Fanfic Es
Fanfics en español

The Dead of Winter por Pink Angel Feathers

[Comentarios - 35]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

Hermione resopló, "Oh en serio Ronald. ¡Necesitas poner más atención! Harry terminó el suyo. ¿No Harry?"

Dicho chico rió nerviosamente, "Bueno sobre eso..."


ooo

¡Salto de tiempo a la vista!


ooo

Toshiro gruñó mientras ajustaba las mangas de su nuevo abrigo de invierno.

"No es tan malo," Neville señaló mientras se dirigían hacia Cuidado de Criaturas Mágicas.

Las visitas de Hitsugaya a Madame Pomfrey se habían vuelto un evento nocturno mientras ella había supervisado la sanación de las heridas en su espalda. Cuando llegaron a diciembre y sus moretones habían sanado, la enfermera todavía insistía en verlo una vez por semana.

Los rumores que se extendieron por la escuela eran que él estaba recibiendo asesoramiento o que tenía una enfermedad crónica. En realidad ellos simplemente se sentaban y charlaban con te.

En una ocasión el tema de su guardarropa de invierno—o falta de el—había salido. Al ver que él no tenía un uniforme adecuado para el clima 'frío' la mujer enérgica había considerado oportuno tomar sus medidas y solicitar algunos.

El chico más alto claramente trató de contener su carcajada cuando vio lo que había venido con el abrigo que le había sido entregado esa mañana durante el desayuno. Toshiro estaba mirando de mala manera los guantes azul pálido y las orejeras que tenía en sus manos como si pudiera hacerlos desaparecer con pura fuerza de voluntad—aunque si alguien pudiera hacerlo, seguramente sería él.

Neville recogió uno de los guantes y lo examinó antes de mirar al Shinigami, "Tú si que tienes manos muy pequeñas." Hitsugaya le lanzó una mirada gélida. "B-bueno estoy seguro de que con el tiempo crecerán más," él tartamudeó. "Digo una vez que crezcas—no es que lo necesites...Debería rendirme."

"Sí," el taicho siseó "porque no importa qué tan pequeñas puedan ser mis manos, todavía son lo suficientemente grandes como para estrangularte."

Neville asintió pálido cuando dejó caer el—pequeño—guante de vuelta en la mano estirada del chico de cabello blanco.

"A Luna podría gústale esos cubre orejas," Toshiro murmuró mientras los miraba sin interés.

"Son llamadas orejeras," Corrigió el más alto.

"¿Orejeras? ¿Quién llamaría una prenda de vestir tan ridículo?"

"Bueno, amortiguan el sonido cuando estas...olvídalo."

El taicho metió las—ridículas—orejeras en su túnica y con una mirada al cielo los dos fueron y se unieron al grupo de estudiantes congregados alrededor de Hagrid y su criatura más nueva.


ooo

Harry suspiró mientras observaba a Ron engullir su cena peligrosamente rápido. El día siguiente—Sábado—era el viaje de la temporada al pueblo. La última vez no había sido tan malo como había predicho ya que había pasado la mayor parte del día con Toshiro pero las relaciones entre ellos y el estudiante de intercambio de cabello blanco todavía era bastante...incomoda.

No discutían o nada cercano a ello—la mayoría del tiempo—pero había una rigidez ahora que no había estado allí antes.

El adolescente tuvo que preguntarse si solo estaba imaginando cosas porque o bien Toshiro no se había dado cuenta, se sentía completamente diferente sobre la situación, o simplemente sentía que las cosas estaban bien de la manera que estaban.

"Estoy segura que ustedes dos estarán bien," aseguró Hermione como si leyera sus pensamientos.

"Lo hiciste bien la última vez, ¿no es así?" Preguntó Ron.

Harry se encogió de hombros, "Sí supongo. Aun así me gustaría poder ir."

El pelirrojo le dio una mirada comprensiva, "Tal vez el próximo año compañero, y nos aseguraremos de traerte algo de vuelta."

"¿Neville va al pueblo?... Pero incluso si va yo pensaría que Toshiro pasaría su día con Luna," murmuró Hermione mientras empujaba sus patatas.

"No lo sé; él solo hace lo que quiere," el adolescente de ojos verdes suspiró "Algunas veces creo que él hace todo por capricho."


ooo

Finalmente era el viaje a Hogsmead y sorprendentemente Toshiro estaba de buen humor.

La tarde anterior la temperatura había caído drásticamente y había comenzado a nevar, cubriendo los suelos en una capa de blanco. Muchas personas habían estado chismeando sobre cómo habían visto al estudiante de intercambio supuestamente crónicamente enfermo parado afuera en el frío por horas después de que las clases habían terminado, pero a Hitsugaya no podía importarle.

Su estado de ánimo se había elevado cuando los copos de nieve habían caído del frío cielo gris y el frío viento de invierno azotaba en su cara. El único problema que parecía estar teniendo era que el chico a su cargo había desaparecido mágicamente en el lapso de quince minutos.

Aunque no necesariamente trataba de hacer su tarea asignada por Dumbledore eso no significaba que él pensaba que estaba bien perder completamente el rastro del chico que tenía que estar vigilando cuando nadie más estaba cerca de él.

Pero sin importar dónde veía no podía encontrar a Potter en ningún lugar. Había deseado a Neville un buen viaje y se despidió de Ron y Hermione y aun así el adolescente con gafas no estaba en ningún lugar a la vista.

El taicho caminó hacia el patio ignorando las extrañas miradas de los otros estudiantes cuando se paró afuera en nada más que unos vaqueros y una camisa gris de cuello en v (En realidad él había encontrado un abrigo en su baúl pero no podía imaginar usarlo).

Los ojos turquesa escanearon el área buscando con cuidado el revelador cabello negro desordenado cuando cayeron en un sitio muy peculiar.

Parecía como si huellas estuvieran apareciendo en la nieve llevando hacia las puertas del castillo...pero nadie estaba allí. El taicho se concentró por un momento y aunque era débil pudo sentir un alma donde las huellas estaban apareciendo.

Frunció el ceño por un momento y comenzó a caminar hacia el cuerpo invisible, preguntándose vagamente si Black había sido capaz de colarse en los terrenos al usar semejante método.

El Shinigami miró a su alrededor; había demasiadas personas en el área si se trataba de Black y Hyorinmaru todavía estaba en su baúl debido a las quejas de McGonagall con el director.

Dos destellos de rojo llamaron su atención, rápidamente lo sacaron de sus pensamientos y planificaciones cuando se dio vuelta para encontrar a los gemelos Weasley saltando alegremente hacia él.

"Vaya hola mi buen amigo," Fred—podría haber sido George, pero demonios si él de verdad se preocupaba lo suficiente como para tratar de separarlos—saludo con una pequeña inclinación.

"Precioso día, ¿no es así?" preguntó Geroge mientras hacía un gesto hacia el cielo.

"Pues sí, el clima es bastante agradable hoy," Toshiro asintió cuando se volvió de vuelta a mirar las huellas que parecían haber dejado de aparecer por un momento. Si solo pudiera deshacerse de—se detuvo y miró a los adolescentes, "¿... Ustedes dos saben algo sobre volverse invisible?"

Fred frunció el ceño mientras pensaba por un momento, "Tanto como cualquier otra persona, pensaría yo. ¿Por qué lo preguntas?"

"Hn. No hay razón en particular."

Los gemelos siguieron su mirada estrecha y compartieron una mirada significativa antes de seguir las huellas que habían visto de nuevo.

Hitsugaya iba a llamarlos pero se detuvo cuando se dio cuenta que ellos parecían tener alguna idea de lo que estaba pasado que él claramenteno tenía.

¿Moviéndose más rápido de lo que el ojo podía ver? Bueno eso era normal; todo lo que le tomó fue un shunpo. Pero lo que sea que estaba haciendo las huellas estaban moviéndose a una velocidad perfectamente promedio. Él había escuchado de encantos desilusión en clases... o algo entre esas líneas, pero no se suponía que te escondieran completamente, que parecía ser el caso.

Los gemelos aparentemente agarraron el aire vacío y comenzaron a arrastrar lo que sea que habían agarrado hacia una zona más aislada donde no serían vistos por ojos curiosos.

Toshiro se les quedó mirando antes de resoplar y apretar el puente de su nariz mientras los seguía, "Por una vez me gustaría un día normal, calmado y pacífico."

Fred se dio vuelta para sonreírle, con cuidado manteniendo un firme agarre en su invisible prisionero, "Lo siento compañero pero tengo que decirte que estás más lejos de lo normal que un chico como tu puede llegar. Pero no te inquietes, ser normal es aburrido. No nos gusta lo aburrido."

George asintió con la cabeza y se metieron en un hueco de la escalera vacío que llevaba a donde los búhos se alojaban. El pelirrojo—él no tenía idea quién—agarró aparentemente nada y de repente ningún otro que un Harry Potter de aspecto muy enojado entró a la vista del taicho.

"¡¿Qué diablos creen que están haciendo?!"

Fred miró al adolescente furioso con simulado dolor, "Vamos Harry, ¿es realmente esa la manera de hablar con los tipos que van a alegrar tu día?"

"Tal vez tu semana," George asintió.

"¡No, tu año!"

"¡Probablemente tu vida!"

Histugaya tosió, "¿Pueden por favor solo ir al punto?"

Afortunadamente él estaba extremadamente curioso en cuanto exactamente cómo Potter se había vuelto invisible al ojo. Pensar que un niño de trece años tenía semejante habilidad a su disposición. Miró fijamente la tela—un manto, se dio cuenta, que estaba apilado en las escaleras en las que Harry estaba parado. Un manto que podía hacerte invisible... interesante. Se agachó y con cuidado paso sus dedos sobre el suave material casi aterciopelado observando cómo se revoloteaba dentro y fuera de vista.

George frunció el ceño, "¡Solo estamos tratando de construir el suspenso!"

"Bueno van a detenerse," dijo con brusquedad mientras se levantaba.

Los gemelos parecían apagados por un momento antes de que asintieran, "Bien."

"De todos modos," dijo Fred mientras sacaba un gran trozo de pergamino doblado de su bolsillo, "Lo que estamos a punto de mostrarte nos ha ayudado en nuestros... esfuerzos por años."

Harry se veía curioso, "Bueno ¿qué es?"

"¡Estamos llegando allí!"

"De todas maneras, como estaba tratando de decir, hemos decidido que es tiempo de transmitir esta pequeña joya. Compartir la riqueza como dicen."

Toshiro sintió la sensación de zumbido familiar de magia emanando del pergamino.

"¿... Qué es?" preguntó mientras daba un paso más cerca.

Fred sonrió, "Todo a su tiempo. Vimos esto en uno de los cajones de Flich mientras estábamos en detención en primer año."

Toshiro frunció el ceño con incredulidad, "¿Vieron en un cajón?" Él se quedó mirando de mala manera por un momento como haría con un subordinado portándose mal y los dos pelirrojos rápidamente se rindieron, claramente no del todo molestos por revelar otra de sus travesuras.

"Muy bien, lo encontramos después de que abrimos la cerradura de su cajón."

El taicho asintió; eso sonaba bastante bien.

"Bueno ¿qué hace?" preguntó Harry bastante impaciente mientras sacudía la nieve de su cabello.

George sonrió ampliamente cuando sacó su varita del bolsillo de su abrigo y dio un golpecito al papel, "Juro solemnemente que mis intenciones no son buenas."

El adolescente con gafas lucia confundido, "¿Qué?"

Pero Toshiro estaba observando el papel, fascinado. Un pulcro garabato comenzó a aparecer en la página como tinta filtrándose en ella.

Los Señores Lunático, Colagusano, Canuto y Cornamenta, los proveedores de ayuda mágica a los traviesos, se enorgullecen en presentar el Mapa del Merodeador.

Los gemelos sonrieron a medida que desdoblaban más el mapa revelando un dibujo detallado de Hogwarts y los terrenos de la escuela. Puntos se esparcían en la página, cada uno seguido por una bandera que llevaba el nombre de una persona.

"Wow," Harry respiró cuando tomó el mapa de sus compañeros Gryffindor. "Esto es increíble."

Los dos asintieron, "Muestra dónde están todos en cada momento— "En cada lugar— "En cada minuto— "De cada día."

"Eso es increíblemente brillante."

"También podría ser muy peligroso si cae en las manos equivocadas," Señaló Hitsugaya cuando encontró su nombre garabateado en una de las pequeñas banderas.

Sus ojos se estrecharon cuando vio lo que estaba escrito: Hitsugaya Toshiro, Juuban Tai Taicho. Frunció el ceño preguntándose si alguien más lo notaría. Era un pequeño milagro que su título estaba listado apropiadamente como se dirigían a él en la Sociedad de Almas. Si hubiera estado en Ingles podría haber sido... algo problemático, por decir lo menos.

Explicar cosas a Potter definitivamente no era una de sus cosas favoritas de hacer, especialmente en un día que había pensado sería bastante libre de problemas.

"Sin embargo yo diría que ha estado en las manos equivocadas desde hace algún tiempo," él continuó mientras retiraba sus ojos del mapa. Tal vez sería capaz de tomarlo prestado en algunas noches, el Señor sabía que haría su trabajo mucho más fácil.

Los gemelos sonrieron ampliamente, "Y aquí es donde de verdad vamos a alegrar tu día."

Fred-¿George?-colocó su dedo sobre lo que parecía ser un pasaje que serpenteaba entre las paredes de la escuela, "Incluso muestra los pasajes secretos."

Los ojos de Harry prácticamente estaban brillando con emoción mientras miraba el pergamino.

"Y uno de esos pasajes," el otro continuó "Va directamente al sótano de Honeyduke's en Hogsmead."

Harry levantó la mirada, "¿Quieres decir que...?"

"Hay una manera para que te cueles en Hogsmead sin que nadie lo sepa," Los dos terminaron felizmente.

"Esta debajo detrás de la estatua de la bruja tuerta," George—estaba seguro que era George—les informó mientras él seguía el camino con la punta de su dedo. "Solo di 'Dissendium' y la joroba se abrirá."

Toshiro frunció el ceño porque sabía a dónde iba esto; o más bien a dónde iban ellos.

Fred dio el pergamino a Harry pero no antes de doblarlo con cuidado de vuelta, "Y cuando termines asegúrate de decir 'travesura realizada'."

Ambos gemelos se acercaron más y dieron un golpecito con sus varitas en él y la escritura comenzó a desvanecerse, "O alguien más podría leerlo."

Hitsugaya se quedó mirando al cielo mientras Potter les agradecía repetidamente. Había estado nublado esa mañana pero el sol parecía estar tratando de hacer acto de presencia.

—vienes?"

Se dio vuelta para encontrar al adolescente mirándolo expectante, "¿Lo siento?

Potter suspiró, "¿Vas a venir conmigo? Podemos usar mi capa de invisibilidad así que nadie nos verá, si quieres. Probablemente incluso encontraras a Neville, si quieres."

El taicho consideró sus opciones por un momento. De verdad no había elección más que ir a la pequeña aventura con Potter. Se suponía que lo protegiera. Generalmente no necesitaba mantener mucha observación en él considerando que siempre estaba dentro de la seguridad de los terrenos de la escuela.

Pero ahora que estaba dejando dichos terrenos y viajando por un pasaje potencialmente peligroso que llevaba a una localización en la que nunca había estado y el hecho de que si Black estaba escondiéndose en Hogsmead... sí. De verdad no tenía mucha elección en el asunto.

"Te acompañaré," aceptó antes de seguir rápidamente a Potter y dirigirse hacia la estatua de la Bruja Tuerta.

Suspiró, de todas las cosas para hacer de una estatua...


ooo

Conseguir llegar al pasaje había sido muy simple... ¿pasar a través de él? No mucho.

Hitsugaya tosió por lo que seguramente era la quinta vez, mientras caminaba se topó con una telaraña naciente otra vez. Se estaba volviendo en un patrón bastante repetitivo y molesto y muy tedioso.

Se topaba con una telaraña, la apartaría de su cara o la arrancaba solo para que el polvo y la suciedad volaran por todas partes.

Él había querido ir por el pasaje primero en caso de que algo pasara, de esa manera Potter podría regresar a su orden.

El taicho se había asegurado de hacerlos tomar un desvió a la sala común para poder agarrar a Hyorinmaru quien estaba oculto debajo de su afortunadamente largo abrigo en su espalda. Tal vez Matsumoto había planeado para sí pasaban este tipo de cosas... ¿Esa era una araña?

El Shinigami suspiró mientras se deshacía del pasajero no deseado y seguía adelante.

"¿Toshiro estás bien?" preguntó Harry detrás de él "Has estado tosiendo mucho."

Él gruñó de vuelta sin querer abrir la boca de nuevo hasta que hubieran atravesado el pasaje. Él no tenía el deseo de ingerir alguna araña... aunque había escuchado que estaban llenas de proteínas. Y si uno se perdía sin suministros podrían ser muy útiles...

Harry de repente maldijo cuando se golpeó la cabeza en el techo.

"Oh demonios, eso duele," siseó mientras sostenía su frente con dolor.

"Pero significa que estamos acercándonos," él taicho gruñó mientras seguía adelante, cuidando su cabeza—aunque en realidad no lo necesitaba—así no se lastimaría.

Después de un momento se detuvo; rayos de luz venían del techo derramándose en una vieja escalera de madera.

"Estamos aquí, prepara tu manto."

Él no podía ver a Potter asentir pero de verdad esperaba que lo hubiera hecho porque él no estaba de humor para tratar con ningún problema más.

Hitsugaya subió las escaleras en silencio, haciendo una mueca cuando chillaron bajo el peso de los pies del chico a su cargo. El chico de cabello blanco se dio vuelta para mirar de mala manera al adolescente con frialdad.

"L-lo siento."


ooo

Harry sintió la temperatura caer cuando Toshiro se dio vuelta para mirarlo y estaba perturbado por encontrar los ojos turquesa brillando ligeramente en las sombras. Rápidamente se disculpó queriendo nada más que esos ojos desviaran la mirada de él.

El chico de cabello blanco se dio vuelta, mucho para su alivio y en silencio abrió la trampilla en el techo antes de subir al sótano convirtiéndose solo en una sombra en la luz venidera.

"Apresúrate," vino un llamado molesto desde arriba y rápidamente extendió el manto sobre su cuerpo antes de seguir al chico muerto.

El adolescente de ojos verdes se encontró rodeado de cajas y fácilmente encontró a Hitsugaya siempre en silencio subiendo las escaleras hacia el piso principal. Débilmente pudo ver el contorno esparcido de la espada en la espalda del chico a través de la tela de lana de su chaquetón negro (1) y observó a Toshiro levantar la gran capucha para esconder la empuñadura que sobresalía a través del cuello.

Imaginó que era muy incómodo, el chico tendría que pararse muy recto... pero por otra parte, en realidad nunca había visto a Toshiro encorvado.

Cuando ambos se deslizaron a través de la puerta en la cima de las escaleras, se encontraron en la sala de muestras de Honeyduke's la cual estaba llena hasta el límite con estudiantes de Hogwarts.

El Niño Que Sobrevivió estaba sorprendido cuando el estudiante de intercambio lo agarró por el hombro y lo dirigió hacia la derecha solo para ver que ambos, Ron y Hermione estaban parados un poco lejos.

Cuando se acercaron Hermione se dio vuelta, "¡Oh! Toshiro, ¿qué estás haciendo aquí?"

Ron se dio vuelta ante su pregunta y le dio una mirada interrogante, "¿Qué estás haciendo aquí? Pensé que estaba quedándote atrás con Harry?"

"Bueno, a Harry no le gusto quedarse atrás."

Los dos adolescentes parecieron notar su agarre en lo que parecía ser el fino aire por primera vez.

"Harry," Hermione susurró en voz baja "¿Qué estás haciendo aquí? No se supone que dejes el castillo. ¿Y si te ven?"

El chico de ojos verdes se encogió de hombros y sintió que Toshiro aflojó su agarre hasta que ya no sintió la presión de la mano en su hombro, "Fred y George me ayudaron a salir. Yo no iba a perder la oportunidad."

"¿Por qué no salimos todos afuera?" sugirió Hitsugaya mientras observaba a los estudiantes alrededor de ellos y se aseguró que su capucha estuviera correctamente colocada.

Era claro para los tres amigos que el niño pequeño estaba bastante tenso, si no de aspecto un poco paranoico mientras mantenía su espalda contra la pared y su mirada seguía monitoreando los movimientos en la habitación.

Él asintió, "Claro, podemos salir e ir a ver la Casa de los Gritos o algo. Tal vez veamos a Neville."

Ron lideró el camino y el grupo pronto se encontró afuera en la nieve que cubría el sinuoso camino principal de Hogsmead.


ooo

Cuando Harry recontó lo que había pasado con los gemelos, Toshiro se aseguró de escanear la zona tratando de ver si algo no estaba bien.

La magia en el aire estaba interfiriendo con sus sentidos pero él casi se había acostumbrado a la sorda sensación de zumbido que causaba en el fondo de su mente. Él no conocía la disposición del pueblo por lo que solo podía esperar que en realidad estuvieran dirigiéndose hacia la Casa de los Gritos como Potter había sugerido.

El destino quiso que no vieran a Neville por lo que solo eran los cuatro cuando llegaron al borde del campo donde la Casa se levantaba.

"Se supone que es la casa más embrujada de toda Gran Bretaña," dijo Hermione en voz baja.

"No veo el atractivo de una casa embrujada cuando tienen espíritus viviendo en el castillo," Hitsugaya señaló mientras observaba la casa de aspecto desgastado. "O cuando tienen una persona muerta parada junto a ustedes."

Los tres amigos se le quedaron mirando abiertamente.

¿Demasiado pronto?

Cuando el silencio siguió y ellos comenzaron a mirar todo excepto a él, él asintió para sí mismo.

Demasiado pronto.

Se volvió de nuevo a la casa, "¿Alguno de los maestros está aquí?"

Hermione tarareó, "Vi un puñado de Profesores dirigirse a las Tres Escobas."

El taicho asintió y saltó la pequeña valla, "Quiero que los tres vayan allí inmediatamente."

"¿Qué demonios crees que estás haciendo?" dijo Ron con voz ahogada.

Toshiro se quitó la capucha y rápidamente deshizo los botones de su abrigo antes de lanzarlo al pelirrojo quien torpemente lo atrapó, "Voy a echar un vistazo."

"¡¿A-ahí dentro?!"

Él asintió, "No puedo sentir nada desde aquí pero si esta embrujada debo echar un vistazo. Y si no... Mirar a su alrededor podría ser bastante... informativo."

"¡¿Pero-pero qué pasa con la espada?!"

La cabeza de Harry de repente apareció, "Iremos contigo. Esa cosa parece como si estuviera a punto de venirse abajo, no puedes entrar allí por ti mismo."

El azul helado se encontró con el verde, "Creo que encontrarás que puedo. Ahora hagan lo que dije."

Él podía sentir sus miradas en su espalda mientras caminaba por el camino que llevaba a la puerta principal pero cuando llego y se dio vuelta estaba complacido por encontrar que se habían ido.

Con cuidado abrió la puerta haciendo una mueca cuando las bisagras chillaron en protesta. Ahora que él en realidad estaba en la casa fácilmente podía detectar el alma que estaba presente el piso de arriba.

Con un rápido shunpo estaba en la cima de las escaleras. El pasillo tenía tres puertas pero solo una estaba abierta y podía escuchar los sonidos de movimientos viniendo de adentro.

El taicho rápidamente caminó hacia la puerta y la vista de alguien parado delante de la ventana se encontró con su mirada. El hombre se dio la vuelta ante el sonido de metal frotando contra metal cuando el Shinigami extrajo su katana.

"Toshiro Hitsugaya."

"Sirius Black," Toshiro sonrió "Es maravilloso verte de nuevo."

Notas finales:

1. Me encantan los chaquetones y ¡creo que Toshiro se ve adorable en ellos! Si no estás seguro de qué es un chaquetón hay un link del estilo básico... pero evidentemente es diferente en la historia o de lo contrario no funcionaría.

www. animewallpapers wallpapers /bleach/ full_35_800. php

Usted debe login (registrarse) para comentar.