Ángel Ciego 5. Izbet y Elliot. La boda

 

 

 

Retomamos la actividad de los fanfics, Izbet https://www.wattpad.com/user/Izbet46 nos manda la cuarta parte de su nuevo fanfic en español de Bola de Dragón titulado "Ángel Ciego 5. Izbet y Elliot. La boda"

Resumen:

Al año y medio de su noviazgo con Piccolo, Izbet no va al Templo Sagrado un fin de semana y no avisa, cuando el namek va a buscarla, ella le dice que se va a casar con otro, lo que extraña a todos, pero nadie quiere hacer nada porque creen que la medio demonio se enamoró de nuevo, solo su novio, y su asistente Jenny saben que algo no está bien.

 

 

Angel ciego 5 izbet y elliot la boda 1

 

— Que raro que no haya venido Izbet ayer — comentó Kami Sama a Piccolo, en el Templo Sagrado.

— Debe estar cansada, me contó que está preparando otro negocio importante, incluso el viernes tenía una cena de negocios.

— Se le echa de menos, es como un torbellino cuando está aquí — recordó todas las bromas que hacía cuando estaba con ellos.

— Si no viene hoy, mañana temprano iré a verla a su casa — pensó en voz alta el guerrero.

 

Como no supieron nada de ella, el día lunes el namek fue a primera hora a la casa de su novia, pero cuando llegó el recibimiento no fue el que esperaba.

— Que bueno que viniste — dijo muy seria Izbet — tengo esto para ti — le entregó una invitación para su matrimonio con un tal Eliot, con la dedicatoria: Al idiota más grande del mundo.

— ¿Qué significa esto? — preguntó el guerrero sin querer entender.

— Además de estúpido, no sabes leer — suspiró fastidiada — voy a casarme con un hombre de verdad — su tono se volvió molesto — no sé cómo pude estar este tiempo contigo, por fin encontré al indicado, fuiste divertido un tiempo, pero ahora quiero hacer una vida normal, con un hombre normal, no con un... — se detuvo tratando de encontrar la palabra adecuada — monstruo como tú.

— No pudiste dejar de amarme de un día para otro — respondió angustiado, sintió que estaba en una pesadilla.

— ¿Crees que alguna vez te amé? No pensé que fueras tan ingenuo jajaja, simplemente me aburrí de ti, que no lo entiendes, bestia. Adiós para siempre. Vamos — se dirigió a una mujer que estaba a su lado, callada.

— ¿Quién es ella? — con lo que pasó recién se dio cuenta de la presencia de esa persona.

— Es mi guardaespaldas — ambas subieron al auto y se fueron.

El namek soltó la invitación, cayó de rodillas y golpeó el piso varias veces desesperado por lo que pasaba, en ese momento llegó volando Gohan.

— Vayámonos — dijo suave tomándolo del hombro.

— Izbet se va a casar con otro — explicó sin poder creerlo.

— Lo sé, en el templo hablaremos tranquilos — lo hizo incorporarse y se lo llevó.

Al llegar, Dende y Mr. Popó estaban igual de asombrados con la noticia y como el guerrero tampoco podían aceptarlo.

— Nadie creía que esto podría pasar, pero los sentimientos a veces cambian — le dijo su alumno para tratar de explicarle el comportamiento de la madrina de su esposa.

— Ella no puede haberse vuelto a enamorar en un fin de semana, me dijiste que la mayor prueba de su amor fue cuando casi muere para que yo pudiera volver a la Tierra — estaba sentado, mirando al piso, abatido.

 

— Yo también estoy sorprendido, ayer en la tarde Videl recibió la invitación al matrimonio, por eso fue a conversar con ella, apenas pronunció su nombre, la echo de la casa. Por favor, dele su espacio, tal vez está confundida, puede que luego quiera hablar con usted, y arreglen lo que está mal.

— Nada estaba mal, hasta el jueves todo era igual que siempre.

— Lo siento de verdad, si sé algo más le avisaré. Adiós.

Toda la noche y parte de la siguiente mañana Piccolo estuvo en la misma posición, pensando, meditando, cuando por fin se levantó fue a la empresa, y desde lejos vio como antes de tiempo Jenny salía con muchas de sus cosas en su automóvil, en la primera luz de semáforo que se detuvo la mujer, él se acercó volando por el lado del chófer para hablarle.

— ¿Por qué sacaste tus cosas? — le preguntó a la mujer de ojos azules.

— Iz me despidió — le explicó entre molesta y triste.

— ¡¡¡Qué!!! — no podía creer lo que escuchaba.

— Como lo oye, trajo un administrador nuevo que se hará cargo de sus negocios desde ahora.

— Puedes decirme que pasó la semana pasada, sé que tenía reuniones con un empresario, pero nada más.

— Suba — le abrió la puerta del copiloto — vamos a mi casa, allá podremos conversar tranquilos.

Aprovechando que no estaba su esposo ni los niños se acomodaron en el living.

— El empresario se llama Eliot, el mismo con el que se va a casar ahora, estaban viendo los detalles de una alianza comercial durante los últimos días, el viernes pasado fue a cenar a la casa de él, ayer lunes no fue a la empresa, ni se comunicó conmigo, hoy en la tarde llegó y lo primero que hizo fue despedirme.

— Esto no me calza, fui a verla ayer en la mañana y termino conmigo.

— Hasta el viernes todo era normal, ella me comentó contenta que el sábado habían quedado de ir a la cascada, se le iluminó el rostro cuando habló de usted, no puede ser que unos días después ya tenga todo listo para casará con otro, algo no me cuadra.

— ¿Qué sabes de la mujer que la acompaña? — recordó como lo miraba la tipa de ojos verdes y piel morena.

— Es parte de los guardaespaldas de Eliot, ahora que será su esposa él la designó para proteger a Izbet, pero ambos sabemos que no la necesita — pensó un rato — trataré de conseguir más información, tengo contactos en todas las oficinas.

— Gracias por todo — se levantó para irse.

— Sr. Piccolo, sé que ella nunca actuaría así, puede ser complicada de carácter, si no lo sabré yo, pero no es de las mujeres que un día dicen te amo y al otro se casa con alguien más. Ánimo, debe haber una explicación lógica para todo esto — dijo la rubia.

El namek le sonrió triste y se fue.

Pasaron algunos días, el guerrero vigilo de lejos la casa de su ex novia, vio que ella salía poco y nunca sola, la morena parecía más su carcelera que su guardaespalda. Esa noche en el Templo Sagrado sintió que se volvería loco, ya no sabía que más hacer, su mente recordaba una y otra vez lo que le había dicho cuando termino con él, y todas las cosas extraña que hizo esos días.

— Despidió a Jenny, anda con una guardaespaldas, se va a casar con otro... — repitió a cada rato en la oscuridad de una habitación.

 

Al otro día fue a conversar con la ex asistente de Izbet, a ver si ella había podido averiguar algo más.

— Ha ido poco por las oficinas, y siempre acompañada, ni al baño va sola — lo miró con tristeza antes de decirle algo más que averiguó — lamento informarle que como falta poco para su boda, se fue a vivir con el tipo — la expresión del namek era de mucho dolor — no sé qué más puedo hacer para ayudarlo.

— Necesito hablar con ella sin que esté esa mujer, sé que algo pasa, y si no está esa tipa ella me lo dirá.

— No la dejan sola jamás.

— Sabes dónde vive ahora... con ese hombre — le dolió aceptar que ahora hacía su vida con alguien más.

— Lo llevaré, pero primero debo acostar a mis niños, los dejaré con mi esposo, por favor espéreme un momento.

Ya terminadas sus labores de mamá, Jenny se fue con el namek que la llevó volando en sus brazos a la mansión de dos pisos de Eliot. Al llegar se acercaron a una ventana de la parte de arriba, y fueron testigos de una extraña escena, Izbet estaba en mitad de una sala, quieta, con un tipo a su lado, pelirrojo, piel clara, ojos verdes, bastante alto, hablando con la guardaespaldas, Jenny identificó al hombre como el novio.

— Pronto nos casaremos, amorcito — se acercó para besar a su novia.

Pero cuando estuvo a centímetros de sus labios, una diadema que tenía la mujer del mechón blanco en su cabeza empezó a pasar de un color plateado a uno rojo intenso.

— Cuidado hermano, no quiero que su cerebro se queme antes de tiempo — dijo la morena.

— Eso es imposible Ariel, antes caería inconsciente — ahora que se alejó el color del adorno de pelo volvió a la normalidad — no puedo creer que prefiera que esa cosa la toque, y no yo, nadie sabía de esa relación, menos mal que nos enteramos a tiempo, y pudimos neutralizar a esa bestia.

— Justo en el momento del beso en la iglesia, apretarás el botón y lamentablemente sufrirá un derrame cerebral, dejándote viudo — sonrió pensando en cómo gastaría el dinero de la empresaria.

— Me hubiera gustado más hacer esto con la Corporación Capsula, pero Bulma ya me conoce, y tiene un esposo muy fuerte según lo que he escuchado — hablando hacia Izbet — así aprenderás a no ser tan amable, cariño, mira como estas ahora por probarte un momento "la diadema de mi madre" jajaja.

Piccolo contuvo su rabia por lo que vio, luego de dejar a Jenny en su casa, se fue lo más rápido que pudo donde Bulma, al llegar a la Corporación Cápsula, le contó todo lo que escuchó a la científica, ella pensó en un principio que eran paranoias del namek, le costó un poco recordarlos, pero al hacer memoria por fin logró acordarse del sujeto y su hermana.

— Si es quien creo, es un científico de lo más peligroso, trabajaba para lograr el control de la mente, desapareció hace muchos años. Todas las personas que uso en sus experimentos murieron, a los primeros les hizo explotar el cerebro con un control antes de escapar de la policía, los demás pasado 15 días máximo morían irremediablemente, o al tratar de quitar los conectores, son como aguijones muy finos que tenían enterrados en sus cerebros ¿Viste si Iz tenía algo extraño en su cabeza? Tramites en Ecuador

 

— Una diadema.

— Eso debe ser, en alguna parte debe tener los contactos que entran en su cerebro — Bulma pensó rápido que hacer — debemos llamar a los demás para rescatarla, y ver como volverla a la normalidad.

— No, si vamos todos la puede matar, debo ir solo.

— Pero si pasa eso podemos revivirla con las esferas del dragón — cuando vio la mirada del otro se preocupó — ya anularon los deseos pedidos el año pasado ¿Verdad?

— Como necesitaban pedir otros, con Izbet decidimos esperar para la próxima vez.

— Más razón para que te acompañen.

— Si no sabes nada de mí a las 9 de la mañana entonces avísales — deberá encontrar la manera de rescatarla solo se dijo.

— No sería mejor... — insistió preocupada la científica.

— No, esto es algo que debo hacer yo solamente.

— Ya que no puedo hacerte cambiar de opinión, espera un momento — entró a su taller, cuando ya el guerrero aburrido estaba por irse salió con un extraño casco.

— Si logras llegar con ella, pónselo y tráela rápido, con esto se bloqueará la señal y no podrá destruirle la mente.

— Gracias.

Se fue rápido a la casa del científico, cuando llegó sintió el ki de alguien conocido.

— Jenny ¿Qué haces acá? Es peligroso — ella estaba oculta atrás de un árbol.

— ¿Tiene un plan para rescatarla? ¿Verdad? — dijo esperanzada al verle el casco en las manos.

— Sí — le contó su conversación con la científica.

— Entonces debemos encontrar la forma de quitarle esas cosas del cerebro.

— Lo primero es sacarla de allí — fue a tomar a Jenny en sus brazos — pero antes te llevaré a tu casa.

— NO — respondió con firmeza — iré con usted.

— Es mejor que entre solo, es muy peligroso.

— Ella es más que una jefa, o una simple amiga, no puedo quedarme sin hacer nada para ayudarla — en su cara vio la misma determinación de Izbet cuando quería salvar a Videl, cuando recién la conoció.

— Esta bien, pero harás lo que yo diga ¿Entendido? — decidió llevarla, sino ella podría hacer algo por su cuenta y sería peor.

— Por supuesto ¿Qué haremos?

— Entrar, ponerle esto en la cabeza y salir lo más rápido posible a la Corporación Cápsula, entendido.

— No sé volar, pero tengo mi auto cerca.

— Perfecto, si yo no puedo salir con ustedes, tú la llevarás, será tu prioridad — la joven afirmó sin miedo ni duda en su mirada, por su altura, 1.75 y complexión perfectamente podría tomar a la medio demonio en sus brazos.

Forzaron una puerta en la azotea, Piccolo fue quemando las cámaras de seguridad con sus ojos, sin problemas lograron llegar rápido al dormitorio donde tenían a Izbet, iban a ponerle el casco, pero Ariel, que estaba en el cuarto de seguridad supuso lo que estaba pasando, aviso a su hermano, y llegaron ambos con varios guardaespaldas.

— Que tenemos acá — dijo irónico Eliot — otra versión de la Bella y la Bestia jajajaja.

— Sabemos que tienes controlada su mente — Piccolo lo miró fijamente.

— Que inteligente, quien lo diría viéndote, muchachos a él.

Ariel miró a la mujer que trataba de salvar a su "jefa" y entre ambas comenzó el combate, pero no duró ni cinco minutos, la hermana del científico no fue rival para la asistente y amiga de Izbet.

 

Piccolo rápidamente logró dejar inconsciente a sus atacantes y se dio vuelta para tratar de llegar donde la medio demonio, Eliot aprovechó esa distracción y lanzó uno de los aguijones controladores contra el namek, que se le enterró en la pantorrilla, Jenny le ayudó, cuando lo retiraron salió mucha sangre, la mujer controlada escuchó todo, en ella crecía la inquietud por su amado, lloraba en silencio, la diadema estaba color rojo esmeralda.

— Vaya — dijo el científico loco — la bella se preocupa por su bestia, lamentablemente cariño no podrás soltarte de mí control, antes caerás desmayada, ninguna mente humana es lo suficientemente fuerte para liberarse.

Ninguna mente humana pensó Piccolo, entonces bajo su ki al mínimo, le pidió a la asistente que se alejará, cuando llegaron nuevos guardaespaldas, el namek dejó que lo golpearán, Jenny quiso ayudarle, pero con la mirada él la detuvo, con la vista apuntó a Izbet, quien ya tenía los ojos plomos, luego de un momento se escuchó un nuevo un grito de la mujer rubia.

— Sr. Piccolo, cuidado, un cuchillo.

En ese momento una energía negra envolvió a los matones, y los tiró contra la pared, todos cayeron inconscientes.

— ¿Acaso no sabías que ella no es humana? — le preguntó Piccolo a Eliot, sonriendo, luego de limpiarse la sangre de la boca.

Éste miró a la mujer ciega y vio que la diadema no estaba en su cabeza, entre su cabello corrían algunos hilos de sangre, Izbet tenía los ojos negros, y ya habían aparecido sus alas oscuras, dobló la corona con sus manos, se acercó al pelirrojo, y la dejo caer frente a él, lo tomó del pecho y lo lanzó lejos. Luego la medio demonio se acercó a Piccolo, pero en vez de abrazarlo, empezó a insultarlo.

— Idiota, animal, estúpido, imbécil — el namek y Jenny la miraban preguntándose qué pasaba ahora — porque no te defendiste, pudieron lastimarte gravemente — lloró y lo abrazó.

Eliot aprovechó el momento, tomó un aguijón, y corrió para enterrarlo a su futura esposa en la espalda, Piccolo al darse cuenta se dio vuelta para recibir la estocada, pero Jenny estaba atenta, lo pateo, haciendo que cayera al suelo luego de rebotar contra la pared, Izbet se acercó.

— ¿Qué cosa eres? — preguntó el hombre tiritando de miedo.

— Un demonio — respondió con una sonrisa maligna.

— MI demonio — puntualizó el guerrero de piel verde.

— Será mejor que no digas nada de la persona verde — le dijo Izbet con voz neutra — los ojos, las alas negras y todo esto, sino haré que te lleven a un manicomio, y allí donde estés nadie podrá evitar que lleguemos — Eliot miró a Piccolo y a la mujer morena, asintió y se dejó caer abatido, reconociendo su derrota — Jenny, gracias por todo, te arriesgaste mucho.

— No podría quedarme de brazos cruzados amiga — se abrazaron.

— Por favor anda a llamar a la policía, estos ya no darán más problemas — dirigiéndose a Piccolo — será mejor que te vayas.

— Iré a avisarle a Bulma que todo está bien, sino mañana tendrás a todos en este lugar — sonrió ya relajado.

— ¿Puedes esperarme en casa? — lo abrazo — tú y Jenny se arriesgaron mucho por mí, gracias, te amo.

— Sabíamos que algo extraño pasaba — le dio un beso — voy a avisarles también a Dende y Mr. Popó, luego iré a casa a esperarte.

Eliot y su grupo fueron entregados a las autoridades, Izbet volvió a sus empresas, y Jenny a su puesto de asistente personal. Bulma hizo una fiesta el siguiente fin de semana para celebrar que todo termino bien (siempre buscaba motivos para organizar algún festejo). Ese día Izbet pasó a buscar a los habitantes del Templo, pero antes de partir a la Corporación Cápsula, la pareja le pidió algo especial a Kami Sama.

— Dende, queremos pedirte un favor — dijo la mujer.

— Díganme — preguntó curioso.

— ¿Podrías bendecir nuestra unión? — pidió el guerrero algo avergonzado.

— Será un placer — extendió sus manos hacia la pareja — quisiera bendecir la unión de estos dos seres, que a pesar de las diferencias y dificultades que han encontrado en su camino, nada ha podido separarlos, su amor ha pasado por muchas pruebas que demuestran que es verdadero, y que durará por siempre.

— Gracias, fue muy lindo — la mujer le dio un beso en la mejilla al joven dios, que se sonrojó.

— Vámonos, Dende, Mr. Popó, no debemos llegar tarde — tomó de la mano a su novia y todos bajaron.

En la fiesta.

— Mira quienes llegaron... ¿Qué te pasa? — preguntó Gohan a Videl al verla con expresión extraña.

— De pequeña siempre vi a Iz segura, alegre, pero siempre sola, cuando le preguntaba porque no tenía esposo, me decía que ningún hombre podría comprenderla. Mi madrina pensaba que solo era mitad humana, por eso sentía que nadie la entendería, ahora sabe que no es humana, pero encontró a otros que son como ella, saben su verdad y la aceptan. Cuando empezó a ir regularmente al Templo Sagrado, noté que ellos se volvieron la familia que necesitaba, y que yo nunca pude ser — dijo algo triste la mujer de ojos azules.

— Lo sé, yo me siento igual por el Sr. Piccolo, cuando fue a vivir al Templo Sagrado después de fusionarse con el anterior Kami Sama, me alegró que tuviera con quienes compartir. Cuando Izbet empezó a entrenar con él, y se convirtieron en buenos amigos, me dio mucho gusto por él, pero desde que empezaron su noviazgo, se le nota completamente feliz, aunque es difícil notarlo para quien no lo conoce bien.

— Pensar que fue por un deseo pedido por Pan, que ahora ambos pueden estar como pareja. Me pregunto qué sería de ellos si eso no hubiera pasado.

— Mejor no pensarlo, las cosas ocurren por algo. Vamos a saludarlos.

 

FIN

 

Ángel Ciego 5. Izbet y Elliot. La boda

Retomamos la actividad de los fanfics, Izbet https://www.wattpad.com/user/Izbet46 nos manda la cuarta parte de su nuevo fanfic en español de Bola de Dragón t

fanfic

es

https://fanfic.es/static/images/fanfic-angel-ciego-5-1321-0.jpg

2022-11-11

 

Angel ciego 5 izbet y elliot la boda 1
Angel ciego 5 izbet y elliot la boda 1

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences