Reminiscing by Nixa

Fanfics en EspañolEl sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

 Reminiscing by Nixa
Summary:

Historia De Uchiha, de como se da cuenta de una forma bastante particula



de porque quiere tanto a una chica de vuelta, y de como vuelve a sus andanzas para



lograrlo, donde su palabra para definirla al comienzo era "amistad"



Categories: ANIME/MANGA, NARUTO Characters: Hinata Hyūga, Naruto Uzumaki, Sakura Haruno, Sasuke Uchiha

Generos: Ciencia Ficción, Romance, Universo Alternativo

Advertencias: Ninguno

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 1 Completed:Word count: 2318 Read: 771 Published: 16/10/2011 Updated: 16/10/2011
Summary:

Historia De Uchiha, de como se da cuenta de una forma bastante particula



de porque quiere tanto a una chica de vuelta, y de como vuelve a sus andanzas para



lograrlo, donde su palabra para definirla al comienzo era "amistad"



Categories: ANIME/MANGA, NARUTO Characters: Hinata Hyūga, Naruto Uzumaki, Sakura Haruno, Sasuke Uchiha

Generos: Ciencia Ficción, Romance, Universo Alternativo

Advertencias: Ninguno

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 1 Completed:Word count: 2318 Read: 771 Published: 16/10/2011 Updated: 16/10/2011 One-shot... "Recordando el Pasado" by Nixa

 



                El sonido de las bocinas en las calles, el calor abrasador de la ciudad en la que se encontraba no le daba más opción que seguir con su labor de agitar frente a él esa débil hoja que le daba más aire que cualquier aire acondicionado a su alrededor.

 

                Definitivamente no iría vestido de ese modo en su próximo viaje, pues con un traje formal con unos 32 grados de calor, imaginó, nadie podría soportar por mucho.

 

Algo estupido vestir así.

 

Pero sus razones eran aun más fuerte que sus ganas de largarse de esa gran espera en esa fila, todo por unos ticket que lo pondría en marcha a lo que quería, y quizás así detener todo lo que presentía sobre el futuro.

 

                Pagó y se marcho de una vez, rumbo a lo que presentía era un gran problema, pero prefería estar solo, sabía que si sus amigos se enteraban de lo que quería hacer, seguro y le rogaban a que no fuera o por ultimo y se iban junto con él, pero… no quería involucrarlos.

 

                Miro su reloj ansioso, iba bien, como todo lo que estaba planeando, el tiempo era crucial, así que no podía retrazarse, pero eso no le era problema por el momento.                Subió al auto el cual había arreglado especialmente para ese viaje, un viaje que esperaba y terminara bien.

 

                Dejo sus bolsos dentro del maletero, y camino hasta poder colocarse al volante con nerviosismo, sabía manejar, pero aun no se tenía la confianza necesaria, le faltaba algo, saco desde dentro de sus ropas sus gafas y se las acomodo vanidosamente, sacudido sus azabaches mechones algo rebeldes que insistían en no salirse enfrente de sus gafas, sonrió con arrogancia, para comenzar a encender el auto y colocarse en dirección a su ultima tarea.

 

Era un viaje largo, pero era necesario.

 

                Al tercer día de tanto viaje, dormir casi nada quedando con notorias ojeras en su piel blanca, y comer basura como le llamaba, pues la verdad no disfrutaba de comidas rápidas, prefería las comidas hechas en casa, pero el hambre era más fuerte.

 

                Su vehículo se detuvo frente a un gran edificio, digno de una gran corporación, que por datos que recolecto el muchacho, era una empresa fraudulenta, la cual manejaba como unos títeres a las autoridades de su pueblo, la cual era una ciudad pasiva en su niñez, cuando aun podía ser feliz sin tener que pensar en lo que era…

 

Un huérfano… o por lo menos eso le dijeron.

 

                Salió decidido del auto mirando con superioridad a través de esas gafas negras, abrió el maletero y saco su bolso, dentro de ella estaba todo lo que necesitaba, acomodo mejor su pelo e hizo que sonara la alarma del automóvil, que resonó como aguardando a su siguiente tarea.

 

                Dispuesto a todo camino hasta las oficinas, donde la recepcionista miraba distraída una revista, cosa que para el chico azabache agradeció y fue fácil eludirla, y sin que se diera cuenta, él ya estaba rumbo a la oficina, en el ascensor, no podía ser más agradecido estaba solo y no habían cámaras allí, se agacho abriendo su bolso para sacar su equipo, en una estuche sus guantes negros, los acomodo bien como si de un ritual se tratase, después lo principal, comenzó a unir las partes de su plan que liberaría a la chica de liso y negro azulado cabello, su amiga.

 

                Todo listo y revisado, el arma silenciosa estaba listo y dispuesto para lo que más servía.

 

Disparar.

 

El objetivo: el dueño de la compañía.

 

Después de todo él era un asesino, y la mayoría de sus seguidores era contratados, no tenía mayor confianza en ninguno, así que la venganza estaba descartada si es que éste moría.                Aun así no desistiría, de él dependía el rescate de la mujer más importante de su pueblo, la que los defendía, la que los ayudaba en la ciudad, quien fue capturada por su objetivo… maldijo por lo bajo al recordar eso.

 

                Desde que comenzó con el incesante golpeteó de su pie contra el alfombrado suelo del ascensor, su mente se nublo… si algo ocurría, toda su misión se iría abajo, después de que él comenzó muy seguro ahora solo dudas aparecían, no le importaba su persona sino que la de su amiga a la cual tenía que rescatar, ahora entendía mejor, a esto se le llamaba “amistad”.

 

Eso era lo único que se le ocurría por su estado, esa angustia tan grande al enterarse ase poco, no había duda él la apreciaba mucho.

 

-Rayos… Hinata.

 

Después de que ella estaba planeando una misión en contra de unos ladrones, ya que ella trabajaba en un centro de justicia, su socio, el ahora dueño de la compañía, la traiciono al decirles a esos sujetos lo que planeaba la chica, ya que, lo que Hinata no sabía era que su “amigo” en ese entonces era el que dirigía todo, y eso… esto impacto a todos.

 

                El sonido de una campañilla indicaba que había llegado hasta el piso que deseaba y la puerta sonó para comenzar a abrirse, ya no había marcha atrás.

 

-¿Pensabas que podías lograrlo solo Sasuke?... – el chico se sorprendió de sobremanera al escuchar su nombre, mirando como dos personas se colocaban a su lado con armas silenciosas, al igual que él, una chica y un chico quien fue quien lo llamó.           Sonrió ampliamente, y un salto en su corazón se lo indico así -…No serás solo tú el héroe.

 

-Naruto, Sakura.

 

                Sasuke le dio unas palmadas en el brazo a su amigo, que con su melena blonda, algo alborotada, le sonrió.          La chica a su lado los miraba sintiéndose una espectadora, algo feliz pues una sonrisa se plasmaba en su piel blanca y se tomo su cabello rosa en una coleta, para que no estorbara en el rescate, ella igual quería recuperar a Hinata, la chica que se preocupada de todos, la cual era amiga de los tres quienes con miradas más determinadas, colocándose las gafas y ajustándose mejor los guantes comenzaron a correr por los pasillos.

 

                Algo apresurados se colocaron contra el muro, intentando pasar desapercibidos por unas personas que ni miraron el pasillo, Sasuke y su amigo Naruto avanzaron por los pasillos, la chica ya los seguiría, ella tenía otra idea.

 

                Con la respiración algo agitada pudieron llegar hasta la habitación que parecía más sospechosa, no solo porque era hecha de un material algo extraño y cristalino, sino porque estaba con una gran serie de guardias que parecían estar preparados para cualquier imprevistos.               Naruto no era de los que esperaban o planeaban, así que salio rápidamente cruzando el pasillo mientras le disparaba a los guardias, no para matarlo ya que si su amiga raptada se enteraba seguro y no los perdonaba.

 

                Hirió a dos pero los cinco restantes se escondieron dentro de la habitación que defendían, dejando a los otros dos tirados quejándose, a merced de Sasuke y Naruto, quienes salieron con unas sonrisas algo satisfactorias, y el negro cabello del Uchiha se movió cuando éste mismo se alboroto aun mas el pelo, como esperando mientras una serie de ruidos se lograban escuchar en el otro lado de la habitación, y el rubio contaba en forma regresiva frente a los temerosos malheridos, ya que la actitud fría y victoriosa de ambos se veía algo sádica.

 

3,2 y…1.

 

                La chica pelirosa salio desde dentro, ya había inmovilizado a los cinco dejándolos heridos, ya estaba despejada esa zona, los tres avanzaron más adelante, y con una prisa más desesperada, pues la verdad no sabían que esperar, con todo ese alboroto quizás ya sabían de su presencia. Miraron dentro donde había una serie de puertas, revisándolas una por una, siguiendo con esa angustiosa búsqueda.

 

Entraron a la última puerta, y en realidad solo les quedaba esa puerta.

 

                Entraron y miraron como una serie de guardias apuntaban a los tres, y como su antiguo amigo de facciones algo parecidas a una serpiente los miraba con una sonrisa maliciosa en su rostro, Orochi, y aun lado estaba ella, Hinata, se impactaron al verla inconciente, los tres se percataron de eso, y su cólera aumento, se miraron fugazmente mientras de rápidos movimientos dispararon mientras salían de las miras de los guardias, el destrozo del lugar iba tras de cada uno de los rescatistas pero cada vez caían más los guardias con heridas superficiales.

 

-Rayos…

 

                Refunfuño el jefe, que se asusto y salió mientras otros ayudantes de él lo seguían con la peliazul en brazos, hubo un silencio para dar pasos a los quejidos de los guardias, los tres estaban bien y más agitados que nunca, pero no se rendirían ahora, ahora si estaban cerca.

 

                Se fueron tras el dueño de la compañía, llegando a un ascensor algo oculto, estaba bajando y ellos estaban en la parte más alta.

 

                Sasuke se sintió frustrado pero la sonrisa de Naruto y la pelirosa de Sakura lo dejo anonadado, ambos corrieron a unas ventanas, y Sasuke los siguió, el rubio lo tomo del brazo al igual que Sakura disparando a la ventana, quebrándola.

 

-Sujétate.

 

                Fue todo lo que dijo la chica, extrañando al azabache al ver una y otra vez a los dos… ya que, saltaron los tres al vació.

 

                De unos treinta pisos de alto fue de donde comenzaron a irse abajo, la valentía del azabache era demasiada pero ese deje de susto estaba apareciendo tras unos par de segundos en el aire, pero ambos sonreían, se voltearon mirando asía arriba, apuntando con precisión y dispararon unos ganchos asía el edificio frenando poco a poco la velocidad aunque sujetándose lo más posible el azabache, dejándolos a poco altura del concreto.

 

                Se soltaron mientras el azabache de Sasuke tomaba aire, fue un gran susto, pero no se lo demostraría a sus amigos, esperaron un poco y pronto salió desesperado el dueño junto con los otros guardias, los cuales recibieron directos disparos en sus rodillas y brazos, algo crueles, casi sin piedad pero no matándolos, como ellos acostumbraban.

 

                Se sintieron piadosos, pero no lo harían así con el dueño, el cual retrocedió a la defensiva, sacando un arma para amenazar con matar a la chica que ya estaba empezando a recobrar la conciencia, y tan rápido como la saco se la arrebataron con otro tiro de sus armas, la chica pelirosa lo había hecho mientras los otros dos ya habían recuperado a su amiga, pues en ese pequeño tiempo, Naruto golpeó al hombre para alejarlo, mientras que el azabache sostenía a Hinata.

 

                Algo preocupado la examino con la mirada, despertándola mejor con un pequeño zamarreo, la chica lo miro a los ojos y él por fin pudo respirar tranquilo, mientras por fin lo entendía, eso no era amistad.

 

                El dueño de la compañía los miro asustado pidiéndoles por miedo que no le hicieran nada, la chica secuestrada se despertó mientras abrazaba al azabache con cariño, lo había extrañado, para luego separare de él, colocándose de pie siendo, ayudada por un preocupado azabache, con un deje de tristeza la chica lo miro y se fue siendo llevada por Sasuke hasta el auto.

 

Ya no les importaba Orochi.

 

                Mientras que los otros dos lo miraban con unas sonrisas llenas de malicia y con gracia, ellos no eran de los que perdonaban, ellos le dieron una arma, algo antigua, para alejarse dándole la espalda, el dueño de la compañía no la pensó mucho y les apunto, y apretó el gatillo, cosa que pudieron escuchar claramente Sakura y Naruto.

 

                El ruido retumbo casi en toda la ciudad, y las risas de los dos, no paraban pero no se escuchaban por la fuerte explosión de una parte del edificio, la oficina de él. Se sintió tan estupido al confiar es esos chiquillos como les decía él pues más de los 25 años no pasaban, juró venganza pero un disparo muy cerca de él departe de Sasuke lo dejo callado.

 

Clara advertencia de que no quería volver a verlo en su vida, ni tener noticias de él.

 

                El hombre sudo frió para colocarse de pie y arrancar, no podía creerlo pero no quería ver a esos sujetos en su vida, o más bien de eso dependía su vida.

 

                Todos subieron al auto de Sasuke algo cansados aunque el rubio aun seguía sonriendo con algo de nerviosismo al ver al azabache, más valía tenerlo de amigo que de enemigo pues cuando le disparo a Orochi estaba como a unos 30 metros de distancia y le disparo solo por instinto, sin mirar, eso era tener buena puntería.

 

                Mientras la gente los miraba asombrados y asustados, Sasuke, colocando el auto rápidamente en marcha comenzó a calmarse, su rabia y esas ganas de haber matado a ese sujeto eran demasiadas, más valía irse rápido, perdiéndose entre las calles de la vista de todos.

 

                Todos suspiraron cansados, mirándose y sonriéndose mutuamente, estaban felices y ahora se irían a casa, un relajo los invadió a todos mientras el rubio se estiro con un quejido sonoro y largo.

 

¿Y si no los dejaban en paz?

 

                Los problemas, como lo era el dueño de la compañía, ya no les importaba mucho ya que todo ese asunto lo podían solucionar rápidamente y efectivamente, podían volver a sus antiguas costumbres… a su antiguo oficio.

 

Asesinos.

 

-¿Me cobraran por rescatarme?...

 

 Pregunto con algo de gracia Hinata con una sonrisa de agradecimiento, los otros tres se miraron, cediéndole la palabra al más sonriente de todos, Sasuke, que como nunca podía darse cuenta de todo, la quería y esta era su oportunidad.

 

-Volver a verte feliz es el pago más grande…- Dijo mientras la miraba de reojo notando sus mejillas sonrojarse poco a poco, él sacó unos ticket de la parte de una de las gavetas del auto, pasándoselas a la chica peliazul con ansias - …Pero si me acompañas al teatro, como lo prometiste antes no sería mala forma de agradecer.

 

-… - Ella no dijo nada mientras miraba el ticket en sus manos –… Si – dijo asintiendo con la cabeza mientras unas lagrimas caían felizmente por sus mejillas.
Todo sobre Egipto y Tutankhamon exposicion, historia, turismo Tutankhamon exposicion

 

End Notes:

~~~~

 

 

Bueno este es mi segundo FanFic que subo aquí :)

espero y comenten y si quieren lean el otro que tengo,

aparte de eso esta historia fue unas de las primeras que escribi,

mi nivel era más básico para escribir creo ajojao xD

espero y comenten y bueno ojala les guste

Byee~

 

End Notes:

~~~~

 

 

Bueno este es mi segundo FanFic que subo aquí :)

espero y comenten y si quieren lean el otro que tengo,

aparte de eso esta historia fue unas de las primeras que escribi,

mi nivel era más básico para escribir creo ajojao xD

espero y comenten y bueno ojala les guste

Byee~

 

Regresar al índiceDisclaimer: All publicly recognizable characters and settings are the property of their respective owners. The original characters and plot are the property of the author. No money is being made from this work. No copyright infringement is intended.Esta historia archivada en https://www.fanfic.es/viewstory.php?sid=27375Reminiscing by Nixa

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fanfic.es/viewstory.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20