Apocalipsis de las tinieblas by Kilial

Fanfics en EspañolEl sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

 Apocalipsis de las tinieblas by Kilial
Summary:

Ha amanecido una nueva era en la que nace una empresa que se encarga de esclavizar y someter a diversas crueldades a la humanidad pero Mossecín con ayuda de sus amigos, los miembros de una organización que se encarga de proteger a los humanos, hara frente a la empresa.



Categories: PELICULAS, UNDERWORLD, EL SEÃOR DE LOS ANILLOS, CROSSOVERS Characters: No

Generos: Accion/Aventura, Ciencia Ficción, Fantasía, Horror, Misterio, Romance

Advertencias: Spoilers

Challenges:

Series: Darkworld

Chapters: 3 Completed: No Word count: 3674 Read: 146 Published: 25/05/2009 Updated: 01/11/2009
Summary:

Ha amanecido una nueva era en la que nace una empresa que se encarga de esclavizar y someter a diversas crueldades a la humanidad pero Mossecín con ayuda de sus amigos, los miembros de una organización que se encarga de proteger a los humanos, hara frente a la empresa.



Categories: PELICULAS, UNDERWORLD, EL SEÃOR DE LOS ANILLOS, CROSSOVERS Characters: No

Generos: Accion/Aventura, Ciencia Ficción, Fantasía, Horror, Misterio, Romance

Advertencias: Spoilers

Challenges:

Series: Darkworld

Chapters: 3 Completed: No Word count: 3674 Read: 146 Published: 25/05/2009 Updated: 01/11/2009
Story Notes:

POR FAVOR DÁDME COMENTARIOS Y OS LO AGRADECER….

Story Notes:

POR FAVOR DÁDME COMENTARIOS Y OS LO AGRADECER….

Prólogo by Kilial
Author's Notes:

Sale en el fanfic Joanie, la de la película Cursed.

Author's Notes:

Sale en el fanfic Joanie, la de la película Cursed.

Prólogo

 

Desde hace mucho tiempo, en el planeta Tierra, los humanos fueron muy crueles con los que no eran como ellos (por ejemplo hombres lobo), pero en un pueblo se fundó una empresa llamada E.D.E.D.H (Empresa De Eliminación De Humanos) para castigar a los humanos sometiéndoles a una perpetua esclavitud y otros crueles castigos. Sus amos serían los no-humanos.

 

Un día, la empresa ordenó a todos sus soldados, anubis y minotauros, que masacraran a los bebés humanos. Después, los autistas también irían desapareciendo...

 

Sin embargo, la empresa necesitaba nuevos aliados para imponer el nuevo régimen y entonces, experimentaron con humanos introduciéndoles sangre de un Anubis o de un minotauro y Virus-T creando unas superpoderosas criaturas llamadas AnTauros (mezcla de Anubis y minotauro) que por el efecto del Virus-T poseían el doble de fuerza y eran más fieras.

 

Un día, la empresa realizó una importante reunión con unas extrañas personas que decían traer información que con la que podrían conseguir nuevos avances los experimentos y así hacer más fácil la dominación del mundo.

 

La sala en la que se llevaba a cabo la reunión era amplia y en su centro había una gran mesa con sillas móviles a su alrededor. En el lado presidencial se encontraba el doctor Isaacs, él era el jefe de la empresa y a su lado estaba Joanie, su secretaria, ella tenía una melena rubia y los ojos azules.

 

Joanie y el doctor Isaacs fueron los fundadores de E.D.E.D.H y antes habían colaborado juntos en los diversos proyectos. Pero éste último iba a ser el más importante de ellos fuera cual fuera ése proyecto.

 

-¡Bienvenidos a nuestra empresa! ¡Somos los fundadores Isaacs y Joanie!-. Se presentó el doctor con su voz carismática.- Hemos entendido que traéis nuevas noticias.

 

-Sí señor.-Asintió uno de los visitantes.

 

-¿Y cuales son?-. Intervino Joanie, que llevaba en sus manos una taza de café.

 

-Pues, que existen nuevas fuentes de experimento-. Respondió otro visitante.- Siempre habéis usado como conejillo de indias a humanos y podría sugeriros que utilizarais a los no-humanos para variar ¿Por qué no experimentáis con vampiros por ejemplo?

 

-Porque puede ser arriesgado, a pesar de su utilidad y que no es una raza débil (apodo despectivo que se refiere a los humanos), necesitaríamos muchos cazadores para que los capturen y son muy listos para esquivarnos-. Objetó Joanie con paciencia.

 

-Sin embargo, si duermen de día podremos localizarlos.- Insistió y luego, razonó.- El problema es cómo traerlos al laboratorio.

 

El doctor Isaacs sugirió.- Tenéis razón: hay otras especies con las que experimentar y los no-muertos pueden ser arriesgados debido a su gran fuerza y debilidad a luz. Pero…. ¡se me ha ocurrido una idea! sería más fácil experimentar con licántropos, aunque hay que encontrar al más poderoso para cuidar la especie.

 

De pronto, una niña de cabellos negros apareció en la sala, era “Inteligencia Artificial” un robot que controlaba el edificio y con voz suave dijo.- Doctor Isaacs, hay pocos licántropos poderosos pero hay una que está a nuestro alcance.

 

-Perfecto, vayamos al laboratorio ¡Averigüemos quien es esa afortunada!-. Exclamó el doctor levantándose de su silla y saliendo de la sala de la reunión seguido por Joanie y los visitantes.

 

El laboratorio era amplio y estaba ubicado en el sótano, el doctor Isaacs se sentó frente al ordenador portátil y buscó en una base de datos de los licántropos hasta dar con el nombre de Mossecín Rose Nawston y junto al nombre y su información se mostraba una joven sonriente de cabellos violáceos y unos brillantes ojos azules.

 

-¡Perfecto!-.Exclamó el científico Isaacs, sabía que se trataba de ella.

 

Sabiendo su paradero, envió a sus hombres a que la buscaran e incluso ofreció una recompensa de 2.000.000 de dólares.

 

 

End Notes:
ESPERO QUE OS GUSTE EL FANFIC.
End Notes:ESPERO QUE OS GUSTE EL FANFIC.Volver al indexCapítulo 1 Una nueva vida by Kilial
Author's Notes:

La casa de la organización salió en uno de mis sueños y se parece a una casa real.

Author's Notes:

La casa de la organización salió en uno de mis sueños y se parece a una casa real.

Una nueva vida

 

De pronto, se abrieron unos ojos azules tan claros como un cielo despejado y resultaron ser de Mossecín, la chica que estaba buscando el doctor Isaacs. Era una hermosa joven blanca, de 22 años de edad. Al incorporarse vio que se hallaba en la habitación de un hospital y metida en la cama, llevaba un camisón blanco de hospital.

 

Sentada, inclinó su cabeza, con sus cabellos cayendo en forma de cascada violácea, y se frotó los ojos con sus manos. Despacio se levantó de la cama y se aproximó a la puerta. En el pasillo no se veía a nadie y entonces salió.

 

-¿¡Hola!?-. Su grito produjo un eco sin respuesta.

 

Entonces, recorrió los blancos pasillos iluminados por luces fluorescentes, sin saber exactamente a donde se dirigía, bajó las escaleras que la llevaron a la planta baja. Allí encontró la puerta principal.

 

Al salir del hospital, vio horrorizada y atónita una ciudad en caos: vehículos destruidos en pleno desorden, cadáveres ensangrentados de hombres, mujeres y niños, esparcidos por las calles. Desconcertada y desorientada, caminó lentamente por calles fantasmas, preguntándose qué había pasado en la ciudad para que en ella ya no hubiese vida.

 

De repente, oyó ruidos por detrás y se giró, no vio nada. Entonces, se escucharon ruidos de nuevo, pero tampoco halló ni un alma.

 

-¡Vamos, salid! ¡Sé que estáis aquí!

 

Pero no se oyó ni vio nada y se dio la vuelta. De pronto, la joven se sobresaltó cuando alguien alto y fornido surgió detrás de ella agarrándola y cubriendo sus labios con una mano con guantes. Mossecín, forcejeando, intentó pedir auxilio pero era arrastrada por el desconocido con ayuda de otras figuras que acababan de reunirse con él.

 

La trasladaron a un callejón cuyo suelo era de tierra y estaba encharcado, la empujaron contra una pared, sujetándola por las muñecas como si fueran a violarla.

 

-¡Soltadme! ¿Quiénes sois?-. Gritó la joven intentando zafarse.

 

-Somos gente que viene a buscarte en nombre de una honorable empresa.

 

-¿Qué empresa es?

 

-¡Que importa, porque vas a morir!

 

Entonces, cuando el hombre iba a atacarla, ella le golpeó con su rodilla y echó a correr, pero el jefe se lanzó sobre ella y cayó. Sacó su pistola y la apuntó...

 

¡PAM! Alguien le había disparado al pecho y el agresor cayó al suelo. Mossecín se incorporó y mirando hacia atrás vio a un hombre de color, alto y fornido, y una mujer de pelo corto y castaño, que tenía una esbelta figura. Iban armados con revólveres que colgaban en sus costados por medio de un cinturón.

 

Los atacantes de Mossecín corrieron hacia los ellos con porras, navajas y pistolas, mientras Mossecín se levantaba rápidamente y se pegaba a la pared para estar a salvo de la lucha.

 

¡Era increíble! Los rescatadores esquivaron los ataques de los agresores y los golpeaban con puños y patadas, hasta que los malhechores quedaron inconscientes.

 

Entonces, se acercaron a la chica.

 

-Tranquila, hemos venido a ayudarte ¿estás bien?-. Le preguntó la mujer.

 

Mossecín asintió con la cabeza.- Gracias ¿quiénes sois?

 

-Somos Alice y Blade, y te buscábamos para ponerte a salvo, Mossecín-. Respondió la mujer con una sonrisa de complicidad.

 

-¿Cómo sabéis mi nombre?

 

-Te lo contaremos en el camino-. Contestó Blade.

 

Le condujeron a un coche de color gris, que estaba aparcado en las afueras de la ciudad, ya en ruinas, y emprendieron la marcha; ya lejos de allí retomaron la conversación:

 

-Nosotros trabajamos para una organización secreta que pretende proteger a los humanos, tenemos un espía que nos informa sobre los planes del doctor Isaacs. Así es como nos enteramos de tu existencia.- Explicó Blade, que iba conduciendo el coche en el que se escuchaba la canción de la banda sonora de Resident evil como música de fondo.

 

-¿Qué ha ocurrido en la ciudad? ¿Y quienes son esas personas que intentaron matarme?

 

-Esa ciudad ha sido masacrada por los anubis y los minotauros que trabajan para la empresa E.D.E.D.H, creada por el doctor Isaacs. Y las personas que te atacaron eran sus secuaces.

 

-Y esa empresa te buscaba para someterte a diversos experimentos.-Concluyó Alice mirando por detrás a Mossecín.

 

-¡Ya estando llegando!-. Exclamó Blade.

 

Ellas, a través del parabrisas, vieron que el coche subía por una cuesta que estaba bañada por el sol. Al llegar a la cima, se veía una casa y detrás de ella, había una mesa de madera grande con bancos.

 

Aparcaron en la puerta principal, los tres se bajaron y entraron. La casa era de una sola planta con un pasillo y dos puertas: la principal y la que daba al patio donde se encontraba la gran mesa. Todas sus paredes estaban pintadas de blanco. Las habitaciones tenían ventanas excepto en un dormitorio.

 

En el cuarto de baño, iluminado por un ventanuco, de cristal traslúcido, Mossecín se relajaba con un baño de agua caliente y espumosa. Al sentir el contacto del agua su blanco cuerpo, cada minuto le parecía muy corto y deseaba estar así, siempre... finalmente hizo un esfuerzo y se enjabonó por última vez con la esponja natural impregnada de gel, se aclaró con y salió de la bañera secándose con un albornoz de algodón naranja.

 

Su largo cabello violáceo, mojado, quedaba pegado por la espalda. Se vistió con la ropa que le había proporcionado Alice: un chándal de color rosa pastel, unos calcetines blancos de algodón, unas zapatillas cómodas, ropa interior y una camiseta amarilla de algodón.

 

Cuando se secaba el pelo, sonaron unos golpecillos en la puerta.

 

-¿Quién es?-. Preguntó apagando el secador para escuchar mejor.

 

-Soy Alice-. Se oyó la voz desde el otro lado de la puerta.- Tenemos una reunión en la que tienes que tomar parte, eres la nueva miembro de nuestra organización.

 

-¡Voy!

 

Salió del cuarto de baño con el pelo recogido en una coleta, recorrió el pasillo hasta llegar al salón. Por la puerta abierta, se veía a Blade y a Alice entre varias personas sentadas en una mesa alargada, unos frente a otros, y en la presidencia se veía a un hombre alto de pelo y barba blanca, vestido con una túnica del mismo color, su cara arrugada indicaba que se trataba de un anciano y en su mano sostenía una vara larga y blanca, igual que su traje. Everything about nails and manicure products Nails Trends

 

Mossecín, al cruzar el umbral, fue el centro de las miradas de los presentes y el anciano, se levantó y exclamó sonriente.- ¡Hola Mossecín! ¿Qué tal estás? Soy Gandalf el blanco, uno de los fundadores ¡Bienvenida a nuestra organización ORPROHU (Organización de Protección a Humanos)!-. Luego con su vara señaló el asiento que estaba cercano a Mossecín, frente a la presidencia.- ¡Ánimo, siéntate!

 

Se sentó mientras que todos aplaudían sonrientes.El anciano volvió a tomar la palabra.- Queridos hermanos, nos hemos reunido hoy para informaros de la nueva noticia comunicada por nuestro espía: Tendremos nuevos aliados dirigidos por Viktor, el rey de los vampiros.

 

Se oyeron aplausos de entusiasmo.

 

-¡Viktor!-. Murmuró Mossecín pensativa, ella le conocía personalmente...

 

-Por cierto, Viktor te ha mandado recuerdos.- Dijo Gandalf desde lejos.

 

Entonces, todos se volvieron hacia Mossecín. Ella estaba desconcertada, no sabía que decir.

 

-¡Estás sorprendida!-. Indicó Gandalf y retomando la conversación siguió.- ¿Por donde íbamos? ¡Ah, si! Mañana por la mañana, Viktor vendrá acompañado por sus guerreros de la muerte.

 

Aquellas últimas palabras, llamaron aún más la atención de Mossecín y esto le hizo recordar a alguien a quien amaba y que deseaba que también viniese...

 

-Pero los vampiros son débiles a la luz del sol, vendrán de noche ¿no?-. Objetó uno de los presentes.

 

-Pueden venir de día si quieren-. Intervino Mossecín levantándose de su silla.- Yo estuve en su castillo y tienen pociones que les permiten estar expuestos al sol.

 

-Veo que estás informada en este asunto.- Comentó Gandalf.

 

Ella se sentó de nuevo con gesto serio y mirando hacia abajo.

 

Cuando terminó la reunión, Alice y Blade condujeron a Mossecín a su habitación. Era amplia y rectangular sus paredes estaban pintadas de azul, tenía una ancha y cómoda cama sobre la que había un edredón de color azul marino, en un rincón había un escritorio de madera con un sillón giratorio y acolchado. Blade salió del cuarto.

 

-Descansa-. Le Indicó Alice.- Puedes relajarte hasta la hora de cenar.

 

Se tumbó en la cama boca arriba y no podía evitar expresar en su rostro preocupación. En ese momento, Alice se sentó a su lado.

 

-¿Qué te ocurre? ¿Estás triste?

 

-Solo estaba pensando en cómo me desperté en aquel hospital. Yo soy pediatra pero de otro hospital y de otra ciudad. Un día, nuestra ciudad fue asaltada por una muchedumbre y mi jefa, sin saber yo por qué, me sacó a la fuerza del hospital mientras se oían los gritos de los pacientes y de los niños...-. Empezó a gemir.- ¡Yo no quería irme! ¡No podía hacerlo, mientras que ellos eran masacrados! Me condujo por un pasadizo secreto hasta el garaje del hospital y me despidió diciéndome que era necesario que yo huyera, crucé corriendo el pasadizo y salí al campo. Allí, aquellos tipos de los que me salvasteis me encontraron y me siguieron, entonces encontré un coche en el que huí.

 

En aquel instante, acudieron a su mente terribles imágenes de ella conduciendo y de cómo volcó en una cuneta mientras el coche giraba y giraba. Ella, aterrada, gritaba. Finalmente, su recuerdo acabó con un estrépito.

 

Después continuó.- Unos granjeros me encontraron inconsciente y en una ambulancia me trasladaron a una ciudad. Así es como desperté.-Tomó aliento y después, añadió.- Yo podía haber hecho algo por aquellas personas ¿qué han hecho ellos para merecer tanto mal?

 

-Te equivocas-. Consoló Alice.- Tú entonces no podías hacer nada, ellos no son merecedores de estas tragedias. Pero ahora tú en la organización podrás cooperar para ayudar a hundir al doctor Isaacs y a su empresa. Así pagarán por sus atrocidades. Nosotros te apoyaremos, somos tu familia y tienes ante ti una nueva vida.

 

Y las dos sonrientes se abrazaron.

 

Evidentemente, Mossecín había empezado una nueva vida.

End Notes:
Espero que os guste.
End Notes:Espero que os guste.Volver al indexCapítulo 2 El amor prohibido by Kilial
Author's Notes:
En este capítulo empieza el amor y su título es una coincidencia.
Author's Notes:En este capítulo empieza el amor y su título es una coincidencia.El amor prohibido

El amor prohibido

 

En la empresa E.D.E.D.H, el doctor Isaacs se enteró por las noticias de la televisión de que los agresores de Mossecín habían resultados heridos y llevados al hospital. Frustrado se dirigió a una cafetería en donde tomó un café, la joven Joanie, le encontró sentado en la barra, se acercó a él y le preguntó.- ¿Qué te ocurre?

 

-Mi plan ha fracasado-. Después, recapacitó y añadió.- sin embargo, tenemos aliados que nos pueden ayudar, y además nuestro espía nos informará de los proyectos que surjan en ORPROHU.

 

-Pues entonces, ¡cálmate! ¿Qué quieres decir eso?

 

-Quiero decir que… tenemos un infiltrado muy especial para espiar todos los movimientos de la organización ORPROHU y de este modo, sabremos los planes con antelación y el paradero de Mossecín.- Sonrió con perversidad.- ¡Serán presa fácil!

 

A la mañana siguiente, todos esperaban a Viktor en la finca. La sala de reuniones estaba preparada. Por fin oyeron el sonido del motor de un coche y al salir, divisaron como se aproximaba una limusina negra y alargada que dio media vuelta para aparcar delante de la mesa de madera. Del vehículo salieron tres guerreros de la muerte y el esperado Viktor. Era un anciano el poderoso rey de los vampiros, alto, erguido y vestido con una larga y oscura levita de cuero.

 

Sus guerreros vestían también de cuero pero iban armados. Unos de ellos, de raza china, joven y alto, atrajo la atención de Mossecín y le sonrió. …l al verla también sonrió sintiendo una agradable sorpresa y mostrando unos perfectos dientes blancos, de entre los cuales se apreciaban unos colmillos afilados.

 

Viktor se acercó a Gandalf, que bajaba las escaleras de la entrada, y se saludaron dándose un apretón de manos y un abrazo. Luego, Gandalf cedió el paso a Viktor y éste asintiendo con la cabeza educadamente entró en la casa.

 

El apuesto guerrero cuando pasó junto a Mossecín, que estaba apoyada en el marco de la puerta, la cogió la mano dándola un apretoncito y ella complacida sonrió. Por fortuna, ni sus compañeros ni el señor inmortal se dieron cuenta. Pero Alice sí que se había percatado de aquel gesto, me modo que abrió los ojos sorprendida.

 

Entraron todos a la sala de reuniones; se sentaron alrededor de la mesa y en esta ocasión el guerrero se colocó a lado de Mossecín, que presidía la reunión. Allí intercambiaron opiniones sobre diferentes modos de actuación y no salieron de la sala hasta que todos estuvieron de acuerdo en el plan que llevarían a cabo.

 

Terminada la reunión, Gandalf rogó a Mossecín que condujera al guerrero a su cuarto mientras que él y los demás acomodaban en sus aposentos a Viktor y a sus guerreros.

 

Ella lo hizo encantada y ambos se alejaron sonrientes y cogidos de la mano. Así fue cómo Blade también los descubrió.

 

Los dos recorrieron el pasillo, entraron en la última puerta del lado izquierdo porque enfrente continuaba el pasillo en forma de L.

 

Era una habitación oscura sin ventana, que resultaba la más apropiada para un vampiro, en ella solo había una cama alta con un elegante cabecero de oro y una puerta que conducía a un pequeño baño.

 

-¿Te gusta este cuarto?-. Preguntó Mossecín girando sobre sí y observando la habitación.

 

-¡Es acogedor!

 

Cuando se dieron cuenta de que estaban solos, se abrazaron y se besaron apasionadamente.

 

-¡Como te he echado de menos Hawford!-. Susurró Mossecín.

 

-Yo también a ti, amor mío.

 

Continuaron besándose. Una mano del guerrero acariciaba la espalda de Mossecín mientras que con la otra hundía los dedos en su violáceo y suave cabello. En cuanto a Mossecín, ella usó su blanca mano para hundir sus dedos en los abundantes cabellos negros del guerrero y con el otro brazo lo abrazaba.

 

Por la tarde, todos se reunieron en el amplio holl que hacía de salita con una ventana desde la que se podía ver pasear y correr a la pareja entre risas dirigiéndose hacia la limusina para terminar sentándose en el asiento trasero. Blade de pie y al lado de la ventana, los observaba.

 

Ellos, sentados en el asiento forrado de piel beiges, estaban cogidos de la mano y con un brazo de Hawford rodeando el cuello de su amada, que había dejado al descubierto con un moño.

 

-¿Sabes Hong? (Hong es el apellido del guerrero) esperabas impaciente que vinieses.

 

-Y yo deseaba volver a verte algún día.- La selló sus labios en la suave mejilla de Mossecín.- Ha sido una sorpresa maravillosa encontrarte con los miembros de ORPROHU.

 

Entonces, ella le relató lo sucedido hasta llegar allí.

 

-Supongo que ellos han sidos muy buenos contigo-. Comentó Hong con una sonrisa.

 

-¿Puedo saber cuando tenéis pensado marchar?

 

-¡Enseguida! Nos marcharemos al castillo cuando terminen el refrigerio para prepararnos y luego vendremos de vuelta con los refuerzos para iniciar el proyecto de aniquilación de E.D.E.D.H.

 

-Espero que todo salga bien, porque deseo estar contigo.

 

-No te preocupes, lo estarás-. En aquel momento, él se tumbó en los asientos con su amada encima, y añadió.- Yo también quiero estar junto a ti. Te amo.

 

Y se volvieron a besar con la música de Mecano cuya canción se oía la de Hawaii Bombay. Hong la abrazaba con un brazo que estaba pegado al respaldo y con otro volvió entrar en contacto con el suave cabello violeta. Y Mossecín, con su mano izquierda, sumergió sus dedos y acarició su cabello.

 

De repente, los dos se sobresaltaron cuando alguien llamó por la ventanilla de la puerta que había frente a la pareja. Mossecín que estaba encima alzó su cabeza y descubrió sorprendida que Blade los había pillado y que era él quién los llamaba.

 

-Lo siento, Romeo y Julieta, pero Viktor viene hacia acá-. Miró a la puerta trasera.- Daos prisa o estaréis perdidos.

 

Mossecín se levantó rápidamente y se dirigió a la puerta del coche, pero Hawford, que se había incorporado, preguntó.- ¿Puedes despedirte de mí?

 

Entonces, se lanzó de nuevo hacia él para dar en los labios del guerrero un apasionado beso de despedida.

 

-Adiós amor mío.- Dijo la chica que se volvía hacia la puerta, la abrió y salió del coche corriendo por temor a ser descubierta por Viktor, hasta desaparecer por la esquina derecha de la casa.

 

Blade, la siguió y la dijo.- Sal y despídete de Viktor y sus guerreros con naturalidad y así no te os descubrirán.

 

Ella aliviada, salió de su escondrijo cuando Viktor, seguido por los guerreros, partían a tiempo de despedirse al igual que los demás miembros de ORPROHU.

 

Después, Alice miraba a Mossecín de forma seria cuando Blade la cogió del brazo diciendo con voz dura.- ¡Nos debes una explicación!

 

Ya dentro de la casa, encerrados en una habitación, preguntó Blade.- ¿Se puede saber qué pretendéis los dos?

 

-Pues que él me quiere a mí y yo a él-. Respondió ella decidida pero sin perder el respeto.

 

-¿Desde cuando llevas saliendo con él?-. Interrogó Alice.

 

-Dos años. Vamos haber, ¿A caso os oponéis a nuestra relación?

 

-¡Si!-. Asintieron los dos al unísono.- ¡Debes cortar con él!

 

-¿Y por qué iba a hacerlo? Yo le amo y ambos somos muy felices con ésta relación ¿Cuál es el problema?

 

-Pues, que Hong es un vampiro-. Respondió Blade.

 

Blade siempre se había dedicado a cazar vampiros y por eso, es lógico que estuviera en contra del guerrero.

 

-¡Pero es bueno!-. Objetó Mossecín.

 

-De todos modos, te decimos que no debéis volveros a ver veáis-. Sentenció Alice señalándola con el dedo.- Viktor no consentiría jamás que uno de su especie se líe con una licántropa y si se entera de vuestra relación, os matarían. ¡Y no queremos que esto pase!

 

Sin embargo, Mossecín se sintió frustrada y sus amigos, comprendiéndolo, la dejaron sola para que se relajara.

 

Mossecín amaba a Hawford con todo su corazón y no podía soportar la idea de no volver a verle. Entonces, se lanzó sobre el edredón de su cama boca abajo y empezó a llorar.

End Notes:
Por favor, decídme qué os a parecido.
End Notes:Por favor, decídme qué os a parecido.Volver al indexDisclaimer: All publicly recognizable characters and settings are the property of their respective owners. The original characters and plot are the property of the author. No money is being made from this work. No copyright infringement is intended.Fanfic archivado en https://www.fanfic.es/viewstory.php?sid=10678Apocalipsis de las tinieblas by Kilial

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fanfic.es/viewstory.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20