Fanfic Es
Fanfics en español

Chatarra: Una Historia en el Universo Macross por Gerli

[Comentarios - 1]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +
Las tenues luces anaranjadas de la cabina parpadearon y dejaron paso a la luz blanca que indicaba el fin del salto. Los pilotos tardaron un par de segundos más en despertarse, un salto FOLD de tan largo alcance siempre entumece los músculos del cuerpo. Luego de una breve sesión de estiramiento de brazos y piernas, ambos pilotos inclinaron sus asientos hacia delante y se pusieron a revisar los sistemas de la nave. Fué Gray el primero en romper el silencio.
-Vamos a comunicarnos con la Rainbow apenas terminemos de chequear nuestras coordenadas.
-Ok, enviando pulso en 3,2,1... ya. -Mike activó el micro-enlace FOLD mientras miraba el monitor que media la zona alrededor de la nave en busca de anomalías en el espacio subdimensional que pudieran obstaculizar la transmisión. -Pulso enviado, el canal está despejado. -Dijo mientras retiraba las manos de la consola. -Todavía no me explicaste el porqué de la prisa que tenemos por saltar al Campo
Gray no contestó, parecía estar ocupado consultando una base de datos personal en la pantalla frente a su asiento.
-¿Es por eso, no? -Insistió Mike señalando hacia el fondo de la cabina, donde una gran caja metálica de casi un metro y medio de alto estaba firmemente atada con cintas de carga a la pared.
El viejo piloto giró la cabeza suspirando y miró a Mike a través del cristal del casco. -Te dije Mike que te olvidaras de esa cosa.
Mike miró a Gray y luego se volteó a mirar la extraña carga. -Cap, usted lleva 30 años comerciando entre las colonias, es casi una leyenda en el gremio ¿Es necesario que empiece a contrabandear a estas alturas?
-¿Y quien dijo que eso es contrabando muchacho?
-No está declarado en el manifiesto.
-No recuerdo que este obligado a registrar mis calzoncillos en el puto manifiesto Mike..
-Ni teniendo las pelotas de un Zentradi usarias calzoncillos tan grandes.
Gray murmuró algo parecido a un gruñido o un insulto (o ambas cosas) y se puso a extraer un Pad de uno de los compartimientos laterales de su asiento. Mike abrió la boca para decir algo pero lo pensó mejor y usando la pequeña interfaz táctil adherida a la muñeca del brazo izquierdo de su traje puso en funcionamiento un reproductor de música que solo se escuchaba dentro de su casco.
La siguiente hora pasó lentamente mientras Gray leia un libro en su Pad y Mike dormitaba dentro de su traje. Era una de las rutinas mas tediosas del viaje, pero era parte importante de la seguridad de las naves que ingresaban al campo. La anomalia que se extendia desde el centro del campo presentaba un comportamiento inestable; Podía rotar en cualquier eje y expandirse o contraerse según las fluctuaciones del subespacio dimensional, que es el medio que las naves que utilizan la tecnología de salto FOLD utilizan para cruzar la galaxia.
Por eso emerger de un FOLD en el campo sin saber donde estaba la anomalía podría ser extremadamente peligroso. La anomalía podía destrozar el casco de una nave, pero era la corona de proyección que se extendía mucho más allá del núcleo lo que provocaba dolores de cabeza a las naves espaciales. Durante los procesos de expansión de la anomalía, la superficie de fallas que forma la corona podía abarcar varios años luz de distancia. Como la expansión de la corona se produce en el espacio subdimensional a la vez que en el espacio normal, las leyes relativistas no se aplican a la misma. La corona puede cubrir instantáneamente un área de espacio que a la luz le tomaría años abarcar.
Una nave atrapada en una superficie de falla sufre una disminución de la velocidad de desplazamiento y si la falla es lo suficientemente grande, podría incluso romper la burbuja WARP que rodea la nave y forzar un DEFOLD involuntario.
La solución mas simple fué establecer que toda nave que llegara al campo emergiese a una distancia de seguridad, lo suficientemente alejada del campo para no sufrir los efectos de la anomalia, pero lo suficientemente cerca para establecer una comunicación con la Colonia y pedir las coordenadas para un DEFOLD seguro.
Mike sintió unos golpes retumbar en el casco y abrió los ojos. Gray le estaba golpeando el Pad en el visor mientras señalaba la consola.
-Ya voy ya voy... -Dijo mientras se inclinaba hacia delante y operaba la consola. -Tengo nuestra posición Cap.
-Era hora. -Dijo gray mientras guardaba el Pad en su lugar. -Vamos a ver que dice la Rainbow.
Mike no esperó la orden. Con el toque de un par de teclas ya habia abierto el enlace hacia la Colonia antes de que Gray dijera algo.
-Aqui el Carguero Rio Grande, me recibe Rainbow? -Preguntó Mike por el enlace.
Pasaron unos segundos de silencio y luego una voz femenina sonó por los auriculares de ambos pilotos. -Aqui la Colonia Rainbow, los escuchamos bien Rio Grande.
-Hola Rebecca. -Dijo de improviso Gray. -¿Como está mi Morenasa preciosa?
El enlace quedó en silencio unos segundos tras lo cual la voz de Rebecca se volvió a escuchar.
-Rio Grande, por favor indique su plan de vuelo.
-Rebbie no me trates asi, me rompes el corazon.
-Capitán de la Rio Grande, por favor informe plan de vuelo.
-Queres aparentar que sos un témpano pero sos la mujer más apasionada que conozco Rebbi, de solo oir tu voz me estoy derritiendo dentro de este traje.
Esta vez el silencio fue más prolongado, al parecer Rebecca parecía estar luchando por mantener el autocontrol, cosa que finalmente no pudo lograr.
-Pedazo de idiota ¿No podes hablar en serio una sola vez?
-¡Esa es la Rebbie que conozco! -Exclamó Gray con alegría. ¡La conejita de puente más famosa de toda esta parte de la vía láctea!
-¡Conej....! -La voz de la controladora de la Rainbow denotaba una indignación sorpresiva. -¿Quien te crees que sos? Idiota! Viejo Verde! Degenerado!
Las carcajadas de Mike fueron tan fuertes que saturaron el enlace. De repente otra voz femenina, mucho más calma, se escuchó en la cabina.
-Rebecca, tienes autorización para hacerlos salir del FOLD en nuestro campo de desarme de explosivos.
-¿Y perder toda esta carga extra que traigo para ti Amanda? -Dijo Gray a las carcajadas.
-Mas te vale que la carga esté bien o juro que vas a ir a visitar a Will al calabozo, viejo.
Ahora fue el turno de Mike de reírse nuevamente. -¿Will? ¿Otra vez en el calabozo? ¿Que hizo ahora?
-Nada que te importe, pero dejame advertirte sobre hacer alguna estupidez cuando te acerques a la Colonia; Hay personal de la NUNS abordo.
Gray se quedó callado, miró a Mike que también había dejado de reír repentinamente y sus miradas se cruzaron.
-No me gustó ese silencio caballeros. -La voz de Amanda se escuchó claramente por el enlace. -Mas les vale que sea un delay del enlace.
-¿Hay soldados en la Rainbow? -Preguntó Mike
-Una inspección sanitaria programada. -Explicó Rebecca. -Un Teniente y una Civil, se irán pasado mañana si terminan todo a tiempo.
Gray tenía ganas de rascarse la cabeza, era un reflejo que ni con sus miles de horas de vuelo enfundado dentro del traje de vuelo se le había quitado. Así que lo único que hizo fue acariciar el casco a la altura de la nuca. -No pasa nada Amanda, pero si era algo programado no hubiese estado mal que me avisaras con anticipación.
-Gray, tu limitate a traerme las verduras frescas que de las decisiones de la Colonia me encargo yo.
-De acuerdo, de acuerdo. -Dijo gray levantando las manos en forma de rendición. -Tu ganas, no nos meteremos contigo ni con tu horrible pila de basura que llamas “Colonia”.
-Sos un amor. -Dijo Rebecca
-¿Entonces vamos a comer juntos cuando termine de descargar Rebbie?
-Ni muerta.
-Ese es el espíritu de mi Morena preferida. -Dijo Gray ignorando completamente los insultos de la Controladora que llegaban claramente a través de los auriculares de su casco. -Te traje un par de Ananás enormes, estoy seguro que se te ocurrirá algo delicioso para prepararlas.
-Cierra el culo y enviame las coordenadas de tu posición de una puta vez.
-Ahi las está enviando el novato, pero hey Amanda, tengo una cosa mas que decirte.
-¿Que pasa Gray?
-Vimos algo inusual en la Barrow.
-Soy toda oídos.
-¿Alguna vez oistes hablar de una PMC que usara pilotos Meltrandi Micronizadas? -El pequeño silencio que su pregunta produjo en Amanda le indicó a Gray que la pregunta habia tomado por sorpresa a la Capitán de la Rainbow.
-No en esta parte de la Galaxia Gray, pero no me sorprende, las Meltrandi son las mejores pilotos en la raza Zentradi.-Dijo Amanda con calma. -¿Viste una en la Base Barrow?
-Vimos un VF-19 anclado al llegar, tenia esquema civil pero por el número de serie era obvio que pertenecía a una PMC.
-¿Y eso te pareció raro?
-No, lo que me pareció raro es el FOLD Pod que llevaba equipado, era de clase militar, de los que usan ahora los VF-171, de última generación, si entiendes lo que quiero decir.
-Los 171 ya llevan varios años en servicio, no sería raro que el Gobierno Unificado ya halla comenzado a transferir tecnología a los contratistas civiles.
-Bueno, en todo caso con ese FOLD Pod es muy probable que llegue a la Rainbow antes que nosotros.
-¿Dices que puede venir hacia aquí? ¿En qué te basás para afirmar eso?
-Vamos Amanda, la Barrow es el destino más inverosímil para una nave Civil y si esa nave seguía viaje como nos dijeron, apuesto mi licencia de comerciante a que va para tu montaña de chatarra. Sos el único destino posible en este olvidado rincón de la galaxia.
-Culo de la Galaxia. -Corrigió Mike.
-No tenemos ningún plan de vuelo registrado Gray, salvo el tuyo. -Dijo Rebecca. -Que por cierto ya esta aprobado, te estoy enviando las coordenadas de DEFOLD y el reporte del Campo... tendrás que atravesar la Falla perpendicularmente me temo
-¡La Puta que lo pario! .-Exclamó Mike mientras se agarraba el casco con las dos manos.
-Menuda suerte por cierto. -Replicó Gray
-La corona está en expansión desde anoche, lo siento chicos. -Explicó Rebecca apiadandose de los dos pilotos. -Armense de paciencia, el salto va a ser largo y algo agitado.
-Gracias Rebbie. -Dijo Mike suspirando. -Trataremos de llegar lo antes posible.
-Rainbow fuera, que tengan un salto seguro muchachos.
El enlace se cerró y ambos pilotos se quedaron en silencio viendo el campo de estrellas a través del cristal frente a ellos.
-Y bueno, no hay nada que hacer. -Dijo gray finalmente. -No demoremos más esto.
-Aye aye Capitán! -Dijo resignado el joven copiloto mientras introducía la información en la computadora de navegación y salto.

A unos 10 años luz de ahí, en el puente de mando de la Rainbow, una desconcertada Amanda veía con sorpresa como la controladora de vuelo Rebecca, mujer de duras convicciones y un humor de esos que no convenía poner a prueba, había abierto una pequeña ventana del buscador de la Red Galaxy para buscar recetas de lo que parecía ser una ensalada de Piña.
Usted debe login (registrarse) para comentar.