Que pasa contigo y conmigo Naruto? by chica_huchiha

Fanfics en EspañolEl sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

 Que pasa contigo y conmigo Naruto? by chica_huchiha
Summary:

este es un fanfic dedicado a NaruXsaku

 Que pasa contigo y conmigo Naruto? by chica_huchiha

Naruto besa a Sakura en varias ocasiones

Sakura no entiende nada

1labesa  y despoes actua como si no entendiera nada



¿que demonios pasa?

 

lo e vuelto a poner no krean k soi otra soy la msima

por k no c kien m borrro mi koenta

¬¬ buen loa amooo



Categories: NARUTO, ANIME/MANGA Characters: Naruto Uzumaki

Generos: Romance

Advertencias: Sexo Gráfico (Lemon)

Challenges: No

Series: No

Chapters: 5 Completed: No Word count: 13529 Read: 3229 Published: 19/12/2007 Updated: 26/01/2008
Summary:

este es un fanfic dedicado a NaruXsaku

 Que pasa contigo y conmigo Naruto? by chica_huchiha

Naruto besa a Sakura en varias ocasiones

Sakura no entiende nada

1labesa  y despoes actua como si no entendiera nada



¿que demonios pasa?

 

lo e vuelto a poner no krean k soi otra soy la msima

por k no c kien m borrro mi koenta

¬¬ buen loa amooo



Categories: NARUTO, ANIME/MANGA Characters: Naruto Uzumaki

Generos: Romance

Advertencias: Sexo Gráfico (Lemon)

Challenges: No

Series: No

Chapters: 5 Completed: No Word count: 13529 Read: 3229 Published: 19/12/2007 Updated: 26/01/2008
Story Notes:
este poes aki los cap emmmno c k decir :P
Story Notes:este poes aki los cap emmmno c k decir :PDespertando en el hospital con una sorpresa by chica_huchiha
Author's Notes:

leanlo eso es todo -^-^-

emm dejemne reviews

Author's Notes:

leanlo eso es todo -^-^-

emm dejemne reviews

Sakura habia salido erida de una misión y se encontraba en el hospital después de ser salvada por Naruto… Capitulo 1





El sol entraba a raudales por la ventana dando de lleno en la cara de Sakura. Lentamente se desperezó y se llevó la mano a la boca para reprimir un bostezo. Con suavidad su mirada volvió a repasar las siluetas de los edificios que se encontraban frente al hospital.



Cuando llegaron de la misión, Tsunade la mandó inmediatamente al Hospital. Naruto no tuvo que ir ya que sus heridas se curaron con rapidez. A veces envidiaba la capacidad de regeneración que él tenía.



Como le gustaría salir de allí, marcharse de esas cuatro paredes que la estaban agobiando y salir al exterior.Con un suspiro volvió a acostarse en la cama. Minutos después oyó como alguien se paraba delante de su puerta.



Shikamaru nos vemos después, ahora voy a ver a mi Sakura-chanttebayo!!-



Sakura se enfureció terriblemente al oír lo de “mi Sakura-chan”,… ¿pero qué se cree ese baka?...inquirió mentalmente mientras sus ojos se dirigían con furia al reflejo de Naruto en el cristal de la puerta. Así que para desquitarse se hizo la dormida.



Vaya¿estás dormida Sakura-chan?- oyó como preguntaba el kitsune con decepción, mientras se sentaba en la silla que estaba al lado de la cabecera de su cama.



Sakura tuvo que esforzarse bastante para reprimir las ganas de reír ante la actitud de Naruto, mas la situación cambio cuando pasados cinco minutos Naruto seguía sin decir ni hacer nada.



Cansada de fingir, iba a abrir los ojos cuando sintió que éste se levantaba.



Expectante, notó como una sobra caía sobre su cara y un aliento le acariciaba el rostro.



Inmediatamente su corazón empezó a palpitar con fuerza y las manos se le empezaron a humedecer.



Poco a poco se fue acercando a ella, hasta que solo unos centímetros los separaban. Las manos de Naruto descansaban a ambos lados de la cabeza de Sakura.



Su mirada recorría los rasgos de la Kunoichi. Con ansiedad su mirada se posó en sus labios rojos. Los tenía entreabiertos, como invitándolo a probarlos…on un suspiro, cerró los ojos…



Sakura-chan…-susurró



OH! Dios…Naruto no irá a…. ¿no ira a besarme?, la mente de Sakura trabajaba a marchas forzadas, mientras su cuerpo se tensaba cada vez más y la respiración le salía entrecortada por la boca. ¿Qué hago¿Qué hago?...Inner: bésalo!!! Shanaroo!!!!!! Lo has estado deseando….pero que….no pudo terminar de reprender a su Inner, porque sintió como Naruto ponía una de sus piernas en la cama. Rápidamente, un tenue sonrojo cubrió sus mejillas mientras sentía como la sábana se tensaba por el peso de Naruto.



Sakura-chan…- susurró haciendo que ésta se pusiera más nerviosa si cabe.



Luego de unos segundos Naruto acortó la distancia que los separaba, para finalmente unir sus labios con los de Sakura…



Ésta no podía creer lo que le estaba pasando…Naruto me está besando!!...repetía su mente sin cesar…mas poco a poco se fue dejando llevar por las sensaciones que le transmitía el contacto de los labios del kitsune con los suyos.



Un suave cosquilleo empezó a circular por su cuerpo desde los labios a la punta de los pies mientras Naruto aumentaba la presión contra su boca. Sus manos se agarraron si querer de la sábana, intentando reprimir las ganas de hundirlas en el rubio pelo del shinobi.



Lentamente, Naruto rompió el contacto con su boca. Expectante, siguió con los ojos cerrados, notando la mirada clavada de él en su rostro. Luego, con sorpresa, sintió como la lengua de Naruto recorría su labio inferior, haciendo que un calor horrible le abrasara el vientre.



No podía evitar perderse en las increíbles sensaciones que ese simple beso le estaba brindando. Sabía que no podría aguantar más esa farsa, le era imposible reprimir todo lo que estaba sintiendo. Mas todo esto se agravó cuando sintió como le cogía con los dientes el labio superior, dándole un juguetón mordisco.



Se siente tan bien, pensaba Naruto mientras acariciaba con su nariz la de Sakura. Le estaba volviendo loco, no pensaba que un beso iba a causar esa reacción en él. Sabía que debía parar, debía irise de allí o perdería el control…pero quería más, necesitaba más… Tanto su cuerpo como su corazón le pedían lo mismo…mas no estaba seguro de hacerles caso…Sakura estaba a punto de explotar, ya no podía contenerse más, hasta que sintió como la presión de la sábana cedía y el aliento de Naruto ya no le acariciaba el rostro.



Sakura-chan…-oyó que decía el kitsune antes de cerrar la puerta de la habitación tras de sí.



Como un resorte, Sakura se incorporó de la cama. Su mano voló involuntariamente a su boca, rozando los labios donde minutos antes estaban los de Naruto, sin querer fijó la vista en la puerta por donde se había ido el shinobi, desorbitados su ojos, reflejaban el caos que estaba viviendo en su interior…



Naruto me…me beso… ¿qué voy a hacer?...-susurró con incredulidad…





CONTINUARA... Lentamente recorría el camino hacia mi casa. Ya hacían dos días de aquel besó, y hoy por fin, podía marcharme de esa habitación. Podía abandonar esa cama que me traía tantos recuerdos….recuerdos de su olor…de su aliento rozando mi rostro…de sus labios tanteando los míos…del calido roce de su lengua…de las miles de sensaciones que invadieron mi mente y mi cuerpo….



Desesperada, agité mi cabeza para alejar esos pensamientos mientras apretaba el paso para llegar lo antes posible a mi casa.

Justo cuando estaba doblando una esquina mi mirada se topó con una figura familiar. Ésta se encontraba caminando con dos bolsas en la mano que decían “ichiraku “, y su boca esbozaba una alegre sonrisa. Inmediatamente mi corazón empezó a latir con fuerza y temiendo que me viera, me giré con rapidez, pero ya era tarde…



-Sakura-chan!!!...-oí que me llamaba mientras se acercaba corriendo.



Inhalando fuertemente, me arme de valor y giré para encarar esa mirada azul, que al instante, me llevó a esa habitación en donde di mi primer beso…sin querer me fui perdiendo en las profundidades azules de sus ojos…me fui perdiendo en las sensaciones que nacieron ese día, y que ahora, despertaban de su sopor…



-Me alegró de que ya estés bien- su alegre risa me sacó de mi particular ensoñación, y parpadeando suavemente intenté enfocar la vista.



-Sí, Tsunade-sama me dio el alta esta mañana-logré al fin responder



-Eso hay que celebrarlo!! Venga que te invito a comer ramen- dijo mientras levantaba las dos bolsas y me dedicaba una gran sonrisa haciendo que me ruborizara.



-Yo, Naruto, no creo que….- no quería quedarme a solas con él, me daba miedo lo que pudiera pasar…- sea buena idea…



-Pero Sakura-chan….-me miró poniendo morritos, sabiendo de ante mano que no podría negarme ante esa expresión…



-Esta bien…-acepté con resignación mientras veía como se le iluminaba la cara.



Tampoco fue tan mala idea aceptar su invitación…, pensaba Sakura mientras terminaba de comer su vol de ramen sentada en la mesa de Naruto. Sin querer su mirada voló hacia la cara del ninja.



Éste comía con devoción su ramen, soltando de vez en un cuando un suspiro de satisfacción. Lentamente fue recorriendo sus rasgos hasta que su mirada se posó en su boca. Poco a poco el calor de su cuerpo fue aumentando mientras recordaba el beso de hace dos días.



Naruto notó como lo estaba mirando, y dejando el vol de ramen a un lado, la miró interrogándola con sus ojos zafiro.



-¿Pasa algo, Sakura-chan?- inquirió al ver como se sonrojaba la kunoichi…



-Na-na-nada …Naruto- dijo sakura mientras esbozaba una temblorosa sonriza…



-¿Por qué me mirabas así?- su cara expresaba desconcierto, mientras, Sakura quería que la tierra se la tragase.



-Yo-yo…no te…-no sabía que responderle, sentía como empezaba a ponerse nerviosa y esto se agravó cuando Naruto esbozó una pícara sonrisa…



-Mmmm déjame adivinar….-dijo éste mientras se inclinaba hacia ella hasta pegar casi completamente sus rostros.



El corazón de Sakura hacía rato que latía salvajemente, la sangre le corría disparada por las venas, mientas su respiración se aceleraba por la cercanía del ninja. Lentamente se pasó la lengua por los labios, esperando la respuesta del rubio. -Ya sé porque me mirabas así…-dijo sonriendo-…Sakura-chan…-la forma en que dijo sus nombre hizo que pegara un salto en la silla, mientras sentía como el aliento del shinobi le acariciaba el rostro.



Lentamente, la boca de Naruto se fue acercando a su oído, rozando en el trayecto la sensible piel de su cuello con sus labios.



Paralizado ya todo su cuerpo, sentía como el corazón se le iba a salir por la boca…sus ojos miraban desorbitados un punto de la pared que se situaba frete a ella mientras esperaba que éste hablara…



-Tú…estabas pensando en…-la estaba matando su lentitud-… estabas pensando en….quitarme el ramen!!!!!- gritó Naruto mientras cogía de nuevo el vol de ramen y se iba corriendo a la otra sala.



Sakura no pudo evitar que un suspiro de alivio escapara de sus labios mientras se derrumbaba en la silla. Realmente creyó que Naruto le diría que estaba pensando en el beso.



Pero al final resultó más tonto de lo que pensaba. Sonriendo para si misma se dijo que era imposible que Naruto descubriera en lo que estaba pensando.



Lentamente se levantó de la mesa y se dispuso a lavar los platos que habían utilizado para comer. Ya los estaba secando cuando notó como Naruto se le acercaba por detrás… -¿Qué haces Sakura-chan?- inquirió situándose a su lado…



-¿No está claro, baka?...estoy secando los platos- respondió con un bufido



-Pero Sakura-chan, no tienes que hacerlo, tú eres mi invitada…- la mano de Naruto había aprisionado el paño con el que secaba Sakura los platos, y tiraba del con decisión.



-No seas tonto Naruto, a mi no me importa lavar los platos- Sakura también tiraba del paño hacia ella, pero sin demasiado entusiasmo ya que le incomodaba la presencia del kitsune.

En un descuido, Naruto tiró particularmente fuerte del paño, haciendo que éste y Sakura acabasen en sus brazos. Las mejillas de Sakura se sonrojaron con intensidad mientras miraba a Naruto. Este no apartaba los ojos de su boca, haciendo que a Sakura le temblaran las piernas. 

-Sakura-chan…-susurró Naruto, haciendo que se le erizara el vello de la nuca - ……………….tienes ramen en la mejilla- dijo mientras se lo quitaba con un dedo para acto seguido marcharse de nuevo hacia la otra sala.



Sakura no podía creer lo que le estaba pasando, suavemente se deslizó en una silla incapaz de mantenerse en pie. Podía oír claramente los latidos de su corazón mientras miraba incrédula el temblor de sus manos.



¿Qué voy a hacer con tigo, Naruto?, pensó mientras giraba levemente la cabeza dirigiendo su mirada hacia la persona que la estaba volviendo loca, y que en ese momento se encontraba estirado en el sofá viendo la tele.

Continuaraa....

End Notes:

pues asi komo lo leyeron

me borraron mi kuenta del fanfif

por fa dejenme revviews para superar mi depresion

 

---.---''

mi vida no puede empeorar 8S

bueno vre si sigo tniendo exito si no para dejar esta pag y no escribir nunca mas

 

--.--

si asi de traumatizada quede

perdon si kometi errores

NO SOY PERFECTA ¬¬'*

como quiero ponerme al corriente

por fa dejenme de 5 a 10 reviews y les pongo otro capitulo

AYUDENMEE!!!!

 

bueno kreo k me voi

--.--U

°.°

LOS AMO!!

[x]_chiica/huchiiha_[X]

End Notes:

pues asi komo lo leyeron

me borraron mi kuenta del fanfif

por fa dejenme revviews para superar mi depresion

 

---.---''

mi vida no puede empeorar 8S

bueno vre si sigo tniendo exito si no para dejar esta pag y no escribir nunca mas

 

--.--

si asi de traumatizada quede

perdon si kometi errores

NO SOY PERFECTA ¬¬'*

como quiero ponerme al corriente

por fa dejenme de 5 a 10 reviews y les pongo otro capitulo

AYUDENMEE!!!!

 

bueno kreo k me voi

--.--U

°.°

LOS AMO!!

[x]_chiica/huchiiha_[X]

Volver al indexCapítulo 2 by chica_huchiha
Author's Notes:

hola prdon porhacerles esperar el fic

aki l conti

Author's Notes:

hola prdon porhacerles esperar el fic

aki l conti

 Ya había pasado una semana desde el incidente en el hospital. Realmente estuve evitando a Naruto todo el tiempo. La falta de misiones y mi trabajo como médico me facilitaron las cosas.



Pero justo esa mañana Kakashi nos había citado en el puente. Sin querer mi mente vagaba en los recuerdos de ese día mientras mi mirada se perdía en el azul del río.



Poco a poco el sol iba llegando al cenit mientras esperábamos a Kakashi. Naruto se comportaba como si nada hubiera ocurrido, su forma de actuar no dejaba entrever nada, como si nuestro beso no fuera más que una ilusión de mi mente.



Mas no, ese beso fue real, demasiado real para mi gusto. Ahora, no podía evitar mirarlo de otra manera.



-Oi- dijo Kakashi-sensei apareciendo de la nada con su icha icha en la mano.



-¡Llegas tarde!!- gritaron los ninjas al unísono



-Es que se me acabó la leche y tuve que ir al otro pueblo a comprarla.



-¡Mientes!- exclamaron de nuevo al unísono los dos shinobis.



-¿Cuál es nuestra misión?- preguntó Sakura mientras se apoyaba en la barandilla del puente…



-Bien verán…



-Eso, eso…dinos cual es la misiónttebayo!!- interrumpió Naruto pegando saltitos de felicidad.



-No interrumpas a Kakashi-sensei, baka!!- le gritó Sakura pegándole un puñetazo en la cabeza que lo hizo volar dos metros por el aire, para caer inconsciente en mitad del río.



-En realidad los hice llamar para decirles que tienen el día libre, disfrútenlo!!- y sin más, desapareció en una nube de humo blanco.



Sakura se quedó paralizada por la noticia, y ya esperaba oír los gritos de protesta de Naruto, cuando notó que este ni siquiera se movía.



Inmediatamente se giró hacia el ninja pero este no se encontraba. Extrañada, miró en rededor hasta que localizó una mancha naranja en el río.



Asustada corrió sobre la superficie del agua hasta llegar a la altura del ninja. Poniéndose de rodillas se inclinó sobre su rostro, soltando un suspiro de alivio al notar el cálido aliento que exhalaba la boca del shinobi.



Lentamente una sonrisa curvó sus labios ante la imagen que se le ofrecía. El pelo de Naruto, libre del protector, se encontraba revuelto y pegado a su frente, miles de gotas rodaban por su cara brillando por la fuerte luz de sol.



Sakura se fijó particularmente en una que fue deslizándose hasta la boca del shinobi. Imediatamete sintió unas ganas irrefrenables de besar esos labios. Poco a poco fue acercando su boca a la de Naruto. Sentía como el corazón le latía desbocado y como le hormigueaban las palmas de las manos.



Cuando ya solo quedaban unos escasos centímetros entre ellos, se permitió echar una última ojeada al rostro del ninja, quedándose paralizada al ver sus ojos abiertos y fijos en ella.



Naruto la miraba intensamente, su cuerpo no se había movido un ápice, y sus mejillas mostraban un tenue rubor.



Rápidamente la sangre se agolpó en la cara de Sakura y sin querer dejó escapar un grito ahogado.



-Sakura-chan…-susurró el shinobi mientras le acariciaba con suavidad una mejilla- ¿qué estabas intentando hacer?-su boca se curvó en una pícara sonrisa mientras contemplaba como los ojos de la kunoichi se abrían por la sorpresa…



-Etto…yo…yo estaba…-Sakura no sabía que responder, la mente se le había quedado en blanco y la boca se le había secado impidiéndole articular palabra.



-¿Te pasa algo Sakura-chan¿Por qué estas nerviosa?- realmente Naruto estaba disfrutando con la situación. Para él era una novedad ver así de tímida y cohibida a la kunoichi.



-No, no me pasa nada...Yo no estoy...no…-Sakura no pudo terminar la frase porqué Naruto, en un rápido movimiento la había agarrado por la cintura pegándola a su mojado cuerpo.



-Na-Naruto…-Sakura sentía como su ropa se iba humedeciendo por el contacto con el cuerpo mojado del shinobi.



-Sakura…-dijo éste pegando sus labios al oído de la Kunoichi- ….esta vez sí se porque me estabas mirando…-las palabras del kitsune dejaron totalmente paralizada a la ninja. Sin querer su cuerpo empezó a temblar y un suave gemido de sorpresa escapó de sus labios al enfrentarse de nuevo con la mirada del shinobi.



-Naruto yo…-éste la miraba intensamente mientras iba acercándose lentamente a su rostro.



Sakura sentía el cálido aliento del ninja acariciar sus acaloradas mejillas. Poco a poco fue cerrando los ojos, mientras se rendía a las sensaciones que su cercanía estaban despertando.



-Sakura-chan…-susurró Naruto a escasos centímetros de su boca…



-Naruto…



-Naruto-niichan!!!!!!!!!!!...-Sakura se separó del cuerpo de Naruto al oír el grito, y mientras se llevaba un mano a los labios, sorprendida de lo que estuvo a puno de hacer, miraba a éste, quien empezaba a acumular chackra en su mano.



Konohmaru!!!...yo te mato!!...- gritó el shinobi mientras se elevaba por los aires en dirección al hijo del tercero-….RASENGAN!!!





No me había recuperado todavía del “casi” beso con Naruto cuando Tsunade-sensei me llamó a su despacho. Apurando el paso me interné en la torre del Hokage mientras veía por las ventanas como el sol era ocultado por las nubes.



Una vez dentro de su despacho me percaté de que Naruto también estaba ahí y que me sonreía abiertamente, haciendo que inevitablemente mis mejillas se cubrieran con un tenue sonrojo.



Desviando la vista de sus ojos azules me dirigí a mi sensei mientras ocultaba el ligero temblor de mis manos



-Me mandó a llamar Tsunade-sama- preguntó Sakura



-Sí, tengo una misión para ustedes dos- respondió la Hokage mientras se reclinaba e el asiento.



-Ya era horatebayo!!!- gritó Naruto con entusiasmo. En cambio el corazón de Sakura se había parado con el simple pensamiento de que tendría que llevar a cabo una misión con Naruto…los dos solos…una misión que quizás duraría días…



Rápidamente su mente se puso en marcha intentando idear alguna excusa que le evitara ir a la misión, mas sus pensamientos fueron interrumpidos por la escandalosa voz de su compañero.



-¿Qué tenemos que hacer?- Naruto se había inclinado hacía Tsunade mirándola con estrellitas en sus ojos.



-Bien, necesito que vayan a la biblioteca de los Nara a buscar una importante receta que necesito para mis investigaciones-



-N-na-nani!...-Naruto se cayó al suelo de la decepción mientras por sus ojos caían sendas cataratas. Por su parte, Sakura estaba que saltaba de alegría al saber que no tendría que estar con Naruto más que unas pocas horas.



Dos horas después de la reunión en el despacho de la Hokage seguían sin encontrar la dichosa receta mientras se internaban más y más en la polvorienta biblioteca. Esta no era muy grande en si, pero tenía tantos pasillos y recovecos que más que una biblioteca parecía un laberinto. Además los libros se encontraban amontonados unos sobre otros dificultando, más si cabe, la búsqueda.



Soltando un suspiro de cansancio, Sakura se inclino sobre otra estantería mientras revisaba todos lo libros buscando la receta.



Naruto hacía rato que se había artado de buscar y con un gruñido de frustración se sentó en el suelo mientras apoyaba su espalda contra la pared, quedando así frente a Sakura, la cual le estaba brindando una espectacular visión de sus torneadas piernas.



-N-ne, Sa-sakura-chan…-intentó decir mientras carraspeaba para aclararse la voz- ¿as encontrado algo?



-No, esto es más difícil de lo que pensaba- respondió ésta mientras soplaba sobre un libro para quitar la capa de polvo que lo cubría provocando un estornudo en el kitsune.



-No es difícil es aburridotebayo!!- refunfuñó mientras cogía un libro de la estantería situada a su derecha que le había llamado particularmente la atención.



Nada más abrir éste la cara de Naruto se sonrojó en extremo mientras sus ojos se movían por las hojas intentando captar todos los detalles de las imágenes.



Sakura, al oír como Naruto contenía la respiración, se acercó hacia él, e inclinándose un poco sobre su cuerpo, dirigió la mirada hacía el libro que el shinobi tenía apoyado en sus piernas.



Inmediatamente la sangre se agolpó en sus mejillas mientras su boca dejaba escapar un tenue jadeo.



-Sa-sakura-chan…. ¿Crees que Shikamaru se dedica a ver esto en sus ratos libres?- preguntó Naruto mientras señalaba las imágenes. Sakura no pudo evitar dar un salto ante la pregunta del kitsune. Mas su vergüenza dio paso a la rabia cuando Naruto se puso a ver más páginas notablemente entusiasmado.



-BAKA!!!!!-gritó mientras le arrebataba el libro y lo golpeaba en la cabeza con él- ya eres igual de pervertido que Kakashi-sensei y Jiraiya-sama…



-Demo…Sakura-chan yo solo est…-intentó calmarla mientras se palpaba el chichón que empezaba a crecer en su cabeza.



-Naruto!!!- advirtió estrellando los nudillos de sus manos.



-Tran-tran-tranquila…sakura-chan- dijo el shinobi mientras ponía cara de angelito a lo que Sakura se giró y siguió buscando la receta.



-De la que me he librado-susurró el kitsune



-¿Dijiste algo Naruto?- preguntó la pelirrosa con una voz inusualmente calmada y suave.



-No-no, yo no dije nada- contestó mientras por su cara corría miles de gotas de sudor.-Bien- dijo mientras empezaba a subir por una escalera para poder revisar las estanterías más altas.



Estaba sacando un libro particularmente pesado cuando, sin querer, dos libros al lado de ese cayeron sobre su pecho provocando que perdiera el equilibrio y cayera de las escaleras.



Cuando abrió los ojos se dio cuanta de que no se había estrellado en el duro suelo, es más, notaba debajo de ella algo blando y caliente.



Dándose la vuelta sobre si misma acabó con su cara a pocos centímetros de la de Naruto. Éste la miraba con una sonrisa bailando en sus labios.



-Ya es la segunda vez que te cojo al vuelo sakura-chan- comentó el kitsune con la voz un poco enronquecida- podría llegar a acostumbrarme…



-Naruto…-fue lo único que pudo responder la Kunoichi mientras sus ojos se dirigían inevitablemente a los labios del shinobi.



Lentamente Naruto se fue acercando a su rostro mientras posaba sus manos en su espalda apretándola contra su cuerpo.



-Esta vez no hay nadie que nos interrumpa….Sakura-chan…- dijo Naruto antes de unir sus labios con los de Sakura.





Lentamente Naruto se fue acercando a su rostro mientras posaba sus manos en su espalda apretándola contra su cuerpo.



-Esta vez no hay nadie que nos interrumpa….Sakura-chan…- dijo Naruto antes de unir sus labios con los de Sakura



Ésta podía sentir como el corazón del shinobi latía con fuerza mientras sus manos se entrelazaban tras su nuca.



Poco a poco se fue perdiendo en las sensaciones que ese beso le brindaba mientras alejaba de su mente una insistente voz que le decía que eso estaba mal que no debía pasar…



Con lentitud, los labios de Naruto acariciaron los de Sakura, notando como se estremecía su suave y bien formado cuerpo.



La lengua del shinobi presionó con delicadeza su boca, como pidiéndole permiso para entrar, a lo que Sakura accedió gustosa. A partir de ahí, el beso se convirtió en una batalla, en donde sus lenguas luchaban para imponerse una sobre la otra.



Con un último beso Naruto rompió el contacto con sus labios para dirigirse a su cuello. Lentamente, fue trazando un camino con su boca hasta llegar al lóbulo de su oreja.



Sakura no podía evitar agarrarse con fuerza a los hombros de Naruto mientras este rodaba hasta situarse sobre ella. Poco a poco notó como la mano del shinobi empezaba a subir desde su rodilla hasta su cintura, haciendo que un ligero temblor recorriera su cuerpo.



-Sakura-chan…-susurró el kitsune mientras se volvía a apoderar de su boca.



La mente de Sakura se encontraba totalmente colapsada por las sensaciones que la boca y las manos del shinobi le estaban provocando.



-Sakura?...



Sin querer sus manos empezaron a recorrer la espalda del ninja notando como éste dejaba escapar un pequeño gemido.



-Sakura!!...



Lentamente rompieron el contacto de sus bocas para mirarse intensamente a los ojos. Amos rostros estaban sonrosados, y sus alientos se mezclaban en una danza cálida y húmeda



-Me encanta como hueles….Sakura-chan…-dijo Naruto mientras le mordía el labio inferior de forma juguetona.



Esto provocó que se sonrojara más si cabe a lo que Naruto respondió con una sensual sonrisa que la hizo estremecer de arriba a bajo.



-Na-na-ruto…-fue lo único que pudo decir mientras sentía como una mano del ninja se internaba por debajo de su blusa y le acariciaba suavemente el vientre.



-Tienes un cuerpo precioso…- Sakura sentía como poco a poco iba perdiendo el control mientras el calor de su cuerpo aumentaba en extremo.



La boca de Naruto se hallaba ahora en su cuello y bajaba lentamente hacía la curvatura de sus pechos. Mientras, las atrevidas manos del shinobi se habían apoderado de sus nalgas y las apretaban contra sí, haciendo evidente para Sakura su excitación.



-Naruto…- exclamó sakura totalmente agitada. Su corazón latía salvajemente y sentía una tensión en el vientre insoportable.



-Sakura!!!!!- cuando la voz se hizo paso en la mente de la Kunoichi su cuerpo se paralizó en el acto y los ojos se le abrieron por el terror.-Sakura-chan que…?- preguntó el kitsune al notar el cambio de actitud de la chica.



Haciendo uso de su fuerza descomunal apartó a Naruto de su cuerpo mientras se levantaba e intentaba acomodar su ropa.



Segundos después, apareció Shizune por el pasillo encontrándose a un Naruto sonrosado, con la respiración agitada y cara de no entender nada, y a una Sakura con la ropa algo arrugada y que la miraba con una sonrisa forzada.



-¿Qué pasó aquí?- preguntó Shizune intrigada



-Na-da…-se apuró a contestar Sakura- etto…etto…yo me caí de las escaleras y Naruto me agarró…sí, eso fue lo que pasó, sólo eso….



-mmmmm esta bien-dijo Shizune sin estar convencida del todo mientras se fijaba en el pelo revuelto del kitsune.



-¿Para qué me buscabas?-inquirió Sakura intentando desviar su atención de Naruto.



-Yamanaka Ino acaba de ingresar de urgencia en el hospital, y no tenemos médicos disponibles para atenderla- contestó ésta fijando la vista de nuevo en la Kunoichi



-Naní¿Es muy grave?-- preguntó Sakura preocupada por el estado de su amiga



-El peligro no es mortal, pero su estado es delicado- contestó mirándola a los ojos- rápido!! No podemos perder más tiempo.



-Hai- exclamó la pelirrosa olvidándose completamente de lo sucedido ante la situación de su mejor amiga.



Ya se estaban alejando por el pasillo cuando de repente, Shizune se paró, y girándose de nuevo miró con el entrecejo fruncido a Naruto.Mierda, ya nos descubrió!!!!!, gritaba la Inner de Sakura mientras contemplaba como el cuerpo de Naruto se tensaba en el suelo.



-Naruto- le llamó la atención Shizune con semblante serio



-S-si?- inquirió el kitsune pensando en la paliza que se iba a llevar cuando Tsunade se enterara de lo que su alumna y él estuvieron haciendo



-...no te olvides de buscar la receta - comentó y sin más se volvió a encaminar a la salida.



El cuerpo de Naruto se desplomó en el suelo, mientras dejaba escapar un tembloroso suspiro de alivio.



-De la que me salvé…-susurró el shinobi mientras contemplaba como una Sakura preocupada se alejaba por el pasillo.





End Notes:

jeje me da risa este capitulo en especial en la parte pequeña donde sale konohamaru

 

pues este fic se ira poniendo fresa

xD

no es cierto

escribo puras cosas riales

xD

losamo

[x]_chiica/huchiiha_[X]

End Notes:

jeje me da risa este capitulo en especial en la parte pequeña donde sale konohamaru

 

pues este fic se ira poniendo fresa Free Games for Mac, Free Games for ipad and Free Games for Iphone, without in app purchases or something like that Free Browser Games

xD

no es cierto

escribo puras cosas riales

xD

losamo

[x]_chiica/huchiiha_[X]

Volver al indexdespertando en tus labios by chica_huchiha
Author's Notes:
gracias a todos los que me escribieron reviews me dieron muchos animos y aqui les dejo este capitulo
Author's Notes:gracias a todos los que me escribieron reviews me dieron muchos animos y aqui les dejo este capituloDESPERTANDO EN TUS LABIOS



 





Cansada, Sakura se llevo la mano a las sienes dándose un ligero masaje para intentar reducir la tensión.



La operación de Ino había resultado un éxito. Cuando llegó al hospital fue informada de que la Yamanaka se había pinchado en su floristería con una flor venenosa. A Sakura en un principio le extrañó la noticia, porque Ino era experta en esos temas. Pero alejando esos pensamientos se puso manos a la obra



Doce horas después se encontraba en la habitación donde descansaba su amiga. Ésta se recuperaba perfectamente.



Suavemente los ojos de la Yamanaka se abrieron, parpadeando en un primer momento por la claridad que reinaba en la habitación. Poco a poco fue enfocando la mirada, hasta que ésta recayó en una figura que miraba ensimismada por la ventana.



-Hey!! frontuda¿Se pude saber que haces ahí?- inquirió mientras se incorporaba en la cama.



-Ino!...me alegro de que ya estés recuperada…-comentó la pelirrosa mientras se acercaba a su amiga.



La mirada de Sakura recayó en una marca que tenía Ino en el cuello, y que lo más seguro era obra de la boca de otra persona. Este pensamiento le hizo recordar lo sucedido en la biblioteca, abstrayéndose por un momento del mundo real.



-¿Se pude saber que te pasa a ti?- preguntó de repente cogiendo por sorpresa a Sakura.



-¿eh?...-inquirió la pelirroja saliendo de su transe



-¿En qué estabas pensando?...por la expresión de tu cara yo diría que era algo grave….



¿Cómo se habrá dado cuenta de que estoy preocupada? pensó la pelirrosa mientras miraba a su amiga recostada en la cama.



-Nada, nada…no es nada…- sus manos se agitaron como dando a entender que era un tontería mientras forzaba una sonrisa.



-¿A quien intentas engañar frontuda?- los ojos azules de la Yamanaka expresaban un gran determinación mientras miraban a Sakura, quien había borrado su sonrisa para remplazarla por una expresión de cansancio y confusión.



-Se ve que a ti no Ino-cerda- respondió resignada al hecho de que a ella no podía mentirle.



Así que acomodándose en un lado de la cama pasó a comentarle a su amiga todo lo que le había pasado estos últimos días con Naruto.



Ésta abría de vez en cuando sus bellos ojos azules por la sorpresa, mas ni una vez interrumpió el relato de su amiga.



Cuando Sakura terminó de hablar sentía que se había quitado un peso de encima. Y con mirada expectante, esperó a que Ino hablara.



-Vaya!! Por lo que me has contado está claro que Naruto está enamorado de ti- comentó alegre la Yamanaka



-¿Tú crees?-dijo suavemente Sakura



-Claro!!...y también es obvio que tú estás enamorada de él- dijo picándole un ojo.



-yo no creo que…-respondió insegura la pelirrosa



-¿qué¿me irás a decir que te hubieras acostado con Naruto sin estar enamorada de él?- pregunto con mirada pícara



-¡Ino!...-le reprendió su amiga mientras miraba hacia todos lados comprobando que nadie había oído a su amiga.



-¿Qué? No estoy mintiendo- dijo con cara de inocente.



-Ya, pero eso no pasó- comentó acentuando la palabra eso.



-¿Y eso te entristece no?



-¡Ino!...-gritó ya claramente enojada



-Vale, tranquila…pero en todo caso dirás que casi no pasó…- contestó ésta a su vez.



-Si, pero yo no creo que esté…-Sakura se interrumpió al notar como alguien entraba en la habitación.



Ambas Kunoichis dirigieron su mirada la recién llegado, quien no despegaba la vista de Ino.



-¡Qué sorpresa¿No me digas que esas flores son para mi?- preguntó guiñándole un ojo.



-Tsk…problemática…-respondió Shikamaru mientras se acercaba a la cama y le daba un beso en la frente a Ino.



-Etto…yo mejor me voy…-dijo Sakura notablemente incómoda por la situación.



-Ok, ya sabes lo que tienes que hacer…después me cuentas…-le comentó Ino con una sonrisa



-Hai…-los pasos de Sakura se fueron apagando mientras se alejaba por el pasillo.



Mientras tanto, Shikamaru se había sentado en una silla colocada a al lado de la cabecera de la cama y miraba a la kunoichi contemplar alegre su regalo.



-¿Qué le pasa?- le preguntó a Ino con gesto aburrido.



Nada!, solo que estaba enamorada de Naruto y no lo sabia



-¿y tú se lo hiciste saber, verdad?- inquirió el Nara



-Claro…las amigas están para eso-respondió mientras inhalaba el dulce olor de las flores que le regaló Shikamaru.



-Tsk eres demasiado…-intentó decir el shinobi, mas las manos de Ino la había agarrado por su chaleco y tirando de él hizo que se sentara en la cama a su lado.-Problemática…-terminó de decir Ino provocando una sonrisa perezosa en el shinobi mientras unían sus labios en un apasionado beso.



Poco tiempo después, rompieron el contacto de sus bocas para mirarse a los ojos.



-Deberías descansar… ¿Por qué no te acuestas y tratas de dormir un rato?- comentó shikamaru provocando un mohín en Ino.



-Ahora mismo lo menos que tengo ganas de hacer es dormir…llevo acostada en esta cama demasiado tiempo- sus manos se habían entrelazado en la nuca del ninja y acariciaban con ligereza su piel.



-¿Y que tienes ganas de hacer?- sin querer la pregunta del shinobi provocó una sonrisa pícara e Ino, quien inclinándose un poco acercó sus labios a su oreja.



-...tsk problemática- susurró shikamaru con una sonrisa bailándole en los labios- sabes que nos podemos meter en un problema si hacemos…



-¿Pero eso la hace más interesante, no?- inquirió mientras le mordía el labio inferior juguetonamente.



-A mi lo único que me interesa eres tú…-respondió provocando un leve sonrojo en la kunoichi, para a continuación apoderarse de su boca mientras se recostaba sobre su cuerpo.





Cuatro días después, Ino fue dada de alta. Todo ese tiempo me lo pasé de mi casa al hospital, ya que, aunque me negaba a admitirlo, intentaba en lo posible evitar encontrarme con Naruto.



Me preocupaba lo que pudiera pasar…me daba miedo mi reacción si lo tenía en frente mío…además, había algo….un sensación en mi corazón que me obligaba a retraerme, a no mostrar abiertamente lo que sentía…una sensación que nació tras el abandono de Sasuke y que ahora es parte de mi.



Con paso lento, me dirigía al despacho de mi sensei a recibir las órdenes de mi nueva misión. Hacía mucho tiempo que no recibía una. Exceptuando la de la semana pasada con Naruto.



Sin querer, este pensamiento provocó que por la mente de Sakura empezaran a circular retazos de lo que vivió con Naruto en la biblioteca. Inmediatamente, sus mejillas se sonrojaron, y conteniendo un grito de desesperación, se adentró en la torre del Hokage.



Minutos después, entraba en el despacho de Tsunade para encontrarse allí a muchos de sus amigos. Al parecer no iba a ir ella sola a la misión.



Dirigiendo su mirada por toda la estancia se percató de que allí estaban Kiba, Hinata, Neji, Tenten y, para su desgracia Naruto, quien inmediatamente fue a su encuentro.



-Sakura-chan¿Dónde te has metido todos estos días que no te e visto? inquirió el kitsune con una sonrisa radiante.



-Etto…yo…e estado muy ocupada en el hospital- respondió Sakura perturbada por la cercanía del shinobi



-Sakura-chan…. ¿Estás enferma?- preguntó preocupado al ver la cara sonrojada de la chica.



-yo…-pero las palabras murieron en su boca al notar como Naruto pegaba su frente a la de ella.



Inmediatamente el corazón le empezó a palpitar con fuerza y sintió como toda la sangre se le subió al rostro. Agitada notaba como el cálido aliento de kitsune acariciaba su rostro, mientras, inhalaba el olor que desprendían sus cabellos.



-Sakura-chan….estás muy caliente…-susurró Naruto contra su rostro aún sin despegar sus frentes.



-...- ésta notaba un nudo en la garganta que le impedía hablar, mas pudo respirar aliviada cuando la voz de su sensei hizo que Naruto le prestara su atención.



-Cof, cof…bien!! Como ya saben están aquí por una misión- explicó mientras se acomodaba en su asiento



-Hai-respondieron todos menos Naruto.



-Bien…La misión consiste en vigilar una mansión de un importante Feudal. Ésta tendrá de duración oficial tres días.



- ¿Por qué tenemos que ir tantos si solo se trata de una misión de vigilancia?- inquirió Kiba.



- Van a celebrar una gran ceremonia a la que asistirán muchos personajes importantes. Se cree que se está conspirando para acecinar a la mayoría de ellos. Necesito que estéis atentos y que detengáis cualquier posible ataque, entendido¿- inquirió Tsunade con gesto serio



-Hai- respondieron esta vez toda.



-Yosh!!! Esta si que es una misióntebayo!!!! – gritó con entusiasmo Naruto.



-Me alegro que estés tan animado Naruto- comentó la Godaime- bien, el líder de ésta misión será Neji.



-Nani?!!...¿por qué no soy yo nunca el lidertebayo!!!?- preguntó triste el kitsune.



- porque queremos regresar sanos y salvos baka, verdad Akamaru¿- inquirió Kiba a su perro el cual soltó un ladrido de confirmación.



-vuelve a llamarme baka y…-amenazó Naruto



-Baka…-dijo el Inuzuka con una sonrisa de suficiencia



-Yo te…-ya se estaba preparando para lanzarse sobre Kiba cuando notó como un fuerte brazo lo agarraba por el cuello y empezaba a estrangularlo.



- ¡Naruto!!!Compórtate, que estás en el despacho de Tsunade-sama!!!!- gritó Sakura mientras lo zarandeaba con su fuerza descomunal.



-Sa-sa-sakura-chan….



-Éste no cambia- dijeron Neji y Tenten a la vez mientras meneaban la cabeza en un gesto negativo.



Seis horas después se hallaban todos en las puertas de Konoha preparados para partir.



-Yosh!!!! Vamos allátebayo!!-gritó Naruto con el puño en alto mientras empezaba a caminar.



-Naruto!! Tú no eres el líder- dijo Tenten provocando que este cayera al suelo mientras unas grandes cataratas caían desde sus ojos.



-No me lo recuerdestebayo…-susurró con carita triste



-Bien, en marcha - ordenó Neji, a lo que todos se alejaron de la entrada y empezaron a saltar por el bosque rumbo sur.



 Llevaban ya medio día de trayecto. Como manchas fugaces, saltaban de árbol en árbol atravesando el bosque.



Durante toda la travesía Sakura se mantuvo al lado de Tenten e Hinata. Charlando con ellas, evitaba tener que interactuar con Naruto, y así agravar su estado ya de por si tenso.



Ya se acercaba el anochecer cuando Neji se paró en seco y, levantando la mano, obligó a todos a detenerse mientras activaba su Byakugan.



- ¿Qué pasa Neji?- inquirió Tenten situándose a su lado mientras intentaba entrever algo entre las sombras que adornaban cada vez más el bosque, tornándolo sombrío y amenazador.



-Nos siguen- respondió el shinobi mientras clavaba su profunda mirada en un punto en la lejanía- son tres y se acercan a gran velocidad.



- ¿Qué hacemos?Sakura había dejado su charla con Hinata y se acercó preocupada por la súbita parada.



-Bien, por ahora no escondemos y…



Más sus órdenes fueron cortadas en el acto por una voz escandalosa que, como le pareció a la pelirrosa, se tuvo que oír a quince kilómetro a la redonda.



-Oi!!!! Quien quiera que seáis!!!! Salid de vuestro escondite!!! no os tengo miedo!!- esta vez si voy a impresionar a sakura-chan, pensaba Naruto con una sonrisa traviesa.



Mas sus ensoñaciones fueron interrumpidas al sentir como un fuerte golpe lo estampaba contra el árbol más cercano.



- ¡BAka¿Quieres que nos maten a todos?- le gritó Sakura mientras se preparaba para asestarle otro puñetazo.



-A la mierda el factor sorpresa- exclamó Kiba mientras miraba como esos dos volvían a pelar.



-Siempre igual!!- dijeron Neji y Tenten al unísono mientras les caía una gota por la frente.



-Ne-Neji-nisan…ya-ya están aquí- intervino Hinata mientras miraba al frente con el Byakugan activado.



Inmediatamente todos se pusieron en posición de batalla. Sus cuerpos se tensaban mientras esperan la aparición los enemigos.



Y éstos no se hicieron de esperar. Segundos después aparecían frente a ellos tres figuras ataviadas con el típico chaleco de Jonnin, y con un protector que indicaba que eran de la villa del sonido.



-Vaya, vaya¿A quién tenemos aquí?- dijo el que parecía el líder con una sonrisa torcida por la gran cicatriz que le cruzaba la cara.



-Vah!! Pero si sólo son unos mocosos- contestó la ninja que se situaba a su derecha y que portaba en la mano una Katana.



- ¿A quien llamas mocoso?- inquirió el kitsune preparándose para saltar a la pelea.



-Naruto…-le reprendió Neji con una mirada severa.



-Eh! Naro¿Qué tal si nos divertimos un poco?- le llamó la atención el sujeto que se hallaba a su izquierda.



-Bien, por una vez te voy a hacer caso-respondió el aludido mientras sacaba un Kunai.



Nada más oír sus palabras, los ninjas de Konoha se pusieron en tensión y agudizando los sentidos, se prepararon para el combate.



-Ikus!! Akamaru!! Déjamelos a mi Neji- gritó el Inuzuka mientras se lanzaba al combate.



-No si yo llego antes!!!- exclamó entusiasmado Naruto mientras realizaba unos Kage Bushin.



Mientras se libraba la pelea, se hacía claro para los demás ninjas de konoha la clara superioridad de Naruto y Kiba. Mas Neji sentía una inquietud en su interior que no lo dejaba tranquilo. Inspirando fuertemente, pasó a analizar la situación, percatándose con sorpresa de que falta una ninja. Justo cuando hizo este descubrimiento la vio aparecer detrás de Tenten, quien no se percató de la Katana que se alzaba amenazadora contra ella.



-Tenten!!! Detrás de ti…...- gritó Neji intentando alertarla de la presenciá del enemigo.



Esta giró su cuerpo inmediatamente, mas a duras penas pudo esquivar el golpe que le provocó una herida en el costado. Segundos después notó como unos brazos la rodeaban y la dejaban con suavidad en el suelo.



-Sakura!! Encargarte de Tenten!!- ordenó el prodigo Hyuuga.



Hai- respondió la kunoichi mientras empezaba a desprender Chaka de sus manos para cerrar la herida de su compañera.



-Ahora yo soy tu oponente- le dijo Neji mientras se ponía en posición de combate.



-Bien, por fin algo de diversión- comentó la kunoichi del sonido con una sonrisa de superioridad- tranquilo, te daré una muerte rápida e indolora.



-No deberías subestimarme- su cuerpo había adoptado una posición ya conocida por sus compñeros, mientras, su mirada se dirigía fría y si piedad a la causante de la herida de Tenten- Hakke Rokujuuyonshou!!- gritó el prodigo mientras le asestaba 64 golpes los cuales le cerraron la mayoría de los puntos de Chakra dejándola indefensa durante un periodo de tiempo indefinido.



- ¿Estás bien, Tenten?- inquirió mientras se inclinaba al lado de su compañera.



-Si….arigato Neji…-comentó en un susurró mintras su mejillas se sonrojaban por la intensa mirada de éste



CONTINUARA... Capitulo 7 parte final





Mientras tanto, el ninja que se enfrentaba a Kiba había caído herido al suelo. Solo quedaba el de Naruto en pie, quien daba muestras de ser el más fuerte.



-Naruto!!! Acaba con esto ya- le dijo Sakura procurada por el estado de su compañera.



-Bien…-y empezó a acumula Chakra en una mano-….Rasengan!!!!!- gritó mientras se lanzaba contra el enemigo.



Éste recibió el impacto de lleno en el costado derecho, más antes de caer al suelo le hundió el Kunai en el pecho de Naruto.



-Naruto!!!!!!!!...-grito Saura asustada mientras se acercaba corriendo y evitaba que su cuerpo se estrellase contra el suelo.



-Sa-sakura-chan…es-esta vez as sido tu la que me…..cof cof….recogió al vuelo-comentó con una sonrisa torcida mientras un pequeño hilo de sangre corría por su mejilla desde la boca.



-Naruto…-susurró mientras notaba como miles de lágrimas se acumulaban en sus pozo jades- …tranquilo, yo te salvaré!!- le dijo con convicción mientras le recostaba en el suelo.



-Confío n ti Sakura-chan…-respondió suavemente mientras le rozaba con un dedo la mejilla, y sus ojos se abandonaban a la oscuridad.



Cuatro horas después se encontraban todos recuperados gracias a los magníficos cuidados de Sakura, no por nada era la alumna de Tsunade.



-Bien, pongámonos en marcha, ya hemos perdido demasiado tiempo- comentó Neji, a lo que todos asintieron y reanudaron de nuevo el trayecto.



Cuando llegaron a su destino, no pudieron evitar las exclamaciones de asombro que dejaron escapar sus bocas.



Ante ellos se desplegaba un magnífica paya de arena blanca bañad por una agua tan cristalina que dejaba ver perfectamente su fondo. Los tímidos rayos del sol conferían a aquel lugar un alo de magia y misterio difícil de pasar por alto. Además de qué iluminan la Gran casa del Feudal, la cuál se encontraba en medio de aquel exótico paraje rodeada de grandes y frondosas palmeras.



- Vamos Sakura-chan!!!!-gritó Naruto mientras agarraba a la pelirrosa por la mano y la arrastraba hacia la playa.



En un primer momento Sakura le iba a golpear, más cuando su rostro sonrojado se giró hacia ella y le brindó un cálida sonría con sus ojos azules destellando de felicidad, sus intenciones murieron en el acto y no pudo hacer más que corresponder al kitsune con otra sonrisa, mientas sentía como una cálida sensación nacía en su interior.





La casa del Feudal era una construcción magnifica que albergaba en su interior a multitud de personajes importantes. Mientras nuestros ninjas se adentraban en ella, se iban dando cuenta de la cantidad de objetos valiosos que poblaban su camino en dirección al comedor.



Una vez allí se situaron delante del feudal y le brindaron sus respetos.



-Ohayo gozaimasu, mi nombre es Hyuuga Neji, somos los ninjas de Konoha-comentó inclinando la cabeza.



-Ohayo mi nombre es Uzumaki Naruto, el próximo Hokage de Konoha- gritó alegre mientras le tendía una mano al Feudal.



-Baka!!!!...-le reprendió Sakura mientras le jalaba por el cuello para que se inclinara también, siendo contemplados por los demás con una gotita bajándoles por su cabeza.



-Etto...-empezó el Feudal mientras se aclaraba la garganta- bien, gracias por haber acudido a nuestra demanda. Como saben su misión es la de vigilar y cuidar que no suceda nada fuera de lo normal en la fiesta que voy a celebrar ésta noche.



-Hai, pero según nos dijo Tsunade-sama el asunto es algo más complicado- comentó Neji.



-En efecto, a nuestros oídos han llegado noticias de que se está preparando un atentado contra algunos de los Feudales invitados a mi fiesta.



-Nosotros nos encargaremos de ello¿verdad Akamaru?- inquirió el Inuzuka a su perro recibiendo de este un ladrido afirmativo.



-Bien- dijo el Feudal, mas su seño se había fruncido ligeramente mientras lo miraba con seriedad- Pero me gustaría pedirles algo en especial.



Nuestros ninjas se quedaron expectantes mientras contemplaban como el feudal se incorporaba y abría una puerta que estaba a sus espaldas.



Lentamente, un cuerpo fue emergiendo mientras se situaba en frente de ellos. Ante tal visión todos los shinobis contuvieron el aliento, mientras las kunoichis soltaban un grito de sorpresa.



Ante ellos se encontraba una hermosa chica de cabellos de color violeta que se extendía por de bajo de la cintura en una cascada ondulada. Su tez era blanca como la nieve, y en sus mejillas levemente sonrojadas se podía percibir unas ligeras pecas que la hacían ver adorable. Sus hermosos ojos azules estaban enmarcados por unas largas y espesas pestañas confiriéndole un aire de misterio irresistible. Y, su esbelto cuerpo se hallaba envuelto en un magnífico kimono blanco ribeteado por hilos zafiros semejando un mar tormentoso.



-Esta es mi hija, Midori- interrumpió el Feudal las ensoñaciones de nuestros ninjas mientras se sentaba al lado de su hija.



-Encantada de conoceros- comentó Midori con una sonrisa leve en sus labios.



-En-en-encantado...yo soy Uzumaki Naruto- respondió mientras se recuperaba de la sorpresa, mas su cuerpo se volvió a tensar al notar como se clavaba en él una mirada asesina.



Girando la cabeza, sus ojos fueron en busca de esa mirada, topándose con la cara encendida de Sakura, mas ésta sabiéndose descubierta, giró bruscamente la cabeza sin poder evitar que un ligero rubor cubriera sus mejillas, provocando una sonrisa zorruna en Naruto.



Una vez se presentaron todos, el Feudal pasó a explicarles que era lo que quería que hicieran.



-La fiesta que voy a celebrar esta noche es en motivo del cumpleaños de mi hija. Me gustaría mucho que alguno de vosotros se encargue en exclusiva de la seguridad personal de ella.



-Muy bien, no se preocupe, nosotros nos encargamos- respondió Tenten



-Arigato - exclamó mientras hacía un ademán al sirviente que se encontraba en una esquina de la habitación- ahora os voy a presentar a los que serán vuestros apoyos en la fiesta de esta noche.



Nuestro ninjas fijaron expectantes la vista en la puerta esperando la aparición de esos misteriosos personajes. Mas cuando esta se abrió, no pudieron evitar las exclamaciones de sorpresa que salieron de sus bocas.



-Ustedes!!!!...-gritaron Naruto y Kiba al unísono mientras señalaban a los recién llegados con el seño fruncido y los puños apretados.



-hey!! Mocosos, nos volvemos a encontrar- exclamó Naro con una sonrisa torcida por la cicatriz que le cruzaba la cara.



-Estos nijas nos atacaron en el bosque cuando veníamos hacía aquí- explicó Sakura al feudal ligeramente alterada.



-Sí, lo sé-comentó éste sin inmutarse- yo se los ordené



-¿Nani?...-inquirieron todas a la vez con los ojos totalmente abiertos.



-Necesitaba comprobar si erais lo suficientemente buenos para encargaros de la vigilancia de mi fiesta.



-Pues espero que el resultado haya sido satisfactorio- respondió Neji con su habitual frialdad.



-Sí,... bien, ahora pueden retirarse a sus habitaciones, la fiesta comienza a las 8:00- y sin más salió de allí precedido por su hija.



Las habitaciones se encontraban en el segundo piso de la casa. Una vez allí decidieron como se iban a acomodar.



-Haber, Sakura, Tenten y Hinata, os quedaréis en la habitación de la derecha- ordenó Neji- Naruto, Kiba y yo, en la de la Izquierda. Dentro de media hora os quiero en nuestra habitación para perfilar los detalles de la misión de esta noche¿entendido?



-Hai-respondieron las Kunoichis para acto seguido entrar en su habitación.



Una vez dentro, las ninjas se quedaron maravilladas por la suntuosidad de los muebles que adornaban la estancia. Las paredes eran de color violeta y las camas estaban cubiertas por un montón de cojines de seda a juego con las cortinas.



Dando un grito, Tenten y Sakura, se tiraron sobre sus camas siendo observadas por una sonriente Hinata.



-¿Qué os parece la hija del Feudal?- inquirió Tenten con el seño fruncido minutos después.



-Es-es muy gu-guapa...-respondió Hinata mientras se sentaba en una borde de su cama.



-Bah!! Tampoco es para tanto...- comentó Sakura mientras se acomodaba mejor para mirar a sus amigas.



-Vaya¿no será que estás celosa por las miradas que le echaba Naruto?- preguntó Tenten con una sonrisa burlona provocando una ligera carcajada en Hinata.



-¿Celosa yo de ese Baka?- inquirió a su vez Sakura imitando una expresión sorprendida- más bien tendrías que cuidar que tú Neji no acabe babeando por ella- comentó mientras le tiraba un cojín.



-Ja!!! Eso no te lo crees ni tú- exclamó mientras le tiraba a su vez otro cojín- hey Hinata!!! Ayúdame... ¡esto es la guerra!- gritó



Y así comenzó una batalla de cojines acompañada por las risas estridentes de las tres que provocó que nuestros ninjas pegaran la oreja a la pared, curiosos por el alboroto que se oía en el cuarto de sus compañeras.



Media hora después, se encontraban reunidos en el cuarto de los chicos.



-Teniendo en cuenta las habilidades personales de cada uno e ideado lo siguiente- empezó Neji la conversación.



Éste se encontraba sentado en la única silla de la habitación, mientras que Naruto y Kiba, junto a Akamaru, se hallaban acostados en una cama, y las kunoichis en otra.



-Dada la capacidad de rastreo de Kiba y el byakugan de Hinata se encargarán de vigilar los alrededores¿entendido?- inquirió el pródigo Hyuuga.



-Ha-hai...-respondió Hinata coreada por Kiba.



-Tenten y yo nos situaremos en el tejado para prevenir cualquier ataque aéreo.



-Hai Neji-comentó Tenten



-Y por último, Naruto y Sakura se ocuparán de la vigilancia de la hija del Feudal haciéndose pasar por unos invitados.



-Sugoi¿Oíste eso Sakura-chan? podemos asistir a la fiesta- comentó alegre el kitsune mientras dirigía su vista a la pelirrosa.



-hai...-respondió esta forzando una sonrisa (inner: ahora tenemos que cuidar de la mimada esa!!! Shanaro!!!!!!!) , mas ese gesto no pasó desapercibido para el kitsune, que la miró esta vez serio, interrogándola con la mirada.



-Yo me-me voy a descansar un poco...-comentó Sakura mientras se alejaba hacia la puerta molesta por la actitud de Naruto.



-Esta bien- dijo el Hyuuga- no te olvides de que a las ocho tienes que estar preparada.



-Descuida...-respondió débilmente mientras serraba la puerta tras de si.



Minutos después se introducía dentro de la bañera humeante que acaba de preparar. Soltando un suspiro de frustración hundió la cabeza debajo del agua introduciendo los dedos en el pelo para desenredarlo. Luego se recostó en un borde de la bañera mientras intentaba relajarse.



-¿Por qué siempre me tiene que tocar a mi?- susurró para si- y ese baka de Naruto...si que está contento por tener que vigilar a “la bella Midori”- pronunciándolo con sarcasmo. (Inner: no estaría mal que la raptaran en medio de la fiesta...shanarooo!!!)



Media hora después, salía del baño vestida con una yukata blanca que encontró en un armario mientras se secaba el pelo con una toalla.



Se encontraba peinándose el cabello cuando sintió unos ligeros golpes en la puerta de la habitación. Levantándose con desgana, se dirigió a la puerta, encontrándose con Midori al abrirla.



-Etto...-Sakura no sabía que decir y se empezó a sonrojar cuando recordó lo que estuvo pensando de ella minutos antes.



-Eres Sakura-san¿Verdad?- inquirió la hija del feudal con una sonrisa amable



-si



-Yo vine a traerte esto-le dijo mientras le tendía un paquete envuelto en un plástico negro- pensé que no tendrías ningún traje para esta noche y decidí traerte uno mío¿Espero que no te importe?



-No tranquila-le respondió la kunoichi percatándose de que no se había ni preocupado por ese detalle.



-Bien, me alegro que no te importe, nos vemos después- comentó para acto seguido irse por donde había venido.Conti Capitulo8 3pte



Ya se acercaba la hora de la fiesta. Dentro del cuarto de las chicas, Tenten se hallaba descansando en la cama e Hinata mirando por la ventana.



-Hinata...-la llamó Tenten- ¿no crees que Sakura se está tardando demasiado?



-Su-supongo que que-querrá esta guapa para Naruto-kun...-respondió ligeramente sonrojada mientras miraba a su compañera.



-Si puede ser, per- mas su respuesta fue interrumpida cuando oyeron la voz de Neji llamándolas desde el pasillo.



-¿Pasa algo Neji?- Inquirió Tenten una ves hubo abierto la puerta.



-Nada importante, pero Kiba y yo hemos decidido empezar la vigilancia media hora antes por si deciden atacar desde el inicio.



-OK, bien pues vamos- exclamó Tenten



-¿No-no...avisamos a-a Sakura?- inquirió Hinata preocupada.



-Tranquila que de eso se encarga el baka de Naruto- respondió el Inuzuka con una gran sonrisa.



-Hai...Kiba-kun...pu-pues vamos- y sin más se alejaron del pasillo rumbo a sus puestos de vigilancia.



Mientras tanto, delante de un espejo se hallaba Sakura contemplando un poco sonrojada su reflejo con el vestido de Midori.



Éste era un kimono blanco donde se podía apreciar el dibujo de varías mariposotas trazadas con un hilo verde, semejante a el color de sus ojos jade, y todo rematado con un obi rosado. Su pelo se estaba recogido en un sencillo moño que dejaba escapar algunos mechones enmarcando su hermoso rostro.



Estaba aun sorprendida por su apariencia cuando notó como llamaban a su puerta, y dirigiéndose hacia ella se prestó a abrirla.



-¿Na-Na-Naruto...?- fue lo único que pudieron expresar sus labios ante la imagen que contemplaba sus ojos.



El kitsune se encontraba enfundado en un kimono negro que le quedaba a la perfección, amoldándose y dejando entrever su torneado cuerpo. Su rebelde cabello, se hallaba si protector, deslizándose por su frente en hilos dorados.



Sakura notaba como el sonrojo acudía a sus mejillas mientras contemplaba el brillo de los ojos del kitsune con las boca seca.



-Sakura-chan...estas muy hermosa- susurró Naruto mientras se acercaba más a ella.



-Tú...tú tampoco estás mal...-logró al fin decir Sakura mientras un escalofrío recorría su cuerpo por la cercanía del shinobi.



-¿Éstas lista?- inquirió con una intensa mirada acortando aún más las distancias.



-¿Li-lista para qué?- preguntó mientras daba un paso hacia atrás inconscientemente.



-Para la fiesta...esta noche serás mi pareja- respondió mientras le ofrecía su brazo y e brindaba una sonrisa zorruna.



Sakura sintió como su corazón se paralizaba mientras contemplaba el rostro sonriente de Naruto y su brazo extendido. Haciendo un esfuerzo por tragar saliva y quitar ese nudo que se le había formado en la garganta, se agarró de su brazo mirándolo curiosa.



-¿Qué pasa¿Tengo algo en la cara´ttebayo?-preguntó preocupado al percatarse de su mirada



-No, estás perfecto-dijo con una sonrisa, para acto seguido sonrojarse violentamente al percatarse de lo que dijo.



La boca de Naruto se curvó en una amplia sonrisa al escuchar el desliz de Sakura, y encaminándose hacia la fiesta se dijo que esa noche iba a ser inolvidable. La mirada de Tenten recorría curiosa los alrededores de la fiesta desde su puesto en el tejado. Podía notar claramente la presencia de Neji, quien se situaba a su espalda.



-Parece que se lo están pasando bien¿no Neji?- inquirió la kunoichi con una cierta envidia.



-Tenten no deberías distraerte, estamos aquí para vigilar, y no para ver que hacen o dejan de hacer los invitados- respondió el prodigo Hyuuga tranquilamente.

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fanfic.es/viewstory.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20