Sentimientos confusos by AlKing

Fanfics en EspañolEl sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

 Sentimientos confusos by AlKing
Summary:

Después de que Sasuke le pida a Sakura un tiempo de separación, hará que esa misma separación la lleve a un chico diez años menor que ella. Un mes pasado de la separación, Sasuke decide volver con Sakura, pero se entera que Sakura está teniendo una especie de relación Sabaku No Gaara, el chico diez años menor, pero el problema es que Sakura tiene sentimientos confusos por los dos. 



Categories: ANIME/MANGA, NARUTO Characters: Gaara, Hiashi Hyūga, Hinata Hyūga, Naruto Uzumaki, Neji Hyūga, Sasuke Uchiha, Tayuya

Generos: Misterio, Romance, Universo Alternativo

Advertencias: Incesto, Lemon, Muerte de un personaje, Tortura

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 13 Completed: No Word count: 21346 Read: 3160 Published: 11/05/2012 Updated: 09/06/2012
Summary:

Después de que Sasuke le pida a Sakura un tiempo de separación, hará que esa misma separación la lleve a un chico diez años menor que ella. Un mes pasado de la separación, Sasuke decide volver con Sakura, pero se entera que Sakura está teniendo una especie de relación Sabaku No Gaara, el chico diez años menor, pero el problema es que Sakura tiene sentimientos confusos por los dos. 



Categories: ANIME/MANGA, NARUTO Characters: Gaara, Hiashi Hyūga, Hinata Hyūga, Naruto Uzumaki, Neji Hyūga, Sasuke Uchiha, Tayuya

Generos: Misterio, Romance, Universo Alternativo

Advertencias: Incesto, Lemon, Muerte de un personaje, Tortura

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 13 Completed: No Word count: 21346 Read: 3160 Published: 11/05/2012 Updated: 09/06/2012 Capítulo 1 by AlKing

Capitulo 1



Espera con ansias la llegada de su marido, tiene la mesa preparada con toda la comida que le gusta, se esmeró todo el día para recibirlo con todas las comodidades; se sienta en la mesa, ve las velas blancas aun sin encender, prefiere hacerlo cuando él llegue; ya son cinco años de casados, para ella es como si fuese el primer día; decidió dejar de trabajar, así como él se lo pidió. De vez en cuando va para fiestas de sus socios, esas de la alta sociedad, a Sakura no le gusta; odia a las mujeres ostentosas de lujos, que gustan presumir de las riquezas de sus maridos, ni hablar de las solteronas que buscan un millonario, hasta a veces no les interesas robar maridos de otras; algo miedo tiene de ello, pues su esposo es atractivo, hay muchas que la envidia, pero ha sabido como retenerlo a su lado, estando en forma y cumpliendo los deseos de Sasuke.



 



El susodicho llega a casa, se quita el saco, la deja en el mueble de cuero negro que se encuentra a unos cuantos pasos hacia el comedor, mira la mesa bien puesta; como siempre una cena romántica, le parece bien que quiera consentirlo, la mira vestida sensualmente para una noche de sexo, todo eso le parece bien, al menos a simple vista, pero para Sasuke ya no le parece algo divertido y añorable, está cansado de lo mismo, cinco años con ella; las ganas se le quitaron, pasa de largo, directo a la habitación; Sakura se levanta de la mesa, baja la cabeza al tiempo que entrelaza sus dedos, siente que está haciendo el ridículo, no es la primera vez que él la rechace, la verdad es que es ya son tres años de rechazo, de vez en cuando acepta la invitación, solo una simple cena sin conversación. Entra a la habitación, ya lo ve listo para dormir, empieza a quitarse el vestido negro ceñido a su cuerpo, el mismo vestido que utilizó aquella vez que fueron a la playa a media noche, era los inicios de su casamiento; se queda en ropa interior, se acuesta su lado, espera aque diga algo, reaccione, la tome; no pasa nada, Sasuke apaga la lampara de la mesa de noche, le da la espalda, Sakura, sale de la cama, otra humillación que aguantar; sale de la habitación, se sienta en la sala, trata de no llorar, es difícil pedirse a si misma que sea fuerte.



 



Despierta, pasó la noche en la sala, ve a Sasuke salir, ni se despidió, eso ya le atormenta; va hasta la habitación, abre el closed, mira aquellas ropas de fiestas, hace tanto que no sale con sus amigas, ya es tiempo darse la oportunidad de disfrutar la vida, olvidarse por momentos sus problemas.



Llama a Ino, su mejor amiga de la infancia.



 



-Hola Ino



-Sakura, hace tanto que no me llamas.



-Lo se, te llamo para salir, la verdad no tengo nada que hacer, pensé que sería divertido salir como antes, a las discotecas.



-Eso sería divertido, hace tanto que no salimos, pero Sasuke...no tendrá problemas, digo estas casada...



-Eso creo que no le intereso, en verdad te necesito, quiero olvidarme de tantas cosas, en serio necesito una amiga.



-Entonces disfrutemos de la noche.



 



Esa es la respuesta que quería escuchar, se prepara para divertirse, sale del apartamento vistiendo un vestido agua marina un poco mas arriba de las rodillas, hace contraste con el color de cabello rosado, sus zapatos son tacones altos finos blancos, mas una pequeña cartera del mismo color de los zapatos, camina hasta el ascensor; la vecina sale a botar la basura, la ve curiosa; ya Sakura sabrá que esa mujer le dirá a todo el edificio, eso es lo que quiere, que Sasuke se entere por otros que su devota mujer salió de juerga. Sale por la entrada principal, espera a que un taxi venga, ve uno lo para con una señal de mano, se monta. Al rato llega a un antro, hay muchos jóvenes que le recuerda esos días de locura; fue en un antro que conoció a Sasuke, entra escuchando quejas de los jóvenes de falsa identidad, a decir verdad, Sakura parece mas joven, muchos creerían que es un adolescente próximo cumplir los dieciocho años, eso le agrada, puede conseguir a un joven vigoroso que despierte la pasión que Sasuke no quiere probar; ve a Ino sentada en la barra hablando con un chico pálido, bien parecido, no quiere interrumpirla, le manda un mensaje diciendole:



 



-”llegue, estaré sentada en una mesa, espero y disfrute tu conquista”



-”no te preocupes amiga, ya encontrarás uno para ti”



 



se sienta en una pequeña mesa redonda, de esas que parecen brillar, un mesero se acerca. Sakura lo mira, queda prendida por sus ojos, tan llenos de vidas, penetrantes, la misma mirada fría y calculadora de un Sasuke joven y atrevido, pero en vez de negros, es de un verde azulado, una perfecta combinación con el cabello rojo fuego, intenso, eso es lo que necesita, alguien como él.



-Desea tomar algo- dice Gaara sacando una libreta del bolsillo del pantalón.



-Una margarita, por favor.



-En seguida.



 



Lo mira irse, el deseo de besarlo le tenta a hacerlo, mira hacia otro lado, tan patética no se puede sentir, desear a un chico mas joven que ella, empuña la mano, la culpa de eso es de Sasuke Uchiha, por rechazarla, hacerla sentir poco atractiva y deseada. El mesero llega con una bandeja en ella una copa de margarita, la deja en la mesa, ella le sonríe. Observa el lugar en busca de Ino, al parecer se fue con ese chico, esperaba una amiga para desahogarse. Saca el celular de la pequeña cartera, a penas son las diez de la noche y no quiere volver a casa y sentir el humillante rechazo, tampoco quiere estar sentada en un antro mientras ve como otros la miran con lastima, menos que un hombre se le acerque, solo quiere a ese chico.



Pasan las horas, lleva seis margaritas, trata de levantarse, el piso se le mueve, se vuelve a sentar, vuelve a sacar el celular de la cartera, son las cuatro de la mañana, ve varias llamadas perdidas, revisa, son de Sasuke, le da risa que se preocupe por ella, apaga el celular, no quiere saber de él, prefiere preocuparlo, a ver si con eso se da cuenta que tiene mujer; se levanta de nuevo, se tambalea un poco, se apoya en la mesa, Gaara se acerca, su turno terminó.



 



-Se encuentra bien, señora.



 



Mira al mesero, los instinto carnales se activa, quiere tenerlo, tener sexo con él, esta desesperada, no duda en lanzarse y besarlo, al principio Gaara quiere detenerla, pero el gusto de ese beso puede mas que su voluntad, sabe que está casada por el anillo del dedo medio; Sakura se da cuenta de lo que hace, rompe el beso, le da la espalda, esta roja, apenada por aquel impulso, aunque le encanto, ese beso fue salvaje, apasionado, esos besos que no ha probado hace tanto, voltea a verlo.



 



-Disculpame, no quise, me tengo que ir...



-No espera, no sientas nada, no tienes que preocuparte, me gusto.



-No quiero que pienses que sea una de esas mujeres que se ofrece a cualquier hombre que ve.



-No pienso eso...



-No digas eso, claro que lo piensas.



-bueno , si al principio si lo pensé, dime por qué lo hiciste.



Sakura se vuelve a sentar, él agarra una silla de una mesa vacía, se sienta junto a ella.



-Esto es desesperante para mi, tengo problemas maritales, mi esposo ya no me desea, tres años de completo rechazo y humillación- comienza a oírse la voz temblorosa- no se que hago contando esto a un extraño, que pena.



-Gaara Sabaku No, ahora tu.



-Sakura- piensa si decir el apellido de casada o de soltera, prefiere soltera – Haruno



-Ya nos conocemos Sakura, no entiendo como puedes estar casada tan joven.



-Joven- rie un poco- tengo treinta años.



-No lo pareces, es mas, parece que soy mayor que tu, y eso que tengo veinte años.



-Me alegra oir eso, al menos no me veo vieja.



-Eres hermosa.



-¿Lo crees?, para mi esposo no es así.



-Es un tonto, si me casara contigo, haría lo que fuera para no perderte.



-Las mismas palabras que me dijo antes de casarme con él.



-Pienso que el matrimonio mata el amor, por eso no pienso casarme nunca, prefiero vivir en el concubinato.



 



Sasuke mira a Sakura entrar, se levanta del mueble, camina hasta ella, nota el olor a alcohol, la agarra por los brazos.



-¿Dónde estabas?, me tenias preocupado.



-Ohh, así que el frío, señor Uchiha tiene sentimiento- se separa de él bruscamente- no me vengas con preocupaciones- se quita los tacones que deja en medio de la entrada, la cartera en la mesa, va hasta la habitación, se sienta en la cama, mira a Sasuke caminar de un lado para otro, enfadado, le encanta esa reacción- no te preocupes estoy sana y salva.



-¿No me preocupe?, eres mi esposa, claro que me tengo que preocupar.



Sakura se levanta, ya es momento de enfrentarlo.



-Sasuke, ¿tu me amas?- pregunta haciendo que Sasuke deje de caminar y la mire.



-Si...yo...eres mi esposa.



-Eso lo se, estoy casada contigo, pero me amas, desjaste de amarme, eso es- su voz tiembla, sabía que era así, pero no estaba preparada para escucharlo.



-Sakura... no se, yo no se si te amo o no, es que es lo mismo.



-Me haces daño, mucho daño, con tu rechazo, no me deseas, no sabe la humillación que siento cuando me rechaza, no quiero sentirme así, no me gusta.



-Perdoname- la abraza, espera a que ella también lo abrace, no pasa, deja de abrazarla- Sakura, no se si te amo, quizás necesitamos tiempo, separarnos.



-¿Quieres el divorcio?



-No, solo vivir un tiempo separados, no quiero divorciarme, no se quizás eso nos de tiempo para penar las cosas, saber que pasa con nosotros , de seguro necesitamos estar separados para que ver si...



-No des mas rodeo.



-Me iré a un hotel, tu quedate aquí.



-Sabes que te amo, pero esta decisión puede hacer que me pierdas.



-Lo se, pero es necesario. 

Regresar al índiceCapítulo 2 by AlKing

Capitulo 2



Pasó lo que mas temía, él se fue, no puede levantarse de la cama, ha pasado todo el día acostada, escucha el timbre, se levanta, despeinada vestida aun con una pijama de pantalón y franela de muñequitos, abre la puerta ve a sus dos mejores amigas, Hinata e Ino, rompe en llanto, las dos la abraza. Minutos después, las tres se encuentran en el piso de la sala comiendo helado de vainilla con chispas de chocolate y bombones y otros dulces mas, cortesía de Hinata.



 



-Fue la noche mas maravillosa de mi vida- Ino cuenta la noche que paso con el chico que conoció en el antro – es tan tierno, me llevo hasta mi casa, pasamos toda la noche hablando y viendo películas, también nos besamos, claro que quería llegar a algo mas, pero nos quedamos dormidos, al despertar me preparó el desayuno, es tan especial- suspira.



-Que suerte tienes- dice Sakura moviendo el helado – jamás te cases, el matrimonio mata el amor – se da cuenta lo que ha dicho al mirar a Hinata, se olvido que ella se casará dentro de dos meses – no Hinata, olvida lo que dije, es que estoy despechada, Naruto es un gran hombre, se que te ama con locura.



-No te preocupes- Hinata le sonríe- confió en Naruto, por algo lucho para que mi padre lo aceptará.



-Ya olvidemos lo triste- dice ino de repente- a ver, Sakura, cuéntame, qué tal te fue ayer, te vi hablar con un atractivo chico, al parecer mas joven que tu.



-Si que si, diez años menor que yo, se llama Gaara, es simpático.



-Woao, Sakura, eso es nuevo de ti- le insinuá Ino con descaro- sigue contando



-Bueno, hice algo de lo cual me arrepiento, lo bese, estaba tomada y él estaba ahí y- se tapa la cara con las manos, las miras sonrojada- y lo peor de todo es que me encanto, me siento mal, engañe a Sasuke.



-¡no!-grita Ino- deja de decir tonterías, él no te merece te hizo llorar mucho, y pues la culpa es de él por dejarte abandonada, a demás están separados, tienes carta blanca para una aventura.



-Estas loca Ino- dice Hinta mirando a Ino con reproche- Sakura está casada aun, y eso sería adulterio.



-Vamos Hinata, te aseguro que Sasuke no se detendrá- mira a Sakura con severidad- no llores por eso, quien sabes, los dos tienen que estar con otras personas a ver si todavía se aman.



-No lo se Ino, no quiero engañar a Sasuke



-No lo engañaras, están separados, a demás le advertiste que te podía perder.



-No quiero hacerle ilusiones a ese chico, me parece tan lindo y bueno.



-Sal con él como amigo- sugirió Hinata- no puedes quedarte encerrada lamentándote.



-Hinata tiene razón, vamos Sakura, vuelve a trabajar, y sal con ese chico como amigo.



 



Ha pasado un mes después de esa reunión, se incorporó en la tienda de libros que su madre le dejó después de morir, dejó la tienda al cuidado de un joven prometedor a la literatura, Lee, algo excéntrico, pero buena persona, también tiene la suerte que sepa artes marciales, puede defender la tienda de cualquier ladrón; hace el inventario de los nuevos libros de cocina y revistas deportivas, escucha la campana de la entrada, voltea a ver quien es, sonríe, es Gaara, no hace mas de una semana que viene a visitarla a la librería.



-¿Qué tal tu día?- pregunta Gaara apoyando sus brazos en el mostrador.



-Bien, ¿qué tal tu?



-Bien, dentro de poco tendré exámenes finales, así que no podré verte durante unas semanas, estaré metido entre libros.



-Espero y salgas bien.



-Claro que saldré bien, por algo seré el mejor abogado del país.



-Que confiado eres, eso espero, quiero presumir de un gran abogado. Si necesitas libros sabes que puedes venir aquí, te lo dejaré a mitad de precio.



-Quiero aprovechar y salir contigo hoy, tomar algo, qué te parece.



-Me parece bien- mira a Lee acomodando los estantes de literatura- Lee voy a salir temprano, si quieres cuando termines te vas.



-Entendido, hasta mañana Sakura.



 



Sasuke estaciona unas cuantas tiendas atrás para ver a Sakura, supo hace poco que volvió a trabajar, ya ha pasado un mes sin verla, lo suficiente para darse cuenta que la ama, se arrepiente de haberla dejado de la manera en la que la dejó, se tenciona al verla salir con otro hombre, frunce el ceño al ver como ese hombre le coge la mano, su corazón late rápido por miedo, ya ella se lo advirtió, no pensó que buscara a otro en tan poco tiempo, pero no piensa en dejarlo pasar, la ama tanto que no le recriminará el hecho que salga con otro, la conquistará como esos días que añoraba ser su novio, empezaría desde cero. No quiere interrumpirla, prefiere hacer las cosas con calma, demostrar la confianza de su amor.



 



Los dos llegan a un bar, se sientan en la barra, al parecer el cantinero conoce a Gaara, le da una botella de tequila dos vasos pequeños y dos platos pequeños con limón picado.



-Haz probado el tequila- le pregunta de manera desafiante.



-Si, y me gusta, es una de las bebidas que mas tomé en las salidas de soltería.



-Entonces te gustará hacer una competencia de tragos, a ver quien mas toma.



-No lo se, la ultima vez que lo hice, amanecí con unas amigas en la casa de una desconocida, juramos nunca volver a jugar a tomar hasta reventar.



-Te cuidaré, tolero el alcohol, no me pasa nada.



-No quiero arriesgarme. Confío en ti cuando estas sobrio, mas no confío en ti borracho.



-Entonces un trago.



 



Sasuke entra al bar, los vio tomando, se sienta en un rincón donde puede verlos pero discreto a las miradas de ellos. Sakura ríe a lo alto, Gaara acaricia el brazo de Sakura, ella pasa su mano por el muslo de Gaara hasta cerca de la entrepierna, los dos se miran con intensidad, Sakura muerde su labio inferior, él acerca su cara hasta la cara de ella, Sasuke aspira fuerte que se escucha, se abalanza hacia delante, pones sus manos en la mesa, quiere levantarse e interrumpirlos, se aguanta, confía que ella no lo bese. Sakura lo besa, ella lo besa primero, para Sasuke es una puñalada en el corazón, sale del bar, no puede enfrentarcele. Los dos dejan de besarse, Gaara saca algunos billetes, los dos salen del bar, Sakura da un gemido de susto, ve a Sasuke frente a sus ojos, teme que la halla visto besar a Gaara. Sasuke, sigue de largo, Sakura lo sigue con la mirada, entiende que si fue vista, conoce el silencio castigador de Saduke, le duele, le hizo daño, algo que no quería hacer.



 



-Gaara no me siento bien, quiero ir a casa.



-Claro, él es tu esposo, estoy en lo cierto.



-Si, perdoname, no debí besarte, lo hice por despecho, lo amo, perdoname.



-No tienes nada que perdonar, si quieres puedo hacer que lo olvides.



-No se, no se en verdad, lo amo, pero siento una atracción fuerte hacia a ti, creo que es algo sexual



-Entonces quiero ser tu juguete sexual.



-No eres un objeto, no quiero tratarte de esa manera.



-Dejame quererte, se que puedo hacer que me ames, quiero intentarlo.



 



Entran al apartamento con tropezones, Gaara a penas logra cerrar la puerta, caminan hasta la habitación sin dejar de besarse, los dos caen en la cama, él encima de ella, las caricias y los besos suben de tono, poco a poco se van sumergiendo a la pasión, los jadeos y gemidos llenan la habitación, al igual que la humedad y el olor del desenfrenado actor de amar.



Sakura despierta, no reconoce el lugar, se incorpora, mira al rededor, ve una cómoda, las paredes están pintadas de un beich, mas una ventana, una habitación prácticamente vacía, mira a la persona que duerme a su lado, Gaara, precisamente Gaara, pensó que solo era un sueño, a de sentirse mala persona, pero no es así, le agrado, quiere repetirlo de nuevo. Gaara despierta, nota que Sakura no está, se levanta, se coloca un boxer sale de la habitación, la ve sentada en la pequeña mesa redonda de cuatro sillas tomando té, se sienta junto a ella, le sonríe al igual que ella.



 



-Hola- Gaara no sabe que decir, le cuesta mirarla seriamente, parece un adolescente de dieciséis que acaba de tener su primera experiencia sexual, si la primera que se acuesta con una mujer diez años mayor que él.



-Hola – ella está en lo mismo, hizo una travesura, de esas que jamas olvidará , tiene ganas de cometerla nuevamente – tengo que ir a trabajar.



-Yo a la universidad.



 



No dejan de mirarse, los esperan que alguno de el paso, al parecer es Gaara, se levanta, agarra a Sakura por los hombros haciendo que se levante, la besa con la misma pasión de la noche anterior, vuelve las andanzas, esta vez en la sala.



No saben cuanto tiempo han estado en el suelo de la sala sin dejar de acariciarse.



 



-Ahora si me tengo que ir- dice Sakura acariciando la mejilla de Gaara.



-Espera, quiero volver estar contigo.



-También- se levanta del suelo busca la ropa interior tirada cerca de la pata de la mesa- pero, sabes esto no es mas que sexo.



-Lo entiendo- también se levanta del suelo, va hasta ella, posa sus manos en la cadera de Sakura- te dije que no me importa, haré lo que sea para conquistarte.



 



Sasuke ve desde una distancia prudente como Sakura se despide de Gaara abrazándolo por el cuello y besándolo en los labios, nota como sonríe, no recuerda esa sonrisa picara, juguetona e inocente; verla de esa manera la desea un mas; aprisiona el volante tan fuerte que los nudillos se blanquean. Sakura y Gaara se van por rumbos separados; enciende el auto, maneja hasta cercarse a Sakura, baja la ventanilla del copiloto, Sakura se inclina para verlo, al igual que Sasuke, se inclina un poco para verla.



 



-Sube, te llevo.



-Puedo caminar.



-Tienes que llegar al apartamento y arreglarte para ir a trabajar, no te dará tiempo llegar a la tienda.



-Sasuke...



-Por favor, tenemos que hablar, quiero aprovechar este momento.



 



Mira hacia atrás, Gaara no se ve en el horizonte, respira tranquila al no verlo, no quiere que la vea subiendo al carro Sasuke, se monta, se coloca el cinturón de seguridad, Sasuke la mira de vez en cuando mientras maneja.



 



-Fue un error pedirte que nos separáramos.



-Te dije que puede cambiar muchas cosas.



-Lo siento, fue un error, quiero enmendarlo.



-No se puede, ahora estoy viendo a Sabaku No Gaara, es un buen chico. 

Regresar al índiceCapítulo 3 by AlKing

Capitulo 3



-Al parecer mas joven que tu.



-Si, diez años menor que yo.



Sasuke frena de golpe.



-Estas loca, es un niño.



-No lo es, sabe lo que quiere, y me quiere conquistar, enamorarme.



-No puede, no eres una mujer libre.



-Claro que lo soy, el hecho que esté casado contigo, no significa que no sea una mujer libre.



-Técnicamente me estas engañando.



-Por qué tu no me engañas.



-No me he acostado con nadie, incluso antes de separarnos, te amo, soy fiel a mi amor, pero no se si tu...



-Me hace mal que digas eso, te amo, no he podido olvidarte, pero me hiciste daño y él estuvo en esos momentos que sufrí, quien sabe, él puede ser mi verdadero amor.



-No digas tonterías, yo soy tu amor verdadero, eres mía, solo mía- se quita el cinturón de seguridad y la besa inesperadamente, un beso arrebatador, como aquellos que le daba cuando eran novios, a escondidas de las monjas del orfanato, deja de besarla- dime que no te gusto eso, dime que no quieres mas, que no me deseas, se que me deseas, tus besos me lo dijeron.



-Sasuke, no sabes cuanto te deseo, quiero mas contigo, te amo, te amo- lo besa con la misma pasión.



 



Entran al apartamento, van directo a la habitación, se desvisten, disfrutan del amor tal como ellos saben disfrutarlo; las horas pasan y ellos se siguen amando no solo en la cama, también en cualquier rincón del apartamento. No recuerdan como terminaron en el balcón, tienen suerte que la vista de hacia el estacionamiento, en las horas de la mañana la mayoría de los vecinos están afuera trabajando y los niños en la escuela estudiando, la única que puede verlos es la vecina chismosa; no les ha de interesar. Los dos están acostado boca abajo, se miran como si fuese la primera vez que se ven; es la primera vez que terminan haciendo el amor en el balcón.



 



-Estas hermosa, la luz del sol muestra una belleza inigualable en ti, mas bella que nunca.



-También te vez lindo, no puedo dejar de amarte, pero...



-Vamos a tener un hijo, es lo que falta a nuestra relación, cinco años es mucho.



-¿En serio?, estoy dispuesta a todo por tener una familia.



-Si, es lo que quiero.



-Vamos a empezar de nuevo, esta vez con una familia.



 



Ha pasado una semana desde la ultima vez que estuvo con Gaara, le cuesta decirle que no pueden tener nada, aunque no sabe como reaccionará su cuerpo al verlo, inevitablemente atrayente para su mirada, le recuerda a Sasuke en los últimos días que paso en el orfanatorio, al menos es por eso que le gusta, tiene que alejarlo si quiere hacer una familia con Sasuke, lo ve entrar, por suerte Lee ha tenido que irse temprano por cuestiones de estudios, Sakura se acerca a él, lo abraza, de nuevo tiene la necesidad de besarlo al sentir los brazos de él en su cuerpo, ahora duda que sea atracción, quizás su mente quiere creer que se parece a Sasuke cuando joven, deja de abrazarlo, lo mira fijamente, le pasa lo mismo que Sasuke, su corazón se vuelve loco al ver su mirada, tan penetrante y misteriosa, termina por separarse de él, le da la espalda, no quiere besarlo, si no lo ve puede aguantarse, pero cuando siente las manos de él en sus hombros, se voltea a verlo y lo besa, su cuerpo reacciona al instante al igual que el cuerpo de él, Sakura lo dirige hasta el cuarto donde almacena libros, lo cierra, sigue con la faena de besarlo; los dos terminan haciendo el amor; al rato salen acomodándose los atuendos, Gaara le roba un beso, Sakura no puede hacer mas que sonreírse.



 



-Me encantó esta bienvenida.



-A mi también, Gaara, me encanta estar contigo, no debí...esto no debió pasar, es que no se si lo que siento por ti es solo atracción física, o es amor.



-Yo se que te amo.



-Siento que te traicione, que a dos hombres, a ti y Sasuke, él sigue siendo mi esposo, y lo sigo amando, pero cuando te veo, te deseo...debo alejarme de ti.



-Puedo hacer que te olvides de él, se que amas, te amo, no voy a renunciar a ti.



-Me acosté con mi esposo, tuve relaciones con él, después de que tuve relaciones contigo, eso me hace una cualquiera.



-Vaya, no puedo culparte, tu me lo dijiste, voy a luchar por ti- la abraza por la cintura y la beso, ese beso que le encanta, que le derrite hasta los huesos.



-Siempre que me besas me quedo sin respiro, me encanta besarte.



-Entonces piensas volver con él, o mejor intentemos tener una relación formal



-Quiero intentarlo con Sasuke, de nuevo porque lo amo, queremos formar una familia.



Gaara deja de abrazarla, se separa un poco de ella.



-Entonces, es el final, me votas, ya...



-Gaara...



-No, no, pensé que...olvidalo, no quiero amar a alguien imposible. Formar una familia, ja- se va de la tienda.



 



Esta noche debería ser la mas feliz de su vida, Sasuke está de vuelta, el closed esta lleno con cosas de él, debería sentirse completa, tiene lo que desea, volver estar junto con Sasuke, pero no siente esa felicidad, le duele que Gaara se halla despedido con dolor y rabia, ahora mas que nunca lo desea, su cuerpo lo desea, no sabrá si será lo mismo con Sasuke después de descubrir esa duda con respecto a Gaara. Cierra los ojos al sentir las manos de Sasuke deslizarse por sus brazos, ser abrazada y besada en el cuello, no tiene deseo de acostarse con él, lo aparta, lo mira, le da un beso en los labios.



 



-Te amo, pero no estoy de ganas, estoy cansada.



-Descuida amor, tendremos todos los días para ponernos en día.



-Si.



 



Pasan de las tres de la madrugada, no ha podido dormir, es ahora que desea tenerlo en la cama, mira a Sasuke dormir, verlo así se da cuenta que lo ama, el deseo despierta, pero cuando piensa en Gaara se va ese deseo, acaricia el pecho de Sasuke, despierta, la mira, tiene esa mirada que tanto le gusta, sabe lo que tiene que hacer; empiezan a besarse, al principio suave y amoroso, a medida aumenta ese beso a lo salvaje.



Nuevamente se siente culpable, acabado de hacer el amor pensando en otro, en Gaara, no lo disfrutó y Sasuke se dio cuenta.



 



-Qué paso, no te gusto.



-Si que me gusto, mas no lo disfruté, Sasuke te amo, pero en estos momentos estoy confundida.



-En que, de mi amor por ti.



-No, se que me amas, que me eres fiel, pero yo no he sido fiel contigo, te engañe, después de nuestra reconciliación te engañe... con Gaara.



Sasuke se levanta de la cama.



-Cómo, se supone que lo arreglamos, que...



-Perdoname, no merezco tu amor.



-Lo amas, estas enamorada de él, claro todo fue mi culpa, te perdí, mejor es que me largue.



Se levanta de la cama, lo mira asustada, siente una presión en el pecho, sabe que lo perderá. Quiere acercarse, abrazarlo, pero teme que la rechace, no podrá aguantar las lagrimas. Piensa mejor las cosas, no podrá vivir con Sasuke pensando en otro, lo mismo sucedería con Gaara.



 



-Tienes razón, siento que los amo a los dos, es mejor que me aleje por un tiempo y organizar bien mis sentimientos.



-Te amo Sakura, siempre será el amor de mi vida.



 



Al día siguiente sakura decidió irse fuera de la ciudad, al pueblo donde creció, no conoce a nadie en ese pueblo, el orfanato en el cual creció cerró las puertas , con los ahorros que tiene podrá rentar una habitación barata por unos meses, no le será difícil encontrar trabajo, siempre solicitan empleadas en las posadas para turista.



Sasuke decidió llevarla hasta la estación de tren, se quedo hasta que el tren se fue, incluso unas horas después de haberse ido. Vuelve al apartamento, lo siente extraño; mira la cama, no le agrada tener que dormir solo, a pesar que paso un mes durmiendo solo en la cama de un hotel, no es lo mismo, esa cama tiene el olor de esa mujer, llama a Naruto por el celular; al rato los dos se encuentran en un bar sentados en la barra tomando tragos.



-Se fue, la perdí por idiota.



-Ni seas tan duro contigo mismo, no la perdiste del todo...



-Qué harías si Hinata se fuese lejos de ti, qué haría si no da su amor por ti.



-No lo se, no veo mi vida sin ella.



-Eso es lo que me pasa, no veo mi vida sin ella, pero quiero darle tiempo para que esté segura de su amor por mi, porque se que me ama.



-Hinata se pondrá triste, una de sus mejores amiga no irá a nuestra boda, aunque la entendió perfectamente. Tipos de lenguaje humano Tipos de lenguaje



 



Pasa un mes, con ello la boda de Naruto e Hinata, la ceremonia nupcial se celebra es en la mañana, todos están en la iglesia, vestido semi formal, la pareja solo desea la ceremonia, pues no quieren gastar mas de la cuenta, invirtieron para el apartamento, les costo, pero se sienten satisfecho, un buen comienzo para una pareja joven; con el restaurante de ramen que Naruto monto junto con un cocinero que conoció hace dos años atrás, después de que este cocinero quebrara, le enseño a Naruto a hacer ramen como pago por dejarlo vivir en el pequeño apartamento; ahora que Naruto se va a otro nuevo, le dejó el antiguo departamento de él al cocinero. La ceremonia culmina, todos salen mientras felicitan a la pareja, Sasuke nota una mota de cabello rosa, voltea a ver si es Sakura, en efecto es Sakura vestida con un vestido de estraple largo color lila, la ve fresca, mas joven que antes, nota que algo en ella cambió, mas bella no puede estar, esa visión la enamora mas, empuñas las manos para presionar la tentación de ir hacia ella y besarla; se conforma con mirarla.



Sakura abraza a Hinata, la felicita al igual que a Naruto, nota la presencia de Sasuke, lo busca con la mirada, lo ve viéndola, eso le estremece, sale del lugar antes de desfallecer e ir tras de él, se monta en un carro que alquilo. Ya lejos, puede respirar con tranquilidad, va hasta el hotel en donde se hospeda; se va al pueblo al día siguiente, entra al estacionamiento. Entra al hall, va directo al ascensor, marca flecha arriba, mira sus manos, ve unos zapatos deportivos, sube la cabeza, ve a la persona menos indicada, creyó que no lo volvería a ver.



 



-Hay que hablar, vamos a tu cuarto.



-Gaara...

Regresar al índiceCapítulo 4 by AlKing

Capitulo 4



-No digas nada.



 



El ascensor se abre, los dos se montan, Sakura presiona se séptimo piso, los dos están solos, la música de ambiente no ayuda, su cuerpo empieza a reaccionar, quiere besarlo, se muerde el labio inferior, llegan al piso, van hasta la habitación, setecientos tres, saca una tarjeta del estraple, desliza la tarjeta por la ranura de la cerradura, apenas entran y cierran la puerta, no dudan en amarse con locura. Media hora después se están vistiendo, los dos se sientan en la cama para ahora si hablar.



 



-Te he extrañado- confiesa Gaara.



-Yo también, un mes no es suficiente para olvidarte.



-No quiero que me olvides.



-Es que lo que siento por ti no es amor, es atracción física.



-Entonces que hago con este amor.



-Ya encontrarás a la mujer indicada para ti.



-Es que siento que la mujer indicada para mi eres tu.



-El hombre indicado para mi es Sasuke. Gaara, no se...como decirte esto



-Dilo, lo que sea que me quieras decir.



-Estoy embarazada, dos meses de embarazo.



-Es mio, verdad, porque hace dos meses fue cuando me acosté contigo por primera vez.



-Si, pero es que al día siguiente me acosté con Sasuke.



-Se que es mio, vamos, mira...vamos hacer una vida juntos.



-Tienes razón es tuyo, hoy se cumple exactamente dos meses de la primera vez que nos acostamos, y si es de Sasuke.



-En esas cosas las cuentas son exactas, no sabes cuanto me haces feliz, me encanta el hecho que vas a tener un hijo mio.



-No se si ese hijo es tuyo o de Sasuke, solo fue un día de diferencia, no se...



-Se que es mio, voy a luchar por él o ella, seremos una familia feliz.



-No, olvidalo, me voy y, cuando nazca les aviso.



 



No puedo ver a Sasuke y decirle que está embarazada, respira profundo, ya se encuentra en la entrada del edifico, entra, ve a la vecina chismosa, la mira como si hubiera visto un fantasma; no le da importancia, no le ha de extrañar que todos en el edificio sepan la separación, presiona el botón del ascensor, las puertas se abren, no pensó encontrarse con Sasuke inesperadamente, todavía no está prepara para decirle. Sasuke sale del ascensor y la abraza.



 



-Oh Sakura, no sabes cuanto te extrañe, te vi en la ceremonia, pero no me atreví a cercarme a ti.



-Igual me pasó a mi- lo abraza, su cuerpo reacciona al instante, se separa- tenemos que hablar.



-Claro, vamos arriba.



 



Entran al apartamento, Sakura se sienta en unas de las sillas del comedor, Sasuke se sienta frente a ella.



 



-Hablemos- dice Sasuke- tenemos que resolver esto, estoy dispuesto a todo por salvar nuestro matrimonio.



-Si, me gustaría eso, reponer nuestro matrimonio, tengo que decirte algo importante...estoy embarazada.



-¡eso es maravilloso!- expresa con alegría- vamos hacer una familia.



-No te entusiasme tanto, es que...no se si este bebe es tuyo.



Sasuke se levanta, le da la espalda camina unos cuantos pasos lejos de ella, voltea a verla.



 



-Estas diciendo que...ese bebe que esperas es de ese tal Gaara.



-No se si es de él o es tuyo.



-Esto es una broma pesada.



-No es ninguna broma, lo siento, perdoname, pero me acosté con él cuando me sentía horrible, necesitaba buscar alguien que me amara en ese momento y Gaara apareció y sabes que me fui, me aleje de los dos para poder desenredar estos sentimientos confuso.



 



Camina rápidamente hasta ella, se arrodilla para verla directo a los ojos, coge las manos de ella y las besas. No puede evitar llorar, la besa en los labios.



-No me importa si es hijo de ese tipo, te amo quiero formar una familia contigo.



-Si es hijo de él no podrás verlo con cariño.



-Claro que podré el bebe no tiene culpa de nuestros actos.



-Y si se parece mucho a Gaara, lo veras en mi hijo.



-No importa, no quiero perderte, por favor, te lo suplico no te vallas de mi lado, te necesito mucho. Todo este mes ha sido un infierno para mi.



-También, te amo, se que te amo, lo de Gaara es atracción.



 



Sasuke se levanta y retrocede unos cuantos pasos.



 



-Lo deseas todavía, haré que te olvides de él.



 



nuevamente va hasta ella, la agarra por los hombros y la besa con brusquedad y salvajismo, los besos que hacen marearla y tenerla a su merceded, la carga sin dejar de besarla, la tira a la cama, su comportamiento ya no es de alguien tierno y compasivo; ese esa bestia que algunos años atrás quería ser, tiene la confianza de hacerlo. La sujeta fuertemente por las muñecas mientras la besa en el cuello, poco a poco ella sede, lo abraza por el cuello, los besos ya no son salvajes, son apasionados y tiernos.



 



-Se que prefieres mis besos y mis caricias, él no sabe como hacer para que estés hipnotizada.



-Si...hazme lo que sea, lo que quieras...con mi cuerpo...no pares.



-Así es, solo yo puedo hacer que te sientas así, vamos amarnos.



 



Al poco rato los dos salen de la habitación ya vestidos, Sakura para unos centímetros de la puerta de salida, se voltea a ver a Sasuke.



 



-Ciertamente tu sabes como llevarme al cielo, la cosa es que ese no es el problema, puedo estar contigo y no verlo a él, pero si esté bebe que espero- se acaricia el vientre- es de Gaara, tendré que verlo durante toda mi vida, no puedo negarle un hijo.



 



Se va dejando un Sasuke pensativo, se sienta en el mueble, mira la foto puesta en la mesa de centro, el recuerdo de boda, los dos sonriendo, nota que Sakura estaba muy enamorada de él, ya duda que ese amor ferviente siga vivo, tan vivo como el amor de él.



Al día siguiente Sakura monta el tren hacia el pueblo, se sienta junto a la ventana, tiene la esperanza que alguno de los dos aparezca, pero eso no sucederá, no les dijo que hoy se va, deja de mirar la ventana, ve a un hombre de cabello largo y una mujer de cabello castaño corto sentado frente a ella; se da cuenta que la mujer está embarazada, conjetura que el hombre es su pareja. El tren avanza, mira por ultima ve la estación, pretende no volver por un largo tiempo.



A mitad del viaje el hombre decide levantarse e ir al baño, la mujer embarazada aprovecha que su marido se fue y hablar con Sakura, le ha interesado la mirada de tristeza que lleva.



 



-Hola me llamo Ten Ten Hyuga.



-Hola, Sakura U...Haruno.



-Hola Sakura, tengo curiosidad, por qué tan triste.



-Triste...



-Si no quieres contar...



-Estoy triste porque deje dejé al amor de mi vida en la ciudad.



-Ah, qué paso.



-Muchas cosas tristes, lo traicione, ahora estoy aquí lejos de él.



 



Le cuenta brevemente lo que hubo entre Sasuke y Gaara, al terminar el marido de Tenten aparece.



 



-Neji, te presento a Sakura Haruno.



-Sakura Haruno, vaya no pensé volverte a ver.



 



Tanto Sakura como Tenten se impresionan por esas palabras, Neji se sienta al lado de Tenten quien lo mira esperando una respuesta, Neji se ríe nervioso.



 



-Del orfanato, no creo que te acuerdes de mi, pero pase una temporada en el orfanato Caridad, era el chico busca problemas, tuve muchos encontronazos con Naruto y Sasuke, creo que estuve ahí cinco años, me fui después de que mi tío me encontro.



 



A Sakura le viene el recuerdo de un niño cabello largo que siempre terminaba castigado junto con Naruto y Sasuke; sonríe por esos momentos graciosos que vivió con esos tres.



 



-Ya me acuerdo, has cambiado mucho.



-Y qué sabes de Sasuke y Naruto.



-Naruto se casó...y Sasuke...él esta bien, montó una empresa de construcción, es ingeniero civil y Naruto es cocinero de ramen.



Neji ríe a lo alto.



-Sabía que Naruto terminaría haciendo eso, siempre fue adicto al ramen, bueno todavía.



-Si, todavía.



 



Ya tarde llegan al pueblos, bajan con las maletas, Neji ayuda a Sakura bajar las maletas.



 



-Y Sakura, qué planeas hacer- pregunta Tenten.



-Por el momento voy alquilar una habitación, ya encontré una pensión.



-No me digas que la pensión es de una anciana...



-Chisho.



-Si... es mi abuela, que casualidad.



-Entonces vamos chicas, nos está esperando un auto.



 



Los tres llegan a la pensión, la abuela Chisho los recibe junto con dos pelirrojas, las dos hijas del alcalde, Karin, de anteojos, vestida de manera estrafalaria y Tayuya, un poco mas baja que Karin, conservadora, todo lo contrario de Karin.



 

Regresar al índiceCapítulo 5 by AlKing

Capitulo 5



Han pasado cinco meses desde que Sakura decidió quedarse en el pueblo, ya la pansa se le nota, Tenten está en el ultimo mes de embarazo. Sakura encontró al día siguiente de haberse llegado al pueblo un trabajo, mesera de un pequeño restaurante italiano, le va de maravilla, la dueña del lugar se encariño con Sakura, le recuerda a la hija que perdió en un trágico accidente. Debido a eso Tsunade se a sumergido en el alcohol, si no fuera por su asistente y amiga Shizune hace tiempo estaría enterrada junto con su hija.



Pero las cosas no han cambiado para Sakura, también para Tenten, pues a pesar de que Neji está contento por el nacimiento de su hijo, a estado distante con respecto a ella, ya no es el amoroso y paciente esposo que solía ser; Tenten trata de pensar Neji está cansado por el trabajo de maestro que consiguió en la primaria del pueblo, es el maestro de la clase de tercer grado.



Escucha alguien llegar, se asoma desde la cocina, es Neji, se alegra al verlo, va hasta él y le da un beso en los labios.



 



-Cómo te fue.



-Bien, como siempre.



-Estoy haciendo tu comida preferida, bueno es para los demás también.



-Deberías estar descansando y no cocinando.



-Estoy bien, mi embarazo es perfecto, y pues soy la única que estoy aquí por el momento, Chisho salió a comprar unas cosas, y Karin y Tayuya salieron por ahí.



-Karin no te dijo a dónde fue.



-Karin...porqué solamente te refieres a ella.



-Bueno, Karin y Tayuya.



-No...- se aleja de Neji – Neji, has estado distante de mi, pensé que es el trabajo, pero no... tienes a otra, lo se.



-Deja de decir tonterías, no tengo a otra, solo es que...



-Te cansaste de mi, eso es, te cansaste de vivir así conmigo, estoy embarazada, mi cuerpo ya no es el de antes, claro, quiere mujer bonita, flaca...



-No digas tonterías...- huele a quemado – se está quemando algo en la cocina.



 



Tenten repara sobre la comida, corre hasta la cocina, apaga el fogón, todo se arruinó, quería sorprender a Neji con algo delicioso, consentirlo, darle un masaje, demostrarle que lo sigue amando desde el primer momento que lo conoció; sale de la cocina, ya Neji se fue a la habitación; se sienta en la sala a llorar, no le interesó si se hubiese hecho daño; Chisho llega con dos bolsas, cierra la puerta, deja las bolsas en el piso, camina a su ritmo hasta Tenten, se sienta a su lado.



 



-Tenten, qué paso.



-Quemé la comida, hice un desastre.



-Descuida, todo está bien, yo a tu edad hacia unos desastre, pero no es por eso que estas llorando, no creo que sea por quemar la comida.



-¡ahy, Chisho!, es que, Neji, creo que Neji tiene otra, ya no me ama, lo perdí- Tenten grita, se levanta, vuelve a gritar, se aprieta la pansa, Chisho nota que rompió fuente.



-¡Neji Tenten rompió fuente!, ¡Va a a dar luz!.



 



Neji, Chisho y Tenten bajan del taxi frente al hospital, dos enfermeros que están afuera la asisten, la llevan a una silla de ruedas hasta la sala de maternidad, Chisho espera en la sala de espera, mientras Neji entra a la sala de parto, el obstetra entra, se posiciona para recibir al bebe, Tenten agarra fuertemente la mano de Neji lo mira con ojos llorosos,él le limpia las lagrimas.



 



-No me dejes nunca Neji- le dice con voz temblorosa.



-Jamas- le da un besos en los labios.



 



Tenten grita del dolor, Neji trata de soportar el dolor tan fuerte que recibe, el doctor le indica que puje, a la primera se cansa, el doctor le vuelve a indicar esta ves con mas fuerza, ya la cabeza del bebe empieza a parecer, otra pujada mas el bebe sale por completo, se oyen los llantos del niño, las enfermera lo limpia y se lo da a la madre, Tenten le da un beso en la frente a su nuevo hijo, Neji besa en la frente a Tenten.



 



-Gracias Tenten, gracias por darme el mejor regalo, no sabes lo feliz que me haces.



-Te amo.



-También te amo, a ti y a mi hijo, los amo a los dos.



 



Al rato Sakura llega con un pequeño cesto de flores y globo que dice felicidades mas un peluche de oso rosado, lo deja en la mesita que se encuentra en la cabecera de la cama, se sienta en un mueble separado a un metro de la cama.



 



-Felicidades, que miedo...no.



-Al principio si da miedo, pero después de que tienes a tu bebe en brazos, vale la pena con tal de tenerlo en brazos.



-Estoy ansiosa porque mi hijo nazca.



-Sakura, disculpa mi indiscreción, cuándo le dirás a ellos quien es el verdadero padre.



-Siempre supe que el verdadero padre es...Ga...



 



Neji entra interrumpiendo la conversación de las chicas, Sakura se levanta y le da un abrazo de felicitaciones, la enfermera entra con el bebe en una de esas pequeñas camitas, lo deja al lado de la madre, carga al bebe y se lo da a Tenten.



 



-Vendré entre un rato a buscarlo, mañana sale de alta- sale de la habitación.



 



Sakura se acerca a verlo, sus ojos se aguan por la conmovedora escena, acaricia su pansa, ya desea que nazca, quiere tenerlo en su brazo; Tenten le da pecho, Neji la mira sonrojada, en cierta forma envidia esa conexión que hay entre esos dos, algo que él no podrá tener, pero sabrá como ser buen padre.



Agradece que es un niño tendrá mas confianza, hará cosas que no pudo hacer de pequeño, no que su tío fuese mal padre, pero un hombre ocupado y desdichado por no tener a su hija al lado, le impedía que le dedicara mucho tiempo.



 



-Bueno me voy, Tsunade me dio poco tiempo para visitarte- acaricia la cabeza del bebe, se despide con un abrazo de Neji y un “hasta luego” para los dos.



 



Neji aprovecha que Tenten se durmió, sale de la habitación, cierra la puerta con cuidado para no despertarla, se encuentra frente a frente con Tayuya, ella lo coge de la mano y lo lleva lejos del hospital, para ser preciso a un motel; los dos se besan, Neji la tumba a la cama, empieza a desvestirse, lo mismo hace Tayuya en la cama, Neji se monta encima de ella, empieza besarla en el cuello, poco a poco va bajando, besa sus senos, el abdomen, el vientre hasta esa parte intima, Tayuya se arquea por el placer inmenso. Neji vuelve a besarla en los labios, esta vez es Tayuya que le da placer, va directamente, va directamente al pene y le hace el sexo oral, Neji empieza a gemir, coloca la mano en la cabeza de ella, hace que el proceso sea mas rápido; no resiste mas, la aparta, hace que se ponga en cuatro, la penetra de una estocada, la embiste con fuerza y salvajismo; esta a punto de llegar al clímax, Neji sale de Tayuya para no eyacular dentro de ella; confía en que se está tomando la pastilla anticonceptiva; no es ignorante sobre ese tema, sabe que no es necesario eyacular para dejarla embarazada; por eso sabe lleva la cuenta de los período de gestación de Tayuya.



Se viste, mira a Tayuya envuelta en las sabanas, su mirada es nostálgica y triste, se sienta junto a ella, limpia la lagrima que corre por su mejilla.



 



-Sabes que este momento iba a pasar.



-Lo se, te dije que no nos íbamos a enamorar, pero fui una tonta, me terminé enamorando de ti.



-Me he enamorado un poco de ti, pero el amor que tengo hacia Tenten es mas fuerte que este.



-Lo se, estoy cociente de eso, no haré nada que te perjudique, no quiero separar una familia.



-Durante el embarazo de ella, estaba pensando en dejarla, decirle que me enamore de otra, pero al verla parir, al verla con mi hijo, sufrir para darle vida, y ver como lo alimentaba, me di cuenta que no puedo dejarla, no por obligación, el amor que siento por ella es tan fuerte; no puedo perderla, quiero seguir amándola, seguir teniendo hijos con ella, amarla cada noche.



-Entonces porque decidiste engañarla conmigo.



-Soy un desgraciado, un perro, como quieras verlo, un hombre mas del montón; pensé que sería el hombre indicado para ella, pero no existe hombre adecuado para Tenten; haré lo que sea para hacerla feliz, a pesar de mi falta, haré lo que sea.



 



Tayuya llega a la pensión, Chisho se levanta del mueble de la sala, va hasta Tayuya y le da una cachetada. Tayuya la mira con los ojos llorosos, no puede reprocharle ese golpe, no le sorprende que lo sepa.



 



-¿ese hijo que espera es de él?, no me refiero a Neji, sabes perfectamente de quien te hablo. Suigetsu Hozuki, el prometido de tu hermana.



-Si es de él.



-Eres estupida, ¿creíste qué funcionaría eso de enredar a Neji con un hijo?, claro ya fue tarde en caer en cuenta que los genes del padre serán muy evidente. Quiero que te valla de aquí, Karin jamas se debe de enterar sobre esto.



-No es justo, mi hijo no puede quedar sin padre, le tengo que decir a Suigetsu que tengo un hijo de él- Tayuya se tapa la boca al ver su hermana bajar la escalera y con ella Suigetsu.



 

Regresar al índiceCapítulo 6 by AlKing

Capitulo 6



Las dos pelean como fieras salvajes, las dos se halan el cabello, se rasguñan la cara y los brazos, Suigetsu trata de separarlos, pero es empujado por la dos, Chisho les pide que paren, pero ninguna secede, Karin logra darle una patada en el vientre a Tayuya; Tayuya cae al suelo por el dolor, Karin cegada por la rabia empieza a patearla en el vientre, Tayuya suplica que pare; mientras mas suplica mas fuerte son las patadas, Suigetsu logra separarla, Karin logra safarce del agarrade y le voltea la cara dejandole la cara marcada. Chisho grita del susto, Tayuya está desmayada, en eso llega Sakura, no entiende la situación que ve; mira a Tayuya desmayada en el suelo, va hasta el telefono pegado en la pared de la sala, llama a la ambulancia; a los pocos minutos la ambulancia llega, se llevan a Tayuya en camilla, Chisho se va con ella. Karin mira con odio a Sakura, la odia por ayudar a Tayuya, Suigetsu no dice nada, va tras la ambulancia; teme perder el hijo que siempre quiso, el cual nunca le daría Karin, esa mujer le interesa mas su cuerpo que la felicidad de los demás.



Karin se acerca a Sakura y le da una cachetada, Sakura no se queda atrás, le devuelve la cachetada.



 



-¡cómo te atreves a pegarme!- grita Sakura colérica.



-¡No debiste ayudarla, esa perra debe morir por lo que me hizo!- grita igualmente.



Sakura respira profundo para no gritar, le hace daño al bebe.



-Lo que te halla hecho...eso no te da derecho de desearle la muerte, es tu hermana.



-Valla hermana- se limpia las lagrimas- esa estupida me engaño, me quito a mi prometido, esos dos me engañaron, mi hermana y mi prometido juntos, ¡los odio, espero y muera!.



-Callate, no le desees la muerte, te arrepentirás después.



-No me importa, esa mujer no es nada mio, para mi está muerta y enterrada, no tengo hermana, me iré de este maldito pueblo.



 



Sakura entra a su habitación, cierra con seguro, teme por la loca de Karin, le asusta ver esa parte malvada de ella, siempre supo que Karin no era tan buena, pero nunca pensó que fuese tan mala, no le importa que un inocente muera. Saca debajo de la cama la foto de Sasuke, besa esa foto, lo extraña, quiere llamarlo, abrazarlo, volver con él, pero al pensar en su hijo recuerda a Gaara, este bebe le recordará a él, también lo necesita, también lo ama, inevitablemente ama a los dos, vuelve a esconder la foto de Sasuke; mira el techo esperando una respuesta sobre su verdadero amor.



 



Despierta, no sabe cuando de durmió, sale de la habitación, baja hasta la sale, ve llegar a Chisho junto con Neji, Tenten y el bebe.



 



-Chisho que pasó con Tayuya y el bebe.



-Tenia un mes de embarazo, tuvo un aborto espontaneo.



-Pobre, Karin me dijo que iba de aquí.



-Ya me lo suponía mejor así, Karin jamas quiso estar en este pueblo, quizás esto es la excusa perfecta para irse.



-Ya no hablemos de cosas fea, es mejor hacer una comida para festejar el hijo de Neji y Tenten.



 



Después de ese episodio las cosas transcurrieron con normalidad, nada interesante que contar durante los meses restantes del embarazo de Sakura, Neji y Tenten se arreglaron, ahora que Neji tiene mantener a otra boca mas, logro que le dieran un aumento. La vida tranquila del pueblo hace que Sakura pueda resistir la tristeza de no tener a su amor a su lado, aunque no sabe cual de los dos es su amor, si fuera fácil se quedaría con los dos, compartir la vida feliz y amorosa que siempre soñó, pero esta mal visto tener un triangulo amoroso, mas si es una mujer con dos hombres.



 



Ya se encuentra en el ultimo mes del embarazo; no ha querido dejar de trabajar a pesar que Tsunade le dio el permiso.



 



La hora de trabajo terminó, Sakura quita los manteles de la mesa, las dobla y los dejas todos en una caja, que llevará atrás del restaurante a lavar, Shizune se acerca a ella, agarra la caja antes de que Sakura se lo coja.



 



-Shizune.



-Dejámelo, estas embarazada.



-No es pesado



-Tienes que cuidarte mucho Sakura, estas en el ultimo mes de embarazo.



 



Sakura acaricia su pansa, está impaciente que nazca, ver como es; siente como patea, a pesar de ya son varias veces que a pateado, le es emocionante sentirlo, es como si fuera la primera vez; Tsunade aparece, se sienta junto a Sakura, la mira nostálgica, le recuerda cuando quedó embarazada de su hija, la misma ilusión de esperar su llega, abrazarla, acurrucarla. Disfrutó consentirla, verla crecer y cumplir sus sueños, pero ahora solo puede verla en una lapida, su nombre escrito nada mas; en ocasiones envida a Sakura por ser feliz, tener la dicha de criar a su hijo, aunque quisiera arrebatarle esa felicidad, no puede, conoce el dolor de perder a un hijo.



 



-Es mejor que te vallas, es tarde, es peligroso que andes por ahí afuera y embarazada.



-No se preocupe, Neji viene por mi.



 



Escucha el claxon de un carro, sabe que es Neji, se despide de Tsunade y Shizune, sale ve a Tenten, se monta en el carro.



 



-Pensé que Neji vendría.



-Le dije que se quedara con el niño, no se la pasa mucho con él y lo deje para que lo cambiara.



 



Las dos se ríen por imaginar a Neji cambiar al bebe, todo una odisea para un hombre. Llegan a la pensión, Sakura baja, nota un carro extraño, el pueblo es pequeño, conoce a la mayoría de las personas que viven aquí, jamas vio un carro, que ha de notarse es caro, las personas de este pueblo no puede costearse algo tan caro; cae en cuenta que el alcalde es el único que puede, ese hombre que no ha dejado de fastidiarla.



Entra a la pensión, como lo imaginaba es ese anciano, repugnante, nota como la mira, siente que la desnuda con la mirada.



 



-Danzu...



-El embarazo te sienta muy bien.



-A qué has venido.



-Ya lo sabes por ti, no seas testaruda Sakura, puedo darle a tu hijo las comodidades que necesita, nunca estarás desamparada, casate conmigo.



-¡eres tan despreciable!- expresa Sakura con rabia- Tayuya está recluida en un sanatorio mental, Karin se fue y tu esposa murió, no hace mas de tres meses, ya quieres que me case contigo, es qué no sientes tristeza, desolación por perder a tu familia.



-Mi familia, todo eso es pura hipocresía, pero tu mi querida Sakura no eres hipócrita, expresa tan sinceramente repugnancia hacia mi, mi difunta esposa se casó conmigo por dinero y lujos, si supo ser madre, es otra cosa, se que tu no estás interesada en mi dinero ni en los lujos, por eso quiero que seas mi esposa.



-Olvidalo, jamas, nunca me casaré contigo, eres un ser despreciable, malo, no dejaré que mi hijo viva a tu lado.



-Entonces, si no te casa, Chisho perderá la pensión, no querras que sufra, ¿verdad?



-No haga eso, Chisho no tiene nada que ver, ni Neji y Tenten, entonces me iré



-Si te vas, haré que Neji pierda su trabajo y Chisho la pensión, tu decides.



 



Alguien entra de repente a la pensión, todos centra la mirada a esa persona, Neji se sorprende, no pensó que su tío lo buscara después de esa discusión fuerte.



 



-Tío Hiashi que hace aquí.



-Vine por ti hijo, por ti, tu esposa y tu hijo, también por Chisho.



-Por qué.



-Después de que discutí contigo, empece analizar todo lo que me dijiste, perdí a mi hija por mi soberbia; no se si vuelva a verla de nuevo, no quiero perderte a ti, ya eres como mi hijo verdadero, me siento solo y desdichado, la mansión es demasiado grande para que una persona lo habite.



 



Tenten mira a su abuela suplicante a que acepte la propuesta, sabe que Chisho no sedera a dejar el hogar en el cual vivió toda su vida. Chisho mira por unos segundos a su nieta, entiende esa mirada, pero le cuesta dejar el lugar de sus recuerdos, mira Hiashi.



 



-Lo siento, no puedo dejar esta pensión, pero Neji y Tenten se tienen que ir, estar en un lugar mejor con el bebe.



-¡No abuela!- expresa triste- ven con nosotros, es solo una casa, lo que vale son los recuerdos, no lo material, tu me ensañaste eso.



-Mi niña, lo siento no puedo, esta casa es muy valiosa, la construyo tu abuelo, la levantamos con esfuerzo.



-Yo se que mi abuelo no le interesará que vendas la casa, al él solo le importa que seas feliz, abuela no quiero que sufras por culpa de Danzu, mi abuelo se pondría muy triste.



-Ese pondría, él ya no esta, que se yo si se pondrá triste, es mi casa y no me voy – cruza las manos se sienta en el sofá.



-Chisho- interviene Sakura- no quiero que por mi culpa pierda su casa, así que si por salvar su casa es necesario que me case Danzu, lo haré.



 



Chisho se levanta del sofá impresionada, preocupada por tal sacrificio, no le parece justo que una jovencita tenga que sacrificar su felicidad por una mujer que ya vivió la vida; mira cada rincón de la sala y el comedor, cada parte, hasta los muebles le recuerda cosas inolvidables, alegre y triste; comprende que los recuerdos se llevan en el corazón y no lo material, pero le cuesta dejar la casa, no acepta que otro la ocupe; mira a Sakura, le recuerda cuando joven, recuerda la juventud que tanto añora, no puede dejar que sea infeliz.



 



-No permitiré que sacrifiques tu vida por una vieja, me voy- mira con severidad a Danzu- no permitiré que una linda mujer sufra al lado de alguien como tu.



 



Sakura siente un pequeño salto en su corazón, le alegra que Chisho se valla, pero ella tiene que volver a la ciudad y volver a ver a esos dos; tiene miedo de enfrentarlos, y hacerle daño a uno de los dos, o mejor dicho a los, pues ama a uno tiene un hijo de otro; tiene miedo ser rechazada. 

Regresar al índiceCapítulo 7 by AlKing

Capitulo 7



Coloca la maleta en el piso, no pensó que el momento llegaría; teme dar el primer paso. No sabe donde ir, no quiere ir al antiguo apartamento de Sasuke, pero el deseo es incontrolable. El taxi para frente al edificio, el taxista se baja y ayuda a Sakura con la maleta.



Tocan la puerta, Sasuke abre, mira de arriba a bajo a Sakura, no le sorprende verla embarazada, Sakura trata de sonreír, no puede le asusta esa mirada fría, es como si él le tuviera rabia, Sasuke se aparta para que la deje entrar, le ayuda con la maleta; mira el apartamento con nostalgia. Mira a Sasuke, su corazón palpita de la emoción, definitivamente él es el amor de su vida, va abrazarlo, la rechaza, lo mira extrañada y dolida.



 



-¿qué pasa Sasuke?



-Volviste, no puedo creer que hallas vuelto.



-Me fui porque no estaba segura de mis sentimientos por ti, si volví es porque se que te amo a ti, solo a ti, eres el amor de mi vida.



-Calla, no digas mentiras.



-¿mentiras?, no son mentiras, te amo de verdad



-No te creo, eres vil, mentirosa, me engañaste desde que nos conocimos.



 



Sakura se sienta en una de las sillas del comedor, esas palabras la debilitaron, acaricia su panza, trata de que el bebe no sienta esas palabras, mira a Sasuke permitiéndose que la vea llorar.



 



-Por qué me dices es

Sentimientos confusos by AlKing

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fanfic.es/viewstory.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20