Korea...K-Pop...K-Love? by HeavyLey

 

 

 

Korea...K-Pop...K-Love? by HeavyLey
Summary:

Meily mantiene una relacion a distancia con alguien que no ha visto nunca. Ellos dos prometen estar juntos y conocerse en Korea,donde ella va a estudiar. 

Ella ignorante en el mundo musical de allí, piensa que es un chico normal. Hasta que descubre que es un cantante y bailarín reconocido, de uno de los grandes grupos de allí.

Lo que le traerá grandes problemas, y sobre todo,dudas del amor que siente por él.

......Esta vez Mei le miró directamente a los ojos. Con una mirada fría y profunda –No respondas. No lo sabes. No puedes ni imaginarlo. Ni yo era capaz de imaginarlo al principio. Pero acepté- hizo otra pausa –Claro que no acepté lo primero que me propusieron. No soy tan tonta. Pero tampoco sabía nada respecto a esto. Yo no sabía que esto iba a pasar. Cuando vine aquí pensé que sería una relación normal. Que saldríamos al cine, a comer por ahí. Que pasaríamos tiempo paseando por los parques o hablando sobre nuestros planes futuros. Pero él no era quien yo creía. Tampoco es que esperase que fuese alguien en especial. Por algo habíamos hablado sobre ello. Yo había aceptado ¿Iba a negarme por el simple hecho de no ser cotidiano? Pues si… Iba anegarme. Y entonces se quedó esperando un día entero. Pero no se quedó para convencerme. Se quedó para pedirme perdón por no habérmelo contado y… entonces me mostró sus inseguridades. Me dijo que temía que le odiara antes. Él es lo que siempre hemos odiado ¿No? Los músicos artificiales….-

 

Alec escuchaba atentamente mientras removía el yogurt.

-Y me di cuenta de que lo quería. Fuese lo que fuese. Porque era una persona al fin y al cabo, la persona de la que me había enamorado. ¿El amor no está por encima de las cosas? ¿No me enseñaste eso?- Mei se detuvo otra vez –Lo siento…siento haber mentido, siento lo que dije ayer. Lo que tuviste que escuchar. Las mentiras que contesté. Pero es el único modo de que Papá y Mamá y tú estéis a salvo. Que no os metáis en lo que yo estoy metida. Que no paséis lo que yo paso-.....


Categories: KMUSIC Characters: Ninguno
Generos: Romance
Advertencias: Ninguno
Challenges:
Series: Ninguno
Chapters: 51 Completed: No Word count: 109713 Read: 39868 Published: 31/07/2012 Updated: 01/11/2013
Summary:

Meily mantiene una relacion a distancia con alguien que no ha visto nunca. Ellos dos prometen estar juntos y conocerse en Korea,donde ella va a estudiar. 

Ella ignorante en el mundo musical de allí, piensa que es un chico normal. Hasta que descubre que es un cantante y bailarín reconocido, de uno de los grandes grupos de allí.

Lo que le traerá grandes problemas, y sobre todo,dudas del amor que siente por él.

......Esta vez Mei le miró directamente a los ojos. Con una mirada fría y profunda –No respondas. No lo sabes. No puedes ni imaginarlo. Ni yo era capaz de imaginarlo al principio. Pero acepté- hizo otra pausa –Claro que no acepté lo primero que me propusieron. No soy tan tonta. Pero tampoco sabía nada respecto a esto. Yo no sabía que esto iba a pasar. Cuando vine aquí pensé que sería una relación normal. Que saldríamos al cine, a comer por ahí. Que pasaríamos tiempo paseando por los parques o hablando sobre nuestros planes futuros. Pero él no era quien yo creía. Tampoco es que esperase que fuese alguien en especial. Por algo habíamos hablado sobre ello. Yo había aceptado ¿Iba a negarme por el simple hecho de no ser cotidiano? Pues si… Iba anegarme. Y entonces se quedó esperando un día entero. Pero no se quedó para convencerme. Se quedó para pedirme perdón por no habérmelo contado y… entonces me mostró sus inseguridades. Me dijo que temía que le odiara antes. Él es lo que siempre hemos odiado ¿No? Los músicos artificiales….-

 

Alec escuchaba atentamente mientras removía el yogurt.

-Y me di cuenta de que lo quería. Fuese lo que fuese. Porque era una persona al fin y al cabo, la persona de la que me había enamorado. ¿El amor no está por encima de las cosas? ¿No me enseñaste eso?- Mei se detuvo otra vez –Lo siento…siento haber mentido, siento lo que dije ayer. Lo que tuviste que escuchar. Las mentiras que contesté. Pero es el único modo de que Papá y Mamá y tú estéis a salvo. Que no os metáis en lo que yo estoy metida. Que no paséis lo que yo paso-.....


Categories: KMUSIC Characters: Ninguno
Generos: Romance
Advertencias: Ninguno
Challenges:
Series: Ninguno
Chapters: 51 Completed: No Word count: 109713 Read: 39868 Published: 31/07/2012 Updated: 01/11/2013 Capítulo 1 by HeavyLey

Prácticamente esto empezó como un juego. Conocí a un chico en una página norteamericana sobre música. Me cayó bien y empezamos a hablar. Después de unas semanas el hablar se convirtió en una rutina y aquello me había llevado a salir de alguna manera con él. Sí. Salir con alguien que vivía en la otra punta del mundo.

Por suerte pudimos encontrar horas en el que los dos podíamos hablar tranquilamente, ya que o su trabajo, o mis clases a veces se extendían. Lo que impedía la comunicación. Pero aun así hicimos tiempo...

Yo odiaba ese tipo de relaciones, siempre decía que no funcionaban, pero había acabado en una de ellas.

Era increible...yo sabia todas las cosas que a él le gustaban, sus aficiones...Sabíamos la mayoría de cosas uno del otro. Exepto la profesión y el físico, y cosas sobre nuestra familia. Toda nuestra relación se basaba en como éramos el uno con el otro, como éramos interiormente.

Y ahora me dirigía a una universidad de arte en Corea del Sur, donde había conseguido una oportunidqad para estudiar, quizás impulsada por mis antepasados orientales, pero lo más importante, donde le conocería en persona.

Apenas habían pasado dos años desde que nos conocíamos, y más de diez meses desde que decidimos tener una especie de relación. Llegamos a una especia de acuerdo. “fuéremos quien fuéremos, fuésemos como fuésemos, estaríamos juntos” es algo que me hizo prometer. Que prometimos juntos.

 

Parecía una historia irreal, una de cuento o de serie americana en que todo salía bien. Yo solo esperaba que fuese así,

A lo que iba. Quedaban un par de horas para que llegara, me hospedaría en casa de mis tíos. Ellos no pasarían muy a menudo por casa, ya que su trabajo se lo impedía…Lo que me daba una especie de libertad  e independencia que había ansiado por tanto tiempo. Además según mis tíos la universidad quedaba a una media hora de allí.

Ahora que lo pensaba, era un poco cosa de locos. No sabía como estaba, aun me parecía extraño todo esto, estaba nerviosa, feliz, triste…En mi cabeza solo rondaba la pregunta de cómo sería, la pregunta de que haríamos juntos…

Todo eso se me pasaba por la cabeza una y otra vez. Siempre había dicho cosas como  “me gustaría abrazarte” y a veces cosas extrañas como “me odiarás cuando me conozcas” esto último sigo sin saber por qué. algo contradictorio...pero a lo que siempre le respondçia con un smile y un "Te quiero seas como seas"

Aunque pensándolo bien, quizás yo a él tampoco le guste y me dejase cuando me conociera.No soy exactamente el prototipo que vendía la actualidad. Pero...

Lo que tuviera que pasar pasaría, solo esperaba ser feliz.

………………………………………………………

El avión aterrizó y yo bajé con mis bolsas de mano. Mi bandolera vieja negra y algún que otro bolso con los documentos y esas cosas. En cuanto bajé encendí el móvil, esperando alguna llamada de mis tíos o de mis padres. Pero en vez de eso recibí un mensaje. No iría ninguno de mis tíos a recogerme, si no uno de sus subordinados, vamos, uno de sus ayudantes. La idea no era del todo agradable ya que no le conocía, y yo hablaba poco con las personas nuevas, aunque intentaría esforzarme porque seguro que él tampoco sabría cómo tratarme.

Lo peor de todo era que mi acento era horrible y se me entendía muy mal. Prefería hablar en Ingles. Era algo estúpido ya que iba a vivir aquí, quizás con el tiempo aprendiera un poco más…al menos había tomado una importante decisión, había pensado con la cabeza. Una Universidad bilingüe, asi no tendría problemas en aprender poquito a poco.

Cogí las maletas de la cinta transportadora, con cuidado por si no eran las mías, pero creo que nadie llevaba siete lazos de colores atados en el mango. Sí. La verdad es que me preocupaba mucho perder mis pertenencias.... Después me guié un poco por la gente, caminando hacia la misma dirección.

Acabé en la fila que siempre se forma. Donde la gente va saliendo y buscando a sus familiares. Miré detenidamente cada cartelito y encontré mi apellido entre todos aquellos. El hombre que lo llevaba no pasaba de los treinta y cinco años, no muy alto, de pelo color café y ojos achinados, podría decir que era de China, aunque no estaba segura. Me acerqué y le saludé con mucha educación. Preguntó si yo era Meily y asentí. Me sonrió y me ayudó con las maletas mientras me explicaba quien era. Tenía ya un coche preparado asique solo subimos las maletas, me senté y abroché el cinturón y empezó a conducir.

Intentamos hablar un poco y le conté que venia a estudiar. Me explicó que mis tíos le habían pedido que cualquier cosa que necesitara se lo dijera a él, era una especie de canguro. Le agradecí por su ayuda y me ayudó a subir todo al departamento. Las cajas que había enviado ya estaban allí.

 

Me despedí dándole las gracias puesto que tenía que irse ya…aún tenía trabajo. En cuanto se fue metí las llaves en el bolsillo y me hice una coleta.

Me estiré un poco doblando mi espalda. Y después levanté los brazos. Saltaba de la emoción, no me había dado tiempo a pensar, pero estaba en Corea. Estaba en Asia, cerca de China. De donde eran mis abuelos.

Y pronto le conoceríaa él.... Las mejillas se me encendieron y sonreí tontamente.

Después de un tiempo volví a mi realidad y miré el reloj. Eran las tres. Tenía toda la tarde para ordenar. Mis clases no empezaban hasta mañana. Lo que hacía replantearme el hecho de porque no había venido antes si sabía que tenía tantas cosas que hacer....

Me toqué la frente pensando que debía acer primero y después de un rato empecé a sacar las cosas de las cajas. Una a una empezaron a llenar mi dormitorio, cada poster, cada libro. Los juguetes tontos, los recuerdos. Tenía muchas cosas simples y complicadas, pero así había sido mi vida  y me gustaba recordar una a una esas cosas.

En cuanto terminé de ordenar llamé a mis padres.

-Hola Mamá, ya estoy en casa-

-Hola cariño, ¿has llegado bien? ¿Tienes todas las cosas que necesitas?

-Si mamá, llamaba para avisar que ya he llegado-

-No te  olvides de limpiar todas las semanas, y de lavar tu ropa diariamente, no causes muchos problemas a tus tíos, e intenta estudiar mucho. Recuerda prepárate siempre la comida necesaria, no tires nada, no gastes mucho…-

-Si mamá. Lo haré-

-Te quiero mucho hija, cuidate. Tengo que irme-

-Adiós mamá-

Colgué, las conversaciones con mamá siempre habían sido cortas. Bueeno ¿Y ahora que haría?

Miré la nevera, estaba llena, supongo que me prepararía algo para poder cenar. Un plato típico o algo por el estilo...pero no había especias...

Supongo que saldría a comprar...

Regresar al índiceCapítulo 2 by HeavyLey
Author's Notes:

Bien..primero disculpas,creo que la protagonista se hizo unas tres veces la coleta xD Despistes mios

 

Author's Notes:

Bien..primero disculpas,creo que la protagonista se hizo unas tres veces la coleta xD Despistes mios

 

Estaba atardeciendo y aquel grupo de chicos volvía a su departamento en el centro de Seúl.

Caminaban encapuchados y con gafas de sol. Intentando que nadie les reconociera. Esta vez funcionó, pero se llevaron un susto cuando vieron a una chica de pié en la puerta del edificio esperando.

-¿Una fan?-Preguntó el chico que hace poco se habia rapado parte del pelo para después dejarse el otro lado y el flequillo medio largo.

-No, es mi novia Alice- La reconoció el chico de pelo de punta. Una sonrisa invadió su cara y fue rápidamente a saludarla.

Los chicos dieron un suspiro de alivio y subieron a su departamento. Todos hablaban animadamente excepto uno, que no se había quitado ni la capucha y permanecía sentado en el borde de la puerta corredera que daba a la terraza. Su pelo ahora entre castaño y rubio se dejaba asomar y ondeaba al viento mientras brillaba con los últimos rayos del dia… Sus compañeros se percataron y el chico de la sonrisa dulce se acercó.

 

-¿Sigues pensando en ella?- Dijo mientras se sentaba a su lado.

-¿Cuándo no pienso en ella…? Hoy no hemos podido hablar, no sé como estará y siento que mañana no va a ser tan especial como yo suponía

-Asique…realmente la quieres- Dijo su amigo mirando al cielo.

-Si…desde la primera vez que hablé con ella-

Los dos permanecieron en silencio durante algún tiempo

-Es que...ese dia ella y yo nos habíamos metido en esa página por simple curiosidad. Ese día yo estaba algo deprimido ¿Te acuerdas?.dijo mirando a su amigo- Ya hace dos años de eso, pero… Ella sin saber quién era o como era me escuchó. Todo lo que sentía por aquel entonces, la frustración…todo salió. Estuvimos casi cinco horas hablando, bueno, en realidad estuvo cinco horas escuchándome- Soltó una risa apenas imperceptible – Pero me tuve que ir… antes de que me fuera me preguntó si necesitaba que mañana también me escuchase alguien. Ella no tenía porque hacerlo, pero lo hizo. Prometimos quedar a la misma hora, en el mismo chat, en la misma sala…-

El silencio volvió

-Sigue, te estoy escuchando- Dijo su amigo con una amplia sonrisa

-Pero al día siguiente teníamos entrevista y llegamos a casa muy tarde. Lo primero que hice fue buscar la misma página en el historial y la encontré…me volví a conectar y a pesar de que había pasado mucho tiempo de la hora estipulada, ella seguía allí… Lo primero que preguntó es si todo estaba bien, si me había pasado algo… Hablamos largo y tendido hasta que ella se tuvo que ir. Esta vez yo prometí escucharla y así lo hice días después. Y se convirtió en una rutina. Casi siempre en las horas libres hablaba con ella. Así me enamoré. Me enamoré de su manía por llamarme tonto, de su buena voluntad, de las cosas que se le pasaban por la cabeza, de sus smiles al escribir… Me enamoré de una chica que nunca había visto. De una chica que quizás no viera nunca, pero que conoceré mañana.

-¿Entonces qué es lo que te preocupa tanto?- preguntó mirándole con expectación.

-Que no me quiera tanto como yo a ella… o que me deje por ser quien soy-

-Bobadas. Si es como dices que es, entonces te querrá hasta los huesos. Además ella aceptó sir contigo ¿O no?-

-Si...- susurró el pequeño tocándose la capucha.

-Te lo ha dicho hasta el manager. Puedes salir con ella. A lo mejor es porque la publicidad que se va a crear va a favorecer al grupo. Pero aprovéchalo antes de que no puedas-

El chico encapuchado suspiró por un momento

-Además nos has metido a todos en esto y creo que Key quiere conocer a su nueva hermana, Incluso Alice quiere conocerla ¿No nos fallarás ahora, no?-

 

Una chica de pelo rojizo entró a la terraza y sonrió a los chicos

-Todo va a ir bien- Dijo con su dulce voz –Además la quiero como amiga. ¡Ahora a cenar!-

En lo que restaba de noche los otros cuatro chicos intentaron animar al pequeño de la casa, que después de tiempo empezó a sonreír  y a esperar con ansias que llegara el próximo día. Tres de ellos iban a estar en su último año, uno en el tercero y el más pequeño empezaba, al igual que Alice, la Universidad.

Alice era la novia de Jonghyun, había llegado hace solo un año desde Estados Unidos y se iba a quedar a vivir aquí ya que su padre llevaba una de las grandes empresas de Corea. Ellos se conocían desde que eran pequeños, habían estado mucho tiempo juntos y eso había llevado a tener una relación solida.

 

Las luces se apagaron y se sumieron en sueños, mañana sería otro dia…

Regresar al índiceCapítulo 3 by HeavyLey

La dulce melodía de un piano empezó a  expandirse por toda la habitación. Estaba casi todo oscuro, solo se asomaban pequeños rayos de sol por la pequeña ventana.  Sin duda esa chica había escogido bien el tono de despertador, así nunca se despertaría de mal humor.

Aunque todavía costaba levantarse...el cambio de horario no ayudaba…

Se tapó con las mantas y después de intentar desperezarse se levantó muy rápidamente para que la cama no la absorbiera. Se estiró una vez más y se frotó los ojos.

-Las ocho- Dijo mientras miraba su móvil – Debo darme prisa para ir-

Se metió en el baño y se duchó… No tardó mucho había aprendido a hacr las cosas con rapidez. Se puso una toalla en el pelo y se secó el cuerpo para ponerse crema y después vestirse de la manera más normal posible. Unos vaqueros azules de siempre. Una camiseta morada ancha y corta con una de tirantes negra por debajo y  las converse negras. Ya estaba preparada ahora sol quedaba desayunar.

Se dirigió a la aun desconocida cocina y empezó a buscar una cafetera. En cuanto la encontró preparó un café y lo acompañó con tostadas. –Va a ser un buen día- Dijo mientras miraba por la ventana.

Terminó de desayunar y se lavó los dientes. La rutina común de toda persona. Se quitó la toalla y miró su pelo. Oscuro como ninguno, era el más negro de toda la familia y el más raro, ya que a veces se le hacían ondas, y otras veces se quedaba muy liso. ¿Cómo se quedaría esta vez?

Como si de verdad importara…

Cogió las llaves de la encimera y las guardó. Se puso su chaqueta negra. Se colocó bien la bandolera y antes de desaparecer por la puerta  susurró -Ya vuelvo- a sí misma, esa costumbre tan absurda pero que la hacía sentir como en casa.

Metros más allá buscó las indicaciones que el día anterior ese hombre le había dado. Las analizó detenidamente y su cabeza empezó a maquinar. No conocía mucho de esa ciudad pero estaba dispuesta a descubrir todo. Aunque lo primero seria aprender a movilizarse. Tardó bastante en llegar a la universidad pero todo eso ya lo había previsto ella.

-Las nueve y veinte- Dijo cuando por fin llegó al campus “supongo que primero buscaré la primera clase a la que debo ir, y de allí ya me guiaré por alguien” Suspiró y después sonrió como una tonta al recordar sus últimas palabras… (A las ocho de la tarde en la entrada del campus , en las escalera. Te esperaré allí)

Las mejillas se encendieron y no pudo evitar sentir el calor que ocasionaba que estas se pusieran rojas. Se tocó el pelo ya seco y se dirigió a recepción para que le entregaran un plano de la universidad. La mujer allí dispuesta se lo entregó con desgana. Caminó a su primera clase y se sentó en la segunda fila.

Los alumnos iban llegando y empezó a mirar a las personas que ya estaban sentadas. ¿Cuál de ellas podría ayudarla? La profesora entró  y lo primero que hizo fue pasar lista, por si alguno se había equivocado, era el primer día y siempre se hacia un caos.

 

Como en el colegio, cada uno respondió con un simple yo.  Cuando  ella lo pronunció una chica pelirroja y bastante guapa la miró y sonrió. Se levantó y se sentó a su lado.

-Hola soy Alice- Dijo mientras sacaba sus libros –Creo que no eres de aquí- Volvió a decir con un perfecto Inglés –Me gustaría ayudarte, creo que tenemos las mismas clases. Además me parece haberte visto antes-

Esta vez guiñó un ojo a la todavía incrédula chica nueva.

-Muchas gracias- respondió cuando pudo recobrar el sentido - Me llamo Meily y si soy nueva, como todos los de aquí. Si te refieres a que soy recién llegada de algún otro sitio. Así es. ¿Se me nota mucho en el acento?-

-Ah, sí. Pero no te preocupes- Volvió a sonreír -Bien, enséñame tu horario porque creo que tenemos las mismas clases. Creo haber visto tu nombre en la lista de clase-

Se lo enseñó encantada y pudieron comprobar que así era. Iban a pasar mucho tiempo juntas y Alice ya preparaba un gran plan.

Sin querer había conocido a la novia de uno de sus amigos, incluso antes que el chico. No le diría nada a la chica, prefería que ellos se encontraran por si solos, así no se perdería la magia del momento. Eso sí, machacaría a su amigo un poco.

-Ah…esto, puedes llamarme Mei si quieres-

-Vale-

 

…………………………………………………….

……………………………………………………………………..

Las clases pasaron con rapidez, el primer día siempre era algo tedioso, pero era el día en que te explicaban la mayoría de cosas que ibas a hacer aquí.

Las siete y cuarto de la tarde. El sol empezaba a esconderse de nuevo y Alice ya no estaba con ella para poder esperar. Mei había cogido  confianza rápidamente con esa chica. Cosa que era difícil, pero ella le había dado mucha confianza. Ahora solo quedaba esperar, pero ya no tenia ninguna clase más, asi que se sentó en las escaleras y sacó su pequeño bloc de dibujos.

 

Por otro lado un chico se estaba desesperando. Había que reconocer que era imposible que no los reconocieran, pero ese día había sido muy molesto. Todo el tiempo habían estado detrás de los cinco y aunque a él le gustaba hablar con sus fans ese día tenía la cabeza en otras cosas. Lo bueno fue que a una determinada hora todos empezaron a marcharse y el ambiente se fue relajando. Alice había llegado para la hora de la comida y le había picado de una forma algo inhumana.

 

--Flash Back—

Los cinco comían tranquilamente y llegó Alice para molestar a uno de ellos

-Eh! Romeo. He conocido a tu Julieta- Dijo mientras se sentaba al lado de su novio. El chico no pudo evitar atragantarse con la comida a causa de la noticia.

-¿Has conocido a Mei?- Dijo entre alegre, molesto e incrédulo

-Asi es- Respondió después de besar a su chico – Pero no te voy a decir nada-

-Anda, que torturarle de esa manera…- Añadió Onew –Pobrecillo, si ha estado que no sabía por donde caminaba y se ha equivocado de clase un par de veces por estar pensando en mariposas-

Todos rieron

-Eres un ser malvado- Dijo mientras se escondía en su capucha.

-¿No vas a intentar sacar información?- Dijo Key

- En realidad no quiere saber nada, quiere conocerla personalmente asique la información no le vale- Le defendió Minho.

 

-Wo…nos han descubierto- Dijo Onew mientras miraba de reojo a un par de chicas que se acercaban rápidamente

--Fin del flash Back—

 

Y ahora caminaba impaciente con sus amigos hacia la escalera de la entrada.Esperando con ansias verla...

End Notes:

 Gracias por leer. Porfavor comenten ^^

End Notes:

 Gracias por leer. Porfavor comenten ^^

Regresar al índiceCapítulo 4 by HeavyLey

Estaba nerviosa,muy nerviosa. Y además de eso estaba frustrada. Estaba tan cerca de la persona que tanto quería, que empezó a verlo como algo irreal. ¿Sería una simple borma?… ¿Cuantas bromas crueles habrían gastado de esa manera? Siempre se rayaba la cabeza con todas esas posibilidades negativas…cada idea triste lo había plasmado en dibujos que posteriormente había tachado y roto.

-Menos veinte…- Dijo suspirando e intentando relajarse. Miro la pantalla de su móvil hasta que se apagó. Pudo ver su reflejo en la pantalla negra y pensó que a lo mejor hubiera sido bueno que se pusiera algo de maquillaje. Eso no iba mucho con ella, pero quizás la haría verse más bonita…

Ella era insegura, mucho… quizás tenía apariencia de muy madura, que también lo era, pero siempre se había sentido intimidada por la gente que ella consideraba perfecta.

-Buuuff…- Guardó el móvil y miró de nuevo los dibujos que estaban intactos. Ese gusto por el artelo había tenido desde pequeñas y ahora le gustaba dibujar en sus tiempos libres…

Aburrida ya de estar sentada en la escalera se levantó y se volvió a sentar en el descansillo que había junto a ellas. Apoyó el bloc sobre las piernas y empezó a llenarla de florecillas…

…………………………………………………………………..

Estaba todo despejado y los chicos ya no tenían que esconderse asique caminaban rodeando la entrada para poder llegar a las escaleras. Los chicos hablaban de lo duro que seria el dia de mañana y uno no paraba de darle vueltas a la cabeza.

“…y si se cansa de mi, mi vida no tiene mucho tiempo y además ella…ella dijo que no le gustaba la música pop. Le gustaba la música en general, pero le desagradaba un poco que las personas hicieran música fácil como el pop… No es que yo diga que mi música es fácil, no lo es, trabajamos mucho para poder coordinar los pasos, y hemos tenido que entrenar la voz. De verdad que me entristece pensar que ella podría evitarme por ese motivo. Si, es muy absurdo...auqne por otro lado....ella esmuy respetuosa con los gustos…ella es tan. No sé como describirla…”

Lleguó a las escaleras. Y se quedó quieto porque había más de una chica. Respiró honod y vió como una se marchaba. Así que dedujo que sería la otra chica que estaba sentada en el descansillo con la cabeza agachada. Todavía quedaban diez minutos, pero ella estaba allí, ya le había ganado incluso en puntualidad..

-¿Mei..?- Dijo tímidamente

Ella levantó la cabeza y miró hacia atrás. Estaba confundida. Alli había cinco chicos.

-Lee..?- Dijo  sin levantarse y pasando su mirada por todos esos chicos, no sabía de donde había venido la voz y buscaba con la mirada a su “novio”, …pero ella no sabía cual de todos era.

 El chico se giró para mirar a sus amigos y les hizo una mueca…

 

-Ah si…esto…- Dijo el del corte de pelo raro

-Nosotros nos vamos…- Dijo el de la sonrisa dulce, quien le dio una palmadita en la espalda al que estaba de espaldas a la chica.

Cuando se fueron los demás, el chico que quedaba respiró hondo y giró lentamente. Se le veía nervioso, aunque ella no estaba mucho mejor… Se llevo una mano a su pelo y sonrió.

-Hola Mei- Dijo con una sonrisa de oreja a oreja –Por fin nos conocemos-

Mei miraba al chico con expectación y asombro.-Hola….- dijo lentamente.

El chico se acercó y se puso delante de ella

-Asique tu eres Lee…guau...- volvió a decir Mei.

Ella no tenía ni idea de quién era,  y aun así estaba sorprendida por la belleza de ese chico. Ella había preferido que fuera menos agraciado, se sentía intimidada, el era tan perfecto y ella tan normal…-

-Vaya no creí que fueras tan guapo... Dijo con las mejillas encendidas, pero enseguida agachó la cabeza - Siento que no puedas decir lo mismo-

El chico enseguida se puso serio. Ya la conocía. Sabía que se le pasaba por la cabeza y lo único que pudo hacer fue abrazarla….

-Niña tonta, me da igual como seas, mientras seas Mei estará bien-

Mei estaba sorprendida, era todo tan extraño, tan irreal, tan cálido. Sus brazos la rodeaban y ella no pudo evitar sonreír. Se sentía tan bien con él. No  era como se lo había imaginado, era muchísimo mejor, era un sueño.

-Hueles a lilas….- Dijo Taemin.

Mei soltó una risa dulce  y le miró deshaciéndose del brazo

-Nos vemos por primera vez y ¿ese es tu cumplido?- Dijo con una gran sonrisa ya mucho más tranquila.

-¿No te gusta?-

-Es el mejor cumplido que he oído en mi vida-

Regresar al índiceCapítulo 5 by HeavyLey

A saber cuánto tiempo estuvieron sonriendo como tontos delante de la puerta de la casa de Mei. Ninguno quería decir adiós, era todo tan perfecto así, sin decir nada, mirándose tranquilamente y entendiéndose.

La noche había sido muy normal, una tarde normal de enamorados.

Después de haberse presentado y hablado un poco en la escalera. Lee la había llevado a pasear un poco por el campus, que al ser tarde se encontraba dolitario.

La luna se podía ver reluciente y los grillos se podían oír. Mei estaba muy contenta. El chico era igual de espontaneo y dulce que en las conversaciones. Y su pelo la había cautivado, si su pelo.

Era algo tonto. pero a ella le encantaba ese pelo largo y castaño que se mecía por el viento dulce de los últimos días de verano.

Le encantaba también esa sonrisa suya y esos labios carnosos y rosaditos... Pero lo que más le gustaba eran sus ojos. Brillantes y relucientes. Era lo que más había deseado conocer, pues ella decía que los ojos eran los espejos del alma.

Ahora que los conocía podía ver una persona dulce, cariñosa, llena de energía y ambiciones.Sin duda sabía que él era su persona especial. Todo lo que él decía sonaba como una maravillosa melodía, todo lo que le contaba le parecía magnifico y él tenía muchas cosas que contar.

Él hablaba y Mei contestaba pocas veces. Se disculpaba constantemente por que hablaba mucho, pero Mei se disculpaba aun mas por no tener mucho que contar. Al final acababa en risas aunque los dos estubiesen cansados....

Había sido un día agotador.

 

Después de ello fueron a una pequeña tienda de chuches y Lee compró unos helados fritos. Se los comieron tranquilamente y él se paró un momento a mirar como Mei se comía aquel postre.

Tenía un perfil fino y sus ojos no muy grandes y no muy achinados, se cerraban cuando saboreaba el dulce del postre. Taemin pensaba que ella, a pesar de no ser el prototipo de chica que se supone que todos los chicos querían, a pesar de no ser Emma Watson (como había dicho que le gustaban las chicas), ella parecía ser tan natural y diferente, quizás eso le atrajo más de ella.

Le gustaba su pelo profundamente negro y sus ojos muy oscuros. Pensó que se podía perder en ellos… Casi como si su cuerpo se moviera solo...la abrazó de lado. Enterrando su cara en su pelo liso. Ella se asustó por un momento y el helado frito cayó al suelo

-Jooo…- Miró el suelo, y el desperdicio del dulce postre. Taemin se separó y se disculpó

-Lo siento, no quería…yo solo…-

Mei le miró -Ha valido la pena- Interrumpió Mei con una sonrisa y las mejillas encendidas.

-¿Ha valido la pena?- Preguntó algo confuso

-Sí, es una pena que se haya caído pero…el abrazo era mil veces más dulce- Cerró los ojos dulcemente y Taemin no pudo evitar abrazarla otra vez.

Ese hecho pasaba una y otra vez por la cabeza de los dos.

Ahora, delante de la puerta, ninguno decía nada. El ambiente era muy tranquilo y Taemin no paraba de sonreír. Sabía que  ella era su Meily. Esa chica que había ansiado tener entre sus brazos y decirle lo tanto que la quería. De darle las gracias por ese día, por entenderle mejor que nadie. Aviation Questions and Answers

-Esto…No me importaría quedarme así toda la noche, pero creo que debes volver a casa ya, no quiero que te pase nada- dijo Mei.

-Ah, si- Dijo el chico saliendo de su mundo. Sus ojos se pusieron algo tristes, de verdad que quería quedarse.

-¿Podemos vernos mañana en el mismo sitio?- Preguntó Mei con una dulce sonrisa.

Esta vez el chico se puso serio y recordó todo lo que tenia que hacer mañana.

-No se si mañana podré-

-Ah...entiendo. Bueno, si eso nos podemos llamar. Para cuando tengas tiempo-

-Claro. Dame tu número-

Mei le dio el número y le hizo prometer al chico que la llamaría en cuanto llegara a casa. Era una costumbre de ella, lo hacía con toda persona importante, para saber que llegaba bien a su casa, que no le pasaba nada.

Los chicos se despidieron algo más nerviosos. Taemin no sabía que hacer. ¿Besarla quizás? O ella lo tomaría muy precipitado. Hoy era la primera vez que se veían.

Se acercó lentamente y depositó un pequeño beso en la frente de su novia. Se despidió y después de que el diera unos pasos, ella aun sorprendida, entró en casa… Se apoyó en la puerta después de cerrarla y sonrió de medio lado.

-Es perfecto…-

End Notes:

Gracias por leer. La verdad no se mucho sobre el K-pop ya que empecé hace poco, intento informarme sobre SHINee pues es el unico grupo que me ha llamado la atención. Les pido a los pocos que me leeis que porfavor si teneis algun dato curioso, o simlemente un dato que pueda utilizar, les estaré agradecida. Arigato! Comenten porfavor =)

End Notes:

Gracias por leer. La verdad no se mucho sobre el K-pop ya que empecé hace poco, intento informarme sobre SHINee pues es el unico grupo que me ha llamado la atención. Les pido a los pocos que me leeis que porfavor si teneis algun dato curioso, o simlemente un dato que pueda utilizar, les estaré agradecida. Arigato! Comenten porfavor =)

 

Regresar al índiceCapítulo 6 by HeavyLey

Sacó su pequeño gorro y se lo colocó para que no se le notara el pelo. Era bastante tarde, había que reconocerlo y aunque no hiciera frio él llevaba puesto un abrigo largo.

Había pensado muchas veces que los reconocerían menos si llevaran ropa normal, claro, que sus caras no pasaban desapercibidas para las fans y no era por presumir, pero en los últimos cuatro años su carrera haba sido todo un estrellato.

Ahora que lo pensaba, era muy extraño que de verdad ella no le conociera, quizás era porque ella nunca haba vivido aquí, Mei había pasado casi toda su vida en Europa. ¿Era posible que alguien no les conociera?

Que ego le había salido. Soltó una pequeña risilla y pidió perdón por su pensamiento absurdo. Esta vez llegó a la conclusión de que había tenido suerte de que no le reconocieran…

Tampoco se había cuidado mucho, no había estado escondiéndose. Esa chica le traía buena suerte, y además no le dejaba pensar. El chico al menos quería haberle dicho que le llamara Taemin. No es que le molestase que le llamaran Lee, pero se había acostumbrado a que le llamaran Taemin. Ese era en realidad su nombre. Quizás ese pequeño gesto hiciera las cosas más fáciles…

Quizás con eso ella empezara a darse cuenta poco apoco, y quizás, solo quizás, se lo tomase con más calma.

Con lo que a ella le desagradaban los cantantes de pop. Si, ese pensamiento era repetitivo, pero era la base de todos sus problemas, de todas las dudas que le entraban.

Sin darse cuenta llegó a su destino. Sacó las llaves de su bolsillo y entró en el edificio recordando el abrazo. Puede que un beso habría sido más bonito, pero quería que las cosas ocurrieran despacio... y aquella tarde había sido perfecta. Hace mucho que no se sentía normal y hace mucho que las cosas no eran tan simples.

Subió al ascensor y apretó el botón. Otra cosa importante era que todo su esfuerzo por aprender inglés con Key había dado sus frutos. Ahora no tendría que preocuparse por no entenderse con esa chica. Recordaba con algo de vergüenza que en las primeras conversaciones tenía que pedirle ayuda a su “mamá” para que le tradujera algunas cosas. Key le estuvo molestando bastante tiempo con eso y al final se dispuso a aprender, y ahora lo dominaba bastante. Debía darle las gracias.

Abrió la puerta lentamente y se encontró a los chicos desperdigados por el salón, Jonghyun y Minho jugaban con los nuevos juegos de la ps3 y Key molestaba a Onew. Lo de siempre…

Se quitó el abrigo y cerró la puerta mientras lo colgaba. Key se percató y fue rápido a saludar al maknae. Le acarició el pelo.

-¿Que tal romeo?

Saco una pequeña sonrisa-Es mi Mei, es dulce y natural, no se que mas contar-

-Oh, le ha dejado tonto- Dijo desde el otro lado del salón Minho

-Anda déjale en paz. Ve a comer que es tarde- Decía Key mientras le empujaba a la mesa.

-¿Ya se lo has dicho?- Dijo Onew bastante serio. Esa cosa también le preocupaba a él, todavía era demasiado pronto para que el “mundo” supiera de la relación de ellos dos. Bastantes problemas habían tenido con la relación de Jonghyun y Alice.

 

-Déjale que disfrute un poco de su libertad- Decía Jonghyun mientras apagaba la consola y se sentaba al lado de Taemin. Este solo comía callado.

-Seguro que me odiará- Dijo cuando terminó de tragar

-¿¡Sigues con esa tontería?! No va a odiarte, solo se quedará impactada. ¿Es seguro que no lo sabe?- Decía Onew mientras se metía las manos al bolsillo.

-Creeme…no lo sabe. Si lo supiera hubiera saltado a los brazos del que fuera en la escalera-

-Key tiene razón- Asentía Minho mirando a Key

-Entonces no hay nada de qué preocuparse. Pero recuerda que todavía no podéis hacerlo oficial, y debes decírselo cuanto antes-

-Vale…- Dijo Taemin acabando ya el plato- Tengo que llamarla para que sepa que estoy bien-

-Date prisa, tienes que dormir. Mañana va a ser un día largo- dijo Key marchñandose a su habitación.

-Si mamá- Dijo algo más tranquilo

Cogió el móvil y buscó el numero nuevo.

Envió un mensaje. Y después se quedó unos minutos pensando...-Eh Jonghyun- dijo llamando la atención del vocalista -¿Fue fácil?-

-Nunca es fácil- contestó Jonghyun- Pero si os queréis de verdad progresareis-

Taemin asintió y se quedó pensativo, esperaba que progresara si o si. Era su Mei

Después de confirmar que estaban bien y de decir algunas cuantas cursiladas a su novia apagó el movil y se metió en la cama. 

Era hora de dormir.

Regresar al índiceCapítulo 7 by HeavyLey

¿Chocolate?

Había un montón por todos lados y desprendían un olor a ¿fresas? Como era posible… Miró a su alrededor pero solo veía una gran chocolatina en forma de triangulo. Qué cosas más raras, a este punto estaba segura de que era un sueño. Ella había aprendido a levantarse sin necesidad de pegarse o sin necesidad de un peñizco. En cualquier momento podía despertarse pero le daba mucha curiosidad aquello. Al final aburrida de que no pasase nada se levantó.

Curioso curiosísimo… Rió por dentro.

Se levantó con muy buenos ánimos y lo primero que hizo fue buscar el teléfono fijo, pero mientras pensaba en la diferencia horaria se dio cuenta de que aun seguirían durmiendo sus padres. Bien… que chica más lista.

Miró alrededor, debía desempacar y aun le quedaban varias horas para ir a la universidad. Los Viernes ella solo tenía clases por la tarde

-Veamos...-

Buscó la ultima caja que le quedaba, en la que seguramente estarían sus partituras, su atril… El violín ya sabía donde estaba, en la habitación de sus tíos. Fue lo primero que mandó junto con la guitarra. La flauta travesera se la trajo en el bolso de mano…asique tenía prácticamente todos sus instrumentos aquí.

No veía la caja asique abrió la puerta para ver si se la había dejado fuera…efectivamente, allí estaba, había estado allí desde el ¿miércoles? Si, desde el miércoles, cuando llegó a casa…

Agradeció que nadie la cogiera y se la llevara.

La condujo dentro y empezó a sacar y guardar todo aquello que estaba allí. La casa ya estaba bastante decorada. No se había fijado, pero el pequeño salón con colores tierra se dejaba encantar por las pequeñas figurillas de madera. A sus tíos les encantaba traerse esas cosas de muchos sitios diferentes. Su trabajo les hacia viajar mucho asique se traían siempre un suvenir. La última vez que los vio fue cuando tenía catorce años. Aquellos duros años en los que ella lo había pasado mal.

 

Nunca le habían pasado cosas del estilo accidente o perdida de algún miembro de su familia. Pero ella a su edad era la típica chica estudiosa. En esa época todo era botellón y fiestas que a esa edad no deberían hacerse… la cosa es que ella como buena chica prefería pasar de todo aquello y centrarse en sus estudios y aunque  en casa la machacaran mucho, años después descubrió que todo aquello le servía ahora. Pero el presente de hace cinco era distinto. Todo era sacrificarse…fue cuando todas sus amigas empezaron a tener novio cuando se dio cuenta que quizás le gustaríadisfrutar. Era un pensamiento absurdo, pero en ese momento le dolió el ser la única en casi todo.

El ser la única responsable y madura en su grupo de amigos. En ser la única que mirase hacia elf uturo en vez de hacia e presente. Su aspecto siempre la había afectado. Antes era muy diferente de lo que era ahora. Antes no tenía el físico que tenia ahora… ella usaba gafas, hasta que empezó a utilizar lentillas. No era fea, no no lo era. Pero sus amigas eran guapísimas y quedaba bloqueada por ellas. Como siempre iban en grupo miraban a todas antes que a ella. Si, lo típico, amiga de todos, novia de nadie… Quizás por eso se deprimió. Pero era algo superficial. Aunque eso la tocó y por eso era ahora tan insegura. Seguía sintiéndose intimidada…

Se acordó de ello y miró al techo

-Tiempos difíciles- Rió, sabía que todo había pasado.

Terminó de hacer todo lo que tenía que hacer y desayunó…

Pensó que a lo mejor debía aprovechar y visitar la ciudad… aunque seria absurdo ya que tampoco le quedaba mucho tiempo, lo había malgastado recordando su pasado. Mejor iría a comprar algunas cosas que le faltaban a la tienda que había debajo de su casa. Y así lo hizo.

…………………………..

Al otro lado de la ciudad el grupo de chicos practicaba los pasos de baile. Ya se los sabían pero pronto seria su “come back” y todo debía estar minuciosamente corroborado.

Después de terminar aquello se fueron a los vestidores y se cambiaron de ropa para poder ensayar esta vez en el escenario. Aquellos chicos parecían algo cansados, se habían despertado muy pronto, pero era la rutina... Una vez terminado todos los ensayos tenían que quedarse en el camerino, hoy habría otra tanda de entrevistas con las preguntas de siempre. Publicidad Publicidad, a veces se hartaban de todo eso. Contestaron una a una las preguntas sin perder esa efusividad y alegría que irradiaban sus sonrisas y cuando se fijaron… ya eran las cinco de la tarde….

Otra vez a ensayar, solo una vez más y después tendrían la sesión de fotos para el nuevo álbum.

El tiempo pasaba rápido y nada les dejaba pensar. Onew a veces pensaba que solo eran objetos bonitos, pero era algo por lo que tenían que pasar “ solo será esta última semana” pensó poniendo una nueva pose.

Y tenía toda la razón del mundo, la última semana era la que mas presionada estaba, siempre era igual y tenían que esforzarse al máximo, aunque por suerte les dejaban un día o dos para descansar. Claro, que nunca podía ser el día anterior al come back, asique suponían que sería el martes y el miércoles los días libres que tendrían, después el jueves los machacarían más y el viernes seria el gran estreno, y después de ello un par más de entrevistas y a descansar por un buen tiempo. Así eran las cosas.

 

 La mayoría suponía que el tiempo de creación del álbum eran como las vacaciones, pero se equivocaban, era la época en que más trabajaban, después solo alguna que otra presentación y alguna que otra salida en algún show y serian sus esperadas vacaciones, durarían poco si, porque después tendrían esa pequeña gira por Korea. Pero sería su tiempo de descanso.

End Notes:

GRACIAS POR LEER ^^

Y disculpas por este capitulo, pero creo que debía incluir un capitulo de transición antes de que todo pase demasiado rápido. Si, me repito mucho, pero es que no me gustan que todas las cosas pasen de una vez, asique mis disculpas por este capitulo, solo quería explicar un poco el día a día y las ideas que tengo en la cabeza, a partir de este capítulo Alice y Mei se hermanaran más. Y habrá una historia curiosa que le pasó a Alice, asique, gracias por leer. Muchas racias a SARANK27  por su ayuda en información Y A MARCELINEABADEER por ser la primera en leer este fic ^^

End Notes:

GRACIAS POR LEER ^^

Y disculpas por este capitulo, pero creo que debía incluir un capitulo de transición antes de que todo pase demasiado rápido. Si, me repito mucho, pero es que no me gustan que todas las cosas pasen de una vez, asique mis disculpas por este capitulo, solo quería explicar un poco el día a día y las ideas que tengo en la cabeza, a partir de este capítulo Alice y Mei se hermanaran más. Y habrá una historia curiosa que le pasó a Alice, asique, gracias por leer. Muchas racias a SARANK27  por su ayuda en información Y A MARCELINEABADEER por ser la primera en leer este fic ^^

Regresar al índiceCapítulo 8 by HeavyLey

Se sentó en el mismo sitio que el día anterior, esperando que entrara de un segundo a otro su nueva amiga. Se alegraba de que fuera el segundo día de Universidad y ya tuviera a alguien que la pudiera ayudar con las cosas de este pequeño país. Sacó sus libros y recordó que hoy no podría ver a su Lee. Realmente la había dejado descolocada. Era realmente guapo y su pelo era tan suave…. Se ruborizó por los pensamientos de quinceañera que habían aflorado. ¿Acaso no era madura?  Sonrió por la ocurrencia y miró por la ventana. Hoy hacia un día nublado, pero eso no iba a dejar apagar sus esperanzas de pasar una buena tarde. Cuando volvió su mirada hacia el asiento de Alice quedó impactada al verla allí. Se arreglaba su flequillo mientras saludaba a Mei

-Buenas tardes- Decía siempre con esa sonrisa que no parecía quitársela nadie.

-Cuando has llegado? me has asustado- Contestó Mei con una mano en el corazón

-Jajaja, ahora. Es que no quería llegar tarde y tampoco molestarte. Parecías absorta en tus pensamientos-

Mei se sonrojó al recordar en que estaba pensando…labios rosados, amplia sonrisa…. No supo como exactamente sus pensamientos llegaron a la conversación de ellas del día anterior, pero le supo raro que ella la… ¿conociera? Esas palabras retumbaron en su cabeza y salieron de su boca sin pensar

-¿Tu me conocías?-

 

Alice se quedó por un momento atónita y respiró tranquila.

-Mei, volvamos a empezar- Mei cada vez estaba más confusa y miró con ojos de desconcierto a Alice. -Hola, me llamo Alice-

-¿Que estás diciendo Alice?-¡¡

-Vale, vale….Verás. Conozco a….- Se pensó el nombre dos veces “¿Mei lo llamaba siempre Lee?”- Conozco a Lee. Soy una amiga-

Mei se quedó mas aturdida aun, pero después lo relacionó todo. Por eso lo de  que creía que la conocía. No era nada fuera de lo normal…¿O si? ¿Lee había hablado de ella?

-Hey, no te vayas a pensar nada raro, yo soy novia de uno de sus mejores amigos-

-Ah! No, tranquila no pensaba nada raro- Ambas soltaron una gran carcajada.

El profesor entró por la puerta mirándolas de una forma rara. Ellas se miraron entre si y se sonrieron, se entendían…que curioso, dos personas unidas por otra, una gran casualidad. Quien les iba a decir que se harían inseparables desde ese momento.

La tardé transcurrió tranquila y sin ninguna cosa rara a excepción de las ideas del profesor de teatro. Hacer un ensayo…. El primero de toda su carrera, y el tema era libre.

Salieron de clases con tranquilidad y Alice invitó a cenar por ahí a Mei, la cual al no tener nada que hacer aceptó.

Alice  sabia por simple deducción que el chico todavía no le había contado nada, y no sería propio que por su culpa lo descubriera. Asique la mantendría alejada del centro de la ciudad al menos por esa noche.

Caminaron por las simples calles de los sitios más recónditos de la ciudad. La gente pensaría que unas chicas de su edad no deberían ir por allí, pero así era Alice, curiosa por naturaleza y la suerte le sonreía, nunca le ocurría nada. Además Alice conocía a todas las personas que Vivian por allí, eran personas que habían acudido a su padre en busca de ayuda…

Después de haber atravesado esas calles salieron a una avenida poco conocida, llena de pequeñas cafeterías y restaurantes.

-Mira! Comeremos allí-

Alice señaló un restaurante pequeño, era el que menos gente tenía y se veía algo desolado. Entraron pidiendo permiso. SI algo había aprendido con sus tíos es que Korea era un país en que estaban acostumbrados a ser muy educados. En el restaurante solo había tres mesas ocupadas y unos se estaban marchando ya.

Alice saludó a la camarera ya entrada en años, al parecer ya conocía a los dependientes. Se sentaron y mientras Alice pedía lo que comerían, Mei  miraba aquella carta llena de platos típicos.

En realidad sabía poco de Korea…no mucho, lo esencial. Sabía más acerca de China el país natal de sus tatarabuelos e incluso de Japón, que de Korea. Sin embargo le había salido una oportunidad ahí. Y no la iba a rechazar.

La camarera antes mencionada volvió con los platos entrantes. Creo que no sabría describir como era aquel plato, ni siquiera el sabor que tenia. Era algo distinto a todo lo que había probado.

Después de ello trajeron sushi, una bandejita con dos porciones.

-¿Te gusta el sushi, no?- preguntó Alice

-No lo he probado nunca…- Respondió algo avergonzada

-¿Te encanta lo oriental y no has probado el sushi?- Dijo alzando la voz más de lo normal

-No, no grites- Dijo algo austada –No es para tanto, solo es que…no he tenido la oportunidad-

Alice le soltó un capón a Mei. La confianza era algo que habían cogido pronto.

 

Después de que Alice regañara a Mei, esta  se decidió a coger uno con los palillos. Sin pensar y sin miedo se metió la porción a la boca. La cara se le desencajó y con algo de repelús lo tragó… A Mei no le gustaba nada. Nada de nada.

Alice miró su expresión mientras contenía la risa… A ella si le gustaba el sushi, pero sabía que siempre pasaba lo mismo cuando las personas lo probaban por primera vez. No aguantó mas la risa y soltó una gran carcajada.

-¡Eres malvada!- Saltó Mei casi gritando, pero con gracia en sus palabras

-Jajajaja. Eres igual que Jonghyun-Alice regañaba entre risas a Mei. Que rápido se habían hecho amigas

-¿Jonghyun?- Decía Mei mientras se limpiaba la boca – ¿Quienes es Jonghyun? Y que sepas que no me gusta el sushi-

-No, si ya lo he notado- dijo Alice mientras se sentaba correctamente en la silla- Verás, Jonghyun es mi novio, el amigo de Lee-

Mei se metió en la boca la última porción que quedaba. -Oye, no hemos hablado de eso. Es raro que me conozcas. Creo que Lee no debería haberte habaldo de mi, me da vergüenza…- Mei se sonrojó al pensar que de verdad tenia que ser importante para contárselo a sus amigos.

–Taemin no se calla nunca. Los chicos también lo saben. Pero que sea nuestro secreto ¿Vale?-

-¿Secreto?-  Preguntó Mei confusa….

–Si, si, ya hablareis vosotros. A lo que iba, me has recordado a Jonghyun-

-¿Por gritar como una loca o porque casi me atraganto con tu risa?- Le soltó una mirada asesina y después sonrió

–Más bien porque no te gusta el sushi- Añadió Alice –Pero no te culpo, no estas acostumbrada. Te contaré algo....En mi decimoséptimo cumpleaños los chicos estuvieron en casa, celebrando conmigo y los demás famliares....y esas cosas-

-¿Oye, cuantos “chicos” son?-

-No me interrumpas……A ver….. Los chicos se olvidaron de mi cumpleaños y de mi regalo, no es que me importara mucho lo del regalo, pero es que para mí era importante que se acordaran de mi cumpleaños. No me iba a quedar de brazos cruzados asi que les hice sufrir un poco. Ese día llovía, asique les dije a los porteros que no les dejaran entrar por un buen rato-

-Pero dime a quienes…-

-Calla, calla. Asique se quedaron bastante tiempo fuera- Alice hizo una pausa para respirar -Cuando les dejé entrar tenían hambre, asique le hice sufrir a Jognhyun. Los demás solo fueron a secarse un poco y Joghyun me saludó de lejos. Cogí un plato de sushi y me acerqué a el. Estaba algo avergonzado y se tocaba el pelo para quitarse el agua. Me pidió perdón y dijo que aun así quería darme un regalo. Asi que le pedí que se comiera el plato entero de sushi. Y....Puso la misma cara de asco que tú-

Empezó a reír  y Mei se quedó mirándola sonriendo.

-No es muy bonito que me compares así con tu novio- dijo ella también entre risas

-Anda venga, no te enfades-

-Tranquila. Pero sigo sin entenderlo...-

-Te preocupa el tema de Lee, ¿verdad?- Dijo Alice clavando su mirada en los ojos de Mei

-Un poco. Es algo raro ¿no crees? Osea, es que…no sé cómo explicarme. Es más ¿te das cuenta de lo irreal que es?.. Tu y  yo como amigas…nos conocimos ayer pero nos unen un par de amigos.  Amigos de los que solo conozco a uno, de hablar por una pagina. ¡Es irreal-

 

Alice se puso muy seria

-Entonces crees que te miente-

-No, no es eso….- dijo Mei

-Mei, estás diciendo que es raro. Si, puede que sea raro que una persona desconocida se acerque a ti y te haya invitado a comer, que una persona desconocida hable contigo porque es amiga de tu novio. Te conozco, ese chico de pelo largo ha hablado de ti todo el dia todos los días durante dos semanas, esperando que el día de ayer llegara. Se preocupaba de que….- Alice suspiró, se estaba yendo por otro sitio que no debía pisar -Si todo esto fuera una broma ¿No crees que nos estaríamos tomando demasiadas molestias?-

End Notes:

Gracis por leer! ^^^

Porfavor dejen comentarios con sugerencias. Me haria muy feliz TTuTT

End Notes:

Gracis por leer! ^^^

Porfavor dejen comentarios con sugerencias. Me haria muy feliz TTuTT

Regresar al índiceCapítulo 9 by HeavyLey

Mei entró en una especie de trance mental. Se sentía una mala persona por pensar que el amor que aquel chico le había dado podría ser mentira. Quizás ella no estaba tan convencida de que fuera del todo reciproco, quizás tenía alguna duda…Pero que tontería, ella estaba segura de que le quería.

Esa confianza que habían adquirido se había convertido en más que simple cariño. Claro que ella, como lo analizaba todo, quiso dejarlo pasar… era un continente de diferencia, una cultura, un todo. Cuando él se lo pidió ella se asustó, pero él seguía con la misma idea, y mira que ella había sacado toda la artillería pesada.

Sus conclusiones pesimistas y todo aquello que podía salir mal. Incluso con todas las decisiones que ella había tomado y sus normas estrictas, él había aceptado todo. Proponiendose algo duradero entre los dos.

Mei ya le había dejado todo claro y al ver que él lo aceptaba, decidió hacerlo también. Y desde entonces se habían convertido en algo más que amigos ¿Cómo después de aceptar todo, ella podía pensar que era una broma?

Alice miraba atentamente a Mei, la cual tenía la mirada perdida dirigida al suelo. Alice sabia deducir muy bien el pensamiento de las personas, y se hacia una vaga idea de todo lo que se  le estaría pasando por la cabeza. Quien iba a pensar que Alice siendo tan segura como es con las cosas, estuviera asustada con todo lo que le podría pasar a su nueva amiga a partir de ahora. Ella lo había vivido en persona… Mei no le daba pena, ni mucho menos. Alice solo estaba preocupada por el futuro incierto y difícil que iba a tener…

El silencio entre ellas no era para nada incomodo, pero sabía que se rompería de un momento a otro.

Mei dejó caer unas solitarias lágrimas que recorrieron su semblante hasta caer en sus labios. Levantó la vista lentamente y miró a Alice –Lo siento- Dijo con un hilo de voz…

-No te preocupes. Quizás no nos conozcamos de mucho, pero quiero que sepas que tus dudas, o cualquier cosa con lo que quieras desahogarte, lo puedes hacer conmigo-

Mei se secó las lagrimas y sonrió dulcemente para luego darle las gracias con un gran abrazo.

………………………………………….

Ni un alma en la calle, todo estaba tranquilo, y una furgoneta negra paraba por la puesta en rojo del semáforo. Los cinco chicos permanecían recostados unos sobre otros. La mayoría de ellos dormidos.

 

“La voz dulce” se mandaba mensajes con Alice, la cual acababa de llegar a casa e informaba de todo lo que había hecho esa tarde. A jonghyun no le gustaba aquello de que Taemin  no se lo hubiera dicho aún. Sabía perfectamente que en cualquier momento ella podría descubrirlo y sería mucho peor.

Taemin debía decírselo ya, entes de que ocasionara un revuelo. Alice se encargaría de que Mei no lo descubriera, y eso era un punto a su favor. Pero aun asi era algo que le estaban escondiendo, y no era bueno, nunca era bueno esconder cosas..... Taemin había tenido mucha suerte de que no la vieran con ella la pasada noche, pero…¿Hasta cuando le duraría esa suerte? No mucho, eso era seguro.

La furgoneta aparcó en la casa de las afueras de los chicos. De lunes a viernes se quedaban en un apartamento más pequeño, pero los fines de semana se hospedaban en aquella casa, donde todo era mucho más tranquilo. Los chicos que dormían se despertaron y salieron tambaleándose del coche. El manager les esperaba en la casa. Nuevamente para informarles del horario.

Onew a pesar de que estaba cansado escuchó todo atentamente. Era fácil. El fin de semana  por la mañana estaba todo ocupado, las tardes libres. El lunes todo el dia, el martes de nuevo por la mañana, el miércoles libre y el jueves no saldrían de casa, ensayo general… Y el viernes el gran y esperado estreno. El manager se llevó a Minho, Key y Taemin para hablar, pero los otros integrantes ya sabían de que iba a tratar la charla.

Debían posponer todas sus demás actividades esta semana. Key y Temin aceptaron, pero Minho se lo pensó dos veces. La filmación del programa en el que estaba participando no podía pararse así por las buenas. Pero el manager lo tenía todo controlado, asique Minho también acabó dando elvisto bueno. Después de esa charla le tocaba a Onew. Jonghyun y Key se dejaron caer sobre sus camas, Taemin se cambiaba y Minho se duchaba.

 

-Quiero que estés muy atento- Llamó el manager la atención de Onew, el cual se había perdido en sus pensamientos – He sido muy claro, y si he permitido esto es porque creo que necesitáis un poco de libertad-

-Y porque beneficia al grupo- Añadió algo disgustado Onew

–Ese es solo otro punto. Eso si, debo conocer a la chica-

-Dijiste que daba igual quien y como fuera- Decía Onew

– Si, pero tendremos que saber como es ¿Verdad? En este mundo no se pueden cometer errores. Y quiero que esté al tanto de todo. Las cosas se van a complicar. Si después de todo, ellos deciden seguir con su relación, entonces no habrá problema. Solo quiero que sepa a lo que se enfrenta-

Onew suspiró y se sentó en el sillón de cuero negro. Miró al techo y pasó su lengua por sus labios, estaban secos y tenia sed.

-Y encárgate de que mañana todos vayan a la hora prevista, no podemos perder ni un minuto-

Onew se levantó del asiento y se dirigió a la puerta del despacho

-Creo que la conocerá pronto- Añadió antes de salir por la puerta.

Ahora su mente solo estaba para descansar, asi que se olvidó de todo.

End Notes:

Muchas gracais por los comentarios. De verdad. Espero que no les esté resultando pesado, en el proximo capitulo habran cosas mas movidas, asique disfruten =)

End Notes:

Muchas gracais por los comentarios. De verdad. Espero que no les esté resultando pesado, en el proximo capitulo habran cosas mas movidas, asique disfruten =)

Regresar al índiceCapítulo 10 by HeavyLey
Author's Notes:

Bien, este capitulo me ha gustado como ha quedado. Espero les guste tambien. Muchas gracias por los comentarios, me gusta abrir esto y ver que perosnas a las que no conozco le gusta mi historia ^^ Mucas gracias. Disfruten

Author's Notes:

Bien, este capitulo me ha gustado como ha quedado. Espero les guste tambien. Muchas gracias por los comentarios, me gusta abrir esto y ver que perosnas a las que no conozco le gusta mi historia ^^ Mucas gracias. Disfruten

-Vendrás ¿Verdad?-

-Esto…yo...no sé. Creo que sería abusar de tu amabilidad, ya me invitaste a comer ayer. Además Lee me había enviado un mensaje para quedar, y…-

-Ese niño ya se me ha adelantado. Verás, es que hemos quedado todos-

-¿Todos? ¿Quien todos?-

-Ves, por eso debes venir. Para conocer a los chicos, van a ser tus amigos a partir de ahora. Yo había llamado a Jonghyun, y él dijo que sería bueno conocerte, asique todos vienen-

-¿No molestaré?-

-¡Ah! Como vas a molestar. ¡Si te han invitado ellos!-

-Vale, vale, no te enfades. Iré, pero no tengo ni idea de donde está el sitio ese-

-Es cierto, y tampoco sé dónde vives….¿Quedamos en la universidad?-

-Está bien-

-A las cuatro, después de comer-

-Vale, te veo allí-

Alice colgó primero y Mei se dejó caer en el sillón. Conocer a sus amigos… “Supongo que estará bien. Después de todo no conozco a mucha gente aquí y sería bueno relacionarme con más de dos personas”

Suspiró. En realidad planeaba pasar una tarde normal, en casa. Quería afinar sus instrumentos y ponerse a ensayar un poco. Pero las actividades en grupo siempre eran muchísimo mejor que quedarse sola ¿o no? Daba igual, tenía que ir igualmente asi que se  despreocuparía de todo.  Se miró a si misma. Todavía permanecía en pijama, si, desde que se levantó...y pronto seria la hora de comer…..¿ Y ahora que se prepararía?

Miró la nevera, solo quedaban un par de verduras, volvería a la tienda de abajo.

Se cambió y cogió el móvil y las llaves. Entró en la pequeña tienda, la cual estaba repleta de dibujos y pegatinas. Sin duda era un ultramarino. Miró detenidamente las latas que allí había. Cogió una de atún y compró algo de arroz. Miró algún que otro pastelito, pero había cogido poco dinero, asique solo llevó a pagar aquellas dos cosas.

Nadie parecía estar atendiendo, asique se giró para mirar varias veces alrededor por si había alguien, pero no parecía haber alguna persona alli.

-¿Hola?- Dijo sin alzar mucho la voz. Y de un pequeño cuarto con luz salió un chico con una bandeja de pan recién hecho.

-Perdona, estaba con esto-

-No pasa nada, yo solo quería llevarme estas cosas-

-Está bien-

Paguó sin ningún problema

Korea...K-Pop...K-Love? by HeavyLey

Korea...K-Pop...K-Love? by HeavyLey

Meily mantiene una relacion a distancia con alguien que no ha visto nunca. Ellos dos prometen estar juntos y conocerse en Korea,donde ella va a estudiar.  Kor

fanfic

es

https://fanfic.es/static/images/fanfic-korea-499-0.jpg

2024-03-14

 

Korea...K-Pop...K-Love? by HeavyLey
Korea...K-Pop...K-Love? by HeavyLey

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20