Odio amarte. by lad_sam

Fanfics en EspañolEl sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

 Odio amarte. by lad_sam
Summary:

Susan, una chica de caracte, con sus propios gustos e intereses, defiende todo lo que es de ella, incluyendo su forma de ser, de vestir de todo!... no le gusta que nadie le diga que hacer... 

llega a un colegio nuevo, una universidad mejor dicho... su compañero de cuarto es atractivo, se llama Ethan, pero aun así hacen una gran amistad, sin que tengan mas interes de por medio... 

Su caracter rebelde la llevará a desafiar a todos los que se intenten meter con ella, pero en determinado momento se topará con Maximiliano, ambos tan parecidos que terminaran odiandose por su manera de ser, pero a la vez un amor extraño nacera y será odiado por ambos jovenes.

 

Una nueva historia, algo graciosa, de un divertido y no aceptado romance entre los protagonistas... posecivos, controladores pero a la vez ninguno cede ante el otro... xD

 

Entren a la pagina en face donde encontraran imagenes de los personajes, ropa, etc... noticias de mis fics, tambien podran opinar y comentar...

xD

https://www.facebook.com/HistoriasQueEscriboXd



Categories: ORIGINALES Characters: Ninguno

Generos: Romance, Songfic, Universo Alternativo

Advertencias: Lemon, Lenguaje Obsceno

Challenges:

Series: Odio amarte

Chapters: 26 Completed:Word count: 97900 Read: 30749 Published: 06/07/2012 Updated: 09/04/2013
Summary:

Susan, una chica de caracte, con sus propios gustos e intereses, defiende todo lo que es de ella, incluyendo su forma de ser, de vestir de todo!... no le gusta que nadie le diga que hacer... 

llega a un colegio nuevo, una universidad mejor dicho... su compañero de cuarto es atractivo, se llama Ethan, pero aun así hacen una gran amistad, sin que tengan mas interes de por medio... 

Su caracter rebelde la llevará a desafiar a todos los que se intenten meter con ella, pero en determinado momento se topará con Maximiliano, ambos tan parecidos que terminaran odiandose por su manera de ser, pero a la vez un amor extraño nacera y será odiado por ambos jovenes.

 

Una nueva historia, algo graciosa, de un divertido y no aceptado romance entre los protagonistas... posecivos, controladores pero a la vez ninguno cede ante el otro... xD

 

Entren a la pagina en face donde encontraran imagenes de los personajes, ropa, etc... noticias de mis fics, tambien podran opinar y comentar...

xD

https://www.facebook.com/HistoriasQueEscriboXd



Categories: ORIGINALES Characters: Ninguno

Generos: Romance, Songfic, Universo Alternativo

Advertencias: Lemon, Lenguaje Obsceno

Challenges:

Series: Odio amarte

Chapters: 26 Completed:Word count: 97900 Read: 30749 Published: 06/07/2012 Updated: 09/04/2013
Story Notes:

a mi historia numero... hemmm creo que 5 jajaja

espero les guste, fuera de la chica timida y sumisa que comunmente habitaba mis historias, esta Susan! xD

Story Notes:

a mi historia numero... hemmm creo que 5 jajaja

espero les guste, fuera de la chica timida y sumisa que comunmente habitaba mis historias, esta Susan! xD

Capítulo 1 by lad_sam
Author's Notes:

nueva historia....

espero que les guste!!!

 

Author's Notes:

nueva historia....

espero que les guste!!!

 

Odio amarte.



Capitulo 1



Una chica salía de la subdirección del colegio Danterly… miraba todo sin mucha importancia en realidad, solo analizando aquel lugar donde pasaría gran parte de su tiempo, iba a salir hacia el pasillo cuando un chico se detuvo frente a ella impidiéndole el paso.

-Hola hermosa… tu eres la nueva… no? –Preguntó él con un intento de sonrisa seductora que a cualquiera pudo convencer, pero ella solo sonrió intentando no reírse.

-se supone… si lo sabes para que preguntas… -Dijo pasándole de lado ignorándolo por completo.

-Puedo acompañarte hasta tu habitación… o podría llevarte a conocer la mía… -Ofreció tomándola de la cintura.

-Claro… -Contestó ella mirándolo de forma insinuante pero cuando el chico iba a besarla, le golpeó la entre pierna con tanta fuerza que lo hizo gritar.  –huy… lo siento. –Dijo con falso arrepentimiento.

La chica se alejó en dirección a los pasillos… iba vestida sin mucho arreglo, un pantalón de mezclilla y una camiseta sin mangas negra… pero aun así lucia bien, su cabello era rojo, lo llevaba suelto y algo despeinado en ese momento, sus ojos eran verdes… difíciles de descifrar al menos para aquellos que no solían intentarlo… su rostro era de facciones suaves, pero no lucia tan delicada, comúnmente usaba poco maquillaje, como en ese momento tan solo llevaba sus ojos mal delineados, no buscaba verse bien en realidad, eso era de las cosas que le venían dando igual, pero aunque no quisiera tedia a llamar la atención de las personas y no solo hombres… su piel era clara y sus labios rosados sin necesidad de brillo.

Llegó finalmente a un edificio, subió al elevador y llegó a la habitación que le correspondía, al menos le agradaba que fuera un colegio muy cómodo por así decirlo. Entró a la habitación que le correspondía y pudo ver sus maletas sobre su supuesta cama, pero le extrañó verlas abiertas… y bacías? Porque sus maletas estaban bacías!?

Miró al chico que se encontraba recostado en la cama de junto, que al parecer no notaba su presencia, parecía dormido… hasta que él abrió los ojos y la miró, se levantó con una sonrisa que la desubico.

-Hola! –La saludó el chico. –Debes ser mi compañera… me llamo Ethan… y tu?

-eh? A si… yo soy Susan… -Contestó extrañada ante el tono educado del chico.

-Bueno… en realidad yo creí que tendría un compañero, pero no me molesta que te quedes tu… -Dijo él bromeando.

-A si? Pues a mi me molesta no saber quien toco mis cosas! –Exclamó molesta.

-ha… eso… fui yo, como creí que eras un chico quería confirmarlo, así que las abrí. Como no llegabas acomodé todo en tus cajones y ese ropero… -Explicó señalándole los muebles, ella iba a responderle y él notó que estaba mas que molesta. –No te enojes! Solo era para ayudarte… y si lo que te preocupa es que viera tu ropa interior, no debes preocuparte por ello… -Dijo dándole la espalda para regresar a su cama.

Susan lo miró sin entender, lógicamente había sacado todo, en realidad no le molestaba que viera lo que fuese, solo que tocara sus cosas y en realidad no tanto como si algún otro lo hubiese hecho, es que su forma de hablar era tan diferente, no había morbo en sus palabras, ni en su mirada, al menos hasta el momento y eso le dio a ella la idea de que Ethan no era un chico en toda la extensión de la palabra…

-Eres gay? –Preguntó Susan levantando una ceja mientras se sentaba junto a sus maletas.

-ah! Si!! Claro! Me encanta que me den! –Exclamó con sarcasmo volviendo a levantarse entre su propia risa.

-Aja… no era para ofender… -Dijo cuando él se acercó a la cama de ella, aunque dudaba que se hubiese ofendido.

-Para nada… no lo soy pero tampoco me molesta que lo pensaras… -Contestó divertido y trato de ponerse serio aunque le faltó para lograrlo. –Por cierto… no te preocupes que tu ropa es de lo más sexi que pude ver… -Aseguró con una sonrisa de lado que por alguna extraña razón a ella no le pareció insultante ni por lo que había dicho.

-Sabes… creo que nos llevaremos bien… al menos tu no me estas acosando como otros… -Dijo Susan sin darle importancia.

-Es verdad, eres linda pero yo no soy así, además tengo novia… creo que tu si notas eso, no podré molestarte… -Dijo Ethan sacudiéndose un poco el cabello. –que mal…

-Lo haces seguido? Y nadie se da cuenta que no es enserio? –Preguntó entre risas de ambos.

-mas bien, creo que aquí las chicas no piensan mucho… -Confesó divertido.

-Bueno, en ese caso aun no puedo opinar, pero ya lo descubriré… -Sonrió y quitó sus maletas de la cama con ayuda de él.

En realidad Ethan le había caído bien, era extraño porque casi no hablaba con chicos, a decir verdad, tampoco tenia muchas amigas, pero no porque ella no quisiera, le daba lo mismo, pero siempre prefería hacer las cosas por su lado sin importarle lo que las personas dijera o pensaran y eso hacia que sus “amigos” dejaran de serlo, por sus propios intereses superficiales que no compartía con ellos…

 

=0=0=0=0=0=0=0=0=

 

-Susan! Despiértate o llegaras tarde!! –Gritó Ethan saliendo de ducharse.

Susan volvió a ignorarlo y el chico terminó de ponerse los bóxer y optó por lanzarle su toalla para despertarla… llevaban viviendo juntos solo dos semanas y se llevaban muy bien, ese día iniciaban clases, Susan no había salido de esa habitación ni una sola vez porque prefería pedir pizza o comida rápida y Ethan salía solamente con su novia la cual odiaba a Susan… solo por el hecho de dormir en la misma habitación que su chico…

-ya escuche! No grites… me duele la cabeza!! –Reclamó enfadada.

-Vamos! Te dije que no tomaras anoche! Tuviste dos semanas para divertirte y se te ocurre irte de fiesta anoche? Eso es de idiotas!! –La regañó él y finalmente la cargó sin importarle que no quisiera.

Sin darle tiempo de decir nada ya la había dejado dentro de la regadera encendida y solo se escuchó el grito de ella sintiendo él agua helada…

-Al menos habré la caliente… -Pidió molesta quitándose la sudadera de la pijama que llevaba.

-Hazlo tú, tengo que terminar de arreglarme… -Contestó riendo y salió del baño.

-Serás idiota!!! –Gritó Susan antes de que cerrara la puerta.

Al menos se había despertado de todo y la cruda de la nochecita que había tenido no era tan fuerte, pero si le molestaba el dolor de la cabeza… había decidido salir y visitar la ciudad, pero terminó en un bar tomando sola y aburrida, aunque Ethan creía que se había ido con alguien, ella había rechazado la invitación de un chico que encontró, pero después de una largo rato ahí, notó que la estaba siguiendo y fue que decidió regresar al edificio del colegio donde vivía… y llegó algo tomada… no mucho pero si se notaba algo…

Cuando terminó de ducharse salió y se vistió lo mas rápido que pudo, en realidad no le importaba mucho que estuviera ahí Ethan, el solo se volteaba hacia lo que hacia para no incomodarla ya que en realidad su amistad iba mas como fraternal, a ambos les agradaba y mas a Susan que jamás pensó encontrar un chico así…

-ya estoy…. Vamos, según esto, me tocó en tu grupo… -Dijo Susan, por esa razón la habían dejando de su compañera, además que no habían mas lugares con chicas y necesitaba un guía.

-Si… así es… vamos… -Tomó su mochila y ella llevaba la propia colgada de un hombro.

 

Caminaron entre los demás alumnos que iban hacia el edificio de junto que era la escuela, era privado, todo dentro de aquel inmenso terreno que Susan aun no conocía y en verdad no le interesaba mucho hacerlo, al fin llegaron al salón que les correspondía en la primera hora, Ethan le había explicado que tenían casi todas las clases juntos pero algunas no, así que no podría guiarla en todo momento, además que su novia le hacia perder mas tiempo del que tenia libre, Susan lo entendía y no le molestaba, solo debía de hacerse un tiempo para andar por la escuela para reconocer el lugar y no perderse…

Al entrar en el aula ella se sentó en un lugar vacío sin importarle que sus compañeros la miraran extrañados, solamente se sentó y comenzó a escuchar música mientras Ethan saludaba a sus amigos, ella se perdió en la música que escuchaba y con el dolor de cabeza que llevaba se recostó sobre su butaca quedándose dormida sin darse cuenta.

 

Ethan les platicó a sus amigos que ella era la nueva, también su compañera de habitación, cosa que todos en menos de una hora ya sabían… ese profesor no asistió, así que Ethan dejo que ella durmiera y salió a buscar a su novia, porque bien sabia que ya estaría a punto de armarle una escena de celos como últimamente le gustaba hacer a la chica…

Susan se encontraba en el quinto sueño cuando sintió un jalón de sus audífonos que la hizo reaccionar, cuando se dio cuenta ya no los tenia puestos y miró hacia arriba molesta buscando al idiota que venia a molestarla, suponía encontrarse con Ethan, aunque no le importaba, estaba enfadada de que la despertaran así…

-Podrías darme eso? El reglamento dice que no debes quedarte dormida dentro de los salones ni estar con aparatos como ese en el aula… -Dijo un hombre de unos 35 años y vestido con traje señalándole los audífonos que rodeaban su cuello, eran tipo orejeras color negro.

-Perdón? –Preguntó incrédula y luego rio como si fuese muy divertido. –Ni creas que te daré esto… -Se levantó acomodándose los audífonos en el cuello y apagó la música. –Mejor dime porque me despertaste, supongo que el profe no vino… -Dijo viendo la hora en su celular.

-No puedes hablarme así… soy un prefecto y me han…

-Me importa un pepino lo que seas… -Lo interrumpió Susan mirándolo molesta. –Me has despertado sin razón alguna… y además quieres secuestrar mis audífonos… -Agregó con falsa indignación y lo pasó de largo saliendo del salón.

Todos los que observaban la escena terminaron riendo… mientras el prefecto salió detrás de ella intentando detenerla… pero cuando llegó al pasillo ella entró al baño de chicas mostrándole el dedo medio con una sonrisa sínica en su rostro.

-Que pasó profe, problemas con la nueva? –Preguntó un chico que se había enterado de lo sucedido, había llegado tarde para verlo pero un amigo que iba en ese grupo le contó en pocas palabras todo.

-Cállate Maximiliano y ve a tu salón… esa chica tiene que salir y mas tarde la encontrare… -Contestó el hombre notablemente molesto.

-Ah… con ese carácter terminara diabético… -Murmuró divertido alejándose de él.

El hombre se fue furioso regañando a jóvenes que se alejaban para que pasara… Susan por su parte se lavó el rostro, casi no llevaba delineador enmarcando sus ojos, pero el poco que tenia se corrió haciéndola ver como si acabara de llorar, así que tardó en limpiarse y dejar su rostro limpió, por flojera no volvió a ponerse y decidió salir a buscar algo que comer… a lo largo del pasillo escuchaba murmullos sobre ella y su ropa, casi todas las chicas la estaban criticando pero a ella le valía poco aquello.

Llegó a lo que parecía ser la cafetería, desde afuera se escuchaba mucho ruido, así que entró buscando en su pantalón la cartera que siempre llevaba, seguía caminando distraída hasta que se detuvo sacándola y miró al frente buscando con la mirada donde podía comprar… vio a tres chicas paradas frente a ella mirándola como si fuera un bicho raro… Susan rio al verlas, eran tres rubias que para ella parecían tan superficiales como su vestimenta que le parecía desagradable, pero en fin, ella no era quien para decirles que usar…

En cambio parecía que ellas no iban a dejarla seguir y eso le hizo volver a mirarlas, esta vez miró molesta a la que estaba en medio justo frente a ella… la rubia que estaba apenas de su estatura con unos enormes tacones, sonrió con burla…

-Valla… en realidad tenia que verte de cerca para saber si eras un chico o una chica vestida de hombre… -Dijo con una voz tan estúpida que causo que Susan riera de nuevo.

-A si? Pues que estas ciega? Te cayó peróxido en los ojos y se te quemaron? O solo eres retrasada? –Preguntó Susan guardando de nuevo su cartera al ver que la tipa no se movía de enfrente.

La rubia la miró molesta y volvió a ver lo que llevaba la pelirroja puesto, le parecía ridícula su forma de vestir, era una camisa poco femenina en su opinión pero a Susan le gustaba, color blanca con rallas negras y un pedazo negro decorándola con dos cadenas delgadas adornándolo sobre un estampado no tan tosco… su pantalón era negro con cintas y argollas adornándolo…

-La retrasada eres tú al vestirte así de mal… -Respondió la rubia.

-Aja… claro, y lo dice una de las tres zombis sin cerebro que se visten igual solo que de diferente color… -Se burló Susan pasándose entre ellas para seguir hacia la barra de comida… ya habían llamado la atención de casi media cafetería.

-Como dices!? –Reclamó la tipa tomando a Susan del brazo haciéndola voltear, pero la mirada de la pelirroja ahora ya no era de burla, sino furiosa.

Susan miró la mano de la chica que sostenía su brazo y sonrió de una forma que aterró a la rubia, de un movimiento hizo que la soltara, parándose frente a ella sin dejar de mirarla a los ojos con tal superioridad que intimidó no solo a esa, sino a las tres juntas…

-Nunca en tu puta vida… te atrevas a tocarme estúpida… -Murmuró acercándose a ella, sentía tantos deseos de desquitar su coraje, que no se dio cuenta que ya todo el mundo las miraba, pero al parecer la rubia si lo notó.

-A mi no me asustas salvaje! Estas loca y aquí la retrasada eres tu! –Exclamó la rubia intentando convencerse a si misma que la chica no se atrevería a hacerle nada y menos frente a todos.

Susan soltó una gran risa que no pudo contener y se acercó a la rubia con la intención de tomarla de la blusa rosa que llevaba puesta… pero antes de lograr acercarse, alguien la tomó de la cintura alejándola rápido de la chica… y eso le enfureció aun mas, estaba por herir a quien fuese, hasta que la bajó poniéndola frente a él.

-Susan… cálmate… no pelees con ella… -Le dijo Ethan sosteniéndola por los hombros para que se calmara, estaba agitada y su mirada echaba chispas de las ganas que sentía para responderle a aquella tipa…

-Esta bien… -Murmuró Susan entre dientes cruzándose de brazos.

-Vamos, te invito la comida para que te calmes… -Ofreció él sabiendo que ella aceptaría.

-Entonces si! –Exclamó ya dejando de lado lo que había pasado.

Algunos chicos y chicas comenzaron a reír y otros se acercaron con las tres rubias para saber que había pasado, mientras Ethan estaba con Susan comprándole comida… sabia como ganársela en caso de que estuviera molesta, al menos eso había funcionado dos ocasiones antes…

 

Ese día fue extraño, todos ya tan rápido sabían quien era la chica nueva y que de no ser por su compañero de cuarto, habría peleado con Alexa, que era la que le había tomado del brazo, ahora ya después de todo, a Susan le daba risa lo ocurrido y Ethan no entendía como se había enojado mas por que la tocara, que por lo que le había dicho, pero lo dejo pasar porque entendía que ella tenia sus limites y no era difícil sobrepasarlos y hacerla enfadar.

 

=0=0=0=0=0=0=0=0=

 

No habían sido las semanas que Susan había esperado, aunque le agradaba que no les dejaran demasiada tarea, ella no era de las que estudiaban mucho, pero era bastante inteligente, le bastaba con solo observar un procedimiento para aprender en casi todas las materias…

Por otro lado, seguido se cruzaba con las “zombis” (como ella solía llamarlas), Susan solo sabia que eran del mismo grado pero en el grupo “A”, así que al menos no las veía a diario, pero de no ser por Ethan que siempre llegaba a tiempo, ya las hubiese puesto en su lugar…

Y ya llevaba cinco semanas de clases… no hablaba con nadie, pero en ocasiones algunos chicos la buscaban intentando hablarle… Susan sabia que solo querían una cosa que ella no pensaba darles, así que los rechazaba, su forma de hacerlo era tan desinteresada y ella aun no comprendía porque la seguían buscando los mismos y cada día otros que no sabia si definir, mas idiotas o mas creídos…

-No puedo creer que seas tan desordenada! –Exclamó Ethan aventándole varias prendas de ropa que encontraba tiradas.

-No molestes… es sábado! –Se quejó la chica cubriéndose con la sabana.

-Puedes hacer lo que quieras hoy… yo saldré… pero quiero que escombres este lugar… -Advirtió volviendo a lanzarle ropa. –Regreso mañana en la tarde.

-Aja… claro… -Contestó riéndose mientras se levantaba. –No pienso hacer nada… tu no me ordenas…

-No, no te estoy ordenando que lo hagas, solo que si quieres que siga manteniendo este cuarto en orden y traiga las compras siempre, debes hacerlo, solo por hoy… -Explicó abotonándose la camisa.

-AGRR!! Este bien!! –Exclamó enfadada pasándolo de largo para entrar al baño. –Suerte con tu cosa esa que tienes por novia… -Agregó sabiendo que le enfadaría, pero siempre que la molestaba le decía lo mismo.

-claro… niña inmadura… -Murmuró Ethan terminando por salir de la habitación.

Susan rio escuchándolo, como le gustaba molestarlo, pero ahora se concentró a darse una buena ducha, antes de desvestirse se miró en el espejo, como siempre, llevaba solo una camisa y un pans, todo más flojo que la ropa que usaba siempre, pero que le importaba? Si por eso estaba en su habitación… en realidad si podría salir así… por la pesadez que llevaba encima con todo el cansancio de haberse levantado ya lo estaba pensando…

Apenas se bañó, porque tenía una flojera que ni ella podía con eso… cuando salió se puso lo primero que vio cómodo… tomó un morral que tenia y metió ahí algunas cosas que necesitaría o podría necesitar, intentó cepillar un poco su cabello y terminó haciéndose una coleta, en realidad no era mucho problema, podría llevarlo suelto, pero hacia calor… y así salió de su habitación, vistiendo un simple short de mezclilla corto azul claro, una blusa simple color gris con las mangas que llegaban antes de los codos, era bastante holgada y corte dejando ver su abdomen… un morral o mejor dicho, lo primero que encontró para meter sus cosas, que era café, con café y mas café de diferentes tonos, una franja blanca y hasta arriba una tercera parte que era azul opaco…  con trabajos y se animó a ponerse unas sandalias mas que simples, de piso pero muy cómodas de un color cremita o como café con leche… de ese color!

Así salió aquel día, iba pensando en ir a un lugar a donde había visto que era como un balneario, deseaba nadar un poco y relajarse, ese día había cambiado hasta su forma de vestir, es que ya le había aburrido, en realidad se había estado vistiendo como casi siempre lo hacia, aquellos tipos de pantalones y camisas que usaba algo extrañas que tanto le gustaban… como le hacia reír que las “zombie” oxigenadas la criticaran.

-oww!!! Seguramente hoy me veo tan sexi! –Dijo con sarcasmo burlándose de como iba vestida caminando por los pasillos del edificio, pero en realidad ella misma sabia lo bien que podía lucir vestida así o como un pordiosero de ser el caso…

Aunque en realidad ese día no había intentado verse bien, así que no le interesaba, casi nunca se vestía para gustarle a los demás, ella usaba lo que quería, lo que le gustaba… o bien, lo que se le diera la gana… nunca había permitido que le impusieran algo, sus padres tampoco lo intentaban, así la había enseñado a defender sus intereses personales aunque a las personas no les gustara…

 

Después de caminar tanto, ya había salido de la escuela hacia bastante rato, llegó a su destino… hubiera podido subirse a un camión, pero quería caminar… eso le ocurría por no saber manejar, sino preferiría irse en lo que sabia que sus padres le regalarían… una moto, le fascinaban, pero aun no iba a clases de manejo porque no quería.

-Buenos días… -Dijo Susan entrando al lugar, parándose en la recepción.

-Buenos días… -Contestó un hombre como de unos treinta años, bien vestido con un traje oscuro. –Se le ofrece algo señorita?

-Sip… que es necesario para entrar? –Preguntó señalando las albercas que se veían del otro lado de una extraña y bonita fuente de herrería que adornaba la entrada.

-A si… pues solo una identificación y el pago de su entrada, si gusta puede obtener la membrecía, se paga mensual mente… -Explicó el hombre. –O cada año… depende de como lo considere…

-Si? Pues creo que les diré a mis padres, por ahora solo quiero entrar un rato… -Lo interrumpió intentando ser amable, en realidad no le molestaba que le explicara, pero perdía su tiempo, solo le pidió su tarjeta para darles la información a sus padres.

Pagó y le dio su credencial de elector que llevaba siempre, mas porque la tenia en su cartera, de no ser así ya no sabría donde había quedado… entró al lugar sin ver a nadie, en realidad no le interesaba… buscó los vestidores tal como el hombre le había dicho, notaba que era un club, quizá eso era lo que él le intentaba explicar, se encogió de hombros y entró a un vestidor…

Solo se quito la ropa, quedando con un traje de baño de dos partes, las pantis negras con una línea delgada azul del mismo tono que él azul del sostén que bajaba por el cuello, era cómodo, bastante a decir verdad y algo como tipo deportivo… dejó sus cosas dentro de un casillero y lo cerró, no quería cargar con la llave, así que la dejó sobre su casillero que era el mas alto. Salió hacia las albercas y notó que todos ya la habían visto, era normal, casi todos eran su compañeros u otros alumnos de la escuela… Se quitó la liga que sostenía su cabello y entró a una alberca…  

End Notes:

bueno, es el primer capitulo, en el siquiente cap habrá un enfrentaiento! ;D

espero sus comentarios!!!

End Notes:

bueno, es el primer capitulo, en el siquiente cap habrá un enfrentaiento! ;D

espero sus comentarios!!!

Regresar al índiceCapítulo 2 by lad_sam
Author's Notes:

Holaaa!!! aqui les dejó el segundo cap...

muchas gracias a los que han comentado en el primero... en verdad me sorprendí tenerlos y así me apuré para terminar hoy el cap... jejeje

sq andaba cn problemas cn mi familia que dicen que no hago nada productivo jajaja

eso no es verdad!!! estudio estilismo!!! jajaja

a y deberia estar estudiando ahorita jajaja ok... los dejo leer =3

Author's Notes:

Holaaa!!! aqui les dejó el segundo cap...

muchas gracias a los que han comentado en el primero... en verdad me sorprendí tenerlos y así me apuré para terminar hoy el cap... jejeje

sq andaba cn problemas cn mi familia que dicen que no hago nada productivo jajaja

eso no es verdad!!! estudio estilismo!!! jajaja

a y deberia estar estudiando ahorita jajaja ok... los dejo leer =3

Capitulo 2

 

Estaba tan tranquila ignorando a todos, que no escuchó el gritadero que había iniciado por la llegada de las chicas supuestamente populares en el lugar… solo reaccionó cuando un idiota la empujó levemente, pero eso la movió hacia donde bajaba a una parte mas honda y se sumergió por estar distraída… o mejor dicho por estarse quedando dormida.

Buscó con la mirada al tipo ese cuando salió del agua, pero ya no lo vio… se encogió de hombros despreocupada y decidió salir de ahí, tenia sueño y no era muy cómodo quedarse dormida si iban a despertarla…

Pero cuando ya estaba en la orilla de la alberca de pie… miró hacia los vestidores y vio a las “zombis” con su morral en las manos…  eso si le molestaba, le enfurecía que tocaran sus pertenencias… caminó hacia ellas mientras un montón de personas se acercaban evitándole el paso y sabia que estaban haciendo algo que no le iba a agradar… apenas llegó frente a ellas cuando Alexa estaba quemando la ropa que ella había dejado dentro del morral… Susan vio que habían tirado su cartera… eso era lo que le interesaba y no precisamente por el dinero, eso le daba igual, pero la cartera no!

Sonrió recogiéndola e ignoró lo que hacían las tres tipas… si le molestaba, pero no lo suficiente para darles el gusto de discutir, ella había ido a relajarse, no a pelear… así que se alejó sin interesarle que hicieran con su ropa, a fin de cuentas ya la habían quemado y no podía hacer nada para cambiarlo…

-Hey… estúpida! –Gritó una voz chillona que fastidió a Susan. –Ahora que aras para irte? –Preguntó con burla y la pelirroja se detuvo girando con una sonrisa, se acercó a la rubia plantándose frente a ella.

-Por ahora no pensaba irme… -Dijo Susan aun sonriendo con tal arrogancia que la rubia torció los labios molesta. –Pero no creo que sea problema… detendré algunos autos por la calle, quizá… eso no me interesa…

-Zorra… -Murmuró la rubia enfadada. –Ramera y exhibicionista…

-Lo siento querida… aquí la zorra eres tu… yo me adapto a la situación y lo que veo es que no me queda otra opción… -Dijo tranquilamente. –Además, que tu no puedas decir lo mismo porque luces como una naranja, no es de mi incumbencia… -Agregó señalándola con desinterés.

Todos rieron ante aquello, Alexa se quedó con la boca abierta sin saber como defenderse… estaba enrabiada con aquella pelirroja que aun sonreía triunfante… fue el colmo para ella cuando Susan giró tan digna sin hacerle mas caso para alejarse… la rubia no pudo contenerse y la giró dándole una bofetada que Susan alcanzó a evadir sin que la golpeara con fuerza, pero si la había tocado…

-Yo no soy una naranja!! –Gritó haciendo la voz aun más chillona y Susan la miraba furiosa.

-No… una naranja es mas inteligente que tu… -Murmuró tratando de controlarse. –Solo dije que tienes celulitis… niña descerebrada…

-Perra!! –Gritó Alexa intentando tomarla del cabello.

Eso era todo lo que Susan necesitaba para defenderse… se alejó y tomó las manos de la rubia presionando sus muñecas tan fuerte que la chica gritó tratado de soltarse… Susan la empujó y como se lo esperaba, Alexa volvió a atacarla… esta vez no se contuvo en nada, la tomó por los hombros con fuerza y de un rodillazo en el estomago la dejó sin aire…

Escuchaba los gritos de todos… algunos diciendo que las detuvieran y otros animando la pelea… Susan razonó un poco, quería demostrarle a esa tipa que no podía meterse con ella, pero no iba a dar espectáculo a los idiotas que las miraban, además pensó que con eso ya era suficiente…

-Mira… te lo diré solo una vez mas… -Murmuró Susan tomando a Alexa del cabello para que la escuchara. –Nunca, en tu vida, vuelvas a intentar meterte con migo… rubia estúpida…

Con esa amenaza dio por terminada aquella “charla”… se incorporó escuchando insultos de las otras dos rubias y con una sola mirada las cayó para marcharse de ese lugar… ahora estaba excitada, no en el sentido de sexo, sino que quería pelear, bajar su adrenalina… ese precisamente era su problema, siempre que iniciaba en una pelea quería terminar y lo único que podía hacer era buscar a un hombre, para no lastimar a aquella tipa que en realidad no sabia defenderse… y sabia bien a donde ir en ese caso… solo que no tenia ropa para andar por la calle como si nada…

Salió del lugar en bikini y el hombre de la recepción la seguía mirando hasta que ella lo desafió con la mirada… le daba risa que ningún hombre fuera capaz al menos de sostenerle la mirada cuando estaba molesta… al menos Ethan nunca la hacia enfadar tanto como todos… Todo sobre cabras: cuidados, tipos, trucos, alimentacion Todo sobre cabras

 

 

-Wow… hermana… que te pasó? –Preguntó un chico mas alto que ella mirándolo entre sorprendido y divertido.

-Cállate de una buena vez que no estoy de humor… -Murmuró usando lo mismo de siempre… su mirada. –Una imbécil quemó mi ropa… y no tenia ganas de ir por un cambio al campus…

-Valla… en verdad? Y en que hospital esta esa chica? –Preguntó conociendo a su amiga, habían sido vecinos desde que Susan había nacido, él le llevaba diez años de edad y ella era como su hermana, por ello le decía así, aunque ya en aquella edad si que llamaba mucho la atención, era un hombre…

-No… no la dañe… al menos no tanto, solo la calmé… -Sonrió Susan recordando como la había sofocado. –Ya deja de mirarme así… pareces perro… dame tu camisa, anda… -Pidió viendo que tenia una camiseta debajo.

-Está bien… -Murmuró él lanzándosela para que se cubriera. –Sabes que me gustas Susan, no puedo evitarlo si te apareces así…

-Sé que eres un imbécil… vamos… quiero practicar… -Dijo ignorándolo, ya se había acostumbrado a él, aunque le fastidiaba ya mejor lo pasaba por alto, en realidad era un buen entrenador así que eso le daba puntos a favor.

-Bien… veamos que tienes para mi esta vez… -La retó él con una sonrisa, aunque sabia bien que era muy fuerte, en ocasiones lo había llegado a herir y dejarle marcas, a pesar de que no usaba toda su fuerza, ella podría dejarlo inconsciente de quererlo y eso si lo dejaría mas que humillado en aquel lugar donde solo iban hombres a entrenar.

-Deja de retarme Iván… -Advirtió poniéndose dos guantes negros que protegían sus nudillos.

Desde que tenia 15 practicaba un tipo de pelea con Iván, era algo donde se valía todo, desde patadas, golpes, llaves, etc… pero entre ellos casi siempre eran solo golpes y patadas porque Susan no dejaba si quiera que se acercara lo suficiente para tirarla, ella en realidad tenía buenos reflejos.

Si que la relajaba aquello… cuando terminó fue porque ambos ya estaban cansados y además ya era de noche… Iván se ofreció a llevarla, pero como siempre ella lo ignoró y se fue sola… con la camisa de él… lo que Iván notó ya cuando ella había tomado un taxi.

Susan iba contemplando la ciudad, si estaba algo retirado, por suerte el hombre que conducía parecía ser mas educado que muchos y ni siquiera la miraba, al menos no como otros… así que eso la dejaba tranquila… al llegar al instituto le pagó al hombre ya anciano y entró… iba cansada y con deseos de tomar una ducha antes de dormir… lo que hizo al entrar a su cuarto.

Apenas se puso la ropa interior y una camiseta que encontró y se cayó en la cama que quedaba mas cerca del baño, la de Ethan… a fin de cuentas no estaba…

Al día siguiente recogió sorprendentemente toda la habitación… hasta ella misma se había sorprendido… ya no estaba para nada molesta por el día anterior y había llamado a sus padres que accedieron a pagar el club, no dejaría de ir por las estúpidas zombis oxigenadas…

Era… precisamente domingo por la tarde… y no estaba haciendo absolutamente nada… solo estaba recostada en su cama mirando el techo… el aburrimiento la mataba… así que se decidió levantarse y salir… solo iba a dar una vuelta para distraerse… además aun no conocía todo el piso donde vivía…

Iba bajando las escaleras con sus audífonos, la música a todo volumen sin importarle que no escuchara nada más… vestía, hemmm… esta vez si llevaba ropa más “normal”… y así la pasó caminando por todo el edificio durante una hora… metida en su música y cantando o tarareando las canciones que le agradaban… de cierta forma, podría apostar que quien la viera así diría que estaba loca… pero le divertía…

 

 

-Hubieras visto eso Max!! –Decía un chico entre la bola de amigos que caminaban para ir a sus pisos.

-Si! Alexa le quemó la ropa… y la chica no pensaba hacer nada... –Comentó otro.

-Se nota que Alexa no piensa mucho… -Dijo otro. –Si ya ella le había advertido hace tiempo, creo que su paciencia se agotó…

-Y como la dejó casi inconsciente de un solo golpe! –Exclamó el que primero había hablado.

-Pero se veía tan bien la pelirroja… -Comentó uno más.

Y así seguían hablando y hablando, sobre como la “nueva” había dejado en su lugar a Alexa, un chico que iba en medio solo escuchaba sin opinar, tanto habían hablado de la chica, pero no se la había topado de frente, aquel primer día de clases apenas vio que su cabello era rojo… le causaba interés el hecho de que se rumoraba que ella no le agradaba que los hombres le hablaran, pero tampoco creían que le gustaran las mujeres, porque según los demás ella no hablaba ni con las chicas…

-Ya cállense… no se cansan de hablar de lo mismo? –Preguntó el chico de ojos azules que no había hablado en todo el camino.

-Oye Max… creo que ya deberías conocerla… quizá a ti si te haga caso… -Dijo uno de los demás mirando a su amigo.

-aja… claro… -Interrumpió otro. –La niña no miraría a nadie ni aunque un avión lleno de hombres aterrizara en el instituto…

-Y creen que ande con Ethan? Porque de ser así su novia lo mataría… -Dijo otro.

-Haber, haber, haber…. –Interrumpió Max riendo. –Estas queriendo decir… que esa chica no caería ante mi como todas… y además que Ethan puede ganarles a todos ustedes intentando conquistarla? –Preguntó con burla.

-Bueno, es que... desde que ella llegó es con el único que habla…

-Bien… entonces podría ser un buen reto… -Dijo Max pensando en voz alta con su típica arrogancia y seguridad que lo solía caracterizar.

De inmediato comenzaron las apuestas entre los demás chicos, él solo los ignoró, estaba seguro de que ella no podría ignorarlo… así que pronto la conocería y no tardaría ni una semana en conquistarla… a lo mucho serian dos… antes de salir de vacaciones una vez mas demostraría que era superior que todos los que lo habían intentado…

Max… él era un chico de 21 años, era alto, de cabello negro y ojos azules, con piel clara, en ocasiones se veía pálido… catalogado por uno de los mas atractivo de la universidad y de hecho muchas chicas lo buscaban por esa razón… las mismas que además le habían colocado en una posición como el mejor en la cama… y eso si que le agradaba, por ello siempre buscaba la manera de seguir aumentando aquella reputación a la que nadie había podido si quiera acercarse…

Él sin necesidad de tener que estar en algún deporte o algo por el estilo, ya tenia fama en la universidad… nunca le había interesado meterse en algún equipo, aunque los de americano le habían ofrecido un lugar que se dio el lujo de rechazar… si le agradaba hacer ejercicio, era algo que ya formaba parte de su vida… además le gustaba llamar la atención.

Si… era egocéntrico… y eso le hacia querer demostrarse mucho mejor… así que ahí tenia su oportunidad, además, para tener a todos los chicos hablando de ella, debía ser guapa aquella chica, una razón mas para conocerla…

Algo llamó la atención de todos al escuchar por un pasillo que algo se caía… un ruido de cosas cayéndose y sabían que debía ser dentro de donde se guardaban las cosas de aseo que usaban quienes trabajaban ahí… al girar en aquel pasillo todos miraron sorprendidos a la chica que se encontraba medio subida en un estante alto.

-Y esa quien es? –Preguntó Max riendo tan solo al ver las piernas de la chica que parecía querer alcanzar algo dentro de ese cuarto.

La chica gritó y todo se cayó junto con ella, quedando enterrada bajo botellas, escobas, trastes, cubetas y el mueble donde se había subido… además de su grito se escuchó a un gato maullando… Max que estaba mas adelante se acercó a levantar el mueble por pura inercia, de haberlo pensado quizá no lo hubiera hecho…

Después llegaron otros tres y reaccionaron igual quitando las cosas que enterraban a la chica… al fin uno pudo ver de quien se trataba…

-Es Susan… -Avisó al ver su rostro, él era uno de sus compañeros de clase también.

-La nueva? –Preguntó Max mirándola bien.

-Ouch! –Se quejó ella intentando sentarse para quitar lo que quedaba sobre ella.

-Si que es estúpida… -Murmuró Max.

-A quien le dices así imbécil! –Exclamó ella enfadada levantándose abrazando algo que había protegido en la caída.

-A la que se sube en un estante sin razón y para colmo se cae y no intenta bajarse antes de terminar así… -Dijo él señalándola sin interés.

-Idiota… -Murmuró Susan pensando en ignorarlo.

-Susan? –La llamó una voz conocida, ella miró al inicio del pasillo y Ethan se acercó a ella llegando rápido. –Que te paso? –Preguntó a punto de reírse.

-Ni se te ocurra… -Advirtió sabiendo que iba a burlarse.

-Eso es un gato? –Cuestionó aun conteniéndose, le pareció extraña aquella bola de pelo color miel que llevaba abrazando y apenas se veía.

-Si… estaba ahí arriba… atorado… -Explicó señalando un agujero en la pared que parecía una tubería.

Max sonrió soltando una leve risa antes de irse escuchando un “idiota” de parte de ella… ahora que ya la conocía, comprendía el por que hablaban de ella como lo hacían sus amigos… iba a ser interesante, aunque ahora le había divertido la forma en que la conoció… notaba que no era como todas las chicas, mira que subirse a un estante para bajar a un gato atorado, era cosa que pocas mujeres, o al menos como las conocía, harían…

 

 

-No te puedes quedar con él Susan… -Dijo Ethan al entrar en la habitación y ver que ella aun no dejaba al gato como le había dicho.

-No te pregunté… -Contestó ella ignorando que no le pareciera, entró y dejó al gatito sobre su cama.

-Con tigo no se puede…

-te prometo que lo cuidaré… -Dijo ella sentándose a un lado del gato, era pequeño, apenas debía tener unos cuantos meses, se acercó a ella restregándose en su ropa para acomodarse.

-No te cuidas ni tu misma… me vengo enterando que peleaste con Alexa… -Dijo él sentándose en una silla giratoria que se encontraba cerca.

-Ella se lo buscó… además, eso no tiene nada que ver… -Se defendió sin dejar que siguiera con eso. –Se llamará… hemmm… Max… es macho… -Dijo con una sonrisa divertida.

-No puedes llamarlo así, es nombre de perro… además, uno de los que estaban donde te caíste, se llama…

-Me importa poco… así se llamará este hermoso gatito… -Aseguró rascándole las orejitas al felino. –O podría ser Mark, es un nombre más gatuno…  -Dijo pensativa y el gatito ronroneó.

-no se porque quieres ponerle el nombre de una persona a un gato… pero creo que si, suena mejor así… -Comentó Ethan.

-Entonces Mark será… -Aseguró convencida y sonrió al haber ganado esa vez, ahora ese gatito tenia un hogar.

-No lo quiero en mi cama ni por error… así que te encargaras de enseñarle que no se acerque… -Advirtió Ethan.

-aja… está bien… -dijo ella sonriendo.

 

 

Ya era martes, el lunes había sido un día cualquiera… este día iba luciendo un vestido rojo con líneas verticales color negro y una imagen de un panda algo gótico en el frente, ese día Ethan la había molestado con que parecía una niña… pero como siempre, no le hizo caso, estaba molesto porque encontró a Mark sobre su cabeza esa mañana.

Cuando iba camino a la cafetería, el prefecto la detuvo en el pasillo, como le molestaba que le hablara para cualquier estupidez, ya le había dicho que no iba a meterse a ningún taller, pero seguía insistiendo y al parecer aun seguía molesto por la forma en que le había contestado el primer día… y todos los días que la detenía también…

-No… no he pensado en que meterme… -Contestó con fastidio cuando él le preguntó.

-Bien… pues siento tener que pedirte que valla a ver al director para que traten ese asunto, no pienso seguir buscándola para que se inscriba en algo. –Le dijo el prefecto.

-Nop… no iré… y mejor! Ya no me molestes… no me meteré a nada y menos si me obligan… -Aseguró antes de seguir caminando.

-Eres siempre así? O solo lo finges? –Preguntó un chico saliendo de un salón impidiéndole así el paso.

-Que te importa… -Murmuró Susan y pensó en seguir caminando sin mirarlo.

-Lindas piernas… -La alagó pasándole un brazo por la cintura metiéndola al salón cuando el prefecto ya se había ido.

-Quien carajo te crees imbécil!? –Reclamó soltándose de inmediato y giró viéndolo molesta, topándose con un par de ojos azules de un chico que sonreía con burla.

-Hola… si no sabes quien soy… me llamo Maximiliano querida… -Dijo analizándola con la mirada.

-No me interesa… -Contestó Susan dándole la espalda para salir del salón.

-A donde vas? –Preguntó tomándola de la muñeca para hacerla regresar y acorralándola contra una pared.

-si no me sueltas te arrepentirás… -Advirtió furiosa intentando empujarlo.

-Bien… supongo que tú eres Susan… lindo nombre… -La ignoró sínicamente acercándose más a ella.

-Y tu Maximiliano? Max? Eso me suena… -Sonrió ocultando sus ganas de reír. –Creo que Ethan tenia razón… es nombre de perro… -Dijo divertida. –Que bien que no le dejé ese nombre a mi gato… ahora estaría molesto… -Se burló riendo.

Max la miró molesto, eso si no le había parecido nada gracioso… ahora lo comparaba con una mascota? Él esperaba mas que ella lo besara y terminaran con algo intimo en aquel salón, por ello la había buscado tarde, ya que todos estaban en la cafetería o saliendo hacia los edificios de las habitaciones.

-no intentes jugar… -Murmuró Max acercándose a su rostro.

-Sabes… tengo hambre y no pienso perder mi tiempo con tigo… -Dijo poniéndose ahora seria y logró empujarlo un poco para salir de su encierro. –Lamento que no te funcione eso de ser guapo con migo… Pero no me agradan los idiotas…

-Idiota!? –Exclamó tomándola por los hombros pegándola esta vez a la puerta.

-Si… eso… te molesta? –Preguntó poniéndose a la defensiva, mirándolo desafiante y con una sonrisa de sínica burla.

-No sabes que es lo que estas diciendo querida… -Murmuró acercándose demasiado, acorralándola de tal forma en que ella no podía ya moverse y estaba incomoda,  pero no dejaba de verlo desafiante, ni por estar mas pequeña frente a él…

Susan pensó en que podría golpear su entrepierna, pero no era así, estaba acorralada… No sabia como había logrado tenerla encerrada, pero no iba a dejarse humillar por un tipo que a distancia se notaba lo creído que era…  aunque era guapo y lo aceptaba, a ella le molestaba que intentaran acercarse de esa forma.

Max miró serió el rostro de la chica, se veía en su mirada que quería defenderse, pero él le sostenía las manos a los lados y ni así dejaba de ser tan altanera con la mirada que le cargaba, se veía muy bien ese día con aquel vestido, podría decir que mejor que muchas chicas de esa universidad…  su cabello estaba despeinado y eso la aniñaba, parecía menor, pero aun así era hermosa, sus labios que se encontraban cerrados y fruncidos por estar molesta…

Sin pensar en que ella podría hacer algo, se atrevió a besarla… Susan intentó reclamarle pero no lo logró, al abrir la boca para exigir que la soltara el la calló profundizando el beso… Susan por un momento correspondió, pero al darse cuenta de la situación se enfureció… la lengua de Max se adentraba dentro de la boca de ella y ahí tenia su oportunidad… iba a morderlo, justo cuando él rompió el beso como si le hubiese leído el pensamiento y tomó el labio inferior de ella entre sus dientes mordiendo con fuerza dejando una herida, la chica gritó al sentir el dolor de la mordida y lo escuchó reír… Susan se movió con fuerza empujándolo hasta que logró separarse cuando él la liberó.

-Como te atreves pedazo de animal!! –Le gritó furiosa, mas con ella por haber correspondido en algún momento del beso.

-Si… te gustó… -Dijo él con arrogancia y salió del salón con una sonrisa que a ella le inspiraba para asesinarlo.

-AH!! Maldito idiota!!! –Gritó furiosa poniéndose el dorso de la mano sobre el labio lastimado y sintió el líquido tibio que emanaba en él. –Esto me lo paga… -Murmuró viendo la sangre sobre su mano.

End Notes:

si les gustó... espero sus comentarios!!! xD

sino, ps tambn sus opiniones y correccioes en lo que vean mal =3 grax por leer!!!

End Notes:

si les gustó... espero sus comentarios!!! xD

sino, ps tambn sus opiniones y correccioes en lo que vean mal =3 grax por leer!!!

Regresar al índiceCapítulo 3 by lad_sam
Author's Notes:

awww... perdon si he tardado!

queria terminarlo ya!!!

auque creo que no tardé demasiado jejeje

Author's Notes:

awww... perdon si he tardado!

queria terminarlo ya!!!

auque creo que no tardé demasiado jejeje

Capitulo 3.

 Susan iba caminando por el pasillo, estaba tranquila… y como no? Si había desquitado su furia contra aquel salón… sonrió recordando como había quedado… y apenas iba en la esquina del pasillo sintió que alguien tomaba su brazo… miró molesta a la mujer de unos 40 pero notablemente amargada y con cara de no tener nada mejor que hacer más que joder a los demás…

-Susan Darget… acompáñeme a la oficina del director… -Ordenó con fastidio aquella mujer.

-A si? Y se puede saber porque? –Cuestionó Susan imitando la posición disque “imponente” de la según elle “maestra”

-Por destruir propiedad del instituto… -Dijo aun más molesta por la forma de contestar que tenía Susan.

-eso… hemmm… no es mi culpa… -Contestó Susan riendo entre dientes al mirar el salón de donde acababa de salir minutos atrás y de donde en ese momento estaba totalmente destrozado.

 

 

-Esta vez si se te pasó la mano Susan… no puedes destruir propiedad escolar solo por estar enfadada… -Decía Ethan sentado junto a ella fuera de la oficina del director.

-Cállate… tu mejor dime… que haces aquí? –Preguntó sin importarle su propio asunto.

-Me enteré de todo lo que hiciste y vine a buscarte, se supone que debía decirte las reglas como mi compañera de habitación…

-Somos compañeros… no eres mi padre como para “educarme”… o si? –Cuestionó Susan burlándose. –No te preocupes… ya han llamado a mis padres… estoy casi segura que se enfadaran… pero no lo suficiente, pagaran los daños y listo… -Dijo mostrando en su tono algo de molestia.

-Señorita Susan… -Dijo un joven prefecto como de 29 años saliendo de la oficina del director. –Ya hemos hablado con su padre… ha dicho que se encargará de todo… no es necesaria una sanción… solamente intente no repetirlo…

Dicho eso, ella tomó sus cosas enfadada y salió de ahí ignorando todo lo que se topara con ella… Ethan la siguió extrañado hasta que llegaron a su habitación después de unos minutos en completo silencio.

-solamente intenta no repetirlo? Eso se refiere a que puedes seguir haciendo lo que se te antoje? –Preguntó él finalmente.

-Algo por el estilo, si hubiese sido mi madre la que recibiera el recado hubiera preferido que me castigaran… a cambiado mucho de cuando yo era mas chica… -Murmuró Susan recostándose sobre su cama bocabajo. –Mark… ven cosa… -Llamó a su gatito que bajó del ropero y se tiró sobre la espalda de ella.

-Y que no les interesa que destruyeras un salón?

-Nop… ni eso, ni nada de lo que haga… ambos últimamente hacen lo que quieren sin incluirme y solo discuten, no se si eso sea mejor… pero extraño esos tiempos cuando al menos creía que les importaba… -Susurró mas para ella.

Susan se sintió algo incomoda al decir aquello, solo había una persona a la que le contaba todo… solo ella conocía sus pensamientos tan bien como si fueran propios… pero a Ethan también le tenia confianza, bastante a decir verdad…

-Susan… no deberías sentirte así por los problemas de tus padres… -Dijo sentándose junto a ella, la chica lo miró y se recargó en las piernas de él acomodando a Mark sobre su estomago ahora.

-Lo se… pero es algo que en ocasiones me pone mal… solo no e hagas caso, no me gusta que esto pase, porque siempre es lo mismo, desde que comenzaron con el divorcio… entiendo que prefieran separase si parecen perros y gatos… pero ahora… -Su voz se cortó, ya se estaba mostrando demasiado débil y no le gustaba. –ah! Olvídalo! Mejor dime… sabes en que piso vive el imbécil que me habías dicho que se llamaba Max? –Preguntó saliéndose del tema.

Ethan suspiró… no le iba a preguntar porque sabia bien lo que era estar en medio de un divorcio, aunque no en persona porque sus padres aun seguían juntos y al parecer no planeaban separarse, pero durante su vida se había relacionado con muchos amigos que pasaban por eso y entendía que era complicado…

-Si… es en este edificio, el ultimo piso… -Contestó Ethan. –Y porque lo preguntas?

-Por esto! –Exclamó señalando su labio herido.

-Es verdad… que ocurrió? Te peleaste? No me digas que fue por su culpa? –Preguntó levantándose por un botequín.

-No… si es su culpa! Pero no me he peleado… -Dijo ella sentándose con Mark ahora en sus piernas. –El imbécil ese me besó a la fuerza… y la estúpida de mi que se lo permitió!!

-Lo besaste? –Preguntó divertido al verla molesta y con ella misma.

-NO!! Bueno… algo así… pero no quise! Es que… aww!! No preguntes y límpiame que no quero que me de rabia!! –Exigió furiosa mirado hacia otra parte. 

Ethan se rio sentándose frente a ella sobre la cama de Susan… comenzó a limpiar la herida con cuidado para no lastimarla pero ella terminó quitándole el algodón humedecido en alcohol y ella misma talló para limpiarse sin importarle que doliera… así sabia que mas le dolería al imbécil de Maximiliano cuando pudiera desquitar su coraje…

 

 

El tiempo seguía pasando y Susan seguía mas que furiosa, pero no había hecho nada… porque?... porque Ethan se lo había pedido, le dijo que al menos no en esos momentos, no quería que volviera a meterse en problemas…

Fuera de eso, ella estaba mejor de ánimos, solo se enfadaba cuando se topaba con Max y ella simplemente lo miraba con todo el rencor que sentía sabiendo que pronto se vengaría, aunque casi no se encontraban ya que estaban en horarios incompatibles, de no ser que ese grupo no tuviera clases, no lo veía…

Ya Ethan le había dicho quien era… el tipo mas “popular” según todos ahí, de la universidad, pero para ella era el mas imbécil por no decir algo peor… un mujeriego de primera que ella comprendía bien porque el chico era guapo, muy atractivo a decir verdad, y de no ser que ya lo odiaba, ella misma pudo haberse interesado en él, particularmente por su mirada que le atraía…

También sabia que no pertenecía a ningún taller ni grupo de deportes… y a ella querían obligarla a entrar!!! Gracias a eso pudo zafarse de su “obligación” y no pudieron exigirle si había alumnos a los que no se les había requerido para eso… aunque le dijeron que lo arreglarían y después debería entrar a uno…

Eso para ella era inútil, al menos no sabía como iban a hacer para que lo aceptara… así que no le interesaba…

Y POR FIN!!! Llegaban las esperadas vacaciones de verano que todos esperaban y curiosamente... a Susan le daba lo mismo, solo estaba feliz porque había llegado el momento de su venganza que aun seguía en pie después de casi tres meses… Ethan ya pensaba que lo había olvidado, porque ni siquiera hablaba de ello, pero POSUPUESTO QUE NO! Ella pasó la ultima semana de clases planeando que hacer…

No se decidía aun, si arruinar una de las malditas fiestas que realizaba en su piso todos los viernes, que bien sabia, ese ultimo viernes seria perfecto para hacerlo… o si podría llenar su auto de agua por dentro con una manguera… sabia cual era maso menos, pero no lo había visto ella en persona, Ethan le había dicho que modelo era y el color… pero aun así le parecía poco para desquitarse de una herida en su labio!

-Susan… ya pensaste si iras al viaje que planearon los estudiantes? –Preguntó Ethan sacándola de sus pensamientos. –Ya es viernes, si quieres puedes pagar ahora que es el ultimo día…

-Que? Un viaje? –Preguntó extrañada. –Porque me dices hasta ahora! –Le reclamó molesta, Ethan giro los ojos mirándola cansado.

-Te lo repetí desde que me enteré, hasta este día, pero como me haces mucho caso… ahora creo que solo ignoras lo que te digo… -Dijo algo dramático y ella lo golpeó con una libreta que tenia en su cama.

-Cuanto tengo que pagar? A quien? –Preguntó levantándose para buscar su cajita donde guardaba la tarjeta bancaria de cuenta abierta que sus padres le habían dejado para lo que se le antojara hacer.

-Son 80,000… te repito de nuevo o ya recordaste?

-No se nada! Dímelo… no pienso quedarme aquí sola!! –Exigió frunciendo el ceño, enfadada, mientras buscaba mejor su chequera, sus padres si que tenían dinero, igual que todos los de aquella escuela.

-Bien… pagas eso al jefe de la mesa directiva de estudiantes… sabes quien es? –Ella solo negó. –Yo te llevo… vamos…

En lo que caminaban hacia donde se encontraría el grupo directivo, Ethan le explicaba que seria un viaje a una playa, se alojarían en un hotel y las habitaciones las estaban ordenando con forme se registraban, iría gran parte de los alumnos del instituto… lo que pagaría era solo el transporte y alojamiento durante un mes en el hotel que les habían dejado como paquete estudiantil, aunque en realidad a nadie le interesaba pagar mas, ya que era una universidad particular y muy cara, por lo que a nadie le hacia falta el dinero… pero mas que nada lo habían hecho por la forma de repartir las habitaciones y lugares en los vuelos que se habían ocupado casi dos aviones para tantos alumnos, eso ya estaba del todo resuelto… por suerte el hotel a donde irían era enorme para alojar a los casi 400 alumnos!

 

 

 

-Mierda!! –Gritó Susan intentando marcar un número en su celular pero no le contestaban.

Estaba esperando para subir al avión… estaba de cierta forma entusiasmada, aunque no fuera a estar precisamente con sus compañeros de instituto ya que no hablaba mucho con ellos, pero al contarle a su amiga que había dejado meses atrás antes de mudarse de ciudad, le había sorprendido que la chica a la que consideraba como su propia hermana y mejor amiga, también fuera a ir! Que coincidencia!! El mismo destino turístico que ella y sin planearlo! Además quería saber que era aquella sorpresa que le guardaba su amiga…

Y si… para ella era raro llamar a alguien amigo… ya que para ella eso era muy superficial… simplemente, aquella chica era su “hermana”… pero al intentar llamar a sus padres para avisarles donde estaría, ninguno se dignaba a contestar… dejó finalmente un recado de voz en la contestadora de cada uno…

“Madre… como no me responden el móvil… solo te quería avisar… estaré en Quintana Roo estas vacaciones… si necesito algo o ustedes lo necesitan llámame…”

Fue lo único que le dejó a su madre, esa ocasión sabía bien que ellos no le dirían nada ya que estarían “ocupados” como siempre en sus cosas…

Un mensaje parecido para su padre y así guardó su celular, llevaba a Mark dentro de una mochila personal, no se había atrevido a dejarlo en una jaula para el viaje, así que iba de contrabando, estaba segura de que el felino no aria ruido que la delatara ya que no tendía a hacerlo, en ocasiones creía que la entendía… se acomodó con cuidado la mochila dejando cómodo a Mark  y dejó su maleta junto a las demás, en realidad, no había llevado muchas cosas, ya que no estaba dispuesta a quemarse el cerebro en escoger ropa… además tenia planeado ir de compras con su hermana…

Quizá eso sonaba a típica chica mimada y egoísta… pero ella era una mujer! Como no le iba a gustar comprar!? Si que le gustaba y además la emocionaba! Porque siempre buscaba tiendas en donde encontraba el tipo de ropa que le gustaba, no era la típica niña rica que buscaba cosas de marca y caras, sino lo que a ella le agradaba, así fuera un trapo sucio, lo usaría si eso quería… pero le fascinaba tener cosas diferentes… se podría decir que coleccionaba ropa en especial gótica, como pasatiempo… y toda sin excepción la utilizaba… por ello en ocasiones usaba faldas de ese estilo o corset, lo que no había usado en aquella universidad, porque no le habían mandado aquellas prendad, en cuanto regresara sabia que ahí estarían ya…

 

 

-Esto debe de ser una broma… -Murmuró Susan cuando llegó al asiento que debía ocupar por numero del boleto.

-Hola… que prefieres… sentada o parada? –Preguntó Max con una sínica sonrisa que la hizo enfurecer.

-Jódete!!

-Valla, entendiste… al menos no eres idiota… -Dijo aun sonriendo, aunque él hubiese apostado que no entendería la indirecta.

Susan lo ignoró molesta y buscó opciones… habían tres filas, de dos personas la de los costados y la de en medio de tres, para su mala suerte ella había quedado en medio junto al idiota del cual aun no se había vengado… eso le frustraba… y por lo que notaba, ya eran los últimos que habían subido, lo que la hizo suponer que él también había decidido ir tarde como ella…

Bien! No podía irse parada aunque eso lo prefería!! Pero el avión iba ya lleno… además sabia como eran en esa aerolínea, no iban a permitir que cambiara de lugar por nada del mundo!! Frustrada y exasperada se sentó con su mochila sobre las piernas, para su mala suerte, había elegido vestirse ese día con una falda corta que dejaba sus piernas al total descubierto, con unas botas negras y una blusa del mismo color…

Y para hacerla perder la paciencia, Max la miraba sin ningún disimulo… eso se lo pagaría y ya estaba ideando planes… era perfecto que estuvieran de vacaciones en el mismo lugar y Susan sabia a quien recurrir para que le diera opciones e ideas perversas…

-Luces sensuales cuando sonríes de esa manera… -Dijo Max sacándola de sus pensamientos al verla sonreír de una forma endemoniadamente sexi, aunque no era para él la sonrisa y algo le decía que eso le causaría problemas.

-Lo se… no hace falta que alguien como tu me lo digas… -Contestó Susan mirándolo con superioridad y arrogancia, la misma que utilizó él para corresponderle la mirada. –Intenta no molestar… -Advirtió poniéndose sus preciados audífonos y recargando la cabeza sobre el respaldo del asiento.

Max rio por lo bajo ignorando lo engreída que se había comportado, sabia bien que seria un reto difícil hacerla caer, pero ya estaba cansado de las chicas cualquiera que lo buscaban como si fuese el único hombre, le agradaba sentirse deseado, pero le volvía loco que Susan le fuera tan indiferente, era una guerra de miradas cada que se la topaba y siempre ocurría lo mismo… ella terminaba evadiéndolo como ahora…

En fin, él tampoco qu

Odio amarte. by lad_sam

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fanfic.es/viewstory.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20