La nueva Afrodita by livi chan

Fanfics en EspañolEl sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

 La nueva Afrodita by livi chan
Summary:

¿que pasaria si tu, una chica normal de 16 se entera de que eres la hija de una diosa? y no de cualquiera, si no de afrodita la diosa griega de la belleza.

¿como tomas esta noticia? sobre todo cuando te enamoras de el hijo de atenea. eso sin mensionar que tienes que dominar tu magia, por OCUPARAS EL LUGAR DE TU MADRE EN EL NUEVO ORDEN.

Si quieres saber como mi portagonista, una chica de mi propia invención, se tomo a noticia, entra y lee, ah! y comenta!



Categories: DIGIMON, ANIME/MANGA Characters: Ninguno

Generos: Universo Alternativo

Advertencias: Ninguno

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 14 Completed: No Word count: 23181 Read: 2227 Published: 24/02/2011 Updated: 31/08/2011
Summary:

¿que pasaria si tu, una chica normal de 16 se entera de que eres la hija de una diosa? y no de cualquiera, si no de afrodita la diosa griega de la belleza.

¿como tomas esta noticia? sobre todo cuando te enamoras de el hijo de atenea. eso sin mensionar que tienes que dominar tu magia, por OCUPARAS EL LUGAR DE TU MADRE EN EL NUEVO ORDEN.

Si quieres saber como mi portagonista, una chica de mi propia invención, se tomo a noticia, entra y lee, ah! y comenta!



Categories: DIGIMON, ANIME/MANGA Characters: Ninguno

Generos: Universo Alternativo

Advertencias: Ninguno

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 14 Completed: No Word count: 23181 Read: 2227 Published: 24/02/2011 Updated: 31/08/2011
Story Notes:

esta historia tiene como personaje central un ser de mi propia invencion, y tambien de digimon 1 y 2, pero se centra en izzy izumi. asi que si no te agrada , no lo leas, por que lo voy a hacer quedar como un super chavo (digo, no se puede ser hijo de un dios y ser feo ¿NO?).

me uno a la lista de los que les borraron la cuenta, tanto asi, que no ocupe cambiar mi seudonimo, jeje. voy a tener que volver a subir mi historia anterior. 

Story Notes:

esta historia tiene como personaje central un ser de mi propia invencion, y tambien de digimon 1 y 2, pero se centra en izzy izumi. asi que si no te agrada , no lo leas, por que lo voy a hacer quedar como un super chavo (digo, no se puede ser hijo de un dios y ser feo ¿NO?).

me uno a la lista de los que les borraron la cuenta, tanto asi, que no ocupe cambiar mi seudonimo, jeje. voy a tener que volver a subir mi historia anterior. 

Capítulo 1 ¿Hija de quien? by livi chan
Author's Notes:

digimon no me pertenece, es hongo y de la toei.

no fines de lucro.

Quiero aclarar que esta historia va a tener ligeros cambios en cuanto a aspecto físico en algunos personajes, y también en actitud tal vez, y también quiero aclarar que habrá varios personajes inventados por mi, espero lo les fastidie, y que le den una oportunidad.

                                                                                                                                             

 

Author's Notes:

digimon no me pertenece, es hongo y de la toei.

no fines de lucro.

Quiero aclarar que esta historia va a tener ligeros cambios en cuanto a aspecto físico en algunos personajes, y también en actitud tal vez, y también quiero aclarar que habrá varios personajes inventados por mi, espero lo les fastidie, y que le den una oportunidad.

                                                                                                                                             

 

Lo sé, nunca fui especial, de baja estatura, tez blanca, cabellos castaños ensortijados, ojos claros de color castaño. Además de que uso lentes, de fondo de botella, soy de complexión delgada, demasiado para mi muy exigente opinión sobre mí misma. Y si a eso le agregamos que tengo un pésimo gusto para la moda, entonces tenemos lo que se podría decir, es a perfecta definición de “nerd”. Más interesada en e álgebra que unos indos pendientes de oro, siempre pensé que al graduarme, conseguiría un empleo estable, en algún ramo de la informática, la cual siempre me fascinó; que me iría a vivir a un departamento pequeño, que trabajaría en esa profesión el resto de vida, y luego podría morir mas o menos en paz. ¿Hombres? Báh, si apenas tendría tiempo para mí, ¿Cómo podría pensar en hombres?



 



A decir verdad, esa era una manera “racional” de no reconocer que e tenía pánico a enamorarme, si, a mis 16 años yo ya le tenía no pánico, sino pavor a los hombres. A no ser mi padre, no había, hasta ese momento, convivido con hombres. Mi frívola y vanidosa madre, calificada por mí de esa manera, se había desvivido toda mi infancia por convencerme de usar sombra de ojos, un labial, y rizador de pestañas, pero yo siempre preferí un buen libro, a una revista de modas. El hombre para mi, tenía que entenderme al cien por ciento, y debía ser como yo, también al cien, pero caro, no existía un hombre así, que además fuera guapo, o eso creía yo. 



 



Sin embargo, nadie me dijo que yo, era todo menos lo que convencionalmente se le denomina “nerd”. Y menos se me advirtió que en mi cumpleaños 16, mi vida iba a cambiar  para siempre. Por la mañana de aquel 8 de diciembre (mi fecha de  cumpleaños) mis padres me despertaron con una inda canción de cumpleaños, y unos pastelitos ovalados y rellenos de crema, encima tenían unos cerillos, a modo de velas, para endulzar mi mañana especial. Me felicitaron en orden, mi mamá, mi papá, quien se puso emotivo como cada año, y hablo de lo mucho que había crecido, y que parecía que apenas ayer, era yo solo un bebé, mi hermana que me sigue, pues yo soy la mayor de cuatro hermanas, si todas mujeres, luego la otra mediana, una escandalosa y tierna niña de 9 años, y la bebe de la famita, con sólo 3.



 



-¡feliz cumpleaños, Odette! –me dijeron todos por última ves antes de bajar a desayunar- hoy es un día muy especial –me dijo mi madre con la mirada llena de orgullo- pero no pienso arruinarte la sorpresa, vamos que ya te serví tu almuerzo preferido, waffles.



 



Así bajamos y sin mas novedad, mas el hecho de que mis padres me miraban con mas orgullo que todos mi cumpleaños anteriores, me prepare para ir a la escuela. Como era acostumbrado en mi vida, no tuve un día feliz en a escuela, siempre me caracterice por ser muy mala para socializar, pero en plena clase de química, me pasó algo muy raro.



 



- hola Ode-chan, hoy es tu cumpleaños ¿no? –Dijo una frívola voz que yo detestaba- pues déjame darte mi “regalo” para ti – y acto seguido me aventó un raro líquido   en la blusa, como era una combinación de variados químicos escolares, tuve que meterme a las regaderas del salón. Genial, dos horas de cumpleaños, y ya estoy empapada, nuevo record.  La molesta chica popular, rió muy divertida mi más reciente desgracia, mientras el desabrido maestro de química trataba inútilmente de callar al salón.



 



Trate de ver las cosas con optimismo, riéndome de mi misma, cosa que hizo que de inmediato, se callara todo el salón y logre que el resto de las horas antes de la salida, fueran más o menos tranquilas. Pero mi siempre molesta compañera, Haruka, no se rendía en su intento de hacerme la vida miserable, y a la hora de la salida, me acorraló en callejón camino a mi casa.



 



-¿adonde vas Ode-chan? ¿No me invitas a tu fiesta?



-no, no va a ver fiesta –dije con algo de timidez, si, le tenía miedo.



-¡Ah! ¡Qué lastima! ¡Pobre Ode-chan! –y soltó lo que yo llamo las mas rara y siniestra de las carcajadas. Después, me quito la mochila, y se puso a “revisar” mis cuadernos, en busca de algo así como mi diario, pero yo nunca he tenido algo como eso. En vano, e pedía que me devolviera mis cosas, ella y sus simples amigas se reían mientras revisaban mi poco femenino espacio escolar. En ese momento, una desesperación y frustración corrían por mí ser, así que solo pude gritar.



-¡¡déjame en paz!! (En paz, en paz, en paz) –un eco resonó entre las paredes y de mis manos, salio algo así como un rayo de luz, que les apuntó directo al rostro. En ese momento, ellas se percataron, de que sus facciones se habían vuelto toscas, y huyeron temerosas de que sus “hermosos rostros” se hubieran vuelto grotescos, gritando y maldiciendo.



 



El cielo, que se había iluminado por ese extraño poder, volvió a su luminiscencia normal, y mis manos se sentían calientes.



 



Al llegar a mi  casa, las cosas se pusieron aún más raras, pues en lugar del escándalo habitual, producto de las discusiones de mis dos hermanas medianas, no existía en esta ocasión, en su lugar, solo había silencio, y una nota que decía:



 



Odette, hija, se que esto que vas a leer es confuso, pero yo soy Afrodita, y tu eres un semi dios, si quieres que te explique las cosas con calma, solo deja que Izzy te lleve a la academia Elíseo, hay te explicare todo con calma.



 



Cariños, mamá.



 



-¿Qué? ¿Semidiosa? ¿Afrodita?  ¿Elíseo? ¿Izzy? ¿¡Semidiosa!? –me pregunte confundida para empezar ¿Quién demonios era ese Izzy? Mi duda se hizo externa, me lo pregunte tres veces en voz alta antes de que una voz masculina desconocida hasta ese momento para mi, respondió.



-yo, yo soy Izzy –dijo el recién descubierto por mi, saliendo de la parte trasera de la puerta de la cocina-  soy hijo de Atenea, la diosa de la sabiduría…



-¡¡Ahhhhhhhhh!!!!!!!! –grite al verlo, había salido de la nada, y además, era un hombre- ¿¡¡Quien demonios eres tu!!?



-como ya dije, soy Izzy, hijo de Atenea, la diosa de…



-si, si, si, lo se, la diosa de a sabiduría, pero, no puedes estar hablando en serio, es decir, ¿Afrodita, Atenea? ¿No eran sólo un mito?



-para los mortales, sí, pero es por que tenemos que mantener ocultas nuestras verdaderas identidades, algunos, o mejor dicho la mayoría, se casaron con mortales para hacer nacer una nueva generación de dioses, que los representen dignamente, y para eso a la edad de 16 años, se nos lleba a una academia especial, la academia Elíseo, donde nos enseñan a ser dioses.



 



El recién llegado, se había robado toda mi atención era ligeramente mas alto, que yo (mi estatura de es de 1.55), tenia el cabello rojo, vestía unos jeans de mezclilla oscura, casi negros, una camisa blanca de manga corta, que evidenciaba su bien trabajado cuerpo, unos lindos y profundos ojos color negro azabache, y un porte de caballero a pesar de l poco formal de su vestimenta.



 



Creo que estoy en problemas, me ha fascinado con tan sólo verlo. ¿¡Me enamoré a primera vista!?





 





 

End Notes:

Pues eso es todo por el momento, si llegaste hasta acá, eres un amor, si tienes un comentario, critica, o halago, por favor, házmelo saber con un review.



 



Besitos adiosito



 



 

End Notes:

Pues eso es todo por el momento, si llegaste hasta acá, eres un amor, si tienes un comentario, critica, o halago, por favor, házmelo saber con un review.



 



Besitos adiosito



 



 

Regresar al índiceCapítulo 2 La moderna academia de dioses novatos. by livi chan
Author's Notes:

este cap. incluye ya a unos poco personajes, y disculpenme si les desagrada como puse a sora, los diose van a ser todos invento mio (almenos en apariencia) y por favor no se fastidien si les llegase a parecer tediosa la lectura, prometo mas magia para el proximo cap. si kieren lemon, solo diganme.

Author's Notes:

este cap. incluye ya a unos poco personajes, y disculpenme si les desagrada como puse a sora, los diose van a ser todos invento mio (almenos en apariencia) y por favor no se fastidien si les llegase a parecer tediosa la lectura, prometo mas magia para el proximo cap. si kieren lemon, solo diganme.

En la sala de mi casa, estaba esperando el atractivo recién llegado muchacho. Yo por mi parte, estaba sentada en mi cama decidiendo qué ropa era más adecuada que me llevase a la susodicha academia, los nervios me comían viva, las rodillas me temblaban, y no me podía decidir, no tenia nada decente. Tal vez estuve mucho tiempo en mi habitación, por que Izzy subió a preguntarme si todo estaba bien.



 



-este… si, estoy bien –dije con una falsa tranquilidad- es solo que estoy decidiendo que prendas son más adecuadas para partir a la…



-¿decidiendo? Pero si no hay nada en tu maleta –dijo él mientras señalaba a mi maleta abierta y vacía- ¿Quieres que te ayude?



-¿Qué? ¡No! No es necesario yo… -no quería que ese guapo muchacho hurgara  entre mi ropa interior-… yo me las puedo arreglar…



-Tonterías, déjame ayudarte, además se nos está yendo el  encima –y acto seguido empezó a revisar en mi armario, sacó unas cuantas blusas de diversos colores, unos jeans deslavados, otros entubados, y de diversos cortes y colores. Después, sacó suéteres, camisetas y una pijama rosa de pantalón y camisón que yo odiaba- esto se ve bonito.



-¿si? Yo la odio –dije con cierto disgusto mirando la “horrorosa prenda”



- vamos, te aseguro que te ves linda con ella. –insistió el de los ojos azabaches. Pero en ese momento su vista se desvió en una prenda que yo esperaba que él nunca notara- ¿qué es esto? –preguntó él sin alejar su vista de la prenda.



-ah, eso… es… un v-vestido q-que, que… me regaló mamá. –dije la frase habando cada ves mas bajo.



-¡Está muy bonito! –dijo admirando el dichoso vestido, el cual era blanco de tirantes hasta la mitad del muslo, y tenía en la zona del muy poco pronunciado escote, una lluvia de piedrecillas blancas y rosas al igual que en la zona de abajo del vestido, era ceñido de arriba y circular de abajo, en realidad no adiaba ese vestido, pero no tenía el valor de usarlo, iba en conjunto con unas sandalias bancas que también tenían piedritas, en realidad nunca lo había usado y no me lo iba a poner en presencia de ese muchacho.- lo puedes usar en el baile.



-¿baile? ¿Cuál baile?



-el que se lleva a cabo cada año en navidad, estamos muy próximos a él –dijo el chico muy tranquilo, genial, odiaba los bailes y estos nunca se pueden retirar de mi vida ni siquiera en esta etapa mágica.



 



Después de seguir seleccionando prendas, él y yo partimos al lugar que nos interesaba, y para esto, primero salimos hasta la zona donde se localiza la torre de Tokio. Justo bajo ésta, nos detuvimos y el pelirrojo discretamente cerró sus ojos, y junto las manos, susurró unas raras palabras y un portal se abrió justo frente a nosotros en el centro de este se podían observar muchos colores diferentes, él me dijo que me metiera al portal, y yo con algo de miedo le obedecí; al cruzar, me inundó una maravillosa vista.  



 



 



Era un conjunto de praderas de un verde tan vivo como nunca había visto en mi vida, había montañas, pastizales, lagos, uno en específico muy grande que se encontraba junto a la academia de diseño, contrario a lo clásico, moderno, era muy tecnológico y la verdad, muy bonito.



 



-¿esta es la academia? –pregunté sorprendida



-si, bienvenida a Elíseo.



-¿Quién es Izzy-kun? –preguntó una escandalosa chica de una excesivamente rosada apariencia. Usaba una mini falda rosa brillante, unas medias de red rosa fluorescente, una blusa rosa pálido, con una flor grabada con brillos rosas también ambos, tenía el cabello hasta la mitad de la espalda rosa también, decorado con  unas estrellas de color dorado, y unas botas color palo de rosa- ¿ella es la nueva?



-si, ella es a nueva, su nombre es Odette.



-¡hola Ode-chan! –dijo la chica frívolamente    



- H-hola ¿Qué tal? –respondí yo un poco desconcertada ante TANTA dulzura, y obvio, por que se atrevió a decirle a Izzy, Izzy-kun.



-pero, no es muy bonita ¿o si? –dijo la poco pensante muchacha mirándome  de arriba abajo, como analizándome. Lógico el comentario no me calló nada en gracia, y  menos por que lo dijo en mis narices.- lo digo por que ella es la hija de Afrodita y se supone que… -la chica guardó silencio al notar la cara de desagrado reprendedor que Izzy posó sobre excesivamente rosado rostro.



-no, estas mal, es sólo que está mal arreglada “Mimicita”  -dijo el pelirrojo, apunto de exterminarla por sus imprudentes comentarios.



-claro, lo siento, mi nombre es Mimi Tachikawa y soy la hija de Hera, diosa del matrimonio, y esposa original de Zeus, yo…



-s-si conozco la historia de Zeus y Hera, gracias –dije tratando de fingir el desagrado que me provocaba la chica, ¿Cómo una mujer tan importante como Hera, había tenido pro hija a eso? Pensaba en mis adentros.



 



Los tres entramos al sofisticado edificio, que en su interior tenía aire acondicionado. El edificio era solo el principal, encargado de todo lo relacionado con oficina, papeleos, y cosas por el estilo, había una recepcionista en la entrada, una mujer de cabello castaño claro corto tez morena clara y agraciada apariencia, tecleaba rápidamente su súper moderna computadora, la cual tenía una interesante pantalla redonda y holográfica.



 



-Hola Sora-chan, ya regresé –recalcó Izzy dirigiéndose  a la mujer quien apenas lo miró y asintió con la cabeza. Después señaló la puerta grande tras de ella, y entonces entramos Izzy y yo, Mimi regresó a sus actividades anteriores. Dentro, estaba sentado hasta el fondo de una oficina enorme detrás de un escritorio de cristal un hombre de cabello rubio largo, ojos castaños y una joven y atractiva apariencia, llevaba traje sastre y su cabello estaba recogido en una cola de caballo.



 - vaya, por fin llegaste, ¡eres mucho mas hermosa de lo que Afrodita me comentó, dime preciosa ¿sorprendida? Como te has de imaginar, yo soy Zeus, y es un placer conocerte, y notar que no eres para nada como todos anticipaban.



-ah, si… gracias –dije tímidamente, y  por completo atónita, no podía creer que estaba hablando con Zeus. Junto a éste, se hallaba sentada mi madre, quien observaba muy divertida mis expresiones. Al reclamarle por no decirme nada sobre mi origen, ella sólo se limitó a reír, y me dijo que me preparara, por que justo al día siguiente, comenzaría mis clases. También me dijo que no me preocupara por a escuela de los mortales  como ellos les llamaban, que con un conjuro muy simple, un perfecto clon mío se encargaría de todo.



 



Pasear por las instalaciones era una tarea muy complicada, pero sobretodo, era grandiosa, eran por lo menos tres edificios, en cada uno se llevaban a  cabo diversas actividades. Y descubrí que no sólo éramos hijos de dioses, había hijos de sátiros, de titanes, de ninfas, hadas y de todo tipo de seres. Verlos en las amplias praderas practicando, era realmente increíble. Pero lo más impresionante eran los dioses, quienes serías nuestros maestros.





 





 



A la mañana siguiente, me desperté en una espaciosa habitación, de la escuela por supuesto, y observé junto a mi, un perchero con unas ropas encima. Era mi uniforme, el cual odié, era una falda tipo escocesa pero de puras tonalidades azules, un saco de color azul rey que cubría la mitad de la falda, la cual por cierto era MUY CORTA,  la blusa era color blanca y llevaba una corbata azul cielo, las calcetas largas hasta las rodillas, eran blancas, con dos rayas una azul cielo y la de debajo de esta era azul marino, una boina del color del saco. No sólo era demasiado azul, si no que ERA UNA MINI FALDA y como ya sabrás, las odio.



 



Con toda la vergüenza del mundo, me puse el celestial uniforme, me peiné como pude, y me dispuse a ir a mis clases, con un croquis de la escuela que el encantador de Izzy me había dado.  En el transcurso noté alumnos que llevaban el mismo uniforme, pero de otros colores, más tarde me enteré que esto se debía a la importancia de su clase social, osease, su especie.



 



El salón de clases no era muy diferente a lo acostumbrado, yo fui la última en entrar, y  lógico, todas las miradas se posaban sobre mi, estaba de verdad nerviosa, espero no cometer una tontería cuando llegue el momento de presentarme.



+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++



 

End Notes:

Si llegaste hasta acá, ERES UN SÚPER AMOR gracias por leer mi historia, espero que te guste mucho, mucho, mucho.



 



Déjame muchos reviews. Cuídate, y pórtate bien.



 

End Notes:

Si llegaste hasta acá, ERES UN SÚPER AMOR gracias por leer mi historia, espero que te guste mucho, mucho, mucho.



 



Déjame muchos reviews. Cuídate, y pórtate bien.



 

Regresar al índiceCapítulo 3 hijos de sus padres by livi chan
Author's Notes:

Pues aquí subiendo el 3, espero que no se aburran mucho. No hubo mucha magia, se que lo prometí, pero bueno. Espero que les guste.

Author's Notes:

Pues aquí subiendo el 3, espero que no se aburran mucho. No hubo mucha magia, se que lo prometí, pero bueno. Espero que les guste.

Mientras esperaba totalmente envuelta en sudor mi turno, entró el primer profesor, o mejor dicho la primera profesora, era nada más  y nada menos, que Atenea, perfecto, esto se ponía difícil.

 

-buenos días muchachos, ¿hicieron todos sus tareas? –pregunto la mujer mientras dejaba unos papeles sobre su escritorio.

-si maestra –cantaron todos en coro

-eso espero… ¡Ah! Tú debes ser Odette, ven preséntate con la clase por favor –acababa de decir las 12 palabras que menos deseaba oír.

-¿y-yo? –dije tratando de fingir demencia

-si, tu, ¡anda no seas tímida! –trataba de animarme la diosa mientras me llamaba al frente con su mano.

-OK. H-hola a t-to-todos, emm… yo… yo soy… yo soy Odette, y… emm… yo… -las manos, los pies, las piernas, los brazos y la frente eran una fuente de sudor y nervios en mi cuerpo- … yo soy… la… yo soy la…

-vamos, vamos, no tenemos todo tu tiempo –comento un muchacho el cual era hijo de Hades, su cabello largo y rubio, resplandecía como el oro, sus ojos eran azul cielo, era realmente muy guapo, tenía rasgos gatunos, como una pupilas verticales y, cuando se entusiasma, le salen orejas y cola (¿?) su nombre, Draco- tu eres la…

-¡Draco, no la molestes! –dijo la profesora mientras todos reían, movió su mano contra el escritorio, y todos se callaron al instante.

-emm… yo soy la… hija de Afrodita –dije todavía hecha una mar de nervios.

-¿de Afrodita? No lo pareces, -dijo el gato-demonio rubio- pareces como la hija de un ratón de biblioteca, no de Afrodita la mamacita… Ejemm la diosa de la belleza –lo quería matar, pero no tenía las agallas para ser honesta, y menos que en ese momento, todos se rieron. Parecía que se burlaban de mi apariencia, yo quería volverme un microbio, y desaparecer.

-¡¡Draco!! ¡¡Cállate!!  Disculpa a este espécimen con poco cerebro, es hijo de Hades. –dijo la diosa para callar la venenosa lengua del chico, cosa que surtió efecto, por que se calló y todos se burlaron de él (¡justicia divina!).- ve, toma asiento linda.

 

 

Eso hice, tomé asiento, como siempre en la parte más accesible, el rincón izquierdo (si, fue sarcasmo), aquel recóndito y escondido rincón. Miré el primer lugar  de la fila que me había tocado, estaba Izzy, sentado con su uniforme, azul como el mío, pero en él lucía precioso, estaba abriendo su libro en la página que su madre-maestra le indicaba a toda la clase. Sintió mi mirada, me volteó  a ver, y me dedicó otra de sus gentiles y blancas sonrisas, provocó que yo le sonriera tímidamente, como es mi costumbre, y creo  que me ruboricé, o hice muy notorio mi reciente atracción por el pelirrojo, por que Atenea-sama me lanzó una mirada que decía: “te descubrí”.

 

La clase pasó sin mayor problema, la segunda clase transcurrió sin mayor problema, impartida por Apolo, quien era el padre de un joven muy guapo de nombre Matt, quien igual que su padre, era muy bueno para la música, y como ya dije, era muy guapo. Pero el verdadero problema, era la clase impartida por mi madre (quien siempre ha trabajado en la academia, y apenas me vengo enterando), quien les enseñaba a las jovencitas a ser las diosas mas femeninas y prefectas (es oficial: Tierra trágame), lógico, Mimi, era su mejor alumna.

 

Es tanta la vergüenza que me da esa clase (cosas como perfecta aplicación de maquillaje, corte y confección mágicos eran materias básicas), que no voy a dar mayor explicación de mi hora en esa tortuosa clase, que por supuesto, mi madre me miraba para decirme que hacer, y me recordó frente a todos, que YO era SU hija, y me decía “¿entendiste hija?, ¿ya viste hija?”, realmente, quería volverme microbio.

 

El receso fue un asunto interesante, descubrí que había uniformes rojos, verdes, amarillos. Todo dependía de tu raza (elfos, titanes, centauros-si, había centauros-, etc.), y los mejores éramos los de azul, todo mi salón usaba uniformes azules. Comía yo en una banca, en la más absoluta de las calmas, cuando, se acercó un grupo de gente, Izzy estaba entre ellos.

 

-Odette, quiero presentarte a mis amigos, él es Matt, hijo de Apolo, él es Joe, hijo de Poseidón,  ella es Kari, hija de Artemisa, ella es Yoley, hija de Deméter (diosa de las plantas y todo eso), él es T.K., hijo de Hefesto, él es Cody, hijo de Ares, él es Davis, hijo de Dionisio, él es Ken, hijo de Hestia(diosa del fuego del hogar, en las celebraciones se le rendía culto antes que Zeus para bendecir los hogares de los presentes. Con la llegada de Dionisio, Hestia le cede su puesto en el Olimpo.), a Mimi ya la conoces, y él es Tai, hijo de Zeus.

-¡hola! –me dijeron todos en coro

-h-hola ¿Qué tal? –dijo un poco abrumada.

-eres aún más bella que tu madre –me dijo Tai-kun con un total romanticismo en su mirada , genial el hijo de Zeus, se había enamorado de la nerd hija de afrodita, no sabía si tenía suerte, o la vida estaba en contra mía, yo solo quería leer mi libro.

-gr-gracias Tai-kun, -dije ruborizada.- ¿Tai-kun? ¡Ah! Dime así, me derrite que me hables con respeto –dijo el muchacho a punto de una eyaculación (bueno, eso demostraba su tono de voz)- ¿estas ocupada? Puedes ir a mi habitación, para que TE ENSEÑE LO QUE TE HAS PERDIDO DE LAS CLASES. –genial, era igual de “caliente” que su padre.

-gracias, pero, no gracias –dije tratando de apartar mis manos de las suyas, pero era difícil debido a que era muy fuerte, y su cuerpo estaba muy trabajado.

-Tai, suéltala, la pones nerviosa –mi hermoso salvador pelirrojo al rescate- tú nunca pierdes una oportunidad ¿verdad? –esto último, lo dijo con cierto tono molesto, ¡ay, creo que se puso celoso! (pregunta: ¿soné como una típica chica enamorada? Por favor, espero que no).

-esta bien, está bien, discúlpame linda, no te vuelvo a asustar así, lo prometo –dijo mientras me soltaba gentilmente, había que aceptarlo, sabía como seducir a una chica, pero conmigo no iba a funcionar; sólo tenia ojos para el guapo Izzy, y otras cosas en qué pensar, por ejemplo en el asuntito ese de que soy una semidiosa.

-¿qué están haciendo? –se oyó una voz modulada y femenina la cual provocó que me diera la media vuelta sólo para encontrarme con dos grandes senos, tapados por un bello vestido blanco, muy elegante, una larga cabellera roja hasta las rodillas, y un lindo, bueno, hermoso rostro, era la mamá de Izzy(mi suegra)- ¿tan pronto de coqueto Taichi-kun? –el muchacho solo sonrió nervioso.

-si bueno… yo… ¡no le vayas a decir a nuestro padre onee-san! –dijo el muchacho con nerviosismo.

-es un descarado, no tiene respeto por las damas –dijo una muy ofendida Kari- siempre es lo mismo con él.

-no te enojes con él Kari-chan, recuerda, es joven, cuando se es joven, y también hombre, se piensa con el pene, no con la cabeza –dijo la diosa, provocando que los muchachos del lugar se ruborizaran, Mimi sonrió tontamente, y Kari se buró sin más de él.

 

Conocí al resto de los profesores en cada una de las clases, y el profesor Dionisio, es realmente muy divertido, pero poco eficiente como maestro. Al término de la escuela, todos los estudiantes tienen la obligación de retirarse a sus dormitorios, y cambiarse sus ropas, después hacer las tareas o deberes, y luego, tienen e resto de la tarde libre, para pasear por las praderas, o perderse en las instalaciones colosales de la lujosa escuela. Yo, preferí explorar la gigantesca biblioteca, a cual tenía varios pisos de altura, y era un edificio por sí misma. Al llegar a ésta, tomé un libro de manejo de energía interna, tenía que aplicarme a estudiar, si quería aprobar como diosa, tomé asiento en la zona de lectura, la cual quedaba cerca de la zona donde se encontraba la historia griega completa, Izzy estaba ahí, él no me notó, por yo sí a él, y no estaba solo. Siempre he tenido un oído muy agudo, así que pude escuchar sin problema, parte de la conversación que sostenía con Matt.

 

-vamos, no finjas demencia, ya sabes de qué hablo –le decía Matt con un aparente tono insistente.

-no, no se de que hablas, Matt, de verdad o lo sé –le contestó el bello pelirrojo.

-pues lo niegues o no, yo sé que sí, a ti te gusta mucho, y lo sabes si lo quieres aceptar o no, no es mi problema; sólo recuerda, Tai es veloz, te dejo amigo tengo mucha tarea todavía –y se alcanzaron a escuchar los pasos de retirada de Matt.

-¡Báh! Tonterías, no todo lo que tiene que ver con ser amable con una chica, esta relacionado forzosamente con… -el chico no pudo terminar la frase, ya  que al no fijar su vista en el camino, sino en el libro, chocó directamente con mi escritorio- ¡ah! ¡Hola, Odette! No sabía que estabas aquí –dijo mi bello admirado fingiendo tranquilidad. Tipos de lenguaje humano Tipos de lenguaje

-Ho-hola Izzy-kun, no te sentí –mentí con timidez.

-no, ni yo, je, je, je –el chico reía con nerviosismo- ¿Qué estás leyendo Odette-chan? –pudo preguntar con mayor tranquilidad.

-a, no, nada. Solo un libro sobre cómo canalizar tu energía natural, dice aquí que si logro controlarla, será mucho más fácil para mi controlar mis… -no pude terminar a frase, ya que la intensa mirada azabache de mi pelirrojo, me puso algo inquieta- … Izzy-kun… ¿Qué sucede?

-no… pasa…nada…son… sólo… tus hermosos ojos… que…me… fascinan –dijo él con su mirada fija en la mía, como hechizado.

-¿¡que!? –pregunte inquietada, mi corazón latía a mil por hora, nunca en mi vida me había sentido así. Izzy no dejaba de mirarme, y su mirada me daba por momentos, seguridad. En ese mágico momento, en el que sólo existía yo para él, se me fue acercando, tanto que podía sentir su respiración en mi rostro, sin apartar nuestras miradas el uno del otro, él posó sus labios en los míos, ¡me besó! Ese fue mi primer beso, el cual se fue intensificando cada vez más y más, yo lo rodee con mis brazos y él rodeó mi cintura. Me puse de pie sin notarlo, y o bese con mucha pasión, nunca en mi vida me había sentido can tanta vida. Nuestros labios jugaban al igual que nuestras lenguas, era lo más perfecto que me había pasado. Pronto nos hizo falta aire, y nos tuvimos que separar.

-este… yo… disculpa por… -dijo él tratando de disculpar sus actos, cuando se dio cuenta de lo que hizo- … yo espero… que… no te… enojes…

-n-no, no, claro que no, yo no estoy enojada -¡claro que no estaba enojada! Eso era o mas bello que me había sucedido, pero no me atrevía a decírselo.

Una vez más, él me rodeó con sus fuertes brazos- que bueno por que no me puedo…-desafortunadamente, no pudo terminar de habar.

-¿Izzy-kun? ¿Estas ahí? Necesito ayuda… –dijo la molesta voz de siempre, pero interrumpió al vernos abrazados.

 

¡creo que estoy en problemas!

 

+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+

End Notes:

Pues bueno, ya esta, si llegaste aquí, ¡eres una belleza! Comenten dejen sus reviews. Cuídense y pórtense como puedan



 



Mata nee!!!!!!!!!

End Notes:

Pues bueno, ya esta, si llegaste aquí, ¡eres una belleza! Comenten dejen sus reviews. Cuídense y pórtense como puedan



 



Mata nee!!!!!!!!!

Regresar al índiceCapítulo 4 Cambio de look by livi chan
Author's Notes:

Aquí esta el Cap 4 lamento si existen faltas de ortografía, pero mi teclado se come algunas letras, sobre todo la L, y por eso, en ocasiones quedan incompletas las palabras.



Author's Notes:

Aquí esta el Cap 4 lamento si existen faltas de ortografía, pero mi teclado se come algunas letras, sobre todo la L, y por eso, en ocasiones quedan incompletas las palabras.



-¿Izzy-kun? ¿Ode-chan? ¿Qué están haciendo? ¿Por qué se abrazan? –dijo sorprendida la rosada superficial. Izzy y yo nos pusimos nerviosos al notar que se daría cuenta de lo que en momentos previos habíamos hecho, pero, para nuestra fortuna…- ¡Ah! ¡Ya sé! ¡Es el día de abrazar a los nuevos amigos! ¡Qué bien, yo también quiero abrazar a Ode-chan! –y acto seguido la boba chica me abrazó.

-ah, si eso es, abrazar a los amigos… -dijo el pelirrojo aliviado, si se daba cuenta nos meteríamos en problemas, o eso creíamos nosotros.

-Mimi-chan, me lastimas –dije casi sofocada por el frívolo abrazo de la pelirosada- Mimi-chan…

-¡ah! Si, lo siento –se disculpó a chica mientras me soltaba

-¡que bien! ¡Hay reunión! ¡Hola hermosa Ode-san! –Dijo Tai mientras me tomaba de una mano y la besaba cortésmente- que bien por que me gustaría aprovechar este momento para invitarte al baile de invierno.

-¿Baile de invierno? –pregunté.

-si, el baile de invierno, es una fiesta estilo navidad, pero se lleva a cabo antes debido a que la navidad es una festividad católica, será este fin de semana ¿quieres ir conmigo? –preguntó el achocolatado muchacho mientras me regalaba una hermosa rosa hecha precisamente de chocolate, bellamente detallada, y de color rojo.

-bueno, no lo sé –dije mientras miraba a Izzy preocupada- ¿todos van a ir? –cuestioné mientras miraba a Izzy

-si, Izzy-kun va a ir conmigo –dijo Mimi muy contenta, mientras abrazaba el brazo de Izzy, valga la redundancia

-¿en serio? –dije no muy contenta con la noticia

-¿a si? –dijo el aludido, quien no sabía que iba a ir con ella

-si, va a ir conmigo –repitió ella con orgullo, cosa que por supuesto no hizo muy feliz a Izzy- fue por petición de mi mamá, así que la de Izzy no se pudo negar, y mucho menos él- en ese instante, me dieron ganas de matarla.

-ah, ya veo, bueno creo que… -miré con tristeza a Izzy, y éste a su vez a mi, queríamos ir juntos, pero no podíamos-… está bien, iré con usted Taichi-kun.

-¡Sí! Perfecto, paso por ti a las ocho, mi dulce ruiseñor, el sábado, o sea, mañana –en ese momento, caí en la cuenta, ¡Era viernes! Y por supuesto, no tenía nada bonito o elegante que usar.

-¡NO! ¿¡Mañana!? ¿¡Qué voy a hacer!?  ¡No tengo nada que usar! –Grité angustiada- además, no soy nada bonita, ¿Qué me podría quedar bien?

-¡ay, no te preocupes! ¡Yo te ayudo! –Dijo Mimi- vamos a tu armario en este instante –y la empalagosa chica me tomo del brazo y me llevo a mi habitación.

 

Una vez ahí, Mimi se dedicó a revisar mi porco surtido armario, que estaba compuesto básicamente por cómoda ropa, ideal para largas sesiones de estudio, pero no había nada muy adecuado, bueno, si lo había, pero esperaba que ella no lo notara nunca- ¡ay! –Lo notó- ¡que vestido TAAAAAANN HEEERRRMOSOOOOOOOOO!!!!!!!!!!!!!!!! –dijo la excesivamente alegre muchacha mientras sacaba de sus envolturas el caro vestido blanco con rosa que mi madre me había regalado, aquel que Izzy mismo había sacado de mi armario, y que me dijo que sería útil, claro que nunca creí que hablara en serio, hasta que vi a Mimi sobreponiendo el vestido en mi cuerpo- ¡te queda perfecto! Lo del vestido ya está solucionado, ahora está el asunto de tu aspecto… tendremos que hacer algo al respecto –ella empezó a apretar botones y tecas de su muy avanzado celular, después, puso sus dos dedos índices a los costados de su frente. Estaba llamando a las demás muchachas por telepatía.

 

En cuestión de segundos, y ante mis ojos, Kari y Yoley aparecieron en mi habitación. Y cuando me había repuesto de la sorpresa que me había causado verlas tele transportarse, me agarraron de los brazos, y me llevaron a un salón de belleza que se encontraba en las instalaciones de la academia. Dentro de éste, uno de esos estilistas exóticos, me miró y me analizó.

 

-Mmm… si, ya veo –se decía para sí mientras me examinaba con la mirada y las manos- aja, definitivamente tenemos mucho trabajo, chicas vengan por acá, les explicaré que tenemos que hacer exactamente –y tomo alas tres chicas y se las llevó a una zona apartada, mientras yo debía esperar. Mientras esperaba, un muchacho se metió al salón, era Draco, hijo de Hades, quien al verme se me acerco, con toda la intención de molestarme.

 -hola, hola Ode-chan, ¿Qué haces aquí? Tú no deberías venir a lugares como este, pues hacen cambio de imagen, no milagros –y se comenzó a burlar.

-como si me importara tu opinión, no tengo por qué darte explicaciones, déjame en paz –no e tenía miedo sólo por ser hijo de Hades, y se lo demostraría, estaba empezando a cambiar, ya no sería más la niñita miedosa, no señor.

-calma, calma, solo era una broma, no te exaltes, la verdad, es que no opino que seas fea, sólo me gusta molestar, en realidad, eres hermosa –y se acercó a mí para besarme, yo por mi parte, alejaba la cabeza lo más que podía, para mi fortuna, en ese preciso momento, regresaron las alegres comadres (incluyendo al estilista, era más femenino que todas juntas), y lo ahuyentaron.

 

Me tuvieron sentada en esa maldita silla toda la tarde, y al final quedaron en que me harían el corte mañana, por la mañana, realmente, en ese momento, quería matarlos a los 4, pero tenía que ser paciente. Así las chicas quedaron en que me recogerían temprano,  y Mimi se llevó mi vestido, pues decía ella, que le hacía falta un toque “mágico”. Ya una vez a solas en mi cuarto, me recosté en mis sábanas color perla, y me puse a analizar lo que había sucedido en la tarde, al tener  la imagen de mí misma e Izzy besándonos, mi cara se ilumino de felicidad, y toque con mis manos mi boca, ese había sido el primer beso más perfecto que me hubiera imaginado, era realmente feliz. Y esperaba que no hubiera sido sólo un descuido de su parte, que hubiera sido un beso sincero, pero dudaba, por que claro, ¿Qué chico se fijaría sinceramente en una chica como yo? La incertidumbre se apoderó de mí, una vez más, como miles de veces con otros muchachos, dudé de mí misma y una amarga lágrima de anticipada auto-derrota rodó por mi mejilla. En ese momento, escuche la puerta. Rápidamente me seque las lagrimas del rostro, y abrí, era mi madre.

 

-¿Qué te ha parecido la escuela? –me preguntó ella con una linda sonrisa

-bien –dije sin expresión

-¿solo bien? ¿No te gustó ser una diosa?

-si, si me gustó, pero…

-¿pero que?

-todavía estoy algo abrumada, todavía no entiendo, por que nunca me dijiste nada, o por que te casaste con un mortal, es solo eso, yo no lo se.

-¿crees que decírtelo, siendo una niña, hubiera sido conveniente? No estabas lista, te hacia falta madurez,  si no hubieran ocurrido accidentes en las escuela, por eso no te dije nada. Para protegerte, además, ya sé que te has divertido, en la biblioteca ¿o no?  

-¿c-como lo sabes? ¿Que sabes? ¿De donde lo supiste? ¿Estás molesta? –el nerviosismo se había apoderado de mi mente- ¡te juro que es mentira! ¡No lo besé! ¡Son puras patrañas! –Ni siquiera sé si “patrañas” es un término utilizado en la actualidad, sin embargo, yo suelo utilizarlo con frecuencia- ¡yo te juro que no fue mi intención besarlo! ¡Es sólo que es tan lindo y yo…!

-¿lo besaste? Yo sabía que estabas muy platicadora con Koushiro-kun, hijo de Atenea, pero no sabia que lo habías besado –dijo mi madre sorprendida

-ah, ¿si? Bueno, este… yo… sólo bromeaba sabes…

-hija, no tiene nada de malo, estás enamorada, es maravilloso enamorarse, la mejor cosa que te pueda suceder en la vida, no te avergüences ¿si?

-esta bien mamá –dije respirando con tranquilidad, para después contarle o que me había ocurrido durante el día, y las circunstancias que me había hecho besar los carnosos labios de aquel bello pelirrojo, y también le conté lo de mi “cambio de look” no realizado, cosa que la emocionó sobremanera, diciendo con entusiasmo que esperaba mi cambio ansiosamente.

 

A la mañana siguiente, en punto de las ocho, Mimi, Kari y Yoley me recogieron, y me llevaron a un oculista, este era diferente pues después de hacerme el examen para conocer mi graduación exacta, el cual consistía en poner frente a mi un aparato con ligeros  brillos rojos un orificio, dichos brillos escaneaban mis ojos, y después de cinco minutos de análisis, estaba listo el grado exacto de mi escasa visión, tanto miopía y astigmatismo estaban determinados exactamente como yo los padecía, y el procedió a ponerme unos lentes de prueba  los cuales era algo gruesos, y sentí un raro cosquilleo en mis ojos, después, me quité los lentes de prueba, y cual fue mi sorpresa al descubrir que… ¡ya NO necesitaba lentes! ¡Veía perfectamente bien!  Me llené de dicha y entre lágrimas pregunté qué es lo que había ocurrido, y él me explicó que con esa máquina determinaba mi graduación, luego ajustaba sus lente especiales y luego hacia que el paciente los usara, para que las lentes mágicas repararan la graduación y la dejaran en un absoluto cero, me dijo que desde ese instante mi visión sería similar a la de un águila, ya que NINGUN humano sobre la tierra, tiene una visión perfecta; que si la tuviesen todos al cien, nuestra visión sería cercana a la de un águila, y la magia proporciona un bono extra, y en esos momentos mi visión era aguda en un 200%.

 

Después de esa parada, en e mágico oculista, fuimos una vez mas al salón de belleza, en donde mi amanerado amigo me dejó un corte en capas, y me lo alació ligeramente, no cambio mi color por que según él mi tono era difícil de encontrar (según él, mi cabello es castaño rojizo cobre, no se que rayos quiere decir con eso), me maquillo con tonalidades rosadas, y me hizo reconciliarme con mis pestañas, las cuales según él, eran envidiables (no creo que sea para tanto, digo, a cualquiera le llegan las pestañas a la altura de las cejas ¿no?). Mas tarde, pasamos al dormitorio de Mimi, donde esperamos el vestido, del cual me enamoré en cuanto lo trajeron, ya que a las ya llamativas piedrecillas brillantes, les puso “polvos mágicos” los cuales salían a relucir cada vez que me movía, según ellas, me veía hermosa, y ale verdad es que no esperé que en vestido me viera tan atractiva como me vi, por primera vez me sentí hermosa, por primera vez, sentí que YO era hermosa, me miré en el espejo, y me gustó lo que vi, descubrí que era tan hermosa como yo quisiera ser, la emoción se apoderó de mi ser, y un profundo amor por mí misma me inundó, Mimi me dijo que a eso se le llamaba auto estima, nunca me había puesto a pensar en lo lastimada que estaba mi auto estima.

 

Puntualmente, a las seis, Tai pasó a recogerme, espero que le guste, pero en realidad, espero que ÉL me vea, estoy ansiosa por que eso ocurra.

*********************************************************************++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

End Notes:

Pues bueno, ya está, espero que les guste ya saben que cualquier cosa deben de hacerme saber. Ya si llegaste a estas alturas, eres una divinidad.



Una vez mas me disculpo si hay faltas de ortografía, pero como ya dije, mi teclado se “traga” algunas letras, y no siempre me doy cuenta.



 



Besos y abrazos.



 

End Notes:

Pues bueno, ya está, espero que les guste ya saben que cualquier cosa deben de hacerme saber. Ya si llegaste a estas alturas, eres una divinidad.



Una vez mas me disculpo si hay faltas de ortografía, pero como ya dije, mi teclado se “traga” algunas letras, y no siempre me doy cuenta.



 



Besos y abrazos.



 

Regresar al índiceCapítulo 5 Baile, mágico baile by livi chan
Author's Notes:

Ya, perdón por la tardanza, pero mis otras historias que escribo, me roban un poco de tiempo, que como encontrarlas (si existe algún interesado) esta es la dirección https://www.amor-yaoi.com/fanfic/viewuser.php?uid=22729 bueno, eso es todo. Disfruten.

Author's Notes:

Ya, perdón por la tardanza, pero mis otras historias que escribo, me roban un poco de tiempo, que como encontrarlas (si existe algún interesado) esta es la dirección https://www.amor-yaoi.com/fanfic/viewuser.php?uid=22729 bueno, eso es todo. Disfruten.

El muchacho canela me subió a lo que parecía una limosina, pero no tenía llantas y brillaba, cosa que lucía en verdad fascinante.



-¡guau! ¡Odette! ¡Luces…! Luces hermosa –dijo e muchacho mientras me miraba sorprendido, ese gesto me halagó, pero no pude evitar sentir lastima por él.



-G-gracias, Taichi-kun –dije con timidez, no o podía evitar, era la primera vez que usaba un vestido tan lujoso, y me sentía desnuda, era demasiado escotado para mí.



 



Exactamente media hora después, de eso, llegamos al salón de eventos, con una decoración que recordaba a la antigua Grecia, y con iluminación mágica, pues todas las lámparas del lugar habían sido encendidas con magia literalmente. Todos se encontraban expectantes a mi llegada, y en ese momento yo no entendía por que, pero luego recordé que yo era la hija de la diosa de la belleza, y… bueno, supongo, que todos esperaban ver si era digna hija suya. No obstante, y a pesar de todas las miradas posadas sobre mi persona, yo no estaba nerviosa, estaba tranquila, pues la única persona que me importaba, no se encontraba a la vista. A lo lejos, escuchaba palabras gratificantes para mi apariencia, a pesar de que dichas palabras provenían de mis contados, yo solo estaba concentrada en él, no había llegado aún. Entonces me puse nerviosa, ¡y que tal si no venía! Estaba tan nerviosa que nada me importaba, me sentí estúpida, nunca me había preocupado tanto por la presencia de un muchacho.



 



Entonces lo vi, cruzando el portón caoba de la entrada del salón, traía un traje sastre color perla, una camisa color hueso y una corbata negra a juego con unos zapatos del mimo color, para hacer contraste, a pesar de que era el compañero de Mimi, no era su estilo el tradicional: “pasa por ella para ir a l evento”. Al menos no con ella. Se acercó lentamente a mí, sin mirar a nadie más tomo mi mano derecha entre la suya, y depositó un beso en ella (es oficial, no me vuelvo a lavar esa mano). Un poco más y se me sale un suspiro que tuve que ahogar en mi garganta. Cerré los ojos y él noto mi ahogado suspiro, pues hizo una discreta sonrisa satisfactoria, llena de malicia seductora, que parecían querer conspirar en mi contra, pues estaba a punto de detenerse mi pobre y enamorado corazón.



 



-           te ves preciosa, realmente puedes superar a tu madre –dijo él con mesura, pero con placer. Parecía gustarle en verdad mi nueva  apariencia.



-           -gracias, Izzy-kun –respondí tímidamente, pero en mi interior, un grupo de fuegos artificiales azules (mi color preferido) se encendían en mi corazón- ¿de verdad te gustó?



-           Pues claro que me gustó, ¿Por qué no me habría de gustar si…? –el pelirrojo no pudo terminar de hablar, por que en ese momento se acercó Mimi, traía puesto un vestido con un escote con forma “v” y era bastante pronunciado, en la zona del escote tenía brillos traía unas zapatillas y el cabello recogido en un… no sé que sería pero le recogía el cabello en una forma semi esférica, con unos mechones sobresalientes, y todo de un color rosa muy marcado.



-           ¡hola! –dijo la chica afablemente, demasiado afablemente para mi gusto, pero rápidamente calló, pues notó el disgusto de Izzy con su presencia- ¿Qué sucede? ¿no me querías aquí?



-           ¿pero que te hace pensar eso? –dijo Izzy con falsa amabilidad- claro que no, no, no. –no se oyó más honesto que la primera vez, pero Mimi es bastante inocente, y se dio por satisfecha con esa respuesta.



-           Ah, bueno, ¿vamos a bailar? –preguntó, pero pareció mas una orden que una petición. Acto seguido, lo tomó del brazo y se lo llevó, ella me hizo una señal con las manos, como si hubiera querido decir. “tienes tu oportunidad con Tai” pero, tú y yo sabemos que eso era estúpido, por que no me interesaba Tai, aunque ella no lo sabía ¬¬ u.



 



    La música comenzó a sonar, y Tai me extendió una mano cortésmente y me preguntó si quería bailar, yo no quería, pero dadas las circunstancias, no me pude negar, era eso, o quedarme sentada y aburrida toda la noche. No sabía al problema que me estaba metiendo, por que en cuanto nos paramos a bailar, la pegajosa y movida canción de the black eyed peas que estaba, se cambió por un tema romántico de Taylor Swift, como la odio, pero la cancioncita era linda, y obligó  a mi pobre e indefenso cuerpo a pegarme al musculoso, fornido, y la verdad, hermoso cuerpo de Tai. No puedo decir que fue la experiencia más desagradable de mi vida, pero yo hubiera preferido estar con Izzy, el problema comenzó cuando noté que él se aferraba a mi, con mucho, mucho, mucho amor, parecía que nunca quisiera que se terminara ese momento, cosa que si bien era linda, no me daba nada de gusto, por que sólo le generaría falsas esperanzas al pobre chico.



 



Yo le escuché entonar la letra de la romántica y fastidiosa canción, seguido por un tema de Shakira que se llamaba Underneath your clothes  lo se por que el DJ lo comentó antes de que iniciara, y parece que Tai me la dedico, por que me miraba tiernamente mientras la cantaba. Era oficial yo le gustaba, peor esperaba que no fuera mucho.



 



-me gustas mucho, me fascinas, TE AMO –dijo el chico entre susurros, era oficial estaba en problemas



-Ta-Taichi-kun, yo…



-no me digas nada, no lo hagas, sólo déjame disfrutarte solo por un momento, antes de que te marches, antes de que me digas que yo no te gusto, antes de que me corrobores que te gusta Izzy, sólo déjame disfrutarte esta noche ¿si?



-… yo…



-por favor –me dijo mientras me tomaba de la mano, y me miraba con ojos de súplica.



-e-esta bien –dije casi obligada, triste por no quererlo y romperle su lindo corazón, no lo podía creer, era una rompecorazones, jamás lo hubiera imaginado.



-¡gracias! ¡De verdad! ¡Muchas gracias! y me abrazó con fuerza



 



Esa noche paso sin mayor novedad, sólo el hecho de que pasada una hora de la noche, no pude encontrar a Mimi, era una lástima, por que en verdad se veía linda, y escuche que premiarían el mejor vestido, estoy segura de que una chica como ella no se lo habría perdido por nada del mundo, pero, qué más daba, después le  preguntaría porque.  Cuando Taichi-kun y yo terminamos de bailar, nos dieron un premio a mejor baile romántico y noté que Izzy aplaudió orgulloso. Y después llego el momento que todas esperaban (y digo esperaban porque YO no lo esperaba), el momento de premiar el mejor vestido.



 



-bien, estamos todos aquí para premiar al vestido más bello, elegido por todo el personal docente de la institución –dijo una bella mujer de grandes senos, que presumía ser Artemisa- no crean que Afrodita tomó sola la decisión, todos la ayudamos, de manera imparcial, lo prometemos, además, usamos votos secretos de los hombres, los jóvenes estudiantes de la institución, si, sus compañeros de bailes, y hubo muchas opiniones, pero al final una prospero más que las demás –la tensión se sentía en el aire, todas esperaban ganar, yo no entendía por que tanto interés, es más, esperaba que ni me hubieran tomado en cuenta.



-¿Por qué tanto interés en el premio del vestido? –pregunté a Tai curiosa



-ah, es una tontería, por que la ganadora será considerada la mejor vestida de la escuela, y tendrá descuentos especiales en las boutiques de la zona, eso es todo.



-ah, que exageración –dije asqueada- sería mejor un descuento especial en una biblioteca, o hemeroteca, pero en boutiques salones de belleza, es estúpido –espeté con un aire de intelectualidad que ni yo me la creí, pero fui interrumpida abruptamente de mis pensamientos, cuando, Artemisa-sama, como solían decirle anunció a la ganadora.



-… y  la ganadora es…………… ¡Odette! –dijo la bella mujer mientras me señalaba, todos los hombres aplaudieron con orgullo y las chicas no se veían tan felices, yo no lo podía creer, Artemisa-sama me llamó con la mano y yo, algo aturdida, acudí al llamado, cuando subí, una cinta dorada me fue puesta diagonalmente, como a las modelos, se me dio un ramo de flores, en verdad bellísimas, eran de especies que jamás había visto, y muy coloridas y brillantes, una corona de platino puro, y un bello trofeo de cristal. Subí al estrado y todos me miraban, yo me puse muy nerviosa, pero no lo demostré, bueno, yo estaba algo tiesa, creo que si se noto  L  pero yo me mantuve firme. No sabia que decir.



-yo… este… gracias… me gustó mucho mi premio, no me lo esperaba, sobre todo por que hay bellas chicas con hermosos vestidos, gracias… -dije insegura, todos aplaudieron y me bajé rápidamente, para que todos me felicitaran por mi premio. Tai me miraba orgulloso, y vi que Izzy también, ambos me miraban igual. Realmente, estoy en problemas.



--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------



 

End Notes:

Si llegaste hasta aquí, eres un dios (o diosa) [email protected] [email protected] de Zeus sólo por leer, si tienes una opinión, solo házmela saber, que yo con gusto atenderé tus sugerencias.



 



Voten, opinen, para que me digan con quien debe quedarse Odette, cabe aclarar que yo soy muy fanática de Tai, y no lo quiero hacer sufrir, así que en caso de votar por Izzy, dime cual opinas que deba ser el destino de Tai, para que no sufra, (ya me cansé de los triángulos amorosos donde siempre pierde alguno y sufre mucho).



 



Pórtate bien, si te portas mal me invitas. Chao.       



 

End Notes:

Si llegaste hasta aquí, eres un dios (o diosa) [email protected] [email protected] de Zeus sólo por leer, si tienes una opinión, solo házmela saber, que yo con gusto atenderé tus sugerencias.



 



Voten, opinen, para que me digan con quien debe quedarse Odette, cabe aclarar que yo soy muy fanática de Tai, y no lo quiero hacer sufrir, así que en caso de votar por Izzy, dime cual opinas que deba ser el destino de Tai, para que no sufra, (ya me cansé de los triángulos amorosos donde siempre pierde alguno y sufre mucho).



 



Pórtate bien, si te portas mal me invitas. Chao.       



 

Regresar al índiceCapítulo 6 Reina del baile by livi chan
Author's Notes:

Aquí el Cap 6. Reina del baile, espero que les guste, comenten y disfruten. Quiero agradecer acierto besito de vainilla por sus comentarios tan lindo, de verdad, gracias vanillakissu.

Author's Notes:

Aquí el Cap 6. Reina del baile, espero que les guste, comenten y disfruten. Quiero agradecer acierto besito de vainilla por sus comentarios tan lindo, de verdad, gracias vanillakissu.

 



La mañana de aquel domingo, se caracterizaba por su esplendoroso brillo azulado, por el melodioso trino de los pajarillos, por la majestuosidad de su verdor, por el misticismo que le daba el rocío mañanero a cada área verde, por el bullicio de sus seres vivientes, uniéndose todos en una mezcla perfecta de ecosistema, que resultaba deleitante para cualquier forma de vida… menos para mi.



 



Era verdad, la mañana era bellísima, si. Pero yo estaba adolorida, mareada, y confundida, y no había bebido ni una gota de alcohol. Perfecto, tenía resaca, y no tenía idea del por qué.



 



En ese preciso y bello instante en que noté que mi cabeza era una bomba de tiempo de dolor, en que cada rayo de sol me resultaba tan saludable como un chorro de  agua bendita a un vampiro, en ese preciso instante en que caí en la cuenta de que sufría de una terrible e inexplicable resaca, un sonido contundente y constante contra las dimensiones físicas de mi puerta (si un simple “toc, toc”), me sacó de mus mortíferos pensamientos hacia quien sea que se me cruzara por la cabeza (porque claro, todo el mundo tenía culpa de mi padecer, menos yo -_-). Abrí la puerta sin muchas ganas, y ahí detrás, se encontraba el dúo que menos quería ver, conformado por Yoley y Kari.



 



-¡Hola, Ode-chan! ¡Felicitaciones!!!! –Gritaron ambas chicas al unísono, sonido el cual, por poco rompe aquellos delicados huesillos dentro de los oídos llamados tímpanos- ¡Ay, que emoción!!!! –decían eufóricas las chicas mientras me tomaban del los brazos y obligaban a mi cuerpo a saltar junto con el de ellas- ¡y no sólo ganaste a la mejor vestida! –Dijo Kari- ¡sino también te ganaste a Taichi-kun!



-¿Qué? ¿De qué estas hablando? –pregunté confundida y exaltada



-no te hagas la inocente –agrego Yoley- todos los están comentando, que anoche Taichi-kun y tú estuvieron juntos en la fiesta, bailaron, se abrazaron y dicen las malas lenguas, que hasta se besaron…



-¡eso no es cierto! ¡Yo no lo bese! ¡Solo bailamos y ya! –grité muy molesta, no quería que se dieran malos entendidos entre Tai-kun y yo- además él es el quería algo conmigo, no yo.



-¿Qué dices? –preguntaron las dos con gran interés.



-¿les puedo confiar algo y no se lo dice  A NADIE?



-si



-en serio,  NADIE debe de saber esto, menos Mimi, y por supuesto Izzy.



-OK, entendimos, te juramos por lo más sagrado que no se lo diremos a nadie



-¿por Zeus?



-si, por Zeus.



-OK, verás, anoche Taichi-kun me dijo que yo le gustaba mucho, que me amaba, pero que… pero que él sabía que a mí no me gustaba



-¿¡Qué!?



-si, lo que oyen, él a mí no me gusta



-pero ¿Cómo es posible eso? –dijeron ambas incrédulas



-pues si, es que yo en cuanto conocí a Izzy-kun, no lo se… me crucé con sus azabaches ojos y… me fascinaron, estoy enamorada de él, y a él lo conocí primero que a Taichi-kun. Me siento muy mal por él, siento que soy una mala persona –aquí mis ojos se humedecieron, realmente me sentía miserable, no me gustaba hacerle sentir eso a Tai, sobre todo por que yo entendía perfectamente lo que se sentía.



-Ay, Ode-chan. No eres una mala persona, no es tu culpa que Tai-kun se enamorara de ti. –me dijo Kari tocando mi hombro es señal de confort y apoyo.



-¿tu lo crees? –pregunté con una gota de esperanza en mi alma



-sí, aquí lo importante es que le dejaste claro que no pude haber nada con él…



-… es que… no se lo dejé precisamente claro…



-¿no? –preguntaron ambas



-no… cuando él me dijo que sabía mis sentimientos, yo no le dije ni si, ni no.



-¡no!



-…s-si…



-eso si esta mal, debes dejar claras las cosas, para que no le des falsas ilusiones y después le lastimes más su corazón



-pero…



-¡nada de “pero”!



-está bien, hablaré con el. 



 



Después de aquella charla, les pregunté la razón por la cual Mimi se había ido antes, y ellas me dijeron que no sabían. Decidí preguntarle directamente a ella. Charlando, comenzamos a recorrer las instalaciones de la escuela, casi vacía por ser domingo, sólo los internados e hijos de profesores, estábamos allí.



 



Era tan interesante aquella platica, que no notamos que nos habíam

La nueva Afrodita by livi chan

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fanfic.es/viewstory.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20