Piratas del Caribe: Oscuros Horizontes by MeriePirata

Fanfics en EspañolEl sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

 Piratas del Caribe: Oscuros Horizontes by MeriePirata
Summary:

Luego de tener en sus manos la Fuente de la Eterna Juventud, y regalarsela a Angélica, Jack se vió frente a una nueva encruzijada...

 

Con el Perla Negra embotellado, toda una tripulación perdida, y un mono insoportable dentro de su barco, el Capitán deberá nuevamente embarcarse-pero primero salvar el barco- hacia tierras peligrosas, y nuevas hasta para ellos.

 

En busca de algo secreto , en el camino se encontrará no sólo con su viejo amigo Barbossa (Quién también tiene dentro de su mente un extraño plan), sino también con alguien misterioso y desconocido...La raíz de una de las piratas más temibles de la época.

 

Vamos pirata! Toma tu botella de Ron, tu sombrero, trabuco y espada...y embarcáte en esta aventura llena de misterios, batallas, joyas, reapariciones de viejos amigos, y nuevos personajes!

 

Todos brindando YoHo!

 

 



Categories: PELICULAS Characters: Ninguno

Generos: Accion/Aventura, Fantasía, Humor/Parodia, Misterio, Romance

Advertencias: Lenguaje Obsceno, Muerte de un personaje, Spoilers

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 2 Completed: No Word count: 5166 Read: 1219 Published: 23/08/2011 Updated: 18/06/2012
Summary:

Luego de tener en sus manos la Fuente de la Eterna Juventud, y regalarsela a Angélica, Jack se vió frente a una nueva encruzijada...

 

Con el Perla Negra embotellado, toda una tripulación perdida, y un mono insoportable dentro de su barco, el Capitán deberá nuevamente embarcarse-pero primero salvar el barco- hacia tierras peligrosas, y nuevas hasta para ellos.

 

En busca de algo secreto , en el camino se encontrará no sólo con su viejo amigo Barbossa (Quién también tiene dentro de su mente un extraño plan), sino también con alguien misterioso y desconocido...La raíz de una de las piratas más temibles de la época.

 

Vamos pirata! Toma tu botella de Ron, tu sombrero, trabuco y espada...y embarcáte en esta aventura llena de misterios, batallas, joyas, reapariciones de viejos amigos, y nuevos personajes!

 

Todos brindando YoHo!

 

 



Categories: PELICULAS Characters: Ninguno

Generos: Accion/Aventura, Fantasía, Humor/Parodia, Misterio, Romance

Advertencias: Lenguaje Obsceno, Muerte de un personaje, Spoilers

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 2 Completed: No Word count: 5166 Read: 1219 Published: 23/08/2011 Updated: 18/06/2012
Story Notes:

Luego de haber dejado a su único "amor" abandonado en una isla, Jack partió lejos con Gibbs tratando de recuperar su preciada Perla.

Lo que nunca supo, es que el destino volvería a jugarle una mala pasada, y alguien más aparecería en su camino.

El plan era fácil...-o no tanto- pero para lograrlo, tendrían que cometer algunas excepciones...

 

Soy nueva en esto. Ojalá les guste, y sea de su agrado. Cualquier necesidad, duda, amenaza, golpe, amenaza, golpe, amaenaza, o simple comentario...me contactan. :)

Story Notes:

Luego de haber dejado a su único "amor" abandonado en una isla, Jack partió lejos con Gibbs tratando de recuperar su preciada Perla.

Lo que nunca supo, es que el destino volvería a jugarle una mala pasada, y alguien más aparecería en su camino.

El plan era fácil...-o no tanto- pero para lograrlo, tendrían que cometer algunas excepciones...

 

Soy nueva en esto. Ojalá les guste, y sea de su agrado. Cualquier necesidad, duda, amenaza, golpe, amenaza, golpe, amaenaza, o simple comentario...me contactan. :)

Capítulo 1: Empezando otra vez by MeriePirata
Author's Notes:

Hola señores!, Ya que llegaron hasta aquí, ahora solo tienen que seguir un poco mas abajo, y comenzar a leer...

Les traigo para ustedes...el primer cápitulo (y más que nada una introducción) de esta -Extraña?- historia de nuestro sexy y querido Jack..perdón...Capitán Jack Sparrow. 

 

Espero que lo disfruten!!

Mil gracias por tomarse la molestia...

 

A beber!

Author's Notes:

Hola señores!, Ya que llegaron hasta aquí, ahora solo tienen que seguir un poco mas abajo, y comenzar a leer...

Les traigo para ustedes...el primer cápitulo (y más que nada una introducción) de esta -Extraña?- historia de nuestro sexy y querido Jack..perdón...Capitán Jack Sparrow. 

 

Espero que lo disfruten!!

Mil gracias por tomarse la molestia...

 

A beber!

 

Capitulo 1: Empezando otra vez.

 

El ron había manchado la mitad de la camisa -¿Blanca?- de Gibbs. Llevaba horas dormido, o inconsciente, quien sabe, hacía días que estaba bebiendo…La misma cantidad de días que habían estado tratando de encontrar la solución a ese enigma.

-“Con ron en la cabeza, las ideas fluyen mas seguido mi querido amigo…”

Ya tenían la cabra, el hombre que hace morisquetas con la mano, un barco, y un gancho. Faltaba la magia. Entre barcas, y canoas, lograron llegar casi a los tiros, a Trípoli.

Prostitutas no faltaban, alcohol, mucho menos!...Brujas, magia negra, rituales vudú, estaban marcados a fuego en aquél puerto de vagos, piratas y atorrantes. Faltaban sólo dos más…

-Gibbs…Gibbsss..

Pateaba aquél hombre de aspecto abandonado, y demasiado peculiar, a su amigo que yacía tirado sobre la balsa, con algo de baba cayendo por el costado de su boca. Con una de sus manos algo alzadas, y en una pose extraña, trataba de despertar a aquél saco de huesos.

-eh eh…

Con asco, movía un poco a Gibbs, esperando que se despierte, y fruncía los labios, curvando aquél  “moustage”, que le daban aquél aspecto varonil.

-Pues claro señorita, tengo varios dotes por aquí..

Murmuraba en sueños aquél borracho. Cansado de esperar, el otro movió las fosas nasales y con aire de superioridad tomó el ron de las manos de aquél sujeto y se dio media vuelta. Como si el mismísimo ángel oscuro lo hubiera llamado, el dormido despertó asustado, y algo aturdido. Se levanto, moviendo la balsa de aquí a allá, y con esa resaca de varios días, como pudo, puso un pie en el puerto, y luego otro, y siguió a su compañero, y capitán…Jack Sparrow.

 ***

Bajo el fuego, varias personas tocaban instrumentos de percusión, otros bailaban. Y otras mujeres se encargaban de ganar  el dinero de esa noche cortejando con aquellos caballeros.

Jack, con el ron bajo el brazo, entraba a un bar “estilo tiki”, donde hombres de color, mezclados con temibles corsarios, miraron por unos segundos y luego volvieron a sus actividades.  El pirata recién llegado sabía muy bien por donde comenzar…Camino arrastrado sus botas hacia una cortina pero un hombre de más del doble de su tamaño se lo impidió.

El capitán, lo miró, miro la mano que lo detenía, miró  a gibbs que estaba al lado, miro hacia atrás, y miro nuevamente al obstáculo…Arqueando las cejas, y con una mirada perdida comentó.

-Sāmān'ya tarīkē..!

El joven lo miró extrañado, y lo dejó pasar. Gibbs por su parte, se sorprendió por la “sabiduría de su compañero”; y cuando quiso seguirlo, el hombre no se lo permitió.

-samajanda

Comentó este [Gibbs] cerrando los ojos solemnemente, y con ambos brazos a la cadera. El negro puso los ojos en blanco, y en un parpadear, gibss quedó afuera, unido a aquellos extraños rituales lujuriosos y algo ridículos.

-Ā bhāvi, gham89;ī nahīm45;, ramata, lōhī, svatantratā chōl93;ī dēvānum45; nakkī karatā.

De fondo se escuchaba una voz masculina que hablaba en ese extraño idioma el cuál Jack había sabido manejar con tanta fluidez. Una mezcla de olores, sabores y colores inundaban el pequeño cuarto

Cuencas, una mano gigante, cosas extrañas, gelatinosas y pegajosas yacían flotando ene extraños frascos, en aquel oscuro y extraño lugar. Jack Sparrow se tapó la nariz, y acto seguido carraspeó tratando de llamar la atención de alguien.

Un hombre robusto se acercó a él, con sospecha, y mirándolo con los ojos entrecerrados le hablo en ese idioma tan extraño.

-Tamē kōm51;a chō... Tamē icchō?

-Mārum45; nāma jēka spērō, kēpm89;ana jēka spērō chē-respondió Jack modulando muy exageradamente lo que decía.

-Ēka jēka spērō ahīm45; āvē chē mām89;ē?

-Hum45; tamanē mārā khabara chē, ... Ukēlavā dālamā khabara muddā'ō hōya chē... Anē sāthē sāthē, hum45; jām51;atō.

-Hum45; jē jām51;atā? Ēka Palma?-gritó exasperado.

-Nā nā! Dālamā!

 -Ohhh Dalma Dalma Dalma!!! Calipso!!.-bramó emocionado el que parecía ser un brujo.

Al menos su aspecto lo era. Parecía bueno, no era pirata, ni contrabandista, ni corsario...ni nada parecido. Era de color, por alguna confusa razón, no podía definírsele si era joven o era viejo. Tenia una serie de puntos ubicados y distribuidos de forma regular al rededor de sus ojos, y por debajo de ellos en línea vertical, hechos al parecer de un material azul brillante. Le faltaban la mitad de sus dientes, y los pocos que le quedaban tenían caries, o eran postizos.

Un par de cicatrices alrededor de sus orejas le daban un aspecto mas temeroso, pero el brillo de sus ojos lo delataban, no era tan vil y malo como lo aparentaba. Robusto, y algo sucio, cambo de actitud completamente al escuchar el nombre de lo que parecía, era una conocida, y mas que ello...un familiar.

Las tribus africanas suelen ser de amplias ramificaciones, cuyos tallos acabaron en países de otros continentes, allí siguieron expandiéndose. Zentekúh, así se llamaba el brujo, conocía a Dalma de hacía miles de años atrás...-recordemos que eran reencarnaciones- y habían dejado de verse cuando cada uno emprendió su propio camino, y Dalma- o Calipso- quedó atada a la vida de Jones, y su cofre.

Jack Sparrow había ido a buscarlo por una simple razón. Tenía bajo su propiedad el Perla Negra, pero digamos que estaba "minimizado" y embotellado.

-Sabes que siempre pedimos un pago...

-Esteee...si si...-balbuceó el Capitán.- Y lo traje, lo traje...Creo que es el pago, o quizás...

-O quizás?..-pregunto amenazadoramente Zentekúh

-O quizás..-bebió de su ron, o mejor dicho del de Gibbs, lo saboreó un poco, y continúo- quizás era parte del conjuro...De todas formas..-haciendo una serie de morisquetas.- Ahora regreso..

      +++

Gibbs por su parte, reía y contaba historias -algunas inventadas- a las bellas y cargadas, mujeres que tenía a su alrededor, y que trataban de conquistarlo para pasar una noche de buena paga.

-Claro que sí! jack Sparrow me ha confiado los máximos secretos, y puedo revelárselos a Uds, si lo desean y me lo permiten...grrrr..-decía antes de estallar en una carcajada, seguida de las risitas picaras, y del mordisqueo seductor del viejo, sobre el cuello de una de las muchachas.

El capitán lo miró, al salir sospechosamente de aquel bar tiki, y caminó hacia la barca... allí había una cabra blanca, algo sucia, poco cuidada, y hambrienta, tan hambrienta que trataba de sacar la madera de la balsa, y comérsela.

-Sh shu shu!!...-la espantó, y la tomó de la soga, llevándosela con dificultad, hacia dentro del lugar, donde aquella persona que antes le había prohibido la entrada, esta vez, lo miro nuevamente extrañado, y le cedió el paso.

-Maśīnarī ōha jana ēlbī jī jō neji-conjuraba palabras extrañas, mientras en sus manos llevaba la botella con aquel barquito pequeño, algo animado, ya que las olas se movían.

-Ejem ejem...aqui esta...

-eeeeeee...

Jack miró al animal, y lo soltó. Este, como hipnotizado, camino hacia el brujo, el cual le sonrió, y toco su pescuezo.

-Bonito jack Sparrow...Bonito....con esto será suficiente.

+++

-No tengo ese dinero aquí damisela..Pero puedo conseguirlo jo jo!!...

-No, nosotras queremos el dinero ahora, si no no habrá diversión viejito!

-Viejito?..-contesto exaltado gibbs- Soy mas joven que tu mi Ángel!

Eso no se lo creía ni el, los ultimo viajes le habían jugado una mala pasada al hablar de edad, e su cara tenia altas arrugas, y muchísimas canas...Estaba descuidado, e impresentable...Bueno, en esos días, nadie en el mar estaba presentable...¿O acaso tu sí?.

El mar se agitó, lo que llamo la atención de todos los presentes. Antes de que llegaran estaba calmo, pero de repente, unas olas enormes cubrieron el manto azulado y algo verdoso pero cristalino, volteando todo barco pequeño que se presentara allí. Algunos gritaban, otros estabas shockeados, las mujeres corrieron de la falda de gibbs y se escondieron en algún lugar.

De repente, todo se tornó oscuro, y nubarrones grises se imprimieron en el firmamento. En medio del mar, se abrió un agujero enorme.

Para que...todos corrieron y gritaban en sus respectivos idiomas...Gibbs no podía creerlo, de aquel remolino, comenzaba a verse lo que parecía la punta de una vela...poco a poco partes de embarcación comenzaban a hacerse más nítidas, hasta que el barco estuvo afuera completamente. Una bandera negra, sin insignia, o algo borrada, se agitaba orgullosamente en la punta del desgastado mástil.

-EL PERLA NEGRA!...-gritó un hombre, algo alcoholizado y cayó a la arena que había bajo sus pies.

-El perla negra!!..-acordó el Sr gibbs...y seguido de esto, vio salir a Jack, con una enorme mancha de sangre en su camisa, la cual miraba repugnado, y asqueado. Caminando entrecruzando los pies, se acercó a su navegante, y le dijo..

-Perfecto, así que aquí esta mi preciado tesorito..-le sonrió a Gibbs mostrando parte de sus dientes dorados, y camino seductoramente a la embarcación olvidándose de la sucia y asquerosa mancha.

Gibbs anonadado, y sorprendido, por la actitud, la mancha, la aparición, lo siguió algo atontado, y trepó por una de las sogas que por arte de magia el barco mismo había enganchado a la orilla al llegar a esta, luego de aparecer de aquel remolino extraño.

-Que diría Norrington, si me encontrara aquí...en este puerto, y en este barco..otra vez..-murmuró Jack, mientras acariciaba el timón.

-Norrington esta muerto Jack, Pero el barco esta sano y salvo, justo como tu lo..

Algo interrumpió la charla.... Un animal cruzó por todo el barco, y robo la botella que Gibbs llevaba en su mano izquierda, al alzarla sobre su cabeza, para celebrar el hecho de que habían logrado lo que habían ido a buscar.

-Quien invito a ese mono!...-murmuró jack, algo enojado, pero no le dio importancia, y siguió hablando-Gibbs, amigo mío...¿Sabes de lo que es hora?

-De zarpar?

-Exacto...¿sabes a donde?

-Emmm nop

Sparrow lo miro de reojo, y prosiguió, volviendo su vista al horizonte

-Hacia los horizontes...Dinero, Oro...Joyas...Vida!!..-exclamó {o contento, y camino hacia su camarote

-Pero...

-Pero antes..--lo interrumpió- a buscar a la tripulación...o la vieja tripulación!...-dijo algo emocionado.

 

 

End Notes:

Bueno...Lo leyeron?... Muchas gracias por hacerlo!

:)

 

Espero que les haya gustado..este..."prólogo" Pronto la aventura de mar continuará...y creanme que haré lo posible, para poder sorprenderlos!

 

Salud mis bienaventurados piratas! 

 

 

Con gusto, los saluda...

                                          Merié-

End Notes:

Bueno...Lo leyeron?... Muchas gracias por hacerlo!

:)

 

Espero que les haya gustado..este..."prólogo" Pronto la aventura de mar continuará...y creanme que haré lo posible, para poder sorprenderlos!

 

Salud mis bienaventurados piratas! 

 

 

Con gusto, los saluda...

                                          Merié-

Regresar al índiceCapítulo 2:Rumores by MeriePirata
Author's Notes:

Antes de empezar con el capítulo dos, les pido todas las disculpas existentes y posibles - y no tanto- que haya en este mundo por la tardanza al subir el segundo capítulo.

He tenido unos problemillas de salud, nada de que preocuparse, y me retrasé con los estudios y otras variables.

la cuestión es que he vuelto, y les traigo el segundo capítulo de la nueva aventura de Jack.

Espero que disfruten tanto de este, como del primero...Bueno, si es que disfrutaron del primero.

 

Alcen las velas camaradas, que empezamos a navegar de nuevo, hacia otro rumbo!

Yo-Ho! 

Author's Notes:

Antes de empezar con el capítulo dos, les pido todas las disculpas existentes y posibles - y no tanto- que haya en este mundo por la tardanza al subir el segundo capítulo.

He tenido unos problemillas de salud, nada de que preocuparse, y me retrasé con los estudios y otras variables.

la cuestión es que he vuelto, y les traigo el segundo capítulo de la nueva aventura de Jack.

Espero que disfruten tanto de este, como del primero...Bueno, si es que disfrutaron del primero.

 

Alcen las velas camaradas, que empezamos a navegar de nuevo, hacia otro rumbo!

Yo-Ho! 

Capítulo 2: Rumores

Las botas de cuero negro gastadas zapateaban nerviosamente el piso de madera crujiente del Perla Negra. El Capitán Jack Sparrow giraba en pequeños círculos, maltratando con patadas su propio navío. Se arrojó al piso pegando un oído a este, tratando de escuchar los secretos que su barco le decía entre murmullos de termitas, y madera podrida.

-Gibbs…

De su boca salió el nombre de su compañero, y tripulante -¿Por qué no sirviente?- Joshamme Gibbs. El viejo no contestó, estaba volcado sobre el timón. Sus labios estaban quebrados, sus ojos enrojecidos y la piel parecía a punto de caérsele…Solo había una palabra para esto. Deshidratación. Los muy – ¿Tontos?- habían olvidado cargar agua en los barriles, o al menos algo de ron. No se dieron cuenta, no, más que eso, ni pensaron en que BarbaNegra, al haber tenido al Perla Bajo su poder, podría haber sacado toda mercadería de utilidad. La cuestión era que el comandante de La Venganza, había tomado medidas en caso de que los pequeños barcos embotellados volvieran a manos de sus legítimos dueños. Y ahora, la bodega estaba vacía al igual que el cuerpo y la mente de los dos solitarios navegantes.

Gibbs no parecía tener mucho tiempo más de vida, y Jack…Bueno, Jack había comenzado a delirar.

-¡¡Sparrow!!-gritó el excéntrico Capitán a un “imaginario” tripulante, que casualmente era similar a él, y mas similar a su tripulación de la época en la que encalló en las tierras del Fin del Mundo.

-¡Sí Capitán!

-Dígame…-acercándose con miedo a la visión- ¿De que esta hecho el barco?

-De pino mi Capitán…-le contestó en un susurro el falso pirata.

La cara algo reseca de Jack, fue surcada por una mueca de horror y asco. Agitó sus manos cómicamente, y regaño a su otro yo.

-¡Como que de pino! Mi barco no puede estar hecho con madera de poca calidad, y barata como la de…-se detuvo, ya que había olvidado el material que su propio producto de la imaginación le había comentado.

-Pino…-continuo el otro.

-PINO!-bramó Jack, chasqueando los dedos enfrente de la cara de la visión.

Desesperado ante la confesión de su compañero imaginario de charla, comenzó a dar brincos sobre la madera. Su pelo, enmarañado del cuál se asomaban largas y desprolijas rastas se agitaba y brincaba como él. Se detuvo un momento, y miro para todos lados.

-¿Hueles eso?-le preguntó achinando los ojos, y arrugando la nariz, mientras sus fosas nasales se abrían y cerraban ferozmente. Todas las noticias, análisis y comparativas de los mejores smartwatches del mercado. Todo Smartwatch, smartbands y pulseras de actividad

-No…Capitán.

A sus ojos café regresó el brillo –o algo de este- que solía tener. Tanteó sus bolsillos, y horrorizado descubrió que su brújula no estaba. Dio media vuelta,  y caminando con grandes zancadas y los brazos doblados con ese peculiar gesto característico de él, se dirigió a la chaqueta que había dejado tirada cerca del mástil, con el objeto de proteger “su casa de una gotera”. S arrodilló ante ella, y con alivió, halló lo que buscaba. Se levantó con dificultad, y con los ojos cerrados murmuró algo inaudible. Segundos después abrió el aparato confuso, y sonrió victoriosamente…

-¡Ron!-exclamó contento.

Gibbs se movió un poco, le pareció haber escuchado la palabra Ron a lo lejos.

-¡Ron! ¡Ron!...

Sucedió otra vez. Alzó la cabeza un poco, y con dificultad vio a su compañero Jack, saltando frenética y ridículamente, haciéndole gestos, invitándolo a bajar.

-Ron viejo amigo!, Ron!-repitió el Capitán.

Como si Merlín hubiese venido a tirarle los calzones, el viejo Gibbs se levantó de su casi seguro lugar de fallecimiento, juntando la poca fuerza que le quedaba se echo a correr atropelladamente hacia Jack. Los últimos dos escalones de la escalera que unía la Popa con el Alcázar, los bajo prácticamente deslizándose por ellos. Se aceró a su Capitán y lo tomó del brazo con fuerza.

-¿Cómo es eso del ron Querido Jack?-le pregunto con un dejo de desesperación.

Jack lo miro arqueando el labio con repulsión al ver el estado casi moribundo de su acompañante. Chasqueó la lengua y le mostró la brújula…

-Estamos cerca…Cerca del ron!...

El viejo miró la brújula,  esperanzado y luego a Jack. Sabía que nunca debía confiar en su Capitán, pero en esos momentos en los que uno se debate entre la vida y la muerte, si uno ve un dejo de luz y esperanza, o salvación, por mas que venga de un ser desastroso, se clavará a él con garras y uñas.

La emoción no duró mucho, antes de poder emitir palabra alguna, Gibbs, presintiendo algo, volteó su cabeza a la derecha y notó con horror que si no tomaban el mando del timón ni soltaban velas, no solo encallarían, sino que se estrellarían sobre el puerto de Isla Tortuga, y eso no sería nada bueno.

-Chocaremos!-gritó el viejo.

Jack lo miro extrañado, se volteó, ya que le daba la espalda al frente, y pudo ver a lo que su compañero se refería. Pegó un gritito, y soltó la brújula, Gibbs lo miró confundido al ver como corría a refugiarse debajo de unas redes de pesca. Era el estado de decadencia lo que provocaba el accionar de Jack…O al menos eso quería y deseaba creer Gibbs.

Este tomó el mando de la situación y corrió al timón.

-Jack!, Ayúdame con las velas…!-le ordenó desesperadamente  mientras quitaba las sogas de las anclas.

El Capitán Sparrow lo miro asustado, pero luego se enderezó enredado, y miró a sus compañeros imaginarios.

-¡Ya oyeron lo que dijo el viejo gordito! ¡Ayuden con las velas!

Para Jack, su tripulación se puso en movimiento subiendo los mástiles, para Gibbs, lo único que veía era a un tipo delirando y hablando con una gaviota.

El Capitán Sparrow, también subió a un mástil, y  logró soltar las cuerdas dejando caer la vela. Al ver la supuesta “ineficiencia” de los otros piratas, enojados camino como ebrio hacia los otros mástiles, y antes de subir, prometió echarlos por la tabla antes de llegar a Isla Tortuga.

El viejo tiró las anclas, y el barco poco a poco comenzó a perder velocidad, levantando medianas olas que llegan a la orilla de la playa de Isla Tortuga. El Capitán seguía parado en el mástil, mientras que Gibbs ahora también tomaba el papel de timonel.

El perla Negra se acercó más y más al muelle. La gente de ahí lo miró entre curiosidad y desesperación, parecía que chocaría contra las maderas.

Y así fue.

Si bien perdió la suficiente velocidad como para no causar estragos, tal cercanía, provocó que levantara alguna que otra tabla y provocara que varios comerciantes y transeúntes se arrojaran al agua, antes de ser empujados por el barco. Salto que era acompañado por insultos que ahora no valen la pena mencionar.

Jack se asomó por la barandilla. Al ver que estaban detenidos, comenzó a aplaudir, corrió hacia el puente y cortando las sogas, lo dejó caer sobre el malecón. Bajo victorioso por ahí olvidándose de Gibbs, y al ver que la gente se amuchaba curiosamente delante del Perla, caminó hacia ellos extrañado. Al ver el pequeño destrozo, retrocedió y se asomo para ver al pobre Joshamme quien estaba amarrando el barco.

-Arruinaste un poco el muelle Gibbs!-le gritó Jack volteándose y caminando lo mas rápido posible a un bar a beber algo, dejando al pobre viejo con la tarea mas difícil, siendo este la persona que necesitaba agua mas urgentemente.

                                                                             +++

-No, camarada mío…Te equivocas mucho, y sin razón…La llave ha sido robada de Port Royal hace años, por Anne Bonny…

-Por Anne Bonny mis pamplinas! El tesoro fue robado y escondido en  La isla de la Fortuna por piratas mas temidos…La llave aún está en bóveda!

-¡! Necios!!  No os han dicho que la llave está desaparecida, y que el verdadero tesoro se encuentra en los confines de la Tierra de los Vivientes?

Tres comerciantes discutían en vano, golpeando sus copas sobre las mesas, provocando que parte de su contenido se volcara sobre estas. Jack estaba sentado justo detrás de ellos, en su mesa, yacían los vasos, cantimploras y hasta bidones vacios qu antes, minutos antes, estaban llenos de agua. Se había dado el gusto de beber lo que en esos días no había bebido, y ahora se hallaba interesado escuchando lo que estos tres ignaro comentaban. El espionaje fue interrumpido por Gibbs quien con una enorme jarra rebosante de agua cristalina, se sentó frente a Jack, algo enojado y exhausto.

-Me has dejado con todo el trabajo duro…-le lanzó decidido, mientras bebía con placer el agua más rica y sabrosa que con la que jamás sus labios y garganta hubieran tenido contacto. Jack lo calló, y le hizo seña para que escuchara lo que decían los tres tipejos.

Gibbs paró la oreja.

-Confines confines… ¡Acaso lees historias de hadas!- gimoteó uno que estaba poniéndose borracho- La llave y el tesoro se fue con el mismo barco de Bonny…Eso no existe, son simples, rumores.

-Rumores o no, a mi me gustaría tener esa llave…-aclaró el otro luego de darle un sorbo a su bebida.

-¿Qué es lo que “exactamente” abre esa llave?

-Bueno, dicen que…

-Jack Sparrow…

Jack y Gibbs miraron a la dueña de aquella voz, asombrados vieron frente a ellos una conocida y joven muchacha que años atrás los había ayudado a capitanear el Perla Negra.

-Ana María!-exclamó con una falsa alegría Jack, ya que había interrumpido el dato importante de los compañeros debatientes.-¡Que…-dudando- Alegría, verte por aquí!

-Pes la alegría será tuya, porque yo estoy con ganas de matarte…

-Oh pues…-comentó el pirata, mientras se paraba, y alzaba una mano, mirando a Gibbs para que lo ayudara a salir de la incómoda situación. Ya sabía lo que vendría.- ¿A que se debe tu, enrome cantidad de odio hacia mi humilde persona?

-A que me prometiste una embarcación con tal de ayudarte con ese maldito oro azteca…

-Y te la dimos…-agregó el viejo, gesticulando- Jack cumplió con la promesa…

El Capitán miro a su compañero y sonrió sorprendido, ladeó con miedo la cabeza hacia la chica, y al cruzar sus ojos con los de ella, asintió sonriendo sin saber muy bien que decir.

-¡Claro que no! Seré Pirata pero no tengo problemas de memoria…Jack Sparrow…-comenzó a hablar furiosamente-Por lo tanto, me debes una ben…

-Capitán- la interrumpió farfullando con miedo.

-Me debes una embarcación, Jack –dijo su nombre, con sarcasmo haciéndole notar que poco le importaba el título de Capitán.

-Pero, Ana María…-comenzó a hablar acercándose seductoramente a la muchacha- Podemos solucionarlo sin altibajos en nuestra relación-cruzándole un brazo por alrededor de los hombros- Además, te devolví tu Carolina, Carola…-buscando el verdadero nombre en su mente.

-Caracola – agregó por lo bajo Gibbs, echándole una mano.

-Exacto!...Caracol!

-Es cárcola Jack…La caracola.

La muchacha hastiada, se había olvidado del enojo al oír el olvido del pirata sinvergüenza. Pero luego, se acordó de la conversación y volvió a llenarse de coraje.

-Y no me cambies de tema pillo sinvergüenza! La Caracola quedó debajo de Port Royal! Me debes un navío… ¡Una flota entera por los favores que te he hecho! –dicho esto, clavó una daga sobre la mesa cargada de copas vacías. Jack miro el objeto metálico con los ojos como platos y una falsa sonrisa.-Así que anda, dime… ¿Dónde esta mi flota?

-Bueno, pues, estem..-balbuceó sin saber bien que decir- Puedo conseguirla si…

-¡Por Barba Roja! ¡No tienes ni siquiera una canoa! Ya verás, ya verás, juro por el mismí…

Sin embargo Jack Sparrow ya no la escuchaba. No no, no eran los efectos de alcohol, ¿O tal vez sí?, era que su atención había vuelto a ponerse sobre la discusión interminable de aquellos tres borrachos del principio. Uno de ellos dijo algo interesante, un dato que provocó que el filibustero arqueara una ceja y sonriera de medio lado, volviendo a mirar a Ana María que seguía con una catarsis de juramentos y maldiciones hacia su persona.

Con un chistido la calló y alzó la mano. Se sentó con un movimiento de ebrio nuevamente en la silla, y empujó con su pie la silla de su lado para indicarle a la joven pirata que tomara asiento. Ella no lo hizo, estaba hiperventilando a causa de la ira, y Jack se dedicaba simplemente a ofrecerle asiento. Al ver que ella no respondió, Sparrow puso los ojos en blanco y murmuró lo suficientemente alto como para que la joven lo oyera.

-Y luego dicen que no tenemos modales…Pff-resopló- Mi querida Ana María, me gustaría hacer un trato con Usted.

-Jà!-se burló- Descarado sinvergüenza!, ¿Trato? No es trato si la otra parte no cumple con las clausulas…

-Esta vez te daré el barco que gustes..

-¿Ah sí? ¿De donde lo sacarás? ¿De un costal?

-Prácticamente…-extendiendo la palabra-si.

La muchacha lo miró extrañada. Jack le señalo el asiento otra vez, pero ahora, ella si se sentó comenzando a tentarse por la nueva propuesta del malandrín. Él se inclinó sobre la mesa y le echó una rápida mirada al perímetro.

-¿Me creerías si te dijera que recuperé…

Gibbs interrumpió la frase de su capitán con una tos intencional. Jack lo miró, y le extendió una copa con ron.

-Bebe Gibbs, el ron es bueno para la tos-sin darse  cuenta-o simplemente ignorándola- de la indirecta del viejo, ya que en realidad, había sido él quien logró quitar y llevarse de la Reina Ana, una flota completa minimizada. Sin embargo, Jack continuó ante la negación de su acompañante- Que recuperé toda una flota de barcos, del mismísimo “botecito” –haciendo el gesto de las comillas con sus manos de forma amanerada- de Barbanegra?

-No.-negó rotundamente la joven- No hasta que la vea…

-Oh pues…-reclinándose sobre su asiento- Gibbs, tráele algunos de esos recuerditos a la muchacha…

-No hace falta Jack, tengo uno aquí-agregó el viejo mientras sacaba de su bolsillo un barco embotellado. Dejó este delicado objeto sobre la mesa, ante la mirada expectante de Ana. Jack lo tomo entre sus manos, y jugó un rato con él.

-¿Lo ves?

-Eso es simplemente un souvenir…-comentó cruzada de brazos.

-¡Ja! Souvenir!-exclamó Gibbs algo indignado- Muchacha, este “souvenir” es un barco real, de madera y tela, minimizado y embotellado por Barbanegra…De estos, tenemos miles más!

-Bueno, supongamos que es un barco real…¿De que me sirve? Se supone que esta embotellado, no pudo navegar en los mares con él!

-Eso es cierto jovencita…-acordó Gibbs, mientras achinaba sus ojos- El Perla también estaba embotellado y por medio de la magia de un africano logramos volverlo a su tamaño original…Sólo necesitas las herramientas necesarias.

La muchacha se quedó pensando unos segundos. No confiaba en  Gibbs, y mucho menos en Jack…Ya que este la había embaucado un centenar de veces, sin embargo entre aquellos dos sinvergüenzas tendría que optar por creer a uno, y ambos decían lo mismo. Luego de reflexionarlo habló aun insegura.

-Supongamos que es cierto… ¿Qué debería hacer yo para recibir esto?-señalando despectivamente la botella.

-Oh…-exclamó Jack, animando la situación al ver que la chica mostraba algo más de interés.-Verás, nada difícil…Una tripulación.

-¿Una tripulación? ¿Qué pasó con la tuya?

-No lo sé, si lo supiera aún la seguiría teniendo...-razonó el pirata desaliñado.- Pero ahora necesito una nueva…Una tripulación fuerte…-comentó con un tono soñador.

-¿Para que?

-¿Por qué tantas preguntas?-le recriminó Jack mirándola sospechosamente.

-Debo saber en que me estoy metiendo…

-Iré a los confines de la Tierra de los vivientes.-declaró en un susurro.

Ante tal discurso, Ana María abrió sus ojos tanto como pudo, y trato de emitir sonido alguno, pero su asombro no la dejó. Jack comenzó a reír, pero luego comenzó a ponerse nervioso al ver que la muchacha no decía ni una vocal.

-Bueno ya!...¿Aceptas?

-Jack, estás verdaderamente loco…

-Oh sí, pero soy un loco apuesto…-agregó arqueando las cejas seductoramente.

-No, eso no funciona conmigo.-le corrió el rostro la muchacha- Y sí, buscaré una tripulación para ti…Pero cuando la consiga, me darás el barco.

-Por supuesto, seré borracho, traicionero…

-Cobarde, egocéntrico, narcisista…-agregó Gibbs, ante la conformidad de la chica y el desapruebo de Jack.

-Bueno ya!-los regañó- Pero al fin y al cabo soy un Pirata, y cumplo con el Código, y un Código es un Código.

-Mh, no tuviste el código muy presente años atrás…

Dicho esto la muchacha tomo la daga clavada en la madera de la mesa, y con una media vuelta elegante emprendió la marcha hacia la búsqueda del pedido de Jack, una tripulación que lo ayudara a navegar hacia el objetivo que tanto anhelaba.

+++

El jugo de una manzana verde caía  por la comisura de la boca de aquél hombre sin pudor alguno. A cada mordisco, el surco se rellenaba aun más hasta que fue atacado por el antebrazo cubierto de n sobretodo gris. Era el último mordisco, y ahora el corazón de la manzana rodaba por la cubierta, ayudada por las patadas que los tripulantes humanos-y no humanos- le daban al caminar por ahí siguiendo las órdenes del nuevo Capitán: Héctor Barbossa.

Había conseguido adueñarse de La Venganza de la Reina Ana, barco de Barba Negra, a cambio de la pierna que este le había quitado en batalla. Y para su ego, este navío era un alimento prometedor, que venía con tripulación incluida. El tipejo gozaba de dar órdenes, maldecir y comer manzanas verdes todo el día.

Siempre había existido un nexo entre él, y el “despreciable Jack Sparrow”, y este momento no era la excepción. Ambos buscaban lo mismo, pero con fines diferentes. A diferencia de Jack, Barbossa había llegado a Tortuga hacía semanas atrás, allí consiguió reunir la suficiente información como para saber que las cartas de navegación que el necesitaba se encontraban en el Islote de Grotego, un punto cercano al mar Mediterráneo. Al llegar allí, se encontró con algo que no esperaba, otra embarcación se había adelantado y se había apoderado de lo que buscaba. Si bien había logrado sacar una gran ventaja de Jack, la había perdido quedando así en un segundo lugar si de carrera se tratase.

Un nuevo rumbo había sido fijado, volvería a Tortuga, a buscar información sobre Jack. La brújula de este, llevaría al ladrón de las cartas, y por lo tanto, a su objetivo.

-¡Ya muévanse malditos holgazanes! ¡Alcen las velas costales de basura! ¡El mar, nuestro gobernador es ahora nuestro esclavo!-bramó el viejo con las plumas de pavo real de su gastado sombrero agitándose traviesamente por la brisa que recorría esas latitudes.

                                                                      +++

Jack caminaba con un ligero balanceo de borracho por las calles de piedra, horas antes había hablado con Ana María, llegando al acuerdo de que esta le conseguiría una tripulación a cambio de un barco. Cuando salió del bar, se detuvo junto con Gibbs a batirse a duelo de dados con un par de muchachos ebrios y avaros. Gracias a las estrategias, trucos y trampas, logro obtener una buena cantidad de dinero, y cuando consideró que era suficiente se levantó y se fue dejando a su amigo allí, continuando con el juego de azar.

A su paso se cruzaban varias cortesanas que conociéndolo le ofrecían una serie de servicios completos por la noche. Luego de una seductora charla y algún que otro cumplido, Jack las rechazaba dejando a mas de una enamorada. Siempre supo aprovecharse de las mujeres con un estilo único, pero esa noche, buscaba la compañía de otra persona, y no exactamente “esa” compañía, sino más bien, la sabiduría de un sujeto que en varias ocasiones le había salvado el pellejo.

-Jacksito, tardaste bastante…

Dijo una voz proveniente de un bar lúgubre y oscuro. Está logro que Jack se diera vuelta con una media sonrisa, y contemplara.

-No fue mi intención hacerte esperar papi…

De la oscuridad de la puerta del bar, se asomó una figura que se dejó ver recién cuando se detuvo debajo de la luz débil y flameante de un vejo farol colgadas de una de las vigas que sostenía l techo del edificio.

-Ven Jack, tomaremos una copa, mientras me cuentas tus calamidades…

Lo invitó el viejo pirata que tenía una notable cantidad de genes puestas en Jack, no sólo por lo físico, sino por su afición al alcohol.

Este volvió a sonreír, y caminando excéntricamente como lo hacía siempre y con sus brazos algo flexionados subió la escalinata del bar y entro junto a su padre, el Capitán Teague, para tener una de esas largas charlas que solo ocurrían un par de veces al año.

-Claro papi…Una copita de ron, hace bien al corazón-versó el Capitán Jack Sparrow, mientras alcanzaba a decir antes de perderse en la oscuridad del lugar- Mientras tu también me cuentas lo que sabes de la leyenda de Anne Bonny.

  Teague sonrió y ladeó la cabeza a gusto de rencontrarse con su hijo. Tenían bastante de que hablar, y mas aún cuando Jack Sparrow traía descabellados planes.  

End Notes:

Bueno compañeros, espero que les haya gustado.

Si ven algún error de ortografía, o tipeo, y les molestó avisenme, no hay ningún problema. Lo he estado escribiendo hasta altas horas de la madrugada, puede que alguna regla ortográfica se me haya pasado.

Cualquier crítica, sugerencia, duda, halago, lo que sea, no duden en hacerlo, ya que todoeso me ayuda a darles una buena historia, una historia que quieran leer :)

 

Los saludo con ron!

 

Esperen al siguiente capítulo..

 

Gracias.-

Merié.- 

End Notes:

Bueno compañeros, espero que les haya gustado.

Si ven algún error de ortografía, o tipeo, y les molestó avisenme, no hay ningún problema. Lo he estado escribiendo hasta altas horas de la madrugada, puede que alguna regla ortográfica se me haya pasado.

Cualquier crítica, sugerencia, duda, halago, lo que sea, no duden en hacerlo, ya que todoeso me ayuda a darles una buena historia, una historia que quieran leer :)

 

Los saludo con ron!

 

Esperen al siguiente capítulo..

 

Gracias.-

Merié.- 

Regresar al índiceDisclaimer: All publicly recognizable characters and settings are the property of their respective owners. The original characters and plot are the property of the author. No money is being made from this work. No copyright infringement is intended.Esta historia archivada en https://www.fanfic.es/viewstory.php?sid=26409Piratas del Caribe: Oscuros Horizontes by MeriePirata

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fanfic.es/viewstory.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20