JUEGOS DEL DESTINO by Bellum

Fanfics en EspañolEl sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

 JUEGOS DEL DESTINO by Bellum
Summary:

UNA HISTORIA DE AMOR, TRAICION, RENCOR, VENGANZA,  ENREDOS Y DIVERSION.



Categories: ANIME/MANGA, NARUTO Characters: Ninguno

Generos: Accion/Aventura, Drama

Advertencias: Ninguno

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 5 Completed: No Word count: 10713 Read: 544 Published: 02/07/2013 Updated: 05/08/2013
Summary:

UNA HISTORIA DE AMOR, TRAICION, RENCOR, VENGANZA,  ENREDOS Y DIVERSION.



Categories: ANIME/MANGA, NARUTO Characters: Ninguno

Generos: Accion/Aventura, Drama

Advertencias: Ninguno

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 5 Completed: No Word count: 10713 Read: 544 Published: 02/07/2013 Updated: 05/08/2013
Story Notes:

SAKURA REGRESA A KONOHA DESPUES DE UNA MISION DE DOS AÑOS, VIENE ACOMPAÑADA.

LAZOS MUY FUERTES LAS UNEN.

 

EL MUNDO DE LOS UCHIHA CAMBIARA, Y HASTA KAKASHI SE VERA AFECTADO.

 

Story Notes:

SAKURA REGRESA A KONOHA DESPUES DE UNA MISION DE DOS AÑOS, VIENE ACOMPAÑADA.

LAZOS MUY FUERTES LAS UNEN.

 

EL MUNDO DE LOS UCHIHA CAMBIARA, Y HASTA KAKASHI SE VERA AFECTADO.

 

Capítulo 1 EL REGRESO by Bellum
Author's Notes:

UN NUEVO PERSONAJE ACOMPAÑA A SAKURA.

Author's Notes:

UN NUEVO PERSONAJE ACOMPAÑA A SAKURA.

JUEGOS DEL DESTINO

CAPITULO 1.- EL REGRESO

 

Habían pasado varios años desde que el equipo 7 se había separado, cada uno de sus integrantes había hecho una vida por su cuenta. 

Aunque la historia se remonta a un par de años atrás,  cuando Naruto encontró a Sasuke y logro hacer que regresara. Sakura estaba emocionada, pero sus sentimientos eran un montón de enredos.

No lograba entender que le sucedía,  tal vez seguía enamorada de Sasuke, o su corazón la traicionaba y ahora le pertenecía al rubio, o quizá...el ser la causa de la muerte de sus padres la hacía sentirse débil, idiota y además traidora.

Los días auguraban ser felices después de que el pelinegro regresara a Konoha y no sólo él, si no que también se había logrado limpiar el honor de Itachi, y había regresado junto a su hermano a la aldea.

Pero Sakura se sentía miserable, sentía un gran vacío en su interior, el ver morir a sus padres por su culpa, la hacía sentirse sucia.

Naruto y muchos otros intentaron hacer que la pelirosa entrara en razón, pero Sakura no dejo pasar a ninguno de la puerta. Ni siquiera a Kakashi, fue entonces cuando Tsunade decidió entregarle una misión.

Era un viaje muy largo, le tomaría 2 o 3 años poder lograr esa misión. Tsunade le dio la excusa perfecta para huir de su casa, de su Konoha, pero aún más importante, de Sasuke y Naruto.

 

 

TIEMPO ACTUAL

 

Falta mucho?? - preguntó una adorable pelinegra de ojos violáceos

Estamos por llegar - respondió una pelirosa

Eso dijiste hace tres días Sakura chan...y me parece como si estuviéramos caminando en círculos - decía la pelinegra con cara divertida

Para ti TODO son círculos Aria - respondió sin humor la pelirosa rodando sus ojos - tienes una pésima orientación

 

Sakura se giró para ver el rostro de su compañera de viaje, y no pudo contener una pequeña sonrisa, al ver como la pelinegra se reía de si misma.

 

Deberías de agradecerle a mi mala orientación - decía entre risas la chica

Agradecer??? que??  - preguntó incrédula Sakura -

 

Que gracias a mi encontramos aquella tienda con esas bolas de arroz DE-LI-CIO-SAS  que compramos al venir -

Es un chiste...- dijo la pelirosa, parándose en seco al escucharla - no tienes vergüenza verdad??

Acaso aun lo dudabas?? - dijo entre risas la chica

Sakura se veía radiante, era un poco más grande, pero ese par de años le habían sentado muy bien, se cabellera ahora lucía larga, y lucía una coleta baja, su cuerpo había cambiado mucho, moldeándose en los lugares exactos, luciendo un cuerpo esbelto y curvilíneo aunque sus ojos, tan verdes y hermosos ya no mostraban tanta alegría como antes. Usaba su típico traje, aunque ahora el rojo y el negro era lo que predominaba de su atuendo.

En cambio Aria, siempre tenía una sonrisa en sus labios, veía el lado bueno de todo, era pésima con las direcciones, pero era una guerrera excelente, aunque no le gustaba pelear, siempre se mantenía al margen de cualquier encuentro, excepto cuando Sakura corría peligro, siempre se protegían una a la otra. Ella tenía el cabello largo y tan negro como la noche, y poseía un par de ojos violáceos muy poco comunes, que veían más de lo que le gustaría a cualquiera. Era dos años menor que Sakura, usaba un pantalón negro que favorecía a las curvas de su cuerpo, una blusa morada y un chaleco que hacía afinar mucho su cintura. Tenía una figura delgada y estilizada, pero muy femenina.

Juntas podían robarle suspiros a cualquier hombre, y había más de uno que habían quedado prendidos de aquellas jóvenes con tan solo el poder de su mirada.

Ojos verdes como el jade, tan intensos y penetrantes capaces de desgarrarle el alma a cualquiera, y unos ojos violetas, que lograban atravesar el alma o lo que quedaba de ella.

 

Aquí estamos - Dijo la pelirosa - Konoha

 

De repente un grito fuerte fue escuchado por ambas mujeres, no era muy lejos de ahí, una mujer lanzaba gritos de terror a pocos metros de ellas.

 

gritos?? - preguntó Aria -esa es tu bienvenida después de dos años de ausencia??

Cállate Aria!! - gritó la pelirosa, corriendo hacia el origen de aquellos gritos.

 

FLASH BACK

 

Sakura se encontraba dolida por la partida de Sasuke, ya habían pasado cuatro años desde que el pelinegro los abandonara, y dos años desde la última vez que lo había visto y que había intentado matarla...si no hubiera sido por Naruto.

Naruto...siempre Naruto, siempre corriendo tras ella, protegiéndola todo el tiempo, por que ella era una inútil, una niña llorona y débil que sólo lograba hacer que los demás terminaran heridos por ella. Tan estúpida. (Pensaba la pelirosa)

La última misión había sido un fracaso total, terminando con Naruto envenenado por una daga que ella misma había preparado para Sasuke, la muy ingenua había creído que podría matarlo, fingir que nada había pasado, fingir que no sentía nada por él.

Que tonta había sido, siempre tan estúpida.

Pero lo último fue, cuando regreso de aquella misión... iba hacia su casa, cuando se percató del humo que salía en esa misma dirección.

Sakura corrió con todas sus fuerzas, sentía como si sus piernas se le fueran a desgarrar, y  vio entonces, su casa, envuelta en llamas.

La pelirosa se lanzó hacia la casa, escuchaba gritos aterradores provenientes de la casa, ¡¡sus padres estaban dentro!!

 

PAPA!!! MAMA!!! - gritaba con desesperación la pelirosa, pero cuando llegó fue detenida por Kakashi y Naruto, quienes la habían alcanzado.

Sakura se retorcía y golpeaba a su maestro con intención de zafarse de su agarre, su familia estaba adentro, estaban siendo quemados vivos.

Y fue cuando vio en la ventana de su cuarto a su madre...con su rostro cubierto de lágrimas, intentando escribir algo en la ventana, y cuando vio la desesperación de su hija, la mujer le dedico una tierna sonrisa hasta que las llamas la envolvieron.

La pelirosa gritó tanto que quedó muda varios días después. Nadie pudo hacer nada, nadie pudo detener el incendio, la casa había sido sellada con un jutsu, que no permitía a nadie salir o entrar, todo había sido inútil

 

FIN FLASH BACK

Sakura corrió como alma que lleva el diablo, al origen de los gritos, su alma se sintió estrujada desde que había escuchado el primer grito...un grito lleno de pánico, un grito lleno de dolor, igual que el de sus padres.

 

End Notes:

LA HISTORIA LA ESCRIBO AL MOMENTO ASI QUE SE ACEPTAN SUGERENCIAS.

End Notes:

LA HISTORIA LA ESCRIBO AL MOMENTO ASI QUE SE ACEPTAN SUGERENCIAS.

Regresar al índiceCapítulo 2 BIENVENIDA by Bellum
Author's Notes:

Sakura llega a la aldea de la Hoja, y va encontrando amigos de antaño...que pasado encierra a Sakura?? que es lo que esconde de Aria y por que la protege tanto??

Author's Notes:

Sakura llega a la aldea de la Hoja, y va encontrando amigos de antaño...que pasado encierra a Sakura?? que es lo que esconde de Aria y por que la protege tanto??

Capítulo anterior:

Sakura corrió como alma que lleva el diablo, al origen de los gritos, su alma se sintió estrujada desde que había escuchado el primer grito...un grito lleno de pánico, un grito lleno de dolor, igual que el de sus padres.

 

CAPITULO 2.- BIENVENIDA

 

Aria se quedó atrás, ya que la pelirosa había incrementado su chakra y lo había dirigido a sus piernas para ganar velocidad.

 

La entrada de Konoha está a unos metros…que será eso??- pensaba la pelirosa

 

Cuando llegó al origen de los gritos, vio a un ninja enemigo, sujetando del cabello a una joven conocida, la niña jaloneaba con todas sus fuerzas, mientras el ninja la mantenía bien sujeta y estiraba más su cabello causándole dolor.

Y a unos cuantos metros estaba un chico de gafas, tirado en el suelo con otro sujeto sentado arriba de él.

¡SUELTALA! – gritó una voz muy enfadada

Primero dame el pergamino, y dejaremos ir a tus amigos – dijo el que tenía a la chica

NO TENGO NINGUN PERGAMINO¡¡¡ - gritó el chico –

El ninja al escucharlo, tomó su kunai y lo pasó lentamente por la mejilla de la niña, rosando su piel, pero logrando hacer resbalar un hilillo de sangre de su mejilla. –sería una lástima marcar un rostro tan bonito…

NO¡¡ - gritaron ambos chicos

Pero justo en ese momento el ninja callo inconsciente, liberando en el acto a la chica.

Sa…Sakura – dijo la niña

Moegi…estás bien?? – preguntó preocupada la pelirosa

Moegi asintió lentamente, mientras con su mano se secaba las lágrimas.

Fue un segundo, lo que la pelirosa se descuidó para revisar a la niña, pero fue suficiente para que un tercer ninja lanzara unos sellos explosivos contra el único chico libre.

CUIDADO¡¡ gritó el de gafas.

Pero de la nada, Aria saltó sobre el jovencito, cayendo ambos al suelo, y protegiéndolo con su cuerpo, en el mismo instante en que los sellos explotaban.

KONOHAMARU¡¡¡ -grito Moegi

Sakura golpeó al tipo, inmovilizándolo, ya solo quedaba uno, aquel que estaba sentado sobre Udon.

El ninja no sabía que hacer, con mano temblorosa empuño su kunai y lo colocó sobre la garganta del niño.

Yo no haría eso si fuera tu – amenazó la pelirosa

El ninja comenzó a dudar cada vez más, hasta que llegó Ebisu y lo noqueo, aprovechando que éste, estaba distraído con la pelirosa.

Quítate de encima¡¡¡ - gritó Konohamaru empujando a la persona que lo abrazaba para su protección

KONOHAMARU¡¡¡ ESTAS BIEN¡¡¡ - gritó Moegi sonriente

Eso parece – dijo Udon

Lo...lo siento – dijo Aria con una sonrisa apenada – te lastime?? En mi mente toda esta escena se vio diferente…no era mi intención caerte encima.

Konohamaru, estaba echando chispas, él quería ser el héroe, quería salvar a Moegi y Udon y demostrarles a todos, sobre todo a Naruto, que él podía ser el séptimo hokage, pero había llegado ese idiota y le había robado la gloria, tal vez protegiéndolo, pero quitándolo de la acción.

Tú¡¡…- quiso comenzar a gritar cuando se giró y vio a la chica frente a él, inmediatamente sintió que el calor le subía a la cabeza y sus mejillas ruborizaron al ver que estaba tan  cerca del rostro preocupado de ella.

Lo siento…discúlpame, no debí arrojarme así…pero los sellos – explicaba la pelinegra

No fue a propósito Konohamaru – dijo la pelirosa  divertida al ver la conmoción del chico – solo que a veces Ari no mide su fuerza…ni su potencia.

N-no n-no hay pro-problema – respondió titubeante Konohamaru, con sus mejillas encendidas y completamente perdido en la mirada de la chica.

Ari?? – preguntó sonriente Udon interesado

Mi compañera de viaje y amiga – explicó la pelirosa – su especialidad es la defensa…aunque ahora no le resultara tan bien

No creo que a él le haya molestado – comentó algo celosa Moegi, al ver lo idiotizado que había quedado Konohamaru con la chica – tal parece que lo esta disfrutando.

Moegi se fue en dirección a la aldea un poco molesta, con Udon detrás de ella.

Es un gusto conocerla señorita Ari – dijo Udon, despidiéndose de la chica

Es un gusto verla de nuevo señorita Sakura – saludó Ebisu – todos estarán muy contentos con su regreso.

No todos, pensó Sakura pero sonrió débilmente – quienes eran ellos?

Espías – respondió Ebisu – últimamente hay muchos enemigos en los alrededores de Konoha. A los chicos no se les permite salir, pero esta vez, fue por una emergencia.

Emergencia?? – preguntó Sakura  preocupada – que tipo de emergencia?

Se han terminado algunas de las plantas medicinales, Tsunade sama nos encargó buscar algunas – explicaba Ebisu – pero los chicos se desviaron y ya vieron lo que paso.

Ese de ahí preguntó por un pergamino – dijo Aria señalando a uno de los ninjas inconscientes

Nosotros investigaremos – dijo un chico que se encontraba observándolos sobre la rama de uno de los árboles – es un gusto verte de nuevo Sakura, la misión te tomo más tiempo del requerido.

Sakura sonrió – fue el tiempo justo Neji

Quien es ella?? – preguntó el ojiperla – la personas ajenas a Konoha no pueden pasar a la aldea.

Ella viene conmigo – respondió Sakura a la defensiva

Tendrá que ser interrogada primero – comentó Kiba, llegando por el otro lado y con intención de tomarla del brazo.

Si la tocas Kiba, olvidaré que te conozco, así que si fuera tú, ni siquiera me acercaría a ella – dijo Sakura molesta, colocándose sus guantes – además ella viene conmigo y es de toda mi confianza.

Confías tanto en ella?? – preguntó Neji interesado

Hasta mi vida – respondió la pelirosa sin dudarlo y mirando a Neji a los ojos – la cual ya ha salvado varias veces.

No tengo problema con eso Sakura chan – comentó la pelinegra sonriente – pueden preguntar lo que quieran.

Sakura la observó duramente y negó con la cabeza.

Esta bien…déjala tranquila Kiba – ordenó Neji – será tu responsabilidad Sakura pero,…si tan solo me da un indicio de que puede poner en riesgo a cualquiera de la aldea, me encargaré de ella personalmente y no te interpondrás.

De acuerdo – dijo Sakura

 

 

EN LA ALDEA

 

Hay algún lugar por aquí donde podamos comer? – preguntó la pelinegra

Acabas de comer – dijo Sakura rodando los ojos

En eso se escuchó un tipo de alarma, y la chica señaló en su brazo, una especie de reloj.

La alarma dice que es hora – dijo Aria con una sonrisa triunfal

Sakura suspiró, no se había dado cuenta del tiempo que había transcurrido desde que habían salido de la última aldea.

Hay un lugar donde venden el mejor ramen de Konoha – comentó Konohamaru quién las había seguido

Konohamaru…no deberías de andar buscando a Naru…- la pelirosa fue interrumpida por un grito

SAKURA CHAN¡¡¡ - gritaba el rubio – SAKURA CHAN¡¡¡

El rubio llego corriendo hasta donde se encontraba Sakura, y se lanzó hacia ella, dándole un abrazo. La pelirosa se había quedado inmóvil, no sabía que hacer, ni como comportarse ante esa demostración de afecto de Naruto.

No vuelvas a irte Sakura chan – dijo el rubio entre sollozos – creímos que no volveríamos a verte.

Solo fue una misión Naruto…no es como si me hubiera ido al fin del mundo – comento la pelirosa con una débil sonrisa

Fue mucho tiempo – dijo el rubio

 

Al ver el aprieto en el que Sakura se encontraba con su amigo, Aria decidió que lo mejor era dejarlos solos.

Y…en donde dices que esta ese lugar?? – le preguntó la pelinegra a Konohamaru

Por allá –respondió el chico sorprendido

Que te parece si vamos a comer…tu me dices donde esta y yo te invito- sugirió sonriente Aria al chico –

Konohamaru, muy nervioso asintió y se fue de ahí con la chica, dejando a Naruto y Sakura platicar.

La forma en la que te fuiste Sakura…tu cara, lo que pasó…yo – decía Naruto – estaba preocupado por ti

No importa Naruto…ya pasó…es pasado – dijo Sakura – no puedes dejar que el pasado afecte tu presente, siempre debes saludar a cada nuevo día con una sonrisa, sin importar lo malo que te haya pasado el día anterior.

Naruto sonrió ante tal declaración – eso no suena como tu

Tienes razón…- comentó la pelirosa – es el lema de Aria

Aria?? La chica que se fue con Konohamaru?? – preguntó Naruto mientras comenzaban a caminar hacia donde habían ido los chicos.

Si, ella exactamente – Sakura – ella fue la que me ayudó a salir del hoyo en el que me encontraba…siempre esta feliz, ve el lado bueno de todo.

Tendrá una vida perfecta…- dijo el rubio sarcásticamente – Sin complicaciones, ni miedos, ni pérdidas.

Cuando la conocí estaba por morir Naruto…estaba muy mal, creí que no lo lograría – comenzó a explicar la pelirosa con tristeza – su vida cambió en un día…pero aún así, cuando abrió los ojos, me sonrió y me dio las gracias. Jamás había conocido a alguien tan grande como ella.

 

Sasuke e Itachi están aquí – comentó de golpe el rubio cambiando de tema – Han comenzado a reconstruir su clan, por ahora solo están sus casas, pero…

No me interesa – respondió fríamente la pelirosa – no me importa nada que tenga que ver con él o su familia.

Sakura…lo que pasó…- dijo Naruto – no fue su culpa

Lo sé…- dijo Sakura – fue mía…

Tampoco es tu culpa Sakura – dijo Naruto – no siempre tenemos el control de las cosas…a veces sólo pasan y ya.

Yo se lo que pasó Naruto –comentó la pelirosa con dolor en su rostro y su voz temblorosa – y nada va a cambiar eso…ellos no van a regresar.

Tendrás que verlo tarde o temprano –dijo Naruto suspirando por la terquedad de la pelirosa

Espero que sea más tarde que temprano – comentó la pelirosa con media sonrisa – por ahora me acompañas conTsunade?? Tengo que informarle sobre mi misión.

Y la chica?? – preguntó Naruto –

Ella esta con Konohmaru…estará bien – respondió la pelirosa – además…le dije que si nos separábamos, la vería en la entrada del hospital.

 

 

 

UNA VEZ CON TSUNADE

 

Sabes que eso traerá problemas…no es así Sakura?? – preguntó la rubia –

Solo creo que necesita una familia…amigos que la cuiden – explicaba la pelirosa – no tiene a nadie Tsunade sama

Su familia era enemiga de Konoha – decía Tsunade llevándose una mano a la cabeza – como quieres que les explique que ahora estoy pensando en adoptar a una de ellos como una más de nosotros??

Diciendo que ella no es enemiga de nadie – dijo Sakura – ella sabía que yo era de Konoha y aún asi me ha cuidado y protegido todo el tiempo…es mi amiga…es mi hermana.

Los labios de Sakura dibujaron una sonrisa en su rostro, un tanto triste y a la vez feliz…una hermana…-susurróla pelirosa – es mi hermana pequeña

Tsunade suspiró al ver a su alumna, había cambiado mucho, la última vez que la vio estaba completamente destrozada, no tenía ganas de seguir, ni de vivir, y ahora estaba enfrente suyo, peleando por alguien…aferrándose a alguien como si su vida dependiera de ello. La rubia no sabía que significaba todo aquello, pero si podía ver, que no importaba el efecto que esa chica ejercía en Sakura, podía ver que le había devuelto las ganas de pelear, las ganas de vivir nuevamente. Al menos ahora, su alumna comenzaba a sonreír.

Si permito que se quede…le asignaré un equipo – comentó Tsunade fingiendo frialdad – dices que sabe pelear y defenderse, y justo ahora me falta un integrante para un nuevo equipo.

No le gusta pelear…nunca pelea, a menos que la situación lo amerite – dijo Sakura – ella es dulce…amable…siempre sonríe…y yo no quiero que pierda eso…no quiero que haga misiones, ni que este en riesgo…no quiero que se sienta como yo

Por que la proteges tanto Sakura?? – preguntó la Hokage

Por que me recuerda a mi…cuando llegue al equipo 7…cuando estábamos todos juntos y las cosas estaban bien. – explicó la pelirosa con nostalgia

Sakura chan??les falta mucho?? – preguntó el rubio interrumpiendo a las chicas

Se toca antes de entrar Naruto – lo reprendió Tsunade

No hay problema…ya terminamos – comentó Sakura

La pelirosa caminó hacia la puerta y antes de que pudiera salir, la rubia la detuvo.

Sakura – dijo la rubia – tráela mañana temprano, por favor…le presentare a sus compañeros.

 

EN LA ALDEA.

 

Aria se encontraba vagando por las calles de Konoha, después de comer, Ebisu había ido por el chico para ir a una nueva misión de recolección, por lo que se quedó sola.

 

Iba observando todo con grandes ojos, todo era nuevo para ella, las tiendas, el mundo de gente... pero justo al doblar la esquina, se golpeó fuertemente contra algo, lo cual la había desestabilizado y había caído de espaldas, aunque algo le había suavizado la caída.

Cuando abrió los ojos se encontró con cierto peligris sobre ella, con cara de asombro.

Los colores se le subieron al rostro a la pelinegra, al darse cuenta que justamente una de las manos del ninja copia había caído justamente sobre uno de sus senos…

Aria lo empujó rápidamente, y se puso de pie de un brinco..

Tu¡¡ eres un pervertido¡¡ - le dijo sin pensar la chica, mientras se encerraba en un  abrazo con sus brazos.

Yo…no – decía Kakashi – tu fuiste quien me golpeo¡¡ te atravesaste¡¡

y..yo.. – tartamudeo la chica – ese es mi problema…

no la habíamos visto por aquí antes señorita…- dijo Maito Gai con una sonrisa pícara en el rostro

y espero no verlo de nuevo – decía Aria mientras se alejaba rápidamente de los dos chicos

Vaya Kakashi…quisiera tener esa suerte y tropezar con bellezas como esa – comentó Gai con una sonrisa

Kakashi solamente rodó sus ojos y se levantó, tratando de ignorar a su compañero, aunque no a la chica, quien se le había hecho extrañamente familiar.

Mientras tanto aria siguió su camino, hasta que llego a un puente, caminó sobre él y se quedó a la mitad, giró hacia ambos lados,  y después se llevó una mano a la cabeza y suspiro…oficialmente estaba perdida.

se puede saber que haces?? – preguntó el ojiperla muy serio – cuando dije que te vigilaría...lo decía en serio

Aria giró sorprendida y le obsequió una dulce sonrisa – entonces debo agradecerte eso…por que estoy perdida…me puedes ayudar??

No soy niñera – dijo Neji molesto – ni guía de turistas

La sonrisa de la chica desapareció, casi por completo - podrías…al menos señalarme hacia donde ir?? Tengo que llegar al hospital..

Neji puso cara de fastidio y suspiró – ven…sígueme

Gracias¡¡ - dijo Aria emocionada  y dando saltitos  

No me las des…lo hago solo para que no andes husmeando por ahí – le respondió fríamente el ojiperla

 

Una vez que llegaron, la pelinegra logró visualizar a Sakura justo en la entrada un poco desesperada pero acompañada de Naruto.

 

Ahí esta Sakura chan¡¡ - dijo emocionada la chica, alejándose un par de pasos de Neji.

El ojiperla miraba con extrañeza a la chica, seguía pensando que no le agradaba tanta familiaridad de ella, hacia todos los demás.

Pero justo en ese momento, la pelinegra se giró sobre sus talones y regresó con él, se acercó, se colocó de puntitas y le dio un tierno beso en la mejilla, después le sonrió y le dijo..

Gracias¡¡ -

 

End Notes:

Siguiente capítulo....el REENCUENTRO

 

por fin Sakura se encuentra con Sasuke...que pasará?? por que no querra saber nada de él.

Y el equipo nuevo???  quienes serán los compañeros de la pelinegra?? descubranlo en el siguiente capítulo

End Notes:

Siguiente capítulo....el REENCUENTRO

 

por fin Sakura se encuentra con Sasuke...que pasará?? por que no querra saber nada de él.

Y el equipo nuevo???  quienes serán los compañeros de la pelinegra?? descubranlo en el siguiente capítulo

Regresar al índiceCapítulo 3 by Bellum
Author's Notes:

POR FIN SE ENCUENTRAN CARA A CARA SASUKE Y SAKURA...PERO..QUE TENDRÁ EN MENTE??

Y UN EQUIPO QUE LLEGARA AL DESASTRE..

Author's Notes:

POR FIN SE ENCUENTRAN CARA A CARA SASUKE Y SAKURA...PERO..QUE TENDRÁ EN MENTE??

Y UN EQUIPO QUE LLEGARA AL DESASTRE..

CAPITULO 3. REENCUENTRO

 

A LA MAÑANA SIGUIENTE

 

Date prisa Aria…tenemos que desayunar antes de irnos – dijo Sakura

Estas emocionada?? – preguntó la pelinegra – volverás a ver y platicar con todos tus amigos.

Debería estarlo??  - respondió sarcásticamente la pelirosa – Ayer hable con Naruto y no fue la gran cosa.

Aria solamente sonrió ante su comentario.

Que se supone que se hace en un equipo?? – preguntó la pelinegra – hablar?? Planear?? Pelear?? Sabes que no peleo, no me gusta.

Sakura lo pensó mucho, veía muchas imágenes en su cabeza, y no sabía bien como explicarlo.

Son amigos…personas que se cuidan unos a otros – terminó por decir – a menos que alguno tenga alguna loca venganza planeada…si no, se supone que se vuelven tu familia.

Interesante – sonrió victoriosa la pelinegra.- muy interesante.

Lleva tu bolsa – ordenó Sakura de repente – no quiero que si te mandan a alguna misión o inspección te  empieces a sentir mal

Sakura…eres mi amiga…no mi madre – recriminó la chica – no tienes que tomar ese papel…se cuidarme, no es como si mi condición fuera algo nuevo.

La última vez que me dijiste eso, terminaste internada en el hospital prácticamente en estado de coma – respondió la pelirosa mirando a los ojos a la pelinegra – así que, solo haz lo que te digo quieres??

Claro mamá…- dijo Aria con un gesto burlón – a que edad me tuviste?? A los 2 o 3 años?? No sabía que las niñas a esa edad podían procrear…

Sakura sonrió ante su bobo comentario, ella siempre tenía ese efecto en ella, la hacía reír, era una chica buena, pero también tenía sus días de sarcasmo, y algunos de terquedad. La pelirosa era tan solo 3 años mayor que ella, por eso de aquella broma.

Tenía 3 – dijo Sakura sonriente – la medicina ya estaba muy adelantada para entonces…tomaron muestras de un mono, para poder formarte.

Jajajaja – se carcajeo Aria – papá fue un mono??? Uy madre…pero que malos gustos tenías…espero que te hayan mejorado en este tiempo.

Ambas se vieron a los ojos, y comenzaron a reír. Después se alistaron y salieron juntas rumbo al hospital.

No se supone que debería de ir a la torre algo?? – preguntó confusa la pelinegra Free Games for Mac, Free Games for ipad and Free Games for Iphone, without in app purchases or something like that Free Browser Games

No, Tsunade me está esperando en el hospital, y decidió, que era mejor presentarte al equipo ahí mismo. -  explicó Sakura – le faltan muchos doctores.

Buenos días – dijo Sakura antes de entrar a la oficina de la rubia –

Adelante Sakura – contesto la rubia – y bien, aquí están las dos, así que tú eres ella

Ella?? – preguntó la pelinegra – Soy un ella?? Sin nombre ni nada…genial

Ryuzaki Aria, tu familia debe odiar mucho Konoha – dijo la rubia – un Ryuzaki asesinó a Sakumo, conocido como el colmillo blanco de Konoha.

Sakura abrió sus ojos como platos, al darse cuenta de la persona que había mencionado la rubia, no era otro que el padre de su antiguo sensei…Kakashi.

La pelinegra se estremeció y se colocó en estado de alerta, no le gustaba escuchar hablar a la gente de esa manera, al menos no de su familia. – prefiero no hablar de mi familia, si no le importa

Ya veo – dijo Tsunade – bien, Sakura, pasa con Ino por favor, ella te indicará tu oficina, serás la doctora encargada de las guardias de hoy, dentro de un rato te enviaré un asistente.

Claro – respondió la pelirosa, mientras salía lentamente de la oficina de su maestra y veía de reojo a su amiga.

En cuanto a ti…- comenzó a decir la rubia – Sakura me dijo tu condición

La pelinegra se sentía con la guardia baja, era como si la rubia pudiera ver dentro de ella y eso no le gustaba, no le agradaba sentirse vulnerable, de hecho, siempre había detestado esa sensación.

Y eso no me importa… – dijo la rubia – escucha, quiero hacer un equipo, y tengo a dos ninjas para eso, ambos integrantes son buenos, excelentes diría yo, pero su temperamento y su…manera de hacer equipo no es…la mejor.

Es un equipo problema?? – preguntó Aria – es lo que quiere decir?

Lo que quiero decir es…que son muy diferentes –dijo Tsunade- pero…confío en que me puedas ayudar a unificarlos.

Quiere que yo haga que trabajen en equipo?? – pregunto dudosa la pelinegra – Quien dice que puedo hacer eso? No…espere, como piensa que puedo hacer eso??

Sakura…dice que ves el lado bueno de todo…pues bien – dijo la Hokage – esa será tu misión, hacer que trabajen en equipo,  que los tres se conviertan en una sola persona.

Es una broma?? – preguntó la chica – Sakura le pago por esto?

La rubia sonrió – a mi nadie me paga nada, y solo te daré un consejo, nunca y escúchame bien, NUNCA menciones tu apellido, tu eres y serás solamente Aria.

 

CON SAKURA

La pelirosa estaba sentada detrás de su escritorio, checando papeles y archivos muertos. Definitivamente tendría que hacer muchos cambios, solo que primero, tendría que esperar a la persona asignada como su asistente, para que le ayudara con el trabajo, era demasiado para una sola persona.

Ino toco a la puerta de Sakura.

Sakura…lo siento pero debo retirarme, me toca guardia en urgencias – se excusaba la Yamanaka – tu asistente ya viene…debería de estar aquí en unos 5 minutos.

Claro Ino, no te preocupes – respondió Sakura – me las arreglare

 

5 minutos más tarde

 

Sakura había quedado totalmente absorbida por uno de los expedientes, y ni siquiera percibió que estaba siendo observada con detenimiento, hasta que algo la hizo levantar la vista del archivo.

Sasuke?? – dijo Sakura asombrada – que estas haciendo aquí?

Trabajando..- respondió de mala gana el pelinegro

Trabajando?? – preguntó incrédula – en que o de que?

Pues todo parece indicar que como tu asistente -  respondió el Uchiha menor

Esto debe ser una broma…- comentó la pelirosa  –

Acaso ves que me este riendo? – preguntó el pelinegro

Sakura cerró los ojos y suspiró…- esto será un largo día.

Pasaron varias horas sin hablar, solo moviendo las cosas de lugar. Sakura solo hablaba cuando tenía que dar una indicación al Uchiha, y éste solo asentía con la cabeza y hacia lo que la pelirosa le decía, cuando todo pareció en su lugar, Sakura casi sonrió con el triunfo de haber sobrevivido unas horas con Sasuke en la misma habitación. Así que, recargo su cadera en el escritorio, quedando justo frente al pelinegro, y dejó escapar un pequeño suspiro de satisfacción al ver el trabajo terminado.

Te vi cuando llegaste – rompió el silencio Sasuke

Ha si? – preguntó Sakura sin mucho interés y con la cabeza gacha.

Te ves diferente – dijo Sasuke – mas linda

El color se le subió a Sakura a las mejillas súbitamente, y abrió los ojos como platos, la única ventaja era que estaba con su mirada hacia el suelo, así que intentó recomponerse antes de responder.

No me hagas reír Sasuke – fingió frialdad la pelirosa en sus palabras – que la comedia no te va

Quién dijo que bromeaba?? – pregunto muy serio – lo decía de verdad.

Sakura fue levantando su cabeza lentamente, solo para encontrarse a unos pocos centímetros del Uchiha. En que momento se había movido?? Como había llegado tan cerca y ni siquiera sentirlo??. Sasuke le sacaba una cabeza a la pelirosa, por lo que  Sakura tuvo que levantar la cabeza para poder mirarlo a los ojos, así como Sasuke, se agachó ligeramente.

Sakura se estremeció al sentirlo tan cerca, jamás pensó que aún pudiera ejercer ese efecto sobre ella.

Terminamos con esto – soltó la pelirosa de golpe empujando a Sasuke lejos de ella– puedes irte.

Que vas a hacer?? Te invito a comer – soltó el pelinegro con media sonrisa

No gracias – respondió Sakura con desdén – me iré a casa, me daré una ducha y descansare de todo esto.

Una ducha?? – preguntó incrédulo el pelinegro

Si, una ducha – respondió Sakura de mala manera – ya sabes, jabón…shampoo…agua tibia??

Desnuda…con el agua recorriendo cada centímetro de tu piel - comentó Sasuke notando el rubor en las mejillas de Sakura – se lo que es una ducha y el proceso que lleva Sakura…te puedo ayudar…después de todo soy tu “asistente” personal

Un montón de ideas pasaron por la cabeza de Sakura en ese momento. Se quedó totalmente helada, ante las insinuaciones del Uchiha, y peor aún ante su comentario, ¿desnuda? ¿Qué rayos significaba eso? Y ¿por qué de repente tenía tanto interés en ella?

Vete a tu casa Sasuke y déjame tranquila – termino por decir la pelirosa, saliendo a toda prisa de la oficina.

El Uchiha salió a toda prisa detrás de ella, hasta que la detuvo por el brazo.

Me vas a decir ahora que no te intereso? – preguntó Sasuke sonriendo – por favor Sakura…de niños vivías persiguiéndome

De niños…- dijo Sakura con rencor en su voz – yo era idiota.

Las comisuras de la boca de Sasuke se elevaron lentamente – de niños…me dijiste que me amabas…eso también cambió??

Todo en mi cambió Sasuke – dijo la pelirosa con desden – cambió el como te veía, cambió mi forma de ser…cambié…en muchos aspectos.

Sakura…solo te estoy invitando a comer…no te estoy invitado a una eternidad juntos. – soltó de golpe el Uchiha

Y yo te estoy diciendo que no estoy interesada, ni hoy…ni mañana…ni nunca Uchiha – dijo Sakura con su voz un poco más ronca de lo habitual – ahora…suéltame

Sasuke la soltó,  la pelirosa al verse libre, dio media vuelta y se fue.

 

Tsunade hizo esperar a la pelinegra en una oficina continua, mientras hablaba con los “nuevos” integrantes del equipo.

Aun sigues con eso?? – preguntó Kakashi – sabes bien, que ni él ni yo estamos dispuestos a trabajar juntos.

Tome una decisión Kakashi, y espero que la cumplan – dijo con voz autoritaria la rubia

Eso lo debo tomar como castigo por mis acciones?? – preguntó un pelinegro, de cabello largo y vestido de negro con un chaleco verde.

Tómalo como quieras Itachi – reprendió la vieja – ya me cansaron los dos, no importa a quién ponga en su equipo, siempre terminan ahuyentándolo, pero esta vez no será así.

Esta vez?? – preguntó Kakashi – ya conseguiste a otro ingenuo para esto??

Al menos les diste algún obsequio como gratificación? – comentó Itachi con media sonrisa

Ya callense los dos¡¡ - dijo molesta la rubia – esta vez, la persona que seleccione, está al tanto de ustedes, de lo que pueden hacer…los conoce, y espero que no sean muy rudos con ella.

Ella?? – preguntó Itachi – grandioso…esto es grandioso…ahora no solo quiere que hagamos equipo si no que nos pone a una niña en el equipo…nos viste caras de niñeras??

Aria¡¡  Pasa¡¡ - gritó la rubia

La pelinegra entró lentamente, se sentía un poco intimidada, después de lo que la rubia le había explicado con respecto a estos dos. Cuando entró, miró primero a Itachi, le pareció bien parecido, alto, con mala cara y no le gustaba que la estuviera inspeccionando de arriba abajo, después miro a Kakakshi y abrió sus ojos como platos.

El prevertido – susurró la pelinegra muy bajo, pero fue audible para ambos.

Itachi dejó escapar una sonrisa, y casi escupe a Tsunade cuando trato de reprimir la carcajada – Vaya…tu reputación te precede Kakashi…si que te conoce.

Kakashi se enfureció ante el comentario, y miró duramente a la chica.

Lo siento...yo no – Aria sentía que se estaba rebanando los sesos para tratar de hacer que olvidaran sus palabras – disculpa yo…

Por lo pronto, para que se vayan conociendo – dijo Tsunade – harán un recorrido de reconocimiento, quiero que inspección cada sección de los límites de Konoha…últimamente hemos tenido muchos espías y enemigos que buscan un punto débil. Quiero que hablen entre ustedes, que se conozcan, que vean sus habilidades y se complementen como uno.

Buscas imposibles – dijo Kakashi –

Van a hacer lo que les digo…o les quitaré sus libertades y serán los barrenderos oficiales de Konoha. – dijo molesta la Hokage

Creo que lo puedo intentar – dijo Itachi, un tanto nervioso

Y por favor…cuiden a su nueva compañera – dijo la rubia – si no quieren que Sakura los persiga el resto de sus vidas.

La pelinegra se sonrojó a más no poder, al escuchar la última indicación de la vieja.

 

 

End Notes:

POCO A POCO IRE CENTRANDO LA HISTORIA SOBRE SAKURA Y SASUKE, ESTE CAPITULO ES EL INICIO DE MUCHOS ROCES ENTRE ELLOS...QUE PASARÁ??

End Notes:

POCO A POCO IRE CENTRANDO LA HISTORIA SOBRE SAKURA Y SASUKE, ESTE CAPITULO ES EL INICIO DE MUCHOS ROCES ENTRE ELLOS...QUE PASARÁ??

Regresar al índiceCapítulo 4 SECRETOS by Bellum
Author's Notes:

mejor leanlo

Author's Notes:

mejor leanlo

CAPITULO 4 SECRETOS

 

Sakura estaba indignada, como era posible que Sasuke le hablara de esa manera??, acaso no decía que ella era una molestia, torpe y fastidiosa?? De donde venía eso de hacerle halagos y casi lanzársele encima??

Está jugando conmigo – dijo Sakura para sí – pero es un juego que pueden jugar 2

Mientras tanto, en otro lado, Kakashi, Itachi y Aria, salieron de la oficina de la vieja, para dirigirse a la misión de reconocimiento.

que es eso? – le preguntó Itachi a la chica

Una manzana – respondió la pelinegra con una sonrisa – quieres una??

Hace cuanto desayunaste?? – interrogó el pelinegro

La chica hizo rostro de estar analizando la pregunta, hasta que respondió, nuevamente sonriente – hace 3 horas con 25 minutos y 12 segundos.

Es en serio?? – preguntó Itachi con media sonrisa – llevas la cuenta tan exacta?

Esta cosa la lleva por mi – respondió Aria, señalando el extraño brazalete que portaba

Itachi lo miró extrañado, sin saber que pensar respecto a eso. al fin y al cabo, que gente loca portaba una alarma para indicarle el tiempo entre comidas?? De locos.

Podrían dejar de hablar de comida y concentrarse?? – reprendió Kakashi a ambos

Los tres se internaron profundo en el bosque hasta que Kakashi encontró un lugar donde podía dar algunas instrucciones.

Nos detenemos? – preguntó la chica – no estamos expuestos a un ataque sorpresa aquí??

Tal vez si no fueras tan lenta, abríamos avanzado más – le recriminó el peligris

Disculpa?? – dijo Aria indignada – estoy siguiendo tu paso¡¡¡ que tu seas una tortuga no es mi culpa¡¡

Estas más preocupada por la hora de comida que por la maldita misión – soltó enfadado el ninja copia

Tan solo me preguntó que era y yo le respondí¡¡ ahora resulta que arruiné la misión por que le ofrecí una manzana? – dijo Aria un tanto exasperada

Al menos sabes pelear no?? – dijo Itachi –

No peleo…no me gusta – respondió seria la pelinegra

Grandioso¡¡¡ en realidad grandioso¡¡ - dijo sarcásticamente el peligris – no sólo me dan trabajo de niñera si no ahora también tengo que cuidar tu inmundo trasero

Yo no te estoy pidiendo que me cuides…- dijo molesta la pelinegra – y no dije que no supiera pelear…dije que no me gusta hacerlo.

Si sabes pelear…entonces para que llevas dos mangos de espadas “sin” espadas?? – dijo Itachi – eso es raro.

Los ojos de Kakashi, inmediatamente se posaron sobre los mangos que llevaba sujetos en el lado izquierdo de su cadera, ambos eran delgados y estilizados, pero tenían un sello muy característico que para el ninja copia no habían pasado desapercibidos.

Son tuyos o los robaste? – preguntó Kakashi con un hilo de rencor o casi odio en su voz

Es herencia de mi familia – respondió Aria observando a los ojos a Kakashi (o al ojo) y colocando una de sus manos sobre ellas como protección.

Estas segura que es herencia?? – insistió el peligris – y esto que es??

Preguntó Kakashi, al mismo tiempo que jalaba con fuerza una pequeña bolsa que la chica llevaba atada a su cintura, haciéndola perder el equilibrio.

Itachi se reía de la escena, era como regresar a la escuela, y ver a dos niños abusivos atacar o acosar a una de sus compañeras.

DAME LA BOLSA¡¡ - soltó furiosa la pelinegra – no me hagas ir por ella¡¡

Inténtalo¡¡ - la retó el peligris

La pelinegra, se movió con agilidad, aunque no la suficiente para poder alcanzarla. Aunque en la pequeña discusión, Kakashi analizaba cada movimiento de la chica. Pronto quedaron cerca de un barranco, y la chica dio un par de pasos hacia atrás, viendo como Kakashi alargaba la mano que sostenía la bolsa y la acercaba al vacío.

Que era lo que mostraban los ojos de la chica?? Ira?? Cansancio? Miedo?, Kakashi trataba de adivinarlo, hasta que de repente, se sintió un rápido movimiento y una flecha pasó rosando la mejilla de la chica, logrando sacar un hilillo de sangre y dando certeramente en la bolsa. Un ruido de algo quebrándose se escuchó proveniente de la bolsa y un líquido extraño comenzó a salir de ella. Kakashi la soltó sin más, y se lanzó a contratacar a un ninja que se acercaba rápidamente hacia ellos, Aria corrió a la orilla del barranco para tratar de alcanzar la bolsa, pero fue detenida por Itachi.

Que crees que haces?? Estas loca?? Vas tras ella como si de ello dependiera tu vida¡¡ - dijo Itachi –

Como si lo fuera – respondió Aria con sus ojos clavados en el vacío

Un segundo hombre se fue contra Itachi y Aria, pero el pelinegro al querer atacar, hizo un movimiento brusco y empujó sin querer a la pelinegra, quien se precipitó al vacío.

Aria, soltó un grito ante tal sorpresa, no había visto venir ese movimiento y menos viniendo de un supuesto compañero de equipo. Intentó usar su chacra para detenerse, pero fue inútil, era como si las paredes hubieran sido selladas para evitar usar el chacra sobre ellas. Así que trató de reunir  fuerzas y esperó paciente mientras se acercaba al suelo a gran velocidad, y ya en el último segundo, realizo un jutsu de viento, y amortiguo la caída.

Kakashi, le dio indicaciones a Itachi, para que distrajera a ambos ninjas, e intentó bajar pero fue inútil, las paredes estaban selladas para cualquier tipo de chacra. Así que busco otra manera de bajar.

Habían pasado más de tres horas, cuando por fin el peligris logró encontrar a Aria. La chica estaba un poco magullada por algunos golpes, pero seguía en pie, sólo notó que se sostenía el hombro izquierdo con su mano derecha, lo que probablemente indicaba que se había lastimado. 

En realidad eres idiota – dijo Kakashi –

Aria se apoyó contra uno de los árboles, cerró sus ojos e inclinó su cabeza, le estaba dando la espalda a Kakashi.

A eso viniste? A llamarme idiota? – preguntó Aria, con su voz un tanto temblorosa – mejor ahórrate tus palabras

Se supone que estas molesta? – preguntó Kakashi – tú fuiste quien se cayó¡¡

No…fui a quien aventaron¡¡ - dijo molesta –

Y eso hace la diferencia?? – dijo el peligris – te caíste y punto¡¡

Que te hice?? – preguntó la pelinegra dándole la cara al ninja copia – ni siquiera te conocía antes de esto y me tratas peor que basura…te ofendí en algún momento??

Aparte de haberme llamadopervertido? – dijo sin atisbo de diversión el peligris

Es por eso?? Por lo que dije antes?? – preguntó incrédula la pelinegra

Es por eso – dijo Kakashi con voz ronca señalando el sello de lo que supuestamente eran espadas.

El sello de mi familia?- preguntó extrañada – que tiene que ver eso conmigo??

Eres una Ryuzaki – dijo con desdén el peligris –

Tu…como lo sabes?? – preguntó nerviosa la chica, mientras recordaba las palabras que la rubia le había dicho: NUNCA menciones tu apellido, tu eres y serás solamente Aria.

Ese es el sello que usaba aquel que asesino a mi padre – dijo Kakashi

Aria no parecía sorprendida, se quedó seria un momento, como analizando las palabras que iba a utilizar.

¿Y por eso me tratas así? – preguntó muy seria

¿Y todavía lo preguntas?? Eres una maldita zorra descendiente de asesinos – recriminó el ninja copia con odio en su voz

¿Entonces así es como debe ser??¿Yo debo pagar por la culpa de otros?? – preguntó con voz firme la chica – ¿tu venganza recaerá en mí solo por llevar  el apellido de un asesino?

Kakashi se enfureció y la empujó contra una pared de roca que estaba detrás de ellos, después colocó su mano en el cuello de la chica y la presionó contra la piedra, pero Aria no se había movido, ni siquiera había hecho el intento de defenderse.

Sabes el nombre del asesino? – preguntó Aria mirándolo fijamente.

Ryuzaki, Kuro – respondió el peligris, tratando de luchar por no cerrar su mano en la garganta de ella

Hazlo – lo retó, mientras su rostro se veía tranquilo pero con algo sombrío en sus ojos, esperando que el peligris realmente la asesinara – si con eso ayudo a curar tus heridas por la muerte de tu padre hazlo…tal vez con eso también contribuyas a curar las mías, aunque le harías un favor a él.

Kakashi la soltó inmediatamente al escuchar esas palabras. – que quieres decir con eso? que parentesco tienes con Kuro?

No te importa – dijo ella – no tengo por qué dar explicaciones de mis palabras o acciones…y él, era mi abuelo.

Era?? Esta muerto? – preguntó con interés

No, él vive aún – respondió ella

Pero dijiste hace un momento que “era” tu abuelo – preguntó insistente el peligris

Acaso te importa eso?? – le preguntó – de cualquier manera tu venganza terminara sobre mí no?? Al ser Ryuzaki merezco cargar con las culpas de mi familia no??

Escucha…si tu… - comenzó a explicar Kakashi cuando fue interrumpido

Ya déjame tranquila – dijo la pelinegra cansada – solo…quiero regresar a la aldea…le diré a Tsunade que esto fue una mala idea…ya puedes estar contento, después de que me echen de Konoha, podrás tener tu venganza si aún la quieres y puedes estar seguro que no voy a defenderme.

La aldea no queda hacia haya…- dijo Kakashi – es por acá

El peligris se giró sobre sus talones y comenzó a caminar, solo se detuvo unos minutos, para cerciorarse de que la chica lo seguía. Era un camino difícil, pero en ningún momento le brindó su ayuda a la chica, él estaba totalmente concentrado en el hecho de que no la quería en el equipo, que era una molestia y que se desharía de ella en la primera oportunidad.

Aria comenzaba a sentirse cada vez peor, estaba débil, sentía un sudor frío, y su vista cada vez se hacía más borrosa. Se detuvo un momento, su respiración era agitada, y sus manos comenzaban a presentar ligeros temblores.

Ka…Kakashi?? – preguntó insegura la pelinegra – tendrás algún dulce o algo de comer?

Acaso me viste cara de tiendita de la esquina?? – dijo molesto el peligris sin siquiera voltear a verla – solo camina, y deja de preguntar estupideces.

Yo…lo…lo si-siento – comenzó a decir con dificultad la chica – ya no p-puedo co-continuar.

Kakashi sintió como si le hubiera sido arrojado un balde de agua fría. Se giró molesto para confrontarla, pero en ese mismo momento, vio como Aria caía sobre sus rodillas con aspecto deplorable. La chica como pudo, se recargó sobre el tronco de un árbol cercano y cerró los ojos.

El peligris se acercó a ella, y comenzó a revisarla, tendría heridas?? Tal vez alguna estaba envenenada y eso si sería un problema.

Que rayos te pasa?? – preguntó fríamente Kakashi

Creí que…Tsu-Tsunade sama les había dicho de mi condición -  dijo Aria

Que condición? – preguntó interesado el peligris – que eres nieta de cobardes asesinos?

Estoy enferma Kakashi – soltó la pelinegra – mi cuerpo no puede fabricar azucares adecuadamente, así que lo obtengo de otro lado, debo comer cada 3 o 4 horas, hay células en mi cuerpo que se encargan de destruir cualquier partícula de azúcar en mi sistema, y si no como rigurosamente cada cierto tiempo encuentran otra cosa en que entretenerse.

Como? Que pasa si no comes en ese tiempo? – preguntó Kakashi un tanto inquieto

Al no haber azúcar…estas células comienzan a destruir partes vitales de mi cuerpo. – explicó Aria – y “todas” mis partes son vitales, el hígado, pulmones, corazón, todo es susceptible.

Como sabes que esta tan mal? – preguntó Kakashi

Comienzo a sudar frío y a sentirme un tanto mareada al inicio – dijo la pelinegra – después, comienzo a temblar y luego pierdo el conocimiento.

Y no tienes algo para contrarrestar los efectos?? Una medicina o algo así. – comentó el peligris ahora si muy preocupado.

Lo tenía…en-mi-bol-sa – dijo la chica, poniendo énfasis en cada sílaba.

Fueron las últimas palabras que dijo la pelinegra antes de quedar inconsciente, Kakashi, se sentía culpable, él había tomado esa bolsa, él había comenzado todo, y ahora estaba ahí, con la chica totalmente fuera de combate por culpa suya.

El peligris estaba dando vueltas, hasta que vio un pequeño arbusto de bayas muy cerca, fue hacia él, pero luego, se percató de que sería muy difícil darle a comer eso si estaba inconsciente, así que, fue machacando las bayas en sus manos y el jugo lo vertió dentro de  su cantimplora y cuando estuvo seguro de tener suficiente jugo, fue hacia ella, colocó una mano bajo su cuello, e hizo hacia atrás un poco su cabeza, le abrió la boca y fue vertiendo poco a poco el jugo en su garganta, logrando hacer que la pelinegra tosiera de vez en cuando, pero haciendo que su respiración se fuera normalizando.

Después de eso, la colocó sobre su espalda y comenzó a caminar. Se sentía extraño, ella era su enemiga, era en quién pensaba dejar caer su venganza, pero también toda ella olía a vainilla, y ese aroma lo estaba envolviendo poco a poco, y comenzaba a nublarle las ideas. Y el peligris comenzó a sentir algo extraño en su estómago. El ninja copia iba distraído, cuando fue golpeado con fuerza por un desconocido, haciendo que ambos cayeran, golpeándose fuertemente contra el piso.

El peligris había tratado de absorber el golpe por completo, cubriendo parcialmente a la pelinegra, pero en un momento, la soltó, quedando separados por algún par de metros.

Kakashi se sentía fuera de combate, además que aquel hombre estaba usando un jutsu para inmovilizarlo, haciendo que quedara a su merced.

Acabemos contigo primero – dijo una voz misteriosa – si te dejo vivir, me podrías causar muchos problemas,  y no quiero interrupciones cuando me divierta con ella.

El chico, sacó un kunai y se quedó helado al escuchar una voz familiar.

Te mataré si te atreves a tocarlo¡¡ - se escuchó decir a cierta chica, mientras luchaba por ponerse de pie.

Kakashi se sorprendió al ver que Aria había recobrado el conocimiento, y más aún, que estaba ¿defendiéndolo??

Ni siquiera te puedes mover lindura…y aun así ¿te atreves a amenazarme?? – dijo el ninja quien era muy alto, de cabello castaño rojizo, ojos profundos de color miel, pero llenos de algo oscuro. – Ni siquiera puedes pelear…

¿Estas seguro?? – dijo desafiante la chica

El ojimiel fue rápido y lanzó un kunai sobre Kakashi, éste sólo cerró los ojos, pero pronto se escuchó un golpe sordo y el peligris jamás sintió el kunai clavarse en él.

Aria se había movido hábilmente y en sus manos sostenía ambos mangos, aunque ahora estaban conectados por sus extremos y dos grandes espadas de chacra salían de cada uno de ellos.

Kakashi estaba sorprendido, no sabía de donde había sacado la fuerza y mucho menos el chacra para protegerlo.

Vete Aria¡¡ - dijo Kakashi – no estás en condiciones de pelear¡¡

Lo siento…pero no soy de las que abandona a su equipo – dijo con algo de dificultad la chica.- aunque ese equipo seas tú.

El ojimiel era hábil, pelearon unos cuantos minutos, hasta que fue más rápido que ella, y logró sujetarla por el cuello, luego la golpeó contra un árbol, primero una, dos y hasta tres veces. Aria comenzó a sangrar de la parte de atrás de su cabeza, Kakashi podía ver la sangre recorriendo el cuello de la chica.

El ojimiel, la levantó un poco, haciendo que los pies de la pelinegra no pudieran tocar el suelo. Después, acercó sus labios al oído de la chica y le susurró algo, el peligris no pudo escuchar que le había dicho, pero lo que hubiera sido, hizo el efecto que el ojimiel quería, Aria había palidecido y había abierto sus ojos como platos, y un temblor leve pero perceptible recorrió todo su cuerpo.

En ese instante, Itachi llegó e intentó golpear al ojimiel, aunque había fallado en su intento, pero había logrado que soltara a la chica. Aria había caído duramente sobre el suelo, y comenzó a toser pero su saliva estaba manchada con un poco de sangre. El movimiento de Itachi había sido suficiente, para distraer a quien hubiese ejercido el jutsu sobre el peligris, haciendo que este, quedara libre.

Vaya…dos contra uno no es justo no crees? – comentó el ojimiel – nos veremos en otra ocasión…recuerda lo que te dije, será una cita preciosa

Ambos se quedaron, observando alrededor, notando que ya no había nadie, no había chacra ni nada que indicara que el enemigo seguía en los alrededores.

Debemos irnos – dijo Itachi, yendo hacia la chica intentando tomara en brazos.

Yo la llevo – dijo Kakashi

Yo puedo – discutió el pelinegro

Si claro…así como la lanzaste hacia el vacio?? – reprochó el peligris –

¿O así como tú?? ¿Que se te fue de las manos y la azotaste en el suelo?…- dijo Itachi – no estás en condiciones Kakashi, así que solo muévete.

Ya basta¡¡ - gritó la chica, antes de quedar inconsciente

Itachi la llevó en brazos el resto del camino hacia el hospital. Cuando llegaron Sakura se precipitó hacia ellos, y pidió una camilla de emergencia, ambos se quedaron en la sala de urgencias, viendo como la pelirosa e Ino, desparecían con la pelinegra por uno de los pasillos.

JUEGOS DEL DESTINO by Bellum

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fanfic.es/viewstory.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20