Aprendiendo a amar by Princesa Tsunade

Fanfics en EspañolEl sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

 Aprendiendo a amar by Princesa Tsunade
Summary:

¿podra cambiar su actitud y su parecer sobre el amor la petulante descendiente de Aquiles? ¿podra Shaka entender que del amor no se huye?



Categories: SAINT SEIYA Characters: Ninguno

Generos: Romance

Advertencias: Lemon

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 11 Completed:Word count: 27539 Read: 10314 Published: 08/05/2009 Updated: 23/12/2009
Summary:

¿podra cambiar su actitud y su parecer sobre el amor la petulante descendiente de Aquiles? ¿podra Shaka entender que del amor no se huye?



Categories: SAINT SEIYA Characters: Ninguno

Generos: Romance

Advertencias: Lemon

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 11 Completed:Word count: 27539 Read: 10314 Published: 08/05/2009 Updated: 23/12/2009
Story Notes:
Bueno ¿que puedo decirles? Shaka de virgo y Mu de aries son mis personajes preferidos de Saint Seiya, aunque yo sea geminiana jeje. Por eso se me ocurrio hacer un fic para cada uno. sinceramente espero que les gusten y que me dejen sus comentarios. gracias.
Story Notes:Bueno ¿que puedo decirles? Shaka de virgo y Mu de aries son mis personajes preferidos de Saint Seiya, aunque yo sea geminiana jeje. Por eso se me ocurrio hacer un fic para cada uno. sinceramente espero que les gusten y que me dejen sus comentarios. gracias.Capítulo 1 El Problema by Princesa Tsunade
Author's Notes:
Bueno aqui esta el primer capitulo, espero que sea de su agrado. por favor dejen sus comentarios. gracias.
Author's Notes:Bueno aqui esta el primer capitulo, espero que sea de su agrado. por favor dejen sus comentarios. gracias.En el santuario de Grecia tres caballeros femeninos entrenaban arduamente. Una de ellas era Marin de Ãguila, la otra Shaina de cobra, y la tercera era la más fuerte, descendiente en línea directa del gran héroe Aquiles. Su nombre Anika, alta de cabello lacio, color miel y largo, idéntica a su tatara tatara abuelo Aquiles. Rápida y fuerte era la más valiente entre las mujeres al servicio de Atenea. Aunque también había heredado el mal carácter de Aquiles y era presumida, fría y solitaria. Al terminar el entrenamiento la tres mujeres se pusieron a conversar cuando en ese momento el caballero de Leo Aioria apareció ante ellas con la excusa de querer hablar a solas con Marin. Esta asintió mientras las otras se miraban con complicidad. Al regresar Marin, esta se sentó junto a las demás y las tres se sacaron sus mascaras, estaban sudadas y les molestaban.



Shaina le pregunto a Marin:



-¿Y como te fue con el León Aioria? Se nota que están enamorados.



-Shaina no digas eso, Aioria y yo solo somos amigos, solo quería hablar conmigo con respecto a Seiya. Quería saber si sabía algo de El y de los otros caballeros.



-Se, seguro. ¿Tu que opinas Anika?



La joven salio de sus pensamientos y le contesto con presunción a Shaina como era su costumbre.



-Que es problema de ella. En lo que a mi respecta no me incumbe.



-No seas así, Anika. Siempre con ese carácter. Por eso ningún caballero se te acerca.



Marin y Shaina rieron ante esto y Anika les contesto.



-No me interesa. Mi deber es estar al servicio de Atenea y protegerla a ella y a la tierra. No tengo tiempo para andar pensando en hombres.



-Siempre con esa presunción. ¿Acaso te crees mejor por ser la descendiente de Aquiles?- pregunto Marin con tranquilidad.



-No, no me creo mejor soy mejor. Nunca he perdido una batalla y soy la mas fuerte incluso el Gran Maestro dijo que mi fuerza era comparable a la de un caballero dorado.



Las dos jóvenes se miraron, sabían que una pelea con ella era inútil, era rápida como el viento y fuerte como una roca. A lo que Marin le contesto.



-¿Qué no te interesan los hombres? ¿Entonces porque de vez en cuando entrenas con Shaka de virgo? Es mas muchas veces los dos se quedan hasta tarde a solas hablando. Y según dicen es al único a quien tratas con amabilidad.



La mirada de Anika se encendió y sus mejillas se tiñeron con un rubor.



-El Gran Maestro me lo pidió para que pudiera concentrarme mejor y para que no me deje llevar por mis sentimientos en una batalla. El es solo un maestro y una guía para mí.



-No se nota, te sonrojaste.- le dijo sonriendo Shaina.



Anika hizo una mueca y desvío su mirada. Marin y Shaina la miraron cómplices las dos. Sabían que Anika solo fingía ser fría. Ambas sospechaban que hubiera algo entre ella y el caballero de virgo. Después de estar conversando por un tiempo decidieron irse a dar un baño.



Mientras tomaba un baño Anika pensaba No me gusta el maestro Shaka, El es solo un maestro para mi. No, no me puedo enamorar. Eso es solo para perdedores, el amor te vuelve tonto y te confunde



Su corazón luchaba con su cabeza, pobre joven que solo pensaba con su cabeza y no le daba lugar a su corazón.







Cuando salio de bañarse estaba esperándola un joven de tunica roja, estaba sentado en una de las sillas, esperándola. Ella envuelta en una toalla, se estremeció al verlo, ella no tenia puesta su mascara. El joven por su parte abrió sus ojos y quedo admirado por la belleza de la joven que lo miraba asustada y confundida a la vez. Rápidamente alcanzo la mascara en la mesa y se la puso:



-Maestro Shaka ¿Qué hace aquí?- dijo la joven mientras trataba de taparse con la toalla.



El joven musito para si:



-Eres hermosa



-Disculpe ¿Qué dijo?



-No, nada. Venia a avisarte que mañana te esperaría en la casa de virgo para entrenar.



-Ah esta bien estaré allá, ¿a que hora?



-A las seis de la mañana.



-Muy bien, lo veré mañana entonces.



La joven lo miro asiéndole una seña de que se fuera pero el joven no la entendió y se quedo mirándola.



-Maestro debe irse, debo vestirme. A no ser que quiera decirme algo mas.



El joven cerró sus ojos y se dio media vuelta.



-No hay nada más que quiera decirte, nos vemos mañana. Adiós.



-Adiós.



La joven quedo pensativa un rato, hasta que se estremeció de nuevo y pensó ¿Qué hacia El aquí? Ha visto mi rostro, esto un problema. ¿Qué haré? Según las reglas debo



Si, según las reglas del santuario debía matar al joven que viera su rostro o debía amarlo. ¿Qué decisión tomaría ella?
End Notes:
¿que hara la descendiente de Aquiles? lo veran en el proximo capitulo. desde ya muchas gracias por leerlo.
End Notes:¿que hara la descendiente de Aquiles? lo veran en el proximo capitulo. desde ya muchas gracias por leerlo.Regresar al índiceCapítulo 2 La decisión by Princesa Tsunade
Author's Notes:

Bueno Anika finalmente decide que va a hacer ante la ofensa de Shaka.

Author's Notes:

Bueno Anika finalmente decide que va a hacer ante la ofensa de Shaka.

Al otro día, Anika se levanto temprano y se alisto para ir a la casa de virgo a entrenar con Shaka. Por primera vez se sentía nerviosa. ¿Le preguntaría algo sobre su decisión el caballero dorado? ¿O haría de cuenta que nada había ocurrido? Todo esto era muy difícil para ambos. Llego y la casa estaba vacía. Ella comenzó a llamarlo. Y el joven apareció.



-Que puntual, ven conmigo quiero mostrarte algo.- dijo Shaka.



Ella lo miro incrédula pero lo siguió. Shaka se dirigió hacia una puerta en la casa de virgo, la abrió y se vio un inmenso jardín, con dos árboles Salas. Ella quedo admirada por la belleza de aquel jardín.



-¡Es hermoso! Nunca había visto este jardín. ¿Por qué me lo muestra ahora maestro Shaka?



-Porque después del entrenamiento debemos hablar de algo importante. Y nadie nos molestara ya que nadie sabe de la existencia de este jardín.



-Ah, ya veo.



-Vamos a entrenar.- dijo el caballero.



Los dos entrenaron juntos por horas, entrenamiento físico y mental. Shaka se encargaba de que con la meditación Anika encontrara la paz interior. Entrenaron por horas hasta que ambos no resistieron más. Ella se sentó en el pasto y cuando fijo su mirada en Shaka esta desvío la suya confundida. Shaka se sentó a su lado.



-Conoces las reglas ¿verdad?



-¿De que me hablas Maestro?- dijo con inseguridad la joven guerrera.



El caballero dorado de virgo no era un hombre que se iba con rodeos así que fue directamente al asunto. A ese asunto que tanto temía Anika.



-Hablo sobre lo que ocurrió ayer. He visto tu rostro. Y las reglas dicen que si un hombre ve el rostro de un caballero femenino esta debe matarlo o



-Amarlo, conozco muy bien las reglas maestro Shaka. Pero aun no he tomado mi decisión.- dijo la joven levantándose y mirando hacia el horizonte.



-Ya veo. Cambiando de tema has mejorado mucho. Ya no eres un huracán desatado, sino una brisa en movimiento.



-El entrenamiento con usted me ha ayudado mucho.



-Me alegro que haya podido ayudarte.



Ambos se quedaron mirando, aunque no era su costumbre el caballero dorado tenia sus ojos abiertos, para sorpresa de la joven que nunca había visto sus ojos. Bueno si los había visto pero en una circunstancia en la que no tuvo tiempo de apreciarlos. Eran azules como el océano y hermosos para la joven. Shaka sintió la tensión entre ambos y rompió el silencio:



-¿Qué sucede Anika?



-Nada, es que nunca había visto sus ojos abiertos.



-Ayer los tuve abiertos, cuando fui a buscarte.



-Ah es que no me fije bien. La circunstancia no lo ameritaba.- dijo la joven sonrojándose.



-Es cierto



-Maestro debo irme. He pasado mucho tiempo aquí. Y



-Si, lo se puedes irte. Puedes regresar cuando quieras y decirme que decisión tomaras.



Ella lo miro y asintió con la cabeza. ¿Qué decisión tomaría? Eso si estaba difícil. Por eso decidió consultarlo con la persona en quien mas confiaba, su amiga y casi hermana Marin. Cundo fue a buscarla la encontró hablando con su amigo el caballero dorado de Leo, Aioria. Le hizo señas de que necesitaba hablar urgente con ella. Y ella asintió y se fueron a un lugar apartado del santuario.



-¿Qué sucede Anika? Nunca estas tan alarmada ¿ocurrió algo malo?



-Si, algo muy malo ocurrió. Y necesito tu consejo.



-Bien, te escucho.



-Ayer cuando salí de tomar un baño me encontré a Shaka a dentro de mi casa. Y lo peor es que me vio sin mascara.



-¿Sin mascara dices? Eso es un problema, conoces muy bien las reglas ¿Qué harás?



-Ese es el problema no puedo matarlo El es mas fuerte que yo además creo que



-¿Lo amas?- pregunto con calma Marin.



-Si. Creo que mi decisión seria amarlo pero no seria correcto.



-¿Por qué no? Esas son las reglas.



-Si pero El es el caballero dorado de virgo, la reencarnación de Buda. No es correcto que yo lo corrompa. Pero tampoco quiero matarlo.



-Si lo amas debes decírselo. Merece saberlo. Además esas son las reglas. El te ofendió y tú debes tomar tu decisión. Shaina eligió amar Seiya cuando este vio su rostro. Al menos eso me dijo ella. No debes sentirte mal por lo ocurrió. Y debes comentarle tu medida. Tomate tu tiempo.



La joven escucho con atención lo que Marin le decía. Tenía razón. Por eso después de hablar con Marin se fue a un lugar apartado a meditar.



Por parte Shaka se sentía mal por haber ofendido así a su compañera de armas y discípula. Quien se percato de esto fue su amigo Mu de Aries.



-Shaka ¿Qué ocurre?- pregunto preocupado Mu.



-Nada.



-¿Seguro?- insistió el ariano.



Con una mueca de fastidio Shaka le contó lo ocurrido.



-Esta bien. Te lo diré. Pero esto quedara entre nosotros.



-Si, esta bien.- respondió el ariano confundido.



-Ayer fui a buscar a Anika para comentarle sobre el entrenamiento pero cuando llegue a su casa ella estaba tomando un baño. Decidí esperarla, supuse que no la incomodaría porque siempre tengo mis ojos cerrados. Cuando salio envuelta en su toalla sin darme cuenta abrí mis ojos y vi su rostro.



Mu escuchaba todo esto atento a las palabras de Shaka. Cuando El termino Mu hablo:



-Así que era eso. Bueno se considera una ofensa ver el rostro de una amazona, una ofensa peor que verla desnuda. ¿Ella no tomo su decisión?



-No.



-Si decide amarte, has lo que sientas. Si tú también la amas acéptala.



-Soy el hombre más cercano a un Dios, no es correcto.



-Si, pero no eres un Dios, eres humano. Y los humanos sienten, por mas que seas la reencarnación de Buda, no me puedes negar que algo sientes por la joven.



Shaka quedo mirando fijamente a su amigo Mu, tenia razón, pero El solo podía esperar a la decisión de la joven guerrera.



Por su parte Anika paso toda la noche meditando sobre su decisión al llegar el alba, ya había decidido.



Fue hasta la casa de virgo, entro y comenzó a llamar a Shaka. No lo encontró. Recordó el jardín y fue allí. Ahí estaba meditando el caballero más cercano a un Dios.



-Shaka he tomado mi decisión.



El joven se levanto y se acerco a ella, tan cerca que pudo sentir su respiración en su rostro.



-¿Cual es tu decisión?



-Amarte, Shaka de virgo. Yo te amo.
End Notes:
¿Como reaccionara Shaka ante la decisión de Anika? ¿Sera correspondida la joven Guerrera. todo esto en el proximo capitulo.
End Notes:¿Como reaccionara Shaka ante la decisión de Anika? ¿Sera correspondida la joven Guerrera. todo esto en el proximo capitulo.Regresar al índiceCapítulo 3 Dudas by Princesa Tsunade
Author's Notes:
Bueno aqui esta el tercer capitulo, espero que sea de su agrado.
Author's Notes:Bueno aqui esta el tercer capitulo, espero que sea de su agrado.Shaka miro indeciso a aquella hermosa joven que le decía aquello tan importante para El. Se acerco a ella, la tomo del rostro y le quito su mascara. La joven se estremeció al sentir la calida mano del caballero acariciando su mejilla. Ella acerco lentamente su rostro y sus labios a los de El pero cuando fueron a rozarse El dio un paso hacia atrás.



-No es correcto.- dijo un indeciso Shaka.



Ella lo miro desconcertada a lo que pregunto:



-¿Qué no es correcto? ¿Acaso no me amas? -dijo mientras se colocaba su mascara.



-No me malinterpretes, si te pero no es correcto que estemos juntos.



-¿Por qué?



-Porque yo soy la reencarnación de Buda, soy un santo de oro, yo no puedo



Ella lo miro con decepción, sintió una horrible opresión en el pecho. Casi sin poder hablar le dijo:



-Ya veo es mas importante para ti ocuparte de tus asuntos y de tu meditación que de tus sentimientos. Pero puedes hacer las dos cosas. Yo no te pido que elijas. Sinceramente Shaka de virgo, no te creía tan cobarde.



Dicho esto la joven se fue corriendo. Shaka quedo con una mano en el pecho, no podía asimilar lo que ella le había dicho, ¿Era El un cobarde? Quedo pensativo ese día, no era que no la amaba, simplemente tenia miedo, ella era imponente, hermosa y El era un monje. No podía enamorarse. Pero sin embargo ella aparecía en todos sus sueños. Su rostro, su voz, su mirada ¿Podría amarla tanto y sentir tanta incertidumbre?



Ella por su parte se sentía decepcionada, no lloro, era demasiado orgullosa para hacerlo. Mis lagrimas son demasiado valiosas para derramarlas por un cobarde pensaba la orgullosa guerrera. Pero sin embargo amaba a ese caballero, más que a su vida, y se sentía triste por lo ocurrido. No lo entendía ¿Qué trataba de demostrar? Si la mayoría de los caballeros tenían sus amantes fuera del santuario o algunos adentro, ¿Por qué el no se daba la oportunidad de amar a alguien? Por mas caballero que fuera era humano.



Al salir corriendo se topo con su amiga Marin de Ãguila.



-¿Qué ocurre Anika?



-Nada.



-No me mientas, dime ¿Hablaste con Shaka?



-¡Ese hombre es un cobarde!



Sin darse cuenta había gritado eso, y esa frase llego hasta los oídos de un caballero en particular y muy amigo de Shaka, Mu de Aries. Quien en ese momento se dirigió a hablar con Shaka. Por su parte Anika le contó lo sucedido a Marin, a lo que ella le respondió:



-Bueno Shaka es un hombre muy espiritual, pero debe darse cuenta de que es humano y que es normal que sienta atracción por una mujer.



-No me importa, de todas formas por mas fuerte que sea no puedo matarlo, el es uno de los mas fuertes no puedo privar a mi Diosa de su mejor guerrero.



-No me mientas, no metas a Atenea en esto. Tú no lo quieres matar porque lo amas. Y es lógico. Anika dale tiempo. Tal vez para Shaka fue muy pronto y se sintió abrumado. Dale un tiempo. Se que como te sientes pero



Anika miraba a su amiga con suma atención, tenía razón, por más caballero era humano y también sentía miedo e inquietudes.



-Tienes razón Marin. Gracias.







Un caballero de largo cabello y capa blanca se dirigía a la casa de virgo. No encontró a su amigo allí, así que se dirigió al lugar que solo El conocía, el jardín oculto en la casa de virgo. Al entrar allí vio a su amigo meditando:



-Shaka ¿Qué ocurrió?



El joven de cabellera rubia se levanto y abrió sus ojos, mirando fijamente a su amigo:



-Mu, no te voy a negar que la amo, pero no es correcto, soy un monje y un santo de Atenea. Y ella es una amazona. ¿Crees que Atenea se ponga feliz de ver a un santo enamorado?



-Si, por mas santo que seas eres humano. Si la amas debes decírselo. Además debes entender el privilegio que tienes. Muchos caballeros la han cortejado y ella los ha rechazado. Ahora sabemos la razón, ella los rechazo porque te amaba a ti, Shaka.



Atenea no va a castigarte porque te hayas enamorado de una amazona, además viste su rostro y las reglas dicen que debe matarte o amarte. Ella ya escogió ¿Y tu? ¿Qué harás?



Shaka miro fijamente a su amigo. A lo que le pregunto:



-¿Tu que harías en mi lugar Mu?



-Creo que si la amo de verdad, correspondería a sus sentimientos. Olvídate de que eres monje, eres un hombre también, como los otros caballeros y mereces ser amado y amar a alguien. El amor no es un pecado, Atenea no va a castigarte. Deja de pensar con la cabeza y siente con el corazón. Pero de todas formas es tu decisión.



Shaka miro a su compañero, tenia razón.



-Te dejare a solas para que lo pienses.-dijo Mu mientras se iba.



Shaka asintió y se quedo solo pensando, tratando de escuchar a su corazón. Sin duda había lastimado a Anika y conociendo lo orgullosa que era tal vez si el le decía la verdad ella no lo aceptaría. Pero sin embargo sentía la necesidad de decirle lo que sentía.



Anika por su parte camino por el santuario sola y pensativa hasta que se encontró a Milo de Escorpio.



-Anika ¿Cómo has estado?



-Bien, ¿Y tu?



-Bien, no se te ve conforme con tu respuesta ¿Segura que no ha ocurrido nada?



-Si, estoy bien.



Milo se quedo mirando a la joven, El fue uno de aquellos caballeros que la había cortejado, y ella lo había rechazado, sin embargo eran buenos amigos. Pero ese día la joven no estaba de humor para hablar con alguien así que se despidió de Milo y se fue.



Esa noche permaneció a cielo abierto, no tenia sueño ni tampoco ganas de estar en su casa. Solo quería despejarse de lo que había ocurrido. Cuando estaba tranquila meditando una mano calida le toco el hombro. Ella desconcentrada lo ataco, el joven no esquivo su golpe y callo tumbado al suelo mientras de su rostro chorreaba sangre.



-¡Shaka!, ¡¿Qué he hecho?!- grito asustada.



Obviamente eso no fue suficiente para derrotar al santo de virgo, pero si para herirlo, El se levanto pesadamente y dijo:



-Con razón dicen que eres la mas poderosa de las amazonas, Anika no te preocupes estoy bien.



-Lo lamento no quise herirte Shaka, ven conmigo así te curo el rostro.



El asintió y la acompaño hasta su casa en donde ella curo el rostro herido de Shaka.



Mientras lo curaba Shaka le dijo en tono de broma:



-Te sacaste las ganas de golpearme ¿No es así?



Ella lo miro y le contesto sonriente:



-Bueno no voy a negarte que tenia ganas de golpearte pero nunca quise hacerte daño. ¿Por qué me buscaste?



El joven se levanto de la silla en la que estaba sentado y se acerco a ella, con su mano derecha suavemente le quito su mascara y acaricio el rostro de la sorprendida joven. Sin darse cuenta sus ojos azules se perdían en aquellos ojos oscuros que parecían dos cometas. Ella desvío su mirada y con su mano aparto la de Shaka.



-Shaka- murmuro.



-Perdóname Anika, he sido un tonto. Yo si te amo. Es solo que tenias razón si soy un cobarde.



Ella le sonrío con ternura y se abrazo a El apoyando su cabeza en el pecho del fuerte caballero.



-Shaka te amo. No eres un cobarde, eres humano.- dijo ella mientras levantaba su mirada para ver a los ojos al caballero que tenía sus ojos abiertos y la contemplaba con amor.



Ambos acercaron sus rostros, sus labios hicieron contacto suavemente. Sus lenguas entraron en un jugueteo rápido y lujurioso. Shaka tomo a la joven de la cintura y la atrajo hacia si. La joven la sentir las manos del caballero soltó suspiro. El la miro tiernamente y continúo besándola. Ambos habían superado sus prejuicios y dudas y se habían sincerado con sus sentimientos.
End Notes:
Ay.. la duda gran tema filosofico jejeje. bueno espero que les haya gustado el capitulo y desde ya gracias por leerlo.
End Notes:Ay.. la duda gran tema filosofico jejeje. bueno espero que les haya gustado el capitulo y desde ya gracias por leerlo.Regresar al índiceCapítulo 4 Amandonos. by Princesa Tsunade
Author's Notes:
Ojala les guste =)
Author's Notes:Ojala les guste =)En uno de esos días, mientras caminaba por el santuario Anika se encontró con su amiga Marin de Ãguila y con su pupilo Seiya. Cortes se acerco a saludar.



-Marin ¿Cómo has estado?



Ella la miro sorprendida, no era de acercarse a saludar, siempre estaba apurada.



-Muy bien Anika, ah ya conoces a Seiya.



-Hola Seiya.- dijo la joven.



El pequeño Seiya quedo asombrado mirando a la joven guerrera. Ella estuvo unos momentos hablando con Marin y fue interrumpida por Seiya.



-¿Por qué tú no tienes un pupilo Anika?- pregunto curioso el joven.



Marin lo regaño.



-¡Seiya! Ella es la señorita Anika para ti. No debes tratarla con tanta familiaridad.



-Esta bien Marin, Seiya no tengo un pupilo porque el Gran Maestro no me ha asignado a nadie. De todas formas no quiero tener un pupilo.



-¿Es cierto que eres la descendiente de Aquiles y que heredaste su fuerza?- pregunto curioso el niño.



-Si, es cierto. dijo sonriente la joven.



-Anika se acerca el día en que debo pelear por mi armadura, ¿Iras a animarme?



La guerrera miro a su amiga y sonrío.



-Si Seiya, claro que iré a animarte. Debes entrenar mucho ya que hay guerreros muy fuertes que ansían la armadura.



-No se preocupe señorita, yo soy muy fuerte.



La joven guerrera sonrío ante el comentario de Seiya, se despidió de ellos y se fue.



En esos días el santuario se torno extraño, cuando Anika estaba entrenando recibió una orden del gran maestro de que vaya a verlo, ella asintió e inmediatamente fue. Pero se percato de que había algo extraño ahí. No era el mismo cosmos, parecía el de alguien más. Eso le dio escalofríos ¿Seria su imaginación?



El gran maestro estaba sentado en su silla, ella llego y se arrodillo ante El.



-Han llegado noticias suyas a mis oídos. dijo el hombre.



Ella no contesto miraba hacia el suelo y escuchaba atentamente lo que El le decía.



-Me han dicho que le han visto el rostro, y que ha sido un caballero de oro Shaka de virgo. ¿Es cierto eso?



Ella quedo asombrada ¿Cómo lo sabia El? No podía mentirle al gran maestro.



-Señor, es cierto pero



-¿Y que has hecho con respecto a las reglas? ¿Qué decisión ha tomado?



-Disculpe que lo cuestione pero eso no va a disminuir mi rendimiento y puedo seguir con las misiones, soy la mejor guerrera al servicio de Atenea y



-Eso ya lo se. Contesta la pregunta.



-He decidido amarlo, señor.



El hombre se levanto de la silla en la que estaba sentado y se dirigió a la joven le dio la orden de que se levantara.



-Es una lastima, porque pensaba invitarla esta noche. ¿Aceptara usted mi invitación descendiente Aquiles? ¿O acaso eres una mujer fiel?



Ella quedo totalmente asombrada, ese hombre que respetaba y conocía de desde pequeña la invitaba a pasarla noche con el. Pero ella amaba a otro hombre.



Desvío su mirada hacia el piso y le contesto:



-Lo siento señor, pero no puedo aceptar su invitación.



-¿Por qué? ¿Acaso no sabes quien soy yo?



-Lo se muy bien, pero no estoy de acuerdo, además mi corazón le pertenece a otro hombre. Perdóneme señor pero yo tengo honor. Con permiso.



Dicho esto la joven se fue, mientras que aquel hombre quedo furioso en su habitación. No la castigo por su desobediencia, después de todo era una invitación no una orden, aunque su pensamiento era: Debí habérselo ordenado.



Ella se dirigió a la casa de virgo para contarle lo ocurrido a Shaka, todavía tenia dudas con respecto a lo sucedido. ¿Quién seria ese hombre? Su cosmos no era el mismo que ella había sentido la ultima vez que había visto al gran maestro. Desde que



Cuando ella se acercaba a la casa de virgo pudo oír una discusión entre Shaka y su buen amigo Mu. Lo último que alcanzo a oír fue lo siguiente:



-¿Acaso no te das cuenta Shaka? Todo es muy raro aquí, el gran maestro no debería decir esto pero tengo mis sospechas, el no es quien dice ser



-No te atrevas a decir eso Mu, el gran maestro es nuestro superior ¿Cómo te atreves a dudar de el? Y además ¿Por qué no estas aquí en el santuario cuidando tu casa?



-Que necio eres, no estoy aquí porque estoy sospechando de algo malo, y además no quiero estar aquí. No volveré



En ese momento ambos sintieron el cosmos de Anika y se quedaron en silencio, ella entro y muy cortes saludo a Mu.



-¿Es cierto que se va señor Mu? pregunto la joven guerrera.



-Si, me iré por un tiempo, adiós Anika, cuídate.



Ella asintió y el guerrero de Aries se fue. Shaka y ella se quedaron mirándose.



-¿Qué ocurrió Shaka? ¿Por qué discutías con Mu?



-Por nada, no te preocupes.



-¡Ey! No me mientas. Mu es un buen hombre ¿Qué fue lo que paso para que discutieras con el?



-Nada.



-Muy bien si no quieres decirme, entonces me voy.



-¿Porque no me dices porque estas aquí?



-Quería contarte algo pero me parece que no estas de humor.



El la miro fijamente, era altiva, presumida. Se le dificultaba a ambos mantener su relación con sus caracteres tan especiales y tan diferentes. Pero como el era tan tranquilo siempre cedía.



-Esta bien dime ¿Qué ocurrió?



-El gran maestro me llamo me pregunto si era cierto que era tu novia y además me pidiópasar la noche con el.



Shaka abrió sus ojos ¿Cómo el Gran maestro iba a hacer eso? Pero ella no le mentiría.



-¿Qué fue lo que le dijiste?



-Que no obviamente, yo te amo Shaka, no quiero a otro hombre por más que sea el gran maestro. Sabes escuche lo ultimo que hablaste con Mu, creo que el tiene razón.



Shaka se acerco más a ella asombrado, pero con voz firme le dijo lo siguiente:



-No debes dudar del Gran Maestro. Las sospechas de Mu son sin fundamento.



-Oh por favor Shaka, ¿acaso no quieres darte cuenta? El gran maestro no es el mismo desde que Aioros se fue. Algo ocurrió, yo no sentí el mismo cosmos que la primera vez que lo vi. Yo opino



-No deberías, son opiniones sin fundamento. Y no vuelvas a nombrar a Aioros el es un traidor.



Ella suspiro y se sentó en piso, El la miro fijamente y se sentó a su lado.



-Tu y yo somos muy diferentes ¿no es así Shaka? Nunca vamos a estar de acuerdo.



El sonrío y le contesto:



-Bueno, los polos opuestos se atraen ¿no?



Ambos sonrieron y el la tomo por el mentón y la beso.



-Shaka te amo. dijo la joven.



Al otro día la joven guerrera fue a ver la pelea por la armadura, como le había prometido a Seiya. Pudo notar como la rivalidad entre Mari y Shaina había aumentado, más ahora que sus pupilos peleaban por la armadura. Anika quedo sorprendida del poder de Seiya, Marin lo había entrenado muy bien.



-Te felicito Seiya. dijo la joven guerrera.



-Señorita Anika ha venido a verme ¡que bueno! ¿Vio que soy muy fuerte? respondió feliz el joven



-Si eres muy fuerte, como tu maestra. dijo sonriendo Anika.



-Gracias.



-Por nada, debo irme. Debo ver a alguien más.



La joven guerrera fue a entrenar con Shaka, al terminar se quedo en la casa de virgo conversando con el. Hasta que le pidió permiso para tomar un baño. El accedió.



Pero ella no se imaginaba que El iría detrás de ella.



Cuando estaba distraída sintió como unos fuertes brazos la rodeaban.



-Shaka



-Quiero que seas mía Anika



-Yo también quiero ser tuya



Ella se giro sorprendida y se encontró con su novio totalmente desnudo, y con un beso suyo también. La atrajo hacia el todavía mas y comenzó a besarla con lujuria y pasión. Sus manos recorrían el cuerpo de la joven, que seguía su juego pero totalmente sonrojada. La tomo de la cintura contra la pared y ella sintió un roce al mirar noto que el miembro del guerrero estaba listo para entrar en ella. La tomo con fuerza de la cintura y la elevo del piso a la pared. Las piernas de la joven se aferraron a la cintura del guerrero, y ella sentía como el, suavemente, entraba en ella. Ella soltó un gemido ante esa sensación de placer mientras que sus manos se aferraban a la espalda del guerrero, como un naufrago a la orilla. Las uñas de la joven se clavaron en la espalda de Shaka cuando lo sintió eyacular dentro suyo. Agitados ambos se separaron.



-Anika ¿estas bien?



-Shaka si te amo.



-Y yo a ti. Siempre estaré contigo.



-Y yo contigo Shaka.
End Notes:
Espero sus comentarios, pronto vendran muchos problemas entre Shaka y Anika, pero tendran que esperar al proximo capitulo =) hasta pronto y gracias ;)
End Notes:Espero sus comentarios, pronto vendran muchos problemas entre Shaka y Anika, pero tendran que esperar al proximo capitulo =) hasta pronto y gracias ;)Regresar al índiceCapítulo 5 Un amor hecho pedazos. by Princesa Tsunade
Author's Notes:
Ojala les guste =)
Author's Notes:Ojala les guste =)Esos últimos meses fueron color de rosas para Shaka y Anika. Tenían una relación envidiable y se amaban más que a sus vidas. Pero en el Santuario no todo era de ese color. El Gran Maestro no era más que un hombre malvado que se ocultaba tras una mascara, igual que sus verdaderas intenciones. Y tres caballeros se habían percatado de eso por eso uno estaba muerto y el otros dos se habían exiliado. Me refiero a Dohko de libra y a Mu de Aries. Anika también sospechaba del gran Maestro pero sin embargo gracias a Shaka se había olvidado de sus desconfianzas. Ahora solo pensaba en El, pero obviamente estaba al tanto de lo que pasaba en el santuario.



En uno de esos días hubo un incidente en el que Anika fue testigo clave. El señor de los hielos, el caballero de Cristal, fue al Santuario a hablar con el gran Maestro pero fue atacado por una horda de guerreros al servicio del gran Maestro. Obviamente no fueron rivales para el caballero de Cristal pero en ese momento apareció el gran Maestro. Quien ataco al joven caballero volviéndolo su esclavo.



Anika observo todo esto asombrada, no podía dar crédito a lo que sus ojos veían y a lo que sus oídos escuchaban:



-Cristal quiero que mates a los caballeros de bronce. esa fue la orden del gran Maestro. -Si señor. contesto el joven caballero.



Anika quedo sorprendida observando todo eso. Y sus sospechas resurgieron otra vez. Corriendo fue hasta la casa de virgo y le contó todo esto a Shaka.



-Anika ¡basta! Ya te dije que no debemos dudar del gran maestro. dijo muy serio el caballero.



-Pero Shaka ¿No te parece extraño? ¿Por qué usaría esa técnica con el caballero de Cristal? ¿Para que controlar su mente?



-Anika, Cristal debe haber hecho algo malo. No debes dudar del gran maestro.



-Pero Shaka nada justifica que se use esa técnica. Eso es de cobardes y



-¡Basta! ¡No digas esas cosas!



-Pero



-Si vas a seguir con esas conjeturas sin pruebas te voy a pedir que te retires de la casa de virgo.



La joven lo miro y desvío su mirada. Ella sabia que tenía razón. Pero Shaka era muy testarudo.



Al otro día, mientras la joven caminaba por el santuario, ella iba a ver a Marin para saber que opinaba ella.



Pero noto que Shaina estaba atacando a la joven guerrera con otros guerreros, sin explicación alguna. La joven descendiente de Aquiles intervino a favor de Marin.



-¡¿Shania que haces?! dijo con voz potente Anika.



-No la defiendas Anika, ella es una traidora y merece ser castigada.



-¿De que hablas? Marin no es una traidora, y no dejare que la lastimes si la quieres tendrás que pasar sobre mi. dijo la joven guerrera.



-Anika es peligroso yo -no pudo decir nada mas Marin que se desmayo en los brazos de Anika.



-¡Vas a morir Anika! ¡Junto con tu querida amiga! ¡A mi cobra! dijo Shaina.



-¡Om! dijo Anika mientras una enorme barrera la protegía y el ataque de Shaina se volvía en su contra.



Shaina cayó de espaldas al suelo herida pero no muerta. Los demás guerreros quedaron estupefactos.



-Vaya no solo te acuestas con Shaka de virgo sino que también le robas sus técnicas. dijo Shaina, mientras que los demás guerreros reían en tono burlón junto con ella.



-Entonces ya sabes porque dicen que mi poder es tan grande como el de los caballeros de oro. Si no quieres morir será mejor que te largues, tu y esos imbéciles que están contigo. ¿O acaso quieren que use una técnica más fuerte?



Los guerreros se miraron y huyeron despavoridos mientras que el alumno de Shaina la ayudaba a levantarse y a huir.



Anika llevo a Marin a su casa y curo sus heridas.



-Marin ¿Qué ocurrió?



-Nada, no se que tiene Shaina que se volvió loca.



-Marin no se si te has dado cuenta, pero todos en el Santuario están raros. Y yo tengo mis sospechas y se que tu también.



-Anika es peligroso, ya viste lo que le paso al caballero de Cristal.



-Lo se pero tengo pensado dejar el Santuario e ir a ver a alguien en especial. Es el único que puede ayudarme y despejar mis dudas. Dime Marin ¿Me cubrirías?



-Claro, yo guardare el secreto pero ¿No le dirás a Shaka?



-No quiero que el se involucre, si algo le pasara por mi culpa jamás me lo perdonaría.



-Esta bien. Pero por favor ten cuidado.



-Si, lo prometo.



Al otro día, cuando era de noche Anika tomo su capa y se fue del Santuario. Y fue hasta los cincos picos donde estaba el maestro Dohko de libra.



El anciano quedo sorprendido cuando vio a la hermosa guerrera allí.



-Anika, la descendiente directa de Aquiles. ¿Qué deseas jovencita? dijo el anciano.



-Maestro Dohko, he venido a hablar con usted sobre el gran Maestro.



El caballero de libra arqueo sus cejas en señal de sorpresa y de interés.



-¿Qué sucede? pregunto.



-El no es el mismo. Tal vez sea mi imaginación pero siento que este hombre no es el hombre que yo conocí.



-Lo se, y tienes razón. Pero no podemos hacer nada.



-Pero maestro Dohko, Si usted sabía esto ¿porque se fue del Santuario?



-Porque le corresponde a Atenea recuperar el Santuario. Ella ha reencarnado y se ocupara de los traidores.



-Pero nosotros somos guerreros de Atenea, debemos hacer algo.



En ese momento un joven de cabello largo y lila apareció entre ellos, Mu de Aries.



-Anika, el gran Maestro tiene a todo el Santuario de su parte, si hacemos algo terminaríamos muertos. El Maestro Dohko tiene razón. dijo el joven Mu.



-Si, pero



-Anika debes regresar al Santuario. Muy pronto Atenea recuperara lo que es suyo. Y debes tener mucho cuidado si el gran Maestro sabe que estas aquí te mataran. dijo Dohko.



-Esta bien. Pero ¿Qué harán ustedes?



-Nosotros nos quedaremos aquí, cuando todo se arregle regresaremos al Santuario.



-Anika, ten cuidado. dijo el joven Mu.



-Si, lo prometo Mu. Hasta pronto.







En el Santuario, mientras Anika estuvo ausente ocurrió algo inesperado por Shaka. El joven caballero fue llamado por el Gran Maestro:



-Llamo usted señor. ¿Qué desea? dijo el joven guerrero.



-Shaka como sabrás Anika no esta en el Santuario. Ella se fue. No sabemos a donde pero te encomiendo una misión. Si ella regresa quiero que la mates.



-¡¿Qué?!



-Anika se esta comportando de manera extraña y me temo que es una traidora que tiene en mente algo. Quiero que la mates antes de que haga algo que perjudique al Santuario a y Atenea.



-Pero Anika jamás haría



-¿Me estas cuestionando Shaka?



-



-Esas son tus órdenes, Mátala y para asegurarme de que lo hagas enviare a tus dos discípulos contigo Agora de Loto y Shiva de Pavo. Ahora ve a esperarla a las afueras del santuario.



-Si señor.



Shaka se encontraba desvastado tenia que matar al amor de su vida. Y sabia que no podía cuestionar las ordenes del gran maestro.



Al otro día cuando Anika regresaba al Santuario fue atacada por los dos discípulos de Shaka.



-¡¿Pero que hacen?! pregunto la joven mientras trataba de protegerse.



-¡Has sido acusada de traición por el Gran Maestro y ordeno tu ejecución! dijo Shaka mientras aparecía de las sombras.



-¡Shaka! ¿De que hablas?



-Anika mis ordenes son simples, debo matarte. Pero antes dime la verdad ¿Qué fue lo que paso para que nos traicionaras?



-Pero Shaka. He descubierto los verdaderos planes del Gran Maestro pero no quiero que tu te involucres, no quiero que te hagan daño, yo te amo demasiado Shaka pensaba la joven.



-¡Suficiente! ¡Basta de charla! Ponte en guardia Anika. Y ustedes dos no intervengan. Esto es entre ella y yo. dijo el caballero de virgo.



-¡Shaka! grito la joven mientras era atacada por el.



Sin embargo la joven no se quedaba atrás, era tan fuerte como Shaka y era una pelea de iguales. Los discípulos de Shaka observaban todo expectantes mientras que uno le dijo al otro:



-Parece que Anika no es solo palabras.



-De todas formas el maestro Shaka va a vencerla.



Anika utilizaba muy bien las técnicas que había aprendido con Shaka y su manejo del cosmos era impresionante. A eso se le sumaba su fuerza sobre natural. Pero los discípulos de Shaka no intervenían, solo estaban ahí para asegurarse de que la traidora fuera eliminada y Shaka no tenía otra opción.



En ese momento Shaka se dejo de jugar y utilizo su técnica más poderosa.



-¡Tenma Koufuku!



Esa técnica traspaso la defensa de Anika y la dejo tumbada en el suelo. La joven estaba bañada en sangre y no se movía, mientras que Shaka permanecía de pie junto a ella con su mirada apagada.
End Notes:
Si, lo se van a matarme por dejarlo asi, jeje pero prometo no tardarme mucho con la continuacion jeje. Por favor opinen asi se si les gusta o no =). Muchas gracias por leerlo. Hasta el proximo capitulo ;)
End Notes:Si, lo se van a matarme por dejarlo asi, jeje pero prometo no tardarme mucho con la continuacion jeje. Por favor opinen asi se si les gusta o no =). Muchas gracias por leerlo. Hasta el proximo capitulo ;)Regresar al índiceCapítulo 6 El amor por sobre todas las cosas. by Princesa Tsunade
Author's Notes:
Ojala les guste!! =) y desde ya muchas gracias por leerlo.
Author's Notes:Ojala les guste!! =) y desde ya muchas gracias por leerlo.La joven no se movía, estaba ahí tirada en el suelo sin reacción alguna.



-¡Vayan y díganle al gran Maestro que Anika ha muerto! He cumplido con mi misión. dijo el caballero dorado de virgo a sus discípulos que observaban todo sin dar crédito a lo que sus ojos veían.



¿Cómo pudo matar al amor de su vida? ¿Cómo pudo ser tan frío? ¿Qué clase de hombre era?



-Si, maestro Shaka. dijeron los dos mientras dejaban solo a Shaka con el cuerpo de Anika.



Cuando quedo solo el joven se dejo caer de rodillas al lado de su amada. Lloraba desconsoladamente.



-Perdóname Anika, no tuve otra opción. Yo. las lagrimas del joven caballero no cesaban. Pero para sorpresa de El Anika no estaba muerta. Estaba herida de muerte pero no muerta. Shaka se sorprendió Anika era realmente fuerte, había sobrevivido al Tenma Koufuku. Sigilosamente el caballero la envolvió con su capa y regreso al santuario.



Unos guardias lo vieron y lo detuvieron preguntándole que llevaba:



-Maestro Shaka ¿Qué lleva ahí?



-Es el cuerpo de la traidora, voy a mostrarle al gran Maestro que he cumplido con la misión que me encomendó. dijo fríamente el caballero. Mientras los guardias se miraban.



-Esta bien Maestro Shaka, puede pasar. dijeron ellos.



Shaka siguió su camino, que no era precisamente el que había dicho.



Llego a la casa de virgo, limpio y curo las heridas de la joven. La recostó en su cama y la dejo allí. Eran obvias las intenciones del caballero. No mataría a Anika. La amaba. Pero para el gran maestro ella ya estaba muerta. Y el no levantaría sospechas.



-Voy a cuidarte hasta que te recuperes. No me importa si eres una traidora yo te amo y no puedo matarte. Anika te ocultare aquí en la casa de virgo. Hasta que esto pase. Nadie lo sabrá. dijo el caballero mientras tomaba la mano de la joven que todavía no despertaba.



En ese momento el joven caballero oyó unas voces en la casa de virgo. Sus discípulos Agora de Loto y Shiva de Pavo, lo estaban llamando.



-Maestro Shaka, hemos cumplido lo que nos pidió pero el Gran Maestro quiere verlo personalmente. Ha ordenado que vaya a verlo. dijo uno de ellos.



Shaka los miro seriamente.



-Esta bien, en un momento iré. Pueden irse.



-Si, maestro.



Ambos jóvenes obedecieron a Shaka y se fueron. Aunque todavía dudaban si su maestro había matado a la mujer que amaba.



Shaka obedeció y fue directo a ver al gran Maestro.



-¿Llamo usted, señor?



-Shaka quiero felicitarte. Te deshiciste de Anika a pesar del gran amor que le tenías. Tu fidelidad será recompensada.



-Señor yo no quiero nada a cambio, solo cumplí con mi deber.



El Gran Maestro llevo su mano a su barbilla y lo quedo mirando sorprendido, la frialdad del caballero lo asombraba.



-Shaka dime la verdad ¿Qué sentiste cuando la mataste? No nos olvidemos que ella fue tu discípula y además tu amante.



El joven caballero lo miro, no hubo reacción en su bello rostro pero interiormente sintió enojo, ¿Cómo el Gran Maestro iba a ser tan cruel de preguntarle eso?



-Bueno yo me sentí satisfecho de haber cumplido con lo que usted y Atenea me ordenaron.



No se pudo ver por su mascara, pero en ese momento el Gran Maestro sonrío ante lo dicho por Shaka. Se sintió complacido al saber que los caballeros respetaban su autoridad ante cualquier cosa.



-Y dime Shaka ¿Qué has hecho con el cuerpo sin vida de la joven guerrera?



Shaka sintió que una puntada en su pecho, sabia que el Gran Maestro no era ningún tonto. Pero sin titubear le dijo:



-Me he tomado la libertad de enterrarla. A pesar de ser una traidora durante un tiempo estuvo al servicio de nuestra Diosa y creo que se merecía un entierro. Discúlpeme si he pasado por encima de usted.



El gran Maestro lo miraba, sentía que pasaba algo pero no tenia pruebas para castigarlo.



-Esta bien, Shaka. Te comprendo. Además ella también fue tu amante y a pesar de todo la amabas. Esta bien caballero de virgo, puedes retirarte.



El joven obedeció y regreso a su casa. En el camino se encontró con Aioria de Leo, quien iba a ver al Gran Maestro, ya que había sido llamado por el para encomendarle una misión.



-Shaka ¿Cómo pudiste?



-¿De que me hablas Aioria?



-Mataste a Anika ella era tu



-Ella era una traidora, y no quiero hablar más del tema. Déjame.



-Pero -El caballero no pudo detener a Shaka; el siguió su camino sumiso en sus pensamientos.



Al volver a su casa de virgo lo primero que hizo fue a ver si Anika había despertado.



Pero la joven seguía dormida. Shaka suspiro y se quito su armadura, quedándose solo con su tunica y se sentó junto a la cama donde ella dormía placidamente.



-Por favor despierta perdóname por favor. dijo el caballero mientras tomaba su mano entre las suyas.



En ese momento la joven movió su mano y con dificultad despertó. El joven de un salto se levanto de la silla y se acerco a ella.



-Anika soy yo.



Ella lo miro confundida.



-Shaka ¿Qué ocurrió? dijo con dificultad.



-Perdóname Anika.



-Esta bien. Tenias que cumplir con la orden del gran maestro



-Te quedaras aquí, yo voy a cuidarte hasta que te recuperes.



-Pero ¿Qué pasara después? El gran maestro se dará cuenta de que estoy con vida.



-Eso lo pensaremos después. Ahora debes recuperarte.



-Shaka te amo. dijo ella mientras le sonreía.



-Y yo a ti. contesto el mientas la besaba tiernamente.



Al cabo de unos días Anika ya podía moverse, aunque con dificultad debido a sus heridas. Shaka cuidaba muy bien de ella.



-Eres muy fuerte, en tan solo un día ya puedes moverte. dijo el.



-Claro, además que no se te olvide que durante mucho tiempo entrene contigo.



-Es cierto. dijo el mientras se daba vuelta para buscar algo. Ella lo sorprendió por detrás y lo abrazo. El se dio vuelta y le correspondió el abrazo mientras la besaba.



Ella acaricio su rostro, su cabello hasta que sus manos bajaron hasta el pecho del joven y desato su tunica. El la miro sorprendido, todavía estaba herida. Pero parecía decidida a estar con el.



-Anika ¿estas segura?



-Si Shaka.



Delicadamente recostó a la joven en la cama y la despojo de su ropa. Beso cada parte de su cuerpo, no sabia porque pero el aroma de la joven lo volvía loco. Ella gemía de placer al sentir el contacto de los labios de Shaka en su piel. Amaba a ese hombre.



Hasta que no resistió más la tentación y sus piernas rodearon la cintura del caballero pidiéndole más.



Lentamente el joven introdujo su miembro en la intimidad de la joven. Sus caderas se movían embistiéndola. Y ella se aferraba mas a el y sus dedos se clavaban en la espalda del caballero. Los gemidos de la joven eran callados por los besos apasionados que ambos se proveían. Ella quería sentirlo más y más adentro suyo, hasta que por fin la sintió, esa exquisita sensación de sentir una parte del joven dentro suyo. La espalda de la joven se arqueo al sentirlo y sus labios mordieron los del caballero. Lentamente recuperaron la calma y ella se abrazo al joven caballero:



-Anika ¿estas bien? ¿No te duelen tus heridas?



-Shaka estoy bien. Si estoy a tu lado estoy bien. dijo ella mientras El la besaba en la frente.



En ese momento se oyó una voz. Uno de los guardias del Gran Maestro buscaba a Shaka. El joven tomo rápidamente su tunica, se vistió y salio corriendo.



-¿Qué sucede? pregunto serio cuando llego a la puerta del templo.



-Shaka el Gran Maestro quiere verlo. Dice que tiene otra misión para usted. dijo el hombre.



-Muy bien. En un momento iré. Puedes irte.



El joven regreso a su habitación, allí lo esperaba Anika.



-¿Qué sucede Shaka?



-El Gran Maestro quiere verme otra vez.



-Ten cuidado Shaka.



-No te preocupes estaré bien. Tú quédate aquí y descansa. dijo con ternura el caballero mientras la besaba.



Camino hasta el salón donde estaba el gran Maestro. Se arrodillo ante el.



-Shaka tengo otra misión para ti.



-Si, dígame.



-Aioria de leo. El también se esta convirtiendo en un traidor. Quiero que te encargues de el en cuanto llegue a este salón.



-¿Qué?



-Dijo que quería hablar conmigo seriamente. Parece ser que cuando fue a la misión que le encomendé cambio de parecer y no cumplió con su misión. Cuando llegue aquí quiero que te encargues de el.



-esta bien. dijo un extrañado Shaka.



En ese momento Aioria entro al salón.



-Gran Maestro quiero ver a Atenea con mis propios ojos. Usted nos ha engañado todo este tiempo ¿verdad?



-Aioria no se de que me hablas. contesto muy tranquilo el gran maestro.



-Aioria deberías tener mas respeto. Ese hombre es el Gran Maestro, a quien Atenea deja a cargo de sus asuntos.



-Shaka no intervengas.



Ambos caballeros aumentaron sus cosmos y comenzaron una batalla. Pero el gran maestro aprovecho la distracción de Aioria para atacarlo por detrás con su técnica y así controlar la mente del caballero de leo. Shaka quedo inmóvil, en su hermoso rostro no hubo reacción alguna, pero interiormente se sentía confundido. ¿Tendría razón Anika?



-Shaka ya puedes volver a la casa de virgo.



El caballero asintió y regreso. Pero en su mente abundaban las dudas.
End Notes:

¿Y? ¿que tal? ¿les gusto? jejeje me gustaria que dejen mas comentarios, para saber que opinan de la historia. acepto sugerencias, dudas, o lo que quieran escribirme jeje. les agradezco mucho por leer mi historia. Hasta el proximo capitulo. Noticias sobre la sierra de cadiz y sus pueblos, información local sobre covid19 coronavirus Noticias de la Sierra de Cadiz

;)
End Notes:

¿Y? ¿que tal? ¿les gusto? jejeje me gustaria que dejen mas comentarios, para saber que opinan de la historia. acepto sugerencias, dudas, o lo que quieran escribirme jeje. les agradezco mucho por leer mi historia. Hasta el proximo capitulo.

;)Regresar al índiceCapítulo 7 Atenea regresa al santuario. by Princesa Tsunade
Author's Notes:
ojala les guste =)
Author's Notes:ojala les guste =)Al regresar a la casa de virgo fue a su habitación, en donde se encontraba Anika.

-¿Y? ¿Qué ocurrió? pregunto curiosa.

-Aioria es un traidor y me ordeno ejecutarlo pero -dijo el confundido.

-¿Pero?

-Fue muy extraño lo que ocurrió ahí adentro. dijo mientras se quitaba su armadura y se sentaba.

-¿Extraño? ¿Qué fue lo que ocurrió, Shaka?

-Bueno en el clímax de la batalla el Gran Maestro ataco por detrás a Aioria y nos detuvo. Fue cuando me ordeno regresar.

-Hizo lo mismo que con el caballero de Cristal. ¿Ahora me entiendes Shaka?

El joven la miro y desvío su mirada, es cierto tenia muchas dudas, pero ese hombre era el Gran Maestro.

-Iré a meditar, ahora vengo. Tú descansa Anika. dijo el joven caballero.

-Esta bien. dijo ella.

Pero en la mente del caballero también habitaba un recuerdo. Algo que le había pedido el Gran Maestro y que el no le había dicho a Anika. ¿Lo haría?

Al otro día la joven Saori, la reencarnación de Atenea, había llegado al Santuario junto a sus caballeros de bronce, Seiya, Shun, Hyoga y Shiryu. Para hablar con el Gran Maestro. Pero la joven fue herida de muerte y el único capaz de ayudarla era el gran Maestro. Los jóvenes santos de bronces debían pasar por las doce casas, en doce horas para conseguir la ayuda para Saori.

Pasaron sin problemas la casa de Aries de y de Tauro. En géminis no había nadie aunque el gran maestro uso sus técnicas y Hyoga cayó. En cáncer Shiryu tuvo problemas pero pudo pasar. Y en leo Aioria estaba siendo controlado por el Gran Maestro pero gracias a que Cassius se sacrifico pudo volver a la normalidad.

Mientras ellos peleaban Ikki, el ave fénix, se enfrentaba a los discípulos de Shaka, Agora de Loto y Shiva de pavo. El caballero de bronce iba perdiendo la batalla debido a que el cosmos de Shaka inmovilizaba el cuerpo del caballero del fénix.

Pero en ese momento, en el cual le iban a dar el golpe de gracia a Ikki, un cosmos poderoso interrumpió la meditación de Shaka. Logrando que este dejara en paz a Ikki.

Pero ese cosmos poderoso también lo sintió Anika, quien se encontraba profundamente dormida y despertó agitada y sorprendida por la magnitud de ese cosmos.

Sin embargo el caballero dorado de virgo quedo esperando a que se acercaran los demás caballeros de bronce a su templo.

Cuando los jóvenes llegaron se encontraron con la hermosa ilusión de un jardín. Al llegar a el, lo vieron meditando. Los tres rodearon al tranquilo caballero pero este ni se inmuto ante la presencia de los tres jóvenes. Fue entonces cuando Seiya ataco a Shaka pero no logro hacerle un solo rasguño. Shiryu fue el que le siguió con su técnica el Rozan Sho Ryu Ha. Pero Shaka detuvo su técnica con una sola mano. Shiryu no podía hacer nada ante el poder de Shaka.

-¿Qué pasa Shiryu? Tu técnica no es tan buena como pensabas. dijo desafiante el Caballero dorado.

-No puedo es como si una corriente de aire no me dejara

Shaka sonrío y casi le desintegra el puño al caballero Dragón.

El siguiente en atacarlo fue Shun, el caballero de Andrómeda, pero su cadena se detuvo al atacar intentar atacar a Shaka. Con un solo sonido que Shaka emitió la cadena se volvió en contra de Shun y lo enrollo, estrangulándolo y casi cortándole el cuello.

Evidentemente Shaka era demasiado para ellos. Pero el caballero dorado se canso de jugar con ellos y los ataco con su técnica Rikudo Rinne enviándolos a través de los seis mundos y dejándolos casi muertos. El caballero de virgo no entendía como esos jóvenes habían logrado llegar hasta el por eso temió que los otros caballero habían traicionado al gran maestro. Pero fue entonces cuando recordó las palabras de Anika y de Mu.

Pero al salir de sus pensamientos se dio cuenta de que el caballero de Andrómeda todavía se movía por lo que decidió matarlo con sus propias manos. En ese momento algo vino volando e hirió la mano de Shaka. Fue entonces cuando se hizo presente el caballero Fénix. Shaka le dijo que había cometido un grave error al herirlo y convirtió sus gotas de sangre en un río que amenazaba con ahogar al fénix. Quien con un esfuerzo extremo de su cosmos logro evaporar el río de sangre.

A todo esto la joven guerrera, que había despertado de su sueño debido al fuerte cosmos que había sentido, se dirigió a buscar a Shaka dentro de la casa de virgo. Evidentemente lo encontró combatiendo con caballero del fénix. La joven no intervino sino que se quedo observando la batalla de su amado con el joven caballero de bronce desde lejos.

Cuando ella llego se encontró al caballero del fénix tratando de atacar al poderoso Shaka. Pero de nada servia, Shaka era muy fuerte. Ikki se veía acorralado e impotente ante tanto poder mientras que Shaka volvió a atacarlo, destruyendo por completo su armadura y obligándolo a intentar huir de su cosmos. Pero aun así el caballero de bronce no se rendía ya que logro recuperar su armadura y atacar nuevamente, intentando usar su Phoenix Genma Ken, pero Shaka pudo devolverle el ataque, haciendo que el mismo entrase en una ilusión poco grata, recordando cuando era un niño junto a Shun, su hermano menor.

Shaka no quería perder más tiempo, y tomó una decisión para terminar con el intruso rápidamente: Abrir sus ojos. Enseguida Ikki sufrió las consecuencias, el caballero dorado realizó su técnica más poderosa: Tenbu Hourin (El Tesoro del Cielo). Todo el lugar cambió de apariencia y solo la figura dorada de Shaka se elevó; la armadura de bronce cayó del cuerpo de Ikki, fundiéndose en el piso, esta vez la armadura no renacería como las otras veces.

Shaka explicó que su técnica, mezclaba a la perfección el ataque y la defensa, era... Perfecta. Ya una vez dentro de este poder, Shaka podría hacer lo que quisiera con el enemigo.

Anika observaba todo aquello y de repente un impulso la obligo a detener a Shaka. Sabía que con esa técnica privaría de todos sus sentidos al caballero de bronce.

-¡Espera! ¡Detente Shaka!

Ambos guerreros se encontraron con la figura de una hermosa amazona que llevaba puesta su mascara.

-Anika ¿Qué haces? Mis ordenes son claras debo acabar con el. dijo algo enojado Shaka.

Ikki observaba todo aquello sin entender que ocurría. ¿Quién era esa mujer?

-Shaka quiero preguntarle algo al caballero. Dime caballero de bronce ¿Por qué invaden el santuario tú y tus amigos y retan a los caballeros dorados?

Ikki observaba a la joven guerrera sorprendida, ¿lo atacaría ella también? Pero a pesar de sus dudas respondió con seguridad.

-¿Cómo puedes preguntar eso? Atenea esta muriendo y necesitamos la ayuda del gran maestro para que le quite la flecha de su pecho. Pero parece que los caballeros dorados no tienen ni idea de quien es su Diosa.

Shaka fue a atacarlo pero Anika lo detuvo otra vez.

-Espera Shaka. Acaso ¿No lo sentiste? ¿Ese cosmos poderoso?

Shaka miro sorprendido a Anika, ¿Ese cosmos que había interrumpido su meditación era Atenea?

-Ese cosmos Shaka que interrumpió tu meditación y evito que me mataras era Atenea. dijo Ikki.

Shaka y Anika se miraron cómplices y sorprendidos.

-eso no me importa debo matarte esas son mis ordenes. dijo Shaka.

-¡Espera Shaka! grito Anika.

-¿Por qué me detienes? Es un intruso debo matarlo.

-Shaka estoy segura de que sentiste ese cosmos, ¿Y si es realmente Atenea? ¿Y si este caballero tiene razón? Solo ella podría interrumpir tu meditación.

El caballero quedo pensativo, es cierto, solo Atenea podría interrumpir su meditación.

Suspiro y le devolvió su armadura a Ikki. Anika lo miro sorprendida.

-Si es cierto. Ese cosmos era tan fuerte como para ser el de Atenea. Esta bien te dejare ir fénix.

-Pero Shaka -alcanzo a decir Ikki.

-Anika tiene razón. Vete ya antes de que me arrepienta.

Ikki asintió y se fue. Mientras que Anika se acercaba a Shaka.

-No puedo creer que deje escapar a mi victima porque tú me lo dijiste. Aunque talvez sea hora de que te escuche.

Anika sonrío y apoyo su cabeza en el pecho de Shaka.

-Créeme Shaka estoy segura de lo que te digo. Esos jóvenes están en lo correcto.

-Esta bien. dijo el mientras suspiraba.

Ellos quedaron en la casa de virgo mientras que Ikki salio corriendo a ayudar a sus amigos. Al cabo de unas horas Atenea fue curada gracias a la ayuda de Seiya. Y ella comenzó a recorrer las doce casas junto a los santos que quedaron vivos. Llegaron hasta Seiya y descubrieron que el Gran Maestro había sido asesinado por Saga de Géminis y este había tomado su lugar como el líder del santuario. Atenea llego hasta el seguida por todos sus caballeros. Cuando los dorados que habían quedado con vida quisieron reprenderlo Mu los detuvo. Lamentablemente Saga había sido poseído por Ares y había querido tomar el mando de la tierra. Cuando este volvió a ser Saga se suicido frente a Atenea. Antes de morir, Saga recuperó el color de cabello azulado, y le pidió disculpas a Atenea. Ella lo perdonó, y Saga murió en su regazo, con una expresión... Tranquila.

Con todo aclarado y Atenea de vuelta en el Santuario las cosas habían vuelto a la normalidad. Bueno a la normalidad.

Los caballeros de bronce fueron curados y Mu se encargo de reconstruir las armaduras de bronce con la sangre de los caballeros dorados.

Luego de dar su sangre, Shaka se dirigió a hablar con Anika, quien estaba curando las heridas de los caballeros de bronce por orden de Atenea.

Cuando llego al lugar, vio que ella estaba limpiando el rostro de Seiya con un paño.

-Anika. Tenías razón. dijo el caballero.

Ella le sonrío con dulzura y le indico que salieran para no despertar a los caballeros.

-Shaka no te preocupes. Todo esta bien ahora. dijo mientras se abrazaba a el.
End Notes:
¿y? ¿que les parecio? jaja muchas gracias por leerlo, hasta el proximo capitulo =)
End Notes:¿y? ¿que les parecio? jaja muchas gracias por leerlo, hasta el proximo capitulo =)Regresar al índiceCapítulo 8 Dos nuevas batallas. by Princesa Tsunade
Author's Notes:
Ojala les guste =)
Author's Notes:Ojala les guste =)Luego de dar su sangre para reparar las armaduras, Shaka se dirigió a hablar con Anika, quien estaba curando las heridas de los caballeros de bAprendiendo a amar by Princesa Tsunade

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fanfic.es/viewstory.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20