sango. A ambas les había tocado la clase Luna. Y ahí iba también Sesshomaru.

 

-          ¬¬ ya para de suspirar. –dijo sango dándole un codazo- ¿Qué te pasa?

-          Me toco a su lado. –dijo como si fuera lo mas horrible del mundo- T_T

-          Si… cuando nos pusieron por orden y te toco a su lado, vi como todas las chicas te miraban con odio… Créeme, si las miradas mataran estarías cavando tu propia tumba. –le dijo sango-

-          Deberías estar feliz. –dijo una de las cabezas de ah-un-

-          Si, si. ahora tienes más oportunidades de conquistarlo. –dijo la otra cabeza, Rin se sonrojo-

-          ¡no digan tonterías! –musito roja-

-          Solo decimos la verdad u.u –susurraron-

-          Tu monstruito tiene razón. –dijo sango-

-          ¡ja! Como si el fuera a fijarse en una sacerdotisa de segunda como yo. –susurro-

-          ¬¬ y dale, deja de menospreciarte. –dijo sango- yo soy una exterminadora, y la mayoría de gente me odia a muerte.

-          ¬¬ ya bueno… matas monstruos. –susurro- es obvio.

-          Aun me pregunto como me aceptaron u.u –susurro, en ese momento vio pasar a Miroku delante de ellas, con dos chicas a sus lados y las abrazaba por la cintura, los tres reían- Argh. –gruño celosa-

-          Ahí va el mujeriego. –susurro Rin- no se como te puede gustar…

-          ¬¬ mira quien hablo, yo no diré nada de tus gustos. –susurro sango-

-          >//

 

En ese momento Sesshomaru camino hacia ellas.

 

-          Mira quien viene. –dijo Sango y Rin vio de reojo que Sesshomaru se paraba delante de ella-

-          ¿Esto es tuyo, no? –dijo entregándole el casco de béisbol-

-          E-eh… s-si. –musito- gracias. –susurro viéndolo y le dedico una pequeña sonrisa-

-          Jmp… cuida más tus cosas. –musito antes de voltearse y irse, con ese porte principesco y perfecto con el que se había acercado-

-          Baya, baya, baya… -susurro sango-

-          ¡no digas nada! >.

 

 

End Notes:

Bueno, espero que les haya gustado. Y recuerden comenten. ^^ 

jeje sayonara cahuu bss cuidensee! y... feliz navidad! (atrasado x un dia u.u, aunque eso feliz) xD 

 

End Notes:

Bueno, espero que les haya gustado. Y recuerden comenten. ^^ 

jeje sayonara cahuu bss cuidensee! y... feliz navidad! (atrasado x un dia u.u, aunque eso feliz) xD 

 

Regresar al índicePrimera temporada. by fandenarutoshippuden

 

El despertador sonó con fuerzas esa mañana, las tres chicas que ocupaban la habitación se levantaron de golpe.

Aome, quien tenía mas cerca el despertador lo apago.

 

-          Buenos días chicas… -musito-

-          Buen día –dijo sango-

-          E-eso… -susurro Rin aun bajo sus mantas-

 

La habitación era grande, y tenía una ventana que daba al bosque que rodeaba el instituto. Rin estaba en la parte de arriba de la litera, y Sango debajo. Y en la cama de al lado Aome.

Las tres se vistieron y desayunaron.

La habitación tenía una mini-cocina, y un cuarto de baño enorme.

Aunque la cocina, salón y dormitorio eran la misma habitación. Pero era cómodo y acogedor.

 

Las tres se despidieron al salir y fueron a sus respectivas clases. Se llevaban bien y se habían hecho amigas enseguida.

Sango y Rin iban a la clase Luna. Y Aome a la estrella.

.

.

.

 

Rin llego a clase junto Sango, y se sentó en su sitio al lado de Sesshomaru, quien miraba por la ventana ignorando a todos.

En ese momento Kagura se acerco a Rin.

 

-          Hola, Rin. –dijo- ¿Cuándo decidirás ir de chica? –como siempre se burlaba de ella- Aunque bueno, si tienes piernas feas mejor tápatelas con esos pantalones… -musito después y se acerco a su oído- Cámbiame el sitio. –ordeno-

-          No. –contesto simplemente ignorándola-

-          No fue una sugerencia ni si quiera te pregunte, si no te lo ordene… -dijo ella- Soy Kagura, Manipuladora de Vientos. Soy superior a ti, así que ubícate y haz lo que digo cuando lo digo y como lo digo. –explico a Rin y ella ignorándola abrió su libro y se puso a leerlo ignorándola- Argh, maldita mocosa machota…

-          Pelos de estropajo. –susurro ella-

-          ¿Qué me llamaste? –pregunto Kagura volteando a ella, justo antes de irse-

-          Lo que escuchaste ¿o es que aparte de tener un pelo feo también estas sorda? –inquirió-

-          Mira “bonita”… Ándate a hacer cosas de chicos. Por que eso de fingir ser una chica no te queda… -dijo con voz hiriente- Y por cierto, cuando quieras hablarme antes estate a mi altura… aunque, jamás conseguirás eso. –y así se fue a su sitio-

 

Rin ha pesar de que Sango le dijera muchas veces que ignorase los comentarios de los demás, en el fondo siempre acaban hiriéndola a pesar de que intenta hacer oídos sordos.

Unas pequeñas lágrimas se asomaron por sus ojos, y deprisa las limpio como si no hubiera pasado nada. Justo en ese momento llego el profesor. Korean Beauty - 👸 💋 Descubre todo sobre el ritual de belleza coreana y los mejores productos de cosmetica coreana del mercado Korean Beauty

Y nadie se dio cuenta de que Rin estaba tan mal, aparte de una persona…

Sesshomaru observo como su compañera había limpiado esas pequeñas lágrimas cristalinas de sus ojos, y había hecho como si nada después.

.

.

.

 

Sango había visto como Kagura había molestado a Rin, pero no pudo ir a defenderla, ya que tenía cosas que hacer también. Detrás de ella se sentaba Miroku, que andaba siempre comentando sobre chicas con su compañero Kohaku, su hermano. Eso la molestaba un poco, que Kohaku abecés cayera en sus juegos y también opinase sobre las demás chicas… y lo que mas le dolía, es que opinaba de todas, menos de ella. Como si no existiera, como si fuese invisible, o como si ni si quiera fuera una chica.

 

.

.

.

 

Aome estaba atenta en las clases, mientras Shippo hacia muecas a Inuyasha, quien cada vez tenia menos paciencia. Al sonar el timbre, Aome estaba recogiendo y de repente Inuyasha le habla.

 

-          Ya dime como se quita este collar. –dijo harto-

-          Antes pídeme disculpas. –dijo ella paciente-

-          ¿Por qué?

-          Por que me tiraste al suelo y te comportaste de forma grosera conmigo. –reprocho en tono mas enojado-

-          Tu fuiste quien estaba en medio… -musito el-

-          Argh ¡abajo! –grito y el cayo al suelo-

-          Jajaja –rió Shippo divertido- te lo merecías Inuyasha.

-          Maldito. –musito el en el suelo-

 

.

.

.

 

En la clase de educación física…

 

Sango apenas podía correr ya, en cambio Rin aguantaba muy bien. La profesora ordeno parar y todos fueron al centro de la pista de fútbol –donde solía ser la clase de educación física- ha escuchar las explicaciones de la profesora.

Entonces sango llego junto Rin.

 

-          Ay dios, creo que he muerto y lo único que me aguanta es mi esqueleto y alma. –susurro-

-          No es para tanto. –dijo Rin-

 

Todos llevaban el uniforme de verano de educación física, ahí hacia muy buen tiempo en esos meses de comienzo de clases.

El uniforme constaba de una camiseta negra de tirantes, unos pantalones cortos rojos y unas deportivas blancas. Ese el de chicas.

El de chicos, camiseta blanca de manga corta, pantalón largo rojo y deportivas negras.

El pantalón largo era de tela fina, para así no pasar calor.

Los uniformes de invierno eran iguales, solo que en ve de camisetas de tirantes las chicas debían llevar un polo. Y unos pantalones largos. Y los chicos igual, un polo y pantalón de tela más gruesa.

Aunque Rin prefería llevar un pantalón hasta las rodillas de color rojo. En ve de uno corto. Y una camiseta de manga corta negra, en ve de tirantes.

 

-          ¿Qué no es para tanto? –musito sango- ¡dios mío de mi vida! –susurro- por cierto… ¿Qué dijo la profesora?

-          Ni idea, ya que no parabas de hablar. –dijo Rin-

-          ¬¬ tú me escuchabas, es tu culpa. –susurro Sango-

-          ¿Qué es tan importante que hablan señoritas? –la profesa les llamo la atención- compártanlo con la clase para así poder ponernos a la corriente…

-          E-eh… no, no es nada. –susurro Sango ya con mejor aspecto-

 

La profesora siguió hablando.

 

-          Por tu culpa me acabaran suspendiendo. –musito Rin-

-          Ya claro. –dijo Sango- ¡si eres la mejor en esto!

-          Y pésima en matemáticas. –susurro Rin rodeado de un aura deprimente-

-          ¬¬ te distraes mucho. –susurro sango- eso es todo.

 

En ese momento todos cogieron un bate de béisbol y una pelota, en parejas, Sango y Rin iban juntas. Rin cogia el bate y Sango la pelota.

 

-          Bien, ahora con su pareja pasaran el examen. –dijo la profesora-

-          T_T solo es el segundo día y ya tenemos examen. –se quejo Sango-

-          Eh, ayer practicamos. Te dije que era bueno practicar… Lo ves, tenia razón. Hoy pondrían el examen. –dijo Rin-

-          ¬¬ y ese ojo morado es de tanto esfuerzo ¿no? –susurro sango-

 

El ojo aun estaba algo morado, levemente pero lo estaba. Rin se tapo ese ojo con la mano y sonrojada recordó el día anterior.

 

-          ¡Rin, Sango les toca! –grito la profesora-

-          ¡hai! –dijeron-

-          Adelante Rin. –dijo Sango tirandole la pelota, ella apretó con fuerza el bate y le dio con todas sus fuerzas a la pelota, imaginando que es la cabeza de Kagura. Sonrío ante aquel pensamiento y vio como la pelota de alejaba y caía en el bosque-

-          ¡muy buen tiro, Rin! –dijo la profesora-

 

Rin sonrío. Ahora era el turno de Sango, quien también le dio a la pelota, pero esta no llego muy lejos…

Y al final de que todos lo hicieran, la profesora hablo:

 

-          Anuncio ahora mismo, quienes entran en los equipos de deportes. –dijo- Ayame, entras en natación, volleyball y en patinaje artístico. –Ayame sonrío satisfecha- Rin entras en béisbol, natación, fútbol femenino, tennis, judo, baloncesto y tiro con arco.

-          ¿a Badminton no me cogieron? –susurro decepcionada-

-          Lo siento, este año no. –dijo la profesora-

-          Machota. –susurro por lo bajo Kagura-

-          Pelo estropajo. –susurro ella-

-          Jaja –rió Sango por lo bajinis-

-          Argh –gruño Kagura-

 

En ese momento sonó el timbre y todos fueron al patio, era la hora de desayuno.

 

Aome esperaba impaciente a sus dos mejores amigas –las únicas que había hecho- mientras Shippo se comía una piruleta. Pero en ese momento llego Inuyasha.

 

-          Genial tu de nuevo. –dijo Aome-

-          ¿Cómo que “tu de nuevo”? –replico Inuyasha- mira, quítame ya esta cosa.

-          Te dije que solo si te portas bien. –dijo ella-

-          Ándate ya, perrito. –dijo Shippo poniéndose en el hombro de Aome-

-          ¿Qué me llamaste?

-          Perrito. –repitió el-

-          ¡pero serás…! –grito-

-          ¡abajo! –lo interrumpió Aome y cayo al suelo de cara-

-          Maldito… -susurro Inuyasha-

-          Jajaja lo tienes merecido. –dijo Shippo-

 

Inuyasha iba a replicar pero en ese momento la tripa de Aome sonó, ella se sonrojo.

 

-          Si tienes hambre ¿Por qué no comes? –pregunto-

-          ¡no me digas que tengo que hacer! –dijo ella y luego murmuro:- si tuviera comida ya la habría comido…

-          ¿acaso no tienes comida?

-          Me deje mi bocata en mi habitación esta mañana. –explico-

-          Toma. –dijo Inuyasha extendiendo su comida a ella-

-          ¿eh?

-          Tómalo. Yo no tengo hambre. –musito y se lo dio a Aome, que lo cogio. Inuyasha volteo y se fue sin decir nada-

-          Gracias. –susurro Aome, por una vez, ese tipo había sido bueno con ella-

-          Que idiota. –susurro Shippo- ¡seguro tiene veneno, no lo comas Aome!

-          ¬¬u ¿Por qué iba a tener veneno?

-          Quiere engañarte. Seguro intenta matarte y así quitarse el collar o algo. –musito-

 

Inuyasha escucho lo que había dicho Shippo, pero aun así se alejo con las mejillas levemente sonrojadas.

¿Por qué era bueno con ella así de repente? Tal vez, le iba cayendo bien. Aunque… ¡era grosera, molesta y criticona! ¡Ja! No, no, ella no le caía bien. Definitivamente tuvo un momento de flaqueza nada más…

 

.

.

.

 

Rin y Sango llegaron donde Aome, quien comía su bocadillo.

 

-          ¡Llegamos! –dijo Rin sonriente-

-          Ay… dios… -musito sango- acabo de venir de la clase de educación física… no puedo mas… -se sentó en el banco junto Aome y Shippo y a su lado Kirara-

-          Pues yo estoy llena de energía. –dijo Rin- ¿sabes Aome? Me cogieron en todos los equipos de deporte a los que mande una petición, menos en badminton… esos malditos pijos que juegan a badminton. –murmuro- ¡pero en fin!

-          A mí en tiro en arco. –dijo Aome- es al único que mande una petición.

-          Yo solo para practicar con mi boomerang. –dijo sango-

-          Tienes algo raro con los boomerangs. –musito Rin- ¿Por qué te gustan tanto?

-          No se. –dijo encogiéndose los hombros-

-          Oigan… ¿el que viene no es Miroku? –dijo Aome señalándolo-

-          Eh, pues si. –dijo Sango-

 

Miroku llego corriendo y paro delante de Sango, cuando recupero el aliento hablo.

 

-          Sango, tu hermano… Kohaku… -empezó a decir- lo llevaron a la enfermería…

-          ¿¡QUE!? –grito levantándose- ¿Qué paso? ¿es grave?

-          No lo saben, de repente cayo al suelo inconsciente y ahora dicen que esta en coma.

-          ¡como! –grito sango-

-          Me mandaron a llamarte… -explico-

-          Vamos. –dijo sango decidida- kirara. –el gatito salto a su hombro- chicas, no se preocupen quédense aquí ¿OK?

-          Bien. –dijeron-

 

Sango se fue corriendo junto Miroku.

 

-          Pobre Kohaku ¿Qué le debió pasar? –musito Rin preocupada, desde hacia mucho lo conocía y era ella era como un hermano, familia-

-          ¿es el hermano pequeño de Sango, no? –dijo Aome-

-          Si, pero solo por unos meses. –dijo Rin- aunque Sango lo trata como si se llevaran años… Lo sobreprotege mucho.

-          ¿Qué debió pasarle para quedar en coma? –susurro Aome-

 

.

.

.

 

A lo lejos estaban Kagura, Kanna y Naraku reunidos.

 

-          ¿y bien? –dijo Naraku-

-          Todo marcha según su plan, señor. –dijo Kanna-

-          El joven Kohaku ya esta bajo su poder. Le inyecte aquel veneno que me dio. –dijo Kagura- ahora lo puede manejar con total libertad.

-          Bien, bien… -susurro Naraku- su hermana es amiga de Aome. Y Kohaku podrá acercarse a ella sin problemas, y sin levantar sospechosa de que nosotros estamos tras todo.

-          Que buena idea tuvo, señor. –dijo Kagura halagándolo-

 

.

.

.

 

Sango y Miroku llegaron a la enfermería, los dejaron pasar, ya que Kohaku estaba mejor.

 

-          ¡que te paso! –grito sango tirandole a sus brazos-

-          Tranquila hermana. –dijo el- estoy bien.

-          Pero… ¿Cómo?

-          No lo se. –musito- no recuerdo.

-          Deberías dejarlo descansar. –dijo una anciana-

-          Anciana Kaede. –musito sango, era también la profesora de tiro con arco, aparte de la enfermera jefa de la academia-

-          Vuelve mas tarde, Sango. –dijo Kaede-

-          Si. –suspiro y salio de la sala- hasta luego, hermano…

-          Adiós hermana. –se despidió- adiós Miroku, gracias por llamarla.

-          De nada. –dijo el saliendo-

 

Sango se apoyo en la pared y se dejo caer, hasta quedar en cuclillas, unas cuantas lagrimas escaparon de sus ojos.

Miroku al verla así, se arrodillo a su lado y paso su mano por la mejilla de la chica, secando sus lágrimas.

 

-          No llores, te ves mas linda sonriendo. –le dijo y sango se quedo sonrojada-

 

Miroku se levanto y se fue de ahí caminando.

 

-          “me veo mas linda sonriendo” –volvió a repetir las palabras de Miroku en su mente, y sonrío-

 

.

.

.

 

Ayame caminaba de un lado a otro, mientras veía a Koga mirar el cielo como si fuera lo más interesante del mundo.

 

-          ¡ay Koga, hazme caso! –grito desesperada-

-          ¿eh? –volteo a ella-

-          ¡estoy harta, te odio… jamás me haces caso y me ignoras…! ¡te odio, te odio, te odio! –grito yéndose corriendo, mientras recordaba a la chica que Koga había visto el día anterior, esa tal Aome-

-          ¿pero que le pasa? –susurro Koga-

-          Koga, creo que Ayame se enojo. –susurro Hakaku-

-          ¬¬ no me digas, no lo note. –susurro Koga-

-          Yo creo que esta celosa. –dijo Ginta- Desde que hablaste ayer con Aome, esta bastante enojada… -Hakaku asentía ante las palabras de su amigo dándole la razón-

-          ¿eh? ¿Por qué iba a estar celosa? –susurro Koga-

-          ¿acaso no lo recuerdas? –dijo Ginta-

-          ¿el que? –dijo Koga-

-          Aja –suspiraron sus amigos-

-          Mejor dejémosle pensándolo. –dijo Hakaku-

-          Si, vámonos. –dijo Ginta y se fueron-

-          ¿pero que no recuerdo? –susurro Koga, entonces en su mente apareció una luna llena y un arco iris. Abrió mucho sus ojos- ¿Qué…? No lo recuerdo. –susurro-

 

 

.

.

.

 

Rin estaba muy concentrada en darle a la pelota que le mandaba la maquina. Cogia con fuerza el bate y intentaba darle a la pelota, pero le era imposible.

 

-          Si das un paso mas a la derecha y sueltas el aire antes de darle, seguro aciertas. –escucho una voz seria y fría a sus espaldas, volteo, Sesshomaru-

-          ¿eh? –hizo caso de lo que le dijo y,… funciono- ¡wow! ¡graci…! –volteo pero ya no estaba- as… -musito-

 

 

End Notes:

Bueno, aki esta el segundo capi, xD espero k les guste y k comenten! ¬¬ ya leyeron el fic 61 personas y nadie comenta... ¿tan malo es T_T?

End Notes:

Bueno, aki esta el segundo capi, xD espero k les guste y k comenten! ¬¬ ya leyeron el fic 61 personas y nadie comenta... ¿tan malo es T_T?

Regresar al índicePrimera temporada. Un leve sonrojo, un esguince y el reto de Kagura. by fandenarutoshippuden
Author's Notes:

siento haber tardado, pero ayer rompi cn mi novio y estuve muy depre... 

Espero que les guste el capi! 

Author's Notes:

siento haber tardado, pero ayer rompi cn mi novio y estuve muy depre... 

Espero que les guste el capi! 

 

Al día siguiente, Aome llego mas pronto de lo normal a clases.

A esa primera hora tenia un examen y prefería estudiar un poco antes de que todos llegaran.

Pero en ese momento…

 

-          Bien ayer fui amable, dime como se quita el collar. –exigió Inuyasha-

-          Y dale. –suspiro Aome- ¿tanto te molesta?

-          No es mi estilo llevar joyas.

-          No es una joya. –replico ella- es un collar maldito.

-          ¡joya! –dijo el llevándole la contraria-

-          Que molesto eres bestia. –dijo en ese momento Koga entrando- deja a Aome en paz…

-          ¿Koga? –susurro Aome- ¡ah, el chico del otro día!

-          Me recuerdas *-* -dijo con ojos brillantes yendo a ella-

-          ¿c-como me llamaste? –pregunto Inuyasha-

-          Bestia. –repitió-

-          Maldito perro sarnoso. –susurro el-

-          ¡bestia mal oliente!

-          ¡hablo! –dijo el-

-          Mi Aome si te molesta dímelo y lo echo de aquí… -dijo Koga dirigiéndose a Aome, ignorando a Inuyasha quien gruñía molesto-

-          E-eh, déjalo. –dijo con una sonrisita-

-          Lo ves, ella no quiere que me vaya… así que vete tú. –dijo Inuyasha-

-          Bestia.

-          Perro sarnoso

-          Bestia

-          Perro sarnoso

-          Que infantiles. –bufo Aome levantándose y yéndose de ahí, y Shippo les saco la lengua mientras se marchaban-

-          A-Ahome, espera. –dijo Koga-

-          ¡ja! –rió Inuyasha-

 

.

.

.

.

.

 

-          ¡porque otra vez toco educación física! –se quejo sango mientras corría-

-          Deberías ponerte en mejor forma. –le dijo Rin-

-          Estoy en buena forma, lo que me molesta es que a primera hora tenga que hacer ejercicio… aun estoy medio dormida. –suspiro-

 

Kagura que pasaba tras ellas, estaba pensando en la conversación de ayer con Naraku.

 

Flash back

 

-          Debes hacer lo que sea para averiguar donde se encuentra la perla de Shikon… Sin ella no podré hacerme con más poder, y mi cuerpo no volverá a estar completo. –dijo con voz firme y fría- Higurashi Aome, la heredera y descendiente de su clan. Debe saber donde esta… Por eso debe haber venido.

-          Mi señor… -interrumpió Kanna- ¿y como esta tan seguro que la perla esta aquí?

-          La siento… esta cerca… pero no se exactamente en donde. He recorrido de arriba abajo la academia… y nunca la vi. Solo el guardián de la perla sabe donde esta. –dijo seriamente-

 

Fin del flash back

 

Kagura estaba metida en sus pensamientos, pero entonces escucho parte de la conversación de Rin y Sango.

 

-          Y dime ¿Piensas decirle a Sesshomaru lo que sientes por el? –Pregunto Sango-

-          ¡claro que no! –dijo deprisa Rin-

-          ¿ósea que te lo callaras?

-          Obvio. –respondió cortante y corrió para avanzarla-

-          ¿a la machota le gusta Sesshomaru-sama? –susurro para si misma Kagura y sonrío de lado con ira en sus ojos-

 

Avanzo hasta llegar detrás de Rin, y sin que nadie la viera le puso la zancadilla haciéndola caer.

 

-          ¡pero que torpe eres! Y mira que pensé que al ser tan machota sabrías correr bien. –dijo Kagura y rió-

-          ¡maldita, seguro fuiste tú! –dijo sango ayudando a levantarse a su amiga-

-          ¡ah, que daño! No puedo. –dijo Rin mientras se dejaba caer. Se quedo sentada tocando su tobillo- me duele…

-          Creo que tienes un esguince. –dijo Sango-

-          ¿Qué pasa? –pregunto la profesora llegando a ellas-

-          La torpe de Rin se cayó y se hizo un esguince. –dijo Kagura-

-          Mentira fuis… -sango iba a decirlo, pero Rin interrumpió-

-          Solo fue un accidente, no pasa nada. –dijo deprisa riendo nerviosa-

-          Bueno Rin, ves a la enfermería. –dijo la profesora- que te acompañe… -miro entre los alumnos-

-          Yo puedo. –dijo sango-

-          No. Ira Sesshomaru. –dijo la profesora-

-          ¿Qué? –se quejo Kagura- argh –gruño-

-          ¡venga clase seguid! –grito la profesora- Sesshomaru, lleva a Rin a enfermería.

 

El sin nada que decir, ayudo a Rin a levantarse y la ayudo a caminar. En silencio llegaron a la enfermería. Donde enseguida Kaede atendió a Rin.

 

-          ¡pero niña! ¿otra vez aquí? –dijo- ay… tienes que cuidarte más. Te veo cada dos por tres, creo que te veo mas aquí que en clases…

-          Jejeje si, lo intento anciana Kaede. –susurro ella y se sentó en la camilla, mientras Kaede vendaba su tobillo y le ponía hielo-

-          Sesshomaru, ¿puede aguantar el hielo mientras me voy un momento? –pregunto-

-          Claro. –dijo el y se puso de rodillas frente a ella aguantando el hielo de su pie-

 

Kaede se fue, y el silencio reino de nuevo.

 

-          Debes tener mas cuidado. –dijo en ese momento Sesshomaru- eres muy torpe.

-          S-si… bueno. –murmuro- ya me decía mi mama “Fíjate donde pisas”

-          No te tropezaste. –dijo deprisa- Kagura te puso la zancadilla…

-          Lo se. –dijo y suspiro-

 

Sesshomaru no hizo mas preguntas, tampoco volvió a hablar. Tras unos segundos Kaede volvió.

 

-          Bien, -quito el hielo de las manos de Sesshomaru- Rin, no debes hacer deporte durante una semana ¿si? y como te vea volver por aquí esta semana te juro que te vendo entera y no te dejo salir de tu cuarto. ¿entendido?

-          Hai, kaede. –dijo ella-

 

Con la ayuda de Sesshomaru fueron hacia las pistas de fútbol.

 

-          Siento que tengas que perder tu tiempo en esto… -musito Rin- no tienes nada que ver con lo que me paso… Y estas perdiendo clase…

-          Deberías preocuparte más por ti. –dijo el, y ya habían llegado. La dejo sentada en las gradas y fue a explicarle a la profesora que asintió y dejo que Rin se quedara sentada en sus clases-

 

.

.

.

.

 

En el patio…

 

-          ¿Sesshomaru dijo eso? –dijo sango, Rin le había contado con todo detalle. Ya que la estuvo molestando con que le contara-

-          Si. –suspiro-

-          Creo que se preocupo por ti. –dijo Aome- no creo, si no se.

-          Yo creo que solo pensaba “que tonta y torpe es” –dijo Rin-

-          Te menosprecias mucho ¿no? –dijo Aome-

-          Dímelo a mí. –susurro Sango-

 

 

.

.

.

 

Inuyasha caminaba de un lado a otro pensando en Aome, ¿Por qué pensaba tanto en ella? Esa chica molesta había estado ocupando sus pensamientos desde que la conoció. ¿Qué tenia ella…? ¡Y ese maldito collar que no salía! En ese momento, salio de sus pensamientos al escuchar su nombre.

 

-          Inuyasha… -volteo, era Shippo. El pequeño guardián de Ahome-

-          Ah… eres tú. –y lo ignoro-

-          ¡pero no me ignores, chucho! –grito-

-          ¬¬” ¿chucho?

-          Mira, no te acerques a Aome ¿entendiste? –dijo serio-

-          ¿o si no que?

-          Te las veras conmigo.

-          Jajaja –rió-

-          Argh ¡pero no te rías, maldito! –grito enojado-

-          Estaré tan cerca de ella como yo quiera y cuando quiera ¿escuchaste? –dijo Inuyasha alejándose de el-

 

¿Por qué demonios había dicho eso? ¿Acaso quería estar cerca de ella? ¿Por qué? ¡Ah, maldito Shippo!

 

.

.

.

.

 

 

Entonces sango se disculpo ante sus amigas y se fue a ver a su hermano, que seguía en la enfermería bajo vigilancia. Al ir por los pasillos hasta llegar a la habitación donde estaba Kohaku se encontró a Miroku.

 

-          Miroku… -musito sango-

-          ¡ah! Hola Sango. ¿viniste a visitar a tu hermano?

-          Pues si… y ¿tu?

-          También. –sonrío- es mi mejor amigo. Tendré que ir a verlo…

-          Ah, claro. –suspiro sango-

 

En silencio llegaron a la habitación de Kohaku, donde este dormía placidamente.

 

-          Baya… lo pillamos dormido. –susurro sango saliendo de la habitación y se sentó en el suelo al lado de la puerta-

-          ¿vas a esperar a que despierte? –pregunto Miroku-

-          Si

-          Entonces me quedo contigo. –dijo y se sentó a su lado-

 

Sango al sentir que Miroku estaba a su lado, rozándola, se sonrojo levemente.

Miroku la vio de reojo, y vio que estaba algo sonrojada. Sonrío de lado con arrogancia, pero no dijo nada. Era linda así. ¿Pero que demonios decía? ¡No podía pensar de esa manera en la hermana de su mejor amigo! Kohaku ya se lo dijo una vez “no te acerques a mi hermana pervertido mujeriego”

Dio su palabra, así que no iba a fijarse en Sango.

 

.

.

.

.

 

 

 

Kagura iba en busca de Rin, esa chica patosa y poco afeminada estaba enamorada de su Sesshomaru. ¿Pero como se atrevía esa buena para nada? Solo era una pordiosera, insignificante y estupida humana.

Sabía que su Sesshomaru jamás se fijaría en ella, pero, aun así debía ponerla en su lugar.

 

Llego donde estaba Rin.

Estaba sentada al lado de Ahome en el patio, en uno de los bancos de madera.

 

-          Baya, Kagura, ¿Qué te trae por aquí? –dijo Rin-

-          Mira bonita, aléjate de mi Sesshomaru. –dijo ella yendo al grano- Solo eres una insignificante y estupida humana con un esguince.

-          Que tú me hiciste. –comento-

-          Las cosas pasan. –susurro- y como te vea cerca de el…

-          Estará cerca de quien quiera. –interrumpió Ahome- mejor vete que no pintas nada, bonita. –una sonrisa forzosa se ensancho en su rostro-

-          ¡Ja! Mira Rin, Sesshomaru jamás se fijaría en ti, tenlo claro. –dijo viendo a Rin a los ojos, esas palabras la estaban hiriendo y Kagura lo sabia de sobra, sonrío- así que quítate de mi camino…

-          No me quitare de “tu” camino. –dijo Rin levantándose y poniéndose a la altura de Kagura- tu quítate del mío. –por dentro se moría de vergüenza y se arrepentía de sus palabras, pero la habían molestado lo suficiente para responderle-

-          ¿ah, si? entonces… Que gane la mejor.

-          ¿eso es un reto? –dijo Rin- ¿Haber cual de las dos se queda con el?

-          Pues si. –dijo Kagura- que gane la mejor, ósea yo. –volteo y se fue con aires de grandeza-

-          ¬¬ ¿Lucharas? –susurro Ahome-

-          Pues claro. –dijo Rin-

 

Desde hacia mucho que amaba a Sesshomaru y ahora por que Kagura dijera que se apartase no lo iría a hacer.

 

-          Y tengo un plan… Conquistare su corazón. –dijo Rin-

-          Ay dios… -suspiro Ahome- “tengo la señal de que ni yo ni sango nos libraremos de no participar” –pensó-

 

 

End Notes:

Comenten! 

End Notes:

Comenten! 

Regresar al índicePrimera temporada. Kohaku. Y el gran cambio de "look" de Rin. by fandenarutoshippuden
Author's Notes:

espero que les guste el cap. 

Author's Notes:

espero que les guste el cap. 

 

Kohaku se sentía mejor, y poco a poco abrió sus ojos. Sango estaba a su lado, recostando su cabeza en la cama.

Se levanto intentando no despertarla, vio que había traído ropas para el y se cambio.

Al terminar, sintió un pinchazo en su espalda, justo en el cuello.

Se toco con la mano en ese punto y de repente sintió que ya no tenia el control de si mismo. Sus piernas caminaban sin que el quisiera, quiso gritar pero su boca no obedecía.

Abrió la puerta sin querer y salio de ahí.

Llego al patio, vio que todo estaba oscuro, aun era de noche. Llego al patio trasero del segundo edificio y ahí vio tres sombras…

 

-          Por fin llego. –suspiro Kagura-

-          “¿Kagura?” –pensó Kohaku, no la conoció solo la había visto de lejos… ¿Pero que hacia ahí en medio de la noche?-

-          El títere llego. –dijo Kanna sin ninguna emoción-

-          “¿títere?” –repitió Kohaku-

-          Hola Kohaku. –escucho una voz desconocida y de las sombras salio alguien, no pudo ver su rostro, ya que llevaba una gran capa de mandril- Desde hoy, eres mi sirviente. Cuando yo quiera te manipulare y estarás a mi servicio… Quiero que te acerques a Ahome Higurashi.

-          “¡ja! ¿y se cree que no diré nada?” –pensó-

-          Y si dices algo… Tu querida hermana sufrirá las consecuencias de tus actos. Al igual que tu familia y aldea… Los mejores exterminadores son ¿no es así? –dijo-

-          “¡maldición!” –pensó Kohaku-

-          Recuerda: debes acercarte a Ahome Higurashi y descubrir cuanto sabe sobre la perla de Shikon. –repitió el sujeto-

-          “¿la perla de Shikon? ¿existe de verdad?” –pensó Kohaku, sabia muy bien la historia de la sacerdotisa Midoriko, pero, no creyó que fuese real-

-          Si existe, y esta aquí. –dijo Kagura- yo contactare contigo y te diré los planes de nuestro señor Naraku.

-          Ahora vete. –dijo Naraku y Kohaku se fue de ahí-

 

 

.

.

.

 

Rin despertó y se puso el uniforme que había pedido a Kaede, que le cambio su uniforme por el de chica.

Se miro en el espejo, la verdad, le quedaba bien la falda. Y sus piernas eran bonitas. Pero… ¡se moriría de la vergüenza!

No. Se dijo a si misma, debía luchar por la persona que ama. Si.

 

Sango y Ahome vieron como se miraba y el nuevo peinado que se hacia. Se dejaba el cabello suelto, y a un lado se hacia una coletita.

 

-          Estas muy guapa. –dijo Sango-

-          Seguro ganas. –dijo Ahome-

-          Gracias. –suspiro Rin- ahora vayamos a clases.

 

Se cogio su cartera y se dirigieron al otro edificio. Mientras caminaban por los pasillos, todas las miradas se dirigían a Rin, quien por dentro moría de la vergüenza, pero mostraba seguridad, atrevimiento y una gran sonrisa victoriosa en su rostro.

Paso al lado de Kagura que solo gruño molesta.

 

-          Bueno, me voy a mi clase, suerte Rin. –dijo Ahome yendo a su clase-

-          Adiós. –dijo Sango-

-          Gracias. –susurro Rin-

 

Sango y Rin entraron en su clase y las miradas de todos se fijaron en ella.

Con elegancia llego

Shikon Academy by fandenarutoshippuden

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fanfic.es/viewstory.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20