La Pieza Sin Nombre by Noglaz

Fanfics en EspañolEl sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

 La Pieza Sin Nombre by Noglaz
Summary:

Una nueva alumna llega a la ciudad, una pieza hallada, un nuevo enemigo se enfrenta a Dark, una crisis en los sentimientos de Daisuke ¿Todo es inevitable? Leanlo



Categories: CROSSOVERS, D.N.ANGEL, CARD CAPTOR SAKURA Characters: Ninguno

Generos: Fantasía, Humor/Parodia

Advertencias: Spoilers

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 2 Completed: No Word count: 12320 Read: 1209 Published: 15/10/2011 Updated: 22/03/2012
Summary:

Una nueva alumna llega a la ciudad, una pieza hallada, un nuevo enemigo se enfrenta a Dark, una crisis en los sentimientos de Daisuke ¿Todo es inevitable? Leanlo



Categories: CROSSOVERS, D.N.ANGEL, CARD CAPTOR SAKURA Characters: Ninguno

Generos: Fantasía, Humor/Parodia

Advertencias: Spoilers

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 2 Completed: No Word count: 12320 Read: 1209 Published: 15/10/2011 Updated: 22/03/2012
Story Notes:

Basado en el Anime/manga Sakura Card Captor y Manga D.

ADVERTENCIA: este FanFic no sigue los hechos acontecidos en la historia "Los Tres Syaorans"

Ubicacion temporal:

Card Captor Sakura: Después de dar el báculo de la estrella a Sakura Clon en TRC (Capitulo 217)

D.N.Angel: después del capitulo 70

¡Que lo disfruten!

Story Notes:

Basado en el Anime/manga Sakura Card Captor y Manga D.

ADVERTENCIA: este FanFic no sigue los hechos acontecidos en la historia "Los Tres Syaorans"

Ubicacion temporal:

Card Captor Sakura: Después de dar el báculo de la estrella a Sakura Clon en TRC (Capitulo 217)

D.N.Angel: después del capitulo 70

¡Que lo disfruten!

Capitulo 1: Un nuevo estudiante. by Noglaz

 

Hacia unas horas que la noche había caído en la ciudad de Azumano, una de las hermanas Harada se alistaba para irse a dormir, no sin antes ver su suerte primero. La otra Harada, Riku, miraba las noticias desparramada en el sofá esperando a que den la noticia de un nuevo golpe que podría efectuar el Ladrón Fantasma, Dark. Pero los noticieros se concentraban más en el arribo del arqueólogo que ayudaría al equipo de investigación.

Hacía poco menos de dos meses, habían hallado enterado en las runas del castillo una pieza de arte que no estaba en los registros del castillo. Lo sorprendente era que la obra estaba entera y sin un rasguño. Desconcertados los curadores y expertos del arte al no poder identificar el nombre de la pieza ni quien la hizo, decidieron, al cabo de un mes de fallidas investigaciones y discusiones de sordos, contratar a un arqueólogo que pueda encontrar pistas en el castillo y estudiar la pieza. La confirmación de que trabajaría con ellos lego tres días antes del arribo. La policía y los encargados del museo que custodiaba la pieza organizaron una fiesta de bienvenida en tiempo Record Güines. Al final el arqueólogo llego esta mañana, acompañado de su hija y una asistente, muy hermosas ambas. La hija aseguro ante los reporteros que ella y su padre irían encantados a la fiesta.

Riku se sentía decepcionada al no saber nada de Daisuke. Ella estaba en pie de guerra con sus sentimientos. Aun no había procesado por completo que Daisuke era Dark y no sabía si lo odiaba o aun lo amaba.

Risa Harada termino de cepillarse el pelo y seguía imaginándose su próximo encuentro con Dark ¿Sería tan romántico como aquel en el baile? Mientras pensaba en esto se asomo a la ventana para contemplar la Luna llena. Noche de nostalgia al recordar viejos momentos. Pero sus pensamientos se cortan al percatarse de una figura alada parada en el techo de una casa a varios metros suficientes como para no distinguir el rostro de la persona a la luz de la luna, pero las alas lo delataban. Sin duda era…

-¡Dark!- llamo Risa.

La figura se dio vuelta, indicándole a Risa que estaba de espaldas, además de que cae en la cuenta de que las alas del sujeto no eran negras, sino de un rosa pálido. Entonces la sombra levantó el brazo y una luz enceguesedora cubrió todo el cielo de la ciudad. Risa retrocedió flasheada por la intensa luz que desapareció en un parpadeo. Volvió a asomarse a la ventana tratando de ver entre las manchas negras de su nebulosa vista para encontrar al ser alado. Pero era inútil, ya se había ido.

-¡Risa!- grito Riku azotando la puerta de la habitación -¿Estás bien?- la Harada menor solo dijo un si débil -¡¿Qué demonios fue eso?-

-No lo sé, pero primero vi a Dark y…- la Harada Mayor se bloqueo al escuchar la palabra "Dark", pero después su gemela empezó a vacilar –No, no era Dark. Tenía las alas de color rosa.-

Riku reacciono al saber que no era Dark el causante de la luz. Pero todavía estaba alterada junto con toda la ciudad y los noticieros no paraban de decir que trataban de comunicarse con los meteorólogos para saber qué es lo que había pasado. ¿Qué fue esa luz? Se preguntaban todos especialmente los que vivían del otro lado de la costa.

Daisuke Niwa contemplaba el ondear de las olas en la noche para inspirarse. Pero por más que se esmeraba, en su mente solo cabía un pensamiento: Riku ¿Cómo será su relación después de lo que paso hace dos días en la fiesta del baile? ¿Acaso lo odia? ¡¿Y si no quiere volver a verlo nunca más? Hundido cada vez más en sus pensamientos, la angustia y la tristeza lo carcomían, y también la culpa. Se culpaba a sí mismo de no poder decírselo antes. Pero es arrancado de sus pensamientos por una luz cegadora que en un parpadeo apareció y en el mismo lapsus se fue.

-¡¿Qué habrá sido eso?- exclamo Daisuke.

-No lo sé, pero, sea lo que sea, no es bueno- dijo en tono serio Dark.

-¡Dai-chan ¿estás bien?- su madre entro de una forma muy melodramática al cuarto de Daisuke. Este responde que solo está sorprendido a lo que su madre exclama -¡Reunión en el Sótano! ¡AHORA!- y con esas palabras agarra al pelirrojo del brazo y lo lleva al sótano a tropezones. Pero Towa lo salva vociferando que atendió el teléfono y que Riku quería hablar con él. Se suelta rápidamente de su madre y va corriendo a atender el teléfono.

-¡Hola! ¿Riku-san? ¿Estás bien? ¡Lamento muchísimo que no te lo dijera antes, pero mi familia no me lo permitía...!-

-Niwa-kun- interrumpió débilmente Riku –No quiero hablar de eso ahora- Daisuke calló, no sin antes preguntar –Risa dice que vio a alguien con alas antes de que la luz cubriera toda la ciudad-

-¿Alguien con alas?-

-Dice que eran de color rosa, pero conociendo a mi hermana diría cualquier cosa. ¿Tú fuiste el que provoco esa luz?-

-¡Ni yo ni Dark haríamos algo que aterrara a toda la ciudad! ¡Riku-san, por favor, créeme!-

-Ya veo. Lamento inculparlos en esto, pero solo quería confirmar- ni una palabra más salió del tubo del teléfono por esa noche.

Al día siguiente, (Lunes u_uU) Daisuke estaba tumbado en su pupitre, muerto de sueño. Estuvo reunido con su familia en el sótano discutiendo hasta altas horas de la "madrugada" sobre que había sido esa luz y quien era aquel personaje de las alas rosas. Al final no hallaron nada; no había registros de un acontecimiento similar ni de una obra de arte que se manifestara con tal forma.

-¡Ey, Daisuke!- llamaba Takeshi sacudiendo al pobre colorado como si fuera muñeco de trapo -¡Tengo algo muy importante que decirte y tu estas de vago durmiendo!-

-¿Qué pasa Saehara?- decía somnoliento Daisuke.

-¡¿Qué te pasa a ti Daisuke? Tú no acostumbras a dormirte en clase, sino a soñar despierto.-

-No pude dormir bien en casa. La Luz que apareció tenía alborotados a todos.-

-Es cierto- decía una compañera del salón -¿alguno sabe que fue esa luz?-

-Oí que fue un meteorito- salto otra

-Yo escuche que fue un misil que estallo- dijo una tercera

-ambas están erradas- se coló Takeshi -un meteorito debió provocar ruido y un cráter y un misil debió también hacer lo mismo, además de que ambos generan nubes de fuego y polvo-

-¡¿Y entonces que fue Saehara?- increparon las tres chicas.

-Un trozo de antimateria. Los meteorólogos están casi convencidos-

-¿antimateria?-cuestionaron las tres alumnas con cara de "eres un chico raro" (O sea, U ¬_¬)

-¡Es verdad! ¡Dejen de mirarme así!- salto Takeshi hervido de rabia.

La Profesora entro en el salón y todos se sentaron en sus lugares -Buenos días alumnos. Espero que se hayan divertido mucho en la fiesta de baile- decía la profesora -Antes de comenzar la clase les tengo un muy importante aviso. A partir de hoy tendremos una nueva estudiante cursando con nosotros las clases. Pórtense bien con ella, es nueva en la ciudad- a una señal de la profesora una chica entro al salón de clases. Era hermosa, castaña de pelo corto con dos mechas largas y ojos de color verde, y una sonrisa que podía iluminar el mundo. Daisuke quedo impactado ante tanta belleza y Riku la había reconocido en las noticias -Su nombre es Sakura Kinomoto, es hija de del Arqueólogo que esta con el equipo de investigación, así que ¡Saehara, nada de exclusivas! ¡Me escuchaste!- dijo esto último matando con la mirada a Takeshi

-¡No puede hacerme esto profesora!- increpo Takeshi levantándose repentinamente de su asiento -¡No es justo!- La chica nueva Solo rio tiernamente ante tan cómica escena (para que se den una idea es como la risa de Himawari de xxxHolic) haciendo que todos los hombres de la clase se babeen de amor por ella, dando como resultado que todas las chicas del salón los miren de forma asesina.

-¡Orden!- grito la profesora calmando la situación -puedes presentarte-

-Gracias- dijo Sakura -Hola, encantada de conocerlos. Me gusta hacer deportes y también cocinar. Soy muy abierta y amigable. Cumplo años el 1º de abril, mi signo es Aries y espero que nos podamos llevar muy bien.-

-¡Nosotros también!- dijeron melosamente al unísono todos los varones, agravando la mirada asesina de las mujeres.

-¿Bien donde te vas a sentar?- la profesora miraba para todos lados -¡Atrás de Niwa hay un lugar! Niwa alza la mano, por favor- Daisuke se puso muy nervioso y temblorosamente levanto la mano.

Sakura se sentó atrás del pelirrojo y estiro la mano -Hola ¿cómo te llamas?-

-Da-Daisuke N-Niwa- dijo temblando tanto de los nervios que parecía que el vibrador del celular estuviera a una extraordinaria potencia y estrechó la mano de Sakura.

-Mucho gusto ¿Te puedo llamar Daisuke-kun?- El colorado, de cara y pelo, afirmó peligrosamente con la cabeza -Entonces, llámame Sakura-chan ¿sí?- El chico, mas rojo que manzana de Blancanieves, afirmó con la cabeza con tal fuerza que parecía que se le iba a salir disparada en cualquier momento. Mientras Riku y Risa miraban curiosamente la escena.

-Tanto alboroto por una chica nueva- dijo indiferente Riku, o eso hacía parecer.

-Pues, tiene a todos los chicos embelesados- observo Risa -y el pobre de Niwa-kun ahora tiene a todos los varones con intenciones de matarlo-

Y era cierto, pero no pasaron de ser solo intenciones. Y así transcurrió la mañana y por fin la hora del almuerzo donde las chicas rodearon a Sakura para asediarla con preguntas que animosamente respondía. Jamás perdía su entusiasmo y varios se llevaron la sorpresa de que Takeshi y Sakura se conocían de antes.

-Lo conocí apenas llegamos a la ciudad- relataba Sakura -El acompañaba a su padre, que es el inspector del cuerpo de policía de la ciudad, y quería tener una exclusiva con mi padre para su periódico escolar. Nos presentamos y hablamos sobre nuestras vidas y gustos. Takeshi-kun es un chico muy simpático- a todos les extraño que la castaña metiera las palabras "simpático" y "Takeshi" en una misma oración. Definitivamente era nueva.

-¡¿Por qué no me lo dijiste, Saehara?- le reprochaba Daisuke a su amigo

-¡Trate de decírtelo esta mañana cuando estabas en el séptimo sueño!- reprendió duramente Takeshi callando al pelirrojo.

-Tranquilos- intervino Sakura -no hay que pelear por algo sin importancia-

-A mi no me importa, pero veo que Daisuke se está comportando raro-

-Eso es cierto- agrego Risa -Desde que Kinomoto-san llego Niwa-kun no ha dejado de comportarse raro.-

Riku también lo había notado pero no quería admitirlo y tampoco quería saber por qué causa era. Daisuke en cambio recién notaba que algo no andaba bien en su comportamiento ¿Por qué se ponía nervioso cuando estaba al lado de Sakura? ¿Por qué le latía fuerte el corazón? ¿Por qué no se transformaba?

-Atracción animal ¿Tal vez?- comento Dark

-¡Dark!- Salto Daisuke muerto de la vergüenza. Habían terminado las clases del día y el pelirrojo estaba solo limpiando el Salón. Las chicas tenían hoy clases de Deportes y Daisuke podía verlas desde el salón, pero estaba muy ocupado limpiando. Hasta que de pronto sintió el impulso de ver que estaban haciendo. Se asomo a la ventana y vio que Riku había terminado de dar una vuelta en la pista de atletismo.

-Buen tiempo como siempre Harada-ane- decía la Profesora -Ahora es el turno de Kinomoto-san- Sakura se posiciono en la pista -Bien como hoy es tu primer día en el instituto vamos a registrar tu tiempo ¡hazlo lo mejor que puedas!- Sakura afirmo con la cabeza -Lista… preparada… ¡YA!-

Sakura empezó a correr con una velocidad más o menos rápida, pero a medida que completaba el circuito ganaba más velocidad hasta llegar en su punto máximo a los ¾ de recorrido. La velocidad con la que corría era impresionante. Al llegar a la meta la Profesora paro el cronometro para ver sorprendida el tiempo de Sakura. Se volteo para decirle el resultado pero la castaña corrió con tal rapidez que necesito varios metros para frenar y había quedado bastante lejos.

-Kinomoto- dijo cuando por fin llego Sakura al lado de la profesora -por muy poco lograste superar la marca de Harada-ane- Todas se arrimaron a felicitar a Sakura, inclusive Riku.

-Creo que es hora de irnos a casa- dijo Dark -se nos hace tarde- Daisuke se espabilo y rápidamente, y a los tropezones, se fue del colegio.

Más tarde las chicas también se dirigían a sus casas. Las hermanas Harada ya estaban de camino a su casa cuando las intercepta Sakura en sus patines. Las despide y continúa su camino hacia su casa.

Los Kinomoto vivían en una pequeña casona en el centro, cerca de la estación central. La casa era alquilada, de tres pisos; tres habitaciones en la planta alta; en el primer piso se encontraban el estudio de Fujitaka y un amplio baño; en la planta baja, una sala de estar, la cocina, un comedor y otro baño para las visitas. La casa tenía un estilo florentino renacentista pero sin descuidar algunos detalles japoneses, como ser el piso de madera.

Sakura llego a su casa y pregunto a Nakuru por su padre. Ella le respondió que estaba en el estudio y que, ya que Sakura se dirigía a su habitación, le avisara que en quince minutos estaría la comida lista. Ya en su habitación coloco su mochila en una silla que se encontraba frente al escritorio y se desplomo en su cama. La habitación no era más grande que su cuarto allá en tomoeda; las paredes eran de un color ocre, el piso de madera antigua muy bien cuidada, las lámparas a gas modificadas, el ropero de estilo neobarroco, la cama, mesa de luz, escritorio y silla de estilos de los 50; todo combinaba de una manera exquisita y uno se sentía que había viajado en el tiempo, como en toda la ciudad.

-Estoy de regreso- dijo Sakura

-Bienvenida a casa, ama Sakura- dijo una voz chillona

-Bienvenida Sakura- dijo otra voz chillona

-Hola Kero y Spinnel.

-¿Como le fue en su nueva escuela?- pregunto Spinnel que estaba recostado sobre el escritorio leyendo uno de los tantos libros heredados de Eriol.

Eriol, como herencia, después de su muerte, dejo a Sakura y a su padre a los guardianes Nakuru y Spinnel, también un montón de libros sobre magia que a Sakura le eran muy pesados de leer y una llave, el Báculo-Llave de Clow Reed. Sakura trato de convertirlo para que se alimentara de su magia, pero por más que trataba nunca lo lograba. Aunque siempre lo llevaba consigo por las dudas se presentara la oportunidad.

-¡De maravilla! Todos fueron muy amables conmigo. Además la profesora es un encanto y un pelirrojo llamado Daisuke es muy gracioso. ¡Ah! Y Takeshi-kun es alumno del instituto.-

-¡Vaya! Parece que te divertiste mucho- comento Kero

No alcanzo a afirmar las sospechas de Kero cuando suena el celular y lo atiende

-¿Hola?-

-¡Sakura! ¡¿Cómo te fue en tu primer día?- era Tomoyo

-¡Aah, fue fantástico! ¿Cómo va todo allá en Tomoeda?-

-Un poco desanimadas desde que te fuiste, pero seguro de que todo mejorara pronto-

-¡Yo también los extraño a todos! Sobre todo a Syaoran-

-¿Le llamaste?-

-Anoche el me llamó. Fue mientras estaba en una fiesta de bienvenida que organizo la ciudad-

-Sí, vi las noticias… ¡Ah, eso me recuerda! También dijeron algo sobre una misteriosa luz que apareció en la ciudad. Dime ¿fuiste tú la que provoco esa luz?

-Fue un pequeño accidente- reía nerviosamente -Lo que pasa es que me descubrieron en el tejado de una casa y entre en pánico-

-¡Ay, Sakura!- se lamentaba Tomoyo -bueno te llamé para decirte que el traje ya está listo, aunque es una lástima que no pueda filmarte mientras salvas heroicamente a todos.- Sakura se moría de vergüenza por dentro- Tengo que decirte que los bocetos que me diste no eran muy atrayentes, el traje no llamaba la atención, así que lo modifique un poco. Por cierto ¿ya lo nombraste?-

-No, todavía no-

-¡Ah, fantástico! Porque quería que consideraras un Nombre que se me ocurrió vasado en el traje. Te lo mando por e-mail junto a los bocetos modificados y las fotos del traje.-

-¡Okey, ahora te envió a Vuelo para que le des el paquete!-

-Lo estaré esperando-

-Nos vemos- Sakura colgó y saco una carta de su baraja -"Vuelo, te encomiendo para que recojas un paquete que Tomoyo quiere darme"- con estas palabras la carta se transforma en una hermosa ave ansiosa por extender sus alas. -Quiero que vayas a la casa de Tomoyo, ella te cuidara mientras te recuperas del viaje. Luego te entregara un paquete, me lo tienes que traer ¿entendido?- el ave asiente y Sakura se asoma a la ventana, y libera a Vuelo para que vuele con rumbo a Tomoeda -Suerte amigo- La noche era negra y un pájaro blanco surcaba el cielo con una misión secreta.

 

 

End Notes:

 

ACLARACINES:

1- Para los que no estén muy familiarizados con el Keigo (formalismo japones) el sufijo "-ane" se usa para identificar al mayor de los hermanos (no se cual se usa para el menor DX)

2- La Muerte de Eriol: ¿por donde empiezo? Eriol en el manga nos dice que el y Fujitaka son las dos mitades de el mago Clow Reed el tiene el objetivo de cumplir un deseo muy anhelado por el Mago Clow: Dejar de ser el mago mas poderoso del mundo y ¡He ahi el problema!. al tratar de dividir su ser en dos también quizo dividir su magia, cosa que no logro porque no era lo suficientemente poderoso, y para lograr que su magia se dividiera debía buscar a un mago mas poderoso que él y la única que podía rebasarlo en poder era Sakura Kinomoto. así que ella divide la magia de Eriol en dos y una de las mitades paso a Residir en el cuerpo de Fujitaka. Yuuko en TRC (Cap. 220), menciona que el precio por renacer de Syaoran Clon lo paga Clow con su vida y "La magia que le quedaba" dando a entender (según mi punto de vista) que el que efectúa el pago es Eriol Hiragizawa. esto nos lleva a una Tercera Aclaracion.

3- ¿Que pasa con Spinnel Sun y Ruby Moon?: Al morir Eriol, la única magia que podía alimentar a esos seres era la de Fujitaka ya que esa magia era la de Clow/Eriol y, en consecuencia, los guardianes de Eriol pasan a vivir con los Kinomoto, ademas, creo, Heredan la mayor parte de las pertenencias de Eriol. El resto se reparte entre Kaho Mizuki y La Familia Li

Espero que les haya gustado este primer capitulo.

para mas info lean los volumenes 27 y 28 de TRC, los capítulos 45 a 50 de sakura card captor (Manga), y los que no estén familiarizados con el manga de D. léanlo y los capítulos que no encuentren véanlos en youtube

el capitulo dos sera muy divertido

DEJEN OMENTATRIOS! n_n

 

End Notes:

 

ACLARACINES:

1- Para los que no estén muy familiarizados con el Keigo (formalismo japones) el sufijo "-ane" se usa para identificar al mayor de los hermanos (no se cual se usa para el menor DX)

2- La Muerte de Eriol: ¿por donde empiezo? Eriol en el manga nos dice que el y Fujitaka son las dos mitades de el mago Clow Reed el tiene el objetivo de cumplir un deseo muy anhelado por el Mago Clow: Dejar de ser el mago mas poderoso del mundo y ¡He ahi el problema!. al tratar de dividir su ser en dos también quizo dividir su magia, cosa que no logro porque no era lo suficientemente poderoso, y para lograr que su magia se dividiera debía buscar a un mago mas poderoso que él y la única que podía rebasarlo en poder era Sakura Kinomoto. así que ella divide la magia de Eriol en dos y una de las mitades paso a Residir en el cuerpo de Fujitaka. Yuuko en TRC (Cap. 220), menciona que el precio por renacer de Syaoran Clon lo paga Clow con su vida y "La magia que le quedaba" dando a entender (según mi punto de vista) que el que efectúa el pago es Eriol Hiragizawa. esto nos lleva a una Tercera Aclaracion.

3- ¿Que pasa con Spinnel Sun y Ruby Moon?: Al morir Eriol, la única magia que podía alimentar a esos seres era la de Fujitaka ya que esa magia era la de Clow/Eriol y, en consecuencia, los guardianes de Eriol pasan a vivir con los Kinomoto, ademas, creo, Heredan la mayor parte de las pertenencias de Eriol. El resto se reparte entre Kaho Mizuki y La Familia Li

Espero que les haya gustado este primer capitulo.

para mas info lean los volumenes 27 y 28 de TRC, los capítulos 45 a 50 de sakura card captor (Manga), y los que no estén familiarizados con el manga de D. léanlo y los capítulos que no encuentren véanlos en youtube

el capitulo dos sera muy divertido

DEJEN OMENTATRIOS! n_n

 

Regresar al índiceCapitulo 2: Un Paseo, Un Robo y Una Llamada. by Noglaz
Author's Notes:

[¡PERDÓN! ¡PERDÓN! ¡PERDÓN! ¡PERDÓN! ¡PERDÓN! ¡PERDÓN! No me di cuenta sino hasta que lei yo mismo el capitulo que faltaba una parte . Ya, acá lo tienen entero, por favor disfrutenlo ¡Uff!] Avisenme si el capitulo esta incompleto o que les parezca que falta una parte. Gracias...

Author's Notes:

[¡PERDÓN! ¡PERDÓN! ¡PERDÓN! ¡PERDÓN! ¡PERDÓN! ¡PERDÓN! No me di cuenta sino hasta que lei yo mismo el capitulo que faltaba una parte . Ya, acá lo tienen entero, por favor disfrutenlo ¡Uff!] Avisenme si el capitulo esta incompleto o que les parezca que falta una parte. Gracias...

-A ver ¿Cómo es el disfraz?- pensaba en voz alta Sakura mientras abría el correo.

Había tenido una muy animada cena con su padre, Nakuru, Kero y Spinnel hablando de su primer día de trabajo y escuela respectivamente. Además de Fujitaka, Nakuru tenía un trabajo de medio tiempo en una cafetería del centro. Ella decía que sería divertido tener un empleo y conocer más de la ciudad mientras se sirve un café.

-¿hoe?- Sakura quedo perpleja al ver lo que mostraba el correo. Los bocetos de Tomoyo no se parecían en nada a lo que Sakura había dibujado. El traje fue modificado por completo y tenía la marca de Tomoyo por todas partes. Seguía el estilo de los disfraces que ella usaba cuando capturaba las cartas, pero tenía un “toque más atrevido”, o eso decía el e-mail. También reemplazo el antifaz por una máscara que la haría verse más “misteriosa”, o eso aclaraba el e-mail.

Sakura no lo podía creer, frente a un público, policías, noticieros y frente al mismo Kaitou Dark tendría que usar ese traje, no, cosplay ¡Qué embarazoso! No podría hacerlo, en las ocasiones anteriores no había nadie, pero ahora… -Cuando regrese voy a matarla- dijo resignada. Apago su computadora y se fue a dormir.

···

-¡Ya llegue!- en la casa Niwa estaban por cenar y Daisuke había llegado unos minutos antes de las ocho.

-Bienvenido a casa- dijo su madre que estaba en la cocina preparando la cena-Llegas bastante tarde a casa ¿paso algo?-

-Hoy llego una chica nueva al instituto, se llama Sakura Kinomoto. Es la hija del arqueólogo- dijo Daisuke como si el día hubiera pasado como cualquier otro, sin novedades.

Emiko quedo congelada unos segundos tratando de procesar las palabras de Daisuke, pero pronto reacciono con una desmesurada felicidad y, corriendo a donde estaba su hijo, se le acercó a una distancia microscópica al rostro del pelirrojo -¡¡Dai-chan!! ¡¿Sabes lo que significa esto?!- el chico negó tímidamente con la cabeza -¡¡Tenemos la oportunidad de saber más de esa pieza misteriosa!! Con tu abuelo y tu padre hemos estado tratando de averiguar que es, pero al final no encontramos nada en nuestros registros y la verdad ¡Me estoy volviendo loca y he perdido las esperanzas! Pero al final tu, hijo mío, regresas a casa a iluminarnos con la luz del amanecer y disipar nuestra noche oscura- esto último lo dijo en un estilo muy Shakesperiano -Dime ¿Se conocieron? ¿Hablaste con ella? ¡¿Ya son amigos?! Si es necesario dile que te gusta-

-¡¡NO VOY A HACER TAL COSA MAMÁ!!- dijo el pelirrojo con una cara tan roja que parecía fan del Manchester United.

-Oh si es necesario, si. Todo por estar cerca de ella y averiguar los avances del Arqueólogo Kinomoto.-

-¡Pero mamá…!- intento defenderse el pobre chico pero su madre estaba decidida a que Daisuke recolectara información cueste lo que cueste.

-Oku-sama, la comida esta lista- aviso Towa desde la cocina. Emiko fue rápidamente a la cocina diciendo cosas como “¡Ay, lo Olvide!” o “Espero que no se haya quemado”

-Tu madre tiene razón- dice Kosuke, padre de Daisuke, por detrás. -No te pediremos que te le declares a Sakura, a decir verdad, seria demasiado; pero tienes que arrimarte a ella para sacarle la información que necesitamos. Hazte su mejor amigo, por nosotros ¿Si?- El chico solo contesto con un “Si Papá” antes de que fueran llamados a comer.

 

Era ya de mañana y en dos casas de la ciudad Azumano se pudo oír al mismo tiempo el mismo grito de “¡Waa, Me quede [email protected]!”. Daisuke bajaba rápidamente las escaleras saludando a todos y tomo un desayuno/relámpago. Inmediatamente después tomo su portafolios, se despidió de todos y se fue corriendo.

-Vaya con este chico, no cambia nunca- comentaba Emiko para si

-Oku-sama- llamo Towa -La lista de las compras es demasiado larga para que yo valla sola-

-¡Oh claro! Se me olvidaba, estaré ocupada acá en casa, así que te acompañara a hacerlas Argentine-

-¡PREFERIRIA MOLESTAR A UNA MANADA DE LOBOS RABIOSOS QUE IR CON ESE!- reacciono de mala manera Towa.

-Yo preferiría quedarme a reparar las obras dañadas- dijo Argentine, que había aparecido de la nada, dándole un buen susto a Towa, con su habitual expresión seca. Su piel era de tez morena, cabello corto y alborotado, de un rubio pálido, sus ojos eran inexpresivos y de color gris claro, su cara mostraba siempre una expresión serena y calmada.

-No, no, no, no, no, nada de eso- acallo Emiko -A-chan necesitas sentir la brisa de vez en cuando, y Towa-chan, necesitas llevarte bien con él. Y no hay pero que valga. Ya les di la lista solo faltan los bolsos.- Emiko les alcanzo al par dos bolsos de compras y los condujo afuera a empujones. Cuando estuvieron fuera de la casa Emiko los despidió y cerró la puerta con llave, candados y cadenas.

-Que te quede claro que voy contigo por conveniencia- dijo resignada Towa

-A mí tampoco me caes bien- dijo Argentine sin expresiones en su rostro haciendo enfadar mas a la Canosa.

 

Sakura bajaba rápidamente las escaleras saludando a todos y tomaba su desayuno/relámpago cuando su padre la tranquilizo diciendo que era temprano todavía y que la escuela quedaba más cerca que cuando vivían en Tomoeda. Desayunando, ahora tranquilamente, con ellos se encontraban Nakuru, Spinnel y Kero quien salto con una petición. Quería que él y Spinnel conocieran la ciudad.

-¿Y por qué me lo pides precisamente a mi?- pregunto ingenuamente Sakura.

-Porque, al fin y al cabo, eres nuestra dueña- respondió Kero -está bien que tengas una autoridad mayor como tu padre pero la decisión final es tuya por el simple hecho de que te pertenezco.-

-No lo sé, me preocupa si alguna persona los descubre. No quiero arriesgarme, además no puedo ir con ustedes-

-Con eso no hay problema- dijo Nakuru -yo los cuidare mientras hago las compras en el centro.-

-aun así no estoy segura-

-Hija- dijo Fujitaka -Creo que a Kero y a Spinnel les hará bien un poco de aire libre. Y no te preocupes, Nakuru los cuidara bien ¡Cierto Nakuru!- Nakuru respondió efusivamente con un sí y un saludo militar.

-Bueno, está bien- dijo Sakura, después de una breve reflexión, entonces consulto el reloj -¡Ay, no! ¡Se me hace tarde!- con voraz desesperación comió lo que le quedaba en el plato, agradeció la comida, se puso sus Rollers y, sin antes despedirse, se dirigió a toda prisa al colegio. Kero y Spinnel miraron como se iba con cara de resignación mientras que Nakuru y Fujitaka rieron por la situación -Esa niña nunca cambia- dejo escapar Fujitaka.

Después de terminado el desayuno levantaron la mesa y lavaron los platos, cerraron la casa y se fueron rumbo al centro.

 

Towa y Argentine llegaron al mercado. Un largo callejón en donde había puestos de todo: pescaderías, carnicerías, verdulerías, artículos de limpieza, etc. Estaba claro que a ninguno de los dos le era grata la presencia del otro, y el que Emiko quiera forzarlos a ser amigos hacia mas irritable la situación.

-¡Escucha Argentine!- dijo efusivamente Towa -Nos dividiremos la lista; yo comprare los comestibles mientras que tú compraras los artículos de limpieza y el pan. Dejé la marca especifica al lado de cada artículo ¡Que no se te vaya a ocurrir comprar otra marca o dios sabe cuánto tardare en limpiar la casa!- Le alcanzo la lista con los artículos de limpieza de manera muy brusca. Argentine leyó cada uno de los artículos a comprar. Cuando termino -Tengo una pregunta- dijo inexpresivamente.

-Dime- Bass Fishing Vids – Top Videos for bass fishing, lures and gear from YouTube today. Tiny boat nation

-¿Qué marca de escobas debo comprar?-

-¡¡NO IMPORTA LA MARCA EN LAS ESCOBAS!!- grito Towa Enojada por lo simple de la pregunta y se alejo refunfuñando entre dientes.

-Pero que carácter- dijo para si Argentine y recorrió el callejón hasta encontrar un local donde vendían artículos para la limpieza. Pero antes de entrar vio en el reflejo de las puertas de vidrio unas manchas azul petróleo y amarillo volando al techo de un edificio de enfrente. Volteo rápidamente para ver que eran pero ya no estaban allí. La forma de las manchas no le parecieron las de un par de aves, eran más bien como gatos, pero, los gatos no vuelan. Entonces ¿Qué eran? Inmediatamente se sacó esa incógnita de la cabeza auto convenciéndose de que fue su imaginación.

 

Nakuru ya había llegado al mercado y transcurrieron solo diez minutos cuando Kero insistió enérgicamente en salir a dar un paseo con Spinnel. La morena estaba comprando en la verdulería con un aire apesadumbrado, ya que había accedido por insistencia del animalito, repitiéndose insistentemente “Si Sakura se entera, estaré muerta”. Dejarlos volar libremente por ahí no era precisamente parte del plan. Era mucho mejor si se hacían pasar por muñecos. Pero termino predominando la impaciencia de Kero y ahora deben estar en alguna parte volando y explorando.

-¡Que ser tan repugnante!- se oyó débilmente detrás de Nakuru, quien sale de su estado depresivo y voltea para ver quién era la que se quejaba y se encuentra con una chica, no más joven que ella, de pelo cano, apretando los dientes y seleccionando manzanas -¿No se qué le ve Oku-sama a ese? Es un pesado, arrogante, mediocre, farsante, inútil, pesado, arrogante y… y… ¡Sobre todo pesado!-

-Discúlpeme- dijo Nakuru sacando a Towa de su histeria. La morena se había interesado en Towa porque de ella emanaba una energía particular y le dio curiosidad saber que era-No sé como diferenciar las fresas buenas de las pasadas ¿Me podrías ayudar?-

A Towa le agarró desprevenida, pero, y olvidándose de Argentine por un momento, con gusto ayudo a Nakuru con las selecciones. Es más, compraron juntas las verduras y frutas que faltaban en sus respectivas casas. Después de presentarse, hablaron de quienes eran (ojo solo lo superficial, ninguna le conto a la otra lo que en verdad es) y que hacían. Nakuru decía que era nueva en la ciudad y que recientemente había conseguido un trabajo de moza en un bar “muy pintoresco” según ella; había vivido en Inglaterra desde que nació y después se mudo a Japón con “su familia” y ahora decidió venirse a vivir sola en Azumano. Towa le comento a Nakuru  que antes de venir al pueblo ella vivía frente a la costa de una isla muy visitada por los turistas y acepto el trabajo de sirvienta que le habían ofrecido una familia.

-El trabajo es con cama- decía Towa mientras le pagaba al verdulero las compras -Así que puedo trabajar y dormir en el mismo techo.-

-Mire usted que bien- dijo Nakuru quien ya pago sus compras y esperaba a Towa -¿Le importaría si hacemos el resto de las compras juntas?-

Kero y Spinel recuperaban el aliento en la azotea de un local. Casi los habían descubierto, pero para suerte de ellos el chico solo pensó que fue su imaginación. Spinel no paraba de repetir que era una mala idea el haberse separado de Nakuru; de todos modos conocerían la ciudad sin ser descubiertos o parecer sospechosos. Sin embargo Kero hacia oídos sordos a los reproches del gato azul y alegaba de que era muy aburrido pasar horas en un bolso. El leoncito amarillo volteo la cabeza y apunto con el dedo a una dirección al más puro estilo conquistador y dio la orden de ir a explorar; Spinel lo sigue resignado.

Visitaron muchos lugares emblemáticos de la ciudad, entre ellos la Plaza Central con su característico adorno: El Obelisco del Fundador; una estructura de mármol coronada en su punta por una estatua de bronce. En la cabeza de dicha pieza estaban los dos guardianes admirando el panorama que se presentaba en frente de ellos: una villa que recordaba a la Paris romántica y evocaba memorias del pasado. Kero se empezaba a sentir nostálgico y Spinel comenzaba a creer que la escapada no fue tan mala idea.

Luego se toparon con la Estación Principal de Policía, un gran edificio de cinco pisos que no se distinguiría de los otros apartamentos si no fuera porque carecía de balcones. Además una enorme escalera de aspecto neoclásico precedía la entrada de doble puerta hecha de madera maciza de cedro. Los dos animalitos observaban la estación escondidos en un arbusto ubicado en un pequeño patio de un apartamento que quedaba en frente. Ambos se escondieron al sentir una presencia perturbadora que estaba a punto de salir y para sorpresa de los dos guardianes la presencia pertenecía a un chico no mayor a Sakura, blanco como la nieve, con gafas y de pelo del color del cielo.

Siguiendo un poco más encontraron el Museo de Historia y Arte Rugaru de Azumano, un enorme edificio que ocupaba una cuadra entera. De ventanas enormes que delataban que a pesar de su importante altura no tenía más de tres pisos contando desde la planta baja. La entrada principal estaba decorada con un arco de estilo griego sostenido por cuatro columnas. Kero quería entrar en el museo, pero sabía que no podía hacerlo, el animalito amarillo no tenía tan nublado el juicio como para exponerse de esa manera. Kero sufría por su impotencia de no poder entrar y Spinel no estaba muy interesado en calmarlo, más bien metía el dedo en la yaga sacando a flote el plan original y que “esto no hubiera pasado si se hubieran quedado en el bolso de compras con Ruby Moon”. Sin embargo Kero era demasiado orgulloso como para darle la razón a al gato y con una risa fingida y un forzado “No importa”, apunto a continuar con el tour.

-¡Ah! Cuanta belleza y que pintoresco- suspiraba Kero. Después de un largo paseo terminaron por tomar un descanso en la Fuente del Molino de Viento. Desde allí la vista era maravillosa. -¡Que hermosa villa! ¡No puedo evitar sentirme nostálgico, se siente tan bien!-

-Igual yo, Kerberos- dijo Spinel. El pequeño león volteo a ver a su compañero de aventuras y se llevo una gran sorpresa al darse cuenta de que el gato azul le sonreía al horizonte -dime Kerberos ¿Cómo era Clow?-

La pregunta le arranco un grito de asombro al león, si hubiera sabido que Spinel se pondría así tal vez no hubiera expresado ante Sakura  la brillante idea de conocer la ciudad. La conducta del gato aumento en rareza cuando empezó a suplicar conservando su sonrisa. Kero cedió ante los ojos de cachorro que le ponía Spinel.

-De acuerdo.- dijo Kero -Pero lo que te voy a contar nunca se lo dije a Sakura-

-¿Por qué?-

-Porque se lo prometí a Clow, además ella nunca me pregunto sobre su vida.

            >>Clow Reed no era como ahora lo conoces. En su juventud era bastante torpe y despistado. Pero eso solo era el producto de un gran peso que llevaba encima desde que nació. Como hijo de uno de los magos más poderosos y respetados de Occidente y de la hechicera más famosa de Oriente, su destino era la grandeza y toda la comunidad mágica, tanto de Oriente como de Occidente, tenían puestos sus ojos en el niño Clow. Él no lo percibió sino hasta que empezó a aprender magia, tanto occidental como oriental, a la edad de seis años. Aparecieron entonces discusiones entre los padres del  niño, cada quien quería que se especializara en una sola.

            >>El tiempo paso y a los ocho años demostró un potencial jamás visto antes. Las discusiones dejaron de ser familiares para convertirse en batallas verbales entre los sabios de oriente y occidente. El pequeño Clow tuvo la desgracia de contemplar una de las discusiones entre sus padres a los nueve años, nunca más pudo olvidarla. Nos dijo a Yue y a mí que de esa disputa nacimos nosotros, porque a partir de ahí deseo  con todo su corazón encontrar la forma de solucionar las cosas. Poco tiempo después descubrió que la causa de la destrucción de su familia era una elección que tenía que hacer tarde o temprano: Magia Oriental u Occidental. Supo que a uno le rompería el corazón en esa elección y no quiso enfrentarse a ese destino.

            >>Invirtió largas horas de su tiempo a encontrar la forma de unir ambas magias y se lo oculto a sus padres. El tiempo pasaba y se hacía más inevitable la elección y cada intento terminaba en fracaso. Ni el mejor de los magos habría podido encontrar el equilibrio entre las dos, y un niño de once años trataba de no rendirse ante tan desalentador pronóstico. Hasta un día en donde hubo un eclipse total de sol. El niño Clow intentaba una vez más tratar de mesclar la invocación de seres con la creación de los mismos, era sabido en ese tiempo que los magos de Europa practicaban la creación de entes, mientras que los de Asia la invocación de entes; en su cuarto estaban pegados varios bocetos de círculos mágicos que simbolizaran la fusión perfecta entre ambas magias. Estaba al límite de sus fuerzas y nunca supo porque, pero cuando la luna cubrió por completo al sol uno de sus dibujos empezó a brillar y bajo sus pies el mismo dibujo apareció, su cuarto no estaba, solo eran él y su Círculo Mágico en medio de esa oscuridad infinita. En ese momento nacimos Yue y yo.

            >>Después Clow no pudo recordar nada más sino hasta que despertó. Pero nosotros vimos como nuestro creador caía desplomado en el piso. Rápidamente lo socorrimos y lo depositamos  en su cama. En ese momento no lo sabíamos, pero lo que nos obligo a actuar eran nuestros instintos diciéndonos que teníamos que cuidarlo y protegerlo. Al despertar pudimos saber su nombre y su vida antes de nuestra llegada a este mundo, su historia me había puesto muy triste y a Yue también, aunque no se le notara en la cara.-

-¿Nacieron con sus formas originales?- interrumpió Spinel

-Sí pero nuestras primeras formas a pesar de ser las verdaderas eran infantiles. Yue no aparentaba tener más años que el niño Clow y yo tenía la apariencia de un cachorro de meses de vida. A Yue le interesaba más la magia oriental y yo me sentía atraído a la occidental. Fuimos un gran apoyo para el niño porque supo que era posible una fusión, el problema radicaba en que no tenía que ser accidental el resultado y nosotros para ese Clow habíamos nacido de un accidente. Los tres trabajábamos a sol y sombra para poder concretar el sueño de nuestro creador, el tiempo que estuvimos juntos experimentando e investigando fue uno de los tesoros más grandes que guardo en mi corazón. Pero el tiempo es tirano y sus padres, con el asunto de la elección, lo presionaron a tal grado que el niño de doce años salió huyendo de su casa. En ese momento recuerdo que Yue me dijo que él se quedaría a hablar con los padres y me ordeno ir a buscar al pequeño. Eso me asusto mucho, sus padres no sabían de nuestra existencia y ese  sería el día que revelaríamos nuestro secreto.

            >>Cuando lo encontré en el bosque el pobre Clow no paraba de llorar, de decir que no quería elegir. Yo me quede un rato con él para tranquilizarlo y hacerle compañía. Después de un buen rato seso su llanto y pudo tranquilizarse. Entonces de imprudente que era…- “Y aun lo eres” pensó Spinel -le dije al niño que Yue decidió hablar con sus padres y revelar todo lo que estuvo haciendo hasta ese momento. Clow no podía creer lo que estaba oyendo y yo me di cuenta que metí la pata, entonces solo le dije ‘Confiemos en él (No teníamos nuestros nombres actuales  en ese entonces, Clow simplemente nos llamaba a nosotros león y blanco), sabe lo que hace así que todo estará bien’. Eso para mi suerte lo tranquilizo y decidió volver.

            >>Cuando llegamos los tres estuvimos frente a los padres de Clow. Yo recuerdo estar asustado, su expresión era terrible, daba mucho miedo (Aun tengo escalofríos de solo recordarla), entonces su madre hablo ‘¿Estas criaturas son de tu creación?’ Clow solo afirmo con una mirada de determinación a su madre, Yue en cambio no tenía cambios en su rostro, ‘¿Cuáles son sus nombres?’ ‘León y Blanco’ respondió Clow sin cambios en su mirada ‘¿Y son el resultado de la Nueva Magia?’ en ese momento el niño empezó a divagar y su mirada tenía dudas ‘Veras, nacieron de un accidente así que no se si debería…’ ‘¡¿Nacieron de la Nueva Magia, si o no?!’ esta vez fue el padre el que pregunto y aun recuerdo que me escondí entre las piernas de Clow. El niño solo afirmo con la cabeza después de una larga reflexión. De la nada a ambos se les dio por reír y de un momento a otro lo abrazaron, lo felicitaron e incluso le pidieron perdón por ponerlo en una situación tan comprometedora. Entonces el padre entre risas me alzo para, según él, “verme bien” yo estaba todavía temblando del miedo ‘Así que este es León’ dijo sin parar de sonreír ‘No tienes mucha imaginación con los nombres hijo ¿qué tal si de ahora en más le llamamos… Kerberos?’ a mí no me gusto en un principio el nombre pero a Clow le fascinó tanto que nunca más me llamo “León” mientras su madre examinaba a Yue como si fuera una nueva mascota ‘El poder de la luna fluye en ti’ dijo por fin su madre ‘Es grande e influyente, casi como la Luna misma ¿qué te parece si de ahora en más te llamas Yue?’ mi compañero solo quiso saber si su creador consentía con el cambio de nombre, cosa que Clow solo dijo ’Yue suena más bonito’ ‘Además’ continuo su madre ‘que significa Luna en mi país natal. Kerberos, tu poder es el poder del Sol; Yue, el tuyo es el de la Luna ambos representan, juntos, el equilibrio perfecto. La pregunta es ¿Cuál es el Circulo Mágico que les posibilito nacer?’. Su padre entonces le pidió todos los círculos mágicos que Clow hubiera dibujado y obedeció con una sonrisa que no abandono su cara en todo el día.

            >>Revisamos uno por uno detenidamente hasta hallar el que nos dio nacimiento ‘este es’ dijo su madre ‘aunque los poderes de Kerberos y Yue provengan de diferentes astros su origen es el mismo y mi hijo lo comparte. Además despide la misma energía este círculo. Tu poder es el de la oscuridad hijo mío ¡pero, tranquilo, no temas! Que solo es tu poder. Si lo empleas para propósitos oscuros o nobles ya es otro dilema’ Clow se sintió más aliviado al saber que el problema sería el cómo usarlo más que el usarlo. Después de aquel incidente sus padres y los parientes más cercanos de la familia Reed/Li se unieron para sacar adelante el proyecto de Clow. Todo para ver concretado el sueño de su hijo, aunque sus padres jamás supieron que el sueño de Clow ya se había realizado.

            >>Largos años tomo dominar la Nueva Magia y perfeccionarla. Sus padres veían como su hijo se esforzaba sin tomar un descanso. Por fin el resultado final apareció cuando capturo la magia del mundo en lo que ahora es un juego de cincuenta y tres cartas y las bautizo como Cartas Clow. Acababa de cumplir dieciséis años y estaba listo para mostrarle s a los sabios del mundo Mágico el Poder de la Nueva Magia. Los Sabios al ver como su conocimiento y las teorías que siempre dictaron se hacían humo con el espectáculo que daba el joven mago Clow Reed sintieron miedo y lo tacharon de hereje y acusaron a su magia como profana. Sin embargo uno de los sabios nos dijo que él podría darnos asilo en Japón. Esta isla fue nuestro hogar desde entonces y Clow creció feliz junto a nosotros. Pero nunca llego a dominar del todo su magia y eso le causo muchos problemas. Quizás hay alguno que otro que causo y no nos contó ¿Qué piensas sobre eso Spy?-

Spinel estaba muy ensimismado en sus pensamientos -¿El amo Clow no tenia imaginación con los nombres? ¿Por eso nos llamamos Spinel Sun y Ruby Moon?- decía con decepción

Kero imitó al gato ya que este no le prestaba atención -Sakura, ahora mismo estas teniendo el mismo problema que siempre tuvo Clow ¿No es así?- decía Kero perdiéndose en un mar de pensamientos y preocupaciones hasta que se le cruzó por ahí una bombilla. -¡Ya se vamos a visitar a Sakura! Debe estar en el colegio y ya casi es hora del almuerzo- y agarrando de la pata a Spinel que no paraba de repetir “mi nombre” se fue directo al Instituto Azumano.

Argentine salía recién de hacer las compras. Había seleccionado cuidadosamente los productos de limpieza, su tamaño, cantidad y marca, tal y cual estaban escritos en la lista que repasaba poco a poco hasta encontrarse con un dibujo de una “Chibbi” Towa alzando el puño en señal de amenaza con un globo que rezaba “Mas te vale no equivocarte ¡Idiota!”. Al ojos grises se le escapa una sonrisa “idiota” piensa, pero luego se sorprende con su reacción ¿Por qué sonreía? ¿Qué era ese sentimiento que le surgía al pensar en ella? Le resultaba familiar.

-¡Ey! ¡Argentine!-  el aludido giro su cabeza para encontrar su mirada con Towa que estaba acompañada por una mujer más alta que ella. Ambas llevaban bastantes bolsas -¿Recién terminas las compras? ¡Si que eres lento!- dijo por fin cuando estuvieron juntos.

-No quería oír tus quejas.- dijo sin expresión alguna -Si compraba alguna cosa equivocada me lo gritarías en el oído durante todo el camino a casa, vieja cotorra.-

-¡NO ME LLAMES VIEJA!- grito furiosa Towa -¡puedo perdonarte que me llames cotorra, o buitre o inclusive cuervo, pero VIEJA ¡Jamás!!-

La mujer observaba divertida la escena -Disculpen la pregunta, pero ¿Por casualidad ustedes no son novios?- pregunto entre risas la mujer.

-¡No, claro que no!- dijeron alterados los dos. El moreno tenía la cara roja y la serenidad en su rostro se había desfigurado por completo imitando la cara de sorpresa de Towa quien también se había puesto colorada.

-¡O perdonen! Pero me parecía que se llevaban también que…-

Ambas creaciones negaban de varias formar las deducciones de Nakuru y se esmeraban en aclarar que no había otro sentimiento más que desprecio mutuo, pero solo lograron que en la castaña crecieran mas las sospechas y dudas de si eso era cierto y si no había algo mas allí.

-Bueno tengo que irme- dijo al fin Nakuru -Si no me voy ahora llegare tarde a mi primer día de trabajo ¡Hasta otra ocasión!- y con esas palabras se alejo del dueto Hikari.

Ambas piezas miraban como se alejaba aquella mujer y agitaban sus brazos en señal de despedida hasta que desapareció doblando la esquina. Las cosas por fin se calmaron y el tema giro para otro lado. -¿Te falta comprar algo más?- pregunto Towa esta vez como si se tratara de algún amigo.

-Demore mucho con la compra de los artículos, solo me falta el pan.- dijo Argentine que había recuperado su habitual tono.

-¡Entonces hay que darnos prisa! ¡Estamos llegando tarde al almuerzo!- apuro Towa tomando de la mano a Argentine y arrastrándolo a la panadería, sin percatarse del leve sonrojo que el moreno manifestaba.

El cambio de bancos se había hecho durante la primera media hora de clases y a Riku Harada le había tocado sentarse en la fila del medio en el 2º banco contando desde la pared frente al pizarrón, A Sakura el 1º desde el pizarrón al lado de la ventana y a Daisuke, dos bancos detrás de Sakura. En un principio le era beneficioso a Riku ya que podía ver fácilmente a Daisuke, pero todo se le fue de las manos cuando a Takeshi le salió seleccionado el banco junto a ella y Risa obtuvo un banco al lado de Daisuke.

La clase transcurrió normalmente, salvo en los descansos cuando varios chicos pretendiendo ser galanes trataban de cortejar a la nueva que, uno tras otro, los rechazaba gentilmente. Riku había estado distante durante la mayor parte de la mañana y cerca de la hora del almuerzo no tuvo más ganas de seguir la clase volteando su cabeza hacia las ventanas. Daisuke y Risa estaban muy concentrados en la clase, pero supuso que era porque se acercaban los exámenes y eso los ponía muy nerviosos. Un poco más allá y su mirada se encontró con Sakura que parecía estar en el mismo estado que ella. Quiso continuar mirando al resto de la clase, pero algo llamo poderosamente su atención. Una lumbre de color celeste, una luz del tamaño de un punto, una estrella que apareció en la ventana. Concentro su mirada y descubrió que no se movía. La concentro aun más y supo que era un reflejo. La concentro aun más y vio una silueta. La concentro aun más…

-¡Harada Riku!- llamo la profesora, dándole a Riku un buen susto -¡Me extraña su comportamiento Harada-anesan! ¡Por favor, concéntrese en la clase!-

Riku pidió disculpas y, acto seguido fingió interés en la clase. Cuando tuvo la oportunidad de voltear su cabeza la luz había desaparecido, en su lugar encontró a una Sakura sin color en la piel y con los ojos desorbitados ¿Qué había pasado para que la chica de los ojos esmeralda se encontrara en ese estado? La campana sonó, era hora del almuerzo y todos se despidieron respetuosamente de la profesora, menos Sakura que salió corriendo del salón como alma que lleva el diablo dejando a más de uno desconcertando. La pelirroja no persiguió a la castaña por principio, pero no así sus dudas. Algo en ella la dejaba intranquila.

El círculo de amigas de las hermanas Harada salió del salón y se dirigió directamente al patio del campus para compartir sus almuerzos. Mientras comían hablaban de chicos, lo que les paso ayer a la tarde, entre otras trivialidades muy entretenidas. Sin embargo Riku estaba distante del tema. Ella no pensaba en otra cosa que no sea esa luz… no, ese reflejo en la ventana que poco a poco fue tomando forma en su mente, hasta el punto de llegar a ser la epifanía de una verdad.

-¡La luz provenía de su ojo!- grito despertando de sus pensamientos, desconcertando a su hermana y amigas.

-¿De qué hablas Riku?- pregunto Risa

-¿Eh? ¡No, nada ¡nada!!- rio nerviosamente la chica -Es que anoche tuve un sueño muy extraño que me olvide de cual era y ahora me acorde: soñé que a uno de nuestros peces le salía una luz por el ojo- no tenía muchas esperanzas de que se tragaran la historia, pero para su sorpresa las chicas empezaron a hablar de lo que soñaron anoche

 

“¡Te voy a matar Kero-chan!” vociferaba el pensamiento de Sakura. La razón de su cólera era que oportunamente se había rendido. No podía comprender los conceptos que la profesora les impartía a sus alumnos y decidió contemplar el afuera dejándose llevar por pensamientos y recuerdos que la alejaban del “aquí y ahora”. Pero fue arrancada de sus pensamientos cuando vio a lo lejos dos pájaros volando de una manera extraña “¿Serán aves autóctonas?” se pregunto y acto seguido recito, en voz casi inaudible, un conjuro que había leído en uno de los tantos libros que Eriol le heredo y supuso que le sería muy útil para avistar aves sin molestarlas. El hechizo consistía en potenciarla capacidad visual y poder distinguir claramente objetos que pueden estar hasta cien metros de distancia. Mientras Sakura recitaba el hechizo un Circulo Mágico de la Estrella se dibujo en el ojo derecho de Sakura. La vista se le aclaro de manera sorprendente y podía ver claramente a los dos pájaros, como si tuviera un telescopio en el ojo. Pero esos no eran pájaros, eran Kero y Spinel viniendo hacia el colegio. El miedo le invadió el cuerpo ¡¿Qué diablos trataban de hacer esos dos en la escuela?! No debía permitir que algún alumno los viera.

Salió del edificio y se dirigió al encuentro con los dos guardianes. Cuando estuvo segura de que nadie podía verla u oírla empezó a llamarlos -¡Kero-chan, Spinel!- los dos animalitos agitaron sus bracitos haciéndole saber que la reconocían y se dirigían hacia ella. Cuando estuvieron cerca Kero y Spinel vieron que Sakura corría a su encuentro con una radiante sonrisa y los brazos extendidos, una señal inequívoca de que corría a abrasarlos. Los guardianes respondieron con el mismo gesto, pero pronto la realidad los golpeo cuando Sakura les tapo la boca y los apreso entre sus brazos, y giro noventa grados hacia la arboleda que flanqueaban el camino, terminando su alocada carrera de un salto a los arbustos.

-¡¿Me puedes explicar que carajos hacen aquí?!- pregunto Sakura exasperada -¡Se suponía que estarían todo el tiempo con Nakuru!- Kero estaba bastante nervioso como para articular palabra alguna, pero Spinel parecía más bien deprimido, algo que a Sakura le extraño -¿Qué te pasa Spinel?-

-Ama Sakura- respondió Spinel con un hilo de voz -¿Podría ser tan amable de darme otro nombre?-

Sakura quedo extrañada ante tal petición del gato azul -¿Otro nombre?-

-Por favor- suplico

-No sé- dudo Sakura rascándose la cabeza -A mí me gusta cómo te queda el nombre de Spinel Sun-

Spinel sintió como se le apretaba el corazón con aquellas palabras -¡Ama Sakura, usted es muy cruel!- gritó llorando y se alejó volando.

-¡Hey, Spinel! ¡Regresa!- Sakura no entendía nada ¿Por qué El pequeño guardián de Eriol se comportaba así? Sin embargo sus interrogantes fueron respondidas casi automáticamente y volteo para lanzarle una mirada sínica a Kero. Este solo rio nerviosamente -Sera mejor que lo traiga devuelta- dijo disponiéndose a perseguir a Spinel

-¿A dónde crees que vas?- pregunto Sakura con sorna, quien agarro al guardián por el pellejo. Kero trago saliva “esto no terminaría bien”

-Pero Sakura, si no lo alcanzamos antes alguien podría…-

-Lo sé- interrumpió la Hechicera -y no pienso dejarte ir tras él solo para que te descubran a ti también. Ahora dime ¿Qué pasó?- El guardián amarillo solo respondió con un “Larga historia” y una sonrisa que no compraba a nadie -Esta bien me lo dirás cuando regresemos a casa. Mientras, no te separes de mí en ningún momento, vamos a buscarlo- y se alejaron de ese lugar para buscar al guardián azul  antes de que alguien lo descubra.

Recién había terminado el almuerzo y Riku decidió volver al aula junto a su hermana y una amiga a pesar de que faltaban quince minutos para que sonara la campana. Risa y Ritsuko, la amiga (Pelinegra, cabello largo recogido en dos grandes trenzas),  tenían una muy animada conversación, sin embargo Riku no estaba muy pendiente de ella, más bien estaba inmersa en sus pensamientos tratando de aclararse si fue su mente la que le había jugado una broma o si lo que vio fue real.

“Que cruel” se escucho sollozar a un niño en las escaleras. Riku, que estaba en el pasillo, lo había escuchado, no así su hermana y amiga, y volteo la cabeza para ver quién era el pobre chico, pero resulto que la voz venia de un gato de color azul que, por increíble que parezca, estaba volando. Riku, instintivamente, lo persiguió cuando la criatura desapareció entre las escaleras. Risa y Ritsuko notaron que la gemela pelirroja subía corriendo las escaleras.

-¡Riku! ¡¿A dónde vas?!-grito Risa, pero no obtuvo respuesta alguna de su hermana.

A Riku no le costó más que un par de minutos alcanzar al animalito que no paraba de quejarse y sollozar. Era algo que no podía creer, era real, un gato parlante que podía volar, era algo que solo lo podías ver en algún manga maho shoujo. Si las alocadas teorías de ese tipo de manga son ciertas, entonces ese animalejo era propiedad de alguien. Se acerco a él silenciosamente como león asechando a su presa, hasta que estuvo lo suficientemente cerca como para amordazarlo con una mano y apresarlo contra su pecho con la otra. Miro para todos lados, nadie rondando, miro de nuevo, el baño de damas estaba a unos cuantos metros de donde ella.

Spinel no lo vio venir. Ahora su habitual yo estaba despertando ¡fue un idiota al seguirle el juego a Kerberos! ¡Fue un idiota al haberse permitido deprimirse porque su antiguo amo no tenia imaginación con los nombres! ¡¡Fue el idiota supremo al haberse enojado con la ama Sakura y echado a huir tan imprudentemente!! Tenía que librarse de aquella niña lo más pronto posible.

Riku condujo al pobre animal al baño y se encerró con él en uno de los cubículos. Cuando creyó que  era seguro hablar sostuvo al animal con las dos manos, de tal forma que no pudiera escapársele.

-¿Cómo te llamas?- pregunto Riku amenazadoramente pero Spinel no saco palabra alguna de su boca -¡Habla! ¡No intentes ocultarlo! Lo vi y escuche todo.- la pelirroja no tenía mucha paciencia en su alborotado ser, pero a pesar de eso el guardián solo le respondió, “para ver si así lo deja libre”, con un maullido muy falso. -¡¿me estas tomando el pelo gato?!- gritaba exasperada la Gemela mientras sacudía al pobre Spinel con violencia. Pero pronto se ve interrumpida cuando alguien más entra al baño. De inmediato amordaza al animalito azul con una mano y lo apresa contra su pecho.

-¡Aquí tampoco esta!- dijo una voz muy familiar, era Ritsuko.

-¿A dónde se habrá metido?- pregunto otra voz, sin duda era Risa

Spinel, aprovechando la distracción de su captora, le muerde la mano. Riku siente la mordida y suelta al animal que se escapa corriendo perdiéndose por las escaleras. Las chicas sintieron un grito que provenía del recién inspeccionado baño y vieron salir del mismo a un gato con alas de hada “algún accesorio quizás”. Corrieron hacia allí solo para encontrarse a una Riku tirada en el piso chupándose el dorso de la mano.

 

Sakura estaba agotada. Había recorrido todo el campus en busca del guardián y no había tenido éxito. Para el colmo faltaban menos de diez minutos para que sonara la campana. La castaña había escondido a su guardián en su mochila y ambos se encontraban descansando en un banco ubicado en el patio del campus. Kero estaba muy pensativo y Sakura muy desparramada en su modo de sentarse. -Si tan solo pudiéramos saber donde esta- se la mentaba el muñeco amarillo.

-¡Claro!- salto Sakura -¿Por qué no se me ocurrió antes?- inmediatamente después de decir esas palabras empezó a hurgar en su mochila y de ella saco un cuaderno.

-¿Qué es eso?-

-Un cuaderno en donde estoy anotando algunos hechizos del Mago Clow que me parecen interesantes- la chica hojeo el cuaderno hoja por hoja hasta encontrar lo que buscaba. -¡Acá esta!- y acto seguido se levanto de su asiento, camino unos cuantos metros y vio por todos lados, nadie. Entonces empezó a recitar el hechizo. -Llamo a aquel que su nombre nadie conoce. Llamo a aquel que puede oír mi voz sin importar la distancia o el tiempo. Llamo a aquel que no está ni vivo, ni muerto. Llamo a ese ser que puede ver lo que yo veo. Te llamo a ti y a nadie más- el conjuro se recitaba, el círculo apareció y el mensaje fue enviado por todo el campus y quizás más allá.

-¡Ama!-Grita alguien al cabo de un rato. Era Spinel, que venía volando a toda velocidad y ¡¿llorando?! Sakura lo abrazo apenas llegó con ellos y lo consolaba logrando, poco a poco, que se tranquilizara.

-¿Ya estas mejor?- pregunto la Hechicera al gato, quien respondió con un sí solo para recibir un golpe de parte de Sakura -¡No vuelvas a ser eso nunca más! ¡Me tuviste con el corazón en la boca casi una hora! ¡¿Sabes en los problemas que nos meterían a todos si los descubren?!-

-¡Perdón Ama Sakura! ¡Una niña me descubrió!- dijo Spinel volviendo a perder la compostura.

-¡Tranquilos!- irrumpió Kero viendo que la castaña estaba a punto de entrar en shock -¿Alguien más te vio?- el animalito azul negó con la cabeza incapaz de articular palabra alguna -¡Que alivio!- dejo escapar Kero dejando a sus dos shockeados oyentes extrañados. El animalito amarillo noto que no entendían el por qué y se apuro a dar explicaciones -Hay que estar tranquilos, siendo solo una persona la que te haya descubierto. A ella no le convendría soltar la lengua en estos momentos, porque la tomarían como algún bicho raro. En resumen:

La Pieza Sin Nombre by Noglaz

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fanfic.es/viewstory.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20