Esclavo de sus palabras por VeraW

Fanfics en Español El sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

 
Esclavo de sus palabras por VeraW
Summary:

Las palabras son la magia mas poderosa que existe. Pueden usarse para hacer daño... y para remediarlo.



Categorías: PELICULAS Personajes: Ninguno

Generos: Drama

Advertencias: Ninguno

Desafio:

Serie: Ninguno

Capítulos: 1 Finalizado:Numero de palabras: 2036 Leido: 395 Publicado: 15/01/2013 Actualizado: 15/01/2013

1. Esclavo de sus palabras por VeraW

Esclavo de sus palabras por VeraW

-Sabes que no puedo Sev.- le dijo la chica de cabellos rojos como el fuego.

-Pero Lily... es una simple fiesta con unos amigos...

-¿Amigos mortífagos?.- Ella le miró con el ceño fruncido. El muchacho de pelo largo oscuro paró de golpe y enrojeció.

-No son mortífagos...- susurró.

-¿A no? ¿Y lo que le hicieron a Susan no era magia oscura? Te recuerdo que sigue en el hospital con varias quemaduras en todo el cuerpo...

-Eso fue un accidente...

-No, Severus, no fue un accidente...- la chica le dio la espalda y marchó con firmeza a la clase de Astronomía. El joven se quedó mirando pensativo la puerta por la que su amiga había salido.

No sabía cómo decírselo. El baile era la noche siguiente y las ocasiones en pedir que fuera con él estaban agotándose por momentos. "Al final irá con Potter" se dijo dando un puñetazo en una columna. James Potter no había dejado de merodear cerca de Lily desde que anunciaron el baile en la clase de Transformaciones. Con paso decidido, abandonó el pasillo que estaba oscureciéndose a medida que la tarde avanzaba. Se lo diría aquella noche, después de la cena...

~~~~~~~~~~~~~

No sabía qué le había pasado a su amigo. Durante esos cinco años, el carácter de Severus Snape fue cambiando poco a poco. De ser un chico simpático y reservado pasó a ser cruel y despiadado, características predominantes en los mortífagos.

-Al parecer, Potter no va a ir con nadie al baile...- le escuchó a una compañera de su casa que pasaba al lado suya. ¿El apuesto e increíble James Potter no iba a ir con nadie al baile de Navidad? Al principio creyó que era un chico que sólo pensaba en sí mismo y el orgullo lo asfixiaba … pero con el paso de los años, vio que estaba equivocada. Pero él no se fijaría en ella. Cerró el voluminoso libro y su mirada se perdió en el inmenso lago que se alzaba ante ella. Sus pensamientos se desviaron otra vez a su amigo. De repente notó que alguien se sentaba al lado de ella.

-Hola Evans, ¿que tal?.- saludó un muchacho alto, moreno que la miraba tras unas gafas redondas algo viejas.

-Potter...- devolvió el saludo la joven.

-Oye, ahora que tu extraño amigo no nos molesta, quisiera preguntarte algo...

~~~~~~~~~~~~~

Con un movimiento de varita hizo crecer varios arbustos con rosas color sangre alrededor de un viejo banco situado en los jardines del castillo. Había intentado ir lo mejor posible, pero su melena negra como la noche no cedía.

"Nos veremos a las 10 al lado del viejo puente de madera. Un saludo, Severus" había escrito en un pequeño trozo de pergamino que había metido en uno de los libros de la muchacha. Eran ya las diez pasadas cuando una figura se acercó a donde estaba él. Iba abrigada con una chaqueta negra y una bufanda roja y plateada con el instintivo de su casa.

-He visto esta nota, ¿que quieres Sev?.- estaba temblando y se agarraba a si misma para evitar que el poco calor que tenía desapareciera.

-Ven, vamos a un lugar mas resguardado.- guió a su amiga a un lateral del enorme castillo. Llegaron al lugar donde el joven Snape había estado preparándolo todo unos minutos antes. Se sentaron en el banco. Snape no sabía por dónde empezar.

-¿Y bien?.- dijo Lily rompiendo aquel silencio incómodo.

-Lily... yo... bueno, me gustaría... preguntarte una cosa...- miró los ojos color esmeralda de la joven.- ¿quieres venir al baile conmigo?

La joven asimiló la pregunta. En su interior, una voz reprochaba al joven por pedírselo tan tarde.

-Severus... me encantaría... pero ya me lo han pedido esta tarde y he aceptado.

Un nudo apareció en el estómago del muchacho. ¿Ya se lo habían pedido? Sus sospechas estaban confirmadas...

-Es ese Potter, ¿verdad?.- Lily no contestó.- Lo sabía...- se levantó de golpe.

-Sev, deberías de habérmelo pedido antes. No puedes dejar estas cosas para última hora.- Se acercó a su amigo que observaba el paisaje con la mirada perdida. Le agarró del brazo. Éste la rehusó bruscamente.

-Espero que lo pases bien mañana por la noche, Evans. Nos veremos en clase.- dijo antes de alejarse. Cuando la oscuridad se lo tragó, Lily no pudo evitar llorar...

~~~~~~~~~~~~~

La ansiada noche llegó. Todos los alumnos saludaban a sus compañeros con sus respectivas parejas. Las chicas admiraban los vestidos de sus amigas y los chicos miraban al suelo algo abrumados bajo el peso de sus túnicas de gala. Una joven asomó tímidamente la cabeza por las escaleras y buscó a su acompañante. Lucía un vestido verde oscuro, con mangas de campana y escote de barco, que hacía que los hombros le sobresalieran un poco. Su pelo iba recogido con un moño y algún que otro mechón rebelde se escapaba por detrás de las orejas. Encontró a su pareja y se dirigió a él, que charlaba animadamente con uno de sus amigos. Sintió en su espalda desnuda las mirabas de asombro de sus compañeros. Cuando llegó a donde estaba su acompañante, éste no pudo evitar recriminar una palabrota mientras la miraba con asombro.

-Evans... estás preciosa...- dijo casi en un susurro.

-Gracias. Tu tampoco estás tan mal- dijo la joven abochornada. Se agarró al brazo que le ofrecía el muchacho y entraron en el Gran Comedor.

~~~~~~~~~~~~~~

Desde un rincón observaba a las demás parejas que bailaban al son de la música. De repente los vio y no pudo evitar que la rabia creciera en su interior. Lily bailaba con James pausadamente, dejando que el vals dirigiera sus pies. Ella sonreía y él la miraba con cariño. Terminó el vals y Potter se ausento un momento. Entonces Snape aprovechó la ausencia de éste para acercarse a la chica, que estaba sentada en uno de los sillones blancos del salón.

-Hola.- saludó tímidamente.- estaré fuera. No me pueden ver aquí contigo.- y desapareció. Lily se quedó helada. Miró a su alrededor... pero no había nadie. Levantándose con cierto pavor debido a los tacones, salió al jardín. Entonces Snape apareció de las sombras.

-Estás muy guapa esta noche.- dijo sonriendo levemente.

-Gracias...-La joven enrojeció violentamente.- Sev, James me estará buscando...

-Potter puede esperar... Ven, vamos a un lugar mas tranquilo.- La guió a los soportales.

-Severus, ¿qué pretendes?

-Lily, siempre has sido mi amiga... pero desde hace unos años...- miró abajo avergonzado.- te amo, Lily Evans...

La muchacha no sabía que decir. El estómago se le encogió cuando escuchó eso.

-Sev... yo siempre te he querido como un amigo... Incluso te amaba también... Pero te has vuelto muy raro desde que te juntas con Avery y los demás...

-Lily, no sabes nada de eso. Ellos saben cómo tener poder, podremos vivir en paz y sin problemas...

-Severus, yo no quiero poder... Yo quiero estar con la persona a la que amo... Pero esa persona creo que se fue hace tiempo...

-Por favor Lily...- la cogió de los hombros. La chica lo miró a los ojos negro azabache de su amigo. Poco a poco, éste fue acercándose y la besó. Temía que lo rechazara, pero comprobó que ella se acercaba mas a él y rodeaba con sus brazos medio desnudos su cuello.

No sabían cuánto tiempo había pasado. Abrazados, dieron un paseo por la orilla del frondoso Bosque Prohibido.

-Sev, en serio, no te juntes mas con ellos... Eres un chico maravillosos y ellos sólo te corrompen... No puedo estar con una persona que sé que va a ser mortífago...

-Lily, no empieces otra vez...

-¿¡Lily?! ¡¿Dónde estás?!.- escucharon una voz a lo lejos.

-Me llaman.- dijo ésta.-mejor me voy.- observó a Snape que miraba hacia la silueta que buscaba a la muchacha. En su rostro ensombrecido apareció una mueca de amargura. Lily le dio un beso en la mejilla antes de ir al encuentro de James.

-Tienes que ver cuáles son tus prioridades, Severus.- dijo una voz a sus espaldas. Un muchacho alto, pelo plateado peinado hacia atrás salió del bosque.- Te esperábamos esta noche en el bosque. ¿Que hacías con esa sangre sucia?.- Lucius Malfoy no pudo evitar poner cara de asco cuando lo dijo.

-No la llames así. Quería verla, nada mas.

-Debes olvidarla. Nos traerá problemas.

-Eso no lo sabes. La amo.

-Entonces olvídate de ser mortífago.- dijo antes de adentrarse en el bosque.- Y te vuelvo a repetir: tienes que ver cuáles son tus prioridades. O nosotros o ella.

~~~~~~~~~~~~~~~

Pasaron los días. Lily y Snape intentaban verse después de las clases o por la noche, cuando todo el mundo estaba durmiendo. No hablaban mucho, sólo estaban abrazados disfrutando de la presencia del otro. Lily estaba preocupada ya que sus amigas empezaron a lanzarle indirectas sobre lo peligroso que era salir con un mortífago. En cambio, Snape no había visto a Lucius desde aquella noche del baile.

Hacía un día soleado y todos los estudiantes habían salido a tomar el aire tras salir de los exámenes (TIMOS). Lily estaba sentada con sus amigas junto al Lago Negro cuando vio a James y a su pandilla dirigiéndose a Snape. Comprobó, horrorizada, que se reían de él, y lo levantaban del suelo para ponerlo boca bajo. Entonces no pudo mas.

-Dejadle tranquilo.

-Vaya, vaya, pero si te tiene que defender una chica. Evans, no te metas por medio anda.- el comentario de James hizo que hubiera varias risas ahogadas

-Dejadle en el suelo.- repitió la chica

-Está bien.- dijo deshaciendo el hechizo.-pero a cambio, quiero que tu y yo... ya sabes, salgamos juntos.

-No saldría contigo ni aunque me dieran todo el oro del mundo.- los ojos de Lily saltaban chispas.

-¿Prefieres a ese andrajoso?.- preguntó irónicamente.- Que vergüenza Snively, eres tan imbécil que hasta tu novia te tiene que defender.- todo el mundo estalló a carcajadas. Lily se acercó al joven que miraba con odio a sus opresores. Entonces ocurrió.

-No necesito la ayuda de una asquerosa sangre sucia.- dijo. Lily creyó que el mundo acababa. ¿La había llamado así? ¿Aquel chico que conoció hace años y al que contaba todas sus cosas? Las lágrimas estaban a punto de salir. Definitivamente, Severus Snape la había humillado delante de todos.

-Tranquilo, que ya me voy.- dijo con voz temblorosa.

-Retira eso.- le dijo James.

-Déjame en paz.- dijo Snape en un susurro. Lily lo miró por última vez y se fue con paso decidido al castillo, con las lágrimas recorriendo sus rosadas mejillas.

-Evans espera.- intentó retenerla James. Al ver que la chica no decía nada, siguió metiéndose con Snape. Lily llegó al servicio de chicas y empezó a llorar desconsoladamente. El chico al que amaba y creía que iba a cambiar a mejor había desaparecido.

 

Esa noche no fue a cenar. Estaba tumbada en su cama con el dosel cerrado cuando, de repente, una de sus amigas se acercó.

-El chico ese de Slytherin está ahí fuera. Quiere hablar contigo. Dice que si no lo haces, se quedará fuera toda la noche.

-Ahora voy.- cogió un batín de su cuarto y salió. Vio a Snape apoyado en la barandilla de la escalera mirando al suelo... Parecía arrepentido.

-Lo siento.- dijo cuando ésta se acercó a el.

-No quiero tus disculpas.

-Por favor, no quería llamarte así. Se me...

-¡¿Se te escapó?! Venga Severus, así llamas a todo el mundo. Parece que vas aprendiendo de tus amigos mortífagos...

-Por favor, ya te he pedido perdón... Dame otra oportunidad.

-Eso mismo dijiste la otra vez. Severus, será mejor que nos separemos. Tú ya has elegido tu camino y yo el mío. No puedo seguir contigo sabiendo que vas insultando así a la gente. Lo siento.- Sin decir más, entró en la sala común. Llegó a su cama y lloró hasta que no le quedaron lágrimas.

~~~~~~~~~~~

Pegó una patada a su cama. La había perdido para siempre. Maldijo el día en que aceptó ser mortífago. Unas lágrimas cayeron de sus oscuros ojos y murieron en su cuello. De repente, Lucius entró en la habitación.

-He visto lo que ha ocurrido en el Lago. Has hecho bien. Veo que tienes claras tus prioridades.- Se quedaron en silencio unos minutos. Al rato, Snape contestó con voz ronca:

-Si, las tengo bien claras... Voy a seguir siendo mortífago.

 

 

Regresar al índice
Disclaimer: All publicly recognizable characters and settings are the property of their respective owners. The original characters and plot are the property of the author. No money is being made from this work. No copyright infringement is intended.
Esta historia archivada en https://www.fanfic.es/viewstory.php?sid=36807
Esclavo de sus palabras por VeraW
Summary:

Las palabras son la magia mas poderosa que existe. Pueden usarse para hacer daño... y para remediarlo. Receta Tagine de setas variadas



Categorías: PELICULAS Personajes: Ninguno

Generos: Drama

Advertencias: Ninguno

Desafio:

Serie: Ninguno

Capítulos: 1 Finalizado:Numero de palabras: 2036 Leido: 395 Publicado: 15/01/2013 Actualizado: 15/01/2013
Summary:

Las palabras son la magia mas poderosa que existe. Pueden usarse para hacer daño... y para remediarlo.



Categorías: PELICULAS Personajes: Ninguno

Generos: Drama

Advertencias: Ninguno

Desafio:

Serie: Ninguno

Capítulos: 1 Finalizado:Numero de palabras: 2036 Leido: 395 Publicado: 15/01/2013 Actualizado: 15/01/2013 Esclavo de sus palabras por VeraW

-Sabes que no puedo Sev.- le dijo la chica de cabellos rojos como el fuego.

-Pero Lily... es una simple fiesta con unos amigos...

-¿Amigos mortífagos?.- Ella le miró con el ceño fruncido. El muchacho de pelo largo oscuro paró de golpe y enrojeció.

-No son mortífagos...- susurró.

-¿A no? ¿Y lo que le hicieron a Susan no era magia oscura? Te recuerdo que sigue en el hospital con varias quemaduras en todo el cuerpo...

-Eso fue un accidente...

-No, Severus, no fue un accidente...- la chica le dio la espalda y marchó con firmeza a la clase de Astronomía. El joven se quedó mirando pensativo la puerta por la que su amiga había salido.

No sabía cómo decírselo. El baile era la noche siguiente y las ocasiones en pedir que fuera con él estaban agotándose por momentos. "Al final irá con Potter" se dijo dando un puñetazo en una columna. James Potter no había dejado de merodear cerca de Lily desde que anunciaron el baile en la clase de Transformaciones. Con paso decidido, abandonó el pasillo que estaba oscureciéndose a medida que la tarde avanzaba. Se lo diría aquella noche, después de la cena...

~~~~~~~~~~~~~

No sabía qué le había pasado a su amigo. Durante esos cinco años, el carácter de Severus Snape fue cambiando poco a poco. De ser un chico simpático y reservado pasó a ser cruel y despiadado, características predominantes en los mortífagos.

-Al parecer, Potter no va a ir con nadie al baile...- le escuchó a una compañera de su casa que pasaba al lado suya. ¿El apuesto e increíble James Potter no iba a ir con nadie al baile de Navidad? Al principio creyó que era un chico que sólo pensaba en sí mismo y el orgullo lo asfixiaba … pero con el paso de los años, vio que estaba equivocada. Pero él no se fijaría en ella. Cerró el voluminoso libro y su mirada se perdió en el inmenso lago que se alzaba ante ella. Sus pensamientos se desviaron otra vez a su amigo. De repente notó que alguien se sentaba al lado de ella.

-Hola Evans, ¿que tal?.- saludó un muchacho alto, moreno que la miraba tras unas gafas redondas algo viejas.

-Potter...- devolvió el saludo la joven.

-Oye, ahora que tu extraño amigo no nos molesta, quisiera preguntarte algo...

~~~~~~~~~~~~~

Con un movimiento de varita hizo crecer varios arbustos con rosas color sangre alrededor de un viejo banco situado en los jardines del castillo. Había intentado ir lo mejor posible, pero su melena negra como la noche no cedía.

"Nos veremos a las 10 al lado del viejo puente de madera. Un saludo, Severus" había escrito en un pequeño trozo de pergamino que había metido en uno de los libros de la muchacha. Eran ya las diez pasadas cuando una figura se acercó a donde estaba él. Iba abrigada con una chaqueta negra y una bufanda roja y plateada con el instintivo de su casa.

-He visto esta nota, ¿que quieres Sev?.- estaba temblando y se agarraba a si misma para evitar que el poco calor que tenía desapareciera.

-Ven, vamos a un lugar mas resguardado.- guió a su amiga a un lateral del enorme castillo. Llegaron al lugar donde el joven Snape había estado preparándolo todo unos minutos antes. Se sentaron en el banco. Snape no sabía por dónde empezar.

-¿Y bien?.- dijo Lily rompiendo aquel silencio incómodo.

-Lily... yo... bueno, me gustaría... preguntarte una cosa...- miró los ojos color esmeralda de la joven.- ¿quieres venir al baile conmigo?

La joven asimiló la pregunta. En su interior, una voz reprochaba al joven por pedírselo tan tarde.

-Severus... me encantaría... pero ya me lo han pedido esta tarde y he aceptado.

Un nudo apareció en el estómago del muchacho. ¿Ya se lo habían pedido? Sus sospechas estaban confirmadas...

-Es ese Potter, ¿verdad?.- Lily no contestó.- Lo sabía...- se levantó de golpe.

-Sev, deberías de habérmelo pedido antes. No puedes dejar estas cosas para última hora.- Se acercó a su amigo que observaba el paisaje con la mirada perdida. Le agarró del brazo. Éste la rehusó bruscamente.

-Espero que lo pases bien mañana por la noche, Evans. Nos veremos en clase.- dijo antes de alejarse. Cuando la oscuridad se lo tragó, Lily no pudo evitar llorar...

~~~~~~~~~~~~~

La ansiada noche llegó. Todos los alumnos saludaban a sus compañeros con sus respectivas parejas. Las chicas admiraban los vestidos de sus amigas y los chicos miraban al suelo algo abrumados bajo el peso de sus túnicas de gala. Una joven asomó tímidamente la cabeza por las escaleras y buscó a su acompañante. Lucía un vestido verde oscuro, con mangas de campana y escote de barco, que hacía que los hombros le sobresalieran un poco. Su pelo iba recogido con un moño y algún que otro mechón rebelde se escapaba por detrás de las orejas. Encontró a su pareja y se dirigió a él, que charlaba animadamente con uno de sus amigos. Sintió en su espalda desnuda las mirabas de asombro de sus compañeros. Cuando llegó a donde estaba su acompañante, éste no pudo evitar recriminar una palabrota mientras la miraba con asombro.

-Evans... estás preciosa...- dijo casi en un susurro.

-Gracias. Tu tampoco estás tan mal- dijo la joven abochornada. Se agarró al brazo que le ofrecía el muchacho y entraron en el Gran Comedor.

~~~~~~~~~~~~~~

Desde un rincón observaba a las demás parejas que bailaban al son de la música. De repente los vio y no pudo evitar que la rabia creciera en su interior. Lily bailaba con James pausadamente, dejando que el vals dirigiera sus pies. Ella sonreía y él la miraba con cariño. Terminó el vals y Potter se ausento un momento. Entonces Snape aprovechó la ausencia de éste para acercarse a la chica, que estaba sentada en uno de los sillones blancos del salón.

-Hola.- saludó tímidamente.- estaré fuera. No me pueden ver aquí contigo.- y desapareció. Lily se quedó helada. Miró a su alrededor... pero no había nadie. Levantándose con cierto pavor debido a los tacones, salió al jardín. Entonces Snape apareció de las sombras.

-Estás muy guapa esta noche.- dijo sonriendo levemente.

-Gracias...-La joven enrojeció violentamente.- Sev, James me estará buscando...

-Potter puede esperar... Ven, vamos a un lugar mas tranquilo.- La guió a los soportales.

-Severus, ¿qué pretendes?

-Lily, siempre has sido mi amiga... pero desde hace unos años...- miró abajo avergonzado.- te amo, Lily Evans...

La muchacha no sabía que decir. El estómago se le encogió cuando escuchó eso.

-Sev... yo siempre te he querido como un amigo... Incluso te amaba también... Pero te has vuelto muy raro desde que te juntas con Avery y los demás...

-Lily, no sabes nada de eso. Ellos saben cómo tener poder, podremos vivir en paz y sin problemas...

-Severus, yo no quiero poder... Yo quiero estar con la persona a la que amo... Pero esa persona creo que se fue hace tiempo...

-Por favor Lily...- la cogió de los hombros. La chica lo miró a los ojos negro azabache de su amigo. Poco a poco, éste fue acercándose y la besó. Temía que lo rechazara, pero comprobó que ella se acercaba mas a él y rodeaba con sus brazos medio desnudos su cuello.

No sabían cuánto tiempo había pasado. Abrazados, dieron un paseo por la orilla del frondoso Bosque Prohibido.

-Sev, en serio, no te juntes mas con ellos... Eres un chico maravillosos y ellos sólo te corrompen... No puedo estar con una persona que sé que va a ser mortífago...

-Lily, no empieces otra vez...

-¿¡Lily?! ¡¿Dónde estás?!.- escucharon una voz a lo lejos.

-Me llaman.- dijo ésta.-mejor me voy.- observó a Snape que miraba hacia la silueta que buscaba a la muchacha. En su rostro ensombrecido apareció una mueca de amargura. Lily le dio un beso en la mejilla antes de ir al encuentro de James.

-Tienes que ver cuáles son tus prioridades, Severus.- dijo una voz a sus espaldas. Un muchacho alto, pelo plateado peinado hacia atrás salió del bosque.- Te esperábamos esta noche en el bosque. ¿Que hacías con esa sangre sucia?.- Lucius Malfoy no pudo evitar poner cara de asco cuando lo dijo.

-No la llames así. Quería verla, nada mas.

-Debes olvidarla. Nos traerá problemas.

-Eso no lo sabes. La amo.

-Entonces olvídate de ser mortífago.- dijo antes de adentrarse en el bosque.- Y te vuelvo a repetir: tienes que ver cuáles son tus prioridades. O nosotros o ella.

~~~~~~~~~~~~~~~

Pasaron los días. Lily y Snape intentaban verse después de las clases o por la noche, cuando todo el mundo estaba durmiendo. No hablaban mucho, sólo estaban abrazados disfrutando de la presencia del otro. Lily estaba preocupada ya que sus amigas empezaron a lanzarle indirectas sobre lo peligroso que era salir con un mortífago. En cambio, Snape no había visto a Lucius desde aquella noche del baile.

Hacía un día soleado y todos los estudiantes habían salido a tomar el aire tras salir de los exámenes (TIMOS). Lily estaba sentada con sus amigas junto al Lago Negro cuando vio a James y a su pandilla dirigiéndose a Snape. Comprobó, horrorizada, que se reían de él, y lo levantaban del suelo para ponerlo boca bajo. Entonces no pudo mas.

-Dejadle tranquilo.

-Vaya, vaya, pero si te tiene que defender una chica. Evans, no te metas por medio anda.- el comentario de James hizo que hubiera varias risas ahogadas

-Dejadle en el suelo.- repitió la chica

-Está bien.- dijo deshaciendo el hechizo.-pero a cambio, quiero que tu y yo... ya sabes, salgamos juntos.

-No saldría contigo ni aunque me dieran todo el oro del mundo.- los ojos de Lily saltaban chispas.

-¿Prefieres a ese andrajoso?.- preguntó irónicamente.- Que vergüenza Snively, eres tan imbécil que hasta tu novia te tiene que defender.- todo el mundo estalló a carcajadas. Lily se acercó al joven que miraba con odio a sus opresores. Entonces ocurrió.

-No necesito la ayuda de una asquerosa sangre sucia.- dijo. Lily creyó que el mundo acababa. ¿La había llamado así? ¿Aquel chico que conoció hace años y al que contaba todas sus cosas? Las lágrimas estaban a punto de salir. Definitivamente, Severus Snape la había humillado delante de todos.

-Tranquilo, que ya me voy.- dijo con voz temblorosa.

-Retira eso.- le dijo James.

-Déjame en paz.- dijo Snape en un susurro. Lily lo miró por última vez y se fue con paso decidido al castillo, con las lágrimas recorriendo sus rosadas mejillas.

-Evans espera.- intentó retenerla James. Al ver que la chica no decía nada, siguió metiéndose con Snape. Lily llegó al servicio de chicas y empezó a llorar desconsoladamente. El chico al que amaba y creía que iba a cambiar a mejor había desaparecido.

 

Esa noche no fue a cenar. Estaba tumbada en su cama con el dosel cerrado cuando, de repente, una de sus amigas se acercó.

-El chico ese de Slytherin está ahí fuera. Quiere hablar contigo. Dice que si no lo haces, se quedará fuera toda la noche.

-Ahora voy.- cogió un batín de su cuarto y salió. Vio a Snape apoyado en la barandilla de la escalera mirando al suelo... Parecía arrepentido.

-Lo siento.- dijo cuando ésta se acercó a el.

-No quiero tus disculpas.

-Por favor, no quería llamarte así. Se me...

-¡¿Se te escapó?! Venga Severus, así llamas a todo el mundo. Parece que vas aprendiendo de tus amigos mortífagos...

-Por favor, ya te he pedido perdón... Dame otra oportunidad.

-Eso mismo dijiste la otra vez. Severus, será mejor que nos separemos. Tú ya has elegido tu camino y yo el mío. No puedo seguir contigo sabiendo que vas insultando así a la gente. Lo siento.- Sin decir más, entró en la sala común. Llegó a su cama y lloró hasta que no le quedaron lágrimas.

~~~~~~~~~~~

Pegó una patada a su cama. La había perdido para siempre. Maldijo el día en que aceptó ser mortífago. Unas lágrimas cayeron de sus oscuros ojos y murieron en su cuello. De repente, Lucius entró en la habitación.

-He visto lo que ha ocurrido en el Lago. Has hecho bien. Veo que tienes claras tus prioridades.- Se quedaron en silencio unos minutos. Al rato, Snape contestó con voz ronca:

-Si, las tengo bien claras... Voy a seguir siendo mortífago.

 

 

Regresar al índiceDisclaimer: All publicly recognizable characters and settings are the property of their respective owners. The original characters and plot are the property of the author. No money is being made from this work. No copyright infringement is intended.Esta historia archivada en https://www.fanfic.es/viewstory.php?sid=36807Esclavo de sus palabras por VeraW

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fanfic.es/viewstory.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20