Fanfic Es
Fanfics en español

La Esclava Virgen por sergiog30

[Comentarios - 33]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

La Esclava Virgen


Capítulo 83


 


En Europa, Mario Rafael no pasaba un día sin dejar de pensar en su amada Violeta Dolores, a pesar de estar al lado de su esposa Vilma María. El deseaba regresar lo antes posible para saber de ella, y hasta ahora no tenía ni idea que ella estaba en prisión acusada de un crimen que no había cometido. Vilma María sospechaba que él no había sacado un instante de su mente a la maldita esclava, pero se contentaba con saber que ahora él estaba casado con ella y no podría ser de Violeta Dolores. Mario Rafael sin embargo trataba de buscar la forma de librarse de Vilma María ya que se había casado con ella gracias a que había sido diagnosticada con una enfermedad mortal, pero misteriosamente se había recuperado por completo.


 


Mario Rafael y Vilma María estaban hospedados en uno de los castillos del Duque Jaime Soto. Estaban siendo atendidos por cientos de sirvientes y esa era la vida que Vilma María siempre había deseado. Pero a pesar de haberse dado cuenta que Don Jaime Soto la pretendía, ella no podía arriesgarse ahora que había logrado casarse con Mario Rafael. Solo estaba dispuesta a dejarle el camino libre a Mario Rafael, si llegara a descubrir que las intenciones de don Jaime para con ella eran muy serias.


 


Aquiles fue a visitar a su amada Violeta Dolores. Fue Flora Margarita, la hermana de Violeta Dolores, quien se había encargado de llevarlo hasta la prisión. Aquiles le aclaró a Violeta Dolores que a pesar de no haber logrado casarse, ella seguía siendo su prometida y por tanto el no pensaba abandonarla, pues el siempre había confiado en ella y el sabía que ella no era capaz de asesinar a alguien. Violeta Dolores le agradeció mucho el apoyo que le estaba dando pues en estos momentos se sentía muy sola. Aquiles le prometió que le conseguiría un buen abogado mientras su padre se recuperaba del ataque al corazón que había sufrido.


 


Doña Meryl no tenía más salida que aceptar la propuesta que le había hecho Don Alvaro De La Plata, ya que de no acceder a sus demandas, podría perder las tierras que con tanto recelo ha protegido y además de eso, su hija Catalina sería condenada por la Santa Inquisición, así es que en unos días tendría que ir al convento para comunicarle a su hija Rosa Angélica los nuevos planes que tenía para ella. Pero ahora necesitaba relajarse un poco en brazos de Angel David. Doña Meryl había comenzado a sentir algo raro, sin sospechar que se trataba del elixir preparado por Nana Enelvia para volverla loca y que don Alfredo pudiera quedarse con sus tierras.


 


Elida Margarita desea casarse pronto con don Alfredo para poder tener todo el poder necesario para destruir a tres personas específicamente, Mario Rafael, Vilma María y Violeta Dolores. Pero mientras eso sucedía, ella no podía evitar tener deseos por el único hombre que realmente le interesaba, Richard, a quien tenía bajo el mismo techo gracias a que doña Hemilda la tenía para que le diera seno al bebé por lo menos hasta los seis meses. Después de ese plazo, Hemilda y Richard se regresarían a Europa con el bebé y Elida debía buscar que hacer con su vida. Richard también sentía deseos por Elida Margarita, pero sabía que su esposa doña Hemilda lo tenía muy vigilado  y si ella se llegara a enterar de una nueva traición, sería capaz de pedirle el divorcio. Así que Elida Margarita le pidió a Nana Enelvia una pócima para ir envenenando poco a poco a Hemilda. Con ella muerta, podría tener a Richard como su amante cuando se case con don Alfredo. Nana Enelvia sabia que era algo muy peligroso jugar con don Alfredo, sin embargo accedió a prepararle la pócima con la que envenenaría a Hemilda. Elida no sentía nada por el bebé a quien le daba seno obligada, y ni le interesaba saber quién era la verdadera madre del bebé-


La Madre Superiora Sor María Adestrudiz decidió llevar un grupo de novicias a la prisión con el fin de que colaboraran con el proceso de purgar a las reclusas. Entre las novicias se encontraban Rosa Angélica, Viviana y ahora Claudia Patricia. Además de Sor Inírida Perfecta. La Madre Superiora tenía pensado en tomar una por una a las reclusas para someterlas a duras pruebas con el fin de que se arrepintieran de sus pecados.


 


Machacón, el jefe de guardias del reclusorio, se sorprendió al saber los métodos que pensaba utilizar la Madre Superiora, pero prefirió no intervenir por ahora. El pensaba mantenerse en su lugar por el momento, y seguir disfrutando de las ventajas de su puesto, y cuando descubriera algún error en la Madre Superiora, aprovecharía para pedir su destitución. Machacón tenía una reclusa por amante a quien le brindaba beneficios, Hermelinda. Pero de vez en cuando se interesaba en alguna otra reclusa y la tomaba por la fuerza. Pero Hermelinda se encargaba de eliminarla para que no le robara su lugar.


 


Entre las nuevas reclusas también se encontraba Kathy, la hija del Capitán Celedonio, quien estaba siendo acusada de intento de homicidio contra Milena Del Carmen y de secuestro del hijo de Milena y Fabio. Aunque en el fondo Celedonio sabía que la Inquisición iba a interceder para que fuera absuelta ya que la víctima era una mestiza.


 


Fabio Santacoloma quería encargarse que Kathy recibiera un castigo por haber hecho todas las maldades que había cometido contra Milena Del Carmen, además porque también había sido la culpable de la muerte de Elmys. También le reclamó a su hermana Karen por haber ayudado a Kathy en todas sus fechorías. Karen no podía resistir la humillación y tomó la decisión de marcharse a Europa, pero antes de irse quería vengarse de su hermano por haber preferido a una esclava antes que a ella que era de su misma sangre, por eso decidió escribir una carta anónima y enviarla a la Santa Inquisición. Su madre, doña Carmen, había decidido quedarse en la hacienda para intentar aceptar a Milena Del Carmen como su nuera y al hijo de ellos como su primer nieto.


 


El Virrey Don Haroldo estaba cada vez más preocupado por los rumores que había en la región sobre una revolución del pueblo en busca de liberarse del yugo español y además de un grito de libertad para los esclavos. Así que con el fin de escuchar opiniones para evitar una guerra, el había decidido reunirse con las personas más influyentes de la región y saber sus opiniones, pues para que no corriera peligro en su cargo, él prefería ceder en algunos aspectos como abolir la esclavitud, así se calmarían un poco los ánimos y el deseo de liberarse de España podría apaciguarse. Pero Don Alfredo fue el primero en oponerse a la abolición de la esclavitud, ya que sus tierras dependen de la mano de obra de cientos de esclavos. Doña Meryl se encargó de opinar igual que su marido pues estaba en la misma situación. El Inquisidor propuso pedir refuerzos con tiempo a España para tener militarizadas todas las poblaciones y además, tener espías encubiertos por todos lados con el fin de identificar a los cabecillas promotores de las revueltas. Al capitán Celedonio le pareció muy acertada la propuesta del Inquisidor Don Hans. Don Alvaro trató de dar una opinión con el fin de evitar que el Virrey pidiera refuerzos a España. Don Alvaro le propuso que hiciera algún acto de constricción que le demostrara al pueblo su buena voluntad, como por ejemplo, suspender las ejecuciones de los reclusos y cambiar su condena por prisión perpetua. Al Virrey le pareció una buena idea y quizás con eso los intentos de revuelta por parte del pueblo se llegarían a disipar un poco. EL Inquisidor no estaba muy de acuerdo con esa medida ya que en un par de días estaba prevista la ejecución de Milena Margarita y de Orlandito, el ex esclavo que por poco lograba asesinar a Don Alfredo Linares. Pero el Virrey era quien tenía la última palabra y no tuvo más remedio que aceptar el suspender las ejecuciones de los dos esclavos mas significativos.

Usted debe login (registrarse) para comentar.