cambio... de machorra a sexy.... for you! by nox de chu_chiha

Fanfics en EspañolEl sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

 cambio... de machorra a sexy.... for you! by nox de chu_chiha
Summary:

a una machorra descuidada, desaliñada y poco fina Sakura le gusta el mejor amigo de su hermano, un chico popular gusta de mujeres, lindas señoritas, femeninas, guapas ella no está dentro de esos parámetros... él la ve como un niño.

 

Sasuke: es ella... parece mujer... y se ve muy bien - sonrió de medio lado.



Categories: NARUTO Characters: Sakura Haruno, Sasuke Uchiha

Generos: Ninguno

Advertencias: Lemon

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 10 Completed: No Word count: 43409 Read: 16449 Published: 04/08/2010 Updated: 02/10/2010
Summary:

a una machorra descuidada, desaliñada y poco fina Sakura le gusta el mejor amigo de su hermano, un chico popular gusta de mujeres, lindas señoritas, femeninas, guapas ella no está dentro de esos parámetros... él la ve como un niño.

 

Sasuke: es ella... parece mujer... y se ve muy bien - sonrió de medio lado.



Categories: NARUTO Characters: Sakura Haruno, Sasuke Uchiha

Generos: Ninguno

Advertencias: Lemon

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 10 Completed: No Word count: 43409 Read: 16449 Published: 04/08/2010 Updated: 02/10/2010 cambio? by nox de chu_chiha
Author's Notes:

lean... ojali les guste y disfruten...

Author's Notes:

lean... ojali les guste y disfruten...

-          Hola hermanita – me saludó, alegre como siempre mi hermano mayor, a palmaditas en la espalda.

-          Hola – saludé con una sonrisa – que sucede que despertaste temprano un día sábado???? – él acostumbraba a despertar tipo dos de la tarde, mas bien para alcanzar el almuerzo. Eso si no se iba de parranda.

-          Es que voy a salir con Sasuke – contestó mientras se hacía una tostada con mantequilla, sonó el timbre, y me puse de pie para ver quien era.

 

Era Sasuke uchiha, el mejor amigo de mi hermano mayor, Naruto, ambos estaban en el penúltimo año de colegio, por lo tanto en un año más se irían a estudiar a la universidad, ellos se conocían hace bastante tiempo, siempre habían sido compañeros en el colegio, y por lo tanto siempre fueron amigos, su amistad era un tantito extraña, o más bien incomprensible, pasaban el día riéndose y luego a los dos segundos se peleaban, a veces se llamaban de tonto o idiota en vez de ocupar sus nombres, y bueno esto es aún más extraño por la diferencia abismante entre la personalidad de cada uno. Mi hermano era idiota y torpe, no se le daban muy bien los estudios, era amistoso e impulsivo, Sasuke por su lado era callado, sociabilizaba solo si era estrictamente necesario, era un as en todo lo que hacía, desde los deportes hasta el colegio o la música, y hacía las cosas pausadamente, todo organizado y previamente programado.

 

-          Hola, está tu hermano? – me habló, él me hablaba solo para cosas estrictamente profesionales se podría decir. Y si me hablaba solo me molestaba, muy cruelmente, acostumbrado a escuchar a mi hermano mayor.

-          Pasa – me quité del lado de la puerta, lo dejé entrar y cerré la puerta tras de sí.

-          Si duda esta será una gran aventura – dijo naruto sobándose las manos, en señal de que algo bueno se avecinaba.

-          Por supuesto indiana Jones -  lo molestó y tomó su jugo. – estás listo?

-          Déjame reposar, sino voy a vomitar – hizo gestos de vómito y yo le pegué en la cabeza, aún estaba comiendo.

-          Naruto, estoy comiendo! – me quejé. – a donde vas a ir?

-          Al cerro, a escalar .

-          Puedo ir? – pregunté ansiosa – por favor? – junté mis manos para que me aceptaran en su salida.

-          Pregúntale a Sasuke – mi hermano evadió su responsabilidad y le dejó el cacho, o sea yo, a su amigo. Lo miré en busca de la respuesta.

-          Podrías rasmillarte las piernas – me advirtió serio.

-          Crees que me importa?.

-          La verdad – me miró inquisidoramente – no te importa. – sonrió, con burla.

 

Él siempre me miraba con burla, decía que yo era un hermano de Naruto, que parecía hombre. Y bueno, no se equivocaba, yo me vestía con ropa suelta al cuerpo, nadie aparte de mi, sabía si tenía formados los pechos o la cola abultada. jamás me había maquillado, no me arreglaba el cabello, simplemente lo ataba en un moño, lo tenía muy largo, así que me quedaba un tomate gordo, gigante y nada estético, no tenía malos modales, pero no era lo más femenina.

Sasuke me miraba raro, seguramente porque para él las mujeres tenían que ser muñecas, verdaderas muñecas, bastaba con ver a su “novia” mi compañera de curso Ino yamanaka, una chica como sacada de la televisión, rubia, de ojos azules, cintura estrecha, lindas curvas y simpaticona, o por lo menos lo fingía, interesada y calculadora, aún ellos eran un pareja, realmente pareja. Tal para cual.

Yo conocía a Sasuke hace un par de años, anteriormente no había venido con mi hermano a la casa y en el colegio ni en mis sueños me hablaría. Cuando lo conocí, me fleché de él, ese aire prepotente, su liderazgo, seguridad, seriedad, mirada acechante y su apariencia lo hacía ser un chico sexy, pero inalcanzable para mí, me gustaba, pero ni siquiera podía imaginar o llegar a pensar en que él se fijara en mí, lo único que veía en mí, era el “hermano” de su mejor amigo.

 

-          Vamos estoy lista – salí de mi trance, me puse de pie arreglé rápidamente una mochila y me dispuse a la aventura.

Subimos al auto de Sasuke, y el condujo camino a la periferia de la ciudad para poder escalar en el cerro, era una actividad que antes no había hecho, pero que seguramente se me daría bien.

 

-          tomen pónganse el arnés – Sasuke nos aventó unos arnés, y me lo puse, y ayudé a Naruto a ponerse el suyo. Mientras él ataba las sogas para escalar.

-          Listos? – nos preguntó luego de terminar de equiparse. Asentimos con un gesto.

-          Sakurita, si te sientes mal me dices para ayudarte… - lo interrumpí.

-          Naruto puedo sola!!!! – aclaré. Mi hermano acostumbraba a tratarme como una niña.

-          Deja a tu hermano!!! – seguramente Sasuke lo único que quería era silencio para escalar tranquilo. – sakuro tiene más agallas que tú – agregó nuevamente con esa sonrisa burlona.

-          Jajajajaja seguro! – se me desencajó la mandíbula al escucharlo llamarme sakuro, eso era mucho.

-          Escalen y cállense – nos dijo naruto, haciéndose el serio. Y hicimos caso escalamos, y al llegar arriba, comenzamos a bajar, se suponía que subir era más complejo, pero a mí me daba miedo bajar. Desde abajo los chicos me miraban cmo ni siquiera estaba en la mitad del cerro y ellos ya habían terminado. Miraba a mi lado y veía la tierra, mis uñas llenas de tierra y finalmente no veía nada porque la tierra se me metió a los ojos.

-          Aaaa!!!! – grité, y naruto se preocupó de inmediato.

-          Que pasó? – me preguntó

-          Tengo tierra en los ojos y no veo, no puedo bajar – me quejé, no quería llorar, porque yo era una chica ruda por fuera, pero por dentro, era débil.

-          Que molestia, voy a subir y la voy  a bajar – dijo Sasuke, harto, ir con Sakuro había resultado una molestia, un estorbo. Se puso el arnés y subió cuando llegó a mi lado me tomó bruscamente del brazo y comenzamos a bajar, ni siquiera me dijo algo, solo me tironeó de vuelta a tierra firme.

-          Me duele! – me quejé y lo empujé. Lo que hizo que se pegara en una roca aledaña.

-          Idiota! – me regañó sobándose bajo el pecho por el lado derecho. Se había pegado fuerte, o lo había empujado muuy fuerte, estaba sangrando. Se qutó la polera y tenía una herida, un corte de unos 4 cm, y sangraba moderadamente      – por idiota tendrás que hacer de enfermera. – me apuntó a su mochila – ahí hay un botiquín

-          Puta! – protesté, mi hermano me miró feo, lo pasé por alto y saqué del botiquín algodón y suero fisiológico. – si te duele, dime para reírme – unte el algodón y le limpié la herida. Quería no mirarle el cuerpo, pero era atractivo, jodidamente atractivo, tenía los brazos y el abdomen trabajado, y el oblicuo delineado sutilmente, ni mucho, ni poco, era la primera vez que estaba tan cerca de su cuerpo al descubierto, y me sonrojé, bajé la cabeza, simulando concentración en lo que hacía. Pasé desapercibida. Terminé poniendo gasa y tira adhesiva.

-          Muy bien!, quizás podrías ser enfermera – se burló – si fueras niña! – se rió de medio lado, finjí una sonrisa y me volteé, quería irme, ahora!

-          Ya nos vamos? – preguntó naruto – recuerda que debemos estar puntuales en la fiesta. – Sasuke asintió y comenzamos a cargar las cosas para ir de vuelta a mi casa.

 

En el camino, no hablé nada, porque ellos estaban concentrados en la conversación que mantenían, sobre chicas, sobre las que estaban tras ellos, Sasuke había contado 5 y naruto 3, se reían de ellas, Sasuke decía que eran un montón de niñas tontas, y que ni loco las tomaba en serio, y mi hermano decía que era tierno que lo pretendieran, pero a él ya le gustaba alguien.

-          y quién es la desafortunada? – preguntó el conductor.

-          Es secreto, no debe saber nadie, para que resulte – mi hermano se hacía el interesante.

-          Entonces no le dirás a nadie que se trata de Hinata? – preguntó Sasuke con esa risita burlona, hermosamente atractiva.

-          Cómo lo sabes??? – el rubio se veía indignado.

-          Se te nota.

 

Hinata era una compañera de curso de ellos, era muy linda, muy tierna y nuestras familias eran amigas, por lo tanto manteníamos mucho contacto. A ella también le gustaba mi hermano, ojala fuera mi cuñada y pronto.

-          debes cuidar a hinata – le dijo Sasuke, eso mas bien parecía una advertencia.

-          No pienso en hinata como una chica de cama – aclaró naruto - tus eres así, yo soy respetuoso. – abnegado.

-          Si todas se te ofrecieran – alzó los hombros, como si no fuese su culpa tener tantas oportunidades.

-          Ya te vas a enamorar, y me reiré cuando hagas idioteces por la chica – advirtió naruto, pero sabía que eso difícilmente pasaría.

-          Nunca – respondió tajante. Llegamos y subí a mi cuarto.

 

Luego de bañarme, ponerme una ropa mas cómoda. Llevaba un buzo azul y un polerón plomo tres tallas mas grande y mi clásico y feo tomate. Bajé esta vez a comer algo, eso era otra característica mía, era delgada pero comía como si el mundo se fuera a acabar.

 

-          te ha gustado escalar? – me prguntó naruto cuando entraba a la cocina. Yo me comía un sándwich.

-          Sin tierra en los ojos, si – contesté, con la boca llena, ambos hicieron una mueca de desagrado. – que?! – pregunté. Mi hermano bruscamente me cerró la boca.

-          No hablas con la boca llena, es asqueroso ver la comida molida – reclamó

-          Naruto tu también lo haces!!! – me defendí.

-          Pero cuando estamos solos, además eres mujer! – negaba con la cabeza mientras hablaba y Sasuke miraba con el ceño fruncido.

-          Si sigues así, nunca vas a tener novio – me advirtió Sasuke comiéndose la mitad de mi sándwich.

-          Era una conversación familiar…… - no pude terminar de hablar por la interrupción de la chica de tv.

-          Hola – era Ino, con un vestido negro ajustado, que parecía que se lo había metido con vaselina o que no respiraba, tacones y su pelo rubio liso suelto sobre sus hombros, se veía estupenda, pero Sasuke nunca la veía impresionado, seguramente acostumbrado a su belleza. Nos saludó a mi hermano y a mi con un beso en la mejilla, a Sasuke con un beso, gigantesco, como que no lo veía hace años, o que se iban a un motel en segundos. – están listos?

-          Claro! – dijeron los chicos. El moreno se puso de pie, tomó la cintura de su novia y se fueron sin despedir. Mi hermano me besó en la mejilla y se retiró tras ellos.

 

Los vi por la ventana como se marchaban, Ino se veía como la chica mas afortunada, una buena familia, un excelente novio, era estupenda y tenía a un montón de chicas como amigas, era indudablemente popular. Ellos eran populares, cada vez que algo pasaba con ellos el colegio entero lo comentaba, era envidiable. Pero yo no tenía las condiciones para entrar en ese círculo cerrado de los populares del colegio. El timbre me sacó de estúpidos. Abrí y me puse nerviosa al ver a un chico muy guapo frente a mí.

-          hola – me besó en la mejilla – está naruto?. Era un pelirrojo, alto delagado y bien parecido con voz rasposa, ojos verdes y pestañas prominentes, tanto, que parecía que tuviera los ojos pintados.

-          Salió – dije tímidamente, el rió por mi reacción. – vuelve tarde – me sonrojé.

-          Gracias – estiró su mano – me llamo gaara.

-          Sakura – estrechamos la mano – soy hermana de naruto.

-          Ajajaja no te pareces – me dijo riendo.

-          Emmm no – me tranqulicé un poco. – quieres pasar?

-          No, voy a alcanzar a los chicos – me dijo – quieres acompañarme? – imité a un semáforo.

-          No, tengo que hacer – olvídalo, como yo, con él, y los demás amigos de mi hermano, son peras con manzanas. – gracias – le cerré la puerta en la cara y me retiré de vuelta mi sándwich. De nuevo el timbre, que insistente, pensé. Abrí la puerta esta vez con mala cara. Cambié a una sonrisa, al ver a hinata.

 

-          hola – pasó al living – como estas? – ella también se veía preciosa, al igual que Ino, tenía el cabello largo pero negro  era esbelta, mas bien voluptuosa, pero recatada.

 

-          Bien – contesté sin ánimos.

 

-          Naruto…..

 

-          Se fue con Sasuke e Ino. – rodé los ojos.

 

-          Por eso estás así – concluyó – no te pongas triste!!! – me tocó el hombro en señal de apoyo.

 

-          A que te refieres? – pregunté sin entender nada.

 

-          Si te gusta Sasuke deberías conquistarlo – me dijo simplemente, como si él me fuera atomar en cuenta.

 

-          Que dices?!!! – reaccioné mal

 

-          Ves te gusta! – me empujó despacito.

 

-          No me gusta!

 

-          Lo dices porque no te has mirado al espejo mientras hablas con él, o porque no ves el cambio en tu cara cuando lo ves con Ino, te conozco de hace mucho, no me engañas. – me sentenció.

 

-          Solo lo encuentro guapo, porque lo es – dije indiferente – es una opinión objetiva.

 

-          Eres guapa pero no te sacas partido – me dijo – y lo sabes, si te lo propones, lo tienes, lo sabes.

 

Quizá…….. si cambio y me vuelvo una muñeca, Sasuke me tome en cuenta, deje de llamarme sakuro y me vea como una chica. Pero tendría que actuar como Ino, eso no me gustaba……. Aaahh!!!! Que hago!!!!!!!!!

End Notes:

dejen cometarios para saber que les parece la via de la historia.....

estará mmuuuy buena... mi cabeza tiene tanta cosa XD

eso me dicen que ondi....

gx por leer :)

End Notes:

dejen cometarios para saber que les parece la via de la historia.....

estará mmuuuy buena... mi cabeza tiene tanta cosa XD

eso me dicen que ondi....

gx por leer :)

Regresar al índicecelos? by nox de chu_chiha
Author's Notes:

oh!... perdón... por no subir el cap el viernes como dije.

es que resulta que me dio un resfrado fulminanate y no pude ahcer bada, porque estaba en cama y con fierbre y medicada, la verdad estaba dopada y mi mamá no me dejó meterme al note.. porque me iba a cansar al vista y muchas cosas absurdas, pero le hice caso a mi mami!!!.....

ok, luego de todo el drama de mi vida... les dejo el capitulo dos.....

esto va de mal en peor, para sasuke disfruten..

Author's Notes:

oh!... perdón... por no subir el cap el viernes como dije.

es que resulta que me dio un resfrado fulminanate y no pude ahcer bada, porque estaba en cama y con fierbre y medicada, la verdad estaba dopada y mi mamá no me dejó meterme al note.. porque me iba a cansar al vista y muchas cosas absurdas, pero le hice caso a mi mami!!!.....

ok, luego de todo el drama de mi vida... les dejo el capitulo dos.....

esto va de mal en peor, para sasuke disfruten..

Pero no quiero ser una muñeca tonta, y que ande a la siga de Sasuke como lo hacía Ino. Prefiero quedarme como soy, quizá no seré la chica mas linda, asombrosa, ni seré miss mundo, pero cuando encuentre novio, será porque alguien me quiera.

-          no cambiaré nada – le diej tajantemente a Hinata – me gustaría gustarle por como soy.

-          Pero es que no está bien ser así – me tocaba el hombro, su apoyo me molestaba, ella me imaginaba muy enamorada de Sasuke – yo no entiendo por qué a veces eres tan descuidada con tu apariencia y tus actos.

-          Gracias por decir de linda manera que soy fea – me  crucé de brazos.

-          Mira tu ropa es una cosa, pero tus actitudes son algo aparte, recuerdas cuando te peleaste con neji y le escupiste en la cara, o cuando tiraste piedras en la casa de un profesor porque te reprobó? – negaba con la cabeza – no debes ser tan tosca.

-          No es que sea tosca, es defensa – aclaré – tu exageras.

-          Escupes en la calle, y a veces hablas con la boca llena de comida – puso cara de espanto – eso no es bello precisamente.

-          Es que tu eres muy fina – la empujé.

-          Quieres cambiar? – me preguntó mientras se sobaba el golpe de mi empujón. – en serio.

-          Me gustaría, pero no sé aún. – no podía hacer las cosas tan rápido lo mejor sería si lo hago como un proceso – me gustaría pero lento – hice un gesto de stop con mi mano.

-          Podemos empezar por cambiar tus modales, y luego cambias tu vestimenta – me propuso.

-          Bueno, pero no le cuentes a nadie – le advertí – en serio, esto no es algo de lo que me sienta orgullosa.

-          Mira, cada vez que te vea haciendo algo indebido, te lo corregiré, así luego tu recuerdas lo que no debes hacer, ok?

-          Bueno – tenía un poco de miedo de hacer esto, que pasaba si las cosas no se daban a mi favor. – y si aun así el no me pesca?

-          Tienes que esforzarte, pero no vamos a forzar nada.

-          Bueno por lo menos lo habré intentado.

-          Debes no tratarlo mal, ustedes acostumbran decirse pesadeces, si te dice algo, no lo tomes en cuenta. – claro como si pudiera.

-          Bueno, me armaré de paciencia.

-          Ahora si quieres podrías acompañarme a la fiesta de un compañero, es ahí dónde esá Sasuke ahora – como yo iba a ir a meterme ahí, que vergüenza.

-          No, tengo sueño y estoy cansada, otra vez podría ser – propuse con una sonrisa, hinata era una niña linda, y me conocía como a ella misma, cosa difícil, porque yo no era nada expresiva. 

-          Ok, te lo pierdes, y piensa en lo que te he dicho – no me levanté para acompañarla a la puerta, estaba sumida en mis pesamientos.

 

Conocía a Sasuke hace tiempo, hace tiempo que le encontraba un especial atractivo, y hace tiempo que me gustaba. Pero nunca me había atrevido a decirle algo, darle señales o contarle a alguien lo que me pasaba con él, yo podía guardar perfectamente lo que sentía, él era muchas veces molestoso y hasta cruel conmigo, intentaba que me desagradara, pero aún así con todas las pesadeces, me fascinaba pelear con él, eran prácticamente esas las veces en las que conversábamos, otros momentos podrían ser cuando el venía a visitar a mi hermano y conversábamos cosas que teníamos en común, pasión por los autos los videojuegos, nos gustaba esquiar, andar a caballo y tantas otras cosas en común que hacían que viera en él, un hombre ideal. Hablábamos brevemente siempre, porque al parecer a él le desagradaba mi presencia, Naruto me contaba que cuando le avisaba que iba air a nuestra casa de visita le preguntaba si iba a estar yo o no, generalmente si la respuesta era sí, él prefería que fuera Naruto el que lo visitara. Algo triste.

 

 

 

Domingo por la mañana.

Desperté tarde, alrededor de las doce del día, escalar en el cerro había sido agotador, sin contar la conversación con hinata. Tenía hambre, pero decidí vestirme y luego bajar a desayunar.

Al salir de la ducha llegba la hora de vestirme, quería verme linda pero nada en mi closet me lo permitía, así que dejé de buscarle la quinta pata al gato y me puse un pantalón negro largo, y una polera blanca, suelta al cuerpo, no se me notaba nada de lo que tenía, ahora que me miraba al espejo solo con brasier, tenía los pechos bien formados, mas bien grandes, pero la ropa no lo denotaba. Nunca.

Estaba por hacerme mi tomate, pero decidí dejar el pelo suelto para que se secara. Lo tenía largo hasta la cintura, con un corte escalonado y rizado en las puntas, color rosa, eso era extraño, y yo odiaba ese color!.

Bajé, y en el trayecto sentí voces, fui a revisar y era Naruto, con Sasuke y Gaara, el pelirrojo, al simple vista venían recién despertando. Miré a mi hermano con mala cara.

 

-          si papá te ve…. – advertí apuntándole con mi índice.

-          Ya me vio, incluso el me despertó, iba de salida con mamá – se sentó en el sillón, antes estaba acostado.

-          No van a venir a almorzar? – pregunté, mi estómago rugía.

-          Siempre piensas en solo comer – preguntó Sasuke, pesado. No le contesté nada, recordé lo que me dijo hinata.

-          Dijeron que en el congelador había comida y que tú nos la dieras – así simplemente.

-          O sea seré tu sirvienta por hoy – me senté a su lado, entre él y Gaaara.

-          Sí

-          Hola – me dijo el pelirrojo, llamó mi atención con unos toquecitos en el brazo.

-          Hola – respondí sonriente - como estás?

-          Con resaca – fruncí el seño, no esperaba esa respuesta.

-          Una aspirina? – ofrecí.

-          Sería excelente – me puse de pie y el me siguió hasta la cocine, llené un vaso de agua y le di una aspirina. Él se la tomó.

-          Gracias – me dijo – cuantos años tienes? – él estaba de espalda, a la entrada por lo tanto no veía que mi hermano y Sasuke nos miraban conversar.

-          Uno menos que yo – intervino mi hermano, sentó en la mesa, Sasuke lo siguió.

-          Pareces menor – comentó – pero eres linda – me sentí ruborizar.

-          No – negué tímidamente, mirando al suelo.

-          Solo pareces chico, pero fea no eres – dijo Sasuke en tono burlón. Le miré con desagrado.

-          Tu pareces gay, pero feo no eres – le contesté.

-          Dejen a mi hermanita – naruto golpeó a sus dos amigos, - tú, deja de tratarla mal – le dijo a Sasuke – y tu, deja de decirle cosas lindas – le dijo a Gaara.

-          Naruto! – le reclamé – voy a calentar la comida – saqué la comida y la puse en el microonda, eran tallarines con salsa Alfredo.

-          Por fin tengo hambre! – dijo Naruto sobándose el abdomen.

-          Alguno me ayuda a poner la mesa – pedí, pero el único que al parecer me scuchó fue Gaara. – gracias -  le dí los individuales y fue a la mesa a ponerlos.

-          Dónde están los cubiertos?  - me preguntó, yo le señalé el cajón que estaba a mi lado. De pronto sentí mis pies en el aire, Gaara me había hecho a un lado, pero me tomó y me movió. Yo me reí.

-          Déjame! – le dije entre rizas.

-          Gaara, que rápido tomas confianza! – le regañó Naruto, Gaara lo miró extrañado – yo pensé que eras mas parco, como Sasuke – le dijo entre rizas, Sasuke le miró feo.

-          Ya ves que no, no creo que alguien pueda ser tan amargo como uchiha – me reí muy fuerte a carcajadas y los tres me quedaron mirando.

-          Que? – dije riéndome – es que es verdad, no nace alguien como Uchiha siempre – me burlé.

-          Es como el año bisiesto – dijo Naruto, riéndose, en verdad todos nos reámos menos el involucrado.

-          Almorcemos pronto – pidió molesto.

 

 

Yo le di a cada uno su plato y nos sentamos a comer, el almuerzo fue tranquilo, conversamos entre Gaara Naruto y yo, Sasuke la mayor parte se quedó en silencio, y miraba algunos comentarios con mala cara. Gaara volvió a decirme en una oportunidad que le parecía linda, y que por que yo era guapa y naruto tan feo, eso me hizo reír. El pelirrojo era caballeroso conmigo, y era extraño que algún chico hiciera eso conmigo, y me gustaba, se sentía bien, definitivamente hinata tenía razón, podía ser muy tonto, pero de verdad las chicas tenemos que ser mas finas, delicadas, y los chicos deben ser los toscos y rudos. En ningún momento hablá mientras tenía la comida en mi boca, me limpié siempre con la servilleta y después de tomar jugo, me limpiaba la boca. Me comporté como toda una dama.

 

 

 

 

Con Sasuke (narrado por Sasuke) :

El almuerzo había resultado extraño y desagradable. Sakuro de la pasaba riendo de los comentarios de el pelirrojo recien llegado, y a Naruto también la hacía gracia.

Le dije un par de pesadeces a la hermana de mi amigo y no me decía nada, simplemente seguía conversando con el nuevo. No habló con la boca llena de comida, se limpió la boca con servilletas y estab sentada de piernas cruzadas, eso era extraño, a Uzumaki le gustaba el pelirrojo, y él era un pobre idiota.

Despabilé cuando naruto se burlaba por haberme ganado en el videojuego.

 

-          te gané – saltaba sobre los sillones, yo le miraba, naruto nunca me dejaba de sorprender.

-          Como te cae el pelirrojo? – pregunté, apuesto que ahora le iba a desagradar.

-          Bien, es simpatico – se sentó – yo pensé que iba a ser más serio, pero no, es genial. – sonreía encantado.

-          Te diste cuenta que está tras tu hermana? – a mi me caía mal, y no lo quería con Sakuro.

-          Sí, parece – contestó, poniendo play para elegir otro juego.

-          No te molesta?

-          No, me cae bien, y ha sido amable con mi hermanita, si le gusta cosa de él – alzó los hombros.

-          Y si solo quiere acostarse con ella? – sembré pánico en Naruto, de inmediato cambió su semblante.

-          Eso no va a pasar -  me habló muy alto, casi gritó molesto – yo  la cuido, y si le hace algo lo mato. Tú que crees? – me preguntó.

-          Que no tiene buenas intenciones, no dejes que venga a tu casa a visitarte, si lo hace es porque quiere ligarse a Sakura – era cierto, y era raro que alguien pudiese poner sus ojos en Sakuro, lo pensaba y no lo podía creer.

-          No le digas nada a Sakura, yo veré como manejar las cosas – naruto siempre se creía un héroe y cuando se trataba de su hermana era delicado, porque la defendía con todo.

 

No podía dejar que él estuviera con Sakura, o tratara de conquistarla, había notado que a ella el le agradaba y que incluso había actuado de manera distinta al estar con él, se veía natural y alegre, y desviaba su atención. En todo el rato que estuvimos reunidos, no me habló nunca, no peleó, ni me miró, eso era extraño, cuando yo estaba, a ella le costaba poner atención en otras cosas, se ruborizaba seguidamente, y se `ponía nerviosa, y lo extrañé ahora que no lo hizo.

 

Fin narración de Sasuke.

 

Al día siguiente me fui al colegio con naruto, como siempre, a veces caminábamos, o manejábamos o íbamos en el transporte público pero siempre nos íbamos juntos.

Al llegar fue extraño, en el hall estaba Gaara, el amigo nuevo de mi hermano que se transformaba en el primer chico que en toda mi vida me hacía un cumplido, eso era, fascinante, nunca lo había vivido y la única vez que había pasado fue grato. Estaba de pie con Sasuke seguramente esperando la llegada de mi tonto hermano.

Naruto se detuvo para saludar a sus amigos pero yo pasé de largo, no iba a detenerme a saludar a Sasuke porque seguramente a el le iba a a dar vergüenza o me diría alguna pesadez, pero Gaara me detuvo.

-          hey Sakura! – gritó fuerte y montón de niñas lo miraron, luego posaron su vista en mi y comenzó en cotilleo. – hola – me besó la mejilla.

-          Hola – sonreí tímidamente. – como estas?

-          Bien – me contestó, y sacó de su espalda sus manos con un tulipán rosa – te traje esto. – me lo tendió.

-          Gracias – dije después de un tiempo – no debiste…… - me sonrojé.

-          Es rosa como tu cabello – me tocó el pelo – me gusta más como se ve el cabello suelto – me deshizo mi típico tomate. – aún mejor – sonrió.

-          Gracias, es muy lindo – agradecí, y agaché mi mirada, la emoción me haría gritar en cualquier momento – en serio.

-          Sakuro – Sasuke interrumpió el amage de hablar de Gaara. – que linda tu flor!

-          Sí – asentí sonriente – me la dio Gaara. – yo le conté amablemente.

-          Puedo verla? – me la pidió, yo se la pasé – le voy a dar una a Ino – la miraba, la daba vueltas para mirarla y la tiró al piso y le dio un pisotón. Free Games for Mac, Free Games for ipad and Free Games for Iphone, without in app purchases or something like that Free Browser Games

-          Que te pasa? – miré atónita la escena – que hiciste? – lo empujé.

-          Que onda Uchiha!!! – Gaara parecía molesto.

-          Se me calló. – alzó los hombros y se fue, busqué a naruto, pero no estaba, Sasuke andaba solo.

-          Parece que está celoso – comento Gaara, y me reía carcajadas.

-          No, eso es tener mucha imaginación, a él raramente le importa algo.

-          Tendré que traerte otra – dijo Gaara mirando tristemente el tulipán aplatado que yacía en el suelo.

-          No te preocupes, pero gracias – sonreí, aunque por dentro estab hecha una furia por lo que me había hecho Sasuke, le besé la mejilla y me retiré a buscar al asesino de flores.  Estaba en su casillero organizando el locker.

-          Que mierda te crees? – le dije, agresiva, si me buscan, me encuentran. Me miró de medio lado y no me dijo nada. – contesta Uchiha. – exigí.

-          No creo que el te convenga Sakuro – nuevamente molestándome, eso me hizo enojar más.

-          No necesito que me cuides, me basta con naruto, aparte yo sé que tú eres el mejor amigo de mi hermano pero no te tomes atribuciones que no te corresponden, si para mi hermano significas algo no significa que para mí también.  Por lo tanto poco me interesa lo que me digas. – me fui, durante toda mi aclaración nunca me miró, solo siguió haciendo lo de su locker.

Y aún no podía entender como me gustaba Sasuke si era una mierda de persona cuando se lo proponía y nunca era amable conmigo, mas bien el me odia, tanto, que arruina la primera y la única vez que un chico me trataba como a una chica. Me sentía hirviendo. Que mierda le pasaba al maldito uchiha?????........

End Notes:

muchas gracias por leer ojali les haya gustado y dejen comentarios para saber que les parece...

ya ahora en el tercer cap, esto va a tomar mas cuerpo, subo pronto, poruque no prentedo enfermarme...

besos!!!!!!! cuidence!

End Notes:

muchas gracias por leer ojali les haya gustado y dejen comentarios para saber que les parece...

ya ahora en el tercer cap, esto va a tomar mas cuerpo, subo pronto, poruque no prentedo enfermarme...

besos!!!!!!! cuidence!

Regresar al índicela tecnica de kinder básico. by nox de chu_chiha
Author's Notes:

:o muchas, muchas gracias por los muchos comentario :).... me hacen tanto happy....

y.... bueno este capítulo me quedó largo, pero es que es la previa para el viaje a la playa..... y el viaje a la plya.... OMG!!!!!

así que junten emocion queridas lectoras.....

un beso.

Author's Notes:

:o muchas, muchas gracias por los muchos comentario :).... me hacen tanto happy....

y.... bueno este capítulo me quedó largo, pero es que es la previa para el viaje a la playa..... y el viaje a la plya.... OMG!!!!!

así que junten emocion queridas lectoras.....

un beso.

-          que te pasó? – hinata interrumpió mi camino hacia mi aula, cuando me vio caminado por el pasillo hecha una furia.

-          Nada – dije alzando los hombros.

-          Sakura dime, quizá te puedo ayudar.

-          Gaara, el chico nuevo, me regaló un tulipán, llegó Sasuke, se lo mostré, pero él lo tiró al suelo y lo pisó – respiré hondo – puedes ver lo cruel que puede ser?

-          Que mal – dijo hinata entre risas – pero en verdad es bueno, está celoso.

-          Es ridículo que se preocupe por mí, si mi hermano es naruto – de verdad yo no lo entendía. – se anda metiendo en cosas que no le importan. – tocaron el timbre, así que besé a hinata en la mejilla y me fui corriendo a mi salón.

 

Llegué atrasada a la clase de historia, estaba abriendo la puerta para entrar al aula cuando la profesora anko se acercó a la puerta. Me miró mal y me dijo que venía 15 minutos atrasada y que no podía entrar, que fuera a la biblioteca o a la oficina de la directora, que yo viera lo que hiciera.

Definitivamente entre la biblioteca, o la directoría, me iba a ir a la cafetería a comer algo, hoy sólo me comí un pan de desayuno y ya tenía hambre.

En el camino vi al curso de mi hermano que se dirijían a no sé donde, me fui tras el grupo lo mas lejos que pude. Pero decepcionante fue ver que tambien iban a la cafetería. Entré tras ellos, no me quedó de otra, ero eso o morir de aburrimiento y hambre.

Compré un café y un pan con jamón y queso en la última caja, la más alejada y escondida y me senté en una mesa, sola en una esquina, cerca de la caja oculta. Observé al grupo de mi hermano, estaba, neji el primo de hinata, shikamaru, kiba, Gaara y Sasuke. Algunos sentados en las sillas como se debía y otros, como mi hermano y kiba estaban sentados en la mesa conversando alegremente. Quizá de que hablaban. Se veían entusiasmados. Sonreí al ver como discutían y como mi hermano hablaba fuerte y movía mucho las manos, mientras los demás lo miraban como si fuera un bicho raro. Sasuke estaba mas serio de lo normal, mirando de reojo a Gaaara, luego alzó la vista y nuestras miradas se toparon, rápidamente me levanté y me fui al alguna banca del patio a tomar mi café.

En la siguiente clase pude entrar, en verdad el resto del día fue de lo más normal. Algo que agradecía, en la hora del almuerzo, almorcé acompañada por Gaara, yo acostumbraba a irme a algún lugar para comer sola o me iba mi casa, pero esta vez me quedé para que comiéramos juntos, y tuve que hacer esfuerzos por comer como toda una dama, siguiendo los consejos de Hinata.

 

-          que tal te fue hoy? – me preguntó mi madre, kushina, que estaba preparando la cena en la cocina.

-          Bien, y tu? – parecía un poco complicada con la cena.

-          Bien, pero no sé que prepara de postre, tu padre dijo que hoy no quería comer jalea – yo creo que nadie en nuestra casa quería comer jalea, mamá siempre hacía lo mismo y le quedaba aguada, desabrida.

-          Puedo hacer un pie de limón – le propuse.

-          Siii!!!!! – se entusiasmó, me abrazó y me puso un delantal. – acá están los ingredientes.

-          Esto le va a gustar a papá – comencé a amasar los ingredientes.

-          Que harás el próximo fin de semana? – me preguntó mi mamá, como me pregunta si tengo planes si nunca los tengo, no me llueven los amigos.

-          Nada – dije alzando los hombros y mis manos metidas en la masa – sácame el molde.

-          Pen´se que ibas a salir – me dio el molde para cocer la masa del pie – con tu hermano.

-          Por qué debería andar a la cola de naruto? – pregunté.

-          Porque el próximo fin de semana es fin de semana largo y con tu padre nos iremos de viaje al norte, tu hermano va a ir a la playa con sus amigos y amigas, y tú no te puedes quedar sola. – la miré raro.

-          Enojes veré que haré y te aviso – le dije – aunque creo que puedo cuidarme sola.

-          Ti padre y yo no lo consideramos así – me apretó las mejillas – eres nuestra  niña. – alejé mi rostro de sus caricias.

-          Llegué mamá!!!! – el portaso y el grito anunciaban la llegada de naruto.

-          Hola mi pequeño!!!! – dijo mi mamá y fue a abrazarle, naruto la abrazó de vuelta.

-          Hola mamita hermosa – mi hermano a veces se portaba como un chico rudo pero era extremadamente mamón.

-          Naruto, estaba diciéndole a tu hermana que no puede quedarse sola el próximo fin de semana – mi mamá era soplona, nunca algo quedaba entre mujeres, se enteraba toda la familia y las amistades.

-          Si, hermanita no puedes quedarte sola, por lo que vas a salir conmigo – hizo una pose de superioridad, cuando se sentía orgullosos de ser el mayor.

-          No hay manera de quedarme acá sola? – pregunté, casi supliqué.

-          No!!! – respondieron ambos.

 

La cena fue un calvario, Naruto le contó  a papá que un amigo de él me había regalado una flor, al principio puso cara de furia y se puso serio para interrogar a mi hermano para saber como era su amigo, y luego a mi, me dijo que pensara lo que hacía, que los chicos de pronto son unos desgraciados, y unos interesados, que no diera todo de mí, solo lo necesario. Ok, se refería a que no me acostara con ningún chico, solo lo besara o lo abrazara, pero ninguna de esas cosas estaban en mis planes, no había tenido nunca un novio ni lo tendría quizá por cuanto tiempo. Luego llegó la conversación de que iría ala playa con Naruto, pero no es seguro, porque le dije a papá que el chico que me había dado la flor también iría, entonces le dio ataque y me propuso quedarme en la casa de hinata, me sentí feliz hasta que naruto anunció que hinata también iba. Entonces papá le delegó a mi hermano que me cuidara de los “jotes”. Me levanté de la mesa, harta de que manejaran lo que haría o no haría. Y me dispuse a dormir, mañana, crucé los dedos, sería un mejor día.

Al día siguiente llegamos al colegio y resulta que se habían suspendido las clases porque iban a ir unos inspectores de no sé donde a revisar las instalaciones del colegio, por lo tanto a las once de la mañana ya nos íbamos de vuelta a la casa. Yo iba adelante sola, y tras de mí, naruto y su grupo de amigos, amigotes, mejor dicho. También venía hinata y ten ten. Y para peor, pero lo peor era que venía Ino, Sasuke la traía de la cintura. Asqueroso, perdón, quise decir adorable. Venía molesta, venía celosa, y no quería que nadie se diera cuenta.

Llegamos ami casa y me fui directo ami habitación a relajarme. Me tiré en la cama había una tasa de la noche anterior en mi velador y de puro pendeja la tiré al suelo y la hice añicos.  Golpearon la puerta de mi habitación. Grité pase!!!!!!!

-          hola – era Gaara con su sonrisa amable.

-          Hola – sonreí – siéntate – golpeé el lugar ami lado en la cama.

-          Estás de mal humor? – esa pregunta me pilló de sorpresa.

-          No – blaqueé los ojos, como si eso fuese imposible.

-          Como has estado?

-          Bien y tú? – me acomodé en la cama, me miró con risa cuando me senté con las piernas cruzadas como indio, lo gracioso al parecer era que llevaba falda.

-          Bien, te acomodan más los pantalones? – frunció el seño.

-          Por supuesto – asentí con mi cabeza – irás a eso de la playa? – rogaba que fuera para poder hablar con  alguien. Pero no le pregunté a naruto sino todo el mundo s enteraría de que pregunté por él y se mal interpretaría.

-          Sí, tu también, naruto me dijo – movía los pies, no se si estaba nervioso o era naturalmente inquieto. – será entretenido. – asentí con un gesto.

-          Quién consiguió la cabaña donde alojaremos?

-          Sasuke, es de su familia – mierda íbamos a ir a la playa mas top del país, ese era el lugar donde veraneaba Sasuke y su familia, ese era un lugar rodeado de chicas hermosas y yo era un mamarracho.

-          Mmmmm….. – miré al lado y vi mi reflejo en el espejo estaba despeinada, me había manchado la parte de arriba del uniforme, mis zapatos parecían camiones, estaban sucios, mi falda era ultra larga. Mal.

-          No te veo entusiasmada.

-          No soy muy expresiva – mentira, o sea era verdad que no era expresiva, pero no estaba entusiasmada. Mas bienme deprimía pensar en el calbario que sería estar en la playa con el grupito de mi hermano, viendo a las chicas guapas y a mi como un mamarracho. – te habían dicho que tienes los ojos hermosos? – me resultaba difícil piropear a alguien pero quería desviar el tema.

-          Tu también los tienes bellos – e puso de pie, frente ami y acercó mucho su rostro al mío me estaba mirando los ojos yo me reía, el moento fue interrumpido por……..

-          Que mierda haces aquí? – preguntó Sasuke a Gaara, con el ceño fruncido.

-          La pregunta es que haces tú aquí? – le dije.

-          Naruto me pidió que bajaras, estaba preocupado – me dijo eso, se dio la vuelta y se fue. Con gaara nos miramos y alzamos los hombros.

 

 

Cuando Sasuke llegó donde naruto.

-          no creo tu hermana baje.

-          Por que?

-          Por que Gaara estaba sobre ella, así que con el encima, no creo que baje – pareció que a naruto se le prendió una chispa y salió corriendo por las escaleras, abrió de un golpe la puerta de la pieza de su hermana y ahí estab ella riendo con Gaara, ambos muy juntos.

-          Pasa algo? – pregunté, me alejé inconscientemente de Gaara.

-          Tienes que bajar – me ordenó – mejor baja tu Gaara, quiero hablar con mi hermanita. – fruncí el seño.

-          Ok – Gaara se retiró en silencio raudo.

-          Que te pasa, por que estás enojado? – pregunté sonriendo.

-          No dejes que el se aproveche de ti – me dijo, y se le pusieron los ojos llorosos.

-          Nadie se aprovecha de mi – le dije, me dio penita verlo tan  preocupado. – de donde sacas esas cosas?

-          Sasuke me dijo que te vino a buscar y el estaba….. – suspiró y apretó los puños – sobre ti.

-          Noooooooooo – abrí los ojos – eso es mentira. Naruto, tu crees que alguien como yo dejaría que le tiren encima?????? – yo soy ruda.

-          A veces amo que seas tan machorra – me abrazó y me besó la frente. – pero no estaba…..

-          No estaba sobre mí, tu amigo es mitómano – le dije molesta. – y yo soy tu hermana, por lo tanto primero me crees ami después a él.

-          Ok, bajemos, estábamos planificando nuestro viaje. – naruto parecía encantado con el viaje y más aún porque iba a ir con él.

 

Al legar a la sala, ahí estaba Sasuke con su novia, él sentado en un sillón, y ella sobre sus piernas con la falda ultra corta, podía ver hasta sus pensamientos. Me miró de lado y yo le hice un desprecio. Por otro lado estaba Gaara con Hinata riendo, conversando.

Llegué a su lado y Gaara se fue a hablar con naruto seguramente a aclarar las cosas.

-          qué pasó? – me preguntó hinata.

-          Nada, solo que Sasuke el mitómano uchiha, le dijo a naruto que Gaara estaba conmigo en mi pieza sobre mí, mi hermano se atacó. – narré entre risitas – esto es tragicómico.

-          Veo que vas bien con el cambio de actitud a una forma mas femenina – me tocó el cabello – deberías peinarte – la mano le quedó atrapada en mi pelo.

-          No lo peino hace días – alcé los hombros.

-          Creo que debemos ir al cambio de imagen – ahora me miró la ropa, y no pudo disimular la cara.

-          De a poco.

-          Ok, te dejo que te sigas poniendo esos pantalones deportivos con zapatillas, pero con poleras mas ajustadas

-          Ajá, mañana podríamos ir a comprar ropa – le propuse.

-          Es una idea excelente – sonrió.

-          Pero tampoco quiero parecer puta ofrecida – hinata cerró los ojos, como si hubiese pasado al go malo. – que?

-          No digas groserías.

-          Ajajajaja exageras de femineidad – le dije en broma – yo no seré nunca así – eso es verdad.

-          Sabes?, mejor vamos altiro a comprar ropa, sino te vas a rrepentir. -  caminó a donde estaba mi hermano para decirle que íbamos a salir. Después de eso me tomó de la mano y emprendimos camino al centro comercial.

 

 

Recorrimos varios locales, habían muchas poleras lindas, con flores, tipo murciélago, con transparencias, y muchas con escote. Por parte de los pantalones, los jeans parecían que tenías que ponértelos con vaselina porque se apegaban completamente al cuerpo, me apretaba y me incomodaba. Por otro lado  hinata quería que comprara tacos y zapatos puntudos, pero accedió a que no lo hiciera porque habíamos quedado en noponerme jeans, pero igual me compré por si algún día me daba por verme, mejor dicho casi exhibirme.

Fue vergonzoso lo de las compras porque cada vez que me probaba algo, hinata y la vendedora me decían que me quedaba muy bien. La vendedora se pasó de desubicada cuando me preguntó porque me vestía tan mal, la miré con odio, y se fue y me envió a otra chica para que me atendiera.

Llegué a mi casa llena de bolsas, se sentía tan emocionante hacer esas cosas de chicas, no podía negar que fue entretenido, imaginaba como me vería Gaara si de verdad cambio mi desastrozo look, y se veía hermoso sonriendo. Me tiré en la cama sonriente, pensando en lo lindo que era ese chico conmigo, versus lo idiota que era Sasuke, lo superficial, y lo putero, porque siempre se entrometía con las ofrecidas.

Bajé a la cocina a tomar un refresco y comer algo, las compras fueron agotadoras.

En la cocina estaba…….. Sasuke por que mierda siempre está en mi casa? , acaso no tiene su propia casa?, se borró mi sonrisa, y pasé de él.

-          estás molesta conmigo? – se sentó en la mesita de la cocina – acaso arruiné tu momento romántico? – rió burlesco.

-          Me molesta que andes de mirón mitómano – me serví relajadamente mi jugo, estaba tranquila, eso era extraño – no es por mí, es porque preocupas a Naruto.

-          Lo que pasa es que eres ingenua – se acomodó el cabello de manera coqueta – y necesitas que te cuiden.- Le miré sin entender nada. – es necesario que Naruto aleje  Gaara.

-          Sigo sin entender – me paré ante él – explícame bien.

-          Mírate – me inspeccionó de pies a cabeza – tú crees que alguien se interesaría en ti? , realmente?  - me puse roja, de rabia.

-          Por que? – pregunté en un pequeño casi inaudible susurro.

-          Pareces niño, estás descuidada, no eres una niña para presentarsela a los padres, mas bien si te presentan a los padres, ellos mueren de un ataque, es obvio que no quiere algo en serio contigo. – casi salió una lágrima de mis ojos, pero alcé la mano para pegarle una cachetada, él fue más rápido y atrapó mis manos.

-          Suéltame – forcejé y no me dejó – suéltame – repetí. Apretó más el agarre y la única manera de que me soltara era escupir. Le escupí en la cara y me soltó

-          Sakura!!! – me reclamó.

-          Ándate de mi casa – le grité, naruto estaba en la puerta mirándome como loca.

-          Que pasa? – preguntó confundido, miraba a todos lados  y no hallaba respuesta.

-          Tu amigo cree que puede venir a mi casa a tratarme mal – le reclamé – le dices que se valla, o lo echo a escupitajos, elige. – estaba parada frente a mi hermano y Sasuke a mi lado mirándome con odio.

-          Sakura cálmate – me pidió Naruto.

-          Prefiero – me volteé hacia Sasuke – ser una descuidada y parecer niño, pero que alguien me quiera de verdad, no por ser un estúpido engreído popular que se acuesta con todas las ofrecidas que encuentre. Y, y, y, y, - no sabía como mas insultarlo – no me impresionaría que compres a los profesores porque eres un idiota, no creo que la mente te dé para las calificaciones que tienes.

-          Ok Sasuke mejor vete – naruto lo empujó a la puerta - nos vemos mañana. – antes de irse, me miró por última vez y me lanzó esa sonrisa engreída de burla.

 

 

 

Sasuke

Salió de la casa de naruto, se subió a su auto y sonrió, prendió el motor, y en el primer semáforo rió a carcajadas, con toda gracia, ya extrañaba discutir con Sakura, y esta vez había sido intenso, se molestó tanto que hasta le había escupido en la cara, ella era sin duda, una chica incomparable. Le agradaba tremendamente. Y quería mantenerla prendada a él, no dejaría que el pelirrojo nuevo le quitara el goce de saber  que ella moría por él. Algo que para cualquier persona externa era imposible, pero para él todo estaba a la mano.

 

Sakura.

Lloré toda la noche en mi habitación, Naruto echó de la casa a su escoria de amigo y yo de inmediato subía mi habitación para no ser interrogada por mi hermano. La situación había sido incómoda, y él había sido cruel, pero era la verdad

La semana terminó, pasó rápido, estuve todos los días que siguieron almorzando con Gaara, y a veces me encontraba con el Uchiha que me alzaba una ceja y yo le miraba fijo  y le fingía una sonrisa, entonces él reía, pero de verdad. Y eso me molestaba aún más. Me distraía de mi conversación con Gaara, escuchaba que los demás amigos de naruto le molestaban porque andaba a la siga mía y él se reía encantador. Nunca lo negaba. Me platicaba que el primer día que llegáramos a la playa íbamos a ir a una discoteca a bailar. Igual me emocionaba la idea, porque nunca había salido a bailar.

 

 

 Con Naruto y Sasuke.

-          tenemos algo pendiente – Naruto tenía algo guardado

-          algo de la playa? – preguntó Sasuke con  indiferencia.

-          Por qué escandalisaste lo de Gaara con mi hermana? – naruto empezaba a preocuparse.

-          Por que quiero cuidarla – seguía sin mostrar interés.

-          De que?

-          De que la hagan sufrir – esta vez miró a Naruto.

-          No te metas en lo que hace – pidió serio – la verdad ella es responsable y sabe lo que hace.

-          Lo que pasa es que Gaara no me da confianza….. – fue interrumpido por naruto.

-          No quiero pensar que tienes otro tipo de interés por ella, y por eso te portas así con – Sasuke lo miró confundido.

-          U crees que yo? – preguntó sorprendido.

-          Eso de molestar a las niñas, es una te´cnica de conquiste de kinder básico, somos amigos, te conosco – le apuntó con el dedo.

-          Tengo novia – se defendió Sasuke.

-          Que no te importa.

-          Oka, no te pases películas, solo tratabe de ser un hermano más para ella

-          No lo necesita – aclaró naruto.

 

 

-          Sakura apúrate!!!!!!!!!! – me gritó naruto.

-          Ya voy!!!! – grité de vuelta. Esto estaba de locos, irse de mini vacaciones era caótico.

 

 

 

 

End Notes:

bueno el roximo cap viene el viaje a la playa.... y cuando escribí el cap odié las declaraciones de Sasuke, pero se está sintiendo invadido... y este hombre está marcando territorio...

pero por cruel, va a tener su merecido ;) .... lo prometo.

cuidence!!!!!

End Notes:

bueno el roximo cap viene el viaje a la playa.... y cuando escribí el cap odié las declaraciones de Sasuke, pero se está sintiendo invadido... y este hombre está marcando territorio...

pero por cruel, va a tener su merecido ;) .... lo prometo.

cuidence!!!!!

Regresar al índicePlaya..... día y noche 1 by nox de chu_chiha
Author's Notes:

acá está el capítulo 4 ( esto es con redoble de tambores)

por fis no me odien por lo que le pasa a Saku, en verdad mi me da risa..... est-a basado en algo realXD....... es vergonzoso.

( alguien sabe por qué me salen letras al inicio del capítulo????????, es como satánico XD)

disfruten conla lectura...

Author's Notes:

acá está el capítulo 4 ( esto es con redoble de tambores)

por fis no me odien por lo que le pasa a Saku, en verdad mi me da risa..... est-a basado en algo realXD....... es vergonzoso.

( alguien sabe por qué me salen letras al inicio del capítulo????????, es como satánico XD)

disfruten conla lectura...

 

Íbamos en el auto, camino a la playa, por fina había llegado el día tan esperado, me había tocado irme en el auto de Sasuke, donde iba él, naturalmente, Ino de copiloto, y atrás Naruto hinata, y más atrás, Gaara y yo. Igual era agradable, porque estábamos muy separados del conductor, por lo tanto podíamos irnos tranquilos. Conversábamos tranquilos.

Venía naturalmente nerviosa, tendría que estar por 5 días metida entre medio del grupillo de mi hermano, donde estaba Sasuke. Desde nuestra “pelea” que no hablábamos ni discutíamos solo nos mirábamos de mala manera.

-          por fin vamos a tomar sol!!! – Ino alzó los brazos en señal de festejo.

-          Eso quiero verlo – dijo Sasuke besándola.

-          Creo que podríamos hacer el amor en la playa – propuso, delante de todos, fue asquerozo – sería genial – rió entusiasmada.

-          Estás loca, pero me parece una buena idea – ahora ella lo besó. Alcé mis cejas. Era patético.

-          Llegamos – anunció naruto, y era un lugar realmente hermoso, costaba conducir porque las calles estaban llenas de jóvenes, chicas guapas, chicos guapos, playa a dos cuadras de la casa de Sasuke, era una típica cabaña, la verdad no muy típica, porque era gigante, tenía dos pisos y una piscina, para que quieres piscina si está la playa? Era ilógico.

-          Ven – Gaara me tomó para ayudarme a bajar del gigantesco jeep de Sasuke, todos estaban desempacando, se veían tan entusiastas. Era temprano, por lo que dejaríamos todo ordenado y luego nos iríamos a la playa.

 

 

-          trajiste la ropa? – me preguntó hinata cuando estábamos lavando el baño, para poder utilizarlo.

-          Cuál? – seguí limpiando mi espejo.

-          La que compramos, la ropa nueva, no te hagas.

-          Sí la traje – pero no quería ponérmela.

-          Te la vas a poner ahora para ir a la playa, supongo nadarás con bikini? – hinata ya traía el suyo puesto, se le veían los tirantes, me fijé porque mi hermano la miraba muuuy seguido.

-          Me da vergüenza, mejor no nado.

-          Lo siento, hicimos un trato debes cumplirlo – era cierto, los tratos son tratos y si no se atrevía ahora, no lo haría nunca.

-          Ok, acepto, pero uno no tan pequeño – la miré, con miedo.

-          Apúrate y vamos a ver tu ropa – ella trapeaba el suelo yo terminaba con el espejo. Y nos fuimos a nuestra habitación.

-          Esto – puse la maleta sobre la cama y saqué el bikini mas amplio era rosa, con rayas violetas y fucsia, de triangulos arriba y tanga abajo.

-          Pruébatelo – me dijo hinata y me lo puse y me miré al espejo. Me veía bien, pero estaba muy blanca, me hacía falta tomar sol. – tienes la cintura muy estrecha – hinata me miró tambien en el espejo – o tienes las caderas muy anchas o los pechos muy grandes. Pero eres exuberante.

-          Mira quien lo dice – hice un gesto con mis manos de sus pechos abultados, porque hinata las tenía gigantes.

-          Debería bañarte antes en la piscina, así tomas confianza.

-          Pero báñate conmigo – le pedí. Nos pusimos un vestido, el de hinata era gris, y brillante, el mío era blanco, y no me gustaba mucho porque sentía que se me traslucía. Tenía mucho miedo, estaba nerviosa, porque mi hermano iba a poner el grito en el cielo por el diminuto bikini, y porque no sabría cuál podía ser la reacción de Gaara o de Sasuke, bajamos las escaleras y al primero que vimos fue a neji con shikamaru y kiba, que estaban poniendo sus tragos en el refrigerador, y me miraron durante todo el rayecto hacia el ventanal que daba al patio. Como ninguno había tenido contacto anteriormente conmigo, ninguno se atrevió a decir algo.

En las afueas estaba Sasuke en una silla de playa, y al lado de él estaba ino acostada en la orilla de la piscina, b ronceándose, se veía preciosa, con el bikini café y los anteojos de sol del mismo color. Por otro lado estab Gaara y naruto, ambos dentro de la piscina, con el típico short de baño, hinata se sonrosó levemente al ver a mi hermano con el pecho descubierto, mi hermano era guapo tenía el abdomen casi tan delineado como el de Sasuke, y era un poco más bajo. En cambio Gaara no tenía los musculos delineado pero su cuerpo estaba tonificado, me daba vergüenza, ahí todos eran bien parecidos, Ino y hinta, eran chicas lindas, estupendas y se preocupaban por mantener su cuerpo, en cambio yo comía cada quince minutos y las papas fritas y las hamburguesas eran mi menú mas recurrene, nada de ensaladas o frutas, prácticamente comía esas cosas porque mamá me obligaba.

-          que linda te ves con vestido! – me dijo Gaara – ven, tírate – me invitó a bañarnos.

-          Y esa ropa? – preguntó mi hermano, era él, el mas desorientado.

-          Me la compré el otro día – le dije, hinata se quitó el vestido y se metió  a la piscina por la escalera.

-          Apúrate – me dijo mi amiga antes de sumergirse.

-          No puedo creerlo Sakura, eres mujer!!!!! – Ino se levantó a mirarme, o molestarme.

-          Déjala – le ordenó Sasuke sin mirarme, todos me habían mirado y me habían dicho algo, pero él no hizo ninguna de las cosas, solo le hablo a Ino y cerró los ojos, al parecer estaba durmiendo.  Asumí que nunca iba a ser lo suficiente para que me mirara más de lo normal. Y me quité el vestido, dejando ver mi cuerpito, de inmediato me lancé con un piquero al agua. Salí y Gaara estaba frente a mi. Sonriendo.

-          Qué pasa? – pregunté acomodándome el pelo.

-          Eres muy guapa – me abrazó por la cintura y me atrajo a él. Reí nerviosa y traté de alejarme. Quería hablar, pero como que no me salía la voz, solo podía sonreir, me gustaba cuando él me miraba, era como que me contemplaba.

-          No vamos a ir a la playa? – preguntó Ino, ahora estaba mojándose solo los pies en el agua – es hora, así después volvemos temprano y hacemos nuestra fiesta.

-          Va a haber una fiesta? – le pregunté a Gaara, al oído.

-          Sí – me dijo en un susurro – mañana iremos a la discoteca a bailar.

-          Ino tiene razón, deberíamos irnos – naruto comenzaba a salirse de la piscina tomó a hinata por la mano y la ayudó a salir.

-       

cambio... de machorra a sexy.... for you! by nox de chu_chiha

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fanfic.es/viewstory.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20