El Ultimo Guardian by Lady_Nezumi

Fanfics en EspañolEl sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

 El Ultimo Guardian by Lady_Nezumi
Summary:

 

 

Australia. Un fuerte y terrible atentado se producido en la Opera de Sídney, causando muchas muertes, heridos y gente desparecida. La noticia se corre por todo el mundo a los pocos minutos. En Japón Hinata Hyuga escucha la noticia por el Televisor, alarmada, recibe un mensaje con una palabra extraña, y una perturbadora nota.

“La muerte es solo el comienzo.

Te Encontré”

Ahora, Hinata con su amigo de la infancia y unos agentes de la Interpol, entre ellos Sasuke Uchiha deberán encontrar el causante de este atentado y descubrirán una sencilla e inconcebible verdad…

 

nota:

Los Hechos, Los lugares, fechas y ordenes, escritas en este fic, son reales y los personajes (De la serie) Son de el Sr. Masashi Kishimoto

 



Categories: ANIME/MANGA, LITERATURA, NARUTO Characters: Hinata Hyūga

Generos: Romance

Advertencias: Muerte de un personaje

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 4 Completed: No Word count: 11355 Read: 619 Published: 13/08/2011 Updated: 30/10/2011
Summary:

 

 

Australia. Un fuerte y terrible atentado se producido en la Opera de Sídney, causando muchas muertes, heridos y gente desparecida. La noticia se corre por todo el mundo a los pocos minutos. En Japón Hinata Hyuga escucha la noticia por el Televisor, alarmada, recibe un mensaje con una palabra extraña, y una perturbadora nota.

“La muerte es solo el comienzo.

Te Encontré”

Ahora, Hinata con su amigo de la infancia y unos agentes de la Interpol, entre ellos Sasuke Uchiha deberán encontrar el causante de este atentado y descubrirán una sencilla e inconcebible verdad…

 

nota:

Los Hechos, Los lugares, fechas y ordenes, escritas en este fic, son reales y los personajes (De la serie) Son de el Sr. Masashi Kishimoto

 



Categories: ANIME/MANGA, LITERATURA, NARUTO Characters: Hinata Hyūga

Generos: Romance

Advertencias: Muerte de un personaje

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 4 Completed: No Word count: 11355 Read: 619 Published: 13/08/2011 Updated: 30/10/2011
Story Notes:

Notas:

Los Hechos

Los lugares, fechas y ordenes, escritas en este fic, son reales y los personajes (De la serie) Son de el Sr. Masashi Kishimoto

Story Notes:

Notas:

Los Hechos

Los lugares, fechas y ordenes, escritas en este fic, son reales y los personajes (De la serie) Son de el Sr. Masashi Kishimoto

Capítulo 1 by Lady_Nezumi
Author's Notes:

 

Hola, me llamo Lady_Nezumi y este fic es el resultado de muchas ideas en mi cabeza, además de explicaciones de una gran amiga, les pido paciencia para que lo puedan entender y verán que con el tiempo todo será más claro

 

Author's Notes:

 

Hola, me llamo Lady_Nezumi y este fic es el resultado de muchas ideas en mi cabeza, además de explicaciones de una gran amiga, les pido paciencia para que lo puedan entender y verán que con el tiempo todo será más claro

 

Alguna vez han sentido que flotas en el aire?

En una camilla del hospital central de Tokio, una joven de cabellos oscuros (tal vez azul), tenía esa sensación, se debatía entre la vida y la muerte, poco a poco fue abriendo sus ojos, color nácar, por ellos unas cuantas lagrimas resbalaban por ellos. Sentía una pequeña punzada por todo su cuerpo, gente gritaba y corría, con su mente en blanco, desvió la mirada a la derecha, del otro lado del pasillo pudo ver a su padre, el cual inconsciente tenia sus ojos cerrados, con una mascarilla de oxigeno en su boca. Con mucho esfuerzo levanto su brazo, extendiéndolo; quería tomar la mano de aquel hombre, el que siempre la refugio en sus brazos hasta el momento del choque, al hacerlo pudo ver su brazo lleno de sondas y dedales conectados a un aparato conocido para medir los ritmos cardiacos, pero en esos momentos sintió como algo cálido resbalaba por su costado.

Con lentitud, llevo su mano al costado y cuando sintió un liquido espeso, quiso verlo, en ese momento un gran terror paso por todo su cuerpo, al alzar la mano pudo ver que un aquel liquido era de color rojo carmesí, sorprendida se levanto de la camilla, su desespero fue tal que se arranco el catéter que estaba conectado a su mano en el brazo izquierdo, su vista ya se había aclarado y comprendió su situación. Algunas enfermeras al verla se le acercaron, para sostenerla, pero desesperada se comenzó a mover, el doctor gritaba cosas como: “¡Contrólenla!” “¡Busquen la anestesia!”

-¡Papá!-Fue lo último que grito antes de que una aguja con unos 5 c/c de morfina se clavara en su brazo, a los pocos momentos comenzó a sentir el efecto, su cuerpo pesaba y la depositaron de nuevo en la camilla. Con sus ojos llorosos devolvió la vista a la figura de su padre, los cual lo estaban reviviendo con un electroshock, repito la acción, de estirar su brazo para poder alcanzar a su padre, pero cuando vio como su imagen se nublaba más una persona tomo su mano. Con gran gentileza deposito en ella un beso, sonriéndole acaricio su mejilla, le susurro unas palabras que jamás olvidaría en su vida.

-“Duérmete…-susurro levemente todavía con su sonrisa, pudo distinguir su dentadura blanca y sus ojos color grises-: Nosotros te cuidaremos, eres nuestra máxima prioridad”-volvió a depositar un último beso en su mano.

Cerró los ojos y la luz se fue apagando.

Todo estaba oscuro.

 

Los primeros rayos de sol se asomaron por la ventana, la habitación queda iluminada completamente, hizo un gesto de molestia, quería recuperar su sueño, pero este se había esfumado cuando el sol invadió su cuarto.

“Sabía que debí hacerle caso a mi tío”

Pensó mientras se levantaba de la cama abriendo sus ojos color nácar, bostezo con un poco de pereza y vio su despertador, marcaban las cinco de la mañana. A su lado el carnet de la universidad de Tokio, la reconocía como una estudiante de la facultad de ingeniería química, su nombre resaltaba y la imagen en el carnet

Hyuga Hinata

21 años

Facultad: Ingeniería Química

4to Año de la carrera 

“Faltan dos horas para que las clases comience”

Convencida que no podría recuperar el sueño. Hinata Hyuga se levanto de la cama y desconecto el despertador, miro por el vidrio de la ventana, se estiro un poco haciendo notar su piel blanca, su cabello azul oscuro caía por su espalda hasta su cintura, después de un largo bostezo, sonrió al ver el brillo del sol

-Buenos días, Papá-susurro, e dio la vuelta para hacer sus rutinas de la mañana.

 

 

            A 6.672,73 Km de distancias, en otro continente para ser exactos, un hombre alto de cabellos oscuros y ojos color miel, su piel bronceada y con un tatuaje que iba desde su espalda hasta su mano izquierda, estaba sentado en una butaca de la “Gran Opera de Sídney”. La obra que estaba en escena era “Carmen” Albergando más de cinco mil personas. El diseño creado por el arquitecto Danés, Jorn Utzon en 1957, empezando su construcción en 1959 y terminándola el 20 de Octubre de 1973.  Luego en el 2007 se volvió Patrimonio de la Humanidad, siendo también tomada como sitio turístico por excelencia en Australia. Su arquitectura en forma de bóveda, indefinida geométricamente a los primero años de su construcción, fueron tomando lugar después de hacer más de cuatros planos, alzándolas 120 metros a nivel del mar y clavando grandes estacas a más de 25 metros bajo el nivel del mar, en forma de semiesferas, las grandes bóvedas formaron unas parábolas que e fueron construyendo con costillas para poder hacer que los materiales calzaran perfectamente.

            Ese hombre sabía que tenía otra representación, un poco más simbólico-pagano que cualquier otra cosa, un mensaje escondido entre los antiguos secretos del mundo que debían ser revelados para él y nadie más que el

“Pronto lo encontrare -pensaba mientras se levantaba de su asiento-: Con esto estaré completo”

            Pasando por unos tres asientos paso por un largo pasillo, debía salir antes de que el mecanismo que había instalado saliera a flote, diviso a un joven de unos 22 años a tres filas de la suya, este al verlo le asintió, no pudo disimular una sonrisa, para luego dirigirse al baño, sería una buena coartada, para el plan que llevaba más de diez año planeando

“Pronto seré perfecto”

            Paso por un gran vestíbulo viendo aquella decoración, muy bonita en realidad, los vidrios dejaban pasar la luz del sol, sabía que sacrificar este lugar traería su recompensa. Así lo había demostrado hace algunos años.

En tres minutos llego al baño viendo en su reloj que faltaban dos minutos para que todo acabara tan rápido como comenzó

“En dos minutos comenzara mi juego”

“Y no me detendrá hasta terminarlo”

            Agradeció de cierto modo que no hubiera tantas personas en el baño, dos o tres hombres que hablaban en ingles sobre el partido de futbol de anoche, unos americanos que estaba de turistas, que a pesar de estar a kilómetros de su casa no dejaba de ver el juego. Suspirando termino de orinar, subió el cierre de la cremallera y fue al lavamanos, abrió la llave tomando un poco de jabón lavo sus manos

-Disculpe…-hablo uno de los americanos hay presente-: ¿Podría decirme la hora?-soltó una sonrisa para no molestar aquel hombre-

-Claro…-seco con una toalla de papel sus manos y vio su reloj-: Falta 15 segundos para las ocho de la mañana…-le devolvió la sonrisa-

-Muchas gracias…-respondió el americano de ojos azules-: Usted no parece de Australia… ¿Puedo saber de dónde? Su acento en el ingles me parece desconocido…-

-Soy de Indonesia…-respondió-: Pero estudie ingles en Inglaterra-

-Ya veo…-comento el turista-: Bueno le dejo, gracias-

-No se preocupe…-sonrió mientras le daba otra vita a su reloj-: “Además no irá a otro lado”- El reloj di las ocho de la mañana y en ese preciso momento un estruendo se dejo escuchar por toda la gran opera, los vidrios de los baños estallaron y los que hay estaban cayeron al suelo, los norteamericano quedaran semiinconsciente cuando el crujido del techo hizo que incluso el Indonés levantara la mirada y después se desprendieron unos pedazos del techo dejándolo todo en penumbra. Todo se volvió una con función total.

 

 

Hinata Hyuga estaba en la piscina municipal que quedaba a unas cuadras de la casa donde vivía, sus manos la hacía sostenerse del piso de la piscina mientras que después de la cintura su cuerpo estaba levantando en el aire. Sosteniendo la respiración y trabajando su concentración, hizo que su ritmo cardiaco bajara para poder aprovecha muy bien el oxigeno, sus oídos solo podían escuchar un silbido. Esa es era la hora perfecta para poder estar en aquella piscina, después del mediodía se volvía un infierno total, ya que niños, joven y adultos corrían, se lanzaban y chapoteaban, gritaban y la paz se perdía completamente, lo bueno de ser la sobrina del dueño, era que trabaja en ella y podía tener una llave para abrirla. Su ritmo disminuyo tanto que pudo sentir que con cada 10 segundo su corazón daba un gran palpitar. Hacía años había practicado la gimnasia y tenia gran resistencia haciendo la parada de manos, a pesar de que estaba en agua la mitad de su cuerpo no se podía evitar pesar. Pero además de eso creía que con la concentración podía recordar cosas de su pasado.

Lentamente comenzó a recordar, su pasado lo que había pasado hace 10 años atrás, cuando estuvo por un mes completo en la clínica después del accidente en donde murió su padre, trataba de recordar como fue el accidente, solo recordaba aquella voz calidad y los ojos grises, que la miraban con dulzura, una boca que le sonreí como si fuera especial para ella.

“Duérmete…Nosotros te cuidaremos, eres nuestra máxima prioridad”

Eso vino a su mente como un susurro, un dolor en su garganta se junto y exploto con una tos, la cual le hizo soltar el poco oxigeno que le quedaba, rápidamente salió a la superficie y comenzó a tomar el oxigeno como si fuera una gran droga para ella, tomo el borde de la piscina y cuando se recupero completamente salió del agua, se recostó por un momento en el borden pensando en cómo durante de 10 años todavía no podía recordar el día de aquel accidente. Cuando le conto a los doctores que no podía recordarlo, ellos solo le dijeron que era como un bloqueo defensivo, explicándole que algunas personas bloquean algo malo que le haya pasado en la vida y dejándolo de lado, le dijeron que era mejor de ese modo, ya que cuando le mostraron unas fotos del accidente y vio el auto, no pudo evitar paralizarse, temblar y llorar, en los brazos de su tío.

Cuando su respiración se calmo, abrió sus parpados, mirando el techo donde estaba la piscina, sus ojos nácar examinaban todo lo amplio del lugar,  vio el gran trampolín, por un momento dudo en ir, le gustaba la adrenalina que provocaba estar tan alto y saltar al vacío pero luego se dio cuenta de que era imposible en ese momento, pues la alarma de su reloj de mano sonó, aviándole que debía ir a la casa para bañarse y vestirse, para ir a la universidad.

Con una gran molestia se levanto del suelo, y fue a la silla donde estaba  sus toallas, se seco el cuerpo rápidamente, luego se lo paso por su largo cabello secándolo más o menos para luego ponerse su ropa, cuando se colgó la toalla del cuello en su espalda estaba gravada una marca en forma de circulo abierto por la mitad, y con unas palabras grabadas en ella. Tomo sus cosas y salió rápidamente de la piscina apagando las luces, cerrando la puerta rápidamente.

 

 

 

Sentado en una ambulancia, un hombre de cuarenta y tantos años tenía una cámara de oxigeno, aunque su cuerpo no mostraba la edad, no podía esconderla en sus papeles, de su cara salía un poco de sangre, su ropas deñada y llenas de polvo. Tosió un poco, el paramédico se le acerco diciéndole con una voz susurrante que lo tomara con calma. Con precaución tomo la manta que le había colocado una paramédica y trato de acobijarse un poco más.

-¿Señor Kleep?-pregunto un oficial, era joven de unos veintiséis años, su piel era blanca como marfil, sus ojos negros como la noche y sus cabellos eran un azul oscuro-: Soy capitán Sasuke Uchiha de la Interpol, me gustaría hacerlas unas preguntas…- El hombre se quito la mascarilla de oxigeno mirándolo con un poco de cansancio-

-Claro…-susurro con un poco de dificultad haciéndose a un lado-:

-Agente…-el paramédico se puso entre ellos-: Este hombre tiene que descansar así que haga su trabajo en otro lugar y déjeme hacer mi trabajo por acá-

-Si usted sabe, esto fue un atentado terrorista a un monumento mundial-comento el de cabello azul acercándose a la mujer-: Así que hacer preguntas es parte de mi trabajo…-

-Doctora estaré bien…-comento el hombre sonriéndole-: Haga las preguntas que quiera Oficial-tosió otro poco sosteniendo su pecho-

-No se preocupe…-se sentó a su lado-. Solo serán unas dos o tres preguntas…-Unos de sus discípulos (por así decirlo) le paso una botella de agua mineral, la cual se la dio al hombre-: Señor Kleep, por lo que pude ver en su información usted llego hace una semana a Australia ¿No?

-Si, Señor…-comento mientras tomaba un sorbo de agua-: Vine con mi sobrino, por mi cumpleaños, siempre quise venir a Australia, y cuando dijeron que la obra de Carmen se iba a presentar en la Opera no dude en venir…-

-Así que su sobrino, lo acompaño…-comento mientras lo miraba-: ¿Cuál es su nombre y qué Edad tiene?-

-Se llama John Kleep- se coloco por un momento la mascarilla de oxigeno para inhalar un poco de aire, en ese momento tosió fuertemente-: Tiene 22 años…-termino en voz susurrante-: ¿Hay algún problema con él?-pregunto preocupado-: ¿Le paso algo?

-Su sobrino está bien, señor…-comento el joven mirándolo-: El problema es que justamente cinco minuto antes el salió de la opera corriendo, según unos testigos y dijeron que de su bolsillo saco un control, y cuando apretó el botón la opera exploto-El hombre se levanto molesto mirando al oficial joven y haciendo que la manta se callera al suelo-

-¡Mi sobrino no es ningún asesino ni terrorista!-Comento molesto, mirándolo-: ¡Somos de Indonesia y solo vinimos a festejar mi cumpleaños!-La paramédico que lo había atendido se acerco y coloco sus manos en los hombres del hombre mayor-

-Oficial le pido que se retire de mi área de trabajo-ordeno mirándolo-: Después que el se recupere lo interrogara pero mientras tanto aléjese de mi paciente…-

-De acuerdo…-se levanto de la puerta trasera de la ambulancia mirando al hombre mayor-: Le diré algo, detuvimos a su nieto y cuando lo registramos, pudimos sacar de su bolsillo, otra dispositivo de inmisión, así que esto lo hace un tanto culpable…-se dio media vuelta-: Se nota que usted es una buena persona, pero algunas piezas como su sobrino salen defectuosas- Sasuke se alejo del hombre, dando órdenes a los policías y dirigiéndose a un coche el cual después de revivir unas ordenes arranco a toda velocidad. Mientras tanto el Sr. Kleep, le ayudaron a sentarse de nuevo en la ambulancia, ahora con sus respiración un poco agitada le volvieron a colocar la mascarilla de oxigeno y la manta en sus hombros, con sus ojos abierto bajo la mirada, y sus ojos estaban abiertos de la sorpresa. No podía evitar pensar que las cosas cambiarían en este momento.

 

 

            Hinata terminaba de preparar el desayuno, un gran desayuno japonés, era para su hermana, sus tios y primo, los cinco vivian juntos desde hace 10 años, ella estaba esperando terminar la universidad para comenzar a trabajar y poder vivir junto a su hermana, tenia una pequeña cuenta en el banco que le había dejado su padre, siempre que pedia un estado de cuenta veía que alguien le depositaba, sonrió hacia sus adentros, pues sabía que su tío lo hacía, pero de todos modos no le decía nada y trataba de no preguntar mucho, pero siempre le venía la interrogante de dónde sacaba el dinero para depositar esa cantidad. En varias ocasiones saco cuentas y sabía que podía vivir sola con su hermana menor pero su tío le pedía que no se fuera pues sabía que en su casa no serian ninguna molestia, además le hizo prometer que después de terminar su carrera se iría a vivir por su cuenta con su hermana para no molestar más a su familia. Escucho el sonido de pasos por las escaleras y cuando termino de lavar el último plato de la preparación de la comida, sonrió y saco unos vasos de la lacena

-Buenos días, tío-dijo Hinata mientras se volteaba, llevaba unos platos a la cocina-: Se levanto antes de tiempo…-Era un hombre de cabello marrón, ojos iguales a los de Hinata y piel blanca, sonrió mientras se dirigía a la mesa-

-Tu igual-comento con una voz suave y tranquila, llevaba una camisa de botones blancos, con un pantalón negro-: Hinata no debes levantarte tan temprano, tus clases son a las siete…-camino a la cafetera para servirse una taza de café-: Te acuestas tardes y te levantas tan temprano, colapsaras algún día…-bebió un sorbo de café.

-Estaré bien…-comento llevando los ultimo platos de comida a la mesa-: Además se me quita el sueño, no es nada fuera de lo normal...- Tomo el control del televisor y se lo paso a su tío, junto con el periódico-: Siempre me gusta ver el amanecer…- El hombre mayor suspiro y dejando la tasa de lado, tomo los objetos que la joven le alcanzo, encendió la televisión, comenzó a pasar canales, cuando uno en particular llamaba su atención-: Hinata ve esta noticia…-Comento serio mientras su cara tomaba una expresión seria-: No puede ser…-susurro, Hinata volvió su mirada a la televisión y vio la noticia impactada

“Esta mañana a las siete de la mañana, en Australia, se vio registrado un atentado a la gran Opera de Sídney, según informe médicos hay, veinticinco muerto y cuarenta heridos, se dice que la cantidad puede seguir aumentando- hizo una pausa-: Información de último momento… Después de levantar una gran parte del techo se pudo ver que aparecieron unos 20 cadáveres de persona, las cifran aumentan treinta y cinco muertos, algunos oficiales de la Interpol están haciéndose cargo de la investigación y se presume que el causante se entrego a la policía, conteniendo en sus bolsillos otro dispositivo para activar la explosión…”

-Que horrible…-comento Hinata sorprendida por aquella noticia, pudo adivinar como despertaría el mundo con esta noticia, cuando paso el 11 de septiembre del 2001, las cadenas no dejaban de pasar la noticia, incluso el mundo entero se envolvió en un duelo completamente. Un sonido la saco de su letargo y cuando abrió su teléfono celular, había un mensaje en pantalla-: “¿Un mensaje?”- pensó-: “¿Quién será?”- cuando le dio a la opción de “Abrir” al instante vio una frase que la dejo turbada y sin sentido…

            Con ese mensaje y sin remitente, a Hinata Hyuga sintió una corriente pasar por su espalda, no pudo evitar pensar que era un mal presagio pero también se le ocurrió que era una broma…

“La muerte es solo el comienzo.

Te Encontré”

 

 

Continuara…

 

End Notes:

Espero que le haya gustado este primer capítulo, como les dije deben tener un poco de paciencia y entenderán claramente a lo largo del fic de que trata, así que les agradezco que lo hayan leído y alguna queja o sugerencia díganlo en los comentarios

¡Gracias Por leer!

 

End Notes:

Espero que le haya gustado este primer capítulo, como les dije deben tener un poco de paciencia y entenderán claramente a lo largo del fic de que trata, así que les agradezco que lo hayan leído y alguna queja o sugerencia díganlo en los comentarios

¡Gracias Por leer!

 

Regresar al índiceCapítulo 2 by Lady_Nezumi
Author's Notes:

Hola, disculpen la demora, problemas en el mes me hicieron retrsarme, pero para el domingo les prometo el capitulo tres, asi que les dejo el dos para que me digan que tal 

¡Disfruten!

Author's Notes:

Hola, disculpen la demora, problemas en el mes me hicieron retrsarme, pero para el domingo les prometo el capitulo tres, asi que les dejo el dos para que me digan que tal 

¡Disfruten!

 

Capitulo 2

«La muerte es solo el comienzo»

« ¿Un significado doble?»

Pensaba Hinata Hyuga de camino a la universidad central de Tokio, su mente no dejaba de pasar esas palabras. El significado de ese mensaje podrían ser tantos, pero ¿Por qué debía estar ahora en su celular? Su padre le había explicado en algunas ocasiones varias cosas correspondiente a la muerte del cuerpo y la existencia del alma, la cual asciende, pero nada como esto. Siempre Admiraría a su padre, fue un gran hombre que además de cuidarla, le enseño tantas coas, pero siempre le decía que una gran lección de vida se la había mostrado ella, dos días después de la muerte de su madre, cuando cayó desesperado, recordaba que lo había tomado de la mano y lo llevo al cuarto de su hermana Hanabi de algunos meses de nacida, lloraba con fuerza; Hinata se acerco extendiéndole la mano en la cuna y ella se calmo, apretando su dedo, hay le dijo a su hija mayor que había entendido que tirarse a llorar no traería de vuelta a su amada esposa, por eso le explicaba cosas como esa. En el antiguo Egipto ese mensaje tenía un buen significado, los faraones o cualquier persona que no fuera un esclavo era momificado y daban ofrendas para llevarlos al otro mundo, de ahí viene la frase “la muerte es el comienzo” de un plano terrenal se pasa a otro celestial. Recordaba haberlo visto en algunos programas de televisión de History & Discovery Chanel, y algunos libros, pero solo pensaba que los podía encontrar hay, aunque ya temía que esto fuera algo más allá, sabía que algo pasaría pronto. Pensó por un momento que alguna persona que quería molestarla.

«Te encontré»

            Esa última frase, le hacía temblar y por un momento se detuvo, quería saber porque se lo habían mandando, no podía decir que estaba asustado, pero una pequeña inquietud se arremolinaba en su estomago. Por un momento pensó en alguien que podría haberle gastado esa broma-Algo tétrica-, pero cuando lo viera le preguntaría con algunas indirectas, total usar la psicología inversa era bueno y daba muchos frutos. Cuando comenzó a caminar de nuevo, pudo divisar en la parada del bus a un chico alto de cabellos rubios, y piel morena, llevaba una che mis azul claro y unos jeans negros, zapatos deportivos y un bolso colgado de lado. Se volteo lentamente hacia ella y al verla le sonrió.

-¡Hinata!-saludo enérgicamente con su mamo-: ¡Apresúrate! ¡Llegaremos tarde a la universidad!-sus ojos eran azul cielo, su sonrisa era radiante y amable. Cuando Hinata llego a la parada le sonrió-

-Buenos días, Naruto-comento mientras le miraba. Naruto Uzumaki era su mejor amigo desde que tenía 8 años de edad, lo conoció en el parque, los niños jugaban alegremente en el parque, pero había un chico que la estaba molestando, recordaba perfectamente como Naruto la ayudo y para terminar, le dio un fuerte cabezazo al chico para que la dejara en paz, después de eso limpio un poco de sangre que la salió de la frente, luego se volteo hacia la pequeña y la ayudo.

            Naruto llevo a Hinata a su casa y al llegar le comentaron lo que había pasado en el parque, el papá de Hinata después de hacerle una cura, le limpio la frente al chico y le sonrió, dándole las gracias. Cenaron tranquilamente, después de que terminaron la niña y su padre llevaron al nuevo amigo a su casa, Hiashi Hyuga le explico a los padre de Naruto lo que había pasado y los señores dejaron la preocupación, desde ese día la amistad de ellos dos comenzó.

-Hinata…-Naruto le puso una mano en el hombro-

-¿Eh? Disculpa…-comento mientras subían al autobús y se sentaban en la mitad del transporte-: ¿Me decías algo?-

-Te pregunte si viste la noticia de Australia-

-¿El atentado? Por supuesto-se coloco el bolso en las piernas-: Fue algo terrible…-

-Cuando me vine habían cincuenta muerto y más de treinta heridos- miro por la ventana el camino-: Eso está peor que el desastre del 11 de septiembre-

-Naruto hace un mes y tanto sucedió un atentado en Noruega, ¿Lo recuerdas?-Hinata busco entre su bolso un paquete para Naruto-: Ten…- El joven rubio volvió la mirada a la chica y tomo el paquete-

-¡Oh! Muchas gracias…-destapo el paquete y vio un porta disco-: Pensé que nunca lo recuperaría…-

-A ver si comienzas hacer más cuidadosos con tus cosas, yo no guardo reliquias…-comento en burla cerrando su bolso-: Naruto… ¿Tú me mandaste algún mensaje esta mañana?

-¿Un mensaje? – El rubio metió su porta disco en su bolso-: Que yo me acuerde no ¿Por qué?-

-No nada solo curiosidad…-

-¿Por qué preguntas?-insistió

-Ya te dije que no es nada…-respondió mirando a otro lado-

-Oh, vamos dime…-suplico moviéndola-

-Ya te dije que no importa, tal vez te diga después…-sabía que Naruto no se quedaría quieto hasta que le dijera, pero se le olvido usar alguna treta para que no preguntara más de lo debido; con lo que había aprendido en los años que tenia de su amistad, era que la paciencia debía ser muy grande para no explotar.

____

Lejos de ahí, en una sala de interrogatorios, toda iluminada, con una mesa de acero y dos sillas a cada extremo un chico de 22 años, esposado miraba el vaso de agua que tenía al frente, todo había ocurrido perfectamente, ahora el plan estaba completamente en marcha, su próxima jugada era que lo llevaran a otro país para poder buscar a su víctima. Ya tenía más de diez años entrenando en esto, planeando junto a su jefe como seria esto desarrollado, ganando dinero y tomando la riqueza, para comprar arma en cubierto y no solo eso, uno de los mejores detonadores del mundo le había costado mucho dinero, pero era efectivo; comprendía claramente que había causado la muerte a muchas personas

«Un pequeño sacrificio»

El sonido de la puerta, lo saco de sus pensamiento, dejando ver al mismo oficial que lo había capturado, quería darle la satisfacción de que no lo viera desesperado, pero no había entrado solo, una chica de cabellos rosas lo acompañaba, el uniforme era de color negro con un símbolo en el hombro derecho, con el nombre de la Interpol y debajo de ella había unas letras «S.S». En su brazo izquierdo el identificativo de los altos cargo de los ejércitos, tres peldaños con una estrella arriba. El joven peli azul e sentó al frente de el, mirándolo con neutralidad

-Escuche de mi ayudante que no hablara sino conmigo…-comento el joven mirándolo-

-Así es-comento levantando la vista-: Usted puede ayudarme con mi problema… ¿Cuál es su nombre?

-Disculpe pero le diré como están las cosas en este momento para usted-miro al hombre con un poco más de aspereza-: Sr. Kleep usted es ahora mismo un criminal, un terrorista. La ONU y de seguro la Interpol, lo podrán como de extremadamente pelegrino, no dude que lo lleven a Rusia o Estados Unidos y lo colocaran en una cámara para darle alguna pena de muerte- coloco las manos en la mesa de aluminio-: Usted no tiene el derecho de exigir nada en estos momentos…-

-Le repito algo agente…¿Cuál es su nombre?-pregunto de nuevo mientras colocaba las manos en la mesa imitando la postura de Sasuke-: Usted como su bella amiguita quieren saber el porqué ataque la Gran Ópera de Sídney, quiere saber cómo veo mi mundo, trata de leer mi mente y que otra cosa encontrar, seguro quiere saber que la luz del sol, me parece una bola de mocos comparado con los secretos que ofrece este hermoso y vasto mundo- Recostó de nuevo su espalda a la silla, soltó una risa sínica-: Entonces agente, ¿Cumplirá tres de mis peticiones? O ¿Debo chantajearlo diciéndole que hay más personas como yo que están instalando explosivos en todo el mundo?-se cruzo las piernas, con un poco de tranquilidad tomo el vaso con agua, miro a la chica peli rosa y luego al joven de cabello azulado-: A la salud del desastre…-tomo un sorbo de agua, Sasuke molesto volteo la mesa de aluminio y se acerco a él tirándole el vaso de agua, tomando la solapa de su camisa levantándole-: Es un poco agresivo agente…- trucos y consejos de fitness para ponerse en forma Blog de Fitness

-Me llamo, Sasuke Uchiha soy capitán del Servicio de Seguridad de la Interpol, tengo 27 años y en estos momentos quisiera matarlo-sonrió mirándolo, con una gran rabia-: ¿Alguna otra pregunta? O perdone… ¿Exigencia?

-Claro que si Sr. Uchiha…-le miro sonriendo macabramente-: Si quiere capturar a la persona responsable de esto es mejor que usted junto a mi vayamos a Japón inmediatamente…-

-¿Qué le hace pensar que cumpliré su petición?-pregunto levantándolo más de su silla-

-¿Quiere saber cómo?-susurro -: Porque usted esta tan interesado como yo en ver que hay en Japón y capturar a la persona causante de esto…-Sasuke molesto lo soltó y cayó en la silla precipitadamente, Kleep se acomodo el traje, se sentó con postura firme de nuevo-: ¿Y bien? ¿Lo hará?-

-Jefe no creo…-comento la joven mirándolo-

-Sakura…-la interrumpió Sasuke-: Que preparen el avión partimos inmediatamente…-

-¡Pero capitán…!-

-¡Sin peros!-levanto la voz-: Cumple mis órdenes de inmediato y no tientes mi paciencia…-se acerco al sujeto mirándolo con desprecio-: Le aclaro algo Sr. Kleep, espero que no sea una trampa porque le juro que no dudare en jalar el gatillo hacia usted…-los ojos de los dos demostraban lo mismo, una gran frialdad, solo que la de ese sujeto, era más desquiciada-

-No se preocupe, Capitán…-susurro-: Vera que entenderá todo cuando llegue a Japón…-Sasuke se volvió hacia la chica y se fue a la puerta, molesto, la abrió saliendo, con Sakura detrás de él. El hombre quedo solo en la recamara, sabía que en ese momento solo había cámaras de seguridad pero la emoción de la situación no lo dejaba contener su risa. Una gran carcajada cruzo su boca y bajo la cabeza-

-Como una oveja al matadero…-hablo para el mismo en voz baja-: Irán todos y lentamente…-diviso la puerta por donde había salido el Peli azul-: Todos morirán…Y a ti Sasuke Uchiha, te esperan grandes sorpresas en este viaje-

___

-¡Sasuke!-levanto la voz Sakura cuando llegaron a la oficina-: Puedo saber ¡¿Qué demonios estas pensando?!-El joven se recostó en su silla-: ¿Vas a trasladar a un terrorista a otro país solo por que el te lo dice?-suspiro-: ¿Estas demente o qué?

-Sakura, cállate por un momento…Estoy tratando de pensar en esta situación-se masajeo la sien, mientras trataba de ver como resolvía esta situación ya un tanto caótica-: Tengo que llevarlo allá, tengo que saber…-

-Estas arriesgando tu trabajo por caprichos…-se acerco a la mesa del estudio-: Seguro está mintiendo con los otros dispositivos-

-No estoy tan seguro…-respondió al instante-: Ya estuve en la guerra se cómo funciona la mente de los terroristas, con eso no juegan-

-¿Crees que forme parte de la red de Al Qaeda?-pregunto-

-No lo sé…-se levanto de la silla, por un momento, mirando la ventana-: Solo quiero respuestas…-Sakura miro a su capitán, y gran amigo de muchos años. Podía adivinar lo que le pasaba por la mente. Lo que le tocaba ahora era cumplir las indicaciones que le dijo Sasuke. Sin chistar, para hoy en la noche todo debía estar listo sin ninguna faya.

 

 

-Entonces ingreso el código y…-Naruto tecleaba en su laptop blanca, reconocible para muchos de la marca appele-: ¡Listo!-comento el joven sonriendo-:, termine un programa en menos de 18 minutos, soy un genio ¿No lo crees Hinata?-cuando vio que su amiga no le respondió la vio con un libro en sus piernas y un lápiz en la mano, pero se dio cuenta que miraba afuera de la cafetería, hacia el campus como si buscara algo-: Oye Hinata…-

-¿Eh?-devolvió la mirada cuando escucho a su amigo-: Lo siento Naruto no te escuche-se acomodo en la silla mirando su cuaderno-: ¿Me dijiste algo?

-Si te dije que había hecho un programa en 18 minutos…-miro un momento su laptop-: ¿Te sucede algo?

-¿Cómo dices?-pregunto mirándolo-

-Te noto un tanto distraída desde esta mañana-

-No es nada solo pensaba en algunas cosas-comento mientras copiaba algo de unos libros al cuaderno-

-Sabes, si no te conociera pensaría que me dices la verdad-se acerco a ella-: ¿Algún pretendiente?-comento de forma picara

-Claro que no…-respondió de inmediato-: Solo pensaba ¿No lo puedo hacer?

-Piensas mucho, así que es algo más-suspiro alejándose de ella y volviéndose a su computadora-: Mi viejo me pago ¿Quieres ir a comer panquecas?

-De acuerdo pero, con una condición-tomo sus cosas y las guardo en su bolso de lado-: No uses ese vocabulario, es horrendo-

-Es la moda…-Naruto cerró su laptop y la metía en el estuche, colocándolo en su bolso de espalda-: Te busco después de que salgas del trabajo en la piscina

-De acuerdo…-de ahí se fueron cada uno a su clase, antes de entrar a tomo su celular para apagarlo, pero cuando lo abrió vio otro mensaje en la pantalla, indecisa de abrirlo o no, vio la hora para su clase, faltaban cinco minutos para entrar, dejando a un lado todas sus preocupaciones lo abrió y lo que leyó la dejo aun más perpleja.

____

Horas después que las clases acabaran Hinata se fue a su trabajo en la piscina de su tío, todavía tenía en la mente las palabras que había leído en aquel mensaje antes de entrar a sus clase, pero como toda cosa sin entender decidió dejarlo en su teléfono para cuando estuviera en su casa poder analizar, procesar y asimilar aquella situación que se estaba creando.

            Cuando llego a la piscina, e cambio y se coloco el uniforme, era como un trabajo de verano, pues su academia de Ballet estaba de vacaciones, pronto presentarían una gran obra, pero la directora, mando a dar las vacaciones para poder remodelarla, así que su tío le pidió que le ayudara con el negocio, acepto ya que tenía tiempo libre. Se recogió el cabello en una cola alta, los mechones que quedaron por fuera se los llevo detrás de sus orejas. Ya comenzaba su jornada de trabajo pero por primera vez quería que el día terminara para poder dormir tranquila.

___

            Ya eran las cinco de la tarde y Hinata había cerrado el lugar, así que comenzó la jornada de recoger los paños que algunos niños de la clase de natación dejaban, los guardaba en una caja para que al día siguiente la recogieran. De pronto escucho un ruido en la entrada, le dejo un poco preocupada, pues estaba ella sola en la piscina, no era miedo sino mas bien recelo, se acerco a la puerta pero no vio a nadie, así que siguió en su trabajo, pero al llegar al pasillo para entrar a la puerta vio a un hombre parado al frente de una silla reclinable, Hinata tomo lo primero que estuviera a su alcance y lo que tomo fue una varilla de metal.

-Disculpe…-comento en voz alta, el muro no le permitía al sujeto ver lo que llevaba en la mano así que era un factor sorpresa-: Ya la piscina cerro, puede venir mañana-El hombre la miro y le regalo una sonrisa.

-Ah disculpe es que deje mi sobre aquí-: extendió su mano y le mostro un sobre de color amarillo manila, Hinata respiro un poco menos pesado-: Lo siento mucho si la asuste…-

-No se preocupe- dejo la varilla de metal en recostada de la pared, paso la pequeña puerta y entro de nuevo al área de la piscina, siguió recogiendo las toallas y los juguetes de los niños de la clase de natación. Debia apresurarse a salir de el establecimiento, recordaba la cita que tenia con Naruto-

-Disculpa-la voz del hombre la distrajo-. ¿Sabes que altura tiene ese trampolín?-

-Perdone…¿Cómo dice?-

-La altura-señalo el trampolín-

-Tiene unos 15 metros-respondió con una sonrisa-: Aquí se dan clases de natación y clavado olímpico-

-Pude verte esta tarde con uno niños hablando…-

-Ah si-desvió su mirada-

-¿Te agradan no?-recogió del suelo un juguete y se lo coloco en una caja-

-Si son muy tiernos-

-Pues te daré un juego a ti…-se acerco a Hinata tomando su mano y dándole el sobre-: Además tu eres la única que puede hacer este tipo de adivinanzas, eres de Rosae Crucis-sonrió, Hinata por insistió y un poco de terror, trato de quitar las manos del hombre, pero la tenia bien sujeta-: Una rosa siempre se cuelga para guarda un secreto entre los humanos ¿Lo recuerdas?

            Esas palabras se le hacían tan familiar, pero en aquel momento su mente no podía encontrar donde o quien se lo había dicho no podía descubrirlo, lo único que sabía que aquel sujeto delante de ella le causaba unos sentimientos de desconfianza y miedo; miedo al no saber a qué se enfrentaba en este momento, trato de soltarse pero más le apretaba las manos, con cada paso su entorno, le molestaba que alguien se le acercara más de 10 pasos era su privacidad

-“Es tu privacidad”-

            En ese momento lo recordó, como su padre le enseñaba sobre su espacio podía ser construido y cambiado con algunas palabras, por eso la palabra que le había dicho en latín le parecían tan conocidas, por eso la última frase se le pareció tanto que llego un punto que el miedo se volvió electricidad por su espalda, solo su padre y ella sabían ese juego de palabras, esa frase era de ellos dos y de nadie más.

-“Hinata, cuando tú quieras tu privacidad, cuelga una flor en la puerta-sonrió su padre dándole una rosa roja-: Así sabré que quieres tu espacio”

-¿Comó…?-fue lo único que pudo pronunciar viéndolo

-¿Entonces?-camino unos pasos más y pudo acercarse a su cara-: ¿Me ayudaras en este juego?- Su sonrisa maliciosa no pudo crecer más en su cara, sabía que había dado en el clavo con aquella frase y pronto estaría cerca de lograr aquel bello objetivo que tenía en mente, pronto todo encontraría su orden

 

 

 

 

Continuara….

 

End Notes:

Espero que les llamara la atención este capitulo, si tienen alguna sugerencia, duda o critica por favor comente 

¡Gracias por leer!

End Notes:

Espero que les llamara la atención este capitulo, si tienen alguna sugerencia, duda o critica por favor comente 

¡Gracias por leer!

Regresar al índiceCapítulo 3 by Lady_Nezumi
Author's Notes:

Hola disculpen la tardanza pero tuve muchos problemas con mi pc, pero ahora les digo una sola cosita, me gusta tener tantas lecturas me dice que mi fic es bueno pero tambien quisiiera leer los comentarios de felicitaciones o de critica para mejorar por eso por favor dejen un comentario...

Bueno ahora si los dejos leer, yane :)

Author's Notes:

Hola disculpen la tardanza pero tuve muchos problemas con mi pc, pero ahora les digo una sola cosita, me gusta tener tantas lecturas me dice que mi fic es bueno pero tambien quisiiera leer los comentarios de felicitaciones o de critica para mejorar por eso por favor dejen un comentario...

Bueno ahora si los dejos leer, yane :)

Capitulo 3

-Dices entonces, que ese sujeto sabe cosas de ti, pero que nunca lo habías visto- El joven de cabellera rubia hizo una parada para llevar un trozo de cerdo a su boca-: Y que si lo conocieras no tendría que saberlo…-

-Así es- Hinata le daba vuelta a su sopa de ramen, aunque habían acordado ir a comer panquecas, Naruto se detuvo un momento en su tienda de ramen favorito, así que decidieron quedarse en ese lugar-: No es común, son juegos de palabras que solo mi papá y yo debemos conocer…-

-Pero analiza un momento…-sorbio el caldo del ramen y luego dejo la taza en la mesa-: Puede ser un conocido de tu padre-

-Pero aunque lo fuera no debería saberlo- Hinata le paso su taza de ramen, en ese momento se le había acabado el hambre, las cosas se habían vuelto un poco raras en ese momento; después de que ese hombre la sujetara por los antebrazos, le dio un sobre manila y con el unos documento que representaban un “juego” supuestamente el, pero la realidad era que eso le aterraba, pues antes de que se fuera vio su mano un tatuaje que decendia hacia su mano, al final era como la cola de una serpiente, para la religión católica la serpiente representaba a Lucifer, cuando fue la creación del mundo, se volvió serpiente y tento a Eva, para que comiera del fruto prohibido, esa historia era común en los países que profesaban esta religión, pero en Japón denominaba la religión budista, así que la gran mayoría de las personas que hay vivian no se interesaban en las religiones occidentales-

-¿Y sabes donde esta, ese sujeto?- Pregunto Naruto, ya había con su segundo plato de ramen, lo coloco sobre la otra taza y miro a su amiga-: Hinata ¿estas escondiendo algo? Sabes que puedes decirme lo que quieras…-

-Lo sé, pero no se que es exactamente lo que debo hacer…-

-¿Por qué no abres el sobre?-

-¿Y qué pasa si es una trampa?-

-Es mejor saber que es una mala broma, y no un tipo que de verdad tiene un motivo oscuro- Naruto tenia razón, pero lo que encontraría hay le daba un poco de miedo, no quería involucrarse en cosas que tuvieran que ver más alla de su mundo tranquilo-: Vamos yo te ayudare…-

            La sonrisa de Naruto siempre salía aflote para darle apoyo en lo que necesitara, la joven de ojos blancos respondió con una sonrisa y luego miro el sobre borrando toda expresión de su cara, no sabia como actuar en ese momento, pero debía hacer algo para poder aclarar su mente, lo que le asustaba no era los juegos de palabras o los mentales, su padre la había preparado haciéndole criptex, acertijos, anagramas etc. Lo que le preocupaba era los secreto que en ellos había, sabia que muchas veces personas de algunos países lejanos venían a Japón hablar con su padre acerca de esto incluso en una ocasión, un hombre, más bien un delicuente casi los mataba por esos secretos, su padre había aceptado morir por ellos, pero cuando apunto a la pequeña, quien había recibido el disparo fue su padre. Eso lo tenia grabado y jamás se le borraría, desde ese momento sabia que las cosas que su padre le enseñaba debía mantenerlo en secreto.

-Muy bien aquí vamos…-Hinata tomo el sobre y abrió el pequeño sello, cuando vio adentro habían algunas cosas, los saco dejándolos en orden en la mesa: Un billete de un dólar, una cruz con un pequeño punto en el centro, un dibujo de una mano derecha, los simbolos químicos de agua, fuego, tierra y aire, otra cruz de color rojos más pequeña y por ultimo una rosa roja de cinco petalos.

-¿Qué demonios es esto?- Naruto tomo el sobre y metió la mano hasta el fondo para ver si encontraba otra nota o algo por el estilo-: ¿Qué significa todo esto?-

-Yo no entiendo…-

-¿Quién demonios entendería? Quien en su sano juicio mandaria esas…- Naruto de tuvo por un momento y del sobre saco un sobre pequeño-: Hinata mira esto…- La joven miro el pequeño sobre-: Yo lo abrire esta vez- Dejo el sobre de manila aun lado y comenzó abrir el nuevo que había encontrado de el saco dos papeles doblados uno más pequeño que el otro, pero uno estaba en blanco y el otro tenia unas palabras que no se entendían-

“Ilzo jace

Don Esma”

                      Men asos

-¿Qué diablos significa esto?-

-No tengo ni la más minima idea…-Hinta paso sus dedos por el papel en blanco-: Pero esto puede significar algo-

-¿Y que significado puede tener un papel en blanco?-

-Que sabes algo, pero al mismo tiempo no sabes…-

-¿Perdon? Podrias explicarme-

-Cuando sabes cosas puedes llenar una hoja blanca ¿verdad?- lo vio asentir-: Pero si sabes cosas pero no sabes que poner o por donde comenzar, es como si estuvieras en blanco-

-Y a veo-

-Pero lo que no entiendo es esto…-señalo el papel con las letras-: Tengo mis dudas no se como explicarlo-

-Puede ser que se equivoco-

-No lo se, es como si viera algo d emi pasado-

-Hinata no me vas a decir, que por un extraño y estas cosas vas a recordar cosas-

-No lo se, es confuzo-

-Lo que se, es que debo llevarte a casa, fue una mala broma de ese sujeto- Hinata escucho estas palabras y dudo por un momento-

-Si tienes razón, mejor guardo esto…-tomo todos los papeles y lo guardoen el sobre-: Vamos mi tío debe estar preguntándose donde estoy-

-De acuerdo…-

-Naruto- la joven se coloco su bolso en el hombro-: No le digas a nadie de esto, por favor- El rubio dudo un momento pero luego asintió-: Gracias-

            Naruto pago la cuenta de la cena y se fueron a la casa de la joven, al parecer al rubio la situación le había dejado de interesar, pero sin dejarle de preocupar su amiga, la conocía bien, sabia que esto le perturbaba un poco, pues había situaciones en las que recordaba cosas trágicas que le había pasado, pero no sabia que decirle, si le deba un animo, para que supiera que el estaba con ella. Mientras tanto Hinata Hyuga se debatía en su mente aquellos dibujos que ahora iban en su mano guardados en el sobre de manila.

“-Entonces, me ayudaras en mi juego…-“

            ¿Qué clase de juego era ese? Una hoja en blanco podía significar mucho y a la vez nada, seguro aquel sujeto sabia algo que ella no, o tal vez al contrario, ella sabia cosas que el desconocía, su mente le dio esa posibilidad, pero ¿Qué sabia? Ni ella misma lo sabia. Las palabras en el otro papel también la perturbaban, había cosas que no tenían sentido y eran extraños esto era uno de esos, debía encontrale un significado, lo único malo era que le asustaba que era lo que iba a encontrar.

 

 

 

End Notes:

Bueno espero que les guste este cap trate de hacerlo lo mas interesante que pude ahora ya entraran en accion nuestros amigos de la historia ya era hora u.u asi que el proximo cap esperenlo y por favor dejen su comentario

yane :)

End Notes:

Bueno espero que les guste este cap trate de hacerlo lo mas interesante que pude ahora ya entraran en accion nuestros amigos de la historia ya era hora u.u asi que el proximo cap esperenlo y por favor dejen su comentario

yane :)

Regresar al índiceCapítulo 4 by Lady_Nezumi
Author's Notes:

Buenas, disculpen por la tardanza les comentare algo muy chistoso, el terce capitulo lo subi a la mitad hehehe pero ya encontre la otra mitad y subire la mitad del cuarto cap

gomen ^^U

Author's Notes:

Buenas, disculpen por la tardanza les comentare algo muy chistoso, el terce capitulo lo subi a la mitad hehehe pero ya encontre la otra mitad y subire la mitad del cuarto cap

gomen ^^U

Lejos, en el techo de un gran edificio sobresaliente de los demás, un helicóptero comenzaba el potente ruido de sus hélices, Sasuke Uchiha estaba cruzado de brazos esperando que trajeran al causante de el escándalo internacional anterior, debía tener mucho cuidado con lo que estaba haciendo, recordaba claramente la pelea que había tenido con su superior y lo que estaba en juego por trasladar a un terrorista  a otro país solo porque pensaba que podía encontrar algo. Pero volver a Japón después de tantos años se le hacia un poco extraño, recordaba que cuando tenía siete años su papá decidió que vivirían en Norte América, esa era un poco de su historia la cual no quería recordar en ningún momento, pero ahora era por trabajo y no por diversión.

-¡Capitán!- Un chico de menos edad se acerco a él levantando la voz-: Ya tenemos todo listo para despegar, el señor Kleep ya está siendo transferido a la azotea-

-Muy bien, no quiero riesgo así que vigilen la zona, si trata de escapar que los guardias estén alertas-

-Si señor…- Sasuke Uchiha fue ganando su puesto en la Interpol, por su actitud calculadora y fría, tenía una gran destreza, a los ochos años, fue a la escuela militar siendo el primero en su clase, y graduándose a los quince años de edad, dando a conocer su habilidad para desarrollar planes y trampas, además de un buen manejo de armas, al cumplir los dieciséis años de edad entro en el ejercito, luego de unos años de aprendizaje y experiencia a los veinte años fue a la guerra de Afganistán, su rango de franco tirador era completamente adecuado para su desarrollo instrumental, duro más de tres años en la guerra, para todos era uno de los mejores desertores, tenía el rango de capitán de escuadrón en inteligencia, pero un accidente le llevo a tomar la decisión de retirase nadie conocía los detalles preciso, en ese momento la Interpol intervino y lo convencieron de que se uniera a ellos, desde ese entonces habían pasado tres años de una completa calma- por así decirlo- Ahora debía lidiar con un sujeto que amenazaba con poder colapsar la gran paz que en esos mantenía muchos países, su deber era evitarlo y lo haría a cualquier costa.

-Lo veo pensativo, Capitán…- La voz la reconocía bien, desde el primer momento que lo habían traído a la base de seguridad sabia, lo podía reconocer a kilómetros de distancia. Era el causante de que su cargo y reputación estuvieran al borde de un acantilado-: ¿No es mejor que nos apresuremos?- miro por un momento el helicóptero-: Viajar de esta forma seria un gran problema…-

-Solo haremos un traslado- Sasuke se dio la vuelta viéndolo-: Debemos cruzar una gran distancia en un avión…-

-Pues me parece que viajar de esta manera es una gran ventaja- sonrió mirándolo-: Además ratifica muchas cosas las cuales aprendí-

-¿Así? ¿Qué puede aprender un desgraciado como usted?-

                Soltó una pequeña risilla

-Capitán le quedan tantos cosas aprender es igual como él me lo describió-

-¿El?-

-Le daré una pista Capitán…-se acerco a Sasuke bajo la mirada vigilante de sus subordinados-: “Su ojo está en la cima, así puede ver todo”- Un guardia le pidió que subiera, al tener las manos esposadas, tuvieron que ayudarlo a subir al helicóptero e incluso amárrale el cinturón de seguridad. En tanto Sasuke se quedo pensando en las palabras que le habían dicho, no sabía cómo tomarla, si para bien o mal, en ese momento podía esperar lo que fuera, en cierto modo tenía un tanto de preocupación por las cosas que sucederían más adelante

-¡Capitán todo listo!-

-Entonces vámonos- se dio la vuelta y se monto en el helicóptero, luego de colocarse los audífono, le dio la orden al piloto, el despegue fue rápido, miro un momento al hombre que había causado el desastre en Australia, su sonrisa sínica cubría sus labios, lo último que aquel sujeto hizo fue como entrar en un pequeño transe, se quedo sentado con su cabeza baja y los ojos cerrado.

-Capitán…-el piloto lo llamo mientras giraba a la derecha-: Desde que entro a la Interpol pude aprender que usted siempre meditas las cosas antes de actuar, pero ahora…-

-Se que fue inesperado- devolvió la mirada al vidrio delantero, veía como a la lejanía en la Opera trataban de apagar el fuego y unos sectores que caían por lo debilitado de la estructura-: Pero para detener a este sujeto y su prole debo hacer lo que sea…solo confía en mí-

-No lo dudare, señor- después de esas últimas palabras, no se hablo más hasta que llegaran al aeropuerto de Sídney. Lo que le asustaba un poco era saber a qué se enfrentaría en cuando llegaran a Japón, sentía como su primera vez en la guerra, que les esperaba era una gran incógnita para él, esperaba que no fuera nada grave.

 

                No sabía qué hacer con aquellos objetos que todavía descansaban en su cama, si arrojarlos o solamente ignorarlo, era lo más conveniente, pero mientras más trataba de dejarlo más volvía la idea y se acentuaba, quería recobrar los viejos tiempos en los cuales junto a su padre resolvía acertijos, no le quiso decir a Naruto que sabía exactamente que era el papel más pequeño con las letras, lo que le molestaba era que no sabía cómo resolverlo, a pesar de que su padre le enseño eso por muchos años, en ese momento no lo entendía muy bien, los libros y cuadernos estaban esparcidos en la parte derecha de la mesa, hacia una investigación sobre los componentes del cuerpo humano, a pesar de estudiar ingeniería química, debía tomar una materia que trato de evitar desde que inicio, que no tenía nada que ver con su materia, ciencia noetica. Su profesor era gran amigo de su padre, y había venido de Estados Unidos, no entendía muy bien porque debía tener esa materia, si en el extranjero se estudia como carrera, pero también lleva una parte de componentes científicos.

                Le había pedido el profesor que investigaran sobre los componentes que los formaban, tanto científicamente como espiritualmente, eso la dejo un poco fuera de órbita, pero debía cumplir con la tarea como y llevarla, pero lo malo es que su concentración era la peor del mundo, por las cosas que habían pasado en ese día.

-¡Ne-san!- La voz de su hermana menor la saco de su transe, miro la hora en su reloj de mano y vio sus cuadernos los cuales estaban abiertos completamente, mientras la hoja donde debía escribir solo tenía el titulo-

-Disculpa Hanabi-dejo el lápiz en la mesa y la miro-: ¿Qué me decías?

-Hinata-ne.san estas muy distraída-

-Lo siento, es que tengo algunas cosas en mente-

-Ya me pude dar cuenta- suspiro y miro su cuaderno-:     Le pediré ayuda a Neji-ni.san-

-Puedes decirme, estoy bien-

-No, no cuando termines hablaremos sobre el día del colegio ¿si?-

-Bien si lo quieres…-

-Escuche que me llamaban- Neji Hyuga era el primo de Hanabi y Hinata, ya le faltaba unos cuantos meses para terminar su carrera de Ingeniería Industrial, siempre fue un poco más conservado, pero tenía una buena relación con sus primas-: ¿Qué sucede?-

-Neji-ni.san ¿Podrías ayudarme con mi tarea? Es que mi hermana está un poco distraída-

-Es solo que tengo dos parciales mañana-

-¿Seguro que estas bien Hinata?-

-Si, no tienes que preocuparte- sonrió mirándolo-: Iré a buscar algo de tomar-

-¿Puedes traerme algo hermana?-

-Si claro- miro a Neji-: Neji ¿Quieres algo?-

-No, gracias- se sentó junto a Hanabi mirando sus cuadernos y le explicaba la tarea que debía hacer, Hinata había ido a la cocina a buscar algo de tomar, también era para calmarse y poder dejar su mente en blanco para volver a su responsabilidades. Pero por alguna razón extraña, sabía que debía averiguar lo que en ese sobre estaba y poder dejar las preocupaciones-

                Tomo los dos vasos de jugo y uno se lo dio a su hermana mientras estudiaba con Neji, no pudo evitar sonreír, se parecía en la época cuando su papa se sentaba con Hanabi a estudiar con sus tareas, recordaba claramente como ella también estudiabas con ellos, eran unos momentos felices, el siempre les sonreía.

-Fue en 1773- Neji le explicaba a Hanabi sobre su tarea de universal. Miro por encima y de los cuadernos, libros y guías de su hermana, a pesar de estar en tercer año, era exigente su escuela, Hanabi tenía quince años a punto de cumplir los dieciséis, si su padre estuviera con ellas estaría muy feliz por verla crecer-: La Guerra de Independencia en Estados Unidos comienza en esa fecha-

-No fue en 1775…-Hinata pasaba la pagina del libro mientras leía y copiaba algunas cosas-: Esa fecha es correcta, pero la guerra en si comienza en el año 75-

-¿Y qué paso en 1773?- pregunto Hanabi

-En esa época fue el motín de té- soltó su lápiz y miro a su hermana-: Después de la guerra de siete años, con la victoria de Gran Bretaña, los Norte Americanos comenzaron a ver que su tierra madre cobraba impuesto demasiado elevados para el momento que pasaban, pero la corona de Inglaterra no hizo caso a sus quejas-

-¿Y qué paso?- Neji y Hanabi escuchaban la historia de Hinata atentamente, cada vez que siempre que contaba algo que de historia, fuera lo que fuera, lo hacía de una formaba que los atrapaba, los dejaba fascinado por lo mucho que sabia-

-Pues el pueblo se rebeló, el 16 de Diciembre de 1773, los colones Americanos decidieron que le pondría un fin con la carga más preciada de Inglaterra- se cruzo de brazos-: El té para ellos es igual de importante como para muchos el café, así que cuando tres naves venían de Inglaterra, los que se reunieron tomaron vestimenta indígena y se subieron a los barcos, atacaron a la tripulación y arrojaron todos los cargamentos de té al mar- Hinata sonrió-: Y así comienza la historia para la Independencia de América del Norte-

-¡Genial Ne-chan sabes mucho!-

-Pues se hace lo que se puede…-

-¿George Washington participo en la guerra?-

-Claro, el fue designado el comandite del ejercito- se levanto de la mesa con su vaso vacio-: Luego que la guerra terminara en 1776, George Washington fue designado como el primer presidente del nuevo País…-se apoyo en mesón de la cocina mientras llenaba su vaso de un poco más de jugo-: Lo que también impulso a conseguir la libertad de Estados Unidos, era que el presidente Washington era masón-

-¿Masón?- Neji miro a su prima algo sorprendido-

-Así es…- dejo el vaso en el mesón-: George Washington era un masón incluso muchos de los que firmaron la declaración de independencia lo eran, otros hombres que liberaron sus países del yugo Europeo lo eran, Simón Bolívar podría ser un ejemplo-

-¿Hermana esa no es una secta?

-No, las sectas adoran al diablo- suspiro un poco, siempre había un pequeño error comparándolos-: Los masones son un orden que jugara guardar los secretos de sus ancestros, procuran protegerla con su propia vida-

-Yo he escuchado que no creen en Dios…- De la nada salió el padre de Neji, el cual ya tenía su ropa de estar en casa, se unió a la conversación, cuando fue a buscar algo para tomar-

-Eso tampoco es cierto…-ratifico Hinata-: Para ser masón debes creer en algo superior, por eso hay personas de todo el mundo- miro a su hermana-: Hanabi tal vez no lo recuerdes pero a papá lo visitaban grandes amigos del que era de esa orden-

-Pues no creo recordarlo…-

-También eras muy pequeña, pero incluso ellos jugaban contigo- sonrió-: Recuerdo que a uno lo pusiste a jugar contigo a que era hora de té-

-Pues tengo vagas imágenes-

-¿Pero qué me dices de los símbolos?- pregunto Neji

-¿Cuáles símbolos?-

-Por ejemplo en el dólar…-

-¿Lo dices por la estrella?- Neji asintió-: Es verdad que cuando unes cinco puntos en el dólar por el lado de la pirámide, dice la palabra “masón” pero eso no tiene significado malo, alguno. Los masones son una orden conservadora, pero por tener esto en el dólar lo han acusado de conspiración como ellos no pueden ratificarlo por el juramento que hacen al iniciar, se les acusa de eso- se acerco a la mesa y le dio vuelta a la pagina en ella estaba la imagen de billete de un dólar-: Si unen los puntos pueden ver el resultado de la palabra-

-¿Y qué significa esto?- pregunto Hanabi señalando la pirámide-

-La pirámide como en el antiguo Egipto era un símbolo de ascenso-

-¿Ascenso?-

-Así es- miro a su familia-: Los masones creen que cuando uno mure, pasa al mundo celestial en él se vuelve dios, incluso muchos de los monumentos en estados unidos tienen una punta hacia el cielo eso para muchos es el llamado de dios-

-¿Y el ojo?-

-Ese es el ojo que todo lo ve, cuida al mundo desde arriba para que nada pierda su orden-señalo la pirámide con la escalera-: Una escalera de treinta y tres grados, esto representa los grados de los masones, el último y más importante grado

El Ultimo Guardian by Lady_Nezumi

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fanfic.es/viewstory.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20