La primera vez por Angela_Mort

Fanfics en EspañolEl sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

 
La primera vez por Angela_Mort
Summary:

Él arrogante y estricto. Ella una rebelde. Ambos en una mísma cama.

[Shura x Geist] Oneshot / Crackshipp.



Categorías: SAINT SEIYA Personajes: Ninguno

Generos: Romance

Advertencias: Lemon

Desafio:

Serie: Ninguno

Capítulos: 1 Finalizado:Numero de palabras: 1170 Leido: 1431 Publicado: 25/04/2013 Actualizado: 25/04/2013

1. Capítulo 1 por Angela_Mort

Capítulo 1 por Angela_Mort
Notas de autor:

Otro más de mi shipp bizarro. Aunque debo confesarlo que ya los shippeaba desde el 2005-06, y me alegra ver que personas aparte de mí ya escriban sobre estos dos.

Éste shipp me baso en un universo en el que a los personajes clásicos los reviven y les dan una segunda oportunidad. Aquí Geist tendría unos 20 años y Shura unos casi 30. (según mi headcanon, la amazona es casi de la edad de Shaina, y Shura si le llevaría casi 10 años de diferencia)

En mi headcanon saga del santuario, a Geist le veo un pasado muy crudo, pero bueno esa es otra historia.

Un, creo yo, Lime, no siento que esto sea lemon ya que está descrito tan graficamente… aunque a la vez sí.

Jajaja que se yo, el caso es que es un pron romanicón, la inspiración con mi shipp me agarró de curva a las 4 am, así que si ven que de repente está redundantem culpen a mi sueño.

 

Ya era oficial.

Después de mucho batallar porque ninguno se decidía ¡Al fin! Geist había sido quién había tomado al toro por los cuernos, o en este caso a la cabra por los cuernos, y ella se le había declarado. Y digo batallar porque ambos se atraían pero no daban el primer paso.

 

Pero quién los culpaba, eran guerreros que estaban acostumbrados a las batallas en el pasado, y las relaciones sociales y sentimentales no eran parte de su itinerario, jamás habían aprendido y no se permitían a sí mismos a sentirlo, pero ahora que habían vuelto a la vida con una segunda oportunidad, se lo empezaban a permitir.

Ellos ya se conocían de antes, aunque de lejos, jamás se habían tratado, pero una cosa llevo a la otra y la atracción había sido inmediata, después de todo, Geist era una mujer sumamente bonita: piel clara, cabello largo y negro, ojos azules.

Desde ésta nueva era y la nueva vida, Atenea había concedido el permiso a las amazonas de sentirse libres de mostrar su rostros sin cargar con leyes o consignas, el famoso “ámalo o mátalo”, había terminado. Shura al ver a la famosa Geist, la rebelde exiliada en sus tiempos, no pudo quitársele de la cabeza.

Aunque ella había sido la que se había declarado. Cabe mencionar que al principio no se llevaban muy bien, el carácter de ambos no ayudaba mucho en la relación, él orgulloso y ella iracunda y respondona.

Bien dicen que siempre hay un roto para un descocido.

En fin, ambos como pareja empezaban a experimentar nuevas experiencias y sensaciones: los abrazos, el primer beso, decir lo que sentían sin vergüenza alguna, y ahora estaban por dar el siguiente paso.

-Sin protección no voy a hacer nada.

Le dijo Geist en una ocasión que, en Capricornio, algo que había empezando como un beso, había terminado como un faje en la cama. Ambos habían perdido el sentido de aquello, Shura estaba sobre ella, aunque con ropa, el simple roce de sus cuerpos provocaban a que siguieran y siguieran, pero ella reaccionó antes de que permitiera a más.

Ese día se quedarían con muchas pero muchas ganas.

 

* * * *

Una tarde en Capricornio, la estaban pasando juntos, habían quedado para comer juntos. Después de eso, se recostaron en la cama de Shura, platicando de aquello de lo otro, hasta que finalmente no resistieron y se besaron ahí mismo.

Era la segunda vez que aquellos besos tomaban un ritmo más acelerado, Shura se puso sobre de ella, y aunque estaban vestidos, ambos frotaban sus cuerpos provocativamente llegando a tal excitación. Geist entre aquello soltó un gemido que a Shura le fascinó.

-¿Los compraste? –preguntó ella repentinamente mientras lo veía a los ojos.

-Ajá, están en el cajón. Desde aquella vez había ido a comprarlos pero… no te quería decir para no presionarte. No nada más te quiero para esto.

Geist le acarició el cabello mientras le sonreía.

-Yo tampoco pero si quiero vivirlo contigo. Y quiero hacerlo ahora.

Ante aquello, no se hicieron esperar y comenzaron los juegos de caricias y besos de nuevo, aquellos que empezaban a reclamar que las ropas estorbaban. Haciendo lo que sus instintos deseaban, poco a poco se fueron despojando de sus prendas. Shura empezaba a explorar los rincones más profundos mientras que ella soltaba uno que otro gemido.

Pasando largos minutos de besos y caricias, y claro, totalmente desnudos, Shura en un movimiento se volteó al buró que estaba pegado en su cama y abrió un cajón, dónde había sacado un paquete.

-Estos son –le dijo mientras los mostraba.

Shura quedó de rodillas frente a ella mientras abría con los dientes la cajita, ella se inclinó para observarlo y pudo apreciar su cuerpo desnudo, su abdomen bien formado, y por supuesto, se notaba bastante excitado.

Shura intentó abrir el primer paquetito metálico pero al no medir su fuerza, accidentalmente lo había roto.

-¡Rayos!

Geist se dio una palmada en la frente y comenzó a reír.

-Esto es un desastre.

-Lo lamento, pero no soy experto en estas cosas. –respondió Shura bastante apenado.

-¿En serio nunca lo has hecho? –volvió a preguntar.

-¿Por qué dudas tanto? –respondió con cierta molestia en su voz.

-Para ser un atractivo hombre treintañero, que en sus tiempos podía tener lo que quería, me sorprende que…

-Escucha, en esas épocas era imposible siquiera, no te puedo negar que si me llenaba de ansiedad, pero jamás me acerqué a una mujer –decía mientras agarraba el segundo paquetito- era imposible en esa época. Además…

Se acercó lo suficiente a su rostro y la besó.

-Contigo es con quién quiero aprender y estar, y no me arrepiento.

Geist sonrió ante eso último y le robó otro beso.

-Entonces hagámoslo.

El santo de la décima casa sonrió pícaramente y ahora sí, no había roto el paquetito y todo estaba saliendo conforme al plan, con cuidado se lo fue colocando, ya no aguantaba más esa necesidad y más aún, teniendo a esa mujer desnuda acostada frente a él.

Ya estaba todo listo, así que se colocó de nuevo encima de ella, incitándola y provocándola, besándola en el cuello y en la boca, robándole cada respiración. Geist estaba que se volvía loca, y gemía en cada beso que él le robaba.

-Hazlo… -susurró ella.

Capricornio se acomodó de tal manera en que fuera más fácil ir entrando, ella igual acomodó su cadera, hasta que poco a poco la penetró. La sensación que él estaba experimentando no podía describirlo con nada, sentía una contracción que había provocado que gimiera un poco.

-Hazlo despacio, duele.

Dijo ella quién al parecer no experimentaba el mismo placer que su amante, así que fue más delicado y entró poco a poco para no tratar de lastimarla. Se quedó quieto por unos momentos, tratando de que ella se acoplara un poco a aquella nueva experiencia.

-¿Estás bien? –preguntó él.

-S…sí –le acarició el rostro- muévete despacio.

Shura le sonrió y comenzó a moverse delicadamente, de afuera hacia dentro. No podía pedir más en ese momento, estaba disfrutando demasiado su primera vez con aquella mujer, sentía que todo su cuerpo se relajaba y a la vez sentía cosquilleo. Ambos se besaron profundamente, el ritmo de él aumentaba de poco en poco, Geist tal vez no sentía el mismo placer físico que él, pero sí una excitación que solo su novio podía controlar.

De cuando en cuando ambos gemían, hasta que en una embestida, Shura sintió que algo dentro de ella se había roto. Geist soltó un leve gemido de dolor.

-¿Estás bien? –preguntó preocupado.

Geist suspiró y lo miró a los ojos mientras le sonreía.

-Ahora sí me has hecho tuya.

Shura le devolvió la sonrisa y la besó.

-Te amo.

Ella lo vio con sorpresa.

-¿En serio?

-¿Lo dudas?

-No es que… nadie jamás me había dicho eso.

-Pues ésta será la primera vez entonces –la besó- y te lo diré siempre.

-Yo te amo más –le respondió ella.

Y así hicieron el amor por más tiempo.

 

FIN.

Regresar al índice
Disclaimer: All publicly recognizable characters and settings are the property of their respective owners. The original characters and plot are the property of the author. No money is being made from this work. No copyright infringement is intended.
Esta historia archivada en https://www.fanfic.es/viewstory.php?sid=39175
La primera vez por Angela_Mort
Summary:

Él arrogante y estricto. Ella una rebelde. Ambos en una mísma cama.

[Shura x Geist] Oneshot / Crackshipp.



Categorías: SAINT SEIYA Personajes: Ninguno

Generos: Romance

Advertencias: Lemon

Desafio:

Serie: Ninguno

Capítulos: 1 Finalizado:Numero de palabras: 1170 Leido: 1431 Publicado: 25/04/2013 Actualizado: 25/04/2013
Summary:

Él arrogante y estricto. Ella una rebelde. Ambos en una mísma cama. Bass Fishing Vids – Top Videos for bass fishing, lures and gear from YouTube today. Tiny boat nation

[Shura x Geist] Oneshot / Crackshipp.



Categorías: SAINT SEIYA Personajes: Ninguno

Generos: Romance

Advertencias: Lemon

Desafio:

Serie: Ninguno

Capítulos: 1 Finalizado:Numero de palabras: 1170 Leido: 1431 Publicado: 25/04/2013 Actualizado: 25/04/2013 Capítulo 1 por Angela_Mort
Notas de autor:

Otro más de mi shipp bizarro. Aunque debo confesarlo que ya los shippeaba desde el 2005-06, y me alegra ver que personas aparte de mí ya escriban sobre estos dos.

Éste shipp me baso en un universo en el que a los personajes clásicos los reviven y les dan una segunda oportunidad. Aquí Geist tendría unos 20 años y Shura unos casi 30. (según mi headcanon, la amazona es casi de la edad de Shaina, y Shura si le llevaría casi 10 años de diferencia)

En mi headcanon saga del santuario, a Geist le veo un pasado muy crudo, pero bueno esa es otra historia.

Un, creo yo, Lime, no siento que esto sea lemon ya que está descrito tan graficamente… aunque a la vez sí.

Jajaja que se yo, el caso es que es un pron romanicón, la inspiración con mi shipp me agarró de curva a las 4 am, así que si ven que de repente está redundantem culpen a mi sueño.

Notas de autor:

Otro más de mi shipp bizarro. Aunque debo confesarlo que ya los shippeaba desde el 2005-06, y me alegra ver que personas aparte de mí ya escriban sobre estos dos.

Éste shipp me baso en un universo en el que a los personajes clásicos los reviven y les dan una segunda oportunidad. Aquí Geist tendría unos 20 años y Shura unos casi 30. (según mi headcanon, la amazona es casi de la edad de Shaina, y Shura si le llevaría casi 10 años de diferencia)

En mi headcanon saga del santuario, a Geist le veo un pasado muy crudo, pero bueno esa es otra historia.

Un, creo yo, Lime, no siento que esto sea lemon ya que está descrito tan graficamente… aunque a la vez sí.

Jajaja que se yo, el caso es que es un pron romanicón, la inspiración con mi shipp me agarró de curva a las 4 am, así que si ven que de repente está redundantem culpen a mi sueño.

 

Ya era oficial.

Después de mucho batallar porque ninguno se decidía ¡Al fin! Geist había sido quién había tomado al toro por los cuernos, o en este caso a la cabra por los cuernos, y ella se le había declarado. Y digo batallar porque ambos se atraían pero no daban el primer paso.

 

Pero quién los culpaba, eran guerreros que estaban acostumbrados a las batallas en el pasado, y las relaciones sociales y sentimentales no eran parte de su itinerario, jamás habían aprendido y no se permitían a sí mismos a sentirlo, pero ahora que habían vuelto a la vida con una segunda oportunidad, se lo empezaban a permitir.

Ellos ya se conocían de antes, aunque de lejos, jamás se habían tratado, pero una cosa llevo a la otra y la atracción había sido inmediata, después de todo, Geist era una mujer sumamente bonita: piel clara, cabello largo y negro, ojos azules.

Desde ésta nueva era y la nueva vida, Atenea había concedido el permiso a las amazonas de sentirse libres de mostrar su rostros sin cargar con leyes o consignas, el famoso “ámalo o mátalo”, había terminado. Shura al ver a la famosa Geist, la rebelde exiliada en sus tiempos, no pudo quitársele de la cabeza.

Aunque ella había sido la que se había declarado. Cabe mencionar que al principio no se llevaban muy bien, el carácter de ambos no ayudaba mucho en la relación, él orgulloso y ella iracunda y respondona.

Bien dicen que siempre hay un roto para un descocido.

En fin, ambos como pareja empezaban a experimentar nuevas experiencias y sensaciones: los abrazos, el primer beso, decir lo que sentían sin vergüenza alguna, y ahora estaban por dar el siguiente paso.

-Sin protección no voy a hacer nada.

Le dijo Geist en una ocasión que, en Capricornio, algo que había empezando como un beso, había terminado como un faje en la cama. Ambos habían perdido el sentido de aquello, Shura estaba sobre ella, aunque con ropa, el simple roce de sus cuerpos provocaban a que siguieran y siguieran, pero ella reaccionó antes de que permitiera a más.

Ese día se quedarían con muchas pero muchas ganas.

 

* * * *

Una tarde en Capricornio, la estaban pasando juntos, habían quedado para comer juntos. Después de eso, se recostaron en la cama de Shura, platicando de aquello de lo otro, hasta que finalmente no resistieron y se besaron ahí mismo.

Era la segunda vez que aquellos besos tomaban un ritmo más acelerado, Shura se puso sobre de ella, y aunque estaban vestidos, ambos frotaban sus cuerpos provocativamente llegando a tal excitación. Geist entre aquello soltó un gemido que a Shura le fascinó.

-¿Los compraste? –preguntó ella repentinamente mientras lo veía a los ojos.

-Ajá, están en el cajón. Desde aquella vez había ido a comprarlos pero… no te quería decir para no presionarte. No nada más te quiero para esto.

Geist le acarició el cabello mientras le sonreía.

-Yo tampoco pero si quiero vivirlo contigo. Y quiero hacerlo ahora.

Ante aquello, no se hicieron esperar y comenzaron los juegos de caricias y besos de nuevo, aquellos que empezaban a reclamar que las ropas estorbaban. Haciendo lo que sus instintos deseaban, poco a poco se fueron despojando de sus prendas. Shura empezaba a explorar los rincones más profundos mientras que ella soltaba uno que otro gemido.

Pasando largos minutos de besos y caricias, y claro, totalmente desnudos, Shura en un movimiento se volteó al buró que estaba pegado en su cama y abrió un cajón, dónde había sacado un paquete.

-Estos son –le dijo mientras los mostraba.

Shura quedó de rodillas frente a ella mientras abría con los dientes la cajita, ella se inclinó para observarlo y pudo apreciar su cuerpo desnudo, su abdomen bien formado, y por supuesto, se notaba bastante excitado.

Shura intentó abrir el primer paquetito metálico pero al no medir su fuerza, accidentalmente lo había roto.

-¡Rayos!

Geist se dio una palmada en la frente y comenzó a reír.

-Esto es un desastre.

-Lo lamento, pero no soy experto en estas cosas. –respondió Shura bastante apenado.

-¿En serio nunca lo has hecho? –volvió a preguntar.

-¿Por qué dudas tanto? –respondió con cierta molestia en su voz.

-Para ser un atractivo hombre treintañero, que en sus tiempos podía tener lo que quería, me sorprende que…

-Escucha, en esas épocas era imposible siquiera, no te puedo negar que si me llenaba de ansiedad, pero jamás me acerqué a una mujer –decía mientras agarraba el segundo paquetito- era imposible en esa época. Además…

Se acercó lo suficiente a su rostro y la besó.

-Contigo es con quién quiero aprender y estar, y no me arrepiento.

Geist sonrió ante eso último y le robó otro beso.

-Entonces hagámoslo.

El santo de la décima casa sonrió pícaramente y ahora sí, no había roto el paquetito y todo estaba saliendo conforme al plan, con cuidado se lo fue colocando, ya no aguantaba más esa necesidad y más aún, teniendo a esa mujer desnuda acostada frente a él.

Ya estaba todo listo, así que se colocó de nuevo encima de ella, incitándola y provocándola, besándola en el cuello y en la boca, robándole cada respiración. Geist estaba que se volvía loca, y gemía en cada beso que él le robaba.

-Hazlo… -susurró ella.

Capricornio se acomodó de tal manera en que fuera más fácil ir entrando, ella igual acomodó su cadera, hasta que poco a poco la penetró. La sensación que él estaba experimentando no podía describirlo con nada, sentía una contracción que había provocado que gimiera un poco.

-Hazlo despacio, duele.

Dijo ella quién al parecer no experimentaba el mismo placer que su amante, así que fue más delicado y entró poco a poco para no tratar de lastimarla. Se quedó quieto por unos momentos, tratando de que ella se acoplara un poco a aquella nueva experiencia.

-¿Estás bien? –preguntó él.

-S…sí –le acarició el rostro- muévete despacio.

Shura le sonrió y comenzó a moverse delicadamente, de afuera hacia dentro. No podía pedir más en ese momento, estaba disfrutando demasiado su primera vez con aquella mujer, sentía que todo su cuerpo se relajaba y a la vez sentía cosquilleo. Ambos se besaron profundamente, el ritmo de él aumentaba de poco en poco, Geist tal vez no sentía el mismo placer físico que él, pero sí una excitación que solo su novio podía controlar.

De cuando en cuando ambos gemían, hasta que en una embestida, Shura sintió que algo dentro de ella se había roto. Geist soltó un leve gemido de dolor.

-¿Estás bien? –preguntó preocupado.

Geist suspiró y lo miró a los ojos mientras le sonreía.

-Ahora sí me has hecho tuya.

Shura le devolvió la sonrisa y la besó.

-Te amo.

Ella lo vio con sorpresa.

-¿En serio?

-¿Lo dudas?

-No es que… nadie jamás me había dicho eso.

-Pues ésta será la primera vez entonces –la besó- y te lo diré siempre.

-Yo te amo más –le respondió ella.

Y así hicieron el amor por más tiempo.

 

FIN.

Regresar al índiceDisclaimer: All publicly recognizable characters and settings are the property of their respective owners. The original characters and plot are the property of the author. No money is being made from this work. No copyright infringement is intended.Esta historia archivada en https://www.fanfic.es/viewstory.php?sid=39175La primera vez por Angela_Mort

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fanfic.es/viewstory.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20