Corona de espinas by lucky_cinderella

Fanfics en EspañolEl sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

 Corona de espinas by lucky_cinderella
Summary:

antes que nada aclaro que no es original, tome los personajes de un cartoon que seguro la mayoria conoce, sus versiones humanas de las cuales dentro del fic describo.

porque una corona puede ser tambien una maldicion

Axus y Novaterra han estado en guerra desde siglos atras,

axus es un reino despiadado y cruel, con hombres de guerra y asesinos

novaterra es un pueblo lleno de gente bondadosa y trabajadora que vive pacificamente.

sin embargo existe odio entre ambos reinos, un odio que se ha fortalecido a traves de los años, en novaterra, su familia real posee 3 princesas herederas, axus posee 3 principes. los jovenes seran las armas de esta guerra ¿podra el amor sincero vencer la maldad?

aviso: vayan con cuidado porque podria haber lemmon, violaacion, tortura, etc (aunque aun no lo decido)

 



Categories: CARTOON, ORIGINALES Characters: Ninguno

Generos: Universo Alternativo

Advertencias: Lemon

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 4 Completed: No Word count: 14354 Read: 297 Published: 19/07/2013 Updated: 20/07/2013
Summary:

antes que nada aclaro que no es original, tome los personajes de un cartoon que seguro la mayoria conoce, sus versiones humanas de las cuales dentro del fic describo.

porque una corona puede ser tambien una maldicion

Axus y Novaterra han estado en guerra desde siglos atras,

axus es un reino despiadado y cruel, con hombres de guerra y asesinos

novaterra es un pueblo lleno de gente bondadosa y trabajadora que vive pacificamente.

sin embargo existe odio entre ambos reinos, un odio que se ha fortalecido a traves de los años, en novaterra, su familia real posee 3 princesas herederas, axus posee 3 principes. los jovenes seran las armas de esta guerra ¿podra el amor sincero vencer la maldad?

aviso: vayan con cuidado porque podria haber lemmon, violaacion, tortura, etc (aunque aun no lo decido)

 



Categories: CARTOON, ORIGINALES Characters: Ninguno

Generos: Universo Alternativo

Advertencias: Lemon

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 4 Completed: No Word count: 14354 Read: 297 Published: 19/07/2013 Updated: 20/07/2013
Story Notes:

https://www.zerochan.net/1443838   ---->flaky

 https://www.zerochan.net/907334  --------> giggles https://www.zerochan.net/1256375  ----------> petunia https://static.zerochan.net/Flippy.full.1289758.jpg ----- >flippy https://www.zerochan.net/340612 ---------> shifty (sin las orejitas obvio) https://www.zerochan.net/1514273  ---------------> splendid creo que es todo lo que necesitan para empezar ...al menos para figurarse las caras
Story Notes:

https://www.zerochan.net/1443838   ---->flaky

 https://www.zerochan.net/907334  --------> giggles https://www.zerochan.net/1256375  ----------> petunia https://static.zerochan.net/Flippy.full.1289758.jpg ----- >flippy https://www.zerochan.net/340612 ---------> shifty (sin las orejitas obvio) https://www.zerochan.net/1514273  ---------------> splendid creo que es todo lo que necesitan para empezar ...al menos para figurarse las carasNovaterra by lucky_cinderella

espero que lo hayan disfrutado este capi es medio aburrido pero se pone mejor

Acto 1 Primer encuentro:

Se oyó una delicada música en la sala del trono, las ventanas estaban abiertas en todo su esplendor, embelleciendo con luz los detalles en oro sobre el mármol del suelo, los sirvientes formaban dos hileras bien ordenadas a cada lado de la alfombra de terciopelo rojo que descansaba a los pies del trono y extendida en su majestuosidad formaba un elegante puente carmesí hasta la puerta.

Sentado en el trono, con aire melancolico y rostro tranquilo y juicioso estaba el rey de Novaterra, la barba larga y sedosa se deslizaba como una cascada de cobre sobre su atuendo, decorado con numerosas insignias y bordado con costosos hilos, sobre sus ojos cansados y de tonalidad celeste, las pobladas cejas se suavizaron justo con sus rigidas facciones, cuando los portones se abrieron lentamente, la música llego a su climax para apagarse de súbito.

-hacen su entrada, las princesas de Novaterra- petunia iba a la cabeza con sus recién cumplidos 8 años, tenia el cabello atado en una coleta alta, adornada con un tocado de piedras preciosas, que unidas formaban una adorable flor de petalos rosa, su diadema se encontraba sobre su frente, una gran joya azul la coronaba, la misma que había usado su madre años antes, aun a su corta edad su hermosura y elegancia eran notables. Paso entre los sirvientes, saludándolos con la mirada, con un gesto gentil, todos sonreían maravillados, en especial un niño de 12 años, que de pie a un lado de su tutor y con pose exageradamente firme, esperaba conteniendo la respiración que la princesa pasara por delante suyo

-splendid, relájate- lo regaño dulcemente su tutor

-no puedo maestro, ella va a ser el motivo de mi vida, mi deber va a ser vivir para ella y morir si es necesario para que mi princesa pueda vivir- repitió rápidamente, el maestro lo miro divertido

-tienes en claro tu misión muchacho, tranquilo, lo harás bien- splendid sonrio por primera vez y sus ojos azules brillaron, siempre habían pertenecido a su familia los guardaespaldas de la familia real, su padre hasta el dia de su retiro había sido el guardaespaldas de la difunta madre de petunia, y ahora por azar del destino el había sido entrenado para tal misión, jamas había visto a la princesa antes, por protocolo. se preguntaba como seria, después de todo el debería pasar mucho tiempo con ella y esperaba que fuera una niña divertida. De repente la voz de su tutor lo saco de sus pensamientos.

-inclinate, ahí viene- el joven se inclino precipitadamente, causando un estruendo al chocar la vaina metalica de su espada contra el suelo, su rostro se tiño de rojo, la princesa se detuvo curiosa y lo miro, el levanto parcialmente la cabeza y se encontró con los ojos azules de la princesa, el aire se congelo en sus pulmones, sin embargo, los ojos de la princesa se volvieron frios al ver el escudo de la familia del muchacho, la familia de guardaespaldas reales, giro el rostro ante la mirada del joven y siguió camino, el sintió que el aire se calentaba en su pecho, el rubor crecio, era una niña hermosa, quizá una de las mas hermosas que hubiera visto en su vida, ¡era su princesa y el había hecho el ridículo!.

Petunia se sento junto a su padre, era turno de la segunda hija del rey, hubo murmullos y silencios cuando la pequeña pelirroja hizo su aparición en el salón, su padre sonrio con resignación, traía una de sus zapatillas en la mano y su cabello estaba revuelto y erizado, llevaba una vestido hermoso en tonos pastel que combinaba dulce color beige con un rosa bebe suave y tranquilo, caminaba apresurada y se sento a la izquierda de su padre, había saludado a muy poca gente y evitaba mirarlos, estaba muerta de timidez, su hermana le sonrio y flaky sonrio también, muchos rostros enternecidos aplaudieron a la segunda heredera. Sin embargo, lo que había comenzado con jubilo se torno como un silencio tan tenso que el aire parecía viciado, la ultima heredera hizo su aparición, llevaba un vestido rosa con detalles en rojo, precioso como pocos se habían visto, pero hasta las delicadas sedas bordadas palidecían frente a la belleza de la niña, su cabello corto hasta los hombros recortaba su rostro, que parecía tallado en un bello marfil, sus labios color cereza estaban rigidos en una una sonrisa nerviosa, tenia largas y bellas pestañas y sus ojos rosados brillaban como gemas preciosas, haciendo juego con su diadema, llevaba un moño, odiaba los arreglos complejos, quería demostrar que no era ostentosa,

Camino entre los sirvientes con la cabeza baja, estos la dejaron pasar con despectivo silencio, observando cada paso y movimiento

-es horrible, de su madre no heredo mas que veneno- dijo una sirvienta en voz baja a otra

-solo mira como camina, es tan poco elegante y vulgar-

-solo mira ese vestido, es al igual que su madre una triste ave de rapiña con disfraz de pavo real-

Giggles en silencio oia todos los comentarios, ya no le afectaban, había crecido siendo juzgada, ya había agotado las lagrimas para derramar, la sombra de su cruel difunta madre era una cicatriz que debía llevar para siempre, se sento a un lado de sus hermana flaky y petunia aceptando sus rostros amables y sonrientes con el agradecimiento de un mendigo que recibe un lingote de oro.

-.-.-.-

Cuando el banquete hubo terminado, las niñas fueron escoltadas por sus niñeras a su habitación, ya dormían completamente solas, al llegar desesperadas se quitaron los molestos corsettes y petunia dejo caer su cabello libre, giggles y flaky comenzaron la tarea de ayudarla a peinarse.

-estoy cansada de ser perseguida por las niñeras- dijo petunia cerrando los ojos

-pero hermana, tu estas mas cerca de cumplir tus 17 años y sabes lo que significa- sonrio giggles- cambiaran las niñeras por un guardaespaldas- flaky sonrio tímidamente

-e-eso d-debe ser lindo-

-que molestia, no quiero un tonto hombre siguiéndome a todos lados, husmeando entre mis cosas- su voz temblo un poco

Las tres rieron ante la idea de petunia

-dijo padre que hoy estuvo en la ceremonia- dijo giggles, petunia fruncio el ceño

-si lo vi, tiene casi mi edad, es muy torpe e irrespetuoso-

-lo viste?- flaky abrió los ojos sorprendida

-vi su bobo sello, es un chupamedias real- giggles rio y las tres miraron por la ventana del cuarto, mas alla del balcón se veian las murallas que los dividían del reino de Axus, por un momento guardaron temeroso silencio, giggles decidio cambiar de tema

-hoy es la noche de los lirios de medianoche…solo ocurre una vez al año…siempre quise verlos…-suspiro

-debes esperar a cumplir tus 15 años para salir del castillo- sentencio petunia, flaky se acerco al balcón y se asomo

-en el pueblo esta aconteciendo un gran festival en honor a los lirios de media noche- dijo temerosa

-padre esta ahí- continuo petunia sonriente

-yo lei sobre los lirios en un libro que estaba en la biblioteca- sonrio giggles- los lirios de medianoche son unas extrañas flores blancas que florecen solo una vez al año durante la medianoche, se nutren de luz de luna ¿conocen la leyenda?- petunia la miro escéptica y flaky se acerco curiosa

-no- contestaron al unísono

- cuenta la leyenda, que mucho tiempo atrás un hombre y una mujer se enamoraron tras verse efímeramente a las orillas de un gran lago, ambos descubieron que estaban hechos el uno para el otro y se juraron amor eterno, sin embargo, ella estaba comprometida con un feudal de mucho dinero y muy cruel, cuando se puso fecha para la boda, la novia corrió a contárselo con infinita tristeza a su amor, el feudal, curioso por su actitud sospechosa la hizo seguir, descubriendo la verdad, desesperado pago a un poderoso mago para que los maldijera, este trazo un plan, cuando la mujer volvió a su casa a la mañana siguiente la tomaron prisionera y se corrió la voz de que había muerto, incapaz de creer la historia, el hombre, su verdadero amor fue en su búsqueda, la hayo muerta con su vestido de novia, al besar sus frios labios callo en la trampa, un hechizo convirtió al hombre en oscuridad que se esfumo en el aire. Se dice que un año exactamente mas tarde en la tumba de la mujer florecieron numerosos lirios blancos, pero solo por una noche, es asi que la leyenda cuenta que el hombre, convertido en oscuridad recorre el mundo en pena, buscando a su amada pero cada un año le da la vuelta y regresa a donde todo comenzó, esa noche se encuentran y los lirios florecen para recibirlo, los lirios son la señal de que allí lo espera ella con su traje de novia, los espiritus de ambos bailan toda la noche incapaz de separarse, hasta que la luz del dia se devora al hombre…y comienza la angustiosa espera ¡hay mas! Dicen que las parejas cuyos amores que se gestan la noche de los lirios duraran por toda la eternidad- finalizo con un suspiro

-suena interesante pero no podemos salir- dijo petunia seriamente, y procedio a acostarse en su cama- hasta mañana hermanas- y apago la luz, solo la luz de luna se filtraba por la ventana,flaky había quedado sorprendida por la leyenda, miro a giggles

-¿crees que sea verdad?- pregunto tímidamente a su hermana, la pelirrosa sonrio emocionada

-claro que si- exclamo en susurros- tan solo quisiera poder verlos- suspiro con tristeza, pero de inmediato se reincorporo con una sonrisa- ¡lo tengo!- flaky la miro son comprender- iremos a ver los lirios

-que?- flaky palidecio- p-padre podría enojarse y..- comenzó a enumerar posibles castigos, pero giggles se había incorporado y buscaba en sus armarios con sigilo ropa discreta, le arrojo a flaky un vestido sin brillo, simple.

-vamos, será una aventura- flaky resignada se puso el vestido suspirando, su sexto sentido le indicaba que algo iba a salir mal

-.-.-.-.-

Petunia se desperto rápidamente con la intuición de que algo andaba mal, busco con la vista a sus hermanas y las hayo en sus camas, tapadas hasta la cabeza, hechas bultos, se levanto suavemente, estaba haciendo frio y deseaba cerrar las ventanas, al pasar cerca de la cama de giggles se detuvo, se sento a su lado y acaricio las cobijas, quizá era muy dura con ella a veces, busco destaparla para darle un beso en la frente, pero se encontró con un monton de vestidos arrugados, que formaban una silueta, desesperada corrió a la cama de flaky, encontrando el mismo resultado, estuvo a punto de gritar, pero seria mejor que esto no llegara a ser une escandalo de guardias. Sabia que al menos tres cuartos de los guardias del palacio estarían en el festival, incluidos la mayoría de los sirvientes. Se vistió con ropas simples y corrió a tomar sus zapatos.

-.-.-.-.-

Giggles y flaky caminaban por los vacios jardines del palacio, se veian claramente gracias a la luminosa luna de esa noche, giggles había sabido pasar desapercibida saliendo por un túnel que conectaba la cocina con los jardines y que solo se usaba para verter los desechos de las cocinas, todos los guardias se concentraban en las puertas delanteras y traseras del palacio, caminaban cautelosamente, flaky se detuvo un momento a observar la belleza de los jardines por la noche. El castillo tenia dos jardines principales, el primero era el que formaba parte de la fachada del castillo, era el que mas trabajo demandaba a los sirvientes, estaba decorado con flores de varias tonalidades y arbustos prolijamente cortados, también había una hermosa fuente de agua con la imagen de dos amantes tomados de la mano, en el frio mármol en el cual habían tallado sus rostro se podía ver el amor que había inspirado al artista vivídamente, aun asi el hombre tenia una flecha clavada en su corazón. La madre de flaky solia sentarse allí mucho en los días mas duros de su enfermedad, había algo en esa estatua que la cautivaba.

Las niñas estaban en el jardin que se encontraba a un lado del castillo, y que era el mas grande, a través de el se podía salir del palacio, tomando un camino que conducia a un bosque, el castillo estaba rodeado por varias hectáreas de campo. Ese jardin era conocido como el "jardin del te". Porque tenia un bello claro entre los arbustos donde había una mesa y sillitas, había rosales por todas partes, de tonalidades rosas y rojas, el mármol del suelo era color azul, por el dia resplandecían en colores, giggles y flaky se dirigían al bosque por donde se podía llegar a los campos donde florecían las flores, por algún motivo no crecían en el palacio.

-llegamos a la entrada del bosque- dijo emocionada giggles

-estas segura de que esta bien que vayamos?- como respuesta giggles la tomo de la mano y la dirigio hacia adentro, pisando cuidadosamente entre las raíces retorcidas que sobresalían y formaban extrañas siluetas en el suelo.

-.-.-.-.-

Petunia caminaba silenciosamente por los corredores, con cuidado de no ser vista, nunca los había recorrido sola por la noche y aunque no lo admitia sentía miedo, estaba algo desorientada y ocupaba su poca claridad mental en pensar como salir, a diferencia de giggles no sabia del pasadizo de la cocina.

-maldicion, se que ya he pasado por aquí, si no tengo cuidado acabare en el cuarto de guardias- su aliento se corto al oir pisadas en el pasillo, con miedo y nerviosismo se apresuro a esconderse tras una columna, con la luz que había esa noche, si la persona tuviese suficiente agudeza visual la veria- ¿sera giggles?- se pregunto a si misma intentando calmarse, de repente las pisadas se oyeron mas claras, era un caminar ligero, petunia estaba a un lado de una gran maceta, se llevo una mano a la boca para controlarse y se acurruco más contra ella, derrumbándola, la persona que pasaba por ahí se detuvo en seco, petunia no le dio tiempo de pensarlo mucho, salio corriendo.

-DETENGASE AHORA MISMO INTRUSO- petunia no reconocio esa voz, tampoco lo pensó mucho, ser vista hubiera sido un escandalo real, solo corria, pero la persona que la seguía se acercaba cada vez mas, al doblar en un pasillo dejo de sentir ruidos, se relajo mirando cautelosamente hacia la dirección de donde había venido corriendo.

De repente una mano le cubrio la boca y sintió un frio metal rozarle el cuello, sofoco un grito de espanto y sus ojos se llenaron de lagrimas. No podía ver a su captor.

-silencio o te rebanare, identificate, que haces en los pasillos del castillo por estas horas?- la voz sonaba decidida, y la mano era fuerte pero petunia adivino que seria solo un niño, el la solto y ella callo al suelo, inmediatamente la tomo por el hombro y la obligo a voltearse para verle la cara, ella logro divisar entre las sombras unos bellos ojos azules

-SEÑORITA PETUNIA- la voz sono horririzada, ella lo reconocio, era el niño con la espada que había visto hoy, sin embargo todo el horror había dado paso a un fuerte alivio, ya no estaba sola en la oscuridad, perdió fuerzas, el inmediatamente arrojo la espada y se arrodillo a su lado, sorprendida se vio envuelta en un abrazo desesperado.

-estube a punto de hacerle daño- dijo el y le temblo la voz, petunia abrió los ojos sorprendida, había sido tomada por sorpresa, el rubor le subio a las mejillas, se vio invadida por un suave perfume masculino.

-S-SUELTAME IDIOTA- reacciono levantándose violentamente, el se incorporo casi a la par, estaba tan abochornada que casi tropezó con la espada en el suelo, el la tomo del brazo y evito su caída. Se separaron rápidamente, como si el contacto los hubiese quemado.

-d-disculpeme SOLO QUERIA PROTEGERLA- ella guardo silencio y lo miro, al avanzar un paso el se había colocado atravesando la luz que se filtraba por la ventana, ella lo miro por un segundo, tenia la piel clara y rasgos bien definidos, sus labios finos estaban entreabiertos en una mueca de preocupación, y sus ojos brillaban con decisión, era muy guapo aun a su edad. Ella ya no lo soportaba mas, todo el miedo que había sentido, la tensión, la ira con sus hermanas, estallo en lagrimas

-ESTOY PERDIDA, NUNCA ESTUBE SOLA AQUÍ Y NO ENCUENTRO A MIS HERMANAS- el la miro curioso, nunca había interactuado con niñas, no sabia que hacer cuando lloraban, se paso una mano por la cabeza nervioso. Sin pensarlo extendió una mano hacia ella y la apoyo sobre su cabeza, ella lo miro entre lagrimas

-yo la ayudare, déjeme acompañarla y cuidare de usted- dijo con una sonrisa, pero ella no podía dejar que ese chupamedias real viera que realmente lo necesitaba, se seco las lagrimas

-mas te vale que lo hagas, sino acusare ante mi padre que intentaste matarme- el chico la miro horrorizado, no tanto ante la amenaza como ante la idea de que el pudiera hacerle daño, ella era su motivo, era su sentido en la vida, su princesa petunia.

End Notes:

bye bye disfruten

End Notes:

bye bye disfruten

Regresar al índiceLa Noche del Festival de los Lirios by lucky_cinderella
Author's Notes:

n.n nuevas imagenes para darse ideas :

https://www.zerochan.net/937276

https://www.zerochan.net/1375107https://www.zerochan.net/1529087https://www.zerochan.net/272291 (el es flippy de joven) HASTA AHORA NO HE TENIDO COMENTARIOS T.T una amiga dijo que la historia era aburrida en el primer capi pero por favor, aunque sean malos dejnme algun comentario para seguir escribiendo
Author's Notes:

n.n nuevas imagenes para darse ideas :

https://www.zerochan.net/937276

https://www.zerochan.net/1375107https://www.zerochan.net/1529087https://www.zerochan.net/272291 (el es flippy de joven) HASTA AHORA NO HE TENIDO COMENTARIOS T.T una amiga dijo que la historia era aburrida en el primer capi pero por favor, aunque sean malos dejnme algun comentario para seguir escribiendo

bueno, este capitulo transcurre en la infancia de los principes y princesas :): 

 

Ocultos entre las sombras, dos siluetas aguardaban pacientemente la llegada de la noche en las afueras de Novaterra, el primer joven, casi un niño era extraordinariamente alto para su edad y poseía una mirada dorada y mortífera, su cuerpo ya estaba desarrollado como el de un guerrero, esperaba pacientemente apoyado en un árbol. A su lado, otra figura, aunque no tan alta, imponente también, se erguia a su lado, tenia el cabello en un tono verde mas apagado y oscuro que el ojiambar y este caia algo mas desordenado sobre sus ojos, llevaba un antifaz sobre sus rasgados ojos negros, ambos niños, ambos ya hombres.

-ya falta poco para ponernos en marcha- anuncio suavemente shifty con una sonrisa de lado, flippy solo asintió. Habían pasado meses planeando este viaje de reconocimiento, lo habían hablado con su padre y logrado convencerlo, habían tomado de rehén un campesino comerciante con una carreta, y usado lo para entrar a Novaterra. El reino de Novaterra estaba custodiado por enormes murallas con numerosos arqueros establecidos en lugares estratégicos, ningún Axiano podría siquiera acercarse sin ser visto, sin embargo, Novaterra era un reino que tenia un creciente comercio con otras naciones, por lo tanto numerosos comerciantes atestados de mercadería venían del norte, flippy y shifty habían recorrido grandes distancias hacia esa dirección hasta hallar este hombre, el cual amenazado cruzo las murallas de Novaterra, sumado a la caravana de carros y vendedores ambulantes que llegaban para el festival, una vez lejos de la gran muralla, lo obligaron a dirigirse a una sitio alejado y asesinaron. Ya estaban adentro esperando pacientes la noche.

-miralos tan despreocupados …festejando un idiota festival a ridículas flores-escupio flippy con desprecio, shifty hizo una mueca de disgusto. En la ciudad comenzaban a encenderse las primeras luces contrastando el cielo del crepúsculo que bañaba con tonalidades rosas y violáceas el horizonte.

-pierden demasiado el tiempo- concordo shifty, para un axiano, las celebraciones llevadas a cabo en Novaterra e incluso si estilo de vida era ridículo, la mayoría de sus hombres eran tristes campesinos que no sabían empuñar una espada, se preocupaban por criar flores, confeccionar sedas, cuidar cultivos, todo lo contrario a Axus. En axus desde niños se les enseñaba a los hombres a asesinar y usar la espada, era un reino que vivía de robar, masacrar y obtener riquezas mediante guerras a otros reinos, aunque últimamente vivian principalmente del saqueo a comerciantes con rumbo a novaterra, motivo de tensión entre los reinos.

Flippy y shifty eran parte de un plan que se venia gestando desde tiempo atrás, desde una invasión fallida que había tenido lugar cuando eran casi niños, cuando shifty perdió su hermano y fue adoptado por la familia real. En Axus estaban buscando formas de planear cuidadosamente y de a poco, la nueva invasión y se tenia fe en los herederos al trono, los niños estaban encargados de buscar puntos ciegos, lugares con escasa custodia, blancos fáciles, etc. En otras palabras, el talon de Aquiles de Novaterra, muy pocos axianos habían logrado ingresar a Novaterra pero habían sido descubiertos y expulsados o asesinados. Pero esta vez habían decidido tomarse mas en serio la cosa, debido a las grandes murallas de novaterra seria imposible invadir como otros reinos.

-hermano, has sido muy listo- murmuro flippy seriamente y sus ojos dorados brillaron reflejando el fuego de las hogueras ceremoniales en el pueblo. Durante el festival la atención del pueblo estaría centrada particularmente en el centro donde se llevaba a cabo el festival, los guardias se centrarían en proteger a los invitados, controlar las murallas y evitar disturbios en la fiesta, donde se hayaba el rey, en otras palabras, la atención se concentraría allí.

-ahora que tenemos minima idea del territorio, ¿por donde empezaremos?-pregunto shifty mirando a su hermano, este dirigio una mirada hacia el castillo, el cual se erguia recortando con su oscura figura, el cielo del anochecer. Se podía ver un enorme bosque y por encima de el se erguían las paredes del palacio.

-buscaremos la cercanía al castillo, debe estar prácticamente vacio debido a las celebraciones, además, la guardia se debe concentrar en los puntos de ingreso y salida, si entramos por aquel bosque podremos examinarlo mas minuciosamente, y en caso de ser descubiertos- sonrio cruelmente- el mismo bosque nos servirá de complice para asesinar en la oscuridad- shifty sonrio, esa era la especialidad Axiana.

-.-.-.-.-.-

Giggles y flaky habían avanzado a través del bosque, ya habían perdido de vista el lugar por donde habían entrado, a medida que se acercaban al corazón de la arboleda, la vegetación se volvia mas densa, el suelo mas húmedo y la luz mas escasa, flaky comenzaba a padecer síntomas de miedo, mientras que giggles comenzaba a perder convicción en sus capacidades de orientación, después de todo, era una niña de 8 años que jamas había salido del palacio.

-ya no veo la luz que se filtraba entre los arboles hace un rato- susurro flaky con temor

-eso es porque hemos avanzado un poco y más arboles tapan esa luz- hablo con una seguridad que no poseía. De repente se oyo el sonido de una rama al romperse, las dos niñas voltearon alarmadas, pero una ardilla paso corriendo entre sus pies. Giggles lamentaba no haber traido ninguna fuente de luz, pensando que podría ser vista.

-tengo miedo giggles…- dijo flaky palida, giggles la reconforto poniendo una mano sobre su hombro.

-lo importante es mantener la calma, no hay animales peligrosos en este bosque, te lo aseguro, y todas las personas están en el festival del lirio, no anochecio hace mucho, si nos damos prisa podremos ver todo en primera fila- flaky no estaba tan tranquila como aparentaba estar giggles pero la perspectiva de ver los lirios le daba algo de esperanza.

-oye giggles- su voz se oyo timida mientras caminaban-…crees…que la leyenda sea cierta?- giggles sonrio

-creo que es posible-

-porque una vez oi a una niñera decir que en este bosque se puede hallar un lago, y es uno de los pocos en novaterra…los amantes…podrían haber estado aquí…- gigglesla miro sorprendida

-tu crees?-

-espera! ¿Qué tal si son espiritus malignos y no quieren intrusos?- giggles rio, su hermana no cambiaria jamas, sin embargo a lo que giggles le resto importancia y tomo como una idea loca, a flaky le surgio con la rigida convicción de una certeza

-tranquila fla,si algo ocurre yo te protegeré.

-.-.-.-.-.-

Flippy y shifty estaban de pie junto al bosque, estaban parados en el limite de este, del lado externo, preparados para entrar.

-hermano, se ve mas extenso de lo que parecía…- musito shifty apoyándose en la corteza de un árbol

-lo he notado- concedió flippy mirando hacia las altas copas de los arboles, luego miro a su hermano- debemos separarnos para cubrir mas terreno- el otro joven asintió sonriendo, una vez mas trazaron el plan, acordaron las medidas de escape y las posibles soluciones a problemas que se le presentaran, además de armar un código de señales en caso de emergncia. Ambos se dieron vuelta al oir un estruendo y observaron el inicio del show de fuegos artificiales que daba comienzo al festival, su señal para entrar en acción.

-.-.-.-.-.-

Petunia y splendid habían logrado salir juntos des castillo, siguiendo una ruta que conducia a los establos y que splendid conocía muy bien.

Al entrar en los establos una yegua se encabrito y relincho asustada, pero splendid rápidamente fue a calmarla, hablándole suave y acariciándole el hocico, petunia se acerco suavemente por atrás mirando maravillada los caballos

-esta todo en orden señorita…¿ocurre algo?- petunia tenia la mirada perdida, el se acerco buscando su mirada y el corazón le latio fuerte cuando ella lo enfoco con sus preciosos ojos

-a…mi madre le gustaban mucho los caballos- el la miro con algo de lastima, sintió deseos de reconfortarla pero no sabia como, el sabia que cada hija del rey tenia una madre diferente, ya que el rey había tenido muy trágicos romances y todas sus esposas habían muerto jóvenes muy enseguida de haber dado a luz.- mi padre nunca quiso que me acercara a los establos…recuerdo su su cara, creo que le asustaba…no se porque, pero… a mi me gustaría montar alguna vez-

-prometo que algún dia, cuando pueda salir del palacio, la llevare a montar princesa- prometio energico, ella lo miro sorprendida, y no pudo evitar sentirse muy agradecida, se miraron largo rato y aunque reinaba el silencio, no era para nada incomodo.

-sigamos, sus hermanas no deben estar lejos- ella asintió y caminaron cautelosamente hacia los jardines secundarios.

-.-.-.-.-.-.-

Giggles y flaky seguían caminando a través del bosque, de súbito, una ráfaga helada las abrazo con sus gélidos brazos, acompañada de un violento sacudir de las copas de los arboles, flaky iba acumulando miedo, sus ojos no podían sencillamente detenerse en un punto y sus manos temblaban, giggles preocupada en hallar un camino apenas si podía ver estas reacciones.

-VI ALGO-grito flaky sobresaltando a giggles

-que, que viste?!-

-algo blanco, paso por allí- su voz sonaba entrecortada

-algo blanco?- giggles la miro confundida y examino el bosque, a simple vista no era posible ver nada. Le parecio que su hermana estaba viendo cosas por sus paranoias-tranquila, debio ser el viento, que movio algunas hojas- su explicación practica no convencio a flaky. Había visto claramente una silueta blanca deslizarse entre los arboles, parecía irreal, se desplazaba velozmente pero con la suavidad de alguien que flota en vez de caminar, le parecio luminosa a simple vista.

-e-e-estoy segura de lo que vi- las lagrimas asomaron en sus ojos, giggles se volteo para consolarla, cuando de repente se oyo un fugaz sonido como si alguien se desplazara entre los arbustos, flaky sin poder soportarlo salio corriendo, giggles se quedo quieta unos segundos, cuando intento seguir a su hermana dominando el miedo descubrió que habi desaparecido entre las siluetas sombrías de los arboles por la noche. Everything about nails and manicure products Nails Trends

-FLAKY- la llamo preocupada, pero no hubo respuesta, intento correr tras ella, pero se vio atrapada por la oscuridad del bosque, sin saber a donde ir ni que hacer

-todo es mi culpa soy una idiota- se sento en el suelo, abrazando sus rodillas- todos tienen razón, soy una inútil, no hago nada bien- las lagrimas comenzaban a salir de sus ojos- por eso las sirvientas y niñeras me odian, soy una mala persona…soy horrible y mala!- el miedo y culpa estallaron en un mar de lagrimas.

-.-.-.-.-.-

Flaky corria sin ver claramente el lugar donde se encontraba, no sabia de que corria, solo quería alejarse, salir de ese horrible bosque, volver a su tibia cama, meterse entre las faldas de sus niñeras y no salir mas, tenia frio, le dolían las piernas y se sentía sola, en su miedo no logro ver una raíz que emergia a la superficie, tropezó con ella cayendo.

-auch!- cerro los ojos, que le ardían por las lagrimas frias, se había hecho daño. Reparo en que estaba sola y perdida en ese bosque embrujado- por favor señorita espíritu…- sollozo- no quiero hacerle daño, ayúdeme a encontrar a mi hermana… solo queríamos ver sus lirios, son bonitos…- una suave brisa tibia la abrigo, se oyo el rumor del follaje, flaky giro aterrada, intentando pararse, pero solo se hizo mas daño, tenia una herida superficial pero muy dolorosa en su pierna y se había rasgado el vestido, su cabello se había llenado de hojas y había tierra en su rostro y manos, uno de sus zapatos había quedado atrás en su huida. La pelirroja sintió la desesperación a flor de piel, el ruido se hacia mas cercano, y se fue transformando hasta poder distinguirse claramente que se trataba de pisadas, instintivamente flaky se cubrió con sus brazos temblando, los pasos se detuvieron, flaky miro en esa dirección, y su sangre se heló al descubrir dos ojos dorados que la observaban desde la oscuridad

-.-.-.-.-

Flippy había estado caminando por un rato cuando oyo el ruido de ligeros pasos avanzar a una velocidad enorme en su dirección, pensando que había sido descubierto salto a la rama mas cercana de un árbol y se escondio con su daga desenvainada a la espera del ataque, a diferencia de otros guerreros su arma no era una espada, porque el mismo preferia los ataques cuerpo a cuerpo y era muy bueno en ello. Pero su sorpresa fu enorme al disntinguir desde la altura una pequeña figura roja que siguió camino en la misma dirección, vio ondular el vestido, pero lo tomo por sorpresa, era claramente una mujer y parecía pequeña, se sintió avergonzado por un momento de su confusión, aun asi era un riesgo. ¿Qué hacia una niña sola en el bsoque a esas horas? Al menos seria una presa fácil.

-bueno, no puedo permitir testigos- se dijo a si mismo y bajo de un salto, con su daga desenvainada corrió entre el follaje, con sigilo hasta sentir que se acercaba a donde ella estaba, la había perdido de vista cuando una brisa tibia lo hizo girarse, y la descubrió sentada en un pequeño claro, cubriéndose con sus delgados brazos, se acerco con sigilo, había despertado su curiosidad, en su vida prácticamente no había tenido ni tiempo ni interés de tratar con niñas, a sus 14 años no era algo que despertara su curiosidad, era una presa fácil, se veía indefensa, su piel palida brillaba con la escasa luz de luna, que le daba un tomo azulado, al ver la forma en que se inclinaba a un lado flippy imagino que tenia dañada una pierna

-mocosa idiota, ser tan descuidada en un bosque- sonrio con maldad y tenso la mano alrededor de su daga, tomo la decisión final, sin molestarse en ser sigiloso atravesó los arbostos haciéndolos crujir, aun estaba a una distancia prudencial, oculto en las sombras, ella giro y lo miro a los ojos, el se sorprendio, debía ser muy pequeña, diez años a lo sumo, su piel parecía de porcelana, convinada con ese vestido se asemejaba a una de esas ridículas replicas humanas con que las niñas jugaban, esas "muñecas", vio sus lagrimas secas y su boca entreabierta, toda su figura le había parecido estraña y cautivado un poco pero no se reflejo en sus duras orbes doradas que la observaban, adivino que debía estar paralizada de terror porque no se movia siquiera, solo lo miraba con desasosiego de repente dijo algo que los desconcertó al punto de que si no hubiese estado tan concentrado hubiera echado a reir.

-espiritu con vestido blanco, es usted?- de repente su voz se oyo esperanzada, casi conmovedora, flippy avanzo hasta la luz

-No – salio a la luz el joven, flaky retrocedio con las palmas de sus manos- si lo que estas buscando es un angel déjame decirte pequeña, que te has equivocado…- una sonrisa perversa dejo a la luz sus colmillos, su daga asomo brillando, ella se cubrió con sus manos justo al tiempo que el saltaba sobre ella dispuesto a dar la estocada letal, sin embargo quedo de rodillas sobre ella, paralizado.

-QUE DEMONIOS MALDITOS HA SIDO ESO?- flaky estaba muy aterrorizada como para hablar- ACABO DE VER UNA MUJER CON VESTIDO BLANCO PARADA ENTRE ESOS ARBOLES, A DONDE HA IDO?- volvió la vista a flaky, quien lo miraba respirando agitada, en la caída había roto la manga de su vestido y el hombro de suave piel cremosa estaba a la vista, sus mejillas estaban sonrojadas por el llanto y sus ojos brillaban con las lagrimas, flippy se obligo a no prestar demasiada atención a este espectáculo

-dime…ella esta contigo?- pregunto algo mas calmado aspirando el perfume de la joven, coloco la daga sobre el palido cuello

-NO, NO SE NADA-

-esta este bosque habitado?-

-no lo se!- el se detuvo en seco, había tenido una gran idea, no había mejor forma de conocer un lugar que hablando con un nativo de allí, esa niña pertenecia a novaterra, quien mejor para darle instrucciones pero no podía dejar que supiera que era axiano, aunque el color de sus ojos era la marca de la sangre real de Axus pero ella al parecer no lo sabia por su corta edad.

-ven, levántate- la levanto algo bruscamente, ella lanzo un quejido por su pie herido, muy a su pesar el opto por tratarla con mas delicadeza.- ambos estamos perdidos- le dijo suavemente, ella lo miro aun desconfiada- guardare mi daga, esta bien?-

-eres muy joven para tener un arma, puedes hacerte daño- murmuro ella, el entonces, recapacito sobre la diferencia en ambas culturas.

-dejame ver tu pie- dijo el seriamente, ella se ruborizo violentamente, no estaba bien que un chico viera las piernas de una chica

-N-NO, L-LAS MUJERES NO PUEDEN ENSEÑAR SUS PIERNAS-

-si no lo haces moriras desangrada…- mintió, con aterradora calma, a ella se le fue el color del rostro, no opuso resistencia, el la acostó en el suelo y levanto suavemente el vestido, no era nada grave pero por la zona debía de ser doloroso, con gesto de desinteres saco su daga ante la mirada aterrada de ella, pero simplemente corto unas tiras de su vestimenta para usarlas como vendajes, ella se había quedado hipnotizada por los ojos del joven, eran tan brillantes y se veian amenazadores, las niñeras le habían contado historias de demonios y mosntruos con ojos dorados, sinónimos de maldad, pero el miedo que le causaban era también atracción, deseo que la mirara de nuevo.

El por su parte estaba llevando a cabo la tarea de vendar, le estaba costando concentrarse, por un lado la mirada de ella tan curiosa e inocente le fastidiaba un poco y por otro se había deleitado mas de lo que pensó al tomar el suave pie y rozar con sus dedos ásperos y frios la tierna piel de ella, jamas había tocado la piel de una mujer, ni estado tan cerca de una pero aun asi, las mujeres Axianas no se parecían en nada a esta niña, llevaban el pelo corto, olian como hombres y sus pieles estabn curtidas por el trabajo duro y los entrenamientos, se obligaban a ser robustas, no había luagr en su vida para ser femeninas. Se sorprendio sintiéndose atraído por esta nueva forma de feminidad, despertó algo desconocido en el, su corazón latia fuertemente y sus manos sudaban un poco.

-voy a estar bien?- lo saco de sus pensamientos, levanto la mirada para verla y sus ojos se encontraron.

-si…-respondio fingiendo desinteres, se reincorporo, ella intento imitarlo pero cayo hacia el, inevitablemente, la sujeto a la altura de su pecho y ella se freno apoyando sus manos en el, era fuerte como el de su papa, el se congelo unos segundos, su mente de soldado daba vueltas, no podía pensar claramente.

-me duele…- gimio suavemente, el no estaba acostumbrado a esas muestras de fragilidad, pero pensó que si los hombres de novaterra eran tan frágiles, sus mujeres lo serian aun mas, esa idea provoco algo desconocido en el, pensó que podía cargarla y asi no se lastimase mas y la idea era un poco reconfortante aunque odio admitirlo, en Axus cada quien cuidaba si propio pellejo nadie debía velar por alguien más, no conocía la sensación de protección, y esa niña miedosa era opuesto a todo lo que conocía, ¿Por qué sentía que ahora ya no podría matarla?

-lo siento-

-no te preocupes, quizá ate muy fuerte esas vendas-

-.-.-.-.-

Giggles estaba aun sentada, pero ya no lloraba, estaba desesperanzada, de repente ideas funestas habían llegado a su mente, pensó que quizá morirían allí y nadie sabría que paso, en ese pozo de tristeza, angustia impotencia, que parecía no tener fin, nadaba su mente. Repentinamente una brisa calida soplo del este, despeinando sus cabello, levanto la mirada y nuevas fuerzas revonaron sus energías, se sintió conmovida, esa brisa había sido como un abrazo alentador, se seco las lagrimas y aliso su vestido, tomo una rama y midio su peso y largo. Debía buscar a su hermana, no podía quedarse de brazos cruzados y ser egoísta, ella la había traido y ella solucionaria la situación, verían esos lirios. Echo a andar en dirección opuesta a la que había venido, como si siguiera la brisa de hace unos momentos, empuñando la rama como modo de defensa, de repente diviso a lo lejos una figura alta y esbelta mirando hacia atrás, era un hombre de eso estaba segura, pero debía ser joven, traía puesto un antifaz o algo extraño en su rostro, giggles cambio de dirección y se introdujo en la maleza para no ser vista, se saco sus zapatos y avanzo sigilosa dispuesta a golpearlo y correr, siempre había sido valiente y sus niñeras les habían dicho a las tres que los extraños eran peligrosos. Y le hacían daño a las niñas cuando estaban solas.

-.-.-.-.-.-

Shifty había recorrido el bosque a conciencia pero de alguna forma no había sido capaz de encontrar un camino ni una salida, tenia los sentidos entrenados y excelente sentido de orientación pero ese bosque tenia algo extraño, recordaba haber creído ver una mujer de vestido blanco corriendo en dirección a donde estaba ahora, pero había sido solo producto de su imaginación, quizá estaba perdiendo la cabeza, siguio caminando cuando una brisa tibia soplo en su rostro, traía consigo un dulce aroma que de no haber sido por su desarrollado sentido del olfato jamas habría percibido, gracias a esa brisa había bajado la guardia.

-ALTO AHÍ EXTRAÑO- salto de entre la maleza con la rama en alto, shifty apenas tubo tiempo de sujetarla por los brazos antes que ambos calleran rodando por los suelos. El había quedado por encima de ella y la sujetaba fuertemente recuperándose de la impresión, por su parte esa niña se revolvía furiosa y seguía intentando golpearlo con sus manos.

-shh shh…silencio- amenazo con mirada gélida, y se detuvo para dar una mirada alrededor pero no parecía haber nadie que hubiera oído nada, ella se había detenido, exhausta y lo miraba desafiante respirando agitada, la piel de sus mejillas estaba roja por el esfuerzo, sin embargo su valentía inconciente se desvanecio cuando el volvió sus ojos hacia ella, tenia la mirada asesina de una vivora, ella se mordio los labios con temor, debía tener mas o menos su edad, pero tenia muchísima fuerza y era muy alto, al menos para ella, parecía un niño por sus rasgos, pero en sus ojos no se veía como un niño, sino como un adulto que ha pasado penas, esto la enternecio en medio del terror.

-no se como demonios hiciste- sonrio de lado-pero aquí me tienes, ¿sigues con ganas de pelear niña?- la amenaza le revivio la ira

-sueltame! No puedes acercarte tanto a una señorita- giro el rostro, la sonrisa de el se ensancho

-o que?...- se acerco un poco mas hasta que su nariz casi rozo la suave piel del rostro de ella, mas alla del deseo de hacerla enfurecer tenia curiosidad por la niña, mirándola en detenimiento era diferente a todo aquello que hubiera visto antes. Tenia largas pestañas y sus ojos eran exóticos, sus labios de pétalo estaban apretandos contra sí, y su cabello desprendia un rico olor, reconocio el aroma que había percibido antes, debía ser alguna niña mimada de Novaterra a diferencia de flippy no le complacia tanto matar, lo hacia por necesidad, no quería problemas, de todos modos al girar a buscar su espada la encontró a varios metros arrojada por la caída, mascullo una maldición entre dientes

-bien, estamos en un aprieto- sonrio con humor- si te suelto me arrancarías la cara, pero si no te suelto estamos atrapados- ella lo miro, giro bruscamente la cabeza y unos mechones rebeldes le cubrieron el rostro, estaban cortados desprolija y desproporcionadamente hasta para la vista de alguien que tenia poca idea del tema.

-uy, tu mami si que no sabe cortar el cabello- ella abrió los ojos sorprendida

-CALLA, YO NO TENGO MADRE, SOLO PADRE Y LO CORTE YO MISMA- fue una doble ofensa la que el profirió sin intención, una porque odiaba hablar con su madre, y la otra porque cuestiono su habilidad

-tranquila no quise ofenderte-

-sueltame-

-promete que no vas a matarme- rio el

-te doy mi palabra- el la solto y ella se reincorporo frotándose las muñecas

-te hice daño?- pregunto el con cierto sarcasmo, parecía muy frágil, ella giro su hermosa cara en su dirección y le saco la lengua, se levanto y antes que el adivinara sus intenciones salio corriendo.

-OYE ESPERA MOCOSA- no podía permitir que nadie descubriera que estaban ahí, siquiera tomo su espada antes de salir corriendo, pero no necesito correr mucho para encontrarla. Estaba de pie ante un gran lago, un claro en el bosque, las copas de los arboles se abrían y dejaban al descubierto el cielo nocturno, la luna brillaba y se reflejaba en el agua. Ella giro suavemente aun con mueca sorprendida. Fue entonces cuando el la vio en detenimiento, la luz recortaba su figura en la oscuridad, parecía algún bello ser mitológico, sus pestañas brillaban con un tono azulado. Se acerco en algún tipo de trance hacia ella, y se permitio mirar el paisaje, ambos sumidos en alguna clase de hechizo, ya no era enemigos, ya no peleaban solo miraban el paisaje. Ella fue la primera en hablar pero su pregunta desconcertó al muchacho.

-tienes…idea de que hora es?-

-supongo que debemos estar cerca de mediano…- su voz se detuvo al mismo tiempo que ella sonrio dulcemente, a su alrededor florecieron miles de brillantes lirios blancos, la luz de la luna los iluminaba, crecieron en todas partes, se abrieron, las plantas habían pasado desapercibidas para el siendo pimpollos cerrados, miro sorprendido a su alrededor, este debía ser el motivo del festival, estas extrañas flores, en Axus jamas había visto algo como esto

-ven- ella lo tomo de la mano y lo guio hacia las aguas, el se dejo arrastrar, semi rendido.

.-.-.-.-.-.-

Petunia y splendid habían entrado en el bosque hacia minutos, una brisa calida les puso la piel de gallina, petunia estaba muriendo de frio, había llevado un vestido ligero pensando que no necesitaría ir tan lejos para buscar sus hermanas.

-toma- ella giro y vio que el le ofrecia su abrigo confeccionado de cuero, con el escudo de la familia, lo acepto y se lo coloco evitando mirar la forma en que la camiseta de hilo del muchacho, su única prenda superior ahora, le marcaba la figura. Por su parte el sintió una sensación extraña al verla con su ropa, pero se obligo a reprimirla

-espero que estén bien- el comprendio a quien se referia y sonrio motivador. Pero antes que pudiera decir cualquier cosa ambos vieron pasar una silueta blanca, giraron al unisono, petunia se inclino hacia el buscando inconscientemente su protección, el se puso delante de ella y miro alrededor

-que ha sido eso?-

-nunca había visto algo asi- antes de que ella pudiera replicar todo alrededor, el suelo, los arbustos, todo, se volvió de color blanco

-los lirios- murmuraron al unisono de la impresión ella le tomo la mano y el la sostuvo contra la suya, todo resplandecio.

-parece como si nos enseñaran un camino- señalo petunia

-pues veamos de que se trata- petunia lo miro, ella nunca había sido avnturera, preferia leer o bordar, pero se sentía tan a gusto con el.

-.-.-.-.-.-.-

Flippy había optado por cargar a la niña en su espalda, sin embargo había notado que no quería decile mucho sobre quien era, respeto eso, pero le pregunto disimuladamente sobre cosas cotidianas del reino, parecía saber mucho, debía ser una niña muy educada, quizá de la alta sociedad, le conto que ella y su hermana habían venido a ver los lirios.

-tu hermana…creo haberla visto, vestia de blanco- dijo con recelo, se pregunto cuanta gente mas podría estar en el bosque. Pero flaky lo miro desconcertada.

-no, vestia de rosado es menor que yo ¿tambien viste al espíritu del bosque?- flippy la miro, recordó que lo había confundido con esa cosa cuando el llego, algo extraño ocurria, había bajado la guardia ¿Qué hacia paseando una mocosa por todo el bosque?

-gracias- susurro ella contra su espalda y se aferro mejor a su cuello, el se detuvo en seco por un instante, por la sorpresa pero disimulo reacomodandola sobre su espalda, asi que esto era una verdadera niña?, tan frágil que podría destrozarla sin esfuerzo, porque los hombres querrian proteger mujeres frágiles como estas? Pensó en sus caderas tan delicadas, que no resistirían un parto, ni tampoco una buena embestida en su noche de bodas, la idea le provoco una sensación vergonzosa y placentera, debio apartar la mente, aun no estaba tan enfermo como para violar una niña de diez años.

-mira!- la exclamación lo obligo a voltear, descubrió que el camino por donde avanzaban se iba llenando de flores blancas, sin pensarlo flippy la bajo al suelo y la envolvió con sus brazos en posición defensiva, sin siquiera saber porque lo había hecho

-quieta, no te muevas, esto podría ser peligr…- se detuvo en seco, estaba protegiéndola, pero ella no le dio tiempo a pensarlo mucho mas.

-son los lirios…- el enmudecio…esos eran los motivos de aquel festival. Aflojo suavemente el agarre, ella tímidamente se arrodillo y tomo un lirio del suelo ofreciéndoselo con una sonrisa, el miro con sus ojos dorados la flor, y la acepto de mala gana metiéndosela al bolsillo

-es un regalo- dijo ella…el la miro confundido-¿no sabes lo que es un regalo? Es algo una una persona le da a otro para agradecer o porque lo quiere.

"y yo en cual de esas dos posibles entro?" pensó pero no lo dijo

De repente se miraron uno al otro en silencio mientras mas lirios florecían alrededor. Los ojos de ella se humedecieron

-¿y ahora porque llo…?-

-gracias- lo detuvo, el guardo silencio y sonrio enseñando sus colmillos, ella lo miro sorprendida y se acerco, el no quiso asustarla asi que cerro los labios, pero ella estiro una mano, el se agacho por inercia y dejo que ella lo deleitara con una caricia, cerro los ojos, ella delineo con sus dedos la forma de sus labios y a través de la piel busco los dientes afilados, se acercaron un poco mas, ambos estaban haciendo una locura, ella por inocencia y el, porque estaba cruzando el borde del extasis y la cordura, estaba a punto de rodearle la cintura con los brazos y devorarle la boca sometiéndose al peso de la culpa cuando oyeron voces

-FLAKYYYYYYYY GIGGLEEEEEES-

-SEÑORITAAAAAAAAS ¿Dónde ESTAN?-

Flaky volteo en dirección al origen de la voz y cuando se volvió a observar a flippy este ya había desaprecido, lo busco con la vista, pero se había ido ¿habria sido otro espíritu del bosque? Después de todo ella era una niña muy fantasiosa. Sonrio para si

-aquí estoy!- los llamo con una sonrisa

-.-.-.-.-.-.-

Giggles lo había arrastrado al agua había lirios flotando cuando se hubo acercado lo suficiente lo empujo, cayo pesadamente empapándose, maldita tramposa, sonrio. La tomo del borde del vestido y arrastro con el.

-sabes?- le dijo cuando ella emergio del agua empapada- eres una niña preciosa…- ella bajo la mirada tristemente

-las sirvientas dicen que soy malvada y fea…-

-lee mis labios, que se vayan al diablo- ella lo miro sorprendida y el color le subio a los pomulos, el sonreía con aire seductor- no te gusta el cabello largo?a tu edad las niñas suelen usarlo asi-

-con el me parezco a mi madre…lo odio- dijo enojada, pero se podía ver pena en sus ojos en el fondo ella amaba el cabello largo como el de flaky o petunia

-nunca vas a a ser tu madre, eres tu, diferente…lo se porque yo pensaba lo mismo con mi gemelo-

-tienes uno?-

-murio- ella guardo silencio, sorprendida de que el a tan corta edad haya sufrido eso y pensó en abrazarlo, pero solo le salio darle un golpe amistoso, el la miro sorprendido y sonrio recomponiéndose

-yo creo que si te gusta el pelo largo…y deberías lucirlo asi, al diablo con todo el mundo- de repente se pregunto como había terminado eso asi: el dándole consejos a una niña y es mas, disfrutando su compañía y olvidando su misión, pero tampoco deseaba irse.-ademas- añadió con calma- te quedaría aun mas hermoso- junto la cinta de cabello que flotaba a un lado de ellos y se la ofrecio, ella la tomo sonrojada…podrían quedarse asi por siglos, ella en su inocencia, pero el pensó que era imposible, debía hacerse de piedra, ellos acabarían con Novaterra y su gente…pero quizá, solo quizá… pudiera llevársela, hacerla su prisionera. Definitivamente estaba algo loco, se rio de sus ideas

El estaba por preguntarle algo como ¿tu nombre es tan bonito como tu rostro? Cuando diviso la figura de su hermano mayor de pie sobre un árbol cercano, asustado de ser sorprendido se reincorporo rápidamente, ella lo miro preocupada

-estas bien?-

-si si…es solo que… DEBO IRME PORQUE ES MUY TARDE, MI HERMANO ME NECESITA- comenzó a salir del agua a toda prisa

-ESPERA- muy a su pesar, no volteo- espero verte de nuevo algún dia…-

El no pudo evitar girar a verla, y la imagen le lastimo algo en el pecho, mojada sonriente y ruborizada, con una flor blanca en el pecho,la sostenia con esmero, como una novia el diade su boda…imposible.

-.-.-.-.-.-

Cuando hubo salido del rango de vista de la pelirosa subio al árbol de un salto, le costo debido al peso del agua en sus ropas, se preparo para ser golpeado por su hermano, por traición, por olvidar el deber, etc etc. Todo lo qu flippy respetaba. Pero en lugar de eso:

-vamos…- no parecía ofendido ni frio, solo confundido, decidio seguirlo en silencia al parecer para el también había sido todo un fracaso.

-.-.-.-.-.-

Petunia giggles y flaky se reencontraron minutos después, pero en la euforia del abrazo y el alivio nadie pregunto nada, pero pasada la alegría petunia se fijo en ambas: giggles tenia el vestido mojado y un lirio blanco en las manos, le faltaban sus zapatitos y miraba sonrojada al piso tocándose el cabello. Flaky era un revoltijo de hojas y ramas, y tenia una herida en el pie vendada precariamente, que deducio petunia pudo haberlo hecho con alguna tela por ahí tirada, cosa que la asqueo.

-a ver ustedes dos! ¿Qué paso?- pregunto autoritaria señalándolas y ellas s ruborizaron al unisono, splendid ahogo una risa

-pues Sali corriendo…-

-pues salio corriendo y….-

-NADA-

-SI, NADA- ambas decidieron que nadie debía saber su secreto, pero ambas sonrieron dulcemente

-ustedes son tan raras-

Eh..petunia ¿y porque tienes la chaqueta de tu guardaespaldas?- petunia se tiño de rojo

-EHH EHH CAYENSE, NO SABEN NADA- le arrojo el abrigo al muchacho que lo recibió con una sonrisa- volvamos antes que nos maten.

Asi volvieron juntos los 4 al palacio, logrando llegar antes de que el festival terminara, nadie se entero jamas su aventura, solo cada uno de ellos sabia lo que paso esa noche de los lirios.

Sin embargo mientras se alejaban por el bosque, una figura luminosa reia sentada sobre un tronco, su risa era angelical y suave, a su alrededor seguían creciendo lirios. De repente una mano oscura se apoyo sobre ella, su amado había llegado y también miraba los jóvenes alejarse.

-otra vez haciendo de las tuyas amor mio- murmuro el hombre con su voz de tinieblas.

-ya me conoces- rio ella y las flores parecieron florecer, se tomaron de las manos y se prepararon para la danza que duraría hasta que saliera el sol

End Notes:

me gusto la historia de los lirios esta inspirada en alguna leyends del folcklore europeo, no tiene mucho que ver con en fanfic en si pero soy muy fantasiosa y me gusto la idea

End Notes:

me gusto la historia de los lirios esta inspirada en alguna leyends del folcklore europeo, no tiene mucho que ver con en fanfic en si pero soy muy fantasiosa y me gusto la idea

Regresar al índiceplaneando el secuestro by lucky_cinderella
Author's Notes:

:D

bueno gente mas o menos iran ya hilando las parejas al menos en su mente, en este capi nos situamos en el tiempo en que ocurrira la historia, es decir, el tiempo actual en el que transcurre

Author's Notes:

:D

bueno gente mas o menos iran ya hilando las parejas al menos en su mente, en este capi nos situamos en el tiempo en que ocurrira la historia, es decir, el tiempo actual en el que transcurre

*+~años más tarde ~ +*

Una bella pelirroja caminaba por los pasillos que conectaban las enormes galerías de la fachada del castillo, su paso era calmado, se dirigía a los jardines principales, la luz se filtraba a travez de las columnas de mármol pulido, iba cantando suavemente una canción. Flaky se había convertido en una muchacha hermosa, estaba por cumplir sus 18 años. El cabello rojo le caia por los hombros como una cascada, su diadema ahora, era en forma de vincha, y coronaba su flekillo, de color negra con incrustaciones en diamantes, simbolizaba la virtud de la templanza, llevaba un vestido rojo con detalles en negro, estilo victoriano que dejaba sus hombros a la vista, aunque su altura había cambiado, seguía sin ser alta, habían surgido en su cuerpo nuevas curvas y aunque no tenia un escote generoso, se podía apreciar cierta armonía en sus proporciones, estaba preciosa.

Al llegar a la fuente diviso a su hermana menor sentada pensativa, estaba inclinada sobre el agua y con una mano jugaba con esta, flaky sonrio con aire maternal, en el fondo seguía siendo una niña, la saludo llamándola por su nombre pero giggles apenas si se percato, se la veía apagada, o mas bien nerviosa

-flaky- se sorprendio al descubrirla parada a su lado, no pudo escapar de esos ojos carmesí que la conocían tan bien-vine…por un respiro, las clases de modales me estaban matando- flaky le ayudo a acomodarse el rodete en el cual tenia sujetos sus cabellos, peinado que no cambiaba por nada. Le acomodo el moño y se sento a su lado.

-estas muy nerviosa- sonrio flaky

-ESO NO ES CIERTO!- pero su desesperación se noto claramente, aun portaba la diadema en la frente porque no había cumplido los 16 años de edad, dentro de pocos días seria su fiesta, flaky entendia sus nervios porque dos años antes había sentido lo mismo, y la compadecia un poco porque sabia que había mas presion en la presentación de giggles por la reputación que había heredado de su madre

-lo haras bien- la beso en la frente- solo intenta no arrancar el decorado al tropezar como me paso a mi- giggles rio ante el recuerdo

-y…vendrán todos los chicos del reino?-

-si..¿interes en alguno?- se sorprendio flaky

-NONO- se ruborizo la chica…pero ella se lo pidió esa noche con los lirios, ella sabia que algún dia volveria, debía ir a su fiesta, todos los hombres debían ir a su fiesta, la gran fiesta de mascaras del baile de presentación de la princesa, era una tradición. Comenzaba a sentir miedo, de que no apareciera, de que la hubiera olvidado.-flaky, tu estas en edad de casarte- la acuso señalándola con el dedo, flaky sonrio

-supongo que esta generación de princesas es extraña…a mi nadie me ha propuesto matrimonio y petunia ha rechazado a todos…tu quieres casarte?

-aun no…- dijo giggles con decisión- no me casare con cualquier idiota- y sonrio desafiante, estaba mas bella que nunca, llevaba un vestido blanco con detalles en rosa y su típico moño, su cabello, largo hasta la cintura estaba atado en un rodete y caia a los lados de su rostro, ovalado y delicado en todos sus rasgos, sus ojos, rosados, brillaban casi transparentes.

De repente, una carroza muy ostentosa paso por delante de ellas y se perdió en el camino hacia los establos

-debe ser el nuevo consejero de guerra- dijo suavemente flaky

-las guerras son cosas malas…esos hombres no deberían existir- giggles hizo un puchero, ambas rieron

-.-.-.-.-.-

Petunia recorria los pasillos del castillo con dos doncellas acompañándola, reian suavemente a medida que caminaban, llenando los oscuros frios y elegantes pasillos, con la fresca melodía de sus risas. Había sido llamada por su padre pero no conocía el motivo aunque lo intuia… ya estaba a punto de cumplir sus 19 años…había exedido el plazo en que podía andar por allí sin un guardaespaldas, ya no tenia excusas para dar, sabia que splendid había hecho un largo viaje para completar su preparación, pero tenia la esperanza de que no hubiese vuelto, era su única justificación, pero si seguía pasando el tiempo le pondrían un sustituto, no lo veía desde que eran niños, luego de la noche de los lirios el habia partido con su tutor, no quería negar que tenia deseos de volver a verlo, pero seguía furiosa con la idea de tener un guardaespaldas, como si no pudiera cuidarse sola, tenia grandes conocimientos de esgrima.

Llegaron a la puerta que separaba la sala del trono del pasillo, allí se llevaban a cabo las conferencias y se efectuaban las visitas de la gente del pueblo, toco suavemente y tras ser confirmada, entro sola. Las doncelas quedaron atrás… se detuvo al llegar, frente a su padre habia 2 hombres de espalda, el de cabello azul era mucho mas alto y mantenía una pose erguida y solemne, llevaba pantalones y botas de montar, parecía recién llegado de un viaje largo, el otro, rubio, estaba elegantemente vestido, pero se veía frágil, era claramente aristócrata, al acercarse, ambos se voltearon a recibirla, sintió vértigo al reconocer a splendid. El entreabrió los labios y sus parpados se abrieron completamente, en esos años petunia se habia vuelto una doncella preciosa, el cabello le llegaba a la cintura, alzado en una elegante cola alta y su tiara, negra con joyas verdes simbolizaba el honor, sus rasgos se habían acentuado de forma seductora, al igual que la línea del escote era bastante alta aunque no tanto como el, un aura de elegancia y delicadeza la inundaba.

Ella lo observo a el, habia crecido casi medio metro, y su espalda se habia ensanchado, en su rostro se podían ver algunas pequeñas cicatrices que le daban un aspecto varonil, al igual que ella sus rasgos se habían pronunciado masculinamente, no usaba barba ni bigote, y sus ojos azules resplancecian bajo su cabello prolijamente peinado hacia atrás por la ocasión. No podía negar que se habia vuelto sumamente atractivo pero su sonrisa seguía siendo la misma. Se sintió timida cuando se acerco a besarle el dor

Corona de espinas by lucky_cinderella

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fanfic.es/viewstory.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20