Fanfic Es
Fanfics en español

The food is the best medicine por kenyogus

[Comentarios - 8]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

Contemplando el mañana


17/03/2016

Hola de nuevo chicos

Como siempre les vengo presentando lo mejor del momento y sé que he hablado mucho de la familia Hyuga pero esta vez no, con la entrevista que nos dio la señorita Hyuga hace unos días  ha sido suficiente, claro, por el momento.

La familia Uchiha no se queda atrás, con el escándalo que pudimos observar la semana pasada, divisamos que quieren nuestra atención al igual que la familia Nara, por los que no se enteraron (no me quiero imaginar donde andaban) les recapitulare lo sucedido.

Empezaremos con la familia Uchiha:

El más joven de la familia Uchiha fue encontrado en tremendo enredo amoroso, por favor señores, tápenle los ojos y oídos a sus hijos, Sasuke Uchiha fue encontrado teniendo relaciones sexuales con su actual novia, o apunto de hacerlo, pobres chicos la prensa no los dejo hacer nada siento pena por ellos, a un están en línea y en una que otra revista las expresiones de ambos jóvenes y como no, la hija del senador Kizashi Haruno, Sakura Haruno encontrada solo en ropa interior , pero como no estarlo señoritas, con un galán como ese quien no; bueno, dejando eso, chicas, no se hagan ilusiones, lo sé, me escuche muy mala, pero es la verdad, les dejo un link para que vean a un galán en forma y para los chicos también están las fotografías de la señorita bueno ya no, solo será ahora Sakura  Haruno aunque ya las tengan en casa, no dudo que el mismo día las hayan conseguido.

Ahora la familia Nara:

Señores, aprendan algo de esto, el fin de semana pudimos captar una linda nota;  el joven Shikamaru Nara invito a la familia de su novia Temari a pasar unos días en las bellísimas cascadas de Rulz,  la familia de ambos estaban allí, había un poco de seguridad por el Presidente Gaara pero con todo y eso pudimos entrar, por la tarde degustaron comida italiana, las familias reían por algo que decía Shikaku, terminando de comer  Kankurō entro al agua junto con Shikaku; la pareja empezó a caminar en dirección a las cabañas pero se detuvieron cuando empezaron a caer pétalos de flores, no sé cómo diablos le hicieron pero era una imagen magnifica y más por la luz del sol que se mezclaba entre los árboles, era como una lluvia de terciopelo  donde solo a ellos dos envolvía, la señorita Temari se quedó contemplando un momento los pétalos en el aire, sonreía, pienso que lo encontraba divertido e incluso estiro la mano para tomar alguno de ellos, cuando volteo la vista a Shikamaru este se encontraba de rodillas en el suelo, la señorita Temari comenzó a lagrimear, todavía ni se lo pedían y ya estaba llorando, en un momento a otro, saco una pequeña caja morada donde pudimos observaba un anillo, no escuchamos lo que decían pero pudimos pensar que acepto ya que comenzó a llorar y Shikamaru tuvo que levantarse para consolarla, por la noche toda la familia sabia y estaba feliz por su compromiso, lo que continuo fue una cena de ambos jóvenes a la luz de la luna con música en vivo cantando las canciones de ambos o algo así, nunca habíamos podido ver  a un Shikamaru tan feliz como ese día.

Así que chicos, tomen nota, no por lo que hizo Sasuke Uchiha sino por el detalle de Shikamaru, pienso que esos hombres se están acabando, bueno, me despido, hasta la próxima.


Tenten cuando se enteró del rompimiento del compromiso a través de la entrevista en PV llamo rápidamente a Hinata, no sabía que su mejor amiga se había separado de su prometido, y el problema mayor era por qué si Hina lo amaba, el celular sonó tres veces y la llamada se mandó a buzón, volvió a marcar y pasaba lo mismo, no importaba cuantas veces la mandara a buzón ella seguía marcando, hasta que por fin su amiga contesto.

-Hola Hina- trataba de sonar discreta y tranquila, ella sabía que cualquier cosa ropería el estado de su amiga – ¿Cómo has estado bebe?

-Tenten, hola, pensé que era alguien más, bien, eso creo, espera – la línea quedo en silencio – ya, perdón, me acabo de levantar y fui a lavarme la cara –

- Oh, qué bien que descanses – Hinata se escuchaba bien pero así es ella, no podía descartar cualquier cosa – y como están las cosas por Foresth

- Tenten, me imagino que ya te enteraste, no tienes por qué fingir – se escuchó un suspiro en la otra línea –

- Bebe, porque no me dijiste – su voz se volvió más tersa, como si fuera una madre hablándole a su hija – tan rápido como paso me hubieras llamado.

- Desee hacerlo pero no quise interrumpir sus vacaciones – sabía que Tenten iba a comenzar a protestar – vi lo feliz que estabas añorando este viaje y no quise molestarte con mis cosas – si Tenten volvía a ponerse en plan de madre sabía que lloraría – de hecho, las estoy arruinando, hablamos mejor luego, ¿sí? –

- No, Neji hablo para comprar los boletos de vuelta a Konoha, nos iríamos en este momento pero las aerolíneas están todas ocupadas –

- ¿Por qué? Me haces sentir mas miserable, les acabo de arruinar su viaje – sentía su cara humedecerse – no lo hagan, cancélenlo –

- No, entiende, mañana llegaremos más tardar a las 2 pm sino  antes, de acuerdo jovencita – Tenten sabía que Hinata se reía a de ella cuando hablaba como una madre –

- De acuerdo mama, entonces mañana nos vemos, te colgare, tengo hambre – dos risas se escucharon en la otra línea – los dejo para que estén a gusto, mándale saludos a Neji y dile que lo siento, los quiero – la pareja detrás de la línea dijeron lo mismo seguido de un beso de Tenten


-Abuelo, cuando regresara mi hermano, desde que se fue a TCF no lo he visto – susurraba un Konohamaru deprimido –

-Konohamaru, sabes que Naruto está atareado y quieres que venga, su padre está allí por eso él está con él, si no sabías Naruto está trabajando, cosa que tu deberías hacer, no quedarte de holgazán como siempre, pero tranquilo,  muy pronto vendrá a trabajar conmigo y así lo podrás ver – su nieto le causaba dolor de cabeza cuando empezaba a hablar de Naruto, ambos jóvenes no eran hermanos pero se criaron como si lo fueran y la distancia no les hacía bien –

- Se ve que lo extrañas mucho saliendo todos los días con Hanabi – apareció en la sala Kurenai Yūhi su queridísima tía

Su única tía le consentía demasiado, ella era bonita, era alta, de cabellera negra y tez blanca casi siempre llevaba un labial rojo como el color de sus mejillas cuando ella lo molestaba o eso pensaba Konohamaru.

- Tía, no diga eso enfrente del abuelo – las mejillas del pequeño Konohamaru se tornaron rojas

- Como esta eso Konohamaru – Hiruzen se divertía un poco gastándole una que otra broma a su nieto – fraternizando con una Hyuga ¿eh? – Konohamaru no podía estar más rojo

- Solo somos amigos abuelo – Konohamaru buscaba entre su cabeza algo con que salirse de esta – Tía, que la trae por acá, mi tío no ha venido.

- No creas que te saldrás así de fácil Konohamaru, me retiro – Hiruzen salió de la habitación con dirección al patio.

- Konohamaru no le veo lo malo que te guste Hanabi, de hecho, ella es una niña linda y bien portada, bueno, aparenta serlo, pero vine por aquí porque tenía que hablar algo contigo – como vio que Konohamaru no hablo ella continuo – mi amigo Haku necesita ayuda en su restaurant, abrieron hace un mes pero siguen necesitados de personal y me pregunto si conocía a alguien que le pudiera ayudar, que te parece –

- Me parece bien tia, gracias, donde y cuando voy  -

- Mañana paso por ti a las 8  y te sienta de maravilla, así ganas dinero para llevar a tu novia a donde quieras pero por favor no hagas lo mismo que Sasuke – Kurenai rodo los ojos al recordar lo que tuvo que experimentar con del senador Haruno y su hija –.

- No, no la expondría así, la llevaría mejor a un hotel – sintió como un cojín le estampaba en la cara – era broma, era broma.

- Mas te vale, no quiero que tu abuelo tenga bisnietos tan pronto.


 

- Mira estas en primera plana – susurro Temari besando la nuca de Shikamaru – que lindo te ves –

- Ya, deja eso – sonrió al ver lo feliz que estaba su prometida – hoy veras a Hinata ¿verdad?

- Si, nada más vine a desayunar, tengo que ver como esta – tomo su bolso de la mesa y las llaves de su auto – Adiós amor, nos vemos al rato –

- Claro, cualquier cosa que necesites me hablas – dijo con la tranquilidad de siempre –


 

Cuando Hinata termino la llamada se durmió de nuevo, Temari la vería a la 1, le quedaban tres horas para verse pero aun no sentía ánimos para levantarse, la dichosa entrevista que fueron puras preguntas votadas con anterioridad la hicieron sentir más miserable, después de salir de ese lugar manejo hasta su casa y al estar en su habitación se tiro a llorar, se sentía pésimo, como había sido tan tonta, no sabía con cuantas se había metido Takahiro, con cuantas le había visto la cara.

Cuando se levantó su almohada estaba húmeda y sus ojos se encontraban rojos e hinchados, mando a Lee por algo de comida y ambos degustaron de esta, el ambiente se sentía pesado pero aun así Lee la acompaño, eso fue un detalle muy lindo de su parte, le dio la semana libre, no sentía con ánimos de ver a alguien y menos si trabajan para ella,  solo hizo que le trajera la despensa para así ella no tener que salir, sabía que Sofie estaría detrás de ella para ver como seguía y cualquier estupidez que hiciera estaría en primera plana al día siguiente.

Los días siguientes fueron igual que los anteriores, se levantaba, desayunaba se tiraba en su cama a llorar, veía alguna película romántica donde todo salía bien al final, comía, después leía y en la noche ni cenaba solo veía la televisión pensando cómo había gastado tantos años en un idiota que no valía la pena, así continuo una semana, no tenía a quien llamar, sus mejores amigas habían ido de viaje con sus parejas y no quería molestarlas con sus problemas y la que tenía más cerca estaba castigada por el escándalo que le hizo a su papa, era algo cómico aun ver fotos de Sasuke semidesnudo con Sakura en iguales condiciones todas en las redes sociales siendo la comidilla de los demás, por lo menos eso le ayudo a quitárselos de encima, internamente estaba agradecida con la pareja.

La alarma sonó a las 10:45, se levantó de mala gana, fue a la ducha y dejo que el agua corriera lentamente por todo su cuerpo, pasaron quince minutos y ella ya estaba fuera, fresca y limpia.

Su departamento era amplio, constaba de seis habitaciones, dos recamaras, un baño, una cocina, una sala y un comedor; su habitación era de color lila al igual que todas las demás, su cama estaba pegada a la pared y a los costados se encontraban dos ventanas de la mitad de la pared hacia el techo, su ropero tenía la misma medida que su cama y se encontraba frente a esta, se detuvo  frente a este y escogió un vestido blanco con holanes en la parte inferior y en la del busto, de tirantes con unos botas cafés, es un atuendo extraño pero le parecía lindo y poco llamativo; lo complemento con accesorios cafés del mismo tono que las botas y dejo su cabello suelto, al natural como escucho decir un día a Sakura.

A la 1 en punto sonó el timbre, se dirigió a la puerta, al abrirla entro una sexy Temari con un vestido morado, le llegaba por encima de la rodilla, a medio muslo con un escote en V que hacía que sus atributos salieran a través de este, sabía que Shikamaru no se encontraba muy a gusto que saliera así pero no decía nada, solo podíamos notarlo por su cara; el vestido iba acompañado por unas zapatillas negras que combinaban con su bolso y accesorios.

-¿Lista?, hoy es día de chicas – sonrió al ver que su amiga no se encontraba decaída como había pensado – Shikamaru manda saludos –

- Deja y tomo mi cartera, pasa – susurro dirigiéndose a su habitación – dile que igual, tengo mucho que no lo veo, ya, vamos –.

- Primero vamos por un café que tenemos muchas cosas de que hablar -.

 

 

Usted debe login (registrarse) para comentar.