El reino secreto ( Epic) : El otro reino by sakura25

Fanfics en EspañolEl sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

 El reino secreto ( Epic) : El otro reino by sakura25
Summary:

El tiempo ha pasado y la mente de MK está envuelta por completo por universidad olvidándose  de  los demás detalles que son importantes en su vida, un giro inesperado dará nuevamente en su vida, dándose cuenta de es aquello que realmente le importa, la amenaza surgirá con mayor fuerza,  lo cual  le hará ver que los Hombre Hoja no están solos…



Categories: PELICULAS Characters: Ninguno

Generos: Drama, Fantasía, Romance

Advertencias: Tortura

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 5 Completed: No Word count: 19387 Read: 802 Published: 03/08/2013 Updated: 04/10/2013
Summary:

El tiempo ha pasado y la mente de MK está envuelta por completo por universidad olvidándose  de  los demás detalles que son importantes en su vida, un giro inesperado dará nuevamente en su vida, dándose cuenta de es aquello que realmente le importa, la amenaza surgirá con mayor fuerza,  lo cual  le hará ver que los Hombre Hoja no están solos…



Categories: PELICULAS Characters: Ninguno

Generos: Drama, Fantasía, Romance

Advertencias: Tortura

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 5 Completed: No Word count: 19387 Read: 802 Published: 03/08/2013 Updated: 04/10/2013 Capítulo 1 Sentimientos encontrados by sakura25

Capítulo 1: Sentimiento encontrados

Y ahora aquí sentada viendo las horas pasar como pájaros al volar, solo tomo mi lápiz y lo deslizo suavemente en una de las hojas de mi cuaderno... “El tiempo ha pasado y sin embargo en él sigo pensando, a pesar que nada es como antes no puedo olvidar, aquellos ojos castaños tan brillantes y aquella sonrisa pícara que me hacían sonrojar,  este sentimiento en mí es tan confuso que ya ni sé ni que pensar, ya casi ni nos vemos, ya nada es igual, aún somos amigos pero, hay algo tan especial en él que me atrae que no lo he encontrado en alguien más, pero… a quien quiero engañar, entre nosotros jamás podrá ver algo que pueda funcionar, es decir, yo soy un humano ahora y él… pues él es un Hombre Hoja, vivimos en mundos tan diferentes y ni hablar de nuestra diferencia de estatura, además, nunca en el pasado hubo algo entre nosotros ¿o sí? ,quizás solo sea una simple atracción pasajera que el tiempo borrará, pero ese beso ¿por qué Nod?, ¿Por qué nos tuvimos que besar?, ese beso me persigue y esa linda sensación en mis labios no deja de resonar en mi mente torturando a mis pensamientos, si no fuera por ese beso yo quizás ya te hubiera superado, pero no es así y cada día que pasa me confundo más por lo que yo siento por ti, además quizás tú no sientas lo que yo, creo que lo mejor es continuar y dejarte ir, este es mi mundo y es aquí a donde yo pertenezco y no al tuyo, debo de seguir mi camino, debo superarme a mi misma y ser alguien en esta vida”…

“Mk… Mk… ¿Sigues allí?, llamando a tierra a Mk “

Una suave voz me saca bruscamente de mis pensamientos dejando caer mi lápiz al suelo, de pronto una sensación de pesadez siento en mi hombro derecho, al mirar hacia un lado miro a mi amiga Anne que apoyaba su mano sobre mi hombro, con sus grandes ojos azules me miraba un poco preocupada.

“Mk ¿Acaso te encuentras bien? Hace tres minutos que la clase terminó”

Aún desorientada miro alrededor del aula, tan clavada estaba en mis pensamientos que ni noté el momento en que se acabó la clase ni a qué hora se vació el salón,  solo quedábamos mi amiga y yo, un silencio total  gobernaba  aquel lugar, el eco de las voces del exterior se hacían resonar, suavemente mi amiga se inclinó a ver lo que había trazado en mi cuaderno.

“Que padre Mk, no sabía que dibujaras tan bien “, avergonzada rápidamente cierro mi cuaderno y levanto mi lápiz del suelo.

“Pues ya ves es uno de mis talentos de lo tantos que tengo que no conoces de mi” le dije bromeando mientras guardaba mi cuaderno en mi mochila.

“Ajá si como no” me da una palmada en mi hombro, ambas nos echamos a reír,  “Vamos Mk, mejor salgamos de este aburrido salón, a menos que quieras quedarte más tiempo aquí” Anne camina presurosa a la entrada del salón.

“No gracias, hasta crees que me quiero quedar aquí” coloco mi mochila en la espalda y me apresuro a alcanzar a mi amiga.

                                                                      ___________

Era un día hermoso, el cielo estaba despejado y el sol brillaba a su máximo esplendor, mi departamento no estaba lejos de mi universidad, así que solía caminar en vez de tomar el transporte público, el caminar me ayudaba a despejar mi mente de la agobiante rutina de la universidad, tan solo era mi primer año y ya era lo suficiente sofocante para mí, casi todo el tiempo estaba enfocada en mi estudio haciéndome olvidar de los demás detalles que rodeaban mi vida, casi no tengo vida social, no salgo a fiestas y mucho menos soy popular, pero a pesar de ello, tenía demasiados chicos que se fijaban en mí, aunque ellos trataban de hablarme yo siempre los mandaba a volar, no estaba lista para entablar una relación,  mi única amiga era Anne, ella sí que es más desenvuelta, es una chica simpática y muy alegre no hay un día en que no la vea sonreír, además de que cuida bien de su persona, cosa que no hago yo, siempre de tacón y con las últimas tendencias de la moda al vestir, a pesar de que era bonita, no era para nada orgullosa, tiene buen corazón lo que la hace más agradable, además de que somos vecinas pues vivimos en el mismo edificio, fue allí donde nos conocimos y entablamos nuestra amistad, así que todas las tardes al terminar las clases me regreso junto con ella.

“Y dime, que harás este fin de semana ¿Vas a ir visitar a tu padre?, yo creo que el ya te extraña bastante “una sonrisa se dibujó en sus labios.

“Umm, no lo creo Anne” suspiré mientras me encogí de hombros “Tengo bastante tarea atrasada además de que tengo que estudiar para los exámenes departamentales”

“Vamos Mk, todavía falta tiempo para esos exámenes, además ya hace dos meses que no vas con él, siempre que ibas  cada fin semana volvías con esa gran sonrisa en tu rostro y ahora….” Sus ojos se apagaron perdiendo su brillo “te noto más distante, creo que la universidad te está absorbiendo mucho”

“No te preocupes por mí, yo estoy bien, además aunque falte tiempo para esos exámenes debo estar bien preparada, me tiene que ir bien, yo se lo prometí…” mis ojos se ponen un poco acuosos en pensar en su recuerdo…“a ella”.

Vi en los ojos de Anne una mirada compresiva, ella sabía perfectamente a quien me refería y sé que entendía perfectamente mi dolor y el peso con que yo llevaba cargando desde hace tiempo en mi corazón, seguimos caminando por la calle en silencio sin mirarnos por unos instantes la una a la otra, fue por fin cuando Anne decidió romper nuestro silencio:

“Y dime Mk” una mirada pícara se empezó a formar en su rostro “¿De quién era el retrato de ese chico que dibujaste en tu cuaderno hace rato en el salón?, al escuchar esas palabras me congelé por un instantes, sentí como mis manos empezaban a sudar, nunca pensé que lo fuera a preguntar.

“Emmm… pues solo fue un producto de mi imaginación” mis mejillas se empezaron a poner muy calientes, sabía que Anne lo había notado.

“Si como no, no te creo Mk…, por favor dime somos buenas amigas, prometo que no le diré a nadie” se acercó tanto a mí, casi acechándome “¿A caso es un chico que te gusta?, una gran sonrisa se formo en su rostro.

“Claro que no, nada que ver, ya te dije fue solo un producto de mi imaginación, ni siquiera es real” resoplé en mi defensa aunque las piernas no me dejaban de temblar, cuando menos me di cuenta ya estábamos enfrente de nuestro edificio.

“ Awww “ Anne dio un largo suspiro decepcionada pues no consiguió oír lo que ella esperaba, pensé que ya no diría algo más respecto al tema, me dispuse a abrir la puerta del condominio, cuando menos me di cuenta ella se acercó y esa sonrisa pícara se volvió a formar en su rostro:

“Umm lástima Mk, pues déjame decirte que sí que lo dibujaste bastante atractivo, lástima que alguien tan guapo como él no pueda ser real” me puse tan nerviosa  que dejé caer las llaves de mis manos, ella siguió caminado hasta llegar a la puerta de su departamento, el suyo estaba en la primera planta, al volver la mirada hacía ella me devolvió una gran sonrisa yo aún seguía nerviosa.

“Nos vemos luego Mk, cualquier cosa que necesites ya sabes donde encontrarme y si quieres salir algún lado solo dime ¿sale? “

“Sale Anne nos vemos luego y gracias” le regresé la sonrisa,  me di la media vuelta mientras me disponía a subir por las largas escaleras, pues mi departamento estaba en el tercer piso, cuando volví a oír la voz de Anne.

“¡Hey Mk! a mi no me engañas, sé que me ocultas algo, hasta luego”, cuando menos me di cuenta y antes de que yo pudiera decir alguna palabra se encerró rápidamente en su departamento, “O mío dios, ¿Por qué me tiene que pasar esto a mi?" resoplé en mis adentros.

Subí presurosamente por las escaleras, yo solo quería llegar arrojar mi mochila y descansar un rato, había sido un día bastante pesado para mí y lo único que pensaba era en dormir un rato. Abrí sigilosamente la puerta de mi departamento, como si no quisiera que ningún vecino se diera cuenta de que había llegado, era un lugar bastante pequeño pero muy acogedor, tenía una pequeña cocina casi a la entrada  pegada a una pequeña sala, pero más que sala parecía que había pasado un huracán por allí, tenía libros regados por todas partes y en la esquina tenía un pequeño escritorio en donde suelo hacer mis trabajos lleno de un montón material de la universidad, estaba al lado de una gran ventana , así que tenía una buena iluminación y me entraba aire fresco, me dirigí torpemente por el pequeño pasillo en donde estaba el baño y hasta el fondo mi habitación, la abrí lentamente y lo primero que vi fue mi reflejo en el espejo de mi tocador, estaba toda despeinada, mi cola ya estaba algo floja y tenía mechones de cabellos por sin ningún lado, no solía maquillarme ni usar ropa de moda, me gustaba la comodidad andar con mis jeans y mis tenis o con botas cómodas, nunca me sentí la gran belleza, pero sabía que era bonita, quizás si me arreglaba más como me dice Anne podría resaltar esa belleza en mí, pero nunca tenía tiempo y menos para ese tipo de cosas.

De pronto mi celular empezó a sonar sacándome de mis pensamientos, aún lo traía en mi mochila, rápidamente lo saco arrojando mi mochila a la cama dejando que se salieran mis libros y mis cuadernos, al tomarlo pude ver en la pantalla que decía “papá”, sin mayor demora le respondo:

“ Hola papá”

“Hola Mary Katherine, perdón quise decir Mk”, ay papá nunca cambiarás me sonreí en mis adentros “¿Cómo has estado, como te va en la escuela?”

“Estoy bien papá me da gusto que me hablaras y pues me va bien nada nuevo, solo que si mucho trabajo como siempre”

“Oye hija”… hizo una pausa, podía notar su voz a quebrantada, lo cual me lastimó un poco sabía perfectamente lo que iba a preguntarme “¿Vas a poder venir este fin de semana?, es que ya llevas tiempo que no vienes y me gustaría verte...

Un gemido sólo salió de mí, no sabía cómo responderle sin hacerle daño “Lo siento papá pero no puedo tengo mucho que estudiar y trabajos atrasados, pero no te preocupes yo pronto…” de pronto me veo interrumpida por mi padre:

“Está bien no te preocupes Mk, yo te comprendo perfectamente, me da mucho gusto que le eches ganas a tu escuela” su voz se tornó más triste.

“Papá, por favor no hagas las cosas más difíciles te prometo que pronto iré ¿sale?” le dije tratando de reanimarlo aunque sabía que mis palabras solo agravaban la situación, él ya no respondió el silencioso nos envolvió por unos instantes:

“Bueno Mk, nos vemos pronto, ya sabes que te extraño”…  hizo una pequeña pausa y al final suspiró, “y no solo yo, hasta pronto”

“¡Papá! Espera....” fue en vano el ya me había cortado, sentí una gran tristeza en mi corazón, en mi desesperación arrojé mi celular a la cama, después de eso rápidamente me recosté en ella sin importar de que estuvieran mis libros y cuadernos allí, solo quería cerrar mis ojos, no quería pensar en nada, una lágrima recorrió mi mejilla, lentamente me fui hundiendo en mis sueños olvidándome por completo del mundo exterior.

                                                        -----------------------------------------

“Mk, ven aquí mi niña” rápidamente me deslice a un lado de ella

“Mk, tienes que prometerme algo” me miró dulcemente a los ojos

“Si mamá lo que sea, pero por favor no lo digas de ese modo, parece que te estás despidiendo para siempre de mí” una lagrima recorrió mi mejilla ella dócilmente la limpió con una de sus manos.

“Mi niña prométeme que harás las paces con tu padre y que nunca te darás por vencida no importa lo que pase, quiero que estudies y seas una profesionista y sobre todo que seas feliz, nunca dejes de sonreír, ¿Es nuestro trato?”

“Mamá” tomé fuertemente su mano, las lagrimas empezaron amenazar de salir de mis ojos.

“Por favor Mk, promételo ahora” me miró dulcemente

“Te lo prometo mamá…” mi voz se a quebrantó “Es nuestro trato”

Ella me sonrió y a pesar de lo que sentía en ese momento le regresé la sonrisa.

“Nuestro trato” susurró lentamente con una sonrisa en su rostro, de pronto ella cerró lentamente los ojos.

“¿Mamá?.... la llamé desesperadamente,”Mami por favor no cierres los ojos”, ella no me respondió, mis lágrimas empezaron a cubrir mis mejillas.

“¡Mamá por favor no me dejes!”…” ¡Mamá  por favor abre tus ojos!”, mi corazón se partió en dos.

“¡Ayuda por favor!”… ¡ Que alguien me ayude”!

¡¡¡¡Doctor!!!....

¡¡Mamá!!!

 

Regresar al índiceCapítulo 2: Tan sólo un bello recuerdo by sakura25

Capítulo 2: Tan sólo un bello recuerdo

Era una mañana muy hermosa con un cielo completamente raso, el sol se encontraba a su máximo esplendor podía sentir sus rayos calientes penetrar como cuchillos a través de mi armadura, el sudor no dejaba de recorrer por mi frente, volaba por encima que las copa de los árboles donde no había ni una pizca de sombra, pero sin embargo podía sentir la fresca brisa del bosque rosar mi cara, estaba lejos de Claro de Luna juntos mis reclutas, aunque los días han sido bastantes tranquilos en el reino después de la derrota de Mandrake, no podíamos confiarnos, todos los días debíamos hacer una inspección de la zona y asegurarnos que no hubiera ningún boggan al acecho, aunque aún así ha habido algunos ataques pero nada comparado a lo de antes, debíamos proteger a como dé lugar a la reina y a los habitantes del reino, así que no podíamos cometer ningún descuido por nuestra negligencia, pero sin embargo ignorando los peligros que pudiera estar resguardando el bosque, amaba volar, surcar los cielos a toda velocidad con mi ave, aún estaba en mi ese espíritu libre y aventurero que me caracterizaba, por ende era una de mis tareas preferidas como Hombre Hoja que amaba hacer, el volar llenaba ese vacío que sentía en mi interior, o a decir verdad es lo que quería creer, pero sabía perfectamente que no era así… tenía todo cuanto podía desear, me había convertido en un Hombre Hoja líder de mis propias reclutas, tenía sin fin de amistades, tengo a Ronin que es como mi segundo padre para mí y que aprecio bastante, sabía que era apuesto pues tenía a bastantes chicas detrás de mí, pero sin embargo… ninguna es como "ella", ninguna chica en todo Claro de Luna se le puede comparar…

Ella es tan hermosa, no dejo de pensar esos grandes ojos verdes y la manera en que me miraban y en esa linda sonrisa que se formaba en su rostro que la hacía lucir aún más bella… podría tenerlo todo para ser feliz, pero no es así…MK no estaba a mi lado, ella es la pieza que falta en mi rompecabezas, ella es la que provoca este vacío en mi… he tratado hasta lo imposible para sacarla de mi mente, pero no puedo, nuestro beso me persigue a cada instante, si no fuera por ese dulce beso, quizás yo ya la hubiera olvidado más fácilmente, pero las cosas no son así, aunque soy consistente de nuestra realidad, ella es humano y yo… yo apenas y mido 4 cm, básicamente no soy nada a comparación de ella, no soy parte de su mundo, pero sin embargo mi corazón va en contra de toda regla, de todo razonamiento, ya no sé ni que pensar, ya no sé si esto es una atracción pasajera, o es una simple aferración por no poder tenerla, o si realmente yo siento algo fuerte por ella… estoy tan confundido, lo más seguro es que ella ya ni piense en mi, llevo tiempo sin poder verla, debo aprender a dejar un lado el corazón y empezar a pensar con la cabeza, aprender a dejarla ir, debo seguir adelante, entender que ella y yo no somos iguales, tan sólo será un bello recuerdo que vivirá dentro de mí…

"¡Hey Nod!... ¡¿Acaso me estás escuchando?!" Una voz femenina con tono bastante molesto me hace volver de nuevo a mi realidad, al girar la veo justamente a un lado de mi, ni me había percatado de su presencia y mucho menos de lo que me estuviera diciendo hace un rato, me miraba con esos penetrantes ojos negros, un poco desorientado decido aterrizar sobre una rama, ella igual, justo al lado mío.

"¿Qué decías? "Le digo en tono bromista, pero lo único que logré era sacarla más de sus casillas, frunciendo aún más el ceño.

"Otra vez en las nubes ¿verdad Nod?..mmm… déjame adivinar, ella de nuevo ¿cierto?"

"¿Acaso estás celosa Scarlett?, la chica solo dio un gemido profundo tratando de invadir la pregunta que le hice, pero pude ver como un rubor empezó a cubrir sus mejillas, pero en lugar de quedarse callada siguió reprochándome.

"¿Celosa yo? Ja ja, ¿Qué te hace pensar eso?, ¿Qué acaso crees que yo me moriría por ti cara bonita? Me da un fuerte golpe con su puño en mi hombro.

"Auch" me quejé "Tranquila mujer ¿Pero qué te pasa? yo solo bromeaba, debes aprender a relajarte un poco" vaya para ser una chica sí que pega demasiado fuerte, ahora entiendo porque entrena con los hombres.

"¿¡Relajarme!? ¿¡Tranquilizarme!? , ¿Acaso estás loco? " gritó tan fuerte que casi revienta mis oídos llamando la atención de los demás reclutas, esto era tan vergonzoso, pero aún así ella no dejó de resoplar.

"Sabes que no nos podemos distraer, el peligro puede acecharnos en cualquier parte del bosque y es nuestro deber hacer bien nuestro trabajo para así poder proteger a la reina y a los habitantes del reino ¿Qué acaso no lo comprendes Nod?"

"Claro que lo comprendo Scarlett" le resoplé en mi defensa "Solo trataba de aligerar las cosas, comprendo la importancia de nuestro trabajo y más yo como tu líder, pero no podemos estar estresados todo el rato, además solo me distraje un pequeño rato, disculpa"

"¿Y si te hubiera alcanzado una flecha boggan por andar en las nubes?... eres nuestro comandante, deberías de poner el ejemplo"

"Vaya esta chica no hay por donde ganarle" pensé, di una respiración profunda antes de darle una respuesta, nuestra discusión no iba a llegar a ningún lado así que debía frenarla.

"Pero no fue así Scarlett, descuida te prometo que no volverá a pasar ¿Bien? Le di una mirada tranquilizadora, ella solo me dio una mueca tratando de calmarse después de su explosiva reacción.

"Está bien" se cruzó de brazos, su rostro endurecido ya se notaba un poco más relajado, "Pero más te vale ¿eh?"

"Que suerte la mía, porque me tenía que tocarme esta chica como mi recluta, que carácter tiene ya ni Ronin" reproché en mis adentros.

() () () () ()

Ya era la tarde y los rayos de sol cada vez eran más intensos el calor se tornaba cada vez un poco más insoportable, después de una exhaustiva revisión de la zona y al no ver peligro de boggan alguno, reuní a mis reclutas nuevamente.

"Es todo por hoy chicos, ya inspeccionamos toda la zona y no hay rastro alguno de actividad boggan, pueden regresar a Claro de Luna, los veo mañana temprano para continuar su entrenamiento" les dije en tono firme como todo un líder.

"Luego los alcanzo tengo algo que hacer" les sonreí.

"Claro don Juan" me dijo uno de ellos con tono de burla, el resto también se burló de mi, excepto Scarlett a ella no parecía causarle gracia.

"¿Y ahora donde crees que vas?" colocó sus manos en la cintura, como a una madre que regaña a su hijo después de hacer una travesura "Vas a ir a verla a ella ¿verdad?, sabes que no es recomendable que vagues solo por el bosque"

"Por favor, ya relájate Scarlett ya revisamos la zona y no hay peligro" le dije en tono bromista, ella volvió a fruncir su ceño "¿Ya ves? yo sabía que estás celosa" le guiñé el ojo ella se puso aún más molesta, tomé las riendas de mi ave y salí volando de ese lugar antes de que pudiera reprocharme algo más.

"¡Por cierto su nombre es MK!" le grite mientras me alejaba, debía admitir que divertido hacerla enojar.

"¡Nod!" la oí gritar pero ya no volvía hacia ella, cada vez su voz se hizo más lejana, hasta que la dejé de oír por completo.

() () () () ()

Volé a través de las ramas de los árboles para evitar los rayos de sol de cada vez eran más intensos en el transcurso de la tarde, al pasar cerca de las hojas de los arboles podía sentir sobre mi rostro su fresco rocío el cual era bastante agradable, como amaba este momento, me sentía completamente libre totalmente ajeno a mis responsabilidades como Hombre Hoja, podría encantarme volar pero el poder ver MK no se le compara a nada, ni siquiera a volar, aunque fuera solamente a través de una cámara, por fin había llegado el día de poder volver a verla, aunque solo fuera cada fin de semana, pero la espera vale la pena, solo por escuchar esa voz que me estremece y ver esos ojos verdes que me encantan, a pesar de la fastidiosa presencia Mub, que babosa tan mas molesta y persistente… sentí coraje en solo pensar en él, pero mi coraje pronto se vio suplantado por otro sentimiento que estremeció mi cuerpo y llenó mi corazón de un vacío profundo, los recuerdos de mi última videollamada no eran para nada alentadores:

Por fin era el día, hoy si vendrá, me puse frente la cámara y una luz roja empezó a parpadear, mi corazón empezó a latir con fuerza, tenía la esperanza de verla a ella, de inmediato se encendió, la imagen al principio era borrosa no se alcanzaba a distinguir cuando de pronto… mi corazón se partió en dos, tan solo era la imagen del profesor, pero aún no perdía la esperanza de seguro MK andaba un poco ocupada y no tardaba de venir en mi encuentro, pero las palabras del profesor me hicieron volver a mi realidad haciendo morir toda esperanza que yo tuviera.

"Lo siento Nod" dio un profundo suspiro, su mirada estaba completamente decaída "MK no vendrá este fin de semana"

"Entiendo profesor" me encogí de hombros "Solo dígale que la extraño", mi mirada decayó por completo

"Yo se lo haré saber te lo prometo" trató de sonreírme para darme consuelo, pero sabía que él también sentía dolor por no ver a su hija.

"Gracias, hasta luego profesor"

"Por nada Nod… adiós" la cámara se apagó.

() () () () ()

Por MK

Ya era la tarde y me encontraba estudiando en uno de mis sillones de la sala, pero por más que trataba de concentrarme no podía hacerlo, solo pensaba en la llamada que había tenido con mi padre el día anterior lo cual no me dejaba tranquila, no soportaba saber que lo había lastimado, me sentía una pésima hija, mi conciencia me estaba consumiendo, había tratado de marcarle toda la mañana, pero sin embargo me mandaba directo a buzón de voz, así que supuse que fue al bosque a seguir su investigación y olvidó en la casa el celular y como es de distraído no se sorprende en lo mínimo, pero también podía ser que de plano no quería hablar conmigo y por eso no me regresaba la llamada, esa última idea me torturaba.

Después de darle vueltas y vueltas al asunto sabía que debía hacerlo, sino no descansaría mi conciencia, así que tomé nuevamente mi celular y digité en el número de celular.

"Por favor responde" me dije a mi misma en mi desesperación, por lo menos había entrado la llamada, no timbró demasiado cuando de pronto pude oír su voz.

"Hola niña, hasta que se te hizo llamarme"

"Hola me da gusto escucharte, necesito que me hagas un favor, claro, si no estás ocupado"

"Lo que sea para mi cliente favorita, se perfectamente a que te refieres"

"Ja ja ¿Soy tan obvia?"

"Mmm… nomas tantito, entonces ¿quieres que pasé ahorita por ti?

"Si por favor"

"Perfecto, en un ratito más llego por ti niña"

"Muy bien" me sonreí a mí misma.

"Hasta al rato niña"

"Hasta al rato Larry"

() () () () ()

Por Nod

No tuve que volar demasiado para llegar a una de las cámaras instaladas por el profesor, debía admitir que tenía miedo de llevarme la misma decepción y aunque llevaba ya dos meses sin saber nadas de ella, aún mantenía mi fe intacta de que el día de hoy sería diferente, que hoy si vería esos ojos verdes que me hacían sonrojar.

Me baje presuroso de mi ave dirigiéndome a la cámara, al llegar vi como la luz roja empezó a parpadear nuevamente, me quité mi casco dejándolo a un lado, rápidamente peiné mi cabellera desordenada, quería lucir lo mejor posible para MK, pasé una de mis manos detrás de la nuca, estaba nervioso por lo que pasaría en ese instante, mi corazón se aceleró cada vez más y más, por fin la imagen se empezó a formar en la pantalla, primero borrosa como siempre, agaché mi mirada en ese momento, después de un instante no escuché voz alguna de MK, mis ánimos empezaron a decaer, levanté lentamente mi mirada a la pantalla… no estaba ella…

"Hola Nod" vi al profesor con su mirada triste "Me duele decirte esto…"

"Descuide sé lo que dirá" lo interrumpí sorpresivamente, mis ojos se pusieron acuosos "Hasta luego profesor", me coloqué nuevamente mi casco y salí presuroso del lugar.

"¡Nod espera!... Lo siento mucho"

Oír gritar al profesor mientras montaba mi ave pero yo ya no di vuelta atrás, no podía soportar el dolor de la decepción que cargaba en ese momento, no sabía que pensar, otra vez MK no vino, creo que ya era hora de hacerme a la idea que ella ya se olvidó por completo de mi, a quien quiero engañar, yo no soy parte de su mundo.

"Vámonos amigo" acaricié suavemente de la cabeza de mi ave, tomé las riendas y salí volando de ese lugar, solo quería alejarme, no quería pensar en ella, me dolía el corazón, empecé a volar sin rumbo fijo ignorando cualquier peligro que me pudiera acechar, cuando menos me di cuenta estaba en frente de ella… de la casa del profesor, decidí frenar en una rama enfrente de la casa y mirarla por un rato, quizás sea esa la última vez que venga por estos rumbos, me bajé de mi ave y me senté en la rama.

De pronto un ruido oí detrás de mí, mi corazón se precipito y rápidamente me puse a la defensiva ante cualquier cosa que pudiera surgir de ese árbol, cuando menos me di cuenta, salió él entre las hojas de los árboles.

"Tranquilo muchacho, soy yo, baja tu arma"

"Ronin" di un suspiro de alivio al saber que era él, volví a envainar mi espada "No vuelvas asustarme de esa manera" le reproché con niño chiquito, "Espera un segundo… ¿Cómo fue que me encontraste?"

"¿Será porque te seguí joven enamorado?"Me dijo en tono burlón mientras se bajaba de su pájaro.

¿Entonces me estabas espiando? Me molesté un poco.

"Tranquilo niño… te vi volar sin rumbo alguno así que decir asegurarme de que estuvieras bien y no te metieras en problemas… bueno… eso es típico en ti" una sonrisa burlona se formó en su rostro.

"¡Ronin!"… bueno admite que mejorado bastante, viejo" le regresé la misma sonrisa burlona.

"¿A quién le dices viejo mocoso?" frunció el ceño.

"Tranquilo Ronin era broma" me sonreí, pero de pronto esa sonrisa en mí se apagó al mirar nuevamente la casa del profesor, mis ojos volvieron a decaer nuevamente, entonces pude sentir la mano de Ronin en mi hombro.

"Lo siento muchacho, entiendo tu dolor" dio un largo suspiro antes de continuar yo no lo miré a los ojos "Creo que ya es tiempo que la olvides"

Quién era yo para juzgar a Ronin por lo que me acababa de decir, comprendía perfectamente lo que me decía y sabía que él más que nadie sabe lo que es sufrir por amor, yo era consciente de cuanto amaba a Tara aunque nunca me lo hubiera confesado, sus ojos lo revelaban todo cuando él la miraba, pero… la muerte se la arrebató muy pronto de sus brazos y nunca pudo decirle cuanto la amaba, a menos yo tenía el consuelo de que MK estaba bien donde quiera que se encontrara, se que ella sería feliz al cumplir sus sueños y eso me reconfortaba el corazón, quizás Ronin tenía razón, él sabía perfectamente porque me lo decía, creo que es hora que la deje ir.

"Gracias Ronin por tu apoyo" le di una sonrisa reconfortadora.

"Por nada muchacho" me devolvió la sonrisa "ahora volvamos a Claro de Luna, no es seguro que andes solo"

"Ay por favor ¿también tú?... con tu buena información ya no soy un niño que no se sabe cuidar solo" le reproché.

"Si como no, pues a mi ojos si" Se burló de mi mientras montaba nuevamente a su ave.

"¡Ronin!

Subí a mi ave y despegué dirigiéndome a Claro de Luna junto con Ronin, volví mi mirada por última vez a la casa del profesor mi corazón se encogió "tan sólo un bello recuerdo"… "MK"…

() () () () ()

Por MK

De pronto oír pitar una bocina de un carro sabía que era él "vaya si que es rápido", tomé rápidamente una bolsa y cerré lo más rápido que pude mi departamento, baje presurosamente las escaleras sin prestar atención a mi alrededor, al llegar a la primera planta alguien me llamó:

"Hola MK ¿A dónde vas con tanta prisa?" era Anne, llevaba una pequeña bolsa con insumos en su mano.

"Hola Anne… bueno cambié de opinión voy a con mi padre… bueno me voy ya, me están esperando"

"Que genial me alegro que cambiaras de opinión, diviértete, me lo saludas de mi parte" una gran sonrisa se formó en sus labios.

"Claro que sí nos vemos el lunes" le di una amplia sonrisa.

"Hasta pronto MK"

Salí casi corriendo y allí estaba él estacionado, rápidamente me subí al taxi, sin mayor demora arrancó y que bueno porque el taxímetro no deja de correr y mi cartera anda algo pobre.

"Hola MK, es un placer volver a verte" me sonrió a través el espejo retrovisor.

"A mi igual Larry"

La distancia de la ciudad a la casa de mi padre no era tan larga así que no tardaría mucho en llegar, el paisaje era relativamente el mismo, pero sin embargo el clima había cambiado, el calor ya era más sofocante en comparación a la última vez que vine, me preocupaba cual sería la reacción de mi padre al verme, no sé si estaría molesto por no haber ido antes o le daría mucho gusto al verme de nuevo pues no esperaba mi visita, cualquiera que fuera su reacción yo sabía que debía pedirle disculpas, no me había comportado de la manera correcta, además… el volver a ver el bosque creo en mi un sentimiento de vacío y fue entonces que me acordé de él nuevamente… "Nod", descuidé demasiado nuestra relación y dejé de venir sin ni siquiera decirle adiós, quizás estaba muy molesto conmigo y no quiere volver a verme o simplemente se olvidó de mi, fue entonces que caí en la cuenta que por el estudio descuidé esos detalles en mi vida, Anne tenía razón, vivo encerrada en mi burbuja que no presto atención de los demás aspectos de mi vida, me entristecí , mi remordimiento se hizo más fuerte, como si una gran daga hubiera atravesado mi pecho " que tonta he sido". Todo sobre juegos NFT, cuanto puedes ganar, si son entretenidos, Axie infinity y mucho mas Todo sobre juegos NFT

"Listo niña hemos llegado" giró Larry la cabeza para verme ¿Te encuentras acaso bien MK?, todo el camino te noté algo preocupada"

"Estoy bien Larry no te preocupes por mi… solo vengo algo cansada" le sonreí el me devolvió la sonrisa, ni había sentido el camino por andar tan clavada en mis pensamientos, "Bueno llegó la hora" me dije a misma al ver la casa de mi padre ante mis ojos, me bajé del taxi y le pagué a Larry lo que correspondía por haberme traído.

"Ok MK, yo me retiro cuando desees volver solo llámame, estamos en contacto"

"Claro que si Larry muchas gracias"

"Hasta pronto niña" rápidamente arrancó, le seguí con la mirada hasta que desapareció a la distancia.

A volver mi mirada a la casa había notado algo extraño, Ozzy no había salido a recibirme como solía hacerlo cada vez que venía, lo cual me preocupó un poco, quizás andaba por un rincón de la casa haciendo travesuras, pensé, caminé sigilosamente hasta llegar a la entrada, abrí lentamente la puerta, un silencio cubría el interior de la casa, parecía como si no hubiera nadie.

"Papá… papá… ¿dónde estás?" lo llamé mientras caminaba por el pasillo pero nadie me respondió, solo el eco de mi voz resonaba en el interior de esas paredes.

"Esto es extraño ¿habrá salido al bosque?", busqué en cada rincón de la casa, pero no había rastro ni de mi padre ni de Ozzy, me empecé a sentir desesperada.

"No es posible, te llamo y no respondes, vengo a verte y no estás" reproché en mis adentros, solo me faltaba subir a mi habitación podría ser que estuviera allí.

"Papá ¿estás aquí?" volví a llamar mientras subía las escaleras pero nuevamente no obtuve respuesta, ya estaba frente la puerta, la abrí lentamente haciéndola rechinar y para mi sorpresa no está allí, en mi desesperación dejé caer mi bolsa al suelo y me arrojé a la cama.

"Porque me tiene que pasar esto a mí, me hubiera quedado en mi departamento" me reproché a mi misma mientras cerraba mis ojos, cuando de pronto un fuerte sonido se escuchó a la entrada de la casa que me hizo nuevamente reaccionar, "debe ser papá", me levanté presurosa de la cama y corrí hacia las escaleras a su encuentro, las bajé lo más rápido que pude, solo quería abrazarlo y pedirle perdón por mi actitud.

¿Papá?...

End Notes:

Por el momento es todo, quizás tarde un poquito más para publicar el tercer capítulo, por el momento si gustan dejar sus comentarios o críticas son bienvenidas, pues son ustedes mi motor de inspiración para continuar con esta historia, hasta próxima :D :D

End Notes:

Por el momento es todo, quizás tarde un poquito más para publicar el tercer capítulo, por el momento si gustan dejar sus comentarios o críticas son bienvenidas, pues son ustedes mi motor de inspiración para continuar con esta historia, hasta próxima :D :D

Regresar al índiceCapítulo 3 Sin Salida ( Parte 1) by sakura25

Mi corazón palpitó demasiado rápido, mi respiración se aceleró en cuestión de segundos, todo ocurrió tan rápido, pero… toda ilusión que tenía en ese momento se vio cortada, una inmensa atmósfera de silencio se formó alrededor de mi, donde solo el palpitar de mi corazón resonaba en aquellas viejas paredes… mi padre no estaba allí, pero había algo fuera de lugar, al mirar a la entrada vi que la puerta se encontraba abierta de par en par, era extraño pues yo casi juraba que la cerré cuando ingresé a la casa, así que me di ánimos, era una buena señal que posiblemente él había llegado.

"¿Papá?... Yo se que eres tú... ¿Estás allí?..."

Llamé nuevamente buscando en cada habitación de la casa, pero mi búsqueda fue un rotundo fracaso me estaba engañando a mí misma, "Es inútil" comenzaba a creer que solo era un producto de mi imaginación, en mi desesperación apreté mis manos en puños y golpeé con ellas con tanta fuerza en una de las paredes de la sala haciéndola retumbar, solo escuché el eco propagarse por toda la casa y otra vez el silencio, mi rabieta me desahogó pero sabía que no resolvería nada en absoluto, lo único que logré fue lastimarme las manos, entonces razoné y encontré una explicación lógica a lo sucedido, tal vez todo fue producto de una ráfaga de aire y un descuido mío al no cerrar bien la puerta, volví a mi realidad haciéndome sentir fatal más de lo que ya me sentía en ese momento, caí de rodillas al suelo, cerré mis ojos pude sentir que estos se empezaban a poner acuosos " Soy una tonta" me murmuré a mí misma ,una lágrima recorrió mi mejilla lentamente hasta llegar al suelo, me había dado por vencida, quería salir huyendo, creo lo mejor era no haber venido, me hubiera evitado tal decepción.

De la nada un fuerte golpe en el pórtico de la casa rompió el silencio que me envolvía, me sacó bruscamente de mis pensamientos, era extraño, pero me dio esperanza nuevamente, rápidamente me puse de pie, limpié mis lágrimas con el puño de mi suéter, no quería que mi padre me viera llorar, corrí a la entrada de la casa…

"¿Papá eres tú?" una sonrisa se empezaba a dibujar en mi rostro, pero para mi sorpresa al salir no había allí absolutamente nadie, la sonrisa en mis labios desapareció, no podía creerlo no quería creerlo, me estremecí por completo, quizás el deseo de ver a mis padre era tan grande que ya me estaba provocando alucinaciones, una sensación de ansiedad empezó a invadir mi cuerpo sintiendo una fuerte sensación de ahogo en mi pecho, era bastante incómodo no me estaba sintiendo bien, lo mejor era entrar y recostarme un poco, me giré hacía la entrada de la casa, ya estaba a un pie dentro de ella, cuando nuevamente lo escuché, pero esta vez era diferente… oí a mis espaldas unas pisadas a lo lejos que cada vez era más cercanas, me giré bruscamente hacía el bosque, traté de guardar silencio y asegurarme que no fuera un producto nuevamente de mi imaginación, fijé mi mirada tratando de averiguar de dónde provenía tal sonido y ver si veía movimiento alguno pero no podía ver más allá de los imponentes árboles, entonces… lo volví a escuchar, aquellas pisadas se tornaron cada vez más fuertes, mis ojos recobraron su brillo, una adrenalina brotó de mi cuerpo de la nada, sabía que era mi padre volviendo de una de sus investigaciones.

()()()()()()()

Corrí hacía al bosque dirigiéndome a donde provenían tales pisadas, ni siquiera lo pensé dos veces, sabía que eso era una locura, si bien podría esperarlo en la entrada de la casa, pero en realidad eso no era lo que quería, deseaba ir en su encuentro, sorprenderlo y abrazarlo.

"¡Papá!.. ¡Soy yo MK! … ¡he vuelto!…" grité emocionada.

Sin darme cuenta me fui internando cada vez más y más en el bosque, miraba a mi alrededor pero no veía ni rastro de él, pero sin embargo esas pisadas las oía cada vez más cercanas a mí, el crujir de las hojas secas y de las ramas al ser pisadas por unos pies.

"¡Papá si eres tú por favor responde!" grité con todas mis fuerzas.

No obtuve respuesta alguna, decidí detenerme ya estaba demasiado cansada de tanto correr, no podía continuar, me quedé allí parada, inmóvil como estatua sin ni siquiera mover un dedo, algo no andaba bien, una sensación de pánico invadió mi cuerpo, las pisadas habían desaparecido por completo "¿Me estaré volviendo loca?", mi respiración era jadeante, la ansiedad amenazó con volver otra vez a mi cuerpo, ese ahogo en mi pecho se tornó más fuerte sentía que no podía respirar, empecé a tener miedo, una corazonada me indicaba que algo andaba muy mal.

Estaba bastante nerviosa cuando un fuerte golpe escuché detrás de mí, sentí que la sangre se me helaba, mis reflejos se bloquearon por completo, no me moví ,ni volteé a ver, mucho menos grité por el susto, no hice nada, me quedé paralizada en estado de shock.

Lentamente abrí mis labios pronunciando en voz baja "¿Papá eres tú?", era una tonta claramente sabía que no lo era y estaba en lo cierto… no hubo respuesta.

"¿Quién anda allí?" me animé a preguntar nuevamente pero… otra vez no hubo respuesta, me derrumbé como niña pequeña, quería llorar, esta ya bastante asustada, pero me abstuve, cerré lentamente mis ojos, sentía como mis piernas temblaban al igual como mis manos empezaron a sudar, entonces lo decidí… me armé de valor, abrí mis ojos y apreté mis manos en puños, giré lentamente para ver que era aquello que provocaba aquel sonido entonces…

Todo se detuvo por un momento… sentí como una punzada intensa en mi cabeza me empezó a invadir como si alguien me hubiera golpeado con tanta fuerza, el dolor se torno insoportable, un grito desgarrador salió de mí, llevé mis manos a mi frente dándole un desesperado masaje con las yemas de mis dedos, tratando de calmar un poco el dolor que sentía, pero no logré nada… al contrario, mi situación empeoró… los sonidos del bosque cada vez lo escuchaba más lejanos y mi vista se empezó a tornar borrosa, estaba muy asustada, no comprendía lo que sucedía, pero mi dolor de cabeza era tan fuerte que ni podía pensar si quiera, me sentí mareada y débil no podía seguir más de pie, me derrumbé en la tierra sobre aquellas hojas secas y ramas, estaba fuera de sí, de pronto… "nada"… todo se volvió negro.

()()()()()()()

Por Anne

Era una tarde bastante hermosa, volvía de un café cercano de una cita de amigos, me sentía bastante relajada y feliz pero claramente sabía que esa felicidad no duraría para siempre, tareas me aguardaban llegando a mi departamento, aunque eran pocas sabía que debía hacerlas si quería salir esta noche, caminaba presurosa por las agitadas calles de la ciudad dándome prisa a llegar, estaba distraída sacando las llaves de mi bolso, ya estaba cerca de mi edificio, cuando levanto mi mirada y veo a lo lejos en la entrada a un hombre delgado completamente de espaldas por lo que no pude distinguir quién era, llevaba consigo un perrito, me acerqué a él lentamente pero estaba tan concentrado en sus pensamientos que ni siquiera se percató de mi presencia.

"Muy buenas tardes señor ¿Busca a alguien?" le pregunté muy amablemente, el gira hacia a mi muy torpemente acomodándose sus gafas, al mirarlo, su rostro se me hizo familiar, como si yo ya lo hubiera visto antes, ¿pero de donde?...

"Hola muy buenas tardes señorita… disculpe las molestias… es que estoy buscando a mi hija, pero al parecer no se encuentra en este momento, llevo un rato tocando a su timbre y no sale a recibirme..." dio un largo suspiro su mirada se entristeció.

"Creo que es mejor que me marche y vuelva en otro momento" él solo se dio la vuelta y empezó alejarse antes de que pudiera decirle algo.

"¿Buscando a su hija? ¿Acaso será?", me empecé a cuestionar, pero no tarde demasiado para darme cuenta de quién era este señor, aunque no estaba completamente segura, sin mayor demora me animé a preguntarle:

" ¡Espere señor, no se vaya!" el volvió su mirada decaída hacía mí.

"Disculpe mi pregunta pero… acaso es usted el padre de MK?, vi en sus ojos sorpresa, torpemente se volvió acercar hacia mi.

"Si… sí, soy su padre" me dijo torpemente "¿Conoces a mi hija?" me preguntó con bastante curiosidad.

"Claro que conozco a su hija, somos muy buenas amigas y compañeras de clase, no sé si le ha hablado sobre mí, soy Anne, es un gusto por fin conocerlo en persona, MK me platica mucho sobre usted" le tendí la mano, él la tomó, nos dimos un fuerte apretón de mano.

"Ohh ¿En serio te habla de mi? pude ver como un rubor cubrió sus mejillas mientras una sonrisa leve se empezó a formar en sus labios.

"Ohh Anne… o ya sé quién eres, pero que torpe soy, MK también me platica mucho sobre ti y por cierto dime Jason, es un gusto también conocerte, me alegra conocer por fin una de las amigas de mi hija" me sonrió pero de pronto esa sonrisa se vio suplantada con un gesto de preocupación, de pronto reaccioné:

"Pero señor Jason ¿Qué anda haciendo usted por estos rumbos?, ¿No debería acaso estar en estos momentos con su hija?"

"¿Pero de que me estás hablando? por eso vine a la ciudad, para verla, quería darle una sorpresa" me miró totalmente confundido.

"¿De verdad?, oh mi dios" me llevé la mano a la frente.

"¿Qué sucede Anne? … ¿Dónde está mi hija?" se puso alterado y un poco fuera de control.

"Tranquilo señor, no pasa nada su hija está bien" hice una pausa tratando de tranquilizarlo "Solo que MK y usted tuvieron la misma idea".

"Quieres decir que ella…

"Si señor Jasón" le interrumpí "fue a buscarlo a su casa, lleva un rato que se fue, yo la vi partir y me dijo que iba con usted", pude ver que el rostro del padre de MK se iluminó rápidamente, no cabía ni en su propia emoción.

"Escuchaste eso Ozzy, MK fue a vernos" el perro ladró de felicidad también, aunque le faltaba una pata y un ojo, jamás había visto a un perro tan tierno.

"Oh pero que lindo perrito" me agaché y lo tomé entre mis brazos, este me empezó a lamer mi mejilla, me sonreí.

"No Ozzy, nada de besos" dijo el señor Jason sonriendo, ambos nos echamos a reír, solo lo sostuve un ratito volviéndolo a poner en la banqueta, rápidamente cambié de tema:

"Señor Jason creo que debería marcarle a su hija y decirle que se encuentra aquí, digo yo para que no se preocupe ella al no verlo ".

"Emm… tienes razón Anne solo que…" se paso su mano detrás de la nuca "Olvidé mi celular en casa" agachó su mirada pude ver que se sentía avergonzado.

"No se preocupe, yo le marco del mío no hay problema" le sonreí tratando de reanimarlo.

"De verdad, muchas gracias Anne" me dijo agradecido.

Rápidamente saqué el celular de mi bolso, sin mayor demora busqué su contacto y le empecé a marcar, timbró varias veces pero no tardó en mandarme a buzón, volví a marcar y buzón nuevamente, era extraño MK es de esas personas que siempre carga con su celular, es raro que no responda.

"No me responde me manda a buzón" miré angustiada al señor Jason.

"No te preocupes Anne, es normal a veces suele irse la señal por donde vivo" me dijo sonriente sin ninguna preocupación.

"¿De verdad?, que extraño ¿Pues donde vivirá?" me cuestioné, MK nunca me llegó comentar la ubicación de la casa de su padre, solo sabía que estaba fuera de la ciudad.

"Bueno Anne, fue un placer conocerte, debo marcharme ya, no vaya ser que MK se preocupe al no verme"…. "Vamos Ozzy despídete de Anne"

"El placer fue todo mío señor Jason" le extendí la mano, nos sonreímos mutuamente.

"Adiós Ozzy también fue un placer conocerte lindo perrito, no hagas travesuras" me agaché y acaricié suavemente su cabeza.

"Hasta pronto Anne" dio unos torpes pasos por la banqueta, yo vi como se alejaba pero de pronto él se dio la vuelta y volvió su mirada en mí.

"Por cierto Anne… gracias por decirme lo de mi hija" sus labios dibujaron una amplia sonrisa.

"No fue nada señor Jason… esperemos vernos pronto, me saluda MK" le devolví la sonrisa.

"Claro que si".

Él se alejó caminando hasta que dio vuelta a la cuadra y lo perdí completamente de vista.

Regresar al índiceCapítulo 4 Sin Salida ( Parte 2) by sakura25

 

Capítulo 4: Sin Salida (Parte 2)

Por MK

"¡Mamá despierta… dime algo por favor… no cierres tus ojos!" mi corazón estaba destrozado y mis ojos era un mar de lágrimas, agitaba la mano de mi madre para ver alguna reacción en ella, pero no obtuve respuesta alguna.

"¡Doctor, enfermera ayúdenme!" mis gritos resonaban por toda la habitación, de la nada entraron corriendo un doctor junto a tres enfermeras, rápidamente se acercaron a mi madre, uno de ellas se acercó a mí.

"Lo siento señorita pero no puede quedarse" me tomó de una mano pero bruscamente yo me solté de ella.

"¡No me iré!...no dejaré a mi madre… ¡No!..¡Yo no la dejaré sola! "Mi cuerpo estaba tembloroso, estaba totalmente fuera de sí.

"Tranquila todo estará bien, el doctor hará todo lo que pueda para salvarla, se recuperará, no te preocupes "dio una pequeña pausa y se aclaró la garganta "Pero para ayudarla, tienes que salir de la habitación" ella me dio una mirada alentadora.

Trate de tranquilizarme aunque me resultó complicado, sabía que yo ya no podía hacer nada para ayudarla…así que guardé la calma, con el puño de mi suéter limpié mis lágrimas, debía creer en ella, ahora mi madre estaba en sus manos, di un largo suspiro y con voz a quebrantada le respondí:

"Lo… comprendo" dejé de hacer fuerza y fui tomada nuevamente de la mano por la enfermera, caminando ya hacia la entrada volví mi mirada hacia mi madre, no pude evitar desmoronarme nuevamente a verla con sus ojos completamente cerrados, con todo un caos alrededor de ella, con el doctor y las enfermeras tratando de reanimarla, al ver esa escena volví a perder los estribos.

"¡Mamá!... ¡Volveré, vas a estar bien!.. ¡Te lo prometo!" grite con todas las fuerzas que me quedaban, el torrente de lagrimas volvió a mi ojos cubriendo totalmente mis mejillas, quise volverme hacia ella pero ya no me lo permitieron, la enfermera me sujetó con tal fuerza que no pude hacer nada.

"¡Suéltame!... ¡Quiero estar con ella!"…Le empecé a gritar en mi desesperación, pero ella no perdió la calma, me siguió sujetando con fuerza al mismo tiempo que me susurraba palabras de consuelo al oído para que me tranquilizara, pero no puse atención a ninguna de ellas, mi mente solo estaba enfocada en mi madre.

¡Mamá! …¡Mamá!... ¡No me dejes!... ¡Abre tus ojos!...grité desesperadamente conforme me iba alejando de la habitación, mis gritos retumbaban por aquel largo pasillo hasta llegar a la sala de espera principal del hospital… ya no me permitieron estar cerca de mi madre.

El tiempo se detuvo, todo aparecía avanzar en ese lugar en cámara lenta, los segundos parecían horas, ni la eternidad se le podía comparar, mi cuerpo temblaba fuera de control, como si en aquel lugar estuviera helando, no lo podía evitar.

Esperé sentada en una esquina de aquella grande y fría sala, con mi mirada puesta hacia el suelo, no quería que nadie me viera llorar, no quería causar lastima, estaba totalmente hecha pedazos y desorientada, la ansiedad me consumía conforme los segundos pasaban, no podía controlarme, las lágrimas no dejaban de cesar, mi corazón tenía mucho miedo de lo que fuera pasar en aquel momento, la imagen de mi madre postrada alrededor de ese caos me torturaba mis pensamientos a cada instante, pero algo en mi interior me decía que todo iba salir bien, que volvería a ver aquellos grandes ojos negros y aquellas linda sonrisa formarse nuevamente en su rostro…de pronto… escuché pasos que se dirigían hacia mí, lentamente levanté mi mirada y pude ver que era el doctor junto con una enfermera, miré fijamente a los ojos del doctor, su expresión era plenamente seria, sentí un escalofrío recorrer todo mi cuerpo, la sangre se me heló por completo temía lo peor, me levanté presurosa del asiento y me dirigí corriendo hacia ellos.

"¿Cómo esta mi mamá?"…Por favor díganme que está bien" los miré suplicante con mis ojos rojos totalmente hinchados.

No dijeron ni una sola palabra, ninguno de los dos me dio una señal de esperanza, de pronto el doctor rompió nuestro silencio.

"MK, hicimos todo lo que estaba a nuestro alcance, tu mamá fue fuerte en todo momento pero…" hizo una pausa, una fuerte sensación de ahogo inundó mi pecho, agaché mi mirada no podía ver al doctor a los ojos, las lagrimas corrían sin control alguno, fruncí mis labios y apreté fuertemente mis puños, no quería oírlo…

"Lo siento MK" dio un largo suspiro colocando su mano en mi hombro tratando de darme fuerzas por lo que iba escuchar, dejé salir un gemido de mis labios.

"No pudimos salvarla, se ha ido"

Todo se detuvo, esas palabras me terminaron de destrozar por completo, entré en un estado de demencia, quité la mano del doctor de mi hombro bruscamente, sabía que mentía, sabía que no era verdad, ella no puede estar muerta, fue un error.

"¡No es cierto!... ¡Ella no está muerta!... ¡Ella no puede abandonarme!... le reproché al doctor casi acechándole, estaba fuera de control, la enfermera trató de tranquilarme, pero no dejé que se me acercara.

"¡Déjenme!... ¡Es mentira, ella no está muerta!"… Salí corriendo de aquel lugar dirigiéndome por ese gran pasillo donde estaba el cuarto de mi madre.

"¡Espere MK, usted no puede ir con ella en este momento!" la enfermera me gritó tratando de detenerme, pero la ignoré y continué corriendo, vi como la gente me observaba algo atónita por lo sucedido, algunos con miradas de lástima, "Pobre niña" de seguro eso pensaban, pero no me detuve, seguí corriendo hasta llegar al fondo de ese largo pasillo, precipitadamente abrí la puerta en donde se encontraba mi madre…

¡Mamá! al entrar vi una enfermera que se encontraba allí me miró sorprendida.

"Lo siento señorita, pero debe abandonar la habitación" ella se acercó a mí.

"¡No me iré!... ¡No permitiré que me alejen nuevamente de su lado!... le reproché, se quedó callada, sin importar lo que me dijera abrí paso, entonces la vi… ella estaba allí, recostada en esa cama de sábanas blancas, ya ningún aparato se encontraba conectado a ella, sus ojos seguían cerrados, parecía un ángel dormido, solo que el color de sus mejillas había desaparecido, lentamente me acerqué a ella, me hinqué a su lado tomando una de sus manos, estaba ya fría.

"Mamá"… la miré con mis ojos llorosos "Se que me escuchas, abre tus ojos… por favor no me abandones" le dije suplicante, acerqué su mano contra mi mejilla humedecida por las lágrimas.

"¿Mamá?...No hubo respuesta, me derrumbé allí a su lado, lloré como nunca en mi vida lo había hecho…ella se había ido, no podía creerlo, estaba completamente sola, no volvería a ver su sonrisa y sus grandes ojos, no sería ya parte de mis alegrías y triunfos, ya no tendría aquel hombro para llorar cada vez que las cosas me salían mal, ya no, solo los recuerdos quedaban, toda alegría se esfumó con ella.

"Por favor no me dejes"

"¡Mamá despierta!"



()()()()()()()()()()()()()()()()()()

 

"Despierta… despierta"…despertar…

Despertar en un abismo de completa confusión, los recuerdos de lo sucedido eran tan vagos en mi mente, solo la fuerte punzada en mi frente persistía aunque ya con menor fuerza, solo lograba recordar uno que otro detalle de lo ocurrido, sabía estaba en el bosque cuando esa punzada fuerte vino hacia mí debilitándome, todo fue tan rápido, no tenía noción de la hora mucho menos de cuánto tiempo había durado inconsciente.

"¿Pero que me ha sucedido?... ¿Dónde estoy?"… ¿Acaso estoy muerta?"

Poco a poco empecé a volver en sí, lo primero que pude reconocer fue un aroma bastante pestilente en el ambiente, olía a muerte, quizás algún animal muerto cerca de mí, pensé, pero no tardé en percatarme de que estaba tendida sobre un suelo polvoriento y bastante frío, sabía que no podría tratarse del bosque ¿o sí? , no sentía debajo de mí ni las hojas secas ni las ramas, entonces "¿Dónde estaba?... ¿Que acaso es un sueño?"empecé a entrar en pánico.

Trataba de dar con una respuesta a lo que me pasaba pero aún seguía demasiado desorientada para darme cuenta de mi realidad, mi cuerpo estaba boca abajo completamente entumido no podía ni sentir mis piernas, me encontraba demasiado débil como para poder moverme, como si me hubieran anestesiado por completo, lentamente abrí mis ojos, noté que mi vista era demasiado borrosa, no podía distinguir con detalle el entorno en el que estaba, me dolían los parpados si los abría demasiado, así que solo miré de reojo, pero no logré nada, no distinguí nada en ese lugar, solo contemplé una obscuridad inmensa, ¿es acaso de noche?, me entró aún más pánico ya que estar de noche fuera de casa resultaba no ser una idea bastante agradable y más en un lugar que ni podía reconocer, empecé a temer por mi vida, de que algo malo pudiera pasarme.

"Despierta… despierta… despierta MK" me empecé a decir a mi misma creyendo que se trababa de un mal sueño, esperando despertar en una cómoda cama dentro de una cálida habitación, pero no pasó nada, seguía tendida sobre ese suelo frío, entonces decidí que no podía quedar allí, debía hacer algo al respecto, me tenía que levantar y huir.

Respiré profundamente para poder soportar el dolor que fuera a sentir, cerré mis manos en puños y apoyando con mis codos hice un esfuerzo para mover mis piernas, pero fallé volviendo a desplomarme en el suelo levantando polvo a mi alrededor haciéndome toser, pero no me rendí, así que volví a intentarlo, tomé nuevamente aire y apoyé con más fuerza con los codos " Vamos MK… tienes que poder " me di ánimos a mí misma, hasta que lo logré mi cuerpo ya estaba apoyado de mis rodillas, entonces di un último impulso para ponerme de pie, fruncí mi cara al levantarme un gemido fuerte se escapa de mis labios, pero pude lograrlo, estaba al fin de pie aunque sentía que mis piernas tambaleaban un poco por la debilidad, cualquier brisa de aire podía tumbarme, pero aun así me sentía orgullosa de mi logro.

"Muy bien MK, ahora a salir de aquí", empecé a dar unos pasos lentamente sobre aquel suelo irregular, apoyándome con las dos manos sobre lo que parecía ser una gran roca, estaba a punto de dar el siguiente paso cuando sentí que algo me sujetaba de mis pies lo cual hizo que me destanteara y bruscamente cayera nuevamente al suelo, grité de dolor por el golpe que me di, caí sobre uno de mis brazos haciéndome que me lo lastimara, traté de volver mi vista borrosa hacia mi pies y pude ver, que estaba sujetada con algo que parecía ser una tipo soga, no me había percatado de su presencia.

"¡¿Pero qué?!... ¿Qué es este lugar?... Me asusté demasiado, de la nada un fuerte crujido se hizo retumbar en el lugar, fue tan chillante que rápidamente tapé mis oídos con mis manos para que no me lastimara, una luz con bastante intensidad llegó a mis ojos dejándome encandilada, escuché unos pasos demasiados toscos dirigirse hacia mí, traté de mirar para ver que de que trataba, pero solo pude distinguir un gran bulto, mi cuerpo indefenso empezó a temblar de miedo, estaba atrapada en ese lugar.

"¿A dónde crees que vas muchachita?"

()()()()()()()()()()()()()()()()()()

Por Bomba

"¡Mary Katherine, he vuelto! ¿Dónde estás?" grité emocionado mientras abrí presuroso la puerta principal, "Perdón quise decir MK".

"Vamos Ozzy ve a recibir a MK" solté a Ozzy de su correa este empezó a ladrar y correr en círculos, emocionado me dirigí con un paso torpe por el pasillo principal de la casa.

" ¿Sabes MK?, es curioso pero tuvimos la misma idea, me encontré con Anne y me dijo que estabas…

"Aquí"... frené bruscamente frente a la sala principal… estaba vacía, no había señal alguna de mi hija, aquello parecía estar en completo abandono.

"¿Mary Katherine?" no hubo respuesta, solo el eco de mi voz que se propagó por toda la sala.

"¿MK?"… "¿MK'?" la llamé varias veces mientras buscaba en cada rincón de la casa pero el silencio sólo envolvía esas grandes paredes.

"Esto es extraño "pensé, me empecé a entristecer cuando de pronto reaccioné que no había buscado en su cuarto, lo más seguro es que se cansó de esperar y se fue a dormir un rato, eso me dio una chispa de esperanza.

Subí presuroso los escalones con riesgo de trompesarme a cada paso que daba, entonces noté algo extraño, al mirar la puerta vi que estaba semiabierta, sabía que se trataba de mi hija, me acerqué a la puerta tratando de no hacer ruido para no despertarla, lentamente me acerqué a la abertura que dejaba ver el interior del cuarto… pero ella no estaba allí, mi mirada decayó, di media vuelta y empecé a bajar despacio las largas escaleras.

¿Acaso Anne me mintió?, ¿Sera acaso que MK no vino a verme y Anne la encubrió para que no la molestara? , ¿Estará enojada conmigo por nuestra llamada de ayer y por eso no quiere saber de mi?, me empezaba a cuestionar, pero aunque había una probabilidad de que fuera así, no creo que Anne fuera capaz de mentirme y menos con algo de mi hija, yo se que ella me dijo la verdad.

Miré a Ozzy que me esperaba sentado en el último escalón con una mirada triste al verme, al llegar lo tomé entre mis brazos y empecé a acariciar su cabeza mientras me dirigía al pórtico de la casa.

"No te preocupes Ozzy, MK no tarda en llegar… de seguro le surgió un inconveniente en la ciudad y se entretuvo"

"Pero no te preocupes ella vendrá" me senté en uno de los escalones del pórtico, con Ozzy aún en mis brazos.

"Ya verás que así será"

"Ya no tarda"…

()()()()()()()()()()()()()()()()()()

 

Por Mk

¿Qué sucede?... ¿Quién eres?... mi visión aún era demasiado borrosa y mi cuerpo temblaba fuera de control, aquello que fuera que se acercaba a mi ya no respondió…cerré mis ojos apretándolos con fuerza, encogí mi cuerpo como un feto, me sentía impotente, tenía bastante miedo de lo que fuera a pasarme. "Despierta MK… despierta, tienes que despertar", me murmuraba a mí misma, pero nada funcionaba, aún seguía en el mismo lugar.

Pude sentirlo cada vez más cerca de mí, sus pisadas eran cada vez más intensas, cuando de pronto cesaron por un instante, ¿Se habrá ido?, quise abrir los ojos para inspeccionar, pero sin embargo no lo hice, de pronto sentí que alguien me sujetó con fuerza de las piernas, eso me hizo entrar en pánico, me quebré en ese momento.

"Por favor no me hagas daño… te lo ruego por favor déjame ir" le dije suplicante, pude sentir como una lágrima empezó a recorrer por mi mejilla, en medio de mis súplicas sentí que me desataron los pies, eso me confundió por completo "¿Acaso me tuvo compasión y me dejará ir?", que ingenua fui al creer que así sería.

"¡Ponte de pie!" su voz tan tosca me hizo que se me helara la sangre, pero no me moví ni un centímetro, seguí encogida en posición de feto con mis ojos cerrados suplicando que no me hiciera daño… pero debí hacerle caso, de la nada sentí un fuerte golpe en mi espalda, una punzada de dolor se propagó por todo mi cuerpo, haciéndome gritar con bastante fuerza, en ese momento deseaba que aquello fuera una pesadilla.

"¡Te he dicho que te pongas de pie!" me volvió a gritar pero esta vez más fuerte, no me opuse ni hice fuerza, tuve que obedecerlo, no quería que volviera a golpearme, apoye

El reino secreto ( Epic) : El otro reino by sakura25

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fanfic.es/viewstory.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20