Fanfic Es
Fanfics en español

Omega por Kala1411

[Comentarios - 21]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

Capítulo 2

 

 

Todos los presentes se giraron a ver a la chica y empezaron a reírse por lo bajo. No era muy alta pero sí muy guapa, tenía los ojos claros y rodeados de largas pestañas, el pelo rubio oscuro y unos rasgos angelicales. Dejó su maleta al lado de la puerta y se adelantó, ignorando por completo los cuchicheos y miradas especulativas de quienes la rodeaban.

Mark empezó a reírse.

-Mira preciosa, esto es una fraternidad solo de chicos.  Comprendo que quieras estar rodeada de todos nosotros –la joven le frunció el ceño, mientras se escucharon un par de silbidos desde la parte superior de la escalera, -pero no puede ser. Prueba en la Hermandad Femenina Delta.

-Pero recibí vuestra carta –ella se sacó el papel con el sello de la fraternidad del bolsillo trasero de su pantalón. –Yo soy Ashton Jones.

-No –dijo Mark riéndose cada vez más, provocando cada vez risas más notorias entre la multitud.- Ashton Jones ha estudiado durante toda su vida en colegios del ejército, graduándose con honores en la Academia Militar y con una larga lista de trofeos en diferentes disciplinas académicas.

-Sí, me estás describiendo.

-No, Ashton Jones es un chico.

-Ashton Jones soy yo –dijo sacando de su cartera su carnet de identidad, y mostrándoselo. -Y soy una chica.

Mark cogió el carnet y lo miró detenidamente durante unos segundos, mientras su sonrisa desaparecía al comprobar que el número de identificación coincidía con el de su informe. La miró anonadado, la casa se había quedado en completo silencio esperando las palabras de su Presidente.

-Perdona entonces, debe haber sido una equivocación. Supongo que solo leí tu nombre y di por hecho que eras un chico…

-No te preocupes, me pasa a veces –dijo ella quitándole importancia.

-Pero no puedes entrar aquí, lo siento.

Ella se cruzó de brazos y lo miró indignada.

-Recibí vuestra carta…

-Sí, lo sé…

-Y en el Artículo 24, sección c, de vuestro código de fraternidad publicado en el año 1995 especifica que, quienes hayan recibido la carta, tienen derecho a realizar las pruebas que el Presidente y su Consejo crean pertinentes para ser aceptados en Alpha Omega –sacó la carta del bolsillo de su sudadera y se la entregó.- Pues bien, yo la he recibido y quiero participar en vuestras pruebas.

Era el turno de Mark de fruncir el ceño. Era cierto lo que había dicho, pero no esperaba que una novata lo supiera. Suspiró y cruzó los brazos, mirando a aquella chica un poco molesto.

-Bien, estás en tu derecho si quieres aplicarlo. Pero te advierto que las pruebas no son fáciles –señaló con la cabeza a Kevin. –Ve por tu banda.

Sonriente, Ashton se acercó al chico y sacó la última banda que quedaba, la de color amarillo.

 

 

-¿De verdad vas a dejar que esa chica participe? ¿Has perdido el juicio? –Preguntó Jason.

Se habían reunido todos en el gran comedor para discutir acerca de los nuevos acontecimientos durante el almuerzo mientras los candidatos comían en la cocina.

-No, no lo he perdido. Pero llevaba razón en lo que decía acerca del artículo del código, y no pienso saltarme ninguna de esas normas por algo tan estúpido –Mark suspiró. –Tíos, en serio, calmaos. La habéis visto, sabéis cómo son las pruebas que hemos puesto, no las pasará ni soñando.

-¿Y si las pasa? –Preguntó de repente Kyle.

Mark se quedó callado por un momento. Kyle le sacaba con mucha frecuencia de sus casillas, era algo mutuo pero se soportaban por el bien de la fraternidad. Suspiró y le miró directamente.

-En ese supuesto, será aceptada. Sería injusto lo contrario.

Se aguantaron la mirada sabiendo el significado que aquellas palabras escondían para ambos. Los dos tenían caracteres fuertes, pero anteponían el bienestar de todos al propio, como se esperaba del Alpha y del Beta.

 

 

Faltando quince minutos para las cuatro de la tarde, todos volvieron a reunirse en el salón para escuchar las instrucciones de las pruebas. Mark se colocó al frente de los candidatos, quienes se habían vestido con ropa deportiva siguiendo sus indicaciones.

-Hemos decidido que uniremos todas las pruebas en una sola y, para agilizar el proceso, las haréis en parejas. Os dejaremos unos minutos para que lo penséis.

-Yo prefiero que la señorita escoja primero, es lo que hacen los caballeros –dijo de forma altiva Dennis.

Los otros dos asintieron, mirando a Ashton.

-No quiero ningún tipo de favoritismos hacia mí solo por ser una chica –dijo muy seria mirándolos a los tres.

-Eres la más pequeña de los cuatro candidatos –habló Mark, -es costumbre que el primero en elegir sea el miembro más joven. Así que, dinos, ¿a quién eliges?

-A Fudo –declaró rápidamente.

Los otros dos candidatos empezaron a reírse, mientras el chico asiático la miraba con la boca abierta por la sorpresa.

-Bien, entonces ya se han formado las parejas –cruzó los brazos y se dispuso a explicar la prueba. –A lo largo y ancho de este campus hay varios acertijos, cuatro en total. Cuando encontréis uno, se os dará la pista para el siguiente, el primer equipo que averigüe el último enigma y llegue a la casa de la fraternidad, ganará el derecho a quedarse y formar parte de nuestra gran familia. No os confiéis –miró específicamente a Dennis, -no son adivinanzas sencillas y no están en lugares a los que podáis acceder fácilmente. Cómo queráis repartiros el trabajo será cosa vuestra, pero recordad que las acciones de vuestro compañero pueden perjudicaros o beneficiaros –Fudo había empezado a sudar con esas palabras y Mark sabía que el chico iba a pasarlo mal. –Vuestras mochilas, con todo lo que creemos que podéis necesitar, están en el salón. Tenéis diez minutos para ir a buscarlas e inspeccionarlas y añadir un objeto propio, como alguna medicina, si creéis que la necesitaréis. A las cuatro en punto, comenzará la prueba. Buena suerte a todos.

Usted debe login (registrarse) para comentar.