Frogs by Haruhi_Overs

Fanfics en EspañolEl sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

 Frogs by Haruhi_Overs
Summary:

Secuela de Secrets

Ranas

Allison Carter siempre ha sido especial, pero Mathew se ha dado cuenta de eso a los 4 años, cuando ella le metio, literalmente una rana en la garganta. Despues de una cirujia y tiempo sin comer solidos, Mat sabra, con exactitud que esa chica es mas de lo que aparenta. Pero cuando no tienes pruebas de lo que ha pasado y tus recuerdos se licuan no puedes hacer nada mas que hacer que vengarte por lo que te ha hecho.

Insultos, peleas, odio...el odio no es mas que un obsesion.

~Contente, aprieta los dientes, muérdete la lengua, y aprieta los puños, pero mantén la boca y estos últimos cerrados.Si te desafían, no respondas. Porque? Acaso somos cobardes? No para nada.Pero somos demonios, perdemos el control.

 

Amy arqueo una ceja en cuanto en cuanto Allison lado la cabeza.

- creo que…- La muchacha saco el chupetín de su boca y lo analizo – tienes una pequeña obsesión con las ranas.

Allison negó.

- Estaba atrapada.

Amy fue la que ladeo la cabeza esta vez, haciendo rebotar sus perfectos rizos dorados.

- igual que tu.

Porque diablos estaba él halagando  su trasero? Hum,…no quería averiguarlo.

 Estas segura? La voz de Amy, era como la voz de su conciencia.



Categories: ORIGINALES Characters: Ninguno

Generos: Fantasía, Romance

Advertencias: Lemon, Lenguaje Obsceno

Challenges:

Series: Sweet Hearthbreaker

Chapters: 17 Completed: No Word count: 43069 Read: 13772 Published: 30/10/2010 Updated: 06/07/2011
Summary:

Secuela de Secrets

Ranas

Allison Carter siempre ha sido especial, pero Mathew se ha dado cuenta de eso a los 4 años, cuando ella le metio, literalmente una rana en la garganta. Despues de una cirujia y tiempo sin comer solidos, Mat sabra, con exactitud que esa chica es mas de lo que aparenta. Pero cuando no tienes pruebas de lo que ha pasado y tus recuerdos se licuan no puedes hacer nada mas que hacer que vengarte por lo que te ha hecho.

Insultos, peleas, odio...el odio no es mas que un obsesion.

~Contente, aprieta los dientes, muérdete la lengua, y aprieta los puños, pero mantén la boca y estos últimos cerrados.Si te desafían, no respondas. Porque? Acaso somos cobardes? No para nada.Pero somos demonios, perdemos el control.

 

Amy arqueo una ceja en cuanto en cuanto Allison lado la cabeza.

- creo que…- La muchacha saco el chupetín de su boca y lo analizo – tienes una pequeña obsesión con las ranas.

Allison negó.

- Estaba atrapada.

Amy fue la que ladeo la cabeza esta vez, haciendo rebotar sus perfectos rizos dorados.

- igual que tu.

Porque diablos estaba él halagando  su trasero? Hum,…no quería averiguarlo.

 Estas segura? La voz de Amy, era como la voz de su conciencia.



Categories: ORIGINALES Characters: Ninguno

Generos: Fantasía, Romance

Advertencias: Lemon, Lenguaje Obsceno

Challenges:

Series: Sweet Hearthbreaker

Chapters: 17 Completed: No Word count: 43069 Read: 13772 Published: 30/10/2010 Updated: 06/07/2011
Story Notes:

Secuela de Secrets, no es extrictamente necesario leer esa historia para entender esta. Recomiendo leer si o si, el epilogo de Secrets ( recuerden que por ahora se esta subiendo otra vez y aun no esta disponible ese capitulo numero 43) porque esta la primera pelea de Matt y Allie.

https://www.fanfic.es/viewstory.php?sid=19870 Link de secrets

Esta serie tiene 2 fics mas -> Life, que había publicado y terminado, un Two-shot de dos capitulos. Obsession, aun no ha sido ni escrito ni publicado, pero estara pronto!

Story Notes:

Secuela de Secrets, no es extrictamente necesario leer esa historia para entender esta. Recomiendo leer si o si, el epilogo de Secrets ( recuerden que por ahora se esta subiendo otra vez y aun no esta disponible ese capitulo numero 43) porque esta la primera pelea de Matt y Allie.

https://www.fanfic.es/viewstory.php?sid=19870 Link de secrets

Esta serie tiene 2 fics mas -> Life, que había publicado y terminado, un Two-shot de dos capitulos. Obsession, aun no ha sido ni escrito ni publicado, pero estara pronto!

Atrapame by Haruhi_Overs
Author's Notes:

Ya saben, volviendo a subir el fic :DD uff esto es realmente agotadorrr

Mi nueva cuenta en fictionpress.com -> https://www.fictionpress.com/~haruchann

Mi blog -> https://haruchannsfics.blogspot.com/ Pasen y siganme pleassee!!

Author's Notes:

Ya saben, volviendo a subir el fic :DD uff esto es realmente agotadorrr

Mi nueva cuenta en fictionpress.com -> https://www.fictionpress.com/~haruchann

Mi blog -> https://haruchannsfics.blogspot.com/ Pasen y siganme pleassee!!

Frogs_1

Allison tomo la pequeña rana entre sus manos. La saco del recipiente de plástico y la dejo ir en el pasto, verde y bien cortado. La observo desaparecer, echándose detrás de la oreja un mechón de lacio cabello color chocolate.

Permaneció en cuclillas apenas un rato mas. Suspiro y se irguió. Se volteo y se detuvo ante la presencia inadvertida de la chica de largo cabello rubio que la miraba metros mas atrás, metiéndose un chupetín en la boca con gesto ausente.

Amy arqueo una ceja en cuanto en cuanto Allison lado la cabeza.

- creo que- La muchacha saco el chupetín de su boca y lo analizo tienes una pequeña obsesión con las ranas.

Allison negó.

- Estaba atrapada.

Amy fue la que ladeo la cabeza esta vez, haciendo rebotar sus perfectos rizos dorados.

- igual que tu.

 

 

La vida era monótonamente aburrida, o así la consideraba Allison Carter. Y lo mas extraño es que ella no era ni monótona ni aburrida. Era especial.

Cuando eres la hija de un demonio y de la portadora, todo es especial.

Miro a su hermana gemela mascar un chicle con gesto ausente, como siempre, mirando el pizarrón. El colegio era algo monótono. Pero de alguna forma Amy parecía sobrellevarlo de una forma muy distinta.

Estaba claro que aunque sus rostros fueran iguales, ellas no se parecían. Amy era mas sosegada, tranquila y desinteresada, el mundo y sus problemas le importaban poco y nada. No es que fuera insensible, solo que tenia su propia forma de ver el mundo. Allison, tendía a reaccionar más. Y cuantas veces eso les había traído problemas, porque a pesar de que Amy no fuera igual que Allison, la apoyaba en todo.

Amy giro la cabeza hacia ella, al tiempo en que hacia reventar el chicle en sus labios. Allison suspiro.

Deseo morir

Amy se encogió de hombros.

Quien no?

Volvieron a mirar al frente, sin escuchar realmente al profesor de historia.

- Juana de arco fue ejecutada en la hoguera el día 30 de mayo de 1431, acusada de hereje, reincidente, apostata e idolatra, según la misma inscripción que plantaron delante de ella el día de su muerte.

- que significa hereje? pregunto con una sonrisa burlona John Ticks, un  muchacho poco agraciado.

- Se consideraba hereje a la persona que decía injurias sobre diversas cuestiones, cuestiones que eran mundialmente aceptadas y mandadas por la iglesia cristiana farfullo el profesor, con poco interés a menudo, se quemaban en la hoguera, de la misma forma que Santa Juana de Arco, a muchachas acusadas de practicar brujería.

Allison no le presto realmente atención a lo dicho, hasta que Mathew Christian le echo una mirada burlona.

La chica frunció el ceño. Ahí iban otra vez

- A unas que yo conozco deberían quemarlas en la hoguera. Demasiado brujas para una secundaria, hay que acusarlas de herejía dijo con complicidad el muchacho, codeando a uno de sus mejores amigos.

Algunos alumnos de la clase se rieron por lo bajo y miraron a la gemelas al fondo del salón. Otros, cansados de las tontas burlas de Mathew, lo ignoraron, al igual que el docente, que prosiguió con la clase.

Aunque Mathew usaba el plural, las burlas se dirigían a ella específicamente. Desde hacia tiempo que él no insultaba a su hermana, pero desde que tenía memoria, las gemelas venían en paquete.

Amy hizo reventar otro globo de chicle como si nunca hubiese oído nada. Allison también pretendía ignorarlo, ella era mucho mas madura que Mathew y no tenia porque responder a sus burlas mal hechas. Pero detrás de su mascara serena, que mucho le costaba mantener, hervía en ira.

Mathew había sido su peor enemigo desde el jardín de infantes, cuando a los 4 años, él al llamo rara, a ella y a su hermana, y Allie, le metió una rana en la garganta.

Por supuesto que nadie la había culpado de forma expresa, ni la maestra podía pobrar que la niña lo hubiese echo, pero como ya de por si, alrededor de las gemelas, siempre pasaba algo raro, dieron por sentado que ellas tenían algo que ver, además de quesegundos antes Allison tenia la pequeña rana en la mano.

Por otro lado, ninguno de ellos, a excepción de Amy, supieron, en realidad como fueron las cosas. Allison uso sus poderes para que la rana atravesara la piel y los músculos del cuello del niño.

Mathew siempre supo que algo raro había pasado, el sabia muy bien que la rana nunca había pasado por su boca, pero no podía afirmar que las chicas tuvieramagia. Y desde ese momento, les había tenido más idea que antes.

Allison se reclino en su silla, apretando el borde de esta con los dedos, con la justa fuerza como para no romperla. Su hermana estiro su brazo y lo apoyo con suavidad en su hombro.

Tranquila

Dejo salir el aire con violencia por la nariz.

Si arrancas un pedazo, todos lo oirán.

Tenía razón, ellas eran muchísimo mas fuerte que cualquier otro ser en la tierra. Debía controlarse. Sus padres no habían pasado 17 años criándola con sangre, sudor y lágrimas para que ella echara todo por la ventana, lazándole un banco a un estupido niño de preparatoria. Eso fue lo que paso por su mente, no eches todo por la borda.

 

 

 

No eches todo por la borda, esa era siempre la frase clave. Es que un descuido, un error, una tontería, podía acabar con la perfecta paz que invadía a los Carter desde hacia 17 largos años.

Contente, aprieta los dientes, muérdete la lengua, y aprieta los puños, pero mantén la boca y estos últimos cerrados.

Si te desafían, no respondas. Porque? Acaso somos cobardes? No para nada.

Pero somos demonios, perdemos el control.

 

Amy había echo una canción con dichas palabras a los 6 años y se la pasaba cantando a toda hora, estuviesedonde estuviese. Como siempre, como si realmente fueran una, Allison le hacia coros.

Demonios, igual problemas.

Que una niña de 6 años cantara una canción como esa, aun en su inocencia, en medio de una escuela católica no eralo que se dice apropiado.

Un descuido.

Los Carter siempre tenían que estar previendo esas cosas, con o sin la ayuda de la precognición de la ama de Casa. Luchando por mantener las apariencias y dentro de todos, ser felices.

Cuantas veces Allison se había preguntado el porque de guardar la apariencias? Porque no, realmente, mostrarse tal cual eran?

Había logrado conseguir la respuesta a través de viejas anécdotas. Porque no había vida después de eso.

Porque perderías todo lo que alguna vez haz amado

Porque dejarías de ser tú mismo

Porque no tendrías oportunidad de regresar

Nunca más.

 

 

 

En la familia Carter, no existían los secretos.

Papa había secuestrado a Mamá.

Papá era un demonio. Mamá era la portadora de una magnifica e impresionante energía mística.

Papá obligo a Mamá a casarse.

Papá no la amaba, Mamá a él si.

Papá quería embarazarla, para poder utilizar los poderes que su hijo tendría.

Mamá, quedo embazada. Mamá, descubrió la verdad. Mamá huyo.

Papá, no pudo detenerla, y entonces, comprendió el amor.

Mamá volvió a huir, Papá la siguió.

Papá, no descansó hasta decirle cuanto la amaba.

Y así Papá y Mamá cerraron su complicada y problemática historia de amor.

Después, vinieron ellas.

Y después vino él.

 

 

Austin hizo una mueca y sus grandes ojos azules se estrecharon, cuando las vio entrar a la sala.

- déjame decirte, querida hermana gruño el niño de 14 años que se que fuiste tu la que uso mi laptop anoche.

Amy pasó de ellos, agitando sus rizos dorados. Aprovecho el enfado del niño para plantarle un beso en la mejilla. Austin chisto, alejándola con la mano, pero la chica ya se había alejado por si misma, y se encaminaba, de a saltitos, hacia la escalera.

- odio que tengas barba protesto.

Allison miro a su hermana desaparecer escaleras arriba y volvió sus ojos a su pequeño y enfurecido hermano.

- fue una emergencia se excuso.

Austin arqueo las cejas.

- Claro, era una emergencia revisar mis conversaciones privadas del Messenger despotrico el chico.

- Ya, Austin. Solo tenía curiosidad, ver en que andabas.

- métete en tus cosas murmuro el chico con ira contenida.

-Hey!

Ambos miraron hacia la cocina. La mujer, bastante joven para tener hijos de esa edad, se volteo, mientras dejaba en la mesada una sartén con aceite.

- demasiada tensión por aquí, no me gusta advirtió.

- Mamá! No tenia porque usar mi computadora Austin la miro con gesto suplicante.

La mujer arqueo las cejas.

- no puedo prohibirles que discutan, si yo se de peleas entre hermanos! No me interesa el motivo, baja el tono Austin amenazo lo suficientemente seria como para que el niño cerrara la boca automáticamente.

Si, tal vez, ellos tenían más poderes y mejores que los de su madre. Perouna madre enfadada es una madre enfadada. Y a ningún hijo les gusta lidiar con ellas.

- discúlpate Allison ordeno la mujer, dándose la vuelta y poniendo al fin la sartén sobre el fuego- y cuando termines, ven aquí a darme un beso.

Allison sonrío, camino hasta su hermano, que la miro con cara de pocos amigos.

- lo lamento, no volveré a mirar tusconversaciones privadas hizo un pequeño ademán de burla. El muchacho frunció aun más el ceño. Y rápida, la chica aprovecho para sellar su otra mejilla, con un beso.

- Puaj! Pero si que son pesadas!

Ella soltó una risa y camino hasta su madre, le planto un beso en la mejilla.

- dile a tu hermana que cuelgue el teléfono y baje a saludarme dijo la mujer.

- Claro.

Subió las escaleras, al tiempo en que se descolgaba el morral del hombro. Empujo la puerta del cuarto de Amy con poca paciencia.

Su gemela alzo los ojos desde su cama, prendida al teléfono color rosa.

- Ya la escuche

Allison asintió. Cerró la puerta.

Amy tenía novio desde hacia 5 meses. No era el primero, pero si era el mas pegadizo de todos. Pasaban poco tiempo separados, lo suficiente como para no dejar a su gemela abandonada.

Es que Allison y Amy habían sido siempre las mejores amigas. Nadie podía entenderlas mejor que ellas misma. Y aunque sonara extraño, por momento, Amy parecía comprender y ver cosas que Allison no podía. Ese es su poder. O uno de los tantos.

Entro a su cuarto y dejo el morral sobre la cama. Se quito el uniforme, despacio, tranquila, sin ningún apuro. Mas parecida a la forma en que lo hacia Amy que de su propia forma de hacer las cosas. Es que ese día, había algoque no le gustaba.

Alguien golpeo la puerta. No alguien no, ella.

Adelante

Amy entro con aire despreocupado.

- Rose llego. Mamá dice que bajemos antes de que ella suba a vestirnos para el almuerzo.

Rose

Rose

Rose!

Allí estaba la respuesta. Había olvidado que día era. Ir de compras con Rose podía llegar a ser aterrador si no estas con el humor suficiente. El justo humor que le faltaba.

Bajo desganada y miro con una media sonrisa a la hermosa y alta mujer parada junto a su madre, en la cocina.

- No puedes traer esto puesto, Katia! la hoyo decir.

- Rose murmuro su madre estoy cocinando y sabes que no soy muy cuidadosa con estas cosas, si me mancho habré arruinado una excelente prenda.

Rose chisto, echándose hacia atrás su hermosa y larga melena negra.

- además no tengo 20 años como antes agrego Katia.

- Tienes 36, niña!

Katia arqueo una ceja y le echo una buena sonrisa.

- y menos que soy una niña. Pero si quieres desquiciar a unas, pues ahí tienes a mis hijas miro de reojo a Allison que terminaba de bajar y a Amy que revoloteaba por la sala con la vista perdida niñas las gemelas le dedicaron su atención ódienla.

Amy soltó una risa cantarina y corrió a abrazar a Rose.

- quiero el vestido perfecto para la graduación gimió.

- se que si Rose le devolvió el abrazo extasiada. Rose amaba la ropa y toda la jerga de una manera que solo las mujeres y algunas mas que otras, podían entender.

Roseanne, como en verdad se llamaba, era una come hombres, un tipo de demonio poco común pero bastante conocido. Y quien lo diría, Rose era la mejor compañera que una chica podía tener. Había cuidado de Katia cuando esta era joven y ahora, se encargaba de mantener el guardarropa de esta y de sus hijas siempre bien lleno.

Amy se parecía bastante en eso a Roseanne. Tenía una obsesión por las cosas chicks, bonitas y costosas. Su habitación estaba excesivamente cargada de objetos de edición limitada, Cools y demasiado originales, como el teléfono por el que antes había estado hablando, de un vivo color fuccia. Ante todo esto, Allie, estaba feliz de que Kevin, el novio de su gemela, la quisiera así, tan rara y especial como era.

Allison se acerco a besar a Rose en la mejilla. La mujer la abrazo con dulzura.

- será una perfecta salida de mujeres!

- y en donde me deja a mi eso? replico el hombre de cabello rubio, atractivo, entrado a la casa. Choco los puños juguetonamente con su hijo menor  y paso momentáneamente de las gemelas para ir a besar a su mujer la boca.

- aquí, viendo la tele y comiendo frituras rió Katia, pellizcándole suavemente la mejilla, con cariño.

Austin salto desde la sala.

- y que vamos a ver en la tele, pa? inquirió con una sonrisa cómplice. Katia chisto automáticamente y las gemelas hicieron una mueca.

- voy a golpearte si alquilas películas porno le advirtió la mujer a su esposo.

- Claro, cielo.

Katia estrecho los ojos.

- Sabes que se cuando mientes para complacerme.

Roseanne chisto.

- Ya Katia, Allen sabe a lo que se atiene si lo hace la mujer le hizo un gesto.

Allison pasó de todos ellos, luego de darle un beso a su padre, y se sentó en el sillón. Amy se apresuro a ocupar el lugar junto a ella, mascando un chicle color rosa.

- No es emocionante! Nuestra graduación!

Allie sonrío de oreja a oreja.

- seré tan feliz de que esto termine de una vez!

Por cual de todas las cosas?

Amy la miro con intención. Allie frunció el ceño confundida.

Que cosas?

Su hermana puso los ojos en blanco y salio disparada del sillón en un segundo. Otra vez Amy sabia cosas que ella no, o al menos eso creía, pero de todas formas no lograba entenderlas. No importaba que clase de conexión tuviera con ella. Amy era un poco mas profunda.

 

 

- Entonces, pasas seno x al otro lado, y ahí lo puedes simplifica con el otro seno, lo ves?

- mmm, eso creo

Allison suspiro. No tenia paciencia alguna y Emma lo sabía, porque le pedía a ella que le explícase matemáticas cuando tenia a su paciente y tranquila gemela justo al lado?

- Así que también eres pésima en esto Carter, no puedes ni enseñar!

Levanto la mirada, realmente cansada de Mathew Christian y toda su charlatanería. Es que él no podía entender que su vida estaba realmente en peligro si el se iba un poco de la raya y ella dejaba de apretar la silla con sus dedos fuertes e imparables.

- Por supuesto ambos sabemos que no soy muy paciente, no? clavo sus ojos azules con intención en el muchacho. Estaba muy segura de que intentaba recordar lo mismo que ella, la pequeña rana en su garganta.

- No, bruja. Pero realmente lo que hagas para controlar tu mal genio, déjalo para tu cita con el psiquiatra.

Mathew le echo una sonrisa arrogante y siguió de largo por su camino hacia la puerta del salón de clase. Emma lo miro a él y luego a ella.

- estoy acabando con tu paciencia? pregunto con timidez.

- No del todo le sonrió la chica te lo explicare una vez mas

- Sino Amy se estiro yo la reemplazare.

- Reemplaza a Mathew por un bombón de revista, quieres?

Amy siguió mirando al frente, con gesto inocente, mientras se metía una paleta rosada en la boca.

 Si es realmente lo que quieres

Allison frunció el ceño, sin despegar los ojos de la hoja de matemáticas.

Como sirealmente?

Amy se encogió de hombros.

Lo que oíste, hermana, si realmente lo quieres

 

 

Allison gruño ante la bola de béisbol que Mathew había lanzado mal de manera intencionada. El chico le soltó una burla cuando ella no la bateo.

Estrechó los ojos hasta convertirlos en dos rendijas. Hubiera deseado tenerlo cerca para trasmitirle el enfado que sentía.

El profesor de educación física volvió a soplar el silbato indicándole a Mathew que volviera a lanzar. Ãl le dirigió una sonrisa socarrona a la muchacha.

Esta vez, lanzo con todas sus fuerzas, muy seguro de si mismo. Allison negó con la cabeza a ver su rostro engreído.

Como si pudieras ganarme

Allison bateo con fuerza, con mucha mas fuerza con la que Mathew había lanzado. Fácil y sencillo para ella. Le echo una mirada elocuente, alzando las cejas y le entrego el bate a su hermana. Amy avanzo hasta la base con su paso despreocupado y aunque Mat tenía que seguir lanzando, sus ojos aun desfilaron por la chica con cabello marrón chocolate que se alejaba del campo, apretando los puños.

Ella fue la primera en salir del vestuario con el mal humor aun visible en el rostro.

- te gusto batear, Carter? Se ve que los deportes masculinos te van muy bien.

Allison chisto y se dio la vuelta. Allí estaba él, como si no tuviera mejores ideas para molestarla.

- Te gusto mi bateo, Christian? Demasiado para ti? el chico se cruzo de brazos realmente, es que no puedes pasar un segundo de tu vida sin amargarme la existencia?

- por favor! Demasiado para mi! Mathew ignoro su última pregunta, realmente tocado por las anteriores no entiendo porque usas falda agrego recorriéndola con la mirada los pantalones del uniforme te van mejor.

Ella arqueo las cejas.

- quizás, pero entonces tu tendrías que ponerte la falda, porque seria mejor hombre que tu.

Se dio la media vuelta, decidida a seguir con su camino, hacia cualquier otro sitio, en donde pudiera ser menos humana y más feliz.

- deja de hacerte la mujercita, Carter La llamo el chico. Allison se volteo, otra vez con las cejas arqueadas - porque no importa que tan corta sea tu falda, o que tan largas y esculturales sean tus piernas siguió el chico con el mas profundo deseo de molestarla o que tan redondo o duro tengas el trasero No eres más que una extraña, anormal y detestable zorra.

Allison lo miro absorta, ignorando el insulto mal logrado. Porque él estaba diciendo que su trasero era redondo. Hum,no quería averiguarlo.

 

 

Estas segura?

 

 

La voz de Amy, era como la voz de su conciencia.

 

 

 

Regresar al índiceTomame by Haruhi_Overs
Author's Notes:

2do capitulos de este fic, Gracias a los que me siguen, por su apoyo!

Mi perfil en Fictionpress -> https://www.fictionpress.com/~haruchann

Ire mudandome poco a poco hacia alli, y si esto vuelve a ocurrir en esta pagina, la abandonare, no me queda otrA.

Mi blog -> https://haruchannsfics.blogspot.com/ Pasen y Siganme!

Author's Notes:

2do capitulos de este fic, Gracias a los que me siguen, por su apoyo!

Mi perfil en Fictionpress -> https://www.fictionpress.com/~haruchann

Ire mudandome poco a poco hacia alli, y si esto vuelve a ocurrir en esta pagina, la abandonare, no me queda otrA.

Mi blog -> https://haruchannsfics.blogspot.com/ Pasen y Siganme!

frogs_2

- Ten Carter, tu cuaderno – Mat le lanzo  su cuaderno de comunicaciones. Allison lo atajo como si nada, sin siquiera mirarlo. El chico rechino los dientes, deseaba verla intentando sujetar el cuaderno, pero Allison no solo tenia bueno reflejos, sino que era un demonio que podía hacer cualquier cosa y él ni siquiera lo sabia.

Mathew le entrego de mala gana, pero sin lanzar, el cuaderno a Amy, que lo recibió de buen agrado.

- y que nota habrán mandado hoy? –aventuro la chica.

- Quizás anuncien que se llevan a tu hermana a un zoológico, querrías acompañarla? Mathew le entrego el cuaderno a otra compañera.

Amy le sonrío a medias.

- Me encanta tu espontaneidad Mathew – comento la chica

Allison lo miro divertida.

- lastima que sea malísima.

Mathew esbozo una sonrisa aburrida y burlona.

- Me encanta la tuya también, Carter, realmente innovadora. Búscate mejores chistes – se dio la media vuelta y siguió repartiendo cuadernos.

- búscate una vida mas interesante, Mathew.

El volvió a darse la vuelta.

- no gastes mi nombre, para ti soy Christian a secas, Mathew es demasiado fino para que lo digas.

- Mira quien habla de finura – Allison estrecho los ojos – vuelve a decirlo cuando te hayas desinfectado después de comerte a Mary Tunks.

Había dado en el clavo. Ah! Un secreto que Mathew se esforzaba por mantener, pero que hiciese lo que hiciese no iba a evitar que Allison o Amy Carter lo supieran. El chico borro la sonrisa de su rostro, se acerco rápidamente a ella, dejando el rostro a escasos centímetros.

- veras la que te espera si le dices eso alguien – escupió entre dientes. Ella sonrío burlonamente.

- me muero de miedo – respondió – Mat! – agrego imitando el tono de voz de la niña mas fea de todo el colegio.

Amy soltó una risa cantarina en su asiento. Mathew no quito los ojos de encima de su gemela.

- Voy a hundirte, lo juro.

- jura lo que quieras, Christian, ya deberías haber aprendido que tus palabras pierden el sentido cuando llegan a mis odios.

- entonces tendré que decirlo mas fuerte – gruño él. La tomo por detrás del cabello, acercando su oído a su boca – si algo sale de tus labios, me encargare de destrozarlos, entendiste?

 

 

 

Infancia, es sinónimo de crueldad

- Yo seré el papa! – grito Mathew, alzando sus manos.

- Yo quiero ser la mamá, y Miranda va a ser mi bebé – anuncio gustosa Gwen. Abrazo a la menuda y tierna niña de ojos grises y cabello rojo.

- Puedo ser el tío? – Guillermo, un niño regordete que usaba los pantalones como un abuelito, muy, muy arriba, se paro.

- Si – acepto Mat, el líder del juego de los niños de 5 años.

- Tío guille! – exclamo Miranda y varias niñas mas que se autodefinieron como hijas del matrimonio.

-Yo quiero una mascota! – Gwen hizo un puchero – un perro. Acto seguido sus ojos se posaron en la rubia de rizos hermosos, sentada a un metro y media de ella, mirando el techo, junto a su gemela de cabello oscuro, que miraba ausentemente por la ventana – Amy será el perro!

Amy bajo los ojos hasta ella.

- El perro? – pregunto, tratando de imaginarse la situación. Nuca jugaban con los niños, no podían entender como es que funcionaban sus juegos, por lo que en su cabeza no entraba la definición de ella misma como un perro.

- Si, el perro – Gwen tiro de su mano blanca.

- y que tengo que hacer?

La niña se volteo a verla, algo confundida por su pregunta. Que es lo que tenia que hacer?

- Se un…perro – respondió Gwen.

Amy formo una O con sus labios pequeños y rosas.

- oh, bueno…-acepto. Se dejo llevar por su compañerita hasta el centro del grupo de niños. Gwen sonrío satisfecha.

- Amy, sentada! – le ordeno a la niña. Amy la miro y obedeció. Se sentó. Gwen se quejo automáticamente. No, obviamente, Amy no había entendió el juego – así no! Como un perro Amy!

- ah – La pequeña imito a su cachorro, Malvavisco, y se sentó. Gwen sonrío satisfecha y le palmeo la cabeza.

Mathew sonrío satisfecho también, el juego iba bien y eso que aun no habían empezado.

- Allison será mi caballo! – grito el niño, corriendo hasta ella y pasando una pierna por encima de su espalda.

Allison se quejo, mirándolo enfadada.

- que haces? – le urgió.

- Eres mi caballo – respondió, empujando su cabeza hacia delante, obligándola a quedar en cuatro patas – Arre!

Allison no se movió. El niño no le pesaba, era como si le pusieran una hoja de papel sobre la espalda.

- porque tengo que ser tu caballo?

- Porque eres un animal – Respondió Mat con elocuencia y algo de desprecio.

Allison clavo los ojos en su gemela, delante de ella. No encontró mucha diferencia en el trato que se les daba. Ambas eran animales. No se merecían un papel más alto en aquel juego, porque ambas…eran animales. Pero, aunque Amy aceptara ser el perro, ella no iba a dejar que nadie la montara, como una simple mula. Y a pesar de ser tan pequeña, eso lo tenía muy claro.

Se paro de una, como si no tuviera nada encima. Mathew cayó de espaldas al piso, dándose la cabeza contra el suelo. El niño prorrumpió en llanto, acurrucándose en el suelo ante el dolor en su cabecita. Allison lo miro con frialdad y se alejo de él con paso lento. Se acerco mas a la ventana, en el justo momento en el que la maestra corría a socorrer al niño y este decía en voz a grito que Allison Carter lo había golpeado.

 

 

 

 

Allison tenía la vista perdida en algún punto oscuro del boliche. Acerco el baso de vidrio a su boca y bebió de una vez el resto del trago.

- Que ojos bonita – Escucho a su lado. Sin ánimos, giro al cabeza para mirar al chico que se la comía con los ojos. Era alto, moreno, para nada feo, pero un baboso insoportable con el que no tenia ganas de perder el tiempo.

- Porque no me haces un favor y me vas a buscar otro de estos? – le dijo agitando el vaso delante de su cara, lleno de hielo. Todos los regalos y muestras gratis, promociones, productos gratis, cupones descuento, sorteos, concursos, ofertas España del 2022 Muestras gratis y regalos

- Claro, preciosa – acepto el muchacho, con una sonrisa ganadora y desapareció con el vaso vacío entre le muchedumbre, hacia la barra.

Al segundo apareció Emma con dos vasos de destornillador. Allison se apresuro a arrebatarle el suyo de las manos.

- Cuantos bebiste ya? – le pregunto la chica.

Allie se encogió de hombros.

- y eso que?

Emma lo dejo pasar, concentrándose en su propio trago, mientras ubicaba a algunos de sus compañeros entre el baile. Usualmente, el curso salía a bailar, pero terminaban todos repartidos, como en ese mismo instante. Otros llevaban a sus novios y eso distanciaba más.

Me voy con Kev, estoy en casa para las 8

La voz de Amy le llego desde algún sitio cercano. O quizás, seguramente ya estaría en el auto de su novio.

Te cubro

Gracias!

Suspiro, terminándose el trago, en el justo momento en el que el chico baboso aparecía junto a ella, entregándole el trago y tomándola insinuantemente por la cintura.

Allison lo aparto con eficacia, el chico no pudo hacer nada contra su fuerza inhumana.

- gracias, amigo – le dijo y comenzando a beber otra vez se alejo de él y de Emma. Sinceramente no tenia ganas de permanecer allí. Era bastante aburrido, su hermana no estaba, ella no tenía novio y no pensaba rebajarse a estar con un idiota como el anterior. Pero como no podía volver a casa sin Amy, ya que sus padres se darían cuenta, debía hacer tiempo, así que prefería hacerlo en cualquier otro sitio que no fuera ese.

Se termino el trago y tuvo una pronta necesidad de mas, ubico a un chico entre la gente, con otro vaso bien lleno. Puso su mejor cara sensual.

Se acerco a él. El joven dejo caer la mandíbula ante la vista y puso una sonrisa triunfante en el rostro en el momento en que ella se pego a él.

- Que linda eres…

Allison sonrío.

- Gracias – y entonces, tan rápido, tan veloz, cambio su vaso vacío por el lleno. El chico ni cuenta se dio. Se apresuro a alejarse de él, mientras se bajaba el contenido de la adquisición.

Una mano la sujeto de improviso y la jalo hacia una parte mucho más oscura donde también había gente bailando. Allison trastabillo y casi cae encima del chico que la había aferrado.

- Mira a quien tenemos aquí! Me das un poco de eso Carter?

Allison estrecho los ojos. Mathew intento arrebatarle el vaso.

- Buen intento, idiota – murmuro la chica, volviendo a tambalearse. Se aferro a la remera de manga corta de su compañero. Hacia rato que se sentía de esa forma, muy floja, pero nunca había perdido el equilibrio.

- Dámelo – ordeno entre dientes Mathew. Forcejearon tan solo unos segundos. Allison apretó los dedos inconcientemente en torno al vidrio, muy cerca del pecho del muchacho y el vaso se reventó dejando caer hielo, vidrio y líquido sobre su playera. Mathew miro con asco su ropa mojada y entonces levanto los ojos hacia ella – maldita perra, vas a pagarlo!

Se abalanzo sobre ella. Y ella no hizo nada para detenerlo, empezaba a tener que agudizar la vista para ver algo. Estaba como…desorientada. En un momento, cuando su espalda choco contra la pared del local y Mat aferro sus muñecas, regreso parte de su razón. Lo empujo un poco, Mathew se tambaleo hacia atrás, tan borracho como ella, pero volvió a la carga en un segundo.

- Zorra! – le grito mientras la apretaba contra la pared. Quería causarle dolor, pero Allison no podía sentir algo como eso, no era humana del todo y el apretón de un chico de 17 años no iba, jamás a dañarla. Pero había tomado mucho, demasiado! Con todo lo que ella había tomado, un humano estaría  un paso de entrar en como alcohólico. Volvió a perder su mente, teniendo dificultades para ver con toda la oscuridad y Mathew sobre ella. No supo que pasaba y al segundo había olvidado porque peleaban.

Entonces, sintió sus labios sobre los suyos, mordiéndolos con violencia y devorándolos con desesperación. Sin saber porque, le respondió. Se aferro a él, buscando que no hubiera espacio entre sus cuerpos. Tiro de su camiseta empapada y no se inmuto ante el recorrido que las manos de Mat hacían por su cuerpo, bajando por su espalda, apretando la piel de su cadera, deslizando las manos por debajo de su falda y volviéndolas a subir hacia su trasero. Ese trasero redondo y duro.

 

 

Música

Si, había música, en algún sitio cercano.

Una música molesta y desagradable.

 

Mat despertó, sin abrir los ojos. De lo primero que se dio cuenta, es que estaba desnudo. De lo segundo, es que el lado izquierdo de su cuerpo estaba congelado, y el derecho estaba extrañamente tibio. Al reaccionar mas, se dio cuenta de que la cosa con la que rozaba, o más bien se apoyaba su brazo derecho y parte de su torso, era suave, muy suave. Y Blando. Había una blandura en particular que se apretaba contra su antebrazo.

Abrió los ojos, reconoció el techo de su habitación, en el departamento que compartía con su hermano de 27 años. Giro a cabeza hacia su derecha, al escuchar la clara respiración del ser a su lado. Se encontró, ni nada mas, ni nada menos, que con el rostro de Allison Carter a escasos centímetros del suyo. Las pestañas largas y negras, la boca rellena, entreabierta. Allison Carter.

Ya no tan confundido, sabiendo exactamente lo que había pasado, aunque no podía recordarlo, bajo la mirada y la detuvo en los pechos de buen tamaño de la joven. Esa era la blandura que se apretaba contra su antebrazo. En pocas palabras, su brazo estaba cómodamente apoyado entre los senos de la chica.

Siguió bajando, admirando, aunque no podría aceptarlo nunca en su vida, cada centímetro de su delgada y bien proporcionada figura. Detuvo los ojos en su entrepierna.

Con cuidado, estiro una mano y le levanto un poco una pierna, para ver mejor. Dejo escapar un silbido poco audible.

Sin bien la detestaba con todo su ser, no podía negar que se había cojido a flor de mujer. Le hubiera gustado recordar algo.

Se quedo mirándola durante unos segundos, en la penumbra de su cuarto. Allison parecía, realmente cansada. De no ser porque la oía respirar hubiera aventurado que estaba muerta. Se giro en la cama, para quedar frente a ella, mientras le tomaba la cara y acercaba la nariz a su boca.

Mm, si, olor a alcohol. Bastante y en cuanto lo hubo olido, se percato de que se percibía sin tener que acercarse demasiado a ella. Apoyo la cabeza en la almohada y entonces, volvió sus ojos a los pechos de la chica. Sonrío pervertidamente.

Tomo los senos de la chica y se entretuvo disfrutando de la sensación de tener llenas las manos con ellos. Los apretó un poco, mirando, de vez en cuando el rostro de la chica. Allison ni se inmuto. Así que…siguió. Los masajeo, los apretó, los beso, hasta que ella, se removió, inquieta y su pierna rozo su pene.

Mathew lo sintió endurecerse, en el justo momento en el que pensaba cojersela de nuevo, conciente o no. La giro la cama, para dejarla boca arriba y se subió encima de ella. Le separo las piernas y sonrío triunfante, esta vez, si lo recordaría.

Música

Se sobresalto al oír el timbre de un celular y reconoció el sonido, no era la primera vez que lo escuchaba. El celular era lo que lo había despertado. Y no era su celular.

Salto de la cama, mirando preocupado a Allison, pero ella siguió dormida. Busco el celular por entre sus prendas. Lo encontró al fin. En la pantalla rezaba: Llamada entrante, Amy

Mathew chisto.

- Ni creas que voy a contestarte, Amy.

Lo dejo en la cama, junto a la cabeza de Allison con la intención de que despertara de una vez. Miro la pantalla del reloj digital, eran las 7 y 48 de la mañana.

Allison se removió otra vez, gimió, pero continúo con los ojos cerrados.

- Carter! Carter!

La empujo con poca paciencia y la chica rodó de la cama.

- no…moleste – la escucho gemir, ahora boca abajo, dejando ese increíble trasero a su disposición. Mathew se mordió el labio.

Se subió sobre ella, aprovechando para apretar su miembro, duro aun, contra sus nalgas.

- Levante Carter, o no querrás que me entierre en ti nuevamente – le grito en el oído.

Allison, abrió sus ojos azules de par en par y proceso la información a toda la velocidad que su cuerpo y mente, con una resaca fatal, le permitían. Asocio sus pechos desnudos contra la sabana, el frío en sus hombros, el calor de otro cuerpo en su espalda, la voz de Mathew en su oído y el pene duro que apretaba contra su trasero.

Se giro sobre si misma, haciendo caer a Mat al suelo y se sentó en la cama. El Mareo no tardo en el llegar, se tambaleo y puso amabas manos sobre el colchón para sostenerse.

- que diablos…-gimió.

- Que diablos? – Repitió Mathew levantándose – te acostaste conmigo, eso paso.

Ella lo fulmino con la mirada.

- No soy estupida, Mathew, me di cuenta – gruño.

- Atiende el teléfono, tu hermana te esta llamando – aviso el chico, dándole la espalda y sacando un boxer se su armario.

La chica busco el celular por entre las sabanas y contesto.

Su hermana parecía algo histérica. Normalmente ellas podían comunicarse sin tener que hablar, estuvieran donde estuvieran, incluso dormidas, podían trasmitirse mensajes. Amy le chillo que estuvo llamándola desde hacia una hora, vía celular, vía mente, y que faltaban 10 minutos para las 8 de la mañana. No podía llegar a casa sin ella, porque, su padre, demonio, lo notaria.

- bien, bien…ya…salgo.

- Donde demonios estas? Sigo sin poder conectarme contigo.

Allison hizo una mueca, mirando con desagrado a Mathew que se ponía una camiseta, y luego a ella, desnuda en su cama.

- No quiero hablar de esto.

- Ni yo. Mantén tu boca cerrada Carter – le advirtió Mathew, seguro de que Amy no la oiría. Allison deseo que no lo hubiera echo, ellas eran demonios, hubiera deseado gritarle, podían oír mas que los humanos.

- Mathew?! – la voz de su hermana sonó confusa e incrédula, pero tan solo durante unos segundos, luego se normalizo y hasta pareció complacida – estas con Mathew?

- Si…-murmuro la chica – estoy con Mathew.

 

Y pensar que él había advertido que le destrozaría los labios.

Bien hecho, Mat, cumpliste tu promesa.

 

Regresar al índiceMienteme by Haruhi_Overs
Author's Notes:

https://haruchannsfics.blogspot.com/

Pasen por mi blog!

Ahora voy a subir nuevamente mi principe vampiro!

Author's Notes:

https://haruchannsfics.blogspot.com/

Pasen por mi blog!

Ahora voy a subir nuevamente mi principe vampiro!

3

Salio del departamento al fresco aire de la calle. Ya era de día, pero todavía no había gente rondando. Y, quien iba a salir a la 7 de la mañana de un domingo?

Pues ella, de la casa de Mathew Christian con el que acababa de acostarse.

Se sentía abombada, con dolor de cabeza y hasta por unos segundos, algo mareada.

No había cruzado muchas palabras con Mathew antes de salir, solo se había vestido, había tomado sus cosas y con su rapidez salio del lugar. Se quedo parada entonces, en la entrada del edificio, algo shockeada.

Gruño, llevándose ambas manos a la cara y tapándosela. Como había dejado que eso pasara? Y más aun con él! Con él!

Tenía que agradecer que no fuera virgen y que no hubiera perdido su virginidad con semejante patan y que ese patan no fuera un bagallo andante.

Ahogo un gemido, aun así, había terminado en la cama y en las manos de su peor enemigo y al parecer no se habían cuidado.

Maldijo, y lo re contra maldijo a él si había quedado embarazada, porque ella no podía tomar pastillas anticonceptivas.

Desde que nació y enfermo por primera vez, sus padres lo había descubierto. Ni en Allison ni en Amy surtían efecto alguno los fármacos. Se suponía que los fármacos estaban preparados para humanos y que ellas al ser hibridas no salían favorecidas. Pero porque Austin si? Allí salio otra incógnita y todo paso a depender de la carga genética y numero cromosómico del ser. Las gemelas y Austin tenían la misma cantidad de cromosomas, 24 pares, pero al diferencia radicaba en los cromosomas mismos. Austin tenia algunos componentes mas humanos que lo hacia apto para los medicamentos.

Es por eso que maldecía, no podía tomar pastillas anticonceptivas.

- Hey- La voz de Amy la saco de sus pensamientos. Levanto la cabeza y dejo caer las manos. Su hermana la miraba, cruzada de brazos, parada en la vereda Parece que te divertiste anoche mucho mas que yo.

Allison le echo una mirada furibunda.

- no lo menciones, quiero quitar lo poco que ahí aquí dentro gruño. Llevándose un dedo a la frente antes de que me vuelva loca.

Amy sonrío vagamente.

- Ya, no es para tanto.

- que no es para tanto? se quejo Allie con voz a grito bajando los peldaños del edificio hacia ala vereda, con rapidez no va a dejar que lo olvide Amy! Nunca!

- No vamos a volver a verlo después de la graduación, Allison, cálmate.

- Amy! le grito para llamar su atención no nos cuidamos!

Su hermana cerro la boca rápidamente.

- oh

Allison se encamino hacia  su izquierda, abrazando su cuerpo.

- solo quiero ir a casa, bañarme, sacarme el olor a alcohol antes de que papa lo huela y luego, ponerme a pensar que diablos voy a hacer.

Amy se apresuro a seguirla.

- Esto no quiere decir que estés embarazada, cheqea tu ultima fecha de menstruación en cuanto lleguemos yprocura lavarte bien también porquete quedo impregnado su olor.

Y para que! Allison rechino con los dientes, acercando la nariz a su brazo. Puf! Olía a Mathew.

 

Maldita sea!

 

 

 

A veces uno cree que el agua es capaz de lavar todo aquello que nos hace sentirnos sucios.

 

 

- Ya sal del agua, Allison Amy estaba perdiendo la paciencia. Hacía 2 horas que su gemela estaba debajo de la ducha, puteando en voz alta.

Habían olvidado lo del embarazo, al comprobar que Allie estaba a tan solo unos 4 días de menstruar nuevamente. Pero ella seguía sin quitarse de la cabeza que se había revolcado con el chico que mas odiaba en el mundo.

Allison, volvió a pasarse la esponja por los brazos. Sabía que estaba exagerando, pero, se olía y seguía sintiendo el aroma de Mat. Alejo la nariz, asqueada, de su mano. Volvió a lavarse, una y otra vez. Hasta que Amy prorrumpió en el baño. El agua de la ducha se cerró sin que nadie la tocara y la chica le lanzo una toalla.

- Es suficiente, no exageres quieres? le pidió, metiendo una galletita de avena y chocolate en la boca no hueles mas a él, te lo juro, eres tu la perseguida.

Malhumorada, se seco con la toalla, y fue hasta el espejo para desenredarse el largo cabello. Soltó el peine, entonces, cuando vio a su reflejo con miles de chupones por todo el cuello y el pecho.

- es un maldito! Mira lo que me hizo! grito tomándose un pecho. Hasta en los senos tenia chupones.

Amy la miro con poco interés.

- que bueno que no acostumbre a hacer topless, sino si te los descubrirían.

Allison le dirigió una mirada poco amistosa.

- no pasa por el echo de que alguien los vea, sino por el echo de que él me hizo esto!

- es solo un muchacho Allie, no te preocupes, ya esta.

Su gemela volvió a mirarla enfadada.

 Es que no puedes maldecirlos conmigo? Es peor si estas ahí, parada tan alegremente como si, incluso estuvieras feliz de que esto hubiera pasado.

- no estoy feliz de que esto haya pasado, no mientras tu no lo estés respondió Amy pero creo que debes dejarlo pasar, estas actuando como una humana.

Se dio la media vuelta, para dejar que Allison se cambiara.

Es hora de que vayas aceptándolo

- Hora?! chillo Allison, saliendo del baño detrás de ella, justo cuando Amy abría la puerta para salir del cuarto esto paso hace apenas unas cuantas!

 

 

 

 

Como enfrentarse a la realidad, después de alcohol y sexo? Pues nunca antes le había pasado, así que no sabía como hacerlo. Confío, dudosa y realmente molesta, en que Mathew mantendría la boca cerrada. El mismo había dicho que no quería que nadie mencionara aquel tema.

Se sentó en su lugar en el aula, justo al mismo tiempo en que Amy se sentaba en el suyo. La campana sonó segundos después y sus compañeros entraron con aire desganado. Todos se morían por terminar, faltaban dos meses para aquello, y la mayoría, en especial las chicas, estaban  emocionadas por el baile de graduación al final esos dos meses. Amy era una de esas chicas, Se pasaba horas y horas viendo el hermoso vestido color fucsia oscuro, casi llegando ser rojo, que estaba colgado en su armario. Allison también amaba su vestido y lo había sacado y se lo había probado un par de veces.  Era negro con motitas doradas. Realmente hermoso, y adoraba hacerse todo el look, pero tampoco era como Amy, que simplemente, lo miraba.

Vio a Mathew sentarse en su sitio, delante de todo. Ni siquiera la miro.

Perfecto, así debía ser. No volvió a mirarlo, durante el resto de la primera hora. Intento que no fuera demasiado obvio que evitaba encontrarse con sus ojos, e ignorarlo como siempre. Ãl se lo facilito, parecía negarse, también a voltear, aunque sea para pedirle algo al compañero de atrás.

Suspiro cuando al fin sonó la campana del receso.

Correré a comprar gomitas, oyó pensar a su hermana. No tuvo duda alguna de que seria la primera en llegar, en cuanto esta se levanto y salio despedida en busca de sus dulces.

Se levanto mas lentamente, esperando a que Mathew saliera primero de aula. Cuando él salio, fue en busca de su hermana. La encontró por uno de los pasillos, rompiendo un paquete de gomitas dulces de colores.

- sabía que las conseguirías rió.

Amy le dedico una sonrisa.

Como no? Como si un humano pudiera ganarme en llegar al quisco.

Caminaron juntas, como siempre. Allison aprovecho y le robo una gomita.

- Y? pregunto Amy entonces.

- Y que?

Tus ojos chocaron accidentalmente con los de Mathew hoy?

No molestes, la corto, repentinamente malhumorada. Amy soltó su risa cantarina.

- vamos, puede que no lo recuerdes, pero tampoco tuviste pesadillas.

- Amy! Ya! Quieroolvidarlo! Esto eslo peor que me ha pasado en mi existencia!

Amy siguió sonriendo, mientras negaba con la cabeza.

Lo peor?

Definitivamente, lo peor.

- Allie! canturreo una voz detrás de ella. Miranda, de cabello rojo y rizado se acerco a las gemelas con una sonrisa picara en los labios dime como se sintió ser cojida por Mat! la ferro del brazo.

Allison se tildo. Amy dejo caer una gomita al piso.

- que? soltó la chica.

Miranda la miro con más picardía.

- Vamos! No seas modesta, Mat ya nos los dijo a todos.

- que?!

Amy le puso la mano en el hombro a su hermana, frenándola.

Allison estrujo los puños y los dientes al mismo tiempo, deseaba salir corriendo y aplastar el cráneo de Mathew Christian contra una pared.

Quieta!

La mano de Amy la apretó contra el suelo. Las baldosas del piso se quejaron con un leve chirrido.

- que él hizo que?! siguió chillando la morena.

Mirada puso los ojos en blanco.

- bien, te lo diré todo. Esta sentado en el aula, con una pose de ególatra, diciendo lo mucho que gemiste el sábado por la noche, debajo de él, cada vez que te embestía. resumió la chica, con una sonrisa. Es que Miranda adoraba ser cotilla es cierto?

Allison fijo sus ojos enfurecidos en ella. Miranda retrocedió un paso.

- claro que no! gruño.

- oh, bieniras a golpearlo?

- claro que no se metió Amy, atrayendo a su hermana hacia si ira a hablar con él maduramente y le dirá que deje de mentir.

Miranda palmeo. También amaba las riñas.

- entonces iré al aula y me sentare ahí hasta que se arme la catombe!

Correteo por el pasillo hasta perderse de vista. Amy observo su pequeña figura pelirroja y luego se volteo hacia su gemela.

- Tu! la llamo. Allison clavo sus ojos azules que ardían a fuego lento.

Contente, aprieta los dientes, muérdete la lengua, y aprieta los puños, pero mantén la boca y estos últimos cerrados.

Si te desafían, no respondas. Porque? Acaso somos cobardes? No para nada.

Pero somos demonios, perdemos el control.

Le tarareo su hermana, con la música que le había puesto a los 6 años.

Allison siguió fulminándola con la mirada. No tenia ganas de escuchar sus canciones mentales. Solo quería correr y hacerle a Mathew todo el daño posible.

- Tienes que calmarte, Allie. No puedes volver a allí así, cualquier humano temblaría del miedo.

- Mejor así gruño la chica. Sabía que cuando se enfurecía demasiado, su rostro bello tendía a parecer aterrador y sus ojos se volvían algo rojizos. Típico de demonios.

- No La cortó Amy, seria, haciendo una mayor presión en sus hombros. Allison empujo aun más hacia su presa, deseosa de acabar con ella. No podía explicar lo que deseaba destruir a Mat. Aquello, era perder el control. Así sucedía cuando un demonio perdía el control, podía enfadarse más de la cuenta.

No eches todo por la borda

No voy a echar nada por la borda, solo voy a matarlo

- Allison Amy le gruño. Se miraron a los ojos durante unos segundos, cafés contra azules, como alguna vez había sido hacía algún tiempo, aunque eran los mismos ojos, no eran las mismas personas. Tienes que entenderlo. Somos buenas, demonios buenas, siempre lo fuimos, no te dejes llevar por el sentimiento, cuando reacciones vas a arrepentirte. Que pensara mamá y papá si realmente le haces daño? Y que ejemplo le estarás dando a Austin?!

Allison aflojo. Su hermana tenía razón, por más que odiara a Mathew, tenia que soportarlo. Además herirlo la expondría. Si realmente actúas como lo queresno hay vuelta atrás. Serás un demonio por siempre.

- Austin no necesita de mi ejemplo, ya esta mayorcito murmuro mas tranquila.

Amy la soltó.

- Bien, iremos, con tranquilidad y hablaras con él antes de que diga cosas más comprometedoras.

- mas comprometedoras? Como cuales?! rezongó la morena.

Amy se encogió de hombros.

- como que le practicaste sexo oral.

Allison cerró la boca automáticamente.

- andando.

 

 

Mathew estaba tal cual Miranda lo había descrito. Desparramado sobre su silla, riendo con muchos de sus amigos. Cuando Allison entro al aula, seguida de Amy, los muchachos soltaron un silbido.

- Allie! canturreo uno que tengo que hacer para tener la suerte de Mat?

- Cierra la boca, Tadeus le escupió al chico sentado a la derecha de Mathew, el muchacho obedeció ante el tono de voz de la chica. Miro a Mat con su mejor cara de enfado contigo tengo que hablar Christian gruño.

Mathew esbozo una sonrisa triunfante.

- que? Quieres que te recuerde nuestra nochecita?

- Disculpa? Ven hablarme cuando tu recuerdes algo, borracho! le espeto subiendo de tono la voz. Miranda que estaba metros más atrás, junto a la mitad del curso, acerco su silla para oír mejor.

- Estoy seguro de que recuerdo más que tu, Carter. Tú eras la borracha. Se muy bien como te revolcaste en mi cama de placer, como me rogaste que te la metiera hasta el!

Allison le propino un golpe en la mejilla, controlando demasiado su fuerza, pero aun así volteándole la cara. Atrás Miranda soltó un chillido de emoción.

Mathew volvió la cabeza con lentitud, mientras se llevaba una mano a mejilla roja y ardiente. Sus amigos habían enmudecido junto a él.

- Estas loca? se quejo él chico.

Allison se estiro hacia delante.

- Mejor cuida tus palabras si no quieres que tu otra mejilla quede de la misma forma.  Todo el tiempo mientes, Mathew, pero debes saber que cada vez que abres la boca no quedas más que como un reverendo idiota.

Mathew estrecho los ojos, mientras sus compañeros los miraban en silencio.

- Vas a pagar esto gruño tocándose la mejilla.

Allison chisto.

- Hablas, hablas, pero nunca te veo entrar en acción, búscate palabras nuevas, Mat! Finalizo, gimiendo su nombre como Mary Tunks lo haría.

Paso de él, para llegar hasta su lugar en el fondo de la clase. Miranda aplaudió.

- Bien echo, Allie! sonrío le cerraste la boca!

Emma se giro para verla, al tiempo en que sus compañeras la rodeaban.

- Es cierto lo que dijo? pregunto recelosa.

Allison hizo una mueca de fastidio. No quería que la molestasen con eso, quería olvidarlo.

- No, Emma, no es cierto.

Telma Gynn salto.

- No es cierto dijo entre dientes. te vi besándote con él en el boliche.

Emma fijo nuevamente sus ojos en ella. Amy suspiro y Allison negó con la cabeza de formas rotunda. Era de hora de ser la mejor embustera del mundo.

- Si, nos besamos admitió si estaba borracha. Pero lo que aquel idiota dice que paso, no es cierto aseguro, con convicción y firmeza. Los humanos se creen las cosas cuando las dices de manera convincente y si ellas sabían de mentir

Amy carraspeo.

- Ya saben que Mat la tiene con Allie. Haría lo que fuera por hacerla quedar mal.

Emma suavizo la expresión de su cara y Miranda suspiro desilusionada.

- ya quería yo que nos contaras todos los detalles se alejo de ellas con paso tranquilo y cuando sus compañeras la imitaron, Amy se inclino hacia su gemela.

- Te das cuenta de que hará lo que sea para acabar contigo ahora? articulo apenas moviendo los labios.

Allison estrecho los ojos claros.

- si, pero no seré yo la que caiga primero gruño.

Regresar al índiceDesafiame by Haruhi_Overs
Author's Notes:

Lo se, estoy tardando en subir este fic...pero qeria subir muchos capis de secrets antes, y a al vez al terminar secrets, subir Life y obsession, otro fic corto de Katia y Allen con la participacion estelar de Tim, en niño caballo hibrido!

Bueno bueno, Les dejo el link de Mi princpe Vampiro, ya que fanfic no me deja subirlo aqi.

https://www.fictionpress.com/s/2861116/1/Mi_principe_Vampiro

Lean y comenten ahi, qe en los proximos dias subire los demas capitulos.

Author's Notes:

Lo se, estoy tardando en subir este fic...pero qeria subir muchos capis de secrets antes, y a al vez al terminar secrets, subir Life y obsession, otro fic corto de Katia y Allen con la participacion estelar de Tim, en niño caballo hibrido!

Bueno bueno, Les dejo el link de Mi princpe Vampiro, ya que fanfic no me deja subirlo aqi.

https://www.fictionpress.com/s/2861116/1/Mi_principe_Vampiro

Lean y comenten ahi, qe en los proximos dias subire los demas capitulos.

4

A veces, cuando alguien jura algo con tanto ensañamiento, las cosas se le vuelven en contra. Y cuando se da cuenta, ya es un poco tarde. Están atrapados.

 

 

-Segura que no quieres?

Amy agitó el vaso alto lleno de hielo, vodka y jugo de frutilla.

Allison negó rotundamente con la cabeza

- No beberé ni un sorbo de alcohol con Mathew a 2 kilómetros a la redonda.

Su hermana rió.

- Hoy estoy aquí para cuidarte. No me iré con Kev.

- Da igual

Evito mirar el Daiquiri de frutilla. Era por su propio bien. Durante toda esa semana, las cosas no habían mejorado para ella. Sus compañeros seguían rumoreando, aunque Mathew no había abierto la boca. Lo peor, que chicos de otros cursos se habían enterado.

Allison y Amy conocían a una chica de 5to B, la otra división. Ella había llegado por el pasillo sonriendo como una tonta, muerta de curiosidad. Le negó todo. Pero lo peor era que eso todavía no había acabado.

 

 

 

Mary Tunks la intercepto en el pasillo camino a clase, el día anterior.

- Carter la llamo con el seño fruncido. Allison se fijo en ella.

- Mary la saludo cordialmente. Mary era algo regordeta, baja, poco agraciada y con rizos desordenados y oscuros. A su lado Allison era una obra de arte. Delgada, bastante alta, pulcra, y con el cabello lacio y brillante como estas?

- No muy bien se quejo la chica con su voz chillona Te acostaste con mi Mat! chillo acusándola con un dedo. Allison retrocedió ante la cercanía de la mano como te atreves a robármelo, Mat y yo estamos en algo, entiendes? le recrimino que hiciste con él?! Lo drogaste?! Mary avanzo sobre ella.

- Mar! Mary! Allison intento llamar su atención. La chica se callo ya, no me acosté con Mathew mintió. Otra vez. Estaba harta de mentir, pero no les aceptaría a todos que si había estado en la cama con él. En su cama.

- ah no?! Despotrico Mary me dijeron que el mismo lo contó.

- Mintió, Mary respondió ella con poca paciencia. Entonces se le ocurrió una idea brillante. Le dedico a la muchacha su mejor y mas encantadora sonrisa Invento eso, te lo digo de verdad. Sin consultármelo, debo decir, y eso me ha metido en muchos problemas. Pero la cuestión Mary le paso un brazo por los hombros es que lo hizo por ti.

Mary la miro incrédula.

- por mi? repitió, Cínica.

- Si Allison le guiño un ojo es que no lo entiendes? Quiere ponerte celosa!

Mary se tildo, procesando la información y luego sonrío triunfante.

- Así que mi papito quiere ponerme celosa afirmo.

Allison se trago una risa. Aquello estaba de lujo, quería ver a Mat cuando Mary se le lanzara encima, e iba a encargarse de eso.

- Si,  es más. Miranda, mi compañera- Mary la miro sin entender la pequeña pelirroja.

- ah!

- Bueno, ella...es súper cotilla! su tono de voz sonó extremadamente amistoso escuchó a Mat hablando de todo este tema, ya sabes. Ãl espera que vayas a encararlo!

Mary volvió a sonreír. Allison siguió.

- yo si fuera tu, iría en este mismo instante a verlo y me encargaría de dejarle muy en claro quien es su dueña.

Mary se irguió.

- Lamento haberte gritado, Allison.

Allie negó.

- por favor! Te entiendo perfectamente. Pero, entiéndeme a mi, no digas que yo fui, sino Mat me matara la miro con intención, clavando sus grandes ojos azules en los suyos marrones, usando algo que Roseanne la había enseñado: control. Una especie de hipnotismo. Los humanos caían redondos como ratones atrapados por los ojos de una serpiente. Era igual.

Mary la miro a los ojos, algo ida por unos segundos, mientras asentía con la cabeza.

- Gracias, iré ya mismo.

- Por supuesto. Apresúrate!

La chica desapareció de su vista y Allison suspiro complacida, Mary jamás diría que había sido ella, por lo que no podría acusarla delante de Mat. El desenlace, había sido magnifico.

Había llegado al aula antes que Mat y Mary. Amy ya estaba en su silla, mascando chicle.

Porque tanto

Frogs by Haruhi_Overs

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fanfic.es/viewstory.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20