Fanfic Es
Fanfics en español

La Esclava Virgen por sergiog30

[Comentarios - 33]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

La Esclava Virgen


Capítulo 95


 


Orlandito había logrado escapar de su prisión, pero no podía dejar abandonada a Viviana después de que gracias a ella, el estaba libre. El pensaba cumplir con su palabra de esperarla en el lugar indicado para huir juntos. Solo que no podía esperarla mucho tiempo o correría el riesgo de ser capturado nuevamente.


 


En la prisión masculina, Molingo no podía resistir al olor de mujer virginal cerca de él, por eso trataba con  todas sus fuerzas de derribar las rejas que lo separaban de la celda donde se había quedado encerrada Viviana. Así que Viviana comenzó a pedir ayuda antes de ser devorada por Molingo. Los guardias acudieron a su llamado y se llevaron una sorpresa al encontrarla amarrada en paños menores. Viviana les dijo que ella era la hija del Inquisidor y por lo tanto tenían que sacarla sana y salva. En la región todos le tenían miedo al Inquisidor, por eso los guardias la sacaron de la celda sin tocarle un pelo, pero le dieron aviso al Inquisidor de lo que había sucedido.


 


El Inquisidor no podía creer que Orlandito se hubiera fugado de la cárcel, por lo que de inmediato le exigió al Capitán Celedonio que lo recapturaran, y si lograban detenerlo nuevamente, exigiría que se le levantara el indulto de la pena de muerte.


 


Don Fabio Santacoloma se negaba a creer que su amada Milena Del Carmen fuera la culpable del anónimo que había llegado a manos del Inquisidor delatándolo de pertenecer a un grupo de rebeldes. El sospechaba que todo había sido parte de un plan para sacarlo a él de prisión, pero ahora el problema era que nadie sabía del paradero de Milena del Carmen. Doña Carmen, la madre de Fabio, le dijo que Milena se había marchado bien lejos para proteger su vida y la de su hijo, pero no había dicho hacia donde iría. Fabio no pensaba descansar hasta dar con el paradero de Milena, pero el Capitán Celedonio fue muy claro con Fabio y le advirtió que si estaba libre y no había sido enjuiciado y condenado a morir decapitado, había sido gracias a su intervención ante el Inquisidor, y todo con el fin de que su hija Lía fuera feliz el tiempo que le quedaba de vida, pero si él (Fabio) no pensaba cumplir con su parte del plan, entonces lo regresaría a prisión para que el Inquisidor lo condenara a una muerte segura.


 


Mario Rafael y Arturo se reunieron en secreto para planear la forma como sacarían a Milena Margarita y a Violeta Dolores de prisión. Don Juan Bautista les informó sobre la posibilidad de que en dos días se desatara la rebelión contra la Corona Española, y el primer blanco sería la prisión masculina, con el fin de distraer a la guardia en la captura de los reos, y además para que la mayoría de los reos colaboraran con la causa. Como la prisión femenina estaba muy cerca a la masculina, ese podría ser el segundo blanco de la rebelión, y en ese momento sería cuando ellos podrían rescatar a las muchachas de prisión. A Mario Rafael le preocupaba el hecho de que había muchos reos criminales peligrosos que podrían hacerle algún daño a las muchachas. Por eso ellos debían estar cerca para ayudarlas y lo más importante, aprovechar la guerra que se avecinaba para marcharse lejos, por lo menos hasta que los rebeldes tuvieran controlada la región.


 


Don Alfredo Linares había recibido a sus dos nuevas esclavas vírgenes, Tenerife y Coromoto. Esta noche sería la noche de Coromoto que es la mayorcita, mañana sería la de Tenerife. Lo que Don Alfredo desconocía era que Coromoto ya no era vírgen, y que Tenerife se había casado con su amado negro Acacio. Esa misma noche, el negro Acacio pensaba reclamar la virtud de su esposa Tenerife y de ser necesario, estaba dispuesto a matar a don Alfredo Linares.


Don Alvaro De La Plata había regresado de su luna de miel con Rosa Angélica. El no le había tocado ni un pelo, y en cambio se había encargado de maltratarla y humillarla. Don Alvaro la llevó hasta su hacienda y la dejó encerrada mientras él iba a reunirse con los líderes de la rebelión para definir el momento exacto del inicio de la rebelión.


 


Don Alfredo Linares le comentó a Mario Rafael y a Catalina del estado en que se encontraba Meryl, pues realmente había perdido totalmente la razón. Ya doña Meryl no era consciente de sus actos y no sabía lo que decía. Sus hermanas Justa y Digna daban fe de ello. Por eso don Alfredo le recomendó a Mario Rafael y a Catalina que accedieran a internarla en un sanatorio mental donde le pudieran dar la ayuda que ella realmente necesitaba. Mario Rafael se pudo dar cuenta que las palabras de don Alfredo eran ciertas, por eso accedió a internarla.


 


Vilma María y Elida Margarita celebraban que se habían librado de doña Meryl. Para Elida Margarita era una victoria pues la veía como la culpable de la muerte de su padre, y también porque doña Meryl se había encargado de humillarla. Ahora gracias a la alianza de Vilma y Elida, ya se habían librado de doña Meryl, una enemiga en común, y además de eso, Violeta Dolores había sido condenada a pena de muerte, y sería ejecutada en un par de días. Al estar seguras de la muerte de Violeta, se daría por terminado su pacto y se destruirían la una a la otra, la más fuerte sobreviviría.


 


Arturo fue a visitar a Milena Margarita para darle los pormenores del plan para sacarlas de la prisión, la información era confidencial y nadie lo sabía por eso no se podía filtrar la información. Milena Margarita se encargó de decírselo únicamente a Violeta Dolores.


 


Don Juan Bautista estaba muy agobiado por todo lo que se avecinaba. Pero Madame Karina se había encargado de darle paz y sosiego en la cama. Karina no pudo desaprovechar el momento para insinuarle a don Juan Bautista que la convirtiera en su mujer, ahora que ya se había cerrado el capítulo de su difunta esposa y además que su única hija había sido condenada a muerte, no era bueno que el quedara solo en la vida. Don Juan Bautista pensó que Karina tenía mucha razón.


 


Con el dolor de su alma, Mario Rafael y Catalina internaron a su madre, doña Meryl, en un sanatorio mental, el mismo donde estaban Sonia Margarita, Sor María Adestrudiz y más recientemente Luzmila, quien había perdido la razón en pleno juicio contra Violeta Dolores.


 


Don Alfredo se fue a celebrar a  su hacienda donde tomaría la virtud de su nueva esclava Coromoto. Y ella, por su parte, tenía sus trucos para volver loco a un hombre. Coromoto se encargaría de que don Alfredo se volviera loco de amor por ella y nunca mas deseara a otra mujer sino a ella. Todo con el fin de ser una esclava con mucho poder. Coromoto tenía conocimiento de magia negra.


 


Sor Inírida Perfecta había cumplido su palabra con Claudia Patricia y se había encargado de sellarle sus partes intimas. Sin embargo, le tenía una última opción antes de dejarla libre para siempre, y ella debía decidir si aceptaba su penitencia o si prefería volver a su vida de antes. Claudia Patricia estaba muy furiosa con Sor Inírida, por eso le lanzó un escupitajo en la cara y le dijo que prefería seguir con la vida mundana. Para complacerla, Sor Inírida Perfecta le dijo que el Capitán Machacón se encargaría de que quedara como antes. Así que la dejó amarrada en un calabozo para que Machacón hiciera con ella lo que le diera la gana. Pero Inírida pensaba matar dos pájaros de un solo tiro, y como sabía muy bien que Machacón estaba profundamente enamorado de María Teotistes, se encargaría de que Teotistes fuera testigo de su brutalidad con Claudia Patricia para que lo odiara por siempre y Machacón tuviera que vivir con su desprecio.

Usted debe login (registrarse) para comentar.