Jinchuriki Angel y Demonio by Darkhellsoul

Fanfics en EspañolEl sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

 Jinchuriki Angel y Demonio by Darkhellsoul
Summary:

Naruto descubre luego de escapar de la muerte, la verdad sobre el odio de la aldea hacia el y quien eran sus padres, tambien encuentra a un inesperado maestro que el enseñara, a usar todo su poder ademas de enseñarle un estilo perdido de Taijutsu. Pero el odio que le tienen es demasiado obligandolo a salir de la aldea, en compañia de la unica persona que realmente lo quiere.

Durante su viaje conocera a otras personas, que le ayudaran a comprender mejor el mundo que le rodea.

Naruto se convertira en un angel o en demonio, solo el destino y el tiempo lo saben.



Categories: NARUTO Characters: Ninguno

Generos: Accion/Aventura

Advertencias: Lenguaje Obsceno

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 59 Completed: No Word count: 134656 Read: 43251 Published: 18/06/2013 Updated: 17/10/2013
Summary:

Naruto descubre luego de escapar de la muerte, la verdad sobre el odio de la aldea hacia el y quien eran sus padres, tambien encuentra a un inesperado maestro que el enseñara, a usar todo su poder ademas de enseñarle un estilo perdido de Taijutsu. Pero el odio que le tienen es demasiado obligandolo a salir de la aldea, en compañia de la unica persona que realmente lo quiere.

Durante su viaje conocera a otras personas, que le ayudaran a comprender mejor el mundo que le rodea.

Naruto se convertira en un angel o en demonio, solo el destino y el tiempo lo saben.



Categories: NARUTO Characters: Ninguno

Generos: Accion/Aventura

Advertencias: Lenguaje Obsceno

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 59 Completed: No Word count: 134656 Read: 43251 Published: 18/06/2013 Updated: 17/10/2013 Capítulo 1 Feliz Cumpleaños by Darkhellsoul

Capitulo 1 Feliz Cumpleaños.

 

Un niño de casi 10 años caminaba deprimido por las calles de su aldea nadie le prestaba atención, de hecho todos lo odiaban, no tenía ningún amigo, lo más cercano a una familia era el personal de su restaurante favorito el Ichiraku’s Ramen, el único lugar donde lo recibían bien, todo el resto del pueblo lo odiaba, lo malo, que él se daba cuenta.

Llego la fecha que mas odiaba había llegado, su cumpleaños, ese día fue a la academia ninja como siempre lo único que quería que acabaran luego las clases, y no porque sus padres le esperarían con una gran fiesta de cumpleaños, con todos sus amigos y familiares, ya que él era huérfano y vivía solo, ningún chico en la academia se le acercaba, salvo aquella niña rara de ojos color perla, aunque nunca pasaba del hola Naruto-kun, ya que se ponía roja como tomate y se ponía a jugar con sus dedos, bajando la vista y eso cuando no se desmayaba, hubiera sido agradable tenerla de amiga, si no fuera porque era rara, o eso creía el chico.

Apenas terminaron las clases el chico huyo hacia el bosque aunque no tenia carpa o algún saco de dormir, era preferible dormir ha raso pasando frio a recibir toda clase de golpes e insultos sin saber por qué motivo lo golpeaban sin piedad.

Llego donde iba a quedarse cuando sintió que alguien se acercaba, estaba espantado aterrado ya lo habían encontrado y no tardarían en comenzar a golpearlo. Pero no era lo que pensaba, de repente salió frente a él, la chica rara.

-Na…ru…to…kun-dijo tartamudeando la chica.

-¿Qué quieres aquí Hinata?-dijo molesto el rubio- Tu familia debe de estar preocupada por ti y si te ven conmigo te podrían regañar bien fuerte-termino de decir triste el rubio.

-Yo…esto…ven…vengo…-de pronto la chica tomo aire y dijo a lo que venía de repente-vengo a darte un regalo de cumpleaños.

-¿Un…regalo…para mí?-dijo sorprendido el chico.

-Esto…si…Naruto-kun-dijo la chica y le paso un pequeño paquete-espero te guste.

-No tenias por qué molestarte-dijo Naruto con una gran sonrisa, a diferencia de las sonrisas que daba a diario esta era diferente irradiaba una alegría que nunca nadie había visto-pero ¿Cómo supiste que hoy era mi cumpleaños?

-Pues…veras Naruto-kun-comenzó a hablar Hinata perdiendo poco a poco su timidez natural-todo…todo comenzó hace dos días cuando escuche a dos maestros…decir que pronto seria el día…del chico zorro, después fui a la sala de maestro cuando nadie estaba…y ahí encontré tu fecha de cumpleaños-termino de decir la chica con una sonrisa.

El chico abrió su primer regalo de cumpleaños en toda su vida y encontró una caja de chocolates en forma de corazón.

-Gracias Hinata, no tenias por qué molestarte-dijo emocionado el rubio.

-No…no tienes porque…agradecerme Naruto-kun-dijo tímidamente la pelinegra.

-Como no voy a agradecerte si es el primer regalo que recibo en mi vida-dijo el rubio abrazando a Hinata, quien al sentir el abrazo del rubio se desmayo.

Hinata estuvo inconsciente casi una hora, cuando despertó vio que Naruto la estaba cuidando.

-Hinata están deliciosos estos chocolates-comenzó a decir el rubio mientras los probaba-no quiero sonar grosero ni nada pero será mejor que te vayas.

-Pero, ¿Por qué Naruto-kun?-dijo triste la pelinegra.

-Hoy no es un buen día para que estés conmigo, además tu familia debe estar preocupada por ti.

-Entiendo, pero prométeme que mañana puedo sentarme contigo en la academia.

-Por supuesto, Hina-chan-dijo el rubio con una sonrisa.

La Hyuga no cabía en su felicidad, a Naruto le había gustado su regalo, la había abrazado, le había prometido que se sentaría con ella, y le había dicho Hina-chan. Al irse la pelinegra, unos hombres enmascarados que estaban ocultos esperando que el chico quedara solo, ya que reconocieron a la heredera del clan Hyuga y no querían problemas con Hiashi, aparecieron frente a Naruto.

-Llego tu hora maldito monstruo-dijo uno de los tipos.

-Te arrancaremos la cabeza y la llevaremos para que el pueblo celebre tu muerte-dijo el otro.

Sin previo aviso comenzaron a golpear al niño sin ninguna piedad.

-Pero…pero… ¿Por qué…me golpean? Yo no les he hecho nada-decía el chico en medio de las lágrimas.

-Porque eres un maldito demonio que debe morir-grito uno de los hombres.

-Solo por existir mereces la muerte, monstruo-dijo el segundo hombre

La conciencia del muchacho poco a poco se iban esfumando, el dolor iba desapareciendo para dar paso a la insensibilidad de la muerte, cuando de repente una conciencia poderosa y oscura hizo su aparición.

-“¿Quieres vivir?”-dijo una voz profunda en la mente casi inconsciente del rubio.

-“Si, quiero vivir”-dijo el rubio recuperando brevemente la luz de la vida.

-“Yo puedo hacerte más fuerte y salvarte”-dijo la voz

-“¿Quién eres y porque me ayudarías?-pregunto angustiado el chico.

-“Quiero ayudarte ya que si tu mueres yo también muero, digamos que es por conveniencia”-dijo la voz.

-“Ayúdame por favor te lo ruego”-dijo desesperado el rubio.

-“Como gustes”-respondió la voz.

De repente el maltrecho cuerpo del niño comenzó a cubrirse con un manto de chakra de color rojo, las heridas se curaban rápidamente, los huesos rotos se reparaban, los hombres dieron un par de pasos asustados por lo que ocurría, de repente el chico se levanto y tomo una postura de cuatro patas, sus ojos azules habían cambiado por unos ojos rojos sedientos de sangre. Los hombres iban a huir.

-¿Planean huir humanos inmundos?-dijo el rubio con una voz tétrica y poderosa.

Los hombres retrocedían espantados.

-Es más fácil atacar a un muchacho indefenso-dijo de nuevo el rubio con voz tenebrosa.

Los hombres retrocedieron hasta toparse con un árbol, del cuerpo del muchacho empezaron a salir unas colas, dos para ser precisos.

-No que iban a matar al muchacho y luego llevar su cabeza al pueblo para que celebraran su muerte-dijo el nuevo Naruto caminando lentamente hacia los hombres acorralados, los acechaba.

-Te lo ruego no nos mates-dijo uno de los hombres.

-¿Que no los mate?, jajajaja-dijo el rubio con su nueva voz, si su voz era tétrica su risa era al menos 100 veces más tétrica-no me hagan reír humanos, el chico les pidió clemencia y ustedes no se la dieron, ¿Por qué yo debería dársela?

Los hombres temblaban no podían articular palabra alguna, de pronto se oyó el grito de uno de los hombres, el hombre había perdido su brazo derecho, producto de un zarpazo del rubio.

-Disfrutare su sufrimiento, y desde hoy en adelante quien haga sufrir a mi Jinchuriki, tendrá que vérselas conmigo el gran Kyubi.

El tipo que perdió el brazo sangraba profusamente, el Kyubi se acerco a su compañero y de un poderoso zarpazo le corto la pierna izquierda, luego siguió con el otro sujeto cortándole el otro brazo, los tipos suplicaban, lloraban, pero el Kyubi no se detuvo hasta que no quedo nada de los sujetos solo sus partes esparcidas por el pequeño claro en medio del bosque.

-“Vamos chico debemos salir de aquí”-dijo el Kyubi en la mente del muchacho.

-“Si”-fue lo único que pudo decir el muchacho.

Una vez más el Kyubi tomo el control del cuerpo de Naruto y lo alejo de ahí donde nadie pudiera culparlo por lo que había ocurrido, cuando abandono el cuerpo del muchacho, el rubio sin  fuerzas cayó al piso inconsciente.

Un par de horas después el muchacho recobro el sentido, se encontraba en un hueco de un árbol antiguo.

-“Al fin despiertas chico”-dijo la voz que antes había hablado con el rubio.

-“¿Quién eres?”-pregunto el muchacho.

-“Me conocen por muchos nombres chico, pero creo que el que más usan es el de Kyubi”-contesto el zorro.

-“Pero el Yondaime, ¿no te mato?-dijo sorprendido Naruto.

-“Jajaja, eso les dijeron, jajaja, nadie puede matar a un Biju y menos al más poderoso de todos”-dijo el Kyubi.

-“Entonces ¿qué paso en realidad?”-dijo el rubio.

-“Tu padre no podía vencerme así que para salvar a esta asquerosa villa, hizo lo único que se le ocurrió me sello dentro de su propio hijo, antes de morir”-contesto el Kyubi.

-“Un momento dijiste, padre, pero ¿yo creía que el Yondaime te derroto?”-dijo confundido el rubio.

-“Eso es correcto el Yondaime me derroto-comenzó a explicar el Biju-el Yondaime es tu padre Naruto”.

-“Pero por que te sello en mi ¿acaso no me quería?”-dijo casi al borde de las lagrimas.

-“Me sello en ti porque confiaba que podrías ser un gran shinobi y lograrías controlar mi poder, ya que eras su hijo adorado.”

-“Entonces si me quería-dijo feliz el niño-y mi madre.”

-“Tu madre casi murió al momento en que me sacaron de ella, pero aun así fue a tratar de ayudar a tu padre y te salvo cuando quise eliminarte para que no me sellaran nuevamente”-explico el Kyubi.

-“Ya veo, pero ¿por qué saliste del cuerpo de mama?”-pregunto el rubio.

-“Porque un tipo me obligo y luego me controlo para que atacara la villa”-dijo el Biju.

-“O sea tu solo eres en parte culpable de que sea huérfano”-dijo Naruto.

-“Así es muchacho-contesto el zorro-te pido disculpas por quitarte a tus padres de hecho tu madre me caía muy bien.”

-“Entiendo, dime una cosa,  Kyubi ¿es tu nombre verdadero?”-pregunto el rubio.

-“No, no es mi nombre verdadero,  ¿Por qué lo preguntas?”-dijo el zorro.

-“Porque me gustaría poder llamarte por tu propio nombre”-contesto Naruto con una gran sonrisa.

-“Está bien te diré mi nombre, mi nombre es Kurama, soy el más fuerte de los Bijus, así que respétame muchacho”-contesto el Kyubi.

-“Esta bien Kurama”-dijo el rubio con otra sonrisa.

-“Naruto ¿quieres que te entrene? te convertiré en el shinobi mas fuerte.”

-“Si está bien, quiero ser más fuerte, para protegerme de los abusivos y protegerte a ti, a los del Ichiraku y también a Hina-chan.”

-“Esta bien Naruto durante dos años te entrenare y serás el mejor de todos-dijo con una sonrisa el zorro.”

-“¿Por qué solo por dos años?”-pregunto preocupado el rubio.

-“Porque después necesitaras realizar un viaje a la catarata de la verdad donde acabara tu entrenamiento”-explico Kurama.

-“Entiendo.”

-“Comenzaremos mañana después de la Academia, ahora descansa aquí nadie te molestara”-dijo el zorro.

-“Gracias Kurama”-dijo el rubio con una gran sonrisa.

El chico se durmió plácidamente hacía años que no dormía tan tranquilo el día de su cumpleaños.

Regresar al índiceCapítulo 2 Al Dia Siguiente. by Darkhellsoul

Capitulo 2 Al Día Siguiente.

 Naruto despertó al amanecer y se fue discretamente a la aldea y se dirigió a su departamento, donde encontró todo revuelto y destrozado, luego salió por la puerta de su departamento como si hubiera pasado la noche en el.

Al llegar cerca del mercado varios aldeanos lo vieron y comenzaron a arrojarle cosas.

-“Malditos desgraciados, como quisiera desquitarme una sola vez”-pensó el muchacho.

-“Yo te ayudare”-contesto el Kyubi.

El zorro hizo salir un poco del instinto asesino y cambio los ojos del rubio por sus ojos, los aldeanos al acercarse a Naruto notaron la sed de sangre y los ojos rojos y salieron huyendo.

-“Gracias Kurama, fue muy divertido verlos huir como conejos asustados”-dijo el rubio.

-“Que bueno que te gusto lo que hice, ahora bien puede que esto traiga problemas”-dijo el zorro.

-“¿Por qué lo dices?”

-“Tuve que liberar un poco de mi chakra y puede que aparezcan algunos ANBUS y te lleven donde el viejo, cuando te pregunten ¿Qué fue lo que paso? solo dile que ellos comenzaron a molestarte y te dio rabia, nada más”-dijo el Kyubi.

-“Entiendo y así lo hare”-dijo el rubio.

En eso cuatro ANBUS aparecieron frente al chico.

-Naruto Uzumaki, acompáñanos donde el Hokage-sama-dijo el jefe de los ANBUS.

El chico siguió a los ANBUS sin chistar, cuando llegaron al despacho del Hokage este lo saludo amablemente.

-¿Por qué traen a Naruto tan temprano hoy?-dijo el Hokage.

Un ANBU se acerco al Hokage y le susurro algo al oído, este frunció el ceño al oír lo que hizo el rubio.

-Naruto me puedes explicar ¿por qué asustaste a los aldeanos?-dijo serio el Hokage.

-Mmm, no se quizás porque hoy apenas me vieron me empezaron a tirar cosas, ya que ayer no pudieron usarme como saco de golpes-dijo molesto el rubio.

-Pero Naruto-dijo amablemente el Sandaime.

-Pero nada viejo, dime ¿Por qué nunca me dijiste quien era mi padre? O ¿Por qué está encerrado en mi cuerpo el Kyubi?-dijo molesto el rubio.

El viejo Hokage estaba sorprendido, el chico había averiguado la verdad y ahora no podía ocultársela más.

-Ustedes salgan, quiero hablar con Naruto a solas-ordeno el Hokage.

-¡¡ ¿Que me vas a decir?!! ¡¡ Alguna mentira piadosa que calme el dolor y el sufrimiento que he vivido desde que tengo uso de razón!!-comenzó a decir furioso el rubio- ¡¡Alguna justificación estúpida de porque mis padres murieron protegiendo a esta aldea de estúpidos y desgraciados!! ¡¡Alguna elaborada maraña de engaños de ¿por qué la aldea me odia por ser algo que no elegí?, dime maldita sea!!

-Naruto nada de lo que te diga cambiara el hecho de que has sufrido demasiado. Y nada de lo que te diga devolverá la vida a tus padres, y nada de lo que haga podrá hacer que la aldea te acepte.

-Entonces…entonces-dijo Naruto con lágrimas en los ojos-¿Por qué…porque… nunca me dijo quienes eran mis padres?

-Naruto lo hice para protegerte, ya que tus padres tenían muchos enemigos no solo fuera de la aldea sino que dentro de la aldea también.

-Bonita manera de protegerme-dijo de nuevo furioso el Uzumaki-dejar que los estúpidos aldeanos casi me mataran todos los meses o cuando se les pegara la regalada gana.

-Yo…yo no…no sabía de esos ataques-dijo angustiado el viejo.

-Como lo ibas a saber si quienes ayudaban a los aldeanos a golpearme eran tus mismos shinobi.

El Hokage parecía escandalizado, y de pronto se dio cuenta que lo que decía el rubio era cierto, nunca llegaban reportes de los ataques a Naruto, por que quienes los perpetraban estaban protegidos por shinobis  que nunca reportaban nada.

-Perdón Naruto, es lo único que puedo hacer, pedirte perdón-dijo de rodillas el Sandaime.

-No me pidas disculpas viejo-dijo calmándose un poco el rubio-ahora quiero que me hables sobre mi padre Minato Namikaze y sobre mi madre Kushina Uzumaki.

-Está bien Naruto-dijo el Hokage-pero creo que deberá ser mas tarde ya que debo entregarte algunas cosas que pertenecían a tus padres y se va haciendo tarde para que llegues a la Academia.

-De acuerdo a la hora del almuerzo vendré a escuchar sobre mis padres y no voy a aceptar un no como respuesta, y una cosa más, me importa un comino si a esa hora estas con el rey del mundo o Kami-sama, pero me recibirás ya que quiero saber de ellos y por lo menos saber donde están enterrados.

-De acuerdo Naruto, ahora anda a la Academia.

El rubio salió del despacho del Hokage y partió rápidamente a la Academia, al llegar vio a Hinata sola en un columpio.

-Hola Hina-Chan-dijo el rubio.

-Ho…hola Naruto-kun-dijo la pelinegra jugando con sus dedos.

-Vamos entremos al salón, sino nos regañaran-comento Naruto con una sonrisa y tomando a la Hyuga de la mano.

Al llegar al salón todos quedaron viendo como el rubio tomaba de la mano a Hinata y comenzaron a molestarlos.

-Naruto ama a Hinata-decían a coro casi todos en el salón.

-Hinata y Naruto son novios-ahora decían todos.

Los dos recién llegados estaban rojos de vergüenza, pero el rubio saco fuerzas de flaqueza y les contesto.

-Y que si somos novios, que les importa entrometidos, vamos Hina-chan.

Naruto jalo a la chica hasta la última corrida de asientos y se sentó al lado de Hinata que estaba más roja de lo habitual.

-¿Y cuándo es la boda?-dijo Ino.

-Cuando no te importa Ino-contesto el rubio molesto.

-No vas a invitarnos a la boda, jajaja-dijo Sakura.

-A ti no te invitaría a mi boda ni aunque fueras la última persona del mundo cabeza de chicle-dijo furioso el rubio.

-¿Que dices idiota?-dijo furiosa la peli rosa.

-¿Quien es mas idiota? Yo por decirte la verdad o tú que pasas todo el día detrás de Sasuke y él ni siquiera te dice hola.

Sakura quiso golpear a Naruto pero justo en ese momento entro el maestro.

-Veo que comenzamos temprano señor Uzumaki a crear problemas-dijo el maestro.

-Yo creo que usted llego tarde, por eso me dice que es temprano.

-Como te atreves mocoso insolente, fuera de mi clase.

-Sí, si, como diga sen…sei-dijo con sarcasmo el rubio.

-Dis…disculpe sensei…pero…pero Naruto-kun…-comenzó a decir la Hyuga y de repente su miedo se fue-Naruto-kun no ha hecho nada para que lo eche de la clase, solo contesto con el mismo tono que ellas usaron en el.

-Veo señorita Hyuga que quiere hacer de abogado del diablo-dijo el maestro-así que usted salga también de mi clase, yo no necesito alborotadores en mi clase.

-No tiene por que echar a Hinata de la clase-dijo Naruto-o quiere tener problemas con el padre de ella.

Maestro dio un paso atrás al oír mencionar al padre de la chica.

-Está bien puede quedarse señorita Hyuga, en cuanto a ti Uzumaki, sal de una vez de mi clase, ahora-dijo furioso el maestro.

-Si como diga-dijo fastidiado el rubio.

-Gracias Naruto-kun-dijo Hinata.

-No me des las gracias, yo siempre protegeré a las personas que quiero-dijo el rubio con gran dignidad.

-Ahora si ya termino de despedirse de su novia-dijo el maestro provocando la risa general- retírate Uzumaki.

-Si ya me voy.

El chico salió del salón y la clase comenzó, el rubio empezó a caminar hasta llegar al patio y se sentó en el columpio.

-“Parece que te hizo bien saber de la verdad”-dijo el zorro en la mente del chico.

-“Tienes razón Kurama”-contesto el rubio.

-“Dime la verdad, ¿Por qué defendiste a la chica?”-quiso saber el Kyubi.

-“La verdad es porque ella es la primera que se acerco a mi sin malas intenciones, además fue la primera en darme un regalo de cumpleaños, además…”-termino de decir abruptamente el chico.

-“Además es bonita, ¿no es así Naruto?”-dijo con una sonrisa el zorro.

-“Ella no es bonita-dijo molesto el rubio, luego continuo bajando la voz-ella es preciosa, la chica más hermosa del mundo.”

-“Es decir que te gusta”-dijo el zorro riendo.

El muchacho no contesto, ya que el sentimiento que empezaba a nacer en el era nuevo, nunca lo había sentido no sabía cómo definirlo, pero extrañamente ese nuevo sentimiento lo hacía sentir vivo y el estaría dispuesto a todo con tal de no perderlo.

-“Cambiando de tema”-dijo el zorro tratando de desviar la mente de Naruto hacia otro asunto.

-“¿Qué pasa?”-dijo el rubio.

-“Me encanto como te enfrentaste al viejo, la cara que puso no tiene precio”-dijo sonriendo el Kyubi.

-“Si tienes razón-contesto sonriendo el rubio-pero, ¿Qué será lo que quiere darme?”

-“No tengo idea”-contesto sinceramente el zorro.

-“Oye Kurama, ¿Qué clase de entrenamiento me darás?-dijo ansioso Naruto.

-“Te enseñare muchas cosas, a propósito cuando vayas a ver al viejo pídele algunos papeles especiales para chakra”-dijo Kurama.

-“Y si me dice ¿que para que los quiero?”-pregunto el rubio.

-“Simplemente dile que es para hacer una demostración, para subir tus calificaciones nada más”-contesto el zorro.

-“Esta bien y ¿para que los quieres?”

-“Los necesitamos para saber tus afinidades elementales, así podre enseñarte los Jutsus apropiados, y no serán Jutsus para principiantes, además te enseñare un verdadero Taijutsu, y con mi ayuda serás capaz de crear Genjutsu que rivalizaran con los de los Uchiha”-comento el Kyubi.

-“En serio me enseñaras todo eso”-dijo emocionado el rubio.

-“Si eso y mucho más te enseñare muchacho”-contesto sonriendo el zorro.

De pronto Naruto siente que le tocan el hombro.

-Disculpa Naruto-kun por molestarte-dijo Hinata y comenzó a irse.

-Tú nunca me molestaras Hina-chan-contesto con una sonrisa el rubio.

-¿En serio, Naruto-kun?-dijo roja la Hyuga.

-Por supuesto, Hinata, te repito, tu nunca me molestaras-dijo sonriendo el rubio.

-Gracias Naruto-kun-dijo la pelinegra abrazando al rubio.

Naruto sintió que su corazón comenzó a latir muy rápidamente, ¿que era este sentimiento?, se preguntaba el rubio una y otra vez, pero se dejo llevar y correspondió el abrazo. Estaban perdidos en su mundo cuando sonó el timbre para la siguiente clase. Comenzaron a caminar al salón de clases.

-Naruto-kun-dijo sonriendo la pelinegra-¿quieres almorzar conmigo hoy?

-La verdad me encantaría, Hina-chan, pero hoy no puedo, quede con el viejo Hokage para ir a hablar con él a la hora de almuerzo-explico el rubio.

-Si quieres puedo acompañarte y así cuando te desocupes almorzamos juntos-comento Hinata.

-La verdad Hinata, quiero ir solo ya que es algo serio lo que hablare con el viejo, y si algo sale mal no quiero que te involucres.

-Está bien-dijo triste la pelinegra.

-Pero no te preocupes, te prometo que mañana y el resto de la semana almorzare contigo-dijo sonriendo el rubio.

-En serio Naruto-kun ¿lo prometes?

-Por supuesto Hinata.

-Les agradezco señorita Hyuga y señor Uzumaki que nos honren con su presencia-dijo el maestro.

Toda la clase estallo en risas.

-Disculpe sensei-dijo la Hyuga muy roja.

Naruto solo paso al lado del maestro y tomo su asiento.

-Uzumaki-dijo el maestro con odio-¿te he dado permiso para entrar?

-Tampoco me ha dicho que no entre-dijo sin ninguna vergüenza el rubio.

-Sale Uzumaki, no permito la insolencia en mi clase-contesto el maestro.

-Como si me importara su estúpida clase-respondió el rubio.

-Pero Naruto-kun…-dijo Hinata

-No te preocupes, Hinata-respondió con una sonrisa-nos vemos en la tarde, para las clases después del almuerzo.

La chica solo bajo la vista y tomo su asiento, en silencio y totalmente abatida.

Regresar al índiceCapítulo 3 La conversacion y la Herencia. by Darkhellsoul

Capitulo 3 La conversación y La Herencia

 

El rubio no teniendo nada que hacer hasta después del almuerzo, se dirigió hasta el despacho del Hokage.

-Hola viejo-dijo el rubio sin ningún recato, afortunadamente el Hokage estaba totalmente solo.

-No se supone, ¿qué deberías estar en clases?-dijo el Hokage levantando una ceja.

-Eso se supone pero como me echaron de clase, no quise hacer el vago y decidí terminar nuestra conversación de esta mañana, pero si prefieres voy a pintar los rostros de piedra para hacer la hora-dijo el rubio, provocando la risa del anciano.

-Está bien Naruto-dijo el Hokage-¿Qué quieres saber?

Naruto pregunto sobre sus padres, y el Hokage respondió cada una de sus preguntas, en varios momentos el rubio derramo lagrimas sobre todo cuando el Hokage le conto como murieron. Después de dos horas hablando el Hokage miro a muchacho, el chico se había convertido a sus ojos en un adulto, sus lágrimas se habían secado y su mirada cambio de inocente a determinada y seria.

-¿Qué era lo que me ibas a dar viejo?-dijo el rubio.

El Hokage se acerco a su escritorio y saco un juego de llaves, un rollo de pergamino y una especie de libreta de ahorro.

-Esto es lo que te dejaron tus padres-comenzó a explicar el Hokage-primero la mansión Namikaze, estas son las llaves, segundo una cuenta de ahorro, esta es la libreta, y tercero este pergamino que contiene algunas técnicas del clan Namikaze.

-¿Donde se supone que esta la mansión Namikaze?-pregunto Naruto.

-Está cerca del complejo Hyuga unas cuantas calles al norte-respondió el Sandaime.

-Iré a verla más tarde, ¿en cuanto a las técnicas son las únicas que existen?-pregunto el rubio.

-No no son las únicas, de hecho estas son técnicas básicas, las demás técnicas del clan Namikaze, están en alguna parte de la mansión Namikaze, junto a los Jutsus y Fuinjutsu del clan Uzumaki. Una cosa más Naruto-continuo el Sandaime-no andes diciendo por todos lados de quien eres hijo, porque podría traerte muchos más problemas, ¿entendido?

-Entiendo, creo que me saltare las clases después del almuerzo e iré a ver la famosa Mansión, a propósito viejo no tendrás por ahí algunos papeles especiales para chakra, ya que tengo que dar una presentación para subir un poco mis calificaciones y no sé donde conseguirlos.

-En cuanto a los papeles toma-el Hokage le regalo 10 papeles de chakra.

- A propósito gracias por los papeles. Pero te hare una advertencia viejo, desde hoy en adelante me pienso defender, no dejare que vuelvan a golpearme.

De pronto algo inquieto al viejo Hokage.

-¿Naruto, tu no tuviste nada que ver con unos cuerpos que encontraron hoy en el bosque?-dijo preocupado por la respuesta el Hokage.

-¿Qué cuerpos, viejo? ¿Paso algo?-dijo el rubio.

-No, no paso nada Naruto-dijo el Sandaime más tranquilo.

-Bueno me voy viejo, nos vemos otro día-dijo el rubio saliendo de la oficina del Hokage.

-Naruto, por el trato que has recibido es casi inevitable que termines odiando a tu aldea como me gustaría poder evitar eso-dijo una vez solo el Hokage con total tristeza.

El rubio camino por la aldea recibiendo miradas de odio de todos los aldeanos, al llegar al complejo Hyuga unos guardias se le abalanzaron.

-Largo de aquí demonio-dijo uno de ellos.

-Vete demonio, nada tienes que hacer frente al honorable clan Hyuga-dijo el otro guardia.

-Solo estoy pasando por aquí malditos imbéciles-contesto Naruto siguiendo su camino.

Al llegar a la mansión no le llamo mucho la atención que el pasto estuviera largo y algunas enredaderas cubrieran la entrada total ya habían pasado diez años desde que alguien habitara ahí.

Salto la reja de entrada y camino hasta la puerta, uso la llave y entro en la sala, la mansión era enorme, fue revisando habitación por habitación, le sorprendió ver que un cuarto pequeño de la mansión era más grande que su departamento, subió al segundo piso llego al dormitorio principal y se sorprendió al ver una enorme fotografía de su padre abrazando a  su madre los dos riendo.

“Ojala hubiera podido conocerlos”-pensó con tristeza el rubio.

Al lado del dormitorio principal había un enorme cuarto pintado con colores para bebe, que en muchas partes la pintura se había levantado, en la entrada había un letrerito con forma de conejo que decía cuarto de Naruto-chan, al entrar vio una cuna de color celeste, armada y lista para recibir a un bebe, la mantita de color blanco que ya no era blanco por el polvo acumulado, en una de las paredes habían estanterías llenas de peluches, que el tiempo habían desteñido y en algunos casos destruidos, las lagrimas corrían por las mejillas del rubio, realmente sus padres esperaban con ansias su llegada.

-¿Por qué tuvieron que dejarme solo?-dijo casi en un grito el rubio.

Después de unos minutos de llorar mucho el rubio siguió con su inspección, llego a un cuarto cerrado trato de usar las llaves pero ninguna lo abría paso su mano por la puerta y una pequeña astilla hizo que sangrara, la sangre al tocar la madera, hizo que la puerta resplandeciera y se abriera finalmente.

Cuando entro a la habitación se dio cuenta que era el despacho de su padre, a diferencia del resto de la casa estaba como si no hubieran pasado diez años, el piso estaba reluciente, no había ni una pizca de polvo se acerco al escritorio y encontró una carta en uno de los cajones.

Al abrirla sus ojos se cubrieron de lágrimas, la carta decía así:

“Querido Naruto, si estás leyendo esto es porque no estoy con vida, no sé como moriré, pero quiero que sepas una cosa, tu eres lo más preciado para mi junto con tu madre, te pido que la cuides mucho, ya que yo los cuidare a ambos desde donde este.

Naruto dentro de esta habitación esta la historia de los clanes Uzumaki, que es el clan de tu madre, y el clan Namikaze, que es el mío, si algo nos pasara a tu madre y a mi tu serias el líder de ambos clanes, además en esta habitación hay un cuarto secreto que contiene todos los Jutsus del clan Namikaze, que por derecho te pertenecen, además de los Jutsus básicos e intermedios del clan Uzumaki, además de los libros de conocimiento del Fuinjutsu del clan Uzumaki, se que te estarás preguntando como entrar al cuarto, eso es fácil mi muchacho, solo tienes que sacar el libro de tapa azul que dice Historia de las aldeas perdidas, ahí aparecerá una puerta secreta y para abrirla debes escribir tu nombre con tu sangre.

Me hubiera encantado verte crecer, ver que travesuras hacías, conocer a tus novias y verte huir de la rabietas de tu mama, pero ten en cuenta algo, tu eres Naruto Namikaze Uzumaki, el hijo del Rayo amarillo de Konoha y del Habanero sangriento de Konoha(a propósito nunca le preguntes a tu madre por que le dicen el Habanero sangriento, si quieres saber por qué le dicen así, pregúntale al Sandime Hokage, a Jiraiya-sensei, o a Tsunade-sensei ellos te dirán) nadie cambiara el hecho que tus padres te aman. Free Games for Mac, Free Games for ipad and Free Games for Iphone, without in app purchases or something like that Free Browser Games

Me despido hijo mío esperando que cuando leas esto seas feliz junto a la persona que hayas escogido.

Te quiere tu padre

Minato Namikaze.”

El muchacho al leer la carta dos veces se puso a llorar como pocas veces en su vida, sus padres lo amaban, y de hecho lo amaban mucho, doblo la carta y la puso dentro de un bolsillo cerca de su corazón. Luego salió de la casa al patio trasero y le sorprendió ver un dojo, bastante más grande de los que conocía, al parecer le hacía falta algo de aseo pero la estructura en general estaba solida.

-“Kurama, ¿Qué te parece este lugar para que me entrenes?”-dijo el rubio.

-“Me parece bien solo que debemos limpiarlo un poco antes de comenzar”-comento el zorro.

-“Tienes razón, crees ¿que podremos limpiarlo hoy?”-pregunto Naruto.

-“Si creo que sí, pero antes debes sellar el despacho, solo como medida de precaución”-dijo el Kyubi.

-“Tienes razón nuevamente amigo, haremos esto primero cerraremos el despacho y luego iremos a mi departamento a buscar una escoba y algunos trapos para limpiar el dojo, ¿Qué te parece?-contesto con una sonrisa Naruto.

-“Hagámoslo”-respondió Kurama.

El rubio partió a cerrar el despacho de su padre y cerro la casa y partió rumbo a su departamento para buscar útiles de aseo.

Regresar al índiceCapítulo 4 Relato de Vida. by Darkhellsoul

Capitulo 4 Relato de Vida.

 

Al salir de su pequeño departamento con una escoba, un balde, algunos productos de limpieza y algunos trapos se topo de repente con alguien. Se levanto rápidamente y comenzó a coger las cosas, iba a tomar el último trapo cuando una blanca mano tomo el trapo y se lo paso.

-Disculpa…Naruto-kun-dijo la voz de la dueña de la mano blanca como la nieve.

-No tienes porque…-el chico siguió con la vista la mano y se encontró con el rojo rostro de Hinata-no tienes por qué disculparte Hina-chan, fue mi culpa por andar de despistado.

-Pero…

-No te preocupes Hina-chan-contesto el rubio con una sonrisa-a propósito, ¿no deberías estar en clases?

-Lo mismo que tu-dijo con un leve reproche la pelinegra-pero hoy no tuvimos clases en la tarde por que el maestro tuvo que atender un problema personal.

-Que bueno de la que me salve.

-¿A dónde vas con todas esas cosas?-pregunto curiosa la Hyuga.

-Voy a limpiar un lugar que…-el rubio no sabía que decir.

-“Dile que vas a limpiar un lugar que el anciano te presto para que entrenaras sin que te molestaran”-le dijo en la mente el Kyubi.

-Voy a limpiar un lugar que me prestó el Hokage para que pueda entrenar-contesto el rubio.

-“Está mintiendo”-pensó Hinata ya que lo conocía demasiado como para engañarla, pero le siguió el juego.

-¿Y donde es ese lugar Naruto-kun?-pregunto seria la Hyuga.

-“Ella sabe que estas mintiendo Naruto”-le dijo el Kyubi al rubio.

-“¿Tú crees?”-respondió Naruto.

-“Si, definitivamente sabe que le estas mintiendo”-aseguro el Kyubi.

-Es un lugar cerca de tu casa Hina-chan-contesto Naruto apartando la vista de Hinata y empezando a sudar.

-¿Puedo acompañarte Naruto-kun?-pidió Hinata.

-Por supuesto Hina-chan, por mi no hay problema, pero-su rostro alegre se ensombreció-pero cuando pasemos cerca de tu casa puede que tengas problemas si te ven caminando conmigo.

-Tienes razón-dijo Hinata triste, pero de repente se le ocurrió una idea-¿Qué lugar es Naruto-kun?

-Pues es en la mansión Namikaze, que queda a unas 5 calles al norte de tu casa.

-La conozco Naruto-kun-dijo Hinata con una sonrisa-si quieres podemos irnos por un lugar donde no pasaremos por delante de la mansión Hyuga, así vamos los dos ahora y te ayudo, me imagino que a limpiar.

-En serio Hina-chan eres la mejor-respondió el rubio abrazando a la pelinegra.

Los dos se fueron por un camino diferente al primero que había usado Naruto y para sorpresa del mismo, se demoraron menos y casi no se toparon con nadie, al entrar a la propiedad nadie los vio, cruzaron la casa y llegaron al dojo.

-Es enorme Naruto-kun-dijo asombrada Hinata.

-Sí pero solo limpiaremos lo necesario para que pueda usarse para entrenar, sino no acabaríamos nunca-dijo Naruto.

-Tienes razón Naruto-kun-dijo la pelinegra sonriendo.

-Hinata si yo te llamo Hina-chan ¿por qué no me dices de otra forma?-dijo el rubio.

-Está bien Naruto-kun, que te parece Naru-chan-dijo muy roja la Hyuga.

-Me parece bien, Hina-chan-dijo con una sonrisa el rubio.

Después de casi dos horas limpiando finalmente el dojo estaba usable.

-“¿Crees que debería hablarle sobre ti y mis padres?”-pregunto Naruto al Kyubi.

-“Eso tienes que verlo tu mocoso”-respondió el Kyubi.

-“Tienes razón Kurama, pero si le digo y huye, no sé si podre vivir si ella me ve con odio”-dijo el rubio asustado.

-“Solo te diré esto muchacho, si ella te quiere tanto como tú a ella no será problema para ella que tienes en tu interior, si se da lo contrario ella no merece tu cariño”-contesto el zorro.

Naruto se sentó afuera del dojo y llamo a Hinata para que se sentara a su lado.

-Hina-chan, quiero decirte algunas cosas sobre mí, pero tengo miedo a tu reacción-dijo temeroso el rubio.

-¿Qué pasa Naruto-kun?-dijo asustada la Hyuga.

-Lo que pasa Hinata es que son cosas graves, y si te las cuento tu no podrás contárselas a nadie, aun si después de decírtelas me odias, ya que si las dices a cualquier otra persona, te condenaran a muerte-dijo serio y temblando el rubio.

-¿Tan graves son?-dijo asustada y preocupada la pelinegra, sobre todo al ver como temblaba el rubio.

-No sé si son graves, pero si son serias, incluso podrías llegar a odiarme-dijo totalmente abatido Naruto.

-Naruto, dime de una vez, no me tengas más en suspenso-pidió casi con desesperación la Hyuga.

-Está bien acompáñame-dijo Naruto.

Naruto guio a Hinata por la casa hasta el estudio, abrió la puerta y la muchacha se sorprendió de ver aquel cuarto libre de polvo, telas de araña y demás cosas que tenían las demás habitaciones. Naruto le acerco una silla.

-Toma asiento Hinata, ahora te pediré que decidas lo que decidas después de lo que te contare, tu guardaras lo que te cuente en secreto, ¿me lo prometes?-dijo serio el rubio.

-Te lo prometo, pero ¿Por qué debo guardar el secreto?-dijo curiosa la chica.

-No es porque quiera que me encubras, sino que quiero que lo hagas por tu propia seguridad-dijo Naruto.

-Entiendo-dijo la Hyuga.

-Muy bien Hinata, ¿Qué sabes sobre el ataque del Kyubi hace diez años?-dijo serio el rubio.

-Pues se lo que nos dijeron en la Academia, que el Kyubi ataco, que casi destruyo la aldea y que el Yondaime Hokage lo mato-dijo segura la pelinegra.

-Bien, esa es la historia, llamémosla “oficial”-comenzó a explicar el rubio-pero esa no es la verdad, la verdad es que el Yondaime no mato al Kyubi, por ese motivo no existe el cuerpo del Kyubi en ninguna parte, el Yondaime para derrotar al Kyubi tuvo que sellarlo.

-Entiendo pero ¿Qué tiene que ver eso contigo?-pregunto la Hyuga.

-Ahora te contare una parte de mi vida, que yo desconocía hasta ayer, eres la primera persona a quien se la cuento-comenzó a decir Naruto, dando un suspiro, continuo-hace más o menos once años quien estaba al mando de la aldea era el Yondaime Hokage, pero su nombre verdadero era Minato Namikaze, el estaba casado con Kushina Uzumaki, pero Kushina no era alguien normal ella era una Jinchuriki.

-¿Qué es una Jinchuriki, Naruto-kun?-pregunto Hinata.

 -Una o un Jinchuriki es una persona que posee dentro de su cuerpo un Biju, o bestia con cola-explico el rubio, y continuo con su historia-unos meses antes del ataque del Kyubi, Kushina la esposa del Yondaime le dijo que estaba esperando un hijo, eso fue una enorme felicidad para ambos, pero al ser una Jinchuriki, el embarazo de Kushina conllevaba algunos inconvenientes, como que a medida que se acercara el nacimiento del niño el sello que mantenía atrapado a su Biju se hacía más débil, al llegar el día del nacimiento, un tipo apareció y ataco a Kushina y al Yondaime, amenazo con matar al hijo de ambos, y con eso logro capturar a Kushina, el Yondaime puso a salvo a su hijo y fue en busca de su mujer, pero…

-¿Qué sucedió Naruto-kun?-dijo la Hyuga.

-Bueno cuando llego el Yondaime ya era tarde-continuo contando el rubio-el tipo había logrado sacar la bestia que Kushina mantenía aprisionada, esa bestia, como debes suponer era el Kyubi, al sacar una bestia con cola de su Jinchuriki este muere, pero Kushina todavía sobrevivió un poco, el tipo que saco al Kyubi de Kushina lo envió a destruir a Konoha, el Yondaime antes de llegar a la aldea tuvo que derrotar al tipo, pero no pudo matarlo, al llegar a la aldea alejo al Kyubi de ella, al llegar a un sitio solitario se enfrento al demonio, pero el Yondaime se dio cuenta que no podría derrotarlo, así que hizo lo último que le quedaba, sellar al Kyubi, pero necesitaba un recipiente para encerrarlo.

Hinata estaba atontada con lo que el rubio decía, todo lo que les habían contado según Naruto era mentira.

-Pero, ¿Qué uso para encerrar al Kyubi?-pregunto Hinata, aunque muy en el fondo sabia la respuesta.

-El Yondaime-continuo contando el rubio- uso a su propio hijo para contener al Kyubi, el zorro trato de evitarlo y fue ahí donde murió Kushina, al evitar que una garra del Kyubi matara a su hijo, mientras el Yondaime usaba el Fuinjustu Shiki Fuujin , y encerró al demonio dentro de su hijo, para luego morir.

Lagrimas corrían por la cara del chico, la muchacha noto esto.

-¿Por qué lloras Naruto-kun?-pregunto inocente.

-Porque ese niño, el hijo del Yondaime y Kushina, el contenedor del Kyubi, era y soy yo-respondió Naruto con lagrimas corriendo por su rostro sin parar.

Hinata no podía creer lo que había escuchado, pero al ver la reacción del rubio pocas dudas le quedaban.

-Entonces por eso la gente del pueblo…-dijo casi al borde de las lágrimas la pelinegra.

-Así es Hinata, dentro de mi vive el Kyubi, ahora si no quieres saber más de mí, lo entenderé-dijo cabizbajo el rubio.

Pero la Hyuga hizo algo que al rubio lo dejo estupefacto.

-¡¡Tú no eres el Kyubi!!- comenzó a decir Hinata enojada mientras lo abrazaba- ¡¡tú eres Naruto Uzumaki el chico más amable, gentil, alocado, valiente y perseverante que he conocido!! ¡¡Tú no eres un demonio!!

El rubio solo agradeció el abrazo y siguió abrazado a la chica por casi 20 minutos mientras sus lagrimas mojaban el hombro del otro, Naruto mojaba el hombro de Hinata con lagrimas de dolor y lagrimas de felicidad por encontrar alguien que lo aceptaba con todo sus cualidades y defectos, entretanto Hinata vertía lagrimas de dolor, de comprensión y de amor incondicional en el hombro del rubio.

Luego de separarse el rubio decidió terminar de contar una cosa más.

-Como debes suponer Hina-chan esta casa por derecho me pertenece, ¿quieres que te haga un recorrido turístico?

-Claro-contesto con una sonrisa la Hyuga.

El rubio la llevo a recorrer la casa, primero la llevo a la habitación de sus padres y Hinata se sorprendió al ver la enorme fotografía donde Minato aparecía con Kushina, estaban felices.

-Ojala algún día podamos ser así de felices-dijo casualmente el rubio.

-Na…Ru…To…-fue lo que alcanzo a decir Hinata antes de caer desmayada siendo atrapada por el chico antes de golpear el suelo.

-¡¡Hinata, Hinata!!-decía preocupado el rubio.

-“Déjala tranquila, chico solo se desmayo”-dijo el Kyubi.

-“Pero Kurama pudo haberse lastimado”-contesto el rubio.

-“No tonto, mira su rostro tiene una gran sonrisa, pronto despertara”-comento el zorro.

-“¿Tú crees?”-dijo preocupado Naruto.

-“Si, ahora esperemos que tu novia despierte-dijo el zorro malicioso.

End Notes:

Hoy me senti generoso y quise subir dos capitulos el dia de hoy ahora me tomo hasta el sabado libre, jejeje

End Notes:

Hoy me senti generoso y quise subir dos capitulos el dia de hoy ahora me tomo hasta el sabado libre, jejeje

Regresar al índiceCapítulo 5 Los papeles de Chakra by Darkhellsoul

Capitulo 5 Los papeles de Chakra.

 

Naruto se vio un tanto incomodo al oír al zorro decir que Hinata era su novia, pero en el fondo le gusto.

-Porque no empezamos con tu entrenamiento, toma uno de los papeles que te dio el viejo y transmítele un poco de chakra.”-empezó de decir el zorro.

-“Como digas, pero ¿que pasara cuando transmita mi chakra al papel?”-dijo el rubio.

-“Dependiendo tu afinidad elemental, al papel algo le pasara si tu afinidad es fuego el papel se quemara, si es agua se mojara, si es viento se partirá en dos, si es rayo se arrugara y si es tierra de desmoronará”-dijo el zorro.

-“Ya veo”-comento el rubio tratando de sonar que había entendido.

-“No entendiste ni media palabra”-dijo resignado Kurama-“mejor toma un papel y transmítele Chakra.”

-“De acuerdo”

El rubio tomo un papel con su mano derecha y sucedió algo raro ya que papel al sentir el chakra se arrugo una mitad y la otra mitad se partió.

-Pero ¿qué demonios paso?-dijo frustrado el rubio.

-“Usa tu otra mano chico”-menciono el zorro.

El muchacho tomo ahora un papel con la otra mano y repitió el proceso pero sucedió algo aun más raro una mitad se mojo y la otra mitad se quemo.

-¡¡Ese viejo de porquería, me engaño estos papeles no sirven!!-gritaba molesto el rubio, pateaba el suelo y maldecía al viejo Hokage.

-¿Qué pasa Naruto-kun?-pregunto Hinata que había despertado con el escándalo del chico.

-Pues que le pedí unos papeles para saber la afinidad elemental al viejo Hokage y me dio esta porquería, mira-dijo muy enojado el rubio.

Naruto repitió la prueba con la mano derecha y con la izquierda y paso exactamente lo mismo que la primera vez.

-¿Qué raro?-dijo Hinata.

-Hina-chan, ¿me quieres acompañar a ver al viejo para que me explique qué pasa?-dijo el rubio.

-Está bien-contesto Hinata.

Ambos tomaron rumbo hacia la torre Hokage, al llegar afortunadamente el anciano estaba descansando de su lucha contra su más cruel enemigo, el papeleo.

-Oye viejo, los papeles que me diste son una porquería-dijo Naruto.

-¿Que papeles Naruto?-dijo el anciano.

-Pues esta porquería de papeles para afinidad elemental-dijo el rubio tirándole los papeles en el escritorio.

-¿Por qué dices que son una porquería?-dijo molesto el anciano.

-Pues porque no sirven-contesto Naruto.

-¿Cómo que no sirven?-menciono el Hokage.

-Pruébalos y veras-respondió molesto el rubio.

El Hokage tomo uno de los papeles y le transmitió chakra y el papel se quemo.

-No veo cual es el problema-dijo el Hokage-¿Qué paso según tu para decir que no sirven?

-Pues cuando quise probar uno se arrugo y se partió, luego cuando probé con la otra mano se quemo y se mojo.

-Eso no puede pasar Naruto, debe ser una broma-dijo sonriendo el Hokage.

-Es verdad, Hokage-sama-dijo Hinata siendo notada por primera vez por el anciano.

-A ver Naruto, por que no me demuestras lo que dices-dijo el Hokage.

Naruto tomo un papel con la mano derecha y le transfirió un poco de chakra y paso lo que había dicho el papel se arrugo la mitad y luego la otra mitad se partió en dos.

-Ves tus papeles son una porquería-dijo airado el rubio.

-Señorita Hyuga sería tan amable de transmitir un poco de chakra a este papel-dijo el Hokage pasándole un papel a Hinata.

-Como diga Hokage-sama-contesto la pelinegra agarrando el papel y transmitiéndole chakra, al hacerlo el papel se mojo.

-Curioso-dijo el Hokage tomando una pausa.

-¿Qué es curioso viejo?-dijo aun enojado el rubio.

-Antes de explicarte lo que creo, ¿podrías hacer lo del chakra con tu otra mano?-pidió el Hokage.

Naruto tomo un papel y lo puso en su mano izquierda y al transmitirle chakra este se quemo y se mojo.

-Sencillamente increíble-dijo el Hokage-Naruto creo saber qué es lo que ocurre.

-Dime de una maldita vez entonces, ¿Qué demonios pasa?

-Primero empecemos con las damas-dijo el Hokage-señorita Hyuga es curioso su caso, se supone que los Hyuga tienen afinidad Dotton pero usted debe ser la primera o la primera en muchas generaciones que tiene afinidad, Suiton, felicidades; en cuanto a ti Naruto, no existe ningún problema con los papeles, lo que sucede es que tienes 4 afinidades elementales.

-¿Tiene que ver con ser hijo del Yondaime y su esposa?-dijo el rubio.

El Hokage abrió los ojos desmesuradamente.

-No te asombres viejo, Hina-chan ya sabe todo de mi-respondió el rubio.

-Está bien, puedo explicar tres de tus cuatro afinidades la cuarta es un misterio para mí-comenzó a decir el Hokage- tus afinidades elementales son Suiton, Raiton, Füton y Katon, los Uzumaki que es tu herencia por lado materno, era común sus afinidades al Füton y al Suiton, en cambio los Namikaze que es por tu lado paterno, tenían afinidades Füton y Raiton, eso explicaría tu afinidades, Suiton, Füton y Raiton, eso nos deja la afinidad Katon que sería difícil explicar.

-¿No podría ser porque el Kyubi está encerrado en Naru-chan?-dijo Hinata poniéndose roja.

-Esa sería la explicación más lógica-concordó el Hokage.

-Me están queriendo decir ¿Qué puedo usar cuatro afinidades elementales?-dijo sorprendido el Uzumaki.

-Así es, Naruto-dijo el Hokage con una sonrisa.

-¡¡Qué bien soy genial!!-grito de alegría el muchacho.

-Bueno viejo ya es tarde mejor te dejamos, ya que sino a Hina-chan la podrían regañar-dijo Naruto saliendo del despacho tomado de la mano de Hinata.

Una vez solo el Hokage saco su pipa.

-Cuatro afinidades elementales-dijo dando un suspiro el Hokage-podría llegar a ser el shinobi más increíble del mundo.

End Notes:

Para quienes han hayado el fic "demasiado romantico", les pido disculpas pero quedan algunos capitulos con exceso de romanticisimo, lo lamento, pero esa es la ventaja de ser el escritor, jejeje.

 

End Notes:

Para quienes han hayado el fic "demasiado romantico", les pido disculpas pero quedan algunos capitulos con exceso de romanticisimo, lo lamento, pero esa es la ventaja de ser el escritor, jejeje.

 

Regresar al índiceCapítulo 6 Entrenamiento. by Darkhellsoul

Capitulo 6 Entrenamiento

 

Al salir del despacho del Hokage, Naruto acompaño a Hinata hasta cerca de su casa una vez ella se fue, el rubio se dirigió hacia la mansión Namikaze. Una vez llego ahí se dirigió al dojo.

-“Bien muchacho comenzaremos con tu entrenamiento”-dijo el Kyubi.

-“De acuerdo”-respondió feliz Naruto.

-“Te explicare en qué consiste tu entrenamiento para empezar-comenzó a hablar el zorro-cada día te levantaras a las 5 de la mañana, llueva, nieve o truene, darás 3 vueltas a la aldea, cuando acabes harás 300 lagartija, 300 sentadillas y 300 abdominales.”

-“¿Me quieres matar acaso?”-dijo el rubio.

-“No, además  estoy siendo suave, tu madre daba 10 vueltas a la aldea, hacia 800 abdominales y 800 lagartijas cuando recién se hizo mi Jinchuriki”-contesto el zorro.

-“Si mi madre podía yo también puedo”-dijo Naruto con determinación.

-“Me alegra oír eso-comenzó a decir el zorro-cuando seas capaz de cumplir esa rutina en menos de 1 hora agregaremos pesos, después de tu entrenamiento físico, harás 1 hora de Taijutsu bajo mi tutela, te enseñare un estilo secreto.”

-“¿Qué estilo es?”-dijo ansioso el rubio.

-“Es el estilo del Rikudo-Sennin, es un estilo que en la actualidad está perdido y que es superior a cualquier estilo de Taijutsu existente, volviendo a tu entrenamiento, después del Taijutsu desayunaras y te irás a la Academia, sin embargo, estarás solo la primera hora si es posible”-termino de decir el zorro.

-“¿Por qué solo la primera hora?”-pregunto confundido el rubio.

-“Primero que nada porque ahí no aprenderás nada, ya que los maestros están boicoteando tu aprendizaje, y segundo porque tengo dos años para hacer de ti el mejor ninja, y el tiempo no es algo que tengamos en demasía, una cosa más dejaras de comer ramen a todas horas, quiero que comas más sano, así que añadiremos verduras y pescados a tu dieta, ramen solo comerás los miércoles y los fines de semana”-concluyo el Kyubi.

-“Pero ¿Por qué  debo dejar el ramen? Además ¿donde conseguiré verduras y pescado?”-se quejo el rubio.

-“No he dicho que dejaras el ramen simplemente he dicho que no comerás a cada rato, lo de las verduras es sencillo, ya que nadie quiere venderte, las cultivaras tu mismo, imagino que detrás del dojo hay un espacio donde puedes hacer tu pequeño huerto, y lo del pescado es más simple aun lo pescaras tu mismo”-dijo el zorro.

-“¿Pero como cultivare las verduras sino tengo las plantas o semillas, ni siquiera tengo herramientas?, aparte de ser granjero, pescador y practicar Taijutsu ¿Qué más me enseñaras?”-dijo Naruto.

-“Después de que llegues de la academia usaras una hora en el cuidado de tus cultivos, lo de las semillas será un poco difícil pero creo que el viejo Hokage puede ser de utilidad, pídele que te regale algunas semillas, le dirás que quieres plantar un huerto para comer más sano, el feliz te ayudara, y las herramientas en algún lugar de la casa habrá herramientas de jardinería, después de acabar con los cultivos, usaras la hora antes del almuerzo para estudiar los libros que tiene tu padre, una vez que acabes con todos los libros nos conseguiremos otros, luego almorzaras, después del almuerzo harás una hora de meditación y concentración, luego de eso entrenaras con los Jutsus que yo te diga y con los de tu familia, cuando oscurezca estarás una hora más en el despacho de tu padre aprendiendo de los libros de tu padre”-dijo el zorro.

-“Como digas sensei”-dijo serio pero con una sonrisa el rubio.

El rubio fue a cerrar el despacho de su padre y luego abandono la casa, para dirigirse a su pequeño departamento, casi llegando al departamento se encontró con el Hokage.

-¿Qué estás haciendo afuera tan tarde Naruto?-dijo el anciano.

-Nada solo fui a cerrar la casa de mis padres-contesto el rubio-a propósito viejo, viendo que el espacio que hay en la casa de mis padres se me ocurrió hacer un pequeño huerto, así te hago feliz al comer más sano, pero no tengo semillas.

-Me hace feliz oírte decir que quieres comer sano-comenzó a decir el Hokage con una sonrisa-haremos esto Naruto, ve a mi oficina pasado mañana y te tendré las semillas para que plantes tu huerto.

-Gracias viejo-dijo Naruto sonriendo.

El rubio se iba a ir, cuando el anciano puso su mano en el hombro del muchacho.

-Supongo que no has cenado-dijo el viejo.

-Pues la verdad que tienes razón-dijo el rubio.

-Te invito a comer al Ichiraku-dijo el anciano.

Cuando llegaron al puesto de ramen Naruto comió como si no hubiera mañana, cuando acabaron el Hokage estaba sorprendido de que el rubio se hubiera comido 20 platos de ramen grande y el solamente 2. Se separaron cuando llegaron a las inmediaciones del departamento del rubio, el muchacho se fue a descansar ya que al otro día empezaba su entrenamiento.

Cinco minutos antes de las 5 de la madrugada.

-“Despierta chico tienes que levantarte”-dijo amablemente el Kyubi.

El rubio siguió durmiendo como si nada.

-“¡¡Despierta maldita sea!!”-grito en la mente de Naruto el zorro.

-“Ah, no grites Kurama”-contesto molesto el chico.

-“Como quieres que no grite si te hable de buena forma y ni siquiera contestaste, y agradece que no use un Genjutsu porque si lo hago te hubieras vuelto loco”-dijo el zorro

-“Esta bien disculpa ahora me levanto”-dijo el rubio.

El muchacho se levanto pesadamente y se ducho salió de su casa a las cinco un cuarto.

-“Pésimo, muchacho”-se quejo el zorro

-“¿Qué diablos quieres decir Kurama?-pregunto molesto el rubio.

-“Te demoraste 20 minutos entre que te desperté y saliste del departamento ¿así quieres ser ninja?-comento molesto el Kyubi.

-“¿qué tiene eso?”-pregunto el rubio.

-“Primero ponte a correr que ya llevas más de 15 minutos de retraso”-dijo el zorro.

El chico se puso a correr.

-“Por casualidad sabes, ¿Por qué te regañe por demorarte 20 minutos?-pregunto Kurama.

-“En realidad no se”-contesto Naruto.

-“Si eres ninja y te demoras 20 minutos entre que te dan una orden y en cumplirla, puede significar la diferencia entre la vida y la muerte, la vida de un ninja se define en pocos minutos, a veces en segundos, ahora contéstame esto ¿Qué hubiera pasado si en vez de despertarte para salir a correr, te hubiera avisado que era un ataque y tú te hubieras demorado 20 minutos?-dijo Kurama.

-“Me habrían matado”-dijo apesadumbrado el chico.

-“No solo eso muchacho-comenzó a explicar Kurama-si hubieras estado con tu equipo todos hubieran muerto, y si hubieras estado con tus seres queridos o tu familia también hubieran muerto.”

-“Tienes razón Kurama”-contesto apesadumbrado el chico.

-“Bien, entiendes ahora ¿por qué te regañe?-volvió a preguntar el Kyubi.

-“Si, por que gracias a mi estupidez puedo poner en riesgo no solo mi vida sino la de los que quiero”-concluyo el rubio.

-“Correcto”-dijo satisfecho el zorro.

-“Gracias por la lección sensei”

-“No agradezcas muchacho, ahora si sabes que te vas a demorar 20 minutos en estar listo, levántate 20 minutos antes y se acabo el problema”-comento el zorro.

Luego de dar las tres vueltas a la aldea cosa que le tomo casi una hora y cuarto, iba a comenzar su rutina de lagartijas sentadillas y abdominales.

-“La rutina de correr no está mal para ser primera vez pero debió ser mejor, así que de ahora en adelante hasta que domines la carrera, por cada 5 minutos que te demores harás 20 abdominales, 20 sentadillas y 20 lagartijas mas”-dijo el zorro.

 -“¿Cuanto debería demorarme en la carrera?”-pregunto el rubio.

-“Deberías demorarte 45 minutos para empezar, así que como te tomo media hora extra, serán 120 más de todo, a propósito tienes hora y media para acabar los ejercicios”-concluyo de decir el zorro.

-“Pero…”-dijo el rubio pero noto la sonrisa del Kyubi y prefirió callar.

-“¿Alguna queja Naruto?”

-“Ninguna Sensei”-dijo el rubio asustado.

Para fortuna del rubio pudo terminar los ejercicios en menos de una hora.

-“Son casi las siete de la mañana, practicaremos ahora Taijutsu hasta las 8 después tienes media hora para desayunar, ducharte y llegar a la Academia”-comento el Kyubi.

-“Como digas sensei”-respondió el rubio.

Así empezaron a trabajar en el Taijutsu que aprendería Naruto, las posiciones iniciales al rubio le parecían extrañas ya que eran muy diferentes a las que hacia normalmente en la Academia.

-“¿Seguro que son posturas de Taijutsu?”-pregunto con duda Naruto.

-“Si son posturas de Taijutsu, de estas posturas derivaron todos los Taijutsus modernos, por lo tanto cuando aprendas el Taijutsu del Rikudo-sennin, nadie incluso los Hyuga no podrán ni siquiera tocarte”-dijo el zorro.

-“¿Como se llama este Taijutsu?”-pregunto el rubio mientras repetía los movimientos que el zorro el enseñaba.

-“Bueno este Taijutsu se llama Ryū no shinjitsu o la verdad del dragón, es un Taijutsu tan fuerte que nadie desde la muerte del Rikudo ha podido aprenderlo, por este motivo los humanos crearon los nuevos Taijutsus, basándose en algunas cualidades del Ryū no shinjitsu, así que siéntete honrado con que te lo enseñe.”

-“¿Cómo es que tu sabes este Taijutsu, sensei?-dijo el rubio.

-“Lo aprendí del mismo Rikudo, ya que lo conocí, lo mismo que mis hermanos, para nosotros el era como nuestro padre, el nos enseño muchas cosas, después los humanos nos consideraron demonios o simples bestias con un enorme chakra, olvidaron que éramos seres en muchos casos más listos que ellos, tanto nos afecto la muerte del Rikudo, que algunos nos fuimos a vivir lejos de los hombres, otros simplemente se volvieron medios locos, y un par de ellos aceptaron la muerte del anciano y se volvieron al estudio y el conocimiento”-dijo el zorro con tristeza y nostalgia.

-“Siento haberte preguntado sensei”-dijo Naruto al notar la tristeza y la nostalgia del Kyubi.

-“No te preocupes, pero ya va siendo hora que te vayas a preparar para la Academia”-comento el zorro.

End Notes:

Por si se preguntan de donde saque el nombre Ryū no shinjitsu, es solo una desvariacion mia junto con el traductor de google, asi que si no les gusta el nombre lo siento mucho, pero no soy muy imaginativo al crear nombres.

End Notes:

Por si se preguntan de donde saque el nombre Ryū no shinjitsu, es solo una desvariacion mia junto con el traductor de google, asi que si no les gusta el nombre lo siento mucho, pero no soy muy imaginativo al crear nombres.

Regresar al índiceCapítulo 7 Una Inesperada Declaracion. by Darkhellsoul

Capitulo 7 Una inesperada declaración.

 

El rubio partió rápido a su departamento tomo un ligero desayuno, se arreglo y partió hacia la academia, al llegar vio a Hinata en el columpio sola.

-Buenos días Hina-chan-dijo Naruto con una gran sonrisa.

-Buenos días Naru-chan-dijo la pelinegra triste.

-¿Qué pasa Hina-chan?-dijo preocupado el rubio.

-Lo que pasa es que anoche pensé en todo lo que has sufrido, en tu enorme soledad, y me siento mal porque yo hace tiempo pude hacer más llevadera tu soledad-explico la Hyuga.

-¿Qué quieres decir Hinata?-dijo serio el muchacho.

En eso suena el timbre indicando el inicio de las clases así que el chico toma de la mano a Hinata y corriendo para llegar al salón antes que el maestro.

-Miren la parejita volvieron  a llegar muy juntitos-dijo Ino sacando la risa de todo el salón.

-¡¡Cállate Yamanaka!! –grito Naruto.

-Uy, que miedo, por favor protéjanme del perdedor de la clase y su novia la rara-dijo la rubia sacando más risas de sus compañeros.

De repente se escucho el sonido de una cachetada.

-¡¡Como te atreves rara a golpearme!!-dijo furiosa Ino.

-¡¡Te lo mereces!!-grito Hinata-¡¡Naruto-kun no es ningún perdedor me oíste rubia estúpida!!

-Hinata-chan ¿Por qué me defiendes?-dijo Naruto aun más confundido.

-Porque te quiero Naruto, yo te amo-dijo Hinata bien fuerte, dejando a todo el salón y sobre todo al rubio paralizados por la sorpresa.

-Bien jóvenes tomen sus asientos-dijo Iruka que tenia la primera clase del día.

Todos obedecieron al maestro mientras Naruto prácticamente era arrastrado por Hinata.

-Bien comenzaremos nuestra clase de Historia-dijo Iruka-como dijimos en la clase anterior, Konoha ha tenido 4 Hokage hasta ahora, el primero Hashirama Senju, del clan Senju, Tobirama Senju, hermano del primero, Hiruzen Sarutobi, del clan Sarutobi que es ahora el Hokage, y el cuarto, ¿alguien sabe el nombre del cuarto Hokage?

Todos se miraban al parecer nadie sabía hasta que una voz interrumpió la clase.

-Minato Nam

Jinchuriki Angel y Demonio by Darkhellsoul

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fanfic.es/viewstory.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20