Fuego & Hielo by Natasha Stark

Fanfics en EspañolEl sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

 Fuego & Hielo by Natasha Stark
Summary:

Dos años después de ataque a Nueva York, Loki logra escapar de su prisión en Asgard, ahora con su poder disminuido 5%.  Natasha y Clint son pareja, hasta que termina, y no de la mejor forma.

Después de una decepción amorosa por parte de Clint, Natasha  empieza a sentir algo inexplicable por cierto dios, aun sabiendo que él es el culpable de ataque a Nueva York y el Dios de las mentiras…



Categories: PELICULAS Characters: Ninguno

Generos: Accion/Aventura

Advertencias: Spoilers

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 16 Completed: No Word count: 31432 Read: 5678 Published: 27/09/2013 Updated: 21/06/2014
Summary:

Dos años después de ataque a Nueva York, Loki logra escapar de su prisión en Asgard, ahora con su poder disminuido 5%.  Natasha y Clint son pareja, hasta que termina, y no de la mejor forma.

Después de una decepción amorosa por parte de Clint, Natasha  empieza a sentir algo inexplicable por cierto dios, aun sabiendo que él es el culpable de ataque a Nueva York y el Dios de las mentiras…



Categories: PELICULAS Characters: Ninguno

Generos: Accion/Aventura

Advertencias: Spoilers

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 16 Completed: No Word count: 31432 Read: 5678 Published: 27/09/2013 Updated: 21/06/2014
Story Notes:

Espero que les guste, es mi primera historia en este sitio web, espero sus reviews

Story Notes:

Espero que les guste, es mi primera historia en este sitio web, espero sus reviews

Consuelo en los brazos de un dios. by Natasha Stark
Author's Notes:

 

    • Este es mi primer FanFic, así que espero sus reviews, me gustaría que me dijeran si la continuo o no! Y  que les parece la historia

 

Author's Notes:

 

    • Este es mi primer FanFic, así que espero sus reviews, me gustaría que me dijeran si la continuo o no! Y  que les parece la historia

 

Natasha se encontraba caminando por las ya solitarias, y frías, calles de Nueva York. Estaba feliz, aunque no se notara, una misión menos le concedía la oportunidad de pasar algo de tiempo libre. Solo quería llegar a casa y pasar tiempo junto a Clint. Tenían ya varios años siendo pareja. No sabía a ciencia cierta lo que comenzaba a sentir, el “amor” no era su especialidad. Y aunque su relación no empezó de la mejor manera, podría decirse que empezaba a sentir algo mucho más fuerte de lo que en un principio los unió, no era “amor”, esa era una palabra muy fuerte.

Se encontraba caminando a una calle de su edificio. Aun vestía su uniforme de S.H.I.E.L.D. A ella no le agradaba el usarlo cuando no estaba trabajando, pero después de llegar desde Ucrania y de enterarse que su próxima misión haba sido cancelada, lo primero que quiso hacer fue ir a su departamento por lo cual el uniforme paso a segundo término.

Entro a su edificio. No era el mejor de la ciudad, tampoco el más fino, pero eso le bastaba. Subió al ascensor y lo puso en marcha, estaba muerta por la misión.  El ascensor indicó que ya había llegado a su destino y Natasha salió a toda prisa. Camino por el gran pasillo tapizado de  azulejos, iba a sacar sus llaves para abrir pero cuando estuvo frente a la puerta se dio cuenta de que esta se encontraba levemente emparejada.

Temió lo peor y saco una de las pistolas que portaba, dio un golpe a la puerta, pero no lo suficiente para que se golpeara con la pared, entro con pistola en mano. La única luz existente en la sala era la de la luna. Camino ágilmente entre los sofás hasta las habitaciones. Abrió la puerta del cuarto de baño, la inspecciono con pistola en mano, nada. Repitió su acción con la habitación frente al baño, limpia. Pronto su vista se fijó en la entrecerrada puerta de la habitación al fondo.

Empujo la puerta haciendo que esta se golpeara con la pared. Apunto con la pistola. Segundos después, cuando proceso la  escena frente a ella, la bajo sintiendo las lágrimas nublar su vista.

—No es lo que parece— Se apresuró a decir Clint al ver a Natasha en la puerta, explicando en la situación en la que estaba.

Natasha lo miro a él y a la muchacha a un lado. No era capaz de aceptarlo. Era el colmo que mientras ella daba la vida en una misión, él se acostara con una rubia ¡Y en su habitación. Su boca no era capaz de articular palabra alguna. Sintió las mejillas arder, pero no iba a llorar, ni siquiera por él.

—¿No? —Dijo por fin. —¿Entonces me explicas? ¡Porque está claro que mientras yo estaba dando mi vida en una misión tú te revolcabas con esta zor*a–Clint se sentó en la cama y tomo la prenda más cercana a él, un pants.

Natasha al ver que él se levantaba con dirección hacia ella salió corriendo a la pequeña sala (todavía a obscuras) con su pistola en la mano.

—¡¡¡Tasha!!!— Grito Clint caminando tras ella. Natasha se detuvo unos cuantos pasos ante de la puerta.

—¡No me digas así! ¡No… no te atrevas!–Advirtió Natasha en tono amenazador, enfrentándolo.

—No es lo que parece, yo solo le ayudaba…— Fue interrumpido

—¿¡Ayudar!? ¡Qué bien le ayudas! ¡Revolcándote con ella! —Escupió con las lágrimas al borde de los ojos.

—Sabes qué? Espero que le gusten las sobras—Ultimo Natasha caminando hacia la salida del departamento, antes de salir se dio media vuelta y dijo un poco más tranquila: —Mañana vengo por mis cosas, encárgate de que ni tú ni “esa” estén aquí porque no respondo— Salió dando un fuerte portazo.

Se sentía tan imbécil, tan estúpida, que ni siquiera se molestó en tomar el ascensor, bajo por las escaleras corriendo. No quería llorar, esta vez no, ya había llorado muchas veces y no era una experiencia que deseará repetir. Se ganó algunas miradas por parte de algunos vecinos que habían escuchado los gritos, pero eso ya no le importaba.

Caminaba por las calles, no importaba que era muy tarde, después de todo era La viuda Negra, una de las asesinas más peligrosas en el mundo. Levanto su mano enfrente de un edificio, y de su brazalete salió una cuerda que la llevo hasta la azotea de aquel edificio, camino hasta estar un poco más tranquila y se desplomo de rodillas sobre el pavimento, se repetía una y mil veces, pero su intento por no llorar fue en vano pues segundos después empezó a llorar.

—Más de dos años desperdiciados en ese hijo de perr…— dijo Natasha para ella pero fue interrumpida por una voz detrás de ella.

—Disculpe que la moleste Señorita Romanoff–—decía la voz, Natasha aún estaba sentaba sobre sus rodillas —pero quisiera saber el nombre del mortal osa hacerla sufrir —.

Natasha se limpió las pocas lagrimas que había derramado y se dio media vuelta, aun hincada sobre sus rodillas —Loki... —susurro para sí misma.

—Por favor, no llore mas.—dijo Loki mientras se hincaba en una rodilla para poder estar a su altura.

—No estoy de humor para ayudar a detenerte Loki— Murmuro Natasha mirando hacia el suelo.

—¿Quien osa hacer sufrir a tan hermosa dama?—El pelinegro limpio una de las lágrimas de Natasha con la yema de su dedo.

Natasha recordó la escena el departamento y dio un gran suspiro —Barton…. Clint Barton— dijo Natasha aun con la cabeza baja.

—Una dama tan hermosa como usted no debería sufrir por ese mortal—.

Natasha no pudo hacer más que abrazar a Loki, sí, él había sido el culpable del ataque a Nueva York, pero no estaba como para ponerse a hacer preguntas, no en esos momentos.

Loki acepto el abrazo de Natasha, la abrazo con fervor sintiendo algunas lágrimas de la espía caer sobre sus hombros.

—Gracias…Loki—Dijo Natasha al oído de este.

—De nada, Señorita Romanoff— Musito Loki mientras se separaban, hubo un punto donde los dos se quedaron viendo directamente a los ojos.

Ambos se quedaron callados y viéndose directamente a los ojos, estaban nerviosos, Loki no quería que pasara lo que estaba a punto de suceder, así que en un destello azul desapareció. A Natasha esto no le sorprendió, ya lo había hecho antes.

Natasha quedo sobre sus rodillas recordando todas las cosas que había pasado con Clint, y en su mente se repetían las mismas preguntas “¿qué voy a hacer sin él?” “¿qué va a pasar?” y también “tomate unas vacaciones, recapacita y supéralo”.

No sabía a donde iba a ir, a su departamento obviamente no, a SHIELD nunca, Fury le preguntaría el porqué de quedarse en su vieja habitación y ella no quería decir nada, así que opto por caminar hacia un hotel.

End Notes:

Espero sus reviews y sus recomendaciones!!!

End Notes:

Espero sus reviews y sus recomendaciones!!!

Regresar al índiceDo you say or do not say? by Natasha Stark
Author's Notes:

 

    • Este es el segundo capítulo, espero que les guste, dejen sus reviews.

 

Author's Notes:

 

    • Este es el segundo capítulo, espero que les guste, dejen sus reviews.

 

Natasha se despertó por el sonido de su celular, el cual indicaba que tenía una llamada entrante.

Lo tomo, aun estando acostada en la cama, vio quien era y contesto un poco ronca por haber dormido.

–Diga? –dijo Natasha colocando su celular a un costado de su oído

–Agente Romanoff, necesito su presencia en el Helicarriel– dijo Fury al otro lado de la línea

–Ahora mismo? – pregunto Natasha

–Sí, es urgente– ultimo Fury para después cortar la llamada

Natasha dio un largo suspiro y se fijó en la hora en su celular “11:52” se dijo mentalmente, ella acostumbraba a despertar antes de que el sol saliera.

Se levantó rápidamente de la cama y se fue a dar un baño, no tenía nada de ropa, toda estaba en el departamento, así que se colocó la misma ropa, peino su larga cabellera en una coleta, guardo sus armas en un bolso y salió directo a el Helicarriel, no tenía ni su deportivo consigo, así que tomo un taxi que la dejo en el muelle, después un agente llego para llevarla.

Natasha camino por todo el Helicarriel, se dio cuenta de que sus ojos estaban algo hinchados de tanto llorar, así que para no levantar sospechas, saco sus lentes de sol de su bolso y se los coloco.

–Hey, Romanoff– decía Tony mientras caminaba por un pasillo para alcanzar a Natasha.

Natasha se dio vuelta en cuanto escucho la voz del playboy y se quedó mirando como él se acercaba.

–Stark– dijo Natasha en forma de saludo.

–Sabes para que nos quiere Fury? –pregunto Tony.

–Debería? – contesto Natasha evadiendo su pregunta.

Tony sonrió –Pues eres su arañita consentida–.

–No me llames así– contesto Natasha señalándolo con su dedo índice, amenazadoramente.

–Hey, hey, tranquila– inicio Tony colocando sus manos en lo alto de su pecho, justo entre las manos de Natasha y su reactor. –Por que llevas lentes? – pregunto Tony.

Natasha bajo sus manos al escuchar esta pregunta y se dio media vuelta –No es de tu incumbencia– dijo secamente mientras se ponía en marcha.

Tony camino rápidamente hacia ella y le impidió el paso poniéndose frente a ella.

–Acaso tú... – dijo mientras le quitaba los lentes –estuviste llorando? – dijo algo confundido, nunca había visto que Natasha llorara.

Natasha intentó quitarle los lentes a Stark de sus manos, pero era inútil, el movía sus manos para que ella no los alcanzara.

–Dámelos– exigió a Stark.

–Tranquila, ten– dijo dándole los lentes –Puedo preguntar por q…–fue interrumpido

–No– dijo Natasha muy firme –Y no sé por qué Fury nos quiere– dijo colocándose los lentes –Así que ahora mueve tu trasero antes de que lo patee–.

–Oye– dijo mientras caminaban juntos –si le haces algo  a mi trasero tendrás a cientos de chicas contra ti–.

–No tengo miedo– sentencio Natasha caminando hacia la sala de juntas.

Al entrar vio a Thor sentado junto con Bruce, Steve y Clint, pensó Natasha mientras se sentaba a la derecha de Tony, a un lado estaba Thor.

Tony tosió llamando la atención de los demás –Alguien sabe por qué Fury nos citó aquí? –pregunto Tony a los presentes.

En ese momento se dejó abrir la puerta mostrando a Fury con María a un lado, a Tony se le hacía raro que siempre estuvieran juntos pensó Tony.

–Yo voy a responder esa pregunta– dijo Fury sentándose en una silla al centro de todos.

–Y bien– esta vez fue Bruce el que hablo.

–Tenemos información de…–Fury volteo a ver con su ojo a Natasha.

–Agente Romanoff, se encuentra bien? –pregunto al verla con lentes de sol.

–Si– se apresuró a contestar Natasha.

Fury le dedico una mirada para después ver a todos –Como decía, tenemos informes de que una fuerza mayor que la de Loki, está reviviendo a los pocos chitauris que hay en la ciudad–.

– Quien? – pregunto Barton.

–Buena pregunta– dijo Fury haciendo  una señal a María para que prendiera los monitores que tenía la mesa.

Apareció una imagen en la mesa, de una especie de hombre, purpura.

–Él es Thanos– dijo Fury a todos.

–Entiendo, solo nos llamaste para decirnos que la copia de Barney está reviviendo a los chitauris– dijo Tony con su tono irónico.

–No, hay más– dijo Fury mirando a Thor, este solo asintió con la cabeza.

–Loki ha escapado–dijo Thor cruzándose de brazos.

–Qué? – dijeron todos los presentes a excepción de Natasha, Fury y María.

–Como– Steve entro a la conversación.

–Un día mientras cenaba en su cuarto… escapo– dijo Thor

–Así que el concepto de “prisión” para los Asgardianos es encerrarlo en su cuarto sin derecho a postre– dijo Clint.

–También le redujeron s poder 5%– se defendió Thor.

–Genial, un loco dios esta suelto– dijo Tony ganándose la mirada de enojo de Thor, y unas pequeñas risas por parte de algunos de los presentes–.

–Él no tiene nada que ver con esto? – pregunto Steve muy serio.

–No lo sabemos– contesto Fury –No sabemos en donde esta–.

–Y que hay que hacer? –pregunto Bruce mientras unía sus manos y entrelazaba sus dedos.

–Detenerlos– dijo Fury muy convencido –No sabemos por qué Thanos quiere a los Chitauris, pero no es para nada bueno–.

Entre toda esta reunión, Natasha no dijo ni una sola palabra, estaba escuchando con atención todo lo que decían “Loki escapo” esa frase le retumbaba en la cabeza, el escapo y ella una noche anterior estuvo con él, no sabía si se lo tenía que decir a Fury, o en este caso, a Thor.

–Entonces Bruce va al sur de New York, Natasha y Clint al norte, Thor al este y el Capi y yo al oeste– dijo Tony.

Natasha se decidió a hablar–No–.

–no? –pregunto Tony viéndola, ella solo negó con la cabeza

–Entonces Bruce al sur, Thor al este, el Capi y Clint al oeste y tú y yo al norte– dijo Tony.

Todos asintieron con la cabeza y salieron de la oficina para ir a sus respectivas misiones.

End Notes:

Se me olvidaba, hoy subí dos por que no sé cuánto tarde en actualizar, ya que como dice en mi perfil, tengo otros sitios web donde tengo más historias sin actualizar. Espero sus comentarios, entre más, trato de actualizar más rápido.

End Notes:

Se me olvidaba, hoy subí dos por que no sé cuánto tarde en actualizar, ya que como dice en mi perfil, tengo otros sitios web donde tengo más historias sin actualizar. Espero sus comentarios, entre más, trato de actualizar más rápido.

Regresar al índiceBarney & sus Amigos by Natasha Stark
Author's Notes:

Dejen sus reviews

Author's Notes:

Dejen sus reviews

No pasaban de las cinco de la tarde, y aunque algunas nubes empezaran a esconder el sol, todavía se podía aprecia lo bello del día, las aves volaban por doquier, las nubes estaban más azules de lo normal y los últimos rayos del sol se hacían notar; en el norte de la Ciudad de New York, en uno de los rascacielos más altos, se encontraban dos de los seis vengadores, uno de los dos, tenía una armadura rojiza con pequeñas partes de color dorado,  estaba sentado en el pavimento de  aquel gran rascacielos, la otra, una muchacha de no más de 23 años de edad con el cabello rojizo, lo cual hacia resaltar más sus ojos verdes y su piel blanca, esta, a diferencia del anterior, tenía un traje sumamente ajustado, haciendo así, que cada una de sus curvas resaltara; el hombre de la armadura se deshizo de su casco y miro a la muchacha, los dos se veían exasperados, tal vez por no hallar lo que buscaban, tal vez por estar solos, o tal vez, porque había un incómodo silencio.

–Esto es inútil– Dijo Iron Man a su acompañante.

–Te quieres callar y seguir vigilando– sugirió la espía mientras tomaba unos binoculares y se colocaba pecho tierra para ver mejor.

–“te quieres callar” – Iron Man imito la voz de la espía mientras hacia un ademan con sus manos robóticas –No te parece extraño? – pregunto mientras caminaba detrás de la espía.

–Qué? Que no te calles? Eso no es nuevo, deberíamos ponerte un bozal– sugirió la espía con algo de ironía en sus palabras.

–Jajá, muy graciosa Viuda– dijo Tony frunciendo el ceño y con una alegría fingida –No es eso…. No te parece extraño que la copia barata de Barney este reviviendo a sus Amigos para formar el gran club de “Barney y sus Amigos” – decía Iron Man mientras movía sus manos –Y que  no haya hecho ni un solo movimiento en todo el día–

Natasha se dio vuelta sobre sí misma para ver al grandísimo rey de la ironía –En primera– dijo la Espía moviendo sus binoculares –No es Barney, es Thanos, en segunda, no creo que quiera formar un club, y en tercera y lo más importante ¡Eres un grandísimo estúpido! Y no, no se me hace raro– ultimo la espía para regresar a su pose anterior.

–No soy un estúpido! – Dijo Iron Man con su voz chillona –O tal vez sí, pero en ese caso sería un estúpido mu sex.. – fue interrumpido.

–Quieres callarte de una vez? – pregunto la espía con los binoculares en los ojos.

–Sería mejor si no separamos para cubrir más terreno– sugirió Iron Man.

–Me sorprendes– inquirió Natasha mientras colocaba los binoculares en el suelo y se levantaba para caminar hacia Iron Man. –por primera vez tienes una buna idea, y no tiene nada que ver con chicas! – dijo Natasha con su alegría falsa y colocándose una mano en el pecho como si estuviera a punto de llorar.

Iron Man ignoro su comentario y solo salió volando. Natasha bajo del edificio saltando por sus ventanas.

–Ayuda! – gritaba la voz de un niño en un callejón, la calle estaba en plena serenidad, ni un alma pasaba por ahí, lo cual se le hiso más raro y se apresuró a bajar las últimas dos ventanas.

–Maldición– decía Natasha mientras veía desde la tercera ventana como las últimas dos ventanas estaban demasiado lejos para saltar hacia ellas.

Bajo la mirada para ver a que altura se encontraba, eran más de 10 metros hacia abajo.

–Ayuda!!! – escucho el grito aún más fuerte que el anterior, y se decidió a saltar hacia el suelo.

A simple vista se veía muy sencillo el salto, a Natasha le parecía sencillo, así que se dejó caer, pero no contaba con que el tacón de sus botines se doblara e hiciera que su tobillo se lastimara se dijo mentalmente, pero al escuchar  de nuevo la llamada de auxilio corrió como pudo.

Al entrar al callejón vio a un Chitauri encima de un pequeño, Natasha apunto con su brazalete al Chitauri y de este salió disparada una descarga eléctrica que pareció no ser más que un cosquilleo para el Chitauri, pues no le hiso ningún daño, solo hiso que este soltara al pequeño y fuera tras Natasha.

–Corre! – gritaba Natasha al pequeño.

–Pero señora– dijo el niño mientras veía como el Chitauri se alejaba de él y caminaba hacia ella.

–Nada, corre!!! – Decía Natasha mientras el Chitauri levantaba su mano –AHORA!! – ordeno mientras el Chitauri intentaba enterrar su mano en el abdomen de Natasha, pero gracias a sus reflejos detuvo su mano antes de hacerlo.

El pequeño salió corriendo y solo quedaban en el callejón ellos dos, Natasha y el Chitauri, pareciera ser muy fácil pelear contra él, pero como un tobillo herido, no podría ser más difícil.

Natasha intento derribar a su oponente, pero solo consiguió lo contrario, cayó al suelo con el Chitauri encima, después de varios forcejeos, el Chitauri logro aventar a Natasha hacia varios botes de basura que había ahí, causándole así un dolor indescriptible en su tobillo, varias costillas rotas, su labio sangrando y lo peor, EL DESGARRE DE SU TRAJE.

El Chitauri fue corriendo hacia ella, listo para matarla enterrándole su mano, y justo cuando estaba listo, alguien lo golpeo por atrás, haciendo que esta callera ante los ojos verdes de Natasha.

Alzo la mirada para buscar a su ayudante, pero vio a…… Loki ¿?

–Eso se ve grave– dijo Loki apoyándose en su pierna para ver más de cerca a Natasha.

–Loki– susurro Natasha, pero a su mente vino lo que había sucedido minutos antes en la reunión –Por qué? –.

–Por qué escape?...... digamos que tengo deudas– dijo Loki.

Natasha escucho y después de unos segundos hablo –Me salvaste… por qué? –.

Loki sonrió y vio hacia abajo para después subir su mirada y verla directamente a los ojos –No puedo dejar que la hieran–

–Por que no? – volvió a interrogar la espía.

–Porque de otro modo– dijo Loki mientras se acercaba más a ella –No tendría el privilegio de hacer…– dejo inconclusa la frase para ir directo a sus labios, Natasha no pudo hacer más que aceptar el beso, no sabía si todo esto en verdad estaba sucediendo, pero de ser así era un completo error, pues ella estaba besando al Dios de las mentiras, al culpablede tantas muertes en el ataque a Nueva York.

Natasha disfrutaba de sus labios, aún más que él, sus labios estaban fríos como la nieve, pero claro, que se podría esperar de un gigante de hielo, en cambio los de ella, eran cálidos y carnosos.

Natasha tuvo que separarse por falta de oxígeno, entonces fue cuando se dio cuenta que el dolor ya no estaba, bajo su mirada para ver su tobillo y cuando la subió, en busca del dios, ya no estaba, había desaparecido, sin dejar rastros , fue entonces cuando comenzó a  ver que todo le daba vueltas y callo desmallada, lo último que pudo ver, fue a Tony entrando al callejón.

End Notes:

review?

End Notes:

review?

Regresar al índiceEn el hospital by Natasha Stark
Author's Notes:

Si, se que me tarde mucho, pero sta semana he tenido muchos examenes, bueno aqui esta, review?

Author's Notes:

Si, se que me tarde mucho, pero sta semana he tenido muchos examenes, bueno aqui esta, review?

En el hospital

Oscuridad, lo primero que vemos al nacer, eso a lo que todos le temen, muchos dicen que los peores actos pasan ahí, pero otros dicen que no, que pasan algunas escenas hermosas, sin embargo, es algo a lo que todos tememos, no por miedo, sino porque no sabemos lo que hay en la penumbra...

Otras personas dicen que hay luz, si, "al final del túnel esta la luz", muchos dicen esto, y si, es difícil salir del túnel, de la oscuridad, pero se puede, la pregunta es ¿Puede el culpable de miles de muertes salir de ella? o ¿puede la asesina experta dejarla atrás?, mejor aún ¿Pueden dos almas salir de la penumbra?



Sola, se encontraba sola, en esa fría y oscura habitación, solo se veían una cuantas ratas pasar pegadas a la pared, no sabía por qué se encontraba ahí; abrió lentamente los ojos y vio, vio que estaba atada de manos y piernas a una silla de madera color café, todavía tenía su uniforme de SHIELD puesto, su cabello estaba desordenado y se preguntaba como había llegado ahí.

Intento moverse, zafarse de la silla, era una espía, sabía qué hacer, pero por más que intentara no podía, cada vez que estaba a punto de soltar sus manos algo volvía a enredar las cuerdas, era algo... extraño.



"¿Miedo?" pregunto una voz, ella de inmediato giro la vista hacia todos lados, pero no se veía nada, al parecer estaba sola en esa habitación, pero algo le decía que no.



Al no ver a su "secuestrador", la Viuda Negra contesto con su casual tono frío "Nunca....." se detuvo un momento "lo siento pero no se tu nombre" y la espía soviética empezaba otra vez su juego.



"Eso no es de importancia" contesto la voz, ella miraba para todas partes pero no lograba ver nada.



Natasha hizo otro intento por sacarse sus manos, pero solo lograba que la cuerda causara ardor en sus muñecas.



"¡Detente!" exigió la voz, Natasha dejo de intentar y se guío por la vez para descubrir la ubicación de su oponente.



"Te preocupo acaso" cuestiono la espía mientras hacia una mueca con su boca.



"Sé a quién si" la voz evadió su pregunta.



"Si ¿es tu enemigo? en ese caso podrías matarme" dijo sin más la Viuda.



"Te necesito viva..." se detuvo un momento la voz "Para mi venganza" termino la frase.



"¿Venganza? qué tipo de venganza?" pregunto la espía.



"Ya lo veras" sentencio la voz, Natasha se quedó esperando a que él o ella hablara, pero no, en vez de eso fue perdiendo el conocimiento lentamente.

 

 





En una de las instalaciones de SHIELD, se encontraba la mejor espía, en una habitación, se veía tan tranquila, en esa camilla de hospital, su pecho subía y bajaba de manera constante, lo cual indicaba que estaba mejor, cualquiera que no la conociera diría que no mata ni una mosca, al pie de la cama se encontraban el Dr. Bruce Banner, estaba acompañado por Steve Rogers.

 



—No, por quinta vez, ¡ella sigue igual!— dijo un poco exasperado Bruce Banner ante la pregunta de Steve.



—Yo si lo sé!— se defendió Rogers —Es Clint quien pregunta!—.



—Por qué no viene él?— cuestiono el doctor.



—No sé, ya te lo dije— comento Steve.



Con tantos dimes y diretes, ninguno se dio cuenta de que la espía que yacía inconsiente en la camilla, estaba recobrando la consciencia poco a poco, con dificultad.



Natasha parpadeó un par de veces, sentía como si la hubiesen atropellado, no recordaba nada de lo que sucedió, cuando logro enfocar su vista, sin que todo le diera vueltas pensó ella, logro ver al Dr. Bruce Banner y el tímido Steve Rogers.



—Qué bonita forma de  recibirme— comento Natasha, los dos hombres giraron la cabeza para ver a la espía, esta solo sonrío y acto seguido los dos hombres caminaron hacia ella.



—Cómo se siente agente Romanoff?— empezó el Dr. Banner.



—Te he dicho que me llames Natasha, ¿cuando lo vas a entender? cuando sientas un balazo en tu trasero— dijo la espía.



—Está bien— afirmo Steve tratando de no reír por la cara que puso Bruce



—Bueno— Bruce hizo como que se sobaba el trasero —Natasha, nos puedes decir lo que paso—.



A Natasha se le congelo la sangre, decirle lo que sucedió, decirle que beso a un Dios, que por cierto es el mismo que ataco a Nueva York?, no, eso nunca, tal vez eso nunca paso, si, estaba cansada, solo fue una jugada de su imaginación.



—En el callejón— trato de ayudar Steve.



—Si— inquirió Natasha —Yo, estaba en el callejón, un Chitauri me ataco, y me defendí. Es todo. — termino de explicar, bueno, medio explicar, lo resumió, bastante resumido (?)



— ¿Segura?— cuestiono el Dr. > Se preguntó, sarcásticamente, en su mente Natasha.



—Si— contesto muy firme la espía, claro, firme pero recostada, no sé si entienden (?)



—Qué raro...— Banner fue hacia una computadora —estas en perfectas condiciones, todo este tiempo lo estuviste...—.



—¿Qué?, aguarde, "todo este tiempo" ¿cuánto ha pasado?— pregunto la mujer sentándose en la camilla.



—Dos días— contesto Steve con su sonrisa de niño.



—Como decía, estas en perfectas condiciones, todo está perfectamente en ti— concluyo Banner.



Steve vio a Natasha quien tenía una bata blanca que dejaba muy poco a la imaginación, ella sintió la mirada de Steve y giro la mirada hacia él, fulminándolo, este solo sonrío inocentemente y volteo a ver a Banner.



—Entonces ¿por qué carajos estaba aquí durmiendo?— pregunto la espía a punto de perder la paciencia.



—Eso es lo raro— Bruce empezó a teclear en su computadora —Según esto— giro la pantalla de la computadora hacia la espía y el Súper Soldado. —Alguien o algo te estaba impidiendo despertar— concluyo el Doctor.



Natasha recordó su sueño, o tal vez una premonición, ella no creía en esa cosas, pero en fin, nadie, absolutamente nadie se enteraría del sueño.



Después de 15 minutos de preguntas por parte de Steve y Bruce, Clint entró a la habitación donde ella estaba.



—Puedo?— pregunto Clint desde el borde de la puerta.



—Creo que mejor nos vamos— sugirió Steve a Bruce quien empezó a caminar hacia la puerta.



Cuando solo sé encontraban ellos dos solos en aquella habitación, Clint tomo la iniciativa  y le dio un folder con el logotipo de SIELD.

End Notes:

Dejen sus reviews con recomendaciones :D

End Notes:

Dejen sus reviews con recomendaciones :D

Regresar al índiceInterrupciones by Natasha Stark
Author's Notes:

Lo se, me tarde mucho en actualizar, pero aquí esta el capítulo, ¿review?

Author's Notes:

Lo se, me tarde mucho en actualizar, pero aquí esta el capítulo, ¿review?

Interrupciones

En un punto alejado del universo, si, del universo, no de la tierra, del universo; se encontraba una criatura color café caminando hacia donde, debería estar su amo.  

 

—Señor— dijo la criatura arrodillándose hacia donde se encontraba un "trono", el cual estaba entre la penumbra.   Noticias sobre la sierra de cadiz y sus pueblos, información local sobre covid19 coronavirus Noticias de la Sierra de Cadiz

 

—Hemos localizado al Asgardiano— continuo a criatura todavía arrodillada. —Lo traemos?— cuestiono esta.  

 

—No— dio una fea voz. — Recuerda que la venganza es lenta, pero certera— termino de decir la voz con aires de grandeza. 

—Pero señor— decía la criatura acercándose más a la penumbra donde se escondía su amo.  

 

—Tranquilo Gamora, ni el Asgardiano ni los mortales pueden contra la mismísima muerte— tranquilizo a su criatura, que ahora sabemos, se llama Gamora.  

 

—Que tienen que ver los mortales en nuestro plan señor?— cuestiono a unos pasos de su amo. 

—Muy pronto lo sabrás Gamora...— dio unos pasos saliendo así de entre las sombras, dejando ver a una especie avanzada de hombre purpura —Muy pronto.— termino de decir mientras una sonrisa macabra se hacía presente en su rostro.  

 

 

0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o  

 

  

 

—Se puede saber qué es esto?— cuestiono la espía, la misma que media hora antes se encontraba inconsciente en esa camilla blanca. 

—Es de Fury, quiere saber cómo derrotaste a ese Chitauri...— decía el agente Barton mientras ella tomaba la carpeta de sus manos. —Nat...— fue interrumpido. 

—Gracias, te puedes largar— dijo con calma abriendo la carpeta.  

 

—Si no había venido es porque...— la espía no lo dejo continuar pues rodo los ojos e hizo uso de la palabra.  

 

—Barton, sal de aquí ahora mismo— exigió la espía sin mirarlo a la cara, con sus ojos puestos en esa gran lámpara pegada al techo. 

—Nat, yo solo...— pensó Barton mientras veía hacia la puerta, a la persona recién llegada.  

 

—Pero miren quien se despertó— decía el playboy con su sonrisa burlona, Natasha agradeció que alguien llegara, aunque fuera Stark. 

—A mí tampoco me alegra verte—dijo con ironía la Viuda, el Agente Barton solo los veía sin decir palabra alguna. 

Stark le enseño la lengua, igual que un infante —Que maduro— bufo Clint Barton mientras caminaba hacia la puerta.  

 

—Uy, parece que alguien, légalas— susurro esto último —no está de buenas— Oh, oh, el agente Barton se enojó.  

 

Cuando el Agente Barton camino alado de él le dio un pequeño golpecito en su hombro, haciendo que el millonario se tambaleara un poco. Salió dando un portazo a la puerta, Stark lo vio y enseguida volteo a ver a la ex espía soviética. 

—Qué carácter— decía Tony Stark mientras movía sus manos.  

 

Natasha movió la cabeza en forma de desaprobación mientras una sonrisa se formaba en su rostro. —Y bien...— Tomo aire —A qué has venido— cuestiono.  

 

—Vamos— decía Stark mientras se acercaba a la camilla donde se encontraba la espía —Que uno ya no puede venir a ver a su queridísima compañera— dramatizo Tony.  

 

—Eres malo para actuar— dijo la Viuda mientras rodaba los ojos. 

Stark miro a la Viuda con un puchero digno de un chiquillo de preescolar —Barton me comento sobre su "pelea"— dijo haciendo énfasis en la última palaba —y como el súper sexy genio que soy, deduje que necesitabas ayuda— al terminar su frase una sonrisa burlona se apodero de su rostro.  

 

La Viuda rodo los ojos —Eres tan molesto... pero no estabas equivocado— miro hacia un puno perdido.

—Emm...Gracias, creo—  sonrió con satisfacción —creo que después de esto tengo bien merecida una cena—la vio coquetamente.  

 

—Oh no, ni lo sueñes...— fue interrumpida. 

—Oh si, nadie le niega una cena al sexy Tony Stark— y empezó a caminar hacia la puerta —Mañana, a las 9:00, mi casa de Malibú, Happy va por ti—.  

 

Y justo antes de salir por la puerta se voltio a verla —Dale tu dirección—e hizo un sonido con su boca y la señalo, típico de él.  

 

Natasha bufo, genial, ahora tenía una cita con el hombre más arrogante en la tierra. Bueno, tenía que hacer el reporte de como "derroto" al Chitauri. 

Palabras como "brazalete" "le dispare"  "cayó al suelo" se veían en ese reporte, cuando termino decidió dejar la carpeta sobre una mesita que tenía alado, giro su cabeza y se llevó una sorpresa, ahí estaban sus maletas, la ropa que tenía en el departamento de Clint, pensó, dejo la carpeta sobre la mesa y decidió dormirse un rato, mañana la daban de alta, con que nadie se enterara de lo que paso en realidad, estaría bien.  

 

  

 

0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o  

 

—Hill, cuando lo encuentre mande a Stark por el—ordeno Nick Fury desde su oficina a su "asistente".  

 

—Señor, o hay rastro de el— indico María Hill entrando a la oficina. 

—Tráigame al señor Odison— ordeno a la Agente, que, salió sin decir nada, en busca de Thor.  

 

5 Horas más tarde  

 

— ¿Por qué cree que lo debería de saber yo?—cuestionaba el Asgardiano mientras cruzaba los brazos.  

 

—Porque es tu hermano— contesto Nick Fury viéndolo con su ojo. 

—Pues no lo sé, y aunque supiera no lo diría— dijo con arrogancia el Dios del trueno.  

 

—Tiene que, tu hermano es la llave para descubrir a lo que nos enfrentamos—alzo un poco la voz.  

 

—Entiende midgardiano, no tenemos idea de donde está el, ni Heimdall lo puede ver—.  

 

—A mí no me interesa quien lo puede ver, a mí me interesa que nos digas donde esta— grito Fury al asgardiano.  

 

—Ustedes los mortales son tan rebeldes— susurro, pero claramente Nick lo escucho —No dejo rastro alguno— 

—Escucha Thor, no sabemos a lo que nos enfrentamos, Loki es el único que nos puede decir— dijo Fury tomándolo del brazo.  

 

Thor lo vio directo al ojo—lo sé— finalizo, para salir caminando tranquilamente dejando a Fury desconcertado.

End Notes:

Dejen sus reviews =3

End Notes:

Dejen sus reviews =3

Regresar al índiceCita con Tony Stark. by Natasha Stark
Author's Notes:

Me fue MUY difícil hacer este capitulo y siento que me quedo aburrido, pero mi amiga me estaba diciendo que lo subiera y ¡aquí esta! 

Dejen Reviews

 







Author's Notes:

Me fue MUY difícil hacer este capitulo y siento que me quedo aburrido, pero mi amiga me estaba diciendo que lo subiera y ¡aquí esta! 

Dejen Reviews

 







 

Mientras caminaba sentía las miradas de todos sobre ella, se detuvo, tenia sus dos maletas una en cada mano, miro a su alrededor, todos empezaron a caminar como si no pasara nada, continuo caminando, llego a su vieja evitación, solo había una cama y una mesa de noche alado de esta, enfrente se encobraba un closet y junto a este estaba una pequeña puerta corrediza, el baño.  

Camino hacia la pequeña cama y suspiro, dejo caer las maletas y decidió darse un baño pues recordó la "cena" que tenia con Stark.  

No tardo más de 15 minutos bañándose, cuando salió faltaba 1una hora para que Happy llegara por ella, tomo se celular y tecleo algo, el destinatario del mensaje era, obviamente Tony Stark.  

Se sentó en la cama, todavía con la toalla enredada en su cuerpo, sintió como alguien o algo se paso por su espalda desnuda, volteo la cabeza pero no vio nada, iba a revisar pero el sonido de su celular el cual indicaba un nuevo mensaje, empezó a sonar.  

Genial, había conseguido que Happy no pasara por ella, ahora tenia 45 minutos para arreglarse para su "cena " abrió sus maletas, busco algo formal pero no muy formal, ¡si!, lo encontró.  

Un pequeño vestido arriba de la rodilla, de color rojo y sin mangas, con pequeñas rayas apenas visibles, tomo unas zapatillas de tacón color rojo. Termino de vestirse, se miro en un espejo de cuerpo completo, algo le faltaba (aparte de peinarse y maquillarse), si, eso era, busco entre sus maletas y encontró lo que buscaba, un pequeño cinturón negro, al colocárselo este hizo que sus pechos resaltaran mas.  

Se coloco un poco de labial rojo en sus carnosos labios y un poco de delineador en sus ojos, se puso un poco de maquillaje y camino hacia el espejo para cepillarse su larga melena roja.  

En eso estaba cuando vio a Loki detrás de ella, volteo rápidamente, provocando que su cabello se alborotara, no había nadie, inspecciono todo con la mirada y continuo cepillándose, cuando faltaban unos minutos para su cena salió de su habitación y se dirigió a su auto en el estacionamiento.  

Llego a la mansión, sorprendentemente estaba todo tranquilo y no había rastros de alguna broma por parte de Stark, se acerco a la puerta y espero a que le abrieran.  

  

—Valla miren quien llego—ese era Anthony Stark acercándose a saludar.  

—Me da gusto verte igualo— dijo Natasha con falsa alegría.  

—Deberíamos dejar atrás las formalidades, digo, ahora estas en mi casa— hizo uso de su ironía y alter ego.  

—Como quieras, y cual es el motivo de esta cena?—cuestiono la espía mientras Stark caminaba con ella hacia su sala.  

—Ya lo veras— y en un segundo, una puerta metálica se abrió, mostrando así una mesa desde donde se podía ver la playa.  

—En verdad te luciste S...Tony—decía _Natasha mientras caminaba hacia la mesa.  

—Cuando me lo propongo puedo ser muy inteligente—decía con voz seductora Tony, mientras abría una silla para que Natasha tomase asiento.  

Una señorita llego con dos platos de lasaña y un poco de vino, y así, comenzó la "cena".  

—En verdad, podías invitar a alguien mas, una súper modelo, por ejemplo—decía Natasha mientras tomaba un poco de  su vino.  

—Nahh—decía un poco borracho Tony Stark —Quieres la verdad—como la mano de Natasha de la mesa —modelo no hay confianza—acerco un poco mas a ella.  

—No te entiendo Tony— Decía Natasha mientras intentaba soltarse de su agarre. 

—Es que yo...— lentamente se fue acercando a los labios de Natasha, la tomo por la nuca y los dos se fundieron en un beso tierno y cálido. 

Natasha no quería el beso, ella no, ella... lo acepto, si, condujo sus manos hacia su cuello y el seguía tomándola de la nuca, ¿Cuánto duraron? no lo se, segundos, 20? 30?. 

El beso se fue haciendo mas apasionado, empezaban a sincronizar cada parte de sus labios, entonces, la copa de Natasha se cayo en ella, si, solo así, sin nadie que la moviera o alguien que la empujara, solo así, se separaron y Natasha miro la gran mancha que tenia su vestido, volteo a ver a Tony, ¿Por qué lo beso?, pudo ver en su mirada que el así lo había querido. 

—Natasha yo...— Natasha lo corto. 

— Tienes algo con lo que me pueda cambiar?—no quería tocar ese tema, si le preguntaba por que acepto? que le diría?, no. 

—No, pero en mi cuarto hay ropa mía— contesto Anthony mientras veía como ella se levantaba de su silla y se iba directo a las escaleras. 

Anthony se levanto, camino detrás de ella mientras intentaba detenerla, la tomo del brazo y la jalo provocando que esta se volteara con brusquedad. 

—Natasha yo te...— fue interrumpido 

—Lamento interrumpir señor, pero afuera hay muchos reporteros — decía JARVIS, Natasha aprovecho y se deshizo del agarre de el. 

Tony camino a la salida mientras Natasha subía a su habitación, abrió la puerta de la habitación y vio un gran balcón, busco entre los cajones de los muebles y lo único que encontró fue una camisa de Tony, se la coloco y, esta le quedaba enorme, tanto que cubría el vestido y hacia que se viera como si solo tuviera la camisa puesta. 

Unos golpes llamaron su atención, si, venían de afuera del balcón, se acerco y vio el vidrio de la puerta, la abrió y salió a fijarse de donde provenían, ante sus ojos apareció el dios del engaño, Loki. 

—¿Me estas siguiendo?—fue lo primero que se es cucho decir a la pelirroja. 

Una sonrisa se dibujo en el rostro de Loki —No— 

—Entonces ¿Qué haces aquí?— cuestiono la espía, el viento hacia que tanto su melena como el cabello de Loki se removieran de un lado a otro. 

—Solo cuidaba de usted—. 

—Por que? soy tu enemiga, deberías matarme— alzo un poco la voz. 

—Deberías de agradecerme, ayude a que tu "cena" fuera interrumpida— confeso Loki mirando hacia abajo. 

Natasha se acerco y miro hacia abajo, vio a una docena de reporteros haciendo preguntas a Tony, los reporteros en seguida subieron sus cámaras y tomaron miles de fotos a Natasha que, se veía que solo tenia puesta la camisa del genio. 

Ya se imaginaba el encabezado del periódico "Espía pasa la noche con Tony Stark" o algo similar, volteo la cabeza al lugar donde minutos atrás se encontraba Loki, no había rastro alguno de el.

End Notes:

¿Review?

End Notes:

¿Review?

Regresar al índiceRecuento de los daños. by Natasha Stark
Author's Notes:

Si, lo sé, me tarde mucho en actualizar, pero se me fueron las ideas, la verdad la estructura de este capítulo fue planteada por mi amiga Lizbeth (MeluLiz_thor ). Espero sus reviews…

Author's Notes:

Si, lo sé, me tarde mucho en actualizar, pero se me fueron las ideas, la verdad la estructura de este capítulo fue planteada por mi amiga Lizbeth (MeluLiz_thor ). Espero sus reviews…

POV. Natasha Romanoff

Habían pasado ya dos días desde el "intento de cita" con Anthony Stark. Tan sólo de recordar cuando el director de la agencia "el buen Nicky" -como acostumbra llamarlo el remedo de hombre al que llaman Iron Man-. En fin, cuando el director se enteró, por medio de los periódicos, revistas, noticieros y demás medios de comunicación en los que se decía "La nueva conquista de Iron Man no es nada menos que su compañera y ex asistente", es preferible decir que no lo tomo de la mejor manera ¿cómo lo supe? Fácil, nadie, y "nadie" incumbe a su mano derecha y compañera, María Hill, esperaba el fuerte alarido de Nick Fury en la hora del desayuno, y mucho menos se esperaban que mandara a llamar a una de sus "mejores" agentes y al magnate Anthony Stark.

 

Después de tres horas de alaridos por parte del director de la organización nos dejó ir, no sin antes explicarle todos los pormenores de la "cita", que en realidad no fue nada más que un escape por la puerta trasera de la mansión de Anthony después, claro, de que varios (por no decir casi todos) los reporteros consiguieron fotos de nosotros, más preferiblemente de mí. Y digamos que en esas tres horas el señor Anthony no fue de mucha ayuda, con su sentido del humor tan...pertinente.

 

Después de esa "reunión" no fue mejor en ningún sentido.

 

En fin, lo que pasó con Barton, sí, el patán que por más que intenté no puedo odiar por el simple hecho de salvarme la vida, no lo tomo nada bien, el director de la organización se quedaba corto a comparación de Barton, solamente diré que nunca lo creí capaz de intentar hacerme daño, de verdad, y no hablo de un raspón, hablo de despojarme de mis armas e intentar cortarme el cuello con una navaja, por suerte el remedo de hombre, perdón, Anthony Stark llegó a tiempo para detenerlo, y fue entonces que me sentí la estúpida niña de antes, y no por no haber reaccionado ante el ataque de Barton, si no por que necesite de la ayuda de un playboy para evitar una lesión por parte de Barton.

 

Por suerte después de ese "contratiempo" y gracias al agente Ward, pude conseguir un apartamento y gracias a (aunque me odie por esto) Anthony, pude llevar mis cosas al apartamento.

 

A pesar de conseguirlo de imprevisto, el apartamento contaba con una pequeña sala de estar donde había tres sillones alrededor de un pequeño televisor y en el centro una pequeña mesita de vidrio con un florero, una cocina con una barra de metal con unos cuántos bancos del mismo material alrededor con todos los electrodomésticos integrados, un comedor para seis personas y por último dos habitaciones, las dos contaban con una cama matrimonial, al lado de está un pequeño buró en donde descansaba una pequeña lámpara color hueso y además contaban con varios muebles y una pequeña puerta que al parecer era el sanitario.

 

Las paredes eran de un color carne mientras que los muebles y la mayoría de los electrodomésticos eran de un color hueso con alguno que otro detalle.

 

A pesar de que el Agente Ward me dio su palabra de que el apartamento ya estaba amueblado, yo "presentía" que todo era obra del egocéntrico señor Stark.

 

Después de presentarme en la oficina del director de S.H.I.E.L.D., que sólo me requería para llenar unos cuántos formularios, me encerré en mi apartamento, no me apetecía ir a un concierto con Stark -porque me invitó a un concierto de una banda de rock a la cual llaman AC/DC- ni mucho menos ir a entrenar con la agente May.

 

 

0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0oo0o0oo0oo0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o

 

 

La agente Romanoff se preparaba para dormir, la única luz prendida en el apartamento, era la de su dormitorio, y no era una luz que alumbraba cada rincón en la habitación, era una luz tenue que alcanzaba a iluminar la gran cama donde se encontraba nuestra espía, recargada en la cabecera de su cama con las piernas a la altura de su pecho, leyendo un libro titulado "Cien años de soledad".

 

Al llegar la media noche escucho un ruido en las escaleras de emergencia, cerro el libro con sigilo y miro fijamente la ventana frente a las escaleras, después de varios minutos decidió entrar entre las sábanas de la cama y dejar su libro a un lado de la pequeña lámpara, después la apagó, así se estufumo todo rastro de luz del apartamento.

 

Y así, estuvo buen parte de la noche pensando en ese “sentimiento” que empezaba a florecer sobre ella y Anthony, por su mente paso la escena de Barton en la cama con la rubiecita, pero enseguida la borro y prefirió pensar en las cosas “buenas” por así decirlo, que le habían pasado desde ese día, como el contacto con el dios de las travesuras.

 

Sin darse cuenta, se relamió los labios al pensar en lo que sucedió en el callejón aquel día, > se preguntó en sus adentros, obligándose a borrar esa imagen de su cabeza.

 

 

 

 

 

Muy pronto la pelirroja concilio el sueño, lo que no tomo en cuenta, es que esa noche, esa precisamente, conocerá el rostro de él o la criatura que la había estado atormentando desde hace días mediante las diferentes pesadillas de las que era víctima...

End Notes:

Espero sus Reviews



Prometo el siguiente Capítulo mas largo.

End Notes:

Espero sus Reviews



Prometo el siguiente Capítulo mas largo.

Regresar al índiceSueños, peleas y sorpresas by Natasha Stark
Author's Notes:

¡Esta vez no tarde mucho en actualizar! Y todo se lo deben a mi “hermana” muchosina MeluLiz_thor  por cierto lean sus historias están muy buenas!



https://www.potterfics.com/perfil/50745

Author's Notes:

¡Esta vez no tarde mucho en actualizar! Y todo se lo deben a mi “hermana” muchosina MeluLiz_thor  por cierto lean sus historias están muy buenas!



https://www.potterfics.com/perfil/50745

El sólo contacto de su piel contra el agua caliente provocaba un placer inmenso en todo su cuerpo. Fuera del hotel donde se hospedaba estaba nevando, hacía un frío tan atroz que pocos eran aquellos que se atrevían a salir a las calles, era necesario usar más de 5 abrigos para coger un poco de calor, en otro lugar del mundo los niños estarían en las calles jugando y haciendo angelitos con la nieve, pero ese no era el caso de Rusia.

Sí el país era conocido como "La fría Rusia" porque no importaba la época del año, sus temperaturas, siempre, eran bajas, y sí eso pasaba en cualquier época, ni hablar de cuando se encontraban en invierno, con ese frío tan desgarrador que quema; las calles y clubs nocturnos estaban desolados al igual que parques y bosques, las familias permanecían en sus casas u hoteles bebiendo un chocolate caliente. Pero ella no, ella era la gran Black Widow, la experta asesina, y la desolación de las calles era una peculiaridad perfecta para su trabajo.

En el pequeño cuarto había una gran tina con agua caliente, perfecto para quitarse el frío, el hotel contaba con calefacción lo cual amenguaba el desgarrador frío. Este era uno de los inviernos más fríos en Rusia, sí no es que el más frío.

Así, con la cabeza levemente recargada sobre la tina de baño, con el cuerpo totalmente sumergido en el agua caliente y con los ojos cerrados, se relajaba la pelirroja más letal. Escucho un grito, tal vez proveniente del cuarto de alado, fue entonces cuando sus parpados se separaron y pudo notar la falta de energía eléctrica y sin siquiera mirar hacia los lados estiro su brazo y cogió una bata de baño, enseguida salió de la gran tina.

Apenas había dado un pasó fuera de la tina y una fuerza extraña la jaló de manera que su cabeza quedó sumergida en el agua y sus piernas quedaron afuera de está.

Sus manos manoteaban provocando un ruido al hacer contacto con el agua. Movía la cabeza de un lado al otro intentando ver a su oponente pero no había nadie, lo extraño era que por más que lo intentará su cabeza era tomada por una fuerza invisible la cual no la dejaba salir de la tina. El aire le empezaba a faltar, veía sus risos pasar frente a ella con esa textura que toma el cabello al estar sumergido en el mar. Poco a poco fue cerrando los ojos mientras dejaba de escuchar el contacto de sus manos con el agua.

Todo era negro ¿En dónde estaba? ¿Había muerto? Esas preguntas pasaban por su mente, no había suelo, o por lo menos no se distinguía, y de haberlo era inmenso.

"No exactamente" De la nada se escuchó una voz que contestaba sus preguntas o al menos una. "Digamos que eso, fue sólo un pequeño ensayo" Se volvió a oír la voz.

Inquieta, la espía, se sentó en él, o lo que parecía, ser el suelo.

"¿Qué quieres de mí?" La espía fue demasiado directa con su pregunta.

"Me gusta tu carácter, pequeña eh insensible mortal" Evadió la pregunta.

"No has contestado" Insistió la espía viendo que todavía tenía puesta la bata de baño.

"Mhh... Tú, mortal inservible, eres la carnada perfecta" Esa respuesta la dejó helada.

La voz se escuchaba cada vez más cerca, hasta que la extraña criatura estuvo demasiado cerca de ella para poder verlo, sus ojos se abrieron como dos platos, ahogo un grito de terror mientras retrocedía con sus manos.

"Thanos" fue lo único que pudo susurrar antes de ver que se acercaba más a ella.

 

 

 

 

 

Se impulsó hacia delante mientras habría los ojos, fue una pesadilla, y fuerte, estaba empapado en sudor.

Un ruido la distrajo y giro su cabeza hacia el pequeño buró a un costado de la cama, era su celular, sonaba indicándole una llamada entrante, el tono no era otro que 'Counting Stars' de One Republic. Acerco su mano temblorosa a él y sin ver de quién se trataba se lo llevó a su oído derecho.

—Romanoff— Fue lo único que salió de sus labios.

—Agente Romanoff, la necesitamos en el Helicariel— Informaba del otro lado de la línea una voz femenina, en definitiva era la agente Hill.

—Voy para allá— La llamada término y la espía se fijó en la hora, ¡12:56pm! ¡Por la madre de la cabrá! ¡Tan tarde! Se veían los rayos del sol entrar por las ventanas. Se levantó corriendo de la cama y se fue directo a la ducha, se bañó con agua fría para despertar bien.

Se vistió con su uniforme de cuero negro y sus botines de tacón, se colocó una chaqueta café y tomo un bolso donde colocó sus armas y cuchillos, cepillo su cabello y salió a la cocina, tomo una manzana de la mesa, tomo las llaves de su auto y del apartamento y finalmente salió corriendo.

Apenas entro al Helicariel, la agente Hill le informó que la estaban esperando en la sala de juntas, varios agentes la veían correr con su chaqueta en una mano y un bolso en la otra. Pensó que Fury le daría un sermón, de los que le daba a Stark, por llegar tarde, así que corrió y corrió hasta ver la puerta de la sala, la cual abrió y entro corriendo y sumamente agitada.

—Lo siento director, tuve un par de contratiempos...... ¿Qué?— Detuvo sus disculpas al ver a todos los vengadores presentes.

—La estábamos esperando agente Romanoff, por favor tomé asiento para comenzar— Decía el director.

—Ese contratiempo tuvo que ver con quedarse dormida?— Susurro Tony mientras la espía se sentaba a su costado.

—Puede ser— Contesto en un susurro la espía mientras dejaba su chaqueta y su bolso detrás de ella.

— ¿Quieres?— Por debajo de la mesa, entre sus sillas, Stark le mostró una caja de gomas de mascar.

—No gracias— La espía arqueo una ceja y rodó los ojos, Stark nunca dejaría de ser un niño.

—Señores, todos recuerdan el ataque alienígena de hace dos años— El director le dedico una mirada a todos.

Y así Fury empezó con la reunión a la que todos estaban muy atentos, de no ser por Stark que le dio unos golpecitos a Natasha para que volteara a verlo.

— ¿Por qué no fuiste al concierto?— susurro Stark sin dejar de ver a Fury inclinándose un poco hacia la espía.

—Tenía cosas que hacer— Claro, cosas como leer un libro y estar en su apartamento encerrada. Contesto susurrando, sin dejar de ver al Fury e inclinándose hacia Stark, como si fueran un par de adolescentes a mitad de una clase.

Fury seguía hablando y ellos susurrando cosas sin importancia. En un momento Stark saco su celular de último modelo y le enseñó las fotos junto a la banda del concierto. Los dos tenían la mirada baja mientras susurrando algunas cosas, sin darse cuenta Stark pasó su brazo por los hombros de la espía juntanse más, algo que a la espía no le importó.

Fury chocó sus manos contra la mesa, el ruido provocó que Stark y Romanoff dieran un brinquito y se separaran, sus compañeros voltearon a verlos y enseguida regresaron la vista a Fury quién dijo —Stark, Romanoff, me harían el favor de poner un poco de su atención en la junta y dejar de cuchichear— El agente Barton, que se encontraba a un costado de Natasha bufo y vio la pizarra electrónica que se encontraba al costado del director.

—Claro, secretearse en público es de mala educación— soltó de pronto el agente Barton mientras seguía viendo la pizarra.

Stark guardo su celular y contesto harto del mal humor de Barton — ¿perdón? Tú hablando de respeto, que cómico ¿no?— Se levantó de su silla viendo al agente — Por lo menos yo se respetar a una mujer— Sí, eso fue algo duro, no sólo para Clint quién al escuchar eso volteó a ver a Stark, también para Natasha quién se llevó una mano a la frente mientras rodaba sus ojos.

— ¡¿Y quién te dijo que te podías meter en asuntos de Natasha y míos?!— Cuestionó el agente levantándose de su silla y viendo retadoramente a Stark. Sí no fuera por la mesa que estaba en medio ellos ya estuvieran en el suelo. Lo peor era que sí el director se preguntaba de que mujer hablaban, Clint lo dejó muy claro.

— ¡Yo me meto donde quiero!— Contesto sonoramente Stark.

— ¡Claro, por eso terminaste dentro de una cueva en Afganistán!— Escupió el agente Barton.

— ¡¿Ahora se trata de mí?! Por lo menos yo no me revuelco con la primera chica que se pasa frente a mi mientras mi novia está en una misión!!!— Era el colmo, sí nunca habían visto a Anthony Stark  enojado, nunca desearían verlo. Fury vio a Natasha como diciendo "Termina con esto, ya!", Natasha rodó los ojos y se levantó de la silla justo en medio de Stark y Barton que seguían discutiendo.

—Stark, por favor— Hablo Natasha tomando por el pecho a Tony, algo a lo que Fury, los presentes y Barton vieron intrigados. La mirada de Stark se posó en la pelirroja para segundos después regresar a su silla. Enseguida el agente Barton lo imito.

—Como decía— Empezó Fury llamando la atención de todos —Se necesita encontrar la fuente de energía que ocupa Thanos para reactivar los cuerpos de los Chitauris—

—Para encontrarla necesitamos sobrevolar las zonas de búsqueda— Intervino en doctor Banner que estaba a un costado de Clint.

—Así es Doctor Banner, he conseguido un equipo capaz de encontrar la fuente de energía— Su mirada pasó de Banner a Hill quién asintió con la cabeza y abrió las puertas dobles.

—Quiero que conozcan a la señorita Skye— Todos quedaron sorprendidos al ver a una civil en las instalaciones. Era una chica no más alta que Romanoff, morena y con el cabello café oscuro, con ojos del mismo color que su cabello.

La chica les dedico una sonrisa a todos (en especial al Capitán América) y se quedó parada a un costado de Fury.

—A dos jóvenes científicos, Fitz-Simmons— A la sala entro una señorita de no más de 23 años, con la piel blanca y el cabello castaño claro y ojos color avellana, junto a ella estaba un joven de su misma edad, delgado, con el cabello castaño oscuro y ojos color café oscuro. Los chicos les dedicaron una sonrisa de oreja a oreja (En especial al Bruce Banner).

—Ya deben de conocer a los agentes Ward y May— Entro un hombre de cabello negro y bien peinado, con un semblanza serio, era alto, más alto que Barton, como de la estatura de Steve. A su lado estaba una mujer con el uniforme de SHIELD, con un semblante más serio que el chico, el cabello color negro debajo de los hombros, era bajita, más que Natasha.

Y sin presentación alguna, las puertas se abrieron nuevamente dejando entrar a un hombre bajito, con traje negro. Todos los presentes, a excepción de Skye, Fitz-Simmons, May, Ward y Fury, abrieron sus ojos lo más que pudieron.

Se escuchó a Stark pasarse a goma de mascar de lo sorprendido que estaba, todos se quedaron mudos hasta que Stark hablo.

— ¿Tú que haces aquí?— cuestionó intrigados Stark, sin salir de su estado de shock, y con una cara de incertidumbre con la voz temblorosa.

—A mí también me da gusto verte Stark— Hablo el agente Coulson mirando divertido a todos los presentes.

End Notes:

¡Review?

End Notes:

¡Review?

Regresar al índiceEsa rubia... by Natasha Stark
Author's Notes:

¡Hola!

En verdad lamento muchísimo haber tardado tanto en

Fuego & Hielo by Natasha Stark

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fanfic.es/viewstory.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20