Destinados a Estar Juntos by SaKuRiMo0n

Fanfics en EspañolEl sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

 Destinados a Estar Juntos by SaKuRiMo0n
Summary:

Ryoma regresa del campamento U-17 y le pide a Sakuno que juegue contra él. Como resultado de haber ganado Ryoma le ordena a Sakuno que sea su novia. Pero para evitar algún problema, deciden no decirle a nadie acerca de esto. ¿Que pasara cuando se enteren de que, hace muchos años, sus padres los comprometieron? Entren y averigüenlo.



Categories: PRINCE OF TENNIS Characters: Ninguno

Generos: Drama, Romance

Advertencias: Ninguno

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 4 Completed: No Word count: 18555 Read: 1145 Published: 01/08/2013 Updated: 01/10/2013
Summary:

Ryoma regresa del campamento U-17 y le pide a Sakuno que juegue contra él. Como resultado de haber ganado Ryoma le ordena a Sakuno que sea su novia. Pero para evitar algún problema, deciden no decirle a nadie acerca de esto. ¿Que pasara cuando se enteren de que, hace muchos años, sus padres los comprometieron? Entren y averigüenlo.



Categories: PRINCE OF TENNIS Characters: Ninguno

Generos: Drama, Romance

Advertencias: Ninguno

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 4 Completed: No Word count: 18555 Read: 1145 Published: 01/08/2013 Updated: 01/10/2013 Enlazados by SaKuRiMo0n
Author's Notes:

Bueno aquí vengo con otro fic. Este lo escribí antes que Confusión, pero quería terminarlo antes de subirlo -problemas de tiempo- y poder actualizarlo cada semana. Entonces lo traigo ahora que ya tengo la mitad de la historia escrita.

Espero les guste. Y de ante mano aviso que este capitulo es un pequeño resumen de lo que pasa en el anime, pero tiene algo extra al principio que dará sentido a la historia.

-----------------------------------------------

Disclaimer: The Prince of Tennis no me pertenece sino a Konomi Takeshi. Yo solo uso sus personajes para crear esta historia.

Todo esto lo hago sin fines de lucro y con ánimos de entretenimiento.

-----------------------------------------------

Negrita -Diálogos-

Cursiva -Pensamientos o Mensajes-

 

Author's Notes:

Bueno aquí vengo con otro fic. Este lo escribí antes que Confusión, pero quería terminarlo antes de subirlo -problemas de tiempo- y poder actualizarlo cada semana. Entonces lo traigo ahora que ya tengo la mitad de la historia escrita.

Espero les guste. Y de ante mano aviso que este capitulo es un pequeño resumen de lo que pasa en el anime, pero tiene algo extra al principio que dará sentido a la historia.

-----------------------------------------------

Disclaimer: The Prince of Tennis no me pertenece sino a Konomi Takeshi. Yo solo uso sus personajes para crear esta historia.

Todo esto lo hago sin fines de lucro y con ánimos de entretenimiento.

-----------------------------------------------

Negrita -Diálogos-

Cursiva -Pensamientos o Mensajes-

 

Capítulo 1: Enlazados

 

Era un bonito día, el sol brillaba, los pájaros cantaban y las personas caminaban tranquilamente por las calles de la ciudad de Tokio, unos se dirigían hacia sus trabajos y otros simplemente paseaban apreciando el bello paisaje que tenían frente a ellos.

 

En una casa muy acogedora se encontraban varias personas conversando, entre las personas estaban dos hombres y tres mujeres, una mucho mayor que las otras dos. La mujer mayor estaba sentada en un pequeño sillón para una persona, este era de color café y con un estampado de flores. En sus brazos se encontraba un pequeño bulto cubierto con una pequeña manta de color rosa y uno de los hombres que se encontraba parado a lado de las dos mujeres que se encontraban sentadas en frente de la mayor de ellos, tenía también en sus brazos otro pequeños bulto, solo que este estaba cubierto con una manta de color azul, ambos bebes tenían apenas dos meses de haber nacido y ambos tenían la cara completamente cubierta por la manta, razón por la que no se les podía ver el rostro. Los cinco personajes se encontraban discutiendo sobre un tema sumamente importante. Trataban sobre el futuro de sus pequeños hijos y como esto afectaría a sus dos familias. Esto ya lo llevaban discutiendo durante algún tiempo antes de que nacieran los bebes, y en cuanto se enteraron del sexo de cada uno de ellos.

 

Entonces ¿Estamos todos de acuerdo?− sentencio la mayor de ellos, a lo que las dos parejas que estaban enfrente de ella asintieron con seguridad –Ellos se casaran cuando cumplan dieciocho, y se lo comunicaremos cuando ambos hayan cumplido quince− termina tras el nuevo asentimiento de los presentes.

 

Por primera vez en la conversación hablo Sakura –Con esto, al fin nos uniremos como una sola familia− anuncio muy feliz la joven madre de la pequeña que se encontraba en los brazos de sus suegra. Ella era muy hermosa su cabello era de color chocolate, era muy largo, le llegaba hasta la cintura, sus ojos eran del mismo color que su cabello, y su piel era clara.

 

Sí, lo sé. Estoy muy feliz por esto también, sé que ellos se entenderán muy bien− menciono ahora Rinko, ella era una mujer con una cabellera de color castaño, este le llegaba a los hombros, y sus ojos tenían el mismo color de su cabello, su piel era blanca como la nieve.

 

Los hombres solo suspiraron y pensaron al mismo tiempo cosas como "mujeres" y "son muy sentimentales", pero no podían ocultar que se sentían muy emocionados y felices por la unión de sus hijos. Sin más que decir cada quien se retiró hacia sus hogares dejando a la mayor de las mujeres en su casa –que era donde se encontraban hablando- aunque se encontraba feliz de lo recientemente ocurrido entre ellos.

 

Ahora solo podía pensar en lo que ocurriría cuando ellos dos se conocieran.

 

Aunque para eso faltaban algunos años.

 

Solo tenía que esperar ¿Cierto?

 

------------------------------------------

 

∞ + ∞ + ∞ + ∞ + ∞ + 12 AÑOS DESPUÉS ∞ + ∞ + ∞ + ∞ + ∞ +

 

Sentada en el asiento de un tren se encontraba una linda jovencita con el cabello de color castaño-rojizo sujeto en dos largas trenzas, su nombre era Sakuno, la pobre estaba asustada ya que habían unos estudiantes de preparatoria que no se daban cuenta e que ella se encontraba detrás de ellos y casi la golpean con una de las raquetas que llevaban en las manos por estar explicando los estilos de agarre de la raqueta. Pero cuando creyó que le iban a dar se sorprendió de que un chico con una gorra blanca y una "R" en el medio de esta los interrumpiera diciéndoles que eran molestos y diciéndoles que estaban equivocados con la forma de agarrar la raqueta, ya ellos hablaban del "agarre oriental" y creían que hablaban del "agarre occidental" salvando a la pobre de Sakuno de ser golpeada. Pronto llego su parada y todos bajaron del tren.

 

Cuando se encontraba esperando a su abuela –que llegaba tarde- volvió a encontrarse con el mismo chico que la salvo de ser golpeada, él le pidió la dirección de Las Canchas de Tenis Kaginogizaka, la cual le dio erróneamente y que se dio cuenta después de que su abuela le dijera que era al lado contrario. Cuando el chico se iba alejando alcanzo a ver que en el maletín donde llevaba su equipo tenia escrito "Ryoma E.". Dejándola con un último pensamiento "Ryoma-kun".

 

Cuando Sakuno llego a las canchas de tenis –ya que ella también se dirigía allí- se la paso buscando a Ryoma hasta que lo encontró durmiendo en el césped de un lugar cercano a las canchas. Disculpándose por haberle dado mal la dirección y haber causado que llegara tarde a su partido, decidió comprarle una bebida que al final termino por pagar el, debido a que a Sakuno se le olvido su monedero.

 

Después de que compraran las bebidas Sakuno le dio las gracias por haberla salvado de ser golpeada en el tren, con lo que le respondió que el los callo porque le molestaban y que no sabía que ella estaba ahí. Justo después de decirle eso, aparecieron los chicos de preparatoria que estaban en el tren diciéndole que era un engreído, con lo que él le respondió que si ya sabía agarrar correctamente la raqueta, y sino que él les iba a enseñar cómo se jugaba al tenis. Así dieron inicio a un partido entre el chico de preparatoria -Sasabe- y Ryoma. Cuando ya habían empezado el partido la abuela de Sakuno apareció preguntándole donde se había metido, dándose cuenta de que estaba en el partido con Ryoma. Sakuno al ver a su abuela le dice que detenga el partido porque Ryoma se podía lastimar por jugar con un chico mayor y su abuela la tranquilizo diciéndole que Ryoma era conocido como "El Príncipe del Tenis", razón por la cual no perdería. También le dijo que la razón para ir a ese lugar era porque quería ver jugar a Ryoma.

 

Después de eso el partido termino dando como ganador a Ryoma y haciendo que todos los presentes, a excepción de Sumire –abuela de Sakuno- , se sorprendieran por la manera de jugar que tenía el príncipe. Después de unos días Sakuno se encontró con la sorpresa de que ella y Ryoma iban a estudiar en el mismo instituto. Seishun Gakuen –Seigaku para abreviar-.

 

Con firme paso el tiempo Sakuno y Ryoma pasaron por varis aventuras junto con el Club de Tenis, del que Ryoma formaba parte de los titulares. Sakuno siempre les brindaba su apoyo ya sea en los partidos o como voluntaria en los campamentos que tenían, a los que siempre asistía gracias a que su abuela era la entrenadora del Club de Tenis Masculino de Seigaku.

 

Justo antes de que empezara el torneo nacional Ryoma recibió la invitación para participar en el U.S. Open (Abierto de Estados Unidos), aunque le costó decidirse finalmente tomo la decisión de participar en el torneo, dejando muy tristes a sus compañeros de equipo y sobre todo a cierta chica de trenzas.

 

Al poco tiempo de que Ryoma se fuera, regreso sorprendiendo a todos y más porque se encontraba jugando contra Kunimitsu Tezuka, capitán del equipo de tenis de Seigaku, dando como resultado la victoria del príncipe. Después de haberle ganado a su capitán regreso a Estados Unidos para jugar en el torneo.

 

Pocos días antes de que diera inicio el torneo nacional Ryoma Echizen "El Príncipe del Tenis" regreso a Japón a apoyar a su equipo, pero al final se decidió que jugaría, ya que el sub-capitán Suichiro Oishi está lesionado por un accidente que tuvo antes de un partido en el torneo de kantou.

 

Después de haber ganado el torneo nacional Ryoma regreso a Estados Unidos, no sin antes dejar algo que aseguraba su regreso a Japón. Él sabía que esa persona era la adecuada para cuidar ese objeto que era muy preciado para él, aunque no lo era tanto como la persona que lo cuidaría hasta que regresara a pedírselo de vuelta.

 

Lo que sorprendió a todos –ósea titulares de Seigaku y rivales de los otros institutos- fue que el príncipe apareció en los campos de entrenamiento de la U-17, nadie se esperaba que estuviera allí –aunque Momo estaba triste porque no iba a estar con ellos- pero se alegraron mucho de tenerlo de vuelta en el equipo, aunque algunos no lo dijeran lo habían extrañado desde que se había ido de si lado.

 

Después de salir del campo de entrenamiento de la U-17 decidió que ya era tiempo para recuperar el objeto que había dejado antes de irse de Japón. Su querida raqueta roja.

End Notes:

Espero les haya gustado leerlo, como a mi escribirlo. Y comenten que les pareció.

Tratare de actualizarlo, lo mas rápido que pueda.

Nos leemos.

 

End Notes:

Espero les haya gustado leerlo, como a mi escribirlo. Y comenten que les pareció.

Tratare de actualizarlo, lo mas rápido que pueda.

Nos leemos.

 

Regresar al índiceJuntos by SaKuRiMo0n
Author's Notes:

Bueno aquí les traigo el segundo capitulo de Destinados a Estar Juntos. Como les dije antes, el primer capitulo es un pequeño resumen de lo que pasa en el anime, así que, aquí es donde empieza la historia.

Les dejo el segundo capitulo, para que no tengan que esperar tanto.

-------------------------------------------

Disclaimer: The Prince of Tennis no me pertenece, le pertenece a Konomi Takeshi. Yo solo uso sus personajes para darle vida a esta historia.

Esto lo hago con el animo de entretener y sin fines de lucro.

-------------------------------------------

Negrita -Diálogos-

Cursiva -Pensamientos-

 

Author's Notes:

Bueno aquí les traigo el segundo capitulo de Destinados a Estar Juntos. Como les dije antes, el primer capitulo es un pequeño resumen de lo que pasa en el anime, así que, aquí es donde empieza la historia.

Les dejo el segundo capitulo, para que no tengan que esperar tanto.

-------------------------------------------

Disclaimer: The Prince of Tennis no me pertenece, le pertenece a Konomi Takeshi. Yo solo uso sus personajes para darle vida a esta historia.

Esto lo hago con el animo de entretener y sin fines de lucro.

-------------------------------------------

Negrita -Diálogos-

Cursiva -Pensamientos-

 

Capítulo 2: Juntos



Hacia un hermoso día en la cuidad de Tokio, el sol brillaba con tal intensidad que hacía ver cuán hermosa era la naturaleza, las flores se encontraban en todo su esplendor mostrando una bella escena ante los ojos que las miraban maravillados por tanto esplendor.



En una banca a un costado de las canchas de tenis Kakinogizaka se encontraba una joven de unos 13 años, tenía el cabello castaño-rojizo que se encontraba sujeto por dos trenzas que caían graciosamente por su espalda, mientras que los pequeños mechones que tenía al frente de su rostro se movían al compás del viento. Llevaba un vestido de tirantes que le llegaba un poco más debajo de las rodillas, era de un color blanco y justo debajo del busto tenía una cinta que se ajustaba alrededor y terminaba con un pequeño moño a un costado de la cinta y por ultimo tenía unas sandalias que se amarraban con una cinta de color blanco, tenían algo de tacón pero no eran muy altas. Se miraba realmente encantadora, aunque a ella eso no le importaba mucho en estos momentos. Se encontraba en estos momentos muy nerviosa, la habían citado ahí para devolver algo que se le había entregado con anterioridad por una persona muy importante para ella y ahora no sabía que es lo que le diría, ya que no le había dicho nada más, solo que se reunirían en uno de los lugares donde estuvieron cuando se conocieron por primera vez. Aunque en realidad no le haya dicho nada, solo le mando un mensaje de texto a su teléfono para que se reunieran en ese lugar.



-+-+-+-+- Flash-Back -+-+-+-+-



Estaba sentada en su escritorio tratando de hacer su tarea de inglés, aunque se esforzaba no lograba comprender del todo el idioma, por lo que le estaba constando un poco poder terminarla. Cuando estaba a punto de dejarla de lado su teléfono empezó a vibrar anunciándole que tenía un nuevo mensaje, así un poco resignada se levantó de su asiento y se dirigió a la cabecera de su cama para tomar el pequeño aparato. Mas sin embargo nunca se hubiera esperado que él, le enviara ese mensaje, más si se supone que estaba en el campamento de la U-17, no había recibido ningún mensaje por parte de él desde que le había dicho que lo esperara en el aeropuerto. Ya había pasado un mes desde eso.



Y ahora estaba ahí mandándole otro mensaje para que se volvieran a reunir.



Y en uno de los lugares donde se vieron por primera vez.



¿Se acordaría de eso? O solo era coincidencia.



Ryuzaki



Te veo en las bancas que están a un lado de las canchas de Kakinogizaka, a las 11:00 A.M.



No llegues tarde.



P.D. No olvides llevar la raqueta.



Atte.: E. Ryoma



-+-+-+-+- Fin Del Flash-Back -+-+-+-+-



Y ahora estaba allí sentada esperando a que apareciera. Después de que ella era la que siempre llegaba tarde, hoy que se había propuesto llegar temprano, solo para que no esperara tanto como las otras veces, y ahora él era el que llegaba tarde.



Aunque no tuvo que esperar mucho porque a su lado apareció el chico al que estaba esperando, no era nada más ni nada menos que Ryoma Echizen el "Príncipe del Tenis", este tenía estaba vestido con una camisa blanca de cuello redondo y sobre esta llevaba una chaqueta de color rojo con unos acabados de color beige en el área del cuello y las mangas. Tenía también unos pantalones cortos de color azul, sus tenis eran de color blanco y por supuesto no podía faltar su típica gorra blanca con una "R" en el medio. En su hombro izquierdo tenia colgado el estuche donde llevaba sus raquetas.



Fue sacada de sus pensamientos dando un pequeño brinco cuando sintió algo frió en una de sus mejillas. Volteando un poco el rostro vio que el príncipe se encontraba enfrente de ella con una sonrisa burlona en su rostro y que en su mano derecha tenía una ponta de uva y en la izquierda tenía la lata que en esos momentos estaba posicionada en su mejilla derecha.



Tan despistada como siempre− dice Ryoma sonriendo de medio lado.



¡Mou Ryoma-kun!− dice Sakuno poniendo mala cara –Me asustaste− termino relajando un poco su expresión y tomado la lata de ponta entre sus manos.



No es mi culpa que seas tan distraída− dice en tono indiferente –Además, es divertido molestarte− su rostro mostraba una sonrisa burlona al momento en que dijo eso.



Sakuno solo a lanzar un suspiro de resignación, ya se estaba acostumbrando a que siempre que podía se burlara de ella, al menos desde que se empezaron a hablar con más confianza y eso fue después de terminar los nacionales, cuando él le había dado su raqueta para que la "guardara" hasta su regreso.



Vamos− el príncipe solo se volteó y empezó a caminar, cuando vio que Sakuno no se movía de su lugar y tenía una expresión confusa en su rostro le hizo una seña con su mano dándole a entender que lo siguiera.



Cuando Sakuno reacciono Ryoma ya le llevaba algo de ventaja, entonces se levantó de golpe y corrió para alcanzarlo y que no la dejara atrás−¡Espérame Ryoma-kun!−



Después que lograra alcanzar al príncipe se dio cuenta que estaban entrando a una de las pistas de tenis y que Ryoma se estaba quitando la chaqueta que traía puesta y de su maleta sacaba una de sus raquetas. Sakuno al no saber qué estaba pasando fue a su lado a preguntarle −¡Ryoma-kun! ¿Qué estás haciendo?− el tono que uso demostraba inocencia pura.



¿Trajiste la raqueta?− le pregunto sin voltearla a ver todavía –H-Hai− respondió un poco sorprendida porque le pidiera la raqueta en esos momentos. Entonces sin pensar tanto saco la raqueta roja de una funda y se la extendió.



Ryoma levanto un poco la vista al ver su raqueta roja frente a su cara, vio que ella le extendía la raqueta para que la tomara. Le mando una mirada confundida y le pregunto −¿Qué haces?− Sakuno confundida por la reacción del chico solo atinó a decir algo –Te estoy devolviendo la raqueta. Para eso me pediste que viniera ¿No? – logro decirlo sin que su voz se quebrara, pero podía percibirse la tristeza con que dijo eso último. Ryoma que pudo percibir esa tristeza en su tono de voz supo que no lo había entendido para nada. Así que sin decir nada tomo la raqueta que estaba sacando hace un momento, y sin decir nada, tomo a Sakuno por la mano guiándola a uno de los lados de la cancha.



Sakuno no entendía lo que estaba pasando, de un momento a otro las cosas cambiaron radicalmente. Primero, le estaba entregando su "preciada" raqueta a Ryoma, y ahora este la estaba tomando de la mano. Aunque no se quejaba por esto último, ya que sentía que la mano del príncipe era muy cálida y en esos momentos quería que se parara el tiempo y poder estar así por siempre, ante este pensamiento su cara tomo un tono rosa que la hacía ver muy adorable.



Iba tan metida en sus pensamientos que no se dio cuenta que ya estaban en la cancha. Se dio cuenta, cuando sintió que la calidez de su mano desaparecía. En ese momento vio que Ryoma la miraba fijamente con una expresión seria que hizo que se asustara un poco, sabía que cuando tenía esa expresión es que, lo que fuera a hace o decir era muy importante, y que fuera lo que fuera ella no podía hacer nada para que cambiara de opinión. La pregunta era ¿Qué iba a hacer? ¿Qué le iba a decir? ¿Acaso le diría que no le volviera a hablar nunca más? ¿Qué solo estaba ahí por su raqueta? Aunque ante este último pensamiento empezó a cuestionarse el por qué, cuando se la estaba dando, él no la tomo en ese momento y en vez de guardarla e irse, la arrastro hasta la cancha de tenis. No entendía nada.



En ese momento se dio cuenta de algo, Ryoma ya no estaba con ella. En ese momento entro en pánico y lo único que pudo pensar fue¿Ryoma-kun se fue, y me dejo aquí sola? La tristeza que sintió en ese momento fue tanta que estaba a punto de ponerse a llorar. Inclino su rostro hacia abajo para que no se vieran las lágrimas que estaban a punto de caer hasta que una voz le llamo la atención.



Oi− llamo Ryoma –¿R-Ryoma-kun?− pregunto Sakuno sorprendida y a la misma vez feliz de saber que seguí ahí. Cuando levanto su rostro pudo fijarse que el príncipe se encontraba del otro lado de la cancha justo frente a ella. Toda la tristeza que había sentido unos segundos atrás se esfumo en su totalidad pero fue remplazada con duda ¿Qué hacia Ryoma del otro lado de la cancha de tenis?



Ryoma pudo distinguir en la expresión de la chica que no sabía el porqué de que estuvieran ahí, así que trato de ser lo más específico posible para que entendiera que era lo que él quería darle a entender –Jugaremos un Partido− eso sorprendió bastante a Sakuno ya que se esperaba todo menos eso, pero antes de que pudiera decir algo fue interrumpida por la voz del príncipe –Y el que pierda. Tendrá que hacer lo que el otro le diga− y eso fue lo último que dijo antes de tomar posición para lanzar la pelota de tenis.



Sakuno todavía sorprendida por lo que le acababa de decir Ryoma no tuvo tiempo de procesar toda la información que le habían dado. Lo único que pudo captar fue "Jugar Partido" y "Hacer lo que perdió" y para cuando se dio cuenta de la realidad lo único que pudo ver fue que una pelota de tenis se dirigía a su cara y como acto de reflejo lo único que pudo hacer fue dar unos pasos hacia atrás y colocar la raqueta que tenía entre sus manos frente a su cara, aunque eso haya causado que cayera hacia atrás y se diera de bruces con el suelo. Ahí es cuando se dio cuenta de que Ryoma le había lanzado el Twist Serve.



Cuando por fin se pudo levantar vio que él la estaba viendo con burla y su típica sonrisa arrogante que usaba cuando jugaba contra sus contrincantes. Eso le molesto he hizo que se pusiera en posición para recibir el próximo tiro del príncipe. Se había enojado y no dejaría que ganara tan fácil. Y ahora concentrada en su nueva meta de ganarle se le olvido todo lo que había estado pensando acerca del porque estaban jugando en ese momento.



Y no sabe la que le espera en estos momentos.



Después de media hora de juego y una derrota para una persona, el juego termino con un marcador de 6 - 2 a favor de Ryoma.



Sakuno se encontraba jadeando con sus manos sobre las rodillas tratando de recuperar el aliento que no se dio cuenta que cierto ambarino había dejado su lado de la cancha y se estaba acercando rápidamente hacia ella.



No fue hasta que ella sintió una presencia frente a ella que levanto la vista, y al hacerlo se encontró con un príncipe que sonreía de lado y tenía su típica actitud arrogante. Cuando estaba a punto de reclamarle el la corto diciendo algo que la des loco mucho.



¡Ahora tendrás que hacer todo lo que yo te ordene!− su sonrisa de superioridad nunca abandono su cara.



¿C-Como?– fue lo único que pudo decir Sakuno −El trato era que. El que perdiera haría todo lo que el otro quisiera− más claro no pudo haber sido. Pensó. −¡Ahora quiero mi premio!− fue lo último que dijo antes de tomar a Sakuno de la barbilla y sin más juntar sus labios con los de ella. Cuando se dio cuenta de lo que Ryoma está haciendo abrió sus ojos como platos, no lo podía creer, pero ni en sus sueños se imaginó que algo así pudiera pasar. Aunque creyendo que eso podía ser un sueño se dio el lujo de disfrutarlo, así que cerró sus ojos y trato de responder el beso. Aunque por lo visto ninguno de los dos tenía experiencia con eso. Cuando se separaron ambos estaban sonrojados, aunque la risa que apareció en la boca de Ryoma la extraño, lo que la sorprendió fue lo que dijo después.



¡A partir de ahora! ¡Serás Mi Novia! −



 

End Notes:

Y ¿Que les pareció? Espero me comenten si les gusto o no.

Tratare de actualizar la próxima semana.

Nos vemos.

End Notes:

Y ¿Que les pareció? Espero me comenten si les gusto o no.

Tratare de actualizar la próxima semana.

Nos vemos.

Regresar al índiceComprometidos by SaKuRiMo0n
Author's Notes:

Bueno, aqui traigo el tercer capitulo de esta historia. Espero les guste.

-----------------------------------------

DISCLAIMER: El principe del tenis le pertene a Konomi Takeshi, yo solo uso sus personajes para hacer esta historia.

------------------------------------------

Negrita -Diálogos- 

Cursiva -Pensamientos-

--------------------------------------------

No los retraso mas, asi que les dejo para que lean el capitulo. 

 

Author's Notes:

Bueno, aqui traigo el tercer capitulo de esta historia. Espero les guste.

-----------------------------------------

DISCLAIMER: El principe del tenis le pertene a Konomi Takeshi, yo solo uso sus personajes para hacer esta historia.

------------------------------------------

Negrita -Diálogos- 

Cursiva -Pensamientos-

--------------------------------------------

No los retraso mas, asi que les dejo para que lean el capitulo. 

 

Capítulo 3: Comprometidos

Ya había pasado un mes desde la extraña “confesión” del príncipe del tenis, y que Ryoma le pidiera o más bien ordenara a Sakuno que fuera su novia. Todo esto paso después de que le ganara en un partido que tomo desprevenida a la pobre Sakuno, y como premio prácticamente le robara su primer beso. Digo prácticamente porque al final termino correspondiendo el beso. Aunque para ambos fuera su primer beso y que iniciara como algo torpe e inocente, con el transcurso de los días y de la “practica”,  no quedo más que el recuerdo de cómo había sido su primer beso como pareja.

Ahora que Sakuno ya no estaba estudiando, se encontraba disfrutando de las vacaciones de fin de curso, y Ryoma había ganado de U.S. Open, se la pasaban casi siempre juntos debido a que Ryoma decidió tomarse un tiempo antes de regresar a Estados Unidos. Claro que nadie más que Sakuno sabia sobre esto. Cuando iban a una cita, lo hacían con extremo cuidado de no ser descubiertos por alguno de sus conocidos y que fueran con el chisme a los demás. Habían decidido que no le dirían a nadie de su relación para evitar que los sempais –entiéndase Momoshiro y Eiji- molestaran a Ryoma, y que el club de fans del príncipe intentara hacerle algo a Sakuno –ósea todo el mundo sabe que están locas y pueden ser capaces de cualquier cosa-.

Cuando Sakuno hubo empezado su segundo año de secundaria, el príncipe ya había regresado a Nueva York. Le había dicho que trataría de regresar lo más rápido que pudiera a Seigaku. Lo que no se imaginó, fue que, apareciera una semana antes de empezar el segundo semestre del año en Seigaku. Ella creía que él estaría de regreso para su tercer y último año de secundaria, no antes. Y lo más increíble era que lo dejaran entrar a mediados de año, cuando todos los demás habían empezado al inicio del año. Pero bueno él era Ryoma Echizen, y él podía hacer cualquier cosa.

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.

Sakuno estaba sentada frente a su escritorio tratando de hacer lo que le quedaba de tarea para las vacaciones de medio año, pero como es bien sabido, Sakuno y el inglés no se llevan muy bien. Así que, en ese momento se encontraba batallando, tratando de pasar al inglés los pequeños párrafos que le habían dado, pero, por más que lo intentaba no podía. En ese momento deseo que Ryoma estuviera ahí y le ayudara, pero sabía que eso no podía ser, él estaba muy lejos en esos momentos. Ahora que se ponía a pensar en Ryoma su mirada se entristeció un poco, lo extrañaba mucho, ya habían pasado seis meses desde que se vieron por última vez. Siempre hablaban por teléfono –siempre con cuidado y tratando de que nadie se diera cuenta quien era la persona al otro lado de la línea -, se mandaban mensajes de texto o por medio de e-mails. En esos momentos deseaba que el tiempo pasara rápido y poder volver a verlo, pero sabía que tenía que ser paciente, después de todo él estaba lejos para poder cumplir su sueño de ser el número uno en el tenis, así que ella no podía ser egoísta y pedirle que estuviera siempre con ella. Y ahora que se daba cuenta había dejado de lado su tarea por estar pensando en su príncipe, así que decidió volver a enfocarse en tratar de hacer su tarea, pero antes de que pudiera hacer algo su celular empezó a sonar. Cuando vi el nombre de la persona que llamaba, sus ojos empezaron a brillar y una inmensa felicidad la inundo en ese momento. Era Ryoma el que la estaba llamando. Así que rápidamente tomo su teléfono y decidió contestar. Todas las noticias, análisis y comparativas de los mejores smartwatches del mercado. Todo Smartwatch, smartbands y pulseras de actividad

¡A-Aló! — al momento de contestar tartamudeo un poco de lo feliz que estaba, no sabía que decir en ese momento — ¡Yo! — fue lo único que dijo el príncipe en ese momento.

¡R-Ryoma-kun! — fue lo que logro articula Sakuno.

¡Ve al parque que está cerca de tu casa! — ordeno Ryoma, y antes de que Sakuno pudiera responder dijo algo que la sorprendió mucho — ¡Te estaré esperando aquí!— fue lo último que dijo antes de colgar y dejar a una muy confundida Sakuno.

Pero poco le duro la confusión, rápidamente corrió hacia su armario a sacar algo de ropa para ponerse, no le importaba lo repentina de la llamada, es más estaba feliz. Su príncipe la estaba esperando en el parque cerca de su casa. Eso significaba que estaba en Japón. No sabía que iba a regresar por esas fechas, pero poco le importo. Está muy feliz, iba a volver a verlo después de mucho tiempo.

Bajo lo más rápido que pudo las escaleras y se dirigió hacia la puerta, cuando paso por la cocina, donde se encontraba su abuela, solo le grito lo primero que se le ocurrió — ¡Abuela, voy a salir! ¡Vuelvo enseguida! — y sin más salió de la casa. Dejando a una muy sonriente Sumire, que ya sabía hacia donde se dirigía su nieta. Ella no era tonta, además sus pláticas con Nanjiroh habían sido muy productivas. Se enteró de todo lo que estuvieron haciendo durante las vacaciones en las que el príncipe tendría que haber estado en Estados Unidos y no en Japón. Además tenía que estar pendiente de que lo que fuera que hiciese lo hiciera con Ryoma y no con otra persona. Después de todo, ya estaba decidido que pasarían el resto de sus vidas juntos.

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.

Cuando llego al parque en el que la había citado su príncipe, realmente se sorprendió de encontrarlo ahí, recostado a la sombra de un árbol sin ninguna preocupación de lo que estuviera pasando a su alrededor. En ese momento se encontraba muy feliz de verlo ahí, tan feliz que casi se pone a dar saltitos de la alegría que sentía, pero también estaba confundida ¿Por qué se encontraba en ese momento en Japón? ¿No tendría que estar en Nueva York? Esas y otras preguntas son las que rondaban por la mente de Sakuno. Así que sin más se acercó a donde se encontraba Ryoma, durmiendo como siempre, como cada vez que podía hacerlo. Se preguntó cómo es que podía dormir en cualquier lugar que encontrara, pareciera que para él, cualquier lugar era cómodo para hacerlo. Pero también se acordó, que, cuando se aburre, suele dormirse para pasar el tiempo. En ese momento se acordó de la hora. Había llegado tarde, otra vez. Y esta vez había sido porque, no sabía que ponerse, debido a la inesperada “orden” de salir que había recibido del príncipe del tenis. Y una vez más se preguntó ¿Qué estaría tramando esta vez?

Cuando ya estuvo a unos pasos de él, se tomó su tiempo para observarlo dormir, como cada vez que se lo encontraba de esa forma. También se acordaba de las veces que, la sorprendía observándolo cuando dormía, y el no perdía el tiempo molestándola, diciéndole que parecía una “acosadora” acechando a su “presa”, aunque en este caso sería a su novio. Mientras que ella solo se sonrojaba y hacia un puchero queriendo parecer enojada, aunque esto no le salía muy bien, más bien aumentaba la burla hacia ella por parte de Ryoma.

Entre tantos pensamientos que se acumulaban en su mente, no se dio cuenta que Ryoma despertó al sentir la presencia de alguien frente a él, cuando se dio cuenta de quién era, no pudo evitar sonreír de lado. Sakuno lo había hecho de nuevo, había vuelto a quedarse observándolo dormir, esto siempre le daba una razón para empezar a molestarla. Eso era algo que disfrutaba mucho. Así que se levantó creyendo que ella se asustaría pensando en que seguía durmiendo, se sonrojaría y empezaría a tartamudear algunas palabras, tratando de excusarse. Pero se sorprendió cuando nada de esto paso, se quedó quieta en su lugar, mirando a ningún punto en específico. Así que decidió asustarla un poco, camino de hacia el frente y se posiciono tras ella, le rodeo la cintura con sus brazos y apoyo su barbilla en el hombro de Sakuno. Cuando estuvo cerca de su oído le susurro su nombre, creyendo que de esa forma la haría despertar de su ensoñación.

¡Ne, Sakuno! ¡Estás ahí!

Lo que nunca se espero fue la reacción que tuvo Sakuno después de decir esas palabras.

Sakuno se puso rígida por un momento, estaba totalmente pálida y no se movía. Ante esto Ryoma se preocupó, nunca la había visto así de asustada, a excepción de la primera vez que la vio en el tren cuando esos chicos de preparatoria casi le dan con la raqueta –aunque él no lo admitiera, si la vio esa vez en el tren y por eso la ayudo- y cuando la salvo de esos chicos del instituto Ginka cuando Sakuno perdió la pelota con la que practicaba cuando empezó a darle clases de tenis, ante este pensamiento le empezó a hervir la sangre de solo pensar que alguien se atreviera a hacerle algo, y al que intentara hacerlo, él se encargaría personalmente de hacerlos pagar caro, su osadía. Pero fue sacado de sus pensamientos cuando sintió que Sakuno intento zafarse de su abrazo. Iba a decirle que se calmara, pero antes de que pudiera decir algo, ella fue la que hablo. O más bien grito.

 — ¡SUELTAME!

Ryoma se había quedado sin palabras, no sabía que decir, o más bien, no podía decir nada.

¡NO ME HAGAS NADA!

En ese momento ni siquiera podía moverse, se había quedado inmóvil.

¡DEJAME IR! ¡POR FAVOR! — esto último Sakuno lo dijo casi al borde de las lágrimas.

Y ahí fue cuando Ryoma reacciono. De un rápido movimiento volteo a Sakuno y la atrajo hacia su pecho. La abrazo lo más fuerte que pudo, dando le a entender que no la dejaría ir.

*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*

Sakuno a duras penas pudo reaccionar, debido a que todo pasó muy rápido. Ahora se encontraba en el pecho de un desconocido, aunque al estar de esa forma sintió una sensación muy familiar y cálida. Cuando iba a zafarse del agarre para ver quién era, una vos la detuvo.

Sakuno ¡Cálmate! — le dijo la vos. Esta era dulce, nunca antes la había escuchado, pero le resultaba familiar, pero de donde — ¡Soy yo, Ryoma! — y ahí es donde cayó en cuenta, con quien se encontraba.

*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*

Ryoma no sabía que más hacer, lo único que se le ocurrió en ese momento fue abrazarla lo más fuerte que pudo, y darle a entender que él estaba ahí y que nada malo le iba a pasar.

 

Cuando sintió que Sakuno iba a zafarse entro en desesperación, así que hizo lo último que se le ocurrió. Así que con la voz más dulce y calmada que le salió, le hablo.

Sakuno ¡Cálmate! — Nunca antes le había hablado así a nadie, ni siquiera a su madre o a su prima — ¡Soy yo, Ryoma! — y al terminar de decir esto, sintió como Sakuno se relajaba, pero lo que le sorprendió fue que ella lo empezara a abrazar, muy fuerte por cierto. Pero lo que más le sorprendió fue cuando quiso separarse de ella para ver lo que le pasaba.

Sakuno no lo soltaba, cuando ejercía un poco más de presión para alejarla, elle se aferraba a él con más fuerza. Eso lo extraño bastante, nunca se había comportado de esa manera, así que decidió saber la razón.

Sakuno ¿Qué tienes? — pregunto.

Nada — respondió y escondió más su rostro en el pecho de Ryoma — ¿Cómo que nada? Mira como estas — pero Sakuno seguía escondiendo su rostro. Ya cansado le dijo.

Sakuno ¡Mírame! — al notar la molesta en su vos, le hizo caso. Cuando levanto la mirada y vio a Ryoma a los ojos este se sorprendió. Sakuno tenía los ojos llorosos y su cara estaba toda roja, pero no era porque estuvo llorando, sino que, lo que Ryoma logro percibir al mirarla fue vergüenza, tenía la expresión como, cuando él, la molestaba. Pero porque se sentía avergonzada.

Eso era precisamente lo que iba a averiguar en ese preciso instante.

¿Ahora, si me vas a decir que tienes? — pregunto con voz calmada.

¡Es que me asustaste! — fue lo único que dijo, en ningún momento lo vio a los ojos.

Pero jamás te habías asustado de esta manera, pareciera como si quisieras huir de un asesino. Acaso pensaste que era otra persona

Yo, lo siento — respondió avergonzada.

¿Por qué te disculpas? No tienes por qué disculparte, solo quiero saber porque te asustaste tanto

E…Es q…que ayer, Tomo-chan me obligo a ver una película de miedo con ella, y en la película a la protagonista la agarraban por detrás y se la llevaban para hacerle cosas horribles. Y por eso no pude dormir en toda en toda la noche pensando en eso y ahorita me asusté mucho, creí que me pasaría algo parecido — la voz de Sakuno era tan baja que Ryoma, sino fuera por su increíble oído, no la hubiera escuchado.

Ahora todo estaba claro para él, Sakuno se había asustado por ver una tonta película de miedo. Ya le prohibiría seguir haciendo ese tipo de cosas con Osakada, pero después arreglaría eso, ahora él se cobraría el susto que le dio Sakuno.

¡Así que, fue por eso! Sabes, me diste un buen susto. Ahora tendrás que pagar por eso — al terminar de decir esto se le forma una sonrisa maliciosa en el rostro y Sakuno supo que significaba eso. Estaba en problemas y no tenía escapatoria.

Cuando sintió ya estaba atrapada entre el árbol, donde Ryoma había estado durmiendo, y los brazos de Ryoma que estaban a cada lado de ella, para no dejarla ir hacia ninguna parte. También sintió una sensación cálida sobre sus labios, Ryoma la estaba besando y con mucha desesperación, y ella no se quedó atrás, decidió contestarle con la misma desesperación. Se habían extrañado mucho.

¿Quién diría que esos dos podrían llegar a ser ese tipo de cosas en público, donde todas las personas podían verlos, incluso los que ellos no querían que los vieran. Estaban muy cerca de la casa de Sakuno y no muy lejos de la de Ryoma. Pero eso no les importaba en ese momento. Y por eso no se dieron cuenta de que alguien que había estado siguiendo a Ryoma lo había visto todo.

En ese momento Nanjiroh tenía una sonrisa de oreja a oreja y con el pensamiento de ¡Ese es mi hijo!Se alejó para dejarlos continuar con lo que hacían. Aunque su ultimo pensamiento antes de alejarse de la vista de ellos fue.

¡Espero que la vieja no se vaya a dar cuento de lo que están haciendo! ¡Porque si no, Ryoma va a estar en grandes problemas, por hacerle eso a su nieta! Tendrá que tener más cuidado de ahora en adelante.

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.

Así fue comenzó el nuevo semestre para Sakuno y Ryoma. Cuando Ryoma se apareció por Seigaku todos estaban realmente sorprendidos de tener de vuela al príncipe del tenis tan pronto. Nadie se lo esperaba, los más impactados fueron los titulares del club de tenis, pero estaban felices de que su pilar hubiera regresado.

Aunque también estaba Tomoka que en una parte se alegró mucho que regresara su ídolo, pero por otra parte se extrañó por la actitud de Sakuno. Ya que ella no estaba sorprendida porque el príncipe hubiera regresado, sino que cuando lo vio solo le sonrió y le dijo un ¡Buenos días, Ryoma-kun! Eso la había sorprendido mucho, ella creyó que al verlo estaría igual de sorprendida que ellos, pero parecía como si ella ya supiera que iba a encontrarlo ahí.

¡Aquí está pasando algo muy extraño! Pero que podrá ser.

Aunque no le dio mucha importancia, con el paso de los meses se olvidó completamente del tema.

Así fue como pasaron los meses y estos se convirtieron en años. Pasaron dos años y Ryoma y Sakuno seguían con su “secreto” para todos según ellos, menos para los que ya sabían de su relación. Los padres de Ryoma y la abuela de Sakuno. Hasta que finalmente llego el día en que ambos tenían quince años y seria el momento de decirles acerca de la decisión que se tomó cuando apenas era unos recién nacidos.  

*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*

Ryoma se encontraba desayunado como todas las mañanas cuando iba a estudiar, pero podía sentir el ambiente algo diferente a como siempre era. Su padre estaba frente a él, leyendo el “periódico” como todos los días, hasta que bajo lo que estaba leyendo y se enfocó en ver a su hijo. Este cuando sintió la mirada de su padre levanto la vista y con su característico tono cortante le pregunto.

¿Qué?

Nanjiroh solo sonrió de lado, cosa que extraño a Ryoma, cada vez que su padre sonreía así, algo malo solía sucederle a él. Pero algo le llamo su atención, Nanjiroh estaba buscando algo dentro de su ropa, y cuando vio lo que se extraño. ¿Qué hacia su padre con una caja tan pequeña como esa? Cuando Nanjiroh vio la confusión en la mirada de su hijo y que estaba viendo fijamente la caja que tenía en sus manos, soltó una pequeña risita y puso la cajita frente a Ryoma.

¡Toma! — fue lo que dijo Nanjiroh.

—  ¿Y porque, crees que yo, querría algo como esto? — pregunto con indiferencia, aunque por dentro tenia curiosidad por saber que contenía la cajita.

¿Por qué no la abres? Y ves lo que contiene — contesto Nanjiroh con una sonrisa, tratando de darle un poco de misterio al asunto.

Ryoma al ver la sonrisa de su padre sintió algo de desconfianza, pero tenía curiosidad de saber que era. Así que con cuidado tomo la pequeña caja y la abrió. Y cuando lo hizo sus ojos se abrieron como platos de la sorpresa que se llevó.  ¿Pero qué diablos? Fue lo que pensó. Entonces levanto su vista hacia su padre para que le diera una explicación sobre lo que tenía en las manos.

¿Qué pasa? — pregunto Nanjiroh como si nada.

¿Qué significa esto? O más bien, ¿Qué es esto? — respondió con otra pregunta, su vos demostraba incredulidad.

¡Que no ves! ¡Es un anillo de compromiso! — respondió como que fuera lo más obvio y normal del mundo.

¡Que! — Exclamo algo asustado, ya creía saber por dónde iba el asunto y no le gustaba nada — Y ¿Por qué me lo das mí? Yo no uso nada de esto, por si no lo sabías — pregunto esperando que solo fuera una broma.

¡No es para ti! — dijo divertido por la reacción de su hijo, y Ryoma lanzo un suspiro de alivio. Ya sabía el, que tenía que ser una broma. Pero antes de que pudiera decirle a su padre que estaba loco por querer asustarlo de esa manera, Nanjiroh lo interrumpió — ¡Es para Sakuno-chan! — en ese momento Ryoma estaba hecho una piedra, se encontraba inmóvil, no podía creer lo que estaba escuchando ¿Qué diablos había dicho su padres? ¿Cómo que el anillo era para Sakuno? ¿No es posible que él sepa de lo nuestro? ¿Cierto?

Pe…Pero que estás diciendo — dijo como pudo, ya que estaba muy nervioso.

En realidad creíste que no me daría cuenta ¿Verdad? Sabes no soy tonto para no ver lo que estaba pasando. Además este no es momento para hablar de eso. Cuando estés en Seigaku dáselo a Sakuno-chan, y si no quieres que nadie lo sepa, será mejor que lo hagas cuando  nadie los esté viendo. Al finalizar las clases tráela aquí, hay algo de lo que tenemos que hablar — fue lo que dijo Nanjiroh antes de levantarse de su lugar y dirigirse hacia donde se encontraba la campana del templo.

Aunque antes de salir totalmente por la puerta se detuvo un momento y susurro algo en voz baja, para que no lo escucharan. Pero Ryoma si logro escucharlo. Y al hacerlo quedo más confundido que antes.

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.

Ryoma iba de camino a Seigaku, pero no le estaba prestando atención a su alrededor, aún seguía confundido por lo que paso con su padre antes de salir de su casa. Primero, se enteró que siempre supo de su relación con Sakuno, y se preguntó cuántos más lo sabrían, conociendo a su padre, sabía que no perdería oportunidad para molestarlo, y de seguro le habría dicho a varias personas, pero hasta el momento nadie le había mencionado nada de eso. Y se preguntó si la entrenadora del club sabría sobre eso. Al pensarlo se detuvo en seco y un escalofrió le recorrió todo el cuerpo. Sabía que la abuela de Sakuno la cuidaba mucho y no permitiría que nadie le hiciera daño. Sabía que ella y su padre eran buenos amigos, y puede ser que hablando se la haya salido algo de eso. Ahora estaba asustado, no sabía lo que le haría Sumire si se enteraba de su noviazgo con Sakuno, ella daba mucho miedo cuando se enojaba, incluso más miedo que los espantosos jugos de Inui.

Así que decidió alejar esos pensamientos para dedicarse a tratar de descifrar lo último que alcanzo a escuchar que decía su padre antes de salir por la puerta. Eso realmente lo había dejado confundido. ¿Qué había tratado de decir Nanjiroh con eso? En verdad estaba muy confundido y antes de llegar a Seigaku a lo lejos en entrada diviso a dos chicas con el uniforme de Seigaku, una llevaba dos coletas, su cabello era castaño y le llegaba por los hombros. La otra también tenía el cabello castaño, pero este era un poco más rojizo, su cabello iba amarrado en dos trenzas que caían por su espalda, esta le llegaban un poco más abajo de la cintura. Cuando vio a Sakuno entrar por la entrada  de Seigaku se acordó de lo que su padre había dicho.

— Aunque no te hubieras enamorado de Sakuno. Igualmente tendrías que darle ese anillo. Así que disfruta de la oportunidad que tienes de dárselo porque quieres, y no porque sea una obligación —

De verdad que no entendía que significaba lo que su padre había dicho en ese momento. Lo que si entendía era que el anillo que en ese momento se encontraba en el bolsillo de su pantalón, y que no había dejado de mover dentro de este, desde que salió de su casa, significaba una cosa. Él sabía muy bien que, un anillo de compromiso significaba que le estabas proponiendo matrimonio a la mujer a la que se lo dabas.  Aunque no le molestaba la idea de dárselo a Sakuno, más bien le alegraba –aunque no lo admitiera- sabía que en algún momento –más adelante- se lo pediría a Sakuno. Pero no entendía porque su padre le pidió que se lo diera en estos momentos. Acaso no eran muy jóvenes como para contraer matrimonio. Entre tanto pensamiento no se dio cuenta de que ya había llegado a su salón, sino hasta que Horio le hablo.

¡Ne, Echizen! Te vas a quedar todo el día frente a la puerta, o vas a entrar — esto lo dijo con algo de burla al notar que se había quedado mirando fijamente la puerta sin hacer nada.

Ryoma no dijo, solo abrió la puerta del salón y entro sin mirar a nadie, y se fue directo a su asiento. En toda la clase se la pasó más distraído de lo normal, estaba pensando en todo lo que estaba pasando desde la mañana. Sakuno se dio cuenta de esto y decidió que a la hora del almuerzo cuando estuvieran juntos hablaría con él.

*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*

Ya era la hora del almuerzo. Sakuno y Ryoma se encontraban en la azotea del instituto comiendo como de costumbre, lo que Sakuno hacía para los dos, todo en un cómodo silencio para ambos. Al terminar Sakuno decidió que era hora de preguntarle a Ryoma porque estaba tan pensativo.

¡Ano, Ryoma-kun! — Llamo Sakuno — ¿Te pasa algo? Es que has estado muy extraño desde la mañana — pregunto y en su vos se le notaba que estaba preocupada.

Ryoma al escuchar la preocupación en la voz de Sakuno, decidió que ya era hora de darle lo que su padre le había dado, así que pensó en la mejor forma de hacerlo. Pero lo único que se le ocurrió fue preguntarle directamente, sin darle más vueltas al asunto.

¡Ne, Sakuno! ¿Qué me dirías, sin en este momento, te pido que te cases conmigo? — Sakuno ante tal pregunta se le subieron los colores a la cabeza, esta sonrojada hasta las orejas, nunca se esperó que su príncipe le preguntara algo así. Tal vez, lo soñó algunas veces, pero nunca creyó que en realidad se lo preguntara. Al menos no en este momento.

Así que como pudo le respondió — ¿P…por qué lo preguntas? — Más bien era otra pregunta, pero realmente estaba sorprendida — ¡Dime! ¿Te casarías conmigo? —volvió a preguntar Ryoma viéndola directamente a los ojos, estaba muy serio. Sakuno solo bajo su vista, todavía seguía sonrojada pero aun así le contesto — ¡S…Si! Me casaría contigo — Ryoma cambio su expresión seria por una de asombro y después sonrió de lado, en ese momento se sentía muy feliz. Sakuno le había dicho que sí. Aunque sabía que ella le había contestado como respuesta a su pregunta.

De su bolsillo saco la cajita donde se encontraba el anillo y lo puso en el suelo, justo donde Sakuno tenía puesta su mirada, debido a lo avergonzada que se sentía.

Cuando Sakuno vio la pequeña caja de color vino que Ryoma había puesto frente a ella, levanto la vista para mirarlo confundida. Ryoma al notar esto le dijo.

¡Ábrela! — dijo volteando su cara hacia otro lado.

Y así lo hizo Sakuno, y cuando vio lo que había adentro se sorprendió, pero a la vez una gran felicidad empezó a invadirla y no pudo evitar empezar a derramar lágrimas y sollozar. Cuando Ryoma escucho los sollozos de Sakuno volteo rápidamente para ver que le sucedía.

¿Estas bien? — Pregunto sumamente preocupado — ¿Acaso, no te gusto? — volvió a preguntar, pero esta vez se podía sentir un atisbo de miedo en su voz. Si, tenía miedo de que Sakuno se arrepintiera de su respuesta. 

N…No, no es eso. Lo que pasa es que estoy muy feliz. Nunca imagine que me pedirías algo así. Creí que solo estabas bromeado — y Ryoma no pudo estar más feliz.

¡Yo, jamás bromearía con algo así! —le dijo acercando se a su rostro y limpiándole las lágrimas que estaban en sus mejillas sonrojadas. Cuando tenía su frente pegada con la de Sakuno, bajo un poco la vista y vio que la cajita estaba en las manos de Sakuno, la tomo de sus pequeñas manos, saco el anillo y lo coloco en el dedo anular de la mano izquierda de Sakuno. El anillo era de color plateado, tenía un diamante en forma de cuadrado y a los lados de este tenía un adorno de vuelos, pareciera moño para algún regalo. Cuando volvió a levantar la vista, se quedó viendo fijamente esos ojos que lo hipnotizaban y se fue acercando hasta que sus labios se tocaron. El beso era cálido y tierno, demostraba todos los sentimientos que tenían en esos momentos. Cuando la falta de aire se hizo presente se separaron, aunque sus frentes seguían juntas, solo se miraban y no decían nada. No era necesario.

Al escuchar la campana que avisaba que había terminado la hora de almuerzo, tomaron sus cosas y se disponían a irse cuando Ryoma detiene a Sakuno antes de pasar por la puerta. Sakuno voltea a ver porque razón Ryoma la detuvo y ve con detenimiento lo que Ryoma está haciendo. Ryoma tomo la mano izquierda de Sakuno y de un rápido movimiento le da vuelta al anillo. Sakuno se sorprende por un momento pero después entiende porque lo hizo. Pero aun así Ryoma le dice.

¿Sabes, porque lo hago? ¿Cierto? —a lo que Sakuno rápidamente asiente con su cabeza. Y claro que sabía porque lo hacía. A pesar de no decir nada acerca de ellos, muchas de las admiradoras de Ryoma molestaban a Sakuno por estar siempre cerca de él, y de los titulares, así que hacían todo lo posible para que no le hicieran nada. Y si descubrían esto, seguro y se abalanzaban sobre ella para hacerle daño.

Después del entrenamiento te espero en la salida. Mi padre quiere decirnos algo, y por la forma en que lo dijo, se ve que es muy importante — Sakuno se sorprendió un poco por eso, pero nuevamente asintió, dando a entender que haría lo que le pedía. Así que dando un rápido beso en los labios, bajaron de la azotea y se dirigieron a su salón de clases.

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.

Cuando ya había terminado la práctica del club de tenis, Ryoma y Sakuno se dirigieron hacia la casa del príncipe para saber que era de lo que quería hablarles Nanjiroh. Y cuando llegaron tuvieron la sorpresa de que Nanjiroh, Rinko y Sumire los estaban esperando a los dos.

Entonces los mayores procedieron a decirle el porqué de que, Nanjiroh le diera el anillo a Ryoma, para que se lo diera a Sakuno. También Ryoma supo el significado de las palabras de su padre sin preguntarle.

No podía creer que sus padres y los de Sakuno los hubieran comprometido cuando acababan de nacer, pero no podía estar más feliz de que lo hayan comprometido con Sakuno y no con otra mujer que no conociera. Después de todo él estaba enamorado de su novia y ahora prometida. Así que aunque hubiera está comprometido con otra mujer, hubiera luchado contra viento y marea para no alejarse de Sakuno.

Así que decidieron, como lo tenían planeado desde un principio que, no dirían nada, hasta que los dos se casaran, cuando hayan cumplido los dieciocho años. 

End Notes:

Este capitulo esta un poco mas largo, asi que espero que lo hayan disfrutado.

Tratare de actualizar lo mas pronto posible.

Nos leemos.

End Notes:

Este capitulo esta un poco mas largo, asi que espero que lo hayan disfrutado.

Tratare de actualizar lo mas pronto posible.

Nos leemos.

Regresar al índiceDescubiertos by SaKuRiMo0n
Author's Notes:

Bueno aquí les traigo el penúltimo capitulo de Destinados a Estar Juntos. Lamento mucho el tiempo que tarde, pero entre exámenes de la Universidad y unos cursos que estoy recibiendo, sin mencionas que en mi casa me agarran de sirvienta. Entonces ya no me alcanza el tiempo. No se cuanto tardare para publicar el ultimo capitulo, pero tratare de hacerlo lo mas rápido que pueda.

*******************************************************

Debido a que estuve un poco corta de inspiración para inventarme nombres originales y que tuvieran estilo, he tomado prestados algunos de otros animes. Para las personas que no conozcan alguno de estos personajes, abajo les diré donde dejare imágenes para que puedan verlos.

DISCLAIMER: El Príncipe del Tenis le pertenece a Konomi Takeshi, así como los personajes de Eyeshield 21 le pertenecen a Riichiro Inagaki y Yusuke Murata; los personajes de Inazuma Eleven le pertenecen a Ten'ya Yabuno; los personajes de Umineko No Naku Koro Ni le pertenecen a 07th Expansion; los personajes de Free! le pertenecen a Kouji Ouji.

 

Author's Notes:

Bueno aquí les traigo el penúltimo capitulo de Destinados a Estar Juntos. Lamento mucho el tiempo que tarde, pero entre exámenes de la Universidad y unos cursos que estoy recibiendo, sin mencionas que en mi casa me agarran de sirvienta. Entonces ya no me alcanza el tiempo. No se cuanto tardare para publicar el ultimo capitulo, pero tratare de hacerlo lo mas rápido que pueda.

*******************************************************

Debido a que estuve un poco corta de inspiración para inventarme nombres originales y que tuvieran estilo, he tomado prestados algunos de otros animes. Para las personas que no conozcan alguno de estos personajes, abajo les diré donde dejare imágenes para que puedan verlos.

DISCLAIMER: El Príncipe del Tenis le pertenece a Konomi Takeshi, así como los personajes de Eyeshield 21 le pertenecen a Riichiro Inagaki y Yusuke Murata; los personajes de Inazuma Eleven le pertenecen a Ten'ya Yabuno; los personajes de Umineko No Naku Koro Ni le pertenecen a 07th Expansion; los personajes de Free! le pertenecen a Kouji Ouji.

 

Capítulo 4: Descubiertos

Era una hermosa mañana, donde los pájaros cantaban y el sol resplandecía con mucha intensidad, mientras que las personas de la ciudad de Tokio se levantaban y se preparaban para realizar sus actividades de todos los días.

Pero para dos jóvenes este no era un muy buen día. Se encontraban cansados, con mucho sueño y no podían hacer nada más que correr. Si, correr, porque ya iban muy tarde para llegar a tiempo a clases. Estos dos jóvenes eran Ryoma y Sakuno, que iban de la mano para que la pobre de Sakuno no se quedara atrás mientras corrían hacia Seigaku.

El motivo de que estuvieran corriendo era porque, para su desgracia y desdicha ese día empezaban su primer día de preparatoria en Seigaku y ellos no pudieron alistarse como es debido, ya que ese mismo día a las 7:00 A.M. se encontraban en el aeropuerto, regresando de las vacaciones que tuvieron en Estados Unidos. Ahora que Ryoma y Sakuno estaban comprometidos compartían mucho con la familia del otro, y en esta ocasión invitaron a Sakuno que pasara las vacaciones con la familia Echizen en Estados Unidos, esto para que conociera donde había crecido Ryoma, y para que se familiarizara con el lugar, ya que debido a los torneos a los que Ryoma siempre asistía, y a ella le iba a tocar acompañarlo siempre, entonces las vacaciones se las paso recorriendo la mayor parte de Estados Unidos para que en un futuro, no se perdiera, ya que sabían lo mala que era para las direcciones.

Lamentablemente, por un descuido del padre de Ryoma al momento de comprar los boletos de avión, no se percató bien de la fecha y les toco regresar el mismo día que empezaban las clases en Seigaku. A los pobres casi les da un infarto cuando se dieron cuenta de esto, y el pobre de Nanjiroh sufrió un fuerte regaño por parte de Rinko Echizen, la madre de Ryoma. Cuando llegaron a la casa del príncipe, prácticamente saltaron del taxi donde iban, corrieron lo más rápido que pudieron hacia sus habitaciones en el templo y en menos de quince minutos ya estaban listos. Sin despedirse de nadie salieron corriendo rumbo a Seigaku.

Por eso en ese preciso momento se encontraban jadeando frente a la puerta de su salón de clases, trataban de recuperar el aire debido a la carrera que hicieron, ya se habían soltado de las manos y de lo cansados que estaban se habían olvídalo de algo que tenían que hacer antes de entrar al salón. Como iban apresurados solo atinaron a entrar al salón, y cuando lo hicieron se sorprendieron al encontrar al salón en completo silencio. Todos los miraban raro, como si tuvieran algo. Ryoma no le dio mucha importancia y con su expresión aburrida se dirigió hacia su asiento que estaba al lado de la ventana junto al de Sakuno. Que al ver la mirada de todos puesta sobre ella, solo sonrió nerviosamente y se dirigió a hacia su asiento al lado de Ryoma.

La razón de que todos, se le quedaran viendo raro, a los dos e

Destinados a Estar Juntos by SaKuRiMo0n

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fanfic.es/viewstory.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20