Fanfic Es
Fanfics en español

La Esclava Virgen por sergiog30

[Comentarios - 33]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

La Esclava Virgen


Capítulo 80


 


 Ante el inminente intento de fuga de Milena Margarita y Betsy, el Señor Inquisidor se sintió un poco intranquilo por la seguridad de la prisión de mujeres, motivo por el cual decidió interceder ante el Virrey Don Haroldo para solicitarle que sustituyeran a la actual directora de la prisión por alguien más competente. El Virrey Don Haroldo estuvo de acuerdo pues en estos momentos era muy importante evitar a cualquier precio un escándalo por fuga de reclusas, así que dejó en manos del Inquisidor la escogencia de la nueva directora del centro de reclusión femenino.


 


Para el Inquisidor no había nadie más indicado para ese cargo que la Madre Superiora del Convento de las Clarisas, Sor María Adestrudiz, quien tenía una conducta intachable y un carácter muy fuerte, capaz de corregir a la oveja más negra. Cuando Sor María Adestrudiz se enteró de los planes del Inquisidor, ella se sintió muy halagada por la propuesta, pues ella sabía perfectamente que ese cargo era muy importante y podría darle un estatus ante la Santa Sede. Si lograba hacer una gran labor en la prisión, podría aspirar más adelante a estar en la Vaticano recomendada por el Arzobispo Plutarco. Por eso sor María Adestrudiz no dudó en aceptar la propuesta del Inquisidor.


 


Pero la noticia de que la Madre Superiora seria quien se encargaría de dirigir la prisión de mujeres, no le gustó mucho al perverso sub capitán de la guardia, Machacón, quien siempre había pensado que algún día el sería el director de la prisión si a su directora le llegara a suceder alguna cosa. Por lo pronto a Machacón solo le tocaría resignarse a seguir siendo el jefe de la guardia en la prisión, pero haría todo lo posible para que la tal Madre Superiora se fuera asustada por la violencia de las reclusas, el se encargaría de que Sor María Adestrudiz no resistiera mucho tiempo.


 


Violeta Dolores se sentía angustiada por su suerte en la prisión ahora que la malvada Betsy la había amenazado y sobretodo, por no saber qué iba a ser de ella, si la acusarían de haber asesinado a Herminia. Milena Margarita no le dio muchas esperanzas pues le puso por ejemplo su propio caso en que manipularon las pruebas para acusarla de haber asesinado al tal Yipid, y el Inquisidor se había dejado influenciar por doña Beatriz, quien era una dama de sociedad. Violeta Dolores percibió que no tenía muchas esperanzas de salir libre pues el Inquisidor tenía fama de odiar a los esclavos.


 


Entre tanto, Karina estaba feliz de haber logrado que encarcelaran a Violeta Dolores, ahora su plan era que Juan Bautista se recuperara para así ella poder conquistarlo, y aprovechar que era un hombre viudo para casarse con él y disponer de su fortuna. Por ahora debía ocuparse de mantener a Luzmila como su aliada para que siga manteniendo la versión de que Violeta Dolores era la verdadera asesina de su hija Herminia. Pero Luzmila tenía pesadillas en las noches pues había sido un duro golpe el saber que su propio hijo Melvin era el verdadero asesino de su hija Herminia.


 


Don Pedro Arango no salía de su asombro al ver a su esposa doña Beatriz moribunda, a manos de su hija Sonia Margarita. Doña Beatriz tampoco podía creer que su plan no hubiera salido como lo había planeado y que todo se había virado en su contra. Ahora estaba a punto de morir a manos de su propia hija y ya nada tenía sentido. Sonia Margarita en medio de su conmoción, decidió huir de la escena del crimen pues no sabía que era lo que había hecho. Don Pedro trató de detenerla para aconsejarla, pero había sido inútil. Arturo llegó al despacho de don Pedro y se encontró con la escena de doña Beatriz muriendo, y ninguno de los dos logró hacer nada para salvarle la vida, finalmente doña Beatriz había fallecido.


 


Entre tanto, en el barco que viajaba rumbo a Europa, don Jaime Soto de Ibirapuera se acercó a la pareja Mario Rafael y Vilma María con el fin de hacer amistad con ellos. Mario Rafael aceptó su amistad sin prevenciones, y mantuvieron una plática larga y amena. Pero Vilma María si había logrado percibir la forma en que en algunas ocasiones, don Jaime la miraba, y la hacía sentir algo incómoda, aunque por otro lado le llamaba la atención el hecho de que don Jaime fuera familia del Rey de España, eso le daba un gran estatus. Sería interesante para Vilma saber hasta dónde estaba dispuesto a llegar don Jaime, y tal vez ella podría darle la libertad a Mario Rafael.


 


Elida Margarita tuvo que entregarse a don Alfredo Linares para demostrarle que ella estaba dispuesta a todo con tal de destruir a los Tapias. Don Alfredo había quedado encantado con Elida Margarita, y por ese motivo seguiría con sus planes de deshacerse de doña Meryl y quedarse con  su fortuna, para después casarse con Elida Margarita. Para Elida Margarita había sido un gran sacrificio tener que entregar su cuerpo a don Alfredo, pues ella solo había estado acostumbrada a entregarse a jóvenes como ella. Pero todo era con el fin de lograr su objetivo de venganza.


 


Doña Meryl había comenzado a recibir las gotas de la pócima de Nana Enelvia sin darse cuenta, y en pocos días se comenzarían a ver los resultados. Una vez que encierren a doña Meryl al manicomio, don Alfredo prepararía los papeles que le haría firmar para cederle todas sus propiedades, y después de eso, pediría la nulidad de su matrimonio por estar doña Meryl demente. Por eso debía apresurarse antes de que Mario Rafael regresara de su luna de miel.


 


Sor María Adestrudiz tomó posesión como la nueva directora de la prisión de mujeres. Ella sabía que debía tener mano dura con todas las reclusas para hacerse respetar y que todas le tuvieran miedo. Sor María Adestrudiz se llevó consigo a su brazo derecho en el convento, que era Sor María Teotistes, una hermana que siempre había estado dispuesta a hacer todo por complacer a la madre Superiora. La madre Superiora Sor María Adestrudiz sabía que podía confiar ciegamente en sor María Teotistes.


 


El Capitán Celedón se encontró con la noticia de que su hija Kathy había sido capturada cuando huía de la región. El Capitán sabía que la ley debía aplicarse a todos y él tenía que poner el ejemplo, por eso ya que su hija había sido capturada, él debía hacerla pagar por el crimen de secuestro e intento de asesinato contra Milena Del Rosario. Doña Letty y Lía Margarita fueron a despedir a Kathy antes de su ingreso a la prisión de mujeres.


 


La señorita Alexandra de La Peña y el Virrey Don Haroldo anunciaron su compromiso. La más emocionada era doña Odila, quien siempre había soñado con este momento, en que su hijastro se casara con la señorita Alexandra y se olvidara para siempre de Claudia Patricia. Pero don Ofelio, el padre de Haroldo, sabía que él estaba haciendo todo eso despechado por saber el engaño de Claudia Patricia, quien habría parido un hijo del esclavo Amarildo, así que le aconsejó que si de verdad quería ser feliz, debía perdonar a Claudia Patricia.


 


Por su parte, Violeta Dolores sabía que le esperaban momentos duros y que lo que venía por delante era mucho sufrimiento en la prisión de mujeres, así que debía armarse de valor para enfrentar todo lo que el destino le tenía preparado.


 


FINAL DE LA CUARTA TEMPORADA.

Usted debe login (registrarse) para comentar.