Dark MooN by Chantarelle

Fanfics en EspañolEl sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

 Dark MooN by Chantarelle
Summary:

Ella era una refinada miembro de la alta sociedad, llena de sueños y ganas de aventuras,  hasta que una mala decisión de su padre está a punto de cambiar su vida... Al mismo tiempo, alguien nuevo aparece como solución a sus problemas... Shadamy/Sonamy



Categories: VIDEOJUEGOS, SONIC Characters: Ninguno

Generos: Romance

Advertencias: Ninguno

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 22 Completed:Word count: 28293 Read: 2069 Published: 02/11/2012 Updated: 22/02/2013
Summary:

Ella era una refinada miembro de la alta sociedad, llena de sueños y ganas de aventuras,  hasta que una mala decisión de su padre está a punto de cambiar su vida... Al mismo tiempo, alguien nuevo aparece como solución a sus problemas... Shadamy/Sonamy



Categories: VIDEOJUEGOS, SONIC Characters: Ninguno

Generos: Romance

Advertencias: Ninguno

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 22 Completed:Word count: 28293 Read: 2069 Published: 02/11/2012 Updated: 22/02/2013
Story Notes:

Quiero dejar claro que esta historia NO está inspirada en Crepusculo

Story Notes:

Quiero dejar claro que esta historia NO está inspirada en Crepusculo

Chapter 1. La fiesta by Chantarelle
Author's Notes:

Comenzamos Dark Moon

Los personajes no me pertenecen, son de SEGA

 

Espero vuestros comentarios

Author's Notes:

Comenzamos Dark Moon

Los personajes no me pertenecen, son de SEGA

 

Espero vuestros comentarios

Chapter 1. La fiesta

Nuestra historia comienza hace algún tiempo.. siglos atrás... Nos remontamos al siglo XV una época de castillos, vestidos largos y grandes bailes donde el arte gótico reinaba en todo su esplendor... Todo comenzó en un pequeño condado del sureste de Mobius llamado Edhany, allí vivía Robert James Rose, conde de Edhany. Era un noble muy apreciado en todo el planeta. Por desgracia, se había quedado viudo demasiado pronto, aunque su hermosa mujer, Nataly , le había dado la dicha de una hija...

A veces cuando la miraba se sentía mal al recordar a Nataly, era igualita a su madre... piel rosada, ojos grandes y de un verde tan intenso como el brillo de las esmeraldas, piel suave y un carácter dulce. La muchacha se llamaba Amy Rose y desde muy pequeña fue distinta, el crecer sin su madre dejó un profundo vacío en ella y un sentimiento de soledad que nada llenaba... Creció con Cream, su mejor amiga, al cuidado de Vainilla, que ejerció de madre de ambas. Año tras año, Amy iba viendo como su padre caía cada vez más bajo, derrochando dinero en alcohol y juego, mientras ella se iva convirtiendo en una preciosa dama de modales refinados...

Llegó el día de su 18 cumpleaños y con él, la solución a los problemas de su padre... La belleza de su hija era conocida en todo el planeta y, como era lógico, tenía varios pretendientes. El conde decidió aprovechar la fiesta para invitarles y así decidir cual era el mejor partido para él y para su hija. Mientras Vainilla lo organizaba todo, él invitaba a la gente, no sin antes darle dinero a su hija para que se comprase un bonito vestido.

Cream y Amy decidieron ir a la ciudad, la más cercana era Ashditu (actual Station Square). Las muchachas entraron en varias tiendas, pero no había nada que les gustase... Finalmente, justo cuando estaban a punto de darse por vencidas, Amy vio aquel vestido en un escaparate... era en tonos rosados, con un bonito escote y unas pequeñas manguitas que caían de los hombros. Le quedaba como un guante, así que se lo compró y salió muy contenta de allí...

De camino al carruaje se chocó con un chico y se le cayeron las bolsas al suelo...

- Oh, lo siento mucho señorita, perdone mi torpeza - se disculpó el joven

- No pasa nada, no ha sido vuestra culpa

- Deje que la ayude - se ofreció él

El desconocido recogió las bolsas del suelo y ella pudo verle a contraluz, era un erizo negro con púas rojas, aparentaba unos 24 y era bastante atractivo. Amy y él se quedaron mirandose el uno al otro hasta que Cream rompió el encanto del momento...

- Señorita Amy, hemos de irnos, vuestro padre nos espera - dijo la conejita tirando de ella

- Muchas gracias por ayudarme con las bolsas... - agradeció - Adiós - dijo dandole la mano

El chofer las ayudó a subir al carruaje y partieron de inmediato hacia Edhany. El erizo olió la mano que ella le había apretado, su perfume era exquisito, y sonrió...

- Nos veremos pronto.. - susurró...

-(unos días después..)-

Todo estaba preparado, los invitados empezaban a llegar y el salón de su pequeño palacio estaba a rebosar. Big, el mayordomo, no daba a basto entre tanto abrir la puerta y Vainilla no dejaba de saludar y presentar a cada invitado nuevo que llegaba. Cream estaba terminando de arreglar el pelo de Amy cuando su padre entró en la habitación, la conejita los dejó a solas...

- Estás preciosa, hija mía - dijo abrazándola

- Gracias padre

- Amy, tenemos que hablar, hay algo que no te he dicho...

- ¿Qué sucede, padre?

- Hija mía... esta fiesta es algo más que una fiesta de cumpleaños... He invitado a todos los jovenes de la nobleza en edad de contraer matrimonio, hablaré con sus padres y esta noche te comprometerás con uno de ellos...

- ¿Qué? - preguntó sorprendida- Yo no quiero casarme... soy joven, quiero disfrutar de la vida, viajar, conocer gente, no atarme a un hombre y tener hijos.- dijo disgustada

- Amy, estamos arruinados... es la única solución para nuestra familia ¿no lo entiendes?

- Tiene que haber otra... Por favor... - dijo llorando

- No la hay... Se hará lo que yo diga y punto, ahora secate esas lágrimas y baja, los invitados te esperan

Nunca antes había visto a su padre así, estaba disgustado, alterado y, sobre todo, nunca antes la había tratado así. Por muy mal que fuesen las cosas él siempre la hablaba con cariño, pero aquella noche comprendió que su destino le había jugado una mala pasada y que todos sus sueños se harían trizas de la mano de un hombre al que ella no amaba...

Cream fue a consolarla y, tras un rato, ambas bajaron por la larga escalinata que daba al salón.. Todos se quedaron boquiabiertos al verla, estaba realmente guapa, aunque por dentro su alma gritaba desesperada. Saludó a varios invitados, sin perder de vista a su padre, que hablaba con gente a lo lejos. Un joven hurón la invitó a bailar... ella no tuvo más remedio que aceptar... Tras un rato, Cream la empezó a hacer señas desde un rincón, Amy se disculpó con el hurón y corrió junto a su amiga.

- Cream ¿qué sucede? - preguntó Amy

- ¿Te acuerdas del chico que nos encontramos ayer en Ashditu? - hizo una pausa - Me ha parecido verle

- ¿Estás segura? ¿Donde? - preguntó curiosa

- Allí, en el balcón - señaló la conejita

- Voy a ver, intenta distraer a mi padre

Amy caminó sigilosa hasta el balcón, allí estaba él... aunque esta vez iba vestido muy elegante, con traje negro y camisa blanca. Estaba de espaldas, mirando el enorme jardín que entre Cream, Vainilla y ella habían creado. Quería hablarle, aunque no sabía muy bien que decirle. Miró hacia el salón en busca de la ayuda de su amiga, pero esta estaba distrayendo a su padre. Amy decidió acercarse un poco más a él...

- Buenas noches, monsier - saludó con educación

- Buenas noches mademoiselle - se dió la vuelta y besó su mano

- ¿Vos no sois el caballero que me encontré ayer en Ashditu? - preguntó

- En efecto, así que vos sois entonces la hija del conde, un placer conoceros

- Por desgracia... No me digais que sois otro de esos cerdos que viene a intentar que me case con el... - dijo resoplando

- ¿Casarme, yo? En absoluto, no tengo el menor interés en usted

- (enfadada) ¿Pues si no teneis interés en mi que haceis hablando conmigo?

Amy se dio la vuelta, humillada, para volver al salón y, quizá, hasta pedirle a alguno de los guardias que le echase a patadas de allí. El erizo negro sonrió divertido ante el cabreo de ella y la tomó por la mano, tirando de su cuerpo hacia él..

- Perdone mi falta de delicadeza... quería decir que no tengo interés en casarme... soy demasiado joven... Y por lo que respecta a vos, no me hubiese colado en una fiesta así de no ser por algo.. - dijo galante

- Entonces... ¿habeis venido por mi? - preguntó entre ruborizada y contenta

- Ajá - sonrió - ¿Me concedeis este baile?

Ella se agarró a su brazo y caminaron hasta la pista de baile, donde todos les miraron... Había muchas parejas, jóvenes y viejas. bailando... pero ninguna como la que ellos formaban. Bailaron durante un rato y después Amy le guió hasta el jardín, donde dieron un paseo..

- Aún no me habeis dicho vuestro nombre... - Dijo ella

- Mi nombre es Shadow. Amy, ¿verdad?

- Si... - suspiró de nuevo - Es agradable conocer a un muchacho que no quiera desposarme a toda costa, aunque... - comenzó a llorar

- ¿Qué sucede?

- Esta es mi última noche... Mi padre quiere desposarme con alguien a quien nisiquiera conozco... Todos mis sueños se esfumaran...

- ¿Y cuales son vuestros sueños?

- Pensareis que estoy loca... pero quiero ver mundo, viajar, conocer gente... no se, salir de Edhany...

- ¿Qué pensariais si yo os dijese que puedo daros todo eso y más?

- ¿Más? - se sorprendió ella

- Si... Mi vida es muy solitaria, la gente no me comprende y tiende a apartarme...- dijo caminando - Cuando os vi en la ciudad pude percibir una sensación semejante en vos... por eso he venido... Podeis llamarle amor a primera vista o como deseeis, pero desde aquel momento mi corazón dio un vuelco...

- Shadow... eso mismo me sucedió a mi... Yo...

Sin darle tiempo a decir nada más, él la sujetó por la cintura y la besó... Aquel era el primer beso para ella y el amor entre aquellos dos erizos surgió en aquel momento... Cream apareció entonces para avisarla de que su padre la estaba buscando, Amy resopló con fastidio y volvió dentro. Shadow las siguió dejando un poco de distancia...

En el palacio, Robert James Rose, sonreía feliz... Había conseguido el mejor trato de su vida, Sir Mighty de Redsliuth, un joven adinerado, había sido el elegido para casarse con su hija. Ahora solo faltaba presentarlos y que la boda se celebrase cuanto antes. Vainilla le miraba seria, indignada con el egoísmo que el conde estaba demostrando al sacrificar la felicidad de su única hija por su bienestar social, pero de nada servía ya...

- Hija mía, venid aquí - la llamó - Os presento a Sir Mighty de Redsliuth, vuestro futuro marido

- Es todo un honor conoceros - dijo el armadillo besando la mano de Amy

- Lo mismo digo... - dijo cabizbaja

Al poco, la fiesta terminó y los invitados fueron abandonando el palacio. Amy se fue corriendo a su habitación, tumbandose sobre su cama llorando desconsolada. Cream subió tras un rato y la eriza rosa se abrazó a ella.

- Amy, tengo una carta para vos... Me la ha dado el caballero de ojos rojos - susurró

Amy levantó la cabeza, mostrando aquellos ojos verdes hinchados de tanto llorar, y abrió veloz el sobre rojo que contenía aquel folio blanco... leyendo su contenido con rapidez...

" He visto la desdicha que os espera junto a ese armadillo al que nisiquiera conoceis... Vos no teneis la culpa de que vuestro padre haya arruinado vuestro buen apellido ni sois la solución a sus problemas... Tratad de hablar con él a ver si cambia de idea... De lo contrario, yo sigo dispuesto a hacer que vuestros sueños se cumplan... Os esperaré a las doce en punto en las escaleras del jardín"

Un halo de esperanza se dibujó en la cara de la eriza rosa que, después de darle un beso en la mejilla a Cream, corrió al despacho de su padre. Este se estaba tomando otra copa más... otra de tantas, que trató de esconder cuando su hija entró en la habitación...

- Padre... no podeis obligarme a casarme con alguien a quien no amo - dijo firme

- Amy, ya hemos hablado de este tema... Os casareis con Sir Mighty y no hay más de que hablar

- NO! - gritó ella

- A mi no me levantais la voz... - dijo dandole una bofetada

- Sois un egoísta... un borracho egoísta... Me marcharé y no me volvereis a ver... lo juro

Salió de aquella habitación tan rápido como un rayo, dando un sonoro portazo. Se cruzó a Vainilla en el pasillo, pero no quiso hablar con ella, tampoco con Big. Recogió un poco su vestido para bajar las escaleras y corrió hasta el jardín, pero él no estaba allí... Comenzó a llorar de nuevo, apoyada sobre sus rodillas..

- Os juro que no volvereis a llorar nunca... -

- ¿Shadow? ¿Sois vos?

- Si, soy yo... Decidme ¿quereis ser mi amor para toda la eternidad? -

Ella se levantó, al principio se sintió caer, pero se quedó tranquila al notar las fuertes manos de aquel erizo sujetando su cintura... Le miró a los ojos, en ellos veía la tranquilidad que le faltaba...

- Si, llevadme hasta mis sueños, sueños que compartiré con vos... - dijo ella

- Esto os dolerá un poquito, tened confianza y sujetaos fuerte a mi

Amy no entendía a que se refería Shadow, aunque rodeó el cuello de él con sus brazos y cerró los ojos mientras él la besaba en los labios, fueron unos cuantos besos cada cual más intenso que el anterior, en los que el corazón de Amy latía a mil por hora. Shadow fue bajando a besar su cuello, primero suaves besitos que fueron subiendo de intensidad hasta que este tomó su verdadera forma... Amy, al sentir el dolor de los colmillos de él clavandose en su cuello quiso escapar, pero Shadow la tenía bien sujeta... Poco a poco fue rindiendose y el erizo negro pudo beber gran parte de la sangre que manaba por las venas de la dulce eriza rosa...

Poco a poco se fue agachando, depositándola con suavidad en el suelo, sin soltarla un momento. Tenía que hacer las cosas bien, la quería para él solo y, por tanto, no quería matarla, sino convertirla todavía en vida. Retiró sus colmillos de su cuello y se hizo un corte en una de sus muñecas...

- Amy, bebed... necesito que bebais mi sangre

- ¿Qué? – preguntó ella sin comprender

- Haced lo que os digo, tenemos poco tiempo

Incorporó la cabeza de ella e hizo que tomase su sangre... El sentimiento que Amy experimentó fue tremendamente extraño... se sentía viva... pero al mismo tiempo había muerto... Poco a poco sus colmillos fueron creciendo y los clavó con fuerza en la muñeca de Shadow, este la dejó y, tras un poco retiró su mano y la ayudó a levantarse...

- Sois... - comenzó

- Si, somos vampiros... - terminó él

- Por Caos... pensaba que solo se trataba de un mito popular y ahora yo...

- Ahora no teneis que rendir cuentas a nadie, tan solo disfrutar de vuestra vida eterna... ¿Quereis despediros de alguien?

- No, Vamonos... Llevadme con vos...

Se besaron de nuevo, con una pasión y una fuerza extraordinarias... No solo ahora era inmortal, sino que todas sus cualidades aumentaron sustancialmente... Fuerza inimaginable, velocidad sobrenatural, vida eterna... tan solo una pega... no volvería a ver brillar el sol...

- Amy! – se oyo llamar

La pareja se giro, viendo como una preocupada conejita descendia a toda velocidad por las escaleras, llegando poco despues a donde ellos estaban...

- ¿A donde vais? – pregunto preocupada

- No es de vuestra incumbencia... – la paro Shadow

- Ella es mi mejor amiga, claro que lo es – rechisto

- Cream, me marcho... Por favor, no habeis visto nada... – hablo Amy por

- Pero vuestro padre...

- Mi padre no me entiende... ahora tengo una nueva vida... y la oportunidad de cumplir mis sueños... no os preocupeis por mi...

Con aquellas palabras, tomo de nuevo la fria mano del erizo negro y, juntos, continuaron con el principio de su camino...

Pasó el tiempo, Robert Jamer Rose buscó a su hija desesperadamente, pero esta se había ido para siempre... dejando tan solo aquella mancha de sangre en las escaleras del jardín... Ninguno supo lo que le había pasado, simplemente la dieron por muerta y, en realidad, así lo estaba... Años después vió como la que fue su antigua casa era derrumbada en una cruel guerra y como los seres a los que había querido en vida perecían...

Amy y Shadow abandonaron el país años después, cuando se produjo una gran plaga de enfermedades en la zona y escaseaba la sangre en buen estado. Partieron a Ithalon, donde el arte renacentista del siglo XVI les embelesó. Después vivieron en Graechia y en Ingurmingan hasta que la venida de la edad moderna con la revolución industrial hizo que marchasen a Toyshika.

Regresar al índiceChapter 2. Una nueva vida by Chantarelle
Author's Notes:

En primer lugar agradecer a Maquinolopsky la bienvenida y el comentario ^^

 

En este capitulo aparecen mas personajes :-D

Author's Notes:

En primer lugar agradecer a Maquinolopsky la bienvenida y el comentario ^^

 

En este capitulo aparecen mas personajes :-D

Amy regresó a la mansión bastante desanimada, al parecer los habitantes de aquel pequeño país del este ya estaban prevenidos contra ellos, por lo que el alimento escaseaba. La intensa luz de las farolas dañaba sus ojos casi como si de la luz del sol se tratase, estaba hambrienta...

- ¿Qué tal ha ido la noche? - preguntó Shadow desde el sofá

- Horrible... estoy harta de este país... - suspiró ella

Amy, a pesar de tener más de 600 años, se había conservado con aquella apariencia de dulce muchacha de 18 años, su piel seguía rosada, aunque algo más pálida por la falta de alimento y aquellos ojos verdes seguían siendo el mejor cebo para sus víctimas. Shadow seguía a su lado, inseparable, cuidando de ella tal y como había prometido hacía años. Habían vivido muchas cosas juntos... visitado tantos lugares... el sueño de ella hecho realidad...

Pero su sed de sangre escaseaba en aquel país tan tecnológico... Amy abrió un par de botones de la parte inferior de su kimono rojo y se sentó encima de su compañero, besando su cuello con ternura para después abrazarle... A Shadow esto le resultaba tan excitante como el primer día y, simplemente, se dejó hacer...

- Shadow, dime una cosa... ¿Cuanto tiempo llevamos juntos? - soltó ella

- Hmmm más o menos seis siglos.. ¿Por qué?

- ¿No crees que es hora de volver a casa?

- ¿Quieres volvera Edhany? - preguntó algo sorprendido

- Si... Cuando llegamos me gustaba esto pero ahora... no se, quiero algo más tranquilo... Aquí todos saben quienes somos

- Puede que tengas razón... Coge tus cosas, nos vamos - dijo con aquella inmaculada sonrisa

Amy le abrazó fuerte y le besó, acto seguido hizo sus maletas. Partieron aquella misma noche, no fue difícil encontrar quien les llevase.. pues Shadow se las ingenió para coaccionar a un piloto del ejército con amenazas de matar a su mujer y a sus dos hijas.. el perro, asustado accedió a llevarlos hasta Edhany, actual Green Hill.

Pese al paso de los años, no había cambiado mucho, Edhany, ahora llamado Green Hill seguía siendo aquel valle verde rodeado de montañas y con frondosos bosques, aunque su casa ya no estaba, el palacio había sido derruído en una de las guerras que asolaron el país y tan solo quedaban vestigios de lo que un día fue. Decidieron no quedarse allí, pues el pueblo era pequeño y había muy pocos habitantes, por lo que se fueron directos a Central City, una gran ciudad no muy lejana. En cuestión de unas pocas horas, Shadow ya había conseguido adquirir el ático del edificio más lujoso de la ciudad, por suerte, este tenía cristales tintados que no dejaban que la luz del sol entrase, por lo que no les haría daño.

- ¿Contenta? - preguntó el erizo negro

- Mucho, esto es realmente increíble, mucho mejor que Toyshika - dijo sonriente

- Gran ciudad, dos desconocidos, gente... hmmmm que pena que ya esté amaneciendo

- Ahora vamos a dormir, me muero de ganas por verlo todo

A Amy le encantaba explorar cada nueva ciudad en la que estaba, por eso, nada más anochecer salió a pasear. Lo primero que hizo fue comprarse ropa nueva, pues la que tenía estaba bastante anticuada. Después fue a una peluquería, pues ya se había cansado del moño con palillos, quería algo nuevo, algo... distinto...

Entró en una que tenía buen aspecto aunque un nombre un tanto extraño... "Venganza de amor". La atendía una sensual murciélago de ropajes ajustados. Nada más entrar ambas chicas se miraron, notando algo extraño. No había nadie, por lo que la atendió enseguida.

- Hola, bienvenida. Soy Rouge the bat- se presentó

- Amy, encantada

- Bien Amy, ¿Qué es lo que quieres hacerte?

- Quiero un cambio, así que haz lo que quieras, algo a la moda - dijo con una sonrisa

Rouge no pudo evitar sentir el frío de su piel cuando le lavaba el pelo, al igual que la blancura de aquella sonrisa en la que resaltaban unos colmillos bastante afilados, por mucho que la eriza tratase de disimularlos. Una vez en el tocador, le cortó el pelo y comenzó a secarselo...

- Tu eres nueva por aquí ¿verdad? – preguntó interesada la murciélago

- Ajá, llegué ayer mismo - asintió desconfiada

- Se dice que entre Green Hill y Central City hay una especie de agujero místico que atrae a todo tipo de seres, pero me sorprende ver a vampiros por aquí

- ¿Qué te hace pensar que soy un vampiro?

- Digamos que tengo un sexto sentido para eso... - dijo misteriosa

Amy se fijó entonces... delante tenía un espejo... pero ella no se reflejaba en él... Se maldijo mil veces por su torpeza y planeó concienzudamente la muerte de aquella mujer...

- Si estás pensando en matarme, olvidalo... no podrías

- Lo se... Tenía que haberme dado cuenta de que tu tampoco eres como los demás

- Vaya, eso si que me sorprende, no me esperaba que me descubrieses

- Es un poco obvio ¿no crees? Venganza de amor... ese medallón... saber que soy un vampiro... Hacía mucho que no veía a un demonio vengador

Desde ese momento hubo complicidad entre ellas... ambas compartían muchas cosas, aunque Rouge apenas tenía unos 200 años; aún así se hicieron buenas amigas. Aquella misma noche salieron a dar un paseo juntas...

- ¿Sabes? Hace tiempo me enamoré de un vampiro... aunque no funcionó bien... - contaba Rouge

- ¿Qué sucedió?

- Se llamaba Mike, era un neo-vampiro, apenas 60 años y se creía con derecho a ponerme los cuernos.. me enteré y un demonio vengador hizo que se cumpliesen mis deseos... después vio que yo tenía potencial y aquí me tienes... ¿Y tu estás sola o tienes a alguien?

- Tengo a alguien... Se llama Shadow, llevamos seis siglos juntos

- ¿Seis siglos? Eso ya casi es un matrimonio - bromeó - ¿Tu amo, verdad?

- Si... - miró al cielo... - Bueno Rouge, casi va a amanecer... ¿Nos vemos mañana?

--------------------------

Mientras tanto…. En otro lugar…

Otra vez se había quedado dormido... aunque esta vez nisiquiera había llegado a su cama... Por suerte vivía solo en aquella pequeña casita que su padre le había comprado, en el centro de Central City, muy cerca de la Universidad de Caskliom. Se duchó y se vistió a toda prisa y corrió hacia el aula 305 con el desayuno en la boca. Se sentó disimuladamente junto a su compañero, esperando que el profesor no se hubiese dado cuenta de su retraso...

- Que agradable sorpresa que al final se haya decidido a honrarnos con su presencia, señor Speeder - Dijo el profesor



- Lo siento Profesor Robotnik, mi padre al teléfono, ya le conoce

- Abra el libro por la página 512 y cierre la boca



Por suerte, su padre era una persona muy influyente en la ciudad aunque ultimamente se enfadaba con él por sus fiestas clandestinas y las múltiples quejas de sus profesores. Tenía 21 años, pero le fastidiaba tener que estudiar algo que no le gustaba solamente por capricho de sus progenitores. Su compañero de mesa, un zorro muy inteligente llamado Tails le miró con desaprobación...

- Sonic, como sigas así vas a cabrear de verdad a tu padre... Y la última vez no te fue muy bien



- Lo siento Tails, no se que me pasa ultimamente... es como si corriese toda la noche por ahí y no duermo en mi cama, sino en el suelo.

- A lo mejor es porque tienes mucho stress... Si quieres yo podría aliviartelo - Dijo Sally

- Sally.. ¿todavía no te has dado cuenta de que paso de ti? - respondió bastante borde

- Algún día dejarás de hacerlo Speeder, te lo aseguro - dijo indignada



Por mucho que lo intentase, Sonic nunca sería un chico normal... Su padre era un político muy importante y él y su madre viajaban constantemente. Había crecido solo aunque, por suerte, al mudarse a Green Hill había conocido a Miles, más conocido como Tails, su mejor amigo y ahora estaban en la universidad. Sonic era un erizo azul, buen físico y bastante atractivo que volvía locas a las chicas, sobre todo a una ardilla bastante suelta de bragas llamada Sally; pero a él no le interesaba nadie. Cada tarde, después de clase, entrenaba con su adorado equipo de football, en el que era el capitán; y más tarde iba a su casa.

Pero todo su universo había cambiado hacía varias noches... Era invierno, mediados de enero; y Sonic volvía a casa de noche, el entrenamiento había sido duro y estaba bastante cansado. Llevaba el ipod con la música a tope, como siempre, por eso no oyó como algo se acercaba a él... hasta que sintió aquella presión cortante en su pierna y vió a aquel animal intentando comersele. Su primera reacción y, la más acertada, fue golpearle en la cabeza con su bolsa, haciendo que su atacante huyese corriendo.

- Genial... - dijo notando la sangre brotar de su herida

Las noches siguientes estaban confusas para él... ¿Qué le estaba pasando?

Regresar al índiceChapter 3. Enemigos naturales by Chantarelle

 

Amy estaba encantada en aquella ciudad... Rouge y ella llevaban varias noches quedando y ahora eran muy amigas. En el fondo era lo que la eriza necesitaba... no estaba mal con Shadow, él la quería, la entendía mejor que nadie; pero en el fondo de su ser echaba de menos a Cream, pero ahora la tenía a ella... A la murciélago le pasaba algo similar, había perdido a su hermana hacía mucho tiempo... es el problema de la inmortalidad... sentencia a la soledad...

 

Shadow también había hecho amistades... no muy lejos de su casa había un elegante casino, allí conoció a Mephiles. Este era un erizo negro y azul, con un cierto parecido a él, aunque diferente en su ser... Mephiles era un demonio del ártico, capaz de controlar el agua y el hielo a su antojo y que se alimentaba de órganos, algo que a su compañero le parecía bastante desagradable..

 

Eran ya las dos de la madrugada, Amy y Rouge caminaban tranquilas por el Chao Garden, un gran parque con un bosque en su interior y un lago donde reposaban algunos chaos que estaba en pleno corazón de Central City.

 

- No sabía que aquí hubiese todos esos seres... - dijo Amy - Luego seré yo la rara

 

- No eres rara, mi pequeña colmillitos, eres... especial - bromeó Rouge

 

- ¿Pequeña? ¿Yo? Si soy mayor que tú - se quejó

 

- Si, pero tu tienes la apariencia de una niña de 19 años y yo la de una de 24

 

- Di lo que quieras, cuando me canse te morderé - se rió - Hablando de eso... tengo hambre

 

- Oh no... delante mía no lo harás... Mike era asqueroso, se ponía todo lleno de sangre y hasta salpicaba

 

- Yo no mancho, verás...

 

No muy lejos de allí había una equidna de piel blanca dando de comer a las palomas, parecía triste, aún así Amy se acercó y se sentó a su lado mientras Rouge miraba atenta desde un pequeño puentecito. La equidna no pudo evitar quedar hipnotizada ante aquellos ojos verde esmeralda, esa era su arma secreta... Instantes después, estaba mordiendo su cuello. Una vez llena, se pasó la lengua por los labios y volvió con la murciélago.

 

- Eres la vampiresa más limpia de todo Mobius - dijo impresionada

 

- Lo se.. - dijo con una sonrisa - ¿Qué es aquello?

 

A lo lejos se veía una gran sombra corriendo a gran velocidad hacia donde estaban ellas. No les dio tiempo a apartarse antes de que aquel animal se les lanzase encima, era un lobo enorme de color azul. Rouge logró escapar de sus garras, pero Amy seguía debajo suya, forcejeando con él... La vampiresa clavó sus ojos en los ojos de aquel ser y este se quedó inmóvil encima suya... momento que esta aprovechó para darle una patada y lanzarlo lejos. Shadow llegó en aquel momento y el atacante escapó. Everything about nails and manicure products Nails Trends

 

- ¿Qué era eso? - dijo levantándose

 

- Un licántropo - Dijo Shadow - Estamos en luna llena

 

- Amy ¿estás bien? - preguntó Rouge

 

Tenía la ropa rasgada y arañazos por todo su cuerpo, además de una gran rama clavada en su estómago. Se sentía mareada... no le dolía nada pero su nivel de sangre bajaba vertiginosamente debido a aquella herida... necesitaba comer algo ya... Shadow le sacó la rama y puso la mano sobre la herida, curando esta al instante.

 

- Estoy... mareada... - dijo Amy

 

- Eres inmortal, pero si pierdes sangre pasa esto... - explicó el erizo acogiéndola en sus brazos- Volvamos a casa

 

- ... -

 

Llegó el amanecer y, con los primeros rayos del sol, Sonic recuperó su forma habitual. Por fin entendía lo que le pasaba... era un licántropo... aquel animal que le había mordido lo había infectado y ahora era uno de ellos... Su mente trataba de recordar lo sucedido la noche anterior, su conciencia no podría soportar el haber matado a alguien... Entonces recordó aquellos ojos verdes...

 

Era jueves, por la tarde fue a entrenar y después fue a casa, con su amigo Tails. Estaba bastante pensativo, decaído, algo que no era normal en él..

 

- Sonic, ¿qué te pasa? - preguntó Tails preocupado

 

- Es algo... difícil de explicar...

 

- Inténtalo... - animó el zorro

 

- Verás, no se si me creerás, pero hace tres noches me mordió un animal y bueno... me he convertido en uno... - dijo agachando la cabeza

 

- ¿ Eres un erizo lobo? - preguntó Tails asombrado

 

- Si... - dijo vergonzoso Sonic

 

Se esperaba cualquier prueba de que se equivocaba por parte de Tails, sin embargo, su amigo se quedó embobado mirándole. Sonic arqueó una ceja y el zorro buscó algo en su ordenador...

 

- Nunca te conté esto porque pensaba que te reirías de mi... - comenzó. - Estamos asentados sobre una especie de vórtice místico... aquí se han dado casos de acontecimientos sobrenaturales e, incluso, pre-apocalípticos. Hay bibliografía sobre la existencia de cientos de seres extraños...

 

- Tails ¿estás hablando en serio? - Preguntó confuso

 

- Siiii! Y tu eres un werehog.. es ... asombroso

 

- Uffff - respiró aliviado - Al menos me crees y tengo alguien que me ayude...

 

- Sonic, ya sabes que siempre puedes contar conmigo... Y ahora, dime que es lo que te pasa

 

El erizo suspiró bastante aliviado. Tails tenía una confianza ciega en él y, desde siempre, se lo habían contado todo y la existencia de aquel secreto no la hubiese podido resistir mucho tiempo. Por suerte, el zorro parecía ser un experto en el tema y entre ambos seguro encontrarían una cura...

 

- Ayer ataqué a una chica... y creo que... - confesó

 

- Por Caos... no me digas que tú...

 

- No lo sé...

 

- Podemos mirar el periódico... ¿Como era? - Dijo Tails tratando de tranquilizarle

 

- No lo se... solo me fije en sus ojos... eran preciosos... de un color verde esmeralda...- recordó

 

- Aquí no dice nada sobre la muerte de nadie, quizás se haya salvado - Dijo con una breve sonrisa

 

- Ojalá...

 

Ambos se pasaron la semana siguiente revisando el periódico, pero ni una sola noticia acerca de la muerte de una joven.. Sonic se quedó más tranquilo... y Tails le facilitó varias páginas de información sobre su nuevo ser... Luna llena... cuatro noches al mes...

 

Al día siguiente estaba mejor... Shadow se había encargado de interceptar una entrega de sangre al Hospital y se había traído varios litros de la mejor, por lo que no tardó nada en mejorar su estado. El erizo negro la miró con preocupación...

 

- ¿Qué es lo que pasa, Shadow? - preguntó intrigada

 

- Podías haber muerto...

 

- Estoy muerta... ¿recuerdas? - dijo irónica

 

- Me refiero a que pudiste haber desaparecido para siempre... - hizo una pausa - Amy, desde nuestro principio fuimos superiores a los demás, la gente siempre nos tuvo respeto hasta que aparecieron ellos...

 

- ¿Ellos?

 

- Si, el primer licántropo salió del vientre de una loba mordida por un vampiro... Cuando Licantrus, que así se llamaba, se enteró de quien había matado a su madre le buscó por todas partes hasta destrozarle, poco después emprendió una guerra contra nosotros... Por el día son seres normales, pero durante cuatro noches al mes, las de luna llena, se convierten en animales salvajes con ansias de carne y venganza.

 

- Pero…. Son solo cuatro noches… ¿no? – preguntó curiosa

 

- No te fíes…. La mitología popular dice eso…. Pero, realmente, no hay mucha información sobre ellos…. Se dice que durante eclipses totales de luna o por causas aisladas pueden mostrar su verdadera forma. Recuerda que tu eres una vampiresa todo el tiempo, ellos pueden ser cualquiera, por muy normales que aparenten.. y son muy peligrosos…

 

- Osea... que si me vuelvo a cruzar con un licántropo mejor matarlo antes de que él me mate a mi... - razonó ella

 

- Exacto - sonrió - Me encanta lo inteligente que eres - dijo besándola

 

Regresar al índiceChapter 4. Segundo encuentro by Chantarelle
Author's Notes:

Aquí os dejo el cuarto capitulo ^^

Espero que os guste y dejeis comentarios :-)

Author's Notes:

Aquí os dejo el cuarto capitulo ^^

Espero que os guste y dejeis comentarios :-)

La semana siguiente se organizaba una fiesta en la universidad a la que iba Sonic. Por despiste de la directiva y falta de presupuesto, no se pudo alquilar un local a tiempo así que la tuvieron que organizar en el gimnasio. Sally y su mejor amiga, Bunnie; fueron las encargadas de dirigirlo todo. En un par de días todo quedó decorado con copos de nieve y estrellas de hielo, con finas cortinillas en el techo para simular niebla y pequeñas estrellitas colgantes.

- Wow Sally, ha quedado precioso - comentó Bunnie

- Lo se... esta fiesta de invierno será muy especial, cueste lo que cueste conseguiré que Speeder se fije en mi - dijo la ardilla

- ¿Tienes ya el vestido?

- Si, ya pueden todos irse comprando baberos... los van a necesitar - dijo riendo

- No lo dudo, vamos a arrasar! - dijo Bunnie emocionada

Una semana después...

Por fin llegó el día de la fiesta, sábado noche. Sonic y Tails se habían puesto de traje y caminaban hacia la fiesta, no es que tuviesen muchas ganas de ir, pero la asistencia era casi obligatoria. Nada más entrar, Sally agarró el brazo del erizo azul y lo sacó a bailar. La ardilla lucía un descarado vestido rojo y se había coronado a si misma como reina de la fiesta. Sonic no tuvo más remedio que bailar con ella un rato, mientras Tails lo hacía con Bunnie...

Rouge la había convencido para ir a una fiesta. Hacía muchos años que Amy no salía simplemente a divertirse, pero aquella noche su amiga la arregló para que luciese preciosa, incluso parecía estar viva... La eriza y la murciélago entraron en el gimnasio de la universidad y automáticamente todas las miradas se posaron en ellas... Rouge llevaba un vestido ajustado azul celeste, mientras que Amy había optado por uno en granate y negro, largo aunque con un sensual escote.

- Bueno Amy, vamos a ver como se lo pasan los jóvenes del siglo XXI - bromeó Rouge

- La verdad es que la fiesta no tiene mala pinta, nada que ver con las aburridas fiestas de mi padre y la música es mucho mejor que en Toyshika

- Ahora solo falta que alguien nos invite a bailar y recuerda, esta noche eres una persona normal - dijo guiñando un ojo

- Uys, ahí viene la primera víctima - bromeó Amy

Un equidna rojo se acercó a ellas e invitó a Rouge a bailar, Amy asintió y la murciélago y él se fueron al centro de la pista. La eriza caminó hacia donde estaban las bebidas y probó un poco de ponche, no era igual que la sangre, pero no estaba malo.

Sally no pudo evitar fijarse en la recién llegada…. Nunca la había visto y el hecho de ver que era guapa la enfureció todavía más…. Los chicos la miraban y estaban dejando de prestarle la atención…. Soltó a Sonic y fue veloz junto a su grupo de amigas….

El erizo azul volvió con su amigo, que se había quedado mirando a la chica nueva…. Sonic lo hizo también…. Cuando ella se giró, el no pudo evitar fijarse en aquellos ojos….

- Es…. Es ella….- tartamudeó

- ¿Ella? ¿Quién? – Preguntó el zorro

- La chica de la que te hablé…. Es ella….

- ¿Estás seguro?

- Completamente.

- Pues ve… y háblale…

- Pe… pe…. Pero... ¿qué le digo?

El zorro le dio un fuerte empujón…. No tenía ya otro remedio que ir con ella… Realmente era aquella chica... pero ¿qué decirle?

- Ho... hola... - saludó - El ponche no es que sepa muy bien, con un poco más de alcohol estaría mejor - dijo Sonic

- Tampoco es que esté malo, simplemente no es lo mío

- Tengo la sensación de que no nos conocemos, ¿estudias aquí? - preguntó

- No... Acabo de mudarme...

- ¿Y piensas estudiar aquí? – interrogó

Notó que ella se sintió un poco agobiada, por eso decidió no presionarla… Quería saberlo todo sobre ella…. pero aquella no era la forma…

- Perdona mis modales…. Es que no solemos ver a chicas como tú por aquí…. – corrigió

- ¿Cómo yo? ¿Qué tengo de especial? – Preguntó nerviosa – (joder… no me digas que sabe lo mío) –pensó

- Pues… eres preciosa…. – se puso un poco colorado

Si sus mejillas pudiesen tornarse rojas... seguramente lo hubiesen hecho…. Sin embargo, su tez quedó igual ante aquel piropo…. Realmente aquel chico le agradaba….

- Soy un grosero…. Diciéndote todo esto y sin ni siquiera presentarme…. Me llamo Sonic – dijo tímidamente

- Mi nombre es Amy

- Encantado - besó su mano – Y dime, Amy, ¿te apetece bailar?

Amy asintió y el erizo la llevó hasta la pista de baile. Una vez allí puso las manos alrededor de su cintura y comenzaron a bailar suavemente, al ritmo de la música que sonaba... Todo el mundo les miraba, preguntándose quien era ella para que alguien dejase de lado a la chica más popular de la ciudad... Sally estaba furiosa... Ashura, un erizo verde y negro bastante macarra, se acercó riendo a ellas, le encantaba burlarse de Sally Acorn y era la oportunidad perfecta...

- Vaya Sally, parece que todos tus esfuerzos solo han servido para que la chica rosa se lleve a Speeder - bromeó Ashura

- Cállate de una vez y vuelve al agujero del que has salido - gritó la ardilla

- ¿Quién se cree esa que es? - Preguntó Bunnie

- No lo solo me quita a Sonic, sino que encima viene a MI fiesta más guapa que yo... se va a enterar... - gritó

- Sally ¿qué vas a hacer?

- Ya lo verás...

Caminó furiosa hasta la pista de baile, llegando hasta donde ellos estaban...

- ¿Quién demonios te crees que eres? - gritó Sally

- Sally, esta es Amy, es nueva en la ciudad... - presentó Sonic

- Me da igual quien sea... esta es mi fiesta y quiero que se vaya!

- No hace falta que te pongas así... - intervino Tails

- Eh, tu...¿estás sorda? He dicho que te largues - repitió

Amy, harta de la escenita que la ardilla estaba montando, clavó sus ojos en los de ella , haciendo que se esta estremeciese de miedo y se echase atrás...

- ¿Como dices? - dijo con voz serena..

- Na... nada... ya me iba... Que tengáis buena noche... - dijo yéndose rápidamente

Sonic volvió a poner sus brazos en la cintura de ella y continuaron bailando...

- Disculpa a mi amiga... es un poco...

- No te preocupes... suelo causar sentimientos así... - bromeó

El resto de la noche lo pasaron tranquilos, bailando. Cuando terminó la última canción, la eriza rosa, se disponía a irse, pero él sujetó su brazo…

- Estás helada... - observó

- Si... suelo estarlo.. Tengo mala circulación...

- ¿Volveré a verte? - preguntó

- Puede...

- ¿Cuando?

- No lo sé... - miró a Rouge - He de irme...

Las dos se fueron rápidamente... una vez fuera del campus, caminaron lento...

- ¿Te lo has pasado bien? - preguntó Rouge

- No ha estado mal la noche, aunque...

- Me lo imagino... tienes hambre... - bromeó la murciélago

Regresar al índiceChapter 5. Y surgió... by Chantarelle
Author's Notes:

En primer lugar, gracias por vuestros comentarios!! Trataré de iros contestando a [email protected]!

 

--> DarkWitchAnelisse : A Shadow es que le pega mucho lo de vampiro! Lo de la trama intercolegial no estará mucho en esta historia, me había planteado el hacer una historia de todos estos en un instituto pero aún no me llegó la inspiración

 

--> sabrinita : Gracias por tu comentario y por el añadirme a favoritos.  Dejame tener un poco más de tiempo y continuaré con tu fic ^^ prometido

 

--> Maquinolopsky: Había que meter a Eggman en alguna parte jejejejeje. Lo del werehog ya estaba pensado desde antes de comenzar la historia y ya lleva tiempo escrita jejeje. Por tu fic, hasta donde leí me parece bueno, si publicaste algún capitulo recientemente no he podido leerlo, pero en cuanto me devuelvan las horas que me desaparecen del día lo continúo, prometido

Author's Notes:

En primer lugar, gracias por vuestros comentarios!! Trataré de iros contestando a [email protected]!

 

--> DarkWitchAnelisse : A Shadow es que le pega mucho lo de vampiro! Lo de la trama intercolegial no estará mucho en esta historia, me había planteado el hacer una historia de todos estos en un instituto pero aún no me llegó la inspiración

 

--> sabrinita : Gracias por tu comentario y por el añadirme a favoritos.  Dejame tener un poco más de tiempo y continuaré con tu fic ^^ prometido

 

--> Maquinolopsky: Había que meter a Eggman en alguna parte jejejejeje. Lo del werehog ya estaba pensado desde antes de comenzar la historia y ya lleva tiempo escrita jejeje. Por tu fic, hasta donde leí me parece bueno, si publicaste algún capitulo recientemente no he podido leerlo, pero en cuanto me devuelvan las horas que me desaparecen del día lo continúo, prometido

Pasaron dos largas semanas hasta que volvió a verla... Había ido al cine con Tails a ver una película de terror y al salir se habían separado... Caminaba por el Chao Garden cuando la vio sentada encima de uno de los puentecitos de madera. Estaban ya en febrero, pero aún así, el frio no había remitido. Le extrañó verla allí y, sobre todo, que no hubiese muerto congelada. Decidió acercarse a ella...

- Me sorprende encontrarte aquí... - dijo

- Me gusta pasear de noche - dijo ella bajándose

- ¿No tienes frío?

- No, esto es calentito - dijo abriendo un poco su chaqueta

Toco un poco el material, tenía razón, aquella chaqueta parecía fina, pero por dentro mantenía el calor. Asintió con la cabeza y ella sonrió...

- Las chicas soleis ser frioleras, por eso me extrañaba - reconoció

- Yo no soy como las demás...

- Lo se, por eso estoy aquí... - ella le miró confusa - Cuando te vi noté algo extraño en ti, algo que me decía que tenía que volver a verte...

- Vamos Sonic... soy mayor que tú... no me vengas con historias para niñitas - bromeó

- ¿Mayor? Lo dudo... Tu tendrás unos 18 o 19.. y yo tengo 23

- (yo tengo 634 años, mira tu que gracia) - pensó ella - Vale, aún así no me creo esas cosas...

- Pues deberías... - hizo una pausa - ¿Tienes hambre?

- No, acabo de cenar - dijo recordando el sabor de la sangre - Pero si quieres podemos dar un paseo

- Por mi perfecto... - dijo él con una sonrisa

Caminaron por todo el parque, disfrutando de la noche a la tenúe luz de las lamparitas que alumbraban aquel lugar. Los chaos dormían tranquilos, al calorcito de la pequeña casita que el alcalde les había mandado construír y Amy y Sonic charlaban de un poco de todo...

- Como seguramente sepas ya, soy el hijo de Frank Speeder, el político...

- La verdad es que no me entero de nada de la política, lo siento - reconoció ella

- No lo sientas... es mejor, creeme. Odio a la gente que me habla solamente por mi padre. Se me exige demasiado solo por ello... yo no soy él y debería poder hacer lo que quisiese...

- Se lo que es... mi padre siempre fue un hombre cariñoso... Mi madre murió cuando yo era muy pequeña y el me trataba bien, pero empezó a gastarse nuestro dinero y bueno... luego quería que yo lo arreglase, sacrificando mi felicidad... y me negué...

- ¿Y qué hiciste?

- Me fui...

- ¿Y él?

- Murió hace tiempo... - Sonic se puso serio - No me compadezcas, ya apenas le recuerdo.

Continuaron hablando de sus vidas, Sonic ocultando su secreto y Amy... bueno, tratando de inventarse una historia de alguien de 19 años, aunque manteniendo su forma de ser... Poco a poco se fueron dando cuenta de las muchas cosas que tenían en común... Pasaron horas hablando, sentados en los columpios del parque, hasta que Amy miró el cielo...

- Ya va a amanecer... - dijo con voz entrecortada

- Si, un precioso amanecer

- Yo... he de irme...

- ¿Ya? ¿No puedes quedarte un poco más?

- No... Sonic... no estoy sola... - reconoció - Si quieres nos vemos mañana...

- Está bien...

Se quedó allí sentado, contemplando como ella se marchaba rápidamente, minutos después salía el sol... Llegó justo a tiempo... Shadow entraba en casa instantes después y se metía en la cama, abrazándola..

- ¿Qué tal la noche? - preguntó Shadow

- Bien, en el parque como siempre ¿Y tú?

- Pues no muy bien, aquí escasea el negocio así que tengo que volver a Toyshika a resolver un par de asuntillos... - dijo preocupado

- ¿Y yo?

- Puedes quedarte aquí si lo deseas, yo seguiré pagando esto ¿te parece bien?

- Si... aunque te voy a echar de menos

- Y yo a ti... - dijo besandola

Dos días sin verla... se estaba volviendo loco... Necesitaba hacerlo... Estaba todavía más apático que antes... hasta el punto en que la preocupación de Tails iba en aumento...

- Sonic, no soporto verte así... ¿qué es lo que pasa?

- Me gusta esa chica, Tails... demasiado...

- ¿Quién? ¿Amy?

- Si... Es algo muy raro.. apenas he tenido roce con ella pero es como si la conociese de toda la vida

- ¿Ella lo sabe? - preguntó el zorro

- No... Creo que tiene a alguien... yo...

- Sonic, hablalo con ella... si ella siente lo mismo dejará a la otra persona... El no ya lo tienes... ahora busca el si

- Puede que tengas razón - admitió

Quería verla... la cuestión era como o donde encontrarla. Por suerte, Tails era todo un genio y recordó a la chica con la que había ido a la fiesta, encontrando la peluquería donde ella trabajaba. El erizo no se lo pensó dos veces y fue hasta allí...

- Hola, ¿desea algo? - preguntó la murciélago

- No se si me recuerdas... la fiesta de la Universidad.. bailé con una amiga tuya... - comenzó

- Y quieres encontrarla ¿verdad?

- Si... ¿Podrías decirme donde?

- Mira... ehmmm

- Sonic - se apresuró a decir él

- Mira Sonic... no es por mal, pero ella... no es para ti

- Se que tiene a alguien, solo quiero decirle lo que siento

- Oh Oh... Te gusta... - dijo mordiendose el labio - Puedes decirselo, pero no creo que tengais futuro juntos...

- Tu no puedes saberlo... Por favor, solo dale esta carta...

- Está bien...

Shadow se marchó al anochecer a Toyshika, junto a su amigo Mephiles. Rouge fue hasta su casa, era luna llena y, tanto Shadow como ella, la habían aconsejado que se quedase tranquila en casa. La murciélago traía un par de películas y una neverita con sangre y algo de comer para ella. Después de cenar se sentaron en el sofá a ver una película. Cuando terminó, Rouge recordó la carta, aunque primero quiso investigar un poco el tema...

- Amy... hoy ha venido a preguntarme por ti un tal Sonic, ¿te suena?

- Si, bailé con él en la fiesta y le he visto un par de veces - reconoció

- ¿Lo has visto un par de veces y sigue vivo? Me sorprende

- No se, a él no me dan ganas de ... bueno, ya sabes...

- ¿Ha pasado algo entre vosotros?

- Nooo! ¿pero qué dices? - se molestó - Somos amigos, simplemente

- Me ha dado esto para ti... - dijo dandole la carta

Amy la abrió con cautela y la leyó...

" No se que hago escribiendote, ni siquiera se si entiendes mi letra... La cuestión es que, no se porque, pero necesito verte. Siento como si hubiese algo místico entre nosotros y una necesidad extraña. Se que apenas nos conocemos, pero me gustas... se que estás con alguien, pero al menos dejame ser tu amigo... Mi teléfono es ... xxxxxxxxx"

Cuando terminó se quedó muy pensativa, Rouge le arrebató la carta y la leyó también, esperando después alguna reacción por parte de la eriza rosa, pero no la hubo...

- ¿Y bien? - preguntó la murciélago

- Yo... no se que decir.. - dijo pensativa - Quizá debería hablar con él...

- Pero cuando pase la luna llena - Recalcó Rouge

Por fin terminó la luna llena... Sonic despertó por la mañana más animado, aquellas cuatro noches sin verla habían sido duras, aunque también se alegrase de no haberla cruzado por temor a dañarla. Fue corriendo hasta la universidad, todo el mundo se sorprendió de que llegase puntual, cosa muy extraña en él... Se sentó junto a su amigo Tails esperando a que empezase la clase del Profesor Robotnik. Sally se acercó a él..

- Quiero que sepas que todavía sigo enfadada por el plantón que me diste en la fiesta de invierno.. - comenzó - Aunque estoy dispuesta a perdonarte si este sábado vienes conmigo a la inauguración del Thyxis

- ¿Thyxis? - preguntó curioso

- Si, es un nuevo local de copas, se dice que van a llevar a grupos musicales y que Dj's de todo el planeta pincharan allí... Bueno.. ¿vendrás?

- Dejame pensarlo... ya te diré algo después

Estuvo todo el día dandole vueltas a la cabeza... ¿Qué debía hacer? ¿Ir con Sally y salir con ella de una buena vez o esperar a que Amy diese señales de vida? Una parte de él le decía lo primero... al fin y al cabo Sally era la chica más popular de la ciudad, de familia acomodada y estaba loquita por él desde hacía tiempo mientras que de Amy apenas sabía nada, pero le fascinaba tanto como le molestaba aquel misterio que la rodeaba y no verla le carcomía por dentro...

Estaba a punto de decirle que si a Sally cuando vibró su movil en el bolsillo... "Nuevo mensaje recibido". Por un instante pensó en continuar y leerlo después pero, finalmente, sacó su teléfono y leyó el sms... "Hola Sonic, soy Amy.. ¿Te apetece quedar mañana por la noche?". Se apresuró en responder y volvió a guardar su móvil...

- Lo siento Sally, tengo una invitación mejor... Nos vemos en el Thyxis

Había quedado con él en la esquina de su calle, la había invitado a un nuevo local y estuvo un poco indecisa en que ponerse. Finalmente optó por un vestido corto y asimétrico negro con unas botas altas y abrigo del mismo color. Él la esperaba impaciente, se moría de ganas de abrazarla, pero consiguió controlarse a si mismo para no hacerlo.

- ¿No se enfadará tu pareja por que vengas conmigo? - preguntó

- Él no está... ha salido de viaje... Además soy mayorcita para hacer lo que quiero...

- Me quedo más tranquilo entonces

Caminaron hasta el Thyxis, era un local moderno, decorado en tonos negros con toques de colores cantosos. En la parte de abajo había una gran barra, asientos y pista de baile con escenario, en el piso de arriba había sillones y los baños. Nada más entrar, se acercaron hasta la barra; allí se encontraron a Tails...

- Hola Tails! - saludó el erizo - Amy, este es mi mejor amigo - presentó

- Encantado de conocerte, Amy - saludó el zorro

- Igualmente - Dijo ella con una sonrisa

- Sonic, como Sally te vea te volverá loco... - advirtió el zorro

- Pues tendré cuidado para que no lo haga

La cogió de la mano y la llevó hasta la pista de baile, bailaron durante un rato y después pidieron algo de beber y se sentaron en los sillones más apartados de todo... Allí nadie los encontraría, y menos Sally...

- Me da la sensación de que te escondes... - Dijo ella - Esa tal Sally ¿Es tu novia?

- No, es una pesada que está detrás mía...

- Ajá... pues da otra impresión, pobre... podría estar... celosa

- ¿Y tu novio qué? - se rebotó un poco - ¿Existe acaso? Por que yo nunca le he visto

La expresión de ella cambió ante aquel comentario... No solo Shadow la había dejado sola, sino que encima aquel erizo azul se lo recordaba de aquella forma irónica. Amy se levantó y cogió su chaqueta sin decir una sola palabra.. aquello le había dolido, mucho además... Sonic salió tras ella pero tuvo la mala suerte de cruzarse con Sally, que lo agarró y se lo llevó directo a la pista de baile

-

Corrió hasta aquel lugar... ya no quedaba nada.. tan solo ruinas de lo que un día hubo allí.. Un castillo medio derruido y un par de estatuas de aquel jardín que tanto había cuidado... Se apoyó en uno de los muros que antes formaban aquel suntuoso salón y cerró los ojos... recordando a cada una de las personas que había perdido...

- ¿Qué me está pasando? Yo no era así yo... yo... no se si quiera seguir aquí...

Regresar al índiceChapter 6. Sed de amor by Chantarelle
Author's Notes:

Bueno.. comenzamos con la parte Sonamy ^^

Author's Notes:

Bueno.. comenzamos con la parte Sonamy ^^

Había desaparecido de la faz de la tierra... la llamó mil veces pero no contestó durante varios días.. hasta formar semanas….. y estas formaron un mes…. Rouge tampoco sabía nada de ella y empezó a preocuparse, aquello no era normal en Amy. Cuando cerró la peluquería fue directa a casa de su amiga. La encontró tirada en el sofá, con la piel casi blanca y sus ojos apagados... Amy quiso levantarse pero no tenía fuerzas... Rouge corrió preocupada hasta ella...

- ¿Se puede saber que demonios te pasa? - preguntó nerviosa la murciélago

- Nada... - susurró

- Amy, llevas días sin beber... Mírate... pareces un zombie más que un vampiro..

- Me siento tan sola... Shadow lleva casi dos meses fuera y yo... echo de menos cosas...

- ¿Y que hay de Sonic? Ese chico está loquito por ti...

- El otro día me hicieron daño sus palabras...además...

- Además nada... Está arrepentido... - hizo una pausa - Amy, quizás no sea mala idea que estuvieses más con él... intentalo, creo que te vendrá bien despejarte un poco

- ¿Tu crees? - dijo un poco más animada

- Si, no seas tonta... Te hace falta cariño y él quiere dartelo... Tienes una vida eterna, empieza a aprovecharla - dijo abrazandola - Y ahora bebe algo, por favor

Rouge le trajo un par de bolsitas de sangre y ella se las tomó con calma... en cuestión de minutos recuperó su fuerza y su tono rosado, después llamó a Sonic y quedaron en el Chao Garden... El primer momento fue incómodo, se saludaron y comenzaron a caminar en silencio... fue él quien rompió aquel hielo...

- Siento lo que te dije el otro día, no quería lastimarte - se disculpó

- Estoy sola Sonic, Shadow no está y lo único que me queda es Rouge... Echo de menos muchas cosas de mi pasado que ya no están... y es... doloroso...

- ¿Shadow? – preguntó él

- Si….. el es… bueno….

- Ah… entiendo….. –

Dark MooN by Chantarelle

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fanfic.es/viewstory.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20