Las personas cambian by Yuuki Matsumoto

Fanfics en EspañolEl sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

 Las personas cambian by Yuuki Matsumoto
Summary:

Con 15 años sakuno se convierte en una excelente y reconocida tenista gracias a la ayuda y entrenamiento de sus sempais. Por insistencia de su medio hermano mayor Eiji entra al club de tenis masculino del Seigaku, el cual hace una gran excepción por tratarse de ella. 

Ryoma vuelve de America y se sorprende al encontrarse con Sakuno tan cambiada, pero se sorprende mucho más al enterarse de que ésta tiene un especial interés en el capitan del equipo. El prodigio en el tenis comienza a despertar cierto interés en la chica. 

Tezuka se siente atraído por Sakuno y decide decirle como se sentía. Ella acepta salir con él, pero la vuelta de Ryoma confunde a la chica y entonces ambos tenistas compiten por su amor. ¿quién triunfará?

Tomoka vuelve de Francia, país al que se fue cuando Sakuno más la necesitaba. ¿Podrán retomar su amistad? ¿Será Tomoka capaz de soportar a la nueva Sakuno? ¿Sakuno la perdonará?

 

Ryoma x sakuno

Tezuka x sakuno 

¿Cuál será la pareja definitiva?





Yuuki.-

 



Categories: PRINCE OF TENNIS Characters: Ninguno

Generos: Humor/Parodia, Romance

Advertencias: Lenguaje Obsceno

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 1 Completed: No Word count: 5057 Read: 233 Published: 25/07/2013 Updated: 25/07/2013
Summary:

Con 15 años sakuno se convierte en una excelente y reconocida tenista gracias a la ayuda y entrenamiento de sus sempais. Por insistencia de su medio hermano mayor Eiji entra al club de tenis masculino del Seigaku, el cual hace una gran excepción por tratarse de ella. 

Ryoma vuelve de America y se sorprende al encontrarse con Sakuno tan cambiada, pero se sorprende mucho más al enterarse de que ésta tiene un especial interés en el capitan del equipo. El prodigio en el tenis comienza a despertar cierto interés en la chica. 

Tezuka se siente atraído por Sakuno y decide decirle como se sentía. Ella acepta salir con él, pero la vuelta de Ryoma confunde a la chica y entonces ambos tenistas compiten por su amor. ¿quién triunfará?

Tomoka vuelve de Francia, país al que se fue cuando Sakuno más la necesitaba. ¿Podrán retomar su amistad? ¿Será Tomoka capaz de soportar a la nueva Sakuno? ¿Sakuno la perdonará?

 

Ryoma x sakuno

Tezuka x sakuno 

¿Cuál será la pareja definitiva?





Yuuki.-

 



Categories: PRINCE OF TENNIS Characters: Ninguno

Generos: Humor/Parodia, Romance

Advertencias: Lenguaje Obsceno

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 1 Completed: No Word count: 5057 Read: 233 Published: 25/07/2013 Updated: 25/07/2013
Story Notes:

Aviso: He publicado esta historia anteriormente en este sitio, pero he perdido la cuenta. Evitemos comentarios de plagio. 

Los personajes no me pertenecen. En cambio la historia es completamente mía. 

Story Notes:

Aviso: He publicado esta historia anteriormente en este sitio, pero he perdido la cuenta. Evitemos comentarios de plagio. 

Los personajes no me pertenecen. En cambio la historia es completamente mía. 

I Los chicos y yo by Yuuki Matsumoto
Author's Notes:

¡Enjoy!

Author's Notes:

¡Enjoy!

Las personas cambian.

 

 

 

Capitulo 1: Los Chicos y Yo.-

 

 

 

–– ¡saku-chan! –

 

– ¿eh? –levanté la cabeza al escuchar mi nombre, y ahí me encontré con eiji-chan parado en la puerta de mi salón tratando de llamar mi atención – ¿eiji-chan? ¿Qué haces aquí? –le pregunté mientras me dirigía hacia él

 

– ¿Cómo que, qué hago aquí? Te vine a buscar, porque este año te inscribes sí o sí en el club de tenis femenino – me dijo alegremente – así que vamos yendo –tomó mi muñeca

 

–eiji-chan, espera, sabes que no puedo y tampoco quiero hacerlo –le dije deteniéndolo antes de que me arrastrara hasta el club femenino

 

–dame tres razones para no inscribirte –

 

–Bueno, la primera es que tengo una hermanita pequeña de 5 años a la cual tengo que cuidar durante toda la tarde, la segunda no creo estar al nivel del club de tenis femenino del seigaku y la tercera simplemente no quiero –

 

–¡Wa me había olvidado completamente de miko-chan! –

 

– ¡ves! Si tu no la cuidas yo tendré que hacerlo porque la abuela entrena al club masculino –

 

–pero, pero, al menos acompáñame a inscribirme y aprovechamos de ver a la abuela –

 

Suspiré, me era imposible decirle que no o negarme a alguna cosa.

 

–solo deja ir a buscar mi bolso –

 

–claro ve –Iba a ir por mi bolso, pero Eiji aún me mantenía sujeta, lo miré divertida.

 

–eiji-chan iré si me sueltas la muñeca –

 

–¿Eh? ah, claro –y me soltó, yo fui a buscar mi bolso ignorando las miradas de las chicas y luego me fui con eiji-chan a las canchas del club

 

Por cierto, soy sakuno ryusaki, tengo 15 años, estudio en el seigaku, tengo una hermana pequeña de 5 años y hace cuatro años descubrí que tengo un medio-hermano mayor el cual es eiji kikumaru, con el cual vivo actualmente, claro además de la abuela –entrenadora del club masculino del seigaku- y con mi hermana pequeña kimiko o como yo y eiji-chan le decimos miko-chan, bueno se preguntaran por qué no vivo con mis padres y la respuesta es simple, ellos murieron hace cuatro años, si cuando tenia 11, cuando me enteré de que mi sempai era mi hermano mayor, cuando miko-chan tenia solo 1 año, cuando mi mejor amiga del alma, en ese tiempo, Tomoka Osakada se iba a estudiar al extranjero y por último cuando mi primer y hasta hora único amor Ryoma echizen –considerado príncipe por su talento innato en el tenis- se fue a EE.UU. por una beca deportiva.

 

Bueno primero explicare como es que eiji-chan terminó siendo mi hermano mayor, bueno, dos años antes de que yo naciera mi padre tuvo una ‘aventura’ con otra mujer la cual quedó embaraza, por supuesto le dijo a mi padre, pero él ya estaba casado con mi madre y la amaba, pero si ella quería le podía dar su apellido y ayudarle con los gastos, la madre de eiji-chan aceptó solo la ayuda de los gastos, dos años después nací yo, y para no crearme una ‘mala imagen’ de mi padre decidieron ocultarme la existencia de mi hermano, después de diez años nació mi hermanita miko-chan y yo entre al seigaku, donde conocí a mi mejor amiga, tomo-chan, la cual era la presidenta del club de fan de Ryoma echizen, tomo-chan siempre me arrastraba a ver los entrenamientos de los chicos del club, ahí conocí a ryoma y me enamoré de él, también conocí a eiji-chan, tezuka-san, fuji-sempai, inui-sempai, y kawamura-sempai, todos ellos con 12 años, también conocí a momo-sempai y kaido-sempai ellos con 11 años

 

mis padres murieron en un accidente automovilístico y ordenando el cuarto de mis padres (después del funeral) encontramos una carta que seguramente planeó dármela mas adelante, la carta decía sobre la existencia de eiji-chan y revelaba que era mi medio hermano, cuando le pregunte a la abuela me dijo que era verdad y que si prefería podía hablar con su madre y eiji y así lo hice, su madre nos contó la verdad a ambos, la verdad eiji-chan pareció tomárselo bastante bien y desde entonces somos mucho mas unidos.

 

Ahora el por qué vivimos juntos y él no vive con su madre, cuando el tenía 13, su madre murió a causa de una enfermedad y la abuela lo llevó a vivir con nosotras, miko-chan se encariñó rápidamente con él, bueno ella ya lo conocía pero al parecer no le molestó en lo absoluto que él viviera en casa, mientras que a mi me resultó un poco incomodo al principio pero eiji-chan era tan alegre, cariñoso, e inocente que no me tomó mucho tiempo encariñarme con él. Y bueno para ese tiempo tomo-chan ya se había ido al extranjero y ryoma se fue al poco tiempo después.

 

Yo antes era una niña tierna, inocente, tímida, muy callada y poco sociable, según lo que me decía tomo-chan, pero con la muerte de mis padres tuve que ‘crecer’ mas rápido, me tuve que hacer cargo de mi hermana, claro que la abuela se encargaba de la mayoría, pero aún así tuve que ser mas responsable y por supuesto la muerte de mis padres me afecto muchísimo teniendo en cuenta lo sensible que soy o era. Luego la partida de tomo-chan y ryoma, me sentí muy sola, pero eiji como buen hermano mayor siempre me apoyó, y para que yo me distraiga me comenzó a enseñarme tenis –un deporte que amo en la actualidad- momo-sempai, kaido-sempai y fuji-sempai fueron los que mas me ayudaron y gracias a todos ellos ahora puedo jugar bastante bien y me hice bastante conocida en el mundo del tenis, pero todas las cosas antes contadas me hicieron cambiar por fuera, porque con mis cercanos seguía siendo igual, pero con el restó me volví mas fría, orgullosa, ignoraba a la gente que me molestaba y ya no me sonrojaba por todo, ah y a veces creo que podía llegar a ser algo egocéntrica. ¿Un gran cambio verdad? Pero ya no puedo hacer nada y los del club y mi familia me aceptan tal y como soy.

 

Y actualmente yo tengo 15 eiji 17, miko-chan 5 y la mayoría de los titulares tienen 16 y 17 respectivamente.

 

–sakuno-chan!! –escuché que me gritaban, otra ves.

 

–¡ah momo-sempai! ¿Cómo estás? –pregunté cuando llegó a mi lado

 

–bien ¿y ustedes? –preguntó jadeando, creo que estuvo corriendo

 

–momo!! –Gritó eiji-chan y se abrazó a su cuello – no te veía en días! –

 

–eiji me viste ayer! –

 

–cierto –dijo mi hermano, riendo levemente-

 

–¿Ya se inscribieron en el club? –nos preguntó a ambos, yo negué con la cabeza

 

–a eso vamos ahora –

 

–pues apresúrate las inscripciones están por cerrar –

 

–!vamos saku-chan! –dijo tomándome nuevamente la muñeca

 

–¿nee sakuno este año si te inscribirás? –me preguntó momo

 

–no – respondí con una sonrisa

 

–Pero ¿por qué no te inscribes? Será mas divertido que estar compitiendo en torneos sin tener un equipo como has echo estos años –

 

–pero tengo que cuidar de miko-chan y no tendría tiempo para los entrenamientos –

 

–pero hablemos con ryusaki sensei –

 

–aun así, no quiero –

 

–¿por qué? –insistió momo-sempai

 

–chicos antes de que sigan con su conversación les aviso que me iré a inscribir así que espérenme aquí – avisó eiji

 

–claro, aquí te esperamos –respondí yo

 

–y bien ¿por qué no quieres? –volvió a preguntar momo

 

–porque no me relaciono bien con las personas y me han llegado muchos rumores de que la capitana del club comete varios abusos contra las demás chicas –respondí sincera

 

–oh ya veo…– luego de decir eso se quedó pensativo unos momentos hasta que llegó eiji y se lo llevó a unos cuantos metros para decirle algo que seguramente no quería que escuchara y luego me arrastraron –literalmente- hasta donde estaban los demás miembros del club, ya estando ahí me dejaron con horio, katsuo y kachiro y ellos se fueron a hablar de dios sabrá que

 

–hola sakuno –me saludaron los tres

 

–hola chicos, ¿ya se inscribieron? –

 

–si ¿y tú? ¿ya lo hiciste? –me preguntó kachiro

 

Yo negué con la cabeza

 

–no podría asistir a los entrenamientos –

 

–es una lastima, pero ¿seguirás jugando torneos? –

 

–Supongo –me encogí de hombros, al momento de responder la pregunta recordé que tenía que recoger a mi hermana, me disculpe con los chicos y me dirigí a los titulares del año anterior

 

–eiji-chan tengo que ir a buscar a miko-chan ¿te veo en casa? –le pregunté, sin importarme si los demás titulares escuchaban de todos modos ellos sabían que era mi hermano y vivíamos juntos

 

–espérame voy contigo, chicos les encargo el resto –

 

–claro déjanoslo a nosotros –dijo fuji con su siempre amable sonrisa

 

–nos vemos mañana –se despidió eiji

 

–hasta mañana chicos –dije yo, y nos encaminamos al colegio de mi hermana que no estaba tan lejos del seigaku

 

–nee eiji-chan ¿qué les encargaste a los chicos? – Lo acepto, mi curiosidad pudo más.

 

–hmm es una sorpresa – quede algo confundida con su respuesta ¿sorpresa? ¿Para quién? ¿Para mi?

 

– vamos dime –insistí

 

–no y saku-chan rápido se nos hace tarde – era cierto me fije en la hora y comenzamos a correr, cuando llegamos miko-chan se nos abalanzó encima de nosotros y nos fuimos a casa, cuando llegamos la abuela se encontraba preparando la cena

 

–chicos ya llegaron, sakuno ve arriba con miko-chan y cámbiense de ropa, eiji ven aquí –ordenó la abuela desde la cocina

 

–ya voy –dijo eiji con –extrañamente- con una sonrisa en el rostro, yo solo me encogí de hombros y subí al cuarto de miko-chan le cambie la ropa y luego me cambie yo, bajé -con una falda corta blanca y una camiseta rosa- y me encontré con la cena servida y con la abuela y eiji hablando de algo a lo que no presté atención, yo y miko nos sentamos y todos comenzamos a comer

 

–sakuno quiero hablarte de algo –me dijo la abuela

 

–¿qué pasa? –pregunté como siempre con mi curiosidad a flor de piel

 

–¿por qué no te inscribiste en el club de tenis femenino? –

 

–ahh –suspiré – porque no quería y no tendría tiempo para los entrenamientos, además he escuchado muchas veces que la capitana abusa de las chicas –

 

–pero sakuno será un desperdicio que sigas jugando en torneos sin tener un club –

 

–pero ¿qué puedo hacer? No quiero estar en un club con una capitana dictadora –dije con una sonrisa algo divertida.

 

–saku-chan la abuela tiene razón, además siempre que te llaman para algún juego o algo terminas rechazándolo o de alguna forma te vuelves antes de que siquiera empiece – bueno eso si era cierto, generalmente terminaba volviendo por culpa de mi temperamento y orgullo.

 

–exactamente y si estas en el club no podrás abandonar el juego aunque quieras y tal vez así dejen de llegarte esas malditas ofertas de clubes –la abuela por ese lado tenia razón, las llamadas me tenían harta.

 

El por qué recibía ‘tantas’ llamadas de clubes pues era porque, bueno, después de entrenar tanto con los chicos me volví bastante buena tenista, pero no jugaba en ningún club. Un día eiji-chan me inscribió para participar en un juego sin mi consentimiento y para cuando me lo dijo ya no podía echarme atrás así que participe y gané el primer lugar entre las mujeres, luego de ese juego me llamaron para otros por haber sido la ganadora y pues, me fui asiendo conocida como los del seigaku, pero odio hablar de eso prefiero mantenerlo en secreto aun que es difícil siendo que me conoce medio colegio.

 

–pero ya lo dije no podría ir a los entrenamientos los del club son mas temprano que los masculinos y no me daría tiempo de ir por miko-chan –

 

–bueno los chicos del club junto con eiji me sugirieron la idea de ponerte en el club masculino, te daría tiempo suficiente para ir por kimiko y ella podría esperar a que terminen los entrenamientos–

 

–¿qué? Tienes que estar de broma –Esperé a que dijeran algo, pero el silencio de ambos me confirmó que hablaban enserio. Dejé caer los palillos a la mesa y les miré seriamente, luego de unos segundos ¿o minutos? Les volví a hablar –me niego –

 

–¿por qué? – Insistió la abuela

 

–no estoy a nivel de los chicos, y el club masculino... ¿Sí se dan cuenta de que soy una chica, verdad? –

 

–eso es mentira saku-chan! –grito eiji –les has ganado a oishi, a mi, a momo y una vez estuviste a punto de ganarle a fuji,y a kawa y a kaido también les has ganado una vez– Eso es cierto, pero no sentía la confianza como para estar en un equipo de tan alto nivel.

 

–p-pero para eso hay que consultarle al rector y e-estoy segura de que no lo permitirá – intentaba por todos los medios buscar un excusa para no entrar, y hasta ahora sólo esa se me había ocurrido.

 

–cuando los chicos hablaron conmigo el rector estaba presente y dijo que aceptaba gustoso, después de todo el ha visto tu gran avance en el tenis –dijo mi abuela – y no puedes negarte estas inscrita y mañana comienzan los entrenamientos – Gestion de Procesos o BPM: tutoriales, noticias, trucos, consejos y todo sobre Gestion de Procesos en español Tutoriales sobre Gestion de Procesos BPM

 

– Gracias por la comida – susurré totalmente desganada. Me levanté y fui a mi habitación. Sé que he avanzado bastante en el tenis y todo es gracias al arduo trabajo y entrenamiento, y por su puesto a la ayuda de los chicos, sin ellos no estaría donde estoy, pero entrar al club masculino... es demasiado.

 

Pero debería estar feliz ¿No? Cualquiera estaría realmente feliz de tener la oportunidad de entrar a ese club. Suspiré. Me senté en mi cama y observé la foto de mis padres que siempre mantengo sobre mi escritorio, la tomé y acaricié con los dedos.

 

 

–Mamá, papá, nunca me advirtieron que la abuela solía tener ideas alocadas –dije riéndome suavemente. De pronto y sin previo aviso una lagrima escapó de mis ojos y resbaló por mi mejilla. Dios, como extrañaba a mis padres, esta semana les iré a ver al cementerio para contarles las novedades de mi vida.

 

¿Cómo se tomarán los sempais mi llegada al club? Supongo que más de alguno no estará conforme. Suspiré, otra vez, me levanté y dirigí al baño, no sin antes buscar mi pijama y ropa interior limpia, luego me fui a dar una ducha, quizás así logre relajarme y dejar de pensar.

 

Me relajé bastante ahí dentro, la abuela luego me regañará por pasar tanto tiempo bajo la ducha. Tomé el secador de pelo y comencé a secar mi larga cabellera, no podía dormirme con el cabello húmedo. Al terminar dejé todo en orden y me fui directo a la cama, sentía algo de alboroto abajo, pero seguramente era Eiji que daba vueltas por ahí. Me metí entre las sábanas y de inmediato me sentí presa de un gran cansancio y sueño. Cerré los ojos, y cuando estaba casi por dormirme completamente Eiji entró de golpe en mi habitación y comenzó a saltar sobre mi cama, no me sorprendió que lo hiciera, pero me causó cierta molestia, claro que al ver su rostro tan sonriente y feliz no pude reclamar nada, solo le pregunté qué le sucedía.

–Vas a jugar un partido de caridad el sábado –respondió alegremente sin dejar de saltar en mi cama.

 

–Deja de saltar y explícame – Así lo hizo se sentó en medio de mi cama y me obligó a hacer lo mismo, aunque me negué a salir de entre mis cobijas.

 

–Ha llamado un señor y te quería a ti para un partido de caridad, este sábado. Por cierto, se le oía bastante temeroso, creo que deberías dejar de gritarles a las personas cuando te llaman– me reprochó con algo de diversión, to casi no escuché lo último que me dijo.

 

–Eiji no quiero ir a un partido – No me detuve a pensarlo porque realmente no deseaba ir.

 

–La abuela dijo que dirías eso, pero por favor, hazlo por mi ¿Si? – Suspiré, otra vez ¿Cuántas veces van ya?. A veces me pregunto por qué me resulta tan difícil negarme a algo que me pide mi hermano mayor.

 

–Está bien, dime cuándo y dónde – De inmediato vi que me miraba sorprendido, no pude evitar reír y con esto sus mejillas se tiñeron suavemente de rojo. –No has preguntado–

 

–Estaba emocionado, lo siento – Volví a suspirar, esta vez más alegremente

 

–Bueno, si realmente me quieren allí, llamarán otra vez – Dije para tranquilizarlo, funcionó bastante bien.

 

–Bueno es hora de dormir – de dedicó una sonrisa y me dio un beso en la frente para a continuación retirarse de mi habitación. Una vez que lo hizo me recosté otra vez y no tardé en dormirme.

 

Al despertar sentí que mi cama se movía violentamente ¿La razón? Eiji estaba saltando enérgicamente sobre ésta, le miré aún medio dormida y pude divisar que se abrochaba la camisa y que tenía un cepillo dental en la boca.

 

–Eiji –murmuré– ¿Qué sucede?

 

–¡Tarde! –Gritó, yo le miré sin entender –Es tarde Saku, tienes 15 minutos.– Miré mi teléfono asustada. Efectivamente tenía solo 15 minutos para ducharme, vestirme y luego ir corriendo al Seigaku.

 

Me levanté rápidamente y busqué mi uniforme junto con mi ropa interior limpia, corrí desesperada al baño, tiré mi ropa al suelo y me metí bajo la ducha. Acorté lo más que pude mi tiempo ahí. Me vestí en un tiempo récord y salí corriendo escaleras abajo, con mi bolso en las manos. No había tenido tiempo para secarme el cabello por lo que estaba totalmente mojado e incluso llegaba a gotear, pero era lo de menos. Cuando llegué a la planta baja de la casa me encontré con que Eiji estaba leyendo una nota, seguramente de la abuela mientras miraba a nuestra hermanita.

 

–¿Qué sucede? – pregunté mientras me ponía el calzado

 

–La abuela se fue y tenemos que ir a dejar a Kimiko – Me miró como si hubiese visto un fantasma, y no era para menos, íbamos muy retrasados y resulta que también teníamos que dejar a miko en su colegio. Suspiré.

 

–Vamos, ya planearemos algo en el camino– Aparentaba estar tranquila, pero por dentro pensaba con desespero en una forma de no llegar tarde al colegio, y es que eran realmente estrictos con la puntualidad. La verdad es que si no hubiésemos tenido que ir a dejar a nuestra hermana no habríamos tenido problemas, puesto que Eiji y yo somos rápidos y tenemos resistencia gracias al deporte que practicamos, pero con miko era diferente.

 

–Saku vamos tarde – dijo saliendo junto conmigo y miko.

 

–Dame tu bolso con raquetas– Le exigí. Me miró como si estuviese loca. –Anda dámelo– Obedeció. Puse mi propio bolso en el hombro mientras que sostenía el de Eiji en mi mano, junto con mi maletín y la mochila de miko. –Será mejor que corramos si queremos llegar a tiempo al colegio de miko.– Ya no había esperanzas para nosotros, pero al menos Kimiko debía llegar a tiempo.

 

Eiji cargó a nuestra hermana y ambos comenzamos a correr con desespero en dirección a su colegio. En el camino casi nos atropellan y chocamos unas cuantas veces con las personas que pasaban por ahí. Gracias a alguna deidad misteriosa el establecimiento de miko no estaba lejos y llegamos en tan solo 5 minutos ¿O fueron 10?. Nos despedimos de ella y notamos que solo quedaban 5 minutos para llegar al Seigaku. Misión imposible. Caminando a paso normal eran cerca de 30 minutos, no había forma que logremos llegar a tiempo, pero de todas formas lo intentamos. Corrimos como si de ello dependiera nuestra vida. Llegamos 3 minutos tarde. Nos separamos sin despedirnos ya que teníamos mucha prisa. Continué corriendo hasta llegar a mi salón. Abrí la puerta sin discreción alguna ganándome las miradas de mis compañeros y nuevamente gracias a alguna deidad el maestro no había llegado aún. Pasé rápidamente a mi asiento, junto a la ventana, y me desplomé en mi silla cansada por la maratón. Estaba algo sudada. Suspiré resignada, ya luego tendría tiempo para cambiarme la blusa, ahora sólo me quedaba ordenar un poco y cabello. A todo esto, me encanta como es mi cabello, castaño rojizo, muy largo y ondulado. Me ha costado trabajo conservarlo así.

 

Suspiré otra vez, por fin había recuperado el aliento. Espero que Eiji haya corrido mi misma suerte.

 

A los minutos llegó el profesor sin enterarse de mi retraso. En cuanto comenzó la clase desvié mi mirada hacia el patio, desde mi lugar podía ver las canchas de tenis. Sonreí recordando a mis sempai.

 

Fuji syusuke es un joven de 17 años, alto ,cabello castaño, unos hermosos ojos azules que pocas veces mostraba, excelente tenista, tes blanca, tierno, muy amable. Me sentí atraída por él durante un tiempo, pero me di cuenta que nos llevamos mucho mejor como amigos. He estado a punto de vencerlo varias veces

 

Momoshiro takeshi, tiene 16 años, era alto, muy divertido y buen amigo, sus ojos era de un color morado bastante llamativos, su cabello negro con algunos destellos morados, tes algo mas morena que fuji y también era buen amigo. Le he vencido en varias ocasiones, aunque es realmente difícil hacerlo.

 

Eiji kikumaru, pelirrojo, alegre, ojos celes con gris, siempre tiene una bandita en la cara que le da un aspecto mucho mas infantil, tiene cierto complejo de gato, es muy inocente y tiene un alma de niño, eiji fue el primero que vencí.

 

Kaoru kaido, uno de los sempais mas respetados por mi, es alto, bastante fuerte, un gran jugador, al cual sólo he vencido una vez y debo confesar que luego del partido me desmayé por el cansancio y por no haber comido durante el día , su cabello es negro, pero generalmente esta cubierto por una pañoleta, ojos del mismo color, una cara algo atemorizante, es el eterno rival de momoshiro.

 

Kawamura takahashi, amable, divertido pero a la vez muy tímido aunque cambia completamente cuando tiene un raqueta en mano, su cabello es castaño casi rubio y sus ojos son cafés. Le he vencido muy pocas veces

 

Inui sadaharu muy inteligente, siempre esta escribiendo datos sobre los tenistas, y también de mi, es un joven alto cabello negro con lentes que impedían ver sus ojos, alguien muy respetable pero a la vez temible, es un excelente jugador al cual estuve a punto de ganarle en una ocasión. Se entretiene preparando jugos que son capas de dejar inconsciente por un día o mas.

 

Oishi el sub-capitán del año anterior y seguramente de este año igual, su cabello es negro sus ojos igual, es alguien muy amable, de un corazón noble, es la pareja de dobles de eiji, y ha sido vencido por mi un par de veces.

 

Tezuka kunimitsu capitán del club, alto rubio, ojos dorados, usa lentes, es el mejor tenista del club y el sempai mas respetado por mi, ya que algunas veces me entrenaba, además fue el primero en el que pude confiar –además de eiji– puesto que los otros titulares no me tomaban enserio y por su puesto lo notaba así que le pedí a la única persona que se lo tomaría enserio que jugara un partido conmigo, tezuka, el cual acepto y a pesar de que el partido duro solo quince minutos me hizo feliz que el capitán jugara enserio, luego de eso hablé con los chicos y ellos me comenzaron a tomar mas enserio, pero desde entonces él es quien mas respeto y admiro. Y también por quien siento cierta atracción...

 

Y por ultimo pero no menos importante… Yo

Sakuno ryusaki, nieta de sumire ryusaki, de estatura media, cabello largo hasta la cintura, ondulado y castaño rojizo, el cual uso suelto y cuando jugo tenis lo ato en una coleta, ojos color chocolate, los cueles reflejan ternura y dolor por todo lo pasado, a mis quince años poseía un cuerpo envidiable, y a la vez deseable para los hombres, era conocida por casi todo el seigaku, tanto por mi talento en el tenis como por ser algo así como la ‘hermana menor’ del club de tenis masculino, también era conocida por otros colegios y tenistas. las chicas de mi salón y del colegio la “odiaban” por su figura, su tenis y por ser tan cercana a los chicos del club, y por llevar excelentes notas, también por atraer a mas de la mitad de los chicos del salón, aunque nunca reparo de ello.

 

Sonó la campana indicando el inicio del descanso. Sonreí y cogí mi bolso con las cosas de deporte para ir al baño, ahí solía tener siempre una blusa por cualquier cosa, es que soy bastante torpe y nunca se sabe cuando acabaré toda sucia o algo así. Me cambié rápidamente y me dirigí al salón con un suave trote para dejar ahí mi bolso, al entrar algunas chicas de las que estaba ahí me miraron de mala manera. Estaba acostumbrada así que simplemente pasé de ellas y dejé mis cosas en mi lugar, luego me encaminé con rapidez hasta un árbol grande que estaba cerca de las canchas de tenis, comúnmente ahí me juntaba con los chicos, pero al llegar no vi a nadie, solté un suspiro y estiré mis manos hacia arriba, di un salto y me afiancé de un rama del árbol, con agilidad me trepé hasta queda sentada arriba de ésta, esperando a que los chicos llegaran. Al paso de unos cuantos minutos escuché las voces de los chicos acercándose, me quedé un momento más ahí para asustarles una vez que estén más cerca. Por lo que escuché (no es que estuviera espiando) Eiji llegó tarde a clases y estuvo toda la primera hora en el pasillo, lo sentí por él.

 

–¿Y Sakuno?– preguntó Momoshiro, yo reí muy suavemente, entonces fuji alzó la mirada y me vio. Él siempre era muy perceptivo, le guiñé un ojo para que guardara silencio y así lo hizo.

 

–Ya debería estar aquí.– murmuró Eiji, dirigiendo su mirada hacia el edificio. Decidí que era momento de salir de mi escondite, así que con agilidad bajé del árbol, cayendo perfectamente sobre mis pies. Como un gato pensé divertida.

 

–Hola.– Saludé sonriente, los chicos me miraron algo asustados.

 

–Por dios sakuno, no nos des esos sustos!– exclamó Kawamura-sempai, yo sólo sonreí

 

–Quería darles una sorpresa.–

 

De pronto fuji se acercó y me susurró con voz suave y baja, esa que te hace sentir que estás en las nubes.

 

–Creo que te has olvidado de algo, fresitas.–

 

Al principio no entendí su comentario, luego mi rostro enrojeció hasta límites insospechados. Se refería al short que siempre utilizo bajo la falda para evitar que se me vean las bragas, pues siempre estoy arriba de los árboles haciendo acrobacias que Eiji me enseñó, pero hoy con las prisas olvidé ponérmelo.

 

–¡Syusuke!– Le reproché muy sonrojada. Lo de “fresitas” venía a que ese día me puse las bragas que tenían estampada esa fruta. Soy infantil en lo que respecta a ropa interior. Él sólo se limitó a reír. –Por cierto, había algo que quería preguntarles ¿Están de acuerdo con que yo... bueno, ya saben, ingrese al club masculino?–

 

–Por su puesto que sí –respondió fuji, los chicos asintieron de igual manera. Suspiré aliviada.

 

–Y ¿Qué ha dicho... Tezuka-sempai?– Al formular esta pregunta las mejillas me ardieron, seguramente volvía a estar roja

 

–Ha estado muy de acuerdo.–Dijo esta vez Oishi

 

Sonreí bobamente. Me agradaba saber que Tezuka le parecía bien que me integrara con ellos.

 

–Oh sakuno, hoy habrán partidos para elegir titulares, procura alcanzar uno y no queda como recoje-pelotas.– Miré seriamente a Momoshiro y luego a Eiji, quien pareció sentirse intimidado.

 

–Kikumaru Eiji ¿Por qué rayos no me lo dijiste! –Medio grité irritada.– No he entrenado nada, Dios, ¡no quiero estar de recoje-pelotas!–

 

–Lo siento mucho Saku, es que se me olvidó.– Se le veía realmente arrepentido. Suspiré. ¿Dejaré de hacerlo en algún momento? Justo cuando iba a decir algo la campana sonó, indicando que el receso había acabado.

 

–Está bien, no te preocupes, ahora debo ir a clases, hasta luego.– Les dediqué una sonrisa a todos y me fui trotando hasta el salón. Me senté en mi lugar y miré el puesto vacío a mi lado. Sonreí un poco, pues la chica que antes ocupada ese lugar -la cual era bastante desagradable- se cambió de salón alegando que yo era antipática e imposible de tratar. No pude evitar una pequeña carcajada ante eso. Ella constantemente me insultaba y rayaba mis cuadernos dejando mensajitos como “Oh la puta se ha ido a buscar clientes”, “Estoy harta de sentarme al lado de una cualquiera” y cosas por el estilo. Aquellos mensajes no me molestaban pues, sabía que no eran ciertos, además defenderme verbalmente de ella era bastante fácil. ¡Ah! Y aquellos mensajes venía a que por mi buena relación con los chicos del club comenzaron a expandirse rumores de que me acostaba con ellos, cortesía de las chicas envidiosas y de los chicos a los que suelo ignorar y, cuando estoy de ánimo, humillar. Sí, he cambiado bastante.

 

Suspiré y dirigí mi mirada a la ventana... De verdad ¿Dejaré de suspirar en algún momento del día?

 

El profesor no tardó en llegar al salón, como siempre tan puntual, desvié por breves segundos mi mirada hacia él y gracias a eso vi quien venía detrás.

 

“…no puede ser es…”

 

Esbocé una ligera sonrisa... arrogante y de superioridad. 

End Notes:

¿Les ha gustado? 

Es el primer Ryoma x Sakuno y Tezuka x Sakuno que hago, el romance aún no aparece, pero paciencia~ ya aparecerá.

Bueno queridas lectoras, espero que les haya gustado, y estaré esperando sus comentarios, (si llegan continuaré la historia, esque son motivantes) 

Gracias por leer. Me despido

Adiós

Yuuki.-

 

End Notes:

¿Les ha gustado? 

Es el primer Ryoma x Sakuno y Tezuka x Sakuno que hago, el romance aún no aparece, pero paciencia~ ya aparecerá.

Bueno queridas lectoras, espero que les haya gustado, y estaré esperando sus comentarios, (si llegan continuaré la historia, esque son motivantes) 

Gracias por leer. Me despido

Adiós

Yuuki.-

 

Regresar al índiceDisclaimer: All publicly recognizable characters and settings are the property of their respective owners. The original characters and plot are the property of the author. No money is being made from this work. No copyright infringement is intended.Esta historia archivada en https://www.fanfic.es/viewstory.php?sid=41380Las personas cambian by Yuuki Matsumoto

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fanfic.es/viewstory.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20