Don't Love me by Aveney

Fanfics en EspañolEl sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

 Don't Love me by Aveney
Summary:

Tan joven y con las manos manchadas de sangre. Hijo del hombre más temido de Seúl, uno de los mafiosos más peligrosos de ese lugar. Criado desde niño con un solo fin, matar. Pero él aún no había tenido la oportunidad de matar a alguien, por ahora, solo había causado fraudes, robos... Su vida es un autentico misterio, mejor dicho, Jung Daehyun, era un auténtico un misterio.

Una joven de pelo largo castaño claro, hija de uno de los hombres más ricos de Seúl, un Duque ¿cómo no? Siempre siendo la hija perfecta, notas impresionantes, grandes virtudes... O eso es lo que muestra delante de sus padres. Su único y fiel amigo, su mayordomo Louis, su mejor amigo desde que tiene conciencia. Pero ella en realidad es diferente a lo que aparenta, Hanna, una chica interesante. 

Varios problemas ocurren en sus vidas, unos los entrelazan, otros los separa, ¿que pasaría si Daehyun, se hiciera pasar por un compañero de clase? ¿Una casualidad? ¿O simplemente...trabajo?



Categories: MUSIC, KMUSIC Characters: Ninguno

Generos: Romance

Advertencias: Lemon

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 17 Completed:Word count: 23226 Read: 5656 Published: 10/07/2013 Updated: 05/09/2013
Summary:

Tan joven y con las manos manchadas de sangre. Hijo del hombre más temido de Seúl, uno de los mafiosos más peligrosos de ese lugar. Criado desde niño con un solo fin, matar. Pero él aún no había tenido la oportunidad de matar a alguien, por ahora, solo había causado fraudes, robos... Su vida es un autentico misterio, mejor dicho, Jung Daehyun, era un auténtico un misterio.

Una joven de pelo largo castaño claro, hija de uno de los hombres más ricos de Seúl, un Duque ¿cómo no? Siempre siendo la hija perfecta, notas impresionantes, grandes virtudes... O eso es lo que muestra delante de sus padres. Su único y fiel amigo, su mayordomo Louis, su mejor amigo desde que tiene conciencia. Pero ella en realidad es diferente a lo que aparenta, Hanna, una chica interesante. 

Varios problemas ocurren en sus vidas, unos los entrelazan, otros los separa, ¿que pasaría si Daehyun, se hiciera pasar por un compañero de clase? ¿Una casualidad? ¿O simplemente...trabajo?



Categories: MUSIC, KMUSIC Characters: Ninguno

Generos: Romance

Advertencias: Lemon

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 17 Completed:Word count: 23226 Read: 5656 Published: 10/07/2013 Updated: 05/09/2013
Story Notes:

Todo es ficción. Apareceran más personajes a lo largo de la historia que podreís reconocer. Espero que os guste esta historia, haré lo mejor. 

Story Notes:

Todo es ficción. Apareceran más personajes a lo largo de la historia que podreís reconocer. Espero que os guste esta historia, haré lo mejor. 

Capítulo 1 by Aveney
Author's Notes:

¡Hola! Este es uno de mis primeros fics, me esfuerzo todo lo que puedo ;; espero que os agrade, bye ~

Author's Notes:

¡Hola! Este es uno de mis primeros fics, me esfuerzo todo lo que puedo ;; espero que os agrade, bye ~

Los rayos del sol se colaban tras las cortinas de aquella bonita habitación, llegando hasta la cama de una joven dormida. El despertador sonó como siempre, a las 09:00, para que aquella joven se preparara y fuera a la ceremonia de entrada al nuevo instituto. Hanna se fue con 9 años a estudiar al extranjero, y después de 7 volvió a Seúl junto a su familia. Ella había cambiado mucho, quizás demasiado, antes era de pelo corto, gordita, tímida, callada... Pero ahora era totalmente diferente, una chica alta, sin kilos sobrantes, melena castaña y de carácter duro.

 

Ya se levantaba perezosa de la cama, con el pelo descontrolado y el pijama descolocado. Un divertido Louis, el mayordomo personal de Hanna, entraba por la habitación sonriente diciendo "buenos días dormilona" acompañado de una alegre sonrisa. Hanna, aún somnolienta, sonrió alegremente, alegrándose de encontrarse en casa de nuevo, pudiendo encontrarse con ese agradable sentimiento de estar en casa. 



Rápidamente, después de esa lucha contra el uniforme, corrió a la cocina donde una alegre cocinera cantaba  mientras preparaba como siempre, un delicioso desayuno. "buenos días Sra. Joon, esto huele realmente bien, como la echaba de menos ", Hanna abrazó a la Sra. Joon dejándola con una sonrisa en los labios. Volvió a sus quehaceres, y ella seguía recorriendo aquella bonita casa saludando a todos sus componentes dentro. "Hoy será un gran día" se dijo así misma. Que pena que las cosas se fueran torciendo en el salón con sus padres

 

 

 

 

 

                        ..............................................................

 



Hoy sería un día como otro cualquiera, para Daehyun los días son iguales. Hoy, se levantó de mala gana como todas las mañanas. Se levantó tarde como siempre, se vistió y se dirigió ha la sala de operaciones, donde su padre le esperaba impaciente para comunicarle su nuevo trabajo.

 

- Bueno hijo mío, eres uno de los mejores hombres de este grupo, aparte de un hijo ejemplar. Esta misión está expresamente hecha para ti, eres el único en el que puedo confiar ahora mismo, pero será peligroso, ¿estás dispuesto a aceptarla? - suspiro pesadamente, esperando una respuesta de su hijo.

 

- ¿de qué se trata? - Dijo Daehyun mirando fijamente a su padre, quería demostrarle que era el mejor, que jamás podrá encontrar a alguien mejor que él.

 

- Bueno, te explico....

 

Daehyun salió de la sala de operaciones con un solo objetivo: debía cumplir esa misión lo mejor que pudiera y demostrar a su padre que podía confiar en él. Se dirigió hacía su cuarto, donde su mejor amigo le esperaba para salir un rato antes de comenzar con la ceremonia del instituto, esa sería su tapadera. Un estudiante de 17 años no conocido, otro estudiante más pasando desapercibido para acercarse a su presa.

 

 

 

                                            ...............................................................

 

 

 

Los gritos se escuchaban cada vez más a medida que se acercaba al salón. Nada más entrar, vio como su madre gritaba como loca mientras su padre simplemente se llevaba una mano a la cabeza con pesadez y escuchaba los berridos de su madre:

 

-¿¡has visto querido!? Esa mujer intentó robarme mis vestidos y mis joyas. Estoy más que enfadada, estoy indignada. ¡Tienes que hacer algo! - entre gritos y caras de enfado, su padre tomó iniciativa de la situación y despidió a la sirvienta.

 

Hanna como siempre, pasó del tema, para ella su madre siempre lo dramatizaba todo, incluso a veces esos problemas solo eran malentendidos, aunque había mucha gente que se quería hacer con la riqueza de sus padres y librarse de ellos...

 

Cogió su mochila y salió por la puerta yendo hacía el coche. Como no, un mismísimo mercedes blanco.  Pero a Hanna no le gustaba llamar la atención, por eso no quería que nadie de su instituto supiera de donde venía. Pasó de largo y se subió a un Beatle amarillo, que era conducido por su amigo Louis.

 

Un largo recorrido por las calles de Seúl, Hanna observaba con todo detalle cada calle, cada cartel, las personas... Todo le fascinaba, hacía demasiado tiempo que no lo veía. Tras unos 15 minutos se encontraba frente al instituto, viendo a todos esos estudiantes con sus mismos uniformes. Los chicos tan pasotas y normalitos de siempre, y las chicas: estaban las pijas con falda extra corta y extensiones; luego las que parecían chicos; y las normalitas de toda la vida. A Hanna no le gustaba llevarse mal con nadie, por eso siempre intentaba llevarse bien con todo el mundo, pero cuando no, es que no.

 

Llevaba ya 5 minutos en el coche, con las manos sudorosas y la mirada perdida entre la gente.

 

- ¿Estás bien?, Si quieres, te acompaño hasta la entrada. - dijo amablemente Louis, eso era lo que más le gustaba a Hanna, su amabilidad.

 

- Tranquilo, estoy bien. Solo un poco nerviosa. - Ya con una sonrisa, se bajó del coche y camino rápidamente hacía la entrada. Pasó desapercibida al principio, pero nada más entrar al edificio sintió como su miles de ojos la observaran, "¿nunca han visto a una extranjera o qué?" pensó.

 

Tan tranquilamente siguió de largo, y al girar la esquina nada más y nada menos, chocó de narices contra otra persona, tirando por los suelos los papeles de éste. Genial, una bonita manera de que la gente no se olvide de tu cara.

 

                                              ..............................................................

 

Daehyun se preparó, se puso su nuevo uniforme y salio hacía el instituto. Pasó un largo rato cuando llegó, dejó su moto aparcada enfrente del instituto. Al entrar, se encontró con unos 3 niñatos de apenas 16 años fumando, y mirando de reojo a Daehyun cuando uno de ellos dijo :

 

- Eh chicos, mirad a ese, se cree super guay por traerse su motito al instituto. Ey tu guapa, cuidadito con esa belleza, a ver si un día desaparece de ahí.-  Como no, sus amigos se rieron solo para intimidar a Daehyun, que simplemente soltó una sonrisa sarcástica mientras se acercaba a ellos con cara de pocos amigos. Cogió por el cuello de la camisa aquel joven que le había hablado hace unos momentos y lo levanto al aire como si nada. El chaval empezó a mover como loco sus piernas para soltarse pero le resultó inútil.

 

- Que no me entere yo de que un niñato como tu toca mi moto, porque sino, perderás algo más que los huevos. - Aquellas palabras helaron la piel de los jóvenes, haciéndoles correr. Daehyun tenía una mirada que daba miedo, hasta el mismísimo diablo temblaría ante él.

 

Se colocó su chaqueta y se dio la vuelta para seguir su camino. Faltaban unos minutos para que empezara la ceremonia de entrada. Caminó entre cientos de chicas que le miraban y hablaban coquetamente, ¿como no? Daehyun era un chico muy muy atractivo, y tenía muy buen cuerpo.

 

Daehyun les siguió el royo a todas pues le parecía divertido burlarse de ellas, para él todas no eran más que simples estúpidas. Más tarde, dirigiéndose al salón de actos, sin prestarle atención al camino, chocó bruscamente contra otra persona, cayendo mutuamente hacía atrás y Hanna dando un manotazo accidentado a un joven que tenía unos papeles en las manos. Los dos se quedaron unos segundos parados tocando sus frentes algo doloridas por el golpe. Hasta que Hanna reaccionó y se disculpó con Daehyun para rápidamente ir a ayudar a aquel chico que sin querer había tirado todos sus papeles al suelo. Si buscas una tienda de articulos con naves espaciales la has encontrado 🤩 Entra en tu tienda de articulos relacionados con las naves espaciales AQUÍ ✅ Naves Espaciales, Tu Tienda Online de Artículos Espaciales 🛸

 

- Ts, la próxima vez mira por donde vas. - Lo dijo así, con aires de superioridad. Hanna, se volteó y se sintió ofendida por ese comentario, y no se quedaría callada.

 

- La próxima vez, ponte gafas. - Al oír eso, Daehyun no se creyó lo que sus oídos oían, alguien le había contestado, ¿a él?.

 

- Uy perdona, aquí la señorita no sabe otra cosa que contestar a sus mayores. Vuélvete al parvulario. - Y con eso se rió falsamente, haciendo que las estúpidas chicas que le rodeaban se rieran con él. Hanna no se lo podía creer. Pero lo que él no sabía era que Hanna tenía una lengua muy afilada, y muy poca paciencia.

 

- A ver tu, creído. No vuelvas a hablarme así, eso lo primero. Lo segundo, ¿quién te crees que eres? A mi no me vengas con gilipolleces, niñato. - Con esa cara de asco que Hanna sabía poner la llama de molestia se encendió en Daehyun. El joven que se encontraba al lado de Hanna veía que esos dos podrían llegar hasta las manos, y sin pensárselo se llevó a Hanna de allí, dejando a Daehyun con la palabra en la boca.

 

Aquel chico llevó a Hanna lejos de ese tío tan mal educado. Al estar ya bastante alejados soltó el agarre que tenía con Hanna y le pidió disculpa por habérsela llevado así porque sí. Hanna en cambio le agradeció muchísimo, si no se la hubiera llevado de ahí algo malo habría ocurrido.

 

- La verdad, gracias por sacarme de allí. - Dijo Hanna sonriendole.

 

- D-de nada...Eres nueva, ¿verdad? - dijo con mucha simpatía.

 

- Si, me llamo Hanna, encantada- le dio la mano alegremente,  lo que hizo que el chico se ruborizara.

 

- Yo me llamo Kim Le Jung, igualmente. - El chico sonrió muy tiernamente, lo que provocó que a Hanna se le saltaron los colores por unos segundos. Parecía un chico muy amable. Era alto, tenia el pelo castaño oscuro y con el flequillo por encima de los ojos, estaba en buena forma y su sonrisa era muy bonita.

 

Hanna y Le Jung se quedaron hablando un rato hasta que se dieron cuenta de que debían ir a la ceremonia que estaba apunto de comenzar. Al entrar, se sentaron en sus correspondientes asientos, por lo que se tuvieron que separar. Al lado de Hanna había un puesto libre, no sabía quien podría sentarse allí, tenía el nombre de un chico, y mira por donde, por ahí se le venía venir. Jung Daehyun...

End Notes:

Comenten que tal :3 

End Notes:

Comenten que tal :3 

Regresar al índiceCapítulo 2 by Aveney
Author's Notes:

Aquí el 2! Espero que les guste, aquí se explica todo un poco, el próximo está en camino! :)

Author's Notes:

Aquí el 2! Espero que les guste, aquí se explica todo un poco, el próximo está en camino! :)

Los ojos de Hanna no se creían lo que veían, era el mismo imbécil que se burló de ella hace un rato. Hanna rezaba para que no fuera él el que se sentara a su lado. Daehyun siguió caminando hasta darse cuenta de que se tendría que estar al lado de la misma estúpida que le contestó antes. Hanna se limitó a mirar hacia delante, mientras que Daehyun tranquilamente se sentaba a su lado. La ceremonia empezó bien, los profesores se presentaban uno por uno y dando un corto discurso, para luego dar el turno de los estudiantes. Empezaron a subir clase por clase, cada estudiante presentándose rápidamente y dando paso al siguiente. Ya le tocaba la clase de Hanna, fueron subiendo en fila y como no, Daehyun detrás de ella. Ya solo faltaba un estudiante para que fuera el turno de Hanna de presentarse. Daehyun solo para vengarse por lo de antes, justo cuando Hanna se dirigía hacia el micro le puso la zancadilla sin que nadie se diese cuenta y la pobre Hanna tropezó mala mente cayendo de rodillas frente al micro. Muchas risas se escucharon por todo el auditorio. Rápidamente la vergüenza se intentó apoderar de ella, pero sucedió todo lo contrario. Hanna se levantó con la cabeza alta, colocándose su chaqueta dispuesta a seguir en donde se quedó. Se presentó fugazmente y con una sonrisa, dejando claro que esa tonta caída no había sido nada. Volvió a su sitio al lado de Daehyun, donde este simple sonreía ante su victoria, y gozaba de la vergüenza que pasaba Hanna.







Cuando por fin terminó la ceremonia todo el mundo comenzó a marcharse, para ya el lunes comenzar las clases. Hanna rápidamente se dirigía a la salida donde seguramente Louis le esperaba en el coche. Al salir, se encontró con el mismísimo Daehyun, que sonreía felizmente mirándola. Hanna al sentirse tan observada  y criticada por su mirada pasó por su lado diciendo: " Si tanto te gusto, la próxima te firmo una foto". Dejando a Daehyun congelado, para luego reírse con ganas ante ese comentario. Le encantaba ver como alguien se dignaba a enfrentarle. "Este curso será divertido" se dijo así mismo. Mientras veía a Hanna marcharse, unas chicas se acercaban a él para invitarle a salir, como no, Daehyun no se negó, al contrario, incluso les ofreció ir a un Karaoke. A él le gustaba la privacidad, o eso les hizo entender...







 







Hanna ya veía como Louis se acercaba con el coche, pero antes de poder subirse, oyó la voz de un conocido. Era Lee Jung. Se acercaba rápidamente a Hanna y le comentó con mucha alegría que para nada le pareció graciosa su caída, que no fue culpa suya, que fue aquel imbécil de antes.







- Maldito imbécil... -  decía Hanna con cara de pocos amigos.







- Tranquila. Es el típico creído. En todos los institutos hay muchos. - dijo alegremente Lee Jung.







- haha, gracias lee Jung, me has ayudado mucho. - y le extendió la mano en forma de amistad. Lee Jung sonrió y le estrechó la mano.







- oye... Ya que eres nueva, ¿no sabrás casi nada de Seúl no? Bueno... Estaba pensado... que... – A Lee Jung se le cortaba la voz, mientras se ponía un poco colorado intentando que le salieran las palabras. Hanna entendió todo a lo que se refería y le parecía adorable el esfuerzo de Lee Jung por decírselo.







- ¿tú me enseñarías Seúl?- le sonrió coquetamente.







- P-por supuesto. Sería un honor. - dijo con una gran sonrisa, a Hanna la verdad, le gustaba verle sonreír, era como la sonrisa de un niño pequeño.







Rápidamente, Hanna se despidió de su nuevo amigo dejándole su número de teléfono. Subió al coche, y sintió la mirada pícara de Louis.







- ¿Quién era ese chico?, parece buena persona... - dijo mientras arrancaba el coche.







- Es un amigo que acabo de conocer, y sí lo es. Me ha ayudado mucho hoy. - A Hanna se le veía la tonta sonrisa en la cara.







- Hanna, recuerda, no te fíes tanto de la gente. Ya sabes de donde proceses y de que familia eres. No debes bajar la guardia ni un solo momento... - A Hanna se le cambió la cara al segundo. Louis tenía razón. No podía fiarse tan rápido de la gente. Por eso a veces odiaba ser de esa familia, no puede tener amigos, ni invitarlos a casa, ni siquiera poder salir sin estar vigilada. Así era su vida. Tan solitaria y aburrida, por eso tenía a Louis que a veces le ayudaba a escaparse de ese mundo.







 







 







Mientras tanto, en el karaoke, un divertido Daehyun jugaba a sus anchas con esas estúpidas chicas. Se divertía tanto que acabo acostándose con dos de ellas. Como no. Es el hombre perfecto... O eso creían ellas. Salió unas horas después dejando a esas chicas borrachas en el karaoke. Se colocó la ropa y salió cansado de allí. Pasó por unas cuantas tiendas mirando aparatos electrónicos y mirando ropa nueva. Hasta que recibió una llamada del secretario de su padre.







- ¿qué pasa?- contestó un desganado Daehyun.







- Tu padre te manda un recado. Te quiere dentro de 30 minutos en su despacho, quiere darte toda la información que necesitas para tu nueva misión. No tardes. - y cortó la llamada.







Daehyun aceleró el paso para llegar a tiempo, por eso, fue al lugar donde había dejado su moto y partió hacia el lugar. Llegó en unos 15 minutos, suficiente para que tomara iniciativa de la situación. Aunque ni él mismo se lo creyera, estaba un poco nervioso.







Pasó por un pasillo hasta llegar a la puerta con el nombre de su padre. Entró y se volvió a encontrar en esa habitación oscura, con miles de papeles y ese humo mal oliente que irradiaba el puro que fumaba su padre. Las estanterías llenas de premios obtenidos en cada misión, y como no, armas escondidas debajo de su mesa. Se sentó en la silla frente a su padre, esperando esa información tan importante.







- Hijo mío, aquí tengo todo lo que tienes que hacer y saber. Parece sencillo pero la verdad, no lo es. - le entregó a Daehyun una carpeta llena de papeles e indicaciones claras, mientras le seguía explicando.







- Bueno. Te explico lo que realmente tienes que hacer. Tienes que infiltrarte en casa de los Duques y traerme los papeles que hay en la caja fuerte. La casa está rodeada de guardias y policías, hay cámaras en cada pasillo, habitación y lugar más remoto de la casa. Tienes que tener mucho cuidado. El único momento en el puedes actuar es por la noche, de madrugada. Tendrás la ayuda de uno de nuestros mejores Hackers para que logres entrar sin ser visto. Tendrás que usar todas tus habilidades y fuerzas. Porque esta vez sí estás en peligro de que te metan una bala entre los ojos. No me falles. - finalizó esto dirigiéndole una mirada fría y seria.







- No te fallaré- con eso Daehyun cogió los papeles y salió de la habitación para dirigirse a su apartamento y echar un vistazo más a esa información.







Llegó a su apartamento, no estaba muy lejos de allí y se fue a dar un baño. Al salir, se vistió con ropa cómoda y se sentó a leer todo aquel montón de papeles.







"Los Duques, la señora Kim y el señor Luck. Una de las parejas más ricas de Corea del sur, con una mansión bien vigilada y de alta seguridad. Rodeada de perros adiestrados por profesionales, policías y agentes bien armados. Con cámaras por todo el recinto, tanto dentro como por fuera“.  Leía para sí mismo Daehyun, sabía que le costaría entrar y conseguir aquellos papeles tan importantes para su padre. Pero, espera, ¿qué demonios? , pensaba él mientras comenzaba a sonreír maléficamente.







“Padres de una hija de 16 años, educada, lista, valiente, y algo rebelde, nacida en Corea del sur, se marchó a estudiar a estados unidos cuando era pequeña. Y hace poco volvió para estar con su familia... Su nombre, Hanna."







“Ya está”, pensó él. Ya tenía otra alternativa con la que poder entrar en aquella casa sin ser acribillado a balazos.





 



Desde que tenga oportunidad, comenzaría su nuevo plan. Conquistar a la hija de los duques.

End Notes:

wii~ comenten! Graciias a las chicas que dejaron comentarios en el anterior cap, son amor !

Don

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fanfic.es/viewstory.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20