AMOR INESPERADO by malenakawaii

Fanfics en EspañolEl sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

 AMOR INESPERADO by malenakawaii
Summary:

Hinata con el corazón destrozado acepta una misión para alejarse de su amor de infancia, 10 meses después regresa a la Aldea, siendo una Hinata diferente. Poco a poco descubrirá que parte de ella aún sigue siendo tímida, pero lo que jamás se le ocurrió descubrir fue un amor inesperado, que se encargara de enseñarle el deseo y sus dolorosas consecuencias. 

 

 



Categories: ANIME/MANGA, SERIES TV, NARUTO Characters: Hinata Hyūga, Naruto Uzumaki, Neji Hyūga, Shikamaru Nara, Shino Aburame

Generos: Romance

Advertencias: Lemon

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 18 Completed: No Word count: 31118 Read: 6164 Published: 26/06/2013 Updated: 04/09/2013
Summary:

Hinata con el corazón destrozado acepta una misión para alejarse de su amor de infancia, 10 meses después regresa a la Aldea, siendo una Hinata diferente. Poco a poco descubrirá que parte de ella aún sigue siendo tímida, pero lo que jamás se le ocurrió descubrir fue un amor inesperado, que se encargara de enseñarle el deseo y sus dolorosas consecuencias. 

 

 



Categories: ANIME/MANGA, SERIES TV, NARUTO Characters: Hinata Hyūga, Naruto Uzumaki, Neji Hyūga, Shikamaru Nara, Shino Aburame

Generos: Romance

Advertencias: Lemon

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 18 Completed: No Word count: 31118 Read: 6164 Published: 26/06/2013 Updated: 04/09/2013
Story Notes:

 

 

Este es mi primer fancfic, puede que haiga errores por corregir, aceptare críticas de todo tipo, constructivas y destructivas. No escribo con ánimo de lucro, lo hago por mi pasión por la lectura y por el amor tanto por el manga como por la serie de Naruto. 

Story Notes:

 

 

Este es mi primer fancfic, puede que haiga errores por corregir, aceptare críticas de todo tipo, constructivas y destructivas. No escribo con ánimo de lucro, lo hago por mi pasión por la lectura y por el amor tanto por el manga como por la serie de Naruto. 

Capitulo 1... Regresando a la Aldea by malenakawaii
Author's Notes:

Los personajes de Naruto no me pertenecen, son propiedad de Masashi Kishimoto, yo los tomo prestados para escribir historias basadas en ellos. 

Author's Notes:

Los personajes de Naruto no me pertenecen, son propiedad de Masashi Kishimoto, yo los tomo prestados para escribir historias basadas en ellos. 

 

*

 "Nunca subestimes a tu oponente, no importa lo pequeño que parezca."

_Aburame Shino

***

 

PRÓLOGO

 

 El amor es una guerra constante. Una en la que en ocasiones se pierde lo más anhelado y sin reparos pone siempre frente a ti las verdades. Unos prefieren ignorarlo y otros se atreven a desafiarlo, así es el amor señoras y señores; irracional sin límites e irónico. Shino Abúrame siempre temió que llegara este día, pero no por ello se sentía conforme.

 

 El ya no era aquel chiquillo de 16 años, ahora tenía 20 y sus amistades lo definían como racional e inteligente, un hombre muy frugal, con aparente calma ante cualquier obstáculo. Pero aquí estaba el, caminando sin rumbo por la Aldea, planteándose una y otra vez lo peliagudo del asunto, tratando por todos los medios de convencerse de lo contrario.

 

 _ El amor te vuelve débil, te convierte en un ser indefenso con un punto ciego muy predecible. No, eso es imposible, yo no puedo estar enamorado_

 

 "¡Un ninja no puede enamorarse!"

 

 Sumido en sus pensamientos, se vio a si mismo de pie junto aquel parque, donde tantas veces fue testigo del dolor que Hinata escondía recelosamente por culpa de Naruto. Le parecía mentira lo idiota y simple que podía ser el chico, pero hay que reconocer que tenía muchas virtudes, aunque ser inteligente no era una de ellas. Shino había cambiado notablemente, tenía un cuerpo perfecto de complexión atlética a casusa del duro entrenamiento al que se sometían todos los ninjas de Konoha, muy alto, cabello castaño y grandes ojos color miel. Nunca dejaba ver su piel más de lo estrictamente necesario, pero cualquier kunoichi lo aceptaría gustosa entre sus sabanas, pero no, él no era ese tipo de hombres que necesitaba con urgencia el rose de la piel desnuda. Él era de los pocos que aun valoraba el calor de un cuerpo desnudo por amor y no solo por satisfacer sus más bajos instintos.

 

 CAPITULO 1... Regresando a la Aldea

 *

"Cometes errores... pero... a causa de esos errores... obtienes la fuerza para enfrentarte a ellos..."

_Hyuga Hinata

***

La mañana se hacía ya clara, los primeros rayos de luz irritaban sus grandes ojos perlados. Se apresuró a ducharse, hoy vería a su ahijado. el precioso hijo de su sensei Kurenai, al que llamo Asuma en honor a su padre fallecido. Estaba entusiasmada, hacia 10 meses que había dejado la Aldea y sin duda habría crecido, ese pequeñín adorable que con sus primeros llantos le había robado el corazón, ahora tendría su primer año de vida.

 

Salió del cuarto de baño y se dirigió a su armario, miro con recelo su antigua vestimenta y resignada lo cerro, dándose la vuelta para ponerse algo de lo que había comprado cuando estuvo de misión.

 

Esa misión había sido muy difícil, se había alargado dos meses más y la mayoría del tiempo se la paso admirando las nubes junto a su compañero de equipo. Tenía que reconocer que Shikamaru se había convertido alguien importante para ella, en esos meses había logrado entablar una amistad silenciosa con él, se sentía realmente en paz a su lado y observar las nubes era ahora su pasatiempo favorito. Mirando de nuevo su armario suspiro con pesar, - ¿Es que acaso, así era yo de mojigata? Shikamaru tenía razón, mi timidez es un gran problema, siempre me traerá dolores de cabeza-

 

No pudo evitar sonreír, esa misión había sido extremadamente problemática, como la definía su compañero. Salió de la mansión y camino hasta Ichiraku, esperando encontrar al responsable de su repentina marcha de la Aldea. Si, aquel rubio de ojos azules como el cielo, había roto su corazón en mil pedazos ¿pero odiarlo? No, no podría, hay costumbres que por más que se pulan jamás desaparecen por completo y por mucho que se negara a aceptarlo, siempre tendría que suprimir muy en el fondo de su corazón, una parte de sus sentimientos hacia el joven. Recorrió con la mirada todo el local, pero él no se encontraba dentro. Pronto retomo su camino analizando el porqué de su repentino interés en encontrarlo, es como si su yo interno deseara ponerse a prueba. Analizando mentalmente la verdadera razón de su búsqueda, se topó con dos ninjas que estaban de paso, por sus bandas parecían de la Aldea oculta de la niebla y sin pensárselo mucho cruzo la calle para alejarse de los dos chicos. Gesto que no pasó desapercibido por uno de los jóvenes que se dio por aludido y que para su desgracia se atrevió a gritarle.

 

 _Oye preciosa ¿te apetecería ir a un sitio más privado?_ Decía un chico de ojos azules y cabellera rubia.

 

 Hinata trato de ignorar su comentario, pero lejos de desistir el ninja desconocido se atrevió una vez más a gritarle.

 

 _ Miren nada más que cuerpo más delicioso y que cara tan inocente, ¿No te gustaría que te quitara la inocencia? Te prometo que lo pasaras bien_

 

 Hinata que nunca en su vida se había atrevido a enfrentar a nadie, se detuvo y aun de espaldas sonrió para después desaparecer ante sus ojos. Para sorpresa del joven ninja que segundos después sintió el suave aliento de la kunoichi en su oído mientras le susurraba con un tono irónico y burlesco.

 

 _ Lo siento, pero a mí no me gustan los hombres con poca hombría_

 

 _ ¡Serás put…!

 

 No pudo terminar la frase, Hinata lo había paralizado de pies a cabeza haciendo que con un leve movimiento de su dedo, callera al suelo sin poder articular palabra. Si, Hinata ya no era aquella niña inocente, incapaz de lastimar a nadie. La guerra había hecho de ella una mujer hecha y derecha; todo en ella ahora era diferente, su forma de vestir fue el cambio más notable en la nueva Hinata. Ya no se vestía como si estuviera inconforme con su cuerpo, ahora usaba pantalones negros ajustados y blusas sexys, que ni en los libros de Kakashi se podría apreciar tal imagen, tan pura y sensual a la vez. Su rostro seguía siendo delicado e inocente, con sus ojos grandes color perla y sus enormes pestañas negras que le daban un toque sensual a su dulce apariencia. Su esculpido cuerpo podía competir con todas las kunoichis de la Aldea y saldría victorioso. Caderas anchas, cintura estrecha y delicada, pechos exuberantes y piernas largas, de las que ni el estoico Neji, había logrado apartar la vista desde su regreso. Incluso su cabello estaba más largo, sobrepasaba sus caderas y seguía con su característico color negro con destellos azulados.

 

 --------------------------------

 

 Shino suspiro levemente y sin decir más se apoyó sobre el árbol. Metió sus manos en los bolsillos de su gabardina gris, cerró los ojos y trato de serenarse pero la voz de su irritante acompañante improvisto lo saco de su tan anhelada paz.

 

 _ ¿Qué diría la gente, si vieran al gran Shino Aburame consumido por el miedo?_

 

 _ ¿Qué quieres Kiba?_

 

 _ ¿He, yo? Nada, es solo que no te reconozco, últimamente pareces distraído y eso en ti es alarmante_

 

 _ No te preocupes por mí, preocúpate por mejorar un poco tu coeficiente intelectual_

 

 _ ¿Qué? ¡Lo que digas bicho raro! Se alejó de su antiguo compañero de equipo refunfuñando entre dientes un… – ¡Idiota!_

 

_ Lo reafirmo, Kiba es demasiado tonto_ Esbozo una pequeña sonrisa y clavo sus ojos en el cielo, suspiro y murmuro en tono melancólico solo perceptible para él. –Si tan solo me vieras como yo a ti… Hinata-

 

 ------------------------------------------------

 

 Hinata dejo atrás un ninja perplejo y a otro paralizado, una mujer tan dulce y delicada pero a la vez letal. Cruzo la Aldea sin darse cuenta, viéndose frente al parque donde tantas veces lloro con amargura al ser rechazada por Naruto. Si tan solo pudiera regresar al pasado y cambiar su antigua Hinata a tiempo, quizás Naruto le hubiese correspondido.

 

_ ¡Pero qué digo! Tengo que ser sincera conmigo misma, eso jamás hubiese sucedido, porque sencillamente el ama a Sakura- Dio un paso más hasta quedarse frente al árbol en el que Shino acostumbraba recostarse después de cada entrenamiento y hay estaba. Asombrada por lo alto que se veía y aunque portaba mucha ropa como de costumbre, se podía apreciar su espalda ancha y sus enormes brazos, Shino había sido su mejor amigo y aun lo seguía siendo, es solo que él se había negado a despedirla, sus últimas palabras regresaron a sus recuerdos.

 

 _Hinata no tienes que irte por un amor no correspondido. No escapes de la realidad por mucho que te alejes esta siempre te perseguirá_

 

 Tenía razón, Shino siempre la tenía, pero ella sabía que debía guardar distancia por un tiempo, si quería que su herida comenzara a cicatrizar. Se acercó sigilosamente por la espalda, sabía que él ya la había sentido llegar y suavemente poso sus manos en sus ojos.

 

 _ ¿Quién soy?_

 

 _Hinata, conozco hasta tus ligeras pisadas en la hierba. ¿Dime cuándo has llegado?_

 

 Giro levemente su rostro para observarla, quedándose de piedra con aquella imagen…Preciosa, esa fue la única palabra que se adueñaba de su mente en ese momento. Sentía como su corazón se aceleraba solo con pensar en su nombre. Esto se estaba tornando muy tenso, podía oír los latidos de su corazón descontrolándose con cada movimiento de su precioso cabello azulado al viento, que se encargaba de inundar su olfato con su fresco olor a orquídeas.

 

 

 

 

End Notes:

Ninguna por el momento...

End Notes:

Ninguna por el momento...

Regresar al índiceCapítulo 2... Confusión by malenakawaii
Author's Notes:

Bueno, aquí os dejo el segundo capítulo, cada día subiré uno, espero que les guste mi fanfic. Y dejo claro para quien no lo ha notado, esta historia trata principalmente de SHINOHINA si ya se, una pareja nada común, iré publicando de todo tipo, de KAKAHINA, KIBAHINA, GAAHINA y hasta un poco de SHIKAHINA. 

Author's Notes:

Bueno, aquí os dejo el segundo capítulo, cada día subiré uno, espero que les guste mi fanfic. Y dejo claro para quien no lo ha notado, esta historia trata principalmente de SHINOHINA si ya se, una pareja nada común, iré publicando de todo tipo, de KAKAHINA, KIBAHINA, GAAHINA y hasta un poco de SHIKAHINA. 

 

 

Hinata seguía contemplando a su mejor amigo. Al verlo se sentía tan feliz, hacia tanto que deseaba abrazarlo, pero conociendo a Shino él se sentiría incómodo. Ignorando sus propios pensamientos se acercó a él y le abrazo sutilmente respondiéndole a la pregunta que le hizo.

_Ayer. Fue una misión muy complicada y Shikamaru no dejaba de repetirme que era un fastidio y por ultimo bautizándola con su frase favorita TASK PROBLEMÁTICO_ Mostrando su dulce sonrisa y mirándolo con el toque tan típico de Hinata, cálida y amable. Shino no podía apartar la vista de ella, se había sonrojado. El, el racional e inteligente Shino en momentos como esos agradecía enormemente llevar una gabardina que cubría parte de su rostro. Hinata suspiro eufórica por el encuentro, estaba dispuesta a preguntarle sobre su vida personal, pero antes tenía que ver a su ahijado, eso sí primero compraría ropa, ya que su armario estaba invadido de ropa sosa que se negaba a volverse a poner y después si hacía falta irían a comer. Y solo entonces estaría completamente relajada para enfrentarse a su sensei, que seguramente la interrogaría y le sacaría sin mucho esfuerzo todo lo sucedido en la misión.

_ Shino, etto yo… (¿Y ahora por qué tartamudeo?) ¿Te gustaría acompañarme de compras y luego cenamos para ponernos al día?

_Bueno supongo que no pasa nada por acompañarte.

Caminaron 10 minutos topándose con su destino, “Kunoichi sexy” una tienda de ropa a la que Hinata no se había atrevido a entrar nunca. La sola idea de llevar tan poca ropa le hubiese causado un fuerte dolor de cabeza, llevándola a caer inconsciente en brazos de un Shino confundido. Shino la observo en todo momento, estudiando cada paso que daba. Estaba espectacular tenía que decirlo, pero lo que sin duda le llamaba más la atención, es que aquella Hinata que tenía delante pudiera pisar una tienda como esa y menos que fuera capaz de hacerlo del brazo de un hombre, esto para él era nuevo, estaba por así decirlo anonadado, se sentía un poco incómodo, pues ella parecía tranquila tocándole el brazo, el rostro y hasta sus manos. La antigua Hinata no habría sobrepasado los límites mucho más allá de la cordialidad, aunque le agradaba saber que Hinata por fin reconocía su propia fuerza. Se dejó caer en una silla frente al probador donde Hinata había entrado segundos antes, la silla era color crema con bordes dorados, muy elegante y occidental para su gusto, pero sus pensamientos sobre las sillas y la decoración fue interrumpido, Hinata salió del probador y aun con la boca abierta se preguntó así mismo. -¿Pero dónde diablos tenía metido ese cuerpo su antigua compañera de equipo? Trago saliva con dificultad y la recorrió de pies a cabeza con la mirada una vez más. Llevaba un vestido negro corto, con la espalda descubierta y en el pecho tenía un pequeño escote en forma de U con delicadas incrustaciones, parecía una diosa, una bella y elegante diosa, que dejaba sin habla a cualquiera. Él no se percató de cómo o cuando se le había escapado un: _ Estas preciosa_ Solo fue consciente de ello cuando Hinata le respondió _ Gracias Shino-kun entonces me llevare este_

Salieron de la tienda para dirigirse a Ichiraku, Shino aún seguía con la imagen de Hinata en su cabeza, pero entonces se dio cuenta al cruzar la puerta del restaurante, que se encontraba frente al sexto Hokage. Ese que por tantos años le había robado su único amor hasta la fecha, hacía seis meses que Naruto había sido nombrado Hokage, aun así miro a Hinata, quien parecía no percatarse del susodicho y decidió olvidarse del pequeño resentimiento que nacía en su pecho, sin saber bien la razón de su odio repentino hacia él. Hinata si se había percatado de la presencia de Naruto, pero estaba decidida a ignorarlo, entro del brazo de Shino y se sentaron juntos uno muy cerca del otro, y pidió dos tazas de ramen de cerdo.

Naruto alzo la mirada del tazón que estaba degustando al escuchar esa melodiosa voz, que sabía perfectamente a quien pertenecía.-Un momento esa voz yo la conozco ¡Hinata! Si, esa voz es inconfundible, podría reconocerla en cualquier parte- Giro la cabeza de golpe con esa sonrisa socarrona que siempre le ha caracterizado y con estrellitas en los ojos quedándose con la boca abierta; parecía Hinata, tenía la voz de Hinata, pero esa chica que estaba sentada en la  barra junto a Shino, vestía diferente y hasta hablaba sin tartamudear.

_Naruto quizás deberías cerrar la boca. Replico Shino al notar como Naruto la miraba y no podía evitar sentir unas enormes ganas de estamparle el rostro en el tazón de ramen. – ¿Sera que esto son? No, no creo que sean celos, ¡Imposible!

Hinata se paró de la silla topándose con los expresivos ojos azules de Naruto, trago saliva ruidosamente y le pregunto.

_ ¿Pasa algo Naruto-kun?_

_ ¿Que si pasa algo? ¡Claro que pasa algo! ¿Cuándo llegaste? _

¿Por qué te fuiste sin despedirte Hinata?_

_Na-naruto, ¡eso no importa! Yo me fui porque necesitaba estar lejos de ti_

_ ¿Qué, y por qué de mí?_

_Por qué me rechazaste, yo luche, te admire y te amé toda mi vida, ¡por favor Naruto no creo que hayas sido tan ingenuo, como para no intuir que me alejaría con el corazón hecho trizas de tu lado!_

_Hinata yo, yo lo siento. ¡Estaba tan obsesionado con Sakura que ni me di cuenta de lo mucho que te amaba!_

_ ¿¡Amar!?_

_Si Hinata, cuando te fuiste sentí que una parte de mí se estaba muriendo lentamente, no podía seguir esperándote de brazos cruzados y acepte varias misiones, esperando cruzarme contigo aun sabiendo exactamente cuál era tu ubicación no pude acercarme, tenía miedo de que ahora me rechazaras_

Hinata estaba sorprendida, tanto, que no se percató de Shino que en ese momento estaba furioso, solo pudo cerrar los ojos, incapaz de articular palabra. – ¿Acaso eso era una confesión de amor?- Tantas veces soñó con ese momento, que ahora se le antojaba remotamente agridulce, fue interrumpida por los gritos del que ahora volvía a ser su adorable tormento, que estaba gruñendo con rabia tratando de zafarse del agarre de Shino.

_ ¡Suéltame Shino! ¿¡A ti qué diablos te pasa!?_

Hinata no salía aun del asombro, se llevó una mano a sus labios un antiguo hábito que al parecer aun la acompañaba. No podía creer lo que estaba viendo.

Shino Aburame, el hombre más serio e inexpresivo, que nunca perdía los estribos, tenía a Naruto arrinconado con una sola mano, nunca se imaginó toparse con aquella escena que estaba presenciando.

_ ¡Shino mírame! ¿Estás bien?_

_ ¡No, no lo estoy! Estoy cansado de ver como sufres por alguien que no vale la pena_

_ ¿Y tú si la vales bicho humano?_

_ ¡Cállate Naruto! O te juro que dejare de contenerme por completo_

Segado por la ira, lo soltó de mala manera haciendo que callera de cara al suelo. No le importaba partirle la cara al Hokage, no, ahora no le importaba nada de eso. Estaba jadeando con violencia tratando de controlarse, caminaba de un lado a otro, reprendiéndose así mismo por permitirse perder el control de esa manera. Hinata estaba confusa, había cambiado y aun así sentía como sus rodillas se sacudían como gelatina, no se esperaba ver a su amigo en tal estado, incluso se vio en el dilema de dos hombres declarándosele y peleando por ella. No, aquello no le agradaba, Shino tenía prioridad, ya había malgastado tantos años de su vida en amar anónimamente a Naruto, que ya no concebía un día más haciéndolo, ahora le dolía ver a Shino molesto, solo le quedo disculparse con el Hokage y tratar de calmar un Shino que se debatía entre lo correcto o acabar con el rubio.

 

 

CONTINUARA…

 

Regresar al índiceCapítulo 3 Declaración indirecta by malenakawaii
Author's Notes:

Hoy madrugue a subir el nuevo capítulo, en realidad subiré 2, porque no sé si me dará tiempo mañana de subir el otro, estoy trabajando aun en este fanfic, he de reconocer que es bastante largo y que ahora mismo estoy tratando de introducirle acción y un toque de humor. Así concluyo mi nota, os dejo con este nuevo capítulo, aunque estoy un poco triste porque no he recibido comentario alguno, pero supongo que eso también es bueno ;)

Author's Notes:

Hoy madrugue a subir el nuevo capítulo, en realidad subiré 2, porque no sé si me dará tiempo mañana de subir el otro, estoy trabajando aun en este fanfic, he de reconocer que es bastante largo y que ahora mismo estoy tratando de introducirle acción y un toque de humor. Así concluyo mi nota, os dejo con este nuevo capítulo, aunque estoy un poco triste porque no he recibido comentario alguno, pero supongo que eso también es bueno ;)

 

 

Shino salió del local quitándose la gabardina, Hinata corría tras él pidiéndole que por favor se detuviera. Pero todo intento de detenerlo fue en vano, Shino se negaba rotundamente, sabía que si lo hacía no podría contenerse y se encaminaría de nuevo hacia Ichiraku con la intención de pelear a muerte con Naruto. Se adentró al bosque prohibido a gran velocidad, deteniéndose justo a la orilla del lago donde tantas veces espió a Hinata mientras entrenaba. Acerco sus manos al agua y se mojó la cara como gesto desesperado, tratando de ocultar sus lágrimas de impotencia. Se puso de pie y se fue quitando todo, quedándose solo con sus pantalones negros. Sentía que todo le estorbaba y que una fuerte ráfaga de fuego le quemaba a sobremanera. Hinata camino hasta donde él se encontraba y observándolo detenidamente de pies a cabeza, se dio cuenta de que su amigo era sumamente atractivo, no solo eso, tenía un cuerpo perfecto, sintiendo como se sonrojaba, sacudió su cabeza de un lado a otro tratando de alejar esos pensamientos lejos de ella. -¿Pero que estoy pensando?-

Se acercó a él y poso su delicada mano en su hombro, le miro con ternura acercándolo delicadamente hacia ella, uniéndose en un abrazo tierno y lleno de calidez, dejando todavía más confundido a Shino. La sintió tan cerca de él, que toda su ira estaba siendo aplacada por aquel simple gesto que al parecer, le desarmo por completo. –En fin, el amor al final sí que te vuelve débil-  Pensó para sí mismo, dándose cuenta de que su temor ahora estaba completamente confirmado. Él estaba patética e irremediablemente enamorado de ella y eso solo lograba ponerlo en una situación mucho más delicada.

_Shino yo no sabía que sentías eso por mí, yo te quiero de verdad. Siempre has sido mi mejor amigo y mi intensión no fue herirte_

_ ¿Pero? ¿Vas a decirme que me olvide de mis sentimientos y siga siendo tu amigo?_

_ ¡No, claro que no! Es decir, quiero que nos demos una oportunidad. Shino no hay muchas personas que me conozcan mejor que ustedes. Kiba, Neji y tú, sois los que mejor me conocéis, quiero por lo menos estar con alguien que me conozca y me ame con cada una de mis virtudes y con cada uno de mis defectos_

_ ¿Estas segura? _

_ ¡H…hai!_

_ No sabes lo que estás diciendo, date cuenta Hinata, haz cambiado pero aun sientes amor por él, y yo antes de ser egoísta prefiero verte en sus brazos_ Diciendo esto, Shino recogió su ropa y se dio la vuelta para dejar atrás esa escena que le había despojado de su poca cordura, toda la que siempre gozo desde su más tierna infancia y que ahora se había esfumado. Viéndose como un ser impulsivo y celoso, eso no encajaba para nada con él, eso se lo esperaba de su hiperactivo y molesto compañero de equipo Kiba, pero esa actitud no era propia de Shino Aburame.

_Nada de esto está bien, ¡Necesito poner distancia entre nosotros Hinata!_

Se repitió esta misma frase en voz alta, ya no era solo él, ahora lo hacía por ella y su amistad. Hinata quedo atrás, cabizbaja y en un silencio sepulcral, que ahora se le antojaba remotamente desolador. – ¿Es que acaso nada me puede salir bien?-  Hinata se recostó en la raíz del árbol, llorando desconsolada. Ni cambiando su apariencia y su actitud había logrado dejar de llorar cuando la situación se le hacía poco amena. Aquellas lagrimas le dolieron, le causaron mucho dolor, incluso mucho más del que sintió cuando su amor de infancia le rompió el corazón, recuerdo que ahora se le hacía dulce comparado con aquel que estaba, por primera vez experimentando. No comprendía la razón de su desesperado llanto, es más, no sabía ni el porqué de su propuesta a Shino, - ¿Es que acaso sentía algo por el que ni ella misma sabía que sentía? - Esto no podría soportarlo, estaba segura que algo dentro de ella estaba especialmente lastimado por Naruto. Pero al contrario de lo que pudiera decirse a sí misma, casi todo su corazón por completo le estaba dando una respuesta a una pregunta que creía hecha al aire, pero que por alguna razón se respondió inmediatamente. Frustrada, lastimada y aun sollozando se puso de pie decidida, averiguaría si ese sentimiento era causado por amistad o por algo más que simple amor fraternal por él.

Regreso a la mansión Hyuga, aguantando una vez más las ganas de caer en los brazos de Neji desconsolada apenas lo viera aparecer por la puerta. Su neji-niisan que siempre fue su paño de lágrimas. Esta vez no lloraría, no caería en sus brazos derrochando debilidad, esta vez se mordería su propia lengua y se tragaría su dolor, que se hacía cada vez más agudo e insoportable. Camino por los pasillos de la mansión como alma en pena, sin percatarse de la presencia de Neji, quien estaba seguro que ella estaba sufriendo y que bajo toda esa imagen decidida y fuerte que ella misma se había construido, podía distinguirse su tierna, dulce y sensible prima, que aunque jamás hubiese admitido ante nadie sus sentimientos, la amaba. Si, él la amaba silenciosamente, aunque fuera un amor completamente imposible.

_Hinata-sama, ¿Se encuentra usted bien?_

_ ¿He? ¡Neji-niisan! No lo había sentido llegar_

_Tranquila Hinata-sama, sabe que siempre puede confiar en mí. ¿Verdad?_

_Hai_

_Necesitar un hombro para desahogarse no es signo de debilidad, todos tarde o temprano necesitamos uno alguna vez en la vida_

_Si, supongo que sí_

_ ¿Y bien?_

_ ¿He?_

_ ¿Qué le preocupa Hinata-sama?_

_ ¡Ha sí! Es por Shino… esto… he tenido una discusión con él_

_ ¿Discusión Hinata-sama? Ya veo ¿Se trata acaso sobre sus sentimientos hacia él?_

_ ¿Que?_ Una lagrima escapo de sus ojoscasi por inercia.

_Bueno Hinata-sama, no se preocupe, ustedes siempre han sabido superar cualquier riña pasajera. Confió en que usted algún día abandone su admiración por Naruto y se dé cuenta de tantas cosas, que ahora mismo se le están escapando_

_ ¿Tan obvio es?_

_No Hinata-sama, es obvio solo para mí, la conozco tan bien, que para mí usted es como un libro abierto_

Hinata se sonrojo violentamente, no se imaginaba que su primo pudiera leerla tan fácilmente, -Un momento eso quiere decir que… ¿Sabía lo que yo llegue a sentir por él, de niña?-  Avergonzada bajo la mirada gesto que él supo interpretar inmediatamente.

_Tranquila Hinata-sama yo sé que su amor por mí, solo fue un breve enamoramiento de su niñez y que jamás me corresponderá ahora. Pero yo prometí ser su guardián y para mí no hay mayor premio que verla feliz._ Neji se arrepentiría de decir esto, sabía muy en el fondo de su corazón que no era cierto, que para él su único premio seria tener a su prima como su esposa, entonces solo entonces sería feliz.

_Gracias Neji-niisan_

Neji se despidió de ella, poso sus labios sutilmente en su pálida frente deseando realmente besarla en los labios. Reprimiéndose abandono el pasillo y se dirigió a su cuarto, sabía que todo lo que estaba por venir le destrozaría el corazón. Pero estaba casi seguro o eso creía el, de que prefería verla en brazos de Shino y no en los de Naruto. Cerró la puerta tras él y se dejó caer en la cama con los ojos cerrados, como si aquel gesto le ayudara a sentir menos angustia.

 

CONTINUARA…

 

 

Regresar al índiceCapítulo 4... Un pequeño empujón by malenakawaii
Author's Notes:

Lo prometido es deuda, aquí está el otro capítulo.

Author's Notes:

Lo prometido es deuda, aquí está el otro capítulo.

 

 

Hinata miraba en la dirección por donde se había marchado Neji, suspiro resignada, él tenía razón y estaba completamente segura de que esa noche no podría descansar, necesitaba salir a despejar su mente, se puso su antigua ropa de entrenamiento y salió de la mansión dispuesta a relajarse. Se tumbó en el verde prado ennegrecido por la oscuridad de la noche, se quitó la ancha chamarra y observo la luna que podría fácilmente ser confundida con sus preciosos ojos color perla, de sus labios carnosos y perfectos se escuchó un suspiro, una vez más su tranquilidad fue interrumpida, sintió que alguien se acercaba, se puso en posición de combate que pertenecía al clan Hyuga y se preparó para atacar el intruso.

_Tranquila, solo quería asegurarme de que estabas bien.

_Se cuidarme sola.

_No lo dudo Hinata-chan pero dime ¿¡Qué rayos pasa contigo y con Shino!?

_Kiba-kun, ahora mismo no estoy de ánimos para explicártelo.

_ ¡Sois unos cobardes! ¿Por qué no le dices lo que sientes?

_ ¡Kiba, baja la voz por favor!

Haciendo caso omiso a la petición de Hinata, Kiba siguió gritando y refunfuñando, miles de razones por las cuales sus dos amigos eran unos “BAKAS”. Hinata cansada de toda la reprimenda que su hiperactivo amigo Kiba le estaba dando, se dejó caer de rodillas, Kiba por fin se quedó en silencio y entonces fue cuando se fijó bien en su amiga, se había quitado la chamarra y solo portaba una ajustada maya negra, que marcaba cada una de sus curvas, siendo tan imprudente como siempre, esbozo una sonrisa maliciosa, Hinata se temía lo peor, conocía perfectamente esa cara y tenía claro, que su amigo no tramaba nada bueno. Blog sobre noticias, videos, trucos y mazos del hearthstone basado en la comunidad Hearthpwn Mazos del Hearthstone

_ ¡Vaya Hinata-chan! No te recordaba tan bien dotada.

_ ¡Ki…Kiba!

Hinata pasó de rosa pálido a rojo intenso, haciendo que Kiba riera a carcajadas.

_Bueno ahora veo por qué tienes tan traumatizado a Shino, enserio Hina deja de seducirlo, mira que bajo toda esa ropa hay un cuerpo capaz de enloquecer hasta al pobre Shino.

_ ¡Kiba! No digas eso, yo…yo no he seducido a Shino-kun.

_ Ya, ya, ya… Hasta yo estoy excitado.

_ ¡Kibaaa!

_ Vale, vale ya me callo.

Hinata suspiro aliviada, su amigo podía ser un ninja de elite, pero en cuestiones delicadas él no era precisamente muy sutil. Hinata estaba dándose cuenta de como su compañero se le acercaba poco a poco y sabía que aquello no podía acabar del todo bien.

_ ¿Sabes? Ahora mismo me está apeteciendo probar tus labios.

_Kiba, ¿Qué estás diciendo?

Kiba se acercó lentamente a Hinata para rozar sus labios con los de ella. Hinata cerró los ojos temiéndose lo peor, pero por alguna razón ese beso no llego, abrió los ojos temerosa para averiguar que sucedía y ahí estaba Shino delante de ella.

_Vaya mi plan dio resultado, ¡Lo sabía!

_ ¿De que estás hablando Kiba? Pregunto Hinata un tanto intrigada.

_ ¿Eso quiere decir que te acercaste a ella solo para darme celos? Vaya Kiba sigues siendo igual de inmaduro.

_ ¡¿He?!  ¿A quién llamas inmaduro?

_Supongo que los 16 años no pasan para algunos.

_ ¡¿Que dices bicho raro?! Por lo menos yo no les temo a las chicas.  Replico Kiba con un tono burlón.

_ No le temo, solo la protejo.

_ ¿De quién?

_De mí mismo.

_ Shino-kun. Le llamo Hinata muy suavemente.

Shino se giró para mirarla a los ojos y este pudo ver en sus ojos el temor.

_Solo quiero que estés bien, te amo Hinata, precisamente por eso soy egoísta y lo que menos deseo es oír de tus labios un seamos amigos, será mejor que me aleje de ti.

_ ¡Pero yo no quiero!

Kiba se sintió satisfecho había cumplido su cometido, se dio la vuelta y se retiró en silencio. – Espero que por fin esos dos se den cuenta.

Hinata estaba dolida, no comprendía la razón de Shino para alejarse de ella y dio un paso más para acercarse a él.

_Hinata no te acerques.

_ ¿Por qué?

_Por que como ya te dije, el amor te convierte en un ser egoísta, y no sé si podre contenerme.

_ ¿Contenerte de qué?

_De besarte.

Hinata dio un paso más quedando a escasos centímetros de Shino, que estaba haciendo un esfuerzo sobrehumano por no besarla, viéndose humillado por fallar en el intento, pues solo con posar su vista en sus carnosos y cálidos labios, se sentía invitado a poseerlos. 

End Notes:

Bueno chicos, este es mucho más corto que los demás, espero que les guste. He decidido que la pareja central seguirá siendo Shinohina, pero si queréis que cambie la pareja dejádmelo en un comentario y tratare de complaceros :) ¿Shinohina o Nejihina?

End Notes:

Bueno chicos, este es mucho más corto que los demás, espero que les guste. He decidido que la pareja central seguirá siendo Shinohina, pero si queréis que cambie la pareja dejádmelo en un comentario y tratare de complaceros :) ¿Shinohina o Nejihina?

Regresar al índiceCapítulo 5...Dejándonos llevar por el deseo. by malenakawaii
Author's Notes:

Este capítulo contiene lemon, no se me da muy bien escribir este tipo de escenas, pero supongo que no pierdo nada con intentarlo, pronto se darán más sorpresas, no se las pierdan. 

Author's Notes:

Este capítulo contiene lemon, no se me da muy bien escribir este tipo de escenas, pero supongo que no pierdo nada con intentarlo, pronto se darán más sorpresas, no se las pierdan. 

Hinata suspiro con ternura, haciendo que Shino sonriera, se desabrocho la gabardina para dejar ver claramente su rostro, Hinata poso su mano suavemente en sus hombros y alzo la mirada para después contemplarlo, acerco una de sus manos a los lentes que Shino siempre portaba, quitándoselos lentamente y dejando al descubierto sus profundos ojos color miel, los contemplo por unos segundos, segundos que parecían detener el tiempo a su alrededor, quedó prendada de su mirada, acostumbrada a ver sus lentes oscuros y su actitud serena; pero aquella mirada que ahora contemplaba, no era más que la de un hombre enamorado, su mirada podría ser distante pero a la vez dulce y cálida, dejaban ver claramente sus sentimientos, quizás por eso siempre portaba aquellos lentes oscuros, para esconder sus verdaderas emociones.

Shino unió su frente con la de ella y sujetándola por la cintura la acerco todo lo que sus cuerpos le permitían, subió una de sus manos hasta el rostro de ella y con su dedo pulgar acaricio sus mejillas, la tomo por el mentón y se encorvo para quedar a la altura de sus labios, acercando cada vez más sus labios a los de ella, sus miradas y sus caricias, todo aquello los estaba adentrando en una burbuja creada solo para ellos dos, una burbuja donde por fin dejaban de ser ellos mismos, para convertirse en un nosotros. La beso lentamente disfrutando de cada segundo a su lado, Hinata lo rodeo con sus delicados brazos y dejo caer una pequeña lagrima impulsada por la emoción del momento, Shino la limpio sutilmente con su mano mientras el beso se hacía cada vez más intenso, la cogió en brazos y la deposito sobre la hierba iluminada por la tenue luz de la luna, con la brisa rosando sus cuerpos y sus cálidos alientos recorriendo la piel de ambos, se adentraron en un terreno peligroso; ninguno de los dos podría describir con exactitud esa sensación, la que los estaba llevando a tocar y disfrutar cada parte de sus cuerpos…

¡MIENTEME! Dime que me amas, que aunque solo soy tu amante no desearas a nadie más entre tus sabanas, que me abraces fuertemente que me sientas, que me digas, que soy lo más bonito que te ha pasado en la vida, ¡MIENTEME!

Shino beso y succiono su pálido cuello con urgencia repitiéndole una y otra vez aquella frase, sus cuerpos se encendían, la pasión les hacía hervir la sangre, Shino fue retirando prenda por prenda, dejándola solo con la fina lencería de seda negra, la observo por un breve instante mientras se liberaba lentamente de la ropa que le cubría y dejándose caer sobre ella la beso apasionadamente, jugueteaba mordía y besaba sus pechos grandes y firmes, haciéndola gemir con cada contacto de su mano con su piel desnuda, la despojo de lo último que la cubría, anhelando cada vez más el contacto de sus pieles al desnudo, recorrió cada centímetro de su cuerpo con sus labios, succionando una y otra vez en el mismo lugar de manera posesiva, dejando claro que ahora ella le pertenecía, ya no podían contener la excitación, recorrió el cuerpo de la joven parándose apropósito  en la intimidad de Hinata, la acerco sin abandonar sus labios que inconscientemente lo llamaban, besándola con pasión entrelazando sus lenguas como si de ello dependieran sus vidas, introdujo uno de sus dedos en la intimidad de ella, Hinata suspiro con pesadez sintiéndose llena de una sensación, que hasta el momento desconocía, poco a poco Shino entraba y salía de ella aumentando un dedo hasta sentirla húmeda y lista para recibir su miembro palpitante, una vez más se detuvo dudoso y mirándola fijamente a los ojos le susurro.

_ ¿Estas segura de que quieres esto? ¿Puedo parar si lo deseas?

_ ¡No! Yo, yo puedo hacerlo -Pe… pero Shino.

_ ¿Si?

_Yo soy…

Shino la interrumpió, poso uno de sus dedos en la boca de Hinata y le susurro con tal ternura, que la hizo sentirse segura.

_Lo sé, tratare de ser lo más suave posible. Hinata asintió torpemente

Shino, separo con delicadeza las largas y suaves piernas de Hinata, se acomodó sobre estas colocando su miembro en la entrada e introdujo la punta penetrándola lo más suave posible, Hinata se tensó pero se obligó a si misma a relajarse, Shino profundizo más el beso mientras sentía como se hacía cada vez más estrecho, sintiéndose orgulloso de ser el, ahora el único dueño de aquel cuerpo que ahora sujetaba entre sus brazos con fuerza, sin poder contenerse más, lo introdujo todo de una sola envestida, Hinata sintió como todo dentro de ella cambiaba, dándole paso a sus instintos de mujer, una mujer que ahora amaba y se dejaba amar por un hombre completamente inesperado, el que ahora la abrazaba con fuerza y le robaba su virginidad.

_ ¡Shi…shinooo!

_ ¡Hi…Hinata, estas tan estrecha y caliente!

Sintió dolor, placer y nostalgia al mismo tiempo que se escapaban de sus labios un

_ Te amo Shino.

_ Te amo Hinata.

Sus manos se entrelazaron, sujeto suavemente sus muñecas por encima de su cabeza, se sostuvo con su otra mano sobre las caderas de Hinata para impulsarse, cada minuto que pasaba se hacían más salvajes sus envestidas, saliendo y entrando de Hinata rápidamente, gruñendo de placer y sintiendo los gemidos de su amada, su sensual voz que lo excitaban a sobremanera, aflojo el agarre de sus muñecas poco a poco dejándolas libres y posando ahora su mano en uno de sus pechos, Hinata se aferró a la ancha espalda de Shino, gimiendo cada vez con más intensidad en su oído, enterrando sutilmente sus uñas en sus hombros, paseando sus largas uñas por la mitad de su espalda, haciendo que Shino se estremeciera, empezó a mover sus caderas de forma circular haciendo que el miembro de Shino entrara por completo dentro de ella, gimieron al unísono, incitándolo para que la penetrara más rápidamente, Shino aumento la velocidad.

_Shino, ya no puedo más.

Shino siguió devorando su cuello, su boca y sus pechos, sintiendo como el interior de su amada se contraía sobre su miembro, sensación de completo éxtasis que invadió todo su cuerpo, tocando ambos el clímax de una última envestida y derramándose por completo en su interior, jamás le había importado tan poco donde acabar, sudando y temblando por la excitación, Shino aparto un mechón de su rostro perdiéndose en esos preciosos ojos color perla, que aquella noche le habían amado ciegamente, no solo con palabras, también con su cuerpo, la beso y rodo recostándose a su lado, sin dejar de mirarla en ningún momento, la atrajo hacia el, haciendo que ella posara su cabeza en su pecho, sintiéndose el hombre más afortunado de la Aldea beso su frente con suma delicadeza, como si de una muñeca de porcelana se tratase, mientras esta le brindaba una de sus más hermosas sonrisas, susurrándole las palabras más bellas que podría haber escuchado en su vida.

_No necesito mentirte, porque mi corazón y mi cuerpo te pertenecen por completo.

La rodeo con sus brazos y negándose a soltarla cogió su gabardina y cubrió sus cuerpos desnudos, cayendo poco a poco en el sueño, ambos en silencio, pues no necesitaban expresarse más, sus cuerpos ya se habían encargado de expresar con un único acto de amor, sus más puros sentimientos.

El sol se hizo presente en el bosque prohibido, dejando a la vista aquel cuadro de dos enamorados, que compartieron una noche llena de lujuria, Shino abrió lentamente sus ojos adaptándolos a la luz del sol, giro la cabeza para observar la preciosa imagen de su amada, que aun dormía plácidamente sobre su pecho, no pudo evitar sonreír, pues lo que había pasado lo llenaba por completo de alegría, la beso en la frente y en un leve susurro le dijo al oído

_ Buenos días mi amor.

Hinata aun con los ojos cerrados sonrió con dulzura y mientras se frotaba sus ojos, le respondió.

_Buenos días mi vida.

Los dos se pusieron de pie y se vistieron en silencio, ninguno de ellos sabía que más decir, Shino la tomo de la mano y entrelazo sus dedos con los de ella y juntos abandonaron aquel bosque que les había servido como escenario para desatar un amor que ni siquiera ella sabía que sentía, llegaron a los límites de la mansión Hyuga, la beso en los labios posesivamente y se quedó observándola mientras se perdía entre las enormes puertas de la mansión, suspiro resignado y se dio la vuelta emprendiendo el camino hacia los territorios Aburame por primera vez desde que se permitió perderse en sus ojos color perla, regresaba a su yo racional. - ¿Pero qué hice? ¿Hinata que hicimos?

 

 

 

 

 

continuara...

Regresar al índiceCapítulo 6... Remordimientos by malenakawaii
Author's Notes:

Bueno chicos, este capítulo tiene algo de drama, he de reconocer que me está costando manejar este trio, pero creo que hasta el momento lo estoy manejando bien, espero que les guste y me den su opinión. 

Author's Notes:

Bueno chicos, este capítulo tiene algo de drama, he de reconocer que me está costando manejar este trio, pero creo que hasta el momento lo estoy manejando bien, espero que les guste y me den su opinión. 

Shino se detuvo en las puertas de su casa, sentía un chakra que conocía a la perfección; se dirigió a la parte trasera de la casa hacia el pequeño claro de bosque, el cual no frecuentaba desde los 7 años, le traían amargos recuerdos, ahí había visto partir a su único amigo, Torune, que al igual que él no conocía el significado del compañerismo ni la aceptación, se detuvo al ver a su padre entrenando como solía hacer desde que la guerra termino y todos los clanes se volcaron en reconstruir la Aldea, eso era lo único que calmaba al líder del clan por unas horas, olvidándose de todos los miembros del clan que perecieron en aquella absurda guerra, que 3 años después aún seguía presente en todos y cada uno de los que vivieron el infierno desatado por un grupo de ninjas desertores, cegados por el odio y la ambición, Shino sabía perfectamente lo que se sentía, pues en la batalla había tenido que enfrentarse a la verdadera razón de la desaparición de Torune, quien fue revivido por Kabuto y con la ayuda de Naruto pudo sellarlo.

_Hijo, veo que por fin llegas a casa.

_Buenos días padre, digamos que es algo de lo que ahora mismo no me siento muy orgulloso.

_Ya veo, ¿He de deducir que se trata de una chica?

_ Se puede decir que si

_ ¿Es esa chica Hyuga Hinata?

_ Si.

_ ¿Me lo contaras o debo sonsacártelo?

Shibi dio por terminado su entrenamiento, se quedó de pie observando inquisitivamente a su hijo, el futuro líder del clan Aburame, que ahora se encontraba sumido en una batalla interna, que el bien conocía, él ahora tenía sus años pero también tuvo la edad de su hijo y esa actitud ya la había experimentado en su propia carne, cuando conoció a la única chica que no sentía asco de sus insectos, si, para los Aburame era prácticamente misión imposible el hallar una esposa, al principio siempre iba bien, pero todo se tornaba oscuro cuando se enteraban del pacto entre los Aburame y los insectos. Dejo que su hijo reaccionara, lo conocía extremadamente bien, por algo era su orgullo, ese jovencito que tenía delante de él era el claro retrato de su juventud y aunque no se lo dijera nunca, se sentía orgulloso de su prodigioso hijo.

Shino sabía que su padre lo entendería y aun con cierto rencor hacia sí mismo por haber dañado a Hinata y no haberse podido detener al poseerla, si, ese recuerdo ahora le abofeteaba con fuerza su orgullo, sabía que no era lo correcto, que debió ir despacio y con calma ¿Pero como controlar ese sentimiento y ese deseo que despertaba ella en él? Si solo con posar sus ojos en su cuerpo le habían hecho celoso, posesivo e impulsivo, definitivamente se estaba volviendo un demente, cuando más lo pensaba, más duro se hacia el impacto de sus pensamientos en su corazón, sabía que arrepentido no se hallaba, pero si culpable de su poca fuerza de voluntad, que se sometía patéticamente cuando se encontraba en presencia de aquella delicada mujer con piel de seda y labios sonrosados.

_Padre.

_ ¿Si hijo?

_Estoy confuso, tengo dudas y esa sensación incomoda de no poder contener mis propios impulsos.

_ ¿Cómo lo definirías?

_ Es complicado, se podría decir que despierto deseando verla de nuevo, cuando se sonroja mi corazón se quiere salir de mi pecho y para serte sincero siento que muero cuando la veo cerca de Naruto.

_ Entiendo, no te ciegues hijo, se perfectamente que ya sabes lo que te sucede, pero intuyo que no son tus sentimientos por ella precisamente lo que ahora te perturba.

_Así es, mi preocupación viene de lo que sucedió entre ella y  yo anoche.

_ Ah ya lo entiendo por completo, paso algo entre tú y esa chica relacionado con los impulsos, ¿eso quiere decir que intimaron?

_ …

_ Bueno hijo, el amor es un pozo profundo donde se ve la superficie pero por mucho que lo intentes no logras ver el fondo, por eso bajo toda el agua que no te permite ver lo verdaderamente gris y oscuro que es, se oculta entre medias el deseo y la imprudencia, sentimiento que no conocías y que te desconcierta, te confunde y te hace perder por completo el razonamiento. ¿Comprendes a lo que me refiero?

_ Si padre, ¿pero cómo podré mirarla a los ojos, después de lo sucedido?

_No te preocupes, así me sentía yo cuando conocí a tu madre, solo puedo darte los consejos que yo creo te serian de gran ayuda, no te arrepientas no te lamentes, no te ciegues, lucha por ella y si es necesario muere por ella.

_Gracias padre.

_ ¿Y bien, cuando nos presentaras formalmente a tu chica?

_ padre aun no es mi chica.

_ Como que no ¿Si ya pasaron la noche juntos por que no le has pedido que sea tu novia?

_ Tienes razón padre, quizás debería pedírselo y le preguntare si os quiere conocer a ti y a madre. ¿Te parece bien?

Shibi sonrió por lo incomodo que parecía su hijo con la conversación, tenía que reconocer que le parecía gracioso ver las mejillas de su hijo teñidas de un rosa sutil.

_ Bueno tendré que agradecerle a Hinata.

_ ¿Agradecerle?

_ Una chica que es capaz de hacer sonrojar a mi hijo y hacerlo feliz con solo una sonrisa, merece mi más sincero agradecimiento.

-----------------------------

El sol iluminaba por completo el cuarto de la joven que aún se encontraba sopesando lo ocurrido la noche anterior, segura de que aquello tendría más contras que pros, se dirigió al cuarto de baño deteniéndose frente al espejo, admiro su cuerpo desnudo despojado de todo rastro de inocencia y honra, que aunque no se arrepentía, le estaba haciendo sentir miserable, sonrió con pesar preguntándose a sí misma  – ¿Cómo mirare ahora a mi padre? O peor aún ¿Cómo mirare ahora a Shino? Se alejó del espejo y preparo la bañera, hoy necesitaba un baño de agua tibia, ahora mismo es lo que se le ocurría para poder alejar de ella todas sus dudas y remordimientos.  Salió del cuarto de baño con un toalla muy pequeña cubriendo su desnudez, abrió como platos los ojos al toparse con la imagen de su atractivo primo en su cuarto, ahí en una esquina de su habitación, observándola con lujuria y amor haciéndola sonrojar, tenía que reconocerlo su primo la intimidaba, y como no ser así, si era el genio Hyuga frio y distante, siempre con una expresión de auténtico odio hacia todos, se sujetó con más fuerza la toalla que la cubría y articulo como pudo una sola palabra.

_ Neji-niisan

_Hinata-sama, veo que no paso la noche en la mansión. Se acercó a ella con una mirada llena de odio y dolor. _ ¿Dígame Hinata-sama con quien paso la noche?

Hinata sintió como si le hubiesen golpeado una y otra vez en la cara, su indiferencia y su mirada la perturbaron por completo, sentía como le temblaban las piernas, no, ella no se permitiría caer al suelo como la antigua Hinata, ahora se mantendría firme y le respondería de la misma manera fría con la que él le estaba hablando.

_ Eso no es asunto tuyo Neji, ¿si no le parece un inconveniente podría retirarse de mi cuarto? No me parece correcto que este aquí estando yo en paños menores.

_ No me des largas Hinata. Se acercó a ella y la agarro por el brazo, la sacudió con violencia haciendo que la diminuta toalla que la cubría callera al piso.

_Suéltame Ne…neji

_ ¡Respóndeme!, te acostaste con el verdad, eres una…

No pudo acabar la frase Hinata lo había abofeteado, se dio la vuelta recogió la toalla y saco a Neji del cuarto, una vez sola no pudo resistir más, cayó al suelo llorando como nunca lo había hecho, su primo, su padre y Shino, 3 hombres diferentes, pero que lograban sacar su debilidad con una sola palabra, - ¡No es justo, no es justo, no, no lo es! Estaba tan agotada de ser tan débil y poca cosa, que se paró con determinación, lo había decidido sería mucho más fuerte y no dejaría que nadie ni nada la lastimara nunca más ¿Y quién mejor para ayudarla, que su perezoso pero gran estratega amigo, Shikamaru? Después de todo él era ahora su amigo y la ayudo a mejorar cuando estuvieron de misión, se vistió como nunca lo había hecho, se puso el vestido que había comprado con su ahora novio y no novio, pues no sabían ni lo que eran, salió de su cuarto y se dirigió a la puerta principal, Neji que en ese momento se encontraba desayunando con Hanabi, la detuvo posando su brazo en el estrello pasillo acorralándola con fuerza.

_Hinata-sama, lo lamento pero su padre quiere verla, Hinata-sama  no llegue tarde por favor. La dejo libre y se dio la vuelta para abandonar el pasillo, Hinata no le respondió simplemente se limitó a cruzar la mansión en busca de su padre, que como siempre, se encontraba en la sala de reuniones, toco la puerta con suavidad y espero el permiso para entrar, _Adelante. Se escuchó una voz proveniente del interior de la sala, abrió la puerta y entro en el enorme salón, elegante y bien decorado que siempre le había causado temor, pues cada que estaba dentro, algo malo le sucedía, se paró frente a su padre y le pregunto con sumo respeto.

_ ¿Me llamaba otōsan?

_ Si. Con un sutil movimiento de su mano le indico que se sentara, Hinata obedeció y se quedó en silencio esperando a que su padre hablara.

_ Te mande a llamar porque tengo algo que decirte… El consejo y yo nos hemos reunido para discutir sobre tu mejora, hemos decidido que estas preparada para ser nombrada líder del clan, pero antes deberás casarte.

_ ¿Casarme?

_ Así es. Hiashi alzo la mirada y la poso en la puerta de madera, _Adelante Neji.

Hinata se quedó en silencio observando como su primo entraba en el cuarto y se sentaba junto a ella.

_ Todos estamos de acuerdo con que tenemos que buscar un candidato digno de la heredera del clan, después de todo, debemos preservar el horno y el buen nombre de la familia.

_Pe...Pero…

_ Déjame terminar. La miro fríamente y poso sus ojos en Neji. _ Neji, tu eres el candidato más idóneo para Hinata, eres un Hyuga y un prodigio, esto solo nos beneficiaria enormemente, se mantendría la pureza de nuestra sangre y Hinata tendría un esposo que le de la fuerza que lamentablemente mi hija no posee.

Neji que hasta el momento se había mantenido al margen, se pronunció por primera vez en la sala.

_ Hiashi-sama, para mí es un honor desposar a su hija, no puedo evitar sentirme indigno de ella, pero le prometo que seré un esposo que estará a la altura de la futura líder del clan, para así proteger el linaje puro y nuestra línea sucesoria.

Hiashi sonrió levemente, Hinata estaba estupefacta, ¿Neji prometiendo hijos de sangre pura y Hiashi sonriendo? Esto tenía que ser una broma, una macabra y maldita broma. 

 

 

 

CONTINUARA...

End Notes:

Hasta el próximo capitulo...

End Notes:

Hasta el próximo capitulo...

Regresar al índiceCapítulo 7... La carta. by malenakawaii
Author's Notes:

Bueno chicos el capítulo que me faltaba. Ayer empecé con un historia nueva, EL SEXTO CIELO, es muy interesante por supuesto es un KAKAHINA en toda regla, pero va a estar mucho más movidito que el SHINOHINA porque en AMORES INESPERADOS, me decante por el romanticismo pero el otro fic lo estoy ambientando en lemon y obsesión. Espero que les guste, la historia empieza a tomar ya forma, mucho drama y poco a poco iréis descubriendo sorpresitas que tengo guardadas bajo la manga.  

Author's Notes:

Bueno chicos el capítulo que me faltaba. Ayer empecé con un historia nueva, EL SEXTO CIELO, es muy interesante por supuesto es un KAKAHINA en toda regla, pero va a estar mucho más movidito que el SHINOHINA porque en AMORES INESPERADOS, me decante por el romanticismo pero el otro fic lo estoy ambientando en lemon y obsesión. Espero que les guste, la historia empieza a tomar ya forma, mucho drama y poco a poco iréis descubriendo sorpresitas que tengo guardadas bajo la manga.  

*

 

"No hagas nada hoy, que comprometa tu mañana."

 

_Sabiduría popular

 

 

***

 

 

Definitivamente los dioses no se apiadaban de ella, castigándola a cada paso que daba. Era consciente de lo que eso significaba, sacrificar su amor por Shino por el bien del clan. ¡Eso no lo haría jamás! Ya había sido humillada, pisoteada y tachada como débil e inservible, no le añadiría a esa lista su sacrificio, eso era injusto y ella lo tenía claro, no aceptaría un matrimonio con su primo. Le quería, claro que le quería, pero no de esa manera, al menos ya no. Siempre se imaginó casada con Neji por decisión de terceros, pero ahora ya no aceptaba órdenes y aunque sabía perfectamente lo que ocasionaría el negarse y su deshonra, no dejaría que decidieran su destino como si fuera un simple eslabón a merced del clan que les otorgaría más beneficios con su propio sacrificio.

 

Hinata se puso de pie, apretó los puños con fuerza y los miro a ambos desafiante, hablando sin tartamudear y segura de lo que decía.

 

 

_Renuncio como heredera del clan, quiero que me desahucies Hiashi_

 

Miro a su primo con frialdad y le dijo lo que ella realmente pensaba de esa condena a la que estaban planeando someterla.

 

 

_No Neji, no me casare contigo, eso ni lo sueñes. Yo te quiero como un hermano, pero no puedo ser tu esposa ¡Porque ahora le pertenezco a otro hombre!_

 

_ ¡Cómo te atreves, eres una insolente!_ Hiashi la abofeteo con fuerza, haciendo que Hinata callera al suelo. Pero no era suficiente para vencerla, no, ahora no la vencerían con solo palabras o solo con miradas de odio, ella vivió la guerra en carne propia, vio morir a su propia gente, amigos y personas inocentes y ella se enfrentó a los enemigos a todos y cada uno de ellos. Lo que más le dolía y perforaba su pecho, era la actitud de su primo después de haber pasado por tanto juntos, de haber sido su apoyo, luchando en aquella guerra espalda con espalda y ahora estaba sentado frente a ella mirándola con furia, como si fuera una completa desconocida. Pero no la intimidarían, si tenía que luchar lo ¡Aria! y si tendría que morir, ¡Moriría! Pero no sería la pieza encargada de dar herederos, enseñándole a sus hijas la debilidad por el clan, como único rasgo.

 

 

_No, no me obligaras a casarme con Neji, he demostrado ser digna del clan y si no te basto con mi propia voluntad ¡Me marchare!... No quiero formar parte de una familia llena de oscuridad, regida solo por las apariencias_

 

_ Lo aras y no hay nada más que decir_

 

_ No puedo creer que me rechaces, vaya, vaya ¿Rechazas a alguien digno de ti, por un tipo que solo se divertía contigo?

 

_ Neji, no te atrevas ¡No te lo permito!_

 

_ ¿Permitírmelo? No me hagas reír Hinata, te casaras conmigo y acataras las órdenes de Hiashi-sama si no quieres sufrir las consecuencias_

 

_ ¡Escúchalo! No hagas una locura, mejoraste con los años pero eso no te bastara para salir de esta mansión por tu propio pie_

 

_ ¿Estás seguro, padre? Bien, comprobémoslo entonces_

 

_ Vaya Hinata-Sama, veo que ya no solo eres una cualquiera, también eres una insensata_

 

_ ¿Cualquiera? Neji a que te refieres_

 

_Vera usted Hiashi-sama, mi adorable prima ya no es tan pura como usted se cree_

 

_ ¿Que? _

 

_Así como lo escuchas padre, ya no soy pura ni lo seré nunca más y no me casaras para tapar tu vergüenza, porque yo no me siento arrepentida_

 

Hiashi empalideció, se acercó a ella y la abofeteo una vez mas. No podía creer lo que estaba escuchando, su hija, la heredera del clan se había entregado a un hombre que no era su prometido como una vil cualquiera, no le permitiría una ofensa más. La sostuvo por el cuello y le hablo con rencor.

 

 

_ ¡¿Quién es?!_

 

_ ¡No te lo diré!_

 

_ ¿No lo harás? Bien, pues te lo sacare por las malas_

 

Hinata se soltó del agarre al que Hiashi la había sometido. Adopto la postura de batalla y le golpeo en un costado, haciendo que Hiashi se quejara por el dolor del impacto. Neji la tomo por los brazos y la inmovilizo, sintió los fríos dedos de su padre en la parte trasera de su cuello, su vista comenzó a nublarse mientras caía lentamente al tatami inconsciente. Neji la tomo en brazos y la llevo a su cuarto, asigno dos de los mejores guardias Hyuga para que la vigilaran y se dispuso a arreglar lo antes posible la boda.

 

 

 

 

Hinata abría los ojos, volviéndolos a cerrar por el fuerte dolor de cabeza que ahora mismo le aturdía. Se levantó como pudo y a tientas se dirigió al cuarto de baño, dejo correr el agua fría y se mojó la cara para serenarse, recordaba todos y cada uno de los detalles de su pelea con Neji y Hiashi. Maldiciéndose una y otra vez por lo bajo se dispuso a observar lo que ya se temía- Byakugan- Dijo en un susurroy se dispuso a examinar el perímetro. Efectivamente, se encontraba encerrada. Habían dos guardias, uno a cada lado de la puerta de su cuarto y cinco más bajo su ventana, Neji se había asegurado de que no pudiera escaparse. Aun con el fuerte dolor de cabeza taladrándole el cerebro, formulo como pudo un plan B, tomo lápiz y papel y se dispuso a escribirle una carta a Shikamaru. Sabía que el a estas horas se encontraba cerca de la mansión observando las nubes, si lograba convencer a Hanabi para que le entregara la carta, podría salir con su ayuda de ese infierno. Hinata abrió la puerta y le dijo a uno de los guardias que por favor llamaran a Hanabi, el guardia mando a una de las sirvientas para que buscaran a la pequeña. Mientras la espera se le hacia larga, Hinata se sentó en su cama a esperar a su hermana, sabía que convencerla seria tarea dura, ya que su hermanita había heredado todo el carácter de su padre. Escucho pasos y a continuación alguien llamaba a la puerta. _Adelante_

 

 

 

 

_ ¿Me llamabas Onee-san?_

 

_ ¡Hanabi! Te necesito, por favor ayúdame_

 

_ ¿Onee-san que sucede?_

 

_ Por favor entrégale esto a Shikamaru, no dejes por nada del mundo que Neji la lea. Entrégasela personalmente_

 

_ ¡Onee-san! Habla de una vez, ¿Dime que

AMOR INESPERADO by malenakawaii

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fanfic.es/viewstory.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20