Atarashī genjitsu by Hibari Uchiha

Fanfics en EspañolEl sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

 Atarashī genjitsu by Hibari Uchiha
Summary:

Ahora que estaban ahi no sabian que hacer... habian anhelado tanto estar en aquel lugar que ahora que lo estaban no sabian como reaccionar...



Hibari y Lin tenian que enfrentarse a un nuevo mundo, lleno de monstruos, tan tecnologico, tan impresionante que no cabian en si para describirlo...

- Aun soñamos... - dijo Lin - esto no es real... es imposible estar en este lugar... soñamos...

- Sea lo que sea... yo quiero estar aqui - dijo Hibari temerosa - pero si es un sueño, debemos disfrutarlo.

- No lo se...

- Lin, nos damos nuestra bienvenida a nuestro nuevo mundo... a la nueva realidad... a Yu-Gi-Oh! ZEXAL... aqui es donde pertenecemos...

Y ahora... cuando estas rodeado de tanto sufrimiento y encuentras un lugar en donde puedes ser feliz... ¿como actuar cuando estas en el y en verdad es peor de lo que imaginas?

 

Personajes: Hibari Uchia y Lin Uchiha

Géneros: Romance, Drama, Acción/Aventura



Categories: ANIME/MANGA, YU-GI-OH Characters: Ninguno

Generos: Universo Alternativo

Advertencias: Lenguaje Obsceno

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 9 Completed: No Word count: 29923 Read: 846 Published: 07/02/2013 Updated: 13/02/2013
Summary:

Ahora que estaban ahi no sabian que hacer... habian anhelado tanto estar en aquel lugar que ahora que lo estaban no sabian como reaccionar...



Hibari y Lin tenian que enfrentarse a un nuevo mundo, lleno de monstruos, tan tecnologico, tan impresionante que no cabian en si para describirlo...

- Aun soñamos... - dijo Lin - esto no es real... es imposible estar en este lugar... soñamos...

- Sea lo que sea... yo quiero estar aqui - dijo Hibari temerosa - pero si es un sueño, debemos disfrutarlo.

- No lo se...

- Lin, nos damos nuestra bienvenida a nuestro nuevo mundo... a la nueva realidad... a Yu-Gi-Oh! ZEXAL... aqui es donde pertenecemos...

Y ahora... cuando estas rodeado de tanto sufrimiento y encuentras un lugar en donde puedes ser feliz... ¿como actuar cuando estas en el y en verdad es peor de lo que imaginas?

 

Personajes: Hibari Uchia y Lin Uchiha

Géneros: Romance, Drama, Acción/Aventura



Categories: ANIME/MANGA, YU-GI-OH Characters: Ninguno

Generos: Universo Alternativo

Advertencias: Lenguaje Obsceno

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 9 Completed: No Word count: 29923 Read: 846 Published: 07/02/2013 Updated: 13/02/2013
Story Notes:

Hola! Este es mi primer fic, asi que denme la oportunidad, esta dedicado a mi mejor amiga, por que amamos YGO! y en verdad queria dedicarle algo especial... por favor leanlo, acepto sugerenicas :D

Story Notes:

Hola! Este es mi primer fic, asi que denme la oportunidad, esta dedicado a mi mejor amiga, por que amamos YGO! y en verdad queria dedicarle algo especial... por favor leanlo, acepto sugerenicas :D

Capítulo 1 La Nueva Realidad by Hibari Uchiha
Author's Notes:

Hola! Bueno, este es mi primer capitulo, espero les guste por que me tome mi tiempo y esfuerzo, acepto sus opiniones y espero sugerencias para mejorarlo... se lo dedico a mi mejor amiga.

Author's Notes:

Hola! Bueno, este es mi primer capitulo, espero les guste por que me tome mi tiempo y esfuerzo, acepto sus opiniones y espero sugerencias para mejorarlo... se lo dedico a mi mejor amiga.

Capitulo 1: La Nueva Realidad

El dia apenas comenzaba, los charcos en el suelo reflejaban los rayos del sol que comenzaba a salir entre unas nubes grises del cielo. Una chica estaba observando su reflejo en el charco, su mirada triste, la mirada nublada y el rostro solemne, estaba uniformada con un jumper color rosa, un sueter color negro en el brazo izquierdo con una línea roja y una blanca y una camisa blanca. Llevaba calcetas blancas largas y zapatos negros, el pelo totalmente agarrado dejando el flequillo.

Apretaba fuertemente las correas de su mochila, viéndose por un momento mas en el charco. Camino un tramo hasta cruzarse con un grupo de chicos que si bien conocía esa chica, no quería verles a pesar de ir en su misma escuela, escuchaba que murmuraban entre ellos y la miraban riéndose, ella alargo el paso poniéndose roja.

Caminaba demasiado rápido, con la mirada baja, reflejando una enorme inseguridad, hasta que cruzo en un camino chocando con alguien.

- ¡Auch! – exclamo la otra chica con la que había cruzado - ¡Fijate por donde vas!

- Lo siento… - abrió los ojos – Disculpame Lin, venia distraída –

- Eso se notaba Hibari, jejeje, pero no importa – las dos chicas se levantaron, venían igualmente uniformadas, con el pelo agarrado. Las dos comenzaron a caminar, se miraban sonrientes, tranquilas, pues como no pensarlo, eran grandes amigas de corazón, siempre se les miraba juntas, en cualquier parte que había. Pero a pesar de eso, Hibari mostraba siempre una gran tristeza en los ojos, con lo que Lin no podía luchar, quería ayudarle pero no sabia como, tenia miedo de hacer algo que lastimara a su amiga.

Algunas veces se les miraba en silencio, como si se hubiesen peleado, pero ninguna de las dos hablaba, solo Lin la seguía, como amiga fiel, pero no sabia que hacer en esas situaciones difíciles, en el que sentía que Hibari no era la misma… Caminaban a veces en esos silencios incomodos y hoy, Hibari se miraba aun peor que días anteriores, parecía que con cualquier cosa se molestaría o se echaría a llorar. Lin no sabia que hacer asi que quedaron en silencio hasta la llegada de la escuela.

- Diablos, al parecer llegamos tarde a clases – exclamo Lin, con lo que las dos reaccionaron de inmediato y corrieron lo mas deprisa que sus pies se lo permitieron, hasta se saltaron al prefecto que trato de detenerles, inevitable para esas dos chicas. Llegaron jadeando hasta el salón de clases, todo su grupo se le quedo viendo, hasta el profesor de la primera clase estaba sorprendido.

- Señoritas, llegan tarde a clases – dijo el profesors, con lo que Lin esperaba que Hibari hablara, pues ella siempre daba la cara por esos problemas, ella siempre hablaba, tenia ese don de liderar, pero no hablo nada.

- Lo… lo sentimos… - dijo Lin, era obvio que habían llegado tarde por que Hibari estaba hundida en pensamientos que Lin no entendía, y Lin estaba ocupada tratando de adivinar que tenia su amiga para poder ayudarla, sea como sea, o fuera lo que tuviera, a paso lento que ni se dieron cuenta que habían de llegar tarde.

- Es que estaban ocupadas viendo su ANIME por la noche viendo a sus novios imaginarios, besando a la pantalla de su computadora, que se despertaron tarde – dijo una chica del fondo, bien era conocida en toda la escuela, todos se hecharon a reir.

Lin miro que Hibari cambio la mirada, por aquella que casi nadie conocía, una mirada de fiera a punto de echarse a su presa.

- Señorita Meiko, guarde silencio, ahora bien, ustedes ¿Por qué llegan a estas horas? 15 minutos tarde y… -

- ¡Asquerosas Otakus, lárguense! – volvió a gritar Meiko.

- ¡LAS TRES LARGUENSE DE LA CLASE! ¡QUEDAN SUSPENDIDAS UNA SEMANA DE LA CLASE DE IDIOMAS! – aunque Meiko protesto, las tres salieron del salón, rumbo a las oficinas del director.

Meiko protestaba por todo el camino que era su culpa, Hibari no hacia caso, se miraba aun peor de cómo la encontró Lin, comenzaba a preocuparse.

Si, ellas eran la burla de la escuela, las mejores amigas comparten sufrimientos, y ellas pasaban los peores. Eran molestadas en la escuela por ser Otakus de Corazon, lo que mas les encantaba, el anime, el manga, ser otaku, ellas lo disfrutaban de sobremanera, pero al parecer para toda la escuela era un delito ser Otaku, eran molestadas, aunque Hibari tenia una actitud muy peculiar, siempre su actitud era apagada por los demás, por eso se disfrazo tras una fachada de niña triste, sin remedio, timida, ya se había acostumbrado a eso en cualquier escuela a la que fue, pensaba que esa era su verdadera actitud, cuando no era asi, solo no quería dejar escapar su otra actitud por miedo, por que era el mundo contra ella.

Con Lin, la historia era similar, pasaba las mismas burlas, pero nunca dejaría a su mejor amiga, pero su problema era que era demasiado timida, no hablaba, no decía lo que pensaba, no sabia como hacer las cosas, tenia miedo, preferiría estar para su mejor amiga, que ella hablara por ella, por eso eran mejores amigas, tenían algunas cosas en común, ser otaku.

Aunque en la escuela había mas personas que les gustaba el anime, siempre rechazaban la idea de que les gustaba por el miedo de que los demás los rechazaran, a escondidas creían que Hibari y Lin eran valientes por mostrar su gusto, pero incluso hasta ellos las molestaban solo por quedar bien con los populares, con la chica anti Otaku, la mas bonita de toda la escuela: Meiko Hamington.

Estaban sentadas fuera de la oficina del subdirector, Lin quería decirle algo a Hibari, pero lo único que escuchaban era el parloteo de Meiko. Hibari abrió su mochila, saco un sobre y lo apretó fuertemente contra su pecho, Lin  solo la observo detenidamente. Unas gotas resbalaron por las mejillas de Hibari, Lin se sorprendió.

- Esta mañana… - susurro Hibari, con un tono quebradizo en su voz, hasta Meiko se callo – Llego este paquete a casa… un sobre con el nombre de papá y mamá – su tono se encortaba, el sobre que tenían en manos estaba arrugado, como si lo hubieran aplastado, estaba quemado de una esquina, no tanto, se observaban como cenizas…

- Unos hombres de defensa civil llegaron a… a… casa de mis tios esta mañana… Papá y mamá salieron la semana pasada a Japon…. Por… por… un asunto de negocios… - tragaba saliva muchas veces – me quede en casa de mis tios… le pedi a papá antier en la mañana que… que… me consiguiera esto… - saco de su sobre una carta de aquel anime que tanto ella adoraba, la cual era su fuerte en todo…

- Esa carta… - observo soprendida Lin – es…

- Hmp – aprobó Hibari, triste – El profeta del Fin del Mundo… - termino de decir, hubo un silencio, luego continuo… - pero… ellos no pudieron entregármela – solto el llanto y apretó fuertemente la carta – El hotel donde estaban… hubo una fuga de gas… y… y… - le costaba terminar… - mamá y papá, estaban adentro…. Explotaron las habitaciones… ¡no alcanzaron a escapar!... el hotel se derrumbo sobre ellos, por que exploto en los cimientos del hotel… derrumbándose sobre ellos… - exploto en llanto, Lin quería abrazarla pero no sabia si era conveniente hacerlo.

- Cuando… cuando… encontraron a mis padres… estaban… estaban…. – no dijo nada – solo encontraron en manos de papi… el sobre… que se molesto en conseguir para mi… incluso adorno mi nombre…. Hoy me fue entregado… - se solto a llorar en sus piernas… Lin observo la carta, según un portal de Internet, solo existían 12 de ellas en el mundo, de las cuales los fans se habían encargado de piratear, varias de ellas estaban perdidas en quien sabe parte del mundo, algunas otras estaban rotas y extintas, quedando solo 3 que estaban resguardadas y eran completamente nuevas, solo el mejor postor podía comprarlas a un precio alto y nada fácil… Esa carta era nueva, se miraba, un marco dorado, y Hibari la tenia en las manos, pero no estaba feliz, su padre la compro solo para ella, pero tuvo que pagar un precio cruel…

- Hmp – dijo insensible Meiko, que ignoraba aquello – dios, solo es un pedazo de papel, inservible, mas que para sus tontos jueguitos de Yu-Gi-Oh!... um… -

- Callate Meiko… - susurro Lin, ya que Lin era igualmente fanatica de ese anime. Habia pasado horas jugando con Hibari, era sensacional jugar, eran las mejores en los duelos, aunque siempre cuando se enfrentaban terminaban empatadas. En los torneos de Expos, siempre salian victoriosas ellas, pero esta vez su obsesion mas grande era el juego ZEXAL, la nueva franquicia de la serie… Se molestaban en admirar, hablar todo el dia de eso, pero ahora eso se había salido de la realidad, y la realidad de Hibari era otra, cruel y fea…

- Deja de llorar mocosa – dijo Meiko, entonces se harto de escucharla y le arrebato de las manos la carta de Hibari – Esta es la realidad, cruel y depiadada, acostúmbrate a ella Otaku, la vida de tus padres se esfumo igual que esta carta – lo dijo con un tono burlon, saco un encendedor y le prendió fuego. Ante los ojos de las chicas, la carta se esfumo en cenizas, quemándose, Hibari tenia los ojos abiertos como platos, y Lin igual.

La carta se consumio y Hibari sentía que la sangre le hervía, no dudo mucho en sus acciones - ¡HIJA DE PERRA! – se lanzo encima de Meiko, golpeándola en el rostro, mostrando aquel lado agresivo de ella, Lin no supo que hacer, Meiko gritaba y Hibari se desquitaba sobre su cara, golpeandla hasta el punto que le arranco un mechon de pelo y le sangro la boca. Las secretarias de la oficina salieron de inmediato y las separaron, Hibari parecía loca, tratando de zafarse de aquellas mujeres…

Dos chicas caminaban por un tramo lleno de arboles, Hibari tenia la falda manchada de sangre, estaba con la mirada baja, en aquel momento cuando las secretarias soltaron a Hibari, Lin no dudo y agarro del brazo a Hibari, corrieron antes de que Hibari se volviera a lanzar sobre Meiko, saltaron una de las bardas detrás de la escuela, era la mas baja pero nunca lo habían intentado y le dio miedo a Lin de que llamaran a la policía y se llevaran a Hibari, por primera vez reacciono asi, pero era por defender a su amiga. Corrieron hasta un lugar que nadie las encontraría: El bosque. Ahí, habían pasado horas jugando, incluso tenían un lugar secreto en el bosque, un lugar que nadie jamás encontraría y era solo de ellas. Esa mañana estaba agradable después de la lluvia de la noche, por al menos Hibari se había tranquilizado y Lin no sabia que decir, puesto que habían golpeado a Meiko, seguramente sus amigas las estaban esperando para darles una paliza en la salida, y Lin sabia que Hibari podría con todas, pero en el estado que estaba no creía exponer a su mejor amiga. En el bosque de la ciudad, había personas conviviendo de ese agradable dia soleado. Las chicas solo caminaban.

- Desearia que mi vida fuera otra… - dijo Hibari

- No digas eso… - dijo Lin.

- Vivir como en un anime, igual que Yu-Gi-Oh! ZEXAL, solo imaginalo Lin, estaríamos bien ahí, jugando duelos, fueramos las reinas, con Yuma no tendríamos problemas, estaríamos bien, el siempre gana y siempre estaríamos bien, con los personajes que nos gustan… Ryoga Kamishiro, si estuviera con el…. Me encantaría que fuera mi novio… me defendería eso lo creo… y nadie nos rechazaría en ese mundo…

- No… no Hibari… - dijo Lin, pero la idea no sonaba mal, además quería animar a su mejor amiga – Tienes razón, viviríamos bien ahí, con nuestros personajes favoritor ¿Te imaginas? Fueramos las reinas de ahí, tendríamos novio… amigos de verdad… nadie nos rechazaría…

- Aquí nadie nos quiere… ¡Mirame nada mas! Soy fea, de pelo horrible, no tengo un cuerpazo ni nada asi, no soy bonita, nadie se fijaría en mi, nadie me consideraría, no fuera mas que una basura en este mundo…

- Y yo quiero ser Obomi!!! – dijo Lin, las dos rieron, se miraron y suspiraron, pero Hibari segua triste por la muerte de sus padres – Desearia vivir en Yu-Gi-Oh! ZEXAL…

- Yo igual deseo lo mismo… - suspiro Hibari, de repente sintieron un temblor horrible, la gente se miraba de lo mas normal y solo ellas se sentían asustadas, mientras que ellas volteaban a todos lados, se abrazaron fuerte y al parecer los temblores siguieron y luego cesaron, la gente pareció no haberlo notado… - ¿Cómo no notar algo asi? – pregunto Lin, volteo a ver a Hibari, parecía tener mucho sueño, como a punto de desmayarse, entonces siguieron caminando, adentrándose mas al bosque, pero al parecer el tramo donde entraron jamás lo habían visto, se volvió oscuro.- Debemos regresar, este tramo nunca lo había visto – dijo Lin… Caminaron al lado contrario, no encontraban salida, esta vez corrieron de un lado a otro, al parecer se iban adentrando mas y mas dentro del bosque - ¿Cómo es posible esto? No hay mucho bosque en esta ciudad mas que una mancha verde – dijo Lin.

Ambas sacaron su celular, no había señal y estaban fuera de servicio. La oscuridad se iba haciendo mas profunda. Las dos comenzaban a asustarse.

- Creo que seria mejor la paliza que nos pondría Meiko que estar aquí… - dijo Hibari y aunque sabia de que Lin tenia miedo no lo mostraba por no querer mostrar su verdadera realidad. Hibari le agarro la mano a Lin, y siguieron caminando.

- Este tramo no lo había visto nunca – dijo Lin, pero parecía que Hibari por cada paso daba un bostezo. Lin se comenzó a preocupar. Entonces a Lin le pareció estar escuchando una voz, sentía un gran escalofrio en su espalda y solto a Hibari por un momento…

Hibari había soltado a Lin y de repente escucho la voz de sus padres…

- Ven Hibari… No te preocupes, estamos bien tu madre y yo… Sentimos haberte preocupado… Ven… estamos bien…

- ¿Padre? – siguió aquella voz sin que Lin se diera cuenta, parecía hipnotizada, aquella voz sigui hablándole y ella sonreía, lloraba de felicidad, de repente escucho una voz detrás de ella y cuando volteo…

- ¡ZAZ! – una rama había golpeado su cabeza, dejándola inconciente, cayo lentamente al suelo, derramando sus lagrimas lentamente, sollozaba, quedo tirada en la oscuridad de ese bosque…

 

¡Hibari! – gritaba desesperadamente una chica que corria en la oscuridad del bosque buscando a su mejor amiga - ¡No me hagas estas bromas! – corrió de un lado a otro, espantada de lo que sucedió con su amiga, ahora estaba sola, preocupada por lo que le pudo haber pasado, corria sin ver, sentía que alguien le respiraba en el cuello… Yacia el cuerpo de una chica en el fondo de un pozo, no muy profundo, parecía estar muerta, per aun respiraba, se había golpeado la cabeza y ahora estaba durmiendo en aquel pozo de un bosque tal vez inexistente…

- ¿Ustedes creen que estar aquí es difícil? No han visto nada… De sus palabras se arrepentirán… Su mas anhelado sueño… se convertirá en su peor pesadilla… - aquella voz, parecía solo el silbido de las hojas que el viento soplaba, mas que eso… Ellas no sabían lo que estaba a punto de suceder… Compartian el sufrimiento…. Que será ahora lo que tengan que compartir…

 

- ¿Dónde estoy? – dijo una chica de pelo castaño oscuro y ojos color miel… Se encontraba en un panorama oscuro a su alrededor… - ¿Lin? – susurro asustada, su labio temblaba y camino, estaba totalmente oscuro dentro de aquel sitio. –Tal vez estoy soñando – camino nuevamente, lo único que recordaba era que se había golpeado en la cabeza con algo muy fuerte…

- A lo mejor estoy desmayada… sola… en aquel suelo… - entonces sintió que todo a su alrededor comenzó a moverse, la gran oscuridad comenzaba a tomar forma, pero ella no se daba cuenta…

- Papá… mamá… - cerro los ojos y tenia ganas de llorar, apretaba la falda rosa que traia de su uniforme… unas lagrimas le desbordaron por los ojos cayendo en el suelo que ahora era rojo…

- ¿Por qué lloras? – la voz que escucho era inexpresiva, profunda, daba una gran sensación de miedo… Sintio un sudor frio en su espalda y sus ojos estaban sin expresión alguna que diera… Los ojos de aquella forma oscura eran rojos profundos, daban miedo… Hibari estaba asustada…

- ¿Tu quien eres? – susurro asustada retrocediendo… La forma se desvaneció y luego apretó sus muñecas fuertemente, colocndose detrás de ella, agarro su cuello fuertemente mientras que Hibari se resistía a la fuerza de aquella forma inhumana…

- ¿Crees que tus problemas son difíciles? No sabes lo que es un problema… Te arrepentiras de tus palabras… - la voz respiraba en su cuello.

- ¿D-donde esta Lin bestia? –

- Hmp – se burlo la forma – no sabes en los lios que se ha metido… Tu amiga… podría correr peligro por tu culpa… Su mayor anhelo se podría convertir en su peor pesadilla… Bienvenida a tu nueva realidad –

Hibari no entendía lo que trataba de decir, se zafo de aquella sombra y trato de correr pero en ese momento cayo nuevamente al suelo, escucho que aquella forma comenzó a reírse de ella.

- Que comience el juego… -

 

 

- Uy… mi cabeza… - Hibari sentía los parpados pesados, el cuerpo totalmente blando, como si hubiese hecho un largo viaje en el que estuvo en una misma posición, le dolia el cuello y casi no pensaba en nada, le dolia la cabeza de sobremanera. Recordo que se había golpeado en la cabeza con una rama, y ese extraño sueño de aquella sombra parlante (gracioso) hasta que recordó que había estado en el bosque con Lin, y ella, no sabia donde estaba, que habría pasado con ella…

- ¡LIIIIN!!! – exclamo y abrió los ojos de un jalon y levanto la cabeza pero sintió que nuevamente se había golpeado con algo, y si que estaba muy duro…

- ¡AUCH! – exclamo llevándose las manos a la frente y agachándose, refugiándose entre sus piernas. – Si que me duele la cabeza… auch… que duro… - abrió los ojos y miro un piso de césped verde, como artificial pero sentía que había personas a su alrededor… Levanto la vista pero el sol daba a todo y la cego.

Se tallo los ojos repetidas veces, tratando de ver, pues miraba borroso a su alrededor, alcanzaba a prescenciar formas humanas alrededor de ella - ¿Lin eres tu?

- Vaya que si tienes la cabeza dura – esa voz le causo un escalofrio en el cuerpo, volteo lentamente a ver quien era quien estaba detrás de ella, lentamente pues por algo, esa voz le causaba una familiaridad, y a la vez se golpeo la cabeza con…

- Tu… eres… eres… Kamishiro Ryog…a – sus palabras se arrastraron a su asombro…

End Notes:

Les gusto? espero que si, bueno, no se cuando actualice pero esperenlo muy pronto, acepto sus sugerencias :D  y si nunca han visto el ZEXAL se los recomiendo pra que le entiendan mejor...

End Notes:

Les gusto? espero que si, bueno, no se cuando actualice pero esperenlo muy pronto, acepto sus sugerencias :D  y si nunca han visto el ZEXAL se los recomiendo pra que le entiendan mejor...

Regresar al índiceCapítulo 2: Sueños Reales by Hibari Uchiha
Author's Notes:

Em... al parecer nadie ha leido mi fanfic, bueno nadie en lo absoluto, pero la vdd no me importa, yo tengo mi historia aqui y ya! Yo solo tengo el objetivo de que una persona lo lea, aunque sea una, y que esta historia le agrade: Mi mejor amiga Lin Uchiha... 

Author's Notes:

Em... al parecer nadie ha leido mi fanfic, bueno nadie en lo absoluto, pero la vdd no me importa, yo tengo mi historia aqui y ya! Yo solo tengo el objetivo de que una persona lo lea, aunque sea una, y que esta historia le agrade: Mi mejor amiga Lin Uchiha... 

Capitulo 2: Sueños Reales

- Kamishiro Ryog…a – las palabras de Hibari se arrastraron ante el asombro de esa prescencia, lo miro fijamente de arriba hacia abajo, asombrada, con lo que al parecer esto le molesto al chico…

- ¡Lo siento Hibari-sama! ¡Lo siento! ¡Lo siento! – se acerco otro chico rápidamente arrodillándose ante Hibari y pidiendo disculpas (estilo japonés) parecía muy asustado y Hibari lo miro algo confundida, pues no sabia ni que pedo estaba sucediendo ahí, pero algo si estaba muy extraño: ¿Dónde mierdas estaba? Todo era diferente… todo… no sabia en que sitio estaba, recordaba que estaba en el bosque con Lin, pero como había llegado aquel sitio…

Miro a su alrededor, edificios grandes, estaba el sol en medio del cielo azul, dando con todo su esplendor, y ella se encontraba en medio de un campo, arrodillada, un campo al parecer de futbol… Todo era tan grande, tan… tan irreal… Pero la prescencia de esa persona… El asombro que tenia… Aquel chico tenia la mano en la frente, como sobándose de un golpe… pero Hibari había olvidado lo que había a su alrededor, solo se quedo mirando al chico que se estaba arrodillando frente a ella… Observo una de sus manos… Se sorprendió que tuviera una forma no real, como animada, como si ese cuerpo no fuera suyo y estuviese viendo una caricatura…

- ¿Qué sucedió? – pregunto, temblando su mano y sus labios.

- ¡Es que Hibari-sama! – dijo el chico arrodillado, con un tono asustado - ¡Yo… yo! ¡Por favor no me golpees! – exclamo asustado el chico. Hibari solo se le quedaba viendo con los ojos abiertos…

- Bueno… - Ryoga se acerco con lo que Hibari se asusto un poco y sentía como si estuviese en una montaña rusa peligrosa – Estabamos en la practica de Soccer y pues… El te golpeo en la cabeza con el balón… Te desmayaste por unos minutos y me acerque a revisarte… Ahí fue donde tu me golpeaste con la cabeza… - dijo en un tono frio y con una mano en la frente expresando dolor.

- ¡Por favor no me lastimes! – decía el chico que estaba arrodillado constantemente, Hibari no sabia que decir, que había sucedido después de haberse golpeado en el bosque…

- T-tengo que encontrar a Lin… ¿Cómo llegue aquí? – susurro dándose cuenta que no estaba en su mundo real, estaba en un mundo animado, un mundo que ella si bien conocía a vista… - ¡Tengo que encontrar a Lin! –Exclamo, se levanto rápidamente y corrió por toda la cancha hacia una salida.

- ¡Señorita Uchiha! – alguien grito, pero Hibari siguió corriendo, pues ese no era su nombre, asi que no deberían estarle llamando a ella - ¡Señorita Uchiha! ¡Uchihaaaaaaaa!! – siguió gritando esa persona y Hibari volteo, tropezándose con el poste de la portería…

- Auch…. No otra vez… mi cabeza… - se levanto dispuesta a volver a correr, pero esta vez alguien le toco el hombro…

- Señorita Uchiha…

- um? – volteo algo confundida, mirando una forma humana animada, un adulto.

- Usted aun no se puede ir, no se ha terminado la practica Uchiha…

- Ese no es mi nombre, yo no me llamo Uchiha…

- Bien, si usted no es Hibari Uchiha, ¿entonces quien mas es Uchiha aparte de su hermana Lin Uchiha? –

- ¿Lin? – susurro, estaba recordando que, entre todos los animes que había visto, Naruto era uno de sus favoritos, claro estaba que el apellido Uchiha venia de ese anime, pero ella no se apellidaba asi, además, a Lin y a ella les encantaba Sasuke Uchiha a tal grado que se habían puesto ese nombre solas, y ahora, en ese lugar, la reconocían con ese apellido, pero ¿A Lin igual?

- Ademas Lin es mi mejor amiga, no mi hermana… -

- Dejese de tonterías, todos aquí sabemos que Lin es su hermana, no me quiera ver la cara de tonto señorita Uchiha

- Pero es verdad Lin es… - entonces su cerebro capto algo - ¡¿Usted sabe donde esta Lin?! – exclamo Hibari levantándose y agarrando el sueter del entrenador.

- ¿Me mira cara de niñero o que? Lin ni siquiera va en este grupo, creo que el golpe del balón si te afecto un poco la cabeza, deberías ir a enfermería… ¿Alguien quiere acompañarla a la enfermería? – varias manos se alzaron entre los jugadores que había en el campo, los observo por un momento Hibari, en cuanto tuvo la oportunidad se agarro a correr pero otra vez la detuvieron…

- Al parecer usted se siente bien ya que esta corre y corre, deje mejor eso para continuar con la practica de soccer –

- ¡Pero a mi ni siquiera me gusta el soccer! – exclamo Hibari, con lo que todos se le quedaron viendo, con algo de rareza en la cara. Hibari se dio cuenta de eso, se puso algo roja y tuvo que inventar algo para poder zafarse de ahí… - Entrenador, me duele la cabeza después del balonazo… Creo que debería ir a enfermería… ¿Me permitiría salir de la practica de soccer entrenador? – tenia que funcionar eso.

- Si, adelante Hibari, puedes ir – Hibari se retiro por una puerta de la cerca, camino unos pasos lejos mirando al suelo, volteo y cuando nadie la estaba viendo, se hecho a correr hasta que se canso. No le importo el lugar donde estaba y cuando se dio cuenta de ello, estaba en un mar de estudiantes. Personas animadas, totalmente extrañas para ella y lo que estaba acostumbrada, se acercaban a ella, pero Hibari estaba asustada, siguio corriendo – Alejense de mi, ustedes no son reales – exclamo, pero nadie le tomo importancia….

- Por dios, donde estoy… - cuando se dio cuenta – Estoy en… en… Hearthland – miro asombrada el patio principal de la escuela, los edificios grandes, los chicos teniendo duelos, todo era un sueño, no era real…

- Esto no es real, es un juego, aun estoy desmayada – pero por mas que se decía eso, algo le decía que eso era real, que no se hiciera tonta, que eso existía…

- No, esto no… Alguien me esta jugando una broma pesada, como siempre, seguramente Meiko planeo esto para vegarze de que la golpee – pero por mas que se decía, no lograba convencerse – pero ¿Dónde habrá conseguido unos graficos asi y lograr que esto pareciese real? – se quedaba mirando todo con asombro. Luego tropezó con una chica. Esta se levanto y levanto a Hibari, pero su mano se sentía tan real, como si fuese humana, pero eso era una animación…

- Te he estado buscando Hibari-sama –

- ¿Cómo sabes mi nombre? – dijo Hibari algo asustada.

- No juegues, es algo urgente, es de tu hermana Lin… - al escuchar esto Hibari reacciono agresiva, exigiendo que le explicara donde estaba…

- E-espera Hibari-sama – dijo la chica algo asustada y apartándose – bueno… estábamos en clase de matematicas con el Sr. Kay…

- Sr. Kay?? – se quedo pensando Hibari, ese nombre ya lo había escuchado, ver visto a Ryoga Kamishiro… El uniforme de la chica, una falda rosa y blusa blanca con rosa, calcetas negras largas. Ella estaba vestida con unos shorts rosa y camisa blanca, estaba temblando…

- No… puede ser… esto… es…

- ¿Hibari te sientes bien?

- ¡Dime que le paso a Lin!

- Estabamos en clase hasta que me di cuenta de que estaba dormida en medio de la clase, al principio pensé que se aburrió y se quedo dormida, hasta que el Sr. Kay se acerco y no despertaba, nos asustamos y luego ella despertó diciendo tu nombre, luego se quedo mirando alrededor, y parecía asustada, como si hubiese visto un fantasma, entonces grito diciendo que en donde estaba, nosotros quisimos tranquilizarla pero nuevamente se desmayo, golpeándose la cabeza… El sr Kay me mando a buscarte…

- ¡¿Cómo esta?! – los labios de Hibari temblaban – Bueno, ya detuvieron el sangrado, todo el riesgo paso, solo fue un ligero sangrado, no se abrió la cabeza ni nada por el estilo, asi que el Sr. Kay me mando a buscarte –

- ¡Llevame con Lin! – exclamo Hibari, asi que la chica le agarro el brazo y corrieron hasta entrar al edificio de la escuela, Hibari no estaba segura en entrar pero aun asi lo hizo y entraron a un pequeño cuarto en el que la puerta decía “Enfermeria” donde Lin estaba postrada en una cama pero Hibari no la reconocia, estaba, totalmente como aquellos seres. Animada. Como si fuese un anime… Gestion de Procesos o BPM: tutoriales, noticias, trucos, consejos y todo sobre Gestion de Procesos en español Tutoriales sobre Gestion de Procesos BPM

- Esa no es Lin – exclamo Hibari – Jejeje, no juegues Hibari-sama, tendrá vendajes en la cabeza, pero totalmente ella es tu hermana – Hibari no sabia si acercarse asi que lentamente lo hizo… Estaba despierta…

- Hibari!!!!- reacciono la chica en la cama y se abalanzo sobre Hibari con lo que las dos terminaron en el suelo. La chica se quedo mirando a Hibari, como si no la reconociera, pero después reacciono.

- Tu… no… no eres Hibari –

- Claro que si lo soy… solo que… - nuevamente Hibari miro sus manos, estaban animadas, sentía el cuerpo ligero, frágil, tenia la sensación de que ese cuerpo no le pertenecía. Se levanto y levanto a Lin, las dos se miraron fijamente y… - Dios mio, que sucedió con nosotras… - susurro Lin mirando a Hibari, las dos con formas animadas, líneas bien definidas, casi tan real…

- Las dejo solas… - se retiro la chica y quedaron las dos completamente solas… Hibari se miro en el espejo que había en aquel cuarto: ojos grandes color amarillo y una boca pequeña, pelo color castaño oscuro con mechas rubias (WTF?!) con una cabeza no proporcional a su cuerpo, delgada, con una camisa blanca con líneas rosas y un short del mismo color… - Esto… ya lo había visto antes – volteo a ver a Lin, lo mismo pasaba ojos grandes, pero cambiaron su color de negros a gris, Lin no tenia ese color  de ojos y tampoco Hibari, el pelo de Lin era negro con algunas puntas coloreadas de Rubio, esas no eran ellas, eran otras cosas…

- Hibari, esto, ¿Qué fue lo que paso? – Hibari no sabia que decir ante eso, las dos se miraban asustadas, temblaban. – Esto es un sueño ¿verdad Hibari? –

- No… no creo que sea un sueño… - susurro Hibari – por lo regular… - no quería decir eso pero tenia que hacerlo – cuando te asustas en un sueño, despiertas en seguida, y no recuerdas como comenzó ese sueño, ni algunos detalles de lo que sucedió, no tienes mente en los sueños, si te golpeas con algo, te despiertas, si te desmayas en tus sueños… despiertas… dime ¿Por qué no hemos despertado Lin? – los ojos de Hibari estaban critalizados, Lin imagino que, Hibari ya había pasado por esas cosas, ya se había golpeado y no despertó, ella ya se había desmayado y despertó en el mismo sueño, las dos estaban asustadas y… no despertaron. Lin no sabia que hacer asi que agarro a Hibari de la mano y la miro fijamente…

- Hibari, esto no es real, tenemos que salir de aquí, despertar de alguna forma – Lin seguía pensando que esa forma animada no era Hibari, pero sentia que esa cosa si era su amiga. Lin se quito los vendajes de la cabeza, y salieron en seguida de esa habitación. Trataron de correr hacia quien sabe donde, el punto era salir y despertar de ese sueño. Incluso se llegaron  a golpear unas a otras para despertar… nada… Siguieron corriendo por 20 minutos y nuevamente llegaron a la plaza central de la escuela. Lin quedo asombrada, todo eso ya lo había visto antes… Los chicos teniendo duelos, el juego de monstruos, ese uniforme y la forma en que estaban animadas…

- No me digas que… - quedo boquiabierta.

- Lin, nuestro deseo se hizo realidad – susurro lentamente Hibari, con lo que Lin volteo asustada – Estamos en… Yu-Gi-Oh! ZEXAL. – Las dos se miraron fijamente.

End Notes:

Ah... es algo tardado mi historia... pero la vdd a mi me gusta la redaccion, y espero ser de las primeras en haber hecho un fanfic de la franquicia ZEXAL. Saludos :D

End Notes:

Ah... es algo tardado mi historia... pero la vdd a mi me gusta la redaccion, y espero ser de las primeras en haber hecho un fanfic de la franquicia ZEXAL. Saludos :D

Regresar al índiceCapítulo 3: La Silueta Negra by Hibari Uchiha
Author's Notes:

Bien, aqui esta el siguiente capitulo, es algo lento, si ya se, casi hago un dia en 10 capitulos jajaja bueno, espero que les guste y dejen comentarios aunque ya se que no tengo ninguno. Pero asi se empieza y este es mi primer fic, por eso ha de ser algo compliacod

Author's Notes:

Bien, aqui esta el siguiente capitulo, es algo lento, si ya se, casi hago un dia en 10 capitulos jajaja bueno, espero que les guste y dejen comentarios aunque ya se que no tengo ninguno. Pero asi se empieza y este es mi primer fic, por eso ha de ser algo compliacod

Capitulo 3: La silueta negra

Las dos se miraban fijamente, asustadas, asombradas de lo que había a su alrededor, pero Hibari estaba con la mirada baja, Lin susurro algo, casi inaudible.

- Entonces… aquella sombra tenia razón – Hibari reacciono, mirándola fijamente a los ojos.

- Tu… Lin… ¿Miraste acaso una sombra con ojos grandes rojos? – Lin asintió, dándose cuenta de que a las dos les había pasado lo mismo, entonces Hibari comenzó a contarle lo que había pasado, desde que se perdieron en el bosque, las voces de sus padres, la sombra aquella que le respiraba, su encuentro raro con Ryoga Kamishiro, el lugar donde estaba hasta encontrarse.

- ¿Qué paso contigo Lin? –

- Bueno yo… - miro a un lado – Algo similar a lo que te sucedió a ti…

FLASH BACK

Lin recordaba haber caído en un pequeño pozo y haber perdido el conocimiento. Algo que igualmente recordaba era que el suelo era frio, helado, incomodo. Ahora se sentía que estaba en un lugar suave, algo comodo, se sentía calido pero a la vez sentía el cuerpo pesado, como si no quisiera levantarse y tuviera imanes en todo el cuerpo, sentía algo de frio en las piernas, pero a la vez escuchaba voces al fondo de su alrededor. Entonces recordó que había estado en el bosque, y que Hibari se había perdido, tenia que encontrarle o quien sabe que le habría pasado.

- ¡HIBARI! – grito abriendo sus ojos como platos por el susto. Pero cuando los abrió miro a varias personas a su alrededor, pero no eran humanos, no como ella los conocía… Eran cosas, exageradas en sus proporciones, como dibujos, como si frente a ella hubiese dibujos. Quedo un momento en silencio.

- ¿Dónde estoy? – susurro inaudible. Miro a su alrededor, todos estaban viéndola hasta que alguien hablo…

- Vaya que despertó señorita Uchiha, estábamos preocupados – ese tipo le sonrio, era una persona adulta, pero, con líneas definidas, como si… fuera una caricatura no real, Lin estaba asombrada, hasta que le toco el hombro, eso se sintió muy real, entonces miro la mano de ese hombre o cosa, luego se dio cuenta de que su mano casi era igual. La movio dos o tres veces, en efecto era su mano, animada, estaba temblando, la miro detenidamente. Luego volteo a ver aquellas formas.

- ¿Te sientes bien Lin? – esa persona le seguía hablando - ¿Cómo… como… sabe mi nombre? – lo miro detenidamente, y este sonrio, hasta que su mente pudo reconocerlo – Usted es… ¿Sr Kay? – se quedo pensando sin darse cuenta de que sus ojos temblaban. Todo aquello parecía una caricatura… - Este cuerpo… no es mio – pensó, al ver sus piernas animadas, todo animado, estaba asustada.

-¿Señorita Uchiha? – otra vez dijo es hombre.

- ¡Yo no me llamo Uchiha! – reacciono pero todos se le quedaron viendo – No se como saben mi nombre… - estaba gritando pero de repente paro, ella no acostumbraba a eso, pero estaba asustada y su voz reaccionaba por si sola -  Pero yo no soy Uchiha… -

- Wow Lin, si que aun estas dormida – dijo una chica rubia que estaba al lado de ella, con unos ojos grandes saltones. Lin estaba asustada y recordó otra vez a su  amiga…

- ¿Dónde esta Hibari? – grito.

- Bueno, conociendo a tu hermana ha de estar en la practica de soccer – volvió a decir aquella chica.

- ¿Hermana? ¿Soccer? – exclamo otra vez – Ustedes están mal, Hibari no es mi hermana, es mi mejor amiga y además a ella ni le gusta el soccer –

- Awww que lindas – exclamo un chico del fondo – Son tan unidas que ahora las Uchihas son hermanas mejores amigas –

- ¡Ademas a quien le importa si a tu hermana no le gusta el soccer! – exclamo otro muchacho al lado de Lin - ¡Si tu hermana se mira bien guapa jugando soccer! – de repente los ojos del chico formaron corazones asustando a Lin.

- ¡No se me acerquen! ¡Ustedes no son… reales! – Se paro de la silla en donde estaba alejándose de los demás.

- Uchiha bajate de ahí y continuemos con la clase – dijo el rpfesor cambiando de tono a serio.

- ¡Yo no me llamo Uchiha! ¡Donde esta Hibari! – siguió gritando asustada.

- Bien, usted no es Uchiha, es Lin sin nombre, y tal vez su hermana es Hibari sin nombre y no Hibari Uchiha – dijo el profesor.

- ¡Necesito encontrar a Hibari! – entonces salto, sintiendo el cuerpo pesado, pero por eso, sintiendo su cuerpo aun muy débil, tropezó y golpeo en la cabeza, dejándose azotar contra elsuelo, viendo formas borrosas acercarse deprisa a ella, escuchando voces al fondo.

- ¡Sora! ¡Busca a Hibari! – escucho una voz al fondo, hasta que por fin en su mente cesaron esas --voces, cerro los parpados undiendose en la oscuridad.

 

Una chica pelinegra se encontraba  durmiendo en un suelo totalmente oscuro, no se distinguía del techo o lo que fuera, el panorama era totalmente negro, oscuro. De repente, la chica comenzó a abrir los ojos lentamente, temblaba su mirada. Se sento, sin darse cuenta en donde estaba, miro nuevamente su mano.

- Genial, esta es su forma real, asi, humana – había recuperado la forma de sus líneas, humanas, reales – Todo eso era un sueño – pero al percatarse de su alrededor, se asusto aun mas - ¿Dónde estoy? – se levanto algo temerosa, pensando en lo que había sucedido  - Seguramente otra vez estoy soñando – cerro los ojos y los abrió… pero frente de ella estaban dos ojos grandes, gigantescos, de color rojo, se estremeció, sentía miedo, quizo correr al lado contrario, pero su cuerpo se entumeció y no podía hacerlo.

- ¿Qué pasa, acaso quieres huir pequeña? – una voz se escucho, recordó que anteriormente la había escuchado, en el bosque donde estaba con Hibari.

Aquella voz, la oscuridad tomo una forma muy irregular, el panorama se volvió rojo, frente a ella solo había una nube color negra con ojos rojos, sentía miedo, no podía moverse, eso no era eal.

- ¿Q-que quieres? –

- Niñas tontas, dicen las cosas sin tomar nada en serio – se rio – esta es tu propia pesadilla, creada por ti y tu amiguita, ustedes mismas crearon un mundo en donde las cosas son difíciles, ustedes tenían la decisión de elegir y ahora… - la sombra se coloco detrás de ella aprisionándola -  Yo controlare su decisión… querías estar aquí ¿no? Quiero verlas sufrir y pedirme piedad… - la sombra se volvió a reir – Bienvenida a tu nueva realidad Lin Uchiha… - Lin volvió a asustarse, esta vez la sombra apretaba fuertemente sus manos, el dolor era horrible, hasta que nuevamente cayo inconciente….

 

Lin, se sentía nuevamente pesada, pero esta vez escucho voces al fondo, abrió los ojos nuevamente, miro a alguien frente a ella - ¡Hibari!- se abalanzo sobre ella, pero había algo raro, aun era una forma animada, miro detenidamente a su amiga, con ojos saltones, boca pequeña…

FIN DE FLASH BACK

- Asi que… esto no es casualidad – dijo Hibari – pedimos estar aquí  alguien nos concedió el deseo, pero… no logro aun entenderlo ni asimilarlo… ¿Quién seria capaz de hacer estas cosas? – Lin no dijo nada, como siempre, pensó Hibari.

- En nuestro mundo no existe nada de esto, nada de fantasias, nosotras miramos esto, pero sabemos que no existen estas cosas, y aun asi, en nuestro mundo, alguien fue capaz de concedernos nuestro mas anhelado sueño y… lo tomamos a la ligera, sin saber nada ¡Miranos! Ahora que estamos aquí, no nos sentimos bien, estamos asustadas… - Hibari camino solo dos pasos, mirando a su alrededor, extendió los brazos y dio un giro.

- ¿No te parece fantástico Lin? – dijo Hibari pero Lin no decía nada – Vamos, estamos aquí, alegrate, estamos donde queríamos estar, aquí, alla, en nuestro mundo, nadie nos extrañara, yo…  yo no tengo nada mas… Dime, yo perdi a mis padres… No quiero ser una carga para mis tios, en la escuela me odian, no sabes lo infeliz que soy, y… aquí podríamos ser totalmente felices, en el mundo que anhelábamos, si es por mi, a mi me agrada la idea de quedarme en… en esta realidad –

Lin no sabia que decir, miraba a Hibari que sonreía, como hace mucho tiempo que no lo hacia, lo único que no pensaba Hibari era en la vida de Lin, ella tenia padres, una hermana, pero al igual su vida era totalmente infeliz, y ahora, el mundo no notaria su auscencia en su mundo. Pero Lin sentía miedo de estar en un mundo totalmente desconocido para ellas.

- E-esta bien… Hibari… yo… me quedare contigo – termino de decir Lin, no muy convencida de eso “Yo no quiero estar aquí” pensó Lin. Pero miraba a su amiga tan radiante que no le importo nada mas.

- Pero Hibari, hay algo mas, ¿Qué hay con esa sombra que miramos? – Hibari volteo a verle – Dime, ¿acaso esto no te parece raro? Nadie puede ser capaz de hacer estas cosas, seguramente aun estamos soñando, ahí estamos tiradas en medio del bosque, no hay que… ilusianarnos – la cara de Hibari se torno seria.

- Bien, si es un sueño, entonces ¿no crees que deberíamos disfrutarlo? Hemos sufrido tanto, que merecemos esto, debemos gozar este sueño…

- ¡Pero aun asi! – Lin levanto la voz con lo que Hibari se sorprendió – Nosotras… nosotras… ¡Estamos acostumbradas a otro mundo! ¡Esto es tan… tecnológico! ¡Nosotras no pertenecemos aquí! –

- ¿Estas tratando de decir que merecemos sufrir en el mundo en el que estamos? – Hibari se escuchaba enojada con lo que dijo Lin – Bien, aya tu si quieres vivir en aquel lugar entre personas que te hacen sufrir, pero yo me quiero quedar aquí y nunca despertar… - Hibari camino sin saber a donde, pero Lin estaba asustada, si Hibari la dejaba ahí sola, no sabria que hacer, Hibari siempre había visto por ella y ahora… Ademas ¿Cómo saldría de ese sueño si Hibari ya le había explicado como y nada funciono?

- ¡Espera! Perdoname Hibari… yo… lo siento estare contigo siempre – Hibari sonrio aunque Lin se estuviese muriendo del miedo.

- Bien, no te preocupes, recuerda que en Yu-Gi-Oh! ZEXAL Yuma siempre gana, hay que confiar en el, aquí los buenos siempre ganan asi que deberíamos buscarle y no te preocupes por esa sombra , sea lo que sea, tal vez ese si fue un sueño, vamos a buscar a Yuma… -

- Espera Hibari -  se detuvo en seco – miranos, tu tienes uniforme color rosa y yo igual, dices que Shark estaba ahí cuando despertaste y que estaban en practica de soccer, entonces el esta en tu grupo…

- Vaya – se sonrojo Hibari - ¿y que con eso?

- Recuerda que en este anime, el uniforme color rosa representa el séptimo grado escolar, o sea primero de secundaria, entonces si Shark estaba en tu grupo y tu tienes uniforme rosa, eso quiere decir que estas en el séptimo grado… -

- Entonces quiere decir… -

- Si, cuando nosotras mirábamos esta serie Shark estaba en segundo o sea en octavo, y Yuma en primero, lo que quiere decir que si Shark esta en primer año, entonces Yuma no esta aquí, si no en primaria…

- ¡Esto no puede ser! – exclamo Hibari - ¡Era con lo único que contábamos! –

- Si, ahora si estamos perdidas…

- Pero… Si aun no han sucedido los eventos de la serie… podemos… ¡podemos prevenir a los personajes! – exclamo alegre Hibari… - Pero hay otra cosa, cuando despertamos, a ambas nos reconocieron… como si nosotras viviéramos en realidad aquí… En Hearthland, como si fueramos parte de la Historia de ZEXAL

- Es cierto, dijeron todos que eramos hermanas y… nuestro apellido Uchiha… - exclamo Lin.

- Como si alguien… hubiera planeado esto… detenidamente…

De repente, el suelo se estremeció, y ambas chicas se cayeron al suelo, mirándose a unas a otras.

- Otra vez un temblor – advirtió Hibari, pero al mirar a su alrededor, parecía como si todo se hubiese parado. Los estudiantes estaban parados en seco, como si el tiempo se hubiera detenido, nadie parecía moverse, miraron a su alrededor.

- ¿Qué sucede aquí? –

- Parece que el tiempo se detuvo – Hibari se quedo pensando – o ralentizado como lo que hace Orbital 7… Tal vez Kaito… -

- No lo creo – una voz se escucho, profunda, con un gran eco, las dos chicas se estremecieron, sentían un sudor frio en sus espaldas, tan helado, sus cuerpos se entumecieron… Voltearon lentamente viendo, viendo algo…

Una forma humana, pero totalmente negra, no parecía distinguirse su cuello, su acabeza, solo como una silueta humana, con un tipo de fondo de color negro, indistinguibles, sus ojos grandes y rojos, como si fuera de otro mundo, su voz tan profunda… Las dos chicas se estremecieron…

- ¿Q-quien eres… tu?-

- Soy el ser que las trajo a este mundo… - 

End Notes:

Ok... aun sigue este capitulo, no se desesperen por favor... Acepto sugerencias que hata ahorita no he obtenido prescisamente.. que mal T.T pero bueno... By Hibari Uchiha ♥

End Notes:

Ok... aun sigue este capitulo, no se desesperen por favor... Acepto sugerencias que hata ahorita no he obtenido prescisamente.. que mal T.T pero bueno... By Hibari Uchiha ♥

Regresar al índiceCapítulo 4: El Juego por la Felicidad by Hibari Uchiha
Author's Notes:

Hola! Aqui estoy nuevamente, publicando sin tener comentarios, pero bien, espero que el capitulo les guste. Trato a veces de acomodar las ideas en mi cabeza, pero a veces son algo confusas... Bueno, entonces espero que lo lean y lo comenten... Gracias

Author's Notes:

Hola! Aqui estoy nuevamente, publicando sin tener comentarios, pero bien, espero que el capitulo les guste. Trato a veces de acomodar las ideas en mi cabeza, pero a veces son algo confusas... Bueno, entonces espero que lo lean y lo comenten... Gracias

Capitulo 4: El Juego por la Felicidad

- ¿Q-quien eres… tu?-

- Soy el ser que las trajo a este mundo… - Respondio aquella voz, rápidamente se desvaneció en el suelo y apareció detrás de ellas.

- Y díganme ¿Cómo les ha ido en este mundo eh?-

- ¡DIME QUIEN DEMONIOS ERES! – grito Hibari.

- Si se los dijera, hmp, no me creerían, ustedes siguen pensando que es un sueño, pues bien sigan soñando hmp hmp hmp – rio silenciosamente. Las dos chicas estaban sorprendidas.

- Entonces… tu… ¿nos trajiste aquí? – dijo Lin - ¿Cómo es eso posible?

- Ustedes no saben, pero yo hago lo que quiero cuando se me da mi gana, solo quiero jugar con ustedes, un pequeño juego… -

- ¡Regresanos! – exclamo Lin algo llorosa.

- No lo creo, niñas tontas, no miden sus palabras y toman todo a la ligera, se arrepentirán de sus palabras, y yo, solo me divertiré verlas sufrir…

- ¿A que te refieres exactamente? – exclamo Hibari furiosa.

- Ustedes no tienen la mas minima idea de quien soy yo, pero yo si se quienes son ustedes, cada paso que dan lo se, quienes son yo lo se, díganme ustedes ¿saben quien soy yo?

Hibari se quedo pensando un momento, luego recordó esas palabras, la sombra que a ella y a Lin las había visitado, debía ser ella…

- ¡TU ERES ESA SOMBRA QUE SE APARECIO EN… NUESTRA MENTE! – la sombra rio, asustando mas a las chicas, se les acerco – Pero exactamente no saben quien soy yo…

- Por favor, dinos que quieres de nosotras… - dijo Lin

- Yo solo quiero jugar con ustedes, un rato, hmp, ustedes no tienen ni la menor idea de todo lo que se de ustedes, pero ustedes no saben nada de mi, solo quiero verlas sufrir…

- ¡Ja! ¡Eso no te funcionara! ¡Nosotras deseamos esto y es lo mejor que nos ha pasado!-

- Hmp, niña tonta, ustedes no saben lo involucrado que estoy en sus vidad, no tienen ni la mas minima idea… Ustedes creen que es fácil este mundo… Bien, vivirán en carne propia el verdadero sufrimiento que hay, que su insignificante mundo no se compara con este, díganme ¿hasta donde serian capaces de sufrir solo por defender lo que quieren? – Las dos chicas se quedaron en silencio. Si esa cosa las trajo a ese mundo, debió de haberlas espiado, haber sabido tanto de ellas, que sin ninguna duda, sabían que harian, esa cosa las llevo a ese lugar.

- ¿Por qué nos trajiste? – dijo Hibari.

- No creo que las haya traido nada mas para verlas reir, no, si no para hacerlas sufrir, me gusta ver sufrir a la gente, que se arrastre ante mi pidiendo piedad, salvación, que me tengan que pedir disculpas de rodillas – se rio nuevamene y abrazo a Lin por detrás

- Me gusta el olor del miedo en su cuello – respiro enérgicamente – es una sensación maravillosa… - se alejo posándose frente de ellas.

- ¡Para que nos quieres aquí! –

- Ya les dije, me gusta ver sufrir a la gente, ustedes son las candidatas perfectas, yo solo les cumpli y el deseo y… ¡BANG! Ustedes solan se echaron la soga al cuello… Bienvenidas a su nuevo mundo, a su nueva realidad… Yo solo quiero hacer un juego…

- ¡¿Qué clase de juego?! – Hibari tenia nuevamente esa mirada de fiera, a punto de echarse a su presa. Lin solo miraba temerosa. – Solo dime una cosa H I B A R I – la sombra enfatizo su nombre sorprendiéndola - ¿Por qué te muestras asi de agresiva conmigo eh? Si mas lo recuerdo tu no actuas asi, prefieres… huir – su voz se arrastro como una sombra… Hibari quedo en silencio…

- Solo deseo jugar un rato con ustedes… Quiero ver cuanto son capaces de hacer por ser felices, lo que se es que… ustedes no conocen esa palabra, mocosas insignificantes…

- Si quieres jugar sombra idiota – exclamo Lin, algo desafiante – entonces yo juego, pero nosotras ponemos las reglas – la sombra se quedo estupefacta.

- Bien, ¿Qué quieres? –

Lin miro a Hibari, y esta interpreto lo que quería decir, asi que hablo – Nosotras deseamos estar aquí, aunque no se como es posible que nos hayas traido a este lugar, pero te apostamos que nosotras seremos mas felices en este lugar que en cualquier otro lugar, incluso en nuestro verdadero mundo, si nosotras llegamos a ser totalmente felices aquí, sin arrepentirnos de nada, tu nos llevas de nuevo a nuestro hogar, pero al ver que puedes transformar la realidad… quiero… quiero…. – no sabia como decirlo – que traigas… a mis padres de vuelta y que nuestra vida sea totalmente feliz en nuestro mundo, nada de sufrimiento – Hibari tenia ganas de llorar.

- Muy bien – exclamo aquella sombra con una voz profunda – pero si yo gano – nuevamente se movio desvaneciéndose – hare todo lo que sea por hacerlas sufrir en este mundo, si se arrepienten de estar aquí entonces, yo las regresare a su mundo, con el triple de sufrimiento, hare que todo el mundo se ponga en su contra, hasta que las orille a matarse por si mismas, me las llevare a un infierno a sufrir, jajaja – rio maléficamente. Las dos chicas se miraron asustadas, no sabían si aceptar pero Hibari…

- Esta bien aceptamos – dijo Hibari decidida – te haremos perder… - “Ay no” pensó Lin, pues su amiga siempre era apresurada en ese tipo de decisiones.

- ¡JA A SI ME GUSTA! – grito esa silueta eufóricamente.

- Pero ¿Cómo sabemos que nos cumpliras? – sospecho Hibari.

- Hmp, asi que desconfían ¿eh? – dijo la sombra – Hagamos otra cosa… No hay juego limpio sin reglas, asi que… su búsqueda será esa… En alguna parte de este horrible mundo esta un libro… Con pequeñas reglas para este juego… si no logran encontrarlo en una semana ustedes pierden su trato y las regreso a su mundo sufrible… -

- ¡Ey! – exclamo Lin - ¡Eso seria hacer trampa! –

- Me vale, este es mi juego y yo pongo las reglas, yo, como buen… - callo – para que vean que les cumpliré, me colocare una marca – se coloco en la frente un tipo de tacha, color blanca… - Ustedes deciden… - Las dos se miraron fijamente, Lin esperando a que Hibari decidiera, y Hibari que Lin opinira, hasta que Lin no aguanto el silencio y decidió hablar…

- ¿Qué pasa si… si no aceptamos? –

- Simple – la sombra nuevamente se desvnecio y se coloco en su cuello nuevamente – me las llevo… a sufrir en otra parte… se convertirán en mis bufones hasta que les sangre los ojos… -

- De igual manera si no nos quedamos nos llevara al Infierno – pensó Hibari, entonces ella se acerco – Aceptamos tu propuesta – ni siquiera consulto a Lin, pues sabia que no respondería.

- A si me gusta – entonces las manos de la sombra (si es que esas cosas eran sus manos) se extendieron y las abrazaron a ambas, pero las apretó demasiado fuerte y después en un destello se desvaneció, dejándoles un horrible dolor en el pecho. Despues se dieron cuenta de que el tiempo volvió a correr.

- Eso fue raro – dijo Lin, luego miro a Hibari, que igualmente parecía aturdida. - ¿Te sientes bien?

- Si, solo que de repente me dolio el pecho, es todo… - Luego se señalo – Ahora, tenemos nque encontrar ese estúpido libro, si no, sabes lo que pasara… Sera una semana difícil – rio Hibari para animar a Lin – por mientras, no hay que hacer ningún movimiento arriesgado, no alteremos nada en lo que encontramos ese libro, solo sigamos la corriente de todos ¿Esta bien Lin? – miro fijamente a su amiga.

- Si… lo malo, es que vamos en grupos separados… - asintió Lin.

- Entonces… - suspiro Hibari – Debo ir a mi “practica de soccer” – sonrio.

- Suerte con Ryoga Hibari – Hibari se sonrojo y corrió hacia donde recordaba estaba practicando. Lin se quedo observándola, ahora se encontraba sola. Ella igualmente se dirigió dentro del edificio, con algo de miedo a lo desconocido…

^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^

- ¡Miren, ahí viene Hibari-sama! – un chico señalo dentro del campo artificial de soccer. Hibari venia timida, escondida entre su cuello, caminaba.

- Vamos Hibari, tu solo sígueles la corriente y todo saldrá bien – pensaba. El entrenador salió, Hibari pensaba que no se miraba tan mal en esa forma animada. – Pense que habías ido a la enfermería –

- eh?! – no había formulado una excusa para eso – Bueno… es que… la enfermera dijo que no era nada grave, asi que solo me recosté por unos minutos y me sentí mejor… Estoy lista para volver a entrar… - El entrenador se le quedo mirando, ella solo apretaba su short color rosa que tenia unas franjas blancas, y un numero: 19. La camisa blanca también la tenia marcada con ese numero, y tenia calcetas negras largas y unos tacos (zapatos). Vacilo antes de que el entrenador dijera algo.

- Bien, puedes entrar a jugar – Hibari sonrio y entro a la cancha de juego. No sabia que hacer, pues a ella nunca le gusto el futbol, asi que se coloco en cualquier parte. Varios chicos se le quedaban viendo, haciendo que esta se sonrojara. Buscaba con la mirada a… (adivinen quien) sin darse cuenta que el juego ya había comenzado.

La pelota iba a un lado a otro, y Hiraba no sabia que hacer. Hasta que el balón cayo en sus pies. Se asusto y no sabia que hacer. Asi que solo pateo sin mirar a donde y…

- ¡GOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOL! – se escucho un grito al unisioso del equipo. Los chicos le decían que había sido un gran gol, que ella nunca había anotado a uno, estaba sonrojada ya que la alzaron. Despues el juego continuo. Empezaba a sentirse bien, pensaba que todo marchaba bien, hasta que…

- ¡TRAZ! – sintió un golpe agudo en la cabeza - ¡Auch! – le habían golpeado con el balón, pero no fue tan fuerte como para dejarla desmayada, solo se llevo las manos a la cabeza - ¡Por que les gusta golpearme en la cabeza!

- Ay, lo siento, no me fije, querida – una voz chillona, sarcástica y burlona, bien conocida por Hibari. Sin voltear, reacciono – Meiko… - volteando confirmo su respuesta… Ahí estaba, en una forma animada, con esa sonrisa burlona e hipócrita, sus ojos azules y saltones y su pelo rubio y largo, su típica… forma de ser… - ¿Qué… haces aquí? –

- ¿Cómo que que hago aquí? ¡Practicando idiota! – Hibari por un momento pensó que Meiko estaba atrapada ahí, igual que ellas, pero estaba actuando con toda la naturalidad del mundo, ya había comenzado el juego, esa era la primera prueba de que las haría sufrir…

- ¿Tu… también quedaste atrapada aquí? – no se aguanto las ganas de preguntar.

- ¿Qué? ¿De que diablos me estas hablando? Parece que el golpe te hizo mas idiota – rio y se fue. Hibari estaba confundida, estaba perpleja. No sabia que hacer: Meiko ya era parte de esa historia. Hibari se quedo ahí, parada, como una estatua.

- ¿No te piensas mover o que? – alguien se le acerco por un lado y ella solo volteo. Shark. Al lado de ella, ella trato de actuar con toda la naturalidad posible.

- Hola… - no sabia como llamarle si por su nombre o por su apodo – Hola… Shark – el se le quedo viendo, asi que Hibari dijo otra cosa. - ¿Sabes… cuanto falta para terminar esta clase? –

- ¿Por qué o que? – se mostraba muy frio.

- ¡No! Es que… a mi no me gusta el soccer – luego quedaron un momento de silencio y Hibari recordó que lo había golpeado en la cabeza – oye Shark ¿aun te duele el golpe que te di? –

- No, aunque tienes la cabeza muy dura –

- Lo siento mucho, perdón… - agacho la vista – ojala no me vuelva a golpear -

- Pues es mejor que sigasj moviéndote o si no Meiko te golpeara otra vez – corrió hacia donde estaban los otros chicos. Hibari suspiro – Ryoga… me hablo – estaba sonrojada. El entrenador paro el juego - ¡Bien chicos! – todos se acercaron y Hibari solo les siguió.

- Faltan 20 minutos para que la clase termine, asi que vayan a los vestidores y cámbiense o dúchense ¡Bien vamos! – todos rompieron filas. Hibari no sabia si seguirlas o quedarse ahí, asi que tomo por seguirles para no perderse.

- Si sigues a Shark o a Meiko, no te perderas – se dijo a si misma. A si que siguió al grupo. Entraron a un edificio, escuchaba el nado de otros estudiantes, tal vez cerca estaban las piscinas. Vestidores. Dividida en dos: uno para chicos y otra para chicas, eso si bien lo conocía. Entro al de las chicas y miro que rápidamente todas comenzaban a vestirse. Spray y perfumes por todos lados. Estaba confundida, hasta que una chica de pelo color blanco y ojos azules llamo la atención de Hibari.

- ¡Aquí Hibari-sama! – Hibari vacilo un momento, pues no sabia si confiar, ella por consecuencia de su otro mundo, pero tal vez le podría ayudar. Se acerco temerosa, viendo a otras chicas. - ¡Aquí Hibari-sama! – “¿Por qué me diran sama?” pensó Hibari. Se acerco.

- Pareces confundida Hibari – le sonrio, y abrió el casillero al lado de ella – Bien, hay que vestirnos o si no el profesor de Ciencias nos matara – volvió a sonreir. Hibari miro dentro del casillero. Ordenado, ropa doblada, perfumes, sprays, su mochila. Quedo atónita. Luego se quito la blusa, agarro el spray perfumado, desodorante (en su antigua escuela eso era común) pero el problema es que no sabia como colocarse el uniforme. Tambien se dio cuenta de otras… cositas…

- ¡Dios mio! – reacciono algo asustada, pues, se dio cuenta que… el numero de su sosten había aumentado – ¡Esto no es m

Atarashī genjitsu by Hibari Uchiha

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fanfic.es/viewstory.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20