Fanfic Es
Fanfics en español

Un nombre por Kimiko_Kagome

[Comentarios - 3]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

Notas del fanfic:

Disclaimer: Los personajes de esta historia no me pertenecen. Son propiedad de Rumiko Takahashi, autora de: “InuYasha, un cuento feudal de hadas”.

Su  cabeza daba vueltas y el fuerte olor a hierbas le saturaba la nariz, mareándola, podía sentir cómo subía de nivel aquella mezcla viscosa, cubriendo su cuerpo, amenazando con ahogarla.

Muchas sensaciones pasaban por su cabeza con mucha velocidad, demasiado rápido como para alcanzar a reconocerlas.

Una fuerza aplastante comenzaba a presionar sobre su pecho, entonces comenzó a temer que tal fuerza terminara por romperle los huesos, por partirla en dos, ¿qué era eso que sentía?, ¿miedo?

El ambiente se hizo más y más asfixiante.

Sin poder moverse.

Sin poder respirar.

Desesperación, luego mucho miedo, luego más desesperación.

Sus pulmones le suplicaban una bocanada de aire o se rendirían.

Ayuda, por favor…¡que alguien me saque de aquí!

Más desesperación.

Más miedo.

¿Así se siente alguien cuando está por morir?

Odio.

Rencor.

¿Qué…que eran esos sentimientos tan asfixiantes?

Su corazón latía muy rápido pero de pronto parecía frenarse.

De pronto vino a su mente una corta vida de tan solo quince años; jamás había sentido odio o rencor hacia alguna persona. Ella siempre había vivido un ritmo normal y feliz, hasta ahora...

Pero ese sentimiento tan doloroso amenazaba con salir disparado de su pecho destrozando su carne y su piel para poder salir.

Ese sentimiento no es mío.

¡No puede ser mío!

¿A quién podría odiar ella?, ¿a quién y con esa intensidad tan mortal?

Ella…

¿Quién era ella exactamente?

Su pecho comenzaba a bombear con tanta fuerza que llegó a pensar que estallaría, sentía una presencia cada vez más cerca de ella. Esa persona, no podía equivocarse, era esa persona…

Toneladas de miedo.

Toneladas de desesperación.

Toneladas de odio.

Todo le daba vueltas, sólo quería que todo terminara y poder salir corriendo de ahí. Pero, ¿a dónde iría?, ni siquiera podía recordar quien era.

¿Quién soy?

—¡Tú eres…! —esa voz, ella reconocía esa voz.

Ya no hay miedo.

Sólo un profundo odio, mucho, tanto que no puede contenerlo dentro de su cuerpo.

No menciones mi nombre…¡No te atrevas a hacerlo!

¿Ella dijo eso? No, su voz no sonaba nada parecido a eso, ¿o sí?

—Tú eres Kikyo…

Sintió sus parpados abrirse con violencia mientras terribles pulsaciones temblaron por todo su cuerpo.

Fuertes golpes, uno tras otro, traspasaban su carne sin perforarla, sólo dejaban un atormentante dolor por donde le atravesaban, sentía como su cuerpo era jalado con brusquedad hacia arriba con cada tirón de energía que escapaba de ella. Entonces pudo sentir fríos hilos de agua salir de sus ojos y correr por su rostro, un hilo de consciencia le hizo recordar que se les llamaba lágrimas. Quería gritar, gritar y hacerlo hasta que se le desgarrara la garganta, pero nada salia de su boca. Quería que alguien la ayudara, quien fuera, alguien…

Su vista se enfocó en los grandes orbes luminosos que escapaban de ella con dirección al cielo, ¿aquellas luces eran las culpables de los dolorosos golpes que la atravesaban? Parecía como si escaparan despavoridas de ella. ¿Por qué? ¿Es que acaso no le pertenecían a ella?

El último haz de luz le atravesó la piel con el último y más doloroso golpe, entonces su vista se apagó de manera abrupta.

Entonces ya no sintió miedo, ni rencor, ni odio. Ya no podía sentir algo, las luces se habían apagado y también los sonidos.

¿K…Kikyo?

Esa palabra, no tenía significado para ella, para ser honesta, quizá ya nada significaba algo para ella.

Kikyo…¿es ese un nombre?

CONTINUARÁ.

Tengo esté boceto en mis libretas desde hacía mucho tiempo, y creo que ahora es momento que vea la luz, este será un fic bastante corto, quizá sólo dos capítulos. Siempre quise plasmar, a mi punto de vista, cómo es que Kagome padeció la resurrección de Kikyo, después de todo sus almas le fueron arrebatadas por una profunda confusión que estas sintieron y ella no podía quedar indiferente al terremoto de emociones que esas almas marcadas por el pasado estaban pasando y, bueno, cómo fue que logró apaciguar a sus almas y aliviar esa confusión también es algo que me parece interesante de plasmar... En fin, espero tener el próximo capítulo en muy corto tiempo. Muchas gracias a quienes se tomen el tiempo de leer mi escrito. Valoro cada segundo que me dedican.

-Kao no nai Tsuki.

 

Usted debe login (registrarse) para comentar.