Nosotros: Los reyes del mundo. por 01PrincessaCandy01

Fanfics en EspañolEl sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

 
Nosotros: Los reyes del mundo. por 01PrincessaCandy01
Summary:

Bardock, Turles, Raditz, Broly, Goku y Vegeta son miembros de una mafia Semi-familiar que tiene como único propósito controlar todo el mundo. Pero para eso necesitan un par de cosas, algunas de ellas disciplina y cooperación. ¿Podrán este grupo de simios conseguír su objetivo o caerán en las garras de la tentación?

Historia de mafia.

Personajes Akira toriyama. (No sirve de nada poner esto, pero igual lo pongo. Ya que con esto o sin esto: podrian borrar la historia por derechos de autor) 

Portada: https://ar.fotolog.com/princessacandy01/337000000000027110/



Categorías: DRAGON BALL (SAGAS) Personajes: Bardock, Gohan, Son Gokū, Vegeta

Generos: Accion/Aventura, Angustia, Humor/Parodia, Misterio

Advertencias: Muerte de un personaje, Tortura

Desafio:

Serie: Ninguno

Capítulos: 19 Finalizado:Numero de palabras: 25893 Leido: 9828 Publicado: 19/12/2013 Actualizado: 27/06/2014
Story Notes:

Candy: Hola, he investigado mucho sobre la mafia. Mucho. Así que he decidió hacer una historia sobre eso. Los asesinatos, forma de matar, secuestros, y maneras inhumanas de tortura -Quizás- serán creadas por mí; De seguro alguna estará basada en algún método de algún asesino. Como “el asesino de la carita feliz”, por ejemplo. SI se sienten ofendido de alguna manera, recuerden que es una historia para y solo para ENTRETENER AL PÚBLICO.

 

Estimado lector mío. Lamentablemente debido a circunstancias fuera de mi poder, he decidido –por no decir que me he visto obligada- a migrar a otra página donde pueda subir mis historias y que estas sean tratadas con el mismo respeto por los administradores y otros autores por igual.

Lamento notificarle que las historias no serán más actualizadas en la página ‘Fanfic.es’. Pero usted podrá leerlas en otras páginas como ‘Fanfiction.net’ o ver mi blog –Link en mi perfil- las páginas donde escribo.

Lo siento mucho.

º3º Besos.

Atte. 01PrincessaCandy01

 

1. Prologo: El tuerto, el de la motosierra, el de la ametralladora y el mudo. por 01PrincessaCandy01

2. Capitulo uno. Esa hora es de Vegeta. por 01PrincessaCandy01

3. Capitulo dos: Yo no uso códigos por 01PrincessaCandy01

4. Capitulo tres: No codiciarás los bienes ajenos por 01PrincessaCandy01

5. Capitulo cuatro: No se perdonara nada. por 01PrincessaCandy01

6. Capitulo cinco: ¿Disimular, donde? por 01PrincessaCandy01

7. Capitulo seis: ¡Juguemos a la ruleta rusa! por 01PrincessaCandy01

8. Capitulo siete: Le tire galletas, pero no se va. por 01PrincessaCandy01

9. Capitulo ocho: No sobrevivió. por 01PrincessaCandy01

10. Capitulo nueve: ¡Me tienes arto! por 01PrincessaCandy01

11. Capitulo diez: Interesante desenlace. [Parte uno] por 01PrincessaCandy01

12. por 01PrincessaCandy01

13. Capitulo once: desenlace inesperado [parte dos] por 01PrincessaCandy01

14. Capitulo doce: No estoy solo, pero no estoy con nadie. por 01PrincessaCandy01

15. por 01PrincessaCandy01

16. Capítulo especial. Recuerdo del pasado: Más allá de un alma. por 01PrincessaCandy01

17. Capitulo catorce: ¿¡Que mosca te pico!? por 01PrincessaCandy01

18. Capitulo dieciséis: Una desagradable suerte. por 01PrincessaCandy01

19. Capitulo diecisiete: Dos caras perversamente iguales. por 01PrincessaCandy01

Prologo: El tuerto, el de la motosierra, el de la ametralladora y el mudo. por 01PrincessaCandy01
Notas de autor:

:D Holis!!

Nosotros: Los reyes del mundo.

Prologo: El tuerto, el de la motosierra, el de la ametralladora y el mudo.

Era pasada la media noche, una camioneta se estaciono en la entrada de un bosque. La camioneta era negra, algo completamente común en esa ciudad,  era una “todo terreno”. Su tamaño era monstruosamente enorme.

Bajo un hombre con un parche en el ojo derecho, enojado e irritado. El siguiente que bajo de la camioneta tenia pelo largo, bajo del asiento trasero. Ambos se dirigieron hacia el baúl de su medio de trasporte, sacaron algo pesado y largo; obviamente nada más ni nada menos que un cadáver.

—Arg… Pesa, ¡Joder! —Se quejó el hombre del parche en el ojo derecho— ¡Bardock ven a ayudar, cabron!

— ¡Calla, tuerto! —Le grito El de pelo más largo— Que divertido, me encanta mi trabajo. Si pusieras más empeño no sería tan pesado.

— ¡Cállate, infeliz! —Le respondió— ¡Vengan a ayudar, idiotas!

Del asiento del conductor salió un hombre alto, con un cigarrillo y una tela roja a lo largo de su frente.

— ¿Quieren callarse, par de señoritas? Como hagan más ruido les meto una ametralladora directo por el culo—Amenazo levantando su ametralladora, curiosamente, su arma predilecta— Además, si tan pesado es: ¡Vegeta, ve a ayudarlos! ¡Ahora!

Después de unos segundos, salió un joven del asiento de atrás, era el más pequeño en altura y edad. Tenía una venda negra que le cubría de la nariz hacia el cuello. Sin permitirle hablar, pero si respirar.

En silencio, Vegeta fue despacio hacia donde estaban los dos hombres, los miro, miro el cadáver. Lo agarro del estómago y con ayuda de los otros dos que estaban cada cual agarrando un extremo del fallecido; lograron llevarlo hacia el bosque.

Bardock, el líder de esa organización, agarro una pala del baúl, para luego cerrarlo de un golpe. Camino hacia los otros tres.

—Tengan, mátense por quien lo va a enterrar —Dijo arrojándola  a  los pies de los tres. Vegeta la vio, hizo un gesto de negación y se fue a donde Bardock. Ahora estaban los dos recostados en la corteza de un viejo roble.

—Bueno, Raditz, ya que tienes tantas ganas de esto… —Agarro la pala y se la dio— ten. Diviértete.

— ¿Eh, que? ¡Ah, no, no quiero! —Grito mirando cómo se alejaba el otro— ¡Tuerto, ven! ¡Turles, no hagas esto…!

— ¡Menos ruidos, mas cavar! —Le grito Turles mientras se alejaba— Ah… amo este trabajo —Suspiro.

Después de un rato de que Raditz trabajara, la zanja apenas tenía medio metro de profundidad — ¿Ya? —Pregunto agotado.

Vegeta se acercó, miro el holló y luego a Bardock. Negó como respuesta a la pregunta de Raditz

— ¿Qué? ¿Porque? —Pregunto— ¿Cuánto más tengo que cavar?

—Ya sabes, tres metros lizos —Contesto Bardock. Turles estaba recostado en el techo de la camioneta viendo la escena divertido con su ojo bueno. Mientras comía unas papas fritas.

—Bueno,  ¡Que el otro ayude, también! —Grito mirando  a Turles.

— ¡Ja, no me hagas reír! —Contesto— Yo lo mate, tú no hiciste nada.

—Vegeta tampoco y a él no lo ponen a trabajar —Estaba completamente indignado al ser tratado como n mísero esclavo.

—Pero Vegeta es muy pequeño para cargar una pala tan grande —Le dijo Bardock mientras acariciaba la cabeza de Vegeta, este solo guardo silencio.

—Ah… como sea… —Dijo desanimado— Por lo menos denme agua, ratas.

— ¡Cuando termines eso! —Le grito Turles— Oh, espera. ¡Si es que lo terminas algún día!

Mientras Turles, Bardock se reían. Vegeta solo los observaba.

—Este idiota puede cargar una motosierra de su tamaño, pero no puede cavar una fosa con una pala —Pensó Vegeta— a la mierda la lógica, entonces.

Después de haber enterrado el cadáver, se dispusieron a volver a su “Casa”. Se ubicaron, como habían estado anteriormente en la camioneta.

Vegeta miraba cansado la ventana del auto, ya casi salía el sol, el trabajo había tomado mucho tiempo, más de lo esperado. Raditz estaba peleando con Turles, era algo anormal, por lo general peleaba con él. Y Bardock estaba muy relajado, quizás por el significativo aumento en las ganancias.

—Oye… ¿Te imaginas lo que podría decir Vegeta si hablara? —Le pregunto Turles a Raditz.

—Seguro cosas ñoñas e  insultantes hacia alguien, seguramente mi persona —Aseguro Raditz— O quizás, cosas profundas y melodramáticas…. O cosas idiotas.

—Sí, puede ser —Dijo Bardock— A lo mejor quizás nada.

—Pobres torpes confiados, si no hablo es porque no tengo nada que decir —Pensó Vegeta— Solo quiero ver como se auto destruyen entre ustedes antes de caer en un bucle infinito de drogas y alcoholismo... y sobre todo…

—Oigan… ¿Qué le pasa a Vegeta?—Pregunto Raditz, Vegeta tenía la vista fija en un punto fantasmas—Me está empezando a asustar

Ellos ignoraban completamente los pensamientos de Vegeta —Quizás, está dormido, ¿Cómo voy a saber? —Le dijo Turles— Haber, tócalo que me está empezando a dar miedo a mí también.

—Si… —Raditz movió a Vegeta y este despertó de su “Sueño” y lo miro, volvió a los otros. Volvió a mirar a Raditz e hizo unos gestos con sus manos—…Creo… cero que Vegeta quiere saber cuánto falta…

Él era el único que sabía lo que significaban todos los gesto que hacia Vegeta con la mano.

Bardock lo miro y respondió —Una… o dos horas, como mucho.

—Estamos muy lejos… tengo que ir al baño —Pensó Vegeta. Se acomodó en el asiento a intentar dormí y pensando maneras posibles de que su vejiga explote a medio viaje.

Había pasado una hora, eran las seis de la mañana. Raditz y Vegeta estaban dormidos. Turles quería pero no podía dormir, más bien, no lo dejaban dormir.

—Turles, no te tomes todo el café, idiota —Dijo sacándole una taza de la mano.

— ¿No quieres que conduzca yo? —Pregunto. Bardock tenía ojeras muy pronunciadas y los ojos rojos.

— ¿Tuerto y sin dormir? —Le pregunto exaltado— ¡No, por supuesto que no! Además, si quisiera morir: elegiría formas menos dolorosas de morir que en un accidente causado por un tuerto.

—…Eres un idiota —Respondió—… Y vas a morir solo.

—Ya veremos… —Río Bardock.

Notas:

 Candy: Hola, he investigado mucho sobre la mafia. Mucho. Así que he decidió hacer una historia sobre eso. Los asesinatos, forma de matar, secuestros, y maneras inhumanas de tortura -Quizás- serán creadas por mí; De seguro alguna estará basada en algún método de algún asesino. Como “el asesino de la carita feliz”, por ejemplo. SI se sienten ofendido de alguna manera, recuerden que es una historia para y solo para ENTRETENER AL PÚBLICO.

Regresar al índice
Capitulo uno. Esa hora es de Vegeta. por 01PrincessaCandy01
Notas de autor:

Uhh...

Vegeta siempre Piensa. Todo lo que el diga lo dice en su mente.

Capitulo uno. Esa hora es de Vegeta.

Estaba sentado el jefe de esa familia muy poco convencional, mirando los papeles sobre su escritorio. Viera a donde viera solo podía ver deudas que no se habían pagado, o mejor dicho; gente que por alguna razón sigue con vida.

Expulso el humo del cigarrillo. Y entro el que era el más indicado para el trabajo que tenían en mente —Que curioso, justo era a ti a quien quería ver.

Obviamente el quedo un poco petrificado, no era nada bueno que el dijera algo así— Emm… ¿Qué, que necesitas?

—Necesito que me contestes una pregunta —Dijo aplastando el resto de su cigarrillo en un cenicero, de una manera un poco bruta— Hay un hombre… un adulto. Que nos debe dinero y quiero saber una cosa más: ¿Por qué sigue con vida?

Él se rasco la cabeza con su motosierra —Bueno… —Intento desviar la mirada.

— ¡Te he dicho que cuando te hablo me mires a la cara! —Le grito levantándose de manera abrupta sobre el escritorio— ¿¡Cuantas veces te lo tengo que repetir!?

—Ninguna, él podría continuar con vida por que no diste la orden de que eso cambiara— Contesto rápido mirándolo fijamente, espera una respuesta positiva.

—Bien, adelante —

— ¿A-adelante? —

— ¡Ve y mátalo! —Grito— Me da igual cómo, me da igual donde, ¡Me da igual quiñes! ¡Solo ve y hazlo ya!

El solo afirmo positivamente y se retiró, Raditz estaba prácticamente corriendo por los pasillos de la organización con una motosierra en la mano. Llego a su auto y lo abordo directo a su destino…Mientras, el líder seguía rebuscando sus papeles.

En otra aparte de la "Casa" estaba un hombre sentado viendo un programa de televisión. Este, programa, era dado todos los días a la misma hora. Él se sentaba exactamente en el mismo lugar en silencio perdido en l gran pantalla; por supuesto nadie lo podía sacar de allí.

—Ay… no puedo creer que el dijera eso cuando es obvio que Jacobo no siente lo mismo hacia Juanita —Pensaba Vegeta mirando su telenovela, que seguía todos los días— Espera… ¡Oh, no! ¡Corre, juanita, corre!

En ese momento, entran en la sala dos hombres.

—Genial, ya es hora del partido —Dijo Broly viendo su reloj de oro —Y Vegeta acapara la tele, que normal. ¿Crees que me dejara ver el partido?

Turles se rio de forma sarcástico —Si te deja, yo soy el rey de Grecia —Contesto— Si llegas a acercarte a la tele o al control, si no fuera por la venda que no le deja hablar; Te arrancaría el brazo de una sola mordida.

—Ah… —Broly decidió hacerle caso a la pequeña advertencia de Turles, no estaba dispuesto a pasar por eso de nuevo— ¿Hay otra tele en la casa?

—Si la hay, Vegeta no te dejara usar hasta dentro de… —Miro el reloj de Broly —treinta minutos, o media hora.

—Como sea, el mocoso siempre la acapara —Contesto enojado sentándose en un sillón cerca de Vegeta acompañado por Turles— Si le obligo a salir, me refiero a… ya sabes…

Con esa insinuación, Turles puso sus manos en su nuca y apoyo sus pies sobre la mesa de café— Si llegas a tocarle un solo pelo, el Jefe te Mata. Repito, te mata.

—Yo… solo decía —Contesto. Por alguna razón Vegeta era el favorito, quizás porque era increíblemente tierno.

—Estúpidos monos sin cerebro, si yo pudiera matarlos lo haría —Pensaba Vegeta, a diferencia de los otros, el manejaba como arma una pequeñas cuchillas afiladas, que escondía prácticamente en toda su ropa. Ya sea muñeca, pantalón, medias, collares, cinturones; En todo el cuerpo.

—Oye… ¿Por qué no habla, el niñato? —Pregunto Broly.

—Por la misma razón de que tú traficas oro —

— ¿Por qué quiero? —

—Exacto —Turles sabía muy bien el traficante que era su amigo, vendía, compraba oro, plata, diamantes; Todo lo que tuviera valor monetario.

—Idiotas, no me dejan escuchar la tele —Vegeta agarro el control y subió mas el volumen.

— ¡Oye, no estás solo, crio! —Grito Broly arrebatando el control y bajando el volumen.

Para su mala suerte, en ese momento entro Bardock a la habitación— ¿Qué se supone que es esto…?

—Eh… no es lo que parece —Se apresuró Broly— El subió mucho el volumen ¡A sesenta!

— ¿Es verdad, tuerto? —Pregunto Bardock al ver la postura relajada de el— ¿Estas cien por ciento seguro?

—Por mi ojo bueno que lo estoy —Contesto.

Al fin y al cabo, Vegeta no hablaba y no podía contestar la verdad o mentira, así que todo recaía en el que estuviera cerca… en este caso Turles.

Vegeta solo lo miro, y luego volteo a Bardock. Hizo unas señas — ¿Qué dice? —pregunto Bardock.

—No lo sé, Raditz se fue hace rato —Contesto Turles.

Broly lo miro y contesto —Dice que nos callemos y nos vallamos —Respondió rápidamente— esa seña siempre la hace cuando vengo.

— ¡Es que si tu no vieras justo a la hora de la tele! —Pensó Vegeta con mucho sarcasmo— Para colmo… Juanita la apuñalaron… era la más lista de la serie…

—Ah… me pregunto cómo le ira a Raditz… —Pensó Bardock.

Notas:

Bueno, quiero que sepan que estoy mas centrada en Fanfiction.net que aqui por razones obvias. Alli hay mayor numero de comentadores, y mis historias estran mejor. 

º3º Besos

Regresar al índice
Capitulo dos: Yo no uso códigos por 01PrincessaCandy01
Notas de autor:
 
Capitulo dos: Yo no uso códigos

 

En un auto Raditz estaba yendo a su destino, que estaba bastante lejos

— ¿Cómo es posible que no lo pueda encontrar? —Dijo comiendo una de sus papa fritas, las había pedido en una casa de comida rápida— Y encima se me acabo la gaseosa y ¡Tengo sed!

Después de hacer una parada para comprar bebidas, Raditz llego a su destino. Una vieja casa bastante desgastada, bajo con la motosierra –Estaba escondida en una funda de guitarra- hasta la puerta de la residencia. Cuando toco la perrilla la puerta se calló, levantando mucho polvo.

— ¿Emm…Hola? —Pregunto caminando despacio hacia adentro— ¿Me habrán dado mal la dirección…?—Murmuro mirando el papel que contenía la dirección de la casa,  a lo mejor se había equivocado.

¡Muere, muere! —Se escuchó un grito, por supuesto, como defensa Raditz se arrojó para cubrirse en el suelo; obviamente estaba desprotegido contra armas de fuego— ¡Muérete puto camper!

Raditz se levante, entendiendo más o menos la situación — ¿Cam…per? —Se preguntó— ¿Está jugando un videojuego…?

Raditz se levantó, saco la motosierra de la funda y comenzó  caminar hacia dónde provenía la voz—Que mal educado, vengo a visitar y ni me saluda— Dijo entre risas, quizás si  lo mataba se podía quedar con algún videojuegos, y Bardock no tendría por que enterarse

Saco un papel con el significado de cada muerte…—Haber… este se acostó con la esposa de… ups… esto va a ser doloroso para el— Raditz guardo el papel y llego  a la habitación del hombre que debería morir,

¡Muérete, me dio lag! —Se excusaba Jeice (Nótese que yo también juego videojuegos) — ¡Usaste códigos, cabron!

Raditz se rio un poco, sonaba como Turles cuando él le ganaba —Que pena, pero va a morir… —

Raditz se acercó por detrás, prendió la motosierra. Emboca una sonrisa  sádica, cuando el hombre volteo a verlo, ya era tarde; una motosierra le había atravesado el hombro. Raditz reía al sentir el filo atravesar y destruir el tejido, esa sensación de atravesar la suave carne de la víctima lo deleitaba a tal grado que le era imposible pensar en el ruido o los gritos de la víctima.

Jeice cayó al suelo, con el auricular conectado y trasmitiendo el micrófono, se tomó el hombro para poder evitar el sangrado, pero era algo inevitable. Acurrucado en posición fetal, Jeice no podía dejar de gritar y gruñir por el dolor de la sangre abandonando su cuerpo.

Raditz lo puso boca arriba, tomo su arma predilecta y la apunto a los genitales del hombre caído, Jeice solo pudo sentir en carne propia como le cercenaban prácticamente de cintura para abajo… todavía vivía.

—Creo que eso es todo —Dijo mirando cómo se desangraba en el suelo—Ah… no… tengo que matarlo o Bardock me mandara de nuevo a terminar el trabajo— razono mientras apagaba su arma, el combustible no estaba barato y no se podía desperdiciar ninguna gota— Oye… ese videojuego no lo tengo… ¿quizás? Pronto será el cumpleaños de Turles y creo que querrá un videojuego que todavía no ha salido.

Se acercó y tomo un videojuego de lucha que no había salido al mercado, y a este le siguieron otro de simulación y estrategia, y por supuesto, plataformas.

—N-No… P-Por favor… —Gemía Jeice desde el suelo— N-No te lo lleves…

—Lo siento, pero será un desperdicio que tú te los quedes, cuando no te queda mucho de vida —Contesto Raditz— Además, si tanto lo quieres, pídeselo a tu Dios. A lo mejor es real.

Raditz se fue entre risas de la habitación, fue a  la cocina de esa casa y tomo una caja de fósforos (O cerillas), agarro el tanque de combustible de su motosierra y lleno el lugar de ese líquido inflamable, salió fuera de la casa y prendió un fosforo para luego arrojarlo adentro de la casa.

—Ahora caminare de manera lenta para que se vea de manera épica la explosión —Pensó Raditz. Comenzó a caminar de manera lenta, pero la explosión hizo que se callera al piso… en un charco de barro— ¡Maldición!... bueno, nadie tiene por que  saber sobre esto.

Se sacudió y se subió al automóvil, dejando su funda en el asiento del copiloto. Directo a la casa donde vivía y compartía con los demás agentes de esa Singular mafia. 

Regresar al índice
Capitulo tres: No codiciarás los bienes ajenos por 01PrincessaCandy01

Capitulo tres: “No codiciarás los bienes ajenos”

Mientras tanto en la casa de los saiyajines…

Entro el líder de la mafia secándose las manos, entro al salón—Bueno, Broly —Dijo, poniéndose la toalla en el hombro y enciendo un cigarrillo— ¿A qué has venido?

—Bueno, me había olvidado de esto con todo el jaleo por parte del enano —Contesto Broly apuntando a Vegeta, quien estaba viendo con ojos vidriosos la muerte de una tal “juanita” —Es como una señorita… A lo mejor, tiene voz de niña y por eso no canta, estúpido mono súper desarrollado.

—No me has contestado —Amenazo Bardock con tono muy autoritario. Liberando una bocanada de humo del cigarro.

—Ah, si —Recordó— Bueno, he “encontrado” este anillo de plata con unos decorados muy lindos—Le mostro un anillo de plata con el rostro de un lobo, todo tallado a mano, en los ojos tenía unas esmeraldas verdes que brillaban— Y pensé en…

— ¿“Encontrado”? —Pregunto Bardock, la manera tan sospechosos en la que había sido mencionada esa palabra lo sobresalto — Nosotros no nos hacemos con cosas robadas, y lo sabes.

— ¡Si! ¡Sin cosas robadas! —Grito Turles pegando un saltito del sofá. Apoyando a Bardock, tenían normas y las cumplía… la mayor parte del tiempo.

—Bueno, por eso digo “encontrado” —Se intentó defender Broly— Lo gane en una apuesta de póker en “Candy’s Bar”, un bar, y como yo no le hago uso he venido a verlos.

Bardock dio un bufido sonoro y dijo —Solo un idiota te compraría una baratija de esas, nosotros somos un negocio serio… —Antes de poder continuar, fue interrumpido por el sonoro ruido de la puerta abriéndose y cerrándose de golpe.

— ¡Volví! —Grito Raditz entrando, recibiendo un almohadazo en la cara por parte de Vegeta para que callara— Ay… está bien, de acuerdo. ¡Todo ha funcionado de maravilla!

— ¿Y ese lodo? ¿Qué has estado haciendo, lucha de lodo? —Pregunto Turles apuntando al traje del recién llegado, completamente sucio.

— ¡De maravilla! —Repitió— ¿Qué haces aquí…? Genial, ¿y ese anillo?

Raditz se acercó mirando el anillo que Broly sostenía en su mano, su mirada se iluminaba. Quería tener ese objeto entre sus manos, obviamente al distraerse, dejo caer el saco con los videojuegos. Que no paso desaparecido por Bardock.

Bardock se acercó a la bolsa y la observo de reojo —Raditz, ¿Qué traes aquí adentro? ¿Un cuerpo, acaso? —

—Que idiota eres si trajiste el cuerpo hasta aquí —Comento el tuerto entre risas— Dame esos cinco, Vegeta.

Choco las palmas con Vegeta entre risas.

Raditz rio con sarcasmo —No, no lo traje—Dijo con algo de sarcasmo— Son… cosas, que me traje.

— ¿De dónde? —Pregunto rápidamente el mayor— ¿Qué no te he dicho que NO agarres los bienes de otras personas?

—Pero están geniales —Se escaso el hombre de la motosierra— Son videojuegos, para Turles, obviamente NO son robados.

— ¡Te he dicho que no robes, que no codicies los bienes ajenos y no me has escuchado! —Grito colérico el líder— ¡Siempre es lo mismo para ustedes!

— ¡Ah, lo siento! —Exclamo el de cabellera rebelde— ¡Creí que si el propietario estaba muerto no contaba como robo!

— ¿Por qué allanar las casas está bien y robar no? Esto no tienes sentido alguno —Pensó Vegeta.

— ¡A callar! —Grillo el líder, arrojando su cigarrillo al suelo— ¡Escúchenme bien, malditas ratas! ¡El próximo que robe o traiga algo robado, lo voy a matar con mis propias manos! ¿¡Han entendido!?

—Pero… —

¡Me da igual si tengo que teñir mis balas con la sangre de mis hijos,  si as van a aprender las reglas! ¡Que así sea!  —Colérico desde la puerta de la habitación

En ese momento, con los medas asustados, entro Goku— Papá, ha venido a verte Cooler. Lo hare pasar al vestíbulo.

—Sí, que me espere. Iré en seguida—Bardock prendió otro cigarrillo de manera tranquila y por ultimo volvió a gritarles a los demás— ¡Tengo una junta! ¡No me molesten,  par de idiotas! ¡Y vegeta! Y recuerden: ¡No codiciaras bienes ajenos! ¡Nunca!

Bardock abandono la habitación directo al vestíbulo principal. Goku se reunió con su hermano y los demás que seguían estupefacto al comportamiento de Bardock.

—…Sigo… confundido —Hablo Turles— ¿Pero… me puedo quedar los juegos?

— ¿Cómo es que juegas si estas ciego de un ojo? —Le pregunto Broly. En ese momento capto la atención de los demás, era una buena pregunta.

—Eh…ah, eso no importa —Contesto— Lo importante es que les pateo el trasero en el mortal kombat.

—Haces trampa —Le contesto Raditz.

Goku los miro y se dirigió a su hermano mayor — ¿Por qué demonios enojo mi papá así? ¿Raditz que mierda hiciste esta vez? —

—El muy idiota robo —Se apresuró Broly a contestar— Bueno, como nadie me necesita. Tengo juicio hoy.

— ¿Todavía a problemas legales? —Le pregunto Turles mientras observaba a Broly dirigirse hacia la puerta.

—Sí, pero estoy ganando —

—No jodas —Dijo Raditz— ¿En serio?

—Cállate, mejor me voy antes de tener problemas con tu padre. Que te va a meter una ametralladora por el culo —

Mientras Broly se retiraba riéndose, Turles y Vegeta se decidieron debatir  un combate en el juego anteriormente mencionado; en cambio los hermanos decidieron espiar la charla “Secreta” de su padre.

 

Regresar al índice
Capitulo cuatro: No se perdonara nada. por 01PrincessaCandy01

Capitulo cuatro: No se perdonara nada.

Los dos hermanos caminaron con silencio propio de un gato hasta pasar el vestíbulo, e ir a donde estaba su padre. Cuando llegaron, los dos pegaron la oreja a la puerta para poder escuchar la conversación.

— ¿¡Sigo sin entender cómo puedes venir a mostrar tu asquerosa cara a esta agencia después de lo que hiciste!? —Se escuchó la voz colérica de Bardock, estaba más que enojado. Inclusive se escuchaba el sonido de la ametralladora arrastrándose por el suelo a medida que caminaba por la habitación.

— ¡Es que no entiendes! —Le grito como respuesta Cooler.

— ¿¡Que estas sordo o que!? —Le pregunto de nuevo en gritos— ¡Es lo que te acabo de decir!

—Necesito dinero, y no me quedo otra que venir a verte. Sé que tú puedes prestarme… amigo —

— ¿Amigo? Amigo, ¡Claro, amigos! —Dijo con sarcasmo— Diremos que somos amigos ¿Por qué no? Suena Tan creíble… No seas idiota. Yo no tengo amigos.

—Pero… necesito… mira, te pagare, pero por favor —Rogaba.

—Sabes… ¿Qué nos hace diferente a un banco? —Le pregunto Bardock, se escuchó como se subió sobre un mueble...

—Que el banco no te rompe las piernas cuando no le pagas, solo te quita a la casa —Contesto.

No —Negó Bardock— el banco le presta a gente que sabe que no podrá pagar, en cambio, nosotros no. Por eso…

— ¿Por eso...? —

—Pero, eso de romperte las piernas no suena nada mal —Dijo. Por su tono se notaba divertido ante la idea.

— ¡No, por favor! ¡Yo sí puedo pagártelo! —Rogo Cooler, los hermanos empezaron a inquietarse— solo necesito tiempo.

—Veraz… Yo te creo… Cooler… te creo —Contesto Bardock con tranquilidad— Pero, mi metralleta no. Y ella es la que manda.

Momentos después se escuchó la metralleta andando y por los gritos de agonía, había dado en es el blanco. Los hermanos tragaron fuerte y rápidamente se fueron a esconder a una de las esquinas del pasillo para no ser vistos por la mirada perspicaz de su padre.

Observaron a Bardock salir de la habitación y prender un cigarrillo, su ropa estaba impecable sin una sola mancha de sangre, perfectamente acomodada. Cerró la puerta y se recostó sobre la misma, exhalo el humo del cigarro y miro a los lados.

Luego de un suspiro dijo— ¿Ahora quien limpiara esto? —Casi para sí mismo— Sera mejor ponerme en marcha para cobrar las cuentas. Que suerte que vino el imbécil, me habría olvidado si no fuera por el…

Bardock se dirigió a su habitación rápidamente.

—Yo quiero ir a ver —Dijo Kakarroto yendo hacia la puerta.

—No, Kakarroto, no vallas —Le dijo Raditz sujetándolo de la camisa.

—Oye. ¡Me arrugo, no me toques! —Grito— ¿¡Quién te crees que eres para decirme que puedo y que no pudo hacer, estúpido mono!?

—TU hermano mayor, idiota. Baja la voz o nos oirán —Le contesto en susurro tapándole la boca. Goku mordió su mano al instante— Ay, oye.

—Entonces, cobarde, deberías ir con los demás. No sé tú, pero yo tengo una cita —Le dijo Goku mientras caminaba hacia la puerta de salida.

— ¿Eh, una cita? —Le pregunto caminando a su lado— ¿Quién es la desafortunada esta vez? ¿Milk, 18, Bulma, Paris?... ¿Ya dije 18? Todo sobre juegos NFT, cuanto puedes ganar, si son entretenidos, Axie infinity y mucho mas Todo sobre juegos NFT

Goku rio con sarcasmo— No, ninguna —Luego de unos segundes— ¿Dijiste Milk?

—Sí, eso creo —

—Bueno con ella —

—Creí que salía con Turles —Le contesto Raditz— ¿o era con Bardock…?

—Nah, solo le tiran los tejos, pero nada más—Contesto sin preocupación Goku mientras ponía su arma en su cinturón. Una calibre 45.

— ¿Estás seguro de eso? Yo solo digo… —

—Si fuera verdad. Créeme: la única amanera de la que Turles tendría hijos, seria adoptando —

Ante la imagen mental de Turles siendo disparado en sus partes nobles por Goku, dejo una sensación de dolor a Raditz— Ay… no me gustaría ser el si es o pasara—

—Exacto, bueno me voy —Dijo abriendo la puerta— ¡Ahí te vez!

—Si… chau… —Saludo— Creo que Milk es la pareja de Turles… ¿O no? —Pensó algo incómodo— La verdad no puedo recordar, pero mejor ya dejo de pensar en eso y me voy con los demás.

Raditz llego hacia la habitación en la que pasaba mucho tiempo con sus otros compañeras, y pudo ver a Vegeta intentando asfixiar a Turles con una almohada

— ¿Pero qué carajos haces? —Exclamo Raditz Yendo a socorrer a Turles.

Vegeta contesto con unas señas mientras era apartado de su "amigo" — ¡Ese idiota tramposo no se va salvar! —Pensó hirviendo en rabia.

Turles tocio mientras era levantado intentando mantener la respiración y contesto— ¡Me golpe porque piensa que mentí! ¡Yo me pase el mortal kombat! —

—Turles, eso es estúpido —Le dijo Raditz.

—Sí, nadie vence a Sud-Zero y menos a Shao Kahn —Contesto Bardock que observaba desde el marco de la puerta que conectaba el baño con esa sala.

—Eres un jodido Friki, Bardock —Dijo Turles— Yo me acordaba de él, ¡Pero te juro que si me lo pase!

—Cállate, mejor, cierra esa boca y no te cosques*—Dijo Bardock cansado tomando prendiendo otro cigarrillo— Ahora súbanse a la camioneta y ya. Vámonos. Tienes cinco minutos.

— ¿Adonde? —Pregunto Raditz tomando un galón de combustible.

— ¡Que importa! —Grito Levantando los brazos como si ya estuviera arto de todo— Se suben al jodido trasporte que tenemos que ir a romperle las piernas a los imbéciles de los Changlong*.

Cosques: Es una palabra que yo uso como, en este ejemplo significaría: "Cierra la boca y no te preocupes" Que hace referencia a "Cállate y deja de hacer preguntas" o "Deja de molestar"

Changlong: Especie de Freezer. Este nombre fue puesto por Akira Toriyama para referirse a la familia y especie de Freezer.

Regresar al índice
Capitulo cinco: ¿Disimular, donde? por 01PrincessaCandy01

Antes que nada, quiero decir que en ese capítulo use “Lunfardo”-Y usare en los próximos para dar ese toque a la historia de mafiosos-, y que si no lo conocen, pueden encontrar el significado de esa palabra que vendrá seguida de un “*” o asterisco. Solo estará el término en la que yo la use, ya que algunas constan de más de un término. Espero que disfruten la lectura. Ah, se me olvidaba, cada palabra esta sacada de mi “Diccionario de lunfardo” no de internet.

 ------------------------------------------------

Capitulo cinco: ¿Disimular, donde?

Bardock subió a la camioneta sumamente enojado y procedió a sentarse en el asiento del piloto. El joven tuerto, Turles, se sentó en el asiento del copiloto; En cambio Vegeta y Raditz en el asiento de atrás. Vegeta y Raditz se lanzaban una mirada de odio y frustración cada ciertos kilómetros, en efecto, Turles solo miraba por la ventanilla del auto viendo pasar los camiones.

— ¿Bardock? —Llamo Turles, captando la atención del nombrado.

— ¿Qué quieres, Turles? ¿Qué no ves que estoy ocupado? —Le contesto irritado.

—Me aburro, y me olvide mi consola portable —

— ¿Quieres parar un una Baí*?—Le pregunto Bardock asiento una insinuación muy poco discreta hacia su joven compañero.

— ¿¡Que!? —Pregunto sonrojándose Turles y desviando la mirada.

— ¡No es justo! —Exclamo Raditz, seguido por el grito ahogado de Vegeta en obvio desacuerdo— ¿y nosotros que?

—Ustedes dos se pueden hacer mimitos, par de gays —Contesto Bardock con una sonrisa. El asunto lo divertía y no pensaba disimularlo.

Vegeta hizo una señas con los brazos, no estaba contento y se los haría saber. El adolecente entendía cuando algo se le escapaba de las manos — ¡Insectos! ¿Cómo pueden pensar algo así? ¡Estúpidos! —Pensó con la sangre hirviendo.

—Aguanta la biaba*, Vegeta —Le dijo Bardock despreocupado.

El viaje trascurrió casi en silencio, hasta que a Turles y Raditz comenzaron a jugar a “Veo, veo” y Vegeta afilada sus cuchillos. Y Bardock silva una canción.

—Veo, veo —Dijo Raditz.

— ¿Qué vez? —Pregunto muy desanimado Turles.

—Una cosa —

— ¿Qué cosa? —Siguió Turles.

—…Maravillosa —

— ¿De qué color? —Dijo Turles mirando hacia donde miraba Raditz.

—Hey, no hagas trampa —Dijo Raditz, empujándolo de nuevo a su asiento— Rojo.

— ¿Rojo… rojo? —Pregunto Turles, al mismo tiempo que buscaba un objeto Rojo— ¿La cinta de Bardock?

—Sí, ¿Cómo sabias? —Pregunto atónito Raditz.

—Elegir el mismo objeto cuatro veces seguidas no es una muy buena estrategia que digamos —Contesto Turles, haciendo reír a Vegeta.

—Pensé que si lo elegía muchas veces, tarde o tempranos terminarías eligiendo otro objeto—

—No hay otro objeto rojo a kilómetros —Dijo Bardock irrumpiendo en la habitación— Y estoy seguro que mi ropa interior no cuenta.

—…Demasiada Información —Dijo Raditz.

—Entonces cierren la boca —

Siguieron mirando el camino cansado, y en silencio, hasta que por fin llegaron a otra ciudad más al estilo “Las Vegas”, tenía casinos, Prostitutas, Comercios, vendedores de drogas, matones, grupos sectarios de alguna creencia en particular. Y más, mucho más.

Turles estaba mirando asombrado por la ventanilla, al igual que Vegeta y Raditz. Gracias a Kamisama los vidrios eran polarizados— ¿Bardock, podemos unirnos a una secta? —Pregunto Turles.

—No, Tuerto, no venimos a eso —Contesto Bardock— Parece que nunca salieron de la cuidad este, mocosos. ¿Qué nunca los sacaron de su casa? — pensó.

— ¿Bardock, podemos comprar droga? —Pregunto Raditz mirando los vendares.

—hay en casa —

— ¿Podemos comprar helado? —Pregunto Turles.

Bardock, lo pensó por un momento —Luego de hacer el trabajo —

—Oh… —Suspiraron los tres.

— ¿Cómo carajos come vegeta? Ahora que lo pienso nunca lo vi comer o beber algo —Pensó Bardock.

Cuando llegaron a una pequeña casa casi en la frontera de la cuidad, ya era de noche y las luces de la cuidad hacían una atmosfera fiestera e inigualable a algo que los jóvenes mafiosos hubieran sentido. Solo el veterano Bardock podía recordar los viejos tiempos en aquellos callejones y esas personas que el tiempo borro de su lado.

No obstantes, con un plan entre manos, decidieron dejar a vegeta en el auto, mientras los tres entraban; algo así como un refuerzo por si llegase  a ser necesario.

Vegeta tendría un auricular en su oreja, y a una palabra en particular hiciera hasta allí, mataría lo que se le pusiera en frente y rescataría a sus compañeros.  Turles llevaría un micrófono por el cual Vegeta escucharía directamente.

Bardock, sería el único que hablaría dentro de la organización vecina. Raditz solo se encargaría de parecer intimidante hacia los secuaces de “Lord Freezer” para evitar que ellos hagan alguna tontería en contra de los “Saiyajines”.

Vegeta se mantuvo dentro del vehículo escondido.

Mientras dentro de la organización. Bueno, en la puerta.

— ¿Quién respira? —Preguntaron desde adentro de la puerta.

—Líder de los saiyajines —Contesto Bardock, inmediatamente Raditz y Turles se pararon derecho.

—Ah, los monitos —Dijo la voz de adentro— Lord Freezer los esperaba, no han tardado nada.

—Ya, Zarbon, deja pasar —ordeno Bardock. Se escuchó un escándalo dentro de la habitación. Y la puerta de abrió.

—Por favor, síganme —Comento un hombre rosado con pinches, que inmediatamente erizo la cola de Raditz. Le daba asco.

Bardock asintió y siguió al hombre, al igual que sus acompañantes.

 -----------------------------------------------------

Explicación de palabras:

Baí: Prostituta.

Aguanta la Biaba: Sufre en silencio.

Regresar al índice
Capitulo seis: ¡Juguemos a la ruleta rusa! por 01PrincessaCandy01

Capitulo seis: ¡Juguemos a la ruleta rusa!

 

 

Entraron los hombres que vestían de traje a un vestíbulo, habían sido conducidos por uno de los seguidores del Lord Freezer. Lo que pudieron notar a simple vista era que, sin duda, esta era una organización que controlaba otras, puesto que, había muchas otras pequeñas mafias de todo el país reunidas en un solo lugar. Todos disueltos en pequeños grupos a lo largo del pasillo y vestíbulo.

—No conozco a ninguno de los que están aquí —Exclamo Raditz  casi en susurro para no ser escuchado, mirando discretamente a los lados.

—Yo a algunos, pero no de la manera en la que me gustaría—Contesto Turles en el mismo tono en el que Raditz hablo. Recordando viejos enfrentamientos contra algunos delos hombres y mujeres que estaban en ese lugar.

Turles solía frecuentar bares y peleas callejeras para juntar dinero de manera “legal” para poder pagar sus gastos de comida y techo sobre su cabeza. En su momento pagaba el hospital de su hermana menor, a menos eso solía hacer antes de que ella muriera en una balacera de un grupo de mafiosos –Que su mafia ya habían acabado- en una disputa por el territorio de venta de drogas; como resultado, Turles juro jamás usar un arma a menos que sea cuestión de vida o muerte.

—Cállense, no hablen con nadie —Dijo Bardock sacando de sus pensamientos a Turles.

Ellos permanecieron en silencio hasta llegar a un lugar vacío donde se quedaron juntos, para su desgracia, una mafia se acercó. Lastimosamente, era una mafia que habían tenido un altercado hace solo un par de días; Y la desventaja numérica hacia que Bardock sintiera la adrenalina de un futuro encuentro.

—Mira a quien tenemos aquí —Dijo el feje de la mafia Ginyu. O como se hacían llamar “Fuerzas Ginyu” —Los pequeños monitos. Bueno, los TRES pequeños monitos…

—Largo Ginyu, no vinos a tener problemas —Exclamo Bardock. Sabía que estaba entre un Ginyu que lo superaba en altura y un Raditz que no entendía lo que pasaba. Además, era más que obvio que Raditz había matado al integrante de la otra mafia y él era el próximo objetivo.

— ¡Jeice tampoco los quería, y aun así lo mataste! —Grito Guido, atrayendo la atención de los otros grupos.

— ¡Nosotros no hicimos nada! —Grito Turles caminando hasta quedar frente a frente con Guido, él no se quedaría de brazos cruzados mientras era insultado.

— ¡Cállate Turles, no venimos aquí a pelear con nadie! —Exclamo Bardock, tomando a Turles del brazo y alejándolo del medio de la disputa— ¿Acaso quieres pelear aquí dentro? ¿Bajo el techo de Lord Freezer, idiota?

— ¡Como si me importara! —Grito Recoome acercando peligrosamente su mano en forma de puño a la cara de Raditz, que solo estaba atrás guardando silencio.

Pero una mano detuvo el golpe, la mano blanca y fría de Lord Freezer— ¿Abre escuchado bien? ¿Acaso quieren pelear bajo el techo neutro de mi hogar?

—No señor Freezer —Contesto Bardock con monotonía. Sinceramente estaba cansado de recibir órdenes de algo más enano que él.

—Señor Freezer—Dijo Ginyu.

—La habitación esta lista, por favor dense prisa —Dijo Zarbon con una sonrisa y cambiando hacia una de las escaleras que iba por debajo del suelo.

Fue seguido por todos en silencio, pero Raditz no entendía que estaba pasando. Era la primera vez que hacia algo así, digo, no sabía ni porque habían ido.

Entraron a una habitación muy amplia y oscura, tenía una mesa circular en el centro y varios asientos alrededor. Pero algo en el centro perturbo a una sola persona –Por supuesto a Raditz- un revolver aparentemente cargado.

—Bardock, ¿Qué es esto? —Pregunto Raditz en susurro.

—La ruleta rusa, es algo así como una prueba —Contesto al mismo tono.

—No quiero hacer esto —Dijo Raditz.

—Y no lo harás, alguien traiciono a Lord Freezer y para saber quién fue jugaremos su juego favorito—

—No entiendo —

—El primero que muera disparado… lo traiciono—

Raditz trago sonoramente, no era su idea de juego de salón más práctico. Pero temía por la vida de Turles o la de él. Sin contar que estaban muy indefensos por su número.

—Caballeros, tomen asiento —Dijo Zarbon.

Casi al instante, todos los jefes de las mafias tomaron lugar en las sillas que rodeaban la mesa de madera. Bardock, Ginyu, Toma, Yamcha, Krilin y Nº18. Raditz y Turles tenían un nudo en la garganta.

— ¡Que empieza el juego! —Grito Freezer comiendo unas palomitas de maíz -Pochoclos-

Todos los que estaban en la mesa se miraron esperando que alguno agarrase el arma, puesto que tenía espacio para seis balas y solo dos estaban ocupadas. El primero en girar el tambor del revolver fue Ginyu, acerco el arma a su cabeza y apretó el gatillo.

Nada, solo el  ruido del suspiro de alivio de las fuerzas especial Ginyu.

Para ese momento Raditz estaba completamente convencido de que estaban todas vacías y solo era un estúpida prueba en la cual sabrían quien los traiciono por que huiría. En cambio, Turles sabía que esto era real. Muy real.

El próximo en agarrar fue la jovencita Nº18. Hizo el mismo procedimiento, giro el tambor, apunto, disparo.

Primera bala.

Los testigos observaron atónitos e impactantes la escena del cuerpo de Nº18 caer con la cabeza explotada. Bardock y los demás tenían la cara salpicada de sangre.

Luego fue el turno de krilin, mismo procedimiento, ninguna bala. Yamcha hizo lo mismo con el miso resultado afortunado.

Solo quedaba una bala, y dos participantes, Toma agarro el arma y disparo, aire.

Inevitablemente llego le turno de Bardock. El tomo el arma bajo la mirada atenta de todos, giro el tambor, apunto a su cabeza y apretó el gatillo…

 --------------------------------------------------------------

¡Apuesto a que esperaban que muriera Krilin! xD bueno, pues no. Qué raro.

Publicidad: ¡Acuérdense de visitar mis otras historias para dejarme su lindo y sexy comentario! Las otras historias son: Campanas fúnebres; Mi yo interno; Locura fuera; ¡Vamos al cine!; la mansión y él come almas; Laboratorio de bacterias. ¡Y muchas más! Cuando termine “Locura fuera” y “Mi yo interno” (O cualquier historia, que sean dos) subiré una historia nueva que está hecha en cooperación con otra autora loca y psicópata como yo (que también es una vieja amiga).

Regresar al índice
Capitulo siete: Le tire galletas, pero no se va. por 01PrincessaCandy01
Capitulo siete: Le tire galletas, pero no se va.

 

Mientras tanto fuera de la mansión de Lord Freezer, más específicamente en una camioneta negra con vidrios polarizados y a prueba de balas. Vegeta escuchaba música acostado en el asiento trasero hasta que su celular comenzó a sonar.

— ¿Qué será ese ruido? —Se preguntó, estaba acostado y tenía sus manos detrás de su nuca.

El celular comenzó a hacer su ruidito —Soy tu celular, alguien llama. Atiéndeme —

— ¿Quién… quien es el idiota que llama? —Se preguntó tomando el celular— ¿Hmps? —Pregunto, obviamente su voz era ahogada por las vendas.

— ¡Vegeta! —Se escuchó desde el otro lado de la línea— Hay una loca afuera, le tire monedas pero no se va. ¿Quién es o qué? Llame a los otros, pero los hijos de puta no atienden.

— ¿Kakarroto? —Se preguntó Vegeta— ¿Mphg… mhfs?

— ¿Qué le tire galletas? Bueno, espera un toque—

— ¿Qué? ¡No! Ay, yo le pregunte al tarado: “¿Quién era?” —Pensó.

—Na’, Vegeta, como que se queda ahí y no se va —Dijo Goku.

— ¿Mns… hmps? —

— ¿Y si mejor le pregunto quién es? — Vegeta golpeo su cara con la palma de la mano— Por eso yo soy mayor, veguis, yo soy más inteligente… —Luego de un momento de silencio— ¿Vegeta?

— ¿hmm? —

—Vegeta… dejo un mocoso en la puerta y se fue —

Inmediatamente Vegeta colgó el teléfono, estaba algo impactado, eso ya lo resolvería Kakarroto solo. Pero inevitablemente escucho como sonó el auricular que habían dejado cuidando los otros integrantes de su mafia.

— ¿Vegeta, vegeta? —Era Turles, había interferencia y se escuchaban disparos —Vegeta… Radit*… hay un herid*… No sal*… ¡Ayud*!... Veg* —Se cortó la comunicación—

— ¡Mierda! —Grito mentalmente. Se pasó al asiento del pilo y condujo hasta la puerta de la mansión.

Cuando bajo la ventanilla para ver, dentro de la mansión se veían las luces producidas por la armas al dejar salir su munición. Se escuchaban los gritos y los disparos casi por igual. De repente vio a Turles salir por la puerta cargando un peso muerto, el otro miembro apenas alcanzo a salir antes que se desplomara la mansión detrás de él.

Mientras tanto en la casa Saiyajin.

— ¿Qué se supone que hago con este mocoso? —Se preguntó Goku mientras miraba al niño que estaba sentado en el suelo viéndolo, lo había dejado en el vestíbulo— Si, a ti te dije mocoso. ¿Algún problema? ¿Quieres pelear conmigo, tonto? ¡Venga; atrévete!

Si, estaba gritándole a un pequeño niño que no entendía que decía o que era siquiera “desafiar”, pero bien que no le importaba en lo más mínimo. No hasta que este comenzó a llorar.

— ¿Que? ¿Qué quieres? —Pregunto al niño, sin obtener respuesta miro al papel que estaba en la cesta en la que le habían dejado al infante— ¿Hambre, tienes hambre? Pues succiona la humedad de las paredes, que se yo.

Goku se levantó yendo a su habitación dejando al pequeño solo en el vestíbulo, obviamente este pequeño  comenzó a seguirlo a gatas. De mientras Kakarroto se concentraba en la lectura del papel…

“Si lloro, tengo hambre: aliméntame.

Si huelo feo, me hice encima: cámbiame

Si lloro pero acabo de comer, tengo sueño: ponme en un lugar calentito para dormir.

Si lloro pero comí y dormí, me aburro: juega conmigo.

Si lloro y no es ninguna de las anteriores: Deja de apuntarme con un arma, me asusto.”

— ¿Puedo dejarlo en el horno pa’ que se duerma? Es un lugar calentito —Dijo, riéndose ante la idea de dejar a un mocoso en el horno— Nunca he quemado vivo a un niño ¿Cómo reaccionaría…?

— ¡Papi! —Grito el niño que lo seguía a tanto de distancia él estaba sonriendo pero tenía los ojos rojos por llorar— ¡Espe…espélame!

— ¡Cállate, no me molestes, estorbo! —Kakarroto tiro el papel y entro a su habitación cerrando la puerta. Y evitando que el pequeño pasara. El solo se recostó en su cama y se puso su música a un volumen moderado para escucharla hasta dormirse.

El niñito que no pasaba los dos años y miedo se sentó frente a la puerta observándola. Él tenía una remera celeste que tenía bordado “Gohan” y tenía un pañal blanco y unas botitas celestes. Miro para ambos lados y camino en dirección a algo que le resultaba conocido en toda esa gigantesca casa, Una “televisión”. Pero para llegar allí, tenía que bajar las escaleras…

Mientras tanto a unos kilómetros y unas horas más tarde.

Vegeta estaba conduciendo a velocidad indetectable mientras Turles contaba lo que había pasado. Mientras tanto, Raditz mantenía despierto a Bardock, este por desgracia había residido un disparo en el estómago.

—…Entonces, Bardock apretó el gatillo y nada. Luego una discusión se tornó violenta y comenzó la balacera, luego fue entre todos los grupos —Relataba Turles— Fue una suerte que saliéramos casi ilesos, una bala iba a impactarme pero Bardock la detuvo, fue muy rápido, apenas si supimos que paso.

—Y seguro algunos habrán quedado atrapados bajo los escombros —Comento Raditz.

Bardock solo emitía gruñidos por el dolor, creo que no falta decir que el auto se estaría inundando de sangre si no fuera por el torniquete que tenía en el estómago. Él tenía apoyada su cabeza en el hombro de Raditz y estaba sobre las piernas de este, Raditz apretaba su estómago. Las manos las tenía teñidas de rojo.

—Todavía no sabemos donde impacto la bala, pero lo atenderemos en casa —Dijo Turles preocupado— ¡Acelera, idiota!

Notas:

Bueno, como el 25 fue mi cumple, lo subo ahora, el 26 :D

Regresar al índice
Capitulo ocho: No sobrevivió. por 01PrincessaCandy01
Capitulo ocho: No sobrevivió.

 

En una de las habitaciones de la casa de la mafia, había un hombre recostado y roncando. Se despertó torpemente con el sonido abrupto de la puerta siendo golpeada contra la pared, anunciando la entrada de las personas. Cayendo al suelo por el sobresalto, Goku, salió disparado hacia la entrada para averiguar una sola cosa: “¿quién fue el hijo de su nutria madre que lo despertó?”

— ¿Quién de ustedes me despertó de mi preciado sueño de belleza, idiotas? —Pregunto, pero cuando llego a la puerta principal. Solo noto el rastro de sangre húmeda y reciente que dejaba ver un camino directo a la enfermería improvisada de aquel hogar— ¿Pero… que demonios?

Quizás era el desinterés general, o el simple desprecio a todo lo que existiera y ocupara un lugar en el espacio, pero solo por tres milésimas de segundos le importo su familia. Tan rápido como vino el interés, fue llevado a un terreno baldío y fue asesinado de un disparo a quemarropa sin emitir un solo grito de súplica. Con la nueva indiferencia restaurada, Goku, se dirigió hacia la sala de entretenimiento donde están los videojuegos, la televisión y demás gilipolleces para entrenarse.

Entro a la habitación y se sentó en el sillón, agarro su Tablet y se puso a jugar a “Plantas contra ogros” (Nota: no voy a pagar derechos de autor por el juego), en nivel intermedio se puso a matar ogros. Pero sintió una presión en su pierna, pauso el juego y observo.

Estaba el pequeño bebe que había descuidado deliberadamente, lo tenía abrazado de la pierna, apretando su pantalón caro de diseñador.

— ¿Cómo lo explico? —Se preguntó con voz dulce y serena, eso creo una sonrisa en el rostro del pequeño bebe, que por la semejanza física, parecía su hijo — Mira… mocoso, este pantalón vale más de lo que tu podrás ganar en toda tu asquerosa y rastrera vida. Así que date la vuelta y piérdete por ahí, déjame en paz.

Con su otra pierna, intento separar al infante, y de una patada no tan fuerte –o eso pareció- lo mando bastante lejos de él. Con una sonrisa se dispuso a continuar su partida, pero se vio interrumpido por el alarido de dolor del pequeño producido, obviamente, por el fuerte golpe de su cuerpo contra la mesa de centro.

—Que molesto —Dijo Goku, se puso los auriculares y siguió su juego.

Obviamente no era el único en la casa, y los llantos pronto atrajeron la atención de la persona que menos quería ver en ese momento, su “amigo” tuerto, Turles.

— ¿De dónde viene ese ruido? —Se preguntó Turles entrando a la habitación, sinceramente está agotado, tenía el traje y las manos teñidas del líquido de la vida… o sangre.

Rápidamente vio su mirada hacia el pequeño bebe que lloraba a un costado de la mesa del centro de la habitación, obviamente por el moretón de su brazo había sido agredido— ¿¡Pero que mierda!? —Grito.

Se acercó y alzo al pequeño niño, con una mirada rápido aseguro que la única herida era el moretón en su brazo, hecho furia, dirigió toda su ira reprimida a buscar al supuesto causante de la herida. Giro su mirada al sofá, y pudo ver a un flojo acostado escuchando música y jugando un asqueroso juego.

— ¡Kakarroto!—Grito, siendo ignorado recurrió a la mejor estrategia que hay sobre la faz dela tierra: Vegeta — ¡Vegeta! ¡Kakarroto agarro tu Tablet, y te borro la novela!

Casi de inmediato, un cuchillo atravesó la Tablet de Goku. Y se detuvo a escasos milímetros de la nariz de Goku, haciendo que este se sobresaltara. Sin contar que estaba por completar el juego y todo había sido destruido.

— ¡Gracias! —Agradeció Turles. Goku se asustó parándose de repente y sacándose los auriculares — ¿De dónde salió él bebe? ¿Por qué tiene un moretón? ¿¡Por qué coño no fuiste a ayudarnos!?

—Primero que na’, chabón, a mí no me vengas a levantar la voz que no soy tu puta. Tus respuestas serian estás; Primero, salió de una cesta; segundo, no sé; tercero, porque ustedes nunca me llamaron—

El pequeño Gohan estaba abrazado al cuello de Turles, y poco a poco iba durmiéndose — ¡No esas pendejo, tarado! —Grito Turles — ¡Tu padre está muerto y es tu culpa!

— ¿Mi… que? —Se preguntó Goku —Pero… ¿yo tengo padre…?

Regresar al índice
Capitulo nueve: ¡Me tienes arto! por 01PrincessaCandy01
Capitulo nueve: ¡Me tienes arto!

 

— ¡Por supuesto que lo tienes, idiota! —Le grito Turles a todo pulmón, Goku lo miraba sin inmutarse, al contrario, la mirada desafiante e insolente apuñalaba de él apuñalaba el ojo de Turles.

— ¿Ah, enserio? —Dijo con su tono insolente y sarcástico de siempre— Lo siento. Pero veras que no me importa ni tres hectáreas de pepinos lo que dices.

Turles estaba sorprendido, si él hubiera tenido un padre seguramente no se comportaría así. En este momento en vez de estar insolente estaría a su lado mirando el cadáver recordando los últimos momentos de vida junto con su padre. Si lo tuviera, claro.

—Eres un imbécil, no sabes lo afortunado que eres de contar con tu padre o… con tu hermano —Contesto desviando la mirada hacia Gohan que todavía descansaba en sus brazos— Algunos no tenemos a nadie, y lo sabes.

Quizás era un tema muy frágil. Goku lo sabía, y ya lo había usado para causar más daño a Turles en sus pasados enfrentamientos verbales.

—No me digas— Exclamo— ¿Quieres que sienta pena por ti o algo así? Si tanto te interesa, él está muerto. ¡Y muerto se va a quedar! ¿Por qué intentas todavía hacer que lo aprecie? Mira, no te entiendo ¿sí?

Turles lo observo, la furia se apodero de su ojo bueno—Deberías mantener tu boca cerrada— antes de que pudiera responder agrego— Porque si Bardock, que en paz descanse, te escuchara. Te diría una cosa, Kakarroto, solo una cosa.

— ¿Que? — pregunto todavía con la sonrisa desafiante impresa en su rostro.

—Cada vez que abres la boca es para soltar mierda a tu alrededor —Dijo en tono agresivo— Si no te gusta estar con nosotros, vete; Lárgate de esta casa. Por qué nosotros nos vamos a quedar, y cumpliremos el objetivo de tu padre: Gobernar el país, y el mundo a largo plazo.

Goku sonrió, desconcertando al tuerto, giro su cabeza hacia atrás y luego hacia un costado. Trono los huesos de su cuello y luego estiro sus músculos, dio una pequeña risa— Cada vez que tu abres la boca me haces reír. Como mafioso no sirves, pero de cómico te iría de puta madre.

Goku le dio un giño en el ojo y rio en voz alta, y camino hasta la enfermería, quería arreglar unos asuntos con Vegeta.

Turles lo siguió de cerca, desconfiado—Es un imbécil, todo lo que tienes y no  lo puede ver. Ni siquiera apreciar. A aunque a mí me falte un ojo no estoy tan ciego —Pensó mirando a Gohan—Espero que tu no seas como el, pequeño, espero que por lo menos podamos contar contigo en una emergencia.

De una patada Goku entro a la enfermería, el suelo estaba plagado de sangre, y un médico, asustado trataba la herida de su padre.  En una esquina había una enfermera coqueteando a Raditz. Este estaba ahora mismo más preocupado por lo que el medico intentase con su padre.

— ¡Oigan! —Grito Goku captando la atención de ellos— ¿Esta muerto o no, el viejo?

Raditz dirigió su mirada rápidamente a él y contesto—Muérdete la lengua. Es nuestro padre y debes tratarle con respeto —

—Respeto mis polainas —Contesto, miro las máquinas y rápidamente dedujo la respuesta a su pregunta— ¿Está vivo? ¡Turles, me mentiste!

— ¿Y qué esperabas? —Le grito Turles— Aunque lo perdieras serias igual de tosco que siempre.

Ellos se pusieron a discutir, gritando. Vegeta que suministraba sangre a Bardock –este respiraba gracias a un respirador- estaba hasta la punta de su peinado soportando los gritos, así que saco los cuchillos y se los arrojo a cada uno de los escandalosos.  A Turles le roso la nariz, y a Goku le rajo un poco del labio, creando una herida que comenzó a sangrar.

Luego de unos minutos, Goku tenía una servilleta en su labio tapando la herida, estaban todos en silencio. Hasta que Bardock despertó.

—Ah… —Intento hablar, veía imágenes borraras, cuando esas imágenes se fueron ordenando pegunto— ¿Dónde… estoy? ¿Dónde…? —Miro a Gohan que estaba comiéndose la corbata de Turles— ¿Turles… tuvo un hijo?...pero… ¿Turles no era gay?

Antes esa pregunta extraña y cómica de Bardock, todos los presentes reaccionaron de una manera… particular: Vegeta arqueo una ceja sorprendido y un poco asustado; Raditz y Goku comenzaron a reírse; La enfermera y el doctor secuestrados se miraron asustados; y Turles se enojó muchísimo, pero la risa de Gohan lo tranquilizo un poco.

— ¡No! —Grito Turles— ¡No es mi hijo, ni soy gay!

—Dile eso a Nº17 —Dijo Bardock— lo vi haciéndote ojitos en la reunión. Parecían muy entretenidos con la presencia del otro.

— ¡El me hizo ojitos a mí, él es el gay, no yo! —Se excusó.

Bardock se está riendo, al final la herida no había sido tan grave como pensó. Solo una gran pérdida de sangre y un desmayo—Cállate, si hasta le guiñaste el ojo —

Turles dejo a Gohan sobre el pecho de Bardock —Tengo un jodido ojo, cuando pestañeo parece que hago guiño—

—Eso explica muchas cosas —Dijo Raditz— Hablando de eso, ¿cuándo mataremos a alguien? Llevamos muchos capítulos sin matar a alguien. Esto parece más una historia familiar que de mafia.

— ¿Quieres matar a alguien? —Le pregunto Bardock, acariciando la cabeza de Gohan— ¿De quién es el peque? —

—De Kakarroto y si, si quiero matar a alguien—

—… ¿Entonces, Kakarroto y Turles tuvieron un hijo?

Nosotros: Los reyes del mundo. por 01PrincessaCandy01

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fanfic.es/viewstory.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20