Muerte en el penal de Lurigancho by ccaalake_248

Fanfics en Español El sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

  Muerte en el penal de Lurigancho by ccaalake_248
Summary:

Sepa la historia de un chico sobre como llegó a este lugar, envolviéndose cada día en los recuerdos de su vida en busca de la respuesta, de lo que puede ser su única salvación, antes de que el juez tome la decisión y lo condene a muerte por un crimen que él no cometió. Sin embargo, recordar será difícil para el chico, porque no sabe lo que descubrirá. 

Basado en  hechos que sucedieron en los años oscuros de mi país, donde la muerte despertaba a cada mañana buscando a quienes llevarse, claro que mis padres fueron quienes lo vivieron, y han sido de gran inspiración para que pueda contarles con más dealles como pudo haber ocurrido tales acontecimientos.



Categories: ORIGINALES Characters: Ninguno

Generos: Accion/Aventura, Angustia, Drama, Misterio

Advertencias: Ninguno

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 4 Completed: No Word count: 3862 Read: 252 Published: 16/07/2013 Updated: 16/09/2013
Summary:

Sepa la historia de un chico sobre como llegó a este lugar, envolviéndose cada día en los recuerdos de su vida en busca de la respuesta, de lo que puede ser su única salvación, antes de que el juez tome la decisión y lo condene a muerte por un crimen que él no cometió. Sin embargo, recordar será difícil para el chico, porque no sabe lo que descubrirá. 

Basado en  hechos que sucedieron en los años oscuros de mi país, donde la muerte despertaba a cada mañana buscando a quienes llevarse, claro que mis padres fueron quienes lo vivieron, y han sido de gran inspiración para que pueda contarles con más dealles como pudo haber ocurrido tales acontecimientos.



Categories: ORIGINALES Characters: Ninguno

Generos: Accion/Aventura, Angustia, Drama, Misterio

Advertencias: Ninguno

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 4 Completed: No Word count: 3862 Read: 252 Published: 16/07/2013 Updated: 16/09/2013
Story Notes:

Para los que me conocen por primera vez he estado primeramente en el foro de animes, pero ahora voy a tratarlo aquí,y sin quitarles más tiempo, voy a empezar.

Story Notes:

Para los que me conocen por primera vez he estado primeramente en el foro de animes, pero ahora voy a tratarlo aquí,y sin quitarles más tiempo, voy a empezar.

Capítulo 0: El Sacrificio by ccaalake_248
Author's Notes:

Hola, como están todos, espero que estén muy bien. Bueno, decidí comenzar con este capítulo que está relacionado más bien con el final, aunque claro no dará a conocer como acabará el protagonista. Quiero que intenten ver al chico desde el punto en que empieza a perder la cabeza hasta tal punto que... Bueno, puede que sea corto, pero el final relatará mucho más. Disfrútenlo.

Author's Notes:

Hola, como están todos, espero que estén muy bien. Bueno, decidí comenzar con este capítulo que está relacionado más bien con el final, aunque claro no dará a conocer como acabará el protagonista. Quiero que intenten ver al chico desde el punto en que empieza a perder la cabeza hasta tal punto que... Bueno, puede que sea corto, pero el final relatará mucho más. Disfrútenlo.

Sin darme cuenta estaba parado en la nada, no tenía miedo, pero la soledad me recordaba a mi vida entera antes de cometer aquel error que ahora marca mi alma con sangre. No me dan ganas de caminar, ya para que, no ayudaría en nada. ¿Gritar? Ja, nadie me oiría desde este abismo, el sol parece haber muerto a causa de mi mala suerte. Aunque no diría que toda mi vida fue una miseria, siempre podría depender de mi mamá cuando consideraba el esfuerzo de todos sobre mí una carga.



"Todos creemos en ti, hemos puesto nuestras esperanzas en ti porque sabemos que dejarás en alto el nombre del país"r03;



¿Mamá? He escuchado su voz, estoy desesperado, quiero verla una vez más, por favor. ¡Mamá! ¡¡¡Mamaaaaaá!!!



"Te quiero mucho hijo mío"



Yo también mamá, mis lágrimas no dejan de caer porque nunca te agradecí por esos abrazos, por esos besos, por ese amora el cual rechacé con mi orgullo alejándote de mí. Sigue hablando para que te pueda encontrar, te quiero abrazar de nuevo... ... ...



¿Mamá? ¿Dónde estás mamá? Habla por favor que mi corazón me está golpeando el pecho tan dolorosamente. Caigo al suelo por este dolor tan insufrible, un suelo que graba mi huella cubierto de este líquido rojo, ¿pero qué? ¿sangre? ¿De dónde salió está sangre?



Huele a sangre, parece fresca, pero ¿por qué?



"Hijo, tu tienes las cualidades de un campeón"r03;



Esa voz... ¿papá? ¿Tu también caíste a este oscuro lugar? Estés donde estés no te puedo ver, solo el suelo de rocas que por alguna extraña razón empezó a aparecer cada vez que parpadeaba, ahora se empieza a formar un cielo rojo... Hhmmm... ¡¡¡¡Papaaaaaá!!! Responde papá, ya ha pasado un minuto sin poder escucharte, debes estar aquí porque... porque... te necesito.



"Hijo mío, sabes que siempre estaré contigo para que puedas mejorar tu carácter"r03;



Te escucho cerca, pero no estás aquí, acaso estás en mi mente. No. No estás ahí, porque te escucho desde abajo. Pero... ¿de dónde salió este charco de sangre? La voz sale de allí, ¿estás allí papá? Puedo ver tu sombra o acaso es mi reflejo, las palabras y mis pensamientos me están comiendo por dentro y han devorado gran parte de mis memorias, lo que explicaría porque ahora casi no te puedo ver. De repente un rayo de oscuro que representa la muerte cae frente a mí y te desapareces, miro al sol y lo único de lo que me puedo acordar es de una joven llevando esa misma palabra, su sonrisa no parece figurar su rostro, más bien, el cabello cubre sus ojos y el resplandor que emana de ella no me deja ver su rostro. ¿Acaso es un espejismo?



"Yo siempre pensé que tú ibas a cambiar, pero me equivoqué"r03;



Ahora ya me acuerdo, Sol Huamani. Sé que eres tú porque fueron las últimas palabras que escuché de ti, y ese momento fue antes de..... Ah sí, ahora todo está claro, ahora sé que el dolor que tengo y el dolor que que le causé a todos nunca podrá desaparecer y eso claramente se está representando en estas marcas que puedo ver sobre mis brazos, pero también descubrí que si al menos quiero que me recuerden como alguien que lucho para al menos intentar alcanzar el perdón, entonces tomaré, esta vez, la decisión correcta.



Aún no sé donde estoy, ya me quedo sin energías. De pronto mi cuerpo solo se cae teniendo control de mis ojos y párpados, siento el impacto de mi cabeza contra el pavimento, sale sangre, mi sangre, de mi cabeza. Mira hacia abajo y veo que sostengo una arma sin balas, respiro un humo extraño con olor a plomo que me parece adictivo pero además depresivo, y también noto varios hoyos sobre mi cuerpo. ¿Acaso habré tomado la decisión incorrecta de nuevo? Parece que.... siento.... frío.

End Notes:

Ya que vieron este capítulo, espero se animen a continuar con la historia. Nos vemos pronto, y si algien tiene alguna pregunta, pueden dejarla aquí en mi cuenta. Hasta Luegi

End Notes:

Ya que vieron este capítulo, espero se animen a continuar con la historia. Nos vemos pronto, y si algien tiene alguna pregunta, pueden dejarla aquí en mi cuenta. Hasta Luegi

Regresar al índiceCapítulo 1: Desde mi silla by ccaalake_248

Mi historia no puede ser entendida por cualquier humano que me conoció alguna vez en aquella ciudad donde nací. Sentado y atado en aquella silla, separado del mundo, sin importarme que me encerraban cuatro paredes la mente vuelve a recordarme mi pasado. Desde pequeño tuve la suerte de ser criado por el amor de aquellas personas que muchos llaman padres, pero claro, ese fue solo el inicio de mi vida. Jamás debes subestimar un regalo que te dan, porque un día tienes que pagar.



- Felicidades señor y señora García, es un varón. ¿Qué nombre le pondrán?



- Mi esposa y yo decidimos ponerle Baiker, el único -lo decían mientras lloraban de alegría por los primeros segundos de mi vida en este mundo.



Aunque mis padres no eran divorciados, tuvieron la mala costumbre de discutir en mi presencia cuando era pequeño, y en serio, la vida de un niño puede quebrarse en un minuto.



- Te dije que sacaras la basura tonta.



- Pero no grites en frente de Baiker, muchos psicólogos dicen que los gritos pueden afectarlo.



- Al diablo a esos idiotas, oye sabes, ellos solo te dicen tontería y media cuando en verdad todo está en la mente. Deje que él se cambie solo mientras que tú sacas la basura.



- Pero tú no estás haciendo nada. ¿Por qué eres tan flojo?



- ¡Tonta! -y veo con mis propios ojos el contacto agresivo de mi padre contra mi madre-. Yo me saco la mugre para poder mantener esta casa, y tú que haces en la vida. ¡Nada!



Con esto mi sonrisa que figuraba mi rostro inocente de 5 años murió frágilmente al ver tal horror. No podía entender porque no podían conservarlo tranquilamente, pero más tarde cuando mi mamá me llevó a la cama me contó la vida de mi padre.



- No debes odiarlo, él vivió en un familia pobre en la sierra, su padre era un borracho dueño de una tienda y su madre se encargaba de llevarlo entre sus hombres cada noche de fiesta -me hablaba mientras se tapaba las marcas en sus mejillas-. Tu papá odiaba su familia junto con sus 6 hermanos, pero un día llegó un maestro de Japón, era la época en que entró el Karate por primera vez a nuestro país, y tu padre lo conoció y fue en ese instante en que él vio su destino en aquel deporte...



Era cierto as palabras de mi madre, por si olvidaba contar, mi padre tenía un dojo de karate, tal vez era producto de aquel sueño que tuvo cuando era joven.



-...Entró en la selección y participo en muchos campeonatos, logrando muchos méritos en su carrera deportiva, claro que eso lo llevó a cansarlo y exigir su cuerpo, es por eso que tiene esos arranques de ira.



- Mamá, ¿te duele mucho la cara? -inocente, incapaz de entender sus palabras a la perfección.



- No debes preocuparte por eso ahora, porque mañana tienes que ir al colegio, ahora duerme, porque si no viene el cucu.



La primera historia real que me cuenta mi mamá fue sellada con ese beso que nunca olvidaré a pesar de mi largos años que viví en la ciudad de Lurigancho.



- Hijo, ¿te gustaría comenzar a practicar karate?



- ¿Yo papá?



- Sí, no muchos niños tiene a un papá que sabe enseñar karate.



Al inicio no podía pensarlo muy bien, pues mi papá nunca me pidió permiso para hacer algo que él querría, y es por ello que me involucro en el camino del karate a los cinco años y medio.



- ¡Haz saltos de rana! -me exigía mi papá con la soga en la mano.



A mi temprana edad sudaba más que los niños que entrenaban en el dojo de mi padre, me obligaba a hacer diferentes ejercicios bajo amenazas y en frente de los alumnos. Cuando los kohais (alumnos de karate) no podían un ejercicio bien mi padre me obligaba a dar el ejemplo.



- Muéstrales como se debe hacer -yo muy miedoso querría sentarme y descansar-. ¡He dicho que hagas el ejercicio! -me eleva la voz pero eso no cambio mi decisión-. ¡¡Ahora!!



Coge fuerte mi mano, me agita fuertemente haciendome perder el equilibrio, y después una mano me golpea en la cintura, arráncandome las lágrimas y los llantos.



- ¡Ya deja de llorar! -el siguiente grito callo mis labios-. ¡Ya, está bien, descansa! -luego baja la voz hasta un tono suave-. Bueno chicos, es todo por hoy, mañana vengan temprano a las cinco.



Obviamente un padre tiene sus razones para actuar tal vez de esa manera, pero nunca, nuca a un pequeño. Yo que después de haber presenciado el primer acto de agresión a mis cinco años, no se me permitía quejarme de las enseñanzas de mi padre-sensei. Les mentiría si digo que difícilmente una sonrisa nacía de mi rostro, pero gracias a las compañías que tuve en el colegio, podía escapar de los horribles recuerdos de mi niñez.



- Pásame el balón Baiker. Estoy solo.



- Ahí va Anthony -corriendo sin control por el patio-. ¡Gol!



En mi salón mis compañeros no eran totalmente buenos conmigo, a veces eran muy burlones, y yo, a pesar de practicar karate, era el menor de todos los varones.



- A ver Baiker, enséñanos esas técnicas de karate. Wua, wua -imitando a una estrella del kung fu-. Vamos intenta pegarnos.



Yo había sido criado por mis padres, mientras que ellos no tenían la más mínima atención de parte de los suyos, o incluso por uno de ellos y aún así los veía más felices que yo ¿por qué?



Pasaron algunos meses y mi papá tomó la alocada decisión de inscribirme en mi primer campeonato de karate.



- ¿No es una excelente noticia hijo?



- Sí papá, como digas.



- ¡¿Qué me estás diciendo?! ¡¿No estás emocionado?!



Me levanta el puño muy alto y mis piernas tambalearon muy nerviosos, me disculpo con tal de evitar que aquella fuerza me golpeara, mi padre lo baja, pero aun así no me quita esa cara amenazante... 

End Notes:

Bien, hasta aquí llega la primera parte de mi fanfic, sé que podría haber resultado un poco más largo, pero lo estoy escribiendo a esta hora de la noche y mañana me toca un campeonato. Me despido y solo digo que con tal de saber que lo han leído me basta para seguir con esta trama, nos vemos pronto.

End Notes:

Bien, hasta aquí llega la primera parte de mi fanfic, sé que podría haber resultado un poco más largo, pero lo estoy escribiendo a esta hora de la noche y mañana me toca un campeonato. Me despido y solo digo que con tal de saber que lo han leído me basta para seguir con esta trama, nos vemos pronto.

Regresar al índiceCapítulo 2: Campeonatos y lágrimas by ccaalake_248
Author's Notes:

Muy bien, calro que algunos puedan decirme que esto es un fanfic resubido de otro foro, pero no puedo parar diciendo que tengo cuentos que daban visitar lo cual puede dar un poco de flojera, así que he decidido poner el siguiente capítulo, aunque corto a diferencia de mi otros dos fanfics que están en proceso, tiene mucha drama, inspirado en hechos reales que saqué de los viejos periódicos de mi papá. Claro que cambié los nombres para que sus espíritus no se vean afectados. En fin, que lo disfruten.

Author's Notes:

Muy bien, calro que algunos puedan decirme que esto es un fanfic resubido de otro foro, pero no puedo parar diciendo que tengo cuentos que daban visitar lo cual puede dar un poco de flojera, así que he decidido poner el siguiente capítulo, aunque corto a diferencia de mi otros dos fanfics que están en proceso, tiene mucha drama, inspirado en hechos reales que saqué de los viejos periódicos de mi papá. Claro que cambié los nombres para que sus espíritus no se vean afectados. En fin, que lo disfruten. fordstarboy.1blogs.es

Recuerdo que estaba hablando sobre mi primer campeonato, lo que recuerdo es realmente vago, pero veo las cicatrices que aun decoran mi piel y el recuerdo se me presenta ante mis ojos, como si hubiera sido ayer.



- Recuerda, gira cadera y no tengas des balances -me toma suave del hombre-. Solo sal a divertirte.



No entendía lo que pasaba, en un rato mi padre estaba echando humos, más que un tren casero, y en otro momento me estaba dando ánimos para salir a competir. Realmente era raro, para los que no conocen de este deporte, el karate fue dividido en dos categorías: el kumite, llamado también pelea contra un oponente, donde existen reglas para la seguridad de ambos; y también esta el kata, una pelea imaginaria donde es uno lo representa mediante una "danza" marcial. Y mi padre, al igual que otros senseis inscriben a sus hijos en ambas categorías al inicio de sus vidas competitivas.



- Y ahora, el siguiente es... Baiker García -se escucha mi nombre por los parlantes del coliseo.

- Ya, te toca -me sonreía mi padre junto con otros senseis quienes lo acompañaban-.



Otra característica que tenía mi padre es que era bastante orgulloso, tanto que lo que él decía tenía que ser así, no sabía lo que hablaban pero ahora con esta ilusión frente a mí puedo escuchar cada palabra que pronunciaron aquel momento.



- ¿Ese es tu hijo Gerardo?

- Sí, así es, será el futuro campeón que tendrá este país.

- Bueno, se ve que tiene potencial, pero ¿estás seguro que pueda ganarle a mi hijo.

- Por supuesto que sí, el entrenamiento que le doy es muy exigente.



De seguro yo pude escuchar lo que hablaban cuando era niño, eso explicaría porque estuve nervioso al entrar al tatami (terreno de combate)



- Kata -me pregunta el árbitro central desde su silla.

- Fukyu kata da ichi (primer kata de un estilo de karate)

- Hachime (¡Comience!) -me da la orden el árbitro.



Cuando termine mi danza de puños y bloqueos escuche varias risas de parte del público, pues sin darme cuenta por el nerviosismo me había mojado mi karategui, esto hizo que el árbitro votará en mi contra perdiendo así la categoría. Yo no sentía vergüenza porque era niño, pero la mirada de decepción de papá me daba malas noticias. Termina mi categoría en kata e inmediatamente entro a kumite, donde me esperaba enfrentarme contra niños de 5, 6 y 7 años.



- Bien, escucha -no parecía molesto, pero eso es porque no voltea a mirarme, y cuando lo hace-. ¡¿Por qué estás llorando?!

- Lo siento papá, perdí -y mis lágrimas no paraban de salir.

- ¡¡¡Deja de llorar!!! -me agita una vez más para que recobrara la razón- Puede que hayas perdido, pero no debes sentirte mal, no si has dado todo tu esfuerzo. Ahora sal y prepárate a pelear.

- Pero no...

- ¿Qué dijiste?

- No quiero papá.

- ¡¿Qué estupidez estás diciendo?! Acaso te da miedo.

- Un poco.

- Baiker García, por favor presentarse en el tatami para la categoría de kumite de 5 a 7 años -llamaban de nuevo desde los parlantes.



Mi padre agarra con fuerza mis manos, me coloca los guantes de pelea, y me coloca al frente de mi oponente que era media cabeza más alto que yo.



- Solo mantén la guardia, y no permites que te marque punto.

- Listos... ¡Hachime! -y comienza la pelea.



Parecía que el tiempo pasaba lento como si quisiera devorarme cada segundo de mi vida para que sufriera las consecuencias de mis actos, parece como si esa maldición me hubiera seguido toda vida como lo estoy haciendo ahora sentado en esta silla, pues bien, gane cada pelea influenciado por la ira que sentía pero que difícilmente comprendía para ganar a mis oponentes llegando a la final, pero cada golpea que recibía me quitaba el aire, pero claro, los mayores no saben que entre nosotros también podemos hacernos daño con esos frágiles ataques.



- Muy bien hijo, muy bien, has llegado a la final -me sonreía mostrándome a los senseis que lo acompañaban muy sorprendidos-. Ahora, lo que debes hacer es...

-Pero papá estoy cansado.

- ¡Cálmate quieres! Solo te falta una pelea y ya te quieres rendir.



Sentía una vez más el cansancio que invadía mi cuerpo, los guantes me pesaban ahora más que la primera vez que me los puso mi padre. Salgo todo sudoroso, veo al contrincante, exijo mi cuerpo para levantar mis manos, como si la ira con mi poder se me hubiese ido totalmente y ahora estaba en paz, lamentablemente en el momento equivocado. La ilusión me muestra como era vencido por el hijo del sensei Rayko, uno de los senseis más reconocidos del país. Claramente sus enseñanzas eran mostradas en las habilidades de su descendencia, haciéndome perder la pelea.



Traigo a mi casa la medalla de plata y me siento a comer mi estofado, el cual mi mamá me prepara siempre. Llega mi padre todo asado y se sienta como si no pudiera controlar su peso y cayera fuerte sobre su silla.



- ¿Y cómo te fue Baiker?

- Muy bien mamá, no gane en kata, pero conseguí mi primera medalla en kumite.

- ¿A sí? Que bueno, me siento muy orgulloso.

- ¡¿Estás feliz por qué perdió?!



Mi padre calla la alegría falsa de mi mamá, mete un cucharón de estofado a su boca, y de pronto lo escupe al suelo.



- ¡¿Acaso quieres envenenarme?!

- ¿Por qué estás tan molesto papá? Sí hice todo mi esfuerzo por ganar.

- Acaso eres estúpido. Claro, perdiste por estúpido, te dije antes de la pelea que mantuvieras la guardia en alto, pero claro, tenía que acobardarte y dejar que te marcaran mucho puntos.

- Pero papá, fue mi primer campeonato, me ira mejor la róxima vez.

- Sí, pero este recuerdo quedará permanente como el primer campeonato en tu vida que no ganaste, ¿y por qué', por estúpido.



Toda mi felicidad que habría recobrado después del desahogo volvía con más fuerza encerrando los momentos de mi vida en cajas negras los cuales me daban miedo abrir, pero ahora en esta silla esas cajas están abriéndose por sí solas. No sé que otro momento de mi niñez me traerá por estar sentado aquí, pero sé que los veré todos muy pronto.

End Notes:

El miércoles pondré el siguiente capítulo de las PPGZ, hora peruana, porque en otros países pueden ser un día después, así que calculen  para que puedan deisfrituar la continuación de estas dos historias.

End Notes:

El miércoles pondré el siguiente capítulo de las PPGZ, hora peruana, porque en otros países pueden ser un día después, así que calculen  para que puedan deisfrituar la continuación de estas dos historias.

Regresar al índiceCapítulo 3: El regalo de cumpleaños by ccaalake_248
Author's Notes:

Como lo prometí, aquí les entego la reactualización de un fanfic viejo que estoy volviendo a subir, y también he publicado la continuación de las PPGZ, así que si quieren ya pueden pasarse a leerlo. Disfrútenlo.

Author's Notes:

Como lo prometí, aquí les entego la reactualización de un fanfic viejo que estoy volviendo a subir, y también he publicado la continuación de las PPGZ, así que si quieren ya pueden pasarse a leerlo. Disfrútenlo.

Tal vez no he me presentado como debía desde un principio, como sabrás me llamó Baiker García, lo que me diferencia de los otros chicos es que poseo unos ojos claramente marrones, que reflejados con la luz del sol cambian su color a un verde que representa a la naturaleza, los había sacado de mi madre, y sé que mi cabello cambió durante el paso del tiempo, pero que su color negro no ha cambiado en absoluto.



Bueno, afortunadamente una de las cajas que se presentaban ante mí abría uno de los pocos recuerdos que podría rescatar de mi decaída vida. Como bien se sabía el resto de la familia de mi padre vivía en el Cuzco, por lo que les era difícil venir acá a Lima, pero no imposible.



- ¡Tía Yulia! -gritaba emocionado por ver una nueva cara-. ¡Abuelo, abuela!



Sabiendo que los padres de los que me criaban aun estaban vivos me sentía muy aliviado y contento.



- Bien, ya es hora de irnos -mi padre alza la voz para que lo escuchen.

- ¡¡¡Sí!!! -grito tratando de alegrar un poco el momento.





Y lo que recuerdo se me vuelve a mostrarse frente a mis ojos, viéndome feliz por el primer cumpleaños que mi conciencia recuerda, y cuando empezó a crear y guardar aquellas cajas de los recuerdos que en mis últimos momentos estoy volviendo a vivir.



- Mamá mira, hay una estatua, y parece real.

- ¿Te gustaría que se moviera?

- ¿En serio? ¿Es posible? -tan inocente y tranquilo pues no había clase de karate.



Y abriendo su bolso, mi dulce madre de cabellos castaños me regala una moneda.



- Lo único que tienes que hacer es poner esta monedita en aquel plato frente a la estatua.



Cuando lo hago juro que desde mi silla pude verme asustado, puesto que justo después de poner la moneda una mano de color gris, la de la estatua, me sostuvo de la manera más tétrica que había conocido durante mi niñez.



- ¿Mamá? ¡Ayúdame! -la veo reír, así que le gritó a la estatua-. ¡Oye tú, suéltame!



Y con la terquedad de mi lado le doy de un puntapié para que me suelte, luego de eso pude notar que la estatua era muda y cada movimiento que hacía me sacaba una risa del alma, era muy gracioso verlo, que mal que ahora en este tiempo se encuentre enterrado en algún lugar desconocido dejando a una esposa viuda y sus dos hijos que tratan de salir adelante.



- Señor estatua ¿puedo llamarlo por su nombre? -pregunto muy emocionado.



Y con un papel que saca de su bolsillo, y un lapicero proveniente de su maleta que estaba llena de ellos escribe la primera y última vez que mis ojos pudieron ver.



- Jor-jo-rge-orge Par-par-rede-des-de

- Mi nombre es Jorge Paredes, querido niño. Nunca lo olvides, ¿vale?



Y el lazo eterno de un pequeño niño comenzando su vida, y la de una estatua viviente se había creado, quizá por obra del destino, o porque el ángel de la muerte lo había planificado.



- Baiker, Baiker -una voz interrumpe aquella conversación-. ¡Baiker!



Mi padre de pronto hace acto de presencia y con una cara endemoniada hace que mi nuevo amigo vuelva a quedarse inmóvil.



- No, espera, quiero hablar un poco más con Jorge.

- Lo harás al final del paseo, ahora ven que quiero que hagas un kata para impresionar a esta gente.



Sorpresivamente mi frase de que no iba a haber karate en mi cumpleaños era totalmente rechazado, y creyendo que poseería algún poder por cumplir un año más de vida, tendría las decisiones de aquel día, pero con un poco de disciplina.



- Papá, sé que el karate fortalece el cuerpo y el alma, pero creo que la vida no significa ser puro karate, aveces hay que descansar un momento, a veces....

- Un momento, espera ¿Me estás diciendo que no quieres hacer un poco de publicidad para el dojo?

- Bueno, no con esas palabras -de pronto veo a mi padre intentando asustarme con la cara de antes-. No, por favor... Bueno está bien.



De pronto la gran multitud que había frente a nuestras narices empezaban a disolverse en el espacio, cosa que frustró mucho a mi papá. Se da media vuelta y vuelve a juntarse con mi tía Yulia y sus padres. Esa escena me dio a conocer que a veces el mejor apoyo puede provenir

de tu familia, porque luego mis ojos no me engañaban, y los de mi "yo" pequeño también, nuestro par de ojos enfocaban hacia el dulce abrazo de mi padre frente a sus padres, mis abuelos, tal vez buscaba un poco de comprensión. Intento pararme de mi silla, pero por alguna extraña razón no podía, aunque creo que no era necesario pues la escena empieza acercarse a mí, dándome la oportunidad de escuchar aquella conversación olvidada.



- ¿Por qué estás llorando hijo? -pregunta mi abuelo con una voz de campesino- Si aun noestoy muerto.

- Sé que te quedan unos años más papá, pero lo que yo quería de este paseo es que me hijo me hiciera sentir orgulloso -y se le acerca para darle ese abrazo del recuerdo.

- Debes entender hijo que él es de tu sangre, de tu unión, de tu amor, pero que no puedes elegir su destino a la fuerza.

- Mamá

- Él debe encontrarse consigo mismo y descubrir su naturaleza, encontrar su talento, y pronto madurará mejor de lo que tú pensabas planificar.



Vaya la sorpresa que me llevo cuando no son solo nuestros ojos quienes guardan los recuerdos, sino también los oídos que guardan las dulces palabras de tus nuestros seres queridos. Vuelvo a ver a mi de pequeño, y el resto del recuerdo empieza contarse solo.



- Supongo que mi padre no es tan duro como roca -veo que la gente vuelve a juntarse en un solo punto-. Creo que esto se merece una celebración.



Salgo caminando muy decisivo en centro de aquella multitud alzo muy alto las manos y grito para llamar totalmente su atención.



- ¡Escuchen todos, esto es lo que aprenden cuando van a practicar al dojo Zukio-Kan, así que es recomendable que metan a sus hijos si quieren que sean disciplinados, como yo!



Y con un abrir y cerrar de ojos empecé a realizar puños, patadas, mi nuevo kata (Fukiu Kata Da Ni) y un grito de pelea que pudo haber dejado sordo a cualquiera.



- Ese niño es muy disciplinado, como quisiera que mi hijo fuera como él.

- El futuro de este país debe estar en manos de niños como ese.

- ¿Cómo dijo que se llamaba el dojo donde practica?

- Definitivamente meteré a mi hijita a practicar ese deporte.



Entre el público mi padre se abre él mismo el paso, se me acerca, me abraza, y lentamente susurra por mi oído.



- Gracias, hijo mío.



Y yo creía que era mi cumpleaños, pero el único que recibió un regalo especial fue mi padre, tal vez en Navidad Santa Claus vaya a mi casa y busqué a mi papá a dejarle mi regalo también. Aunque ese recuerdo tuvo un inicio muy feliz, termino agradeciéndole a otro. Aun sigo en esa silla, sin poder moverme, pero es la primera vez que deseo que estas visiones sigan porque serán la única vez que vuelva a revivirlos, y porque aún no sé que otras cosas habrán pasado.



End Notes:

 

End Notes:

 

Regresar al índiceDisclaimer: All publicly recognizable characters and settings are the property of their respective owners. The original characters and plot are the property of the author. No money is being made from this work. No copyright infringement is intended.Esta historia archivada en https://www.fanfic.es/viewstory.php?sid=41115Muerte en el penal de Lurigancho by ccaalake_248

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20