Fanfic Es
Fanfics en español

Omega por Kala1411

[Comentarios - 60]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +
Notas:

Subiré en un mismo post los capítulos 9 y 10 hoy, puesto que no sé si mañana tendré ocasión de conectarme.

 

Capítulo 9

 

 

Tras asistir a todas las clases que tenía ese día y sorprender, no solo a la Señora Smith, sino a todos los profesores, Ashton fue al comedor de la parte sur del campus. Divisó a casi todos los miembros de la fraternidad en una gran mesa y fue a sentarse con ellos cuando pagó su comida.

-¿Dónde has estado toda la mañana? –Preguntó Matthew.

-He ido a las clases –respondió ella como si fuera algo obvio.

Jason bufó.

-Nadie va a clases el primer día, creí que lo sabías. Seguramente te habrás aburrido un montón.

-¡Qué va! Me lo he pasado muy bien, he conocido a casi todos mis profesores y he hablado con ellos de cosas muy interesantes.

Los chicos la miraron extrañados, pero ella los ignoró y empezó a comer su primer plato. Fue entonces cuando todos se dieron cuenta de la ingente cantidad de macarrones que había en el plato de Ashton.

-¿Serás capaz de comerte todo eso? –Preguntó Frank. –Es lo mismo que como yo, y estoy en el equipo de Futbol Americano.

Ella asintió mientras masticaba.

-Comer es una de mis pasiones –dijo entre bocado y bocado.

-Disculpa nuestro escepticismo, pero no conocemos a muchas chicas que sean capaz de acabarse tanta comida –dijo Matthew.

Victor le dio un codazo disimulado a Jason.

-Bueno, y para futuras referencias, ¿qué te gusta comer? –Preguntó.

Todos los de la mesa entendieron el doble sentido de la pregunta, pero Ashton no.

-De todo.

-Ajam… Y si te pidiera que me dijeras tu fruta favorita, sería…

Ella estuvo un momento pensando.

-Supongo que el plátano.

Empezaron a reírse como adolescentes en celo, y ella los miró con una ceja levantada, sin entender la broma, mientras cambiaba su plato vacío por el lleno y no se demoraba en empezarlo.

-Y en el caso de ser una verdura… ¿Cuál elegirías? –Fue el turno de Frank.

Ashton lo pensó por unos momentos, pero cuando iba a contestar, tres chicas se pararon al lado de la mesa donde estaba.

-Perdona, ¿quién eres y por qué estas sentada en la mesa de la fraternidad Alpha Omega?

Le preguntó directamente una rubia de ojos claros y cuerpo de modelo, pero con cara de pocos amigos.

-Mm… Soy miembro de la fraternidad –respondió Ashton.

Las tres bufaron con desprecio.

-Es cierto, Daisy –intervino Mark. –Ayer pasó las pruebas y mañana por la noche se hará oficial su ingreso.

-¡¿Qué?! ¿Has perdido el juicio? Es una chica, no puede entrar en vuestra fraternidad.

-Ellos me enviaron una carta –expuso Ashton sin dejar de comer.

-Me da igual –la rubia la miró con ira. –No puedes pertenecer a una fraternidad de chicos.

-Bueno, aunque puede llegar a comprenderse la confusión Daisy –habló una de sus amigas. –Mira cómo va vestida, parece un chico.

Daisy la observó detenidamente y soltó una leve risita.

-Es un marimacho –dijo la tercera chica.

Las agudas carcajadas y los comentarios despectivos no molestaron a Ashton, ella siguió comiendo tranquilamente, centrando su atención en su delicioso plato.

-Daisy, basta –ordenó Kyle.

-¿Por qué? Solo estamos hablando con ella… perdón, él…

Más carcajadas. Esta vez, otros estudiantes empezaron a prestar atención a lo que sucedía en la mesa de la fraternidad y se percataron de la presencia de Ashton.

-Daisy, será mejor que te vayas ahora –dijo educadamente Mark.

-¿Por qué, cariño? Hasta hace unos meses te agradaba mi cercanía… -el comentario no pasó desapercibido para ninguno.

Ashton levantó la cabeza levemente al percatarse del cambio en el ambiente entre sus compañeros. No sabía lo que pasaba, y realmente no había escuchado lo que aquella chica había dicho para crear esa atmósfera de incomodidad, pero supo que era mejor preguntárselo en privado a algún miembro.

Se dio cuenta que faltaba el postre en su bandeja, así que se levantó para ir a buscarlo.

-¿Dónde te crees que vas? –Inquirió la chica rubia. –Estamos hablando contigo.

Ella la miró sorprendida.

-Oh… ¿Estabais hablando conmigo todo el tiempo? Es que no os estaba haciendo caso –dijo encogiéndose de hombros.

-¿Cómo dices? Serás…

-Disculpa –cortó Ashton, -quiero ir a buscar mi postre. Si pudieras esperar un minuto, podríamos seguir con la charla y así me explicas qué me has dicho antes.

Se dio media vuelta y anduvo a paso ligero hasta la cantina, temerosa de no encontrar ningún postre. Los miembros de la fraternidad soltaron algunas risitas ante la actitud tan tranquila de su nueva compañera, pero Daisy y sus amigas estaban indignadas, casi se podía ver el humo saliendo de su cabeza.

Miró a Mark y a Kyle para decirles algo, pero al ver que ellos también se estaban riendo, simplemente se fue seguida de las otras dos.

-Deberíamos avisar a Ashton – avisó Scott, el miembro Eta y alumno de último año. –Daisy puede llegar a ser muy peligrosa si se lo propone.

 

 

Capítulo 10

 

 

-Así que mañana me convertiré oficialmente en miembro de la fraternidad, ¿no?

Estaban preparando la gran mesa de comedor para la cena. Al parecer, Lewis, Bob y Peter eran los que mejor se manejaban entre fogones, pero rara vez preparaban tanta comida por la cantidad de personas que eran. Sin embargo, todos creyeron conveniente estar reunidos esa noche para contarles a Ashton y a Fudo lo que ocurriría al día siguiente, en la ceremonia de ingreso a la fraternidad.

-Exacto –contestó Matthew. –Pero hay un ritual para que se haga oficial, y queremos explicártelo. No sabemos si estarás de acuerdo con el procedimiento que seguimos.

Una vez colocados todos los cubiertos, las fuentes de comida empezaron a salir de la cocina y se repartieron por toda la mesa. Los nuevos miembros debían sentarse a la izquierda del Presidente y frente a los tres miembros más importantes del Consejo: Kyle, Matthew y Jason.

Todos los miembros se sentaron y comenzaron a llenar sus platos mientras Mark iniciaba su explicación.

-El ritual de iniciación se lleva a cabo en colaboración con la otra gran hermandad del campus, la Hermandad Femenina Delta. Los miembros de la fraternidad –dijo señalando a todos los presentes, - iremos con un disfraz de griego negro, la única diferencia con ustedes será que llevaréis cintas rojas atadas al cuello. Las chicas que ingresan este año en la Hermandad Delta llevarán túnicas de color rosa. El ritual se celebrará aquí, en el patio trasero, porque hay más espacio. Empezará la Presidenta de la Hermandad femenina, dirá el nombre de la primera chica y ella será guiada a una plataforma. La chica podrá decir el nombre por el que  se identificará durante su estancia en la Hermandad. Para sellar de forma oficial su estatus como nueva integrante, se le vendarán los ojos y esperará a que unos de los miembros de nuestra fraternidad se suba a la plataforma y la bese.

-¿Ella elige al chico? –Preguntó Ashton.

-No, lo elegimos nosotros.

-¿Por qué?

-Porque si no habría miembros que nunca serían elegidos, como Bob o Lewis –respondió con sorna Jason.

Los aludidos hicieron sonidos indignados, pero los demás rieron.

-O como yo –musitó Fudo, tan bajo que Ashton creyó que había imaginado el comentario.

-El procedimiento es el mismo para los miembros de nuestra fraternidad –continuó Mark. -Elegís la letra que os representará, os vendamos los ojos, una chica os besará durante unos segundos y todo habrá acabado. El resto de la noche será una fiesta de los dos grupos, pero seguramente se sumen más personas pasada la medianoche.

-Entiendo… -comentó Ashton.

-Queríamos hablarlo contigo para saber qué quieres hacer –expuso Kyle mirándola. –Eres la primera chica en nuestra fraternidad, y comprendemos que puedas sentirte incómoda si tuvieses que besar a otra chica.

-No me incomoda tener que besar a otra chica –dijo ella con naturalidad.

La gran sala se quedó en silencio, todos los chicos la miraban fijamente.

-¿Eres homosexual? –Se atrevió a preguntar Matthew.

-No lo sé.

-¿Cómo que no lo sabes? –Inquirió Jason. –Esas cosas se saben desde los 13 años.

-Bueno, no puedo saber si me gusta algo que no he probado todavía –dijo ella en tono defensivo. –Tú has besado a muchas chicas seguramente y sabes que te gustan, pero respóndeme: ¿has besado a algún chico?

-¡Claro que no! No me gustan los tíos.

-¿Y cómo puedes estar tan seguro si nunca has besado a uno? –Interrogó ella.

Jason abrió la boca para replicarle, pero no supo encontrar una respuesta sensata, así que solo le salió decir:

-¡Pues porque lo sé, joder!

Ashton no pudo evitar reírse ante su expresión de desconcierto.

-Mirad, os agradezco vuestra amabilidad, pero iba en serio cuando dije que no quería ningún tipo de favoritismos solo por ser una chica.

-Entonces… ¿Quieres que tu ritual se complete con… una chica? –Preguntó Adam para asegurarse de no haber entendido mal. –Porque a ninguno de los presentes nos importaría sacrificarnos para ayudarte a completar tu ingreso.

-Os lo agradezco, pero en serio, quiero que sea como es la costumbre –dijo ella complacida.

Usted debe login (registrarse) para comentar.