High School Disney by Lauren Hat

Fanfics en Español El sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

  High School Disney by Lauren Hat
Summary:

“Te damos la bienvenida a esta institución donde haremos todos tus deseos realidad…o eso intentaremos. Con clubes de todo interés, profesores certificados y cuerpo estudiantil  idóneo…bla bla…”

 Nada de eso interesa...

Lo más importante entre un grupo de adolescentes son los rumores

 

…Claro que no pueden faltar los rumores…

 

Han oído que Eric anda buscando a una chica misteriosa de cabello rojo que nadaba en horas no autorizadas.

Y que tal las peleas que se forman entre la “princesita” Jazmine y el chico becado Al…

¿Han escuchado de la chica transferida desde China?...quiere entrar al club de Kendo, exclusivo para hombres…

Bella acosada por la “Bestia” del insti…

Las competencias continúas entre Rebecca y John Smith…

Nieves con su obsesión con las manzanas…

Y Aurora durmiendo como siempre…



Categories: PELICULAS, ORIGINALES Characters: Ninguno

Generos: Romance

Advertencias: Ninguno

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 21 Completed: No Word count: 35757 Read: 5915 Published: 08/06/2013 Updated: 16/10/2013
Summary:

“Te damos la bienvenida a esta institución donde haremos todos tus deseos realidad…o eso intentaremos. Con clubes de todo interés, profesores certificados y cuerpo estudiantil  idóneo…bla bla…”

 Nada de eso interesa...

Lo más importante entre un grupo de adolescentes son los rumores

 

…Claro que no pueden faltar los rumores…

 

Han oído que Eric anda buscando a una chica misteriosa de cabello rojo que nadaba en horas no autorizadas.

Y que tal las peleas que se forman entre la “princesita” Jazmine y el chico becado Al…

¿Han escuchado de la chica transferida desde China?...quiere entrar al club de Kendo, exclusivo para hombres…

Bella acosada por la “Bestia” del insti…

Las competencias continúas entre Rebecca y John Smith…

Nieves con su obsesión con las manzanas…

Y Aurora durmiendo como siempre…



Categories: PELICULAS, ORIGINALES Characters: Ninguno

Generos: Romance

Advertencias: Ninguno

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 21 Completed: No Word count: 35757 Read: 5915 Published: 08/06/2013 Updated: 16/10/2013 Ceremonia de Bienvenida by Lauren Hat
Author's Notes:

Hooola...

no se alarmen, soy la misma Lauritta02, pero como veran cambie de usuario, por algunos inconvenientes que tuve...en fin, espero que continuen acompañandome en el transcurso de la historia y estaré modificando un poquito la redaccion.

gracias y perdon las molestias

A leer!!

Author's Notes:

Hooola...

no se alarmen, soy la misma Lauritta02, pero como veran cambie de usuario, por algunos inconvenientes que tuve...en fin, espero que continuen acompañandome en el transcurso de la historia y estaré modificando un poquito la redaccion.

gracias y perdon las molestias

A leer!!

.

.

.

Aquel era un día perfecto.

La mañana era clara y soplaba una ligera brisa, además en la lejanía se podía oír el trinar de las avecillas.

Parecía el típico día para salir a la playa, a las montañas o simplemente para caminar por ahí, pero la realidad era que aquel era el primer día de clases para múltiples instituciones en el país…

 

-Qué mala onda que se acabaran las vacaciones – bufó una hermosa chica de piel morena y mirada castaña al tiempo que apartaba con cuidado un mechón de su abundante cabellera oscura que se había escapado a su frente

-todos pensamos igual Jazmine, pero por lo menos tendremos el club de danza - expuso la compañera de esta llamada Esmeralda, al tiempo que la miraba con aquellos intensos ojos verdes y una sonrisa de suficiencia - y ese será nuestro dominio

 

La morena le sonrió de vuelta

 

-en eso tienes razón amiga, muchísima razón

 

Las dos siguieron caminando y hablando de otros asuntos concernientes al mismo club, hasta que fueron rodeadas por un par de brazos, los cuales reconocieron casi al instante.

 

-mira las preciosuras que trae la mañana - dijo un chico en tono de flirteo hacia las chicas quien solo le lanzaron una mala mirada

-apártate Flynn – rezongo Jazmine al tiempo que retiraba con un movimiento brusco el brazo que reposaba sobre ella

-¡uy, que arisca anda esta mañana mi princesa del oriente! – apuntó en el chico mientras apartaba el brazo que tenía sobre Esmeralda, ya que la chica de ojos verdes le había clavado las uñas

-por qué no te vas a levantarle la falda a alguna idiota por ahí, Flynn – comentó la morena que comenzó a caminar junto a su amiga, dejado atrás al chico que solo atino a soltar una carcajada

 

.

.

.

.

 

A lo lejos de esa escena se encontraban cuatro chicos sentados bajo un gran árbol que se hallaba en el centro del patio del instituto, los cuales eran acechados por varias chicas armadas con sus teléfonos celulares y cámaras, quienes de vez en cuando soltaban uno que otro chillido de emoción.

 

-por dios, es el primer día y ya están molestando – masculló con irritación un pelinegro de mirada marrón, quien observaba de reojo a las chicas que no paraban de tomarles fotos

- relájate Enrique – expresó un castaño, en tono ligero al tiempo que se acomodaba en el tronco del árbol tras él con una sonrisa – recuerda que pasaron todo un verano sin ver nuestros irresistibles rostros

-Ferdinand… - gruñó Enrique. El mencionado al ver la mirada iracunda que le dirigió su amigo, opto por ignorarlo antes de irritarlo aún más

-Aunque… - habló en ese momento otro muchacho que hasta el momento se había mantenido ajeno a la conversación debido a su teléfono y respondía al nombre de Phillip - creo que no a todos le molesta la atención, sino mira a Naveen…parece un pez en el agua

 

El pelinegro dirigió su mirada al lugar donde Phillip le estaba señalando, y ahí estaba su moreno amigo con una amplia sonrisa de suficiencia, posando para las cámaras de la chicas.

 

 

Enrique solo soltó un suspiro

 

Como era que se había vuelto amigo de ese grupito…

 

.

.

.

.

 

La campana había sonado y todos los estudiantes se habían dirigido hasta el Salón de Actos, donde el director W. Disney daría su ya típico discurso de bienvenida al que muchos sinceramente no prestaban atención

 

 

-…Y recuerda, camina hacia el futuro, abriendo nuevas puertas y probando cosas nuevas…

 

.

.

 

-Aurora…Aurora no te duermas – llamaba suavemente una pelirroja a su amiga quien se hallaba a su lado a punto de dormirse de pie

 

La chica reacciono y se quedó viendo a su amiga con gesto aburrido

 

-Gracias Ariel, si no fuera por ti me dormiría aquí mismo - luego de esas palabras la rubia soltó un suspiro de frustración - espero que nos toque en el mismo grupo

 

Ariel le sonrió a su amiga de vuelta. Ella también esperaba que les tocara juntas, porque le sería difícil hacer amigos en un grupo distinto.

 

 

 

-...Y espero que vivan felices por siempre.  

 

 

 

Luego de finalizar el discurso, casi al borde de las lágrimas, el director les cedió el micrófono a los distintos maestros quienes llamaban a lista a los integrantes de su grupo para ese año.

 

Después de casi media hora, la mayoría de los chicos se hallaban sentados en el suelo charlando cuando de pronto algo llamó su atención.

 

Una hermosa mujer de cabellos cobrizos, subía al escenario con los pies descalzos al tiempo que tarareaba absorta una delicada melodía; una vez estuvo al frente del micrófono sonrió amistosamente.

 

-Esto es maravilloso - soltó ella con expresión soñadora - mi nombre es Giselle y seré la directora del Grupo 3-D, queridos, así que cuando mencione su nombre me gustaría que se ubicaran en una fila aquí al frente - explicó ella con dulzura – bueno empezamos…

 

- Adam Beaumont - al pronunciar aquel nombre muchos murmullos y suspiros de alivio se hicieron escuchar para darle paso a un joven de cabello rubio rojizo y mirada intimidante - Alan Galland - un chico de cabello ébano dio un paso adelante a paso perezoso - Ariel Andersen - la pelirroja cerró los ojos rogando que su amiga estuviera con ella - Aurora Basile - cuando oyó su nombre la rubia sonrió y miro alegremente a Ariel, quien también sonreía - Bella Villeneuve - la chica de lentes que hasta el momento se encontraba absorta en un libro, miró a sus amigas Ariel y Aurora quienes le sonreían y sin dudarlo se acercó rápidamente a ellas - Claire Cendrillon - la joven de azulina mirada se adelantó sin muchos preámbulos, solo esperaba no tener problemas aquel año - Enrique Perrault - el pelinegro sonrió tenuemente y festejó en su mente el quedar en el mismo salón que Claire - Esmeralda Foucher - a la chica de ojos verdes y andar sensual no le interesó mucho en que aula quedaba, después de todo ella era popular - Ferdinand Katz - el castaño soltó una sonrisa coqueta mientras andaba, y las chicas a su alrededor suspiraron de forma exagerada - Flynn Rider - al escuchar su nombre se apuró a ubicarse en la fila y analizar a las chicas de su salón - Jane Porter - esta solo se limitó a colocarse en el lugar indicado - Jazmine Budur - mientras caminaba soltó una sonrisa condescendiente para luego ubicarse junto a su amiga Esmeralda - John Rolfe - luego de escuchar su nombre se apresuró a  ponerse en la fila - John Smith - el rubio al ver que le tocaba en el mismo aula que Rolfe le dirigió una mirada de irritación -  Kida Nedakh , Megara Trace, Mérida Fergus - las mencionadas al escuchar sus nombres se acercaron sin apuro a la fila  -Naveen Maldonia - este sonrió ampliamente para luego dirigirse al lugar señalado como si estuviera en una pasarela - Nieves White - la chica de mirada ámbar que se encontraba comiendo una manzana caminó sin premura hasta la fila al tiempo que disfrutaba de la fruta - Phillip Llyich - el castaño solo se dirigió hasta el lugar bajo los irritantes chillidos de sus fans - Rapunzel Grimm - la joven de larga cabellera rubia, al escuchar su nombre apartó la atención del dibujo que estaba haciendo para dirigirse sin muchos ánimos a la fila - Rebecca Matoaka ­- la chica de rasgos indígenas sonrió al notar que le había tocado junto a John Smith y se apresuró a ubicarse junto a su amiga Jane - y Tyana Newman - la morena al escuchar su nombre sonrió, por lo menos no era la única becada del grupo.

 

Al terminar de leer aquella lista, se escuchó como unas chicas soltaban varios gritos de desilusión, al parecer los “Princes” habían quedado juntos, Al tiempo que otras como Ariel y Aurora soltaban suspiros de alivio al verse en el mismo grupo, y, Jazmine junto a Megara y Esmeralda sonreían, ya que veían que tendrían otro año “reinando” juntas.

 

.

.

.

.

 

Una vez en el aula, todos tomaron asiento, y la profesora se puso delante del grupo

 

- Bueno, como ya había dicho, mi nombre es Giselle Phillip y seré sus profesora durante este año, estoy casada con mi verdadero amor, Robert y tengo una encantadora hija llamada Morgan – comentó la maestra con una dulzura casi empalagosa – como ven ya hable mucho sobre mí, así que, qué tal si cada uno se presenta y me dice algo sobre sí mismo

 

El silencio reinó en el salón, así que en vista de que no habría voluntarios, la profesora optó por elegir a un estudiante al azar.

 

- ¿qué tal tú? – dijo señalando a una joven de larguísimo cabello rubio, quien no notó que era a ella a quien llamaban

 

Por unos instantes un parco silencio invadió el aula

 

-Ehh…ella se llama Rapunzel – cortó aquel ambiente incomodo una chica que se hallaba sentada junto a ella – no le gusta hablar mucho

 

Ante aquella respuesta Giselle, solo asintió anodada

 

- ¿y tú cómo te llamas? ¿Estás en algún club? ¿De dónde eres?

 

La menuda joven rubia que había contestado antes se vio abrumada por la ola de preguntas de su profesora

 

-Mi nombre es Claire, soy becada y estoy en el club de cocina

- ¡oh! Eso es genial – exclamó Giselle con auténtica emoción

-Aish, pasemos a gente importante – interrumpió una pelinegra de aspecto regio – yo soy Jazmine, estoy en el club de Danza y seré la próxima reina del baile de Primavera

- pues reina, aquí tienes a tu rey – dijo un joven moreno con una sonrisa que mostraba seguridad

-¡Ja! por favor Naveen, déjate de bromas – lo retó Tyana

-Nadie pidió tu opinión, Tyana - le contestó Naveen de manera hostil a la joven

 

Después de aquello el caos se instaló en aquella aula

 

Y Giselle solo atinó a pensar, que aquel grupo no sería nada fácil

.

.

.

End Notes:

 

Bueno, antes de seguir, quiero explicar la razon del cambio de nombre de algunos personajes, para que no haya confusiones.

Empecemos.....!

Pocahontas/Rebecca Matoaka: El nombre deriva de que en sus ultimos años de vida Pocahontas fue rebautizada con el nombre de Rebecca. Matoaka viene de su verdadero nombre en lengua Algonquina.

Cenicienta/Claire Cendrillon: El apellido Cendrillon deriva del nombre del personaje en lengua Francés. y pues, el nombre Claire me gusta para ella...es que en muxas historias la llaman cindy XP.

Aladdin/Alan Galland: El nombre Alan es la abreviatura que le dí al nombre del personaje. El apellido deriva del apellido del traductor de Las mil y una noches Antoine Galland

Blancanieves/Nieves White: Es un juego de palabras con el nombre del personaje.

Principe Cenicienta/Enrique Perrault: Ese es el nombre original del principe de la historia, y el apellido deriva de su creador Charles Perrault

Principe Eric/Eric Christian: El apellido deriva del nombre del creador de la historia Christian Andersen

El resto de personajes mantienen sus nombres originales, con el agregado de los apellidos, los cuales en su mayoria son del creador de la historia original.

 

Graxias!!

 

End Notes:

 

Bueno, antes de seguir, quiero explicar la razon del cambio de nombre de algunos personajes, para que no haya confusiones.

Empecemos.....!

Pocahontas/Rebecca Matoaka: El nombre deriva de que en sus ultimos años de vida Pocahontas fue rebautizada con el nombre de Rebecca. Matoaka viene de su verdadero nombre en lengua Algonquina.

Cenicienta/Claire Cendrillon: El apellido Cendrillon deriva del nombre del personaje en lengua Francés. y pues, el nombre Claire me gusta para ella...es que en muxas historias la llaman cindy XP.

Aladdin/Alan Galland: El nombre Alan es la abreviatura que le dí al nombre del personaje. El apellido deriva del apellido del traductor de Las mil y una noches Antoine Galland

Blancanieves/Nieves White: Es un juego de palabras con el nombre del personaje.

Principe Cenicienta/Enrique Perrault: Ese es el nombre original del principe de la historia, y el apellido deriva de su creador Charles Perrault

Principe Eric/Eric Christian: El apellido deriva del nombre del creador de la historia Christian Andersen

El resto de personajes mantienen sus nombres originales, con el agregado de los apellidos, los cuales en su mayoria son del creador de la historia original.

 

Graxias!!

 

Regresar al índiceLa chica transferida, La sirena anónima y La Bestia by Lauren Hat
Author's Notes:

Aqui vengo con el segundo capitulo...

disfruten

Author's Notes:

Aqui vengo con el segundo capitulo...

disfruten

.

.

.

Ya había pasado una semana desde el inicio de clases y para alegría de Giselle las cosas en el aula 3-D se habían calmado, o eso era lo que ella creía.

 

En medio de la clase de música, impartida por el profesor Sebastián, el comunicador comenzó a hacer ruidos, anunciando un inminente mensaje del director

 

-Buenos días estudiantes, solicito la presencia de Adam Beaumont del aula 3-D en la dirección

 

Luego de transmitido aquel mensaje, sin ningún disimulo, todos los estudiantes del salón posaron su mirada sobre el joven en cuestión, quien con un visible gesto hostil, se levantó con brusquedad del asiento, para luego salir rápidamente del salón.

 

Sinceramente, a ninguno se le hacía extraño que llamaran Adam a dirección, después de todo él era conocido por ser un gamberro y bravucón, lo que en realidad le extrañó a todo el mundo, era que lo llamaran tan pronto.

 

Al rato, sonó el timbre anunciando el fin de la clase, para darle paso a la hora de libre estudió, durante la cual apareció Giselle con su usual sonrisa y paso danzarín, interrumpiendo las charlas que ya se habían formado

 

 

-hola estudiantes, lamento interrumpir su hora de estudio libre, solo vine a hacer un anuncio, así que pongan atención - ante aquellas palabras, algunos trataron de hacerlo, mientras otros, solo mostraban un gesto de desinterés - este año, tendremos una alumna transferida desde china – explicó la profesora para luego girarse hacia la puerta – ya puedes entrar y presentarte

 

 

Con paso firme la figura entró, dejando a más de uno con expresión de desconcierto, ya que por los rasgos faciales se podía deducir que era una mujer, sin embargo su vestimenta casi masculina conformada por unos jeans desgastados y un buzo verde, creaba en más de uno la duda

 

-mucho gusto soy Fa Mulan – se presentó la joven con una sonrisa – espero que nos llevemos bien

 

.

.

.

.

 

Adam Beaumont, se había ganado el apodo de “Bestia”, a punta de méritos, y es que quien escuchaba su nombre, de inmediato sabia a quien se refería, el buscapleitos, el chico que siempre llegaba con un golpe nuevo debido a algún tipo de pelea con matones de otros institutos, el Yankee, el que le quitaba el almuerzo a los novatos…

 

El chico que estaba a punto de ser expulsado por sus bajas notas…

 

Soltó un suspiro de irritación.

 

El director le había dado un ultimátum, y realmente no sabía que hacer

 

 

-¡oh! Adam – lo llamó una voz a sus espaldas, cuando se dio la vuelta se encontró con Sally Skellington, la Enfermera del instituto, una simpática mujer de piel pálida y cabello rojo – te estaba buscando, me había quedado muy preocupada cuando escuche que el director te había llamado por el intercomunicador, pensé que te habías metido en algún lio

 

 

El de cabello rubio rojizo entendió la preocupación de la mujer frente a él, ya que era ella quien siempre le curaba cuando se veía envuelto en algún lio y salía en su defensa, y por eso, ella era la única persona por la que él sentía un genuino respeto y afecto.

 

 

-no fue nada de eso, Sally, solo algo relacionado con mis notas – le explicó a la pelirroja, que aún no había apartado la mirada sobre él

-ya veo, así que necesitas la ayuda de alguien para subir tu promedio – dedujo la enfermera con simpleza

-si – contestó él sin ningún atisbo de sorpresa, ya que sabía lo suspicaz que llegaba a ser aquella mujer

-sabes, hay una chica que pasa bastante tiempo en la biblioteca, dicen que tiene el mejor promedio del instituto, ella podría ayudarte

 

Él la miro incrédulo

 

-por favor, quien estaría dispuesto a ayudar a la “Bestia” del instituto

 

Sally sonrió

 

-digamos que ella es una chica muy especial, su nombre es Bella Villeneuve

.

.

.

.

Por fin había llegado la hora más esperada por muchos alumnos, la hora de enlistarse en los clubes de interés, o los que ya hacían parte de alguno, iniciar las actividades del mismo.

 

Ariel Andersen, era una chica extrovertida y muy alegre, sin embargo habían dos cosas que podían volverla tímida y temblorosa como una gelatina, Eric Christian y convertirse en la única integrante femenina del club de natación.

 

 

Y allí estaba frente al escenario que reunía aquellas dos cosas, la piscina del instituto.

 

 

-Ariel, deberías apuntarte este año al club de natación – la insto su amiga Aurora

-es que sería muy vergonzoso ser la única integrante femenina del club, y además también estaría Eric – explicó la pelirroja con frustración

-es obvio que él esté ahí, después de todo es el presidente del club – dijo la rubia para luego agregar – llevas como dos años enamorada de él, quizás ya es tiempo de que hagas algo al respecto

 

Ariel sabía que Aurora tenía razón, pero en ese asunto, la timidez era superior a sus ganas de nadar junto aquel chico de ojos color mar.

 

-tal vez vuelva cuando haya menos gente alrededor

-como quieras – musitó Aurora restándole importancia a las palabras de su amiga – me voy porque ya el Club de Relajación habrá comenzado las actividades

 

Luego de esas palabras dejo atrás a su amiga quien miraba con un anhelo profundo las azules aguas de la piscina

 

.

.

.

.

 

-yo estoy en el club de Tiro con Arco – dijo con emoción una chica de cabellos como el fuego y algo enmarañado – y a ti, Mulan, en cual te gustaría anotarte

-Mérida, ¿aquí hay un club de Kendo? – preguntó la china sin dejar de ver los alrededores del instituto

-si lo hay – respondió la pelirroja para luego agregar – pero es solo para hombres

 

Ante aquella respuesta, la pelinegra, se quedó pasmada y giro rápidamente la mirada hacia aquella muchacha con la que había congeniado

 

-¡¿Qué?! – Exclamó sin contenerse – ¡qué clase de discriminación es esa!

-siempre ha sido así – explicó Mérida sin mucha importancia – las chicas nunca se han interesado por ese club, por eso nadie había visto eso como un problema

-pues, eso ya no será más así – dijo Mulan con firmeza – yo entraré al Club de Kendo

.

.

.

.

.

El área de la piscina se hallaba oscura, sin embargo una silueta femenina emergió de ella. Ariel no se había podido contener por más tiempo, aquella piscina la llamaba, y ella solamente había acudido a aquel llamado.

Allí nadando en el agua se sentía en el lugar correcto.

Tal vez ya era hora de que superara la timidez y se lanzara de clavado a sus sueños

Y quizás, podría incluso acercarse a Eric

…bueno, soñar no cuesta nada, se dijo

El sonido de unos pasos la puso alerta, y rápidamente salió de la piscina llamando la atención de quien había entrado

-quien está ahí- gritó una voz masculina ingresando al área de la piscina

.

.

.

.

.

 

Al parecer muchos problemas se avecinaban

.

.

.

End Notes:

* Sally Skellington: Personaje de la pelicula El extraño mundo de Jack...Por cierto el apellido Skellington es el de Jack, por lo tanto se puede inferir que estan casdados.

End Notes:

* Sally Skellington: Personaje de la pelicula El extraño mundo de Jack...Por cierto el apellido Skellington es el de Jack, por lo tanto se puede inferir que estan casdados.

Regresar al índiceInvasion al club de Kendo, el ataque de las Manzanas y el Anti-Amor by Lauren Hat
Author's Notes:

Capitulo 3 Up!!!

Author's Notes:

Capitulo 3 Up!!!

.

.

.

Ariel quería que la tierra se la tragara aquella mañana, y esa era la razón de que se encontrara escondida detrás de un árbol en la entrada del Instituto.

 

 

-Ariel, ¿Qué haces ahí?

 

 

Se sobresaltó ante aquella pregunta, pero cuando volvió la mirada se encontró con Bella quien la estudiaba a través de sus lentes.

 

 

-yo…ehh…ehh

-amiga eres la última persona que pensé que tartamudeara al hablar – le dijo la castaña al verla indecisa sobre qué decir, consiguiendo que la pelirroja sonriera

-no te preocupes Bells…es solo que ayer hice una estupidez, y por poco me pilla quien menos debía

-apuesto lo que sea a que ese alguien es Eric – agregó una tercera voz sorprendiéndolas

-¡oh! Aurora, eres tú -  soltó Ariel con alivio

-no es por nada, pero ¿Qué haces aquí tan temprano? – inquirió Bella al ver a su amiga llegar tan pronto al instituto, quien por lo general siempre llegaba corriendo al inicio de la primera clase.

-dejen de desviar el asunto – comentó un poco ofendida la rubia ante el escepticismo de sus amigas – estaban hablando sobre algo que Ariel hizo ayer

 

 

Un poco resignada, la pelirroja soltó un suspiro

 

 

-bueno, les contaré…

.

.

.

.

 

-espera un momento – interrumpió la chica de cabello platinado – ¿nos estas diciendo que te harás pasar por un chico en el club de Kendo?

-exacto – dijo Mulan con una sonrisa de suficiencia, la cual se fue reduciendo al ver la expresión de la chica de piel canela – Kida, ¿porque me miras así?

-¿sabes quién es el presidente del club de Kendo? – La pelinegra negó con un movimiento de cabeza, y la chica continuó – es Li Shang

-¡es Chino! – Gritó incrédula la joven – eso complicara las cosas

-¿y porque? – preguntó Mérida quien hasta el momento no había participado en la conversación por estar terminando una tarea

-porque contaba con que mis rasgos chinos confundieran al presidente del club, pero ese, el tal Shang lo descubriría rápidamente – explicó Mulan con preocupación, su sueño podría verse truncado, y todo por ese sujeto.

 

No lo conocía y ya le caía mal.

.

.

.

.

Ferdinand era un chico con suerte…o eso es lo que él pensaba.

 

 

Venía de una familia reconocida

Tenía un gran atractivo físico que atraía a las chicas

Era el jugador estrella del club de Futbol

Pertenecía a los “Princes” del instituto

Muchas chicas babeaban por el

 

-¿Qué más podía pedirle a la vida?

 

El chico sonrío ante aquel último pensamiento

 

-¿quizás, que un ángel aterrizara en su regazo?

 

Cuando estaba a punto de soltar un sonora carcajada a causa de su broma privada, sintió como un peso caía sobre él, además de varias manzanas que golpeaban su rostro.

Abrió los ojos y se irritó al saber lo que había pasado

 

 

-¡idiota! ¡fíjate por donde vas!! – gruño al tiempo que separaba bruscamente a la persona sobre él, sin embargo se percató de que no tuvo que emplear mucha fuerza para separarlo de él.

 

Cuando viró la mirada se encontró con unos ojos color ámbar que lo miraban fijamente enmarcados por un cabello azabache.

 

 

¡Era una chica!...y valía decir que bastante linda.

 

 

Casi sin poder evitarlo sus ojos pasearon por el cuerpo de la chica, quien vestía una corta falda de color amarilla y una camisa azul a juego, además de una cinta roja decorando su cabello.

 

 

¿Quién era ella?

No la había visto en su club de fans

Ni de los “Princes”

 

¿Cómo era que nunca la había visto?...

 

 

Cuando se disponía a saludarla, la chica se dirigió presurosa a recoger las manzanas que yacían regadas alrededor  y luego colocarlas en una canasta, ignorándolo por completo.

 

 

Tal vez se estaba haciendo la interesante. Aquello le saco otra sonrisa, al  tiempo que se ponía de pie y tomaba una manzana en su mano

 

 

-sabes, no era necesario que me lanzaras una estúpidas manzanas para llamar mi atención

 

 

Notó que al terminar de decir aquella frase la pelinegra había detenido sus movimientos y se levantaba para quedar frente a él

 

 

-¿llamaste estúpidas a las manzanas? – musitó con voz trémula la joven, haciendo que el castaño se estremeciera un poco – ¡¿acaso no sabes la importancia de esa fruta en la historia?!

 

 

 

Aquello petrificó a Ferdinand…

 

 

 

-¿sabías que la fruta que tentó a Adán y Eva era una manzana?, ¿sabías que también fue una manzana la que inició la guerra de Troya?, y también fue una manzana la que hizo que Isaac Newton descubriera la gravedad. Así que si no sabes nada no hables!! – la chica soltó toda aquella verborrea de golpe, para luego inhalar con fuerza y soltar un suspiro y comenzar a alejarse

-ey, espera… ¿cuál es tu nombre? – se apresuró a preguntar el castaño quien se acababa de recuperar de la palabrería de la pelinegra, la cual se detuvo y volteó a verlo

-Nieves White, Aula 3-D, presidenta del club de Jardinería y futura presidenta del club de la Manzana – se presentó la joven, para luego tomar una de las manzanas que llevaba en una canasta y tirársela con brusquedad, golpeándolo en el hombro – si quieres saber más sobre las manzanas, puedes buscarme.

 

El chico se quedó ahí de pie sobándose el hombro, con una sonrisa pegada a su rostro, mientras la veía marcharse.

 

 

-Asi que nieves White, aula 3-D – al notar que estaban en la misma aula su sonrisa se ensancho aún más - …al parecer aun la suerte permanece de mi lado…

.

.

.

.

.

Aurora se hallaba recostada a la sombra de un gran árbol, podía sentir el viento mover las hojas y juguetear con su cabello rubio como el sol, el leve piar de los jóvenes y los acompasados sonidos de su corazón.

 

Si, aquello la relajaba…

 

Bueno, la idea era relajarse, ya que aquello que estaba haciendo era una de las actividades del club del cual hacia parte…el club de Relajación.

 

Mientras se encontraba en ese estado recordó lo que Ariel les había contado a Bella y a ella.

 

Eric era quien había entrado al área de la piscina mientras ella se encontraba nadando allí sin autorización y al parecer el solo había visto la silueta de una mujer cuando ella estaba huyendo del lugar.

 

 

La rubia soltó un suspiro.

 

 

Aquello le parecía muy romántico….y disparó su imaginación.

 

Tal vez el destino estaba tratando de unirlos de alguna manera, ya que Ariel no se decidía a dar el primer paso y apuntarse al club de Natación.

-sigue lo que dicta tu corazón y disfruta del amor amiga – dijo ella en voz alta con anhelo

 

 

-oh por Dios…ya estas metida en tus películas románticas mentales – contestó una voz masculina con evidente desagrado, una voz que ella conocía muy bien

 

 

Abrió los ojos y miró con irritación al muchacho de ojos y cabellos castaños  que se hallaba de pie sobre ella tapándole la vista de las hojas del árbol.

 

 

-Phillip…como siempre tu interrumpiendo – murmuro ella entre dientes al tiempo que se erguía frente a él

-yo solo quiero hacerte un favor haciéndote aterrizar al mundo real…-habló el de la misma manera

-el amor hace parte del mundo real!! – exclamó ella, Phillip realmente sabia como sacarla de quicio.

 

 

Él no era un mal chico, de hecho era muy amable, pero cuando oía la palabra amor, toda su personalidad cambiaba.

 

Y por eso chocaba con ella.

 

 

Aurora, era una enamorada del amor…

Y Phillip…pues era el Grinch del San Valentin…

 

 

-eso que dices no es más que una reacción hormonal – explicaba el de manera seria – producto de Feromonas y…

-y del sentimiento más puro nacido entre dos personas – le interrumpió ella

-¡aish! Es imposible hablar contigo – soltó el castaño con irritación al tiempo que se alejaba dejándola ahí soltando un suspiro de frustración

 

 

Después de todo, cuando Aurora era más pequeña y soñaba con su príncipe azul, sin poder evitarlo, a su mente de inmediato venia el rostro de Phillip…

.

.

.

.

 

Mulan se hallaba frente al club de Kendo, vestida con unos jeans anchos, una camiseta holgada y se había recogido el cabello para luego esconderlo debajo de una gorra.

 

Inspiró profundamente

 

-era ahora o nunca – se dijo

 

-hola – saludó educadamente un chico bastante rellenito – mi nombre es Chien Po

-hola – le devolvió ella el saludo de manera nerviosa – mi n-nombre es…es…Hua Ping

 

Él la miró con una rara expresión en su rostro y supo que había elegido un nombre algo estúpido

 

El gordito volvió a sonreír y le permitió el paso

 

-puedes entrar

 

Ella sonrió levemente

 

La primera parte de su plan estaba hecha

.

.

.

.

.

Regresar al índiceLa Nerd, El Fugitivo y El Misterioso Club de Arte by Lauren Hat
Author's Notes:

Capitulo 4!!!

Author's Notes:

Capitulo 4!!!

.

.

.

.

.

Bella estaba inquieta, y no solo era por lo que recientemente Ariel les había contado a Aurora y a ella.

 

Es solo que desde que había llegado a la biblioteca sentía como si alguien la estuviera acechando.

 

-Pero eso no puede ser posible  – se dijo con una sonrisa

 

Ella era la típica chica de lentes, aburrida y estudiosa

 

… una Nerd

 

Pero dentro de ella residía un espíritu libre que deseaba con todas sus fuerzas vivir una aventura extraordinaria como las que leía en los libros. Pero su tímida personalidad no se lo permitía. A veces quería gritar, pero era demasiado amable, a veces quería correr pero era demasiado patosa para eso…A veces quería hacer muchas cosas, pero no lo hacía.

 

 

Soltó un suspiro y volvió nuevamente su atención al libro que se encontraba leyendo, pero una sombra que se cernió sobre ella la alarmó.

 

Poco a poco levantó la mirada para encontrarse frente a ella a quien menos esperaba

 

 

-Adam Beaumont – soltó ella sin pensar

 

 

¿Por qué él se encontraba ahí? ¿Acaso ella sería su nuevo blanco?

 

¿Y porque era que él no decía nada y la escrutaba con la mirada?

 

 

-sí, ese soy yo – dijo el de manera cortante, haciendo que la castaña se estremeciera.

 

 

El joven tensó la mandíbula al tiempo que buscaba la manera  de formular lo más cortés posible lo que iba a pedirle a aquella chica.

 

 

-¿necesitas algo? – preguntó Bella al ver que el rubio rojizo no decía nada, y sinceramente ya estaba comenzando a ponerla nerviosa

 

 

Adam suspiró de frustración.  No le daría más vueltas al asunto y lo diría tal cual era

 

 

-a ti…te necesito a ti

 

 

Ante aquello Bella se pasmó.

 

¡¿Aquello era…una…declaración?!

 

No. Se dijo. La contraparte era Adam Beaumont, ese chico no tiene sentimientos.

 

Así que inspiro hondamente, para calmarse y ver con claridad lo que el chico quería

 

 

-¿…y…p-para qué? – preguntó ella aun turbada

-para que me enseñes… – dijo para luego agregar con voz imperativa – vas a ser mi tutora.

 

La castaña abrió la boca para oponerse ante su tono, pero como siempre ocurría, no hizo nada.

.

.

.

.

.

.

Flynn Ryder era conocido en todo el instituto por ser el típico chico ligón, que se mete en líos y hacia bromas a los profesores.

 

Amaba entrar a la cocina y molestar a las cocineras hasta que le dieran algo de la comida especial que le preparaban al director, y robar las respuestas de los exámenes a los profesores.

 

 

Se divertía…y la verdad no se quejaba de su vida

 

Hasta hoy… Que se hallaba corriendo por su “vida”.

 

 

Al parecer la broma que le había hecho al coordinador die disciplina, Hook, se había excedido un poco. Y este había mandado la “caballería” a perseguirlo.

 

 

Aunque no negaba que fue genial ver como quedaba con los pantalones caídos en mitad de pasillo.

 

 

Se detuvo junto a una pared a tomar aire, había corrido mucho y se encontraba agotado.

 

Cuando levantó la mirada se encontró frente a una puerta que rezaba:

 

 

 

“Club de Arte”

 

 

Frunció el ceño y un escalofrío lo recorrió

 

Al parecer había corrido bastante ya que ese lugar se encontraba en una de las aulas más lejanas del instituto.

 

Había escuchado varios rumores sobre ese lugar, y el que recordó en ese momento fue sobre que hay aparecía el fantasma de una chica.

 

Soltó una risa incrédula y giró para salir de ese lugar, sin embargo escucho voces y pasos acercándose.

 

 

Sin rodeos abrió la puerta de ese misterioso club y entró rápidamente.

 

Allí adentro la luz era tenue y la única luz brillante entraba por una ventana abierta, frente al cual se encontraba un caballete que contenía un cuadro sin terminar.

 

Pero antes de que pudiera admirarlo más, sintió  que alguien lo golpeaba dejándolo en la inconsciencia.

.

.

.

.

.

.

 

-¡Bella!…!Bella!

 

Ante aquel grito la castaña se espabiló y notó las miradas fijas de Ariel Y Aurora sobre ella y se cohibió un poco

 

-¿Qué es lo que te está inquietando? – le preguntó Aurora en tono cariñoso

 

Ella negó con un movimiento de cabeza

 

-no nos vengas con la típica frase de “No me ocurre nada” – declaró Ariel con firmeza – Nosotras sabemos cuándo algo está mal contigo – dijo al tiempo que señalaba a la rubia y a ella – así que…suéltalo todo

 

Bella sonrió, al parecer su amiga ya estaba volviendo a su personalidad extrovertida, y convino que era bueno que le dijera a alguien lo que le había ocurrido

 

-alguien me pidió que fuera su tutora

-pero eso no es raro – comentó Aurora mirándola con desconcierto

-lo raro es…quien me lo pidió

-¡oh! Apuesto que es un chico sexy y ella no sabe cómo actuar frente a él – expuso con Ariel con euforia

 

Bella se tensó un poco ante aquellas palabras…porque cabía decir que el chico, era algo…guapo…

 

-Ariel, déjala que nos diga quien es – reprendió la rubia ante la interrupción

La castaña paso saliva y tomo aire para lo que iba a revelar

-es…Adam Beaumont

 

 

Aurora abrió los ojos por la sorpresa

 

 

-¿hay algún chico nuevo que se llame así? – Preguntó Ariel - …porque al único que conozco con ese nombre es…!oh por Dios! No me digas que es él de quien estás hablando – soltó la pelirroja espantada

 

Ella solo asintió

 

-¿y tú aceptaste? – inquirió Aurora con calma

-s-si

 

Si, ella había aceptado…realmente no sabía cómo había ocurrido, pero tenía como su nuevo alumno a la “Bestia” del instituto.

Y ahora se arrepentía del lio en el que se había metido.

.

.

.

.

.

.

Cuando Flynn volvió en sí, notó con sorpresa, y algo de horror, que se hallaba atado en una silla con cinta adhesiva. El aula aún se encontraba tenuemente iluminado, por lo tanto se le hacía muy dificultoso ver si había alguien ahí…o algo…

 

¡Por Dios! ¡Era el fantasma del Club de Arte!

Quien lo mandaba a ser tan guapo que ni siquiera los fantasmas se le resistían

Se gritó internamente

 

-¿Q-quién te manda? – Dijo una voz femenina de manera nerviosa, sacándolo de su estupor - ¿Qué es lo q-que quieres aquí?

-¿ah? – Musitó él confundido, de que estaba hablando la fantasma - …espérate, no sé de qué me estás hablando

 

Después de aquello pudo notar como una chica salía detrás de unas de manera lenta, armada con una espátula.

 

Y sin poder evitarlo su mirada la recorrió. La chica era un poco más baja que él, de ojos verdes y  de buena figura, pero quizá lo que más destacaba era el larguísimo cabello rubio que tenía recogido en una elaborada trenza.

Evidentemente no era un fantasma…

 

-¿Quién eres? y ¿Quién te mandó? – preguntó nuevamente la joven ahora frente a él

 

 

El aun sin entender nada, se limitó a hacer lo que siempre hacia delante de una chica guapa…

 

 

-sabes nena, si tú me soltaras podríamos divertirnos juntos

 

 

…Ligar

 

 

-¿eh? – musitó la rubia sin dejar de mirarlo fijamente, al tiempo que levantaba una ceja incrédula

-lo siento, no nos hemos presentado…Flynn Ryder, a tu servicio – continuo el ante la atenta mirada de aquellos ojos verde – ¿y cuál es tu nombre?

-e-eh…yo…-comenzó a balbucear nerviosamente – R-Rapunzel…mi nombre es Rapunzel Grimm…aunque supongo que eso ya lo sabias

-no, en realidad no lo sabia

 

 

Aquello pareció irritar a la chica

 

 

-no mientas, de donde te mandaron – dijo ella al tiempo que volvía a apuntarle con el pincel – de la High Pixar o de la WDAS del norte

 

 

El chico la miraba contrariado…al parecer la chica tenía un grave delirio de persecución

 

 

-no me mandaron de ningún lado, estudio en este instituto…además porque alguien querría meterse aquí

 

 

Rapunzel soltó la espátula que sostenía y se acercó a él

 

-entonces… ¿no quieres robar mis cuadros?

-no!! – soltó el chico un poco cansado del asunto

 

 

Al parecer eso alivio a la chica quien comenzó a despegar la cinta pegante que lo tenía atado a aquella silla

 

 

-l-lo siento…es que en el pasado – ella se detuvo repentinamente – olvídalo…no es nada

 

 

A él no le parecía así, pero lo dejo pasar, porque al fin y al cabo, no era asunto de él. Pero cuando pensó que ella ya no diría más nada del asunto la escuchó hablar

 

 

-es solo que la gente siempre me miente y me usa…

 

Aquello de cierta forma lo conmovió

Después de todo, él no era ningún insensible…

 

 

Cuando terminó de quitarle la cinta de encima, este se levantó rápidamente de la silla para quedar frente a frente, notando que ahora ella se notaba cohibida y temblorosa

 

 

-yo te pido disculpas por mi comportamiento – comenzó diciendo ella sin levantar la vista – y sé que es egoísta de mi parte pedirte que no le digas a nadie lo que pasó aquí, pero es que este club de arte es mi vida y si se enteran de mí…forma de tratar a los visitantes lo cerraran

 

 

Flynn miró alrededor.

La verdad es que ese club no se veía nada lleno de vida.

Pero debía admitir que la chica frente a él tenía cierto encanto con las mejillas sonrojadas y una mirada esperanzada

 

 

-está bien nena, pero mi silencio tendrá un precio – dijo él con suficiencia y coquetería – que tal si mañana, salimos tu y yo por ahí

 

 

Ella lo miró con curiosidad

 

 

-¿eh?...salir, ¡quieres salir conmigo! – exclamó ella

 

 

 

Si, al parecer Flynn Ryder había conseguido a una chica linda…De nuevo.

.

.

.

.

.

End Notes:

* Hook : Es el capitan Garfio

End Notes:

* Hook : Es el capitan Garfio

Regresar al índiceUna salida extraña, Problemas rítmicos y el Héroe by Lauren Hat
Author's Notes:

 

Capitulo 5....

Difruten!!!

Author's Notes:

 

Capitulo 5....

Difruten!!!

.

.

.

.

Flynn Rider mantenía una sonrisa de suficiencia en su rostro, mientras esperaba en la entrada del instituto a que cierta rubia de larga cabellera apareciera.

No sabía porque se sentía emocionado, y la verdad no le interesaba el porqué, ni quería averiguarlo.

 

 

Cuando escuchó el motor de un auto que frenaba, levantó la vista.

El chico abrió los ojos por la sorpresa, aquel era un auto lujoso, y de inmediato la curiosidad lo invadió…

 

 

 

¿Quién vendría en semejante auto?

 

 

Y como si su mente la hubiera invocado, de allí salió ella, con su largo cabello recogido en dos coletas que le daban un aura infantil.

 

 

 

¡¿Quién rayos era esa chica?!

 

 

 

Luego de despedirse del chofer, Rapunzel levantó la mirada y sus ojos se encontraron con la figura de cierto castaño y procedió a acercarse lentamente hacia él, lo que hizo que el joven ensanchara aún más su sonrisa.

 

-¡woa!... ¿eres una princesita o algo por el estilo? – preguntó él en tono jocoso

-no, no lo soy – contestó ella un poco tímida ante la presencia del chico

 

Él al notar la incomodidad decidió aligerar el ambiente

 

-entonces, ¿estás lista para la mejor salida de tu vida? – inquirió él con emoción

-supongo que si

 

 

Flynn se acercó a ella y le tomo la mano repentinamente, ocasionando que ella se estremeciera.

 

 

-¡vámonos! – dijo el castaño al tiempo que la arrastraba a la salida, ella al ver hacia donde se dirigían se detuvo

-espera… ¿vamos a salir del instituto a esta hora?

-¿no me digas que nunca te has volado clases? – preguntó el en tono sarcástico, pero al ver la expresión seria de la chica, se percató de la realidad – ¡nunca lo has hecho! – exclamó al tiempo que la miraba como si ella fuera una especie en extinción

 

 

Rapunzel nunca se había escapado de clases, y es que ir al instituto era una especie de libertad que la alejaba de aquella cárcel personal en la que se había convertido su casa.

 

 

-no – respondió ella escuetamente lo cual hizo que Flynn soltara una sonrisa socarrona

-pues nena, eso va a cambiar hoy…

.

.

.

.

.

-¡tómense un descanso! – grito Jazmine al grupo que se encontraba tras de ella siguiéndole los pasos de baile

 

Una vez dichas esas palabras, el gentío corrió a hidratarse. El club de baile no era para tomárselo a la ligera, ya que Jazmine, Esmeralda y Megara, se tomaban muy enserio lo de ser artistas del baile, por eso los ejercicios físicos eran agotadores, y siempre exigían el 100% de la energía de las personas.

 

 

Jazmine se quedó frente a los espejos que rodeaban al aula del club de danza admirando su figura

 

-por favor… ¿eso que estabas enseñando era una especie de Erotic Dance o algo por el estilo? – musito una voz desde la puerta del club, haciendo que ella desviara bruscamente la mirada hacia dicho lugar

-para tu información eso se llama Tango, pero no espero que alguien como tú lo conozca – dijo bruscamente a modo de respuesta al muchacho que se encontraba mirándola con una sonrisa burlona en su rostro

-créeme, se más de lo que tú piensas – contestó el joven al tiempo que se acercaba a la morena – mucho gusto Alan Galland, próximo integrante del club de Danza

-¡sobre mi cadáver! – exclamó desdeñosamente Jazmine – además eres becado…nunca dejaré que un becado entre a mi club

-pues, mi querida “Princesita”…es una lástima para ti el que ya esté inscrito en este club – le contestó Alan con una sonrisa de goce, realmente se estaba divirtiendo con las reacciones de la chica

-¡Megara! – gritó Jazmine, haciendo que una chica de cabellos cobrizos se acercara a ella con gesto de tedio – llama a tu novio…y que con todos esos músculos que tiene saque a esta basura de aquí

 

 

La recién llegada soltó un suspiro de fastidio

 

 

-Jazzi relájate…además, ¿no le estas dando una mala imagen al nuevo integrante del club?, no eres tú la que siempre está diciendo “hay que dar una buena impresión”

 

La morena abrió los ojos de la impresión

 

-¡así que fuiste tú la que lo acepto en el club!

 

Megara le restó importancia al tono de su voz con un gesto de su mano

 

-Mira, allá esta Esmeralda, dile que te de algo de ese Té relajante que trajo

 

Jazmine se volteó  hacia su amiga y le dirigió una mirada fulminante para luego emprender la marcha hacia donde se encontraba su otra amiga

 

Alan no pudo evitar soltar una risotada

 

-ey chico – le llamó Megara – sabes que las cosas entre ustedes no van a ser fáciles ¿cierto?

 

 

El chico solo atinó a asentir, para que luego un gesto de confusión invadiera su rostro

 

-sabes, aun no  entiendo porque me aceptaste en el club

 

 

Megara soltó una sonrisa ladeada

 

-es solo que le faltaba algo de emoción a este club…y creo que ver a Jazzi fuera de sus casillas es algo divertido – concluyó la chica con una sonrisa

.

.

.

.

.

Si se hiciera una encuesta entre las chicas sobre el chico más popular del Instituto

Sin ninguna duda ese lugar lo ganaría Enrique Perrault.

Y no solo porque tuviera una cara bonita, de hecho él no se considera a sí mismo como guapo

Sino por lo amable y risueño que es con todos.

Las chicas de cursos inferiores lo ven como un “Príncipe Encantador”

Las chicas de cursos superiores lo ven como el ideal de un novio para llevar a sus padres

Y a las chicas de su mismo curso…ehh…

Pues…a él solo le interesa la opinión de una sola de ellas

 

Y es…

 

-¡tú, pobretona porque no te largas de aquí!! – soltó una chica de cabello negro, al tiempo que derramaba una bebida sobre la joven que se encontraba frente a ella

 

Enrique abrió los ojos a causa de la sorpresa. La chica que estaba siendo molestada era…

 

-hey Drizzy, porque no la dejas en paz – soltó la otra muchacha de cabello rojizo que se hallaba al lado de la chica llamada Drizzy

 

 

…Claire Cendrillon

 

 

-Annie eres tan blanda – dijo la chica pelinegra mirándola con fastidio – esto es lo que merecen aquellos que creen que pueden llegar a nuestro nivel

 

 

Sin poder tolerar más aquel comportamiento, Enrique decidió intervenir

 

 

-¡que es lo que están haciendo! – profirió el haciendo que las dos dieran un respingo al darse cuenta quien las había encontrado con las manos en la masa

 

 

Aquel par giraron la mirada hacia él y lo miraron con anhelo

 

-¡oh eres tú, “Príncipe”! -  soltaron las dos con emoción

-¡que príncipe ni que nada! – musitó el con irritación.

 

Las chicas se lo quedaron viendo confusas, nadie había conocido a Enrique enojado…y al parecer ellas eran las primeras. Ante aquel pensamiento las dos quedaron pasmadas y un solo pensamiento rodo por sus mentes

 

Se habían ganado el odio del Príncipe Encantador…

 

 

Claire que durante todo ese tiempo había estado en el piso, silenciosa, también se había sorprendido ante la actitud de Enrique. Ya que aunque no trataban personalmente, ella conocía su reputación y notaba su trato con los demás.

 

 

¿Qué era lo que había desatado tal conducta?

 

 

Drizzy y Annie sin poder soportarlo más salieron despavoridas del lugar dejando a la pareja sola en aquel desierto pasillo.

 

-Claire, ¿estás bien? – pregunto el pelinegro al tiempo que le tendía la mano a la chica, que aún se hallaba en el piso

 

 

Ella no podía creer que el conociera su nombre y ante aquella atención un sonrojo la invadió

 

 

-si- respondió al tiempo que tomaba agradecida aquella mano una vez de pie ella retira su mano tímidamente, como si no quisiera abandonar aquel contacto, y esa era la verdad, no quería hacerlo, así que se sentía un poco incomoda frente a él sin saber que decir  –… y gracias por haberme salvado de aquel par, de hecho Annie no es tan mala, es su hermana Drizzy la que siempre me está molestando, pero…

 

Enrique solo la veía divertido como comenzaba a divagar…

 

Si, ella era la chica que le gustaba

 

 

 

Pero algo entre ellos no tendría futuro….

.

.

.

.

.

 

-¡Qué nunca has comido helado! – Exclamó Flynn sorprendido ante la revelación de la chica – en que mundo has estado viviendo

-en las cuatro paredes de mi habitación – susurro suavemente sin que el chico advirtiera lo que había dicho

-¿y que me dices de las malteadas? – preguntó el castaño con interés, aun sorprendido por la anterior revelación

-tampoco…en realidad nunca he probado ninguna clase de postre o cosas por el estilo – contestó ella avergonzada, al parecer nunca había hecho cosas que los demás consideraban normales

 

 

Flynn notó la expresión cohibida de la chica y sus mejillas sonrosadas, y aquello le hizo sonreír

 

 

-de verdad que eres toda una rareza – soltó él al tiempo que la sostenía por el mentón – pero, si me das un beso dulce yo te podría introducir al lado oscuro de los postres

 

La joven no reaccionó como él suponía, ya que se lo quedó mirando de manera estoica

 

 

-no gracias… - contestó ella, pero poco a poco su expresión cambió a una emocionada - … pero ya que estamos fuera del instituto…se mi guía por la ciudad – propuso ella con una sonrisa

 

 

Él se quedó mirándola intrigado

 

-¿no eres de aquí?

 

-sí, nací aquí, pero los únicos sitios que conozco son el instituto y el hospital

 

 

Aquello lo sorprendió de sobre manera, él nunca se hubiera imaginado que alguien así existiera…tan encerrada en un burbuja.

 

-bueno princesa, prepárate…porque hoy será un día que no olvidaras jamás

 

 

Comentó el con una sonrisa haciendo que ella también sonriera…

.

.

.

.

Regresar al índiceLos aventureros, La cocinera y El chico Nuevo by Lauren Hat
Author's Notes:

Wiiiiiiiiii

Capitulo 6!!

Author's Notes:

Wiiiiiiiiii

Capitulo 6!!

.

.

.

.

Rebecca Matoaka era una aventurera nata.

 

Amaba la naturaleza y estar al aire libre. Sentir la grama bajo sus pies descalzos, el viento revolviendo sus cabellos y admirar la belleza de la creación.

 

Aunque en ese momento la estuviera viendo de cabeza…

 

-R-Rebecca – escuchó tenuemente la voz nerviosa de su amiga Jane – ¿estás bien?

 

 

La verdad no sabía cómo responderle, se encontraba colgada a varios metros de altura, boca abajo

 

 

 

…ya estaba sintiendo como la sangre bajaba a su cerebro

 

 

-qué te parece esta nueva manera de hacer montañismo eh – dijo una voz masculina a su lado, cuando giró la mirada, vio la sonrisa engreída de John Smith, y también su cabello rubio, sus ojos azules, sus brazos…

 

 

…deja de perderte en su físico…

 

 

-creo que es una mala idea…mi cerebro va a reventar – explicó ella con una calma que no sentía

-cobardica – masculló el para luego enderezarse – está bien, entonces dejemos el montañismo y que tal si hacemos una búsqueda de tesoro en bicicleta

-listo – acepto ella enderezándose también – yo hago equipo con Jane

-eso no es justo – dijo él ahora con expresión seria – Jane es experta en seguir rastros

-haz equipo con John Rolfe – comentó ella con buena intención – él también es bueno en rastreo

 

 

 

El rubio frunció el ceño ante esa oferta

 

 

-ni muerto, no soporto a ese tipo – dijo desdeñosamente

-¿porque? – pregunto ella con sorpresa, la verdad es que el chico le parecía una gran persona y no entendía como alguien se podría llevar mal con él

 

 

John se la quedó mirando fijamente y la detalló, para luego apartar la mirada

 

 

-porque si y punto – soltó el cortante para luego posar su azulina mirada sobre ella – por cierto ¿estas más morena?

 

 

Ella se sonrojo un poco

 

 

¡Él había reparado en ella!

 

 

Cuando estaba a punto de decirle algo, él volvió a hablar

 

 

-…se nota que no eres nada femenina, mira que no cuidar tu piel

 

 

Rebecca soltó un suspiro de lamento y comenzó a descender rápidamente dejándolo allí

 

 

De verdad que el muy idiota no se daba cuenta que ella amaba estar junto a él…mientras que el solo veía a una buena competidora…

.

.

.

.

Tyana era becada.

Y ciertamente quería sacarle todo el provecho posible al estar en ese instituto, por eso hacia parte de múltiples actividades extracurriculares como: El club de tutores, El club de debate, El club de Preservación de la biblioteca.

 

…pero quizás la actividad que más la llenaba, era la que realizaba en el Club de Cocina

 

Si, su pasión era cocinar. Y su sueño: Abrir un restaurante

 

Así que mientras batía una mezcla para hacer una crema pastelera, su mente comenzó a imaginar las variadas recetas que podría cocinar en su restaurante.

 

 

Mientras pensaba en eso una sonrisa se instaló en su boca.

 

 

Sin embargo su momento de felicidad se vio interrumpido por una serie de gritos y chillidos provenientes del pasillo.

 

Sin dejar de batir, se dirigió hacia la puerta, pero cuando estaba a punto de abrirla una voz la sorprendió

 

 

-¿qué perfil prefieren de mí? – dijo aquella voz masculina que reconocería en cualquier parte – con una sonrisa o serio

-¡hyaa, Naveen eres tan guapo! – gritaban las voces chillonas de algunas chicas

-¡eres mi Prince favorito!!

-¡tomate una foto conmigo!

 

Aquello irritó a Tyana

 

Como odiaba a esas huecas acosadoras que no hacían más nada en el instituto que perseguir a los llamados “Princes “

 

-Príncipe… ¿es cierto que está saliendo con Tyana Newman de su salón? – preguntó una chica repentinamente, dejando en shock a la morena

 

¡Que ella que!

¡Si despreciaba a ese idiota superficial con todas sus fuerzas!

 

 

Una estruendosa carcajada la sacó de su estupor

 

-¡Por Dios!...qué clase de mal chiste es ese – soltó el chico – ni loco que estuviera para salir con esa chica, es una empollona, temperamental, aburrida…y plana

 

Aquello fue la gota que rebosó la copa

 

Tyana abrió la puerta con brusquedad y miro con irritación al chico frente a ella que parecía sorprendido de verla ahí

 

Sin poder contenerse más tomo el bol que reposaba en sus manos y vertió el contenido sobre Naveen ante la mirada atónita de las chicas presente

 

 

-¡ha!...ni que tu fueras la gran cosa – dijo para luego rápidamente volver al aula del club de cocina y encerrarse

 

 

¡…El muy idiota!

 

 

Pensó ella mientras escuchaba el caos que había dejado afuera

.

.

.

.

Kida Nedakh se encontraba aburrida.

 

Cuando el director la llamó a su oficina, se sorprendió muchísimo, ya que no había hecho nada que ameritara ir a la dirección, así que sin esperar más se encaminó a dicho lugar, pero la secretaria le había dicho que esperara.

 

Y aun se encontraba ahí, esperando.

 

La puerta de la oficina se abrió dejando ver al director con su ya conocida sonrisa afable y junto a él un chico que tenía toda la pinta de ser un nerd.

Lentes redondos, larguirucho, unos libros gruesos en sus manos…

 

-Señorita Nedakh – habló el director – le presentó al joven Milo Tach, debido a una serie de circunstancias él no había podido integrarse a las clases, así que me gustaría que usted le muestre las instalaciones

 

¿Qué carajos…?

 

-entonces lo dejo en sus manos – dijo el director con la misma sonrisa, para luego volver a encerrarse en su o

High School Disney by Lauren Hat

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fanfic.es/viewstory.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20