El poder de los sentimientos. by Izumi Ayuzawa

 

 

 

El poder de los sentimientos. by Izumi Ayuzawa
Summary:

ATENCION: El fanfic puede contener spoiler, para aquellos que no han leído el manga. 

La historia comienza un mes después de los Grandes Juegos Mágicos. Todo parece ir muy bien en el gran gremio de Fiore. Natsu actúa extraño. El mejor equipo de Fairy Tail ha conseguido un nuevo trabajo, pero no saben lo que les espera en su futuro, sobre todo a Lucy y Natsu ¿Podrán los dos admitir lo que sienten por el otro?


Categories: ANIME/MANGA, FAIRY TAIL Characters: Ninguno
Generos: Accion/Aventura, Drama, Fantasía, Romance
Advertencias: Spoilers
Challenges:
Series: Ninguno
Chapters: 10 Completed:Word count: 14003 Read: 5587 Published: 14/07/2013 Updated: 21/09/2013
Summary:

ATENCION: El fanfic puede contener spoiler, para aquellos que no han leído el manga. 

 

La historia comienza un mes después de los Grandes Juegos Mágicos. Todo parece ir muy bien en el gran gremio de Fiore. Natsu actúa extraño. El mejor equipo de Fairy Tail ha conseguido un nuevo trabajo, pero no saben lo que les espera en su futuro, sobre todo a Lucy y Natsu ¿Podrán los dos admitir lo que sienten por el otro?


Categories: ANIME/MANGA, FAIRY TAIL Characters: Ninguno
Generos: Accion/Aventura, Drama, Fantasía, Romance
Advertencias: Spoilers
Challenges:
Series: Ninguno
Chapters: 10 Completed:Word count: 14003 Read: 5587 Published: 14/07/2013 Updated: 21/09/2013
Story Notes:

Repito;

ATENCION: puede contener spoiler.

 

Story Notes:

Repito;

ATENCION: puede contener spoiler.

 

Capítulo 1 Fairy Tail, regresa by Izumi Ayuzawa
Author's Notes:

¡Hola! Bien, este es mi primer fanfic. Acepto cualquier crítica constructiva.

Gracias por tomarse el tiempo de leer. Espero lo disfruten.

Author's Notes:

¡Hola! Bien, este es mi primer fanfic. Acepto cualquier crítica constructiva.

Gracias por tomarse el tiempo de leer. Espero lo disfruten.

El reino de Fiore, un lugar donde la magia es comprada y vendida diariamente. Un lugar donde aquellos llamados “magos” usan la magia como profesión, perteneciendo a gremios y realizando diversos trabajos. Hay una gran cantidad de gremios esparcidos por el país, aunque no todos están compuestos por magos amables. Y en la ciudad de Magnolia se encuentra cierto gremio, del cual han nacido grandes leyendas. El nombre de este gremio: Fairy Tail.

Nuestra historia comienza un mes después de los Grandes Juegos Mágicos. Durante este último tiempo,  todos en Magnolia celebraban por la victoria de su gremio; Fairy Tail, el cual había ganado. Después de siete largos años, volvían a ser el número uno.

 

Era un día soleado en Magnolia y el gremio al fin se ponía en marcha. Un mes teniendo fiesta, bebiendo y riendo, era hora de ponerse a trabajar.

-           ¡Oye, Natsu! ¿Cuánto más piensas andar holgazaneando? Tenemos que ponernos a trabajar. – dijo Gray Fullbuster.

-          Así es, yo tengo que pagar mi alquiler, estoy realmente retrasada. – Lucy Heartfilia, siempre ha tenido este problema.

-          Ya entendí, ya entendí, mañana buscaremos un trabajo. – Natsu Dragneel comprendía a sus amigos. Ya era hora de conseguir algo de dinero para la comida, además el trabajar a él realmente… - ¡Estoy encendido!

Mientras todos elegían un trabajo o se alistaban para salir a realizar uno, Natsu salió del lugar dejando a su compañero, un gato azul llamado Happy. Happy lo sabía, lo sentía, lo conocía desde que era un niño para saber que Natsu estaba extraño últimamente, pero… ¿Qué podría ser?

Lucy estaba sentada en la barra con una expresión de preocupación y frustración. Era lógico, si tenía que pagar su renta lo más pronto posible, pero sabía que sus grandes amigos la ayudarían, pues siempre lo hacían, siempre estaban ahí para ella, sobre todo su gran amigo peli rosado. En ese momento le entro un momento de nostalgia a la rubia, pues recordó el día en que se encontró por primera vez con el Dragón Slayer; fue en Hargeon, un pueblo no muy lejos de Magnolia, Lucy en busca  de alguna llave de portales las cuales usa para “invocar” algún espíritu celestial, y Natsu en busca de su padre Igneel, un dragón. El la ayudo a cumplir su sueño; convertirse en una maga de Fairy Tail. El flashback de aquel día fue interrumpido por Mirajane.

-          Oye Lucy, si estas cansada puedes ir a casa. – Lucy asintió con la cabeza y salió del lugar.

Estaba oscureciendo, pero ella decidió ir a paso lento. La luna se veía realmente hermosa esa noche. La chica se detuvo un momento ya que sintió que alguien más la llamaba.

-          ¡Hey, Lucy! ¿Qué haces aquí? Ya es muy tarde. – Era Natsu, sonriente como siempre – Es una noche fría. Vamos, te acompaño.

Los dos caminaron por las calles de la ciudad durante la noche, sin decir ni una palabra, ni compartir un gesto el uno con el otro. Pero el Dragón Slayer aun notaba la frustración de su compañera, así que la trato de animar diciéndole que mañana iría temprano al gremio para buscar el trabajo con la mejor paga, y así ayudarla a pagar su renta. Él siempre le era de ayuda en momentos difíciles.  Los dos se despidieron al llegar al departamento, pero de una manera más tierna.  Natsu le dio un ligero beso en la mejilla y se retiró.

Antes de irse a su casa, entro al gremio, todos se habían ido ya. Busco en la pizarra de anuncios algún trabajo perfecto y lo encontró. El pedido trataba de encontrar a un ladrón en la ciudad de Hargeon, pero la paga era exageradamente alta para una petición tan común,  1,000,000 de jewels ¿Por qué pagarían tanto por un simple ladrón?  Natsu supuso que al ir allá les darían los detalles, así que tomo el pedido, lo guardo en su bolsillo y se fue directamente a casa, donde probablemente, Happy lo estaría esperando. Pero lo que él no sabía era lo que le esperaba mas adelante.

 

 

End Notes:

De nuevo, gracias por tomarse el tiempo de leer. Espero les haya gustado el primer capítulo.

Dejen sus comentarios.

Tratare de subir capítulos cada fin de semana.

¡Nos vemos!

End Notes:

De nuevo, gracias por tomarse el tiempo de leer. Espero les haya gustado el primer capítulo.

Dejen sus comentarios.

Tratare de subir capítulos cada fin de semana.

¡Nos vemos!

Regresar al índiceCapítulo 2 La promesa del pasado by Izumi Ayuzawa
Author's Notes:

Aqui esta el segundo capitulo. Espero que les guste.

Author's Notes:

Aqui esta el segundo capitulo. Espero que les guste.

Al día siguiente, Natsu informo a su equipo sobre el nuevo trabajo que estaba preparado para tomar. Al igual que el Dragon Slayer, sus compañeros notaron algo extraño en el pedido, el precio, aun así, cada uno regreso a sus casas y prepararse para el viaje, el cual no era tan largo y no esperaban que tomara más de una semana  el regresar a Magnolia, no, ellos no esperaban eso.

Al pasar las dos horas, todos se reunieron en la puerta de Fairy Tail, y como siempre Erza Scarlett llevaba exageradamente demasiado equipaje.  Y aun igual, Natsu se seguía mareando con los transportes, Wendy no podía ayudarlo ya que después de haberle aplicado tanto el encantamiento para los mareos, este ya no surtía efecto.

-          Lo siento, Natsu-san. – decía Wendy

-          No te preocu…. – Natsu no podía hablar debido a las náuseas. 

Lucy estuvo distraída todo el camino repitiendo una y otra vez la imagen de la noche anterior en su cabeza; su amigo peli rosado despidiéndose tan cariñosamente ¿Qué quería decir eso? ¿Acaso solo era cortesía? ¿O tal vez significaba algo más?

-          “¿¡Por qué le doy tantas vueltas al asunto!? – pensaba Lucy. No podía haber algo más entre ellos, ya que eran compañeros del mismo equipo – “No puede, no creo que él quiera, o tal vez…”

-          ¡Hey, Lucy! Hemos llegado. – El Dragon Slayer la espero y se bajaron juntos. Él le tendió la mano para ayudarla a bajar las escaleras.

-          Y-yo ¡puedo bajar sola! – se sonrojo y bajo.

En Hargeon ya era de noche y decidieron tomarse un momento para dar vueltas y divertirse un poco. Empezarían el trabajo mañana por la mañana. Curiosamente, no había muchas personas por las calles.

Nuestro héroe, Dragneel, estuvo caminando con su amigo Happy probando la comida del lugar, especialmente el gato se divertía, ya que al ser un lugar que mantenía su economía por la pesca, la mayoría de la comida era pescado.  Mientras tanto, Gray y Erza buscaban tiendas de armas. Wendy, Charle y Lucy buscaban algún lugar turístico en la ciudad. Los tres grupos anduvieron por cada camino, hasta que por un momento, la rubia se separar de sus dos acompañantes y lo único que se le ocurre hacer es andar por las calles sola, tratando de encontrar a sus amigos. Pero se hacía tarde y no sabía cómo regresar, hasta que encontró a su compañero peli rosado y al gato azul. Ella fue corriendo hacia ellos mientras gritaba sus nombres, estos solo se dieron la vuelta.

 

-          Lucy, estábamos buscándote. Wendy está preocupada por ti – dijo Happy. La chica se disculpó y los tres siguieron su camino hacia el hotel.

-          Oye… Natsu, ¿No te resulta nostálgico? Aquí nos conocimos, aunque ya hemos venido aquí por tercera vez.- Decía Lucy, sonrojada. P-probablemente tú no te acuerd…

-          Si me acuerdo. – La interrumpió el chico. La miro unos segundos, le sonrió y continúo. – Es lo único que he pensado todo el día. – La maga celestial, se sonrojo aún más y le devolvió la sonrisa.

A ambos les latía el corazón tan fuerte como nunca, solo que Natsu no entendía porque. Lucy era su compañera de equipo y bajo la luz de la luna, la veía más hermosa. Desde los Juegos Mágicos, decidió que la protegería a como diera lugar. Después de ver morir a Lucy, aunque no fuera la de su época, él sintió su perdida.  En ese momento lo recordó, la tristeza que lo invadió aquel momento. Se vio a el mismo, golpeando al Rogue del futuro.

-          ¡¡¡Nadie robara el futuro de Lucy!!! Proteger el futuro… prometo que lo hare.

No solo a ella, sino a todo el gremio. Los protegería sin lugar a dudas.

Ambos llegaron al hotel para reencontrarse con sus camaradas que los estaban esperando. Erza ya había hecho la reservación y todos se fueron a sus habitaciones. Eran grandes, con dos camas cada una y balcones los cuales tenían una vista muy maravillosa hacia la ciudad. Todos se bañaron y pusieron el pijama, al poco de una hora,  todos quedaron envueltos en las sabanas completamente dormidos. Excepto por Natsu, que estaba afuera en el balcón. Su cabello bailaba con el viento, tenía la mirada perdida, respirando el suave aroma de Hargeon. En su cabeza lo invadían una infinidad de pensamientos, se sentía extraño, inmune. Pensaba y pensaba, hasta que decidió que ya eran altas de la noche, al día siguiente tenía que hacer su trabajo y debía descansar lo suficiente. Al darse la vuelta su amigo azul estaba ahí, volando en la puerta, sonriéndole de forma divertida. Natsu no supo que decirle, pues sabía lo que él quería decirle con esa sonrisa. De pronto a Happy se le borro es sonrisa y le devolvió otra completamente diferente. Una con la que un amigo siempre te dice que estará contigo. Los dos fueron acostarse, al fin. Les esperaba un día largo.

Todos bajaron a la recepción al día siguiente. Se dirigían a una casa, de allí venía el pedido. La casa pertenecía a un señor no tan joven, el cual les conto que hacía un tiempo, la ciudad temía salir de noche, debido a una pandilla de ladrones. Normalmente se les veía a altas horas de la noche, pero incluso algunas veces, también cuando el sol brillaba, así que les pidió estar alerta a cualquier hora. Les dio una descripción del sujeto; Alto, cabello negro al igual que sus ojos con una cicatriz en el brazo izquierdo, vistiendo casi siempre de negro y rojo. Su nombre; Kadzan Manka.

Se separaron por equipos; Erza y Gray, Lucy, Wendy y Charle, Natsu y Happy. Caminaron por la ciudad en busca de pistas o información que podrían darles los del pueblo, aunque al parecer nadie quería decir nada por miedo.

Al llegar a un restaurante, el Dragon Slayer y su amigo azul se encontraron con la maga celestial y sus compañeras. Decidieron sentarse en la misma mesa, platicar un poco del trabajo y preguntar si acaso ellas habían conseguido algo de información, pero al parecer tenían la misma suerte que ellos. Al terminar de comer,  Wendy, Charle y Happy salieron primero del lugar, mientras que la rubia y el peli rosado se quedaron a pagar la cuenta.

 

-          ¿No crees que es un poco extraño lo que pasa aquí? Las personas parecen realmente asustadas. – Dijo Lucy. Su amigo asintió con la cabeza con la vista hacia el piso. – Bueno, será mejor que me vaya con Wendy de una vez. Entre más rápido terminemos o consigamos información, mejor. – En ese momento algo pareció haber despertado a Natsu, la tomo del brazo fuerte y la miro con unos ojos penetrantes.

-          Lo siento… - la soltó – Si algo sucede, no dudes en llamarme, con un grito puede bastar. – Ella rio y los dos salieron. Fueron por caminos separados.

El Dragon Slayer solo se preguntaba en esos momentos el porqué de su reacción anterior. El realmente quería estar más con Lucy.

-          Oye Happy, yo… - pero no pudo terminar la oración, ya que una figura extraña apareció ante ellos. Un joven de su misma edad, quizá un poco más grande. Aquel joven daba con la descripción que el señor del encargo les dio. – ¡Tu! ¡¿Cuál es tu nombre?!

-          Kadzan Manka. – El ladrón sonrió maliciosamente – Al fin nos encontramos, Natsu Dragneel.

End Notes:

Espero les haya gustado. Gracias por leer.

Dejen sus comentarios.

Proximo capitulo: Fuego vs Lava. (lo subire la proxima semana)

 

 

 

End Notes:

Espero les haya gustado. Gracias por leer.

Dejen sus comentarios.

Proximo capitulo: Fuego vs Lava. (lo subire la proxima semana)

 

 

 

Regresar al índiceCapítulo 3 Fuego vs Lava by Izumi Ayuzawa
Author's Notes:

Aqui esta el 3er capítulo. Espero lo disfruten.

Author's Notes:

Aqui esta el 3er capítulo. Espero lo disfruten.

-          Así que, ¿Tú eres el tal Kadzan? – Dijo Natsu, sonriéndole a su oponente. La emoción se podía reflejar en tu mirada. – Yo también me alegro de encontrarte.

Y sin pensarlo, el Dragon Slayer salió corriendo hacia el ladrón tratando de darle un puñetazo en la cara, el hombre lo esquivo con facilidad y le devolvió el ataque, pero a pesar de la velocidad y los reflejos de Natsu, el golpe casi lo alcanzo. Él era rápido, pero Kadzan lo era más, aunque el peli rosado no se daría por vencido tan fácil.

El Dragon Slayer retrocedió, choco sus dos puños y grito “¡Karyuu no Tekken!”. Su mano derecha se prendió en llamas y salió disparado hacia el enemigo, el hombre esquivo de nuevo. Entre ambas se intercambiaron golpes, patadas y ninguno acertaba. El oponente era igual o más fuerte que el peli rosado, él lo sabía.

-          ¿Eso es todo lo que tienes? Que decepcionante. – Le decía el ladrón. Este le dio un puñetazo en el estómago sofocándolo y tirándolo al piso.

Natsu trato de levantarse. Grito “Karyuu no Houkou” y de su boca salió fuego disparado en una sola dirección. El primer ataque que logro pegarle, además de destruir una tienda. Se acercó Kadzan tratando de levantarse y empezó a golpearlo con todas sus fuerzas repetidas veces. Lo tomo por el cuello de la camisa, lo levantó esperando, por fin, darle el último golpe, pero antes de lograrlo, el puño del ladrón logro darle en la cara para después, empujarlo. Siguieron intercambiando puños y patadas. Cuando uno por fin lograba acertar, atacaba más hasta que el otro lo derribara, atacara y así sucesivamente. Happy, al lado solo contemplaba la escena, gritando el nombre de su amigo cada vez que se veía a punto de caer. La pelea no tenía pinta de acabarse pronto y todo alrededor de ellos, quedaba destruido. El ladrón parecía no ser un mago, ya que en ningún momento de la pelea trato de atacar o defenderse con magia, solo con su fuerza física. Natsu cayó de nuevo al piso.

 

-          Supongo que es hora de ponerse serio, ¿No, Natsu? – Su sonrisa maliciosa volvió a aparecer.

-          No te confíes, que yo solo estoy calentando – Decía el Dragon Slayer, pero si antes no estaba serio ¿Qué seguiría?

-          Puño de Hierro del Dragon de… - “¿Otro Dragon Slayer?” – ¡¡Lava!! – Su mano derecha quedo cubierta de roca fundida, y al igual que el Dragon Slayer de fuego, salió disparado a su objetivo, pero este hizo el mismo movimiento, provocando que los dos puños chocaran.

-          Ya veo, un Dragon Slayer – El hijo de Igneel, sonría como si era lo que había esperado. Como su hubiera esperado ese reto desde hace mucho. - ¡Ya me encendí!

 ----------------------------------------------------------------

Lucy y Wendy seguían caminando por la ciudad, cansadas ya de dar vueltas sin ningún resultado y pareciendo ignorar lo que sucedía en otra parte. La Maga Celestial no solo estaba cansada de caminar, sino también de que su cabeza fuera igual a un torbellino de ideas e imágenes de una sola persona: Natsu. Ambas, se sentaron en una banca que encontraron para descasar un poco y recobrar energías. La rubia miraba hacia las nubes tratando de calmarse, despejar la mente, cerró los ojos un momento y luego capto algo que no había hecho antes, miro todo lo que estaba a su alrededor; a las personas, las tiendas, las calles y se preguntó cómo no se había dado cuenta antes. Todos estaban asustados, la ciudad estaba más callada de lo habitual. Las últimas dos veces que había visitado esa ciudad, estaba llena de energía, personas circulando incluso hasta la noche, pero esta vez todo estaba callado y con suerte podías encontrar a más de diez personas en una calle. Podría ser información insignificante, pero podían lograr más gracias a eso. Se levantó rápidamente y tomo a su compañera del brazo para salir corriendo. Wendy desconcertada preguntándole que pasaba, Lucy le conto lo que había pensado y tenían que seguir buscando pistas a toda costa.

Se detuvieron un momento para volver a tomar aire.

-          L…Lucy… san – Wendy se quedaba sin aliento – Me he preguntado, has estado extraña últimamente ¿Pasa algo? ¿Puedo ayudar? ¿Estas enferma? -Lucy la miro sorprendida. Después río y puso su mano en la cabeza de su amiga.

-          Estoy bien, Wendy. Gracias.

-          ¿Es por Natsu-san?

La rubia la miro con un leve sonrojo en sus mejillas.

 

-          Solo no sé qué pensar respecto a él.

-          Harían linda pareja. – le sonrió de manera picara.

La Maga Celestial, la tomo del brazo nuevamente y siguieron andando.

 ------------------------------------------------------------------

Natsu estaba tirado en el piso mientras Kadzan lo pateaba. Happy no sabía qué hacer, su amigo estaba perdiendo y él no era de ayuda. Todo alrededor de ellos estaba destruido (y además era obvio que los obligarían a pagar por todo eso). El Dragon Slayer de Lava reía mientras lo pateaba, presumiendo que él era más fuerte que el famoso Salamander. Lo insulto, lo piso, pateo, maltrato, y al dar el último golpe, se dio la vuelta. Happy corrió hacia su amigo para ayudarlo, pero este parecía moverse. Pero él no estaba al 100% y se preguntaba si podría comerse la lava para recobrar energías, pero ¿Podría? La lava era magma, roca fundida, no era lo mismo que el fuego. A su mente volvió el recuerdo de Lucy muriendo, eso hizo que la llama dentro de Salamander se encendiera nuevamente y se levantó.

-          ¡Hey, tu! ¿Quién te dijo que estaba acabado? – El ladrón se dio la vuelta, frunciendo el ceño, pues su oponente tenía una gran sonrisa en su rostro. Estaba de pie.

-          Veo que aun puedes levantarte… pero no por mucho.

“Alas del Dragon de Fuego”. Un ataque que ni su enemigo actual pudo esquivar. Lo agarro por el cuello de la playera y lo puso contra una pared de escombros para comenzar a golpearlo con todas sus fuerzas, esta vez no iba a dejarlo ir tan fácilmente hasta que estuviera inconsciente. Pum, Pum ¡Pum! Cada vez con más fuerza.  Kadzan lo tomo de las muñecas con mucho esfuerzo y lleno sus manos de lava. Natsu, con más esfuerzo aún, se aguantó el dolor y trato de seguir golpeando, pero este lo sofoco.

-          ¿Lo ves? Soy más fuerte. – Decía Kadzan.  – Y ahora, estas acabado.

 -----------------------------------------------------------------

Lucy y Wendy llegaron a un lugar de apuestas sin percatarse de ello. Un hombre se acercó a la rubia insinuándosele, pero obviamente ella trato de defenderse explicándole que no tenían tiempo, ya que buscaban información. El extraño hombrecito la miro sorprendido y sonrió, le prometió que si le ganaba en un juego de cartas, le diría lo que fuera. No podían dejar pasar esa oportunidad; acepto.

Después de un rato, (e increíblemente) Lucy ganó. El hombre acepto su derrota, se sentaron en una mesa y le pregunto qué era lo que quería saber.

-          Estamos buscando un ladrón, pero sabemos que hay algo más aquí. No es normal que la gente esté tan asustada por un simple ladrón.

-          ¿Ladrón? – Levanto la ceja. Estaba confundido y las chicas no sabían porque. - ¿De qué hablan?... Pero hay algo que no te negare: la gente si esta asustada.

-          Nos informaron de un ladrón. Un hombre alto, creo que su nombre era Kadzan… algo. – Las chicas se sobresaltaron al ver que el hombre se levantó con brusquedad de su silla con los ojos como platos. Después cerró los ojos con fuerza y volvió a sentarse.

-          No sé quién los trajo aquí. Todos están cansados, ese tal Kadzan – al mencionar su nombre, susurro. – es peligroso y muy fuerte para un par de niñas. No tendrá piedad, así que yo les recomiendo que no se metan en esto y váyanse por donde vinieron.

 

-          ¡No nos iremos! – grito Lucy. – Fairy Tail no se rinde sin antes pelear. Terminaremos este trabajo.

-          ¿Fairy Tail? – sonrió. – Están jugando con fuego.

Pero su charla fue interrumpida por una explosión. Todos salieron rápidamente del lugar para ver lo ocurrido. A lo lejos, podía verse humo ¿Una pelea? Eran Natsu y Kadzan.

-          ¿Sera…? ¡Lucy-san! – Dijo Wendy, asustada y preocupada.

-          ¡Lo sé! Gracias, buen hombre, nos ayudó en algo.

Salieron corriendo en dirección al humo, pero algo las detuvo. Un cartel con la imagen de la cara de un señor, abajo escrito “Kadzan Manka” y con letras aún más grandes “Nuevo Líder”. ¿Líder? ¿Cómo podía ser un líder? ¿Cómo no habían visto otro cartel así? Lo tomaron y salieron corriendo rápidamente.

Llegaron al lugar de la escena. Si antes el lugar era un desastre, ahora lo era más y Natsu está de nuevo tirado en el piso mientras Kadzan lo pisaba, nuevamente.  Happy igualmente estaba en el piso.

-          ¿Te rindes ahora, Natsu Dragneel?

Pero Natsu no contestaba, ni siquiera movía un dedo. Lucy, asustada, invoco a uno de sus espíritus: Leo. Loky, apareció ante todos y fue corriendo a ayudar a Natsu. El Dragon Slayer de Lava se alejó y miro a las personas que habían llegado.

-          Vaya… se acabó la diversión – Dio media vuelta y empezó a alejarse.

-          ¡Oye, tú! Pagaras por esto ¿¡Me oyes!? – Grito Lucy al lado de Natsu, con los ojos empapados en lágrimas.

-          Después terminare este encuentro.

 ------------------------------------------------------------------

Al despertar, Natsu se encontraba en una habitación recostado y las heridas en combate, habían sanado. Estaba seguro de que era gracias a Wendy, pero ¿Dónde estarían todos? ¿Y cómo llego ahí? Se levantó y los busco, encontrándolos en una habitación más grande todos sentados alrededor de una mesa con el señor del pedido. Incluso Happy estaba mejor.

-          Natsu, ¿Estas mejor? – Pregunto Erza.

-          Si, lo estoy. Gracias Wendy, estoy seguro que es gracias a ti. – la pequeña le sonrió, sonrojada.

-          Nos has dado un gran susto, pero ahora que estas mejor, debemos aclarar algunas cosas. Lucy descubrió mucho – Dijo Gray. 

Lucy explico finalmente a todos lo que el señor le había contado y para terminar, puso el cartel que encontró sobre la mesa todos lo miraron sorprendidos y sin explicaciones, pero para llegar a ellas, observaron el señor del encargo.

-          ¿¡Que está pasando aquí!? – Grito Natsu.

-          Tal vez debería contarles toda la historia. – dijo el señor. Por fin obtendrían respuestas.

End Notes:

Espero les haya gustado.

Dejen sus comentarios.

Prox. capítulo: Busqueda. (lo subire la prox. semana) 

¡Hasta luego! Gracias por leer.

End Notes:

Espero les haya gustado.

Dejen sus comentarios.

Prox. capítulo: Busqueda. (lo subire la prox. semana) 

¡Hasta luego! Gracias por leer.

 

Regresar al índiceCapítulo 4 Búsqueda. by Izumi Ayuzawa
Author's Notes:

Aqui esta el cuarto capítulo. Disfrutenlo.

Author's Notes:

Aqui esta el cuarto capítulo. Disfrutenlo.

Poco antes de que los miembros que se creían perdidos de Fairy Tail, nació un gremio oscuro que se escondió durante mucho tiempo. Ese gremio se llamaba Phoenix. Se creó en secreto en la ciudad de Hargeon y poco a poco su dominio en ella iba creciendo hasta el punto de llegar a gobernarla. Estaba compuesta por 4 magos muy poderosos y su Maestro Kadzan. Como solo un 10% de la población ahí podía usar magia, no eran tan poderosos para vencerlos y correrlos del lugar. Hubieron muchos intentos, pero todos fallidos y todos los habitantes tuvieron que vivir durante este largo tiempo en silencio y miedo. Si alguno trataba de delatarlos o rebelarse, sufriría un castigo muy severo. Como otro resultado, el crimen en la ciudad creció. Antes de los Grandes Juegos Mágicos, un puño de la gente había acordado mandar un pedido a escondidas aquel gremio que ganar. Al principio, pensaron que el ganador seria Sabertooth, pero al final se llevaron una sorpresa al ver que Fairy Tail había ganado. Si logro despojar a Sabertooth de su puesto como el gremio más fuerte de Fiore, podrían vencer a este gremio. Así que lo enviaron mientras el alboroto por los Juegos seguía. El pedido hablaba sobre un ladrón, de ese modo aunque lo enviaran en secreto y alguien se diera cuenta, la falta no sería tan grave.

Cuando el señor termino la historia hubo un gran silencio por toda la sala, nadie sabía que debía decir o como reacción ante eso.

-          Podemos entenderle. La situación es grave, pero no creo que solo cinco de nosotros podríamos vencerlos, necesitamos ayuda. – Erza por fin término con el silencio.

-          No nos subestimes aun, Erza. Podemos derrotarlos, ese tal Kadzan se cree mucho solo por ser un Dragon Slayer. – dijo Natsu, como si la paliza que acabara de recibir no fuera nada.

-           ¿Un Dragon Slayer? Y aun así no lo pudiste derrotar.  – Dijo Gray en tono burlón.

-          Es porque no estaba al 100. ¡Cuando lo vuelva a ver le pateare el trasero! – Decía Natsu tan seguro de sí mismo.

El realmente no mentía, no estaba al cien durante esa pelea, pero… ¿Por qué? Ni él sabía la respuesta, o no quería decirla.

Todos acordaron no actuar hasta que Natsu se recuperara y sanaran sus heridas. Necesitaban usar todas sus fuerzas, todos juntos si querían ganar.

Durante la última semana, Erza se concentró en buscar información sobre los otros tres miembros del gremio oscuro. Hasta ahora solo tenía; el maestro del gremio era Kadzan, un dragon slayer de lava. El según miembro era una mujer llamada Kuri, su magia era cristal, pudiendo manipular este elemento a su voluntad. El tercer miembro era un hombre, Ichiro que podía usar la misma magia que Erza; Re-equipamiento. Aun no conseguía información sobre el último miembro y a pesar de que Natsu se encontraba mejor, preferían no actuar hasta tener la información completa para estar mejor preparados. Los otros solo tomaban esa semana como vacaciones dando vueltas por la ciudad y comprando recuerdos o cualquier otro objeto que para ellos era “necesario” tener.

 

Una noche, Natsu salió al patio después de darse un baño y se sentó en la banqueta, pensando en si Kadzan era un Dragon Slayer, debió tener un dragon que le enseñara sobre esa magia y pudiera ser que el supiera porque desaparecieron todos los demás el mismo día. En ese mismo instante, Lucy apareció atrás de él.

-          ¿Tus heridas ya están mejor, no? Me alegra, igual Happy. –dijo la rubia. - ¿Cómo es que Happy termino así?

-          Trato de ayudarme, pero él es muy fuerte… y yo no pude hacer nada para detenerlo. – Frunció el ceño de la frustración. Su mejor amiga había resultado herido también. Se sentía impotente por no poder ayudar a alguien muy querido por él.

-          No tienes que culparte… Natsu – Lucy rodeo el cuello del peli rosado con sus brazos y suavemente presiono su cuerpo contra el de él. – Eres fuerte, solo no estabas preparado.

Lo soltó y se sentó a su lado. Se quedaron en silencio con la vista hacia arriba, mirando las estrellas brillar como nunca lo habían hecho. El Dragon Slayer no perdería de nuevo, lo derrotaría y de eso estaba seguro. Los encontraría y salvaría a la ciudad, no dejaría que sus amigos sufrieran de nuevo. Volteo a ver a Lucy, que seguía sonriéndole a las estrellas. Se veía igual de radiante que ellas. El peli rosado sintió el impulso de querer abrazarla y nunca soltarla… ¿Por qué? No debía hacerlo, el sentía que no debía hacerlo.  ¿Qué le pasaba? Después pensó que ya anteriormente se habían abrazado entonces… ¿Qué lo detenía ahora? Levanto su brazo derecho y lo acomodo lentamente alrededor se los hombros de su amiga. El corazón le latía fuerte y rápidamente. Erza abrió la puerta de un golpe, y Natsu igual quito el brazo de un golpe. Erza le indico a Lucy que el baño estaba listo para ella. La rubia le deseo las buenas noches al peli rosado y se levantó dirigiéndose al baño. Happy salió volando atrás de la peli roja y sonrió burlonamente. Elchat Directorio de chats en español

-          Se gusssstan – dijo el gato azul.

-          Cállate… - Dijo Natsu. No sabía se debía sonrojarse o enojarse con su amigo.

Erza le sonrió a su amigo y se sentó a su lado.

-          No sé qué es lo que sientes tú por ella, pero es mejor que se lo digas ya o puedes arrepentirte después.

Natsu se quedó callado, no sabía que responder a eso.

-          ¿Lo que siento? … Es mi amiga claro, ella ya lo sabe.

-          Sí, claro – Erza sonrió a su amigo como si fuera el único que no se diera cuenta de lo que realmente estaba pasando. – Harían linda pareja

La peli roja no dijo nada más y se fue. El Dragon Slayer reflexiono sobre sus palabras minutos antes de irse a la cama. Si sintiera algo más por su compañera él lo sabría y al estar seguro, se lo diría.

Al día siguiente, todos se veían presionados. La gente estaba tan asustada, que tenía miedo hasta de decir sus nombres a extraños. Todos acordaron que dentro de tres días partirían a lo más alto de la ciudad para buscar el gremio y atacar, lo principal era no separarse al final y usar todas sus fuerzas juntas, ayudarse si fuera necesario, y así tener la victoria asegurada. Lucy y Natsu, durante el transcurso de esos tres días, se comportaban distantes; Natsu, por el hecho de que no sabía porque se comportaba así con su compañera de equipo. Lucy, porque notaba el comportamiento de su compañero y no tenía idea de cómo reaccionar ante eso.

 

La noche antes de irse en busca del gremio, Lucy y Wendy estaban en su habitación cambiándose, preparándose para dormir.

-          Lucy-san, ¿Tu y Natsu-san están peleados?

-          Yo, no sé porque él esta así… Estoy preocupada.

Wendy la miro con una sonrisa tierna y la abrazo, tratando de decirle que todo estaría bien, los dos sabrían salir adelante. Pero para ella no era suficiente, estaba preocupada por su amigo y compañero, solo deseaba que todo fuera a mejorar.

 

A la mañana, todos estaban preparados tanto física, como mentalmente y se pusieron en marcha. Caminaron primero por equipos como al principio: Erza y Gray, Lucy, Wendy y Charle, y Natsu y Happy. Ninguno de ellos llegaría con Kadzan hasta que todos estuvieran en el mismo lugar, con buenas condiciones.

Erza y Gray caminaban por el centro de la ciudad, cuando a lo lejos pudieron divisar un edificio grande

-          ¡Ese debe ser! – dijeron al unísono.

Pero también los dos se preguntaron cómo estarían todos los demás.  Cuando una figura encapuchada apareció ante ellos riendo a carcajadas que resonaban entre las paredes de las tiendas y casas. El hombre, bajo su capucha para descubrir su cara. Una corta cabellera dorada, ojos claros y una cicatriz en el mentón. El extraño, se dirigió a Erza.

-          Titania, tú serás mi rival.

Ella supo quién era solo con verlo, en el momento en que la señalo, supo que era Ichiro, que usaba la misma magia que ella. Gray estaba listo para dar el primer golpe, pero Erza levanto la mano para impedírselo.

-          No Gray, vete, yo me quedo con él.

El mago de hielo no entendía porque Erza se arriesgaba tanto, pero no podía hacer nada más que confiar en ella, y eso hizo. Salió corriendo hacia enfrente, esperando que el hombre no lo dejara pasar, pero todo lo contraria, parecía que no notaba su presencia, aunque Gray aprovecho la situación para irse más rápido.

Ambos contrincantes se quedaron viendo por un minuto, en silencio, esperando a que uno diera el primer movimiento. Fruncieron el ceño y sacaron su primera armadura. Ichiro, empezó con una armadura parecida a la que tenía Erza “La Armadura de las Alas Negras”.  Ella con la “Armadura del Samurái”.

-          Veamos quien de los dos es mejor, Titania.

-          No dejare que pases vivo de aquí.

 

 

End Notes:

Gracias por leer y dejen comentarios.

Prox. Capítulo: La guerrera sin armadura

Nos vemos la prox. semana!

End Notes:

Gracias por leer y dejen comentarios.

Prox. Capítulo: La guerrera sin armadura

Nos vemos la prox. semana!

Regresar al índiceCapítulo 5 La guerrera sin armadura by Izumi Ayuzawa
Author's Notes:

Aqui esta el capítulo de la semana. Espero les guste

Author's Notes:

Aqui esta el capítulo de la semana. Espero les guste

Ambas armas chocaron una contra otra y retrocedieron. Se miraban a los ojos un par de segundos, y luego volviendo a chocar espadas. Erza estaba más furiosa y enojada que nunca. Goleaba con todas las fuerzas, pero el hombre  re-equipaba casi a la misma velocidad que ella. Era un par de segundos más lento y debía saber aprovechar ese par de segundos y utilizarlos como ventaja. La pelirroja utilizo su Armadura del Cielo, mientras que el uso la Armadura de Vuelo, para darle más velocidad. Llego a una gran velocidad hacia donde estaba Erza, y la derribo, cayendo fuertemente contra el piso. La levanto y comenzó a golpearla hasta que volvió a caer. Apareció una espada grande en su mano y apunto hacia el corazón de la maga.

 

-          Debo admitir que estoy decepcionado, Titania.

El cuerpo de la chica se vio rodeado de una gran armadura de hecha completamente de diamante. Se levantó rápidamente y golpeo a Ichiro, para después patearlo con una increíble fuerza que el hombre salió volando hacia enfrente, a pesar de haber bloqueado el ataque con sus brazos.

-          Lo siento por ti, pero un mago de Fairy Tail no se rinde.

El hombre recupero el equilibrio con dificultad.

-          ¿Apostamos?

Erza lo miro  atónita. No sabía a lo que su enemigo quería llegar, pero tenía el presentimiento de que no sería nada bueno.

-          Si yo gano esta pelea, tú te unirás a nosotros y nos ayudaras a destruir a tus amigos. Si tú ganas, yo les ayudo.

La pelirroja no estaba tan loca como para dejar a sus amigos solos y traicionarlos, pero era obvio que si perdía, él se aseguraría de que cumpliera su promesa, de una forma u otra. Si ella ganaba, estaba sabía que el hombre no estaría dispuesto a ayudarlos y no cumpliría su promesa. El piso tembló cuando ella salto hacia Ichiro con su espada, tratando de cortarlo, pero el logro moverse gracias a la armadura que traía puesta.

-          Tomare eso como un sí.

Se enfrentaron a un combate cuerpo a cuerpo, en el que ninguno se hacia el suficiente daño como para derribar al otro. Erza tenía una razón más grande para ganar, y lo haría.

 --------------------------------------------------------------------------------------------------------

Natsu y Happy, estaban caminando por su lado, aunque parecía que se habían olvidado de su objetivo, pues se detenían en cada puesto de comida que encontraban.

Estaban comiendo en un restaurante de barbacoa.

-          Y dime Natsu – decía el gato azul, a pesar de que se le entendía muy bien lo que decía ya que tenía la boca llena de comida. - ¿Cuándo te le declararas a Lucy?

El Dragon Slayer estuvo a punto de ahogarse, pues el comentario lo tomo de sorpresa. ¿Declarársele? ¿Por qué debía hacer eso? Se había puesto tan rojo que hasta se podía cocinar un huevo sobre él.

-          Se gussssstan.

-          ¡D... Deja de enredar tu lengua de esa forma!

Natsu se detuvo un momento a pensar en la situación en la que se veía envuelto ¿Qué sentiría su compañera por él?

-          Deberíamos de seguir con la misión, no quiero ser el último en llegar.

Siempre pensó en Lucy como una buena amiga. Se dio cuenta de la agonía de la que sería preso si la perdiera otra vez, pero no se refería a perderla a través de la muerte, sino algo completamente diferente. Su rostro se ilumino, dibujándosela un risa picara en la cara.

 

-          Lucy – susurro – Yo…

 --------------------------------------------------------------------------------------------------

Erza puso a Ichiro contra la pared y comenzó a golpearlo repetidas veces, hasta que el hombre se sofocó y cayó al piso. La mujer, tomo su espada y apunto hacia su cuello, lista para matarlo, pero guardo su espada y se dio la vuelta.  Camino hasta que sintió una gran punzada de dolor en la pierna. Se tiro al piso y toco. El hombre la había ataco por detrás haciéndole una herida en la pierna, la cual estaba sangrando. Ichiro se acercó a ella y apunto con su espada de la misma forma.

-          No me tomes a la ligera, Titania.

Erza volvió a tomar su Armadura del Cielo y lanzo todas sus espadas hacia Ichiro, el cual contrarresto con una armadura que le cubría todo el cuerpo, además de tener un escudo, parecida a la Armadura de Hércules de la maga. Su enemigo agito su espada y creo una gran ráfaga de viento que logro hacer volar a la pelirroja. Ichiro apareció detrás de ella, dándole una patada y finalmente lanzando su espada, provocando que la armadura de Erza quedara completamente destrozada. La pelirroja se levantó del piso vistiendo un traje japonés.

-          Tan ingenua.

Ichiro corrió de frente a ella cambiando a lo que parecía igual a una armadura medieval, pero más descubierta.

Erza levanto su gran arma y atacaba. Para Ichiro era igual a un juego de niños, pues esquivaba los movimientos tan fácilmente, hasta que finalmente, tomo el brazo de la pelirroja y la jalo hacia él, terminando con un rodillazo en el estómago. La maga cayó tosiendo al piso. La herida en la pierna no le permitía moverse con tanta facilidad como antes.

Utilizo nuevamente la Armadura de Alas Negras para elevarse en el aire y lograr descansar más la pierna.

-          ¡Ríndete, Erza!

El hombre uso una Armadura parecida y volaron durante unos segundos atacándose mutuamente. La Armadura de Ichiro era más rápida, tanto que logro golpear a Erza en su herida sin que ella pudiera esquivarlo, haciéndola gemir de dolor, y aprovechando para destruir otra de sus armaduras.

-          Esperaba más de ti. No te preocupes – Tomo la cara de Erza entre sus manos, obligándola a verlo a los ojos – Tus amigos no sufrirán mucho.

-          No los subestimes.

La pelirroja lo golpeo en la cara.

-          Esta será mi carta de triunfo – dijo Erza, mientras aparecía la Armadura del Purgatorio.

 -------------------------------------------------------------------------------------------------------

Lucy estaba preocupada, pues tenía el presentimiento de que algo malo estaba pasando. Quería ver a Natsu lo antes posible y asegurarse de que estuviera bien, pues lo que menos le agradará, sería que su gran compañero estuviera en peligro. Voltio a ver a su pequeña compañera de cabellera azul y logro ver en sus ojos que ella pensaba lo mismo que ella.

-          Wendy, no tienes de que preocuparte, estaremos bien.

Wendy la vio y le sonrió tiernamente, asintiendo ligeramente con la cabeza. La rubia estaba feliz de verla a ella más relajada, pero rezaba porque sus palabras fueran reales. En ese momento, escucharon a una persona del pueblo que venía de una calle corriendo hacia un hombre joven.

 

-          ¿Escuchaste? Al parecer Fairy Tail vino a la ciudad ¡Y van a enfrentar a los de Phoenix!

-          ¿Piensas derrotar a Kadzan y sus hombres?

-          ¡Lo lograran! Tienen a Titania y Salamander.

Lucy soltó una pequeña sonrisa. Si la ciudad tenia fe en ellos, ella también debería tenerlo y dar lo mejor de sí para alcanzarlos.

 -------------------------------------------------------------------------------------------------

La Armadura del Purgatorio estaba completamente destruida, y Erza estaba tratando de levantarse del piso con gran dificultad. La herida en su pierna sangraba más, tenía cortes y raspones por todo el cuerpo. Una de sus armaduras más fuertes había sido destruida ¿Qué más le quedaba?  Se levantó y trato de atacar cuerpo a cuerpo, pero Ichiro aún estaba en forma y podía esquivar sus ataques aún más fáciles que antes. Tomo el brazo de Erza.

-          Vamos, Titania. Eres débil.

La soltó y la miro de pies a cabeza, contemplando su trabajo y su fuerza, riendo.

-          Seré amable contigo, te libero del trato. Nos vemos, Titania.

Erza pensó en todos sus amigos y el gremio. En la ciudad, que estaría desesperada ahora por ser salvada por alguien. Fairy Tail, era el gremio más fuerte de todo Fiore y no podía rendirse, no aún. No se rendiría hasta que no pudiera moverse.

Se levantó y saco a la luz su Armadura Fairy.

-          ¿No lo entiendes? Ninguna de tus Armaduras puede contra mi Titania.

-          ¿Sabes por qué esta armadura se llama “Fairy”? Porque estoy orgullosa de ser del gremio Fairy Tail. Ellos siempre cuidan de mí. Ellos son mi armadura ¡Y por eso no seré vencida!

-          No me hagas reír.

Erza se acercó a una gran velocidad, forzando su pierna herida, pero poco le importaba. Con sus dos espadas, ataco a Ichiro. Cada ataque hecho con más fuerza y rapidez, destruyendo la armadura que el hombre tenía.

Ichiro cambiaba de Armadura cada cinco minutos, pero cada una fue destruida por las espadas de la pelirroja.

-          Bien, pongámonos serios.

El cuerpo de Ichiro se vio rodeado de una armadura negra que le daba forma de un ave gigante con dos espadas iguales a la de Erza.

-          Armadura Phoenix.

Ambos estuvieron en un duro combate en el cual ninguno parecía que ganaría, pero Erza logro ser más rápido y dio en el blanco, destruyendo por completo la armadura de Ichiro.  El hombre se tiró en el piso con los ojos como platos, derrotado.

-          ¿Yo… perdí?

-          Ahora cumplirás tu apuesta y me ayudaras.

Erza sabía que él no les podría ayudar a ganar en ese estado. Sabía que no podría usar más magia hasta que descansara al menos un día o más, y ellos no podían esperar más.

-          ¿Quién es su cuarto miembro? Están tú, Kadzan y una mujer ¿Quién es el otro?

-          Es Ryuu. – dijo a muy apenas, pues no tenía energías ni para hablar.

-          ¿Qué magia utiliza?

-           Explosiones.

La pelirroja siguió su camino y un par de cuadras más adelante, se sentó recargándose en una pared.

 

-          Supongo que yo también tendré que descansar un par de minutos.

 ---------------------------------------------------------------------------------------

Gray estaba ya más adelanto. Si subía una pequeña colina llegaría al gremio oscuro. Pero una persona se interpuso en su camino. Un hombre rubio de ojos café claro.

-          ¿Quién eres tú? – grito el mago de hielo.

End Notes:

Dejen sus comentarios. Espero les haya gustado.

Nos vemos la proxima semana!

End Notes:

Dejen sus comentarios. Espero les haya gustado.

Nos vemos la proxima semana!

Regresar al índiceCapítulo 6 ¡El mejor gremio! by Izumi Ayuzawa
Author's Notes:

Aquí esta el capítulo! Espero lo disfruten.

Author's Notes:

Aquí esta el capítulo! Espero lo disfruten.

Gray se quedó parado esperando la respuesta de su oponente, con la mirada fija en él, esperando cualquier ataque que se atreviera a lanzar.

-          Mi nombre es Ryuu.

¿Ryuu? El mago de hielo no recordaba que Erza le diera ese nombre, entonces recordó que faltaba un hombre en la lista de los del gremio. El cuarto miembro que faltaba estaba frente a él, y no sabía el tipo de magia que utilizaba, lo cual lo motivo un poco más, pues descubriría su poder y lo derrotaría.

-          Un verdadero reto – dijo Gray con una gran sonrisa en la cara.

-          Oh no, yo no me relajaría tanto… no estoy solo.

Y por un callejón apareció una mujer vistiendo un corto vestido azul igual que sus ojos y el cabello blanco y largo. Gracias a la información que su compañera recolectó, Gray supo inmediatamente quien era; Kuri, la maga de cristal. Si ella estaba aquí, quería decir que uno de sus compañeros no pelearía y avanzaría más rápido que los demás, pero él sería el último en reunirse con los otros, pues tendría doble trabajo, aunque era obvio que no se dejaría perder.

-          ¿Tan cobardes son que tienen que venir dos? – gritó el mago de hielo tan fuerte como para que lo escucharan hasta el final de la calle.

-          Te tragaras tus palabras, querido. Realmente me duele tener que golpear un rostro tan hermoso. – contesto la maga igual de fuerte.

“Ice Make: platillo” fue lo que gritó el joven héroe creando un enorme platillo de hielo que fue rodando hasta sus oponentes. El sonido de una explosión se escuchó y el platillo se rompió en pedazos más pequeños. Ryuu reía maléficamente, hasta que Gray logró convertir esos pedazos más pequeños, en platillos que rodaron nuevamente hacia su oponente. Ryuu trato de esquivarlos saltando, agachándose y moviéndose de un lado a otro, pero al menos unos tres platillos lograron darle. Entonces el joven mago de hielo se percató de algo: la maga ya no se encontraba frente a él como antes. Kuri apareció atrás de él con una espada de cristal amenazándolo con matarlo. Gray se quedó quieto. Nunca se dio cuenta de que la compañera del otro había desaparecido, y se también noto que esto no sería fácil.

-          Ahora Ryuu. – dijo la chica.

Gray sentía como su cuerpo le quemaba y le dolía en cada parte donde Ryuu lanzaba una explosión, que no lo mataba, pero lo hería con gran fuerza.

 

Cuando Kuri lo soltó, el chico se tiró al piso tratando de calmarse. “Cálmate, cálmate. No te alteres” de decía a el mismo en sus pensamientos. Entonces Ryuu lanzó una pequeña explosión a su cabeza, tratando de no herirlo demasiado, pero dejándolo noqueado, consiguiendo desmayarlo.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Lucy, Wendy  y Charle se encontraban ya casi en la cima de la colina, teniendo casi bajo sus narices el gremio oscuro. Ninguna podía engañarse, estaban preocupadas de que no se encontraran con ningún enemigo en todo el camino, eso significaba que un compañero suyo tenía doble carga. Lucy rogaba porque esa persona no fuera Natsu y su angustia creció más. Entonces la chica sintió un pequeño escalofrío en su nuca y automáticamente de preparo para cualquier ruido que no proviniera de ellas. Una hoja crujió. Ella se dio la vuelta con gran velocidad y encontró ante sus ojos dos figuras humanas paradas atrás de ellas, a una distancia tan corta, que si no hubiera volteado a tiempo, las hubieran atacado. Eran Kuri y Ryuu, quien este último tenía cargando a Gray completamente inconsciente. Las tres chicas echaron un grito sordo, llevándose las manos a la boca. Lucy metió su mano en donde tenía guardadas las llaves de sus confiables amigos. Y sin pensar… atacó. Sagitario apareció entre ambos bandos y disparo sus flechas después de que su invocadora le diera la orden. Kuri respondió creando flechas de cristal que se rompieron al chocar con las de Sagitario, pero igual las flechas del espíritu celestial, se rompieron. Wendy decidió atacar usando su rugido del dragón del cielo y aunque acertó, un gran ataque de lava logro derribarlas al piso.

-          Se están tardando. – dijo Kadzan, enfadado a los otros dos muchachos que estaban parados. Después, estos se inclinaron como si tuvieran enfrente a alguien de la realeza.

-          Lo sentimos. – dijeron al unísono.

Kadzan se acercó primero a observar el rostro de Gray, levantándolo de la barbilla con su mano y finalmente soltarlo como si fuera una simple basura.

-          Un mago de hielo: fuera. Una maga celestial, un gato y una pequeña Dragon Slayer de cielo siguen en el juego, pero no por mucho. ¿Dónde está Ichiro con Erza?

-          No sabemos, señor.

Kadzan parecía que estaba a punto de patearles la cara a Kuri y Ryuu, que aún la tenían agachada. Dirigió su mirada ha Lucy quien lo miraba con despreció y odio.

-          Tú eres linda, te tratare de no hacer tanto daño. – levantó el rostro de la rubia al igual que lo hizo con el de Gray, pero su mirada permaneció fija, durante segundos que a ella le parecieron eternos. – Ryuu, ya sabes que hacer.

Ryuu extendió su mano apuntando a la cabeza de Wendy e hizo exactamente lo mismo que hizo con Gray momentos atrás. Lucy ahogó un grito y trato de sacar una llave, pero Kadzan detuvo su mano sosteniéndola fuertemente, lastimándola. “¡Natsu!” gritaba en su mente, con la esperanza de que el chico apareciera como siempre. Ella no podía derrotarlos a los tres juntos, lo sabía, necesitaba ayuda.

Nuevamente, Ryuu extendió su mano apuntando a Lucy, saboreando cada momento que la mantenía arriba y la cara de desesperación que la chica reflejaba en sus ojos. Rodo rápidamente hacia un lado y escucho una explosión en el lugar donde se encontraba segundos atrás, pero logrando darle lo suficientemente cerca a Charle, para desmayarla también. Kuri se sentó arriba de la rubia para que esta no pudiera moverse más. El hombre hizo el mismo movimiento y Lucy cayó desmayada igual que sus compañeros.

 

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Natsu y Happy apenas habían visto la colonia donde se encontraba el gremio, pues gracias a las paradas que hicieron, tardaron más que sus compañeros, así que caminaron más rápido de lo normal para no quedarse atrás.

Caminaron alrededor de unos diez minutos y un río de lava apareció frente a ellos. Happy tomo a Natsu por su ropa y volaron. Vieron el río correr y detenerse, enfriándose rápidamente, entonces no tardaron en adivinar quien estaba enfrente, quien había provocado eso y Natsu obviamente, se emocionó más al saberlo. Volaron hacia enfrente y Kadzan estaba parada un par de pies debajo de ellos.

-          Nos volvemos a ver Salamander.  – grito el hombre. Un gesto maligno se dibujó en su rostro.  – Lastima que este momento no durara.

-          Happy, bajemos. – susurro el pelirosado – baja lo más rápido que puedas, recuerda que es fuerte.

-          ¡Aye!

Happy descendió en picada lo más rápido que se podía permitir y el puño de Natsu se vio rodeado de grandes llamas. Kadzan utilizó el rugido del dragón de lava, que el pequeño gato azul logro esquivar rápidamente y con mucha agilidad, lo que el dragón slayer de fuego elogio. 

-          Tranquilo Salamander, esta vez no vengo solo.

-          ¿Son tan cobardes que tienen no puede venir solo uno?

-          Curioso… lo mismo dijo tu compañero. – Ryuu apareció nuevamente bajando por la calle en la que se encontraba Kadzan.

Natsu comenzó a preocuparse. Menciono a un compañero suyo y si él seguía vivito y coleando, quería decir que el otro había perdido, necesitaba ayuda. Se decidió a derrotarlos a ambos costara lo que costara. Entonces un fuerte golpe hizo que Happy y el cayeran al suelo, sintiendo retumbar todo dentro de él.

Kadzan se agachó al lado de Natsu y le susurró al oído.

-          Tranquilo, tu linda amiga rubia está bien.

 El pelirosado sintió una fuerte llama creciendo dentro de él. Una fuerte llama de ira, enojo y despreció hacia Kadzan. Lo golpeo en el mentón tan fuerte como pudo y se levantó hecho una fiera.  Ambos puños de Natsu se convirtieron en fuego, comenzó a golpear a Kadzan repetidas veces, con más fuerza.

-          ¿¡Qué le hiciste a Lucy!? – gritaba Natsu mientras atacaba sin parar.

Entonces sintió un fuerte golpe en la cabeza y sintió como su conciencia se iba cada segundo que pasaba. Logró ver a Happy en el piso, al que al parecer también atacaron, y finalmente cayó al piso.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Despertó en un pequeño cuarto y se intentó mover, hasta que descubrió que estaba esposado a un tubo y sus compañeros al lado. Lucy estaba a su derecha.

 

-          Al fin despertaste. – dijo la rubia.

Todos parecían decaídos, derrotados, desanimados.

-          ¿Dónde estamos? – preguntó Natsu, bajándosele el ánimo igual.

-          No sabemos, igual que tú, despertamos aquí. – dijo Wendy.

Natsu miró a su alrededor y noto que faltaba alguien. Todos los demás estaban, menos Erza.

-          ¿Dónde está Erza?

Todos se quedaron callados con la mirada baja.

-          No sabemos – dijo Lucy.

El peli rosado miro hacia abajo, frunciendo el ceño. Comenzó a moverse bruscamente tratando de golpear el piso y la pared atrás de él, pero las cadenas se lo impedían. Gruñendo. Estaba enojado, más que antes, se sentía impotente pues no logro salvar a sus compañeros.

-          ¡Detente, Natsu! Solo te harás más daño así. – le decía la rubia con lágrimas en los ojos.

-          Perdón, Lucy, esas lagrimas con por culpa mía. – El Dragón Slayer logró calmarse, pero al ver los ojos húmedos de su compañera, no pudo evitar sentirse una basura. – dije que te protegería, pero no lo hice. Dije que no me dejaría vencer, pero paso, y ahora estamos aquí encerrados… ¡Ni siquiera sabemos dónde está Erza! Podría estar en peligro, necesitando nuestra ayuda… y nosotros aquí. – al chico se le empezó a formar un enorme nudo en la garganta.

-          No solo es tu culpa, Natsu, yo tampoco los vencí. – dijo Gray, quien probablemente se sentía igual que el peli rosado.

-          ¿Hemos perdido? – dijo Happy, casi al borde del llanto.

Lucy cerró fuertemente los ojos, tratando de contener el llanto, de pararlo.

-          ¿De verdad estamos… derrotados? Somos de Fairy Tail ¡El gremio más fuerte! Y si somos el más fuerte, es porque no nos dejamos derrotar tan fácilmente. Chicos… no son los únicos que perdieron. Natsu… ya me has protegido mucho, y es tiempo de que yo te proteja a ti.

Todo el grupo la miro atónito y después sonrieron.

-          Lucy tiene razón ¡Podemos salir de esta! - dijo el mago de  hielo.

-          ¡Bien dicho, Lucy-san! – dijo la pequeña niña.

-          ¡Aye, sir! Lucy dijo algo inteligente.  – por primera vez el comentario de Happy no le molestó a Lucy.

Natsu fue el único que no dijo nada. Todos lo voltearon a ver.

-          Gracias, Lucy.

En ese momento escucharon un golpe y la puerta de la habitación se abrió. Erza acababa de llegar. Todos se emocionaron más al verla sana y salva. Ella llegó y rompió las cadenas y las esposas que tenían sus compañeros con su espada y los ayudó a levantarse. Wendy vio la herida en su pierna.

-          ¡Erza-san! ¡Hay que tratar esa herida!

La pequeña se acercó rápidamente a la chica y comenzó a curarla.

-          ¿Cómo sabías donde estábamos? ¿Y dónde estabas tú?  - preguntó Gray.

-          Yo estaba en la ciudad, descansado para recuperar energías, después de un rato seguí mi camino. Logre ver a dos magos cargando a Natsu inconsciente y supuse que estaban en peligro. Los seguí y averigüe donde estaban, no fue difícil. – Wendy se apartó un par de pasos al terminar el tratamiento en la pierna de Erza. – Ahora gente, hay un trabajo que debemos terminar.

-          ¡Aye, sir! – gritaron todos juntos.

Salieron corriendo de la habitación y su compañera les explicó que estaban dentro del gremio Phoenix y que sus miembros debían estar dentro también, por lo que debían estar antentos y no hacer mucho ruido para lograr un ataque sorpresa. Todos estaban realmente motivados gracias a las palabras de Lucy.

Entonces el suelo tembló… Ryuu estaba frente a ellos.

-          Yo me encargó de él. – dijo Erza.

Gray la detuvo con una mano.

-          No, lo hare yo, tú debes descansar Erza ¡Ustedes sigan!

-          Contamos contigo. – dijo Natsu.

Todo salieron corriendo hacía enfrente. Ryuu estiro su mano, preparado para atacar, pero Gray logro rodearlos de un escudo de hielo para que sus compañeros lograran pasar a salvo.

-          Tu oponente soy yo… y esta vez no será fácil.

 

 

 

End Notes:

Espero les haya gustado. Subire el proximo capítulo la siguiente semana.

Dejen sus comentarios. 

¡Feliz regresó a clases! a todos los que ya entraron o entraran la siguiente semana. (en mi caso ya entre.)

 

¡Nos vemos!

End Notes:

Espero les haya gustado. Subire el proximo capítulo la siguiente semana.

Dejen sus comentarios. 

¡Feliz regresó a clases! a todos los que ya entraron o entraran la siguiente semana. (en mi caso ya entre.)

 

¡Nos vemos!

Regresar al índiceCapítulo 7 Compatibles. by Izumi Ayuzawa
Author's Notes:

Aquí esta el capítulo, espero les guste.

Author's Notes:

Aquí esta el capítulo, espero les guste.

-          Tienes agallas niño.  – dijo Ryuu

-          Ice Make: Nudillos. 

Varios puños gigantes brotaron del suelo. El mago oscuro saltó y comenzó a destruir cada figura de hielo con una explosión. Comenzó a caer nieve, Gray salió de la nada y golpeo en la cara a su oponente, mandándolo a volar un par de metros. Una fuerza poderosa levantó al mago de hielo del piso. Su cuerpo era golpeado continuamente, mientras Ryuu reía fuertemente. Finalmente, Gray cayó al piso con gran fuerza. El mago oscuro se acercó lentamente al cuerpo inconsciente del chico, levantó su mano y un fuerte ruido se escuchó por todo el lugar. Una especie de humo blanco comenzó a salir, era un muñeco de hielo. El verdadero  Gray, con una espada hecha de hielo atacó a su oponente por atrás.

-          No me subestimes. – gritó el chico.

 

Kadzan se encontraba en el centro de una gran sala, sentad

El poder de los sentimientos. by Izumi Ayuzawa

El poder de los sentimientos. by Izumi Ayuzawa

ATENCION: El fanfic puede contener spoiler, para aquellos que no han leído el manga.  El poder de los sentimientos. by Izumi AyuzawaSummary: El poder de los

fanfic

es

https://fanfic.es/static/images/fanfic-el-poder-de-los-sentimientos-900-0.jpg

2020-05-14

 

El poder de los sentimientos. by Izumi Ayuzawa
El poder de los sentimientos. by Izumi Ayuzawa

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20