Fanfic Es
Fanfics en español

Chatarra: Una Historia en el Universo Macross por Gerli

[Comentarios - 1]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +
-Soy Cinthya Ross, encantada de conocerlos chicos.
El grupo de niños más pequeños irrumpió en un griterío de bienvenida mientras los alumnos más grandes aplaudían respetuosamente.
Cinthya permaneció de pie junto al pizarrón sintiéndose completamente fuera de lugar. No había previsto que en su primer dia de trabajo sería presentada como si fuera una estudiante de intercambio. Sonrió y les devolvió el saludo lo mejor que pudo mientras de reojo miraba a la profesora suplicando ayuda.
La profesora Silvia debía de tener unos treinta años, pensó Cinthya, al menos era casi una cabeza y media más alta que ella y ademas tenia una figura que cualquier actriz o modelo envidiaría. Vestía muy correctamente: falda hasta las rodillas y un saco de un rosa pálido que dejaba ver una blusa violeta con un discreto escote que no dejaba tan en evidencia su generoso busto (Otra de las cosas que hicieron sentir incómoda a Cinthya y sus modestas medidas).
Silvia se acercó a la joven mientras aplaudia y pedía silencio a la clase.
-Bienvenida a la Colonia Cinthya. Los chicos y yo estamos encantados de conocerte.
Cynthia se ruborizó un poco mientras cruzaba sus manos por delante. -Gracias por la bienvenida, no me esperaba semejante recibimiento. -Miró al fondo del salón y vió a Akemi sentada junto a 3 chicos mas que agitaba el brazo y le daba ánimos.
-Es la hora del almuerzo casi. -Dijo mirando su reloj de pulsera. -Creo que es una buena oportunidad para que nos acompañes y hagamos una especie de banquete de recibimiento ¿Que les parece chicos? los gritos de aprobación estremecieron el aula. -Decidido entonces! -Exclamó la profesora.
De inmediato los niños comenzaron a guardar sus útiles escolares y sacaron las viandas de sus mochilas. Mientras tanto los chicos mayores comenzaron a juntar los pupitres en el centro del salón formando una gran mesa para poder comer todos juntos. En la cabecera ubicaron el pupitre de la Maestra y Cinthya fue invitada (u obligada prácticamente) a ocupar ese lugar privilegiado del “banquete”.
Silvia ocupó el asiento a su derecha y los demás niños se colocaron mas o menos en grupos a cada lado de la mesa.
Akemi se acercó a Cinthya y le preguntó si había traído alguna vianda o si necesitaba ir a comprar algo pero la joven le contestó sacando una lunchera plástica y una lata de bebida de su mochila.
La mayoría de los niños llevaban emparedados y bocadillos de esos que las máquinas preparaban automáticamente cada mañana al levantarse la familia. Solo algunos de los chicos mayores tenían comida que parecía haber sido hecha por ellos mismos o por sus madres. Akemi habia traido una vianda de comida asiática... arroz, mariscos, huevos y vegetales. Cinthya se sorprendió al ver que había varios tipos de comidas autóctonas entre las viandas. Almorzaron y charlaron animadamente un largo rato, lo que le permitió a cada niño tener la oportunidad de presentarse y contar algo sobre si. Al cabo de un rato Silvia se levantó y excusándose llevó a los niños más pequeños a dormir una siesta en el salón contiguo. El resto de los alumnos se dividieron los trabajos de limpieza; mientras un grupo llevaba los utensilios a lavar, el otro grupo (los chicos mayores) comenzaron a barrer el aula y a vaciar los papeleros.
Cinthya consultó la hora y vió que se había retrasado al menos una hora en su cronograma de tareas... decidió que ya que estaba en la escuela aprovecharia y llenaría las notas de observación que luego incluiría junto a los datos recogidos por los instrumentos de medición. Para no molestar a quienes hacian la limpieza, salió al pasillo y se sentó en una de las escaleras que bajaban a la planta baja.
Apoyó su Pad en las rodillas y se quedó contemplando los campos de escritura del reporte sin saber que escribir. La idea que se habia hecho de la Colonia al leer los informes que el departamento de archivo le había asignado no cuadraba en nada con la atmósfera que se respiraba en la colonia... salvo la Capitana Amanda claro, que a los ojos de Cinthya era una perfecta caricatura de autoritarismo.. solo le faltaba el látigo y la calavera en la gorra.
Resignandose, comenzó a describir rápidamente observaciones casuales sobre la gente que había visto. El ambiente parecía limpio, la gente se veía saludable aunque la piel presentaba la palidez esperada de las colonias sin atmósfera artificial. Había niños de varias edades que evidenciaba una tasa de crecimiento, si bien relativamente baja, sostenida. Los datos poblacionales que había adquirido de la red interna de la Rainbow difieren bastante de los de su archivo y con la limitada cantidad de personas que la habitaban, además de la relativamente corta vida de la colonia, cualquier gráfico o análisis poblacional no era viable estadísticamente.
La Colonia se separó de la flota 37 en el año 2044, hace 14 años aproximadamente. De sus 342 habitantes originarios, solo 293 figuraban en el manifiesto del censo del año anterior. Cinthya alejó de su cabeza cualquier idea al respecto, no era su trabajo. Solo estaria 2 o 3 días a bordo de la Colonia y la historia de sus habitantes no era asunto de ella.
-Reste dos personas de esa lista. -Dijo de pronto una voz tras ella. -Y sume otra. -Contestó otra voz (esta vez femenina). -El pequeño Jhoan tiene 6 meses ya.
Cinthya se volteó y vió a los cuatro chicos “grandes” que estaban alrededor de ella.
-Lo siento. -Dijo la muchacha de cabello rubio quien se habia presentado antes como Mina. -Terminamos hace rato y como no te vimos en el salón salimos a buscarte. ¿Interrumpimos tu trabajo?
-Ah, no pasa nada chicos. -Dijo Cinthya mientras apagaba la pantalla de su Pad. -Ya terminé de escribir.
Las dos chicas se sentaron una a cada lado de Cinthya mientras los chicos se apoyaron en la barandilla de la escalera.
-¿Y? Dijo Mina. -¿Que te parece la Rainbow?
Cinthya levantó la cabeza y miró al techo pensativa. -Es la primera vez que estoy en una colonia independiente. -Dijo finalmente. -Es todo mucho más tranquilo de lo que esperaba.
-Te va a sorprender el contraste con la zona de talleres. -Dijo el joven que había hablado primero, el cual se habia presentado como Manuel. -Como estamos casi al otro lado de la nave, la atmósfera es mucho mas tranquila.
-¿Vas a trabajar también en el Campo Cinthya? -Preguntó Akemi
-¿El Campo es la zona de batalla donde reciclan las naves Zentradis?
Mina asintió. -Si, todos lo llamamos El Campo.
-Entonces vas a conocer a Ralph. No te asustes cuando lo veas. -Dijo Manuel con una sonrisa.
Mina le dirigió una mirada de reprimenda. -No hables así de Ralph. -Dijo.
-Ya nos conocimos al llegar. -Dijo Cinthya ante la mirada incrédula de los chicos. -En Eden hay barrios residenciales Zentradi y me acostumbré a convivir con ellos.
-Pero Ralph no es Zentradi. -Dijo Akemi mientras convidaba un dulce a Cinthya. -Es un ser humano como nosotros.
-Amanda ya nos lo explicó ayer a la tarde. Tuvimos una breve entrevista en su oficina.
-Ah... el basurero de Amanda. -Manuel estalló en una carcajada.
-Manuel conoce bien la oficina de Amanda. -Dijo Mina con un suspiro de resignación. -El y Will iban dos o tres veces al mes a rendir cuentas por las travesuras que hacían juntos....
-¿Will? -Cinthya sonrió. -También nos conocimos ayer.... espero que este bien, la última vez que lo vi estaba atado como un saco.
-Está en el calabozo. -Dijo Mina. -Esta bien, es algo así como su segundo hogar.
Matt tuvo un pequeño sobresalto, cosa que no pasó desapercibida a Cinthya. El chico de cabello pelirrojo había estado callado la mayor parte del tiempo, solamente articuló un frío “Mucho gusto” cuando Akemi los presentó.
-Ralph dijo que hizo algo grave... -Mina miró a Cinthya con preocupación evidente en el rostro. -¿Tuvo algún problema contigo?
Cinthya hizo un gesto negativo con ambas manos. -No no, no fue nada grave... creo. -Dijo mientras bajaba la mirada hacia el piso.- Creo que mi piloto resultó algo más molesto que yo pero... -Se interrumpió cuando Akemi levantó el mechón de cabello de su frente para ver el moretón.
-Si Will te causó esto, va a desear quedarse en esa celda un poco mas. -Dijo Akemi con el ceño fruncido.
Matt abrió los ojos como platos. La reacción de los demás no fue muy diferente.
-¿Que mierda hizo Will? -Exclamó Manuel mientras se erguía en la escalera.
Mina se había llevado las manos a la boca y la miraba aterrorizada. Cinthya se puso de pie y trató de calmar a la joven. -Estoy bien, no fue grave, fue un accidente. -Trataba de transmitir calma pero se dió cuenta que estaba temblando.
-Fue una salva de misiles.
El grupo se quedó en silencio al escuchar la afirmación de Matt. La calma con la que lo había dicho había congelado el ambiente.
-¿Co-como lo sabias? -Logró preguntar Cinthya.
-No lo sabia, pero me lo imagine. -El joven se incorporó y miró fijamente a Cinthya. -¿Se lo van a llevar de la Colonia por atacar una nave de la NUNS?
Ahora todos estaban de pie mirando a la joven forastera con miedo e incertidumbre. El ambiente se habia vuelto extremadamente tenso. El joven pelirrojo abria y cerraba los puños y no apartaba los ojos de Cinthya.
-¿Se lo van a llevar? -Volvió a repetir la pregunta con la voz ahora evidentemente tensa.
Con un rápido movimiento Akemi se interpuso entre ambos con los brazos extendidos.
-Basta Matt, es suficiente.
El joven bajó los brazos y permaneció con la cabeza gacha unos momentos, de pronto se dió media vuelta y bajó corriendo las escaleras.
-¡Matt! -Gritó Mina inútilmente. El joven había salido ya del edificio y corría hacia el centro de la colonia.
Cinthya había quedado paralizada apoyada contra la pared. Akemi se acercó a ella para tranquilizarla pero Cinthya le apartó con delicadeza. -Estoy bien. -Dijo. -No paso nada, pero..., -Miró a las escaleras con evidente preocupación. -¿El va a estar bien?
-Te apuesto mi mensualidad que fué corriendo a hablar con Amanda, -Dijo Akemi.
Mina también había quedado inmóvil en medio de la escalera. Manuel se acercó y le palmeó el hombro. -Ya está Mina, Amanda va a arreglar esto. -Dio vuelta la cabeza y miró a Cinthya con una sonrisa. -Ella siempre arregla todo en esta nave.
Usted debe login (registrarse) para comentar.