Secuestro del deseo. by InuXAome

Fanfics en EspañolEl sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

 Secuestro del deseo. by InuXAome
Summary:

Aome una sacerdotisa de 18 años, queda al cuidado de la perla de shikon, un tarde es secuestrada y su secuestrador es algo peculiar, el se llama Inuyasha y busca la perla de shikon, Aome no sabe el motivo pero de ese secuestro algunas cosas entre los dos empiezana  pasar y de apoco misterios empiezan a revelarse, al igual que el deseo de ambos.



Categories: INUYASHA, ANIME/MANGA Characters: Ayame, Bankotsu, Hiten, Inutaisho, Inuyasha, Jaken, Kagome, Kikyo, Koga, Kohaku, Miroku, Rin, Sango, Sesshoumaru, Suikotsu

Generos: Accion/Aventura, Angustia, Drama, Fantasía, Horror, Misterio, Romance, Universo Alternativo

Advertencias: Lemon, Lenguaje Obsceno, Muerte de un personaje

Challenges:

Series: InuyashaxKagome

Chapters: 24 Completed: No Word count: 30855 Read: 17201 Published: 17/04/2013 Updated: 29/09/2013
Summary:

Aome una sacerdotisa de 18 años, queda al cuidado de la perla de shikon, un tarde es secuestrada y su secuestrador es algo peculiar, el se llama Inuyasha y busca la perla de shikon, Aome no sabe el motivo pero de ese secuestro algunas cosas entre los dos empiezana  pasar y de apoco misterios empiezan a revelarse, al igual que el deseo de ambos.



Categories: INUYASHA, ANIME/MANGA Characters: Ayame, Bankotsu, Hiten, Inutaisho, Inuyasha, Jaken, Kagome, Kikyo, Koga, Kohaku, Miroku, Rin, Sango, Sesshoumaru, Suikotsu

Generos: Accion/Aventura, Angustia, Drama, Fantasía, Horror, Misterio, Romance, Universo Alternativo

Advertencias: Lemon, Lenguaje Obsceno, Muerte de un personaje

Challenges:

Series: InuyashaxKagome

Chapters: 24 Completed: No Word count: 30855 Read: 17201 Published: 17/04/2013 Updated: 29/09/2013
Story Notes:

Los personajes no me pertenecen, son propiedad de Rumiko Takahashi y esta es solo una realidad distinta de Aome y Inuyasha y los demas.

 

Ojala me pretenecieran, sobre todo InuYasha y seria solo para mi jijijiji...  obvio lo comparto con ustedes.

 

Un capitulo por semana.

Story Notes:

Los personajes no me pertenecen, son propiedad de Rumiko Takahashi y esta es solo una realidad distinta de Aome y Inuyasha y los demas.

 

Ojala me pretenecieran, sobre todo InuYasha y seria solo para mi jijijiji...  obvio lo comparto con ustedes.

 

Un capitulo por semana.

Capítulo 1- Secuestro Parte 1. by InuXAome
Author's Notes:

Espero sea de su agrado la historia, soy muy romantica jeje... y amo a Aome y Inuyasha y me gusta escribir algo de amor entre ellos y leer igual.

Author's Notes:

Espero sea de su agrado la historia, soy muy romantica jeje... y amo a Aome y Inuyasha y me gusta escribir algo de amor entre ellos y leer igual.

-Mi nombre es Aome y tengo 18 años, mi propósito en la vida es ser una sacerdotisa muy buena, pero en realidad ese no es mi  deseo, luego de que mis padres murieron cuando era chica fui criada por un bandido, ese bandido se hacía llamar Onigumo y su propósito de que yo sea sacerdotisa era para poder apoderarse de la esfera de las cuatro almas, la Shikon No Tama, hace muy poco el falleció en un incendio y antes de morir por sus quemaduras mortales me deje a cargo de la mujer que lo cuido en sus últimos días, esa mujer es ahora mi maestra y ella me esta enseñando a ser una sacerdotisa, su nombre es Kikyo y ella es la guardiana de la perla,  me dice que dentro de unos años yo tomare su lugar.-

 

                                                                           

 

-Luego de tres años al cumplir los 18 años, Kikyo murió misteriosamente y yo quede encargada de la perla, se dice que murió por culpa de un medio demonio, un Hanyou, una parte de él es hombre y la otra es bestia, los rumores dicen que él fue el culpable de su muerte, a veces al caminar cerca del bosque me siento observada y supongo que sería el intentando matarme, no se su nombre, pero siento la curiosidad de saberlo, aunque mi vida corra peligro tengo esa curiosidad.- 

 

 

 

-En algunas ocasiones había escuchado a Onigumo decir que deseaba la perla de Shikon y llegue a creer que su motivo para criarme eran esos, cuando hablaba con Kikyo ella me decía que yo tenía una gran energía que con los años aumentaría más y más y podría ser hasta la mejor sacerdotisa, mucho no me entusiasmaba, pero ahora siendo la guardiana de perla me vienen pensamientos extraños y llegue a pensar que onigumo vendría por mí y me quitaría la tan valiosa joya.-

 

 

 

-Esto es solo una parte de mi vida, todo era un poco tranquilo en estos días, seguía escuchando los rumores sobre ese hombre mitad bestia, pero ya no me preocupaba, no veía la razón del porque el tenía la culpa, que razones tendría para matarle, su mitad era humana y sería un poco ridículo, a veces me reprendía a mí misma al pensar esas cosas, pero era un poco de razonamiento con lógica.-

 

 

 

 

-Una tarde iba por el bosque caminando, mientras pensaba y por alguna tonta razón sentía que a cada paso algo me observaba y ahí sentí los gritos provenir de la aldea, me fui acercando y todo estaba en llamas y no había heridos pero de repente algo me sujeto, nadie pudo verlo, nadie había notado mis presencia, estaba bien sujetada por un bulto rojo, además podía notar algo más, tenía orejas de perro, garras y unos ojos dorados que daban miedo y ternura, ese bulto que era el famoso hombre mitad bestia, lo podía saber, por su apariencia, ya que lo habían describió así, intente zafarme de su agarre pero note que estábamos volando en el aire, en un momento llegamos  a un lugar muy apartado y oculto en el bosque, casi sin cuidado el Hanyou me apoyo contra una árbol…-

 

 

 

 

-¿Dónde está la perla?- Me exigió – yo solo me quede sin poder hablar ante su tono frio- ¡Feh! ¡Si me lo dices, prometo no hacerte daño!- eso ultimo lo sentí más frio, pero al parecer de mi boca no podía salir palabra alguna.-

 

-Otra vez exigió y yo respondí firme- No sé de qué hablas –El solo se me acercó y me levanto como si de una pluma yo me tratara, sus manos agarraban las mías por la muñeca y yo trataba de no mostrar miedo, ya que por mi cabeza corría la afirmación de que el sí mato a Kikyo.-

 

-Cada vez más hacia presión con sus manos y sentía algo de dolor, otra vez hablo- ¡¡Ha!! Levante- Me ordeno y yo solo obedecí, al levantarme otra vez hablo-¡¡Hasta que no me digas donde ocultaste la perla, serás mi prisionera mujer!!- eso último me alivio, ya que por ahora seguiría viva y además tenía curiosidad por saber para qué quería la perla-

 

 

 

-Otra vez me había sujetado, pero esta vez en su espalda y luego de un rato al anochecer llegamos a un lugar muy lindo, tenía que reconocerlo era muy agradable, nos adentramos y detrás de una especie de cascada había como una cueva, antes de irse me dijo que no intente escaparme o me arrepentiría, no tenía intenciones de escaparme y solo me quede en ese lugar, había comenzado a hacer mucho frio y en ese lugar no había fuego, tal vez era parte de la tortura, pero considerando que no me había matado y no me hizo daño, no creo que me dejara sola en este lugar, ya estaba temblando y el Hanyou no llegaba, de repente todo se volvió oscuridad…-

 

 

 

 

 

 

-Solo deseaba poseer esa perla y esta mujer me la tendría que dar a como dé lugar, mi intención no era de matarle, todos me culpaban por lo de esa sacerdotisa Kikyo pero nada era cierto, pero me aprovecharía de eso para que esta mujer me digiera donde la oculta, ya que en la aldea no estaba y de seguro la tenía en otro lugar y tarde y temprano me lo diría-

 

 

 

-La había dejado en ese lugar ya que nadie podría encontrarnos, la deje y solo Salí a buscar algunos troncos para el fuego, no pensé que me demoraría tanto y encima hacia frio, una vez recogida la leña me dispuse a volver a lugar donde se encontraba la sacerdotisa pero decidí pasar por un rio y pescar algo.

 

 

-Al llegar al lugar donde la deje, todo me parecía normal y parecía dormida, me dispuse a prender el fuego y me acerque a ella solamente para que se acerque al fuego y como algo, tenía que alimentarse, no la dejaría sin comer, la tenía que mantener bien hasta que me confiese donde estaba la perla y al tocarle, la note fría y sus labios estaban un poco morados, mi preocupación nació de la nada y solo la garre en mis brazos y abrazándole le hacer que al fuego, le puse mi chaqueta y la cubrí, de apoco sus labios iban tomando color y eso me hizo sentir aliviado, pero seguía sin despertarse y de alguna manera me hizo sentir culpable, toda la noche me quede de esa manera con esa mujer, era muy hermosa, ese pensamiento llego a mi cabeza y no podía evitarlo.-

 

 

-De a poco fui abriendo mis ojos y me sentí apoyada contra algo muy cálido y tenía un olor muy rico, a medida que fui abriendo mis ojos pude notar que unos brazos fuertes me abrazaban, pero me sentía rara, intente zafarme pero pude notar que era ese Hanyou el que me tenía tan bien agarrada, que se supone que era lo que pasaba.-

 

 

-El estaba dormido y yo al fin había logrado retirarme de su abrazo, pero tenía frio y sentía que en cualquier momento me caería, ahí paso me desplome en el piso, de repente el Hanyou se despertó al sentir el golpe seco y me socorrió y puso su chaqueta sobre el piso y me acostó encima de esta.-

 

 

 

-Toque su frente y note que ardía en fiebre, ahí vino la culpa- ¡¡No te muevas!!- le dije- ahora regreso- volvió a decir, ella solo asintió apenas con la cabeza y cerro sus ojos.-

 

-Salí en busca de agua y no muy lejos había, cuando volví detrás de la cascada ella permanecía donde la deje y solo la puse delicadamente boca arriba y con mis garras rompí un poco de la tela de la ropa de la sacerdotisa y la moje en agua fría y se la puse sobre la frente, al cabo de un rato, su frente permanecía caliente pero no tanto y ella abrió sus ojos y me hablo.-

- ¿Cómo te llamas?- Me pregunto- Yo soy Aome- me dijo con un poco de dificulta y tratando de levantarse, quise no decir mi nombre pero sin querer respondí- Soy Inuyasha- le dije sin dar vueltas y ella sonrió y volvió a cerrar sus ojos- ¡¡Gracias!!- me dijo- Feh!! No te muevas tanto- le dije-

End Notes:

Espero les haya gustado, nos leemos el 24/04/13. 

 

Proximo capitulo 2-Secuestro Parte 2.

End Notes:

Espero les haya gustado, nos leemos el 24/04/13. 

 

Proximo capitulo 2-Secuestro Parte 2.

Regresar al índiceCapítulo 2- Secuestro Parte 2. by InuXAome
Author's Notes:

Les prometo que se pondra interesante, jeje... espero difruten de mi nueva historia!!

Author's Notes:

Les prometo que se pondra interesante, jeje... espero difruten de mi nueva historia!!

-Pude saber que estuvo cuidando de mí, en mi poca conciencia podía verlo, por momentos me daba agua y comida y se ocupaba de ponerme el paño húmedo sobre la cabeza, por momentos me sentía bien, pero eso no duraba mucho y me volvía arder prácticamente la cabeza y él estaba atento con migo, como él podía ser capaz de matar a alguien, tenía que descartar mis dudas, pero sería que está fingiendo para ganar mi confianza, la cabeza me daba vueltas, por la fiebre que permanecía en mí y por las preguntas que me abombaban.-

 

 

 

 

 

-¡¡Inuyasha!!- Exclame y el enseguida fijo su mirada en mi- ¿¡Que!?- Me pregunto con  una expresión de queja, sería que le molestaba que le hablase- ¿¡¡Que!!?- Me Exclamo como molesto- Gracias- Me atreví solo a decir, hizo una mueca de queja y se dio vuelta-

 

 

-¡¡Oye!!... ¿¡Cómo te sientes!?- Solo le pregunte sin querer hacerlo, las palabras salían sin mi permiso. No me respondió y note que después de hablarme ella se había quedado dormía y trate de quedarme en el molde-

 

 

 

 

*Dos días después*

 

 

 

 

 

-Por fin me sentía muy, muy bien y estaba agradecida por que seguía viva y Inuyasha había cuidado bien de mí, tenía que pensar que realmente él fue capaz de matar a Kikyo, era un poco serio pero no tenía apariencia de ser una bestia asesina, cada vez mi dudas iban disminuyendo, cuido bastante bien de mí y de verdad me hizo sentir muy bien, pero realmente debería confiar en él, tendría que hacerlo, trate de callarme y no hablarle, por ahí se enojaba y ahí si la pasaría mal, después de todo estaba secuestrada y un  movimiento en falso, mejor dicho un movimiento y una palabra en falso y arruinaría esta parte linda después de todo del secuestro.-

 

 

 

 

 

-Al fin había mejorado y pronto ya podría hacerle hablar y sabría dónde está la perla o ella terminaría como Kikyo inevitablemente, la perla seria mía y esta mujer no me la ocultaría por siempre, ya no estaba enferma y creo que tendría que aprovecharme de eso y ganarme su confianza para saber el paradero de la perla.-

 

 

 

 

 

-¿Cómo te sientes ahora? Aome- Le pregunte de manera sencilla y sin rodeos- Eh!! Dijiste… dijiste mi nombre,¡¡Inuyasha!!- Me respondió sorpresivamente, decir su nombre era una manera buena de mostrarle confianza-

 

-¡¡Como pretendes que te llame!!- respondió algo serio, tratando de disimular un poco.-Esta bien, si es así, Inuyasha- la verdad era que casi nada sabía disimular, realmente podía ser  un Hanyou asesino, sería el asesino de Kikyo-

 

 

 

 

-No permanecimos mucho ese lugar, una noche el solo volvió no sé de dónde y solo me cargo y me llevo lejos de ahí, corrió y corrió y en una cueva nos detuvimos, estaba demasiado oculta, de verdad el me secuestraria para matarme, tantas molestias en encontrar un lugar tan escondido, de verdad cuando se había ido tardo demasiado y cuando me fue a buscar y corrió y corrió tardamos casi mucho en estar en este lugar.-

 

 

 

 

-Tarde o temprano ella no soportaría esta situación y me diría donde escondió la perla, antes de que termine como Kikyo, para colmo pude sentir ese olor de vuelta, sin dudas era el, ya no podía permanecer por tanto tiempo en un lugar, cuanto más en movimiento este a él le sería difícil encontrarme enseguida, solo debía obtener la perla y listo, así no me seguiría más, pero ahora que llevaba a esta humana con migo sabía que debía de estar de los nervios.-

 

 

 

 

-Otra vez, no duramos ni un largo rato en este lugar que ya me estaba llevando a otro, pero este sí que era el mejor, estaba de verdad demasiado oculto, pero tenía un rico aroma a flores, que tendría planeado Inuyasha en verdad hacer con migo,  hacia un buen rato habíamos comido algo,  pero como anteriormente estuve enferma me sentía u poco débil, pero claro que no se lo diría.-

 

 

 

 

-Tiempo después-

 

 

 

 

-Oye Inuyasha- intentaba que me responda, mientras íbamos prácticamente de acá para allá.-¡¡Que quieres!!- Me contesto de mala gana, claro que no iba a quedar atrás y le ordene que me bajara, ya no sentía que el realmente haya matado a Kikyo, el cuido de mí y por alguna razón era como si protegiera llevándome de acá para allá.- Feh!! ¡¡Deja de moverte!!- Me empezó a repetir Inuyasha, luego de que mientras corría de acá para allá yo estuviera sobre su espalda, no me iba a da por vencida.-

 

-¡¡Que pares ya!!- Ya estaba colmando mi paciencia, donde podría estar esa perla, sin duda iba a terminar como Kikyo y eso sería inevitable, cuanto más se tarde todo esto, mas está presente la chace de que termine como Kikyo.-¡¡Que me bajes!! ¡¡Hanyou!!- De alguna manera me dolió que me llamara Hanyou, solo me detuve y la baje bruscamente en el suelo sin darme cuenta…- Camina pero no te escapes. –Sonaba un poco frio, tal vez me había pasado con llamarle de esa manera, solo me levante y seguí  el camino caminando.-

 

 

 

 

-Quise tratar de arreglar las cosas pero no me quería arriesgar a que me haga daño, habíamos llegado como aun puente echo con un gran tronco, al cruzarlo ya me sentía algo cansada, habíamos caminando mucho y por dios como extrañaba que Inuyasha me llevara en su espalda, no era de mala o perezosa pero podía darme cuenta que con él estaba segura, a la hora de cruzar Inuyasha cruzo fácilmente pero yo sentí nauseas con solo haber visto de tonta hacia abajo, fui cruzando y Inuyasha no me miraba,  de repente sentí caerme y todo se volvió negro, al abrir los ojos pensé que estaba muerta pero recuerdos me vinieron a la mente, pude recordar apenas como Inuyasha me sostenía y enseguida yo me desmayaba y ahora despertaba y apenas podía percibir una sombra roja y de repente un ojos dorados mirándome con una preocupación a flor de piel.-

 

 

 

 

-Me dolió de verdad que me llamara Hanyou, pero no entendía el porqué de mi comportamiento, solo la baje y seguimos el camino a pie, habíamos llegado después de caminar bastante a un puente hecho con un tronco y yo lo cruce de inmediato,  solo me quede de espaldas a ella pero por alguna razón me di vuelta y observe como estaba punto de caer, solo corrió y la detuve en mis brazos, parecía bien, pero igual su cara era pálida, cuando llegue por fin con ella a el lugar de escondite la recosté sobre un futon que encontré por ahí y ahí al rato despertó y no sé por qué sentía tanta preocupación en mi.-

 

 

 

 

 

-Creo que ya no era tan malo ser secuestrada por Inuyasha, de alguna manera le pedí perdón por a verle llamado Hanyou y el como siempre, tenía ese carácter que no hacían salir del todo sus sentimientos, parecía que lo conocía de toda la vida, cada vez que le llamaba Inuyasha el solo movía sus orejas y esa era un señal de que me escucho y me hacia sonreír, pero todavía no sabía si el realmente mato a Kikyo, debería confiar en el.-

 

 

 

 

 

End Notes:

Capitulo 3- Confianza detras del engaño.

 

Bueno espero sus comentarios para saber si quieren que siga con mi historia, jeje... arigato!!

 

 

End Notes:

Capitulo 3- Confianza detras del engaño.

 

Bueno espero sus comentarios para saber si quieren que siga con mi historia, jeje... arigato!!

 

 

Regresar al índiceCapítulo 3- Encontrando sentimientos. by InuXAome
Author's Notes:

Bueno espero disfruten de mi fic y este capitulo!!

Author's Notes:

Bueno espero disfruten de mi fic y este capitulo!!

Ya llevaba días secuestrada y Inuyasha no parecía cuidarme mal, de echo creo que cualquiera la pasaría bien siendo secuestrado o secuestrada por Inuyasha, el incidente de haberle llamado Hanyou pareció haberse arreglado,  parecía que estábamos escapando de algo, ya que íbamos de acá para allá y no sabía el motivo, él era fuerte supongo, siendo lo que es de seguro es fuerte y si vinieran a rescatarme con el no podrían, pero de algo estábamos escapando, pero de que, a que le tendría miedo.-

 

 

 

 

-¡Que me bajes!- Exclamaba y sé que me escuchaba- ¡¡Que me bajes, Inuyasha!!- Cuando decía su nombre sus orejitas se movían más aun, era tan tierno.-

-¡¡Que te calles ya!!- Esta mujer parecía no rendirse nunca y mi paciencia no dudaría mucho tiempo.-

-Por  favor, Inu… Inuyasha bájame- Trate de suplicar, use el tono más tierno que pude a ver encontrado, sus orejitas de nuevo se movieron y el solo me bajo, iba en su espalda pero ya me sentía tan cansada.-

-¡Ha!, humanos tontos, son tan impredecibles.- Iba lo mas cómoda en mi espalda y quería que la bajara, por alguna extraña razón no quería bajarla, además retrasaba el viaje.- ¿Tienes hambre?- Pregunte, ni yo sabía el motivo de mi pregunta.-

- ¡Umm!, si mucho Inuyasha.- Ahí estaban esas lindas orejitas, cada vez que decía su nombre ella se movían ¿De verdad era un asesino? Me preguntaba- ¿Vamos a comer algo?-

-¡Ha! De nada sirve que te mate a hambre! Sube y vámonos- Se subió a mi espalda y empecé a correr de vuelta- ¿¡No quieres bajar de vuelta, humana!? –Pregunte y exclame con sarcasmo –

- No, Inu… ¿Falta mucho? –Pregunte, mientras de mi boca nacía un bostezo de sueño y mi estómago mientras rugía levemente de hambre.-

 

 

 

 

 

-Ya me sentía verdaderamente con sueño y además moría de hambre, casi en un abrir y cerrar de ojos observe como paramos y Inuyasha me dejaba suavemente sobre su chaqueta y se marchaba,  rápidamente observe que volvía con leña, un poco después encendió el fuego y se marchó.  Soñaba que estaba con Inuyasha, cuál era la razón de soñar con él no lo sé, íbamos muy rápido y me quería bajar, le hablaba y sus orejitas no respondía a mi llamado, todo se volvió oscuro y una vos me trajo luz. Inuyasha me llamaba casi en un susurro que se volvió una vos cálida y sin terror, olí el aroma a comida, me incorpore despacio y Inuyasha me ofreció de comer.-

 

 

 

-Una vez que para, ya que había encontrado un refugio, apoye a la mujer contra la pared de la cueva, no sé porque pero me saque mi chaqueta la acomode en el suelo y en ella recosté a esa mujer, recosté a Aome, Salí y busque leña lo más rápido posible, volví y encendí el fuego y me volví a marchar. Al volver con comida, la puse al fuego y mientras observaba sin ningún motivo a esa mujer, sentía algo raro al mirarla, sus labios, su piel, esa cara de ángel, estaba punto de acercarme a ella pero  en ese momento se empezó a revolver y parecía que algo le molestaba, en un instante la comida estaba hecha y me acerque a despertarle.-

 

 

 

 

-¡¡Umm!! Esta delicioso, gracias Inuyasha- casi a propósito invocaba su nombre, esas orejas se movían siempre, tenía ganas de tocarlas, pero que cosas digo, aunque Inuyasha se veía muy atractivo, su cabellos plateado largo, sus ojos del color de la dulce miel y esas orejitas que se movían cada vez que invocaba el nombre, el nombre Inuyasha- ¡¡Inuyasha!! ¡Ha, ha…!-

-¡Hmpf!  ¿¡De que te ríes!?- verdaderamente no sé qué era tan gracioso- Responde ¿De qué te ríes?- cada vez me sentía  más molesto, me levante di media vuelta- ¿De qué te ríes tanto?-

- Es solo que… cada vez que digo tu nombre, tus orejas se mueven y es gracioso- Era gracioso, pero tierno, pero lo de tierno no se lo diría, pero su tono al preguntarme se volvía mas frio-

- ¡Es porque me molesta que me hables! ¡Ha! ¡Mejor no hables más!- empecé a caminar y me

marche a estar solo-

 

 

 

 

-Por alguna razón sus palabras me dolieron, cuando se marchó me eche a llorar, ni yo sabía el porqué, pero ya tenía ganas de volver y no verle nunca más. Al anochecer el volvió y recogió su chaqueta de la cueva y volvió a marcharse, tanto no me interesaba, ya encontraría la manera de huir sin que me mate como mato a Kikyo. Cuando amaneció, él no estaba ahí,  poco me importaba,  pero un fuerte ruido se oyó, Inuyasha entro a la cueva y sin ninguna delicadeza me subió a su espalda e iba a toda prisa,  de verdad le temía a  algo, pero a qué. Todo se volvió oscuro de un instante a otro y al despertar…-

 

 

 

 

 

-¡Eres un miserable, Inuyasha! Andas en compañía de una humana, tan bajo pudiste caer- esas palabras provenían de alguien, su tono verdaderamente daba escalofríos, pero apenas podía ver de quien era esa vos. –Eso no es asunto tuyo, Sesshomaru así que déjame tranquilo si no deseas que te aniquile aquí mismo- Le respondió un furioso y confiado Inuyasha a ese sujeto que podía empezar a ver, que se llamaba Sesshomaru, su pelo era más liso y más largo que le de Inuyasha y de igual color, llevaba una armadura y sus ojos eran del color de Inuyasha, sería su pariente-

 

 

 

 

-Verdaderamente nunca pensé que mi  medio hermano Sesshomaru me alcanzaría, el odiaba los humanos y no tenía piedad con ellos, pero aun odiaba que yo por más que sea  su hermano y me odie, no le agradaba que ande en compañía de una humana. No pude hacer nada y Aome se escapó de mis brazos, sentí un nudo en el pecho al no poder ser el lugar de su caída, estos sentimiento eran raros pero me hacían sentir vivo y me daban coraje para enfrentar a mi hermano. Sabía que si no hacía algo, el terminaría matando a Aome, me importaba que siguiera viva pero por un sentimiento que no podía comprender todavía…-

 

End Notes:

Emplee otro estilo para escribir, solo para  no tener siempre el mismo, espero les haya gustado.

 

Gracias por leerme y comentar.

End Notes:

Emplee otro estilo para escribir, solo para  no tener siempre el mismo, espero les haya gustado.

 

Gracias por leerme y comentar.

Regresar al índiceCapítulo 4-Sesshomaru, el medio hermano de Inuyasha. by InuXAome
Author's Notes:

Espero este capitulo tambien sea de su agrado.

Author's Notes:

Espero este capitulo tambien sea de su agrado.

Intente levantarme, pero sentía un gran olor en la cabeza y una punzada en la pierna, cada intento por levantarme era inútil, podía seguir observando a Inuyasha a ese hombre que estaba con él, quien seria, no parecía como su padre, sería su hermano,  pero sus orejas no eran como las de Inuyasha, entonces no era un medio demonio,  entonces debería ser más fuerte que Inuyasha, que era lo que realmente pasaría con Inuyasha, además aprecia molestarle que yo le acompañara, sería el que mato a Kikyo, me mataría a mí.

 

 

 

 

-¡Ja! ¡Eres un deshonro para los nuestra especie querido hermano!- Empezó a decir ese hombre, daba escalofríos al oírle hablar.

- ¡Grrrr! ¡¡Garras de acero!!- El ataque de Inuyasha fue evadido por su hermano e Inuyasha voló unos metros.

- Eres tan impaciente como siempre. ¡Inuyasha!, no vine a perder el tiempo, esa mujer debe morir- En el momento que Inuyasha permanecía sin poder levantarse, ese hombre su hermano Sesshomaru se acercó hacia a mí, dispuesto a matarme.

- ¡¡Eres un cobarde al matar a una indefensa humana!! ¡¡Pelea Sesshomaru!!- Sesshomaru hizo volar de vuelta a Inuyasha, pero en el momento que se me acercó, de mi salió una gran energía al tocar su pecho con mi mano, este se lastimo.

- ¡¡Una sacerdotisa!! Maldita humana, muere… ¡¡Eh!!- Inuyasha se abalanzó contra Sesshomaru y pudo hacer sangrar su brazo, pero este le lanzo veneno.

- Amo bonito- Se escuchó una voz decir, esta se encontraba detrás de ese Sesshomaru.

- ¡Que quieres Jaken!- Le exclamo Sesshomaru a ese monstruo, llamado Jaken.

-Amo bonito, vamos esa mujer parece tener una gran energía, además su brazo y su pecho se encuentran lastimados, no vale la pena- De verdad haría eso, se ira pasaba por mi cabeza.

-¡Hmpf! Vámonos Jaken, no tiene sentido hacer esto- Se dio media vuelta y se marchó. Al momento que ya se alejaron me levante y me dirigí hasta Inuyasha.

 

 

 

 

Me acerque a Inuyasha y se encontraba inconsciente, pero algo muy pequeñito se encontraba en la cara de Inuyasha. Parecía una pulga, la aplaste y me sorprendió cuando me hablo, me asuste pero me dijo que me calmara y se presentó. Antes de que se me presentara me ayudo no sé cómo, se volvió un poco más grande y nos apoyamos a Inuyasha  contra un árbol.

 

 

 

 

-Entonces, tú te llamas Mioga y Inuyasha es tu amo- Dije a esa diminuta pulga que estaba frente a mí.

-Si señorita Aome, usted debe de ser la mujer del amo Inuyasha- Eso me hizo ponerme roja como un tomate.

-No, soy su prisionera- Respondí con la cara roja, cruce mis brazos y mire a un lado.

- Si usted es la prisionera del amo Inuyasha, debe de gustarle mucho, resultó ser muy picaron el amo Inuyasha- Hablaba de manera tan natural esa pequeña pulga. Información turistica para viajar a Lloira y sus castillos Castillos de Lloira

-No, que soy su prisionera-Gustarle, si me quería matar- Pensé detenidamente, pero él me intento defender de alguna manera de ese Sesshomaru.

-¡Oiga! Mioga-Sama, qué relación hay entre Inuyasha y Sesshomaru ¿Es su hermano verdad?- Quise cambiar temas, además quería estar informada.

-Sesshomaru, es su medio hermano, poseen el mismo padre, un gran Youkai de su época- Eso significaba que la madre de Inuyasha era una humana- Ellos no se soportan, Sesshomaru es una persona sin escrúpulos y detesta a los humanos, pero el amo Inuyasha es un poco más comprensivo…

-Porque su otra mitad es humana ¿Verdad?- Respondí con razonamiento.

-Si señorita, mire el amo Inuyasha parece despertar- Inuyasha de repente abrió los ojos, no estuvo tanto tiempo inconsciente.

-¡Maldito Sesshomaru!- Dijo Inuyasha en un impulso, pero se dio cuenta que ya se había ido.

-No se preocupe amo Inuyasha, su hermano se ¡ah! Ido y su mujer está bien- Eso me puso más roja y Inuyasha aplasto a la pulga Mioga.

-Qué cosas dices, pulga insolente, esta humana no es nada mío- Eso lo dijo con algo de tono frio, intento levantarse  pero como instinto yo le ayude.

-¡Puedo solo!- De repente parecía perder el equilibrio y yo le ayude vuelta.

-No se tan descortés amo Inuyasha-La pulga Mioga se subió a la nariz de Inuyasha.

-¿¡Que te trae por aquí!? Tanto tiempo pulga cobarde- Dijo un Inuyasha un poco irritado, mientras aplastaba a la pobre pulga.

-No seas así ¡Inuyasha!- ¡Hay! Ahí estaban sus orejitas moviéndose como siempre.

-¡Ha! Tu cállate- Me contesto mirando a un lado, luego se dio vuelta y me jalo de la mano- Vámonos, súbete a mi espalda.

-Está bien tú te la buscaste Inuyasha…

 

 

 

Cuando paso de lo de Kikyo yo cree un rosario con un poder mágico el cual a través de unas palabras se podría poner alrededor de cuello de cualquier monstruo, lo saque de entre mis ropas e hice los conjuros y este se separó, pieza por pieza las cuales rodeado a Inuyasha y luego se unió, ese rosario únicamente se podría deshacer si yo moría o lo quietaba yo misma, ahora Inuyasha sería mi secuestrado.

 

 

 

-¿¡Que rayos es esto!? Maldición no me lo puedo quitar- Que se creía esa mujer, ya me las pagaría pero ahora solo me lo quería quitar- ¡¡Que me lo quietes!!-Y nada, esa mujer no me hacía caso alguno.

-No, mientras lo lleves y yo invoque un conjuro, tu serás el que me obedezca- Le dije seriamente a Inuyasha, pero por alguna razón me costaba mantenerme seria, en cualquier momento me echaría a reír.

-¡Keh! Dices, quítamelo o te arrepentirás- Iba directo a mostrarle que se arrepentiría y…

-¡Inuyasha! ¡Abajo!- Ahí  fue directo al suelo, era un poco gracioso y me eche a reír.

-Eso le pasa por descortés amo Inuyasha, las sacerdotisas son muy poderosas- Dijo la pulga Mioga seriamente y luego se rio.

-¡Tengo hambre Inuyasha! Y además debo de curarte, vámonos- pase por a lado de él  y seguí caminando.

 

 

 

_Mientras_

 

 

 

-Escuche amo bonito, estoy seguro de que si deja con vida al ingrato de Inuyasha, pronto sabremos el paradero de la tumba de su padre- Le decía una especia de rana demonio a ese sujeto llamado Sesshomaru, quien era el medio hermano de Inuyasha.

-Solo seguirá vivo junto con esa repugnante humana, hasta que me guie hasta la tumba de mi padre- Dijo ese sujeto serio y frio, luego siguió su camino.

End Notes:

Espero les haya gustado y nos vemos en el siguiente, besos para todos los que me leen y comentan y gracias!!

End Notes:

Espero les haya gustado y nos vemos en el siguiente, besos para todos los que me leen y comentan y gracias!!

Regresar al índiceCapítulo 5- Colmillo de acero. by InuXAome
Author's Notes:

Espero les guste este capitulo tambien.

Author's Notes:

Espero les guste este capitulo tambien.

-¡Que tengo hambre! ¡Inuyasha!- Estaba realmente enfadada, pero ahora que poseía el ese rosario ya no haría de las suyas.

-¡Eh! ¿¡Quién te crees que eres!?- Me hablo Inuyasha, mientras ya yo permanecía unos pasos lejos de él.

-No sea tan descortés, amo Inuyasha-Casi  reclamo la pulga Mioga.

-Tú no te metas,  pulga insolente- Dijo Inuyasha mientras aplastaba  a la pulga con dos de sus dedos.

 

 

Todo marchaba bien, el dolor de mi caída al suelo cuando el hermano de Inuyasha lo ataco no parecía molestarme, pero de repente sentí una punzada en el brazo y sentía que mi pierna quemaba y solamente me desplome en el suelo, pero no me quede inconsciente solo seguí estando ahí la punzada y el calor en mi pierna que me atormentaba.

 

Nunca pensé observar la imagen de Inuyasha viniendo hacia mí y preguntarme que me ocurría, estaba un poco aturdida por el dolor  no fui capaz de responderle a Inuyasha,  cuando trato de levantarme alcance a quejarme cuando toco mi brazo y ahí el descubrió mi herida, se quedó callado y me cargo cuidadosamente entre sus brazos.

 

 

 

En un momento algo llamo mi atención, vi a esa sacerdotisa desplomarse en el suelo, corrí sin pensar hasta ella y pregunte que le ocurría, no me respondió intente levantarla y al tocar su brazo hizo una queja de dolor, estaba herida y sabía que fue por la caída, preocupación salió de mí, lo más delicadamente que me salió la levante y la cargue entre mis brazos, me dispuse a caminar para llevarla a una aldea para curarla.

 

 

 

-No hace falta que me cargues, Inuyasha-Dije en un susurro, mientras trataba de zafarme de su agarre.

-¡Ha! Luego si no te curas tendré que cagarte- Me respondió Inuyasha serio y con la decisión firme de seguir cargándome.

-¡¡Que me bajes!!   Si no, luego veras, te sentare hasta el infierno, así que ya bájame-Dije amenazantemente y solo me bajo-¡¡Siéntate!! ¡¡Siéntate!! ¡¡Siéntate!!- Dije al fin y me eche a caminar por mis propios medios.

-Usted se lo busco, amo Inuyasha- Escuche decir a lo lejos  a la diminuta pulga que enseguida se encontraba en mi hombro.

 

 

 

 

Caminamos un largo rato y una vez más calmados la pulga se pasó de estar en mi hombro a estar en la nariz de Inuyasha, luego cayó en la mano de Inuyasha, cuando este aplasto a la pulga.

 

 

 

-¡Ha! ¿Tú por aquí todavía, Mioga?- Pregunto a la pulga Inuyasha, con un tono bastante pícaro- ¿Qué te traes entre manos?-Pregunto Inuyasha y la pulga le hablo.

-No sea así amo Inuyasha, tan solo vine a hablarle de la espada que le dejo su honorable padre- Dijo seriamente la pulga, cruzada de brazos y sentada en la mano de Inuyasha.

-¿Espada? ¿De mi padre?- Un tanto sorprendido pregunto Inuyasha y la pulga asintió un si con su diminuta cabeza. 

-Es una valiosa espada que le heredo su padre, amo Inuyasha-Dijo la pulga saltando en la mano de Inuyasha.

 

 

Nos detuvimos en un lugar y una vez cómodos la pulga comenzó a explicar.

 

 

-No sé realmente su paradero, pero su hermano Sesshomaru anda detrás ella para quitársela amo Inuyasha, pero es su deber encontrarla antes que él-Dijo como con orgullo la pulga.

-¡Ha! Que se la quede, no me interesa- Inuyasha miro hacia un lado y…

-¡Inuyasha! ¡Siéntate!- Lo senté por tonto, si su padre le dejaba una valiosa espada para él y el la rechazaba era como dejar que gane su hermano Sesshomaru.

-¡¡Por qué hiciste eso!!- Me reclamo, un tanto serio y confundido.

-Por tonto, si dejas que Sesshomaru se quede con la espada, el saldrá ganando, pero si tu llegas a ella antes que él, le ganaras-Dije seriamente dejando a un Inuyasha con una risa triunfante.

-La señorita Aome tiene razón, además amo Inuyasha, creo que Sesshomaru lo ataco para comprobar si usted ya poseía la espada-Dijo de nuevo seriamente la pulga Mioga, mientras rio un poco.

-¡Entonces! Me ataco por nada-Dijo Inuyasha apretando el puño-Aome, levántate se acabó tu secuestro, por el momento-Me dijo Inuyasha dejándome sorprendida, pero sonaba tan serio.

-¡¡Siéntate!! De ninguna manera, yo iré con tigo-Dije decidida y seriamente.

 

 

 

 

 

Llevaba un largo rato tratando de convencer a Aome de que me deje llevarle de vuelta  a la aldea, pero nada me terminaba mandando al suelo y para no perder más tiempo.

 

 

 

 

 

-Amo Inuyasha- Dijo la pulga posándose en la nariz de Inuyasha-Acabo de recordar lo de la perla negra en su ojo derecho-Eso ultimo hizo que Inuyasha quien iba para ninguna lado me bajara.

-¿Perla negra?-Pregunto Inuyasha con fundido.

-Hay dos tumbas de su padre, una simbólica y la verdadera, para entrar en la verdadera existe una perla que esta sellada en su ojo derecho, se supone que en la tumba de su padre se encuentra la valiosa espada, Amo Inuyasha-Dijo con tono de alegría la pulga.

-¿Pero cómo se supone que tendremos esa perla?-Pregunte, razonablemente e Inuyasha aplasto a la pobre pulga.

- Hosenki, Hosenki amo Inuyasha, el de seguro sabrá como obtener la perla de su ojo y así poder entrar a la tumba de su honorable padre, ya que el ermitaño Hosenki creo esa perla-Dijo aún más contento la pulga.

 

 

 

 

 

 

 

Inuyasha sin pensarlo me recargo en su espalda, durante el camino pasamos por un lugar donde había arco y flecha, le dije que las necesitaría y no dudo en bajarme para recogerlas, luego me subió a su espalda de nuevo y seguimos el camino, Inuyasha iba demasiado rápido, pensé un momento que me caería pero me sonroje un poco cuando agarro firmemente mis piernas, aunque no las tuviera descubiertas era algo vergonzoso considerando como mantenía su agarre-¡¡Ya llegamos!! Amo Inuyasha-Dijo la pulga mioga, pero algo nos atacó, era el, no podía ser, como tan pronto, pude sentir como Inuyasha hizo más fuerte su agarre como diciéndome que esta vez no caería

 

 

 

 

End Notes:

Bueno me alegro si les gusto leerme!! n.n nos leemos... se los aviso por aqui, tal vez mi otro fic "Volviendo a enamorar" tengo sus dos ultimos capitulos y un Epilogo!! n.n

End Notes:

Bueno me alegro si les gusto leerme!! n.n nos leemos... se los aviso por aqui, tal vez mi otro fic "Volviendo a enamorar" tengo sus dos ultimos capitulos y un Epilogo!! n.n

Regresar al índiceCapítulo 6- Batalla Entre Hermanos. by InuXAome

Estaba el hermano de Inuyasha, el agarre de Inuyasha se ponía más duro sobre mí, sabía que no planeaba soltarme, en cambio su hermano me miraba serio y fríamente, se disponía a atacar a Inuyasha, era demasiado rápido pero Inuyasha logro esquivarlo, casi sentí que me caía pero me mantenía bien sujetada contra él.

 

 

 

-¡Maldición! Sesshomaru-Dijo eso último gruñendo Inuyasha, mientras me seguía manteniendo bien sujetada.

-¡Hmpf! Imbécil-Dijo muy arrogantemente el hermano de Sesshomaru.

-Báculo de dos cabezas-Dijo su sirviente que parecía un sapo demonio, al decir eso salió fuego del su báculo que poseía cabezas, el cual se dirigió hacia Inuyasha  y yo antes de poder reaccionar.

-Fue demasiado fácil-Dijo Sesshomaru el hermano de Inuyasha, al momento de que Inuyasha cayó por el ataque, pero antes logro hacer que caiga encima de él.

-¡Eh!-Inuyasha se habia levantado, lo cual soprendio a su hermano Sesshomaru.

-¡Ha! Creiste que me ganarias tan facil, ¡¡Sesshomaru!! ¡¡Peeleaa!!- Era increible ver levantarse a Inuyasha.

 

 

 

Inuyasha se avalanzo contra Sesshomaru tratando de atacarlo con sus garras, pero este lo esquivaba con mucha facilidad, fue derriba una vez mas Inuyasha, quise acercarmele pero gritandome me lo prohibio, una vez mas fue derribado Inuyasha. Una extraña luz nos envolvio a todos, de repente aparecimos en un extraño lugar, mi cuerpo no podia moverse, pude divisar a Inuyasha a lo lejos, estaba con una mujer que el llamo de una manera particular –Madre- Dijo Inuyasha al verla.

 

 

 

Era mi madre la que se encontraba frente de mi ojos, pero porque si ella hacia tiempo habia muerto, era imposible, pero estaba ahí, era ella, como podia ser, cuidadosamente me hacerque a ella, no podia entender poque se encontraba alli, pero al hablarme me explico lo sucedido, fue inevitable abrazarla, depues de todo era el alma de mi madre, podia recordar las cosas de cuando era un niño, su sufrimiento cada vez que preguntaba porque me llamaban monstruo, las lagrimas que derramaba.

 

 

 

Poco a poco Inuyasha cerro sus ojos, la mujer lo estaba absorviendo y lo peor era que al mirar hacia el agua que se encontraba en ese lugar extraño el reflejo de esa mujer que supuestamente decia ser su madre no existia. Por mas que quisiera gritarle a Inuyasha, gritarle para avisarle que esa no era su madre, mi cuerpo no se podia mover, estaba atrapada en mis pensamientos.

 

 

 

-Señorita Aome, Señorita Aome, no se preocupe yo la liberare-De repente habia aparecido la pulga Mioga el sirviente de inuyasha, el cual chupo de mi sangre y al fin pude moverme.

-Hay que salvar a Inuyasha, de prisa-Dije sin pensar, pero tuve que hacerlo ya que no sabia como-

 

-Recuerda Inuyasha, recuaerda hijo mio-Decia la mujer que era supuesta madre de Inuyasha, mientras lo absorvia mas y mas.

-Madre, no puedo respirar-Respondia a mi madre, me faltaba el aire-¿Qué debo recordar?-Respondi a mi madre.

-Donde se encuntra la entrada a la verdadera tumba de tu padre-Me dijo, trate de responde rlo mas rapido posible pero sentia  que me ahofaba mas y mas.

-En, en la perla negra-Respondi sencillamente.

-¿Cuál perla? Dime lo hijo mio-Me pregunto mi madre.

-L… La que se encuntar en mi ojo derecho-Dije ya casi sin que em quedara una gota de aire-

 

-(Con que ahí se encuntra)-Pense Sesshomaru-Jaken, tare el Baculo-Escuche decir al hermano de Inuyasha a lo lejos, mientras intentaba salvar a Inuyasha.

 

-Mira, Mioga, el reflejo de la mujer en agua, tal vez si lo desasemos, Inuyasha se salve-Dije mientras me hacercaba a destruir ese reflejo.

-Buena idea, señorita Aome-Me dijo la pulga saltando encima de mi hombro.

 

 

Pude desacer el reflejo, de inmediato Inuyasha fue liberado de la mujer, me hacerque hasta el, lo cual lo soprendio y en ese instante que Inuyasha sabia lo que hizo Sesshomaru, engañarlo con esa mujer, para hacerle creer  que era su madre quiso atarcarlo, pero su hermano Sesshomaru hizo un poder que logro sacar algo del ojo derecho de Inuyasha, era la famosa perla negra, la cual era una entrada a la tumba de su padre.

 

 

-Vamonos ya, Jaken-Dijo Sesshomaru dandose la vuelta  mientars con el Baculo que tenia su sirviente golpearon la perla y abrieron la entrada.

-Tu Aome, quedate aquí, ire yo solo-Me dijo Inuyasha cuando yo ya estba entrando por  la entrada que porposiono la perla.

-¿¡Que esperas vamonos!?-¡Eh! Fue lo unico que dijo Inuyasha llendo detrás mio.

 

 

Ahí estabamos en la tumba de su padre, era un lugar inmenso, fuimos a parar encima de un especie de pajaro volador, me soprendi al ver los huesos de un dmonio gigantesco con una gran armadura –Es el General bestia, el apdre del amo Inuyasha- Dijo la pulga, pero era demasiado soprendente, enseguida pude saber que esa era su forma normal, por eso ese

tamaño.

 

 

 

-(Padre) Agarrate fuerte Aome-Me dijo Inuyasha al moemento de subirme a su espalda y saltar encima de los restos de su padre.

-¿Inuyasha?-Pregunte, mientras me aferraba a el.

-¡Keh!-Solo respondio, tenia ganas de mandarlo al suelo, pero eso luego ocurriria.

-Sesshomaru, de seguro esta dentro ¿Verdad?-Pregunte, al  momento de estar ya encima de los restos de su padre.

 

 

 

Mientras Sesshoamru el hemano de Inuyas ya se encontraba en lo que seria el estomago de su padre con la espada en ese lugar, pero esta estaba protegida con un campo de fuerza, al momento que Sesshomaru quiso tocarlo lo pudo ya que fue rechazado. Inuyasha llego con Aome en su espalda disfrutando de que su hermano no podia apoderarse de la espada, Sesshomaru ensegui se hacecon a darle un puñetazo, que Inuyasha esquibo, luego bajo a Aome.

 

 

-¿Qué rayos te pasa? ¡¡Maldito Sesshomaru!!-Dijo Inuyasha mirandolo y luego mirando la espada que se veia bastante vieja.

-¡Ja! Tu te atreves a profanar la tumba de nuestro padre insolente-Dijo el hermano de Inuyasha, yo me pregunte que dercho tenia reclamarle si el hacia lo mismo.

-Amo Inuyasha, el señor Sesshoamru no pudo tocar la espada por que le rechazo, eso quiere decir que esta echa para usted, era como me lo suponia-Dijo la pulga Mioga que se encontraba en el hombro de Inuyasha.

-¡Ha! De que me sirve una vieja espada como esa-Dijo Inuyasha burlonamente.

-No se irrespetuso amo Inuyasha-Dijo la pulga.

-Tu callate, pulga  cobarde-Dijo Inuyasha luego lanzo un ¡Ha!.

-Inuyasha, si tu logas sacar la espada de ese campo de energia, lastimarias mucho el orgullo de Sesshomaru-Le dije estando a su lado y tocando su hombro, lo cual me soprendio y lo sorprendio.

-¡Ha! Eso no suena nada mal Aome-Dijo Inuyasha sonriendo de lado y hacercandose  a la espada.

 

 

Fui a intentar sacar esa espada, solo para tener el placer de lastimar el orgullo de Sesshomaru como me dijo Aome. El campo de enegia que protegia la espada me acepto perfectamente, pude tocar esa vieja espada, pero al momento de intentar sacarla me fue imposible.

 

 

-¡Eh! Pero como es posible-Dije viendo como Inuyasha no podia sacar aquella espada.

-Con que yo si podia sacrla, ¡eh! Puelga mentirosa-Dijo Inuyasha aplastando a la pulga.

 

-Era de saberse, que un mediodemonio como vos no podria hacerse de esa poderosa espada-Dijo Sesshomaru, haciendo enojar a Inuyasha.

-Mira quien lo dice, tu nisiquiera pudiste pasar  el campo-Dijo Inuyasha tratando de atarcar a Sesshomaru el cual le lanzo veneno con su ataque.

 

 

 

Me arrime en donde se encontraba la espada, solo me aleje del veneno, mientras Inuyasha y Sesshomaru peeleaban, si tan solo pudiera tener mis flechas, pero no era posible. Inuyasha fue atacado y derribado por su hermano, antes de que Sesshoaru lo matara quise correr hasa el para poder ayudarle como sea, mi mano se pozo en la espada sin querer y al cerrarla esta salio dejando soprendido a Inuyasha y Sesshoamru el cual se dispusos a atacarme con su veneno, fui totalmente tapada por este, pero la espada fue la que me protegio, pude escuchar la voz de Inuyasha reclamandole a su hermano Sesshoamaru por atacarme.

 

 

 

Senti mucha bronca al ver esa manera en la que Sesshoamru ataco a Aome, la habia matado realmente, no podia saberlo pero Sesshoamru me las pagaria, lo empeze a atacar y solo esquivaba mis ataques, seguia con su veneno, en un momento vi a Aome libarandose de ese veneno, pude notar que la espada la protegio, ella me la lanzo y me dispuse a atacar a Sesshomaru, pero este lanzo mas de su veneno y subio hacia arriba, lo segui al momento de subir a Aome a mi espalda.

 

 

 

 

-Aome ¿Te encuentras bien?-No yo sabia el porque de mi pregunta hacia a Aome.

-Si ¿Y tu?-Dije mirandolo a esos profundos ojos.

-De maravilla-Dijo Inuyasha mientras mirabamos ambos hacia Sesshomaru que estaba en su verdadera forma.

-Inuyasha-Lo llame, si moriamos nesesitaba preguntarle algo.

-¡Keh!-Me respondio como si estuviera molesto.

-Sientate, tu siempre en mismo a la hoar de responder, estamos a punto de morir y tu respondiendome de esa manera-Dije gritando enojado y con algo de lagrimas.

-¡Eh! ¡Hey! No llores, nadie va a morir, yo… yo te protegere  y ahora no llores mas y no dudes de mi, mujer-Me dijo y en ese momento pare mis lagrimas.

 

 

En ese momento pude sentir a colmillo de acero latir, latia y latia, salte para atacar a Sesshoamru y esta se transformo cortando su brazo izquierdo, realmente se veia fantastica la espada, ya no estaba ocsidada, pude lastimar a Sesshoamaru y cortar su brazo, luego de eso guarde la espada y Sesshoamaru se largo.

 

 

Era fantastico la espada que le dejo el padre de Inuyasha a Sesshoamru, este se fue y nosotrso volvimos, Inuyasha me pregunto que era lo que le queria preguntar pero no repondi, algo me decia que apartir de ahora no me separaria nunca de Inuyasha y ademas, podia sentir que el no mato a Kykio, el era mejor que ninguno, era Inuyasha.

End Notes:

Siguinte Capitulo 7- ¿Y La Perla?

End Notes:

Siguinte Capitulo 7- ¿Y La Perla?

Regresar al índiceCapítulo 7- ¿Y La Perla? by InuXAome
Author's Notes:

Aqui les traigo otro capitulo!! :)

Author's Notes:

Aqui les traigo otro capitulo!! :)

-Que me respondas ¿Dónde está la perla?-Exclamaba Inuyasha, mientras yo caminaba como si nada.

-Ni lo sueñes, aparte yo no sé dónde está-Dije siguiendo mi  camino.

-¡Ha! Mujer mentirosa, claro que lo sabes y me vas a decir por la buenas o malas-Me dijo agarrándome del brazo, pero no era como antes, esta vez fue un agarre suave.

-¿¡¡A quien le llamas mentirosa!!?-Respondí con una mirada amenazante, soltándome de su agarre-¡¡Siéntate!!-Con eso termine y seguí caminando.

-No debería de ser tan grosero con su mujer, amo Inuyasha- Dijo la pulga, que la tenía que con eso, antes de ser aplastado por Inuyasha se subió a mi hombro.

-Con que mujer, no anciano Mioga-Dije fulminándole con la mirada y aplastarlo-Lo cual Inuyasha miro sorprendido y se adelantó a caminar a lado mío.

-¡Ha! Eso te lo mereces, pulga insolente-Dijo Inuyasha sonriendo de lado y haciendo como si nada.

-Así… ¡Siéntate! Eso también te lo mereces, camina rápido que tengo hambre y quiero encontrar refugio cuanto antes-Dije seria, mientras Inuyasha trataba de reincorporarse.

 

 

 

Luego de volver  de la tumba del padre de Inuyasha, todo parecía haber cambiado pero Inuyasha salto con lo de la perla, me molesto casi todo el camino y en nuestros diálogos la pulga  Mioga decía a Inuyasha que no tratara así a su mujer ósea yo, pero eso no era así, Inuyasha me había secuestrado y fue grosero al principio, pero todo este tiempo cuido de mí, pero sería su mujer por eso me secuestro en realidad, quería que sea su mujer, no podía creer eso, pero sería así.

 

Realmente tenía hambre y me sentía muy cansada, además sin que supiera Inuyasha sentí dolor en las heridas que me hice la primera vez que Sesshomaru nos atacó, no se lo iba a decir por qué no quería me cargara, ya que yo sabía que sus heridas todavía no había sanado y estaba enojada por su actitud.

 

 

 

-Anciano Mioga ¡Eh! ¿Dónde está?- Es pulga había desaparecido.

-Esa pulga se esfumo, que cobarde que es-Se quejó Inuyasha.

-¿¡Tú que se supone que haces a mi lado!?-Dije aun enojada con Inuyasha.

-¡Feh!-Dijo mirando a un lado con sus brazos detrás de la nuca.

-¡Eres un grosero! ¡Inuyasha!-Dije mirando a un lado.

-¡Keh! Un repugnante olor a sangre-Podía olerlo no muy lejos de donde caminábamos con Aome.

-¿Sangre? ¿Hacia dónde?-Pregunte., en ese momento Inuyasha estaba tratando de subirme a su espalda pero al tocarme el brazo sentí dolor.

-¿Te encuentras bien? Aome-Dije preocupado a Aome, no entendía por qué pero solo pregunte.

-Es solo que, cuando nos atacó Sesshomaru me había lastimado y nos sano todavía-Dije en el momento que intentaba ver mi herida.

-¡¡Grrrr!! (Maldito Sesshomaru)-Pensé gruñendo, sin saber  por qué.

-No, no es nada Inuyasha, debemos ir a averiguar que ocurre-Dije tratando yo esta vez de hace que no pasó nada.

-Segura, me lo dices en serio mujer-Me dijo alzando una ceja, manteniendo sus brazos cruzados.

-Sí, tu solo guíame donde hay sangre ¡Inuyasha! ¡¡Rápido!!-Dije, el solo se me quedo mirando y luego se posiciono para que me suba a su espalda.

-¡¡Feh!! Ni loco te dejo caminar, no vaya a ser que te mueras por el camino, sube Aome-Me dijo, sus palabras me hicieron sonreír mientras ya estaba arriba a de su espalda.

-Sujétate y no te sueltes Aome o te soltare-Dije, realmente no iba a soltarla.

 

 

 

Inuyasha corrió impulsándose por los árboles para aumentar la velocidad, me sujetaba bastante bien, pude saber que nunca me soltaría, me aferra más a él y el me aferro más a él, cuando paro pude ver un poco por el aire una aldea que había sido incendiada, había bastantes personas que permanecían muertas, eso era el olor a sangre que sintió Inuyasha. Buscando sobrevivientes pude encontrar a un hombre que permanecía  aplastado, llame a Inuyasha el cual lo libero.

 

 

 

-Espero te encuentres bien ahora, tus heridas están sanadas por suerte-Dije a aquel hombre sonriéndole y con un Inuyasha gruñendo por lo bajo, pero porque seria.

-Se lo agradezco mucho, señorita sacerdotisa-Dijo aquel hombre, tratando de levantarse.

-Y dime, quien hizo toda esta desgracia-Trate de ayudar al hombre, pero por alguna extraña razón Inuyasha no me lo permitió y lo levanto él.

-Fue… fue una silueta de mandril Señorita-Eso me dejo helada.

-(¿Una silueta de mandril?)¿Seguro?-Dije, pero inmediatamente pude ver a Aome que se había quedado helada-¡¡Aome!! ¡Oye! Aome ¿Qué te ocurre?-Trate de hacerla reaccionar, pero se desmayó luego de mirarme con los ojos casi en lágrimas.

 

 

El hombre de la aldea se había ido, ya que no pertenecía aquella aldea y yo me aleje con Aome aun inconsciente a otro lugar, ya que no había nada que hacer y me mataba el olor a sangre. Me ocupe de prender una fogata y me saque mi chaqueta para cubrirla, pero también la sostuve  entre mis brazos, nunca me había sentido tan bien.

 

 

Podía verlo a él, ese bandido que me dejo años atrás con Kikyo, el tiempo que estuve a su lado acostumbraba a llevar una especie de piel de mandril la cual por alguna razón me asustaba, mi pensamiento de que el alguna vez volviera estaba como haciéndose realidad, pero de que le serviría atacar una pobre aldea, para atraerme hacia él y quedarse con la perla, la perla que nadie sabía que yo queme hace tiempo por el miedo a ser asesinada por esa joya.

 

 

No entendía la razón, seria esa… hundida en mis pensamientos me desmaye y soñé con cada uno de ellos, me atormentaba en sueños, pero de repente me sentí tan cálida, podía sentir que me rodeaba algo muy cálido, era conocido pero no podía saber en ese momento que era, de apoco empecé a abrir mis ojos y ahí lo vi a Inuyasha, ese Inuyasha que creían un asesino, pero yo sé, yo empezaba a saber que él no era culpable de nada, quería la perla, pero yo sé que ya la olvidaría.

 

 

 

-Inuyasha, Inuyasha…-Llame y me miro entreabriendo los ojos.

-¡¡Keh!!-Me dijo simplemente, mientras trataba de soltarme pero no se lo permití.

-Sé que quieres la perla, pero ya hace tiempo que la desaparecí, ya no existe y si quieres abrazarme… no me molesta-Dije al fin aferrando a su camisa.

-¡¡Eh!! ¿Cómo que ya no existe? Mientes, ya me la darás tarde o temprano-Me dijo furioso y soltándome bruscamente.

-¡Ah! Solo eres un interesado ¡¡Siéntate!! Eres un idiota, la perla no existe y  si me mataras como a Kikyo, hazlo, solo hazlo, pero la perla no existe, solo un día se quemó en mis manos, no comprendo la razón, pero así ocurrió, ¡¡Siéntate!!-Dije esta vez yo enojada, diciendo la verdad mientras me perdía en ese oscuro bosque.

 

End Notes:

Espero les haya gustado!!

End Notes:

Espero les haya gustado!!

Regresar al índiceCapítulo 8- El extraño pozo. by InuXAome
Author's Notes:

Aca esta otro capitulo, espero les guste, y les aseguro que este fic va a ser muy largo ya que tengo muchas ideas con el, tal vez lo corte en determinado capitulo y hago una especie de segunda temporada, ejeplo, este lo hago de 30 capitulos y lo termino ahi y lo sigo con otro que seria "Secuestro del deseo 2" de 30 capitulos tambien n.n

Author's Notes:

Aca esta otro capitulo, espero les guste, y les aseguro que este fic va a ser muy largo ya que tengo muchas ideas con el, tal vez lo corte en determinado capitulo y hago una especie de segunda temporada, ejeplo, este lo hago de 30 capitulos y lo termino ahi y lo sigo con otro que seria "Secuestro del deseo 2" de 30 capitulos tambien n.n

Por más que intentara encontrar a esa humana que se atrevió a irse en medio de la noche por este bosque –Tú tuviste la culpa- Mientras me decía una vocecita que sería mi conciencia, su aroma me llevaba a un lugar y ahí terminaba pero como sería posible –Tú tuviste la culpa- otra vez la vos de la culpa.

 

 

Esta situación me tenía bastante  irritado, como haría para ubicarla, tanto me importaba, quería decirle lo cuanto, lo poco que me importaba la perla, solo quería encontrarla, pero no lo podía hacer, donde  se encontraría, ya no me importaba esa maldita perla, además quería decirle que yo no ante a esa sacerdotisa, como de

Secuestro del deseo. by InuXAome

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fanfic.es/viewstory.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20