Fanfic Es
Fanfics en español

El guerrero de la Luna por Blue Arcangel

[Comentarios - 29]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

Notas del fanfic:

Esta historia se basa en el punto de vista de los pokemon de lo ocurrido en Blanco y Negro 2.

Mis capitulos son cortos, pero veran que busco el lado mas sobrio y crudo de la historia, Mentalmente ya esta terminada, lo que me resta ahora es tiempo para escribir.

Como sea disfrutenlo!

Notas:

La ruta de Heaven está hecha durante la creacion de Teselia de parte del Dragón Legendario, pero por su lejania de los nucleos urbanos fue rapidamente abandonada por el hombre.

El moveset de Umbreon es Finta, Psiquico, Luz Lunar y Maldición. Sin embargo su capacidad de supervivencia le permite usar algun que otro ataque que no conozca al 100%.

El de Sylveon es Psiquico, Fuerza Lunar, Bola Sombra y Deseo.

Hace mucho tiempo que vivo aquí. No recuerdo mucho de mi vida anterior, tampoco es que quiera hacerlo, estoy cómodo aquí. Vivo en una ruta llamada "Heaven" donde soy amo y señor, soy un Umbreon, no sé cuántos años tengo, hace tiempo que dejé de contar mi edad. Los días suelen sentirse como semanas bajo este cielo gris y celeste, Heaven es tranquila con sus pequeños bosques y sus cavernas. No hay pokemon como yo por aquí, hay muchos psíquicos, venenosos y Lucha, pero ninguno puede conmigo, así que soy una especie de Señor en esta ruta olvidada por el hombre.

 En lo que parecía un día cualquiera, acostado en una roca, el atardecer bañando mis anillos dorados como siempre, veía a mi dueña, la Luna, acercarse por el alba, cuando un chirrido llamó mi atención. Podía ser cualquier cosa, así que rápidamente deje mi cómoda roca y corrí hacia el montón de pokemon rodeando en círculo algo. Al verme me dejaron pasar.

-¡Déjame pasar! ¡Necesito encontrar a mi entrenadora! -Dijo un pokemon rosado.

-Nada de eso, ¡O pagas peaje o te la verás conmigo!-Dijo un Mienfoo.

Acto seguido, ese pokemon de aspecto rosado hizo brillar sus ojos y tras un fuerte chirrido, el Mienfoo cayo debilitado al suelo. Decidí acercarme al Pokemon.

-Saquen a este inútil de mi arena. -Dije - Aquí no son bienvenidos los invasores, pequeño...

-Sylveon -Respondió.

Cuando oí ese nombre, un shock entró por mi columna hasta aplicarse directamente en mi cerebro. El prefijo "eon" es de las evoluciones de eevee pero jamás había visto una evolución así, me temo que me metía en terreno desconocido, pero mis ganas de luchar contra este nuevo ser pudieron más.

-Bien... "Sylveon" prepárate para luchar. -Dije serenamente, poniéndome en posición de combate.

El combate fue rápido, intente hacerle una finta, pero rápidamente lo esquivó e hizo el mismo ataque que con el Mienfoo, Para el segundo round, intente hacerle un psíquico, resultó y la dañe un poco, pero ella respondió con otro ataque. Cuando lo hizo, vi un momento a mi dueña. La Luna brillaba con sus ataques, ella estaba de su lado. A duras penas logré esquivar el ataque. Pero antes de contraatacar pare.

-Es suficiente, tú ganas. -Dije agitado- La Luna está de tu lado, es obvio que somos de la misma especie. Quien te toque en esta ruta se las verá conmigo.

Sus ojos bajaron el brillo, pero su actitud combativa no, los pokemon alrededor la miraban con una mezcla de temor y repudio, pero lo que parecía una tranquila noche de pronto se convirtió en una tormenta eléctrica, y rápidamente se fueron a sus escondites. Todos, menos Sylveon.

-¿No tienes donde quedarte verdad? Ven conmigo. -Dije sin esperar respuesta, ella rápidamente me siguió hasta mi escondite, una amplia cueva, demasiado para un pequeño pokemon como yo. Pero ahí estaba tranquilo hasta que saliera la Luna.

Sylveon se sentó en mi roca, como si la hubiese dejado sentarse donde quisiera, estaba muy tensa así que decidí hacer fuego con mis poderes psíquicos para calmarla.

-Discúlpame, pero hay algo que me dio curiosidad desde que te vi, ¿Qué tipo de pokemon eres?

-Soy una evolución de eevee. -Dijo fríamente.

-Eso ya lo sé, pero, ¿De qué tipo? Nunca había visto un pokemon como tú.

-Tipo hada.

-¿Tipo Hada? ¿Qué es eso? te protejo de otros pokemon, te ofrezco mi refugio y te dejo acostarte en mi asiento favorito, por favor no te burles de mí.

-¿Le dices a esta cueva y a esta roca refugio? no me rio de ti, según mi entrenadora vengo de muy lejos. ¿Tú eres un Umbreon no?

-Sí, me llamo Centy.

Cuando le dije mi nombre, fué por instinto, los motes son nombres que nos ponen los humanos. Salvajes preferimos llamarnos por nuestra especie. Y ella lo notó.

-¿Centy eh? Me llamo Alex, vivo en la ruta 10 con mi entrenadora y sus padres.

-¿Ruta 10? -La mire atónito- ¿Tanto tiempo paso que ahora las rutas son por número y no nombre? Esta es la calle Heaven, no pasan humanos por aquí hace años.

Tras esto, se puso a llorar, la luna brillaba mientras las gotas de lluvia abundantes se apreciaban fuera de la cueva mojando la tierra y la entrada. Viejos recuerdos que había reprimido de mi pasado, volvían a mí, clavándose como puñales uno a uno en mi pecho.

-¿Cómo llegaste aquí? -Pregunte.

-Mi entrenadora, Sara, estábamos por ver a su padre que es guardia en la Calle Victoria, cuando unos sujetos vestidos de negro aparecieron, la tomaron e intentaron arrebatarle sus pokebolas, yo me caí de su cinturón hacia un precipicio, rodé por horas hasta que decidí salir de mi pokebola, me encontré en medio del bosque y corrí por días hasta llegar aquí -Dijo Alex sollozando.

Su problema me identifica, me identifica más lo que puedo pensar, más de lo que quiero que me identifique. Sin poder mirarla por miedo a que pueda ver dentro de mí, le dije:

-Te ayudare a encontrar a tu dueña. Lo prometo.

Alex me miro con una pequeña sonrisa.

-¿Lo harás? ¿Por qué?

-No te lo puedo decir -Dije dándole la espalda, sacando unas ramas del piso que dejan ver una pequeña bodega llena de bayas. - Comete unas y descansa, partimos mañana.

No hubo más conversación por esa noche, la tormenta se puso más agresiva, pero podía sentir como la Luna me sonreía a lo lejos. Necesitaba estar sólo. Hoy no le pude decir por que la acompañaba, porque es algo que ni yo sé. Mis recuerdos luchan por volver pero yo soy demasiado terco, lo sé. Aun así ¿Dejaría la comodidad de Heaven por un Sylveon que debe vivir del otro lado del mundo y que incluso si encuentra a su familia yo quedaría sin nada que hacer?

Aun no entiendo como llegue a querer eso. Pero lo haré, prepararé todo para el viaje.

 

Notas finales:

Proximamente capitulo dos, El viaje comienza, Alex no lo sabia pero posee una gran ventaja en Teselia, al ser inmune a los ataques de tipo dragón.

Usted debe login (registrarse) para comentar.