Asquerosa Realidad by stasxenia

Fanfics en Español El sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

  Asquerosa Realidad by stasxenia
Summary:

La confianza en la pareja es la base de toda relación. En el momento en que te dejas guiar por tus amigos y olvidas que tu pareja es mas importante el resultado puede ser desastroso. Bien venido a la Asquerosa realidad



Categories: DRAGON BALL (SAGAS) Characters: Gohan, Videl

Generos: Angustia, Drama, Romance, Universo Alternativo

Advertencias: Sexo Gráfico (Lemon)

Challenges: No

Series: No

Chapters: 17 Completed: No Word count: 34946 Read: 1607 Published: 19/10/2007 Updated: 01/11/2007
Summary:

La confianza en la pareja es la base de toda relación. En el momento en que te dejas guiar por tus amigos y olvidas que tu pareja es mas importante el resultado puede ser desastroso. Bien venido a la Asquerosa realidad



Categories: DRAGON BALL (SAGAS) Characters: Gohan, Videl

Generos: Angustia, Drama, Romance, Universo Alternativo

Advertencias: Sexo Gráfico (Lemon)

Challenges: No

Series: No

Chapters: 17 Completed: No Word count: 34946 Read: 1607 Published: 19/10/2007 Updated: 01/11/2007 Capítulo 1 Prologo by stasxenia
Author's Notes:

Este fic es un universo alternativo. Es decir, las situaciones vividas por los personajes no tienen nada que ver con la historia original.

Los personajes no me pertenecen, mas quisiera, son del inigualable Akira Toriyama

Author's Notes:

Este fic es un universo alternativo. Es decir, las situaciones vividas por los personajes no tienen nada que ver con la historia original.

Los personajes no me pertenecen, mas quisiera, son del inigualable Akira Toriyama

El automóvil perdió velocidad.

- Creo que es aquí- Dijo el hombre

Detuvo el coche en frente la puerta del local. El viento sopló con fuerza obligándolo a él y a su acompañante abrocharse rápidamente el abrigo. El día era gris y nublado al igual que el corazón del joven. Caminaron unos pasos y se detuvieron en la puerta, sin valor a entrar.

- Vamos, debes hacerlo, entra- le dijo el hombre que lo acompañaba.

- Lo se- contestó Son Gohan - pero me da pánico con lo que me pueda encontrar. Pues todo será el resultado de mis acciones.

- Comprendo bien lo que sientes, pero debes afrontar la realidad. Todos nuestros actos tienen sus consecuencias y estas son las tuyas. Afróntalas como el hombre que eres.

- Lo se Vegeta, pero hubiese preferido mil veces no encontrarla ha hacerlo en estas circunstancias …

El silencio se hizo entre ellos. No había mas que decir y las palabras sobraban. Gohan respiró hondo y se adentro al interior del local.

El sitio era oscuro , la poca luz que había en su interior se concentraba en la barra. Alrededor de esta habían muchos sofás con una mesita adornada únicamente con una vela. No se veía a las personas con claridad, pero si unas sombras moviéndose a un compás que Gohan temía profundamente. No quiso mirar mucho por temor a reconocer algún rostro conocido y fue directo a la barra.

- Disculpe Señorita - dijo Son Gohan a la camarera.

- Cariño , no crees que eres demasiado joven para un lugar como este?- Le contestó la mujer medio burlona al ver a Gohan - Creo que los chicos buenos deben irse a casa temprano! En cambio no me importaría pasar un buen rato con tu amigo- Dijo refiriéndose a Vegeta

- No es tan joven como aparenta, mujer- dijo secamente Vegeta- tiene 25 años, edad suficiente para ser atendido por una de tus chicas.

- Vaya, pues no lo hubiese dicho nunca. - se sorprende la mujer- entonces dime muchacho, deseas alguna compañía en especial?- dice encendiéndose un cigarro - Como las prefieres? Altas, bajas, morenas, rubias, delgaditas, con curvas, mucho pecho, poco …

Aquella mujer hablaba y hablaba. Gohan la miraba atentamente, pero era incapaz de procesar la información que le estaba dando. Mas que hablarle de mujeres, parecía que le estaba nombrando una lista de la compra. De nuevo el pánico inundó sus sentidos incapaz de pronunciar palabra.

- La chica que quiero para mi amigo se llama Sily. - Interrumpió Vegeta a la mujer- He oído que es bajita y morena, además de ser muy buena y complaciente con todos sus clientes.

- Pues ha oído bien señor …

- Mi nombre dudo que sea de alguna importancia en este momento. Si esa chica esta aquí, desearía que fuera con el chico.

- Esta bien, hombretón!- Exclamó la mujer riéndose.- Voy a ver si esta libre en estos momentos.

Vegeta y Son Gohan se quedaron solos. Nuevamente no se dijeron nada. Cada uno estaba sumergido en sus pensamientos. Cada uno, a su manera sentía culpa en su interior por semejante desenlace. Las cosas no debieron salir así. Una fiesta jamás debió acabar en aquello.

Nuevamente imágenes de aquel horrible día aparecían a la mente de Gohan. Jamás se borraría la imagen del rostro desencajado de ella. Sacudiendo con fuerza su cabeza para intentar eliminar dichos pensamientos tormentosos, Gohan regresó a la realidad y se dirigió hacia Vegeta.

- Gracias, Vegeta.

- Ya estas de nuevo, chico.- contesta molesta- No debes agradecerme nada, soy yo el causante de todo esto, no lo olvides.

- Te equivocas, pero de todas formas, déjame darte las gracias, en estos 4 años has estado siempre a mi lado. Sin tu apoyo no hubiese sido capaz de continuar esta búsqueda.

Vegeta no contestó, simplemente se sumergió de nuevo en sus pensamientos, hasta que la camarera regresó.

- Muy bien muchacho. Sily esta disponible para ti. Supongo que conoces la tarifa?

- El dinero no es problema- Dijo Vegeta- yo me encargo de pagar.

- Muy bien, pero Sily hoy no atiende tríos, no esta de humor .- Contesta maliciosamente

- No habrá ningún trío!- Exclama Vegeta comenzando a perder la calma.- dígale al chico donde ha de ir.

- Muy bien, pasa por ese pasillo, y sube las escaleras hasta el tercer piso, puerta 306.- Le dice a Gohan guiñándole un ojo- y pásatelo muy bien!

Son Gohan no digo nada, simplemente miró por última vez a Vegeta y se dirigió en dirección hacia el pasillo que le conduciría, por fin, al final de una pesadilla que había sufrido por los últimos 4 años de su vida.

El pasillo era oscuro, pero no mas que las escaleras. Con el corazón en un puño por fin subió a la tercera plana y de nuevo se encontraba con otra puerta que cruzar. Pero en esta esperaba encontrar el final de una pesadilla, y con un poco se suerte, el perdón que tanto anhelaba.

El chirrido del pomo de la perta indicaba que esta había sido abierta numerosas veces anteriores a él. A medida que abría la luz del interior se hacia paso. Sus ojos vieron una enorme cama, con sabanas de seda. Una bonita alfombra de color rosa, a juego con la cama. Las paredes eran de un blanco impoluto, y al fondo de la habitación, había un lavamanos con único adorno la figura de una mujer de espaldas. Llevaba un camisón semitransparente rojo, con ropa interior del mismo color, que resaltaba su cabellera morena. Aquella imagen fue la mas hermosa que en años había podido ver. Un sentimiento de felicidad recorrió todo su ser al reconocer a la perfección aquella maravillosa figura. Cogiendo todo el valor que pudo reunir, cerró lentamente la puerta y de sus labios surgió, como si de un susurro se tratase …

- Videl

 

Conrinuara …

End Notes:

Bueno. Que os a parecido? Hace mucho tiempo que tengo esta idea en mente, pero por circunstancias mayores a mi no había podido poder materializar esta idea. Pero hoy es viernes por la noche, y me he puesto a escribir y este es el resultado …. Espero que os haya gustado. Es el primero que hago de Dragon Ball y de esta pareja que me encanta.

Se que algunos de vosotros estáis esperando que continúe el otro fic que tengo de Secretaria, prometo terminarlo, no lo dejaré abandonado.. Es solo que me ha sido imposible ponerme a escribir con un mínimo de inspiración, es decir, que lo que me salía no me gustaba nada, crisis de creación supongo.. Jeje. Por eso me he lanzado con este a ver si logro desbloquearme con el otro.

De todas formas espero que sea de vuestro agrado, nos vemos en el próximo capitulo y gracias por leer ^^

End Notes:

Bueno. Que os a parecido? Hace mucho tiempo que tengo esta idea en mente, pero por circunstancias mayores a mi no había podido poder materializar esta idea. Pero hoy es viernes por la noche, y me he puesto a escribir y este es el resultado …. Espero que os haya gustado. Es el primero que hago de Dragon Ball y de esta pareja que me encanta.

Se que algunos de vosotros estáis esperando que continúe el otro fic que tengo de Secretaria, prometo terminarlo, no lo dejaré abandonado.. Es solo que me ha sido imposible ponerme a escribir con un mínimo de inspiración, es decir, que lo que me salía no me gustaba nada, crisis de creación supongo.. Jeje. Por eso me he lanzado con este a ver si logro desbloquearme con el otro.

De todas formas espero que sea de vuestro agrado, nos vemos en el próximo capitulo y gracias por leer ^^

Volver al indexCapítulo 2. CULPABILIDAD by stasxenia

- Videl …

Fue el único sonido que invadió la estancia. Aquella mujer, que todavía permanecía de espaldas, se puso rígida al instante.

Videl, hacia cuanto tiempo que no la llamaban de esa manera, 4 largos años. Desde aquella noche, en la que huyó , dejó de ser Videl Satán para pasar a ser Sara, Emma, Nieves y otros tantos nombres hasta ser llamada Sily, en la actualidad. Pero no solo fue ese nombre lo que hizo que se estremeciera, fue la voz que lo dijo, esa voz que jamás pudo olvidar, por mas que le rogase a todos los dioses que conocía. Aquella voz pertenecía a quien un día le ofreció una vida llena de felicidad y de amor para luego arrebatárselo todo.

- Ya nadie me llama de esa manera - dijo ella calmadamente - pero querido, tu puedes llamarme como quieras.

Son Gohan permanecía de pie mirándola fijamente. Observando cada mínimo detalle de ella. En cuanto la oyó hablar cualquier mínima duda que hubiese tenido desapareció por completo. Era ella, sin duda, pero aquellas palabras fueron como si mil cuchillos se clavasen en su corazón, tan hirientes que hubiese preferido la muerte ha tener que afrontar esa situación. Pero la realidad era que ya se encontraba en esa habitación, la realidad era que la tenia en frente, la realidad era que ella era una prostituta, la asquerosa realidad era que ella se encontraba en aquella situación por su culpa y él debía salvarla. Observó como ella se fue girando lentamente, como si de un ángel se tratase. Sus miradas se cruzaron, en la de él se veía culpabilidad, en la de ella odio. El silencio inundó de nuevo la habitación por segundos que parecieron horas y por un instante, solo uno, ambos retrocedieron 9 años atrás, cuando tenían 16 años y la amistad y la inocencia predominaban sobre ellos.

- Y bien, Gohan, te apetece recordar viejos tiempos?- dijo caminando lentamente hacia él, moviendo sus caderas como si de una leona se tratase a punto de derribar a su presa. - No temas - rió - no voy a comerte, si no quieres …

- Videl, yo ..- No pudo decir nada más pues ella selló sus labios con un beso profundo y húmedo. Gohan Sabia que aquello no debía ocurrir, era necesario hablar, sacarla de aquel lugar, explicarle que todo fue una asquerosa trampa que les prepararon para separarlos, pero él ante todo era un hombre. Un hombre que durante los últimos 4 años había anhelado aquellos labios que en su momento le robaron su primer beso. Aquel cuerpo que lo había echo perder la cabeza por el amor y el deseo. Ese rostro que le arrebató un pedazo de su ser en el primer momento que lo vio. Y aquella mujer que lo acompañó en el camino de su adolescencia a la madurez y lo convirtió en un hombre. Pero a pesar de saber todo eso se dejó llevar, sacó de su mente todas las imágenes que él mismo se había creado de ella con miles de hombres diferentes, soportando todo tipo de humillaciones y atrocidades. Se dijo a si mismo que le haría el amor, de esa manera le recordaría lo que él sentía por ella. Era la única manera de poder expresar aquellos sentimientos que con palabras era imposible de decir pues jamás abarcarían la magnitud de su amor.

- Relájate - Le susurró al oído al notar lo tenso que estaba absorto en sus últimos pensamientos- Déjame hacer a mi, yo cuidare de ti.

“ Déjame hacer a mi, yo cuidare de ti” aquella frase se clavo como fuego ardiendo en la mente de Gohan, aquellas mismas palabras él mismo se las dijo la primera vez que hicieron el amor. Ella estaba asustada y Gohan estuvo en todo momento pendiente de ella hasta que en su corazón no hubo lugar al miedo o la duda y si al amor y el deseo.

Ahora los papeles se habían cambiado. Ella era la que rebosaba seguridad por todos los poros de su piel, una seguridad que delataba su larga experiencia. Y aquello inundó el corazón de Gohan en una profunda tristeza.

En cuando quiso darse cuenta Videl le había despojado de su abrigo y jersey. Ahora lo único que llevaba puesto era los pantalones. Sin dejar de besar todo su cuello y torso, videl bajo lentamente hasta llegar a la hebilla del cinturón del pantalón. Lo desabrochó y este cayó al suelo. Su excitación era evidente y Videl sonrió para si misma. Todavía recordaba cada uno de sus puntos débiles, sabia como excitarlo, sabia donde tocar y como acariciar.

- Siénteme Gohan y déjate llevar - Fue lo que dijo antes de introducir su miembro en su boca provocando una descarga eléctrica por todo el cuerpo de Gohan. Él perdió la conciencia de lo que ocurría a su alrededor por unos instantes, sumergido en las olas de placer que su amada lo llevaba. Abrió los ojos y miro hacia donde minutos antes ella se encontraba y vio que había un espejo y descubrió sus cuerpos reflejados en este rebelándole la imagen más erótica que hubiese imaginado. Llegado ese punto, los últimos 4 años de su vida desaparecieron y dejándose llevar la alzó sin ningún problema y la llevó a la cama. Terminó de desvestirse y se tumbó sobre ella besándola con pasión. Sus manos recorrieron todo su cuerpo, queriéndose asegurar que nada hubiese cambiado, pero no era asi. Aquel cuerpo había cambiado, ya no era una jovencita, ahora tenia cuerpo de mujer, y sus curvas mas marcadas lo delataban. En su mente recordaba el sabor de su piel y deseaba probarlo de nuevo. Sin pensarlo más, con un leve movimiento le sacó el camisón y la despojó del sujetador liberando dos preciosos senos ligeramente mayores de lo que recordaba pero con sus pezones aún sonrosados, tal y como a él le gustaban. Ambiento de ella, recorrió su lengua a trabes de la piel de estos torturándola con inmensas olas de placer, sin decidirse por cual de ellos iba a saciarse. Cuando por fin se decidió, devoró aquel pecho como si de un lobo se tratase. Una inmensa felicidad lo inundó al descubrir que su sabor no había cambiado lo mas mínimo. Pero aquello solo lo incitó a querer probar mas de ella. Bajó lentamente sin dejar de besar y lamer cada porción de piel que se le presentaba, hasta que llegó a aquel diminuto orificio que se llama ombligo, el cual era un precioso adorno en aquel terso, fino y perfecto abdomen. Deleitándose en este, y disfrutando de los gemidos de ella, terminó por sacar la última prenda que impedía su cometido. Cuando la tubo totalmente desnuda se incorporó levemente para poder observar el cuerpo de la única mujer que le ha robado el corazón. Si la imagen que recordaba de ella era la de una princesa, ahora tenia ante sus ojos a una verdadera diosa. Una mujer adulta, hermosa, atractiva, sexy. Con un cuerpo que parecía estar diseñado especialmente para él, pues cada curva se adaptaba a la perfección a su propio cuerpo. Podía sentir la excitación de ella, su intimidad estaba húmeda y caliente, incitándolo a probar mas de ella. La respiración de Videl aumentó por momentos, su excitación era incalculable. Él era el único hombre que había logrado que gritara de placer, pero claro estaba que jamás se lo diría, pero eso sería en otro momento. De modo que se dejo llevar por los placeres mas carnales que Gohan le ofrecía. A punto de estallar hizo parar a Son Gohan y se puso sobre él. Sus ojos no dejaron el contacto visual en ningún momento y sujetando el miembro de él se lo introdujo lentamente, haciendo que el momento de aquella unión fuese lo mas duradera e intensa posible. Sintiéndolo de nuevo dentro de ella, un sentimiento de paz, ya olvidado y que jamás pensó en que volvería a sentir, se adueñó de ella, haciendo que una pequeña esperaza inundase su corazón deseando que el hombre que ella amó un día la salvase de su tórrida vida. Lentamente comenzó su ya sabido movimiento de caderas. Para ella este ritual era simple rutina, pero esta ocasión era diferente. No tenia que fingir, no tenía que obligarse a sentir, todo lo que hacia o sentía era producto de lo que aquel hombre representaba para ella. A medida que sus movimientos se intensificaban y el placer la consumía de adentro hacia fuera, se daba cuenta que jamás podría volver a ser feliz. Gohan no la podría salvar en esta ocasión. Se había convertido en una pecadora, en una persona de los bajos fondos de la sociedad, había renunciado a su nombre, familia, amigos, amor. A todo por no querer aceptar una realidad, por ser cobarde. Jamás podría volver a ser aquella chiquilla que luchaba contra el mal, porque ella misma se había dejado sucumbir por la oscuridad. Traicioneras lágrimas recorrieron su rostro, pero fueron frenadas por la mano se Son Gohan, que la miraba con amor. No con lastima, pena o incluso asco, si no con amor dulce y verdadero. Aquello la hico sentirse mas miserable todavía, pero aquel orgullo mal entendido que destacaba tanto de su carácter fue más fuerte que ella. Agarrando con fuerza la mano de Gohan continuó con aquella danza, obligándose a olvidar por unos segundos y dejándose sentir ,solo por una vez, lo que pudo haber sido y no fue. Ambos estaban llegando a lo más alto, Gohan conocía perfectamente el cuerpo de aquella mujer, sabía cuando iba a alcanzar el orgasmo y le encantaba llegar con ella. La mera idea de explotar en el clímax los dos juntos era una idea que lo excitaba más, si eso era posible. La amaba, y no deseaba dejarla insatisfecha, para él, hacer el amor representaba el camino que se les presentaba a ambos y la culminación de este, el final de dicho camino al que ambos llegaban como un solo ser. Pues eso era lo que eran. Dos personas que habían nacido para formar un todo y él estaba dispuesto a que eso ocurriese por muy difícil que pudiese ser. Lograría que estuviesen juntos de nuevo.

Los gemidos de ella cada vez eran más fuertes, y sin ser conciente de ello, entre uno y otro nombraba su nombre cada vez mas fuerte, con mas desesperación. Él agarró sus caderas guiando el ritmo mas fuerte, mas rápido, mas profundo. En pocos segundos ambos llegaron al clímax sustituyendo su última expiración por el nombre del otro.

Ambos desnudos, sudados, recostados uno sobre el otro, se niegan a pensar. Solo se limitan a sentir la presencia del otro. Deseando con todas sus fuerzas que ese momento se haga eterno, pero saben que no es asi. Gohan tiene que hablar, tiene que llevársela, salvarla de esta horrible vida, pero al sentir como las lagrimas de Videl recorren su torso desnudo el corazón se le parte en mil pedazos.

- Mi amor, no llores, estoy aquí- es lo único que le dice, abrazándola fuertemente. Dejando que ella llore desconsoladamente en su hombro.

Pero Videl no puede permitirse semejante debilidad, no frente a él

- Déjame, vete.- dice apartándose bruscamente de él

- Videl, amor …

- No me llames asi, no tienes derecho! Ya tienes lo que querías, echar un buen polvo, pues lo has conseguido. Ahora lárgate y no te olvides pasar por caja.

- Lo siento … - Dijo Son Gohan con el alma en los pies, aquellas palabras jamás hubiese querido oírlas

- Que lo sientes? Como puedes decirme eso.

- Si, lo siento Videl!- Grita con fuerza agarrándola por los hombros -Siento que por mi cobardía no haberte sido sincero aquel día, siento haber sido el causante de tu sufrimiento y el responsable de que hayas terminado aquí. Por favor, regresa con migo. Deja esta vida. Todos estan muy preocupados por ti, tu padre esta muy mal desde que desapareciste.

- No te creo, porque deberían preocuparse por alguien como yo?

- Como tu?- pregunta Gohan incrédulo

- Si, como yo, una simple ramera, que es lo que soy

- No es cierto! Videl, por favor recapacita, estas a tiempo de regresar, nadie te va a juzgar, tu no eres eso!

-A no?!- le contesta irónicamente videl- pues yo creo recordar que fuiste TU el primero que me trato como tal en aquella fiesta ofreciéndome a tu amigo .

Continuara …

End Notes:

Bueno, aquí tenéis la continuación, estoy aprovechando que estoy sola en casa, porque durante la semana con el trabajo dudo que tenga tiempo de ponerme a escribir. Que os a parecido? Algo dramático, no? De todas formas espero que os haya gustado y si tenéis alguna sugerencia o critica, será bien recibida. Pero sobretodo espero que disfrutéis con la lectura.

Besos

 

*Los personajes no me pertenecen, son obra y creación de Akira Toriyama

End Notes:

Bueno, aquí tenéis la continuación, estoy aprovechando que estoy sola en casa, porque durante la semana con el trabajo dudo que tenga tiempo de ponerme a escribir. Que os a parecido? Algo dramático, no? De todas formas espero que os haya gustado y si tenéis alguna sugerencia o critica, será bien recibida. Pero sobretodo espero que disfrutéis con la lectura.

Besos

 

*Los personajes no me pertenecen, son obra y creación de Akira Toriyama

Volver al index 3.EL PASADO SIEMPRE VUELVE by stasxenia

El silencio que reinaba en la habitación fue interrumpido por el clik de un mechero.

- Desde cuando fumas?- Preguntó Gohan

- Desde que saliste de mi vida.

El silencio reinó de nuevo en la estancia. Gohan sabia que debía hablar, el tiempo se agotaba y debía sacarla de aquel lugar. Pero como hacerlo, como hablar sin tener que tocar viejas heridas? Era imposible, si quería que ella se fuese con él, debía primero retroceder 4 años atrás.

-----------------------------------Flash back--------------------------------

- Vamos Gohan enróllate, la Corp. Capsula es el mejor lugar para montarle la fiesta de despedida a Meils!

- Pero entiéndeme Jack , no puedo pedirle eso a Bulma, además ella no va a estar- Responde Gohan por el teléfono

- Por eso es ideal que organicemos allí la fiesta. Estoy seguro que ese Vegeta no te pondrá ningún impedimento.

- No se que decirte, no lo veo claro- responde Gohan.

- Lo que pasa es que la tía esa con la que sales te tiene pillado por los huevos!

- Eso no es cierto! Videl no es asi- la defiende

- Pues porque no le has dicho que celebramos la despedida de soltero de Meils.- le reprocha a Gohan- Vamos, reconócelo, no nos traga, por eso jamás ha venido a ninguna de las fiestas de empresa que hemos organizado. Nunca nos ha querido conocer.

- No es verdad, es solo que le ha sido imposible venir- intenta excusarla Son Gohan.

- No es necesario que la defiendas, a mi personalmente me da igual. Pero a lo que íbamos, cuento con tigo para hacerlo allí o no?

- Esta bien, esta noche en la Corp. Capsula- Se rinde finalmente.

--------------------------------Fin del Flash back--------------------------------

Videl se incorporó para alcanzar el cenicero. Acababa de acostarse con Gohan porque por fin la había encontrado. Durante 4 años consiguió esconderse bien, pero este último año no había tenido noticias de que la buscase de modo que bajó la guardia. Grabe error. Toda aquella seguridad y aquel muro infranqueable que había construido a su alrededor en pocos minutos fue destruido. En cuanto supo que su cliente de la noche era él no supo como reaccionar o que hacer. De modo que se limitó ha hacer lo se suponía que todo el mundo esperaba de ella. Pero ahora que. Él todavía no se iba y ella estaba aterrada. No quería mirarlo a los ojos. Tenía miedo, no quería afrontar un pasado tan doloroso para ella. El tenerlo a su lado, era recordar lo estúpida que fue y todas las mentiras que le dijo.

 

-----------------------------------Flash back--------------------------------

En el monte Paoz

- Cariño, quien era?

- Esto, era mi jefe que me llamaba para recordarme que para el lunes no me deje los informes de la reunión, pues es de suma importancia.- Le miente Gohan

- Si no fueras tan despistado no tendrían que irte recordando las cosas- se reía Videl mientras lo abrazaba dulcemente- pero son afortunados, eres todo un caso especial. Con lo joven que eres has terminado la carrera un año antes y ya estas trabajando. Es normal que estén tan pendientes de ti.

- Si, y yo se lo agradezco- le dice correspondiendo al abrazo.

- Pero no me gustan tus compañeros de trabajo, a la que tienen oportunidad se te llevan después de trabajar a tomar cervezas por los bares hasta muy tarde.

- Amor, es normal, son mayores que yo, me tratan como al peque de la empresa.- se ríe besando su cuello.

- Lo dices como si eso te gustase?- le susurra reclinando ligeramente el cuello para darle mejor acceso.

- Bueno, ni me gusta ni me disgusta, creo que es normal. Pero en cuanto entre otro chico en plantilla harán lo mismo con él. Ahora soy el novato y simplemente quieren hacer mi estancia con ellos lo mas cómoda posible.

- Bueno, pero no te hagas mucho con ellos. Ya sabes el refrán, sabe mas el diablo por viejo que por diablo. No se te vaya ha hacer como costumbre el salir todas las noches hasta las tantas. Que luego no me rindes- se ríe Videl mientras es ella la que ahora mordisquea el cuello de Gohan.

- Que no rindo?- dice fingiendo un tono ofendido- si quieres te demuestro lo mucho que rindo - le susurra en el oído.

- No seas tono. Mira que tu madre va a llegar enseguida con la comida. - Se reía Videl ante la salida de su novio.- Pero por que no me lo demuestras esta noche en tu departamento de la ciudad?

- Lo siento amor, esta noche no va a poder ser. Recuerdas los informes que te mencioné antes, debo terminarlos y me llevara toda la noche, si quiero estar con tigo el domingo - Miente Gohan

- Esta bien, pero es un rollo el que mi novio sea un tipo tan trabajador.- le guiña un ojo.

-----------------------------------Fin del Flash back--------------------------------

 

Entre calada y calada del cigarro se recriminaba a si misma como pudo tener una confianza tan ciega en él. Antes de conocerlo era una chiquilla desconfiada por naturaleza. La muerte de su madre a su temprana edad y la vida alocada que llevaba su padre debido a su popularidad hicieron de ella una chica solitaria, acostumbrada a no depender de nadie y a no fiarse tampoco. Pero cuando lo conoció, Son Gohan consiguió derrumbar todos esos aspectos de su carácter. Enseñándole a confiar de nuevo en las personas, Videl dejo de ser esa chiquilla desconfiada e independiente a depender completamente de él. Y eso le gustaba porque sabía que él cuidaría siempre de ella. No tenía ninguna duda. Pero aquella noche en la cual decidió quedarse en casa de su amiga Bulma todo se derrumbó. Jamás debió ir.

 

-----------------------------------Flash back--------------------------------

La noche llegó y en la Corp. Cápsula estaban reunidos todos los compañeros de trabajo de Gohan festejando la despedida de soltero de Meils.

- Tio, como as convencido al marido de la Sr. Bulma para que nos dejase celebrarlo aquí?- Pregunta Jack a Gohan.

- Ha sido sencillo, le he prometido que si no decía nada y nos dejaba hacerlo aquí, entrenaría con él todo el fin de semana que viene.

- Vaya, pues a sido más fácil de lo esperado. - se reía Jack mientras bebía.- Pero por lo que veo tu querida novia no sabe nada, o me equivoco?

- Bueno, pues la verdad no. Prefiero no preocuparla.

- Chico, no se como la aguantas. Eres joven y lo que tendrías que hacer es disfrutar de la vida y estar con más mujeres mejor.

- Je je, gracias, pero yo estoy bien asi- contesta Gohan.

-Como quieras. Bueno, creo que es hora de darle a Meils nuestro regalo de despedida.

- Y que es lo que habéis comprado.

- Bueno, mas bien contratado.

- A que te refieres.- Pregunta Gohan.

- Ahora lo veras- le dice- Meils! Acércate un segundo.

- Chicos, esta fiesta es genial! Muchas gracias, sois los mejores!- Gritaba medio borracho.

- Pues lo mejor esta por llegar! Ve al segundo piso y en la primera puerta a la derecha tienes nuestro regalo. Podrás hacer con el lo que quieras- dice indicándole el interior de la casa mientras Gohan se daba cuenta que la habitación que le había dicho era en la que Videl acostumbraba a dormir.

- Jack, a que te refieres con eso de hacer lo que quiera?

- Muy sencillo Son Gohan- le dice Jack- he contratado una prostituta.

 

Unos minutos antes, a unos metros de allí, alguien llamaba a la puerta principal.

- Hola Vegeta!- Saluda cordialmente

- Videl, que haces aquí?- dice sorprendido.

- Verás, es que mi padre ha organizado una fiesta de las suyas- se ríe- ya sabes como és. Y como Gohan tenia trabajo esta noche he pensado en pasarme por aquí y saludar a Bulma y de paso si no os importaba pasar la noche aquí. Es que no me apetece nada aguantar a toda esa gente.

- Pues verás Videl, Bulma no esta en casa- Dice Vegeta muy nervioso.

- Vaya, comprendo.

- Pero si quieres puedes dormir aquí, no hay ningún problema. Solo que no voy a poder estar por ti, ya que estaba entrenando. Si quieres mando hacer algo de cenar.

-No te preocupes, ya he cenado, pero gracias. Iré directa a la cama que estoy muerta. Nos vemos mañana!- Se despide Videl

Vegeta Salió disparado a buscar a Son Gohan y explicarle lo sucedido. Si Bulma se enteraba de esto, seguro lo dejaba una semana sin comida.

 

-----------------------------------Fin del Flash back--------------------------------

Son Gohan se incorporó en la cama mirando al vacío. No soportaba ese silencio. Sabía que ella estaría debatiéndose con sus propios demonios, al igual que él. Pero que decir, que le perdonase, que lo sentía, que era un completo idiota. Si tal vez eso estaría bien para empezar, pero luego que. Como la convencería para que regresase junto a él. Lo único que tenía claro era que las mentiras, los secretos y las palabras no dichas fueron los causantes de haber terminado de esa manera. De modo que ya daba igual como empezar, lo importante era hablar.

- Videl, se que no tengo perdón por lo que hice. Te mentí y te oculté cosas por cobarde.- coge aire y se decide a mirarla, obteniendo su espalda y silencio como respuesta.- No te pido que me perdones, pero por favor, regresa con migo. Ahora.

- Fue horrible.

- Como?- Pregunta Gohan

- Cuando lo vi aparecer en el dormitorio, cuando se abalanzó sobre mi, cuando me digo que yo era su regalo de tu parte. Fue horrible- Lagrimas amargas empezaron a brotar de nuevo aquella noche en el rostro de Videl al recordar lo ocurrido 4 años atrás

 

-----------------------------------Flash back--------------------------------

 

Videl yacía cómodamente en la cama cuando un hombre entro en el dormitorio.

- Vaya, asi que mis queridos compañeros me han regalado una putita!- se reía borracho Meils.

- Que? Como dice!- se sobresalta Videl- salga inmediatamente de aquí.- le ordena

- Ja ja! Vamos putita, no pretenderás que le haga un feo al regalo de mi querido amigo Gohan.

- Que ha dicho?!- Grita temblorosa Videl ante tal descubrimiento.

- Que tu eres mi regalo, querida. No seas tímida, vamos a pasar una noche agradable. No quiero desperdiciar el dinero que habrás tenido que costar.

Videl se hallaba paralizada por el miedo y el estupor. No podía dar crédito a lo que sus oídos le rebelaban. Que Son Gohan la había vendido como una vulgar ramera para saciar los instintos de uno de los estúpidos compañeros de su trabajo?

El pánico la paralizó, y antes de que se diese cuenta aquel hombre estaba encima de ella violándola. Solo recobró el sentido de la realidad en cuanto vio como Gohan se abalanzaba sobre Meils y se lo sacaba de encima.

Las lagrimas le impidieron ver más, lo único que hizo fue correr lo más que pudo hasta asegurarse de que nadie la seguía.

Los días pasaban y ella deambulaba por las calles, oculta durante el día para no ser descubierta. La habían violado, la habían tratado como a una prostituta, y todo aquello había sido Gohan el causante.

El hambre y la desesperación la hicieron actuar. No podía regresar, de modo que tenia que salir adelante ella sola.

Una noche, un hombre la paró por la calle y le ofreció una cama, un techo y comida a cambio de que ella fuese amable con él. Llegados a ese punto que más daba prostituirse, si quien más había amado la había tratado como tal, bien podía hacerlo un desconocido.

 

-----------------------------------Fin del Flash back--------------------------------

- Como pudiste hacerme eso? Tratarme de esa manera- le reprocha Videl

- Te juro que fue un error, un mal entendido. Tu no debías estar ahí.- le dice Gohan

- Yo no, pero otra puta si, verdad? - le dice girándose y encarándolo- sabes, llegué a pensar que todo había sido un error, que la prostituta a la que se refería fuera otra, pero eso que más daba. Me violó Gohan, y todo porque tu me mentiste! Eres capaz de entender eso!

- Claro que lo entiendo y me arrepiento en el alma.- hace una leve pausa para intentar calmarse- Videl, te lo pido por favor, regresa con migo a casa, empecemos de nuevo. Déjame darte la vida que mereces.

- La vida que merezco? Esa vida tu mismo me la arrebatases. Además, yo ya no tengo casa, no tengo a donde ir. Dime con que cara miro a mi padre.

- No debes preocuparte de eso ahora. Ven con migo.

- Vete, por lo que más quieras, vete!- Le grita

- No sin ti.

-Es que no comprendes que tu y yo no podemos estar juntos. Las cosas han cambiado. Ya no soy esa chica de la que te enamoraste, ahora soy una prostituta. No tengo futuro, no tengo nada.

- No digas eso, eso no es cierto. Puedes empezar de nuevo, a mi lado, los dos juntos. Como una vez fue, como siempre tubo que haber sido.

- Es inútil- dice Videl poniéndose de nuevo el camisón y dirigiéndose ha la puerta.-No olvides pasar por caja, no pienso hacer una excepción con tigo.

- Como quieras, pero regresaré.

- Haz lo que te de la gana.

Esas fueron las últimas palabras que Son Gohan escucho seguidas de un portazo. Sumido en la más angustiosa desesperación Gohan se vistió y se dirigió hacia donde debía esperarlo Vegeta dando un último vistazo a aquel cuarto. En esa habitación había hecho el amor con ella. Pero ella con cuantos hombre más habría estado?. Cuantos serían los bastardos que habían disfrutado de lo que era suyo. Eso no podía permitirlo, no podía dejar que ocurriese de nuevo. Horas antes se hallaba solo con una mínima posibilidad y esperanza de que esta tal Sily fuera Videl, y ahora que por fin la había encontrado no dejaría que continuase con esa vida. Pero él que había echo, en lugar de sacarla de allí inmediatamente, se acuesta con ella. No debió hacerlo, tenía que haberla convencido. Pero no supo como. Solo sabia que había sido suya de nuevo y no seria de ningún otro nunca más.

Una vez en la planta baja miró a su alrededor hasta hallar a su viejo amigo. Este comprendió enseguida que el resultado de la visita no había sido exitoso, por lo que dejó un fajo de billetes encima de la barra y sacó de allí a Gohan.

De nuevo el viento frío los golpeó la cara obligándolos a introducirse rápidamente en el interior del vehiculo. El viaje de vuelta a casa fue silencioso. Gohan estaba absorto en sus pensamientos y no se dio cuenta que ya habían llegado a su departamento. En el mas absoluto silencio salió del coche.

-Que vas ha hacer?- le pregunta Vegeta desde el interior del vehiculo interrumpiendo sus pensamientos.

- Mañana regresare.- sentencia

- Pues déjame darte un consejo, si no atiende por las buenas, sácala a la fuerza.

Continuara ………

End Notes:

Los personajes no me pertenecen, son obra y creación de Akira Toriyama

End Notes:

Los personajes no me pertenecen, son obra y creación de Akira Toriyama

Volver al index4.QUIERAS O NO. by stasxenia

El sol se levantaba en el horizonte como cada mañana. La noche daba paso a un nuevo día. La ciudad comenzaba a despertar. El ruido de los primeros coches llenaba el silencio de las calles. La gente se despertaba para comenzar un nuevo día igual al anterior. Todo el mundo proseguía con sus vidas con normalidad, excepto un chico que no había dormido en toda la noche. Su vida hacía tiempo que dejó de ser normal, para pasar a ser una búsqueda sin descanso. Hacía tiempo que había dejado de trabajar a pesar de los impedimentos que le puso su madre. Son Gohan había dedicado los últimos 4 años de su vida a buscar lo único que le daba sentido a ésta, Videl. Y por fin su búsqueda había terminado. La había encontrado después de seguir innumerables pistas. Algunas falsas, otras erróneas hasta que por fin ayer dio con ella. Había rezado a todos los dioses habidos y por haber el no tener que encontrarla bajo esas circunstancias. Pero la realidad era que por su culpa, Videl se hallaba en una situación muy difícil. Cansado de no poder conciliar el sueño decidió vestirse he ir al local que la noche anterior había visitado, con la esperanza de poder encontrarla.

El sol despuntaba radiante, el viento frío de la noche anterior fue desterrado por un sol abrasador. La gente caminaba feliz alrededor de Gohan, inmersos en sus vidas. Alguien estaría pasando por lo mismo que él? Esperaba que no, pues ni a su peor enemigo le deseba esa mala conciencia que lo oprimía y perseguía por todos esos años.

Un paso, dos, tres, un nuevo camino se le presentaba ante sus ojos. Un camino del cual se había preparado para poder seguir y del cual ahora no estaba convencido que pudiese terminar. Todo dependía de este día. La suerte estaba echada y solo esperaba que estuviese de su lado. De nuevo alcanzó la puerta del local que horas antes le había brindado una luz de esperanza a su corazón, pero ésta se hallaba cerrada. Sus tripas sonaron fuertemente, ironías del destino, ni en los momentos más cruciales de la vida de uno el hambre se olvida. Se fijó que enfrente había una pequeña cafetería, desde la cual se podía ver a la perfección el local. Decidió quedarse allí hasta que la viese llegar.

Cuando entro en ésta vio que era muy humilde pero acogedora. Era poca gente la que había, pero cuando fijó su vista hacia la última mesa comprendió que ese día la suerte si le sonreía. En ella estaba sentada Videl. Con el cabello recogido despreocupadamente y una simple camiseta blanca y unos tejanos, tomándose un café acompañada de un periódico y un cigarro. Con paso firme y decidido se dirigió hacia su mesa sin saber que sería lo que pasaría a partir de ese momento.

- Buenos días, esta libre este asiento?- Dice Gohan a la vez que se sienta.

- Para que preguntas si haces lo que te da la gana- Dice videl sin levantar la vista del periódico.

- Señorita!- Llama Gohan a la camarera- me podría traer un café bien cargado con unos bollos?

- Claro, enseguida- Dice la camarera

- Gracias.

- Que pretendes?- pregunta Videl

- Te lo dije anoche, quiero que vengas con migo.

- Que me vaya con tigo?- Dice incrédula mirándolo a los ojos - Gohan, si lo que pretendes es convertirte en mi príncipe azul y salvarme de toda esta mierda, será mejor que lo olvides. Me gusta mi vida. Hago lo que quiero, cuando quiero y con quien quiero. Y no tengo que rendirle cuentas a nadie.

- Que te gusta esto? Dime, te gusta tener que acostarte cada noche con un tipo diferente para poder comer? Y que encima parte de ese dinero se lo queden los dueños del local? Crees que me voy a creer eso.

- Pues es mejor estar en ese local que no hacer la calle, créeme. He estado en peores circunstancias y no te he necesitado para nada.

- Maldita sea mujer!

- Disculpe- dice la camarera interrumpiendo a Gohan- su pedido, desean algo más?

- No gracias, es suficiente.

- Escúchame Gohan, si crees que tienes algún derecho sobre mi estas completamente equivocado.- dice tranquilamente mientras se fuma su cigarro- Y si crees que sigo enamorada de ti o que albergo algún sentimiento hacia ti, te informo que también estas completamente equivocado. Solo me das asco.

- Bueno, por algo se empieza.

- Es suficiente!- dice alterada golpeando fuertemente la mesa- Por que no me dejas de una vez en paz.

- Porque no creo que te guste esta vida. Porque no creo que realmente seas feliz. Y porque no creo que me hayas olvidado. Puede que me odies, o incluso que te de asco. Pero si algo se, es que todavía sigues pensando en mi. No se hasta que punto, pero lo suficiente para que me aferre a ello como a un clavo ardiendo para que me de fuerzas para sacarte de aquí.

- Y como estas tan seguro de eso?

- Te conozco, y todavía recuerdo como gritabas mi nombre cuando hacíamos el amor, igual que anoche. Anoche sentiste igual que yo.

- Ja ja aj- Se reía a carcajada limpia Videl- por el amor de dios! Sois todos iguales. Soy una profesional. Hasta el amante más malo puedo hacerle creer que se ha convertido en todo héroe para mi! De verdad Gohan, te creía más inteligente.

La conversación estaba tomando un rumbo que a Gohan no le gustaba. Estaba perdiendo la partida y eso que apenas había jugado todas sus cartas, de modo que decidió jugárselo todo a una baza, antes que llegar a la desesperada opción de sacarla de allí a la fuerza.

- Como quieras, pero quien a sacado el tema de quien quiere a quien as sido tu y no yo- Le recalca Gohan dejándola sin palabras- de modo que te propongo una cosa. Vente con migo durante un mes. Si realmente después de eso decides que quieres continuar con esta vida lo aceptare y te dejaré en paz.

- De veras crees que voy ha aceptar?- le dice Videl

- Tómatelo como unas vacaciones.- Dice Gohan tranquilamente

- Preferiría pasarlas con el mismísimo diablo antes que con tigo.- le gruñe

- Vaya, veo que as cambiado. La Videl que conozco jamás huiría ante un reto.

-Me estas retando? Has olvidado que tu eres el causante de que yo este en esta situación y que por eso te detesto?

- Precisamente por ello. Videl, no te pido que me perdones, tan solo quiero que vengas con migo por un mes.

- Ni loca!- Sentencia cruzándose de brazos.

- Hay que ver lo cabezota que eres! En eso no as cambiado ni lo más mínimo- Dice gohan exasperado de la testarudez de quien un día fuera su novia. De modo que optó por la segunda opción. Hacerlo a la desesperada. Ante la atónita mirada de los poco clientes que había en la cafetería, Gohan cogió a Videl en por la cintura y se la cargó al hombro ignorando sus pataletas, insultos y gritos. Pagó la cuenta y emprendió el vuelo dirección las montañas.

 

Continuará……..

End Notes:

Ok! Ok! Me ha quedado corto … lo se! Pero asi me ha salido. Aunque no estoy muy satisfecha del resultado, era necesario para poder enlazar la historia. Se que este momento es crucial en la vida de esta pareja, pero supongo que tenía que ser asi. De todos modos prometo que el siguiente será mas largo ^^

Besos y gracias por leer!

PD: espero poder actualizar con frecuencia. Este fin de semana estoy aprovechando ya que me he quedado en casa, pero intentare ir haciendo capítulos de este fic con el otro que tengo algo mas abandonado, pero ya sabéis, el trabajar 8 horas diarias te resta mucho tiempo ^^. De todos modos espero que os haya gustado.

 

Los personajes no me pertenecen, son obra y creación de Akira Toriyama

End Notes:

Ok! Ok! Me ha quedado corto … lo se! Pero asi me ha salido. Aunque no estoy muy satisfecha del resultado, era necesario para poder enlazar la historia. Se que este momento es crucial en la vida de esta pareja, pero supongo que tenía que ser asi. De todos modos prometo que el siguiente será mas largo ^^

Besos y gracias por leer!

PD: espero poder actualizar con frecuencia. Este fin de semana estoy aprovechando ya que me he quedado en casa, pero intentare ir haciendo capítulos de este fic con el otro que tengo algo mas abandonado, pero ya sabéis, el trabajar 8 horas diarias te resta mucho tiempo ^^. De todos modos espero que os haya gustado.

 

Los personajes no me pertenecen, son obra y creación de Akira Toriyama

Volver al index5.CONFESIONES DE CAMA by stasxenia

Tiempo atrás, debido al sentimiento de culpabilidad que le había invadido a Bulma, por la poca cabeza que tubo su marido en su momento, facilitó a Son Gohan una casita en medio de la montaña, para que en aquellos momentos en los cuales necesitase evadirse del mundo y poder reflexionar, tuviese un lugar en donde nadie lo molestase. De modo que fue allí donde Gohan decidió llevarse a Videl. Su primera opción fue la ciudad, pero en el miso momento en que cargó con ella, se dio cuenta que sus gritos no pasarían desapercibidos por los vecinos. Así que la mejor manera de evitar que fuese arrestado por la policía acusado de secuestro, era llevara a un lugar alejado de todo.

Gohan sonreía para sí mismo mientras cortaba leña. Desde la parte de atrás de la casa podía oír a Videl como gritaba y maldecía su nombre una y otra vez. Ya casi había olvidado los pulmones que tenía aquella mujer y eso lo reconfortaba. Le hubiese gustado que fuera en otras circunstancias, pero por fin la tenía a su lado. Ahora tenía un mes por delante para convencerla de que se quedase con él. Era el amor de su vida, la perdió una vez por su inmadurez y el preció que ambos tuvieron que pagar fue muy alto. De manera que estaba dispuesta a utilizar todas las artimañas posibles para no volverla a perder. De nuevo un grito salió de la casa y son Gohan sonrió de nuevo. Tenía que dar las gracias a Bulma por haber construido una casa a prueba de guerreros torpes. Miró hacia el cielo, por la posición del sol debía ser ya medio día, era hora de preparar la comida.

Videl cayó exhausta al suelo. Por mas patadas y puñetazos que daba a esa maldita puerta no se movía ni lo más mínimo. “ Obra de la gran Bulma” Pensó irónicamente Videl. Mirando a su alrededor fue consciente de que Gohan realmente te la había llevado por la fuerza. Jamás imaginó algo semejante. Gohan no era la clase de chicos que hiciesen esas cosas. Lo que recordaba de él, era a un chico tímido y discreto. Incapaz de decir que no a alguien. Con un corazón de oro y sumamente influenciable por su buena fe en las personas. Pero a fin de cuentas eso fue los que los marcó a ambos. Y ahora se había encontrado con un chico totalmente diferente al que recordaba. Para empezar ya no era un chico, era todo un hombre. Además de tenaz, había sido capaz de contestarla, cuando antes hubiese sido impensable . Y lo que más la sorprendió fue que se la llevase de allí a rastras. En parte estaba contenta del cambio que había visto en el, pero eso no era suficiente para perdonarle. Su herida era profunda y todavía estaba abierta. Un arranque de hombría y las más buenas intenciones no harían que ésta sanase.

Cuanto rato debía llevar encerrada en aquel cuarto? Las paredes se le echaban encima, poco a poco notaba como el aire le faltaba y el pecho se le oprimía. Detestaba estar encerrada, no lo soportaba. La mera idea de pensar que no tenía salida le causaba un pánico atroz. La sala comenzó a darle vueltas, el estomago se le encogió de repente. Las náuseas cada vez eran mayores. Una sudor fría invadía todo su cuerpo. Aquella pesadilla reaparecía de nuevo. Igual que entonces, no pudo hacer otra cosa que acurrucarse en un rincón de la habitación, esperando que el desgraciado de Gohan la sacase de allí.

Minutos más tardes la puerta de la habitación se abría. Gohan entraba con una bandeja de comida para Videl. El estado en que encontró la estancia no le sorprendió en lo más mínimo. Todo estaba patas arriba. Los objetos se hallaban destrozados en el suelo, la cama desecha y el colchón en medio de la habitación. Pero lo que más le extrañó fue no ver a Videl. Entro por completo al interior y se la encontró detrás de la puerta acurrucada en el suelo en posición fetal, llorando y murmurando palabras incomprensibles rodeada por su propio vómito. El miedo recorrió todo su cuerpo y dejando caer la bandeja al suelo corrió a cogerla y llevársela a su cuarto.

Videl permanecía semiinconsciente desde hacía un rato. Gohan había terminado de lavarle la cara y le iba cambiando unos paños húmedos en su frente cuando comenzó a despertar.

- Hola princesa - le susurra dulcemente - como te encuentras?

- Donde estoy?- pregunta aturdida intentando incorporarse.

- En mi cuarto, pero no te levantes. Descansa, te he traído algo de comida - le dice indicando una nueva bandeja.

- No gracias, no tengo apetito.

- Pero as de comer Videl.

- He dicho que no!- grita

- Lo siento. Videl, que ha ocurrido?- le pregunta preocupado .- Mientras dormías hablabas entre sueños. Parecía una pesadilla.

- No es nada, se me pasará.

- Por que tienes que ser tan cabezota!- exclama exasperado pasándose las manos por la cabeza nerviosamente- esta bien. Si no me lo quieres decir lo respetaré. Pero necesito saber si esto puede volver a ocurrir.

- No me encierres de nuevo y no pasará.

-Tienes claustrofobia?

- Si.- dice Videl secamente

- Desde cuando?

- ….

- Lo siento, no era mi intención meter las narices en tus asuntos. No te preocupes, dejaré la puerta abierta. Ahora descansa y come cuando te apetezca, yo estaré abajo, en el salón.- Dice Gohan dirigiéndose hacia la puerta.

- Desde que me encerraron.

- Perdón, como dices- dice Gohan girándose de repente.

- Mi miedo a los espacios cerrados. - aclara- Lo sufro desde que se me llevaron y encerraron.

- Quienes?- pregunta preocupado sentándose en el borde de la cama.

- ….

- Videl, se que la confianza que puedas tener en mi en estos momentos sea nula, pero tu sabes, mejor que nadie, que puedes confiar en mi.

- Sucedió a los pocos meses de irme - dice torpemente fruto del dolor que siente- Yo estaba perdida, no sabía donde ir, ni a quien acudir.- Era un echo, nuevamente lloraba ente son Gohan.- era de noche, estaba en un parque y un chico me ofreció su ayuda.- No puede continuar pues las lagrimas se lo impiden.

- Tranquila- le dice Gohan abrazándola intentando darle algo de confort- tenemos tiempo, no hay prisa.

- Era de noche Gohan. Y yo tenía frío y hambre - intenta continuar explicando- y tonta de mi acepté.

- Es normal- le dice Gohan metiéndose con ella en la cama sin dejar de abrazarla- yo en tu situación hubiese echo lo mismo.

- Hacia días que no comía y estaba muy debilitada- prosigue- En cuanto llegamos a su casa me encerró en el sótano.

- Por cuanto tiempo?

- No lo se, pero fue mucho. Creo que pasaron dos o tres días cuando bajó la primera vez- de nuevo le es imposible continuar.

- Ya esta, ya pasó todo amor. - Intentaba calmarla de nuevo dándole tiernos besos y caricias en su cabeza- ahora estas a salvo.

- Me hizo daño, me pegó y violó. El y su amigo. Hasta que un día reuní las fuerzas suficientes para salir de allí. Desde entonces no soporto estar encerrada en ningún sitio.

- Lo lamento mucho. Perdóname, no tenia ni idea- La abraza fuertemente- Dios mío. Que te han hecho!- exclama horrorizado ante tal relato.

Videl no pudo contener más el llanto y rompió a llorar amargamente entre unos brazos que le entregaban una seguridad ya olvidada. Por una vez iba a dejarse querer. Pues era lo que mas necesitaba en ese momento. Pero a Gohan miles de preguntas se le aparecían en la mente. Como fue, que pasó, como la pegaron, cuantas veces lo hicieron, pero sabía que éstas serían preguntas que lo más probable que no obtuviesen respuesta. No era momento para realizarlas y ella no estaba en condiciones de contestarlas. Lo único que podía hacer era acompañarla en su dolor.

Poco a poco el llanto cesó, hasta que quedó profundamente dormida. Gohan permaneció todo el rato despierto admirándola. Parecía un ángel. Nadie hubiese dicho que esa hermosa mujer hubiese pasado por todo aquello. De nuevo la culpabilidad lo inundó. Y fue en ese momento que se dio cuenta, que jamás dejaría de culpabilizarse por todo el dolor y sufrimiento que había pasado la mujer de su vida, su único y gran amor, Videl.

El atardecer ya había llegado y en breve aparecería la noche. Ambos permanecían todavía tumbados en la cama. Poco a poco Videl fue despertando.

- Buenos días- le dice Gohan sonriendo

- Que hora es?- pregunta medio aturdida.

- Las siete y media de la tarde. Pero no te preocupes, as descansado bien?

- Tan tarde es?- Dice mientras se frotaba los ojos enérgicamente como una niña pequeña.- Pues si, la verdad es que he dormido de lo lindo- le dice entre bostezo y bostezo ante la atenta mirada divertida de Gohan.- Que ocurre?

- Pareces una niña.

- Pues de niña no tengo nada-Sentencia cruzándose de brazos y haciendo pucheros.

-Ja ja- se ríe- claro, nada de nada- Le guiña un ojo.-Y bien, te encuentras mejor?

- La verdad es que si, creo que contárselo a alguien me ha ido bien.

-Me alegro.

-Pero no te creas que a partir de ahora voy a contarte todas mis penas.

- Bueno, eso el tiempo lo dirá- Dice Gohan mientras la abraza nuevamente

- No crees que te tomas demasiadas confianzas metiéndote en la cama con migo y abrazándome- Pregunta Videl divertida

- No mas que tu, que me has babeado todo el hombro.

-Serás ..! Eso no es cierto!- Exclama Videl intentando deshacer el abrazo, cosa que Gohan no permite muy divertido.

- Bueno, creo que ya es hora de dormir.

- Dormir?- pregunta incrédula Videl.- Si yo ya he dormido.

- Bueno, yo no. No creo que dormir un poco mas te venga mal. Necesitas descansar.

- Gohan, yo no tengo sueño- le dice susurrando.

- Pues eres libre de levantarte de la cama y hacer lo que te apetezca. Yo estoy cansado y me apetece dormir.- dice acomodándose bien en la cama- pero me encantaría dormir a tu lado.

- Que demonios!- Exclama Videl metiéndose de nuevo en la cama y acomodándose en el pecho de Gohan. Por esta vez Videl lo dejaría pasar, pero mañana le tendría que dar explicaciones sobre la cuestión de llevársela por la fuerza.

Continuara …..

End Notes:

Los personajes no me pertenecen, son obra y creación de Akira Toriyama

End Notes:

Los personajes no me pertenecen, son obra y creación de Akira Toriyama

Volver al index 6.VER PARA CREER by stasxenia

VER PARA CREER

El olor a tostadas y café recién echo interrumpieron el placido sueño de Videl. Son Gohan tenía razón, necesitaba descansar. Hacía mucho tiempo que no dormía tan bien. Aquella noche las pesadillas desaparecieron. Lo único que apareció en sus sueños fue la imagen de Gohan velando por su descanso. Sonrió al recordarlo, de manera que decidió levantarse y bajar a desayunar. Mas tarde se ducharía, pues al no haber comido ni cenado el día anterior, el hambre la podía.

- Mmm, que bien huele.- dice Videl asomándose por la puerta de la cocina.

- Buenos días- la saluda Gohan.- supongo que tendrás hambre.

- Ni te lo imaginas!- dice sentándose en la mesa.

- Me hago una idea- contesta Gohan feliz al verla tan animada esa mañana.

Ambos se sentaron a desayunar. Videl se sorprendió mucho al comprobar que Gohan había aprendido a cocinar. Todavía se acordaba de los escasos intentos que hizo en el pasado con la intención de prepararle una cena romántica. Al final, siempre acababan por ir al restaurante o pidiendo comida para llevar. Eso la hizo acordarse de algo.

- Y esta casa? Es de Bulma?- Pegunta Videl

- Si, bueno. Hace algún tiempo la construyó para mi.- explica Gohan

- Comprendo.

Y de nuevo ambos se centraron en el plato de comida que tenían en frente.

- El desayuno esta delicioso. Cuando has aprendido a cocinar? - Pregunta Videl.

-Bueno, supongo que el estar solo hace que te espabiles.- Dice mientras se levanta para coger la leche de la nevera.- Al no estar tu, no tenía a nadie que me hiciese la comida, y como por casa apenas paso.

- Y eso?- Pregunta toda extrañada.

-Mi madre no me ha perdonado lo que hice.

- No te hablas con Chichi?

-Mas bien es ella la que no me habla.- dice apenado Gohan- pero eso no importa, es lo mínimo que merezco.

-Gohan …

- Lo siento, no era mi intención preocuparte. Toma, quieres café!- Dice con una sonrisa para cambiar de tema.

- Por que me has traído aquí?

- Vaya, que directa estamos por la mañana.- Dice Gohan con sarcasmo

- No comprendes que esto no va a funcionar?

- Y por que no, ayer estábamos muy bien. Por que no lo podemos estar siempre?

- Por que yo he cambiado, tu as cambiado. No somos las personas de antes, somos unos desconocidos. No estoy preparada para vivir una ilusión.

- Pues no estoy de acuerdo contigo. Yo si te conozco y tu a mi. Puede que hayamos cambiado, que hayamos madurado. Pero somos las mismas personas.

- Te equivocas, gohan. A mi la vida me ha hecho una persona desconfiada y solitaria. No soy ni la sombra de lo que fui. He pasado por demasiado. Puede que tenga 25 años, pero me siento como si tuviese 40. Y estoy cansada de toda esta mierda, cansada de que me traten como a un trapo sucio y cansada de huir de ti.- explica Videl.

- Pues no huyas más y quédate con migo. Te lo ruego.

- Por que habría de hacerlo? Por que me tendría que quedar con la persona que más daño me ha causado?

- Por que te amo.

- Lo siento, pero eso no es suficiente- dice Videl levantándose de la mesa- creo que lo mejor será que me vaya.

- Por favor, quédate. Un mes. Solo te pido eso. Un més para desconectar de todo. Un mes para evadirte de la ciudad y los problemas. Concédeme un mes para demostrarte todo lo que vales y lo importante que eres para mi.- le ruega Gohan.

- Esto no va ha servir para nada. Solo nos haremos más daño. Es que no lo ves?

- Un mes, por favor.

- La idea de tomarme unas vacaciones no suena nada mal- responde Videl después de pensárselo un poco.

- Lo dices en serio?!- Dice Gohan esperanzado.

- Esta bien, pero un mes, ni un día más.

- Ja jaja!- Se ríe Gohan feliz mientras la coge en brazos y gira con ella- ni un día menos!

 

Gohan se sentía feliz. No solo la había encontrado, sino que se la había llevado sacándola de aquel roñoso club de alterne. Y ahora estaba junto a él. Sabía que sería difícil convencerla de que se quedase para siempre, pero tenía un mes por delante. Y no pensaba desaprovecharlo. Por el momento se les presentaba un día radiante por delante a los dos. De manera que se fue a duchar para luego llevársela a dar una buelta por el campo. A Videl siempre le había gustado el campo y por eso se alegraba de haberla traído allí. Sacarla de la ciudad sería bueno para ambos, y eso les daría mayor intimidad.

Videl comprendía perfectamente las intenciones de Gohan. Comprendía tambien lo culpable que se sentía por lo sucedido. Pero ya era demasiado tarde. Los primeros años canalizaba toda su rabia y dolor hacia Gohan. De esa manera conseguía sacar fuerzas para seguir adelante. Por que necesitaba culpar a alguien de su desgracia. Per con el tiempo dejó de culpabilizarlo por lo sucedido. Y se limitó a asumir que ella era asi y que esa vida era la que se merecía. Simplemente perdió la esperanza. Ahora se encontraba de nuevo con él, pero sabía por experiencia, que las cosas buenas no duran mucho. De modo que prefirió aceptar ese mes, para poder tener un último recuerdo bonito de él y luego regresar a su asquerosa realidad.

El vapor de la ducha invadía todo el cuarto de baño. A través de la mampara, Videl podía ver la figura desnuda de Gohan. Siempre fue un chico muy atractivo, pero tenía que reconocer que se había convertido en todo un hombre. En esos momentos Gohan le ofrecía la posibilidad de vivir, durante un mes, un sueño muy bonito. Pero si algo había aprendido, es que en esta vida, nadie da nada por nada, de modo que ella sabía muy bien que era lo que le tenía que ofrecer a cambio. Y la verdad era, que estaba encantada de dárselo.

Sigilosamente se introdujo dentro de la ducha. Gohan permanecía a espaldas de ella. Sus manos estaban apoyadas contra la pared y su cabeza estaba medio reclinada hacia abajo dejando que el chorro del agua de la ducha le cayese en la nuca. Sonrió para si misma, pues tenía que reconocer, que no había visto nunca un cuerpo mejor dotado que ese. Y eso que avía visto muchos, quizás demasiados. Cuidadosamente cogió la esponja llena de jabón y comenzó a lavar la espalda de Gohan. Éste, al sentirla detrás suyo, se asustó y se giró de golpe quedando ambos cara a cara. Por unos instantes no se dijeron nada. Gohan pudo admirar su desnudez por completo. Aquello era una tortura para él. Como una mujer podía causar semejante efecto en él. La deseaba demasiado, y el tenerla en la ducha, desnuda, junto a él, hacía que se obligase a pensar fríamente para no dejarse llevar por los instintos que ella causaba en él.

- No te asustes- sonríe Videl- no tienes nada que no haya visto ya.

- Videl- dice Gohan serio.- No tienes por que hacer esto. Estas no són mis intenciones.

- Me estas rechazando? Acaso no te gusto?- digo ella pasando su dedo índice de forma juguetona por el pectoral de Gohan.

- No es eso. Pero Videl, yo quiero que cuando estemos juntos, sea porque ambos lo deseemos, no porque te sientas obligada.- dice Gohan mirándola fijamente a los ojos.

- Pues entonces relájate- dice Videl rodeando con sus brazos el cuello de Gohan- por que yo lo deseo- le susurra- y tu? - pregunta coquetamente a la vez que baja su mano, suavemente a trabes de la piel de Gohan hasta llegar a su miembro- veo que tu tambien.

No existieron más palabras. Gohan no contestó, simplemente la alzó del suelo para besarla intensamente. Videl rodeó su cintura con sus piernas, para hallar mejor confort. Un sonido hueco retumbó en el baño, cuando la espalda

Asquerosa Realidad by stasxenia

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fanfic.es/viewstory.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20