Guardians of the Forest by Hisaki Yue

Fanfics en EspañolEl sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

 Guardians of the Forest by Hisaki Yue
Summary:

En lo más profundo del bosque existe una escuela para guardianes "Midori" Rikume entra a la escuela con el fin de encontrar nuevas amistades con animales como ella, sin embargo pasan cosas inesperadas que a la llevan a enamorarse del chico más atrevido de la escuela 



Categories: ORIGINALES Characters: Ninguno

Generos: Drama, Fantasía, Romance

Advertencias: Lemon, Muerte de un personaje

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 6 Completed: No Word count: 24845 Read: 491 Published: 11/01/2013 Updated: 23/02/2013
Summary:

En lo más profundo del bosque existe una escuela para guardianes "Midori" Rikume entra a la escuela con el fin de encontrar nuevas amistades con animales como ella, sin embargo pasan cosas inesperadas que a la llevan a enamorarse del chico más atrevido de la escuela 



Categories: ORIGINALES Characters: Ninguno

Generos: Drama, Fantasía, Romance

Advertencias: Lemon, Muerte de un personaje

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 6 Completed: No Word count: 24845 Read: 491 Published: 11/01/2013 Updated: 23/02/2013
Story Notes:

esto es solo para aclarar que mi ID  es Hisaki Yue y el personajes masculido tiene el mismo nombre, pero no por que yo me crea el, soy chica y dibujo anime y manga, y Yue fue el primer personaje masculino que tube, es por eso que mi ID es su nombre :) no piensen mal  n.n gracias 

Story Notes:

esto es solo para aclarar que mi ID  es Hisaki Yue y el personajes masculido tiene el mismo nombre, pero no por que yo me crea el, soy chica y dibujo anime y manga, y Yue fue el primer personaje masculino que tube, es por eso que mi ID es su nombre :) no piensen mal  n.n gracias 

Una vida nueva by Hisaki Yue
Author's Notes:

bueno pues este es mi primer fanfic aqui :) espero que les guste ;)

o y lamento mi falta de ortografia D: esque me entusiasmo y aveces se me pasan cosillas jajajajaja

Author's Notes:

bueno pues este es mi primer fanfic aqui :) espero que les guste ;)

o y lamento mi falta de ortografia D: esque me entusiasmo y aveces se me pasan cosillas jajajajaja

-          Pronto morire – la voz de un hombre resonó con tranquilidad en medio de la nada – porque? – pregunto la voz de una dulce e infantil niña. – Riku… -

- si? –

- debes darte prisa, y crecer… -

 

No recuerdo mucho de mi familia… Después de aquellas primeras semanas de haber nacido, fue un error salir de la madriguera… ese día… ese día está marcado en mi vida, no hay momento en que no lo recuerde, y no hay día en que no lo lamente….  pensando en mi vida entre a una escuela en medio del bosque central, con mi maleta de madera en mano. Al entrar camine por los pasillos en dirección a una caseta, para recoger mi uniforme y la llave de mi habitación, cuando llegue hasta ella, una mujer madura de la clase felina me miro al ojos al momento de pararme frente a ella.

-          Por dios! Pero qué horas son estas de llegar?!- exclamo algo molesta pues sin duda se notaba que había estado horas ahí sentada esperando a todos los alumnos. Colocándose sus lentes tomo una hoja con una lista, después de unos segundos de lectura tomo una llave con un papelito, y me la entrego junto con mi uniforme envuelto en una bolsa negra. – ahora vete a cambiar que las clases van a comenzar! – me corrió del lugar con un gesto de mano adelante y atrás.

Al salir por la puerta de tras de la casilla lei el papel junto con la llave y ubique el edifico en el cual me había tocado, “habitación 503 del edificio 3”, al mirar hacia delante note que los edificios no estaban tan lejos, solo tenía que atravesar aquel enorme jardín frente a mí. Seguí caminando, observando cada rincón del lugar, las flores, el pasto, el agua, etc. Me tranquilizaban, siempre había pensado que solo los humanos tenían lugares como estos, pero desde que puedo transformarme, logre entender que la vida fuera del templo no es tan mala, o por lo menos no en la parte de la naturaleza.

Al llegar al edificio de 8 pisos, me di cuenta de algo en particular, había un letrero en la entrada principal, uno muy interesante con un dibujito de prohibido, al acercarme para leerlo, note que decía. “prohibido el pasa a mujeres”, aquello me dejo sin habla, mire el nuevamente al papel que tenía en la mano, no podía haberme equivocado, hasta que capte. - Pero…. Soy chica… o_o -  

 

 

Dentro de la escuela en un salo lleno de alumnos jóvenes de especies finas y fuertes, platicaban de sus experiencias de la infancia, cuando de pronto una chica de cabello corto, amarillo rojizo y opaco, de ojos verde esmeralda, piel blanca, orejas y cola de zorro,  vestida con el uniforme femenino, entro al salón.

Al entrar al salón, note que  todas las miradas se centraron en mí, estaba un poco nerviosa por el hecho de que era mi primer año en un lugar como este, y por supuesto porque sería la primera vez que convivía con otros animales que no fuera que hombre, lo único malo que pasaba, era que aquellas miradas no eran nada agradables, me miraban confundidos, como si estuviera mal que entrara, a pesar de los nervios, aquella no era la primera vez que alguien me miraba de esa forma, por lo que decidí ignorarlos y caminar hasta mi asiento en la penúltima fila, detrás de un chico alegre quien me sonreía al pasar, al ver sus orejas, me di cuenta de que se trataba de un zorro rojo, al igual que yo, lo cual me tranquilizo un poco.

Pero la poca tranquilidad no duro mucho, antes de llegar hasta mi asiento, una chica de cabello ondulado, largo  y plateado, se paró frente a mí, con una mirada territorial, lo cual me asusto un poco, pero era de esperarse de un lobo.

-          Acaso se te perdió algo animal mestizo? -  aquel tono no había sido muy amable si no al contrario, era un típico tono de lobos de una típica frase “vete o te comeré vivo”. Trague algo de saliva tratando de no mostrar miedo, no quería contestarle, pero me sentía confundida por su pregunta, que simplemente susurre. – mestizo? –

-          Escúchame bien pequeño animal de raza inferior, este ahora es mi territorio. – señalo el salón con ambos brazos haciendo un circulo. – y no permito animales de sangre impura aquí, así que da la vuelta y sal de este salón – el tono de voz que la chica subió a un volumen muy notorio, que por desgracias todos notaron, y nuevamente fui el centro de atención.

-          Vamos Mei, creí que los machos eran quienes reclamaban el territorio… - comento el chico sonriente de atrás en un tono bromista.

-          Cierra la boca Naoto, de no ser que res el hijo de Hana ya te hubiera cortado el cuello. – parecía que cada vez ella se molestaba mas. –valla…  los lobos si que tienen un mal temperamento. – contesto algo desanimado.

-          BUENOS DIAS CLASE!!!!! –

De pronto un mujer algo madura de estatura alta, cabello negro y largo entro al salón de una forma extraña (dando vueltas), por sus orejas pequeñas y redondas, note que se trataba de un oso negro, los alumnos se sentaban en sus bancos, y aquella chica me dejo el camino libre como para irme a sentar, después he hacerlo aquel chico de enfrente volteo a mírame con una linda sonrisa en su rostro.

-          Que no te asuste Mei, le gusta ladrar pero no muerde… - su forma de hablar me inspiraba confianza como para contestarle – eso espero…. – susurre alegre.

La maestra entusiasmada tomo la pieza de gis y con rapidez escribió su nombre en el pizarrón.

-          MI NOMBRE ES NOZOMI!!! – emocionada y alegre exclamaba. – yo seré su profesora de historia, en todo este año aprenderemos un poco sobre los guardianes de cada raza existente en el bosque, desde los de nivel 1 hasta el nivel 10, también veremos algo de anatomía de cada especie y por supuesto…. – en ese momento la profesora fue interrumpida al ver una mano alzada. – am… en que te puedo ayudar? – pregunto alegre.

-          Me llamo Mei, y tengo algo que informarle profesora… - aquella chica volvió a pararse de su asiento. – esta clase es solo para los de raza pura, y sin embargo, gusto ahí. – me señalo, nuevamente atrayendo toda la atención hacia nosotras. – está un zorro mestizo de sangre sucia, y sin ofender maestra, no permitiré que alguien como ella este en mi salón. –

-          Bueno Mei querida… primero que nada, en esta escuela o por lo menos en los salones no está permitido marcar territorios, asique limítate a no decir “mi” – el tono de la profesora no cambia, aún seguía con su sonrisa y su tono amable. -  y en cuanto a usted, la chica de atrás, - me miro. – estas segura de estar en esta clase? –

-          Pues… pues si… - dije algo nerviosa. – cuál es tu nombre? – me pregunto al tomar una lista de su maletín. – me llamo Rikume… soy un zorro rojo del templo del norte de las montañas keiham… - mención de más. –

-          AAAAAAAHHHHHHH!!!!! – grito la maestra impresionada. – TU ERES LA SUCESORA DE KAI!!!  -  impactada azoto sus manos contra el escritorio mirándome a los ojos.

A mi lado escuchaba los murmuros de mis compañeros confundidos. – quien es Kai? – me asuste un poco al ver la reacción de todos, no sabía si aquello era algo bueno o malo, lo único que sabía es que estaba confundida.

-          NO PUEDO CREER QUE ESTES EN MI CLASE!! – seguía entusiasmada. --Quién demonios es Kai!! – Exclamo molesta Mei. – KAI ES EL ZORRO BLANCO MAS SABIO Y BENERADOS DE TODOS LOS ANIMALES… LOBOS, LINCES, PUMAS, OSOS, Y TODA CLASE DE DEPREDADORES, AL VERLO, LO REVERENCIABAN… -

Al escuchar aquello me sorprendí mucho, yo vivía con él y nunca había escuchado de eso, o simplemente nunca había visto que lo reverenciaran, para mí él era más bien  un Zorro perezoso que me obligaba a hacerle de comer, aunque de la parte sabía si tenía razón, pero aun así, no estaba muy segura de sí hablábamos del mismo Kai.

-          AHORA ENTIENDO PORQUE TE A ELEGIDO!!! TU ERES AQUELLA CHICA DE LA LEYENDA DE LOS HUMANOS… -

En ese momento aquel recuerdo que marcaba mi infancia regreso a mi mente, al hacerlo me desanime un poco.

-          Te importaría si nos cuentas un poco sobre los humanos?!!, como son? Son realmente aterradores?...- comenzó a dejar caer una serie de preguntas. – yo… - sin ánimos quería contestar, pero en ese preciso momento la puerta del salón se deslizo bruscamente atrayendo la atención de todos, al mirar note que se trataba de un chico.

-          Lamento la tardanza… mi nuevo compañero llego y tuve que tirar sus cosas por la ventana… - el tono se voz de aquel chico era serio pero de buen humor, no parecía ser tan desagradable a pesar de sus comentarios. – YUE!! – las chicas al verlo  se sonrojaron incluyendo a Mei, quien estaba perdida con la mirada puesta en él, tanto que comenzó a mover su cola de un lado a otro entusiasmada. 

-          pasa Yue, nos estamos conociendo!! – sonrió.

Aquel chico entro al salón con sus manos dentro de los bolsillos del pantalón, sin el chaleco del uniforme, la corbata desarreglada, pero comprendía por qué todos los lobos estaban enamoradas del, era un chico alto, de piel blanca, cabello corto y de color plateado, y unos ojos penetrantes de color rojo escarlata, comenzó a caminar hacia nosotras, al llegar hasta Mei, esta se sentó en el su banco dejándole el lugar libre al chico para que pasara, mas sin embargo yo me quede mirándolo a los ojos, sentí que mi cuerpo cobraba vida, mis manos temblaban y mis piernas también, no entendía el porqué, pero sentía como levemente me sonrojaba cada vez que se acercaba más, pronto llego el punto en el que estábamos frente a frente. Ambos nos mirábamos a los ojos.

-          A Yue… ella es Rikume!! Recuerdas la leyenda del año anterior?, - el me miro de un forma extraña. – Ella es esa chica! – exclamo feliz la maestra. –

-          Así que tú eres aquella chica… -  me sonrio…- interesante….. creo que este año será divertido…. -    

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                                                                                                                       

 

 

 

 

Continuara….

End Notes:

gracias por leerlo non 

End Notes:

gracias por leerlo non 

Regresar al índiceUna vida nueva by Hisaki Yue
Author's Notes:

bueno pues este es mi primer fanfic aqui :) espero que les guste ;)

o y lamento mi falta de ortografia D: esque me entusiasmo y aveces se me pasan cosillas jajajajaja

Author's Notes:

bueno pues este es mi primer fanfic aqui :) espero que les guste ;)

o y lamento mi falta de ortografia D: esque me entusiasmo y aveces se me pasan cosillas jajajajaja

-          Pronto morire – la voz de un hombre resonó con tranquilidad en medio de la nada – porque? – pregunto la voz de una dulce e infantil niña. – Riku… -

- si? –

- debes darte prisa, y crecer… -

 

No recuerdo mucho de mi familia… Después de aquellas primeras semanas de haber nacido, fue un error salir de la madriguera… ese día… ese día está marcado en mi vida, no hay momento en que no lo recuerde, y no hay día en que no lo lamente….  pensando en mi vida entre a una escuela en medio del bosque central, con mi maleta de madera en mano. Al entrar camine por los pasillos en dirección a una caseta, para recoger mi uniforme y la llave de mi habitación, cuando llegue hasta ella, una mujer madura de la clase felina me miro al ojos al momento de pararme frente a ella.

-          Por dios! Pero qué horas son estas de llegar?!- exclamo algo molesta pues sin duda se notaba que había estado horas ahí sentada esperando a todos los alumnos. Colocándose sus lentes tomo una hoja con una lista, después de unos segundos de lectura tomo una llave con un papelito, y me la entrego junto con mi uniforme envuelto en una bolsa negra. – ahora vete a cambiar que las clases van a comenzar! – me corrió del lugar con un gesto de mano adelante y atrás.

Al salir por la puerta de tras de la casilla lei el papel junto con la llave y ubique el edifico en el cual me había tocado, “habitación 503 del edificio 3”, al mirar hacia delante note que los edificios no estaban tan lejos, solo tenía que atravesar aquel enorme jardín frente a mí. Seguí caminando, observando cada rincón del lugar, las flores, el pasto, el agua, etc. Me tranquilizaban, siempre había pensado que solo los humanos tenían lugares como estos, pero desde que puedo transformarme, logre entender que la vida fuera del templo no es tan mala, o por lo menos no en la parte de la naturaleza.

Al llegar al edificio de 8 pisos, me di cuenta de algo en particular, había un letrero en la entrada principal, uno muy interesante con un dibujito de prohibido, al acercarme para leerlo, note que decía. “prohibido el pasa a mujeres”, aquello me dejo sin habla, mire el nuevamente al papel que tenía en la mano, no podía haberme equivocado, hasta que capte. - Pero…. Soy chica… o_o -  

 

 

Dentro de la escuela en un salo lleno de alumnos jóvenes de especies finas y fuertes, platicaban de sus experiencias de la infancia, cuando de pronto una chica de cabello corto, amarillo rojizo y opaco, de ojos verde esmeralda, piel blanca, orejas y cola de zorro,  vestida con el uniforme femenino, entro al salón.

Al entrar al salón, note que  todas las miradas se centraron en mí, estaba un poco nerviosa por el hecho de que era mi primer año en un lugar como este, y por supuesto porque sería la primera vez que convivía con otros animales que no fuera que hombre, lo único malo que pasaba, era que aquellas miradas no eran nada agradables, me miraban confundidos, como si estuviera mal que entrara, a pesar de los nervios, aquella no era la primera vez que alguien me miraba de esa forma, por lo que decidí ignorarlos y caminar hasta mi asiento en la penúltima fila, detrás de un chico alegre quien me sonreía al pasar, al ver sus orejas, me di cuenta de que se trataba de un zorro rojo, al igual que yo, lo cual me tranquilizo un poco.

Pero la poca tranquilidad no duro mucho, antes de llegar hasta mi asiento, una chica de cabello ondulado, largo  y plateado, se paró frente a mí, con una mirada territorial, lo cual me asusto un poco, pero era de esperarse de un lobo.

-          Acaso se te perdió algo animal mestizo? -  aquel tono no había sido muy amable si no al contrario, era un típico tono de lobos de una típica frase “vete o te comeré vivo”. Trague algo de saliva tratando de no mostrar miedo, no quería contestarle, pero me sentía confundida por su pregunta, que simplemente susurre. – mestizo? –

-          Escúchame bien pequeño animal de raza inferior, este ahora es mi territorio. – señalo el salón con ambos brazos haciendo un circulo. – y no permito animales de sangre impura aquí, así que da la vuelta y sal de este salón – el tono de voz que la chica subió a un volumen muy notorio, que por desgracias todos notaron, y nuevamente fui el centro de atención.

-          Vamos Mei, creí que los machos eran quienes reclamaban el territorio… - comento el chico sonriente de atrás en un tono bromista.

-          Cierra la boca Naoto, de no ser que res el hijo de Hana ya te hubiera cortado el cuello. – parecía que cada vez ella se molestaba mas. –valla…  los lobos si que tienen un mal temperamento. – contesto algo desanimado.

-          BUENOS DIAS CLASE!!!!! –

De pronto un mujer algo madura de estatura alta, cabello negro y largo entro al salón de una forma extraña (dando vueltas), por sus orejas pequeñas y redondas, note que se trataba de un oso negro, los alumnos se sentaban en sus bancos, y aquella chica me dejo el camino libre como para irme a sentar, después he hacerlo aquel chico de enfrente volteo a mírame con una linda sonrisa en su rostro.

-          Que no te asuste Mei, le gusta ladrar pero no muerde… - su forma de hablar me inspiraba confianza como para contestarle – eso espero…. – susurre alegre.

La maestra entusiasmada tomo la pieza de gis y con rapidez escribió su nombre en el pizarrón.

-          MI NOMBRE ES NOZOMI!!! – emocionada y alegre exclamaba. – yo seré su profesora de historia, en todo este año aprenderemos un poco sobre los guardianes de cada raza existente en el bosque, desde los de nivel 1 hasta el nivel 10, también veremos algo de anatomía de cada especie y por supuesto…. – en ese momento la profesora fue interrumpida al ver una mano alzada. – am… en que te puedo ayudar? – pregunto alegre.

-          Me llamo Mei, y tengo algo que informarle profesora… - aquella chica volvió a pararse de su asiento. – esta clase es solo para los de raza pura, y sin embargo, gusto ahí. – me señalo, nuevamente atrayendo toda la atención hacia nosotras. – está un zorro mestizo de sangre sucia, y sin ofender maestra, no permitiré que alguien como ella este en mi salón. –

-          Bueno Mei querida… primero que nada, en esta escuela o por lo menos en los salones no está permitido marcar territorios, asique limítate a no decir “mi” – el tono de la profesora no cambia, aún seguía con su sonrisa y su tono amable. -  y en cuanto a usted, la chica de atrás, - me miro. – estas segura de estar en esta clase? –

-          Pues… pues si… - dije algo nerviosa. – cuál es tu nombre? – me pregunto al tomar una lista de su maletín. – me llamo Rikume… soy un zorro rojo del templo del norte de las montañas keiham… - mención de más. –

-          AAAAAAAHHHHHHH!!!!! – grito la maestra impresionada. – TU ERES LA SUCESORA DE KAI!!!  -  impactada azoto sus manos contra el escritorio mirándome a los ojos.

A mi lado escuchaba los murmuros de mis compañeros confundidos. – quien es Kai? – me asuste un poco al ver la reacción de todos, no sabía si aquello era algo bueno o malo, lo único que sabía es que estaba confundida.

-          NO PUEDO CREER QUE ESTES EN MI CLASE!! – seguía entusiasmada. --Quién demonios es Kai!! – Exclamo molesta Mei. – KAI ES EL ZORRO BLANCO MAS SABIO Y BENERADOS DE TODOS LOS ANIMALES… LOBOS, LINCES, PUMAS, OSOS, Y TODA CLASE DE DEPREDADORES, AL VERLO, LO REVERENCIABAN… -

Al escuchar aquello me sorprendí mucho, yo vivía con él y nunca había escuchado de eso, o simplemente nunca había visto que lo reverenciaran, para mí él era más bien  un Zorro perezoso que me obligaba a hacerle de comer, aunque de la parte sabía si tenía razón, pero aun así, no estaba muy segura de sí hablábamos del mismo Kai.

-          AHORA ENTIENDO PORQUE TE A ELEGIDO!!! TU ERES AQUELLA CHICA DE LA LEYENDA DE LOS HUMANOS… -

En ese momento aquel recuerdo que marcaba mi infancia regreso a mi mente, al hacerlo me desanime un poco.

-          Te importaría si nos cuentas un poco sobre los humanos?!!, como son? Son realmente aterradores?...- comenzó a dejar caer una serie de preguntas. – yo… - sin ánimos quería contestar, pero en ese preciso momento la puerta del salón se deslizo bruscamente atrayendo la atención de todos, al mirar note que se trataba de un chico.

-          Lamento la tardanza… mi nuevo compañero llego y tuve que tirar sus cosas por la ventana… - el tono se voz de aquel chico era serio pero de buen humor, no parecía ser tan desagradable a pesar de sus comentarios. – YUE!! – las chicas al verlo  se sonrojaron incluyendo a Mei, quien estaba perdida con la mirada puesta en él, tanto que comenzó a mover su cola de un lado a otro entusiasmada. 

-          pasa Yue, nos estamos conociendo!! – sonrió.

Aquel chico entro al salón con sus manos dentro de los bolsillos del pantalón, sin el chaleco del uniforme, la corbata desarreglada, pero comprendía por qué todos los lobos estaban enamoradas del, era un chico alto, de piel blanca, cabello corto y de color plateado, y unos ojos penetrantes de color rojo escarlata, comenzó a caminar hacia nosotras, al llegar hasta Mei, esta se sentó en el su banco dejándole el lugar libre al chico para que pasara, mas sin embargo yo me quede mirándolo a los ojos, sentí que mi cuerpo cobraba vida, mis manos temblaban y mis piernas también, no entendía el porqué, pero sentía como levemente me sonrojaba cada vez que se acercaba más, pronto llego el punto en el que estábamos frente a frente. Ambos nos mirábamos a los ojos.

-          A Yue… ella es Rikume!! Recuerdas la leyenda del año anterior?, - el me miro de un forma extraña. – Ella es esa chica! – exclamo feliz la maestra. –

-          Así que tú eres aquella chica… -  me sonrio…- interesante….. creo que este año será divertido…. -    

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                                                                                                                       

 

 

 

 

Continuara…

End Notes:

gracias por leerlo non 

End Notes:

gracias por leerlo non 

Regresar al índiceLos problemas comienzan by Hisaki Yue
Author's Notes:

bueno aki esta la continuacion :) espero que les guste y me gustaria ami leer su opinion 

Author's Notes:

bueno aki esta la continuacion :) espero que les guste y me gustaria ami leer su opinion 

(Al día siguiente)

Había pasado el día, y por desgracia descubrí que mi compañero de cuarto, era nada más y nada menos que aquel chico lobo llamado Yue, recupere mi maleta de entre los arbustos y volví a subirla.

Bueno les contare lo que esta pasando, me llamo Rikume y soy un zorro rojo, vivía con un Zorro blanco y sabio llamado Kai en el templo de Keiham, el realmente no es ningún familiar mío, pero el me a cuidado desde pequeña, gracias a el, entre a la escuela del bosque central Midori, mi meta era poder socializarme con otros animales y aprender a valerme por mi misma, pero por desgracia, Kai cometió un error en el pergamino de inscripción, en la parte de la sexualidad coloco una flecha en el cuadro de sexo masculino, de modo que la escuela me coloco en el edificio de los hombres, al descubrir el error, el director trato de cambiarme a la estancia de la chicas, pero no había solución a mi problema, los lugares estaban todos ocupados, y no quedaba otra opción más que compartir mi habitación con aquel chico, el director me mando a decir que aria un cuarto secreto en el closet, solo para mí, por si no oís están enterados, las chicas en esta escuela estamos arriesgándonos en las épocas de fertilidad, se está prohibido tener sexo en la escuela, aunque no sé exactamente que sea eso, pero preferiría evitar problemas.

El hecho de compartir cuarto con un chico era incomodo, de ahora en adelante tendría que cerrar la puerta del baño con candado, guardar siempre bien mi ropa interior y por supuesto, estar súper atenta por las noches, con los hombres nunca se sabe que podrán hacer, y mucho menos con un hombre de diferente especie. Otra cosas es que la situación era incomoda, la noche anterior Yue solo me miro seriamente y se acostó a dormir como si fuera una invasora en su propiedad, aunque realmente si lo era, trate de ignorar lo ocurrido y dije con amabilidad “buenas noches” pero él no se dignó a contestarme, al parecer así serían las cosas de aquí en adelante.

(Día 2 10:00 am en el salón de clases)

En clases todo iba muy bien, Naoto el chico lindo que se sentaba delante de mí, siempre me recibía con una linda sonrisa que me contagiaba y hacia olvidarme de todo lo malo, también conocí a sora, un zorro del desierto que venía de intercambio, era un chico pequeño con el cabello un tanto largo de color marrón, y unos grandes y bonitos ojos azules, ambos éramos nuevos y eso me  hacía sentir muy bien.

La maestra caminaba por las filas contando la historia de nuestros guardianes, me di cuenta de que muchas cosas que aun viviendo con un guardián no sabía. Kai nunca me enseño a cazar, ni usar magia, ni nada de historia, al parecer mi vida con él era muy diferente a la vida de los demás.

-          Muy bien chicos ahora are unas cuantas preguntas y espero participación. – ante lo que comento la profesora me sentí un poco insegura puesto que la verdad estaba en 0 en historia. -  ¿Qué es un guardián y para que existen? – era un pregunta simple y sabia, mas sin embargo no sabría como explicarlo.

-          Un guardián es una criatura mágica que aguarda en los bosques, selvas o en cualquier lugar, existen con el fin de proteger a los animales de su región y así evitar su extinción  - contesto un chico peli azul de la clase felina. –

-          Muy bien Mark, segunda pregunta, como se eligen a los guardianes? –  rápido sin pensarlo Mei levanto la mano para dar su respuesta – un guardián se elige  gracias a su tamaño y poder.. – contesto orgullosa. – gracias Mei pero no…,  un guardián  no se elige por su fuerza o tamaño, si no por su sabiduría, no tiene caso tener un gran poder si no sabes usarlo con responsabilidad, se necesita usar la cabeza para evitar catástrofes. –

Aquello me recordó cuando Kai me decía que la fuerza no lo era todo, que no necesitaba ser la mejor en todo para ganar el respeto de los demás, que hasta la vida más pequeña del mundo, podría ser el más grande de todos.

-          Siguiente pregunta. Como nacen los guardianes, es decir pueden dos guardianes tener un hijo? – aquella pregunta me puso en duda, y al parecer a todos los demás también puesto que nadie levantaba la mano, hasta que de repente Naoto contesto. – los guardianes en general eligen a un cachorro recién nacido con personalidad de una familia de animales, para criarlo como su hijo enseñándole lo básico hasta cierto día, el amor entre guardianes siempre se a presentado, mas sin embargo hasta ahora no hay pruebas de que estos puedan llegar a tener un hijo de su propia sangre. -  aquella respuesta me dejo sin habla, cada vez más me impresionaba de las cosas que escuchaba en clase.

-          Aaaaahhh… - de pronto escuche un suspiro a mi lado, al voltear note que se trataba de Yue, al parecer estaba muy aburrido que solo se dedicaba a mirar la ventana.

En se momento sonó la campana de cambio, los alumnos se paraban de los asientos para comenzar a salir de la clase, ahora nos tocaba la clase de magia así que Naoto y yo caminamos juntos hasta la siguiente aula, en aquella clase se juntaban tanto carnívoros como herbívoros, de modo que al entrar era un enorme tan enorme que cabían 4 salones de 40 alumnos, en la cual solo había una profesora.

Naoto y yo nos sentamos juntos en un especie de banco con una mesita enfrente de nosotros en la cual se hallaba una manzana, una linda rojo y jugosa manzana para cada uno.

-          Estas nerviosa? – me pregunto al notar mi interés en la manzana. – am… pues un poco creo. –

-          No hay porque estar nervioso, qué posibilidades hay de que te pase algo malo? Es decir, no creo que te caiga asido en el cuerpo o se te queme la ropa… -

-          Naoto eso no me ayuda o.e – más que nerviosa ahora tenía algo de miedo.  – jajajajaja… ya verás que no pasara nada…. – me sonrió.  Aquella sonrisa era tan linda, sentía que no importara cuantas veces lo hiciera, podría verlo sonreír por toda mi vida y nunca me casaría de el.

-          Buen día chicos. – por la puerta entro una mujer de pequeña estatura de aspecto infantil pero con una actitud seria, tenía una cola enorme y esponjada del tamaño de su cuerpo y unas orejitas pequeñas y lindas,  se trataba de una ardilla.- como pueden ver al frente de ustedes – fue directo al grano – se encuentra una manzana. – su tono de voz era seria y recta, una típica maestra estricta, con el único detalle que su estatura era más o menos la de mi pie hasta mi rodilla. – hoy veré que son capases de hacer y con el trascurso del tiempo iremos aprendiendo a como dominar sus poderes al 100% ahora comiencen a experimentar con la manzana. – Juguetes infantiles: Tienda Gormiti, Monster High, Trompos Cometa, BeyBlade, Bakugan Juguetes infantiles: Tienda Gormiti, Monster High, Trompos Cometa, BeyBlade, Bakugan y muchos más

sin decir nada más, todos comenzaron a usar sus pequeños poderes con la manzana, mas sin embargo yo estaba petrificada del miedo.

-          Como que usar nuestros poderes? – le pregunte a Naoto insegura. – solo tienes usarlos con la manzana de esta forma. – de pronto Naoto transformo la manzana con solo mirarla a una pequeñas fresitas. – como hiciste eso?!!  - pregunte fascinada y asombrada. – solo use mis poderes de transformación, eso es lo que yo hago, tu que puedes hacer? –

-          Es que ese es el problema… - susurre. – yo no tengo poderes… - asustada baje la orejas  y lo mire a los ojos. – que?, es enserio?  - Naoto parecía preocupado por mi estado.  – Riku como es que no tienes poderes, eres la sucesora de un guardián, debes tener por lo menos alguna chispa de magia… -

-          Pero es que no la tengo…  Kai nunca me dijo que tenía que tener un poder, nunca me enseño de magia… -

-          Hay Riku…. Sabes lo grave que es tu situación… - sus palabras comenzaban a preocuparme – como planeas suplantar aun guardián si prácticamente ere un ser corriente… - aquello me preocupo mucho su rostro dejo de mostrar felicidad. – ahora lo sé, por favor Naoto tienes que ayudarme, no quiero decepcionar a nadie. – lo tome de las manos. Ambos nos quedamos callado por un par de segundos, mirándonos a los ojos, con la esperanza de que Naoto no me abandonare en ese momento. – de acuerdo… - susurro al volver a sonreírme.

Aquella sonrisa, fue completamente diferente, me miro de una manera tan linda que no pude evitar sonrojarme y mi corazón comenzó a latir fuertemente.

-          No te preocupes te ayudare a encontrar tus poderes pase lo que pase… - sus palabras eran tan dulces, sus manos tomaron las mías con algo de fuerza, era la primera vez que alguien me trataba así. – muchas gracias Naoto.. – susurre contenta de haberlo conocido.

-          Que está pasando aquí!!! -  de pronto una regla fue azotada en nuestra mesa asustándonos y separándonos de las manos. – jovencitos, esto en un salón de clases no una sala de amor… - gracias a esas palabras todos en la clase nos miraron a ambos, aquello me avergonzó tanto que mi cara cambio de color, mientras que la maestra estaba arriba de la mesa siguiente mirándonos seriamente con la regla en la mano.

-          Lo siento mucho maestra no volverá a pasar…- contesto mi compañero con tanta serenidad.

-          Eso espero, ahora concéntrense en la manzana. – se retiró de nuestro lado.

-          Gracias…- le sonreí.

Después de una hora de clase y del susto, toco nuevamente el timbre, pero esta vez era el receso, Naoto me tomo de la mano y salimos del salón, junto con los demás estudiantes,  solo que esta vez por alguna razón, note como Yue y Mei caminaban juntos tomados de la mano, ella parecía muy emocionada más sin embargo el estaba serio como siempre, no le di mucha importancia era más que obvio que esos dos tenían algo entre si, es decir, chico guapo con chica bonita es igual a relación, así que camine junto a Naoto hasta la cafetería, al llegar nos encontramos con Sora, como el estaba en clases diferentes solo podíamos verlo en la hora del descanso, después de un saludo los tres pasamos a tomar nuestro almuerzo en la barra de carnes n.n  yo amo la carne en especial le de los peces y gallinas.

Sora y yo éramos nuevos, de modo que Naoto nos mostraría la escuela. Caminamos hasta la puerta al jardín y al salir, había un montón de alumnos en el, de todas las especies, mas sin embargo ninguno estaba mesclado, felinos con felinos, lobos con lobos, venados con venados, liebres con conejos etc.  El patio estaba dividido en muchas partes. Sora y yo solo mirábamos desde la puerta los grandes grupos.

-          Escuchen, aquel grupo de lobos son agresivos por naturaleza, el líder se llama Kondo, tiene un muy mal temperamento y odia a los zorros, así que será mejor que no oís acerquéis a el – al mirarlos note que uno de ellos tenía una cicatriz en el ojo, era muy grande y fuerte, supuse que ese era el líder. -  como sabes acerca de ellos? – pregunte. – Yue no es el único que repite año… - me sonrió.

-          Porque repiten año? – sora me quito la pregunta de la punta de la lengua. – pues… muchos de nosotros no tenemos donde ir, como saben no todos son guardianes en esta escuela, yo en lo general no me voy porque Hana no me lo permite, pero hay otros motivos como los de Yue. – los tres comenzamos a caminar hacia una esquina vacía cerca de la reja. – es cierto amigo, e escuchado en mi salón que es el chico más temido de la escuela, sin mencionar que se a acostado con todas las chicas de aquí, jajajajajja – menciono burlonamente mientras nos sentábamos en el suelo – Sora, ten más respeto, Rikume está aquí… -  jajajajajaja, lo siento, es que con ese pelo corto no puedo evitar pensar que es hombre… - volvió a comentar entre risas. – SORA!!! –

-          Está bien… - dije en voz baja. – no importa, me agrada que sea el mismo a pesar de que este con una chica en frente… -  sonreí. – aaa me agradas chica me agradas, siempre he dicho que Naoto tiene buen ojo para las mujeres – AAAHHH…-  ambos nos pusimos algo rojos.- Sora te jugo que si no cierras tu boca  are que te duches con agua fría… -  nervioso golpeo a su amigo en la cabeza.

-          Auch!!!  Lo siento. – se disculpó al sobarse. – había olvidado que a ti te gusta otra chica… -

Ante esas palabras, mis ojos se abrieron  lo que pudieron, me impacte un poco puesto que mi corazón comenzó a sentirse algo mal, comenzó a dolerme, con una fuerte sensación  de tristeza, inconscientemente baje las orejas y toque mi pecho adolorida mirando hacia el suelo.

-          Riku… - su voz sonaba preocupada. – te sientes bien? – de alguna forma no quise contestarle. – si te sientes mal deberías ir a la enfermería… - sugiero su amigo.

-          No…- negué con la cabeza. – yo…  yo solo tengo que ir a mi habitación, nos vemos en clase. –

Sin decir nada más, me levante del suelo y corrí cruzando el jardín, pasando entre los demás, dejando atrás a mis primeros amigos preocupados. No entendía, porque? Me preguntaba,  porque me siento de esta manera?  A caso… acaso estaba enamorada de Naoto?, eso no era posible, no llevo ni dos días de conocerlo y siento esto por él, acaso es esto a lo que le llaman amor a primera vista….?, sea amor o no ya no podía tener esperanzas ante las palabras de su amigo.

Llegue al edificio algo agitada por correr, pero no perdí tiempo y me adentre en el, mi habitación estaba en el piso 5 por lo que comenzó a subir las escaleras  aun pensando en lo sucedido, los deseos de llorar no se iban, y sin aguantar más, lagrimas comenzaron a brotar de mis ojos, por más que me limpiaba los ojos las lágrimas no dejaban de caer,  hasta que llegue al quinto piso, un extraño ruido me distrajo de mis pensamientos.

-          Aaahh…. – comencé a escuchar pequeños gemidos en el pasillo. – mas…. Más!!!.... – la voz pertenecía a  una chica, parecía estar exaltada.

Me limpie los ojos por última vez y camine hasta mi habitación, pero cada vez que me acercaba, la voz de esa mujer se hacía más fuerte

-          Aaahhhh… está muy duro, mételo más!!! – mi corazón comenzó a latir de alguna forma exaltadamente, comenzó a ponerme nerviosa al saber que los ruidos provenían de mi habitación.

Tragando saliva tomo la perilla de la puerta,  y lentamente abrí la puerta, al hacerlo, vi lo que nunca en mi vida pensé ver,  mis ojos se abrieron todo lo que pudieron, dentro del cuarto estaban Yue y Mei sentados en la cama semi desnudos, ella no traía nada en la parte superior, sus pechos estaban al aire libre dejando ver sus pezones erectos, sentada entre las piernas de Yue, el no traía camisa y estaba abrazándola de la cintura lamiendo su cuello, mientras que por debajo no podía verse nada por la falda y el pantalón de ambos pero no podía evitar imaginarme lo que hacían, mientras ella gemía extremadamente excitada, la cama se movía al ritmo de sus cuerpos, y yo mirando con el cuerpo tembloroso  y escuchando cada sonido de la habitación.

-          Aaahh… Yue me encanta como lo haces eres tan bueno en esto – decía entre jadeos.  Al parecer ambos no habían notado que los miraba desde la puerta. – aaahh!!!..... –

No quería meterme en problemas así que quise retirarme sin hacer ruido, pero al tirar de la puerta, esta rechino haciendo que los dos voltearan a verme, deteniéndose de sus asuntos.

-          O dios…. – susurre nerviosa al taparme la boca. - AH!!! VETE DE AQUÍ! – apenada se tapó los senos apoyándose contra el pecho de Yue. – Yo… - de lo nerviosa no podía hablar muy bien. – yo…. LO SIENTO MUCHO!!! –

Sin decir nada mas cerré la puerta del cuarto y Salí corriendo hacia las escaleras, bajándolas a toda prisa  hasta llegar al primer piso cerca de los baños, estaba tan exaltada, había visto algo que no debía, mi respiración era agitada y mi rostro estaba totalmente rojo, acaso aquello era lo que llamaban sexo?.... me pregunte. – el metio… esa cosa en su cosas y aaa….. – susurre. – o por dios, creo que tengo un trauma o.e –

Sin duda aquella situación me había hecho olvidar lo sucedido con Naoto, pero creo que prefería mil veces sentirme mal con algo mío, que sentirme culpable por interrumpir los asuntos privados de otras personas. De pronto escuche como alguien bajaba rápidamente por las escaleras, curiosa de cierto modo  me acerque para ver de quien se trataba, al mirar note como Mei bajaba con su uniforme bien puesto en llanto. Aquello me hizo sentir mal. Sentí que había roto una linda relación.

-          Tu!!!... – furiosa camino hasta mi para darme una bofetada que no me esperaba. – TE ODIO!! SI NO FUERA POR ESTA ESTUPIDA ESCUELA TE MATARIA… - sus ojos expresaban tristeza y furia, no me atreví a contestarle, y simplemente vi cómo se marchaba corriendo hacia la escuela.

-          Que es lo que hice… -  susurre culpable, yo no pretendía mirarlos, yo solo quería ir a mi habitación pero porque tenían que estar haciendo eso ahí…. Me siento como una estúpida…

Me senté en el primer escalón, ahora me sentía peor que hace rato, ahora como podría verlos a la cara, eran mis compañeros, acaso cada vez que los vea ahora, los mirare haciendo…  y lo peor de todo es que Yue era mi compañero de habitación, mi vida apestaba. T.T

-          OIE!! – de pronto escuche la voz de Yue de tras, me asuste un poco e instintivamente me pare dela escalera. Efectivamente era Yue vestido con el uniforme quien me miraba desde la escalera, no parecía muy contento y aquello me puso algo nerviosa.  – yo… yo de verdad lo lamento de vi tocar la puerta… -

Él no me respondió y simplemente bajo las escaleras acercándose a mí, asustada comencé a retroceder mientras que él se acercaba cada vez más y más a mí, hasta que choque contra la pared y el me acorralo con sus brazos puestos en la pared algo encorvado por lo alto que era para colocar su frente junto a la mía.

-          Estaba a punto de llegar… -  me dijo algo molesto mirándome a los ojos. Yo no tenía palabras con que disculparme, era mi culpa por interrumpirlos, mi cuerpo  temblaba como la gelatina, y no dejaba de pensar que podría golpearme.

Fuera de eso, es unos segundos sentí como sus manos grandes tomaban las mías, deje de mirarlo al cerrar los ojos, por alguna razón mi cuerpo por el miedo no hacia ninguna resistencia, sentí que elevaba mis brazos hacia arriba por completo, junto mis manos y con la suya me apretó las muñecas.

-          Que… que estás haciendo?...- pregunte temerosa y nerviosa. – tendrás que recompensarme de alguna forma… - de pronto sentí como su lengua pasaba por mis labios e instintivamente los apreté. – abre la boca…. – del miedo que tenía lo obedecí, abri un par de centímetros mi boca y fue suficiente como para sentir como metía su lengua.

Mis ojos  se abrieron bastante al sentir como jugaba su lengua en mi boca, había dado mi primer beso con un hombre que no conocía, pero de cierto modo se sentía bien, después de unos segundos sus labios se separaron de los míos dejando un hijo delgado de saliva. Mi cuerpo comenzó a calentarse por aquel beso, mi mente comenzó a nublarse al sentir su mano rozar mi pierna izquierda.

-          Ah…- deje salir un leve jadeo.

Yue no emitía ningún sonido más que la de su respiración, de pronto dejo de tocar mi piel para desabrocharme el chaleco y después la camisa dejando ver mi piel cubierta por mi ropa interior, mi respiración se izó más agitada y mis jadeos comenzaban a notarse más. Yue volvió a besarme pero esta vez coloco su mano en mi pecho para estrujarlo con suavidad y moverlo despacio en pequeños círculos.

-          NHG!! – se sentía muy bien, era como si el supiera cada punto placentero de mi cuerpo, - ah!... – aquel beso se izó algo intenso, mordía mi labio cada vez en cuando y se separaba por unos segundos para dejarme respirar.

Poco después dejo de besarme y de tocar mi pecho para bajar nuevamente su mano hasta mi trasero, subiéndome la falda para tocar mejor…

-          Aaahh… - mi mente no me respondía mi cuerpo estaba demasiado caliente como para detenerlo. Acaso perdería mi virginidad con un hombre que apenas conozco?... – AH! – deje salir un gemido un tanto fuerte al sentir su lengua entre mis pechos.

Parecía que el disfrutaba de tocarme tanto como yo de sentirlo, pero no quería terminar como a otra chica con la que se acostó, no, yo no quería esto, yo estaba enamorada de Naoto y si quería una oportunidad para gustarle no se me cumpliría al ser de otro hombre. Mi mente comenzó a reaccionar poco a poco…

-          Aah! Por favor… detente – dije entre jadeos comenzando a derramar lagrima. Pero no escucho. Su mano dejo de tocarme, pero esta vez coloco su pierna derecha  entre las mías – AH! – comenzó hacer movimiento adelante y hacia atrás, se sentía muy bien.

-          Te gusta no es cierto? – me pregunto con una sonrisa en su rostro. – no te preocupes, pronto te llevare a las estrellas, y serás mía. - me dio un pequeño beso en los labios.

Al escuchar aquello mi cuerpo y mi mente reaccionaron, trate de zafarme de mis manos pero él era muy fuerte,  así que no tuve otra opción más que armarme de valor, levante mi rodilla y con fuerza lo golpee en su zona intima.

-          HNG!!! – del dolor callo de rodillas al suelo tocándose su parte, y jadeando agitadamente.

Trate de salir por la puerta principal pero note que dos alumnos se acercaban, entre en pánico y corrí hasta mi habitación en el quinto piso, no perdí tiempo, llegue cerré la puerta y me escondí en el closet, poniendo seguro, estaba muy asustada que comencé a llorar, ahora que había pasado esto como seguiría con mi vida, como podría mirar a Naoto ahora?, me sentía sucia, ya no quería salir de ese closet jamás en la vida.

(Mientras tanto en las escaleras)

Esa estúpida chica me había golpeado demasiado fuere que no podía pararme del suelo, jadeaba agitadamente por el dolor, cuando dos chicos entraron. Eran de mi clase y al verme arrodillado en el suelo me preguntaron.

-          Jajajaja que haces en el suelo? Acaso alguna chica te lo a hecho?  - no respondí.  – valla… así que si existe una chica que no cae ante ti, jajajajajajaj – ambos se rieron.

-          Cállense imbéciles… esto no es nada…- tratando de verme fuerte me pare como si nada del suelo, mas sin embargo por dentro moría de dolor y mis piernas temblaban.-  esto será un gran chisme entre los chicos…. – sonrieron. – esto no se sabrá. Si se atreven a decírselo a alguien más, les cortare el cuello…  no se saldrá con la suya… tarde o temprano ella será mia…. -

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Continuara…

End Notes:

fracias por leer lo y darme su opinion am perdonen mi falta de ortografia D: esque me emociono y se me hace facil :P

End Notes:

fracias por leer lo y darme su opinion am perdonen mi falta de ortografia D: esque me emociono y se me hace facil :P

Regresar al índiceLas Emociones Despiertan by Hisaki Yue
Author's Notes:

aqui esta el tercer capitulo espero que les guste y que me den su opinion gracias :3

Author's Notes:

aqui esta el tercer capitulo espero que les guste y que me den su opinion gracias :3

(Al día siguiente)

El día pasado había sido un desastre, solo por el hecho de que no pude disfrutar bien del sexo, sino también porque aparece la primera chica que me rechaza, la primera en toda mi vida, y por si fuera poco me rechaza con una patada en mi zona frágil e íntima (…) porque diablos las mujeres no piensan antes de actuar, esa zona es muy sensible y de hecho aún me duele un poco de la patada.

Me encontraba en la clase de historia, aburrido como siempre escuchando los mismo relatos, los mismos cuentos, y la misma historia del pasado, mire hacia la ventana pensando en mi compañera, ahora que lo pensaba, desde el primer día que llego a la escuela se la pasaba con Naoto, acaso le gustaba? Que tenía el que no tuviera yo?. Celoso mire a Naoto que como siempre estaba atento a las preguntas de la maestra.

-          Ahf…- suspire deprimente.

Volví a mirar la ventana y por alguna razón recordé aquel rostro lleno de placer que me mostro cuando la estaba acariciando en el pasillo el día pasado, y aquel beso, por más que lo pensaba y lo pensaba, no hallaba una explicación del porque me había pateado. En mi vida me había acostado con tantas chicas que sinceramente podía apostar a que siempre caían ante mí con solo tocarlas, pero ella no, se resistió y logro huir de mí, pensarlo era detestable e irritante para mí, pero también me sorprendía a cada momento me daban más ganas de poseerla, y no me daría por vencido, de modo que si quería que fuera mía, tenía que cambiar de estrategia.

De pronto sentí una mirada hacia mí, al voltear al frente, note como Mei me miro de reojo, aquello me recordó la noche anterior cuando mi compañera había entrado a la habitación mientras Mei y yo lo hacíamos, ese día no me importo que me mirara, si no que me había quitado la inspiración para seguir, de modo que no termino lo que empezamos y decidí correr a Mei de mi habitación sin siquiera darle una explicación, había sido grosero con ella, pero eso no me importaba, nunca me tan importado los sentimientos de los demás y nunca me importaran, mientras yo consiga lo que quiera soy feliz.

Es por eso que estoy atónico con la situación, trate de darle una lección a mi compañera pero no funciono, ahora me siento ridículo y molesto porque no soy capaz de acostarme con la mujer que comparte habitación conmigo.

Sin nada que hacer mire el banco a mi lado en donde se suponía que estaría rikume, como era de esperarse estaba vacío, no esperaba que viniera por lo que paso, pero seguramente estaría aun asustada en el closet llorando como tonta, ese tipo de cosas me molestaban en una mujer, tal vez esa era la razón por la cual nunca había tenido una relación estable con ninguna chica, ni si quiera cuando vivía en el bosque con Haket, antes de llegar a la escuela, llegue a estar comprometido, mas sin embargo la rechace al primer instante de verla.

En mi vida solo existía una mujer cuyo nombre no me gustaba mencionar, que me había llamado tanta la atención como para decir que estaba enamorado, pero esas cosas del amor son solo estupideces, y ella no valía la pena para mí.

Desde entonces estaba acostumbrado a que las mujeres me desearan y a darles todo el placer que ellas quisieran, pero ahora resulta que no todas son así, es interesante pero estresante.

La hora de la clase se había terminado, sonó el timbre y como siempre me levante para salir por la puerta, al tratar de hacerlo, sentí como alguien me tomaba del hombro por la espalda deteniéndome unos momentos, al mirar hacia atrás, vi claramente que se trataba de Naoto quien mi miraba serio.

-          Donde esta Rikume?, acaso se siente mal? – su preocupación hacia ella me molestaba un poco, y como no soy ese tipo de personas que desean saber cómo están los demás, le conteste de una manera  desagradable. – Yo no soy niñera de nadie como para saber cómo se siente… -  su mirada cambio a molesta, pero simplemente lo ignore.

Sin decirme nada más me dejo marcharme, era hora de la clase de magia, pero esa clase era solo para los débiles en mi punto de vista, nunca tuve necesidad de entrar y solo bastaba con ir el ultimo día a pasar el examen final. Estaba algo cansado y quise ir a mi habitación a dormir o simplemente a probar unas cuantas técnicas para convencer a mi compañera de salir del closet.

Como toda rutina, atravesé el jardín, llegue al edificio, subí las escaleras y camine hasta mi habitación, al entrar note que su cama no estaba des tendida, todo estaba en orden y no había signos de que saliera a ducharse.

-          Adivinare… - susurre al cerrar la puerta. Sin pensarlo dos veces toque con varios golpecitos el closet. – quién es?!!! – se escuche su voz del otro lado.

Aquella pregunta era tan estúpida que pretendía contestarle con sarcasmo, pero tenía que calmarme y pensar bien las cosas, como ya dije, las mujeres son muy sentimentales y era obvio que tendría que hablarle de una manera amable para que ella hiciera lo mismo, así que puse a prueba mi método.

-          Soy yo…. Yue.- dije serio esperando una linda respuesta de su parte. -  VETE!! ALEGATE DE MI NO TE QUIERO VER!! – contesto en tono molesta. – Que?....- me sorprendí, esperaba la voz dulce de una mujer tierna que planeaba perdonarme por ser amable con ella, pero solo recibí gritos molestos.

-          Escucha solo quiero decirte algo…. – dije recordando ser amable aunque por dentro quería romper esa puerta y decirle de todo de lo que su boca podía dejar salir. – NO TE QUIERO ESCUCHAR LARGO!!... – aquella platica comenzaba a ser molesta.

-          Solo escúchame un par de segundos… - volví a insistir. – NO QUIERO!! -  no soportaba más su tono de vos y yo no era una persona muy paciente, de modo que perdí los modales ante la situación. – ESCUCHAME MOCOSA ESTOY TRATANDO DE DISCULPARME!!! – exclame en tono molesto. – ESA ES TU FORMA DE DISCULPARTE GROSERO!!! –

-          AAAAAH!!! YO SOLO….. asdjdagsj…. – comencé a estresarme un poco revolviendo  mi cabello con mis manos. – se paciente, se paciente… - susurre repetidamente. – Escucha, creo que empezamos con el pie izquierdo, y la verdad es que no quiero pelearme con una mujer, asique si fueras tan amable de aceptar mis disculpas…. –

El silencio reino por unos 15 segundo en los que pensé nunca me contestaría.

-          Como se que no es una trampa? – ahi estaba esa amable voz con la que siempre me saludaba. – no es una trampa… solo quiero que nos llevemos bien…. – nuevamente  tardo en responderme, no me sorprendía, los zorros eran conocidos por su increíble astucia, y ella no era la excepción. – yo… - se escuchó su voz. – yo lo voy a pensar… -

-          Aaahhff….- suspire.

-          Toc toc… -

De pronto se escuchó que tocaban a la puerta, mire confundido a la ventana y el sol me decía que ya había pasado la hora de la clase de magia, después de 5 segundos volvieron a tocar la puerta, ninguno de los dos decíamos nada, pero yo tenía un presentimiento de saber quién era.

Camine hasta la puerta y sin pensarlo la abrí unos centímetros para ver el rostro de la persona q llamaba, efectivamente gracias a mi presentimiento si era aquella persona molesta, se trataba de Naoto, quien me miraba de una manera retadora y molesta.

-          Que es lo que quieres?..- pregunte molesto. – quiero ver a Rikume.. –

-          Pierdes tu tiempo ella no está aquí. – rápido trate de cerrar la puerta, pero el coloco ágilmente su pie y su mano haciendo fuerza para que no pudiera cerrarla. – Dije que quiero verla! – exclamo molesto transformando la puerta en cortina..  – Pero qué diablos…- me quedé atónito al sostener la cortina mientras el pasaba a la habitación. – Oie eso es trampa devuélveme mi puerta… -reclame.

-          Rikume?... – la llamo – Naoto?... -  su voz resonó dentro del closet. – porque estás ahí dentro? – preocupado trato de abrirlo.

Sabía que mientras estuviera yo aquí ella no abriría ese closet, lo que por alguna razón me calmo, mas sin embargo después de unos 5 segundos ella abrió la puerta, impresionado mire como ella salía para darle un abrazo, que era lo que pasaba? Acaso no era lo suficientemente bueno como para que me abriera la puerta a mí?.

-          Porque estabas ahí encerrada?, acaso…. Acaso el té hizo algo?... – ambos se miraron a los ojos mientras ere ignorado alado de lo que solía ser una puerta. – pues… pues yo… -

Solo aquellas palabras le bastaron para imaginarse lo que había pasado, sin imaginármelo Naoto con me tomo de la camisa arrugándola con la mano golpeando mi espalda contra la pared y amenazándome con su puño. Me quede algo atónito ya que me tomo por sorpresa.

-          Que fue lo que le hiciste maldito pervertido… - aquella mirada feroz no me asustaba en lo absoluto, pero Naoto era un zorro, nada tonto y muy bueno en combate, era el único en la escuela además de Tarok quien me podía hacer daño en  una pelea.

-          Eso no es asunto tuyo… - no me gustaba mostrar miedo ni ningún sentimiento que no pueda seriedad en ese tipo de casos.- escucha infeliz si me entero que le hiciste algo, yo… -

-          Tu qué?... – lo interrumpí con una sonrisa en mi rostro, amaba que me retaran a combatir, era mi deporte favorito, además de provocarlos… -  acaso vas a lastimarme? Jajajajajjajaja…- me reí un poco. – acaso debo de recordarte lo que paso el año pasado Naoto?... –

-          Infeliz…. -  mirándonos a los ojos ambos comenzamos a gruñirnos… - YA BASTA LOS DOS!!!- interfirió al meterse en medio de nosotros, quitando la mano de Naoto de mi camisa. -  Yue no me hizo nada malo Naoto…. – mintió. – es solo que me sentía mal y quería estar sola… -

-          De verdad?... – la tomo de las manos… - de verdad…. – ambos se sonrieron dejando una extraña sensación de paz.

Era molesto verlos mirándose así, sin duda ella estaba enamorada de el, mas sin embargo no podía permitirme descontrolarme, Naoto solo era un obstáculo entre mi meta y yo, si quería hacerla mia antes que el, no me importaría lo que sucediera después...

-          Vamos a comer algo Riku… -

-          Si… -

Ambos salieron de la habitación ignorándome por completo, cruce los brazos haciendo berrinches, porque es que siempre que quiero algo el estaba ahí, tratando de competir conmigo, mire hacia mi “puerta” y molesto grite por el pasillo.

-          Devuélveme mi puerta ingrato!!!! – Sin mirarme siguió caminando, y después de unos 5 segundos la puerta apareció de nuevo cerrándose bruscamente en mi cara, lo cual hizo que me muriera de la rabia que me daba. - Estúpido Naoto… - susurro entre dientes.

La hora paso y llego la clase de caza,  camine despacio con la intención de llegar tarde ya que me molestaba los discursos patéticos que el profesor Armin decía para los nuevos estudiantes, pero cuando llegue escuche claramente como el profesor regañaba a cierta persona, cuando me acerque un poco más a la arena de combate, note que le decía a Rikume.

-          TE ATREVES A VENIR A MI CLASE SIN PODER ALGUNO!!!! – exclamaba molesto, - yo… yo lo siento mucho maestro… - y ahí estaba ella temblando del miedo frente a todos y siempre disculpándose por todo. -  ESCUCHA BIEN JOVENCITA ESTA CLASE ES PARA AGUILIZAR TUS PODERES, QUE SEPAR LO QUE ES EL COMBATE PARA DEFENDERTE!! – siempre hablaba de una forma extraña como si gritando iba a darles a los alumnos ánimos para pelear. – lo se señor… -

-          TE DEJARE QUEDARTE, PERO TIENES QUE PELEAR CON O SIN PODERES, TIENES QUE DEMOSTRARME LO QUE PUEDES HACER ENTENDISTE? … - lo único malo de él, es que mientras más se acercaba a ti, mas podías oler su olor corporal, era un asco… - Si… si señor… yo… yo lo intentare o.e –

-          BIEN… AHORA SOLO POR HACERME PERDER EL TIEMPO CORRERAS 20 VUELTAS ALREDEDOR DE TODA LA ESCUELA… -

-          De toda la escuela!!! – exclamo atónita. – señor eso es injusto…- y como siempre Naoto se metía en los asuntos de los demás.. -  QUE DIJISTE? –

-          Está siendo muy estricto con ella, no tiene la culpa de no tener poderes… -

-          AAA REVELACION EH? SOLO POR ESO TU TAMBIEN HASRA 20 VUELTAS CON ELLA NAOTO –

-          Qué?!! -  ahora ambos estaban castigados y después de 2 segundos una risa se escuchó entre las chicas. – se lo merecen… - susurro Mei entre risas. – ESTO NO ES UN CHISTE SEÑORITA!! Y AHORA USTED TAMBIAN DARA LAS VUELTAS.. –

-          Qué?!! Pero profesor yo no… -

-          SIN PEROS, O HARAN 30 VUELVATAS… - todos se quedaron callados.

Por lo general conocía bien las técnicas del profesor, de modo que no me impresionaba nada de lo que hacía, hasta ahora. Mirando como pasaban los tres ante mi les dedique una sonrisa burlona ya que no tendría que soportarlos en la clase, hasta que…

-          A LO OLBIDABA,  YUE LLEGASTE TARDE, YA ES HORA DE QUE ENTIENDAS QUE DEBES LLEGAR TEMPRANO A MIS CLASES ASI QUE DARAS 40 VUELTAS!!.-

-          Que que!!!! – me quede impactado. – pero que le sucede 40 vueltas!!! Moriré al llegar a las 15… tardare todo el día en acabar las 40!. –

-          ENTONSES TE SUGUIERO QUE COMIENZAS YA!!! –Sin nada más que decir y hacer, tuve que resignarme a caminar hasta donde se encontraban ello, al mirarme Mei feliz se unió a mi lado.

-          Hola Yue… - me sonrió avergonzada.. – Que es lo que quieres Mei… - no estaba de un buen humor. – quería preguntarte, si podíamos vernos esta noche, tu sabes, para, poder intentarlo otra vez… - me tomo de la mano.

no le había puesto mucha atención, miraba hacia delante aquellos dos que caminaban juntos sonriendo y riéndose, me daban tantas nauseas, pero a la vez celos, comencé a odiar a esa mujer por el hecho de ignorar mis sentimientos, que apreté los puños lastimando la mano de Mei.

-          Aunch!! Yue me lastimas… - su llanto me despertó de mis pensamientos y le solté la mano. Fue entonces que al mirarla se me ocurrió un plan. – Mei… - le sonreí. – si? – alegre volvió a mirarme

-          D

Guardians of the Forest by Hisaki Yue

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fanfic.es/viewstory.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20