Fanfic Es
Fanfics en español

Los Peligros de Perseguir a un Duque. por Candy-Uchiha

[Comentarios - 14]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +
Notas: Esta historia ni sus personajes no me pertenecen, es una adaptación de la autora Julia London... Los personajes le pertenecen a M. Kishimoto. Yo solo la adaptó para compartirla con todos ustedes.
CAPÍTULO 4

Londres, marzo de 1820

La mala suerte hizo que Sasuke Uchiha volviera a Londres tras un invierno particularmente duro, después de que lo hiciera su padre.

Eso le proporcionó al anciano tiempo de sobra para meterse en sus asuntos y organizar un interminable almuerzo con lord Robertson y su familia. Al parecer, el duque no se había ablandado en el transcurso del invierno, mientras Sasuke había permanecido en la mansión familiar de Broderick Abbey con la esperanza de mantenerse alejado de la vista y de la mente de su padre. En su esfuerzo por no hacerse notar, sólo vio a Miranda tres veces.


Pero lo único que logró fue que el anciano pareciera todavía más decidido en su empeño por ver a su único hijo casado con lady Karin Robertson.


Ni el aspecto ni el semblante de lady Karin Robertson habían mejorado, como habría cabido esperar después de toda una estación. Para ser justos, la opinión de Sasuke se basaba en un almuerzo, sumamente aburrido, que todavía lamentaba. Durante el mismo, la joven apenas habló, y comió mucho menos, lo cual, supuso Sasuke, no era suficiente para juzgar el carácter de una persona.


Pero su opinión sobre ella no había cambiado.


Sasuke pensó que se iba a desintegrar si se veía obligado a soportar un segundo más de aquel nuevo almuerzo, y, al mirar a lady Karin masticar unos pequeños bocados de pescado, su mente volvió a distraerse recordando las últimas amenazas de su padre.


Había sido culpa suya. El día anterior debería haberse mordido la lengua cuando el duque le preguntó si, después de todo un invierno de meditación, por fin había comprendido que tenía que abandonar a Miranda por el ducado.


”No ”le contestó con cansancio.


”¿No? ¿Eso es todo lo que vas a decir? ”preguntó su padre, incrédulo”. Creo que no me has entendido, si te niegas a dejarla, estoy dispuesto a hacer público tu mayor error así como los nombres de todos los involucrados en él.


Al principio, Sasuke pensó que había oído mal, pero cuando vio la mirada de triunfo en los ojos de su padre, se quedó atónito.


”¿Me está amenazando, señoría?


”Quizá «amenazar» sea una palabra demasiado fuerte. Estoy intentando comunicarte mi opinión ”contestó el duque con tono monocorde.


”Pues tiene un extraño modo de hacerlo.


”Estoy haciendo lo que debo hacer para asegurar el buen nombre de Uchiha.


Sasuke se burló al oír eso.


”¿De verdad puede decir eso al mismo tiempo que me amenaza? ¡Dios, no creo que le importe nada ni nadie, aparte de su buen nombre!


”Eso es ridículo ”replicó su padre, agitando una esquelética mano hacia él”. Me importas, pero eres demasiado obstinado para darte cuenta. Y aún me preocupa más tu honor, que has manchado como si no te importara. Haz lo que te pido, Sasuke ”continuó el duque ante el gemido de exasperación de su hijo”, cásate con lady Karin. Su familia está esperando que pidas su mano. Puedes hablar con su padre mañana, durante el almuerzo.


”No hablaré con él ”respondió él tranquilamente”. No vas a obligarme a que me case con ella.


El duque suspiró. Sasuke pensó que parecía más envejecido que en su último encuentro, cuatro meses atrás.


”Te lo advierto, no me obligues a hacer algo que puedas lamentar.


”No le obligo a hacer nada, señoría. Sólo le he pedido que me deje vivir mi vida a mi modo. Es una petición que cualquier hombre debería poderle hacer a su padre ”estalló, saliendo de allí sin hacer caso de los gritos de advertencia del duque, que le decía que iba a hacer lo que fuera para impedir que deshonrara su nombre.


Sasuke abandonó Redford House con la misma sensación de siempre tras esas interminables entrevistas; como si su padre lo hubiera colocado en un torno imaginario y hubiese estado apretando las tuercas lentamente, torturándolo con sus exigencias.


Londres empezaba a llenarse de gente procedente de sus casas de campo, que se dirigía a la ciudad para el principio de la Temporada. Sasuke supuso que la discusión del día anterior ya debía de correr por todo Mayfair, porque, en su opinión, los criados de su padre eran muy rápidos a la hora de difundir chismes entre la alta sociedad.


Para evitar más rumores ”y por algún inexplicable motivo que no acababa de entender”, Sasuke acudió a la comida con los Robertson como se le había ordenado.

Supuso que era porque deseaba mantener la paz, temeroso de que su padre cumpliera su amenaza perjudicando a otras personas aparte de a él. Le fastidió tener que hacerlo, ya que el día era precioso y cálido, para ser principios de marzo.


Pero allí estaba, atrapado en una mansión con corrientes de aire, sentado frente a una reservada lady Karin mientras la madre de ella hablaba del invierno que habían pasado, e imaginándose los días, semanas, meses e incluso años llenos de tedio que le esperaban.


”Empezamos a reparar el ala este ”estaba diciendo lady Robertson, como si a él le importara un comino lo que hicieran”, pero con toda esa lluvia y nieve, no pudimos acabar las obras.


”¡Ah! ”exclamó él, obligándose a apartar la mirada de la forma de rumiar de Karin.


”Cuando se terminen, celebraremos una fiesta de fin de semana para todos nuestros amigos. Sólo en esa ala hay una docena de dormitorios.


”Estupendo ”comentó de forma imprecisa, volviendo a echar una ojeada a Karin.

Ésta le sonrió con timidez y él le dirigió una tensa sonrisa, mientras intentaba pensar en algo, cualquier cosa, que fuera más insoportable que pasar todo un fin de semana en el campo con aquella familia.


No se le ocurrió nada.


Karin dobló cuidadosamente su servilleta y se la colocó sobre el regazo. Era tan correcta que Sasuke estaba seguro de que la más leve transgresión a la etiqueta la destrozaría. Apartó los ojos, vio que su padre lo contemplaba furioso y fijó la vista en el plato.


Por suerte, lady Robertson desvió su atención hablando del calendario social, y haciendo hincapié, supuestamente en su beneficio, en la cantidad de fiestas a las que Karin había sido invitada. Sasuke apenas oyó una palabra de lo que decía, ya que su inmenso aburrimiento le proporcionó una buena ocasión para revivir la pelea que había tenido la tarde anterior con Miranda.


Ésta estaba harta del descontento del duque, el cual parecía haberse recrudecido desde su regreso a Londres.


”No puedo entender por qué no haces lo que te pide para tranquilizarle ”le dijo mientras se sentaba graciosamente, envuelta en una bata de seda”. Cuando hayas dejado embarazada a alguna joven podemos seguir viéndonos. No será distinto a la aventura de tu padre con lady Sullivan.


Al oír mencionar el largo romance de su padre con una mujer que había sobrevivido a su madre, Sasuke dio un respingo. No sabía por qué, pero la idea de su padre acostándose con alguien que no fuera su difunta madre siempre lo ponía enfermo.

Suponía que era por lo muy evidente que había sido. Recordaba una vez en que, siendo niño, oyó a los criados comentar que tenían que mandar sábanas de lino a casa de lady Sullivan porque al duque no le gustaban las que ella tenía. Ya entonces le resultaba insoportable la idea de que su padre hubiera hecho unos votos de fidelidad para luego romperlos.


Y ahí estaba él, planteándose hacer lo mismo.


En realidad no era nada insólito. En algunos círculos ”los suyos para ser precisos” era algo que se esperaba. Casarse con una mujer por su linaje y su dinero y hacer el amor con otra. Fuera como fuese, eso era lo que hacía la mayoría de matrimonios de la alta sociedad.

”Por Dios, limítate a hacer lo que te pide, Sasuke ”le dijo Miranda, exasperada, mientras empezaba a cepillarse el largo pelo rojo oscuro”. Estoy convencida de que será la única forma de que podamos estar juntos en paz.


”Podríamos estarlo si nos casáramos ”observó él, sorprendiéndose tanto a sí mismo como a Miranda. Le gustaba como amante, y en ese momento se le ocurrió que si lo obligaban a casarse, ¿por qué no hacerlo con ella?”. Puede que mi padre me desherede, pero al menos viviríamos como marido y mujer y traeríamos al mundo hijos legítimos.


”Creo que respirar tanto aire puro en el campo te ha trastocado, querido. Por supuesto que te desheredaría, porque yo no poseo las credenciales necesarias para tranquilizarle. Y si te deshereda, no podrás proporcionarles a nuestros hijos las cosas que tú tuviste de niño. Me atrevería a decir que no te lo perdonarías nunca. ”Se volvió hacia él y le dirigió una mirada mordaz”. Y creo que yo tampoco.


Su respuesta lo decepcionó. Sabía que a las mujeres se las enseñaba a pensar que el matrimonio y la riqueza lo eran todo, y al parecer Miranda no era una excepción; pero saber a ciencia cierta que el título y el dinero eran más importantes para ella que él fue como una puñalada.


Ahora, mientras la comida con los Robertson llegaba a su fin ”justo un minuto antes de que se levantase de la mesa y se tirase por la ventana que daba a Audley Street”, lord Robertson sugirió que las damas fueran a tomar un helado al solárium del duque.


”Creo que quizá a lord Uchiha y a mí nos gustara disfrutar de un cigarro. ¿Le gustan los buenos cigarros, milord?


Sasuke echó una ojeada a su padre, cuya expresión era tan esperanzada que le dieron ganas de echarse a llorar. Volvió la mirada hacia lord Robertson y sonrió.


”Gracias, milord, pero debo pedirle que me disculpe.


Nadie dijo nada durante un momento, hasta que Karin emitió un pequeño gemido de desesperación y el duque... bueno, la expresión del duque se hizo tormentosa, adquiriendo un tono rojo muy desagradable.

”Por favor, perdóneme, pero tengo un compromiso ineludible ”explicó casi con alegría”. Es un asunto del parlamento.


”Uchiha... ”empezó a decir su padre, pero Sasuke ya se estaba levantando de la silla.


”Me olvidé por completo de decírselo esta mañana, señoría ”dijo con tono amable y formal, y añadió, sonriéndole al anfitrión”: ¿Me disculpa?


”Desde luego ”contestó Robertson con aspecto confundido.


Sasuke se acercó rápidamente a lady Robertson y le besó la mano.


”Gracias por este encantador almuerzo, lady Robertson ”dijo. Finalmente se volvió hacia Karin”. Lady Karin, he disfrutado mucho de su compañía. Me gustaría que volviéramos a compartir un almuerzo en alguna ocasión ”añadió, llevándose su mano a los labios, besándola en los nudillos y soltándola rápidamente.


Karin miró a su madre con ojos llenos de desolación, pero Sasuke caminó hasta la cabecera de la mesa, pasando por delante de una hilera de lacayos que, sin duda alguna, habían sido colocados allí para impresionarlo, y estrechó la mano a un asombrado lord Robertson.


”Gracias de nuevo, milord.


”Pero yo pensaba... creía que dispondríamos de toda la tarde ”dijo sin energía.


”Otro día, quizá ”contestó Sasuke haciendo una profunda reverencia. Sin apenas mirar a su padre, añadió antes de salir de la estancia”: Señoría.


En ese momento no le importaba que el duque llevase a cabo sus amenazas; no podía aguantar ni un segundo más en aquel comedor. Si tenía que casarse, que así fuera, pero jamás, bajo ninguna circunstancia, iba a hacerlo con lady Karin Robertson.


Se fue directamente a su club y envió un recado a Uzumaki para que se reuniera con él si podía. Cuando éste apareció una hora más tarde, Sasuke estaba inquieto, y en vista de que hacía un día soleado y muy cálido, convenció a su amigo para ir a cabalgar a Hyde Park.


Como era de esperar, le hizo un breve resumen del último altercado con su padre y de la comida que había echado a perder.


”Parece realmente aburrido ”estuvo de acuerdo Uzumaki”. ¿Sigue amenazando con desheredarte?


Sasuke sonrió con ironía.


”No sólo lo hace, sino que sospecho que, mientras nosotros estamos aquí hablando, él está preparando la solicitud para que la firme el rey.


Naruto esbozó una sonrisa y lo miró.


”¿Y si cumple con su amenaza? ¿Has pensado lo que vas a hacer?


Lo había hecho. No había dejado de darle vueltas, durante las largas noches de insomnio, mientras vagaba por los pasillos de Broderick Abbey. Poseía su propio título y su propio escaño. De acuerdo, carecía de la fortuna de su padre, e iba a perder el sustancial estipendio que recibía como hijo del duque de Uchiha, pero estaba dispuesto a prescindir de él.

Había estudiado agricultura y estaba lleno de ideas para mejorar sus propiedades. Además, lo que valoraba y quería por encima de todo no era riqueza, sino libertad para ser él mismo. No obstante, el duque había elevado las apuestas con su última amenaza.


”Lo he pensado ”dijo simplemente.

Pensó en añadir algo más, pero un sonido le hizo levantar la cabeza; no estaba seguro de si había sido una risa o una voz; pero su mirada fue a dar directamente con una mujer de pelo rosa y claros ojos verdes.


Har... Har... Haru-algo.


No recordaba su nombre pero sí a ella. Iba acompañada de dos jóvenes que se le parecían, y las tres iban vestidas de luto.


”¿Cómo se llama? ”preguntó Sasuke, observando los vestidos negros”. No recuerdo su nombre.


”Haruno ”indicó Uzumaki.


Haruno, desde luego. Lady Sakura Haruno.


”¿Quién ha muerto?


”Su madre, lady Downey ”contestó Naruto, mirando a Sasuke de reojo”. Deberías prestar más atención a los ecos de sociedad, Uchiha. De vez en cuando informan de algo interesante que no tiene nada que ver contigo.


”Increíble.


Naruto rió en silencio y miró otra vez a las tres jóvenes que caminaban hacia ellos.


”He oído que lady Tsunade murió de repente y sin haber hecho testamento. Por ley, la fortuna que aportó al matrimonio pasó a ser de lord Downey. Por desgracia, las tres jóvenes están arruinadas, y lo único que les queda es una pequeña dote para cada una. Es una verdadera pena porque, aunque parecen muy agradables, me temo que la falta de fortuna propia no va a ayudarlas a encontrar marido esta Temporada.


”Quizá ”dijo Sasuke, pensativo”. Pero a algunos de nosotros, tú incluido, no nos importa ni un ápice el dinero ”comentó echando un vistazo a su compañero.


”Ah, pero yo no tengo un padre que me obligue a casarme, ni una falta de fortuna que me obligue a contraer matrimonio por dinero, como probablemente hará Suigetzu algún día ”indicó, refiriéndose al hecho de que Suigetzu estaba empeñado hasta las cejas y disponía de unos ingresos verdaderamente bajos”. Dadas mis circunstancias, yo puedo permitirme el lujo de esperar hasta encontrar la esposa perfecta.


La esposa perfecta. Sasuke soltó un bufido. A su modo de ver, la esposa perfecta no tenía nada que ver con la riqueza. La esposa perfecta era una mujer atractiva, de buen carácter y apasionada en la cama.

Tendría que proceder de una cuna lo suficientemente alta como para satisfacer a su padre, pero por Dios, sin tanto dinero como lady Karin; que casarse con ella no fuera como si se unieran dos naciones. Y, en caso de poder elegir, mejor huérfana, para que no hubiese por medio unos padres sumamente aburridos, capaces de pasarse toda una hora hablando de las reparaciones en el ala este...


De pronto, se le ocurrió una extraña idea y volvió a mirar a Sakura Haruno. Poco después, se bajó de un salto del caballo.


”¿Adonde vas?”le preguntó Naruto.


”Me parece que al maldito infierno ”masculló Sasuke, saliendo al paso de las jóvenes que caminaban por el sendero.

Sakura Haruno, inmersa en la conversación con sus compañeras, le echó un breve vistazo, luego volvió a mirarlo con un leve brillo de sorpresa en los ojos al reconocerle.

Él recordó al instante aquellos encantadores ojos verdes en circunstancias mucho más íntimas.


¿Había transcurrido casi un año desde aquel apasionado y seductor beso en su carruaje?

No había sido algo impetuoso, como tantos otros antes, sino tan sólo un inofensivo coqueteo. Pero al verla ahora, contemplando el ligero rubor de sus mejillas, los claros ojos verdes y el pelo rosa que asomaba bajo el negro sombrero, recordó que el beso se le había quedado grabado hasta el día siguiente, porque ella había sido... deliciosamente ardiente.


Hizo una reverencia.

Ella parpadeó y miró a su alrededor con nerviosismo. Él enarcó una ceja mientras extendía una mano con el fin de tomar la suya. Sakura consiguió reaccionar y avanzó un paso para entregársela.


”Buenas tardes, milord ”lo saludó con una reverencia.


”Es un placer volver a verla, lady Sakura ”dijo Sasuke, notando que sus acompañantes la observaban llenas de asombro mientras él se inclinaba sobre su mano.

A juzgar por cómo lo miraba, esperando que él dijera cómo se habían conocido, dedujo que no le había contado a nadie que habían viajado juntos en su carruaje; un encuentro que en ese momento regresaba a su memoria.


Cuando le soltó la mano, Sakura le brindó una breve y nerviosa sonrisa.


”Yo, eh... ¿me permite que le presente a mi hermana, Hinata y a mi prima, Ino? ”preguntó señalando alternativamente a cada una de ellas, sin dejar de mirarle.


Ambas hicieron una cortés reverencia, pero lo observaron con desconfianza.


”Encantado ”dijo él, volviéndose a Sakura”. Lamento el fallecimiento de su madre.


”¡Oh! ”exclamó lady Sakura, agachando su encantadora cara”. Gracias. Ya hace casi un año que nos dejó, pero todavía la echamos mucho de menos.


”Lady Sakura ”Naruto se había bajado del caballo y se acercó a saludar”, ¿cómo está usted?


”Lord Uzumaki ”contestó ella con una cálida sonrisa”, me alegro de volver a verle.


”¿Lord Downey sigue en Francia? ”preguntó él”. La última vez que hablamos me dijo que creía que volvería para la Temporada.


”En estos momentos sigue allí, pero esperamos que vuelva pronto.


Sin detenerse a pensarlo, y sin saber de qué estaban hablando, Sasuke preguntó:


”¿Asistirán a los acontecimientos de la Temporada?


Sakura Haruno parpadeó.


”Estamos de luto.


”Durante un mes más ”intervino su prima precipitadamente”. Cuando dejemos el luto, estaremos encantadas de aceptar invitaciones.


Lady Sakura desvió la mirada hacia su prima.


”En ese caso, me encantará verla de nuevo en una fiesta, lady Sakura ”dijo Sasuke con una sonrisa”. Recuerdo cuánto le gusta bailar.


Ella abrió ligeramente los ojos y luego los entrecerró.


”Así es, milord, sobre todo el vals.


Él estuvo a punto de echarse a reír.


”En ese caso, ¿me permite el honor de reservarme uno desde ahora?


”Es muy amable por su parte pedírmelo ”contestó ella, curvando los labios en una encantadora sonrisa.


Por supuesto, él entendió que no estaba muy contenta con su petición y sonrió divertido. Notó que era realmente hermosa. No se acordaba de que lo fuera tanto.

Las mejillas de lady Sakura se tiñeron de un atractivo tono rosado ante su escrutinio y miró el reloj que llevaba prendido en el pecho.


”Tenemos que irnos. ”Levantó la vista con los verdes ojos brillando de regocijo”. ¿Nos disculpa?


”Por supuesto ”respondió Sasuke, apartándose para dejarlas pasar”. Estoy impaciente por verla durante la Temporada, y por tener el baile que me ha prometido.


”Buenos días, milord ”se despidió ella, sonriendo con timidez. Miró a Uzumaki y le dijo adiós con una reverencia, lo mismo que su hermana y su prima”. Buenos días.

”Buenos días, señoritas ”contestó Naruto quitándose el sombrero.

Sasuke y él contemplaron a las tres jóvenes mientras ellas caminaban, con las cabezas juntas y cogidas del brazo.


Una inverosímil e inconcebible idea había empezado a rondar por el cerebro de Sasuke. Se le había ocurrido de repente y ahora se negaba a desaparecer. Como si le estuviera leyendo la mente, Naruto suspiró divertido.


”Bueno ”dijo mirando de reojo a su amigo”, es hija de un conde; supongo que podrías haber escogido algo peor.


Sasuke sonrió.


”¿Has pensado lo que va a hacer cierta viuda? ”le preguntó entonces Naruto.


”No he pensado en nada ”contestó con sinceridad. Pero mientras admiraba el trasero de lady Sakura, le golpeó la sensación de haber sido hechizado, igual que le había sucedido cuando la conoció. Miró a Naruto y parpadeó”. Miranda... ”Movió la cabeza y sujetó a su caballo”. Tengo que hablar con ella.
Usted debe login (registrarse) para comentar.