Fanfic Es
Fanfics en español

Grand Chase Absolute por Zerondight

[Comentarios - 0]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

Notas del fanfic:

El primero de varios capitulos los cuales se iran sacando conforme los termine espero que sean de su agrado tal como del mio al hacerlos.

“Son pocas las cosas que puedo recordar ahora en esta situación tan desfavorable, rodeada de enemigos que me gritan y gruñen con odio claro en sus ojos hostiles, recuerdo entre muchos momentos mi tiempo junto a mi padre, un hombre honorable y noble, fuerte, pero a su vez gentil, el que me fue tanto mi guía como mi héroe personal con su brillante armadura que reflejaba la luz solar, apareciendo cuando más lo necesitaba para hacerme sentir segura… es gracioso la verdad, recordar justo ahora esa sensación de inseguridad que tenía cuando no estabas cerca papá, pero ya no tengo tiempo para sentirme de esa manera, no tengo derecho a caer en este lugar hasta que te vuelva a ver…” Dejando ver una leve sonrisa mientras se encontraba manchada con la sangre de algunas de esas criaturas, inertes en el suelo con variados cortes letales en sus cuerpos inhumanos; La mirada de la joven pelirroja con sus cabellos ondeantes ante los leves vientos que recorrían esa zona boscosa simplemente se fijan en los movimientos ajenos irradiando una concentración y voluntad que destellaba en el carmín de sus ojos reflejado esto finalmente en la hoja de la espada que portaba con firmeza generando una distancia segura entre ella y los enemigos mientras de forma leve movía los pies en el barro afirmando un poco más su posición de combate con el fin de no verse impedida para cuando los enemigos, pequeños goblins y slimes azulados, iniciaran su salvaje ataque. Como si de un augurio se tratara pequeñas gotas de aquel cielo nublado comenzaban a caer en toda la zona provocando un sonido que se haría escuchar en toda la arboleda a través de las hojas de los frondosos árboles y la fauna que busca refugio de esa lluvia leve que se haría presente en el campo de batalla provocando que en la tez clara sin imperfecciones de la joven al igual que en esa armadura de entrenamiento, pequeñas gotas recorrieran esas superficies especialmente las que caen por el rostro de Elesis quien ignora ese hecho de manera consiente gracias a la situación actual de la joven.

 

Poco fue el tiempo que tuvo ella para pensar ya que, al unísono mostrando una extraña coordinación impropia de tales criaturas por la diferencia entre sus razas comienzan una ofensiva sumamente peligrosa pero pese a esto esquivando los mazos improvisados de los goblins casi al borde del impacto está mostrando una gran destreza con la espada realiza cortes quirúrgicos dejando fuera de combate a la primera fila de enemigos hostiles bloqueando con movimientos precisos de la hoja los proyectiles que otros lanzaban a distancia buscando refugio cuidando de no ser víctima de los slimes cercanos que, con sus saltos y caídas libres, podrían fácilmente inmovilizar a la caballero e impedir la supervivencia de esta – Son demasiados… pero ¡debo de entrar a el Grand Chase! – Menciona con firmeza mientras aferra la mano libre que tiene en la tierra, tomando con firmeza la espada con la restante e impulsándose esta recorta suficiente distancia para tener a todos los enemigos restantes en rango. Una vez hecho ello, mientras un rayo que surca el cielo ilumina la armadura carmesí de la joven cubierta parcialmente por una desgastada capa que lleva para ocultar su físico como su identidad, esta se envuelve en un aura de energía violácea de matices claros y como si fuera un taladro gigante ejecuta un movimiento definitivo para erradicar las amenazas cercanas atacando con suma consistencia a los enemigos mandando a volar a los mismos con gran facilidad; Finalizada la hazaña habiendo dejado un considerable surco de destrucción en el lugar, la joven aun con la capucha de la capa puesta clava con firmeza la espada en la tierra mientras busca recuperar el aliento ya pudiendo sentir como la lluvia aumenta provocando un terreno de mayor complejidad para el combate “Si… lo tengo muy presente, mientras tenga esta espada, la espada que tú me diste, parte de ti estará siempre conmigo como la experiencia que vertiste en mi padre… y por todo lo que mi existencia refleja de tus enseñanzas es que yo Elesis Sieghart ¡No pienso rendirme nunca!”.

 

Pensamientos firmes retumban en la mente de la joven mientras se pone erguida entre tanta desolación y silencio, sin embargo, lejos de obtener una calma duradera una vez derrotados aquellos enemigos, el suelo comienza a temblar con levedad mientras que la mirada de la joven reflejaba la luz de aquellos rayos cercanos conforme avanza a paso lento apoyada en su arma, en dirección al origen de tales temblores; Grande fue la sorpresa de la misma al ver como de la tierra mojada una figura se ponía de pie afirmando sus aparentes brazos en el suelo, una criatura similar a un árbol de varios metros de alto parecía haber sentido la perturbación en la zona por la oscuridad remanente y los enemigos, ardiendo en cólera por aquellos causantes de tal fenómeno, emitiendo un potente rugido que no solo llama a una gran cantidad de los rayos mencionados sino que empuja con una presión de aire a la joven levemente arrastrando a la misma unos metros hacia atrás sin poder evitar fruncir el ceño ante tal desafío – Dios… así que esto es una criatura jefe – Menciona mientras se apoya en una piedra para poder dar un gran salto hacia una zona más elevada donde poder observar el rojo furioso que se veía en los orbes de la criatura con una esclerótica totalmente oscura fijos en la actual posición de la joven mientras que esos alargados brazos con sus respectivos dedos delgados y afilados en su final comienzan a elevarse con lentitud al menos en un inicio por el tamaño considerable que el ser hostil tenia. Por consiguiente, mientras el terreno se veía afectado solo por la mera presencia del monstruo con forma de árbol seco en medio de aquella tormenta que cada vez se volvía más fuerte, el ajeno ataca con sus brazos a la zona donde la pelirroja se encontraba dando suficiente tiempo a la misma para evadir en si el impacto directo, pero viéndose afectada por la fuerza considerable de aquellos ataques los cuales arrancaban árboles y rocas firmes con facilidad causando que Elesis, aparte de cuidarse de las ofensivas ajenas, también deba preocuparse de los objetos en el campo que salen despedidos por los potentes ataques mencionados cortando rocas solidas con algo de esfuerzo y evadiendo arboles de considerable tamaño.

 

Asimismo mientras la batalla continua sintiendo la joven como recuperaba algo de condición física, se ve impedida por la zona donde se encuentra resbalando a la hora de querer ejecutar un salto notando como aquellas garras se aproximaban a ella para aplastarla totalmente junto con el resto del terreno, en ese momento las pupilas matiz rubí reflejaban únicamente el ataque enemigo sin saber bien cómo reaccionar, tomando con firmeza la empuñadura del arma que aún tenía como si pudiera hacer algo o deseara hacer algo pero, para sorpresa de la misma, vio como una gran bola de fuego colisiona con la criatura en si quitando el balance que la misma tenia dando los segundos suficientes para que una figura tomara a la joven caballero con gran precisión alejándola de la zona de ataque del monstruo hacia un lugar seguro. Sin entender bien, Elesis solo observa a una joven de piel algo pálida que portaba un arco de gran tamaño además una vestimenta matiz verde al igual que el arma, cabellos dorados ondeantes con los fuertes vientos y unas orejas sumamente distintivas siendo una clara pista acerca de la identidad de aquella extraña joven “una Elfo… esto si no se ve todos los días” Piensa la rescatada mientras llegan con un buen salto a una zona segura para poder ocultarse de la vista del enemigo, una vez en aquel sitio la extraña rubia hace una seña lo suficientemente visible para quien sea que estuviera allí afuera evitando caer en vista del monstruo para mantenerse oculta en dicho lugar; Minutos después de ello, mientras los rugidos aún son sonoros juntos con el retumbar del terreno por la destrucción del descontrolado ente, en donde Elesis se encontraba junto con aquella extraña joven una tercera aparece entre las sombras con una mirada algo molesta reflejada en aquellos orbes violáceos como el traje que llevaba exceptuando el pequeño bastón que portaba en una mano.

 

Arme: - Eres demasiado predecible, ni pareces una caballera entrenada, si no fuera porque te vimos ahora serias puré – Mencionaba la maga de violáceas prendas mientras sacudía de los cortos cabellos propios el agua de aquella lluvia observando la situación de ambas jóvenes en aquel lugar – Pensar que no les basta con basar toda su vida en métodos brutos para realizar sus misiones… -

 

Elesis: - No pienso escuchar eso de una maga que solamente sabe hacer uso de sus trucos vulgares sin honor, solo un espectáculo de luces – Con gran enojo y de forma algo costosa pero firme se coloca de pie mientras se muestra a la defensiva por aquellos comentarios ajenos tan bruscos – Además no recuerdo haberte pedido que me salvaras –

 

Arme: - Clásico de los de tu tipo hablando de ese orgullo que tienen como si fuera una medalla – se acerca a la pelirroja con una mirada claramente enojada mientras la observa a los ojos sin intenciones de retractarse o ceder en aquella puja por demostrar quién es la mejor – Con solo verte se ve que no tienes clase –

 

Elesis: - ¡Seras…! – Antes de que pudiera terminar de expresar esas palabras una flecha pasa entre ambas quedando clavada en un tronco cercano por lo que tanto la pelirroja como la maga observan en dirección a la tercera en aquel sitio, la chica elfo que mantiene con firmeza aquel arco apuntando entre ambas jóvenes.

 

Lire: - ¡No hay tiempo para estas cosas! Nos mandaron a este sitio para cumplir una prueba y así entrar al Grand Chase… ¡Sean serias!... quiero creer que no están aquí por razones tan banales que puedan dejarse de lado por una discusión tan tonta… en fin, aunque sea por unos momentos debemos cooperar, al parecer ese ente es resistente a la magia y mis flechas no tienen el suficiente daño… las tres debemos cooperar –

 

Elesis: - Tsk… si no hay de otra supongo que por ser solo esta vez… - Cediendo ante las palabras de la rubia esta decide ceder en la discusión que tenía previamente para aproximarse a la misma – entonces escucharé cualquier plan que tengas, se ve que sabes muy bien cómo proceder ante esta situación –

 

Arme: - Como sea y para que quede claro… mi magia es fuerte solo que ese extraño árbol tiene demasiada resistencia como para ocasionarle un buen daño – inflando las mejillas mirando a otro lado la maga de violáceos cabellos se acerca a ambas jóvenes dispuesta también a escuchar lo que la rubia tuviera que decir.

 

-       Continuara      -

Notas finales:

Agradezco a Arlette por siempre ayudarme con este proyecto y a Celeste Duran por animarme a plasmarlo 

Usted debe login (registrarse) para comentar.