Fanfic Es
Fanfics en español

La Esclava Virgen por sergiog30

[Comentarios - 33]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

La Esclava Virgen


Capítulo 87


 


El Inquisidor Hans aprovechó la osadía de Violeta Dolores de haber tratado de huir, para darle un castigo ejemplar que consistía en encadenarla durante todo un día con toda su noche a un mástil en el centro del patio de la prisión donde todas las demás pudieran verla como ejemplo de lo que les pasaría si trataban de huir. Pero además de estar encadenada, Violeta Dolores recibiría veinte latigazos y sus heridas las secarían con sal bajo el sol inclemente. La madre Superiora sor María Adestrudiz le dejó esa tarea al capitán Machacón.


 


Doña Meryl sentía que estaba viendo alucinaciones y no entendía por qué le estaba sucediendo esto. Sus hermanas, Digna y Justa habían presenciado una escena de Meryl donde creía estar conversando con su primer marido, quien aparentemente le reclamaba por haberse casado con don Alfredo. Digna y Justa estaban muy asustadas y no entendían que había sucedido con su hermana. Ellas siempre habían dudado de las verdaderas intenciones de don Alfredo al casarse con su hermana. Pero Doña Meryl pensó que estaba estresada y por eso fue a buscar a su amado Angel David. Sin saber que Don Alfredo Linares le había dado la orden a Duncan para que la vigilara y averiguara si escondía algún secreto.


 


Vilma María y Mario Rafael ya habían tomado el barco de regreso a casa. Vilma María tenía miedo de que Mario Rafael fuera a buscar a la esclava Violeta Dolores en cuanto el barco tocara tierra, por eso ella debía pensar bien las cosas para retener de cualquier forma a Mario Rafael, aunque no creía que Violeta Dolores se expusiera ante todo el pueblo como la amante. Y efectivamente Mario Rafael estaba pensando de qué forma podría pedir la nulidad de su matrimonio con Vilma María ya que definitivamente se había dado cuenta que no la amaba a ella sino que seguía perdidamente enamorado de Violeta Dolores.


 


El Inquisidor don Hans habló con el Capitán Celedonio sobre las pruebas que tenía en contra de don Fabio Santacoloma. Un espía de su confianza le había confirmado que don Fabio estaba conspirando en contra de la Corona junto a un grupo de terratenientes que además querían abolir la esclavitud. Para el Capitán Celedonio esa acusación era muy grave y por eso don Fabio merecía estar tras las rejas, y seguramente condenado a muerte. Por tal motivo, el Capitán Celedonio dio la orden para arrestar a don Fabio Santacoloma.


 


La pobre Violeta Dolores permanecía bajo el sol después de recibir los veinte latigazos a manos del Capitán Machacón. Las heridas le ardían por la sal que le habían colocado. Milena Margarita había intentado acercarse para mojarle un poco los labios, pero Bartola la detuvo y le advirtió que a la reclusa que se acercara a Violeta Dolores, recibiría el mismo castigo.


 


Don Alfredo Linares no se reponía del todo del fuerte golpe que le había dado Violeta Dolores, y ahora mas que nunca se iba a dar por vencido hasta no desquitarse de la esclava, por eso pensaba buscar la forma de volver a entrar a prisión, aunque sería muy difícil ya que había sido descubierto. Mientras eso sucedía, el pensaba desquitarse con las esclavas vírgenes que pronto adquiriría.


 


El Negro Acacio no estaba dispuesto a perder a su amada negra Tenerife, por lo que había planeado fugarse con ella lo antes posible. En cambio Coromoto, la hermana de Tenerife, deseaba cuanto antes que el tal don Alfredo se la llevara, para volverlo loco de amor por ella, ya que ella sabía como retener a los hombres y volverlos locos de amor por ella.


Doña Hemilda sabía que en un mes ya sería suficiente para que Elida Margarita realizara el destete de su hijo, y en ese momento acabaría el trato que tenían ambas. Pero después de eso, Doña Hemilda quería tener un esclavo a su servicio para que le ayudara a transportarse con el bebe a todas partes. Por eso había decidido comprar un esclavo.


 


Doña Emigdia había decidido deshacerse de su esclavo Amarildo ya que lo veía como el culpable de la desgracia de su hija Claudia Patricia, quien no había podido ser feliz con el Virrey Haroldo por su culpa. Por eso doña Emigdia quería deshacerse de él y lo llevó a la plaza de mercado para ofrecerlo al mejor postor. Amarildo no quería marcharse de la Hacienda Del Valle pues allí se encontraba la negra Navidad, quien tenía el cuidado del bebé que Amarildo creía era hijo de el con Claudia Patricia, por ser mulato, pero en realidad era hijo de él, pero con Sandra De Aragón y Castilla. Navidad sabía la verdad, pero había jurado guardar el secreto con su vida.


 


Don Jacobito había llegado de la madre patria para conocer a su prometida, Sandra De Aragón y Castilla. Era impresionante lo difícil que le había resultado a Jacobito conseguir una prometida de su misma alcurnia, ya que ninguna doncella de la corte había aceptado sus cortejos. Para el había sido una sorpresa agradable cuando doña Odila había enviado una carta ofreciendo a su hijastra Sandra en casamiento. Cuando don Jacobito conoció a Sandra, quedó deslumbrado con su belleza, en cambio Sandra no podía decir lo mismo, ella sabía que don Jacobito no podía conseguir a nadie que se casara con él por gusto, solo por obligación, como lo haría ella solo por saber algún día el paradero de su hijo, ya que su madrasta Odila se lo había arrebatado de su lado al nacer.


 


Mientras doña Hemilda estaba en la plaza de mercado, Elida Margarita había aprovechado para conversar con Richard y confesarle que a pesar de todo aun lo amaba y que solo deseaba estar con el y con nadie mas. Pero el problema era que ambos eran pobres y si huían, no tendrían con que sobrevivir. A menos que se unieran para deshacerse de doña Hemilda, solo así el heredaría toda su fortuna y tendrían una vida de reyes juntos los dos. Richard se animó, aunque le confesó que nunca había matado a nadie y no creía ser capaz de hacerlo. Elida Margarita le dijo que solo debía colocar una gota de un elixir en las bebidas de Hemilda, y en uno o dos meses estaría muerta y nadie sabría de que murió. Ella tenía planes de quedarse también con la fortuna de don Alfredo Linares, pero para eso primero debían deshacerse de Doña Meryl. Si todo salía bien, ellos se encargarían de quedarse con las fortunas de Doña Hemilda, Doña Meryl y don Alfredo Linares.


 


Claudia Patricia y Rosa Angélica trataron de acercarse a Violeta Dolores para curarle las heridas, Sor María Teotistes les había dado permiso pero nadie podía saberlo. Así que Claudia Patricia y Rosa Angélica llegaron al lugar donde estaba encadenada la pobre Violeta Dolores y habían comenzado a curarle las heridas y a darle de beber, cuando de repente Sor Inírida Perfecta se dio cuenta de la situación y le dio aviso a la madre Superiora, quien de inmediato decidió sancionar a las dos novicias. Las llevaría al claustro y las encerraría un día con su noche para que solo tuvieran oración, y solo se alimentarían de pan y agua. Afortunadamente habían alcanzado a curar las heridas de Violeta Dolores y le habían dado a beber agua, con eso Violeta Dolores tendría fuerzas para resistir hasta el día de mañana. La Madre Superiora se había dado cuenta que sor María Teotistes estaba fallando en muchos aspectos, en cambio sor Inírida Perfecta parecía ser más astuta, más cercana a lo que ella necesitaba como brazo derecho.


 


La Madre superiora había enviado a varias monjas a una labor social a la prisión masculina. Viviana por fin pudo estar frente a su amor platónico, Orlandito, y al verlo, sintió que descubría lo que era el amor a primera vista. Por eso decidió que haría lo posible por ayudarlo a escapar.

Usted debe login (registrarse) para comentar.